FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
CENSO
DE JULIO
¡FIRMA OBLIGATORIA!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Bajo Penumbras [Priv Hao]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bajo Penumbras [Priv Hao]

Mensaje por Anna Kyoyama el Dom Jul 16, 2017 4:42 pm

Otra vuelta más...me enrosco entre las sabanas, pongo un brazo bajo la almohada, acomodo la colcha, vuelvo a voltear, o mejor boca arriba, no, no funciona. Suspiro en el silencio inerte de la habitación. Abro mis ojos que solo encuentran oscuridad hasta que mi pupila se acostumbra y absorbe la luz tenue que se cuela de la ventana, mi mirada es atraída como un imán a ese ventanal que presume una noche sombría y misteriosa, que me llamaba a descubrir sus secretos… No puedo evitarlo soy un animal nocturno Me destapo y me siento en la cama buscando el reloj de la mesita, marca la 1:47 a.m Sé que aunque me resista no podré dormir esta noche, como tantas otras, y mis instintos son más fuertes ¿Por qué negarme?

Me puse de pie dirigiéndome al armario y seleccione algunas prendas que sin prisa alguna vestí sobre mi cuerpo. Una polera de tela suave en color borgoña intenso ceñida al cuerpo, un  jean negro de tiro medio con roturas, y un calzado comodo. Me mire al espejo, los colores del atuendo hacían que mi piel nívea se vea aún más blanca ¿Cómo es eso posible? lo que resaltaba el rojo natural de mis labios. Me detuve algunos segundos frente mi imagen, no por vanidad si no por el hecho de reconocerme  a mí misma en aquel reflejo que distaba mucho de mi imagen de niña de 15 años, ahora me veía diferente, con una mirada distinta, soy la misma pero diferente No tiene mucho sentido ¿No?...La esencia nunca cambia pero todo lo demás es susceptible a los agentes de cambio: Vivencias, experiencias…dolor… mi preferido.’“El dolor cambia a la gente”‘ susurró mi subconsciente, robándome una sonrisa ladeada y melancólica.

Agarre mi sagrado collar que se enredaba en mi muñeca como parte de mi cuerpo y antes de irme le di un pequeño beso a mi acompañante felino.

Al salir el aire estático y frío choco con mi piel, despertando mis sentidos, el manto nocturno era más oscuro de lo habitual, para mí más atrapante, la idea de  desaparecer entre la espesura mística del bosque me resulto más seductora que nunca,  y yo jamás me negaría a la llamada de mi impulsividad. Me encamine en dirección a aquel lugar, las nubes de momentos cubrían la Luna, regalando hermosas sombras y luces entre sus pasajes. El imponente y frondoso bosque me abría paso alzándose ante mí con majestuosidad, y a medida que me adentraba en él la humedad y el frio se acentuaban un poco más con la neblina que comenzaba a aparecer,  mis pasos eran cautelosos y sigilosos, me gustaba escuchar los sonidos de la noche en todo su esplendor y sentirme parte de ella, parte de este lugar silvestre e indómito, libre… Llegue a una parte muy dentro del bosque donde se abría un pequeño claro rodeado de árboles y plantas diversas, entre merodeadores nocturnos que se no se perturbaban con mi presencia. Respire hondamente llenando mis pulmones de ese aire peculiar perfumado de fresca vegetación. Me recargue de espaldas sobre un árbol ancho hipnotizada por la Luna que se abría lugar entre nubes, mostrando su grandeza en aquella penumbra y solitaria noche - Simplemente perfecta…- Dije con voz suave.


Yo narro | -Yo hablo- | Yo pienso |  | 'Conciencia/Subconsciente'
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
19
Dromes :
29174
Reputación :
1
Mensajes :
18

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo Penumbras [Priv Hao]

Mensaje por Hao Asakura el Dom Jul 16, 2017 7:13 pm

Su cuerpo esta agitado, desnudo, cansado y fatigado, sensación parecida luego de un largo entrenamiento y varias horas de actividad física, pero esta vez no era así. Esa noche lo único que hizo el rey chaman fue ponerse a prueba a el mismo, intentando caminar sin tener que usar su energía chaman, aquella energía mágica que tanto lo ha caracterizado a lo largo de los años, su perfecto control le permite alterar la realidad a su gusto, lamentablemente por mas alteración de realidad que posea, este enorme sacrifico no podría arreglarlo. El día de hoy ha llegado a los 25 pasos, ni mas, ni menos, 25 seria su limite, jamas pudo superar ese numero desde que ha reencarnado.

