FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
BÚSQUEDA DE STAFF
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
GRADUADOS Y
CONDECORADOS
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Not my best day, really... [Priv. Axel]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Not my best day, really... [Priv. Axel]

Mensaje por Akira Tohsaka el Dom Jul 23, 2017 10:31 pm

Spoiler:
Akira era un chico paciente y amable en cualquier día de su vida… cualquier día, menos este. Todo empezó con un agrio desvelo causado por los gritos de su hermana, probablemente renegándose con alguna de sus series. Aquello no sólo implicaba una mala noche de sueño, sino que ella se quedaría dormida y por tanto no habría desayuno. Tras varios intentos fallidos y algunos mini-incendios, Akira concluyó que lo mejor sería comprarse algo en el camino, y huir antes de que su hermana reviviera y encontrara el caos de la cocina. Pero bueno, tampoco era totalmente su culpa, ¿O sí? Así se habían dividido las tareas, por algo Akira llevaba más de veinte años evitando una cocina.

El camino al instituto tampoco era una agradable experiencia aquel día. Pese a estar en pleno otoño, el sol había decidido bañar la ciudad en un insano calor. Bueno, unos 28ºC, pero definitivamente insano para su sangre noruega y su amor por los ropajes oscuros, viéndose obligado a andar más liviano en esta ocasión.

Ni siquiera sus buenas acciones pintaban bien aquel día. Detuvo en plena corrida a un malviviente, que se había hecho con el maletín de algún ocupado empresario, pero el bobo con cerebro de hormiga no pudo reconocer que Akira y su asaltante no compartían ni el mismo color de cabello, causando que en vez de un agradecimiento recibiera una amenaza de denuncia, y algunos insultos no aptos para menores.

Cada pequeña pieza fue acumulando en su reserva de paciencia, hasta que esta empezaba a llegar a sus límites. Para evitar la conglomeración de la mañana, había tomado un desvío en su camino al instituto, cruzando por la zona costera, aprovechando el fresco viento del mar. En esta época del año los muelles se encontraban abandonados, la pesca era casi nula, por lo que allí sólo se encontraban…

- ¡Ahhh!

...Algunos vagabundos y pandilleros, como aquel que acababa de darle un batazo en la espalda a un chico de secundaria. Ahora que lo pensaba, habían otros desvíos más prácticos e igual de solitarios que aquel que estaba tomando. ¿Acaso encontraste algún abusivo para apalear había sido su excusa subconsciente?

- Hey, ¿Qué hacen?

Su tono severo al acercarse al incidente insinuaba que sí. Los cuatro matones se volvieron en su dirección apenas lo escucharon.

- Cobrando una deuda, ¿Te importa?

Respondió un pelinegro que apenas le dirigió la mirada, antes de girarse nuevamente hacia la víctima.

- Sí, de hecho sí me importa.

Respondió serio y desafiante. La amenaza que venía de un joven de cara gentil y ojos serenos les arrancó una obvia risa, ganándose la atención del grupo entero. Justo lo que necesitaba. Avanzó hacia ellos con gesto firme, manos en los bolsillos, analizando con cuidado cómo las intenciones violentas del grupo iban creciendo.

- Bueno chico lindo, si quieres hacer esto un asunto tuyo, que así se-

¡Arsene!

El espíritu se hizo uno con él en cuestión de segundos, tiñiéndole de rojo sus orbes grisáseas, y en el mismo instante que el matón empezaba a retraer el puño, le dio una patada en el tobillo, chocándose una pierna contra la otra. Alzó la rodilla al momento que éste caía hacia el suelo, dándole directo en la nariz, desplomándose en el suelo con un golpe seco. Los otros tres se alertaron en el acto, lanzándose contra él. El chico se abusó de sus reflejos aumentados, y al momento que un puñetazo iba hacia él, lo aferró del brazo, haciendo una llave de aikido y haciéndolo volar hacia su espalda, cayendo con un duro impacto del que no se levantó. Los otros dos dudaron en el acto, pero Akira no se hizo esperar, y se adelantó de lleno contra el más cercano. Le dio un fuerte gancho en el mentón, tumbándolo hacia atrás
y dándose la nuca en el concreto. El cuarto  estaba listo para salir despedido en la dirección opuesta, pero le leyó la mirada en ese ominoso brillo carmesí. No se lo iba a permitir.


[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?
[Ficha]
Gracias Vin ♥:
avatar

Dromes :
10557
Reputación :
5
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Not my best day, really... [Priv. Axel]

Mensaje por Axel Neolightning el Lun Jul 24, 2017 3:16 am

El día a día de Axel no había comenzado demasiado diferente a la rutina que desde hace un tiempo se le estaba marcando, si es qué a esa forma de vivir podías de verdad llamarlo “Rutina”. Como siempre, trabajaba pocos días al mes, quedando casi todo el mismo libre. Este día no era la excepción, hace un par de semanas que se había ganado el dinero suficiente para no tener que buscar nada que hacer por lo menos hasta dentro de unas dos o tres semanas más, por lo que apuros no tenía. ¿Qué poder hacer, entonces? ¿Mientras medio mundo va al trabajo, otro medio mundo al instituto y aquellos que no caen dentro del círculo intentan sobrevivir en la calle? Simplemente… ¿Pasar el rato? No estaba muy de humor para meterse en problemas, se había hartado del pc y le apetecía simplemente estar afuera por un rato.

