FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
CENSO
DE JULIO
¡FIRMA OBLIGATORIA!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Capítulo III: Chispas en las llamas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trama Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Ambientacion el Mar Jul 04, 2017 9:44 pm



CALLES
CAPITULO III

• CHISPAS EN LAS LLAMAS •


Toda la ciudad se sacude en silencio. Un aire sombrío recorre las calles y mueve débilmente las hojas. Preludio de un inminente desastre, e interludio de un choque brutal que no deja de mostrar el sufrimiento de las personas que ahora, no muy lejos del lugar, se hallan siendo transportadas cruelmente por los soldados de la Secta. Muchos frentes abiertos en la ciudad, durante un conflicto entre la resistencia que busca salvar a los rehenes y frenar a los agresores, y éstos últimos, la Secta, que se alzó en armas y tomó buena parte de la población con un ejército bastante grande.

A pesar de todo eso, los grupos resistentes decidieron enfrentarlos. No muy lejos estaban. No muy lejos podían escucharse disparos, alaridos, gritos de guerra y algunas explosiones y fuertes ruidos como si de demoliciones se tratase. El pequeño ejército de Ryutaro había ido de frente a enfrentarse a la Secta. A unas cuatro calles, aproximadamente, del epicentro de aquella reyerta se podía ver a algunos soldados huir o acercarse al campo de batalla.

Un nuevo conflicto se iba a desatar entre dos grupos. Una guerra civil que no escatimaba en víctimas, y que ahora haría estallar otro conflicto.

Katakura Kojuro, el Ojo Derecho del Dragón, iba corriendo con desespero hacia el lugar donde su maestro estaba enfrentándose a un ejército de la Secta. Por las calles no había gente, pero se podía presentir que no estaba solo en lo absoluto.

Vincent Van Heart, mercenario y guerrero, había salido en búsqueda de su pareja. Fueron las probabilidades de que ella estuviera en peligro las que lo impulsaron a salir de su casa, en su búsqueda.

Akira Tohsaka, también por su parte, se aventuraba por las desoladas calles. Incluso llegando a asesinar a un soldado que le emboscó pero que vio su fin llegar prematuramente en sus manos.

Ellos se encontrarían en las calles, en una intersección. El ambiente estaba tranquilo, pero se sentía una tensión de que algo iba a ocurrir en ese lugar. Algo terrible, que ninguno de ellos podría prever.

No muy lejos del lugar se estaba llevando a cabo una guerra a frente abierto en las calles, presidida por Ryutaro y un general de la Secta. Sin embargo, las luces ahora estaban enfocadas en ese trío que se encontró casualmente en la zona aledaña. No habían señales de que el ejército de la Secta se encontrase en la zona. Todo resultaba ser muy sospechoso y con aire inquietante.



SISTEMA Y DADOS

•Ambientación•

Los turnos son los siguientes:
- Vincent Van Heart.
- Akira Tohsaka.
- Katakura Kojuro.

Cada uno tiene su objetivo, pero por ahora no se ha presentado. Ambientación dará a conocer lo que sucede tras la primera ronda de post usados para que sus personajes se adapten a la situación. Por el momento lo único que tienen que hacer es un post introductorio sobre su llegada al punto A (la reunión entre los tres). Posteriormente se les va a detallar todo.

Sistema: A partir de una nueva implementación el sistema pasará a ser meramente narrativo para combates y se utilizarán dados en caso de que sean necesarios. A su vez, en otros aspectos como la búsqueda o solución de problemas se utilizarán dados especiales. Por el momento, no es necesario hacer ninguna tirada, por lo que no tendrán un efecto real en su primer turno.

