FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Capítulo III: Chispas en las llamas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trama Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Ambientacion el Mar Jul 04, 2017 9:44 pm



CALLES
CAPITULO III

• CHISPAS EN LAS LLAMAS •


Toda la ciudad se sacude en silencio. Un aire sombrío recorre las calles y mueve débilmente las hojas. Preludio de un inminente desastre, e interludio de un choque brutal que no deja de mostrar el sufrimiento de las personas que ahora, no muy lejos del lugar, se hallan siendo transportadas cruelmente por los soldados de la Secta. Muchos frentes abiertos en la ciudad, durante un conflicto entre la resistencia que busca salvar a los rehenes y frenar a los agresores, y éstos últimos, la Secta, que se alzó en armas y tomó buena parte de la población con un ejército bastante grande.

A pesar de todo eso, los grupos resistentes decidieron enfrentarlos. No muy lejos estaban. No muy lejos podían escucharse disparos, alaridos, gritos de guerra y algunas explosiones y fuertes ruidos como si de demoliciones se tratase. El pequeño ejército de Ryutaro había ido de frente a enfrentarse a la Secta. A unas cuatro calles, aproximadamente, del epicentro de aquella reyerta se podía ver a algunos soldados huir o acercarse al campo de batalla.

Un nuevo conflicto se iba a desatar entre dos grupos. Una guerra civil que no escatimaba en víctimas, y que ahora haría estallar otro conflicto.

Katakura Kojuro, el Ojo Derecho del Dragón, iba corriendo con desespero hacia el lugar donde su maestro estaba enfrentándose a un ejército de la Secta. Por las calles no había gente, pero se podía presentir que no estaba solo en lo absoluto.

Vincent Van Heart, mercenario y guerrero, había salido en búsqueda de su pareja. Fueron las probabilidades de que ella estuviera en peligro las que lo impulsaron a salir de su casa, en su búsqueda.

Akira Tohsaka, también por su parte, se aventuraba por las desoladas calles. Incluso llegando a asesinar a un soldado que le emboscó pero que vio su fin llegar prematuramente en sus manos.

Ellos se encontrarían en las calles, en una intersección. El ambiente estaba tranquilo, pero se sentía una tensión de que algo iba a ocurrir en ese lugar. Algo terrible, que ninguno de ellos podría prever.

No muy lejos del lugar se estaba llevando a cabo una guerra a frente abierto en las calles, presidida por Ryutaro y un general de la Secta. Sin embargo, las luces ahora estaban enfocadas en ese trío que se encontró casualmente en la zona aledaña. No habían señales de que el ejército de la Secta se encontrase en la zona. Todo resultaba ser muy sospechoso y con aire inquietante.



SISTEMA Y DADOS

•Ambientación•

Los turnos son los siguientes:
- Vincent Van Heart.
- Akira Tohsaka.
- Katakura Kojuro.

Cada uno tiene su objetivo, pero por ahora no se ha presentado. Ambientación dará a conocer lo que sucede tras la primera ronda de post usados para que sus personajes se adapten a la situación. Por el momento lo único que tienen que hacer es un post introductorio sobre su llegada al punto A (la reunión entre los tres). Posteriormente se les va a detallar todo.

Sistema: A partir de una nueva implementación el sistema pasará a ser meramente narrativo para combates y se utilizarán dados en caso de que sean necesarios. A su vez, en otros aspectos como la búsqueda o solución de problemas se utilizarán dados especiales. Por el momento, no es necesario hacer ninguna tirada, por lo que no tendrán un efecto real en su primer turno.

Turnos: Máximo de 3 días por usuario para contestar, de no emitir respuesta, se saltea. A la 3ra falta de respuesta, su personaje sera levemente manipulado por Ambientación para dejarlo fuera del tema.



avatar

Dromes :
41420
Reputación :
9
Mensajes :
128

Ver perfil de usuario
USUARIO NUEVO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Vincent Van Heart el Jue Jul 06, 2017 9:43 am

Música instrumental (Opcional):

Valor y Riesgo… palabras que estaban en la vida cotidiana del ‘joven’, después de todo su trabajo se basaba en ello, que valor tenía el contrato y que riesgo implicaba realizarlo… ¿Pero qué valor tendría participar en esta guerra? ¿Qué riesgos implicaba? A pesar de que era uno de los integrantes del I.W.E. tenía también su lado desinteresado por la ciudad, después de todo se había unido a aquel grupo con tal de mantener la seguridad de su prometida… pero por lo visto ni eso podía hacer correctamente “Maldición, le dije a Roy que no quería otro puto contrato… Por su culpa me alejé de Yoha cuando toda esta estupidez ocurrió” pensaba con el ceño fruncido, viendo el ambiente con tanta frialdad que el cero absoluto sería cálido, metafóricamente hablando, la impotencia se adueñaba de su cuerpo, uno de los capitanes de I.W.E. no podía ni hacer lo que se propuso, proteger a su amada solamente porque su informante necesitaba que el hiciese unos cuantos recados más “Si algo le pasa a Yoha te juro que te mato y a toda tu descendencia Roy” decía en su mente, para luego sacudir su cabeza un poco, no tenía por qué pensar que ella peligraba o que estaba herida.

Las solitarias calles, o bueno, no tan solitarias en algunos momentos por la vista de aquellos que huían o se adentraban al campo de batalla –Hacia allá ocurre algo…- decía al aire, suspirando un poco pesado ¿Por qué no había dejado ya ese trabajo si era parte del I.W.E., un grupo que se dedicaba a la protección de la ciudad? Pues la respuesta para él era simple, porque a los mercenarios los ‘retiraban’, renunciar implicaba que todo el gremio de los mercenarios te buscase, e incluso siendo alguien con tanto ‘poder’ como para ser un capitán, aunque fuese de un grupo creado hace tan solo una semana antes de que todo esto ocurriese, la vería completamente difícil de salir ileso, o al menos vivo, luego de ser perseguido por todos los mercenarios del mundo solo para cerrar su boca.

Los sonidos de la batalla cada vez se escuchaban más cerca, recordaba cada una de las guerras en las que estuvo implicado como el punto clave para pasar de enfrentamiento a masacre, usando sus habilidades para asesinar o destruir, los escalofríos que sintió en aquellos momentos de sus primeras misiones volvían a su cuerpo… por primera vez en mucho tiempo sentía lo que era el miedo a la incertidumbre ¿Ganaría? ¿Perdería? Todo dependía de lo que él hiciese ¿Encontraría a su prometida? ¿Estaría viva? ¿O tendría que arrasar en cólera con todo ser viviente que se encontrase frente suyo hasta que él muriese?... Los caminos del destino son misteriosos. Sus pasos casi que inaudibles, no se tomaba su tiempo para caminar pero tampoco iba corriendo, los años de experiencia le habían dicho que entrar en pánico y correr como si no hubiera mañana nunca habían traído nada nuevo, pocos trabajos había fallado y estos habían sido cuando eso ocurría, sobre todo cuando se trataba de rescatar a alguien, por lo que quería mantener las probabilidades lo más arriba posible.

El silencio nunca era bueno, y más cuando una guerra estaba sucediendo, pero preocuparse de eso no era algo que ocupase mucho tiempo en la mente del castaño de ojos azules, de aquel con tan trastornada visión del mundo que no le importaba matar a miles, o incluso a la población de todo el mundo con tal de salvar a una persona, no era un héroe, pero tampoco un villano… sólo era el tipo malo que mataba malo y buenos por igual, el más neutral de todos, un anti-héroe ¿Y cómo había llegado alguien como él a ese puesto? Sus habilidades mostraban su clara experiencia, similitud, y comodidad en ese campo, después de todo, la eliminación táctica era una de sus especialidades.

Y así se pasó su caminata, viendo a los lados por si encontraba la silueta de Yohane, por si encontraba algún enemigo, o por si encontraba a aquello que hacía del silencio lo más peligroso en esa zona. Más todo eso se interrumpió llegando aquella intersección ¿Qué camino a tomar sería el correcto? ¿Y si su prometida estaba en el camino contrario al que tomaba? Podía hacer algo con su magia… pero no con un propósito tan complejo como era el de buscar a una persona… Lamentablemente… Se encontraba inmovilizado, con una de sus pistolas y sus dagas transformadas en cestus en cada mano, por la incertidumbre de qué camino tomar, más su defensa, como siempre, estaba alta, usando sus sentidos para analizar el ambiente… hombre precavido vale por dos…


Última edición por Vincent Van Heart el Jue Jul 06, 2017 11:11 am, editado 1 vez (Razón : La música dio problemas luego de postearla ;-;)
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
19
Dromes :
72220
Reputación :
24
Mensajes :
271

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Akira Tohsaka el Vie Jul 07, 2017 1:42 pm

Ambientación:


Al momento que su tráquea era abierta, aquel hombre produjo un sonido que Akira no podría olvidar por varios años. Vio sus ojos opacándose, y sintió el rencor de aquel espíritu, que por la fuerza abandonaba su cuerpo. Y mientras escuchaba a aquel hombre hablar, su mirada se había quedado perdida sobre aquel cadáver inerte. ¿Sería la primera vez que veía la muerte de frente?

- Yo pensaba incapacitarlo. Podría haber sido útil interrogarlo.

Explicó en un tono monótono e inexpresivo. Quizás aquel hombre ya sabía suficiente, eso explicaba por qué no les sería de utilidad. Los ojos del pelinegro perdieron la intensidad dorada de su Time Alter, adoptando un gris claro mientras se incorporaba. Fue a retirar la carta que le clavó en los dedos, la limpió de su sangre y la devolvió a la baraja.

- Akira -respondió mecánicamente, obviando su apellido de momento. Aquel remarcaba un lazo que prefería dejar en el anonimato-.

Se estremeció sutilmente para despabilarse del shock, reordenando las prioridades en su cabeza. No estaba en situación para preocuparse por la muerte de un obvio criminal, y de seguro muchos seguirían su destino en aquella guerra que estaba desatándose. Una de sus prioridades, debía de ser localizar tantos miembros de I.W.E como pudiese; eran las personas más capacitadas que había conocido en la ciudad, y todos estaban preparándose para esta precisa clase de conflictos.

- No tengo intenciones de huir -explicó al subir la mirada hacia su acompañante. La inseguridad se había difuminado, y sus pupilas adoptaban ahora un brillo de determinación-, si su intención es defender la ciudad, estoy encantado de ayudarlo, aunque necesito un poco de información para obrar con eficacia.

Avanzó en su compañía hacia las motocicletas que había divisado. El chico pasó la mano por encima de cada una, cerrando los ojos unos segundos, escuchando su susurros.

- ...Ya llevan unos años aquí. No están muy oxidadas por dentro, y tienen algunas horas de combustible.

Explicó sin dar mucho contexto. Tras luchar un poco con el arranque de los vehículos, soltaron un agradable ronroneo que delataba su funcionamiento. Después de juzgar un poco en la forma de su cráneo, el chico alzó la palma, y de unas oscuras ondulaciones de ectoplasma se formaron dos cascos de sencillo y aerodinámico diseño. Arrojó uno hacia su guía, en señal de buena fe.

