FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Bien está lo que mal acaba —priv.
Hoy a las 4:57 am por Anemone

» Desgracia, el mandamiento ID
Hoy a las 3:16 am por Desgracia

» TRANSFERENCIA DE PUNTOS
Hoy a las 2:13 am por Trinity

» ELIMINACIÓN DE CUENTAS
Hoy a las 12:43 am por Kellan Hunter

» Keep your enemies close. [Dylan, Vincent, Lev]
Hoy a las 12:21 am por Lev Novak

» "Espero les guste la musica... Unplugged."
Ayer a las 11:24 pm por Murdock Quinn

» CAPITULO III: SITUACIÓN COMPLICADA (EDIFICIO ANTIGUO)
Ayer a las 11:15 pm por Stein

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 10:49 pm por Murdock Quinn

» Cierre/Apertura de temas
Ayer a las 10:27 pm por Tooru Honda

» Double Trouble [Ziro]
Ayer a las 10:19 pm por Han Jumin

¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


El parchado y el pan de dios... ¿Qué puede salir mal?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado El parchado y el pan de dios... ¿Qué puede salir mal?

Mensaje por Invitado el Vie Jul 14, 2017 11:38 pm

El parque central… un sitio donde muchos paseaban, donde la gente joven, adulta y anciana se conglomeraba ¿Qué hacía en aquel lugar? Pues el chico descansaba luego de un arduo día de trabajo, revisando las cartas que había recibido su otro yo, aquel que había muerto en esta realidad, en este universo. Revisaba la primera carta que le había enviado aquella que parecía ser su mentora, una carta conmovedora hablando de su madre y la aldea de donde creció “Aeka ¿eh?” pensaba mientras continuaba leyendo la carta, mientras obviaba el hecho de lo inmoral que era en algunos momentos aquella que se llamaba a sí misma como su mentora “¿Qué clase de relación tenía con ella mi otro yo?” pensaba para al terminar de leer la carta tomaba la foto que estaba adjunta, una imagen con una pose un tanto sugerente con unas ropas algo muy reveladoras y muy pegadas al cuerpo, sonrojándose de inmediato y guardando el contenido en su sobre –Pero qué mierda con el Re de esta realidad…- decía para sí mismo antes que una bocanada de viento se llevase aquella carta de sus manos –Si alguien ve el contenido de esa carta pensará cualquier cosa de mi- decía algo preocupado antes de correr detrás de ella.

Se preocupaba demasiado por esas cosas, porque apenas si había llegado a la ciudad y ya tenía en juego su reputación con la de su otro yo, aquel chico que se había dejado llevar por su lado demoníaco y había actuado por su cuenta, y por eso consiguió la muerte, o eso le había comentado Vincent, quien había vivido un tiempo con él, entrenando junto a su otro yo, mientras que él había vivido con el otro Vincent casi que toda su vida, por lo que confiaba en una de las personas de más confianza dudosa del mundo, después de todo, el dinero le movía.

Pero en esta ocasión no estaba su amigo para salvarle, tenía que valerse por sí mismo, y con una palmada creó un círculo alquímico entre sus manos antes de tocar el suelo, utilizando su alquimia en el suelo, haciendo que un metro a su alrededor se crease un pilar de cemento de unos pocos metros para poder conseguir aquella carta, tomándola en el aire pero atrayendo las miradas de la multitud –Uh? L-lo siento… ¡ya arreglo esto!- dijo justo antes de volver a palmear y volver a tocar el suelo, usando su alquimia nuevamente para trasmutar aquel pilar a su forma original –Lamento las molestias ocasionadas- dijo haciendo una pequeña reverencia, mientras que los ancianos se comenzaban a quejar, cómo la mayoría del tiempo, de los jóvenes, los niños, o la mayoría, quería ir a hacerle preguntas sobre si lo que hizo había sido magia o no… Aunque él les diría que sí, no la consideraba una magia, después de todo en su realidad era considerada simple y llanamente lo que él llamaba alquimia, la manipulación de la estructura de las cosas partiendo de la ley del intercambio equivalente.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El parchado y el pan de dios... ¿Qué puede salir mal?