Había salido relativamente temprano a dar una vuelta en su moto con una guitarra acústica en su bolso sujetado en su espalda. Le gustaba enormemente pasar el rato componiendo, sin embargo, casi nunca lo hacía en casa. Tendía siempre ocultar sus gustos y hobbies de casi todo el mundo -Sean conocidos o no- casi como si le avergonzaran, aunque realmente era muy difícil entender el porqué de esa actitud tan cerrada, quizá incluso para el mismo. Simplemente…condujo un buen rato sin dirección fija y tan rápido como podía. Sintiendo el aire en su cara, admirando el paisaje, disfrut- ¡HMPRG! ¡MIRA POR DONDE PASAS, CAPULLO! - … Frenando bruscamente ante peatones sorpresa, entre otras cosas que haría un malhumorado de 17 años en moto. No exageraría de decir que se dio una vuelta por gran parte de la ciudad hasta que finalmente llegó a una zona pesquera, temporalmente abandonada por la carencia de pesca. El chico simplemente se estacionó por ahí, echó a caminar un rato con ambas manos en los bolsillos, se compró un jugo por ahí y se sentó en el suelo, disfrutando de la vista del gigantesco mar y del ruido que el mismo hacía. Estando ahí, aparentemente aislado, fue que quitó la guitarra de su funda y empezó a tocar.

Allí se había quedado un largo rato. En eso, uno de los tipos que habían pasado caminando dejó un par de monedas en el vaso de Axel, cosa que no hizo más que hincharle las venas del rostro y hacerle tiritar el ojo - ¡NO BUSCO MONEDAS, IDIOTA! – Gritó levantándose en dirección al tipo mientras miraba el jugo con unas monedas metidas - ¡Y QUE SEPAS QUE ESTA MIERDA VALÍA MÁS! ¡TSK! -Y sin pensar, se la lanzó. Sorprendentemente y a pesar de encontrarse bastante lejos ya ese hombre, le llegó en la espalda, empapándolo de todas formas. El hombre se volteó molesto más se calló lo que sea que fuera a decir y siguió su camino al ver esa mirada amenazante que tanto caracteriza al albino de ojos rojos – Idiota… - Se decía a sí mismo en lo qué retrocedía a guardar la guitarra en su funda, alistándose para irse. Cuando….

- ¡Ahhh!

Escuchó un grito, más se limitó a rodar los ojos y echar a caminar hacia la moto “No ha de ser nada. Además, no son mis problemas…” se repetía así mismo. Una vez llegó a la moto, apoyó la guitarra a un lado de la misma en lo que buscaba sus llaves cuando algo empezó a llamar su atención: Escuchaba por allá no muy lejos lo que parecía una pelea, o más bien, una paliza. “¿Cómo es qué siempre estoy YO cerca de estas cosas” Se maldijo “No es mi problema, no es mi problema, no es mi problema…” Se repetía internamente a punto de meter las llaves para encender el motor, más simplemente no lo hacía - ¡AAAARGH! Nunca entenderé porque me meto siempre en las mierdas de los demás… - Y sin pensárselo una tercera y cuarta vez, se guardó las llaves en el bolsillo y echó a correr en dirección a donde había escuchado los golpes.

Fue nada más llegar a la escena y poder ver a aquel chico parado, rodeado de un par de desafortunados en el suelo. Al ver ello, Axel se quedó desconcertado y analizando la situación. Mirando cautelosamente, pudo ver el brillo en sus ojos y pudo comprobarlo perfectamente “Humano no es…” Se dijo para sus adentros “¿Abusando de ellos? …. ¡Tch!” Aquella escena fue algo muy fácil de malinterpretar y por ende, de despertar aquella ira que Axel sentía por el típico idiota que se rige por la regla de “Los débiles sirven a los fuertes” y así. No era muy difícil molestarlo, mucho menos hacerlo entrar en peleas. Lo que sí era difícil, era tratar de hablar o razonar con el estando… ¡Que va! En casi cualquier situación, y ya se debería dar por hecho que esta no sería la excepción, en lo absoluto. Lo más probable es que esta se sumará a una de las largas listas de peleas qué Axel debe librar casi a diario. La pregunta era…

¿Se sumará a sus victorias o a sus derrotas?

Forma una pistola con su puño derecho, estirando tanto el dedo índice como el pulgar. Con el dedo índice apunta mientras una luz negra parece rodearla, lista para ser disparado y… una pequeña bala de luz negra, veloz, sigilosa, silenciosa y casi imperceptible, sale disparado. Este, a propósito, no da con el chico, si no que pasa a un costado suyo y a una distancia prudente para que este “No lo vea”. La pequeña bala sigue su trayectoria hasta chocar con unos botes de basura, desapareciendo y empujando casi como si alguien hubiera puesto una mini granada-expansiva allí, causando un fuerte ruido con la intención de llamar su atención. En el mismo instante de la explosión, Axel echó a correr hacia detrás del misterioso chico, camuflando el sonido de sus pasos con el fuerte chocar de los tarros de metal contra el suelo. Estando ya a la suficiente distancia, Axel pega un salto en el aire y en el mismo, estira su pierna derecha para dar una patada de costado en la espalda alta del hombre. Una vez el golpe da, no tarda en caer al suelo flectando las piernas y retrocediendo varios pasos hacia atrás mientras elevaba ambos antebrazos a la altura de su rostro, en una posición de batalla defensiva.