- ¿Hacia dónde nos dirigimos?

Consultó mientras montaba el vehículo, y el rugir de los motores rápidamente fue dejando las calles detrás. Era claro que aquel hombre ya tenía un plan organizado, y el chico estaba accediendo con curiosa confianza en formar parte del mismo.

- Creo que veo alguien sin uniforme por allí.

Exclamó, señalando con el índice hacia la curva de una intersección, pero sin soltar el manubrio ni un segundo.



[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?

"Bueno, si son idiotas, alguien tiene que preocuparse por ellos, ¿No? Y quién mejor que otro idiota."
Gracias Vin ♥️:
avatar

Dromes :
14477
Reputación :
5
Mensajes :
93

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Katakura Kojuro el Vie Jul 07, 2017 7:06 pm

-Buena respuesta- Sonrió ante el visto bueno del joven, a la vez que atrapaba con su mano el casco que el muchacho había fabricado. «Parece que no me he equivocado al traerlo conmigo.» Se sentía satisfecho con su nueva ayuda improvisada, sería un aliado temporal bastante útil. -Andando, podré explicarte en el camino- Dijo mientras ajustaba el acelerador para ponerse en marcha.

En la lejanía, el sonido de combate era más que notorio. «Tal y cómo lo predije.» Decía mientras su mirada se concentraba en el horizonte. -Nos encaminamos a una de las zonas del conflicto, pero descuida, no estamos sólos en la campaña por enfrentar a la secta.- Le mencionó mientras mantenía la vista en el camino, esquivando de vez en cuando algún bache o rocas que obstaculizacen las dañadas calles. -Digamos que, pertenezco a un pequeño grupo de personas que nos hemos organizado en contra de esta amenaza. Desconozco si las autoridades encargadas de la ciudad u otros grupos como el nuestro se han movilizado, pero al menos algunos de mis colegas y otros tantos decidimos entrar a la acción.- El ruido de las explosiones y derrumbes se intensificaba mientras avanzaban.

-Si todo marcha según lo planeado, ahora mismo mis camaradas se deberían estar encargando de liberar a algunos rehenes mientras merman las fuerzas enemigas. Sin embargo, no importa cuantos soldados sectarios de poca monta manden, probablemente estén actuando ciegamente al recibir órdenes. La única forma de saber que planean es tomar a alguno de sus cabecillas, así que lo ideal será localizar a quién esté organizando a estas tropas. No sólo para obtener información, sino para arrebatarles su coordinación al incapacitar a uno de sus jefes tácticos y obligarles a desbandar.- Afirmó con total seriedad.

Por mucho que las armas para la guerra fuesen distintas, por mucho que el honor de los guerreros hubiese desaparecido, había ciertas cosas que nunca cambiaban. Otrora ya los días que era el general de un gran ejército, ahora apenas si podía considerarse a cargo de unos cuantos rebeldes. Pero, él seguía siendo el Ojo Derecho del Dragón, el gran estratega que libró cuantas guerras se narran en el anecdotario de leyendas.

-Puedo verle, quizás sea un civil, pero de todas formas debemos ser precavidos- Dijo mientras maniobraba hasta el cruce de caminos. -Echemos un vistazo- Movió la cabeza de atrás hacia adelante para indicarle que le siguiese.

Desaceleró poco a poco, pudiendo observar al muchacho armado, portando tanto un arma de fuego como una de filo en las manos. «Luce algo desorientado.» Reflexionaba mientras la moto se volvía cada vez más lenta, hasta frenar suavemente a unos 3 metros de dónde se hallaba el muchacho. -Eh, muchacho. ¿Te encuentras bien?- Le preguntó tranquilamente pese a ver que el contrario estaba alerta, pero lo hizo para demostrar que no se trataba de un enemigo, además de comprobar que el otro no lo era tampoco. -¿Buscas algo?- Le preguntó aún con la moto encendida.

Se mantenía expectante ante cualquier movimiento extraño por parte de aquel joven de ojos azulados, más esa no era su única preocupación. «No me gusta el ambiente, está demasiado silencioso en los alrededores. Ni siquiera se ven señas de patrullas de La Secta aún estando cerca de una batalla campal.» Lo último que necesitaba era ser emboscado antes de llegar a su destino.

Por un momento, decidió ignorar tanto a Akira como al invitado sorpresa, cerrando los ojos y respirando profundamente, aún sentado en el vehículo. «¿Quién rondará por aquí?» Debía respirar adecuadamente y concentrarse, preparándose para lo que fuese a tener de frente. «Tengo un mal presentimiento… Quizás sean imaginaciones mías, o quizás no, pero no puedo arriesgarme.» Estaría listo para lo que viniese.

Datos Extras:
- Gekkō No Meisō (Meditación de la Luz de Luna): Tras siglos de meditación, logró perfeccionar esta técnica especial para manifestar un poder espiritual de naturaleza neutra que aumenta sus sentidos y sus reflejos. Su vista, oído, tacto y olfato incrementan en un 35%. Además, gana la capacidad de percibir presencias de luz y oscuridad a sus alrededores. Si se utiliza esta técnica durante Mugetsu Gokusatsu, cancela los efectos de esta última.
- Duración: 5 Turnos
- Recarga: 2 Turnos tras finalizar su uso
- Contra: Debe meditar durante un turno entero para poder activarla, quedándose expuesto. Si recibe algún ataque mientras medita se cancela la activación.

Intenta usar la meditación, para tratar de detectar a posibles enemigos u otras personas en los alrededores. Claro, si logra activar el poder.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
21
Dromes :
33185
Reputación :
5
Mensajes :
166

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Ambientacion el Sáb Jul 08, 2017 3:44 pm



CALLES
CAPITULO III

• CHISPAS EN LAS LLAMAS •


Sombras esconden a la misma esencia de la oscuridad, que acecha desde una posición segura el puesto donde se encuentran aquellos individuos que por casualidades del destino se cruzan en un inesperado e inoportuno momento. ¿Cuál era el auténtico objetivo de todo esto? ¿Por qué aquellas personas estaban allí? ¿Y por qué se vieron obligadas a detenerse? Ese aire pesado tenía una razón. Un origen.

Aliados de la Secta, gente con motivaciones oscuras que ahora estaban actuando bajo las órdenes de su líder en una especie de sociedad con la Secta misma. Separados de algunos de sus compañeros por menesteres, Altruismo y Deseo ahora tenían como objetivo detener a cualquier posible intervención a una guerra batida por Ryutaro y el grupo de guerreros.

Los Mandamientos habían sido enviados a detener a las fuerzas aliadas del grupo, y como era de costumbre, actuarían lo más pronto posible. Ese era su deber encomendado por los líderes unidos.

A fin de obtener un resultado positivo en menos tiempo, la Secta decidió acudir a una tercera persona. Un mercenario contratado para acabar con aquellos que fuesen a representar un obstáculo: Killhë Farlow. Un jugoso contrato con una suma de dinero bastante interesante fue el aliciente que se usó para convencerle, y ahora allí se encontraba, con el objetivo de cumplir con su misión.

Los tres se encontrarían en un edificio, desde un primer piso junto a las ventanas, donde tendrían que vigilar a sus enemigos y actuar en caso de que se fueran directamente al lugar del conflicto a unas calles.



SISTEMA Y DADOS

•Ambientación•

Los turnos son los siguientes:
- Altruismo.
- Deseo.
- Killhë Farlow.

En pocas palabras, los tres ya se encuentran en la zona. Pueden narrar cómo llegaron hasta ahí y sus motivos, así como la forma en que se encuentran. Su posición es en uno de los edificios, viendo desde lejos a los tres del equipo contrario. Podrán elegir si tomar la ventaja de un ataque sorpresa, esperar o cualquier acción que les parezca.

Sistema: A partir de una nueva implementación el sistema pasará a ser meramente narrativo para combates y se utilizarán dados en caso de que sean necesarios. A su vez, en otros aspectos como la búsqueda o solución de problemas se utilizarán dados especiales. Por el momento, no es necesario hacer ninguna tirada, por lo que no tendrán un efecto real en su primer turno.

Turnos: Máximo de 3 días por usuario para contestar, de no emitir respuesta, se saltea. A la 3ra falta de respuesta, su personaje será levemente manipulado por Ambientación para dejarlo fuera del tema.



avatar

Dromes :
41420
Reputación :
9
Mensajes :
128

Ver perfil de usuario
USUARIO NUEVO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Altruismo el Mar Jul 11, 2017 5:58 pm

Extendía mis brazos por arriba de mi cabeza a medida que daba un bostezo de lo más descarado dando a entender que la situación no me importaba de lo más mínimo. No me encontraba lo suficiente motivado con el trabajo que me tocaba hacer y eso se notaba mucho en mi forma de actuar, durmiéndome en alguna parte del edificio sin preocuparme a que Deseo viniera y me golpeara algunas veces para que me despertará a vigilar el área.

Nada de esto era nuevo para ella así que como para mí; sabía que simplemente no me interesaba lo que pasaba y daría mi menor esfuerzo para hacer algo por ello.  De este modo le tocaba ahora a ella en hace de niñera echándome un ojo encima antes de que incendiara este maldito lugar. —Esperar hace que me irrite— Pensaba molesto sabiendo que en el otro lado de la ciudad se  encontraban entreteniéndose en una batalla contra un pequeño grupo de rebeldes. Los demás estaban divirtiéndose menos yo. —Vaya trabajo de mierda nos han dado— murmuraba con la misma molestia de hace un rato y esperaba una respuesta por parte de mi compañera.

Ahora bien era una orden de nuestro jefe sí, pero eso no le quitaba que fuera de lo más aburrido. Y para empeorar el asunto, teníamos con nosotros una tercera persona por parte de la secta y la ironía es que no lo tragaba del todo. No le dirigí ni una palabra solamente una sonrisa de lado y fue todo lo que obtuvo de mí y por él, bueno no recibí nada… tampoco era que lo esperaba (?)

Las calles se encontraban vacías y el sonido de armas a la lejanía daba un ambiente de lo más solitario, pero eso fue descartado una vez que algunas personas se aproximaban hasta el área rápidamente. Lo primero que pude ver fue un niño de cabellos negros y vestimenta blanca  acercándose; no parecía de lo más interesante de ver, así que dándole la espalda e ignorándolo mire por otro lugar dejándole a Deseo y al otro chico que lo vigilaran.
Fue entonces cuando todo se ponía un poco mas divertido; no tardo mucho para que otros dos se acercaran con el enano ese.  —Tal parece que al final sí que vamos a cortar algunas cabezas—  mi pensamiento era más animado, prefería el tener una batalla que en estar sentado sin hacer nada, y para mi buena suerte habían llegado en el momento preciso; Ya no faltaba mucho a que me fuera de ahí.

