6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Meeting us again.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Meeting us again.

Mensaje por Dylan Walker el Mar Jul 18, 2017 11:01 pm

El sonido del abrir de una puerta se escuchó, seguido de los pasos de un pálido joven de cabellos azules y ojos de color similar. Una camisa tan blanca como la misma nieve, pantalones oscuros, junto con un par de zapatos negros y un anillo en el dedo medio de la mano izquierda eran las ropas que portaba el muchacho cuyo rostro aparentemente carecía de alguna clase de sentimiento. Permitió la entrada a un par de adultos de edad avanzada, para después encargarse de abandonar aquel establecimiento, dentro del cual estuvo escasos minutos. Guardó dentro de su mochila el objeto con el cual había salido de aquel lugar.

Su mirada se dirigió hacia el frente, instantáneamente sintió los rayos del sol golpeando su rostro, cubriéndose con el dorso de la mano que poseía ese tan odiado y a la vez preciado anillo suyo. Chasqueó visiblemente molesto la lengua, empezando a caminar posteriormente, intentando ignorar, sin mucho éxito, aquel brillo que tanto detestaba cuando se le ocurría molestar su vista. Se cuidó de no golpear a nadie en el trayecto y finalmente desapareció de su vista. Una pequeña e imperceptible sonrisa se formó en sus labios.

Se detuvo un instante, pensando. Usualmente, en cualquier otro día hubiera decidido dirigirse hacia el instituto Takemori, directo a su habitación para tomar un descanso de toda la semana, pues esta lo había abrumado bastante debido a las tareas que los profesores le habían encargado, las cuales, por cierto, ya había terminado. Sin embargo, en esta ocasión decidió que sería preferible visitar algún lugar que llamara lo suficiente su atención. Se aprovecharía de que aún quedaban varias horas antes de que la noche hiciera acto de aparición.

Sus pies se movieron de nuevo. Su caminar era tranquilo a la vez que sus orbes azules se encargaban de mirar con atención hacia los lados, alternando entre uno y otro, buscando alguna tienda o establecimiento que fuera de su interés. Desgraciadamente para él, muchas de las cuales le interesaban se encontraban cerradas, probablemente debido al día —Domingo—, ya que muchos lugares acostumbraban a cerrar o bien, las personas acostumbraban a tomarse el día libre para relajarse del trabajo, lo cual comprendía a la perfección. Agradeció que ese no fuera el caso para el primer lugar que visitó, si no hubiera sido una pérdida de tiempo el haber salido este día.

Decidió resignarse tras varios minutos de búsqueda. Lo mejor sería regresar a Takemori.

En el camino bajó ligeramente la mirada, con su mano en su mentón al mismo tiempo que intentaba recordar si no se le había pasado por alto el hacer algo. Para su suerte todo parecía en orden, por lo cual visión se regresó hacia el frente. Cuando lo hizo estuvo a nada de impactar con alguien de forma accidental, pero sus reflejos lo ayudaron a detenerse justo a tiempo. Se maldijo internamente por el haberse descuidado de esa forma y decidió disculparse con aquella persona. Cuando se dio cuenta de quién se trataba no pudo evitar sentir una ligera sensación de sorpresa.

—¿Gabrielle? —cuestionó, al ver a la fémina que tenía frente suyo.

Ojos rojizos, cabello castaño, aunque en algunas partes le parecía que el mismo era pelirrojo. Sí, se trataba de ella sin ninguna duda, de aquella chica con la cual había tenido una especie de conversación en la biblioteca ya hace algunos días o quizá semanas, no recordaba con exactitud. Agradeció que no se tratara de alguna desconocida para él, aunque para ser sinceros, tampoco podría considerarla como amiga suya.

—Lo lamento, casi chocamos por mi culpa—se disculpó—. ¿Todo en orden?

Preguntó, con su gélida mirada sobre ella, buscando algún rastro de molestia en su rostro.


Narración | —Hablo | "Pienso"
Default | —#267B90 | "#0088AA"


- Ficha Congelada (?) -

I'm ready to fight (?):

Clickeame 7u7 (?):



Cosas (?):
Whisky Dylan Walker by Jestro (?):


avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
32346
Reputación :
3
Mensajes :
119

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Meeting us again.

