Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



TRAMA
Mythological
Prince's Search

POR Zackary Argyreon
BÚSQUEDA
Búsqueda de un universitario
POR Rudi Di Costanzo
LIBRE
Se ofrece rol dragonil
POR Skye D.
BÚSQUEDA
Búsqueda de un
ardiente dragón

POR Nekushi Kuishiro
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» Descendants [Mudanza - Af. Élite]
Ayer a las 8:36 pm por Invitado

» Cree, en que Él, tu y yo, somos reales [Priv. Nero]
Ayer a las 8:26 pm por Nero Angyros

» Ryou Ice (Ficha)
Ayer a las 7:13 pm por Alice Donakis

» Reserva de físicos
Ayer a las 5:44 pm por Alice Donakis

» BÚSQUEDA DE ROL {4/6}
Ayer a las 1:31 pm por Jestro Jokster

» Se ofrece rol dragonil. Tema libre ya publicado.
Ayer a las 9:13 am por Skye D.

» CAMBIO DE NICK
Ayer a las 4:19 am por Dylan Walker

»  Vacations or adventure in the sea [Priv. Tooru Honda]
Miér Oct 17, 2018 11:20 pm por Tooru Honda

» —ID— Mihail
Miér Oct 17, 2018 8:56 pm por Alice Donakis

» LIBRO DE FIRMAS
Miér Oct 17, 2018 12:46 pm por Yuuma Nakahara



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fulfill my wish, little shooting star [Ōjo o tasukemasu]

Mensaje por Tooru Honda el Mar Ago 08, 2017 12:44 am

Aquella fecha se acercaba, el festival del Tanabata... Aquella festividad no era una que disfrutase Tooru del todo, de hecho, podría decirse que le daba cierto repeluz. La ultima promesa que había hecho con su hermano era la de asistir a dicho evento aquel verano que nunca llegó para él... Siempre tenía una mezcla de sentimientos cuando aquel día se acercaba, pues aquellos eran recuerdos dolorosos, pero a su vez recuerdos gratos, que dilema. Era algo que no se podía evitar, la fecha se acercaba y el pequeño buscaba cualquier cosa para distraerse pues los preparativos para el festival estaban a la vuelta de la esquina, y él, simplemente no quería pensar demás.

Era un día caluroso de verano,  el festival al fin había llegado, la gente caminaba con sus Yukatas típicas por las calles, dirigiéndose hacia el festival del Tanabata. Tooru como de costumbre estaba estudiando en casa como cada año, sentado en su escritorio, haciendo notas, pero hoy estaba más distraído que otros días y el ruido en las calles tampoco ayudaba. Por el calor tenía la ventana abierta, escuchaba a la gente pasar riendo o jugando... Un poco fastidiado se levantó a cerrar la ventana pero el calor no tardó en hacerlo abrirla de nuevo. Un Tooru frustrado, se rindió ante la falta de inspiración para el estudio y se colocó un suéter rojo delgado con capucha para cubrir su cabeza, camiseta holgada negra, pantalones cortos blancos y unos converse negros. Simplemente iría al minisuper por algún refrigerio para entretenerse.

Salió de su habitación y caminó hacia la puerta, pasando por la sala de estar donde su madre veía la televisión - Voy a la tienda - se limitó a decir el rubio recibiendo un simple - Ve con cuidado, Yuu - de parte de su madre quien en ese momento no volteó a mirarle... Tooru solo musitó en contestación - Mm - saliendo por la puerta en la oscuridad de la noche. Había mucha gente en la calle pero no en el minisuper por lo que hizo sus compras rápidas y salió para caminar de vuelta a casa, con una paleta de hielo en la boca y una bolsa con frituras y dulces varios. Estaba ansioso, sin ánimos de hacer nada por lo que se sentó en un columpio de un parque cercano a tomar el aire meciéndose un poco mientras terminaba su helado, pensando en todo y en nada a la vez, mirando el cielo estrellado, pensó en que hubiese querido ir al festival con su querido hermano.

