6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Que forma de conocernos || Nadeshiko

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Que forma de conocernos || Nadeshiko

Mensaje por Kaito Ozawa el Mar Jul 11, 2017 11:26 pm

Después de un día de pleno sol éste al fin estaba cayendo volviendo el clima un poco más fresco a medida del tiempo. Aunque hay que destacar que se tomaba su tiempo. Eran aproximadamente las cuatro de la tarde y Kaito se encontraba en una zona alejada del parque esperando que diera inicio un tour por diferentes zonas de Éadrom. Se había encontrado la publicidad del mismo mientras caminaba hace dos días de vuelta a su casa, le llamó la atención los colores llamativos del papel y no le pareció mala idea un pequeño recorrido por la ciudad como para conocerla mejor. Solo llevaba un par de semanas de haberse establecido en el lugar y no había tenido mucho tiempo libre con las cosas de la mudanza y diferentes arreglos en la casa de la colina. De modo que allí estaba junto con un pequeño grupo de personas esperando a que alguien se presentara y tomara el cargo del tour.
 
El castaño estaba esperando tranquilo mientras conversaba con otro chico que estaba en su misma situación. Después de un rato al fin vinieron unos jóvenes y se presentaron. - ¡Buenas tardes! Daremos inicio al tour, esperamos no hayan esperando mucho tiempo. - Mencionó uno de ellos con energía dando un paso al frente. Continuó hablando un poco de pasado de la ciudad y su reconocimiento en Japón para finalmente explicar como se llevaría a cabo el recorrido. - No queremos aburrirlos con la típica "excursión" por lo que hemos decidido hacer algo más dinámico tanto para ustedes como para nosotros. - Comentaba llamando la atención de todos los presentes. -   Son muchas personas así que vamos a dividirnos en grupos y cada uno estará acompañado por uno de nosotros. Igualmente, vamos a tener diferentes rutas que serán elegidas por un sorteo. ¡Bien! - Aplaudió el chico con entusiasmo. - Esperamos les agrade la idea o que por lo menos no la vean mal del todo. - Rió ligeramente al finalizar. - Dicho esto pueden separarse en grupos ustedes mismos. Nos tomaremos cinco minutos mientras se organizan y luego uno de nosotros se acercará para ver cual será su ruta. Cualquier duda pueden preguntar sin problema. - Señaló antes de voltearse a hablar con sus compañeros.
 
Luego de unos minutos de que las personas miraran alrededor y se fueran acercando el uno al otro se establecieron los grupos. Kaito había quedado con el chico de antes y junto cuatro personas más que estaban cerca. Eran un total de seis personas de las cuales solo dos eran chicas, una de ellas con mirada bicolor y cabello claro. Apenas se terminó la formación de todos los demás grupos se acercó una chica con una pequeña caja. - Cada ruta tiene un guía en especifico que fue quien la diseñó, por eso cuando lean el papel verán solo un nombre. Ese nombre será el de su guía. - Explicó sonriente antes de acercar la caja a la chica de mirada bicolor quién era la más cercana a ella para que eligiera entre los papelillos.
avatar

Dromes :
15807
Reputación :
2
Mensajes :
27

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Que forma de conocernos || Nadeshiko

Mensaje por Invitado el Jue Jul 13, 2017 9:21 pm

Luego de haberse instalado completamente en el internado, debía preocuparse de conocer la ciudad perfectamente para no perderse y pasar una vergüenza innecesaria. Sin embargo, no podía hacerlo sola, así que decidió aceptar la invitación de una chica que había conocido el primer día de clases, a un pequeño tour por la ciudad. No era fan de los eventos donde se reunían demasiados desconocidos, pero tampoco obtendría algún beneficio si se negaba, incluso podría tener la oportunidad de hacer algún amigo... Si es que no era tan desagradable como solía ser.

Llegó minutos antes del comienzo del tour, y se alivió al ver que no había una enorme cantidad de gente, al menos no estaría entre una multitud de desconocidos. Buscó a la chica que la animó a participar y se quedó a su lado, pretendiendo estar así todo el tiempo, pero aquella idea se esfumó en cosa de segundos cuando, al formar los grupos, no quedó junto a ella. 《 No debí haber venido. 》 Pensó, con el ceño fruncido, pero ya estaba ahí y era tarde para echarse atrás. Escuchó las instrucciones pacientemente, aunque ni siquiera les prestó verdadera atención. Estaba hundida en sus pensamientos, fingiendo estar atenta a todo lo que sucedía a su alrededor.