Turnos: Máximo de 3 días por usuario para contestar, de no emitir respuesta, se saltea. A la 3ra falta de respuesta, su personaje sera levemente manipulado por Ambientación para dejarlo fuera del tema.



avatar

Dromes :
34406
Reputación :
9
Mensajes :
100

Ver perfil de usuario
USUARIO NUEVO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Vincent Van Heart el Jue Jul 06, 2017 9:43 am

Música instrumental (Opcional):

Valor y Riesgo… palabras que estaban en la vida cotidiana del ‘joven’, después de todo su trabajo se basaba en ello, que valor tenía el contrato y que riesgo implicaba realizarlo… ¿Pero qué valor tendría participar en esta guerra? ¿Qué riesgos implicaba? A pesar de que era uno de los integrantes del I.W.E. tenía también su lado desinteresado por la ciudad, después de todo se había unido a aquel grupo con tal de mantener la seguridad de su prometida… pero por lo visto ni eso podía hacer correctamente “Maldición, le dije a Roy que no quería otro puto contrato… Por su culpa me alejé de Yoha cuando toda esta estupidez ocurrió” pensaba con el ceño fruncido, viendo el ambiente con tanta frialdad que el cero absoluto sería cálido, metafóricamente hablando, la impotencia se adueñaba de su cuerpo, uno de los capitanes de I.W.E. no podía ni hacer lo que se propuso, proteger a su amada solamente porque su informante necesitaba que el hiciese unos cuantos recados más “Si algo le pasa a Yoha te juro que te mato y a toda tu descendencia Roy” decía en su mente, para luego sacudir su cabeza un poco, no tenía por qué pensar que ella peligraba o que estaba herida.

Las solitarias calles, o bueno, no tan solitarias en algunos momentos por la vista de aquellos que huían o se adentraban al campo de batalla –Hacia allá ocurre algo…- decía al aire, suspirando un poco pesado ¿Por qué no había dejado ya ese trabajo si era parte del I.W.E., un grupo que se dedicaba a la protección de la ciudad? Pues la respuesta para él era simple, porque a los mercenarios los ‘retiraban’, renunciar implicaba que todo el gremio de los mercenarios te buscase, e incluso siendo alguien con tanto ‘poder’ como para ser un capitán, aunque fuese de un grupo creado hace tan solo una semana antes de que todo esto ocurriese, la vería completamente difícil de salir ileso, o al menos vivo, luego de ser perseguido por todos los mercenarios del mundo solo para cerrar su boca.

Los sonidos de la batalla cada vez se escuchaban más cerca, recordaba cada una de las guerras en las que estuvo implicado como el punto clave para pasar de enfrentamiento a masacre, usando sus habilidades para asesinar o destruir, los escalofríos que sintió en aquellos momentos de sus primeras misiones volvían a su cuerpo… por primera vez en mucho tiempo sentía lo que era el miedo a la incertidumbre ¿Ganaría? ¿Perdería? Todo dependía de lo que él hiciese ¿Encontraría a su prometida? ¿Estaría viva? ¿O tendría que arrasar en cólera con todo ser viviente que se encontrase frente suyo hasta que él muriese?... Los caminos del destino son misteriosos. Sus pasos casi que inaudibles, no se tomaba su tiempo para caminar pero tampoco iba corriendo, los años de experiencia le habían dicho que entrar en pánico y correr como si no hubiera mañana nunca habían traído nada nuevo, pocos trabajos había fallado y estos habían sido cuando eso ocurría, sobre todo cuando se trataba de rescatar a alguien, por lo que quería mantener las probabilidades lo más arriba posible.

El silencio nunca era bueno, y más cuando una guerra estaba sucediendo, pero preocuparse de eso no era algo que ocupase mucho tiempo en la mente del castaño de ojos azules, de aquel con tan trastornada visión del mundo que no le importaba matar a miles, o incluso a la población de todo el mundo con tal de salvar a una persona, no era un héroe, pero tampoco un villano… sólo era el tipo malo que mataba malo y buenos por igual, el más neutral de todos, un anti-héroe ¿Y cómo había llegado alguien como él a ese puesto? Sus habilidades mostraban su clara experiencia, similitud, y comodidad en ese campo, después de todo, la eliminación táctica era una de sus especialidades.

