6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Buscando ayuda.
Hoy a las 12:49 am por Mitsuki

» The Joker ID
Hoy a las 12:27 am por The Joker

» Keep your enemies close. [Dylan, Vincent, Lev]
Hoy a las 12:16 am por Lev Novak

» CENSO DE DICIEMBRE
Ayer a las 11:43 pm por Liesel Morgenstern

» Justo como en casa
Ayer a las 11:37 pm por Liesel Morgenstern

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 11:37 pm por William a.

» You are a demon...or a dog? [Priv]
Ayer a las 11:25 pm por Viral & Kiba

» ¿Hola? supongo que deberia hacer esto
Ayer a las 10:36 pm por William a.

» Un trato es un trato [Priv. Dylan Kuroki]
Ayer a las 9:24 pm por Tooru Honda

» El Niño del Bosque || Priv. Adeline
Ayer a las 9:11 pm por Adeline Castelli

¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Is... this a dream? [priv Hyumi]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Is... this a dream? [priv Hyumi]

Mensaje por Charlotte Wickham el Vie Ago 11, 2017 11:27 pm

La noche estaba totalmente oscura, pero estrellada. Un viento frío rondaba por las calles envistiendo contra las hojas y papeles que en las calles estaban tiradas; los hacía girar en forma de un remolino y luego se calmaba por algún tiempo. Aquella noche una joven albina de cabello extremadamente largo caminaba por las calles con ropas casuales, o mejor dicho de la época en la que esta vez se encontraba. Había dejado su ropa de comandante para cuando tuviera que revelar su condición de servant, pero mientras tanto vestiría  como todos los demás. Llevaba un pantalón negro ajustado, una camisa blanca y una campera de cuero del mismo color oscuro. Sus pasos se podía oír sobre el cemento de las calles debido al tacón de unas botas de caña corta que llevaba puestas ¿A dónde se dirigía? Simple… al lugar que le daría un poco de medicina que calmara su ansiedad de estos últimos días. Se detuvo en la puerta y miró con detenimiento el lugar en el que se refugiaría aquella noche. Prefería mantenerse fuera a la vista de las estrellas, pero no parecía que fuera posible.

Se acercó a la puerta y empujó suavemente para poder entrar. El bar estaba bastante concurrido esa noche. No era como las viejas cantinas a las que marineros y piratas decidían ir apenas tocaban puerto, sino que distaban mucho en apariencia. Mas la gente y el ambiente que se generaba era parecido, claro salvo por las peleas que se armaba entre los ebrios que comenzaban con los puños y terminaban lanzando mesas y sillas, ni hablar de las botellas que bebían. “Que desperdicio…” pensaba al recordar aquellos días en los que veía a algunos de sus hombres metidos en peleas y a la otra mitad en busca de alguna mujer con la que pasar la noche “Tsk… tan básicos” sus pies daban pasos cortos mientras observaba a su alrededor mientras se acercaba a la barra. Tomaría asiento en una de esas banquetas y pediría un par de tragos. Al principio pidió solo ron –Ah…- La felicidad era visible en su rostro cuando se veía como la chica bajaba su vaso hacia la barra ya finalizando con su contenido. Aquel líquido que la había acompañado en sus viajes.

De pronto el barman apareció con una recomendación, hasta entonces Charlotte estaba manejando a la perfección su resistencia hacia el ron, es decir, llevaba tiempo tomándolo y había creado cierta inmunidad por así decirlo, aunque como todos tenía un límite que no debía pasar si no quería terminar mal. –¿Crees que puedas con esto? ¿O acaso es demasiado?- una sonrisa provocativa se formaba en el rostro del barman que observaba a la chica de lado mientras servía otros tragos. Ella, complacida aceptó el reto sin preguntar que era, no lo necesitaba ya que aún faltaban varias botellas para llegar a su límite. Mas al final no había tenido en cuenta que la combinación no era buena. Aquel trago era un coctel de las bebidas más fuertes que había en el bar, aun así la chica termino sin problemas el primer vaso. –otro…- sonrió divertida y de manera competitiva hacia aquel hombre que reía asombrado ante la resistencia de la joven. No se esperaba tal resistencia viniendo de una dama.