Se hubiese mantenido así por más tiempo si una desconocida no hubiera interrumpido poniéndole una caja al frente...Un momento, ¿se había agachado?... 《 La próxima vez usaré tacones. 》 Siempre era igual, la mayoría de las personas tenían que agacharse si querían interactuar con ella. Intuyó que debía sacar algo de la caja, así que introdujo la mitad de su mano y utilizó únicamente el dedo medio e índice para tomar un pequeño trozo de papel y sostenerlo hasta haber alejado su mano de la caja que lo contenía. Lo abrió, dispuesta a leerlo aunque no sabía si realmente debía hacerlo ella, pero para su sorpresa no entendió una sola letra de lo que estaba escrito. Una de sus cejas se levantó mientras intentaba descifrar lo que estaba escrito con tan confusa letra, pero mientras estaba en ello, sintió unas leves palmadas en la cabeza seguidas de una oración que pateó su dignidad al infinito y más allá. — Lo estás leyendo al revés. — Seguido de una pequeña risa.

En vez de avergonzarse y tomarlo de buena forma como quiso, su mal hábito hizo acto de presencia sin que la albina alcanzara a detenerlo. — ¿Y algo como eso es divertido para ti? — Dicho ésto, golpeó la mano ajena, dejando ver que no era de su agrado ningún tipo de contacto físico, mucho menos de alguien que jamás había visto en su vida. — Qué triste que no tengas otra razón para reír. — Le lanzó el papel con fuerza para que éste pudiera llegar a sus manos y se posicionó detrás de todo el grupo. 《 Lo hice otra vez... 》 Ni siquiera escuchó lo que estaba escrito en el papel, no alcanzó a procesarlo gracias al arrepentimiento que la atormentaba en el momento. Pero bueno, lo hecho, hecho está.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Que forma de conocernos || Nadeshiko

Mensaje por Kaito Ozawa el Sáb Jul 15, 2017 12:04 pm

Todos se encontraban esperando que la chica pronunciara el nombre para ver cuál sería su ruta en el recorrido. Pasaron un par de segundos antes que el joven que tenía al lado la albina se riera diciendo que tenía el papel mal e incluso se tomó la confianza de tocarla. A lo que la chica respondió molesta y lanzándole el papel. El pequeño grupo se quedó en silencio por la actitud de la chica a una simple broma del joven, inclusive él mismo se quedó mirándola desconcertado. Kaito sonrió menudamente por la situación, dio un paso para tomar el papel que sostenía el contrario y leer el nombre para que finamente se fueran. – Mikoto. – Pronunció con calma mirando a la chica de ojos bicolor de reojo. Dobló el pequeño trozo de papel y lo guardó en su pantalón para mirar adonde estaban reunidos los encargados del tour y acercarse. Luego de ubicar al guía quien resultó ser el mismo que tomó la palabra al llegar ambos volvieron con los demás.
 

Bien chicos, empecemos esto. Mi nombre es Mikoto como ya saben. – Mencionó presentándose el mismo. - Me esmeré mucho planeando el recorrido así que espero sea de su agrado. ¡Vamos! – Volteó y empezó a caminar. Salieron del parque para dirigirse a las calles. – Espero hayan traído zapatos adecuados porque caminaremos bastante. Procuren no separarse a menos que quieran perderse. – Señaló dirigiéndolos hacia el campus universitario. Aquel joven hablaba sobre la gran fama de la universidad, sus distintas carreras, historia y muchas cosas más. La verdad es que el castaño ya conocía un poco los terrenos de la universidad debido a que le tocaba caminar casi todos los días por él para regresar a su casa. Sin embargo, aguardó pacientemente hasta que cambiaran de zona mientras se distraía mirando alrededor y escuchaba las palabras del guía. Cuando finalmente salieron del campus se detuvieron cerca de una fuente. – Ya fuimos a la universidad que era lo más cercano ahora vamos al otro lado de la ciudad. – Tachó algo en la carpeta que traía. -  Iremos en tren tranquilos. – Agregó cuando varios se quejaron de que era mucho camino. -  Vamos a ir un poco lejos e iremos regresando a este punto con el tiempo. – Explicó señalando el área. – Ni se van a dar cuenta. – Mencionó risueño.
 
