FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
CENSO
DE JULIO
¡FIRMA OBLIGATORIA!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Secreto tras la máscara

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Secreto tras la máscara

Mensaje por Caesar Black el Sáb Jul 08, 2017 9:05 am

E
l inconfundible vals de Johan Strauss inundaba, con su fina melodía  de mediados del siglo XIX, el inmenso salón principal. Aquello definitivamente era un palacio, no una mansión. Miró a un lado y luego a otro, tamborileando sus dedos sobre una fina copa de lo que parecía vino. Las parejas danzaban de un lado a otro. Los caballeros sujetaban grácilmente a las damas que con maestría giraban como trompos junto a sus parejas sujetando con gran estilo sus largos y costosos vestidos. Emitió un pequeño suspiro de amargura. Su objetivo se encontraba al otro lado de la pista de baile y no podía llegar de no ser que se uniera a la armoniosa coreografía ─ Cosa que no haría─ ¿En qué momento se había metido en semejante berenjenal? Ah, sí, había sido la gran idea de Doc el aceptar la petición al baile del vampiro más famoso hasta la fecha. Alucard, ese arrogante chupasangre que se había proclamado rey de los vampiros. Bueno, al menos la comida no estaba tan mal como esperaba. Se hubiera muerto si hubiera tenido que probar esos asquerosos huevos negros que según el mundo pijotero era una exquisitez.  

Dejó la copa a un lado y se dispuso a pasar entre la multitud. Mala idea. lo único que logró fueron un par de choques premeditados y un tres fuertes pisotones. Meterse en aquella jauría, era como intentar ir en contracorriente por medio de una estampida. Suerte que al menos no podían verle la cara con la máscara que llevaba, pero no hacía falta, probablemente todos ya sabían quién era. Su aroma a demonio apestaba el ambiente, lo más seguro. No podía saberlo, pues no se olía en aquel momento gracias a un pequeño accidente en el laboratorio, ahora su nariz estaba completamente inutilizada, aunque tampoco es que lo notase habitualmente de no ser porque sus hermanos se quejaban de ello. Todos le miraban, era difícil, ver a un Damphir entre tanto puro y más a uno conocido por intentar llevar una orgullosa revolución. No sabía lo que ea la incomodidad hasta que se presentó en aquel baile. Suerte que la máscara cubría parte de su rostro. No sabía el motivo real por lo que el líder de su clan rival le había invitado, pero no se fiaba. Aunque ahora el motivo no importaba, lo que sí necesitaba ¡era salir de allí! No podía soportar tanta mirada y murmullo sobre su persona, ya llegaba a rozar lo obsesivo y realmente deseaba que fueran ilusiones suyas.

Céntrate, ya sabes lo que has venido a buscar... ─ farfulló, alzando su vista hacia la gran y luminosa lámpara de cristal en la cúpula del techo.

─ Disculpa ─ Sonó una voz suave al lado suyo, que le alertó y obligándole a girarse bruscamente, ¿Le estaba hablando a él?

Era una muchacha, muy delicada y de indiscutible belleza ─ Al menos eso le pareció bajo esa máscara ─ En sus manos poseía una copa, sujetada con dos de sus dedos. Su traje era de un tono azul, casi celeste y su recogido era casi suelto, pero le daba un aspecto muy primaveral. No pudo evitar tragar saliva, no era muy dado a hablar con mujeres. Por lo general, le ponían muy nervioso. Se apartó pensando que tal vez quería echarle mano al caviar ese o a los entrantes de la mesa. Sí, se había puesto ahí en una posición estratégica, como el gran hombretón que no paraba de tomar uno tras otro, pensando que probablemente nadie se daría cuenta de la hartada a canapés que se estaba tomando.  Lo cierto es que ella no deseaba comer.

─ ¿Es tu primer baile del señor Alucard? ─ cuestionó con una agradable sonrisa impoluta. Que mantuvo a raya al irritante vampiro, que asintió taciturno, concentrado en mantener la mirada puesta en el rostro de la joven. Ella rió ─ Cuéntame, ¿Qué tendría que hacer para que me saques a bailar? ─ Realmente era directa y a su vez divertida. A juzgar por el caché que había allí, ella era muy natural.

Tenía la oportunidad de oro, cruzar la violenta marejada de parejas danzantes, pero ¿él, bailar? casi que mejor prefería seguir armando algún plan para rodearlos sin llegar a salir malherido.

Yo...─ apartó su vista. Por alguna razón no se sentía cómodo rechazandola. Debía pensar rápido.
Observó una pequeña apertura entre varios grupos masculinos que daba a un amplio pasillo por el que podría rodear el centro de aquel amplio salón, claro ¿Cómo no se dió cuenta? aquellas amplias columnas de mármol adornadas con relucientes toques dorados, no pasaban desapercibidas ─ Disculpame, he de irme...─ murmuró. La joven lo miró, no muy convencida de su excusa. Él también se sintió mal por ello, pero era mejor que destrozarle los pies y la reputación.

