6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Un encuentro casual o una obra del destino (Skye)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

+18 Un encuentro casual o una obra del destino (Skye)

Mensaje por Sebastian Michaelis el Sáb Jul 15, 2017 2:25 am

Habían pasado largos años desde aquella última misión con su amo Kaname y años mas desde que había perdido todo rastro de este, quizá aquel contrato se había cumplido y seguramente ya no le necesitaba,  de hecho no parecía haber mas rastros de aquella organización, aunque por alguna razón su mente no dejaba de dar vueltas con ello, todo parecía indicar que nuevamente se había equivocado, yacía ahora en aquella vieja mansión donde todo había comenzado, quizá lo mejor sería dejar el lugar atrás e instalarse nuevamente en el instituto.

Así lo había decidido cuando una carta llegó a su habitación en la sala roja de la cual era tutor, no solía tener mucha correspondencia por lo cual le extrañó un tanto que esta estubiera a su nombre, ante lo cual se dispuso a abrirla para ahora ver lo que parecía ser una oferta de viaje hacia las termas, aunque le hubiera gustado invitar a su amo a aquel viaje, ahora debía olvidar el pasado y seguir adelante, ante lo cual se dispuso a preparar lo necesario para dicho viaje, ya que las clases no comenzarían hasta el próximo año.

El viaje le serviría para relajarse así también como lo harían aquellas aguas tibias, se dispuso a tomar un taxi en la entrada del instituto, el cual le dejaría justamente en la entrada de aquel complejo termal, a juzgar por su aspecto aquellas termas parecían un tanto desoladas como si estas le estubieran esperando.

Tras dejar aquel pequeño bolso en un armario se cubrió con una toalla para así dirigirse hacia el agua, pudo ver como un espeso vapor parecía cubrir la zona indicando que el agua estaba a la temperatura correcta, ante lo cual y tras adentrarse en esta cerró ligeramente sus ojos sintiendo como aquellas aguas comenzaban a relajar ligeramente su cuerpo de forma tal de hacerle olvidar aquel pasado, incluso casi al borde de olvidar aquellos ligeros pasos que parecían dirigirse hacia este.


Última edición por Sebastian Michaelis el Dom Ago 06, 2017 7:05 pm, editado 1 vez



Sebas:


" />
" />

Hablo - " Pienso" - Narro/ Actuo
avatar

Dromes :
280560
Reputación :
100
Mensajes :
2055

Ver perfil de usuario http:// http://sailormooncrystalrol.foroactivo.com/
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Un encuentro casual o una obra del destino (Skye)

Mensaje por Skye D. el Sáb Jul 15, 2017 2:25 pm

Skye estaba de vacaciones, era una de las mejores ventajas de ser estudiante, los continuos días de fiesta, puentes y largas vacaciones como las de verano. Aunque iba a ir a Avalar ya que sus padres le habían dado permiso, no sería hasta Agosto cuando podría hacer aquella visita de modo que como tenía “carta blanca” con la tarjeta de crédito de su padre, el dragón se buscó un lugar donde pudiera disfrutar de una larga estancia, y así fue como encontró un lugar de aguas termales, donde había spa donde podrían darle relajante masajes, tenia servicios de habitación, también había piscinas de agua fría y estaba a un corto vuelo de una hermosa playa de arenas finas y doradas. El lugar era fantástico, todo con un aire muy japones, las habitaciones eran de tarima flotantes, dormía en un futón y las puertas eran las típicas japonesas, como de papel con refuerzos de madera en cuadrados, que había que correr a un lado para poder pasar. La habitación tenía un baño propio, una televisión y una pequeña cocina con todo lo necesario, pues un podría tener hambre fuera del horario del restaurante de las instalaciones, de modo que le permitían a alguien hacerse su propia comida que podía comprar en un supermercado cercano.