Se mecía hasta que algo le detuvo en seco - Ah? - exclamó al momento en que se ponía en pie al ver una estrella fugaz cruzando el firmamento, abrió los ojos como platos y juntó sus manos en forma de rezo para pedir un deseo! Si, puede que aquello fuera un poco infantil a los ojos de los demás pero para Tooru era algo tan real como el ratón de los dientes (?) - Quiero ir al Tanabata con mi hermano - pidió su deseo... y después se dio cuenta de que era un deseo 'desperdiciado'... Sonrió con cierta tristeza mientras recogía su bolsa que había caído al suelo en el momento en que se puso de pie - Que tonto - susurró mientras empezaba  caminar de nuevo hacia su casa sin darse cuenta que... Atravesó un portal que lo llevó al pasado! - Escuché tu deseo - susurró una voz detrás de él, haciéndolo girarse hacia atrás con cierto 'temor', encontrándose con la silueta de una bella mujer que parecía flotar en el aire. La paleta debía estar caducada o algo... Tooru revisó el empaque pero la caducidad era adecuada - Ningún deseo es tonto y nada es imposible, pequeño - escuchó a la mujer hablar de nuevo y volteó a verle un tanto embelesado - Soy la princesa Ori, he viajado en aquella estrella con el fin de reunirme con mi amado - el felino no daba crédito a lo que estaba pasando y aun así escuchó con atención - Pero me he perdido... Puedes ayudarme? - susurró antes de apuntar hacia enfrente, en dirección a Tooru, quien se giró para darse cuenta de que no estaba en el parque, sino en un lugar completamente diferente, en medio de lo que parecía un bosque y muy a lo lejos, vio caer aquella estrella fugaz, y cuando volteó a ver nuevamente a la bella joven, esta había desaparecido - Ayúdame, por favor - escuchó en el aire, sintiendo una ventisca refrescarlo, soplando en la dirección en la que había caído aquella estrella fugaz.

Tooru conocía algunas variantes de aquella historia, pero ahora mismo no daba crédito a lo que sucedía... Quizá simplemente se había quedado dormido y estaba soñando. Entreabrió ligeramente los labios, como si quisiera decir algo, pero simplemente empezó a caminar en la dirección señalada, aún con aquella bolsa plástica en una de sus manos, mientras terminaba su paleta. Al menos Ori tenía la oportunidad de reunirse cada año con su querido Hikoboshi. Sería realmente triste si no pudiese verlo después de su largo viaje por lo que sin hacer muchas preguntas, Tooru se encaminó a ayudarle pero, podría realmente ayudar a la princesa Ori a reunirse con su amado?
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 18 Dromes : 346356
Reputación : 38
Mensajes : 120
Ver perfil de usuario
Tooru Honda
SEMI ANIMALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Fulfill my wish, little shooting star [Ōjo o tasukemasu]

Mensaje por Invitado el Miér Ago 09, 2017 8:40 pm

El verano había entrado ya en su apogeo, incluso estaba cerca del inicio del Tanabata cuando empecé a pensar en qué deseo pedir ¿Habría algo que quisiese? De momento no, pero es porque había conseguido todas las cosas que quería por mi propia mano, soy GOD SEVEN no es tan difícil conseguir algo que quiero “¿Y cuándo acá tenemos esos aires narcisistas? Que sabes que no nos queda” ¿Es que ahora uno no se puede auto-alabar? lololol Pero bueno, me encontraba por la ciudad con una chica, hermosa, de clara tez y unos cabellos preciosos, en sí toda ella estaba lindísima y obviamente estaba vistiendo un Yukata, mientras que yo andaba con las mismas pintas de siempre, mis jeans grises, la franela roja, la sudadera negra con detalles naranjas, mis clásicos audífonos, esos cascos de los que casi nunca me separaba, y mis zapatos negros, oh, y claramente mis lentes, que no quiero andarle midiendo el pulso con los ojos a toda persona que se me pase por el frente lololol En fin ¿Dónde me quedé? Ah sí, la chica del Yukata… me había quedado embelesado al principio cuando ella llegó, más rápidamente me había reincorporado en mi bromista ser, a pesar de que tenía sonrojadas las mejillas seguía siendo el mismo chico que se burlaba de todo, y tal vez por eso fuese que conseguí a esta hermosa compañera para el día de hoy.