Así fue como el grupo empezó a caminar hacia la estación. En el camino, pasaron por un pequeño concierto que se estaba dando en las calles. Kaito se colocó detrás del público escuchando por un momento y miró el reloj de su muñeca. Este tour va a ser largo. Ese chico se toma el trabajo en serio… quizás demasiado. Pensó el castaño por todo el recorrido que tenía planeado el guía para solo unas pocas horas. Por suerte, había decidido ir con ropa cómoda y casual y no con su habitual atuendo oriental. Metió sus manos en los bolsillos de la chaqueta y continuó caminando. No sería mala idea que nos diera un mapa a cada u… Indagaba en su mente pero el rumbo de sus pensamientos se vio interrumpido por un gran estruendo. Antes de darse cuenta estaba siendo arrastrado por una manada de personas. – ¿Qu-é pasa?– Trató de preguntar pero los gritos alrededor eran lo suficientemente fuertes para que cualquier palabra fuese opacada. ¿Un atentado? Llegó a pensar, aunque no se escuchaba ninguna explosión o disparos. Cuando logró salir de la multitud estaba frente a la estación de trenes. Buscó a los demás chicos del grupo pero no vio a ninguno, ni siquiera al tal Mikoto.
 

Es increíble, alguien puedo haber salido herido. – Kaito volteó al escuchar a una señora mayor cerca. – Tanto alboroto por un cantante.¿Cantante? Preguntó antes de darse cuenta que no hablaba con él sino con otra señora a su lado. Miró a donde estaban aglomeradas las personas y efectivamente había diferentes guardias y policías custodiando el paso de una persona. ¿Eh? ¿En serio? Le pareció tan absurda la idea que inconscientemente se rascó la mejilla. Al girar nuevamente su cabeza distinguió una cabellera blanca no muy lejos. La chica del grupo. Cuando la reconoció trotó hacia ella. – Oye ¿estás bien? Le preguntó agachándose ligeramente mirándola rápido, no parecía estar herida. – ¿Dónde estarán los demás? Se reincorporó mirando alrededor. – Quizás debamos esperarlos dentro – Comentó volviendo a mirarla. 



Hablo || Narro || Pienso || Ficha
avatar

Dromes :
15807
Reputación :
2
Mensajes :
27

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Que forma de conocernos || Nadeshiko

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 15, 2017 5:42 pm

Antes de siquiera empezar el recorrido, ya se había arrepentido de asistir. No había empezado precisamente con el pie derecho, ya había ganado una mala imagen y probablemente todos pensarían que es una chica asocial y desagradable... aunque en cierto modo lo era. Se mantuvo detrás de todos durante el viaje, y planeaba mantenerse en ese lugar hasta acabar el recorrido, que aparentemente sería bastante largo. Se mantuvo de brazos cruzados hasta que escuchó algo de "ir en tren"... cosa que no quería aceptar, ¿por qué debía viajar? No es como si le molestara hacerlo, pero con un grupo de desconocidos sería demasiado incómodo y aburrido. 《 Me voy de aquí. 》Pensó, dando media vuelta sin avisar a nadie, dispuesta a irse nuevamente a su habitación de la casa azul. Era la mejor decisión que podía tomar si no quería pasarlo aún peor, estaba siendo inteligente ésta vez.

Había dado unos pocos pasos cuando un fuerte ruido le hizo llevar ambas manos a sus oídos, protegiéndolos de la terrible contaminación acústica de gritos y conversaciones que no le interesaban en lo absoluto. Quería regresar, pero ni siquiera sabía dónde estaba, mucho menos sabía quién era el cantante que estaba ahí cerca, pese a que le atribuía aquel sonido a su presencia. Antes de que tuviera tiempo de pensar, estaba siendo prácticamente arrastrada por un montón de personas que jamás en su vida había visto.

Logró salir aprovechando su baja estatura, agradeció por primera vez tener un cuerpo delgado y pequeño para poder escabullirse entre la multitud. Aún así quedó algo atontada y desorientada, no veía a nadie del grupo con el que se suponía que debía estar, pese a que ni siquiera se había alejado lo suficiente para perderlos. Justo cuando estaba por empezar a caminar sin rumbo fijo, una voz algo familiar la detuvo. Dirigió la mirada hacia quien la produjo, encontrándose con uno de los chicos que había visto antes en su grupo. — Estoy bien, y por lo que veo tú también lo estás. — Miró a su alrededor buscando alguna cara conocida, sin éxito. — ¿Esperarlos?... No juegues conmigo. — Sonrió ladina, con un leve aire de superioridad.

