image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado La nieta de Van Hellsing y el pirata de goma

Mensaje por Iria&Airi Ebani el Miér Jul 19, 2017 1:58 pm

Iria Ebani

Ya era de madrugada el sol no tardaria mucho mas tiempo en comenzar a parecer por detras de los edificios derrumbados de aquella parte de la ciudad. Sentada sobre una de las azoteas observaba la ocuridad de las calles que tenia justo abajo o en los laterales de mi posición, nada anormal. Aqeuula habia sido una noche tranquila, sin ningun tipo de sobresalto. En un principio había salido a realizar una misión que al final había acabado en nada por que la información que había recibido de la gente que pertenecia a mi organización era equivocada al parecer la informante solo había estado buscando algo de ayuda economica que le ayudara a conseguir la sustancia a la que esestaba engancahda como una drogadicta, y a raíz de eso fue que se invento una historia que la hiciera creible a ojos de otros y al final la información llego hasta mi, comprobando finalmente la gran mentira que había sido. Sin embargo, aquella chica no debía de saber donde se había metido realmente por que ahora sería una perseguida por mi organizción en todo el sentido de la palabra.

-Sera mejor regresar a casa, mañana debo de asistir a clases como de costumbre- mencione para mi misma mientras me levantaba y limpiaba un poco mis ropas solo quedaba ya retirarme a descansar despues de mi excursión nocturna aunque fuera realmente una cazadora siempre debi de seguir disimulando que solo era una alumna normal que se había mudado a aquella ciudad por diversas razones y todas personales, aunque realmente la razón para haberme mudado a aquella ciudad era encontrar a cierta pesona de la que aun tenia que cobrar venganza.

Pero aun asi esa era una larga historia que no tenia ganas de recordar en aquel momento, aunque una parte de mi cuerpo seguía vinculada a esa historia de por vida. Comence a saltar de azotea en azotea era mejor poder caminar de aquella forma que ir por la calles, siempre se podía encontrar con alguna compañia no deseable de vuelta a casa. Solo hbía saltado un par de azoteas mas cuando comence a escuchar gritos procedentes de las calles de abajo, hizo que me detuviera solo un momento para observar en una de aquellas oscuras calles como un grupo de personas parecían estar siguiendo a otra que corria bastante rapido.

- Nunca falta una diversión en la noche - no era mi asunto y tampoco conocia a ninguno de las personas involucradas, así que iba a pasar del asunto por completo y regresar a casa para un largo decanso, o eso pensaba hacer sino fuer por que justo cuando iba a pasar de azotea la puerta de acceso a esta se abrio de forma brusca y otro grupito de cuatro personas aparecieron con aire desafiante en aquel lugar.

La noche no iba a acabar aun por loo visto...


○ [Iria Ebani] ahora es [Iria&Airi Ebani]
avatar
Dromes : 60302
Reputación : 0
Mensajes : 58
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La nieta de Van Hellsing y el pirata de goma

Mensaje por Luffy el Lun Jul 24, 2017 10:27 am

Durante gran parte de la tarde, un bullicio enorme se escuchaba proveniente de un bar de no muy buenas opiniones públicas. Hogar de múltiples conflictos y problemas causados por personas indeseables y por demás detestables. Ese bar funcionaba, a su modo, como un restaurante también. Muchas personas solían asistir para tomar algo, o comer. Aunque muchas veces en realidad lo que atraía a esa gente de la peor calaña era el hecho de que todas las noches había una gran pelea, por la que solía armarse un enorme escándalo. El pobre dueño del local no tenía mucho que objetar al respecto, francamente. No tenía nada que hacer ante tal situación, más que observar y agachar la cabeza para salvarse de un posible botellazo.

Esta vez era más temprano. La noche aún no caía, y las chispas de la discordia que provocarían las llamas de un nuevo conflicto dentro del local, y todo parecía poder estallar en cualquier instante.

De pronto la puerta se abrió, dando paso a un muchacho delgado y que iba caminando sin hacer el menor ruido. Sin embargo, su sola presencia causaba un enorme y tenso ambiente bastante incómodo para cualquiera. Era Monkey D Luffy, aquel hombre problemático que había causado grandes problemas al gobierno antes, y que en su cabeza reposaba una recompensa de 500 millones de dromes. Sobra decir que fue cuestión de unos pocos minutos lo que se necesitaría para que todo el bar se pusiese en su contra apenas se sentara en la barra.