Y así se pasó su caminata, viendo a los lados por si encontraba la silueta de Yohane, por si encontraba algún enemigo, o por si encontraba a aquello que hacía del silencio lo más peligroso en esa zona. Más todo eso se interrumpió llegando aquella intersección ¿Qué camino a tomar sería el correcto? ¿Y si su prometida estaba en el camino contrario al que tomaba? Podía hacer algo con su magia… pero no con un propósito tan complejo como era el de buscar a una persona… Lamentablemente… Se encontraba inmovilizado, con una de sus pistolas y sus dagas transformadas en cestus en cada mano, por la incertidumbre de qué camino tomar, más su defensa, como siempre, estaba alta, usando sus sentidos para analizar el ambiente… hombre precavido vale por dos…


Última edición por Vincent Van Heart el Jue Jul 06, 2017 11:11 am, editado 1 vez (Razón : La música dio problemas luego de postearla ;-;)
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
19
Dromes :
56316
Reputación :
22
Mensajes :
243

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Akira Tohsaka el Vie Jul 07, 2017 1:42 pm

Ambientación:


Al momento que su tráquea era abierta, aquel hombre produjo un sonido que Akira no podría olvidar por varios años. Vio sus ojos opacándose, y sintió el rencor de aquel espíritu, que por la fuerza abandonaba su cuerpo. Y mientras escuchaba a aquel hombre hablar, su mirada se había quedado perdida sobre aquel cadáver inerte. ¿Sería la primera vez que veía la muerte de frente?

- Yo pensaba incapacitarlo. Podría haber sido útil interrogarlo.

Explicó en un tono monótono e inexpresivo. Quizás aquel hombre ya sabía suficiente, eso explicaba por qué no les sería de utilidad. Los ojos del pelinegro perdieron la intensidad dorada de su Time Alter, adoptando un gris claro mientras se incorporaba. Fue a retirar la carta que le clavó en los dedos, la limpió de su sangre y la devolvió a la baraja.

- Akira -respondió mecánicamente, obviando su apellido de momento. Aquel remarcaba un lazo que prefería dejar en el anonimato-.

Se estremeció sutilmente para despabilarse del shock, reordenando las prioridades en su cabeza. No estaba en situación para preocuparse por la muerte de un obvio criminal, y de seguro muchos seguirían su destino en aquella guerra que estaba desatándose. Una de sus prioridades, debía de ser localizar tantos miembros de I.W.E como pudiese; eran las personas más capacitadas que había conocido en la ciudad, y todos estaban preparándose para esta precisa clase de conflictos.

- No tengo intenciones de huir -explicó al subir la mirada hacia su acompañante. La inseguridad se había difuminado, y sus pupilas adoptaban ahora un brillo de determinación-, si su intención es defender la ciudad, estoy encantado de ayudarlo, aunque necesito un poco de información para obrar con eficacia.

Avanzó en su compañía hacia las motocicletas que había divisado. El chico pasó la mano por encima de cada una, cerrando los ojos unos segundos, escuchando su susurros.

- ...Ya llevan unos años aquí. No están muy oxidadas por dentro, y tienen algunas horas de combustible.

Explicó sin dar mucho contexto. Tras luchar un poco con el arranque de los vehículos, soltaron un agradable ronroneo que delataba su funcionamiento. Después de juzgar un poco en la forma de su cráneo, el chico alzó la palma, y de unas oscuras ondulaciones de ectoplasma se formaron dos cascos de sencillo y aerodinámico diseño. Arrojó uno hacia su guía, en señal de buena fe.

- ¿Hacia dónde nos dirigimos?

Consultó mientras montaba el vehículo, y el rugir de los motores rápidamente fue dejando las calles detrás. Era claro que aquel hombre ya tenía un plan organizado, y el chico estaba accediendo con curiosa confianza en formar parte del mismo.

- Creo que veo alguien sin uniforme por allí.

Exclamó, señalando con el índice hacia la curva de una intersección, pero sin soltar el manubrio ni un segundo.