- Veamos…así que tu eres el payaso que estaba haciendo el alboroto….
– Habló con disgusto, chasqueando la lengua con su paladar y tensando sus músculos, pareciendo listo para abalanzarse en cualquier momento… - Creo que te has metido donde no has debido…


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]




avatar

Edad :
17
Dromes :
9167
Reputación :
3
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Not my best day, really... [Priv. Axel]

Mensaje por Akira Tohsaka el Mar Jul 25, 2017 12:22 pm

En uno de sus días normales, quizás sus reflejos habrían sido más confiables, pero las tensiones cargadas del día no lo tenían en su mejor lucidez. Volteó sorprendido hacia aquellos botes desplomándose, y para cuando reconoció las pisadas camufladas en ese escándalo el impacto ya había dado en su espalda. Rápidamente se regresó en dirección hacia aquel atacante, acomodándose en el lugar, tronando la columna al erguirse.

Lo analizó de arriba a abajo, no sólo tenía un mucho mejor gusto estético que aquellos matones, sino que su postura era mucho más profesional. ¿Sería el líder, acaso? Era la respuesta más lógica para su intrusión sin aviso alguno, y hoy no tenía la paciencia para detenerse a preguntar.

- Me robaste las palabras de la boca.

Respondió secante, arqueando los brazos hacia el frente, pero había algo particular en su postura. Sus puños estaban cerrados, pero sus brazos, si bien simulaban la postura del boxeo británico, no lucían tensos como el resto de su cuerpo. O era un inexperto… o estaba ocultando algo. Quedaría a criterio del albino cuál era la respuesta correcta. Empezó a desplazarse hacia la izquierda, ambos circundándose como fieras. Mientras, los matones salían corriendo de la escena al entender la fuerte tensión del ambiente, un par de ellos arrastrando al inconsciente. Las orbes carmesí observaban un punto diferente a cada parpadeo, lucía extremadamente atento. Analizó su postura, su contextura física, sus facciones… parecía dispuesto a saltar en cualquier momento, probablemente del tipo que abusa de la iniciativa. Impaciente, quizás. Perfecto. Irónicamente, la propia tensión del combate iba apaciguando su ira matutina, y parte de su frustración la había despejado con aquellos abusivos. Ahora sólo se enfocaba de lleno en su rival.

Dando un paso al frente le dirigió un corto izquierdo, apuntando directo al rostro, confiando en que sería bloqueado. Su próxima intención era retraerlo rápidamente, aguardando a que su simulada defensa expuesta hubiera generado un contraataque. Indiferentemente del brazo que extendiera, su intención era aferrarlo con ambas manos, aplicándole una llave de aikido que lo detuviera en pleno acto, arrojándolo detrás suyo y propinándole un fuerte golpe con el codo en el dorso del abdomen. Rápidamente se daría vuelta hacia el albino después de ello, apresurando unos pasos hacia atrás y recobrando aquella ambigua postura defensiva.



[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?
[Ficha]
Gracias Vin ♥:
avatar

Dromes :
10557
Reputación :
5
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Not my best day, really... [Priv. Axel]

Mensaje por Axel Neolightning el Mar Jul 25, 2017 3:13 pm

Su mirada, atenta, seria y molesta -Como acababa siendo casi siempre, al fin y al cabo- se mantenía clavada en el chico enfrente suyo. Su primera reacción, fue deslizar su mirada de un lado a otro, asegurándose de qué su oponente no tuviera algún arma o algún objeto en el terreno que pudiese usar en su contra. Tras ver que no había nada, su atención se enfocó totalmente en la persona en sí. Analizó el cómo estaba parado, como mantenía la espalda, como mantenía los brazos y los puños…entrecerrando sus ojos ligeramente confundido al terminar de analizar su postura. Seguramente de habérselo topado en una situación normal, eso habría dado paso a qué Axel se confiase creyendo que el chico tan solo imitaba alguna posición de batalla vista en las películas o algo así, pero ya sabía de antemano que ese no era del caso, o por lo menos no del todo. ¿Cómo habría podido entonces lidiar con todos los sujetos que ahora mismo, se empiezan a levantar del suelo y empiezan a escapar? Imposible. Veía dos opciones: Uno, que tuviera un estilo de pelea quizá más “Personalizado”. Dos, que se deje llevar por el uso de sus poderes. Tenía que pensar rápido cual opción sería la que se quedaría en mente para luego saber cómo atacar, aunque…parece que se le adelantaron.

Antes de poder abalanzarse, como siempre lo hacía, su oponente dio muestras de intentar atacar con la mano izquierda, a lo qué Axel reaccionó casi automáticamente estirando su mano derecha para chocarla contra su contrario y así, apartarla. Sin embargo, no se esperaba que eso fuese una finta, quizá fiándose y creyendo que más que usar técnicas de combate, se fiaría de sus poderes…cosa en la que claramente, se equivocó. “¡JODER!” Su rostro mostró cierta sorpresa como inquietud y enojo al ver su brazo derecho atrapado bajo su adversario y antes de siquiera poder intentar algo, se vio a sí mismo levantado por el aire, recibiendo un contundente golpe en el abdomen y cayendo sobre el suelo - ¡Ghagh! – Se quejó del dolor al sentir como el pavimento ayudaba a rematarle. Eso lo había molestado…y mucho.