Skye llevaba ya unos días allí, había estado espiando en la zona de las termas femeninas, y había podido disfrutar de vistas hermosas y suculentas. Por alguna razón había pocos hombres en el lugar y las tenía casi para sí solo. Nunca llevaba ropa ni toalla, lo único que hacía era frotarse bien el cuerpo con jabón en el baño de su habitación, para así poder ir a las aguas termales masculinas directamente sin pasar por la zona de los grifos. El dragón no tenía en su mente al profesor Sebastian, hacía tiempo que el profesor había dejado de vigilarlo o eso pensaba él, pues había vuelto a espiar el vestuario de las chicas sin encontrarse con la fría presencia del demonio a su espalda y recibiendo un duro castigo. Por eso, cuando las garras del dragón resonaban en el suelo de camino a las termas, lo último que esperaba el mismo era encontrarse con el demonio en “su” terma”. Al principio Skye solo vio una figura entre el vapor del agua caliente, estrechó la mirada y al distinguir al demonio abrió los ojos como platos y automáticamente, sin darse ni cuenta, se sentó con firmeza sobre el trasero y juntó las patas contra el cuerpo.

-¡Pro-profesor Sebastián! -Exclamó asustado y sorprendido, temblando de arriba abajo.- ¿Qu-que hace aquí? ¡N-no estamos en el instituto, no puede castigarme! -Dijo algo alterado, reconociendo así sin darse cuenta de que había estado haciendo cosas malas. -Qui-quiero decir...- Miró a un lado, con todo el puente ruborizado, rascándose el morro nervioso.- Que bueno verle, profesor Sebastián. No lo veía desde hace un tiempo por el instituto Takemori...- Comentó mientras sintiendo las patas traseras temblar se incorporaba, al darse cuenta de que se había sentado y caminó hacia la terma, para meterse por el extremo opuesto donde tuviera el demonio.

Estaban en pleno verano y hacía mucha calor, pero Skye le gustaba meterse en las aguas calientes de las termas antes de ir a las aguas frías. El lugar estaba abierto a la naturaleza, la terma rodeada de rocas, con bancos de granito dentro del agua donde sentarse. La hierba verde crecía lozana en torno a las rocas de las aguas calientes y un par de árboles daban una deliciosa sombra, protegiéndolos de los rayos del sol de verano. Se sumergió en las aguas calientes, evitando mirar a Sebastián, pues sabía que el demonio tenía la habilidad de “olerse” las mentiras, de modo que pensaba que si se mantenía distante, el otro no podría sonsacarle información. El agua llegaba a la altura del pecho del dragón turquesa y púrpura, y estaba tan tenso y nervioso que casi parecía estar a punto de huir a la primera señal de “peligro”.

-Bu-bueno… ¿Dónde a estado usted? Pensé que se había marchado de Takemori...- Comenzó a hablar, sin saber que otro tema poder sacar a colocación para distraer al demonio.


avatar

Salón :
1 B
Dromes :
60543
Reputación :
6
Mensajes :
165

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Un encuentro casual o una obra del destino (Skye)

Mensaje por Sebastian Michaelis el Lun Jul 17, 2017 8:38 pm

Aún cuando en su mente yaciera el recuerdo de su antiguo amo, aquella oferta de viaje sonaba tentadora, de hecho no se había tomado vacaciones en largos años y quizá estas le harían dejar atrás aquellos pensamientos, ante lo cual se dispuso a preparar un pequeño bolso con lo necesario para dicho viaje.

A diferencia de aquella última vez viajaría en transporte público así que se dirigió hacia la parada de taxi mas cercana para tomar uno que le llevaría hacia las termas.

El viaje había tardado unos pocos minutos, una vez allí observó aquella zona detenidamente parecía que se encontraba un tanto desolada sin embargo parecía el lugar perfecto para unas vacaciones relajantes y libres de stress alguno.

Tras dejar aquel pequeño bolso en un armario se colocó una toalla rodeando su cintura para así encaminarse hacia aquellas aguas tibias, al adentrarse a estas pudo notar como su cuerpo parecía relajarse lentamente como si estas le invitaran a una ligera siesta.

Sin embargo al oír como unos pasos parecían dirigirse hacia este fijó su vista hacia una pequeña figura un tanto borrosa debido al vapor del agua, aunque al oír aquella voz familiar le hizo esbozar una ligera sonrisa, ya que hacía un largo tiempo que no se encontraba con aquel dragón y menos había imaginado que aquel sería el lugar para dicho encuentro.

- Castigarle? eso solo me deja una opción ha estado husmeando nuevamente en donde no debía no es así joven Skye?.