[Narro] - [Digo] - ["Pienso"] - [Time alter] - [Arsene]

Do you know what lies in your heart?
avatar

Dromes :
7027
Reputación :
5
Mensajes :
42

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Katakura Kojuro el Vie Jul 07, 2017 7:06 pm

-Buena respuesta- Sonrió ante el visto bueno del joven, a la vez que atrapaba con su mano el casco que el muchacho había fabricado. «Parece que no me he equivocado al traerlo conmigo.» Se sentía satisfecho con su nueva ayuda improvisada, sería un aliado temporal bastante útil. -Andando, podré explicarte en el camino- Dijo mientras ajustaba el acelerador para ponerse en marcha.

En la lejanía, el sonido de combate era más que notorio. «Tal y cómo lo predije.» Decía mientras su mirada se concentraba en el horizonte. -Nos encaminamos a una de las zonas del conflicto, pero descuida, no estamos sólos en la campaña por enfrentar a la secta.- Le mencionó mientras mantenía la vista en el camino, esquivando de vez en cuando algún bache o rocas que obstaculizacen las dañadas calles. -Digamos que, pertenezco a un pequeño grupo de personas que nos hemos organizado en contra de esta amenaza. Desconozco si las autoridades encargadas de la ciudad u otros grupos como el nuestro se han movilizado, pero al menos algunos de mis colegas y otros tantos decidimos entrar a la acción.- El ruido de las explosiones y derrumbes se intensificaba mientras avanzaban.

-Si todo marcha según lo planeado, ahora mismo mis camaradas se deberían estar encargando de liberar a algunos rehenes mientras merman las fuerzas enemigas. Sin embargo, no importa cuantos soldados sectarios de poca monta manden, probablemente estén actuando ciegamente al recibir órdenes. La única forma de saber que planean es tomar a alguno de sus cabecillas, así que lo ideal será localizar a quién esté organizando a estas tropas. No sólo para obtener información, sino para arrebatarles su coordinación al incapacitar a uno de sus jefes tácticos y obligarles a desbandar.- Afirmó con total seriedad.

Por mucho que las armas para la guerra fuesen distintas, por mucho que el honor de los guerreros hubiese desaparecido, había ciertas cosas que nunca cambiaban. Otrora ya los días que era el general de un gran ejército, ahora apenas si podía considerarse a cargo de unos cuantos rebeldes. Pero, él seguía siendo el Ojo Derecho del Dragón, el gran estratega que libró cuantas guerras se narran en el anecdotario de leyendas.

-Puedo verle, quizás sea un civil, pero de todas formas debemos ser precavidos- Dijo mientras maniobraba hasta el cruce de caminos. -Echemos un vistazo- Movió la cabeza de atrás hacia adelante para indicarle que le siguiese.

Desaceleró poco a poco, pudiendo observar al muchacho armado, portando tanto un arma de fuego como una de filo en las manos. «Luce algo desorientado.» Reflexionaba mientras la moto se volvía cada vez más lenta, hasta frenar suavemente a unos 3 metros de dónde se hallaba el muchacho. -Eh, muchacho. ¿Te encuentras bien?- Le preguntó tranquilamente pese a ver que el contrario estaba alerta, pero lo hizo para demostrar que no se trataba de un enemigo, además de comprobar que el otro no lo era tampoco. -¿Buscas algo?- Le preguntó aún con la moto encendida.

Se mantenía expectante ante cualquier movimiento extraño por parte de aquel joven de ojos azulados, más esa no era su única preocupación. «No me gusta el ambiente, está demasiado silencioso en los alrededores. Ni siquiera se ven señas de patrullas de La Secta aún estando cerca de una batalla campal.» Lo último que necesitaba era ser emboscado antes de llegar a su destino.

Por un momento, decidió ignorar tanto a Akira como al invitado sorpresa, cerrando los ojos y respirando profundamente, aún sentado en el vehículo. «¿Quién rondará por aquí?» Debía respirar adecuadamente y concentrarse, preparándose para lo que fuese a tener de frente. «Tengo un mal presentimiento… Quizás sean imaginaciones mías, o quizás no, pero no puedo arriesgarme.» Estaría listo para lo que viniese.