Un vaso tras otro pasaba por la barra, intercalaba con algunos de ron además. Pronto su cabeza comenzó a doler y el ambiente daba vueltas alrededor suyo –¿Eh?-  Ya era tarde  para sacar sus conclusiones, pero al ver la cantidad de vasos que estaban cerca suyo se podía decir que había superado su límite hacía tiempo ya. Cerró sus ojos por un momento y levantó su mano torpemente en el aire para negar con la misma. –¿C-Cua…nttt..o?- su voz titubeaba y difícilmente podía decir mucho más que eso. El barman sonrió ante la expresión perdida de la albina y solo le hizo pagar la mitad de lo que había bebido porque lo había sorprendido en gran medida. Ella por su parte sonrió como nunca en esa noche y comenzó su camino hacia fuera del lugar. Pensó en tomar un taxi o incluso el bus hasta la casa pero si llegaban a ver en tal estado seguramente algo le dirían y no tenía ganas de escuchar nada más que el ruido del viento y el mar “¿El mar?” pensó por un momento. La playa estaba demasiado lejos de la ciudad como para poder acercarse a aquel lugar que calmaba su ser. Mas en el camino recordó del bosque y el lago que allí había.-Al lagoooo- su voz resonó por las calles mientras levantaba su brazo como en posición victoriosa.

Caminaba torpemente por las calles, debes en cuando sus piernas se le cruzaban como si se enredaran entre ellas. –Tsk… Tsk… si me ven  caminando así creerán que estoy ebria- Es que verdaderamente lo estaba, pero claro no lo aceptaría en ese momento. Decidió que mejor tomaría su forma etérea para que nadie la viera caer o caminar de una forma extraña. En su lugar su esbelta figura comenzó a difuminarse y solo quedo una neblina salada como la del mismo mar.

Algún tiempo después llegó al bosque y como ya no había necesidad de esconderse de nadie volvió a la normalidad, después de todo solo podía caminar en esos momentos. Sus piernas cansadas pero menos mareadas que antes la llevaron por el terreno irregular del bosque hasta la profundidad de este. El fino tacón de sus botas se enterraba en la tierra entre las hierbas, claro no estaban hechas para caminar por allí, pero aun asi continuó su camino. Pocos minutos más tarde unas luciérnagas comenzaban a aparecer en escena y pareciera que danzaran en medio del camino entre los árboles. –Oh… las estrellas están tan cerca- sus ojos se hacían más grandes mientras se acercaba a ellas emocionada. Amaba mirar las estrellas y en  esos momento las estaba confundiendo a las luciérnagas con los destellos que se pintaban en la noche. Bueno no era extraño del todo puesto que cuando era una niña también las había confundido con las estrellas, pero en ese momento estaba su hermano para contarle que esos eran insectos.

–¿Cam?- Miro a sus lados con solo recordar esa linda imagen de ella de la mano de su hermano mayor. –Tsk… que estoy diciendo- su mano se posó sobre su frente por el dolor de cabeza, aun no se encontraba del todo bien, pero estaba mucho mejor de lo que había salido del bar. Pasos más pasos menos llegó a donde el lago estaba y prácticamente su rostro se iluminó al ver el lugar. Una sonrisa se dibujó en su rostro al ver la luna reflejada en las tranquilas aguas –Al fin….- tomó asiento contra el tronco caído de un árbol mirando fijamente al lago mientras tanto sacaba de su cartera una botella pequeña de ron que había comprado en el camino –Hay hábitos que no cambian- reía al mirar la botella. Solía llevar una petaca en sus antiguos días, mas a falta de una había comprado una versión mini de ron. Allí calmada a la luz de la luna decidió tomar esa última botella mientras poco a poco se recostaba sobre la corteza intentando no caer dormida.