Mensaje por Gabrielle Curie el Sáb Jul 22, 2017 6:17 am

Gabrielle tenía el día libre, finalmente. El día anterior tenía que terminar sus tareas asignadas y comenzar unas nuevas. Por eso le gustaba bastante el domingo últimamente, o al menos desde que había llegado a la ciudad, era su día preferido. Se levantó algo temprano para aprovechar el día libre, dar vueltas por los jardines y relajarse un poco, su pobre libreta estaba abandonada en una mesita junto a su cama, había sido una semana bastante ocupada y ni siquiera le había echado un vistazo. Antes de salir, se la quedó mirando un buen rato, finalmente la agarró, junto a unos bolígrafos. Aprovecharía en escribirle una carta a su tutor, el cual por esas épocas seguramente andaba atareado con el comienzo de clases en Francia, seguía estando a cargo de varios niños a parte de ella, algunos en hogares y otros en familias temporales. Se preguntó si pensaría en ella de vez en cuando y se encontró estando celosa de los demás niños desconocidos. Ignoró esas sensaciones angustiosas y salió hacia la calle.
Se pasó la mañana mirando las plantas y el cielo, en los alrededores de donde residía, ya que era de los que se pierden con facilidad. No tenía ganas de leer o dibujar, y no conocía a gente que le hiciera compañía en esos momentos. La ciudad era apacible los domingos, como si todos se pusieran de acuerdo en que era un día muy aburrido como para hacer algo importante. Escribió una extensa carta en algún momento de la mañana, no tenía idea de cuándo podría enviarla, así que escribió todo lo que se le ocurrió en ese momento. Luego se dispuso a tararear viejas canciones mientras, recostada en el pasto, formaba estelas de fuego con los dedos que simulaban una suerte de videoclip.
Esperó a que pasase la hora del almuerzo para levantarse y estirarse, se había quedado embobada con las nubes. Su panza rugió unos momentos, indicándole que ya debería de haber almorzado. Solía soportar bien el hambre, pero ese día era domingo, se podía permitir comprar algo por ahí. Cercana a los jardines había una pequeña tienda en la cual vendían chucherías y dulces, pasó por ahí y se consiguió unas galletas saladas y agua. No era mucho, pero no quería gastarse lo que le mandaba su tutor. Tal vez si se consiguiese un trabajo pequeño o empezara a vender dibujos podría comprarse ese hermoso caballete que había visto en la ciudad…
Estaba pensando en todo aquello, como la lechera de aquella fábula a la cual se le cayó el cántaro junto a los sueños, mientras volvía mascando una galleta. Se detuvo un momento para mirar una nube graciosa en forma de conejo. Y entonces…
¡Ah!
Un pequeño grito de susto y trastabilló con torpeza hacia adelante. Se le cayó la botella al suelo  y se agachó rápidamente a alzarla.
Lo siento murmuró muerta de vergüenza. “Estaba mirando el cielo como una idiota”. Yo…
Cuando le escuchó nombrarla, se levantó desconcertada, alzando una de sus cejas en señal de extrañeza, a mirarlo.
Ah… “¿Quién era este?” se preguntó desesperada mientras gotitas de sudor bajaban por su frente, “no puede ser que ya haya olvidado…” Luego se fijó en sus ojos, fríos ojos celestes. Ahhhh… repitió, pero ahora con tono de entendida. Eres tú, el chico de la biblioteca… ehh…. “Tenía el nombre en la punta de la lengua, a ver, piensa…”.
Se lo quedó mirando concentrada, frunciendo ligeramente el ceño. Era el chico elemental de hielo, pero no recordaba el nombre… lo había oído hablar tan poco…





Hablo / "Pienso" / Narro


Regalillos <3:




Gracias Vin, Lan <3
avatar

Salón :
1 B
Edad :
17
Dromes :
50823
Reputación :
22
Mensajes :
249

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Meeting us again.

Mensaje por Dylan Walker el Mar Jul 25, 2017 1:41 am

“¿Por qué no habla?” se preguntó.

Dylan enarcó una ceja, mirando fijamente a la chica de los orbes rojos frente suyo. Sus reacciones le habían parecido extrañas pues no había hecho más que balbucear y no decir absolutamente nada, ¿Se habría confundido y ella no era Gabrielle? No, estaba casi seguro de que no se equivocó al decir el nombre de la fémina que había conocido hace poco, además de que él procuraba no olvidar detalles sobre personas que recién conocía, en especial el nombre, aunque las palabras que salieron de los labios de ella le hicieron caer en la cuenta de que posiblemente sólo él tenía ese pensamiento.

Frunció ligeramente el ceño, como si la imitara, aunque los motivos del de cabellos azules era la sorpresa de que no lo recordara, que posteriormente se convirtió en ligera molestia, ¿Era justificada la misma? Para nada, era completamente estúpido que alguien reaccionara de dicha forma, aunque claro el elemental de hielo no era el ser más normal del universo. Por su cabeza pensó en la posibilidad de que el tiempo desde que se conocieron había sido bastante, pero de nuevo regresó a su creer anterior. Si él la recordaba, ella debía de hacer lo mismo, ¿Cierto?

Se irritó más cuando sus palabras no salían de su boca. Entrecerró la mirada aún sobre ella, soltó un suspiro que denotaba su reciente mal humor y después negó con la cabeza, antes de hablar.

—Sí, soy el chico de la biblioteca —repitió—, Dylan —recordó—. No te culpo de que olvidaras mi nombre, ¿Sabes? Después de todo debe de ser bastante complicado recordarlo, tan largo y poco conocido, inclusive tiene que ser casi imposible pronunciarlo. —chasqueó la lengua.

Su tono de voz había sido un poco agresivo y ligeramente sarcástico. En su menté pensó que posiblemente se había pasado un poco… No, no, no, se había pasado demasiado con sus palabras. ¿Qué era lo que ocurría con él?, ¿Acaso se le complicaba tanto el simplemente recordarle su nombre? Era lo único que ella, al parecer, trataba de recordar, pero como siempre su forma de ser le impedía el ser amable, ni siquiera podría serlo un poco. Y tenía que reconocerlo, a él le molestaba muchas veces el ser de esa forma y lo trataba de remediar, pero se negaba. ¿Por qué habría de ser amable con alguien que ni siquiera conocía? Era algo que no tenía sentido en su lógica.

Con sus inexpresivos y gélidos ojos la continuó mirando, esperando una reacción de su parte, quizá que le regresara el comentario o que se fuera del lugar, ¿A él que le importaba? Después de todo era sólo una chica con la que no tenía relación alguna, simplemente habían conversado en la biblioteca sobre libros, un tema muy común en lugar como ese, pero hasta ahí. No eran amigos, eran simples conocidos que se habían sentado en el mismo lugar por mera coincidencia.

Y ella se había comportado bien con él.

Recordó la conversación, como Gabrielle en un punto se había mostrado animada en parte de la misma. Él inexpresivo casi siempre, pero ella haciendo un intento de hacer fluir la conversación, pero nunca siendo grosera a pesar de que la mayoría del tiempo el de ojos azules mantenía esa mirada que aparentaba que nada le importaba.