Mensaje por Naoki Nishimura el Sáb Jul 15, 2017 3:13 am

—Eh… Últimamente los días son bastante aburridos en esta ciudad… ¿Qué le pasa a esta gente?

Dijo para sí mismo, después soltando un largo suspiro, con ambos brazos detrás de su nuca y caminando sin un rumbo en específico. Su cabeza se alternaba mirando entre la izquierda y la derecha, buscando algo o alguien que le pareciera mínimamente interesante, pero para su desgracia parecía que seguiría con su misma suerte de los días recientes.

El pelirrojo es el tipo de persona que si te cruzas en la calle te podría saludar y conversar contigo sin ninguna objeción, siempre con una excelente amabilidad y nunca juzgando a las personas antes de tiempo, aunque eso no ocurría últimamente dada la gran cantidad de tiempo libre que tenía acumulado y el hecho de no saber qué hacer con el mismo.

Generalmente, estando con aquella sensación de desgana, se dedicaría a visitar algún lugar de su interés, como un bar o una discoteca, o bien, coquetear con alguna chica al azar. ¿Por qué en esta ocasión no hacía eso que acostumbraba a hacer? Simple y sencillamente por la razón de que sería repetir lo que había realizado en días anteriores, lo cual aumentaría esa sensación de que su vida se tornó repetitiva. El solo pensarlo le generaba malestar.

Naoki era del tipo que acostumbraba a divertirse de cualquier forma que le fuera posible, nunca buscando caer en la monotonía. Para su desgracia desde hace uno o dos días que sentía que ya había caído en ese pequeño abismo y ahora mismo deseaba salir del mismo a como diera lugar. ¿El problema? Éadrom no cooperaba, todo lo contrario. Si a él le preguntaran diría que la ciudad estaba jugándole sucio a propósito para que hiciera lo mismo, pero no estaba dispuesto a repetir su rutina, no de nuevo.

Decidió tomar un descanso cercano al parque central de la ciudad, el más grande que poseía la misma. Se sentó en una de las pequeñas bancas que había en el lugar, dedicándose sólo a mirar a su alrededor, aún con la idea de encontrar algo que le pareciera un poco curioso. Dejó su mochila de lado, para que no le pasara nada al contenido que tenía la misma. ¿Qué era lo que portaba dentro de la misma? Cosas que siempre acostumbraba a llevar consigo cuando salía y que era un misterio para todo aquel que no lo conociera.

Se mantuvo en el mencionado lugar durante algunos minutos, quizá por una hora, escuchando en un par de ocasiones comentarios de niños, ancianos y alguna que otra mujer sobre su parche, a los cuales no les prestó mucha atención, a pesar de lo poco disimulados que eran. Pensó por un instante si sería conveniente mantenerse en este lugar dado el ambiente que le generaba más sueño del que ya tenía. Sentenciando al final que debería buscar en alguna otra parte.

Hasta que escuchó unos murmullos a su izquierda.

—¡Aleluya! ¡Finalmente algo que vale la pena! —exclamó al ver el origen de todo ese alboroto, levantándose y dirigiéndose hacia el mismo con su mochila sostenida por su mano izquierda.

Se percató del origen de todo: un chico de cabellos oscuros había hecho uso de algún tipo de habilidad —que desconocía— para formar un pilar de cemento. Naoki miró expectante, al igual que todo el tumulto que se había formado. Por un instante pensó que haría algo más sorprendente, hasta que se percató de que su único objetivo era el de recuperar un sobre. Se sintió algo decepcionado, posiblemente al igual que los demás. Sin embargo, ahora tenía una enorme curiosidad por saber qué era lo que hacía ese muchacho.

Esperó a que la multitud se disipara para poder hablar con el foco de atención. Caminó hacia él y cuando estuvo lo suficientemente cerca aplaudió con el objetivo de que se enterara de su presencia.

—¡Fue genial eso que hiciste! —clamó deteniendo sus manos—. ¿Sabes? Nunca había visto a alguien hacer eso en esta ciudad y creo que lo tuyo ha sido magnifico. Aunque debo de decir que me decepcioné un poco, pues creí que habría más de esa pequeña demostración —admitió—. ¿Es algún tipo de magia?, ¿O es una simple habilidad que sólo tu controlas?