Narro -Habla- "Piensa"


We march to victory or we march to defeat...
But we go forward, only forward
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
15810
Reputación :
1
Mensajes :
35

Ver perfil de usuario
SERVANTS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Is... this a dream? [priv Hyumi]

Mensaje por Hyumi el Sáb Ago 12, 2017 5:18 pm

Music(?):
Podes escucharla si quieres desde la parte en que comienza a entrar al bosque


Definitivamente estaba pasando por problemas en ese momento… Su vista estaba desestabilizada, apenas viendo se forma borrosa el suelo, las tenues luces del lugar alumbrando la fría arena metálica, y sus oídos ensordecidos con un pequeño zumbido no hacía más que acallar los gritos de los apostadores eufóricos alrededor del alambrado buscando su caía o su remontada, justamente su respiración forzosa era lo que más resaltaba en esos momentos de su mente. Con esfuerzo volvía a reincorporarse en si, el objetivo es dar hasta lo último en el espectáculo tan bárbaro del que varias veces ha sido participe, apenas levantando los brazos con sus guantes, juntaba lo que podía de fuerza en sus ya adoloridos y algo ensangrentados brazos, pero era demasiado tarde, sus ojos divisaban un puño directo al rostro y como si se tratase del final de una película, poco a poco su vista se nublaba hasta caer al suelo completamente inmóvil.

Sonido, se escuchaba algo que me hacía recuperar mi mente poco a poco después de tal poca fructuosa pelea, sentía como se esbozaba algo que podía llamarse sonrisa en mi adolorida boca al recordar mi último encuentro en la arena, el siquiera tratar de abrir los ojos era un reto total que prefería dejar para después, estaba más entretenido en lo que parecían ser murmuros y sonidos metálicos lejanos pero bastante familiares, el frío que recorría mi cuerpo era seguramente de que me encontraba en el suelo, sin duda algo más común de lo que quisiera. Un golpe de agua fría proveniente de una manguera me despertó del letargo, el golpe de adrenalina, sorpresa y crueldad para hacerme abrir los ojos proporciono la energía suficiente para que me girara y cayera boca bajo al fría agua, poco a poco sentía como mi cuerpo recobraba la razón. Abrí los ojos para observar el fondo de lo que parecía ser una alberca bastante profunda, una vista preciosa… el agua reflejando la poca luz nocturna me hacía querer hundirme y dormir como un bebé en total paz, seguramente la piscina era olímpica por las marcas de carriles en el fondo y su extensión a los lados, poco a poco mis heridas dejaban de arder pero no se curaban, sin duda el jefe estaría molesto pero que más daba, me digne a moverme y a salir por una gran bocanada de aire a la superficie para toparme con justamente el hombre que se encargaba de mis peleas.

- ¡¿Qué estabas pensando pedazo de mierda?! ¿Cabrón acaso te crees un puto rico para perder la pelea? ¿Qué esto es un puto juego sin consecuencias? -el hombre con las venas marcadas en el rostro por la molestia, seguramente aumentando por la casi nula atención que tomaba a sus palabras, llevo sus manos justo a sus parpados masajeándolos, tomando algo de aire, suspiro de forma más relajada- Escucha… sé que te dije que estuviéramos juntos en esto y lo estamos, eres un magnifico luchador pero debes evitar perder la menor cantidad de peleas. Apenas tenemos para salir este mes con algo de comodidad, pero podemos lograr más… SI TAN SOLO PUSIERAS ATENCIÓN A MIS INDICACIONES, BASTARDO DE MIERDA!! -Volvió a hacer una pausa para relajarse a si mismo- Mira… si ganaras más encuentros y pelearas regularmente podrías subir a ligas mayores y ganar más… estoy seguro de que hasta a ti te caería bien un poco de dinero extra… y no solo quedarte con lo que ganamos casi cada tres semanas o más, claro que me gusta que me dejes casi todo pero… podríamos ganar mucho más…

-Relájate un poco Claude… la próxima pelea ganare, puedes apostar el triple por mí y quedarte con la mayor parte si gustas, porque te puedo asegurar mi éxito… -dije sin una pisca de duda y realmente era así-

Mi objetivo no era ser reconocido, mi objetivo era únicamente sacar algo de dinero, el mínimo para sobrevivir y mantenerme a bajo perfil de los gánsteres en ligas mayores, el dinero era lo de menos, el sentimiento de peligro en las peleas me permitía seguir cuerdo en mi soledad. Y el ganar lo mínimo en encuentros me permitía seguir en el club… mi cuerpo tal vez no era muy diferente de los humanos comunes pero mis habilidades estaban cercanos al nivel de los tops en UFC…, un pasado del que no me arrepentía, pero tampoco memorable.