Sí, se había pasado bastante, pero no quería disculparse, porque él tercamente creía que tenía la razón al haberse reaccionado de esa forma.

No era justo que no se disculpara, era un completo insensible.

—Eh… Y-yo creo que me p-pasé… —balbuceó y desvió la mirada. No estaba acostumbrado a disculparse, mucho menos dos veces en un mismo día—. Lo sien... —se detuvo antes de terminar la palabra, respiró, ¿Por qué era tan difícil esto? —. Sólo olvida lo que dije, ¿Sí? —pidió.

No era una disculpa como tal, pero quizá era lo mejor que se le podía pedir en estas circunstancias. Su mirada de nuevo estaba sobre ella, mostrándose una ligera pizca de arrepentimiento. Esperaba a que le gritara, le dijera cualquier tipo de cosas e inclusive lo golpeara. Se lo tendría bien merecido.


Narración | —Hablo | "Pienso"
Default | —#267B90 | "#0088AA"


- Ficha Congelada (?) -

I'm ready to fight (?):

Clickeame 7u7 (?):



Cosas (?):
Whisky Dylan Walker by Jestro (?):


avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
32346
Reputación :
3
Mensajes :
119

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Meeting us again.

Mensaje por Gabrielle Curie el Sáb Jul 29, 2017 3:53 pm

Podía presentir como su mirada gélida se hacía más furibunda y molesta a medida que balbuceaba. “¿Se ha molestado…?” se preguntó tontamente mientras la mirada del chico la juzgaba duramente. Gabrielle juntó las manos tras la espalda, como si escondiera la tontería hecha de esa manera. Miró hacia otro lado después de unos instantes, no podía soportar esos ojos fríos y enojados. Y luego soltó ese ácido comentario que solo la hizo morir de vergüenza y bajar la mirada completamente sonrojada. “Es cierto, ¿Cómo pude olvidar algo así de sencillo?”
Lo… lo siento, de verdad, sabía que te conocía de algo, pero no me sale bien recordar los nombres… sonaba sinceramente apenada, alzó la mirada para que viera que lo era. En cambio mi nombre es mas difícil de recordar y tu lo has hecho…
“Pero el se acordó de mi nombre, vaya” pensó mejor “Eso quiere decir que ¿le causé algún tipo de impresión?” ella pensaba que ese día había pasado sin pena ni gloria, realmente no esperaba que la recordara. Bueno, ella tampoco lo había hecho muy bien al no recordar su nombre, pero él si lo había hecho. Se sintió especial por un momento (?) No estaba acostumbrada a ser especial para otras personas, sobre todo si no las conocía de nada. Ahora sus mejillas seguían encendidas, pero por otras razones. Ahora le avergonzaba ese hecho extraño.
Aunque… ¿Qué diablos? Se había enojado porque no había recordado el nombre. Incluso estaba intentando hacerlo, ¿por qué se lo tomaba tan a pecho si ni siquiera se conocían bien? Ese pensamiento, en un rincón de su mente, la fastidió. Por, eso cuando el chico se echó atrás, pensó que era lo más obvio por hacer, tampoco había hecho algo tan malo. Lo miró con algo de molestia, pero después se arrepintió y sus cejas se enarcaron en culpa de vuelta.
No importa, supongo que merezco que te enojes… Y su enojo se encendió. Aunque tampoco era para tanto, ¿sabes? Es bonito que me hayas recordado y todo eso… admitió. Pero no es necesario que te enojes por algo así. Solo es un nombre…
Se mordió los labios, incómoda por haber lanzado eso que pensaba sin filtro alguno. Sus manos sostenían aun sus cosas, así que las llevó nuevamente al frente y abrazó su botella y su paquete, mientras sus ojos se desviaban, como si quisiera escapar. Pero la conversación ya había iniciado y no podía salir a correr a campo traviesa.
Es curioso encontrarte por aquí… se le ocurrió decir. ¿Estabas haciendo algo en domingo? Es extraño. No hay casi nadie de gente y justo nos venimos a topar, es raro, ¿no?
Se rió con nerviosismo por la situación. Solo esperaba que no reaccionara de mala manera o algo. No era lo suficientemente caradura como para inventar una excusa e irse.
¿Has… has leído el libro? Recordó de pronto, como si se le hubiera encendido un foquito. ¿El de Anna Frank?
Se relajó un poco al recordar ese puente de unión entre ambos, algo que tenían en común. Pero aún se sentía algo acorralada por la situación. “No lo voy a negar, este chico me da algo de miedo, sus ojos me dan miedo, su frío me da miedo, pero siento que no es un mal chico, incluso… incluso trató de disculparse por esa actitud”.





Hablo / "Pienso" / Narro


Regalillos <3:




Gracias Vin, Lan <3
avatar

Salón :
1 B
Edad :
17
Dromes :
50823
Reputación :
22
Mensajes :
249

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Meeting us again.

Mensaje por Dylan Walker el Dom Jul 30, 2017 2:04 pm

—No es tan difícil recordar tu nombre. —susurró para sí mismo.

Según él recordaba, nunca se le había complicado recordar el nombre de alguna persona que tuviera poco de conocer, al menos hasta que empezó a vivir en Éadrom. La ciudad japonesa albergaba muchas personas no pertenecientes al país —como él, por ejemplo—, por lo cual era altamente probable encontrarse con un nombre distinto en cualquier parte y en un par de ocasiones se había complicado con los mismos. Aunque al final nunca los había olvidado.