Con ayuda de su control mágico, crea una silla cerca de la madera de un árbol, levantando su cuerpo del piso y automáticamente ubicando su espalda sobre esta, recostado y suspirando del alivio. -Parece ser que este es mi limite. Que mas da, no es como si esperara mucho- Se burla de el mismo y sus imposibles esfuerzos. Su debilidad no es algo que pueda entrenar, y en el fondo lo sabia, pero a pesar de las negativas el sigue intentando. ¿Que mas podría hacer el solo en el bosque? Ya son varias semanas desde que se encuentra completamente el solo, en esta ciudad de nombre Éadrom, sin conocer y sin saber nada de esta, atraído por la enorme presencia espiritual y alojándose en el bosque para no tener molestias de gente ajena que pudiera fastidiar su descanso. Si bien su odio por los humanos ya no esta presente en su ser, tampoco es que sienta empatía por ellos, todo lo contrario, el siente pena y buscaría ayudarles en base a impartir sus conocimientos. Pero primero debería lidiar con este problema físico que tanto le estorba.

El chico empieza a relajarse, cada vez mas, durmiendo con la brisa del viento que golpea su cuerpo desnudo y se lleva de por medio su cabello al costado, con el aroma de la tierra mojada por el roció y el ruido de las ramas chocando entre si. Se hubiera quedado profundamente dormido si no hubiera sido por esa presencia, esa magia tan familiar y que seria imposible de no reconocer. Alza su rostro en alerta, primero preocupado, tal vez se trataba de Yoh y un encuentro con el seria algo muy extraño en estos momentos, pues no debe demostrar debilidad alguna. Su expresión cambio a una sorpresa de ojos abiertos y boca cerrada, asimilando esta.

...
-¿Anna?-

Dijo casi para el mismo, sintiendo su aura y a la chica como si estuviera justo al lado de ella, pero no, esta a varios metros y Hao tiene un conflicto interno si ir a verle o no. Aunque sus primeros pensamientos fueron otros como, ¿que hacia ella aquí?, ¿le estará buscando?, ¿esta junto con Yoh? Aunque esto ultimo sea imposible, pues hubiera sentido a Yoh en un instante, pero no hay dudas de que ella puede saber donde se haya el, su otra mitad.

Luego de meditarlo unos cuantos minutos, el se decide por ir a dar un saludo "amigable" a su vieja contrincante, aquella chaman con la que tuvo varios enfrentamientos y no tenían una muy buena relación. Si bien Hao ya no es el mismo de antes, es muy difícil que Anna crea algo como eso, su mentalidad hacia su persona es algo que se ha deteriorando con los años, o así lo ve el.
Aquel momento, el momento en el que sintió a la prometida de los Asakura, allí fue cuando nació una de las grandes costumbres de Hao, su imagen astral a larga distancia. No puede presentarse de tal manera ante Anna, y tampoco tiene la fuerza para hacerlo personalmente sin depender de la silla y su magia, por lo tanto, crea una imagen de el mismo, una versión antigua de cuando fue la ultima vez que se encontró con Kyoyama. Botas y guantes pesados y rojos, pantalones rojos oscuros y un poncho que cubre su cuello hasta los tobillos, de mas esta decir que esta imagen luce mas saludable y no tan delgada como el actual.

No ha creado la imagen en frente de el mismo, sino directamente arriba de una rama, arriba de la vista de Anna para poder apreciarle de mas cerca, y que ella pudiera darse cuenta que el le estaba mirando, un poco atrevido pero la chica ya le conoce, sabe que es la costumbre ese tipo de apariciones. Hao se siente seguro, ya que esta imagen es intangible, en caso de ataques no hay nada que pueda funcionar ante la probable ira que Anna sienta al verle.


-Si tan solo alguna señal me hubiera dicho de este encuentro...-
Hace una leve pausa para que la chaman pueda mirarle. Una vez cruzando miradas, sonríe con confianza.
-Me estaría presentado de una mejor manera... Anna-
avatar

Dromes :
2560
Reputación :
0
Mensajes :
8

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.