Tú busca por tierra, yo buscaré por aire. Estaré aquí en cinco minutos. — Como siempre, ella era quien daba las órdenes. Ni siquiera se detuvo a esperar una respuesta, simplemente cerró sus ojos y sacó a la luz sus grandes alas, herencia de su familia. Al abrir nuevamente sus ojos, éstos eran ambos de color celeste, su heterocromía había desaparecido por completo. Era como si fuese una persona totalmente distinta. — Bien, me voy. — Añadió cuando su "transformación" estuvo completa, emprendiendo el vuelo de inmediato.

Voló por sobre la multitud, pero no lograba reconocer ninguno de los rostros por mucho que intentaba. Pasados los cinco minutos, se resignó y volvió al lugar acordado, ocultando sus alas nuevamente y volviendo a su mirada bicolor. — Seguramente se fueron en el tren... — Murmuró mientras esperaba al único miembro del grupo con el que había tenido contacto hasta ahora, asumiendo previamente que no había tenido éxito al igual que ella.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Que forma de conocernos || Nadeshiko

Mensaje por Kaito Ozawa el Sáb Jul 15, 2017 7:59 pm

Escuchó las palabras de la chica comprobando que se encontraba bien. Al volver a mirarla y escucharla nuevamente arqueó ligeramente una ceja con su respuesta. – Solo era una idea. – Mencionó evitando sonreír frente a ella. Sin embargo, no puedo evitar una diminuta sonrisa irónica cuando dio sus órdenes. – ¿Por aire? – Repitió sin entender a que se refería por un momento hasta que vio sus alas. Ya. Se sorprendió un poco con la facilidad en que la chica había mostrado su verdadera naturaleza, quizás porqué debido a su pasado él estaba acostumbrado a ocultarlo con mucho cuidado. “Bien, me voy.” Miró sus ojos completamente celestes y asintió antes de hacer un movimiento abierto con su brazo indicando que era libre de hacerlo. La observó tomar vuelo sin estar seguro de que volvería luego. Dijo cinco minutos. Vio su reloj para comprobar la hora y empezó a buscar de nuevo como habían “quedado”.
 
No se alejó de la entrada de la estación y como ya había buscado antes continuó sin encontrar a ninguno del grupo fuera. Miró nuevamente el reloj antes de mirar al cielo para ver si estaba la chica, al no verla decidió entrar para comprobar que no estuvieran dentro. Todavía faltan dos minutos de todos modos. Entró y trató de distinguir entre toda la gente alguien con rostro conocido. La diferencia en la cantidad de personas se notaba apenas entrar, se podían diferenciar al menos. – ¡HEY! – Gritaron desde una esquina provocando que Kaito mirara en dirección al sonido. Era el guía, Mikoto. El castaño se acercó, resulta que todo el grupo estaba adentro, solo faltaban la chica albina y él. – El tren no va a tardar nada en salir. – Dijo el guía con prisa cuando escuchó del castaño que quedaba alguien de su grupo afuera.  
 

Otra vez en la entrada de la estación Kaito buscó esperando encontrar a la albina, no sabía cuantos minutos habían pasado mientras estuvo dentro. Esperaba no demasiados. Quizás se fue. Después de un par de minutos buscándola, la notó de espaldas en el mismo lugar antes que tomara vuelo. -  ¿Te hice esperar? Perdona. – Comentó al estar a su lado mientras una sonrisa fácil cruzaba sus labios. Noto que había vuelto su mirada bicolor. – Encontré a todos dentro, están esperando el tren. ¿Vamos? – Le tendió la mano instintivamente antes de notarlo. Miró su reloj rápidamente para disimularlo tranquilamente. No tenía problema con el contacto físico pero recordó cómo reaccionó la chica antes, además, de que eran completos desconocidos. Lo miró esperando que tomará una decisión. – Es una buena tarde ¿por qué no hacer un poco de turismo?. No hay más nada que hacer de igual forma. – Comentó ligero encogiendo los hombros tranquilo. Presumía la ¿indecisión?... No sabía si era la palabra correcta pero podía notar que pensaba en si continuar o no con el dichoso tour. Inclusive él había dudado de si hacerlo o no pero ¿qué podía perder? ¿Entonces?