Volviendo a la actualidad, aun se sentía pésimo por las tan agresivas palabras que habían salido de sus labios. Infortunadamente era parte de su forma de ser, de su naturaleza. Se regañaba internamente por no haberse disculpado de una manera más adecuada, pero simplemente no se le dio. No estaba acostumbrado y mucho menos cuando él, tercamente, creía tener la razón. Por suerte, ya lo había hecho, a medias, lo cual ya era mucho pedir. Sólo restaba esperar a la reacción.

Cuando las palabras salieron de los labios de la de orbes rojos su primera reacción fue de sorpresa, sin evitar extrañarse que considerase que él tenía el derecho de molestarse por ese tema, ¿Acaso le daba la razón? Para nada, ya que después pudo notar una ligera molestia en el tono de voz de la chica. Bien, esto era lo que esperaba y se tenía bien merecido, y lo peor era el tener que tragarse cualquier otro comentario que llegara a su cabeza.

—Sólo dejémoslo así y olvidemos lo que dije.

Sonó como una pequeña orden, aunque en realidad lo que él quería era pedírselo. No tenía el deseo de continuar con esa conversación, preferiría darle punto final o bien, que esta quedara en el olvido. Lo que menos le apetecía era tener que disculparse como debía de haberlo hecho. Su mirada de nuevo se situó sobre la fémina, percatándose como ella hacía lo opuesto. Consideró que era lo mejor, pues no quería que viera cómo se manifestaba un ligero arrepentimiento en su rostro.

—Sólo decidí salir a comprar algo —respondió a secas, sin dar mucho detalle—. ¿Raro? Quizá… No lo sé, yo diría que es una coincidencia —expresó su punto de vista—. Tú… ¿Qué hacías por aquí? —preguntó de vuelta.

Decidió dirigir sus ojos en otra dirección, esperando de nuevo una respuesta. Hubiera preferido mil veces, en cualquier otra situación el cortar la conversación e irse, tal y como lo había hecho aquella ocasión en la biblioteca, en especial porque sintió el ambiente un poco incómodo. Si ya se le hacía algo difícil, por no decir molesto, el seguir una conversación, ahora era muchísimo peor.

Intentó buscar una excusa para retirarse, cualquiera, la más sencilla que se le ocurriera en ese momento, inclusive si parecía estúpida, era lo que menos le importaba ahora mismo.

—¿Libro? —preguntó, no estando atento a sus palabras—. Ah, ese libro… Espera… —pidió.

Lo siguiente que hizo fue descolgar la mochila de sus hombros, buscando dentro de ella con mucha calma. No tardó prácticamente nada y lo que sacó fue el mismo libro que Gabrielle había mencionado. Lo dejó entre sus manos al mismo tiempo que regresó la mochila a donde estaba originalmente.

—Verás… —empezó, haciendo una pausa—… No había tenido muchas ganas de ir a la biblioteca últimamente. Y resultó que hoy tengo algo de tiempo libre, por lo que decidí venir por aquí para comprarlo, así podría leerlo en cualquier lado siempre que quisiera —extendió el ejemplar en su dirección, por si tenía el deseo de verlo.

En ese momento, por alguna extraña razón se cuestionó mentalmente si realmente había sido coincidencia el haberse encontrado con ella.


Narración | —Hablo | "Pienso"
Default | —#267B90 | "#0088AA"


- Ficha Congelada (?) -

I'm ready to fight (?):

Clickeame 7u7 (?):



Cosas (?):
Whisky Dylan Walker by Jestro (?):


avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
32346
Reputación :
3
Mensajes :
119

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Meeting us again.

Mensaje por Gabrielle Curie el Sáb Ago 05, 2017 12:50 pm

Oyó que susurraba algo, dejándola un poco anonadada. También, pronto notó el aura incómoda del lugar, como si fuera un manto pesado alrededor de ambos, a pesar de que el día estaba tan hermoso. El prácticamente le ordenó luego que dejaran el tema de lado, a pesar de que ella había sido quien lo pidió “Quien lo entiende” pensó algo más molesta “Ni siquiera fue capaz de decir por lo menos que estaba de acuerdo”. Tenía la imagen de un muchachito algo fácil de enojar y también terco frente a ella, que evitaba su mirada, tal vez para no soportar el cómo lo juzgaba. Pero finalmente volvió a mirarla. Esas actitudes la recordaron a algo, lejano y pasado, a la época en la que ella también era de esa manera. Sí, mucho tiempo había sido arisca a los demás, molestándose con todo. La diferencia era que ella guardaba un mordaz silencio neutral ante todo lo que molestara o agradase. Suspiró.
“Es claro que no quiere estar aquí”
Yo solo salí a pasear un rato, es un día muy bonito como para estar encerrada en la residencia… respondió algo desalentada por la situación, mientras se acariciaba un mechón de cabello. Y es raro, sí, porque de entre todas las personas que se podían encontrar, justo aparecimos nosotros, de la nada, ¿ves? Es… curioso… se puso algo anaranjada, ya no estaba tan segura.
Bajó la mirada. El tono y la actitud de aquel chico, Dylan (ahora no iba a olvidarle de vuelta) eran obviamente repelentes. Tal vez no debió extender la conversación, ahora se sentía algo estúpida por presionarlo a estar por ahí “Debería simplemente disculparme de nuevo e irme”. Sabía que no era buena para establecer amistades, aunque no entendía que había hecho mal exactamente, no creía que lo hubiera hecho tampoco. De nuevo esa culpa mezclada con enojo, ni ella misma entendía.
¿Eh? Cuando lo oyó hablar, algo sorprendida, volvió a mirarlo. “Entonces ¿si se acuerda del libro?”
Un pequeño silencio ocurrió mientras ella tomaba el libro con cierta sorpresa y curiosidad, quedándose mirando la tapa con ojos grandes. “Ya veo…” Al menos había recordado eso, y había seguido su sugerencia.
Me halaga que hayas decidido leerlo… admitió, esbozando una sonrisa algo incrédula aún. Y me parece una idea bastante buena, aunque podrías haberla retirado de la biblioteca también se termina riendo.
Algo más calmada, por alguna razón, pero pensando que igual ya quiere irse, le devuelve el ejemplar sonriendo. Se sintió algo especial por un momento, había logrado compartir algo que le gustaba y convencer a otra persona.
Bueno, ojalá te guste, y nos podamos ver algún otro día, ¿sí? Tomó otra galleta de su paquete y se la pasó. Fue un gusto verte de vuelta.
Algo más aliviada, esperó a su respuesta, luego iría a echarse al pasto, tal vez, no había terminado de comer aun.