—Deseo, vamos a ofrecerle a los invitados un poco de nuestra hospitalidad — mi voz sonaba fuerte y seria pero en el fondo sí que estaba feliz(?), volteando a ver al otro tipo, chasqueaba con la lengua a dirigirle la palabra —¿Tu también vienes niño bonito? —  no le estaba hablando por su nombre claro por qué no lo sabía y aunque lo supiera igualmente se me habría olvidado. — A darle caña— daba una sonrisa de lado a medida que las llamas cubrían todo mi cuerpo y aparecía de la misma forma delante del camino de los tres hombres.

Algún dato para leer.:
- Flamear [trama]:  Es un tipo de fuego a base de la teletransportación, que se utiliza por parte de altos demonios y otros seres malignos. Cuando una persona utiliza este poder, parecen ser envuelto en llamas intensas [al ser un demonio que puede controlar el 50% de fuego] sin embargo, esto no hace daño a cualquier persona que posea este poder. Los mortales se ha demostrado que se verán afectados durante el transporte, aunque eso depende si el usuario así lo desea.
Su capacidad de teletransportación puede medirse como un limite de 10 personas [incluyéndose a él mismo]
Nota: Solamente con el permiso de los otros usuarios para que pueda usar este poder sobre sus personajes.
-Duración: 1 post
- Recarga: de 1 a 2 post [dependiendo de la cantidad de personas en la cual se transporta]
-Contra:  
Solamente este puede usarse sobre la tierra, no en dimensiones como, el infierno, cielo, etc.
Para poder teletransportarse al lugar deseado se necesita haber estado ahí anteriormente o cualquiera del grupo de usuarios visualice el lugar donde se quiere ir. [solo funcionaria si la mitad del grupo piensa en ello]
avatar

Dromes :
14070
Reputación :
4
Mensajes :
35

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Ambientacion el Mar Jul 25, 2017 6:44 pm



CALLES
CAPITULO III

• CHISPAS EN LAS LLAMAS •

A cada minuto que pasa la tensión se incrementa en el ambiente. Aquellas personas en la calle se encontraron en la periferia de una gran batalla que se estaba dando, haciendo parecer el encuentro como algo casual pero inevitable. Los tres lo sabían, algo estaba a punto de ocurrir aunque lo ignorasen por completo.

No muy lejos del lugar se hallaba Altruismo y sus compañeros observaban la situación. Pese a que el primero les dirigió la palabra no hubo respuesta de su parte. Tal vez ellos también sentían que el ambiente estaba más complicado de lo normal y querrían evitar hacer comentarios. Desde ese lugar podía verse perfectamente el triángulo formado en las calles.

Altruismo logró usar su habilidad para ponerse enfrente de los hombres cuando una explosión hizo estremecer el lugar tras un estruendo. Algo en el campo de batalla provocado un enorme estruendo, con un sonido similar a la caída de una vivienda. A lo lejos se escuchaba, pero el sonido era inconfundible.

Parece que hay más de ellos por aquí —se escuchó no muy lejos. Un grupo de personas, en total 15, aparecieron del otro lado, detrás del trío. Eran soldados de la Secta, expedidos de un portal que se formó algo lejos del campo de batalla y que se cruzaron en la presencia de los otros. —No son el objetivo principal, pero está claro que no debería haber nadie aquí, así que todos aquí son enemigos potenciales —masculló aquel enmascarado. Era la única persona con el rostro cubierto, y por estar hablando se entendía que era el capitán del escuadrón.

Una señal de su mano fue suficiente para hacer que los soldados rodeasen a los cuatro allí presentes. Cinco de ellos alzaron sus escopetas y les apuntaron, mientras que los otros prepararon sus armas.

Alto, no le disparen a ese —señaló a Altruismo, logrando que las armas fueran redirigidas al grupo nuevamente. —Parece que ha encontrado a algunos rezagados —felicitó el enmascarado. Como aliados que eran, los Mandamientos tenía un "permiso especial" para no ser atacados por ellos.

Los que portaban las armas estaban a una distancia prudente de los tres. No habían utilizado métodos de represión en ninguno, por lo que tanto Vincent, Akira y Kojuro se encontraban libres de actuar, pero rodeados por los soldados que les apuntaban y amenazaban. ¿Qué podían hacer en tal situación?

Ahora la situación se había tornado complicada. Era un combate inevitable, en el que el trío estaba siendo rodeado por escopetas y armas listas para cualquier movimiento en falso. A su vez, Altruismo se encontraba en la escena, aliado con los soldados de la Secta que desviaron su atención.

Todo se hallaba en silencio, cuando de repente otro sonido que venía del campo de batalla cercano alertó a los soldados. Una explosión estremeció los cimientos, y el sobresalto obligó a los soldados a disparar. Fueron cinco disparos desde una posición circular, formando los extremos de una estrella alrededor del grupo.

¡Idiotas! —gritó el enmascarado. Pero era inevitable. El combate había comenzado.




SISTEMA Y DADOS

•Ambientación•

Los turnos son los siguientes:
- Vincent Van Heart.
- Akira Tohsaka.
- Katakura Kojuro.
- Altruismo.
- Deseo.
- Killhë Farlow.

A partir de ahora el combate se llevará a cabo entre ambos bandos, con un grupo de NPC’s que fungen como soldados de la Secta. Son en total 15, y no son soldados normales. Tienen cierto nivel de poder que los cataloga por encima de los demás, lo que no quita que puedan ser derrotados con cierto nivel de facilidad, dependiendo del desarrollo de sus roles.

Soldados: especialistas en combate. Visten una armadura de acero forjado. Este acero es capaz de reducir el daño físico, ya sea de golpes, cortes o ataques elementales de viento y tierra. NO los hace inmunes, pero sí tienen mayor ventaja ante estos ataques. Las armaduras son susceptibles tanto al fuego como al agua. Los soldados llevan visores de calor, que permiten detectar emisiones de éste a su alrededor. Los llevan en el ojo derecho, de una forma similar al Scouter de Dragon Ball. Además de eso llevan intercomunicadores, que les permiten comunicarse entre ellos. Se encuentran en la oreja derecha.

Los soldados conocen su lugar en el campo de batalla. Nueve de ellos son guerreros de corto alcance: de estos, cuatro llevan espadas del mismo material que las armaduras con hojas de 60cm, y el resto utilizan hachas de casi un metro de largo desde la punta del mango a la cabeza del hacha. Los otros cinco soldados llevan escopetas Remington 870. El tamaño del cartucho les permite dar cinco disparos antes de la recarga, y llevan múltiples cartuchos dentro de los bolsos a sus espaldas. El líder de estos, quien lleva la máscara, lleva un lanzallamas de hombro. El lanzallamas está potenciado para alcanzar temperaturas casi tan altas como para derretir el hierro en varios minutos (1500ºC, aproximadamente).

Los soldados son híbridos entre humanos y otras razas. Los que llevan escopetas son híbridos entre humanos y elfos; los que llevan espadas entre humanos y licántropos; y los que portan hachas son humanos y demonios (balrog). El líder es de una raza desconocida, pero es también un híbrido. Su identidad será revelada más adelante de ser necesario, pero por el momento no utilizará sus poderes naturales. Los híbridos, como tales, tienen sus debilidades y ventajas reducidas a la mitad por su calidad de humanos. Es decir, si la raza posee un 20% de fuerza superior a la humana, el híbrido obtendrá 10%. Si un ataque provoca una disminución de 10% a alguna cualidad de raza, el híbrido sólo se verá reducido un 5%.

Además de todo esto, llevan bolsos donde guardan artículos de todo tipo: granadas de luz, de humo, explosivas; bombas PEM (pulso electro-magnético); picanas paralizantes (eléctricas), entre otros. Son armas humanas modificadas de acuerdo a las necesidades. La Secta caza no-humanos, por lo que sus armas tienen cierta efectividad aumentada al experimentar con los poderes de los no-humanos en sus armas.

El punto de llegada de los soldados es un portal oscuro generado no muy lejos. Este se cierra una vez la carga se traslada de un lugar a otro, así que no es seguro que vuelva a ser visible pronto.

Sistema: A partir de una nueva implementación el sistema pasará a ser meramente narrativo para combates y se utilizarán dados en caso de que sean necesarios. A su vez, en otros aspectos como la búsqueda o solución de problemas se utilizarán dados especiales.

Existe la probabilidad de utilizar el dado de Aventura, el cual desencadena distintos efectos de acuerdo a su resultado. La condición para usar este dado es dar una buena explicación en el rol que lo sustente, y a partir de eso se elaborará una reacción. No existe un uso claro para este dado, pero de ahí parte la posibilidad de utilizarlo de acuerdo a su imaginación.

Por otra parte, el dado de Ataque/Defensa será utilizado en caso de lanzar poderes, siempre respaldado en el rol.

Turnos: Máximo de 3 días por usuario para contestar, de no emitir respuesta, se saltea. A la 3ra falta de respuesta, su personaje será levemente manipulado por Ambientación para dejarlo fuera del tema.

A raíz de la grave demora en el tema a Deseo y Killhë Farlow se les imponen dos advertencias por falta de respuesta debido a no haber respondido en el plazo original ni en la prórroga que se dio hasta el lunes 24. Una disculpa para todos aquellos que vieron retrasado el rol.

En caso de notar algún fallo, por favor comunicarlo mediante un mensaje privado. Las sugerencias y quejas son bienvenidas y serán atendidas.

Disfruten del rol.


avatar

Dromes :
41420
Reputación :
9
Mensajes :
128

Ver perfil de usuario
USUARIO NUEVO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Vincent Van Heart el Miér Jul 26, 2017 8:14 pm

Música instrumental (Opcional):

Aquel silencio en el que estaba aquel joven se vio interrumpido por el sonido de un motor ¿O eran dos? No tenía sentido preguntárselo si igual viraba su atención hacia aquel ruido “¿Uh? Vehículos… Hubiera sido bueno encontrarse uno de camino… Aunque de esa manera hubiera sido un poco difícil revisar las calles para ver si Yoha está bien” Pensó mientras comenzaba a divisar las motos de aquellas personas, no tardó mucho en identificar al pelinegro, lo había visto el día de la creación del IWE y creía haberlo visto alguna que otra vez por las instalaciones “Akira Tohsaka… Así que también te tomó esto lejos de la base…” Comentaba en sus pensamientos mientras intentaba ponerle un nombre al de cabello más largo, su gran memoria intentaba darle un nombre a esa cara, estaba seguro de haberle visto antes ¿O tal vez lo estaba confundiendo con otra persona? Era lo más probable, después de todo aunque hubiese recorrido todo Éadrom no podía saberse los nombres de cualquier persona.