Datos Extras:
- Gekkō No Meisō (Meditación de la Luz de Luna): Tras siglos de meditación, logró perfeccionar esta técnica especial para manifestar un poder espiritual de naturaleza neutra que aumenta sus sentidos y sus reflejos. Su vista, oído, tacto y olfato incrementan en un 35%. Además, gana la capacidad de percibir presencias de luz y oscuridad a sus alrededores. Si se utiliza esta técnica durante Mugetsu Gokusatsu, cancela los efectos de esta última.
- Duración: 5 Turnos
- Recarga: 2 Turnos tras finalizar su uso
- Contra: Debe meditar durante un turno entero para poder activarla, quedándose expuesto. Si recibe algún ataque mientras medita se cancela la activación.

Intenta usar la meditación, para tratar de detectar a posibles enemigos u otras personas en los alrededores. Claro, si logra activar el poder.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
21
Dromes :
26410
Reputación :
5
Mensajes :
162

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Ambientacion el Sáb Jul 08, 2017 3:44 pm



CALLES
CAPITULO III

• CHISPAS EN LAS LLAMAS •


Sombras esconden a la misma esencia de la oscuridad, que acecha desde una posición segura el puesto donde se encuentran aquellos individuos que por casualidades del destino se cruzan en un inesperado e inoportuno momento. ¿Cuál era el auténtico objetivo de todo esto? ¿Por qué aquellas personas estaban allí? ¿Y por qué se vieron obligadas a detenerse? Ese aire pesado tenía una razón. Un origen.

Aliados de la Secta, gente con motivaciones oscuras que ahora estaban actuando bajo las órdenes de su líder en una especie de sociedad con la Secta misma. Separados de algunos de sus compañeros por menesteres, Altruismo y Deseo ahora tenían como objetivo detener a cualquier posible intervención a una guerra batida por Ryutaro y el grupo de guerreros.

Los Mandamientos habían sido enviados a detener a las fuerzas aliadas del grupo, y como era de costumbre, actuarían lo más pronto posible. Ese era su deber encomendado por los líderes unidos.

A fin de obtener un resultado positivo en menos tiempo, la Secta decidió acudir a una tercera persona. Un mercenario contratado para acabar con aquellos que fuesen a representar un obstáculo: Killhë Farlow. Un jugoso contrato con una suma de dinero bastante interesante fue el aliciente que se usó para convencerle, y ahora allí se encontraba, con el objetivo de cumplir con su misión.

Los tres se encontrarían en un edificio, desde un primer piso junto a las ventanas, donde tendrían que vigilar a sus enemigos y actuar en caso de que se fueran directamente al lugar del conflicto a unas calles.



SISTEMA Y DADOS

•Ambientación•

Los turnos son los siguientes:
- Altruismo.
- Deseo.
- Killhë Farlow.

En pocas palabras, los tres ya se encuentran en la zona. Pueden narrar cómo llegaron hasta ahí y sus motivos, así como la forma en que se encuentran. Su posición es en uno de los edificios, viendo desde lejos a los tres del equipo contrario. Podrán elegir si tomar la ventaja de un ataque sorpresa, esperar o cualquier acción que les parezca.

Sistema: A partir de una nueva implementación el sistema pasará a ser meramente narrativo para combates y se utilizarán dados en caso de que sean necesarios. A su vez, en otros aspectos como la búsqueda o solución de problemas se utilizarán dados especiales. Por el momento, no es necesario hacer ninguna tirada, por lo que no tendrán un efecto real en su primer turno.

Turnos: Máximo de 3 días por usuario para contestar, de no emitir respuesta, se saltea. A la 3ra falta de respuesta, su personaje será levemente manipulado por Ambientación para dejarlo fuera del tema.



avatar

Dromes :
34406
Reputación :
9
Mensajes :
100

Ver perfil de usuario
USUARIO NUEVO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Altruismo el Mar Jul 11, 2017 5:58 pm

Extendía mis brazos por arriba de mi cabeza a medida que daba un bostezo de lo más descarado dando a entender que la situación no me importaba de lo más mínimo. No me encontraba lo suficiente motivado con el trabajo que me tocaba hacer y eso se notaba mucho en mi forma de actuar, durmiéndome en alguna parte del edificio sin preocuparme a que Deseo viniera y me golpeara algunas veces para que me despertará a vigilar el área.