Hablo / "Pienso" / Narro


Regalillos <3:




Gracias Vin, Lan <3
avatar

Salón :
1 B
Edad :
17
Dromes :
50823
Reputación :
22
Mensajes :
249

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Meeting us again.

Mensaje por Dylan Walker el Lun Ago 07, 2017 9:32 pm

—No lo veo bonito, todo lo contrario. —afirmó sin dedicarse a explicarle la razón por la cual su opinión era totalmente opuesta.

Su definición de “día bonito”, y había que aclarar que no era alguien que usara dicha palabra, simple y sencillamente dependía de que los —muy— estúpidos rayos del sol no impactasen su rostro. Sí, detestaba aquello y entraría a la perfección en un hipotético vídeo de YouTube que tendría como título: “Top 5 de cosas que hacen que Dylan Walker se moleste más rápido de lo normal”. ¿La mejor parte? Ese vídeo también tendría el honor de entrar en la clasificación.

Regresando a la actualidad, donde tomaba lugar el reencuentro, si es que podía llamarse de aquella forma, el de cabellos azules perdía momentáneamente la posesión del libro, que pasaba a las manos de Gabrielle, quien había reaccionado de una manera que él consideró de sorpresa, lo cual no comprendía. ¿Tan extraño era que alguien comprara un libro que le habían recomendado? Al parecer para ella lo era y lo confirmó al escuchar las palabras saliendo de su boca.

—¿Halagarte? Bueno, fue una sugerencia tuya y simplemente la acepté, no es para tanto —levantó los hombros buscando restar importancia—. Quizá estés en lo correcto, pero… No sé, simplemente hice lo que hice y ya. —sentenció chasqueando la lengua.

Desvió la mirada ligeramente, sintiéndose acorralado y sin saber qué decir ante ello pues muy, muy, muy en su interior reconocía que la chica tenía mucha razón en lo que había dicho. ¡Venga! Cualquier tonto sabría que era muchísimo más inteligente leer un libro que desconocías antes de comprarlo, inclusive él lo había hecho, como en aquella ocasión con “La Ilíada”. Sin embargo, ahora decidió saltarse dicho paso y simplemente ir a conseguirlo, desconociendo de todo el motivo.

Recuperó el tomo, guardándolo rápidamente en el interior de su mochila. No sabía si era conveniente o no tratar de continuar la conversación, y si lo hacía, desconocía si sería por cortesía, como según él, estaba actuando en estos momentos. Pero tal parecía que ella tenía otros planes, pasando a despedirse de él, cosa que lo hizo sentir un poco aliviado.

—De acuerdo —habló. Generalmente era él quien les daba el punto final a las conversaciones, por lo cual no sabía cómo despedirse—. Nos vemos.

Se dispuso a darse la vuelta y retirarse, aunque en su interior se sintió ligeramente extrañado por aquellas palabras que ella le había dicho. ¿De verdad había sido un gusto verlo? Su desconfianza le decía que no y que sólo lo había dicho por mera cortesía, en especial por cómo él se había comportado. Pero también cabía la posibilidad de que fuera cierto, lo cual lo haría sentirse aún más culpable.

“Es estúpido estar así” se dijo a sí mismo, caminando a paso rápido.

Ya estaba bastante lejos de ella, y entonces, escuchó un sonido cercano, ocasionando que sus ojos se dirigieran al lugar de donde provenía. Estuvo parado por unos momentos y entonces, caminó de manera inconsciente. No tardó demasiado, y entonces se dirigió hacia el lugar donde había estado hace un par de minutos. Aún desconocía el motivo por el cual estaba a punto de hacer lo siguiente.

De nuevo estaba frente de la de orbes rojos, con un par de helados en cada una de sus manos y sin saber qué rayos decir. No quería ser malinterpretado de ninguna forma.

—No preguntes, sólo tómalo. —dijo, extendiendo una de sus manos hacia ella.

La miró como siempre miraba a las personas, pero aquel gesto se podría leer fácilmente como un “Disculpa de nuevo por mi comportamiento”. Era una especie de compensación por cómo había actuado, pero no lo diría nunca en voz alta.


Narración | —Hablo | "Pienso"
Default | —#267B90 | "#0088AA"


- Ficha Congelada (?) -

I'm ready to fight (?):

Clickeame 7u7 (?):



Cosas (?):
Whisky Dylan Walker by Jestro (?):


avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
32346
Reputación :
3
Mensajes :
119

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Meeting us again.