Hablo || Narro || Pienso || Ficha
avatar

Dromes :
15807
Reputación :
2
Mensajes :
27

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Que forma de conocernos || Nadeshiko

Mensaje por Invitado el Vie Jul 21, 2017 11:27 am

Su inexistente paciencia le estaba obligando a retirarse a su hogar, ¿por qué debía esperarlo y buscar a los demás? ¡Ni siquiera quería ir con ellos! Pero volver significaría estar muriendo de aburrimiento y arrepintiéndose de haber perdido una buena oportunidad para conocer mejor la ciudad, lo que la llevaba a la misma indecisión una y otra vez. ¿¡Por qué tiene que ser tan difícil!? Quiso gritar aquella pregunta, pero habían demasiadas personas cerca como para hacer semejante ridiculez, era mejor calmarse y pelear consigo misma en su propia mente. Sin embargo, antes de que pudiera notarlo, apareció el castaño con nueva información, a lo que la albina alzó una de sus cejas con una expresión poco o nada amigable. — Mh... Creo que al final de todo sí servías de algo. — Nuevamente su inexistente simpatía se hizo notar antes de que alcanzara siquiera a pensar en impedirlo, pero decidió hacer caso omiso a su "arrepentimiento" y continuar peleando consigo misma para decidir si seguía adelante o se iba.

De todos modos, esas palabras ajenas lograron convencerla, pero por lógica no diría nada al respecto. — Bien, iré. — Asintió con su cabeza, cruzándose de brazos para dirigirse al tren rápidamente, antes de que partiera. Ahora que se había decidido, no sería nada agradable quedarse abajo como idiota. Una vez dentro, buscó el lugar más apartado para sentarse, lejos del molesto grupo y mantenerse en paz durante todo el camino. Miró por la ventana cuando comenzó el viaje, apoyando parte de su frente en la ventana al lado de su asiento. Sus ojos comenzaron a pesarle y empezó a sentir el cansancio, aumentando poco a poco, haciéndole cerrar los ojos con lentitud de vez en cuando. ¿Por qué debió volar justo antes de viajar? Normalmente hacerlo le provocaba cansancio, pero sumado al viaje que se le estaba haciendo demasiado relajante, ese cansancio se sentía tres veces más pesado.

Fue inevitable que la albina entrara en un profundo sueño en medio del viaje, confiada de que sentiría el bullicio cuando se levantaran los demás para seguir con el tour y despertaría de inmediato, lista para continuar junto al grupo, pero nada fue como esperaba. No recordaba bien su sueño, no alcanzó a retenerlo cuando sus ojos se abrieron con la misma lentitud con que se cerraron. Escuchaba voces, pero no podía distinguir lo que éstas decían, ¿le hablaban a ella? Tampoco podía saberlo. Creía haber dormido unos cinco o diez minutos, pero a juzgar por lo que veía, había sido mucho más... Un momento, ¿y el grupo? Pese a que se había aislado en su asiento, antes de dormirse lograba ver con claridad algunas cabezas de los integrantes del grupo, pero ahora ya no era capaz de hacerlo. ¡No había nadie! Ni siquiera sabía cuántas estaciones se había pasado por dormirse. Estaba a punto de entrar en un estado de pánico. — Por favor, contesta. — Le habló a su teléfono, marcando el número de su padre. Sin embargo, enseguida le saltó una alerta que indicaba el fin de su batería, provocando que el aparato se apagara de inmediato. ¿Y ahora...dónde estoy?
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Que forma de conocernos || Nadeshiko

Mensaje por Kaito Ozawa el Dom Jul 23, 2017 7:29 pm

Kaito llegó a la albina e ignoró toda su actitud de pocos amigos para decirle que los demás se encontraban dentro y que estaban a punto de irse. – Que observadora eres. -  Mencionó en respuesta a su comentario alzando una ceja queriendo decir otra cosa pero se mantuvo y continuó para ver si la chica decidía ir o no. Seguro que tiene muchos amigos. Pensó irónico observándola decidirse. – GenialComento tranquilo al escucharla para finalmente entrar nuevamente a la estación y encontrarse con los demás antes de partir. Ya estando en el tren se sentó junto con el resto del grupo escuchando los planes del guía. – Nos bajaremos en la segunda parada del tren. - El castaño duro parte del viaje conversando con algunos que iban en grupo mientras pasaba el tiempo, no era un viaje largo así que pronto pasaron la primera parada del camino en tren.
 