Aquella voz del demonio sonaba tan tentadora como en aquellos encuentros y a su vez un tanto irónica como aquella sonrisa que ahora parecía mostrar al ver como el mismo se encaminaba hacia la terma buscando evitar el contacto.

- Podría decir que no esperaba hallarle aquí, aunque no he dejado el instituto muchas cosas han cambiado desde entonces, seguramente recordará nuestro último encuentro y el castigo que decidimos otorgarle, podría decir que ahora carezco de correa alguna, aún así espero no tener que castigarle nuevamente a menos que el pequeño dragón disfrute del castigo.

Deslizó su mano por aquel banco de granito a la vez que sonreía ligeramente y ladeaba su cabeza a un lado.

- Entonces me pregunto que castigo podría darle? de hecho este lugar es un tanto especial y por lo que puedo ver parece que somos los únicos aquí, así que porque no nos relajamos un poco.



Sebas:


" />
" />

Hablo - " Pienso" - Narro/ Actuo
avatar

Dromes :
280560
Reputación :
100
Mensajes :
2055

Ver perfil de usuario http:// http://sailormooncrystalrol.foroactivo.com/
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Un encuentro casual o una obra del destino (Skye)

Mensaje por Skye D. el Dom Jul 23, 2017 9:33 am

Skye se sentía muy nervioso e inquieto, pero al menos de momento mantenía la distancia con el adulto, de modo que procuraba mantener aquella distancia, lanzando miradas inquietas hacia donde se encontraba Sebastián. El dragón empezó a rezar por que más gente fuera a donde se encontraban ellos, pero de momento nadie más irrumpía en los baños termales. Cuando se le escapó todo aquello sobre que no había echo nada malo para recibir un castigo, el dragón se mordió la lengua, el miedo al ser descubierto y castigado por el profesor, le habían echo hablar más de la cuenta y las palabras del demonio no hicieron más que confirmar que Sebastián sabía que había estado haciendo algo malo.

-N-no he estado husmeando en ningún lado, profesor.- Mintió el dragón todo nervioso y con voz temblorosas, mientras mantenía la vista gacha, sin atreverse a mirarlo con todo el puente del hocico ruborizado.

Cuando le empezó a explicar y a aclararle de que no había dejado el instituto y le recordó sobre su último encuentro, el dragón se ruborizó hasta la raíz de las escamas, sintiendo que se encogía y retorcía la cola avergonzado mientras asentía sumiso.

-S-sí, lo recuerdo, profesor.- Asintió el dragón turquesa.

Cuando le dijo que ahora no tenía correa, no lo entendió muy bien, pero sí sobre que no esperaba castigarle a no ser que él lo disfrutara. Skye se puso rojo como un tomate y sacudió la cola, claro que lo había disfrutado, lo había gozado como toda una hembra y había gemido y pedido más, pero luego, cuando toda la pasión y la excitación pasaba, se sentía mal por su forma de comportarse durante aquello, sintiéndose sucio.

-L-los castigos no son para disfrutarlos, profesor Sebastián...- Dijo el avergonzado dragón con la cabeza gacha.

Cuando el otro le preguntó sobre que castigo podría darle, le sorprendió un poco, pues pensaba que el demonio estaba justo dejando aquella decisión en sus garras, pero al parecer lo había mal entendido. Cuando lo escuchó decir que parecían los únicos y que podrían “relajarse” entendió perfectamente. Sabía por las experiencias pasadas que Sebastián podía ser muy gentil y cuidadoso a la hora del sexo siempre y cuando el se mostrase dócil y sumiso o que podría ser duro y algo cruel cuando Skye se resistía a recibir su “castigo”. De modo que entendiendo aquello de “relajarse un poco” como una cortés invitación del demonio, el dragón turquesa decidió hacer el primer movimiento, pues si se lo dejaba al profesor sabría que éste sería mas brusco y duro con él. Con un suspiro, Skye se movió de su sitio y caminó hasta Sebastián, llegándole el agua a la altura del cuello y se metió entre las piernas del demonio, alargando su hocico hacia sus hombros y cuello, comenzando a besarlo y lamerlo, hasta llegar a los labios, mientras se acomodaba entre las piernas del mismo, subiéndose y quedando a horcajadas sobre él profesor, mientras pegaba su vientre al del adulto y alzando la cola para dejar camino libre a las manos de Sebastián, mientras que el dragón buscaba los besos y caricias con actitud servil y sumisa.