Las palabras salían de sus labios con rapidez, sin preocuparse de que el artífice de aquel “show” —si es que podía llamarle así— procesara cada una de ellas. Aunque cayó en la cuenta a los pocos segundos de lo rápido que hablaba y se dio un pequeño golpe en la frente. Algo en su interior le dijo que estaba siendo todo menos educado. Negó con la cabeza, regañándose por el hecho de haber actuado como un niño y mostrarse de una manera que podría ser bastante desagradable.

—Lamento mis modales, creo que lo más conveniente sería presentarme primero —rascó su nuca algo avergonzado—. Mi nombre es Naoki, pero puedes decirme Nao —le indicó, extendiendo su mano posteriormente—. Mucho gusto.




Narro || —Hablo || "Pienso"
Default || —#890B0B || "#B32B2B"

[Naoki Nishimura | Ficha ]


La tripulación:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
12442
Reputación :
1
Mensajes :
56

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El parchado y el pan de dios... ¿Qué puede salir mal?

Mensaje por Invitado el Dom Jul 16, 2017 12:40 am

Alquimia, aquello que le había traído tanta desgracia, que le había hecho perder una de sus piernas; que le hizo perder a su amigo, su mentor; que le había hecho cambiar de realidad por un simple error de formulación al química… ¿Pero por qué seguía usando aquello que le había traído tanda desgracia? Claramente por el hecho de ahora tener la piedra filosofal, porque podría usar su poder para el bien, a pesar de que en algunos momentos la usaba para su beneficio, pero no con la piedra filosofal. Algunos alquimistas transmutan a través de los cuatro elementos clásicos como el agua, la tierra, el fuego y el aire, otros a través de los tres principios esenciales como la sal, el azufre y el mercurio, pero el principio básico en la base en todos es la misma… el intercambio equivalente, aquello por lo que regía su vida… aquello por lo que regía sus principios, dar algo A para conseguir algo B del mismo valor… o bueno, hacía eso siempre que no usase aquella piedra.

La gente comenzaba a irse y el peso sobre sus hombros por la culpa de haber distraído a todo el mundo para él poder conseguir un simple sobre se desvanecía, podía ver como muchos niños le hablaban a sus madres señalándolo ¿Por un simple error ahora era el centro de atención? ¿Tendría que seguir haciendo algo para compensarles el tiempo perdido? ¿O tal vez solamente lo hubiese dejado pasar? Prefirió irse por lo segundo, esperando que la multitud se fuese yendo rápidamente.

De pronto, sin más unos aplausos captaron su atención, al igual que la de unos pocos, pero que la perdieron al ver que aquel pelirrojo se dirigía hasta el pelinegro, cuando le iba a dar las gracias por el cumplido fue interrumpido por una sarta de preguntas, le recordaba justamente a cierta chica que había conocido en el bosque, Alicia, aunque ella actuaba más infantil que el parchado frente suyo, espero a que terminara de presentarse, riendo antes un poco cuando vio que se golpeaba a sí mismo, aunque luego se sintió un poco mal por parecerle gracioso la desgracia ajena –Soy Re…- Se presentó, aún algo confundido por todo lo que le preguntaba mientras tomaba su mano y la apretaba un poco, un simple apretón de manos ¿no?.

-Primero que nada… Gracias por el cumplido sobre lo que hice… aunque parece que todo el mundo pensaba que haría un espectáculo – dijo riendo un poco, suspirando al final –yo solo quería conseguir mi carta lo más rápido posible…- sacudió un poco su rostro antes de sonreírle - Pues… a tu pregunta… Sí, y no, es considerada magia acá… pero de dónde vengo es simple y llanamente Alquimia, y no es algo que solamente yo pueda hacer… pero tampoco es algo que pueda aprender cualquiera- Le respondió, fijándose poco en aquel parche, después de todo él también había perdido una parte de su cuerpo, por lo que sabía lo incómodo que era que le estuviesen preguntando siempre que le había ocurrido –Si no está demás preguntar… ¿Qué le pasó a tu ojo?- Y nuevamente hacía lo contrario a lo que pensaba.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El parchado y el pan de dios... ¿Qué puede salir mal?