Poco después Kaito tuvo que ir al baño gracias a que una niña corriendo por el pasillo sin querer le derramó jugo de mora encima. – Tenia que ser mora – Murmuró para sí mismo mientras se trataba de quitar la mancha de la pierna. Primero, la avalancha de personas; Después, la miss simpatía con su desbordante actitud, y ahora le habían derramado un jugo encima. Sin embargo, no le prestaba atención. Estaba concentrado en quitar la mancha, pero es un jugo de mora… eso no va a salir rápido. Se detuvo cuando el tren empezó a frenar, escuchó al ruido típico de una parada aglomerada de personas deseosas de irse a su destino. Como para terminar de cerciorarse miró por la pequeña ventana comprobando lo que había pensado. Todavía aún con eso, se mantuvo tranquilo ya que los trenes suelen demorarse en salir nuevamente mientras salen y entran los usuarios así que trató de continuar quitando la mancha pero en vista que no cedía más, decidió dejarlo así y salir. - ¿…? – La puerta no abría. – Oh vamos – Trató de abrirla repetidas veces pero no funcionó. No puede ser. Tomó la opción de golpear la puerta esperando a que alguien lo escuchara y abriera desde afuera. Después de unos minutos el tren empezó andar de nuevo alertando a Kaito que continuaba encerrado – Que demonios. – Era absurda la situación, su buena actitud se estaba derrumbando. Forzó la puerta rompiendo la manilla y parte de la puerta para salir. Ya había dejado de importarle los daños que podía causarle al tren con su fuerza hibrida. Lo pagaré luego. Dejó la manilla que había quedado en su mano en el baño antes de ir por el pasillo.
 
Pero cuál fue su sorpresa al no ver a nadie en el tren. - - Estaba completamente vacío. Camino por los pasillos en busca de cualquier persona pero no encontraba a nadie. Pasó por los asientos donde antes se encontraba el grupo y nada, caminó hacia atrás de nuevo y esta vez vio la cabeza de alguien. Se dirigió a ella para preguntarle sobre la próxima parada del tren.- ¿En serio?… – Murmuró sacando su molestia a flote. La miss simpatía de antes estaba dormida en el asiento. La miró por un momento antes de caminar hacia la cabina del conductor sin ponerle cuidado a la albina. No estaba como para aguantar su actitud ahora. ¿Y qué paso? Cada vez se ponían mejor… la cabina también estaba vacía.
 
Regresó resignado a esperar a llegar a la próxima parada esperando que allí pudiera comprar un boleto de vuelta y darle fin al estúpido tour e irse a casa. – De haber sabido esto… - Murmuraba antes de ser interrumpido por una voz conocida. Aunque no fue exactamente interrumpido, dado a lo vacío del tren cualquier voz se escuchaba con claridad en el espacio. Miró a la albina ya despierta y noto su teléfono en la mano. – Vaya pero que suerte la tuya. – Comentó con cierta burla al escuchar el teléfono morir por batería. – ¿Qué tal tu siesta? Preguntó sentándose en el asiento a su lado sin importarle si se enojaba o algo por el estilo. Se recostó mirando el techo del tren sintiendo las vibraciones de éste mientras avanzaba por los carriles. – Ni siquiera tiene un conductor este tren, quien sabe a dónde vamos a parar. – Dijo con una breve risa tomándole la gracia al asunto a pesar de no gustarle para nada como se dieron las cosas.
 
Kaito volteó a ver por la ventana cuando entraron a un túnel que dejó toda vista del exterior eclipsada. Al fin el tren empezó a disminuir velocidad anunciando que la próxima parada estaba cerca. Continuaban en la oscuridad cuando el tren se detuvo. - - El castaño se levantó y a los pocos minutos se apagaron todas las luces del tren dando a entender que había dejado de funcionar por completo. – ¿Qué diablos? El tren no hacia ningún movimiento, estaba claro que no se iba a mover más de ahí ese día. Ya arto de la situación y sin estar propenso a esperar más tiempo en el tren se acercó a las puertas con la intención de abrirlas a la fuerza. Cuando logró abrir una brecha lo suficientemente grande para pasar por ella volteó donde estaba la albina. – ¿Vienes o te quedas? Preguntó antes de salir sin esperar respuesta y comenzar a caminar hacia la luz lejana que se veía en el túnel.
 