Mensaje por Gabrielle Curie el Lun Sep 25, 2017 8:43 pm

De entre todas las respuestas que podía esperar, no tenía planteada esa.
“¿No esta bonito, sino todo lo contrario?”
Ella siempre supuso que comentarios como esos se solían contestar con unas palabras amables o en todo caso un afirmamiento desganado, pero la total contraria… bueno, no supo que responder en un primer lugar. Solo se le quedó media sonrisa congelada que tomó el aspecto de mueca después de unos momentos de extrañeza.
¿Eh? Supongo… No me desagradan los días soleados…
No eran sus favoritos, pero esa mañana había despertado con un espíritu optimista hacia la luz solar que hacía brillar cobrizamente su cabello y encendía sus ojos como si se complementaran con el ambiente, su cuerpo a veces solía responder de manera distinta a sus preferencias. Por ello, supuso simplemente que al chico no le gustaba el sol por ser un elemental de hielo (aunque no tenía sentido, al menos para ella y sus propios gustos), y como no sabía mucho aun de convivencia y eso, solo se quedó callada y con la sonrisa congelada mencionada anteriormente.
En fin, la cuestión era que pudo notar cierto alivio en su voz tras ella decirle que allí se podían separar. Muy a su pesar, la chica se alegró un poco, no sabía cómo lidiar con la situación más tiempo, ni siquiera se le cruzó sentirse mal por parecer un estorbo, en su mente, solo estaba pensando en su propia comodidad.
No me parece que no sea para tanto, realmente me halaga, de verdad, añadió rápidamente para aclarar la situación, nunca había tenido gente con quien compartir mis cosas.
Casi al descuido, lo soltó, mientras jugaba con la tapa a rosca de su botella, raspándola con el dedo y a la vez mirándolo.
Está bien, nos vemos, supongo, en el colegio, ¡o en algún patio! Si, tal vez…
El chico dio una vuelta casi en automático para alejarse con rapidez de allí, casi como si una fuerza lo estuviese arrastrando. Gabrielle dijo sus últimas palabras casi al viento.
Y entonces se sintió sola. El viento sopló haciéndose sentir por sobre su cabeza y el sol pareció quemarle un poco más la piel tersa. Todo se volvió un poco más silencioso, aunque no es que lo estuviera menos antes. Gabri atinó a mirar la botella y mover el agua de un extremo a otro, viendo como el interior formaba extrañas siluetas bajo la luz. Suspiró.
“¿Habrá pensado que era un estorbo? ¿Por eso se fue tan rápido?”
La duda la atacó sin esperarse mucho tiempo, y la culpa la comenzó a carcomer, otra vez ella estaba reaccionando tarde y lenta a la situación, todo sucedió de forma tan rápida y sencilla que no se había puesto a analizarlo bien.  Otra vez, había echado por la borda tratar de hacer amigos.
“¡Pero es que quería estar sola!” se respondió, como si estuviera siendo reprendida por sí misma. Aunque ahora se sentía sola, y ya no quería estarlo “Lo arruinó, ahora me siento vacía de vuelta”.
¡Todo estaba tan bien! ¿Por qué dejaba que le afectase de aquella manera? ¿Sería la forma en que la miraba? ¿Lo sentía desamparado? ¿O es que sentía que debía imponerse para hacer sentir algo a esos ojos inexpresivos?
Seguro una antigua rivalidad, algo tan profundo como el instinto de cientos de años y ancestros. Aunque ¿Qué ancestros? Ni siquiera había conocido a su verdadera madre.
Con la mente hecha un torbellino, se sentó en la banca y tomó un largo sorbo de agua, que no pudo llenar ni el vacío en su pecho ni en su panza. Se tumbó apática contra el respaldo.
Y entonces apareció un objeto color crema frente a sus narices, un OVNI que despedía frio y viscosidad por el calor tan presente. Alzó la mirada, quien sostenía el helado no era nada más ni menos que Dylan. Lo tomó en un acto reflejo y sin pensarlo mucho, porque se estaba derritiendo a velocidad rápida y se ocupó de limpiar las orillas. Cuando acabó, se relamió y lo miró nuevamente a él. Una mirada que no denotaba nada, pero que notaba la culpa en la suya.
No hay preguntas, respondió con sencillez, cerrando los ojos y asintiendo con un leve gesto de sonrisa.
Las cosas eran más simples de lo que se planteaba, no sabía por qué le había dado tantas vueltas…





Hablo / "Pienso" / Narro


Regalillos <3:




Gracias Vin, Lan <3
avatar

Salón :
1 B
Edad :
17
Dromes :
50823
Reputación :
22
Mensajes :
249

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Meeting us again.

Mensaje por Dylan Walker el Vie Oct 06, 2017 11:31 pm

Cuando ella tomó la decisión de aceptar aquel cono de helado, el chico de cabellos azules sintió una especie de sensación bastante similar al alivio. Aunque al mismo tiempo, por muy estúpido y sinsentido que esto pudiera sonar, se sentía más desconcertado de lo que ya se encontraba, debido a que no se esperaba que ella aceptara esa especie de “ofrenda de paz”, como él había decidido llamar a aquella acción que había realizado.

Si éramos sinceros, se esperaba cualquiera de los peores escenarios posibles: que ella directamente optara por “rechazarlo” —sí, sonaba extraño— o bien, que le aplicara la mismísima ley del hielo. Habría sido una completa ironía que fuera el objeto de la misma, aunque al mismo tiempo tendría su lado cómico. En fin, cualquiera de ambas opciones que hubiera tomado hubiera sido totalmente comprensible. Después de todo, se lo tendría bien merecido.

Ahora, volviendo a la actualidad, teníamos a ambos, Dylan y Gabrielle, con su respectivo postre en sus manos. Pero cada uno tomando una actitud diferente.