-Re-recibiré con gusto cualquier castigo que Sebastián-sama decida...- Respondió el dragón dócil mientras esperaba ver si sus atenciones eran bien recibidas y si el demonio le correspondía o tenía otros planes para él.


avatar

Salón :
1 B
Dromes :
60543
Reputación :
6
Mensajes :
165

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Un encuentro casual o una obra del destino (Skye)

Mensaje por Sebastian Michaelis el Dom Jul 30, 2017 6:47 pm

Aquel nerviosismo del joven solo despertaba la sospecha en el demonio quien yacía frente a este observándole detenidamente al igual que esbozaba una ligera sonrisa tras oír sus palabras a la vez que negaba ligeramente llevando uno de sus dedos a sus labios.

- Eso suena un tanto ilógico proviniendo de usted joven Skye, después de todo no sería la primera vez que le encontraría husmeando donde no debe.

Aquellas palabras del demonio sonaban tentadoras como si susurrase al viento, después de todo estaban solos en aquella terma y por lo que parecía nadie interrumpiría aquella charla.

Sabía exactamente que el pequeño disfrutaba de aquellos castigos aún cuando se negara a admitirlo de hecho incluso aquella anterior vez junto a su amo, aunque ahora estaba libre de actuar a su gusto y aquella oportunidad parecía ser perfecta para darle una pequeña lección, por su mente pasaban una y mil ideas para ello.

Tras oír aquellas últimas palabras sonrió ligeramente para ver como ahora finalmente el dragón accedía a su oferta, le vió acercarse lentamente hasta su hubicación a la vez que se colocaba frente a este y comenzaba a lamerle y besarle, ante lo cual deslizó su mano por el lomo de este comenzando a recorrerlo suavemente.

- Parece ser que el pequeño dragón no puede contener su deseo, incluso sigue siendo tan pervertido como aquella vez.

Sus hábiles dedos recorrieron aquel lomo deslizándose suavemente hasta llegar a la punta de la cola para detenerse en esta y hacer el mismo recorrido hasta llegar a aquella zona sensible a la cual delineó suavemente en busca de despertar aún mas el deseo del joven dragón, podía ser gentil con este mientras mostrara aquella sumición.  

- Entonces joven Skye cual cree que sería el mejor castigo para usted en este momento?



Sebas:


" />
" />

Hablo - " Pienso" - Narro/ Actuo
avatar

Dromes :
280560
Reputación :
100
Mensajes :
2055

Ver perfil de usuario http:// http://sailormooncrystalrol.foroactivo.com/
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Un encuentro casual o una obra del destino (Skye)

Mensaje por Skye D. el Jue Ago 03, 2017 10:03 am

Cuando el profesor empezó a acariciarle el cuerpo, Skye se estremeció nervioso y asustado, pues no sabía como se portaría Sebastián en aquella ocasión con él, la última vez quedó tan agotado y dolorido que incluso faltó un par de días a clases argumentando que estaba enfermo, algo no muy lejano a la verdad. Cuando el profesor le dijo aquello de no poder contener su deseo y ser un pervertido gimoteo avergonzado, no creía que aquella fuera una acusación justa, pues él estaba relativamente bien y hacía aquello solo por temor a un castigo más duro si se resistía o trataba de huir.

-Pro-profesor...- Gimió nervioso el dragón cuando empezó a recorrerle la cola con las manos, para bajar luego hacia su sensible punto en el nacimiento de la cola, humedeciéndosele los ojos sabiendo lo que le esperaba.

Cuando Sebastián comenzó a delinear y juguetear con sus dedos en el nacimiento de su cola, Skye empezó a jadear nervioso y excitado, con ojos húmedos apoyando la mandíbula inferior sobre uno de los hombros del demonio, también sujetándose a los mismos con las garras delanteras. Alzó bien alta la cola, para mostrar su sumisión y deseo a que lo tocara por allí, al escuchar la voz del profesor preguntándole cual creía que era el mejor castigo, el dragón se estremeció.