Golpes, quejidos, madera rompiéndose, insultos, maldiciones, alguna que otra risa, y de repente, Luffy rompiendo la puerta al salir cuando la noche ya hubo caído. Se pasó gran parte de la noche corriendo de sus persecutores, que no mostraban ni una pizca de intenciones de cesar la cacería. Eran quinientos millones de dromes, y ninguno era tan tonto como para dejarlo escapar. A pesar de la ventaja numérica, Luffy no tardaba en ir derrotándolos de a poco a medida que se alejaba, obteniendo cada vez más ventaja.

Fue una noche larga, y aún no terminaba incluso. Aún tenía mucha gente persiguiéndole. Incluso algunos dueños de tiendas y bares se habían sumado a la persecución cuando Luffy pasaba y tomaba sin permiso algo para comer y mantener sus energías.

¡Eh, esos tipos no se cansan nunca! ¡Qué molestos! —protestó mientras giraba una esquina y se lanzaba hacia los tejados. Había estirado sus brazos de manera que se agarrase del saliente y pudiese salir disparado. Así fue cómo logró evadirles y esconderse en un tejado. Asomado desde el borde los observó pasar y alejarse. Pronto amanecería, y al menos podría descansar un poco. Sin embargo, no supo percatarse de que alguien estaba muy cerca suyo, justo en el mismo tejado y casi a unos pocos metros.
avatar
Edad : 19 Dromes : 90480
Reputación : 18
Mensajes : 159
Ver perfil de usuario
Luffy
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La nieta de Van Hellsing y el pirata de goma

Mensaje por Harry Strauss el Vie Oct 06, 2017 12:23 am

TEMA CERRADO
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Zona Prohibida
avatar
Dromes : 222008
Reputación : 7
Mensajes : 892
Ver perfil de usuario
Harry Strauss
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La nieta de Van Hellsing y el pirata de goma

Mensaje por Iria&Airi Ebani el Jue Oct 19, 2017 5:42 am

Iria

Los gritos de varias personas comenzaban a llegar cerca de la zona donde yo me encontraba. Ya había decido regresar a casa despues de todo debía de asistir a clases por la mañana, algo inutil la verdad pero esa era la taparedera que se me había facilitado para poder ir a Eadrom, así que debía de seguirla. Aunque realmente solo asistía a un par de clases y a se posible las menos aburridas, las demas solía saltarmelas y solo ir de vez en cuando, con aprobar los examenes que no solían ser para nada dificiles estaría todo bien.

Los gritos cada vez eran mas cercanos, pero era lo que menos me preocupaba en aquellos momento, con paso firme iba a saltar hacía el siguiente tejado para regresar a casa. Pero justo al mismo tiempo que yo saltaba, otra personas mas lo hacía cayendo al mismo tejado que yo, solo que a unos mentros alejados...pero por alguna razón, mi brazo comenzo a palpitar bajo la venda que lo cubría, allí había algo sobrenatural.

- ¿Me pregunto que sera lo que has hecho, para que sean tan pesados? - termine hablando en voz alta, mientras cruzaba mis brazos bajo el pecho, mirando a quel joven chico que se encontraba a unos metros de mi en el mismo tejado, parecía tener alguna habilidad para poder llegar al tejado de aquel edificio - No creo, que esten haciendo semejante alboroto por nada a estas horas de la mañana - volví a pronuncia observando fijamente con mis ojos ambar a aquel chico, que en un primer momento parecía no haberse percatado de mi presencia en aquel lugar.

Mi brazo seguía palpitando bajo la tela, eso solo solía hacerlo bajo dos circunstancias la primera por que me encontraba en peligro y solía por si sola descontrolandose, o segunda algunos de aquellos asquerosos vampiros o demonios se encontraba cerca y aunque ocultaran su identidad como si nada, mi brazo de alguna forma los detectaba, seguramente debido a que era parte genetica de ellos, era como si la sangre llamara a la sangre.