Por un lado, según lo que podía apreciar el hombre de hielo, la chica estaba sumida en su propio mundo, enfocada en terminar su helado antes de que el —maldito— sol se encargara de derretirlo. Internamente, se lo agradecía, pues había hecho caso a su petición sobre no preguntar sobre el motivo de su acción. Después de todo, si lo hacía, él no tendría la disposición de responder.

Por su lado, el elemental de hielo se encargaba de no comer su helado, simplemente de enfriarlo haciendo uso de sus poderes, a pesar de que poco le importaba si este resultara desperdiciado. Su único interés era el de analizarla, mirándola fijamente. La veía, quería hallar alguna lógica en su comportamiento, una explicación que hiciera que su duda fuera despejada. Pero no conseguía hacerse de esta y como resultado se sentía ligeramente frustrado, como si fuera poco el cómo se encontraba ahora.

Soltó un suspiro para sí mismo, negando después, sabiendo que no encontraría nada que lo aliviara en su totalidad. Se pudo dar cuenta de cómo ella había terminado, razón que lo hizo empezar a comer, con toda la calma del mundo, después de todo, no sufriría con que el dulce frío perdiera su forma, a menos que deseara que esto ocurriese. Terminó rápidamente, tras un par de minutos, dejando de lado el cono, para después enfocar una vez más su atención a ella, entrecerrando la mirada. Se debatió internamente sobre cuál sería la mejor opción en el momento, aunque el problema radicaba en que sólo existía una: actuar, ya sea hablando o haciendo algo.

¿Por qué ella seguía callada? ¡Ah! Cierto, él se lo había pedido. Menuda estupidez de su parte.

¿Todo bien? —utilizó lo primero que se le ocurrió para formular una pregunta. Utilizó su tono de siempre: bajo y que le hacía aparentar que nada le generaba un interés—. Supongo que comer esto es bueno para no sufrir de calor, o eso quiero creer. —agregó, desviando la mirada después.

Bien, si esto fuera una competencia sobre saber quién era el peor tipo iniciando conversaciones, muy probablemente Dylan hubiera sido el ganador, de forma unánime. Inclusive, habría roto un record Guinness. Él se trataba de un completo novato en todo aquello que tratara sobre relacionarse con personas, debido a que no entraba dentro de sus intereses. Y a pesar de ello, ahora lo estaba haciendo, o al menos intentándolo. Si Jade lo viera, se estaría matando de risa.

¿Con eso estamos a mano? —hizo otra pregunta, aun sin animarse a mirarla.

A cada segundo que pasaba, se sentía más cercano a ser aquel espécimen que detestaba casi tanto como el mismísimo fuego: un idiota.


Narración | —Hablo | "Pienso"
Default | —#267B90 | "#0088AA"


- Ficha Congelada (?) -

I'm ready to fight (?):

Clickeame 7u7 (?):



Cosas (?):
Whisky Dylan Walker by Jestro (?):


avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
32346
Reputación :
3
Mensajes :
119

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Meeting us again.

Mensaje por Gabrielle Curie el Jue Nov 16, 2017 10:48 am

Gabri se entretuvo balanceando los pies mientras él por fin se decidía a empezar su cono, podía sentir como le ardía todo el rostro y el cuello, generalmente ser el centro de atención de alguien o algo no le apetecía en absoluto, y se había librado de su mirada calculadora. Con el rabillo del ojo, pudo notar como la crema de su helado no se había movido ni un milímetro de cómo estaba. “Vaya” pensó “Tener poderes de ese tipo ha de ser genial, pero, ¿le molestará este sol?”.
No se atrevió a preguntar algo tan descortés, sería como juzgarlo por su elemento, ¿se podría considerar racismo?
Su piel aceitunada recibía los rayos como un espejo, ni siquiera podía sufrir el calor como cualquier persona normal. No creía que fuera un don realmente, pero siempre le divirtió ver cómo le afectaba a los demás, una parte malvada de su personalidad.
-Oh, no, no realmente –respondió con tropiezo a lo que comentaba- No puedo físicamente sufrir el calor.
Sonó casi en automático, como una breve explicación para una clase.
-Y acerca de que estamos a mano… realmente no me debes nada, ¿sabes? –añadió avergonzada mientras se rascaba una palma de la mano con la otra- Lamento si… te di esa sensación, solo fue un momento extraño, un lapsus, supongo…
Tragó saliva, podía sentir como los ardores aumentaban en su cara. Disimuló mientras alzaba la vista hacia la copa de uno de los árboles por allí cercanos.
“Realmente es difícil de tratarme, ni siquiera se que palabras decir” suspiró para sus adentros. La escena se había alivianado en incomodidad, pero aun sentía algo de rabia por la actitud antiséptica del joven. En el fondo, deseaba que el llevara la conversación, porque ella se estaba trabando, y no quería volver sobre sus pasos pensando en el choque que habían tenido.
-Es… es curioso –dejo salir, entre divagaciones- Nunca en mi vida pensé que encontraría a alguien tan contrario a mí, eres prácticamente lo que siempre he soñado poder hacer.
Bueno, ya que ninguno avanzaba, empezaría a ser honesta. Sin apartar la mirada del árbol para que no notara que se estaba inventando todo al paso, continuó.
-En realidad, nunca pensé hallar a nadie que tuviera estas cosas “particulares” como yo, así que poder hablar contigo de alguna forma me hace sentir más… integrada…
Subió los pies al banco, para acomodarse mejor.
-A decir verdad, nunca tuve muchos amigos, y aquí, a pesar de todo, no es la excepción, así que… gracias, por volver y seguir hablándome, yo no sé si me hubiera atrevido a traer una “ofrenda de paz” y todo…
Lanzó una tenue risa que se confundió con el aire veraniego, todo a su alrededor entonaba con su figura, incluso el sol parecía brillar un poco más sobre sus ojos. Pero ella no se daba cuenta de que en ese lugar estaba más integrada que nunca, en su elemento, por así decirlo. Siguió riendo un instante para luego acallar de vuelta. Ni siquiera estaba segura de por qué le estaba contando estas cosas a un casi extraño. ¿Sería que sentía que su apatía no la juzgaría con crueldad? En el fondo pensaba que a él no le importaría un bledo y sería casi como hablarse a sí misma. Nunca había exteriorizado lo que sentía a extraños. Miró nuevamente al chico, apenas, para notar que sus ojos helados seguían con la misma expresión, a diferencia de los suyos, que parecían vibrar como pequeñas brasas. Sentía una especie de alivio, como un paño frío que la cubría. Se le ocurrió invitarle de su agua, pero por ahí le causaba asco eso de compartir botella, así que se contuvo y bebió sola, el helado siempre le daba una sed terrible.