‘¿Has escuchado de la leyenda del Tanabata?’ Al cabo de unos minutos caminando aquella pregunta salió de sus labios –Claro que la conozco, pero haz como si no lo hiciese y me la recuerdas- Le respondí sonriente y riendo un poco, a decir verdad había escuchado algo de esta historia, pero no mucho, habían demasiadas formas de contarla, y de seguro la que ella me iba a decir era con un trasfondo un tanto diferente al de mi país natal ‘Hace mucho tiempo vivía una joven muy hermosa, hija del Tenkou…’ Y comenzó a contarme aquella bella historia, la de dos enamorados que habían sido separados por la eternidad, pero que en el séptimo día del séptimo mes las urracas formaban un puente para que se encontrasen –Recuerdo haber escuchado una variante de esa historia- Le comenté mirando un poco al cielo, sonriendo con dulzura –Creo que es incluso más romántica y fantasiosa… Decía que habían mandado a Orihime a la estrella Altair, mientras que a Hikoboshi a la Vega, y que las estrellas de la vía láctea, tristes al ver como estos dos amantes eran separados, una vez al año se alineaban para que se encontrasen en el medio de todo- Agregué, para luego reírme un poco –Son un poco extrañas las historias que se hicieron para explicar de una manera fantasiosa un fenómeno estelar- comenté antes de voltear a ver a aquella chica, sus ojos un poco acuosos y sus manos sobre sus labios, ustedes saben, esa típica escena de anime, dorama, etc. donde la chica queda embelesada ante las palabras del prota lololol

‘Me… Me gusta más tu versión’ agregó con una voz tímida ¿En serio esta chica puede ser tan tierna? Jo*er ya van como unas quince veces que he querido comérmela a besos de lo tierna que se ve “Calmado Nashi, que a lo mucho somos amigos” Pensaba mientras veía como ella se acercaba acortando distancias “Sí, ella aceptó ir conmigo al festival, sí, es linda… Pero…” Volvía a decir en mi mente ¿Qué era lo que me preocupaba? Te preguntarás… Para que entiendas lo que haré a continuación debes saber dos cosas querido lector, uno, no soy alguien de tener pareja, soy de relaciones abiertas más bien, y dos, soy alguien perseguido por muchas organizaciones… No es muy conveniente para la gente común que se acerquen a alguien como yo… Ahora volviendo a la escena… ‘Sabes Nashi… tú me…’ Demasiado cliché en esta escena, de verdad, pero bueno es lo que se le ocurrió al destino, o como yo le digo «Tipo tras el PC» lololol, tenía que alejarme, debía hacerlo pero no encontraba alguna excusa ¿Cómo le iba a decir que según los registros de la CIA yo estoy muerto, pero que me siguen buscando? Lo más probable es que pensase que me lo he inventado o que ando bromeando.

Se seguía acercando a mi rostro, sonrojada, no me podía alejar, pero tampoco acercármele, quería aquel beso pero al mismo tiempo no, hasta que de pronto vi a un tipo en traje, justo como esos de la CIA o los MIB saliendo justo de uno de los callejones ¿Me habían encontrado? No lo sabía, pero recordaba que aunque me habían encontrado una vez tumbé sus servidores antes de encontrarme con Hope, así que lo más probable era que no supiese quien soy. ‘Gus-‘ la interrumpí, cortando el espacio entre ambos y dándole un beso, corto, pero lo suficientemente duradero como para no levantar sospechas ‘Así que yo también te gust-‘ Nuevamente la interrumpí, tapando su boca con un dedo –Hay besos con muchos significados… y por más que me duela, este es un beso de despedida- Dije con una pequeña sonrisa, reflejando nada más que tristeza en esta –No te conviene estar conmigo… Es preferible si simplemente no nos volvemos a ver...- culminé con esto antes de retirarme… Sí, sé que he sido una mi*rda, pero no tenía otra forma de hacerlo, aunque bueno, si ella me hubiera detenido o seguido en ese instante no se lo hubiese prohibido, más bien me hubiera alegrado, pero la suerte no me sonríe tanto lololol.