Al cabo de un rato charlando llego un momento en que el rostro de Clau poco a poco pasaba a serio, sin duda una idea grande se formaba en su mente hasta que decidió soltar lo que parecía crecer en su mente.

- Aris… eres un tipo odioso pero me agradas, en el tiempo que llevo contigo puedo ver que la avaricia no es algo que te aqueje y qué tal vez escondes mucho de lo que muestras, no hay problema en ello se ve que sabes en que no meterte y en que si, bastante cauteloso, pero te diré algo, entre las sombras de los barrios bajos ha corrido rumores, diría que bastante falsos pero que han estado moviendo de alguna forma a las fuerzas de los bajos mundos… dicen que reclutan a algunos luchadores para algo, pero solo he escuchado meros rumores, yo saldré esta noche para la ciudad vecina con mi familia… estoy casi seguro de que son falsos pero tengo un sentimiento de intranquilidad en el pecho que no se borra… -El hombre se levantó y mientras el sacudía sus ropas yo recordaba y pensaba vagamente en el extraño ambiente que se había expandido desde hace un tiempo en aquellas zonas, podría ser que algo estuviera pasando, pero no pasaba de rumores sin base que se esparcían…-

- Aris… -extendió su mano ayudándome a colocarme de pie, y casi con discreción de un terrorista como si justamente los estuvieran observando, me llevo a su lado con una despedida de abrazo y susurro al oído- No te involucres con nadie y mañana no te acerques para nada a la ciudad, sal de ella esta noche si puedes, como precaución.

Asentí suavemente y con eso, me soltó para dirigirse a la salida con pasos silenciosos, desapareciendo entre la oscuridad del lugar, sin duda una charla que por primera vez en tiempo me había dejado pensativo. Pase al oscuro vestidor para cambiarme, tome los jeans negros, la playera blanca con estampado de Inglaterra, el abrigo negro largo hasta las rodillas y unos simples tenis grises a juego, sin duda quería estar cómodo para lo que sería una noche extraña en la ciudad. Camine entre las calles del centro, bastante vivas para la hora que eran, coloque mis audífonos con la playlist aleatoria, poco a poco acercándome a las afueras de la ciudad y conforme avanzaba, las calles iban pasando a estar desoladas, poco a poco adentrándome en el bosque, donde coloque en bucle la canción perfecta para esa noche de cielo estrellado, hermoso sin igual: Bitter and Sweat de Ezio Bosso. Conforme avanzaba entre las sombras de la noche me acerque al lago, podría pasar un momento y disfrutar de la vista…, mi lago era hermoso pero esta vez, el lago exterior ganaba al poder reflejar las estrellas, paso a paso me habría camino lentamente entre la maleza, hasta que con sorpresa, me detuve ante el sentimiento de una presencia, quite mis audífonos y avanzando con cautela al lugar, vi una inmóvil joven bastante bella a la vista que resaltaba de entre las luciérnagas, el aire hacia ondular su platinado cabello dándole un aire tal vez hasta especial, un extraño sentimiento de nostalgia la rodeaba y la piel de la chica parecía tan nívea como la misma luna, todo eso no hacía más que palidecer ante una delicada figura que ya casi no era visible en la actualidad.