Mensaje por Naoki Nishimura el Miér Jul 19, 2017 1:23 am

—¡Mucho gusto Re-san! Espera… —pensó por un instante—. ¿Eso no suena similar a otra palabra? —se cuestionó con la mano en su barbilla—. Creo que sería muchísimo más conveniente llamarte Re-kun, simplemente Re… ¿O quizá Re-chan?...

Empezó a hablar para sí mismo, ignorando completamente al joven que tenía frente suyo. Naoki era una máquina de hablar de primera, en él aplicaba a la perfección el decir que le salían palabras hasta por los mismos codos y a veces esto conllevaba al hecho de no prestar atención a la o las personas que tuviera a su alrededor. ¿Cuál era el principal problema de esto? Que generalmente ese pequeño lapsus en el cual conversaba consigo mismo era por temas demasiado ridículos y que muchos considerarían de poca importancia. En otras palabras: temas realmente estúpidos.

Él no consideraba lo que sea que pensara el joven de nombre “Re” en este preciso momento. Ni siquiera había pedido su opinión, la cual generalmente aceptaría, a menos que se tratara de una chica, ahí haría caso omiso si el apodo o forma de llamar le gustara, llegando a ser en algunas —muchas— ocasiones alguien muy molesto, cuando generalmente se proponía todo lo contrario. Soltó un suspiro y decidió que lo mejor sería dejar ese detalle para después.

—Bueno, una demostración más no hubiera estado mal, ¿Sabes? —rio—. De todas maneras, eso poco fue más que impresionante —asintió—. ¿Carta? ¡Ya veo! ¡Creo que lo entiendo! —sonrió con picardía.

Naoki no pudo evitar levantar las cejas en varias ocasiones, pensando que aquella carta era bastante importante para el de cabellos negros, aunque quizá de la forma incorrecta, ya que debido a la desesperación con la que lo vio cuando la recuperaba creía que se trataba de una “carta de amor”. Dicha idea le hizo soltar una sonora carcajada, la cual no pasó desapercibida para todos aquellos que circulaban aquel parque donde tenía lugar la conversación entre ese peculiar par.

—¿Alquimia? Ya veo… He leído un poco sobre el tema, pero pensé que era un mito para ser sincero —levantó los hombros—. Supongo que cada día se puede aprender algo, ¿No? En especial en esta ciudad tan extraña —ladeó la cabeza—. Bueno, hasta la fecha diría sin temor a equivocarme que eres el único alquimista que he conocido —admitió—. Y parece que eres uno muy bueno por lo poco que pude ver —levantó el pulgar en señal de aprobación.

Abrió su ojo descubierto de más, ya que aquella pregunta lo tomó por sorpresa. Estaba ligeramente acostumbrado a que cualquier persona desconocida le preguntara sobre la razón por la cual portaba un parche en su ojo derecho. A él no le molestaba nada que lo hicieran, en realidad, prefería que cualquiera le preguntara antes de hacer comentarios a sus espaldas tratando de adivinar el motivo por el cual tenía el ya mencionado objeto encima de su rostro el cual, había que decirlo, era algo que él apreciaba bastante.

—Bueno… Te podría decir qué me pasó —inició—. Pero creo que sería más fácil dejarlo como un secreto, ¿No lo crees? —preguntó ensanchando su sonrisa, que desapareció rápidamente—. Sólo te diré que el parche es algo muy preciado para mí, por muy estúpido que pueda sonar.

Declaró con un tono un tanto serio, recordando cómo despertó con el mencionado objeto en el rostro sin un mísero recuerdo, haciéndose la misma pregunta de siempre: ¿Quién era él?




Narro || —Hablo || "Pienso"
Default || —#890B0B || "#B32B2B"

[Naoki Nishimura | Ficha ]


La tripulación:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
12442
Reputación :
1
Mensajes :
56

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El parchado y el pan de dios... ¿Qué puede salir mal?

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.