Me alejé de las calles lo más rápido que pude, llegando de pronto a un pequeño río, sentándome a las orillas de este “Otra vez la hemos estropeado… Pero era lo único que podíamos hacer… Alguien tan peligroso como nosotros no le es beneficioso a nadie… Qué patéticos somos” hablaba conmigo mismo en mi mente, con aquella manía que tenía de pensar como si hubieran dos entes en el mismo cuerpo, como si de dos personalidades distintas se tratase, que bueno es mejor no descartar eso, tal vez si tenga un trastorno con lo extraño que soy lololol. Alcé la vista, admirando las estrellas mientras subía una mano cual niño pequeño intentando tomar una de aquellas lucecitas que adornaban el cielo, y de pronto, una estrella fugaz apareció, y sin pensarlo dos veces pedí un deseo “Ojalá hubiese alguien que no le importe que tanto me quiera alejar, que nunca me lo permitiese” Algo muy cursi a decir verdad, y de seguro me dirán ‘¿Entonces para que te alejas si quieres a alguien a tu lado?’ y yo les diré siempre lo mismo… Que llevo tantos pecados encima que no me puedo permitir involucrar a gente en mis asuntos sin que ellos quieran hacerlo. –Cómo si eso fuera a cumplirse porque lo desee… Que cosa más inútil e imposible- Dije al aire para luego levantarme y empezar a caminar, cerrando los ojos un instante mientras suspiraba –Ningún deseo es inútil, menos imposible- Decía una voz desconocida para mí, desde detrás mío, me volteé instintivamente y vi a aquella mujer, que he de admitir que era la mujer más hermosa que había visto, pero lo que más me extrañaba era que estaba flotando –He escuchado tu deseo- ¿Cómo era eso siquiera posible? ¿Acaso ella tenía telepatía? Y más importante aún… ¿Dónde estaba? Recordaba apenas dar unos pasos luego de pedir el deseo, no pude haberme movido tanto… Tendré que revisar el libreto… Ajá, la chica y el beso, el deseo, bla bla bla… ¡¿UN PORTAL HACIA EL PASADO?! Me tienen que estar jo*iendo…

-Soy la princesa Ori, he viajado en esa estrella para reunirme con mi prometido pero… me he perdido ¿Puedes ayudarme?- Hablaba aquella tierna voz, señalando hacia donde había caído la estrella, preocupada y angustiada un poco ¿Cómo habría de negarme ante aquella súplica? Sé que no soy alguien que esté muy ligado al amor, pero tampoco es que me vaya a negar ante una petición como esta, suspiré cerrando los ojos por un momento –Vale… Te ayudaré- Dije, pero ahora aquella mujer ya no se encontraba ¿Había sufrido de alguna alucinación? Aunque bueno, incluso había cambiado de lugar por ese portal y estaba en un bosque, no sería extraño empezar a ver cosas por el cambio temporal lololol. En fin… me dirigí hacia aquel lugar colocándome mis audífonos y sacando mi celular, comenzando a reproducir aleatoriamente alguna música, pero con la duda de que si yo sería suficiente como para ayudar a Orihime… Tal vez Hikoboshi supiera que hacer –Vamos Hiko… tú también pon de tu parte, que Ori es la única que anda buscando una manera de que se encuentren- volví a decir al aire, pensando en que si Hikoboshi y Orihime se hubieran quedado juntos luego del primer encuentro esto no hubiera pasado ¿Tal vez no se les ocurrió desafiar a Tenkou? lololol
avatar
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Fulfill my wish, little shooting star [Ōjo o tasukemasu]