○ [Iria Ebani] ahora es [Iria&Airi Ebani]
avatar
Dromes : 60302
Reputación : 0
Mensajes : 58
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La nieta de Van Hellsing y el pirata de goma

Mensaje por Luffy el Dom Oct 29, 2017 4:18 pm

La turba enfurecida se aleja por las calles, llevando ese alboroto nocturno cada vez más lejos. No muy apartado de allí está Luffy, descansando de la persecución, con algunos raspones y la ropa sucia. Viste con una camisa azul y unos shorts negros, junto con sus sandalias y el característico sombrero de paja en su cabeza. Se le escucha agitado, pero mucho más tranquilo que en momentos previos. Al asomarse por el borde del edificio puede notarse a los malvivientes con antorchas y espadas persiguiendo a los gritos, despertando el enojo de los vecinos de la localidad, que no temen salir a reprenderles por el escándalo que están haciendo a tales horas.

Al darse cuenta de que se encuentra a salvo se echa en el suelo, sentado sobre el borde del edificio a disfrutar de la divertida imagen de unos ciudadanos enfurecidos persiguiendo a los cazadores con sartenes y cucharones. Una imagen graciosa, pero lamentable para cazadores de recompensas, que huyen de la población local enfurecida que ha sido interrumpida prematuramente de su sueño antes de una jornada laboral como cualquier otra. El pirata se muestra muy entretenido con la situación ahora que el perseguido no es él, sino sus persecutores previos.

Poca atención prestó a quien le acompañaba en el lugar, y habría seguido así hasta que una voz le altera por lo repentina que fue y casi logra que se caiga a la calle, arriesgándolo a ser descubierto una vez más y continuar con la incansable búsqueda por la cabeza del «criminal peligroso». Por suerte, el pirata logra estabilizarse antes de caer, y se echa unos pasos hacia atrás para evitar otro sobresalto. Esto consiguió que le diera atención a la mujer junto a él, en quien no reparó hasta escucharle.

¡Casi me matas de un susto! —le recrimina bastante molesto, poniéndose de pie y gritando sin pudor. Luffy se acerca a la muchacha, llegando a establecer una distancia menor a dos metros entre ambos. Ahora puede vérsele mucho más relajado, con esa expresión molesta esfumada por completo del gesto—. No he hecho nada malo, pero me pasa donde quiera que vaya me persiguen porque tengo una recompensa por mi cabeza —explica sin muchos límites en sus palabras, dejando salir sin problemas su identidad—. ¿Y tú por qué estás aquí? ¿También te estaban persiguiendo? —pregunta con inocencia, asumiendo que todos se encuentran en la misma situación que la suya.
avatar
Edad : 19 Dromes : 90480
Reputación : 18
Mensajes : 159
Ver perfil de usuario
Luffy
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La nieta de Van Hellsing y el pirata de goma

Mensaje por Iria&Airi Ebani el Vie Nov 03, 2017 8:24 am

Iria

Alce una ceja al escuchar su acusación sobre matarlo de un susto, si esas cosas fueran realmente posibles hacerlas con solo hablar entonces definitivamente hubiera querido ese poder desde hace mucho tiempo, pero al fin y al cabo solo eran una formas mas de hablar o simple leyendas la que decian que eran realidad. Aun podía escuchar a lo lejos aquella muchedumbre que había estado intentando capturar al chico que estaba frente a mi Suspire, la verdad no me interesaba en lo mas minimo el por que lo estaban siguiendo o siquiera saber quien era, solo terminaria siendo una perdida de tiempo.

- ¿Recompensada por tu cabeza? - mis ojos observaron el cuerpo del chico que ahora se encontraba aun mas cerca de mi persona, desde luego por su cuerpo atemorizante no es que le hubieran puesto una recompensada teniendo en cuenta claro que aquello que había dicho fuera verdad ¿habídad oculta? era otro posibilidad y mucho mas convincente que lo que estaba viendo en aquel momento- No creo que eso sea de tu incumbencia, jovencito - comente respeto a su pregunta aunque respondiendo francamente.

En toda aquella situacion había algo que no terminaba de encajar y eso era el continuo palpito que sentía en mi brazo derecho. Aquella sensación que solo se producía en el cuando tenia a uno de su misma especie cerca o relacionado con ello, cuando se trataba de un hibrido no solía reaccionar de la misma manera, pero cuando era un ser puro de esa raza los palpitos en mis brazos se volvían incluso un poco dolorosos y en otras ocasiones llegaba a descontrolarse y que mi brazos demoniaco hiciera su aparicion frente a los ojos de su victima.