Si hay algo que caracterizaba el estilo de pelea que Axel dominaba, era sin dudas lo agresivo y “Constante” que podía llegar a ser, generalmente más de lo común. Algo de lo qué no sería demasiado difícil para su adversario percatarse, puesto que en el mismo instante qué el chico chocó contra el suelo, apoyó ambas manos para impulsarse hacia adelante, siguiendo a Akira y aparentemente sin las intenciones de darle un simple segundo para respirar. Prácticamente para cuando Akira se diese la vuelta, ya tendría a Axel a escasos centímetros de él, corriendo aún agachado. No tardó en lanzar un gancho derecho al rostro del sujeto mientras enderezaba su espalda, un golpe lanzado tan rápido que su precisión fue poca y nula…siendo fácil de esquivar con el constante retroceso de Akira y quedando con prácticamente todo el homoplato derecho al descubierto y aparentemente sin guardia alguna.

Pero…eso no era todo.

Una confiada sonrisa surcó su rostro en ese milisegundo que quedó expuesto. Inmediatamente y levantando la pierna derecha, pegó un salto con su pierna izquierda y girando sobre su propio eje, lanzó con esta misma una patada, con la intención de o chocar en su rostro, o bien ser bloqueada. Seguido a ello y termiando ese "Giro" en el aire, lanzó esta vez una patada con su pierna derecha, intentando también o chocar con su cabeza, o terminar de "Romper" su defensa. Una vez cayó al suelo de pie con su pierna derecha y para aprovechar aquel instante en el qué pudo haberlo o aturdido o bien romper su defensa, dio un rápido impulso hacia adelante, enviando su rodilla izquierda contra el estomago del mismo. Inmediatamente, retrocedió un par de pasos volviendo a recuperar su posición de batalla inicial, esta vez con esa sonrisa socarrona en su rostro.

- Dejar a tu enemigo a tus espaldas...no siempre es buena idea - Concluyó, flectando las piernas y alistándose tanto para dar otra secuencia de golpes, como para recibir aquellas que su enemigo fuese a dar - Independiente de qué tan poco tiempo lo hagas.


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]




avatar

Edad :
17
Dromes :
9167
Reputación :
3
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado I'm digging this fight so much tbh

Mensaje por Akira Tohsaka el Miér Jul 26, 2017 10:37 pm

Spoiler:

Excelente, su finta había funcionado a la perfección. El chico era fuerte, de eso no había duda alguna, y precisamente por su fuerza es que aquella llave había resultado tan efectiva. Pero tenía la sospecha... no, la seguridad, de que no era ningún novato. Su veloz análisis de la situación lo había delatado, pudo ver cómo sus ojos lo habían analizado mientras se circundaban uno al otro. Sospechaba que sólo lo había atrapado por alguna razón emocional. ¿Orgullo, irritabilidad, impaciencia? No lo sabía, pero sospechaba que no tardaría en averiguarlo. Parecía la clase de personas que hablaba mejor con los puños que con los labios.

Pero no sólo era fuerte, era ágil: En el instante que estaba reincorporándose de su llave ya lo tenía corriendo en su dirección, aún pese al duro golpe que había dado contra el pavimento.

«Definitivamente no es un humano. O al menos no uno cualquiera.»

Para el momento que estaba volviéndose, ya tenía un gancho dirigiéndose a gran velocidad para él. Pudo esquivarlo con facilidad, desviándose hacia atrás, pero notó algo extraño, muy extraño.

«¿Qué está haciendo...?»

El peliblanco se había quedado expuesto sin cuidado, algo que no cuadraba con su obvia experiencia en combate. Se sintió tentado a contraatacar, pero no. Debía de haber alguna razón, alguna trampa, por lo que evitó avanzar. Ya lo analizaría nuevamente en su próxima abertura. Sin embargo, sus próximas acciones no le dejaron muchas opciones tampoco. Hábilmente se había posicionado para darle una patada, y siendo el mismo movimiento conque todo empezó parecían ser su especialidad. La diferencia en sus capacidades físicas se hizo notar, y antes de darse cuenta ya tenía aquel empeine a la altura del rostro. Sus reflejos humanos no alcanzaban los movimientos de Axel a menos que pudiera preverlos con el tiempo suficiente. Sólo le quedaba una alternativa:

"Time alter, Accel!"

La velocidad de su cerebro se multiplicó una y otra vez hasta que todo el mundo se había congelado en comparación, la única forma que tendría de tener oportunidad contra su agilidad. Analizó rápidamente la situación, la pierna ya se encontraba a escasos centímetros de su rostro. Analizó alternativas para bloquearla, desviarla, apartarse, pero todos sus posibles movimientos dejaban alguna abertura, y su rival había demostrado que explotaría cualquier abertura que le permitiese, sin importar lo minúscula que fuera Sólo le quedaba una alternativa: contraatacar.

El mundo retomó su ciclo habitual al momento que Akira extendió su brazo hacia él, tan rápido y fuerte como pudo, y al momento que esa poderosa patada le daba en el rostro, su puño cerrado pretendió hundirse tanto como podía en el abdomen de su rival. Hubiese impactado o no, había accedido a recibir aquella patada de lleno, viéndose alejado por el impacto... que resultó ser aún peor de lo que calculó.

Retrocedió aproximadamente un metro por culpa del impacto, apoyando la palma en el suelo para mantenerse estable. Removió los labios, y sin desviar un segundo la mirada de su oponente, ladeó el rostro a la par que escupía a un lado: Sangre, y una muela partida. Un hilo rojizo se le deslizó por la comisura.

Estiró los brazos hacia atrás, desprendiéndose de su saco y arrojándolo lejos.

- Eres bueno chico... muy. Me sorprendería si salgo parado de esta.