La pregunta del mayor le generó cierta gracia, hacía tiempo que alguien no le preguntaba si se encontraba bien, y menos en un estado de crisis como en el que estaban –Si, estoy bien- Dijo seriamente, dirigiéndole la mirada a Akira luego de esto Lovers… Supongo que, al igual que yo, no has podido contactar con nadie ¿no?- La pregunta tenía una simple respuesta, aunque se imaginaba que era más que obvia debido a que no venía con ningún integrante del IWE, la siguiente pregunta, nuevamente del mayor en apariencia, llamó su atención por completo “Tanto se nota ¿eh?” hablaba en su menta para luego suspirar –Diste en el clavo… aunque más que algo busco a alguien, a mi-- Fue interrumpido por la entrada de otra persona, quien aparecía frente a los 3 dentro de una llamarada de fuego -…prometida- Terminó su oración mientras centraba su atención hacia aquel hombre “¿Será algún aliado de aquel hombre? Aunque… No creo que hubiese entrado de esa manera si lo fuera...” volvía a analizar la situación en su mente justo cuando otra interrupción apareció, esta vez con un gran sonido y movimiento del suelo “Eso fue cerca…” Movía un poco la mirada hacia el origen de aquel estruendo, para luego comenzar a escuchar las voces de los demás intrusos.

“Claramente… es un enemigo” Volvía a pensar mientras observaba al enmascarado junto con su seña hacia el de cabello bicolor, comenzaba a adoptar su personalidad de mercenario, eliminando el miedo, el estrés, el odio, despojándose de cualquier emoción para centrarse en lo que estaba ocurriendo. Estaban no solamente enfrentándose a alguien que se podía observar con más nivel que los soldados rasos de la secta, sino que también ahora se le sumaba un pelotón, del grupo antes mencionado, que les mantenía rodeado –Supongo que ahora no nos queda más que ser aliados… En ese caso yo soy-- Nuevamente interrumpido, esta vez por el sonido de los disparos, cosa que conocía muy bien, tantos años como mercenario, manipulando tantas armas, tanto blancas como de fuego, le daba la capacidad de reconocer incluso el sonido de una flecha si se concentraba –¡DOME!- Exclamó mientras hacía una seña con su brazo derecho, siendo esta un movimiento circular hacia la derecha cubriendo desde el frente de su pierna izquierda hasta la parte trasera de esta, haciendo así un conjuro y un hechizo, uno más fuerte que el otro, respectivamente, ambos con el mismo sentido: defenderse de los proyectiles. Una barrera y un domo de oscuridad se crearon cubriendo a los 3 en el centro de todo, la barrera fue diseñada para mermar la potencia de los disparos, después de todo esta no tenía mucho poder para resistir los 5 impactos por completo, para al chocar con el domo detener su movimiento por completo.

-Soy Vincent…-
volvió a repetir esa parte, de seguro el otro le hubiera podido confundir por aquello que había dicho, y no quería ser llamado ‘dome’, por el hombre con la cicatriz en su rostro, en plena batalla –Prepárense, tampoco es que pueda mantener mucho tiempo esto- agregó antes de suspirar –Erase- cerraba el comando de su conjuro, haciendo que aquel domo empezase a erosionarse Akira, tipo desconocido, déjenme a mí los que tienen las armas de fuego…- Agregó antes de concentrarse en crear 5 esferas de electricidad, cada una con 1000 vatios sobre cada uno de los que portaban armas, a unos 2 metros de distancia de estos, alzando sus pistolas para comenzar a apuntarle a dos de los artilleros, más sin dispararles aún, tenía que mantenerse pendiente de los movimientos de aquellos que probablemente darían problemas.

Datos Extra:
Carga del poder:
-Railgun Bakuhatsu: Vincent crea 5 esferas eléctricas, de 10 cm de diámetro cada una, alrededor de su(s) oponente(s), cargadas con 1000 vatios cada uno, las esferas luego de 1 post son disparadas a el (los) contrincante(s) causando un 20% de daño y ocasionando quemaduras de primer, segundo y tercer grado dependiendo del impacto. Dura 1 post en cargar.
Contra: Débil a la tierra, si son atacadas las esferas con este elemento las mismas son reducidas a la mitad.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
19
Dromes :
72220
Reputación :
24
Mensajes :
271

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Akira Tohsaka el Vie Jul 28, 2017 8:42 pm


- ... Ya veo.

Respondió con brevedad, mientras el silencio sólo era interrumpido por el suave ronroneo de las motocicletas. Estaba procesando toda esa información.

- Tengo algunos conocidos que han de estar en la misma situación que tu grupo. Llevan tiempo preparándose precisamente para situaciones como esta, incluyéndome. Sin embargo... -Apretó los puños- ... Tengo bastante experiencia en combate, largos años, pero nunca he matado. Aquel soldado es la segunda muerte que he visto en mi vida, y la primera en el frente. Procuraré incapacitar a todo el que pueda, pero no puedo prometer que me invada la duda al momento de rematar a alguien. No estoy mentalmente preparado para ello.

Oh, ¡Era Vincent! Una sonrisa le ilustró los labios. En el tiempo que pasó en Iron Wall prácticamente no habían interactuado, pero eso no quitaba el gusto de cruzar al fin un rostro conocido. Aquello le generaba una agradable sensación de ‘comodidad’, recordándole cómo había sido todo antes de que este caos comenzara.

- Es un conocido mío. Que no te confunda su expresión, es de confianza.

Le comentó a Kojuro mientras aún estaban en camino. Se retiró el casco para que éste pudiera reconocerlo, reaccionando a su saludo con una amable sonrisa.

- Qué bueno haberte encontrado... fool.

Tuvo dudas al pronunciarlo. El nombre clave resultaba algo incómodo de utilizarse fuera de contexto, más siendo la primera vez que lo pronunciaba en voz alta. Negó con la cabeza ante su pregunta.

- Ni a ellos, ni a nadie. Incluso con mis vínculos he tenido dificultad de comunicarme.

Tanto sus lazos con su hermana como con su guardián habían sido perturbados; no terminaba de entender qué estaba ocurriendo, pero aquella desconexión espiritual lo tenía muy incómodo.

«¿Prometida?» Aquella palabra quedó resonándole en la cabeza. No era algo que se hubiera esperado del serio e inexpresivo de Vincent. Claramente aún le quedaba mucho por conocer de ese hombre. Pero no tuvo tiempo para quedarse divagando en ese pensamiento, una estela de fuego hizo presencia justo frente a ellos, revelando un hombre de elegante y enigmática estética. Su forma tan poco discreta de presentarse lo hizo asumir que no era malintencionado.

- ¡Hey!

Saludó con la mano inocentemente, pero viéndose interrumpido por aquel ruidoso estruendo que captó su atención. Unos uniformados hicieron acto de presencia a su espalda, poniendo al pelinegro inmediatamente a la defensiva. Remarcaron a aquel cuatro presente, quien resultó estar de parte de la secta. El chico frunció los labios, así era realmente la guerra, todos eran enemigos hasta que demostraran lo contrario. Era un sentimiento con el que tardaría en familiarizarse…

Siendo sus reflejos una de sus mayores virtudes, se agachó en el acto cuando escuchó el estruendo de aquellas armas, pero fue Vin quien los protegió hábilmente.

- Excelente, Vin.

Elogió, mientras sus dedos se deslizaban rápidamente dentro de su saco. Se llevó una máscara al rostro, la cual se acopló a su piel en el acto, tiñéndole los ojos de un intenso y brillante carmesí.

«Forbbiden Gate.»

Recitó en su mente, y una estela de sombras empezó a rodearlo. No era verdadera oscuridad, sino energía ectoplásmica, fragmentos de la Umbra (el plano de los espíritus), oscilando como pequeñas llamas negruzcas. Tanto él como sus dos compañeros empezaron a experimentar un gran incremento en su agilidad física y mental (35%) además de un profundo aumento de sus percepciones del entorno (35%). Adicionalmente, aquellos fragmentos de la umbra dificultaban la visión de los presentes, con excepción de Akira y sus dos aliados, quienen tenían ahora una visión casi idónea dentro de ese efecto y de cualquier oscuridad que pudiese tomar presencia (70 metros).

- ¡Entendido!

Respondió mientras retiraba su otra mano de su saco, esgrimiendo un extenso látigo negro. Estando aún agachado, con las piernas flexionadas en posición para saltar en cualquier momento,, agitó el arma desde izquierda a derecha en un arco en C, apuntando directamente a las pantorrillas de los soldados y de Altruismo. Si acaso pudiese, trataría de encargarse principalmente de aquellos con armas blancas, dado que Vincent pretendía ocuparse de aquellos con las armas de fuego. Fue un ataque directo y veloz que pretendía tumbar a tantos de ellos como pudiese. Su especialidad era la incapacitación, abusarse de las aberturas que crease para poder rematar sería el encargo de sus compañeros. Además, la muerte no era algo que hubiera aceptado en tu vida todavía, muy al contrario de sus dos compañeros.


Última edición por Akira Tohsaka el Vie Jul 28, 2017 9:10 pm, editado 1 vez (Razón : Me faltó añadir un diálogo con Kojuro.)


[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?

"Bueno, si son idiotas, alguien tiene que preocuparse por ellos, ¿No? Y quién mejor que otro idiota."
Gracias Vin ♥️:
avatar

Dromes :
14477
Reputación :
5
Mensajes :
93

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Katakura Kojuro el Lun Jul 31, 2017 8:53 pm

Por la conversación de ambos muchachos, rápidamente dedujo que el ojiazul era de aquellos compañeros que le había mencionado en el camino. «Uno más a favor, por ahora...» Si se conocían, podía esperar que trabajen en equipo, pero tampoco quería abusar de su suerte con sus aliados temporales. No prestó demasiada atención a los aparentes sobrenombres que se dijeron, pues su mente aún estaba centrada y alerta, pendiente de sus alrededores.

«...»

Más vale pájaro en mano que ciento volando, por lo que el dragón deseaba estar preparado para evitar sorpresas desagradables. «Pero nada es tan fácil en esta vida.» De la nada, la tríada improvisada fue sorprendida desde dos flancos diferentes, pese a que eso era justamente lo que quería evitar. «Su forma de moverse es ideal para emboscadas. Sabía que alguien debía estar cerca patrullando, más no pude preveer que aparecerían de esta forma.» No necesitaba voltear a ver para saber que eran varios.

De pronto, un estruendo desató el caos. -Tch- Pudo escuchar la detonación, pero debido a la canalización de energía, se había quedado expuesto. -... Fuh...- Para su suerte, uno de sus colegas temporales reaccionó a tiempo para cubrirlos a los tres. -Te debo una, joven Vincent...- Su orgullo le obligaba a devolver el favor, siendo la mejor forma el deshacerse de los del resto de enemigos. -Y prefiero pagar ahora para evitar intereses.- Dijo abriendo sus ojos y centrando su vista afilada sobre sus oponentes.

No necesitó pensar de más, pues para él, el desenvainar su sable era algo tan automático cómo respirar. No sólo impulsado por su propio poder, pues al verse rodeado de aquello similar a la oscuridad pudo sentirse mucho más ligero y perspicaz que lo que su propia destreza podía otorgarle. «Excelente.» Su ideal era atacar lo más rápido posible, sin darle tiempo a los enemigos a reaccionar. «Veloz, preciso, eficaz.» Justo cuando Akira propinó el latigazo a los pies de los sujetos, inmediatamente el samurai ondeó su katana para liberar un haz de energía, pero en lugar de hacerlo de forma horizontal, lo lanzó en diagonal de forma que avanzara destrozando parte del piso y que así pudiese impactar a los hombres incluso si estos hubiesen logrado esquivar la ofensiva del muchacho. Era además una forma de ampliar sus posibilidades, ya que este ataque sólo afectaría a algunas de las unidades rivales, y estaba muy consciente de ello gracias a su capacidad de percibir la luz o la oscuridad de ellos.