Nada de esto era nuevo para ella así que como para mí; sabía que simplemente no me interesaba lo que pasaba y daría mi menor esfuerzo para hacer algo por ello.  De este modo le tocaba ahora a ella en hace de niñera echándome un ojo encima antes de que incendiara este maldito lugar. —Esperar hace que me irrite— Pensaba molesto sabiendo que en el otro lado de la ciudad se  encontraban entreteniéndose en una batalla contra un pequeño grupo de rebeldes. Los demás estaban divirtiéndose menos yo. —Vaya trabajo de mierda nos han dado— murmuraba con la misma molestia de hace un rato y esperaba una respuesta por parte de mi compañera.

Ahora bien era una orden de nuestro jefe sí, pero eso no le quitaba que fuera de lo más aburrido. Y para empeorar el asunto, teníamos con nosotros una tercera persona por parte de la secta y la ironía es que no lo tragaba del todo. No le dirigí ni una palabra solamente una sonrisa de lado y fue todo lo que obtuvo de mí y por él, bueno no recibí nada… tampoco era que lo esperaba (?)

Las calles se encontraban vacías y el sonido de armas a la lejanía daba un ambiente de lo más solitario, pero eso fue descartado una vez que algunas personas se aproximaban hasta el área rápidamente. Lo primero que pude ver fue un niño de cabellos negros y vestimenta blanca  acercándose; no parecía de lo más interesante de ver, así que dándole la espalda e ignorándolo mire por otro lugar dejándole a Deseo y al otro chico que lo vigilaran.
Fue entonces cuando todo se ponía un poco mas divertido; no tardo mucho para que otros dos se acercaran con el enano ese.  —Tal parece que al final sí que vamos a cortar algunas cabezas—  mi pensamiento era más animado, prefería el tener una batalla que en estar sentado sin hacer nada, y para mi buena suerte habían llegado en el momento preciso; Ya no faltaba mucho a que me fuera de ahí.

—Deseo, vamos a ofrecerle a los invitados un poco de nuestra hospitalidad — mi voz sonaba fuerte y seria pero en el fondo sí que estaba feliz(?), volteando a ver al otro tipo, chasqueaba con la lengua a dirigirle la palabra —¿Tu también vienes niño bonito? —  no le estaba hablando por su nombre claro por qué no lo sabía y aunque lo supiera igualmente se me habría olvidado. — A darle caña— daba una sonrisa de lado a medida que las llamas cubrían todo mi cuerpo y aparecía de la misma forma delante del camino de los tres hombres.

Algún dato para leer.:
- Flamear [trama]:  Es un tipo de fuego a base de la teletransportación, que se utiliza por parte de altos demonios y otros seres malignos. Cuando una persona utiliza este poder, parecen ser envuelto en llamas intensas [al ser un demonio que puede controlar el 50% de fuego] sin embargo, esto no hace daño a cualquier persona que posea este poder. Los mortales se ha demostrado que se verán afectados durante el transporte, aunque eso depende si el usuario así lo desea.
Su capacidad de teletransportación puede medirse como un limite de 10 personas [incluyéndose a él mismo]
Nota: Solamente con el permiso de los otros usuarios para que pueda usar este poder sobre sus personajes.
-Duración: 1 post
- Recarga: de 1 a 2 post [dependiendo de la cantidad de personas en la cual se transporta]
-Contra:  
Solamente este puede usarse sobre la tierra, no en dimensiones como, el infierno, cielo, etc.
Para poder teletransportarse al lugar deseado se necesita haber estado ahí anteriormente o cualquiera del grupo de usuarios visualice el lugar donde se quiere ir. [solo funcionaria si la mitad del grupo piensa en ello]
avatar

Dromes :
6761
Reputación :
0
Mensajes :
20

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.