Admitió con sincera humildad, pero ninguna intención de retirarse. Aún para ser un matón, se había ganado su respeto. En su rostro brillaba una intensa mirada carmesí, arremangándose su camisa a juego con sus ojos, exponiendo unos antebrazos esbeltos pero fibrosos. La adrenalina le infectaba la sangre, y la emoción el pecho. No era dado a las peleas, en particular una tan callejera como aquella, pero la confiada sonrisa de su rostro delataba que lo estaba disfrutando. No sabía bien por qué, pero tenía una sospecha. Culpaba a lo parecidos que resultaban en su modo de combate, analítico, estratégico... era un desafío sin duda, y probablemente la razón por la que había evitado su magia casi en absoluto. Alzó los puños adoptando la misma postura de antes, e hizo un gesto hacia sí mismo con los dedos, llamándolo. Resultaba irritable y poco paciente, sospechaba que respondería. Dadas sus cualidades individuales, lo más benéfico para su oponente era tomar la iniciativa, y lo más benéfico para el pelinegro eran los contraataques. Aquel sería un combate de acción y reacción.


[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?
[Ficha]
Gracias Vin ♥:
avatar

Dromes :
10557
Reputación :
5
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Not my best day, really... [Priv. Axel]

Mensaje por Axel Neolightning el Vie Jul 28, 2017 12:15 am

Si bien su patada había dado de lleno, también lo había hecho aquel puñetazo de su rival. Era lo que tenía: Su estilo de pelea tan agresivo tendía a dejarlo desprotegido en la mayoría de los casos, y era por esto que intentaba compensarlo con ataques tras ataques tras ataques, hostigando a su rival tanto como pueda hasta hacerlo caer. Sin embargo y aunque la zona golpeada ahora dolía, el golpe no había sido mayor qué el que había recibido antes. Esa punzada seguía allí, y si bien se mantenía firme y aun sonriendo socarronamente, se debía tanto a que aparentaba ese dolor y la adrenalina de poder tener después de un buen tiempo una verdadera pelea, lo emocionaba lo suficiente como para no prestar la suficiente atención a sus propias heridas o dolores. Algo que le podría resultar tanto beneficioso como perjudicial, dependiendo tan solo de cómo es qué la pelea se empezara a ver de ahora en adelante.


- Oh, tranquilo – Se tronaba un poco el cuello, echándolo hacia un lado mientras, al igual que su contrario, se retiraba la chaqueta negra y la arrojaba por allí para quedar tan solo con su playera negra con detalles blancos - ... No lo harás – Comentó, seguro de sí mismo, con esa sonrisa en su rostro que demostraba no estar a su punto de vista en una “Batalla simple”, si no, una que realmente podría resultarle interesante. Se supone que había salido a dar un paseo tranquilo, precisamente alejado de los problemas como estos, sin embargo, ahora mismo agradecía completamente haber acabado en una riña con aquel desconocido. ¿Quién sería el ganador de ese pequeño encuentro? Tenía que analizar mejor sus movimientos para así, poder contrarrestarlos. Por el momento, parecía contraatacar, más específicamente a la zona del torso continuamente. Con esto en mente…ya tendría una pequeña forma de defenderse, o de intentarlo.

- Tsk…Si quieres que valla…. – Estiró su pierna izquierda hacia atrás, mientras flectaba la rodilla derecha hacia adelante con el brazo derecho estirado hacia atrás y, el izquierdo, pasando por enfrente suyo, como preparándose para echar una corrida – Entonces… ¡IRÉ! - …cosa qué efectivamente hizo. Echó a correr a toda potencia contra su adversario y, estando cerca de llegar, pareció derrapar con la pierna derecha hacia enfrente y llevando su brazo derecho estirado a su dirección. Independiente de si el golpe había logrado dar o si había sido bloqueado, el chico aprovecharía de la fuerza de inercia para frenar totalmente solo con su talón derecho, deslizando su pierna izquierda por detrás de sí mismo para “Re-posicionarse”, llevando esta vez un golpe con el canto de su mano izquierda de forma horizontal hacia su cuello. Sería luego de eso, qué el verdadero estilo de batalla de Axel se vería en su esplendor. Tras haberse abierto paso con golpes simples, se dirigía sobre su oponente, forzándole a retroceder si no quería colisionar, mientras enviaba un puñetazo derecho, seguido de un gancho izquierdo, seguido de una patada vertical y seguido de una secuencia de puñetazos comunes hacia el abdomen…Simplemente, no paraba. Es verdad que su defensa era prácticamente nula, pero, ¿Era capaz de abrirse paso entre tal lluvia para contraatacar? Era lo que Axel quería evitar, darle la más mínima oportunidad de atacar. Pero… ¿Lo lograría, o no?

Su respiración se empezaba a agitar. Apretaba los puños y tensaba sus músculos debido al esfuerzo que se encontraba haciendo por llevar a cabo tales movimientos seguidos uno después del otro, sin descanso. Si bien no dejaba al oponente un segundo para pensar o dejarlo respirar, esto era un arma de doble filo: El pasaba por lo mismo, poco tiempo para planear el siguiente golpe, y nulo tiempo para “Descansar” el cuerpo luego de haber dado un simple golpe. Sin embargo, en una batalla tan emocionante como esta, lo podría aguantar, o eso creía. Un pequeño inconveniente fue el que lo perjudicó: El abdomen – Hgh… - Una de las punzadas de dolor volvieron, causando qué el chico, luego de haber dado un puñetazo derecho, se tardará un par de segundos de más en volver a retomar. Sin dudas… con ese simple segundo…

Quedó expuesto.