 
 



Hablo || Narro || Pienso || Ficha
avatar

Dromes :
15807
Reputación :
2
Mensajes :
27

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Que forma de conocernos || Nadeshiko

Mensaje por Invitado el Vie Ago 11, 2017 12:13 pm

Presionó repetidas veces la pantalla de su teléfono cuando éste se apagó, tal vez creyendo que podría encenderse nuevamente por arte de magia, algo así como una ayuda divina... que por supuesto no recibió. Lo agitó un par de segundos en el aire y estuvo por lanzarlo al piso, pero la idea de que lo perdería para siempre le detuvo y simplemente lo guardó en uno de sus bolsillos, donde estaba inicialmente. Le habían enseñado cuando era pequeña que, en caso de perderse o desorientarse, debía mantener la mayor calma posible y preguntar a los demás si es que era necesario, pero... ¿Qué se supone que podría preguntar ahora? Y más importante, ¿a quién? Estaba cerca de perder toda calma cuando el castaño de antes llegó a su lado, facilitando el proceso. — ¿Disculpa? — Alzó una ceja ante sus molestas burlas. — Mira quién habla de suerte. — Contuvo una risa mientras apuntaba hacia su mancha, sin duda eso era mucho peor que estar sin batería, porque todo el mundo se fijaría si le veía de cerca. — ¿Eh? ¿Qué siesta? Solo estaba descansando los ojos. — Mintió con descaro, con las mejillas levemente coloradas. Qué vergüenza que le haya visto dormir, o como ella misma dijo, "descansar los ojos".

Contrario a lo que pensaba, esa mini charla o quizá solamente la compañía, le ayudaba a mantener más o menos la calma. De haber estado sola, probablemente hubiese considerado hasta lanzarse por alguna de las ventanas, aprovechando su capacidad de volar; No le creyó aquello del conductor, pensó que solo quería molestarla e intentar darle un buen susto, pero no lo conseguiría tan fácil. — Buen intento, pero esto no es una película de terror. — Le aplaudió con evidente sarcasmo, dirigiendo su mirada nuevamente hacia el exterior por la gran ventana que estaba a su lado. Vio que se aproximaban a algo como un túnel, y quiso restarle importancia hasta que sintió cómo el tren disminuía la velocidad. ¿Una estación en un túnel? De solo pensarlo, eso sí que le aterraba. Demasiada oscuridad, no se veía nada, ¿y si algo raro aparecía? ¡Ni pensarlo!

Su rostro se puso pálido cuando, definitivamente, el tren frenó. Ella por su parte estaba decidida a esperar acurrucada en su lugar a que éste siguiera su curso y volviese a un lugar iluminado, como debía ser, pero nuevamente todo volvió a salir justo como no esperaba. — ¿¡Q-Qué ha pasado!? — Chilló, esperando recibir alguna respuesta de algún lugar, aunque la situación en sí misma no necesitaba mucha explicación. A pesar de todo su plan de esperar más movimiento del tren, se mantenía en pie... O así era hasta que el castaño la terminó "convenciendo" de ir con él. El temor a quedarse sola pudo con ella, por lo que decidió seguirlo al ser la única persona que más o menos conocía dentro del tren.

¿Dónde estamos?... — Preguntó cuando ya estuvo afuera, caminando con torpeza y manteniendo un ritmo de respiración más rápido de lo normal. La luz del fondo del túnel se le hacía cada vez más lejana a medida que avanzaban, y sumándole el ambiente y el ruido de las personas que bajaban del tren, o de las que se quedaban dentro, provocó finalmente su desesperación. Llevó ambas manos a su rostro para cubrirlo, cerrando los ojos y agachándose a medio camino. Estaba temblando del terror, ya nada faltaba para que comenzara a llorar. — Mamá, papá... — Susurró sin moverse un milímetro, queriendo creer que llegarían a buscarla tal como cuando era pequeña.

avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Que forma de conocernos || Nadeshiko

Mensaje por Kaito Ozawa el Miér Ago 16, 2017 7:08 pm

Miró la mancha en su pierna chasqueando levemente la lengua. Ese pantalón quedaría marcado por mucho tiempo.   ¡Ja! Si claro. - Mencionó con una risa seca al escuchar lo del descanso de sus ojos antes de sentarse a su lado.  

Sonrió con sus aplausos. No había mentido, la cabina estaba completamente vacía cuando Kaito fue a verla. Tendrían que haber cambiado el mando del tren a automático después de la última parada. Eso era lo que pensaba ó lo que lograba razonar por qué no tenía ni idea del manejo de trenes. – Espero que no. No están entre mis favoritas. - Fue lo comento el castaño cuando el tren disminuyó la velocidad antes de frenarse por completo.