-E-el que usted crea más conveniente… El que usted crea que me merezco realmente...- Respondió sumiso y dócil el dragón turquesa, mientras la hendidura donde se ocultaba su pene comenzaba a humedecerse por el estímulo bajo su cola y su miembro rosita comenzaba a asomar un poco.


avatar

Salón :
1 B
Dromes :
60543
Reputación :
6
Mensajes :
165

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Un encuentro casual o una obra del destino (Skye)

Mensaje por Sebastian Michaelis el Dom Ago 06, 2017 7:04 pm

Las hábiles manos del demonio recorrían la espalda del dragón lentamente hasta llegar a la punta de su cola, para una vez allí comenzar el descenso hasta dar con aquella zona sensible, mientras en la mente de aquel profesor pasaban una y mil formas de castigarle, podría ser suave y llevarle a un juego peligroso o podría ser rudo, aún así seguramente aquella lección sería inolvidable para el pequeño dragón.

Al oírle gimotear sonrió ligeramente delineando suavemente aquella zona delicada indicándole que esta misma sería su objetivo, sin mas pellizcó ligeramente aquella zona para posteriormente comenzar a introducir uno de sus dedos en esta   en busca de dilatarla un poco y prepararla para aquel castigo.

- Sin lugar a dudas parece disfrutarlo, incluso no puede evitar contener su deseo, a decir verdad es todo un pervertido no es así joven Skye?.

Su voz sonaba tentadora y seductora como si le invitara a adentrarse a un juego erótico, a la vez que su otra mano descendía ahora por el torso del pequeño de manera sujestiva con dirección a aquella hendidura, de forma tal de rozar aquella zona ahora húmeda y suave a la vez que presionaba la misma ligeramente en busca de aumentar aquel deseo y aquellos gemidos del joven, sin importar si estos fueran oídos por quizá algún visitante cercano, podía notar como aquellos fluídos comenzaban a salir humedeciendo sus dedos aún cuando estos estubieran ya húmedos por el agua tibia de la terma, separó ligeramente aquella zona para rozar aquel pene rosita en busca de que este se asomara un poco mas a la vez que sonreía ligeramente.

- Veamos cuanto puede aguantar esta vez joven Skye, después de todo sería una pena si estas aguas terminaran sucias por su pecado.



Sebas:


" />
" />

Hablo - " Pienso" - Narro/ Actuo
avatar

Dromes :
280560
Reputación :
100
Mensajes :
2055

Ver perfil de usuario http:// http://sailormooncrystalrol.foroactivo.com/
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Un encuentro casual o una obra del destino (Skye)

Mensaje por Skye D. el Lun Ago 21, 2017 6:36 pm

Skye estaba nervioso y tembloroso, una vez más se veía en manos de aquel demonio que lo tocaba de manera que lo hacía sentir de su propiedad, era una sensación que al dragón turquesa no terminaba de gustarle, pero era incapaz de revolverse o revelarse, y menos aún contra un profesor del instituto. Lo que más odiaba era que su cuerpo reaccionaba de manera positiva y exagerada ante las caricias y palabras de Sebastián, sintiendo como si miembro dragoniano, empezaba a salir de su escondite, humedeciéndose la hendidura que tenía entre las patas traseras. Sentía las suaves yemas de los dedos de Sebastián en el nacimiento de su cola, en aquel punto estimulante de su cuerpo, cuando le dio un pellizco, lanzó un grito de dolor y sorpresa, a la vez que daba un saltito sobre el regazo del demonio. Cuando notó la presión de uno de los dedos del demonio, Skye jadeó nervioso y excitado, mientras apretaba un poco el trasero y alzaba la cola, sintiendo como el dedo de Sebastián se deslizaba hacia su cálido interior. El dragón turquesa no pudo evitar lanzar un gruñido de molestia e incomodidad, pues prefería que para aquellas cosas el demonio usara algún tipo de lubricante, pues no le gustaba sentir incomodidad o dolor en su trasero. Skye no pudo evitar gimotear avergonzado, ruborizándose al escuchar las palabras del adulto.

-N-no puedo evitarlo si me toca de ese modo...- Dijo todo lloroso y ruborizado, mientras sentía las caricias del demonio por las partas más sensibles de su anatomía.