Ciertamente, una belleza que se reflejaba en el brillo de mis sorprendidos ojos a lo lejos, pero tan raro como su belleza, era el por qué se encontraba en el lugar ella sola, sin compañía alguna más que de las estrellas y del dulce olor del alcohol. Por más perdida que estuviera, el encontrarse ahí no provocaba más que un sentimiento de intranquilidad en el pecho, tal vez una exageración mía pero que, con las palabras finales de su amigo, tal vez era prudente escuchar. Tome en mano los audífonos y poco a poco trate de acercarme silenciosamente para oír con claridad lo que parecían murmuros provenientes de la mujer, sin duda el nerviosismo se hacía presente hasta que un agudo dolor recorrió mi cuerpo al ver como sus ojos se conectaron con mi seria mirada entre la oscuridad, no era un buen sentimiento y empeoraba con cada segundo. Por reflejo coloque de nuevo mis audífonos y sin dudarlo di media vuelta, corriendo entre los arboles cual lobo, alejándome del camino típico, me dirigí a mi casa, simplemente corriendo entre los obstáculos del bosque sin perder velocidad aprovechando un poco el parkour evasivo que seguía de moda.

Me adentré en la cueva con seguridad y tranquilidad cada vez más grande, con una felicidad en el rostro atravesé el ligero anillo arbolado dentro de la caverna y por fin me encontré con el pastizal que rodeaba el lago interior, el único santuario en el que podía sentirme seguro y tener paz. La luz reflejada en el agua iluminaba ligeramente la caverna entera brindando una vista casi fuera de este mundo, subí el volumen del dispositivo, quitando los auriculares, dejando que la música invadiera el lugar de la forma más hermosa, tome asiento en la orilla y comencé a perderme entre los recuerdos… solo observando en silencio… viendo la casa, el lago… rastros de recuerdos que pareciesen ser casi ayer… el calor, la suavidad de las manos que no volverían a rozar mi rostro… provocaban un sentimiento de melancolía que crecía nuevamente en mí.

-levante la mirada al techo de la caverna, observando los variados huecos por donde entraba la luz nocturna y una idea invadía mi mente-
Soy un estúpido por dejarte desvanecer entre mis manos... Sara...

La pieza musical estaba llegando a su fin, poco a poco el sonido iba acabando y el lugar volvía a envolverse en el silencio hasta que una voz femenina resonó en el lugar, ignorando totalmente las palabras iniciales me puse de píe, con una mirada fría y aguda en caso de que tuviese un arma de largo alcance o magia, coloque mi aun adolorido cuerpo en posición base de pelea y con una fuerte voz grite

- ¡¿Quién eres…?! Aquí no existen los invitados repentinos…! -suavizaba mi respiración para tranquilizar mi acelerado corazón-

Sin dejar de ver en dirección a la entrada del lugar, invocaba agua en un perfil bajo, casi al nivel del suelo, como si de charcos de agua se tratasen, rodeando enteramente el camino, la precaución implantada por mi amigo no hacía nuevamente más que aumentar mi nerviosismo.



Narro - Pienso - Hablo

avatar

Dromes :
14125
Reputación :
0
Mensajes :
8

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Is... this a dream? [priv Hyumi]

Mensaje por Charlotte Wickham el Mar Ago 15, 2017 8:41 pm

La escasa luz del lugar no ayudaba a que se mantuviera despierta por mucho tiempo, intentaba no caer en los brazos del sueño, la noche era joven y las estrellas y la luna le estaban haciendo una fantástica compañía en el lugar. Mirar el lago solo le traía más recuerdos de los que ella quería. El agua siempre había sido un imán, una amiga para ella, pero en ese momento además de estar reflejando la redonda y blanquecina imagen de la luna también la hacía dar un viaje por la nostalgia ¿Por qué le estaba mostrando imágenes de su vida anterior? Imágenes de cuando todavía era feliz. Al igual que las luciérnagas el agua se había convertido en su enemiga al solo hacer que su cabeza doliera y sus ojos quisieras soltar algunas lágrimas.