Mensaje por Tooru Honda el Vie Ago 11, 2017 7:04 pm

Algunos minutos de caminata después, escuchó una multitud a lo lejos, habían también muchas luces, risas y música. El felino inclinó su rostro hacia un lado, sería un festival? Terminó su paleta helada y echó el palito dentro de su bolsa. Caminó hasta que salió del pequeño bosque, terminando en medio de un pequeño festival donde los niños corrían de un lugar a otro, las parejas caminaban juntas mientras sonreían y algunos padres compraban caramelos a sus hijos... Parecía no haber nada raro en esa escena o eso creyó el rubio, pues apenas salió, la gente le miró un poco extrañada por sus 'extravagantes' ropajes. En ese lugar no había nadie vestido de forma casual, todos llevaban Yukatas encima. - Será que tengo monos en la cara? - se preguntó mientras pasaba su mano por su rostro, sin sentir nada extraño en él. Aún así, no les prestó mucha atención pues la silueta de aquella dama apareció a unos pasos de él, haciéndole señas de que se acercara... Miró a su alrededor y parecía que nadie más le había visto, o quizá estaban muy ocupados observando la'extraña' ropa de Tooru. Cuando volvió su vista al lugar donde había aparecido, no la vio, por lo que decidió caminar en su dirección, siguiendo el pequeño sendero tierroso colina abajo.

Se cruzó con algunas personas que iban directo al pequeño Tanabata cuando un niño tropezó, cayó y se puso a llorar en el acto. Su madre se acercó a tratar de consolarlo pero no paraba de llorar por lo que Tooru sacó un caramelo de su bolsa y se lo ofreció con una pequeña sonrisa, el niño en el acto dejó de llorar, agradeció con una reverencia y se marchó. Tooru se despidió de ellos con un leve movimiento de mano, caminó otro poco antes de llegar a un río, azul y limpio - Mm? - vio la silueta de la joven del otro lado, haciéndole señas para que se acercara, pero ahora volteo para un lugar y para otro, no vio forma de llegar del otro lado mas que nadando... y él odiaba nadar... Su cara fue de un profundo disgusto, se acunclilló para tocar apenas el agua del río para después voltear a ver a la mujer de nuevo, pero no estaba allí - Un mago - susurró una voz masculina a su lado, algo agotado de ir y venir de todos los puntos del río - ha hecho caer en un sueño profundo a Ori, aquel es solo el reflejo de su deseo de verme - apretó su puño aquel hombre varonil, alto y apuesto quien miraba con decisión al otro lado del río  - Jóvenes viajeros, pueden verla? - hizo una pequeña pausa, para mirar a un lado y luego al otro, hasta ese entonces Tooru se dio cuenta que alguien con las mismas pintas que el rubio (Otonashi, a quien no había notado pues hasta ese momento las realidades de los 3 se unieron cuando se juntaron en aquel punto) estaba parado del otro lado de quien parecía ser... Hikoboshi? ... - Un poderoso hechizo me impide cruzar el río, de hecho... - golpeó al aire pero una barrera invisible le impedía avanzar - lo he intentado por varias horas - golpeó de nuevo, esta vez con desesperación - Acaso no podré ver a Ori? - Se lamentó y en ese momento Tooru recordó las palabras de la princesa y el deseo que tenía de encontrarse con Hikoboshi, tanto que no se había rendido a pesar de que todo parecía estar en su contra. El felino se levantó y levantó la vista hacia él, lleno de decisión - Te equivocas! Nada es imposible, Hikoboshi - entonces el joven le miró con algo de sorpresa, para luego reírse de si mismo - No sabía que alguien tan pequeño pudiese estar más lleno de determinación que alguien de mi tamaño - bromeo con aquello pues si que le sacaba unos 20cm y quizá mucha fuerza física también - Veo que Ori les ha traído hasta aquí... Y yo no hago más que lamentarme, que patético soy... - una sonrisa triste se dibujó en los labios del joven, iba a decir algo pero...
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 18 Dromes : 346356
Reputación : 38
Mensajes : 120
Ver perfil de usuario
Tooru Honda
SEMI ANIMALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Fulfill my wish, little shooting star [Ōjo o tasukemasu]