Pero ahora mismo debía de tranquilizarme y mantener la calma, no podía estar segura de si mi brazo palpitaba asi por el chico frente a mi o solo por que alguien de esas caracteristicas se encontraba cerca escondido entre las sombras esperando el momento oportuno para atacar, la paresencia de Airi ahora mismo me hubiera venido muy bien, pues con el viento podía detectar mucho mejor que yo aquella clase de situaciones, por eso era tan valiosa en el equipo tambien.

- La verdad es que tengo mis dudas sobre si en verdad tienes un precio sobre tu cabeza o no pero - una leve sonrisa aparecio en mi rostro poniendo mi mano derecha sobre el brazalete que llevaba en la muñeca izquiera y dejando salir la hoja de una pequeña espada de esta observando al chico en cualquier momento- Pero si es asi, sería bueno conseguir una buena recompensada - no iba a quedarme con las dudas por supuesto si el era un demonio o no, y aunque no tuviera aun nada contra el, lo mejor para sacar a relucir las habilidad de un enemigo en una pelea de uno contra uno.

Tal vez acababa de cavar su propia tumba a encontrarse conmigo en aquella azotea, pero aun estaba por ver si el destino se había encargado de dejarlo caer en mis mano o no.No le di mucho tiempo a reccionar despues de mis palabras, cuando mi brazo se movio lanzando la hoja de la espada justo hacia delante con el objetivo de dar en su corazón.


○ [Iria Ebani] ahora es [Iria&Airi Ebani]
avatar
Dromes : 60302
Reputación : 0
Mensajes : 58
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La nieta de Van Hellsing y el pirata de goma

Mensaje por Luffy el Lun Nov 27, 2017 10:15 pm

Todo parecía por fin quedar en calma. Los persecutores se alejaban en las calles, dejando a Luffy a salvo de la adrenalina que unos cazadores de recompensas ofrecían. Este se acomodó su sombrero luego de sentirse tranquilo, de poder asegurar que no le estaban siguiendo. Y en su inocencia no era capaz de detectar las maquinaciones que comenzaban a formarse dentro de la mente de la muchacha con quien habíase encontrado. Ahora en su mente, o mas bien en sus deseos, todo lo que se destacaba eran ánimos de marcharse del lugar, de volver donde sus amigos para poder descansar de una larga jornada de peleas y huidas que ningún beneficio le trajeron. Claro, exceptuando por toda la comida que se robó, que ahora ya digerida en su totalidad daba espacio para más hambre. Inevitable.

¿Jovencito? —de inmediato se acercó más, incluso cortando la distancia a menos de cincuenta centímetros, para poder compararse mejor con aquella muchacha, la de ojos de color ámbar. Enseguida fue capaz de notar una diferencia, no demasiado grande, pero sí presente, en cuanto a estatura. Y es que él era más alto, sin lugar a dudas—. Creo que tú eres la jovencita: eres más baja, y pareces tener una edad parecida a la mía —rio con esa característica inocencia, que brillaba en una sonrisa amigable, incapaz de prever lo que estaba a punto de suceder entre ambos en ese momento. Con su Kenbunshoku en segundo plano, las guardias de un confiado Luffy se encontraban al mínimo, dando la oportunidad perfecta para aquella cazadora, quien dudaba de la identidad de Luffy, pero ese brillo en sus ojos destacaba algo importante. Por el contrario, los ojos del pirata estaban transmitiendo algo totalmente distinto: calma y un aroma agradable, si es que a la mirada de alguien se le podía definir de esa manera. Esa pequeña comparación, aunque irrelevante, dejó a Luffy más cómodo con la presencia de Iria. Una razón por demás estúpida, pero que no dejaba de validarse al ver ahora la tranquilidad con la que se tomaba las cosas de repente. Pasando de estar en un estado de persecución literal, a la completa calma y amabilidad con una perfecta desconocida.

Y así, tal como la actitud cambió en un instante, volvió a hacerlo. Esta vez causado por un ataque repentino. Totalmente por sorpresa, sí, pero con el suficiente margen de tiempo para reaccionar y hacerse a un lado del estoque, esquivando con escasos milímetros el primer ataque, y a su vez, el golpe de gracia.

¡Oye, ¿qué te pasa?! —con toda su atención enfocada en su agresora, Luffy, con su cuerpo echado hacia su derecha, aprovechó el impulso con el que se colocó de costado hacia la espada y ejecutó un giro sobre sí mismo en sentido anti-horario. Con la inercia del movimiento acumulada, alzó su pierna izquierda y lanzó una patada circular hacia el cuerpo de la muchacha. No buscaría contenerse desde el inicio, ahora que vio la increíble precisión del movimiento que casi le cuesta la vida.