De pronto sus ojos decidieron dejar de fijarse en la tranquilidad del lago. “Suficientes recuerdos… ya no puedo más con ellos” su mente estaba a punto de explotar y si seguía recordando ya no lo soportaría más. Flexionó sus rodillas y las llevó cerca de su pecho para abrazarse a estas luego de dejar a un lado el ron. Lamentaría no haber seguido recordando puesto que lo próximo que vería la desestabilizaría demasiado como para continuar con su coraza de mujer fuerte. Ladeó su cabeza hacia la izquierda, unos pies se asomaban por la maleza, y algunas luciérnagas lo acompañaban. Charlotte subió la mirada hasta su rostro, era alguien bastante alto y de buenas formas, y el hecho de que un joven apareciera así entre el bosque y coincidiera con ella era casi de película… de cuento, pero claro ella odiaba estos últimos y si pensaba en ello solo se molestaría. Al momento en que sus ojos llegaron al rostro del otro no podía creer lo que estaba viendo. Claramente era el efecto del alcohol…”Primero las luciérnagas y ¿ahora esto?”  Sus ojos siguieron la línea de su rostro, desde abajo hacia arriba. Pasaron desde sus labios, nariz, sus ojos y el cabello que caía sobre estos. Cada rasgo, el color de su piel, su expresión en ese momento y hasta el color del cabello. Solo había una persona así en todo el mundo, solo conocía a alguien con esas facciones, solo se podía tratar de una persona.

------------------------Flashback---------------------------------

-¿Otra vez me abandonas?- su tono era uno seco y sin ninguna emoción en él, se podía ver a una Charlotte que solo tenía su cabeza baja, mirando el suelo, escondiendo las lágrimas que caían de sus ojos. ¿Por qué la estaba dejando otra vez? Había prometido quedarse con ella desde el momento en que ambos habían vuelto a verse después de casi 5 años. ¿No le bastaba con una sola vez? Y ahora ni siquiera volvería… y estaba renunciando a su puesto -¿ Por qué?- no pensaba decir mucho más en esa situación. Estaba furiosa y aun así él no se movía ni decía nada -¿Por qué?- volvió a preguntarle alzando más el tono de voz. Afortunadamente se encontraban solos. Cameron había decidido darle la noticia en la playa que tanto frecuentaban, el lugar secreto de ellos dos, donde se escondían los días que ya no querían entrenar, el lugar donde iban cuando querían jugar y estar solos, el lugar donde ella tocó la canción que le había prometido que aprendería solo para el.

El silencio reinaba en la playa, solo las olas golpeaban algunas rocas, y bañaban la clara arena de la zona. – ¿POR QUÉ?- No lo soportó más y soltó un grito para comenzar a llorar silenciosamente. Estaba renunciando a el sueño de ambos, a lo que estaba aspirando todo ese tiempo, para lo que se habían preparado y ahora el solo lo dejaba como si nada. –Lottie… créeme que estoy haciendo lo que debo- el chico volvió a emitir sonido después de unos cuantos minutos de ver como su hermana permanecía inmóvil en su lugar. El no lloraría, no podía contarle que esto era por ella, que era por su libertad y sueños porque si no se sacrificaría por él… la conocía muy bien. Intentó tomarle de la mano y acercarse a ella, pero esta solo lo empujo soltándose de su agarre. –No me llames así… no lo vuelvas a hacer en tu vida- Estaba enojada, se podía ver a kilómetros, no era necesario decirlo. Era de las pocas veces que entendía que se sintiera así ya que la mayoría del tiempo él la trataba como una enojona y caprichosa, pero esta vez la entendía. –No te necesito… ¿Crees que si? ¿Crees que lo digo solo porque soy caprichosa y egoísta?  Idiota estoy pensando en tu futuro….- Aquellas palabras estaban llenas de dolor y enfado, casi con un tinte de odio. No quería que la siguiera tratando como una niña, eso ya había cambiado. –Ya no quiero volver a verte en mi vida….- y sin decir mucho más la chica se fue de la playa dejándolo solo en el lugar donde ambos había creado tan lindos recuerdos.