«Ellos no son simples mortales.» Y aún debía medir las habilidades de aquellos sujetos. «Seremos dos los encargados de exterminarlos.» Sabía que no podía exigir de más al joven de la máscara, él mismo le había mencionado que nunca había matado, por lo que caminar sobre terreno seguro y cuidarse las espaldas era lo mejor. «Además, quizás aún faltan algunos invitados.» A sabiendas que podían llegar refuerzos en cualquier momento, debían acabar con la oleada de inmediato. Pero su principal preocupación era el hombre que no vestía la indumentaria militar del resto. Si bien, dicen que no es bueno juzgar por las apariencias, tenía otros motivos por los cuales pensar aquello.

Llevó su mano a su otra espada, alzando la zurda por delante y con la diestra cubría su espalda con el otro filo. Posición de guardia, tanto para atacar a quién osase siquiera intentar recuperarse de su último golpe, o bien, darle un regalito a cualquier posible intruso de última hora. No era habitual verse forzado a usar ambas armas a la vez, pero si quería llegar a auxiliar a su Lord, debía estar de una pieza.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
21
Dromes :
33185
Reputación :
5
Mensajes :
166

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Altruismo el Jue Ago 03, 2017 11:14 pm

Justamente cuando pensaba que la diversión estaba a punto de comenzar, un estruendo hizo que volteara la mirada hacia los nuevos integrantes… Y para vuestra mala suerte era la secta. Sin poder evitarlo bufaba ante su presencia; entendía que eran los aliados y tenía que cooperar con todo esto.
Sin embargo, estos aparecieron en el momento en donde ni siquiera pude ponerles el dedo encima  — Malditos aguafiestas— chasqueaba la lengua como señal de molestia y solamente ignore al principio al tipo enmascarado. Y si querian saber quien era, pues mala suerte ya que tampoco lo sabía.

Me movia de lugar para ver a mis “compañeros”, no tanto de mi posición anterior solamente unos tres pasos hacía adelante. En mis muñecas se distingue un peculiar sonido los grilletes y cadenas que poseía en ese momento; a menudo los tenía puestos más que nada para facilitarle el trabajo a los demás para no hacer algún destrozo en el camino. A parte de no tener que matar al aliado por accidente en un ataque no medido. El capitán siempre tenía esa atención sobre mi y por esa razón le habían ordenado una tarea de bastante fácil y aburrida.

La batalla que pronto se se llevaría a cabo era mucho más que inevitable y para el desfortunio de esos tres hombres era que lo superamos en número… no obstante, al igual que nosotros parecían no ser personas normales o eso era lo que sentir.  — Aparte, estos tipos en su totalidad son híbridos, repugnante— No me gustaba esa clase de raza, más bien no me gustaba ninguna en general todos y cada una de ellas eran impuras ante mis ojos. No me cabía la idea de el por qué Zeldris acepto unirnos.

Finalmente mostrando lo inútiles que podrían llegar a ser esos soldados, durante la explosión en otro lugar cerca de nuestra posición intranquilizo al equipo para disparar por accidente.  — Bien hecho — rodaba los ojos al pensarlo y ver la respuesta inmediata del trío… A menos hicieron que mostraran el poder que poseían.
Es hora de poner sobrenombres; El mocoso de la vestimenta blanca creó una especie de barrera contra los proyectiles de los soldados; Mocoso número dos con vestimenta algo extraña (ja! mira quien lo dice) fue algo más directo, utilizando algún tipo de magia para atacar con un látigo a la altura de mis piernas. El pensamiento que tuve en el momento fue esquivarlo; lo que hice con rapidez. Después de eso, el hombre que se notaba mucho mayor que los otros dos sacó su espada para hacer un corte para romper el suelo y caer escombros de este sobre mi, no tuve tiempo para esquivarlo todo.

—¿Una espada?— mi voz sonaba profunda una vez que el polvo se levantaba enfrente de los presentes. Una sonrisa aparecia en mi rostro, ya hacía tiempo que no me enfrentaba a alguien con conocimiento de esta. —Este día se esta poniendo cada vez mejor —  ahora sonaba más animado que la primera vez que hable. Caminaba para dejar atrás ese polvo y levantar sus brazos a la altura de su pecho dejando ver los grilletes que le impiden la total movilidad de sus brazos. — La próxima vez intenta romper las cadenas — la sonrisa no se quitaba de la cara y con ese aspecto daba muy mala pinta. No sabía si atacarlos de una vez o esperar a que le enseñaran mas trucos. De cualquier modo no era de esas personas que esperaban mucho para contraatacar.
avatar

Dromes :
14070
Reputación :
4
Mensajes :
35

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Ambientacion el Miér Ago 16, 2017 8:04 pm



CALLES
CAPITULO III

• CHISPAS EN LAS LLAMAS •



Odio trabajar con novatos como estos, pero ni modo. Estamos algo escasos de personal —las palabras del Hombre Enmascarado iban dirigidas hacia Altruismo por referirse a la inexperiencia con ese sarcasmo que tan bien sabía detectar. —¿Serás capaz de mostrar algo más de nivel? —le preguntó con una risa cargada de sorna. La situación no tardó en descontrolarse, con un fuego cruzado por ambos bandos.

A pesar de tenerlos rodeados, la tríada no fue menos y se defendió casi de inmediato del ataque imprevisto. Los soldados carecían de mucha experiencia, pero sabían bastante bien cómo enfrentarse tanto en ventaja como desventaja. Rápidamente tomaron posiciones de combate protegiendo a los artilleros con los especialistas en cuerpo a cuerpo como primera línea, rodeando casi inmediatamente al equipo.

Las balas terminan siendo inútiles ante el campo de energía formado por Vincent, que no tarda en contraatacar con unas bolas de voltios que logran hacer retroceder a sus oponentes. Debido a la trayectoria de las esferas tres de ellos son blanco fácil, mientras que los otros dos están siendo cubiertos por sus compañeros. Uno de los elfos comienza a sentirse aturdido por la proximidad de la bola de energía, impidiéndole moverse correctamente y concentrarse. Los otros logran alejarse, incluyendo al licántropo que originalmente iba a ser impactado por la técnica de acuerdo a la dirección lineal. Este último logra alejarse, advirtiendo al elfo que se encontraba detrás para hacer lo mismo. Por otro lado, uno de los balrog que cubría a su compañero vio venir la técnica muy de cerca, pero la ferocidad de este le impidió siquiera amedrentarse por ésta, a diferencia del elfo que no logró mantenerse en sus cabales. Habiéndose reagrupado no muy lejos de la posición original se prepararon para contraatacar flanqueando al grupo.

Posiciones tomadas. Preparen formación Delta B III —uno de los elfos corrió hacia la puerta que llevaba al edificio cercano y se apostó contra la pared para protegerse y luego disparar tres veces. De igual manera, los otros dos elfos que salieron ilesos del ataque de Vincent fueron a refugiarse entre los escombros. La diferencia de tiempo que les tomó apostarse les impidió disparar antes de que todo aumentara en intensidad. El último ileso es incapaz de correr a su posición a tiempo, quedando en el campo de batalla mientras que los otros son capaces de ponerse a cubierto.

En el frenesí del combate los licántropos ceden a sus instintos y se acercan a toda velocidad, mostrando sus colmillos asomarse por sus bocas mientras blanden sus espadas hacia el enemigo. Sus ubicaciones forman un cuadrado casi perfecto, atacando desde cuatro direcciones a la vez y cerrando cada vez más la brecha entre ellos. Sin embargo, uno de ellos se vio retrasado al ubicarse detrás de Altruismo, impidiéndole avanzar cuando este dio un salto hacia atrás. Y por otro lado, el látigo de Akira, a pesar de no ser capaz de alcanzar a Simon, logró impactar en el pecho al otro licántropo y golpear por rebote al elfo que estaba detrás del licántropo, pero el balrog que se encontraba delante del licántropo, en un acto temerario y algo estúpido, pero igual de osado, lanzó su mano con la que no sostenía su hacha para atrapar el látigo en un movimiento increíble. El azote en la mano produjo todo un temblor en su cuerpo, seguido de una sonrisa.

Te atrapé, niño bonito —se vanaglorió el demonio comenzando a correr hacia Akira, encontrándose en su camino a Kojuro, que esta vez era él quien daba un ataque. El balrog, ubicado a su derecha, no vio más remedio que retroceder ante la increíble onda de choque provocada por el desenvaine del dragón, que logró, sin demasiado esfuerzo, alcanzar con este al balrog y el licántropo. Las armaduras de ambos lograron amortiguar el golpe, que quedó menguado pero detenido por ambos a la vez al cubrirse con sus armas. A pesar de aquello, aquel balrog que atrapó entre sus dedos el látigo de Akira no se molestó en soltarlo, sino que comenzó a tirar de éste hacia un costado para que Kojuro se viese atropellado por éste.

Dos de los balrog quedan inmóviles, observando atentamente la situación y se percatan de que uno de los licántropos logra atravesar las defensas y alcanzar casi por la retaguardia a los tres (aunque tanto Akira como Vincent no le dan la espalda completamente, siendo Kojuro el objetivo del licántropo que lanza un estoque hacia su espalda). Aquellos balrog estáticos están cerca de Vincent, pero prefieren mantenerse apartados por si al de la chaqueta blanca se le ocurría lanzar esas esferas de energía a quemarropa. Era mejor mantener sus distancias.

El campo de batalla es hermoso —comentó el Enmascarado, que aprovechando todo el disturbio causado en tan poco tiempo había caminado apaciblemente hacia un escombro para sentarse sobre este como si nada. La tranquilidad que salía de él podía respirarse en cualquier parte, porque tan sólo observaba a sus soldados combatir con algo de dificultades a la tríada. —Nos encontramos con unas presas bastante interesantes.

Las calles comenzaban a ser un auténtico campo de batalla al ocurrir en paralelo otra situación similar a unas cuantas calles.





SISTEMA Y DADOS

•Ambientación•

Los turnos son los siguientes:
- Vincent Van Heart.
- Akira Tohsaka.
- Katakura Kojuro.
- Altruismo.

Resumen general

15 soldados
acompañan a Altruismo en su enfrentamiento contra la tríada formada por Kojuro, Akira y Vincent.

Comandados por un líder de aspecto, raza y poderes desconocidos el combate comienza. Lleva un lanzallamas que puede cargar sin problemas. Los soldados están armados. 4 de ellos son híbridos entre humanos y licántropos y portan espadas. Otros 5 son híbridos entre elfos y humanos y llevan escopetas. Los otros 5 son híbridos de humano y balrog y cargan hachas. Llevan artilugios como bombas y granadas, así como visores de calor e intercomunicadores.