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]




avatar

Edad :
17
Dromes :
9167
Reputación :
3
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Not my best day, really... [Priv. Axel]

Mensaje por Akira Tohsaka el Dom Jul 30, 2017 6:15 pm

La sonrisa de su rostro se resaltó aún más ante la presunción del albino, y allí fue cuando hizo su llamado con los dedos. Era su forma de decir "Que tus acciones respalden tus palabras." Arqueó un poco las rodillas, meciéndose sutilmente de un lado al otro en una especie de alerta relajada, mientras analizaba la postura de su rival.

Ahí iba de nuevo, esa endiablada velocidad. Su agilidad física y mental era la segunda mejor cualidad del pelinegro, pero no llegaban a competir con las del chico, por lo que debía de abusar de su mejor y más pulida aptitud: su mente estratégica y analítica. Su primer movimiento fue calcular la trayectoria de aquel golpe, dándole en su antebrazo con el propio y con ello desviando el impacto hacia la izquierda, protegiendo su cuello. Pero la cosa no terminaba allí, inmediatamente salió dirigido hacia él un puñetazo derecho.

Akira comprendió entonces. Por más que fuese una de sus mejores virtudes, no había sentido de competirle en su propio campo si no podía superarlo, era lógico que allí perdería. Por más que pudiese planificar y reaccionar a sus movimientos, aquello no tenía sentido si su cuerpo no podía ir al ritmo de sus órdenes. Podría romper la barrera con la Umbra y multiplicar su velocidad, podría soltar las cadenas de Arsene y aumentar su fuerza... pero sentía que todo aquello rompería el chiste de aquel combate, una suerte de orgullo se arruinaría si intervenía de aquella manera. La única forma que le quedaba de ir a su ritmo era en un combate totalmente diferente: Resistencia. Su peor cualidad, pero tenía una forma de ponerse a su ritmo. Sus intensos orbes carmesí se pusieron serios, mientras clavaba bien fuerte sus pies al suelo.

Painkiller!

No sólo el puñetazo del albino dio de lleno en su rostro, ladeándolo en una dirección, sino también lo hizo el siguiente gancho, volviéndolo en la dirección opuesta y arrancándole un hilo de sangre que fluyó por la comisura. Pero hubo algo curioso, que seguro la gran atención de Axel no tardó en revelarle: Después del segundo impacto, con los ojos ocultos bajo las sombras de sus rizos, su rostro ilustró una marcada sonrisa. Aún antes de reacomodar la cabeza, le respondió con un corto derecho al rostro, evitando la nariz, luego un izquierdo al centro del pecho, un derecho al abdomen, hasta que cada golpe que el albino le daba era respondido en alguna parte de su cuerpo, pero usando el lado opuesto de su cuerpo, incluida la patada que fue respondida con un rodillazo al abdomen. Los daños se acumulaban para ambos, sin retroceder ni un paso, aquella se había vuelto una lucha de voluntades. Poco a poco empezó a jadear entre golpe y golpe, el cuerpo pesándole por la fatiga. El entumecimiento de su dolor no duraría por siempre, y llegaría el punto en que ya no podría alzar los brazos.

- Tienes un espíritu férreo, chico. Qué pena que lo desperdicies ayudando matones.

Observó entre golpes cada vez más lentos, pero con una intensa mirada que no perdía determinación ni por un instante.


[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?
[Ficha]
Gracias Vin ♥:
avatar

Dromes :
10557
Reputación :
5
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Not my best day, really... [Priv. Axel]

Mensaje por Axel Neolightning el Lun Jul 31, 2017 7:19 pm

Tal y como había supuesto que pasaría, su oponente aprovechó ese simple y leve instante de tiempo en el que frenó sus golpes para contraatacar. Sin embargo e independiente de qué ahora era el quien recibía golpes, no podía simplemente frenar. No si quería, si bien no recuperar la delantera de la batalla –Cosa que veía imposible por ahora- alcanzar por lo mismo y mantener ese "Empate" entre los dos, para no quedarse atrás. A cada golpe que daba Axel, Akira respondía con alguno. De esa misma forma, ambos se quedaron allí, lanzando y recibiendo una cantidad de golpes iguales entre ellos. Realmente parecía que sin importar los fuertes golpes que se lanzaran, ninguno estaba dispuesto a dar el más mínimo paso hacia atrás, y realmente ninguno había si quiera pensado en rendirse...no, no era una opción. Simplemente, parecía que ninguno de los dos se iba a retirar si el otro era capaz de seguir de pie. Y a saber cuánto podría llegar a tardar eso.

Su respiración era bastante agitada y entrecortada, producto del cansancio que llevaba el librar golpe tras golpe, sin descanso. Un hilo de sangre salía por el costado izquierdo de su boca y otro más grande salía por el costado derecho de su rostro, pasando por encima de su párpado derecho y terminando en su mejilla. Sentía su cuerpo más pesado y mantenerse firme y en equilibrio se le hacía más difícil, así como mantener ambos brazos en guardia. La mayor parte de su cuerpo ya se hallaba adolorido, con una buena cantidad de hematomas por aquí y por allá. Por fortuna, no parecía tener nada roto ni nada parecido, sin embargo, a este paso mucho no se demoraría en ir sumando las fracturas la lista de heridas que tiene en este instante. Ya incluso el intercambio de golpes se le iba volviendo más lento, no por voluntad, si no por qué era todo lo qué sus músculos le permitían. El tiempo que ambos durarían peleando parece que se iba deteriorando cada vez más....