-----------------Fin del Flashback------------------------------

-Es…toy dormida ¿verdad?- Estaba inmóvil, observándolo desde la lejanía y por algunos segundos el también permaneció en su lugar -No... jamás lo soñaría estando herido y lastimado- su voz se notaba quebrada, le sentía dolor en su garganta como si le costara pronunciar esas palabras –¿Cam?- Su nombre salió solo de sus labios mientras poco a poco abandonaba su posición y sus piernas se desplomaba en el suelo. El chico sin nada que decir salió corriendo hacia dentro del bosque otra vez. Charlotte estaba arrepintiéndose de las palabras que le había dicho, de la frialdad con la que lo trato aquella vez. Para ella no existió una próxima vez, realmente sus palabras se habían cumplido y no lo volvió a ver desde aquel día.

Sus piernas se levantaron torpemente del suelo y como podía con sus botas altas comenzó a perseguirlo por el bosque ¿Acaso le guardaba rencor desde aquella vez? Tenía que hablar con el sobre ello y disculparse, esta vez no podía dejar de decirlo, eso pensaba decirle el día en que vio las tierras en donde su hermano había sido enviado y más tarde ella como apoyo aunque en realidad había sido todo una mentira para acabar con ella. – Espera…- gritaba y corría con todas sus fuerzas para seguirlo, pero la tierra y las botas no se la hacían fácil, aunque su cerebro decía más rápido, sus  piernas no podían cumplir con la demanda.

Sin embargo, aunque no podía alcanzarlo y detenerlo, pudo seguirle el paso al menos y ver a donde se dirigía y escondía. Era una cueva en medio del bosque, se veía oscura y húmeda, la vegetación se colaba por las paredes y hasta hacían como una cortina en su paso. Al llegar solo bajo la velocidad de su carrera, ahora solo daba pasos largos, pero lentos. Sentía como su pecho daba puntadas desde que lo había visto. Una vez más el tacón de la bota que golpeaba con la superficie rocosa de la cueva, en los lugares donde se escondía algunas piedras entre la tierra formaban un eco en el comienzo del recorrido. Al terminar de entrar lo vio una vez más. No podía prestar demasiada atención a su alrededor ya que solo le importaba una sola cosa en ese momento. –Cam, no te vayas espera…- se sentía aun mareada y esa carrera en medio del bosque entre tantos obstáculos por evadir y saltar con lo ebria que estaba no era sencillo. Su cabeza también le daba puntadas, pero la emoción de ver a su hermano la mantenía en pie.

-¿Q-Qué?- ¿Acaso no la recordaba? ¿Por qué estaba en esa posición a la defensiva?  ¿Tantos años habían pasado que incluso había olvidado a su propia hermana? No… tal vez era solo que estaba enojado con ella, 5 siglos no era poco tiempo para no ver a alguien, mas ella no le había hablado en 5 siglos porque había muerto, no porque no quisiera. Sus pies comenzaron a caminar solos hacia él, lentos pero seguros si la atacaba se defendería y le ganaría como muchas otras veces, si no la recordaba lo obligaría a hacerlo cueste lo que cueste, si no la quería escuchar también lo obligaría. No lo haría para que la perdone, eso sería pedir mucho, pero necesitaba sacarse todo ese peso que llevaba en su corazón, aquel peso con el que murió y vio por última vez las tierras a lo lejos desde su barco con la esperanza de volverlo a ver. Estaba sacrificando su orgullo por él, pero eso no importaba, solo lo haría por su familia, ellos eran los únicos importantes… claro y el master que la mantenía con vida, eso también lo era puesto que era la única cosa que la ataba a este mundo. – ¿No recuerdas a tu propia hermana?- Las lágrimas brotaron de sus ojos mientras se acercaba finalmente lo abrazaba con todas las fuerzas de su alma. Estaba destrozada y feliz a la vez. Decir que no lo necesitaba había sido una mentira al igual que fingir que lo odiaba.


Narro -Habla- "Piensa"


We march to victory or we march to defeat...
But we go forward, only forward
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
15810
Reputación :
1
Mensajes :
35

Ver perfil de usuario
SERVANTS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Is... this a dream? [priv Hyumi]

Mensaje por Harry Blume el Dom Oct 29, 2017 9:10 pm

TEMA CERRADO
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Bosque - Lago
avatar

Dromes :
169122
Reputación :
6
Mensajes :
640

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Is... this a dream? [priv Hyumi]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.