En base a lo que se ha roleado por parte de cada uno y la respuesta de Ambientación el campo de batalla queda de la siguiente forma (estimación en base a especulaciones espaciales sobre los personajes de cada uno).

Campo de batalla:
Referencias:
Blanco: Vincent.
Circunferencia celeste: Campo de energía de Vincent.
Círculos celestes: Bolas de energía.
Líneas celestes: Impacto de los ataques de energía.
Rojo: Akira.
Curva gruesa roja: Ataque de Akira con látigo.
Curva fina roja: Posición del látigo tras el agarre del balrog.
Líneas rojas: Impacto del látigo.
Marrón: Kojuro.
Curva blanca: Onda de choque de Kojuro.
Curvas finas blancas: Impacto de la onda de choque.
Púrpura: Balrogs.
Verde: Elfos.
Líneas verdes: Disparos.
Naranja claro: Licántropos.
Blanco y vino: Hombre enmascarado.
Negro y blanco: Altruismo.
Líneas grises: Escombros.

https://i11.servimg.com/u/f11/19/72/21/49/ubicac10.png


Sistema: A partir de una nueva implementación el sistema pasará a ser meramente narrativo para combates y se utilizarán dados en caso de que sean necesarios. A su vez, en otros aspectos como la búsqueda o solución de problemas se utilizarán dados especiales.

Existe la probabilidad de utilizar el dado de Aventura, el cual desencadena distintos efectos de acuerdo a su resultado. La condición para usar este dado es dar una buena explicación en el rol que lo sustente, y a partir de eso se elaborará una reacción. No existe un uso claro para este dado, pero de ahí parte la posibilidad de utilizarlo de acuerdo a su imaginación.

Por otra parte, el dado de Ataque/Defensa será utilizado en caso de lanzar poderes, siempre respaldado en el rol.

Turnos: Máximo de 3 días por usuario para contestar, de no emitir respuesta, se saltea. A la 3ra falta de respuesta, su personaje será levemente manipulado por Ambientación para dejarlo fuera del tema.

Notificación: Deseo avisó de su retiro voluntario de la trama hace unos días. De igual manera, Killhë Farlow queda retirado por su tercera ausencia en el tema. A partir de ahora los integrantes actuales permanecerán participando en el tema salvo por casos de fuerza mayor que sean justificativos previamente analizados por el staff de tramas.

Un pedido importante: por favor, coloquen en spoiler a modo de aclaración las habilidades y/o poderes que respalde todo a lo que se refieran para poder agilizar el tema y evitar problemas con la ejecución de los roles.

En caso de notar algún fallo, por favor comunicarlo mediante un mensaje privado. Las sugerencias y quejas son bienvenidas y serán atendidas.

Disfruten del rol.




Última edición por Ambientacion el Jue Ago 17, 2017 6:59 pm, editado 1 vez (Razón : Editado por un error con respecto al poder de Vincent ya corregido.)
avatar

Dromes :
41420
Reputación :
9
Mensajes :
128

Ver perfil de usuario
USUARIO NUEVO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Vincent Van Heart el Sáb Ago 19, 2017 5:35 pm

Ambientación:

La batalla ya había comenzado, retirarse no era opción, ni siquiera en caso de emergencia, no sólo por aquello que le movía, el paradero desconocido de su prometida, sino que también ahora estaba el hecho de que se encontraba rodeado completamente por el enemigo, una batalla de pocos contra muchos ¿Cuántas veces había pasado por eso? Muchas, más de las que podía recordar, y en todas había salido victorioso, pero aquello era porque se enfrentaba a enemigos ya fuesen en su mayoría humanos o sin tanta experiencia en el combate como él… Pero esta parecía ser una situación totalmente diferente, sobre todo porque aquel grupo de hombres estaba siendo dirigido por aquel hombre enmascarado, y claramente se notaba la diferencia en experiencia entre el pelotón y su líder, o eso pensaba el joven debido al actuar de este.

Miró levemente a Akira y le hizo una corta reverencia con la cabeza en símbolo de gratitud cuando vio como la oscuridad llenaba el ambiente, así como también sentía que sus sentidos y movimientos se hacían mucho más ágiles, no sabía si había sido aquel chico o el hombre, pero debido a que al más joven de los 3 lo conocía, no solo por el IWE sino además por los rumores e informaciones que tenía de su familia, pensó que había sido cosa del mago. Divisó muy poco de las acciones de sus compañeros, centrado en aquellos hombres con escopeta, por lo que solamente conocía la posición de ellos, más no sabía con exactitud si habían impactado en el enemigo o no, después de todo alguno que otro sonido no le dejaba saber contra qué había impactado algo, y más cuando el resquebrajamiento del suelo tomaba la mayor parte de la acústica del ambiente.

“Veamos, allá hay dos… No, tres, aunque parece que uno tiene dificultades para moverse” Pensaba el joven analizando la situación, que si ya antes lo hacía con rapidez, ahora con aquel efecto mágico podía crear alguna estrategia o movimiento acorde a como se encontrasen distribuidos los enemigos que él pudiese ver. Nuevamente el sonido de los disparos le alertó, esta vez sonaban desde su espalda, voltearse no era la mejor opción estando rodeados, sobre todo si estaban los 3 cubriéndose lo más que podían las espaldas Akira, Cicatriz, disparos a mis 12- Agregó al menos dando un aviso de aquello, alguno de ellos se tendría que encargar, después de todo no podía encargarse de sus 360º siendo rodeado, un paso en falso y todo se arruinaría “Mi*rda” Pensó al ver a aquel licántropo entrar en la formación improvisada de los tres –Two Buzzaws, One-Hit vanish- Dijo haciendo un conjuro con su magia y lanzando 2 sierras circulares hechas de oscuridad tangible, una hacia la espada y otra hacia los tobillos del intruso, la cual se desvanecería luego de impactarle, tenía que hacer dos cosas, la primera evitar que aquel aliado fuese herido, la segunda que ese hombre no se volviese a levantar, o que por lo menos fuese dificultado por esto.

Y ahora venía el momento de la verdad, sentía como ya aquellas esferas estaban completamente cargadas “Solo sé de dos de los objetivos afectados por las esferas… No puedo pensar mucho más, tendré que conformarme con disparar ‘a ciegas’” Pensaba antes de cerrar los ojos por un instante, tomando un poco de aire –¡RAILGUN BAKUHATSU!- gritó al mismo tiempo en que las esferas eléctricas, de mil vatios cada una, eran disparadas, una al elfo y al balrog afectados por la electricidad de estas, y las otras 3 a los enemigos más cercanos a estas (es decir, al licántropo que fue impactado por la onda de choque de Kojuro, a uno de los Balrog que se quedaron observando la situación y al Balrog que tomó el látigo de Akira). Más no perdió el tiempo quedándose quieto para ver si su ataque impactó o no o en cuales enemigos había afectado, ahora se centraba en los balrogs que no habían hecho ni un solo movimiento y el elfo afectado por la electricidad, por lo que con la diestra, haciendo un rápido movimiento horizontal, disparó 7 láseres, de dos centímetros cúbicos de diámetro, con cierta estrategia, además de precisión aumentada debido a los efectos de la magia de Akira y potencia aumentada al calibrar rápidamente la energía que usaría, 4 de estos fueron apuntados a posta para los lados de estos hombres, y los otros 3 directos al pecho de ellos, de modo de que si intentaban esquivar alguno de los disparos moviéndose a alguno de los lados aún fuesen impactados por estos, una de las ventajas que tenía al usar estas armas era que no tenía que recargar por lo que si lo necesitase podría disparar ráfagas incluso de mayor cantidad.

”Datos extras”:

-Vincent en este post usa sus pistolas, paso a dejar su respectiva descripción: -Pistolas Mágicas: Arma creada por su “padre”, tienen la capacidad de convertir la energía y magia de Vincent en disparos como si fueran láseres, sus disparos pueden ser regulados en tamaño, lo que aumenta o disminuye su potencia, llegando desde el milímetro cuadrado hasta los 2 centímetros cuadrados, si no ajusta el poder siempre disparará con un tamaño de 1 centímetro cuadrado. La longitud de sus disparos es de 10 mtrs sin deformar su tamaño, y los 20 mtrs su máxima longitud sea como sea el tamaño del disparo. Esta arma posee un potencial oculto, Vincent puede liberar el sello de las pistolas y transformarlas en Phenomenon (explicado en la sección de Poderes) que es el verdadero invento de su “padre”.
Así mismo tiene otra arma consigo, sus dagas cambiantes (actualmente con forma de cestus, está roleado desde la inscripción así) pero como no las ha hecho cambiar, ni atacado con estas no veo necesario de colocar las descripción de estas.

-La acción “–Two Buzzaws, One-Hit vanish-” es un conjuro hecho con su habilidad de magia de oscuridad, que procedo a colocar acontinuación: -Magia de oscuridad: Su sangre de elemental de oscuridad le permite usar magia de tipo generación y control de la oscuridad, pudiendo hacer desde cosas tangibles a intangibles. Puede usar encantamientos rápidos, sellos y conjuros, los cuales van de menor a mayor en cuanto a durabilidad y poder, respectivamente.

-Como se terminó el post de carga el poder “Railgun Bakuhatsu” se lanza en este. Acá nuevamente a descripción del poder: -Railgun Bakuhatsu: Vincent crea 5 esferas eléctricas, de 10 cm de diámetro cada una, alrededor de su(s) oponente(s), cargadas con 1000 vatios cada uno, las esferas luego de 1 post son disparadas a el (los) contrincante(s) causando un 20% de daño y ocasionando quemaduras de primer, segundo y tercer grado dependiendo del impacto. Dura 1 post en cargar. Contra: Débil a la tierra, si son atacadas las esferas con este elemento las mismas son reducidas a la mitad.

He usado como ubicación de los enemigos la que se coloca en la img, por lo que he tomado de allí la cercanía para realizar el poder
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
19
Dromes :
72220
Reputación :
24
Mensajes :
271

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Derven Greyback el Sáb Ago 19, 2017 5:35 pm

El miembro 'Vincent Van Heart' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 16
avatar

Dromes :
185380
Reputación :
23
Mensajes :
10312

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Akira Tohsaka el Mar Ago 22, 2017 10:25 pm

“Así que… esto es la guerra.”

Aquel era el pensamiento que cruzaba la mente de Akira en esos momentos. El combate no era una experiencia ajena a él, ni mucho menos, pero el contexto de aquel y de todos sus pasados enfrentamientos eran muy diferentes, principalmente porque siempre buscó el factor sorpresa; ésta vez habían sido descubiertos sin más. Dio un profundo suspiro, y en éste depositó cualquier duda o temor ante esta experiencia. Era momento de enfocarse en sus objetivos.

Asintió en respuesta a Vincent, comprendiendo su agradecimiento. Sus ojos recorrieron su entorno de lado a lado, analizando tanto a sus rivales como el despliegue que estaban realizando. Chasqueó la lengua al repasar el número de enemigos y las marcadas diferencias en sus aptitudes, eran demasiados factores para tenerlos todos en cuenta de forma simultánea. Una división de tareas sería lo ideal.