- ¿Matones? - Su ceño se frunció, denotando cierta molestia tanto en la expresión facial que tenía, como en el tono de voz que adquirió - ¡Ver a un ser sobrenatural abusando de su posición contra simples humanos me hace creer lo contrario! - Algo enfadado, empezaba a acelerar la cantidad de golpes, claramente teniendo una visión errónea de lo que había sucedido - ¡Ahora que te enfrentas a alguien de tu tamaño me encargaré de hacerte PAGAR! - Empezó a pelear más iracundo, dejando de lado de a poco el dolor y mejorando así su rendimiento. Se notaba como su forma de pelear se volvía mucho más agresiva, dejando cada vez más de lado su defensa, quedando completamente expuesto a recibir casi cualquier golpe a costa de seguir atacando cada vez más y más. Llegaba un punto en el que seguirle el paso ya empezaba a costar y, de hecho, el chico se había empezado a exigir más de lo que su cuerpo podía soportar, lo que seguramente acabaría dándole unos cuantos problemas luego.

Entre la lluvia de golpes, Axel logró apartarlo tras darle un leve empujón en el centro del pecho, con la intención de desequilibrarlo. Inmediatamente avanzó hacia el para dirigir un puñetazo, esta vez en dirección a su rostro. Lo envió con tanta fuerza como pudo, recargando sobre el todo su peso. El golpe terminó siendo más fuerte que el resto de golpes que había dado hasta ese momento. Sin embargo, pudo sentir como sus músculos se tensaron más de la cuenta, causando un severo ardor interno en su cuerpo. Incluso parecía que se había pasado a romper o por lo menos a dislocar unos dedos en su mano izquierda - ¡H-hgh! - Se sujetaba la muñeca con fuerza debido a lo mucho que dolía. Finalmente, y luego de un rato, ambos se habían separado. Con esto, su respiración empezaba a regularse, aunque aun siendo bastante entrecortada – Te...lo dije.... -Hablaba despacio y agotado, moviendo muy lentamente sus dedos para intentar acostumbrar su mano al fuerte dolor que estos le daban. Si el chico se levantaba...poco podría seguir haciendo con ahora un brazo menor.


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]




avatar

Edad :
17
Dromes :
9167
Reputación :
3
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Not my best day, really... [Priv. Axel]

Mensaje por Akira Tohsaka el Lun Ago 07, 2017 2:13 pm

- ¿A-abusar? H-hey, ¡Te equiv-!

Tuvo una ínfima (e injustificada) fe en que podría hacerlo entrar en razón, pero aún en lo poco que conocía al albino era más que obvio que no se prestaría tal situación. Más aún, su rival se hundió peor en aquel malentendido, multiplicando la fiereza de sus ataques con fuerzas renovadas.

«Ugh... Este sujeto no es normal.»

Su inhumanidad era obvia desde hacía tiempo atrás, pero el desconcierto de Akira iba más allá de ello. La cosa no se veía nada bien para el pelinegro. Aún con la ventaja de sus nervios entumecidos ante el dolor, el albino le iba tomando la delantera, haciendo caso omiso a sus heridas, en mero abuso de su fuerza voluntad y frustración… ¿Era una especie de berserker acaso? Su mente estratégica buscó la alternativa a la diferencia de fuerzas, y cuando lo vio retraer el brazo para darle un impacto en particular, la chispa se iluminó en su cerebro. Se cubrió el pecho con ambos brazos mientras plantaba fuerte los pies, siendo empujado un par de metros hacia atrás… precisamente lo que necesitaba.

«Bien, debo jugarme todo en este contraataque…»

¡Time Alter!

...Pero falló. Ya estaba gastando maná en calmar sus nervios del dolor, y éste era bastante grande como para permitirse desviar el flujo en otro objetivo. Le quedaba confiar en sus reflejos mundanos, potenciados por la adrenalina. Cuando ya tenía a su oponente encima, arqueó las piernas, extendió los brazos, calculó lo mejor que pudo la diferencia de velocidades que tenían, el potencial del albino era demasiado grande para permitirse el mínimo fallo…

«¡Te tengo!»

… Pero aquella gran fuerza era también una debilidad, ante las aptitudes defensivas de Akira. Lo tomó de la manga de su playera cuando estaba realizando aquel violento puñetazo, y se abusó de la propia inercia del golpe para realizar su contramedida. Ladeándose hasta quedar de espaldas, jaló de su brazo haciéndolo pasar sobre él en una compleja llave de aikido, siguiendo con la fuerza de su golpe hasta caer de espaldas contra el concreto, pero sosteniéndolo por el hombro para que no se diese la cabeza. Teniéndolo en lo posible aturdido por el golpe, le dobló el brazo que jamás soltó para doblárselo tras la espalda, con la fe de inmovilizarlo.

- Ellos eran los abusadores, yo sólo ocupaba el papel que tú tomaste conmigo. Aunque sí… quizás me pasé un poco.

“Simplemente porque no es mi mejor día” pensó. Le gustaría adjudicarse una frustración semejante a la que su rival tuvo, pero era una mentira, y si algo se le daba fatal eran las mentiras. Claro que él no tenía forma de saberlo, así que lo ideal era encontrar otra forma de probar su inocencia. Pensó. Bueno, lo mejor era empezar por deshacer lo que causó aquel malentendido.

- Veamos... quédate quieto un momento.