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 12, 2017 10:30 pm

Ambientación:

El caminar se hacía cada vez más tedioso, el bosque parecía que no terminaba –Esta Ori… ¿Cuánto se supone que me hará caminar?- Dije al aire, aquella manía que me colocó el tipo detrás del PC al crearme a veces era buena para decir lo que de verdad pensaba, pero eso no era lo importante ahora, comenzaba a divisar unas luces lejos, por lo que aceleré un poco el paso ¿Habría algo allá que me beneficiase? ¿Algo que me pudiese ayudar con la búsqueda de aquella estrella de donde venía Orihime? Tal vez encontraría a Hikoboshi allí… aunque lo dudaba mucho, después de todo quien había contactado conmigo desde el principio había sido ella “Este tipo es un inútil… o tal vez… solo tal vez, le sea imposible hacer algo actualmente… ¿Y si el Final Boss es Tenkou?” Pensaba, y claramente me creía esa posibilidad, si Tenkou los había separado al principio ¿Por qué no podría ser el partícipe de esta artimaña que tiene a estos dos amantes separados? Tal vez no estaba a gusto con el trabajo de ambos y por eso no les dejaba estar con ellos, como en el cuento… Pero… No entendía entonces porqué ella estaba viajando para verle si el Tenkou no les hubiera permitido verse… Quizás estaba muy equivocado, quién sabe, a veces también una máquina puede cometer errores lololol.

Aquellos focos de luminiscencia resultaron ser una pequeña ciudad, un pequeño festival, con toda la gente vestida con Yukatas, era en este momento donde hubiera querido hacerle caso a las tendencias del mundo del anime y usar aquella vestimenta típica de estos festivales… Pero preferí ir con la vestimenta moderna de siempre “Veamos, en el pasado habían mucha gente hermosa… aunque… las mujeres son las que más hermosas se ven… los hombres, muy toscos” Comentaba en mi mente, o sea, me atraen ambos géneros, pero me gustaba ver ciertos rasgos finos en los hombres, no era como si algún chico me llegase a gustar lo botaría al primer desperfecto físico que le encuentre… que soy pansexual, el físico es lo de menos lololol. Choqué con varias personas, más que nada porque se quedaban atolondradas viendo mis ropas ‘anormales’ –Si les dijera que son ropas totalmente normales no me creerán nunca… Mejor no les presto atención- Susurré para mí mismo, riendo levemente mientras acomodaba mis lentes, más de pronto una mujer corría detrás de un niño llorando, al parecer el niño había sufrido un golpe –Corretear de un lado para otro no te quitará el dolor pequeño- le dije tomándole de uno de sus bracitos, y obviamente haciendo caso omiso a eso de ignorar a la gente, no debería de tener más de 5 años, su cabello oscuro le llegaba hasta el cuello donde se tomaba una pequeña coleta, lo más probable es que fuera hijo de algún samurái y esté intentando seguir los pasos de su padre –Mira, para ser un hombre poderoso cuando crezcas tienes que aguantas golpes como ese, sin llorar, eres un niño fuerte ¿no es así?- El niño solamente asintió, moqueando un poco –Entonces sécate las lágrimas, alza la cabeza y saca el pecho, que los niños poderosos no lloran por un pequeño golpe como ese ¿entendido?- Como si fuera una orden el niño rápidamente hizo cada una de las cosas que le dije, le sonreí y me reí un poco, acariciándole la cabeza antes de dale unas palmaditas en uno de sus hombros –Así me gusta, ahora sigue disfrutando del festival, pero primero discúlpate con tu madre por preocuparla, yo tengo que continuar mi camino… Otro día jugaremos- Sé que es una mentira puesto a que lo más probable es que nunca vuelva a esta época, o que tal vez el pequeño nunca se acuerde de mí, pero era lo que debía de decir si no quería que aquel niño me persiguiese, que estoy en una misión de amor, no puedo llevar a un niño pequeño conmigo.