Chasqueó la lengua cuando el Balrog se hizo con su látigo, pero tomó una rápida decisión al respecto: aprovechándose de lo cerca que tenía aquel arma, extendió el largo del mismo hacia el rostro de su oponente, pretendiendo darle fuerte en el rostro antes de soltarlo, sabiendo que no tenía la fuerza suficiente para pretender recuperarlo. Y menos mal que lo hizo, pues aquella descarga que Vin realizó pudo haber llegado hacia ellos si no se desprendía antes de aquel arma, que luego de soltar el contacto de Akira regresó a su tamaño corriente, sin la reacción de su maná era un simple látigo.

«¡ARSENE!»

Gritó en su mente ante el sonido de aquellos disparos, y una imponente entidad hizo acto de presencia por primera vez. Aquella figura acompañaba a Akira de manera constante, pero ésta se volvía visible ante el primer llamado de su dueño.


Arsene:


Su tamaño podía variar, pero en pos de potenciar sus aptitudes defensivas, en esta ocasión era un ser de tres metros de alto, que se formó a espaldas del grupo y alzó su férreo brazo a la altura de su rostro, bloqueando los disparos que aquel elfo había dirigido, dando un fuerte choque con el dorso de su antebrazo, mirando amenazadoramente a aquel que atentó contra su amo. Luego de haber desviado (o intentado desviar) aquellos disparos, la enorme figura cargó en dirección a aquel atacante. Alzó el brazo en alto, e impulsándose a gran velocidad pretendió dirigirle un gancho directo en el rostro. Sin embargo, si bien aquel puñetazo podría producir grandes daños, lo cierto es que era sólo una distracción. Desde su posición original, aprovechando que sus flancos estaban siendo cubiertos por sus aliados, se mantuvo aún agachado, y mientras Arsene cargaba hacia el elfo, sacó su revólver del bolsillo. Apuntó directo a su frente, y disparó una única vez. Era una bala espiritual, por lo que podría ignorar sus protecciones y, pese a que no producía verdaderos daños, donde impactase causaría graves dolores, y el cerebro significaba una enorme migraña. La bala llegaría antes que Arsene, por lo que si diese, el gancho a su rostro tendría aún mayores chances de impactar.


Info:

Arma:
» Un revolver de 6 balas, de una cadencia extremadamente lenta pero de mucha precisión. El revólver se carga con la maná de Akira, por lo que nadie más puede utilizarlo. Son balas espirituales, lo que significa que no producen daño físico, pero causan gran fatiga y/o dolor en el área afectada, y reaccionan con mayor efectividad ante el maná de seres mágicos y espirituales, por lo que puede utilizarlo incluso para debilitar o dispersar efectos mágicos. Si lo desea, puede incluso retirar el efecto dañino de las balas, y disparar unos proyectiles que sólo producen fuertes cosquillas.

Espíritu:

Wingless Guardian
Akira se encuentra constantemente acompañado por un espíritu protector que está encadenado a él, y este actúa a la suerte de guardián y mayordomo, pagando por sus pecados contra la humanidad. Tienen una fuerte conexión espiritual, por lo que pueden intercambiar información a voluntad y formular estrategias silenciosas. Éste puede interactuar con el mundo físico a voluntad, con un tamaño que varía desde 2 hasta 5 metros de alto, posee un cuerpo duro y resistente y grandes habilidades físicas, capaz de propinar golpes a gran velocidad y de detener proyectiles en pleno vuelo. Vale remarcar que, pese a poder recibir daños, este espíritu ya no puede 'morir', por lo que es eficaz incluso como escudo humano, sus heridas serán regeneradas luego de un prolongado tiempo de descanso. Si Akira se arranca su máscara puede obligar al espíritu a poseerlo, potenciando notablemente sus capacidades físicas (fuerza, agilidad, resistencia, sentidos) en 35%, envolviéndose en una armadura ectoplásmica acorde, y ganando una gran habilidad en el uso de armas blancas, y unos intensos instintos y experiencia guerrera. En este estado puede generar armas ectoplásmicas tal como en Black Matter, pero a mayor velocidad. Este poder dura un máximo de 3 turnos, y el tiempo de espera va aumentando según cuántas cualidades haya potenciado: Sólo dos aptitudes son 2 turnos de espera, 3 aptitudes son 3 turnos, y 4 aptitudes son 4 turnos. En el mismo uso de la habilidad se debe aclarar qué estadísticas se están potenciando.

Un detalle importante a aclarar sobre la unión anterior, es que dicho espíritu no se encuentra en su máximo potencial, ni mucho menos.  Hay muchas cadenas que lo limitan para permitir que este se encuentre bajo el control de Akira, y en casos de medidas extremas, antes del momento de la fusión Akira puede aflojar parte de esos eslabones para liberar un mayor potencial del espectro, pero por períodos ínfimos de tiempo.  En este estado, sus aptitudes físicas se ven gravemente potenciadas, a la par de adoptar una apariencia mucho más lúgubre: Una sombra ectoplásmica rodea su figura difuminando sus contornos y dificultando la vista, ilustrando dos alas que puede emplear para impulsarse a grandes velocidades, y garras que dañan tanto la carne como el espíritu.
En este estado Akira pierde parte de su raciocinio, pues su espíritu y el de su espectro se debaten el control de su cuerpo. Para evitar perder ese combate, Akira sólo puede utilizar esta fusión durante 1 turno, y luego debe esperar 5 turnos completos antes de volver a utilizarlo, mientras las cadenas espirituales de su sirviente se refuerzan nuevamente.

Virtudes: Aquellos que no tengan conexión con el mundo espiritual no pueden ver a su protector hasta que este interactúe con el mundo material. No puede realizar ataques sorpresa, pero puede realizar una primer defensa imprevista.

Defectos: El espíritu no protege a Akira bajo su completa voluntad, por lo que una raza que influya en las emociones (íncubos/súcubos, vampiros seductores) pueden cancelar su protección por un turno completo si cuestionan la moralidad de Akira (una vez por combate).

Bonificación de sombras:
Forbbiden Gate

En un terreno de su elección, el cual no puede exceder los 50 metros, Akira debilita la brecha entre el nuestro plano y el de los espíritus. Una tenue umbra espectral empieza a dominar el terreno, consumiendo tanto la luz artificial como la natural, y aportándole a Akira una agilidad y sentidos increíbles. Sus aliados designados que se encuentren a no más de 20 metros de Akira reciben una bonificación del 35% a sus sentidos y a su agilidad, además de una casi idónea visión en la oscuridad de hasta 70 metros. Vale aclarar que esta técnica no es compatible con los beneficios de Wingless Guardian, Akira sólo puede recibir las mejoras físicas de una de las dos técnicas a la vez, pero sus aliados pueden beneficiarse igualmente aunque él se encuentre en su transformación.
Debilidades: Grandes explosiones de luz (en especial la divina), de fuego o de electricidad merman enormemente la oscuridad ambiental, al igual que producirle daños espirituales a Akira.
avatar

Dromes :
14477
Reputación :
5
Mensajes :
93

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Altruismo el Miér Ago 30, 2017 1:52 am

No podía evitar sonreír ante las palabras que me había dirigido mi compañero enmascarado. Cualquiera otra persona se hubiera enojado o fulminarlo con la mirada... Pero yo no era cualquier persona— No me hagas demostrarlo~~ — Todo me lo tomaba con ligera y rara broma. Si fuera tan serio como los tres tipos que se encontraban frente a mi muy seguramente ya habría atacado. Me gustaba jugar un rato antes de romper mis nuevos juguetes.  — Pueden hacer lo que se les dé la gana, la condición es que no me estorben— Podrían ser aliados de combate, pero no iba a decirles o dirigir su pequeño grupo de novatos ante esta situación. Si era el líder que por lo menos demuestre que ellos no son tan idiotas como aparentaban ser; ambos sabíamos que morirían uno que otro soldado por falta de experiencia o por tomar decisiones equivocadas.

— Para ser novatos saben actuar rápido ¿Se les habrá dado algún tipo de entrenamiento antes?— Fue lo que pensó al ver como algunos empezaban a movilizarse. Con eso estaba mas seguro es poder también atacar sin encontrarse a algún despistado de frente. Así que mientras el polvo todavía se levantaba alrededor de mi cuerpo y el Licantropo corrió hacia el mago (Akira) aproveche la oportunidad para caminar algo tranquilo unos pasos haciendo sonar las cadenas y grilletes que poseía sobre mis muñecas. —Es hora de divertirse ~~— jalando sobre las cadenas en ambas direcciones al mismo tiempo para tensarlos y romperlos como si no estuvieran hechas de acero; pero el sonido era fuerte al impactar el suelo.
Todos estaban concentrados en los enemigos a su alrededor, así que tanto el polvo desaparecía y el Hombre esmascarado tomaba asiento en la primera fila lo unico que pudo hacer fue el pensar cual seria mi primer ataque; no me gustaba estar quieto mucho tiempo y eso se mostraba a medida que los demas sobre lo que estaban hechos. Tampoco les vendría mal un poco de discordia en su campo y tomaria ventaja una vez que observo que nadie le tomaba en cuenta.

De mi sombra se empezaron a levantar dos siluetas completamente hechas de oscuridad con una Katana cada uno. Una vez que estaban completamente formados se encaminaron rápidamente hacia los enemigos en el campo de batalla.
Uno de ellos se hizo camino para llegar cerca de Akira, el cual tomando velocidad salta hacía el pelinegro para dar un "corte"por arriba de su cabeza. La sombra tocando suelo inmediatamente se inclino para barrer los pies de este y atacar el abdomen una vez que cayera al suelo.
Mi segunda sombra fue corriendo a toda velocidad al frente de Vincent; cuando se pensaba que iria en un ataque directo de manera repentina da un giro de 320 grados, durante dicho giro desenfunda su espada de la cintura para dar un "corte" de abajo hacia arriba del oponente para quedar luego semi arrodillado cerca del enemigo en defensa hasta su siguiente ataque

Para el ultimo hombre del trío, decidió en ir directamente a él ya que no le había visto el moverse de su posición. Sin dudarlo se acerca rápidamente a su dirección, desenfundando su Katana y posicionandolo enfrente de su rostro. Con la hoja de acero al descubierto y corriendo hacia la dirección de Kojuro, lo primero que realice fue el reflejar algunos rayos de sol sobre el rostro del ajeno, para poder cegarlo o limitarle su visión de forma momentánea; lo segundo fue darle una serie de cortes sobre su pecho y estomago: tomando la funda de la espada para incrustar un golpe directo en el estomago, "cortes" en el pecho de manera vertical de derecha a izquierda dos veces seguidas y al final dio un paso atrás en posición de defensa.

Si no fuera por que estaba aburrido hace unos minutos atrás, el también estuviera viendo el combate sobre las ruinas de algún edificio. Esperaba que por lo menos le dieran un día no tan normal para que el capitán vea que en verdad trabajaba cuando se requería. Aun si sentía como su cuerpo estaba algo lento y oxidado por no combatir durante un buen tiempo.