Se hizo hacia atrás de inmediato, procurando alejarse del rango de alcance de su oponente antes de permitirle lanzar un contra-ataque que le pusiera en apuros. Con los pies en tierra y una mano apoyándose en el suelo, ahora el pirata observaba con detallada atención cualquier movimiento. Todo indicio de distensión ahora había desaparecido por completo, y se había enfocado en el combate junto con todos sus sentidos, como una fiera salvaje que estaba en una pelea por el territorio.
avatar
Edad : 19 Dromes : 90480
Reputación : 18
Mensajes : 159
Ver perfil de usuario
Luffy
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La nieta de Van Hellsing y el pirata de goma

Mensaje por Iria&Airi Ebani el Lun Ene 22, 2018 7:11 am

Alce una ceja en el momento en el que se aproximo a donde yo me encontraba, definitivamente los jovenes de hoy en día eran demasiados confiados con las personas desconocidas, y aquel chico en especial para ser incluso mas ingenudo que un niño de cinco años que acababa de desprenderse por primera vez de la mirada de sus padres solo para hacer travesuras y acabar metido en la boca del lobo... que practicamente era donde había acabado al encontrarse en conmigo en aquel momento. Acababa de escapar de una persecución solo para acabar delante de uan cazadora que estaba detectando en el signo de aquella raza que tanto odiaba y que a si mismo pertenecía a una parte de ella, los demonios.

- ¿Nunca te han dicho que las apariencias a veces engañan? - mencione retrocediendo un par de pasos de su distancía actual, mirando por un momento hacía abajo como si estubiera cansada y luego volver a dirigir mi mirada hacía aquel sujeto.- Ademas que seas un poco mas alto que yo, no significa que seas un jovencito, los hombres  soleis tener una altura mayor a las mujeres aun cuando sois mas jovenes, así que no quieras decir que la jovencita en esta situación soy yo - mencione presionando un poco mas mi mano contra mi brazo derecho, aquellos palpitos que sentía en el brazo con su cercania habían aumentado, no cabía duda de lo que me estaba avisando, es que aquel tipo tenía algura relación con los demonios y por lo tanto...debía de ser exterminado.

Por eso fue que en el momento de actuar no dude ni un momento en abalanzarme sobre el, por eso mi espada se había dirigido sin dudarlo ni un momento hacía donde debía de estar guardado su corazon bajo su piel... aun así su reacción fue determinante para evitar que este diera en su objetivo, al menos parecía que tenía buenos reflejos y aunque hubiera sido solo por milimetros había escapado de mi estocada mortal. Ahora el quien contratacaba con una patada circular hacia mi persona, no es que fuera algo dificil de esquiviar al menos para mi, por lo que un simple salto hacía atras me dio la oportunidad de esquivarlo, ahora ambos estabamos en posición de ataque y defensa al mismo tiempo..


- ¿Que que me ocurre?, la verdad no se si eres un simple ladrón de comida o simplemente un niño de cinco años, pero hay algo de lo que estoy segura y es que dentro de ti hay algo relacionado con los deminios - mencione  mientras seguia defendiendo mi posición, no iba a engarñe y hacer algun movimiento que pudiera dañarme, estaba acostumbrada a enfrentarme a demonios y uno que parecía un despistado, no iba a quedarse conmigo- Y mira por donde y para tu mala suerte, te has tenido que encontrar con la unica cazadora de demonios que existe en toda la ciudad de Eadrom - comente con una ligera sonrisa pero de forma peligrosa detonando que dede aquel momento este se había convertido en mi presa.

Y de algo mas que no había mencionado hacía el chico tambien estaba segura, y es que aunque en aquella ocasión por algun motivo llegara a escapar, mi red de contactos era extensa y cuando tenía una presa en la mira no la dejaba escapar hasta que finalmente me llevaba su vida conmigo. Y por eso mismo y sin hacer aparecer mis poderes de demonio, por que eso incluía rebelarme demasiado hacía el enemigo, volví a cargar hacía el intentando primero un golpe directo sobre su estomago, para luego volver a apuntar mi daga a su cuerpo, pero esta vez justamente hacía la yugular de este.