Nuevamente podía ver a aquella mujer, a Orihime, a la lejanía, pidiéndome que me acercase, hasta que llegué a un río, donde nuevamente me pidió que le siguiese, pero… no había ni siquiera una mísera roca para pasar el río sin mojarme, aunque podía saltarlo con las mejoras de mi cuerpo mecánico, más depender siempre de mi parte no humanas no era algo que me gustase demasiado, por lo que solamente usaba estas mejoras si lo veía necesario, y en este momento… no era necesario lololol Más luego escuché la voz de un hombre a mi lado, volteé a ver a este ser, también era una especie de espíritu, como Orihime, así que suponía que era el otro protagonista del cuento, Hikoboshi, por lo que rápidamente volví mi vista hacia donde se suponía que Orihime estaba, pero se había marchado - Jóvenes viajeros ¿pueden verla?- Decía aquel hombre pero… ¿Por qué hablaba en plural? Miré a mi alrededor y me di cuenta que habían una persona al lado de él, del lado opuesto al mío, aunque de baja estatura ¿Sería un chico o una chica? No lo sabía, más luego con aquella pequeña exclamación se dio a notar que era un chico “Nada es imposible ¿Eh? Quiero ver eso…” Pensaba mientras escuchaba las últimas palabras de Hikoboshi –Si, eres patético… Tu chica anda haciendo de todo y tú te hayas lamentándote, pero deja de estar pensando en tanta estupidez y sé hombre por un momento- Tal vez había sido muy duro con aquel hombre, pero era cierto, si yo fuera él hacía tiempo que me hubiera alzado en contra de lo que fuese que me estuviera alejando de mi verdadero amor… Aunque bueno, tal vez no pudiera hacer nada con lo inútil que soy a veces de todas maneras lololol

-Tienes razón… Disculpenme por estar así… En fin, necesito deshacer la magia de ese mago… el problema es que no sé cómo…- Decía aquel hombre, por lo que llevé mi mano a mi boca de manera pensativa –Si no tenemos ninguna pista de qué hacer, tal vez deberíamos buscar primero alguna pista ¿no?- Agregué como si fuese un sabelotodo –Primero que nada… ¿este mago tiene un nombre?- Suspiró Hikoboshi, casi pensaba que no sabía su nombre –Recientemente se ha escuchado mucho de este mago… Se llama Ashiya Doman- ¿Y por qué mejor no me traían a Abe no Seimei también al caso? Con solo uno de los mejores magos de Japón en contra no sería suficiente ¿ o sí? lololol –Ya veo… así que esto es omnyo… Pues… según tengo entendido… Este tipo de magias deben de estar ligadas a algo- Agregué a esto, decir que era un experto en el tema era una completa blasfemia, después de todo había leído un poco de estas cosas en el transcurso de mi vida, pero nada que tuviera mucho énfasis en estas cosas, simples relatos nada más –Hey pequeño… ¿Se te ocurre algo? ¿Conoces alguna de las historias de Hiko y Ori? Tal vez podríamos comenzar por allí- Por fin me relacionaba con aquella persona al lado del espíritu… o lo que fuese en realidad Hikoboshi, yo simplemente conocía la original, la que me había dicho la chica del Yukata y la de las estrellas… que sinceramente no recuerdo de donde era ni quien me la dijo… Pero ahora lo más importante es… ¿Mi compañero sabría lo suficiente y podría ayudarme a hacer la búsqueda de los lugares claves de esta magia? ¿O derivaríamos por allí viendo si con la suerte podríamos resolver todo? Espero que lo primero lololol
avatar
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: Fulfill my wish, little shooting star [Ōjo o tasukemasu]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.