Volteó cuando escuchó a la albina detrás sin dejar de caminar por los carriles. - Es una buena pregunta. - No tenía ni idea de donde podrían estar. Nunca quiso tanto tener un mapa como en ese momento. - Vamos a acercarnos a la luz. - Mencionó calmado al notar la inquietud en la albina cuya respiración delataba su ansiedad. Continuó caminando acercándose poco a poco a la tenue luz que se podía ver cuando cayó en cuenta que ya no escuchaba los pasos de la chica atrás de él. Miró hacia atrás y se sorprendió ligeramente al verla inclinada en medio de los carriles. Lo primero que pensó era que estaba llorando. Suspiró pasando una mano por su rostro antes regresarse y acercarse a ella con cuidado. Mamá, Papá la escuchó murmurar. Se detuvo a un paso y se puso en cuclillas frente a ella. - Oye... - Susurró en voz baja y tranquila. La chica que veía ahora no se parecía en nada a aquella presuntuosa de antes. Con su pequeña estatura y ahora temerosa hacia que Kaito quisiera confortarla de algo forma. – Está todo bien. Permanezcamos calmados, ya saldremos de esto no te preocupes. - Dijo en voz baja. Casi colocó una mano en la espalda de la albina en gesto de compañía pero la retiró antes y en cambio le dio un leve toque en uno de sus brazos. – Quizás podamos encontrar la manera de cargar tu teléfono así puedes llamar a alguien. – Propuso manteniendo el mismo tono con la intención de animarla un poco.

El túnel estaba verdaderamente oscuro, para cualquiera sería muy difícil caminar sin tropezar. Recordando como la había visto caminar antes se dispuso a buscar algo que se pudiera encender pero no había nada a la vista. Él podía ver perfectamente pero seguro la oscuridad no favorecía la posición de la chica. Teniendo eso en mente se acomodó la manga izquierda de la chaqueta hacia arriba. No estando seguro de que fuera buena idea emitió una llama en su mano dando algo de luz al túnel. - Así podremos ver mejor. - Comentó cuidadoso mirándola con atención esperando que con eso no se alterará más que antes. Ella había mostrado sus alas antes, de forma que debía conocer perfectamente de las diferentes razas que habitaban la ciudad.

Se puso de pie esperando que ella también lo hiciera.  Ya no falta mucho.  Dijo señalando la luz que se volvía cada vez menor. Esperemos que haya alguien por ahí quien nos diga donde estamos. Comenzó a caminar manteniéndose a su lado notando como a medida que se iban acercando a la claridad las pequeñas piedras que se veían por los carriles iban creciendo en tamaño y cantidad haciendo más difícil el camino.

Llegaron hasta una estación abandonada pero la iluminación no venía de ella. La luz venía de una pila de piedras aglomeradas que bloqueaba el camino más allá en el túnel.   Tuvo que haber un derrumbe hace tiempo. - Se podía ver parte del exterior por una abertura arriba, de ahí era el por qué la luz se iba volviendo más leve. Era la luz del sol la que entraba. ¿Cuánto tiempo había pasado desde que subieron al tren? ¿Una hora? ¿Dos? El sol ya se estaba marchando claramente. Kaito se aproximó a la estación abandonada colocando su mano al frente para iluminarla un poco. No parecía que hubiera alguien alrededor.   ¿Ves aquellas escaleras? Señaló para que la albina las visualizara después de un momento. Lleguemos a ellas, seguro nos llevan afuera. – El nivel del piso en el túnel y la estación abandonada no era el mismo, dado a que Kaito le llegaba casi a la altura del pecho apagó el fuego de su mano y le ofreció ayuda a la chica colocando sus manos boca arriba encima de una rodilla haciendo una improvisada escalera para que la albina subiera con mayor facilidad.   Démonos prisa antes de que sea más tarde. Fue lo que mencionó provocando un leve eco en el lugar.



Hablo || Narro || Pienso || Ficha
avatar

Dromes :
15807
Reputación :
2
Mensajes :
27

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Que forma de conocernos || Nadeshiko

Mensaje por Harry Blume el Dom Oct 29, 2017 10:12 pm

TEMA CERRADO
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Otros
avatar

Dromes :
124835
Reputación :
6
Mensajes :
552

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Que forma de conocernos || Nadeshiko

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.