○ [Iria Ebani] ahora es [Iria&Airi Ebani]
avatar
Dromes : 60302
Reputación : 0
Mensajes : 58
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La nieta de Van Hellsing y el pirata de goma

Mensaje por Luffy el Mar Ene 30, 2018 5:34 pm

Curiosa pregunta, en la que el pirata no se detuvo a meditar ni siquiera por un instante. A esas alturas era difícil saber a ciencia cierta si se detenía a pensar en algo, para empezar. Esa mirada siempre presente en su rostro daba a entender de que no, casi como una forma universal de demostrar su estupidez, pura y absoluta. Y la pregunta era curiosa porque él, en sus viajes, fue subestimado muy a menudo por esa apariencia. Los enemigos le daban menos valor del que poseía, y por eso había salido airoso durante tantos peligros. Pero cualquiera que le viese la cara podría decir, con total seguridad, de que él pirata no tenía una respuesta en mente.

Ah, pero yo creo que sí eres más joven que yo —le responde con total confianza en sus palabras. No hay una sonrisa que pueda traducirse como burla, o una mirada que convierta a Luffy en un arrogante que buscaba ser condescendiente con la cazadora de ojos ámbar—. Así que está bien que te diga jovencita —echando los dos brazos en jarra, esboza una gran sonrisa y se muestra muy tranquilo. Lamentablemente, ese momento no dura demasiado.

¿Fue suerte o gracias a su capacidad? Ese golpe bajo estuvo a punto de acabar con él en un golpe, pero su reacción no fue menos sorprendente, al igual que su contra-ataque. Pero la cazadora no cedió, echándose hacia atrás y marcando la distancia entre ambos, ahora que lo que parecía ser una pelea diferente a la que cualquier cocinero enojado podría ofrecerle. Su cuerpo se hallaba tranquilo, sin mostrar signos de temor o nervios. No tenía por qué sentirlo, habiendo sido atacado a muerte ya antes. Una costumbre más en la vida de un criminal en constante fuga, escapando de la ley y de aquellos que hacen justicia por mano propia.

¿A qué te refieres? ¿A los demonios? ¡¿Acaso me estás siguiendo por mi Fruta del Diablo?! ¡Pues no te la daré, porque me la comí! —usando un tono burlón, pero infantil, se tomó los bordes de la boca con los dedos índice de cada mano y se estiró el rostro a los lados. Con el rostro ensanchado, y la lengua fuera, asemejando a la burla de un niño pequeño más, Luffy se dio cuenta de que no podría irse sin intercambiar uno o dos golpes con la cazadora. Esta no dudó en acercarse otra vez, lanzando sus ataques a matar. El pirata se daría cuenta de que no podía jugar con ella, porque esta vez recibió el golpe en el estómago, pero por ser tan ligero se hizo hacia atrás, esquivando inconscientemente el corte dirigido a su yugular.

Aquel golpe logró derribarlo, pero se repondría de un salto, demostrando un daño minúsculo.

Lo siento, pero eso no va a funcionar, porque soy de goma —tranquilo por momentos, mostrándose sonriente, para lanzar su brazo derecho hacia atrás. Este empieza a estirarse unos cuántos metros, llegando incluso hasta tocar con sus nudillos la pared del edificio de atrás. Luego de eso, todo su brazo se cubre con una superficie negra metálica, que en la noche podría verse como una simple sombra más, pero tan uniforme que resaltaba, y con el brillo que la luz de la Luna reflejaba en este—. ¡Gomu Gomu no Hawk Bullet! —su brazo sale disparado hacia adelante, lanzando un potente golpe mejorado con su Busôshoku, que corta el viento por la fricción que la velocidad de su puñetazo genera. Un golpe capaz de derrotar a humanos fuertes con un impacto, a una velocidad enorme. Su brazo se estiraría unos cuántos metros de retroceso, cortando las distancias con la cazadora, para evitar acercarse demasiado.
avatar
Edad : 19 Dromes : 90480
Reputación : 18
Mensajes : 159
Ver perfil de usuario
Luffy
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La nieta de Van Hellsing y el pirata de goma

Mensaje por Harry Strauss el Dom Abr 01, 2018 7:30 pm

Tema Cerrado
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Zona prohibida.




avatar
Dromes : 222008
Reputación : 7
Mensajes : 892
Ver perfil de usuario
Harry Strauss
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La nieta de Van Hellsing y el pirata de goma

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.