Le apoyó una mano en la nuca, aún cuidando de aferrar ese brazo para que no enloqueciera si acaso le quedaban energías. Por el cuerpo de Axel, bajo su piel, recorrió un relajante frío que viajó desde su nuca hasta su rostro, bajando luego a su pecho, su abdomen, que atacaba directo a las punzadas de sus heridas. Ésta iba contrarrestando el ardor de las magulladuras, primero llevándose el dolor y luego aplacando los daños. El pelinegro soltó un grave gruñido de dolor, debido al grave defecto de su magia: Todo lo que él curaba, debía revivirlo en su cuerpo primero.


[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?
[Ficha]
Gracias Vin ♥:
avatar

Dromes :
10557
Reputación :
5
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Not my best day, really... [Priv. Axel]

Mensaje por Axel Neolightning el Mar Ago 08, 2017 12:57 pm

Si bien de por sí era difícil terminar de hacer razonar a alguien como Axel en casi cualquier caso, cuando se metía en una batalla, molesto para el colmo, era ya casi imposible. Algo que había quedado claro cuando en vez de si quiera dejar terminar de hablar a su oponente o que este dijera lo que sea para defenderse o dar su propio punto de vista, comenzó a recibir golpe tras golpe, sin detenerse ni en un simple instante. Con ese último golpe que había enviado con tanta fuerza como pudo, esperaba que fuese suficiente para lograr terminar de lidiar con él o por lo menos, dejarlo más cerca del límite en el que lo consideraría "Fuera de combate". Sin embargo, lo hizo bien, se logró cubrir para evitar que ese poderoso puñetazo fuera a mayores y terminara de darle la ventaja. No, ahora era el pelinegro quien iba a tomar la iniciativa en la batalla para intentar moldear todo a su favor.

Para cuando había intentado acortar sus distancias de nuevo, con otro puñetazo directo, fue que las cosas se voltearon totalmente en su contra - ¡...! - No le dio tiempo a reaccionar el instante en el que su enemigo lo volvió a tomar por el brazo que intentaba atacar y, al igual que al inicio del combate, lo levantó por los aires. Sentía como su cuerpo se despegaba del suelo, para luego sentir como el mismo empezaba a caer en dirección al suelo, sumamente molesto por considerarse ahora, a sí mismo un idiota por dejarse agarrar de nuevo."¿¡Como caí dos veces en el mismo truc...!?" - ¡GHAGH! - Soltó un quejido en el instante que su espalda chocó con esa fuerza contra el cemento de la calle en donde se encontraban. Aquel golpe había servido para desconcertarlo un buen rato, incluso para hacerle salir algo de sangre por la boca al instante de chocar. Pero no pareció terminar allí, sino que, además, pudo sentir como su oponente le tomaba firmemente del brazo para inmovilizarlo ya completamente. "Ese hijo de…". Apretaba fuerte los dientes, iracundo y pensando en alguna alternativa. Pero...con tener un brazo con algo roto y otro inmovilizado, lo tenía bastante difícil.

- ¿JA? ¿Por qué debería creerte? Tsch - Soltó de golpe en cuanto el chico había comenzado a defenderse, con una muy clara desconfianza hacia lo que decía.

Cuando la mano del desconocido se posó en su nuca, este ya se estaba alistando para reaccionar, utilizando sus poderes así fuera necesario. Sin embargo...sintió algo extraño, algo recorrer su cuerpo, algo que...¿Aliviaba sus heridas? "¿¡Qué rayos está haciendo...!?" Pudo entender, más o menos, el efecto de aquella magia con escuchar ese simple quejido de parte de su enemigo. ¿Qué rayos pretendía hacer? Sea como sea, no se iba a arriesgar...a nada - ¡QUÍTATE DE ENCIMA! - De golpe fue que dejó salir a sus espaldas, un par de grandes y totalmente ennegrecidas alas características de un ángel. En el instante que salieron, este afiló sus plumas para que rompieran su playera y le permitieran salir con facilidad, más el filo que estas adquirieron se desvaneció instantes antes de impactar y empujar a Akira, quien se encontraba detrás suyo. Casi al unísono en que Akira fue forzado a soltarlo, Axel se impulsó hacia adelante, para rodar en el suelo y así ponerse de nuevo de pie, tan rápido como pudo.

Una vez estuvo parado, se vio la palma de la mano sana, apretándola y sintiéndose "Mejor" o "Con más fuerzas"  -Aunque no del todo, debido a que lo había interrumpido- debido a lo que sea que hubiera hecho su contrario. La expresión de Axel era atontada, más sin perder ese aire de molestia suyo tanto por el ceño fruncido como por el mantener los dientes fuertemente apretados - Tú.... - Dijo en un tono bajo, elevando luego su mirada hacia Akira - ¿¡Qué rayos se supone que pretendías hacer!? - Gritó, realmente molesto y acercándose a paso lento hacia su oponente, ya ignorando totalmente el haber hecho uso de sus alas y haciendo que estas regresaran al interior de su espalda, sin preocuparse en haber revelado su raza - ¿¡Te das cuenta de que ahora mismo…. - Llegó hasta él, alzando el puño - ...PODRÍA TERMINAR CONTIGO SIN ESFUERZO!? - Y de golpe bajó su puño en su dirección, más a medio camino se detuvo - …. Idiota, tsk – Y sin deshacer esa expresión de molestia suya, estiró todos los dedos de su mano, dejando su palma extendida para ayudar al otro a levantarse.


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]




avatar

Edad :
17
Dromes :
9167
Reputación :
3
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Not my best day, really... [Priv. Axel]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.