Atajó, por el pasillo rápidamente y abrió una de las amplias puertas dobles que se encontraban a su disposición, dando con un salón muy señorial,  perfectamente adornado y en apariencia vacío. Era como volver atrás en el tiempo, al siglo XIX, aunque bueno, él solo sabía de ese tipo de decoración por las películas y, por suerte, también se había librado de tanto marujo. Vaya...como echaba de menos la grata sensación que se siente cuando tienes tu propio espacio personal.






Hablo>>Pienso<< ♦ Narro

avatar

Dromes :
22897
Reputación :
4
Mensajes :
23

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Secreto tras la máscara

Mensaje por Luka Crosszeria el Sáb Jul 08, 2017 9:46 am

-
Baile de Mascaras

Day/Night 00:15 am



Luka Crosszeria ─ Secreto tras la máscara ─ Éadrom: Otros

Love unites you to me

D

etestaba aquellos bailes, su señor era un gran amante del lujo y de ir mostrando su poder, acostumbraba a hacer fiestas como aquellas muy amenudo y siempre con gran cantidad de personas y musica, Luka no era dado a la multitud menos a disfrutar de semejantes actos, le parecian frívolos y sumamente aburridos, no había más quehacer que comer o quizás bailar, pero él no bailaría con nadie ni aunque se lo ordenan, recordaba algunas situaciones en su juventud donde fue invitado a grandes fiestas , rodeado de demonios igual de frívolos que los vampiros , casi parecía una repetición de su pasado e incluso el estilo los trajes y la música, parecía que su señor se encontraba cómodo en aquel estilo de vida a pesar de que habían pasado ya varias décadas desde aquella moda.

Lamentablemente tenía que asistir, pues tenía que asegurarse de su seguridad o eso creía, aunque siempre terminaba perdiendole de vista pues no le interesaba tenerlo ahí mientras se divertía, casi era como un pequeño castigo hacía el moreno, vestirlo de gala colocarle una máscara y obligarlo asistir a aquel baile, sabía que conocía sus gustos , estaba claro que lo hacía simplemente por molestarle.

Ya era costumbre colocarse en una zona relativamente elevada mientras se quedaba de pie simplemente observando a la gente bailar, solo se mantenía allí en silencio mientras alguna vez rechazaba alguna invitación de baile. Aquella noche no era distinta a las demás todos divirtiéndose mientras Luka observaba cual halcón en un árbol a la espera de que algo ocurriese , pero nunca imaginó que aquella noche no fuera algo malo o peligroso lo que entraría por aquella puerta, un olor familiar inundó la zona mientras el moreno aun no conseguía avistarlo con su mirada hasta que al fin pudo encontrarle entre las mesas.

Con claridad pudo distinguir sus cabellos plateados asomarse entre la gente, aunque llevara aquella máscara estaba claro que era el,no se olvidaría tan fácilmente de su olor, tras haberla saboreado en sus propios labios. Sin darse cuenta su mirada se mantuvo sobre el joven, cada movimiento cada gesto que hacía lo seguía con suma atención , no se había movido de su lugar aunque algo dentro de él le dijera que debía acercarse, dudo por un instante hasta que se dio cuenta a dónde se dirigía, ningún invitado tenía permiso para entrar en el resto del lugar eso estaba claro, pero aquel chico no había dudado ni por un instante, no presagiaba nada bueno.

Camino entre el gentío mientras se hacía paso con cautela hasta al fin salir y encontrarse frente la salida, con paso ligero se adentro por los pasillos siguiendo el olor que desprendía el menor hasta llegar al salón entrando con sigilo mirando al albino -No deberías estar aquí -comentó con suavidad , no sabía si iba a atacarle al darse cuenta que era el demonio que se había encontrado en el cementerio, tras haberle dejado allí quizás se había molestado al despertar y darse cuenta de que le había ayudado contra su voluntad, no sabía como se lo tomaría, pero no podía permitir que estuviera rondando por la mansión de Alucard -Deberías regresar al baile-no supo porque pero por un instante pensó en que no le importaría que se quedara allí con él , de alguna manera estaba feliz de verle bien, aunque no podía decirle nada respecto a eso ya que seguro que al otro no le haría ninguna gracia.

Se aproximo hasta el menor observandole, -No pensé que existiera alguien que fuera adentrarse aquí con tanta facilidad- claramente todos tenían respeto a Alucard y hasta el día de hoy jamás tuvo que mover un dedo en uno de sus bailes para evitar ningún problema, por lo general todos se mantenían en la sala de baile hasta el final, sin duda aquel vampiro no era como los demás en ningún sentido.

 







Gracias Caesar ~<3
Spoiler:
avatar

Edad :
23
Dromes :
186466
Reputación :
3
Mensajes :
268

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.