El dragón jadeó todo nervioso, tensándose un poco al notar la otra mano del demonio bajar por su vientre hasta su entre pierna, llegando ha la zona de la hendidura, lanzando un gemido al sentir la mano del otro presionar y toquetear su hendidura, la cual se sentía húmeda, con aquel lubricante viscoso que el dragón producía de forma natural. Sintió la yema de los dedos rozar su glande en forma de estrella de mar, haciéndolo gemir nervioso y avergonzado, mientras el miembro rosita de Skye comenzaba a salir más rápido debido a la estimulación a la que su cuerpo estaba siendo sometido. Tras unos segundos, el miembro rosita de Skye estaría totalmente duro y erecto, mostrando sus 16 centímetros. Su glande tenía forma de estrella de mar y era un poco más oscurito que el resto del falo que era de un rosita más claro, en la base tenía una especie de nudo más grueso. Skye gemía y jadeaba, empezando a mover las caderas contra Sebastián, notando el dedo del otro moverse en su interior, dilatando y preparando su trasero. El dragón no dejaba de mirar alrededor, todo inquieto por que pudiera aparecer alguien más y los viera en plena faena. Cuando el demonio comentó sobre su aguante, Skye se ruborizó aún más y gimió avergonzado, era verdad que no solía tener mucho aguante, sobre todo si era muy estimulado o si era la primera vez, pues no podía evitarlo, al menos en época de celo. No creyó justo que Sebastián tomara aquello solo como responsabilidad de “su” pecado, pues para hacer aquello se necesitaba a dos.

-N-no ensuciaré nada, Sebastiánan-sama, seré bueno y obediente...- Aseguró sumiso el dragón turquesa, mientras agachaba la vista avergonzado, mirando a través del agua su miembro ya totalmente duro y erecto, un poco apenado esperando que el demonio no hiciera chistes o comentarios vergonzoso sobre el tamaño de su miembro, pues suficiente tenía el pobre Skye aguantando el abuso del demonio.


avatar

Salón :
1 B
Dromes :
60543
Reputación :
6
Mensajes :
165

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Un encuentro casual o una obra del destino (Skye)

Mensaje por Sebastian Michaelis el Vie Ago 25, 2017 4:30 am

Aquel pequeño castigo había dado comienzo, no podía negar que el pequeño resultara ser un tanto pervertido, como si su simple presencia insitara al demonio a realizar tales actos, de hecho sus gemidos y jadeos solo demostraban que sus palabras eran correctas.

Pudo sentir como ahora aquel pequeño anito de este se contraía ante la invasión de uno de sus dedos ante lo cual sonrió ligeramente, quizá debió ser menos rudo con aquella intromición repentina aún así aquello no tardaría en tornarse placentero con el correr de los minutos, continuó dilatando aquella zona suavemente moviendo su dedo lentamente, a la vez que su otra mano se deslizaba hacia aquel pene rosadito que comenzaba a asomarse, al cual no tardó en delinear suavemente desde aquel glande en forma de estrellita hasta su nacimiento, para subir nuevamente hacia la punta a la cual pellizcó ligeramente.

- Sin lugar a dudas su cuerpo parece no haberme olvidado, de hecho parece disfrutar tanto como aquella primera vez, me pregunto si como en aquel entonces deseará que le trate como a una hembra en pleno celo.

Se inclinó ligeramente sobre aquel lomo del joven para ahora recorrerlo suavemente como si oliera su aroma depositando suaves besos hasta llegar a su cuello y detenerse en su oído.

- Si llegara a hacerlo no me dejará mas opción que castigarle.

Tras un rato de juego y de dilatar dicha zona retiró su dedo para llevar su miembro ahora erecto hacia esta de forma tal de rozar su glande por aquella zona de forma sujetiva aumentando aquel deseo dándole un ligero toque con este, para posteriormente comenzar a adentrarlo suavemente notando aquella estrechez del mismo para dar comienzo a aquel coito.

A la vez que su mano derecha ahora se deslizaba por su lomo en torno a aquellas pequeñas alas para recorrerlas suavemente notando aquella piel aspera y aquellas suaves menbranas de estas, mientras su izquierda continuaba recorriendo aquel pene rosita de un lado a otro.



Sebas:


" />
" />

Hablo - " Pienso" - Narro/ Actuo
avatar

Dromes :
280560
Reputación :
100
Mensajes :
2055

Ver perfil de usuario http:// http://sailormooncrystalrol.foroactivo.com/
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Un encuentro casual o una obra del destino (Skye)

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.