Hablo / "Pienso" / Narro


Regalillos <3:




Gracias Vin, Lan <3
avatar

Salón :
1 B
Edad :
17
Dromes :
50823
Reputación :
22
Mensajes :
249

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Meeting us again.

Mensaje por Dylan Walker Hoy a las 1:54 am

Sus orbes azules constantemente se movían, de un lado a otro, observando hacia ninguna dirección en específico. La acción parecía a aquel típico caso en el cual uno trataba de encontrar algo, o alguien, ubicado a una distancia considerable. Lógicamente, podría ser considerado como una falta de atención y, por consecuente, de respeto. En realidad, seguía escuchando atentamente lo que salía de los labios de la chica de cabello castaño-pelirrojo, pero él era de las personas que, simple y sencillamente, no gustaba de ver a las personas, con quienes hablaba, por mucho tiempo, mucho menos si no era tan cercano a él. Le incomodaba hacerlo.

Prefería que la gente lo viera como un chico maleducado —aunque parecía que aparentar ello era su especialidad— antes que sentirse irritado por algo, que se le hacía sutilmente desagradable.

No poder sufrir, físicamente, el calor. Dichas palabras le habían ocasionado que regresara a mirarla por el rabillo del ojo, por un mínimo instante. Bien, lo había logrado, captó su atención, pero no como ocurría de forma común. No, para nada. Ahora se sentía completamente intrigado por lo creyó haber escuchado. Su mente, como ya era costumbre en él, trataba de encontrar alguna explicación, llegando varias de las mismas a su mente, aunque sólo una le inquietaba bastante: ¿Acaso ella, Gabrielle, era uno de ellos? No debía de sacar conclusiones precipitadas. Su estilo era distinto, pero existían momentos en que le era complicado evitarlo.

No puedes sufrir el calor… —repitió sus palabras, para sí mismo—. ¿Por qué no puedes sufrirlo? —cuestionó.

Le interesaba, ciertamente, la respuesta que ella le proporcionara a la pregunta. Su sentido del oído estaba completamente atento a ella, haciendo caso omiso a lo que ocurría a su alrededor. Inclusive había dejado de maldecir, mentalmente, al sofocante calor. Su deseo ahora era conocer la razón por la cual ella era inmune al calor, el por qué este era incapaz de fastidiarla como a él lo hacía.

Da igual que no te debiera nada. Estamos a mano. —insistió, haciendo un ademán con una de sus manos, buscando restarle importancia.

Una sensación de sorpresa invadió su ser, reflejándose instantáneamente en su rostro, de una forma un tanto sutil. Volvía a lo anterior: no entendía el motivo por el cual ella decía lo que decía. Tenía que admitir que aquella chica se le hacía un tanto extraña en cuanto a su comportamiento, tan distinto a las personas que había conocido en un pasado. Estaba tan desconcertado, que le daba igual el cómo ella se había percatado de su naturaleza. Aunque realmente, poco había hecho él para ocultarla.

¿Por qué soñarías hacer lo que yo?, ¿Qué es exactamente ese algo que sueñas? —atacó de nuevo, con interrogantes—. No es como si yo hiciera cosas espectaculares.

“Por supuesto, lo que hago es muchísimo mejor que el fuego” ¡Y claro! ¡No podía faltar ese pensamiento tan típico en él! Pues, ante sus ojos, todo era mejor que aquel —estúpido, idiota, inútil y todo adjetivo similar a los anteriores— elemento.

¿Q-qué? —tartamudeó ligeramente, apareciéndose en sus mejillas un pequeño rubor, ante aquella especie de declaración—. ¿Qué clase de cosas se supone que dices? —preguntó con un tono de voz ligeramente agresivo. No estaba acostumbrado a que le dijeran ello—. No tienes por qué agradecer nada. —pidió o, mejor dicho, ordenó.

Chasqueó la lengua, posteriormente desviando su mirada, haciendo un muy poco eficaz intento por ocultar aquel pequeño calor que había invadido la piel ubicada por encima de sus pómulos. ¿Cuál era una de las principales desventajas de ser un elemental de hielo, en específico en la familia Walker? La palidez de la piel, pues cuando esta se enrojecía, por la causa que fuera, era muy sencillo de apreciar, por muy mínimo que fuera.

Y lo odiaba, porque la interpretación que se le podía dar, tenía una alta probabilidad de ser errada.


Narración | —Hablo | "Pienso"
Default | —#267B90 | "#0088AA"


- Ficha Congelada (?) -

I'm ready to fight (?):

Clickeame 7u7 (?):



Cosas (?):
Whisky Dylan Walker by Jestro (?):


avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
32346
Reputación :
3
Mensajes :
119

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Meeting us again.

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.