Datos del poder:
Levantamiento de las sombras.: Tendrá la capacidad de crear clones a partir de su propia sombra [máximo dos clones] Pudiendo manipularlas libremente. Estas sombras tendrán solo un 10% de la fuerza de su usuario y el mismo porcentaje de velocidad, la única técnica que pueden "copiar" de Blackquill es de su manejo de espada.
Otra cosa sin importancia (?):
El dado es para todos los ataques, de acuerdo en como los mencione.
avatar

Dromes :
14070
Reputación :
4
Mensajes :
35

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Derven Greyback el Miér Ago 30, 2017 1:52 am

El miembro 'Altruismo' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 14, 8, 7
avatar

Dromes :
185380
Reputación :
23
Mensajes :
10312

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Ambientacion el Mar Sep 12, 2017 10:15 pm



CALLES
CAPITULO III

• CHISPAS EN LAS LLAMAS •



El despliegue de soldados mostró el adiestramiento efectivo con el que La Secta entrenaba a sus filas. No obstante, carecían estos de una experiencia real en el campo de batalla. Todos en ese lugar, salvo por el hombre de la máscara, eran soldados cuya única experiencia eran entrenamientos de campo. Presas relativamente fáciles para guerreros experimentados y que se marcaron en el fuego de batallas constantes, pero igualmente tenaces y peligrosos para cualquiera de estos.

Tenerlos rodeados no aseguraba la victoria. Todos en ese lugar lo podían sentir con sólo mirar a su alrededor. El licántropo que había alcanzado la retaguardia de Kojuro fue interceptado por un ataque hecho por Vincent. Unas sierras que salieron prácticamente de la nada, una logrando detener el estoque con el que casi apuñaló al dragón, que en esos momentos se encontraba inmóvil, volviéndose un blanco fácil.

Grrr… ¡Raaghh! —no alcanzó a moverse a tiempo al dar un salto hacia atrás, retirando su cuerpo del peligro de aquella sierra, pero descuidando sus pies. Un corte a la altura de los tobillos algo profundo que dejó ver algo de sangre. Con su armadura protegiéndole el daño fue bastante disminuido, pero podía sentir el corte casi en sus pies, y el gesto de dolor le hizo arrodillarse en el suelo a intentar mantener su compostura.

Las esferas de energía estuvieron listas en ese instante, y fueron lanzadas hacia los oponentes más cercanos. Aquellos dos que se encontraban aturdidos desde un inicio recibieron el impacto, siendo repelidos unos cuantos metros tras el golpe. Tirados en el suelo, sufriendo los calambres provocados por la parálisis que los inmovilizaba.

Qué asco… me han metido con un grupo de mediocres —se lamentó el enmascarado al ver la torpeza con la que se desplegaban. Mientras tanto, los balrog que también fueron blanco de la electricidad lograron evitar el ataque. El elfo que se encontraba entre estos recibió un disparo en el hombro. El otro casi le impacta, pero al caer fue capaz de evitar uno que fue directo a su abdomen. La armadura absorbió gran parte del impacto, pero un hueco en el metal se formó, frenando la bala a tiempo. Una herida menor en su hombro, pudiendo haber sido peor. Uno se echó al suelo, siendo el que más lejos estaba de Vincent en el instante de ser atacado. El otro, por su parte, dio un salto hacia un costado y se aventuró a encarar directamente con su hacha al pelinegro, buscando un combate cercano al lanzar un golpe directo con su hacha en diagonal, dirigido hacia la izquierda descendente suya. El balrog en el suelo se puso de pie y se dio cuenta de que las cosas comenzaban a ponerse serias. El licántropo que terminó retenido por el ataque de Kojuro fue capaz de esquivar a duras penas el golpe, pero para hacerlo tuvo que correr en la misma dirección hasta echarse a un costado, quedando algo lejos del grupo como para contraatacar. La formación se había arruinado tras el ataque de Vincent, lo que haría flaquear la coordinación y trabajo en equipo de La Secta. El balrog al que Vincent le disparó fue capaz de esquivar con bastante más facilidad los ataques. Usando el borde de la hoja del hacha desvió el disparo que el pelinegro le dirigió, y aprovechó para recargar su hoja con un haz de oscuridad tal como el que se encontraba en el otro flanco, y lanzando una onda de oscuridad que barrería con los tres en su lugar si no era detenida. Llevaría por delante a cualquiera, deberían detener o esquivar el ataque o se llevarían un buen daño.

Los ataques de Akira, por el contrario, eran mucho más personales y directos que los de Vincent, que se encargó de debilitar gradualmente a sus enemigos. Fue aquel balrog que se echó al suelo por el ataque de Vincent, y al no poder contener ambos ataques fue azotado de rebote (el ataque iba dirigido a la cabeza), pero pronto se puso de pie una vez más y se preparó para retribuirle el daño a Akira. Había albergado ese resentimiento hacia él por el ataque. Con el fin de enfrentarse directamente a sus oponentes, fortaleció el filo de su hacha con el fuego oscuro que su raza podía controlar, aunque este era bastante más débil de lo normal. Con este arma preparada y mejorada, arremetió hacia su objetivo más cercano: Akira, y lanzó un ataque directamente hacia el suelo, intentando partir al medio al muchacho de cabello castaño. Arsene fue capaz de retener unos disparos, tres precisamente, pero sólo en la cabeza de Akira. Una de las balas alcanzó al mago. Una le rozó el costado izquierdo del abdomen, muy cerca del riñón, pero a salvo. Una herida capaz de hacer sangrar a cualquiera. Las otras balas fallaron su objetivo, pasando de largo y alcanzando al licántropo que estaba detrás del equipo. La armadura le protegió, pero las marcas de bala se hicieron notar en la armadura, y el dolor tampoco estuvo ausente, soltado por un desgarrador aullido. La primer señal clara que los presentes podían tener de la identidad de uno de sus enemigos. El elfo francotirador no fue capaz de presenciar con exactitud el momento en que Arsene, la manifestación de Akira, se abalanzó hacia él. El elfo fue incapaz de reaccionar a tiempo, y el golpe desde la mandíbula sacudió su cerebro de lado a lado. Para más inri, la bala provocadora de migrañas impactó también al elfo, y este cayó al suelo de espaldas, sufriendo una fuerte migraña. El golpe de Arsene había sido suficientemente capaz de derribar a su enemigo, pero la bala fue la que ayudó a que ahora fuera incapaz de levantarse del suelo, víctima de un dolor de cabeza que hacía gritar a este. La bala había perforado las defensas que la armadura ofrecía, y sin dejar siquiera una marca.

En cuanto a Kojuro, quien permaneció inmóvil durante los momentos actuales, fue blanco de la metralla disparada por el elfo al que Akira había logrado noquear momentáneamente. Esta dio en su pierna, en la altura del muslo. La herida fue directa, pero no incapacitante. Esta dio en la parte externa del muslo, y con ello, dejaría una marca considerable.

Uno menos, diría. ¿Vas a actuar, entonces, niño bonito? —preguntó el Hombre Enmascarado cuando Altruismo comenzó a caminar arrastrando sus grilletes. Algo despertaba la curiosidad del que ocultaba su rostro al ver a Blackquill, pero era incapaz de entender por qué su instinto dudaba. Los clones generados por Simon salieron de inmediato y se dirigieron al ataque, al igual que él, que había logrado dividir sus fuerzas en tres para hacer frente a la tríada. La presión con la que ahora se hallaban había aumentado, pese a la debilidad general de los clones de Altruismo.




SISTEMA Y DADOS

•Ambientación•

Los turnos son los siguientes::

- Vincent Van Heart.
- Akira Tohsaka.
- Katakura Kojuro (una falta).
- Altruismo.

Resumen general:
A favor:
Elfos: uno herido, uno inconsciente (momentáneo), tres activos.
- Elfo herido: 60% de energía restante, desangrándose lentamente y sufriendo parálisis momentánea (post actual).
- Elfo inconsciente: 75% de energía restante, pero desmayado. 2 post inmóvil (los dos siguientes).
Balrogs: Dos heridos, tres activos.
- Balrog herido (Vincent): 85% de energía restante. Parálisis momentánea (post actual).
- Balrog herido (Akira): 90% de energía restante.
Licántropos: dos heridos, dos activos.
- Lican herido (previo Akira): 80% de energía restante.
- Lican herido (Vincent y elfo): 65% de energía restante. Sangrado en las piernas y el cuerpo.
Altruismo: 100% de energía restante.
Masked Man: 100% de energía restante.

En contra:
Vincent: 100% de energía restante.
Akira: 90% de energía restante. Sangrado en el abdomen.
Kojuro: 85% de energía restante. Herida de bala en la pierna izquierda.



A recordar:

Sistema: A partir de una nueva implementación el sistema pasará a ser meramente narrativo para combates y se utilizarán dados en caso de que sean necesarios. A su vez, en otros aspectos como la búsqueda o solución de problemas se utilizarán dados especiales.

Existe la probabilidad de utilizar el dado de Aventura, el cual desencadena distintos efectos de acuerdo a su resultado. La condición para usar este dado es dar una buena explicación en el rol que lo sustente, y a partir de eso se elaborará una reacción. No existe un uso claro para este dado, pero de ahí parte la posibilidad de utilizarlo de acuerdo a su imaginación.

Por otra parte, el dado de Ataque/Defensa será utilizado en caso de lanzar poderes, siempre respaldado en el rol.

Turnos: Máximo de 3 días por usuario para contestar, de no emitir respuesta, se saltea. A la 3ra falta de respuesta, su personaje será levemente manipulado por Ambientación para dejarlo fuera del tema.


Notificación::
Katakura Kojuro avisó antes de que su plazo inicial acabara que no podría responder en tiempo y forma, por lo que sólo tiene una falta que corresponde al salteo tras la modificación de los turnos.

Aviso importante::
Se procede a establecer un límite en las acciones que pueden hacer los personajes por turno. Se entiende que la tríada está rodeada por enemigos pero, por favor, no excedan más de dos (2) acciones ofensivas y dos (2) acciones defensivas por turno. Movimientos que requieren casteo (como las esferas de electricidad de Vincent) son la excepción a la regla, y sólo en este caso se podrán ejecutar tres (3) acciones, contando sólo para la activación del poder y no su invocación. En otras palabras, cargar energía cuenta como una acción ofensiva que se activa en otro turno, pero se añade al contador del turno en el que se inicia. Aquel que exceda su límite será penalizado de ahora en más.

Existe otro caso aparte: Aquellos que sean se relacionen directamente con Altruismo (siendo atacados) tendrán derecho a una tercera defensa exclusiva para sus ataques, pero los ataques siguen teniendo el mismo límite (2) por personaje y turno.

Los ataques que Altruismo haga en una ronda son respondidos en la siguiente, de igual forma reacciona la tríada hacia él. Altruismo se debe defender de los ataques en la siguiente ronda de post. Ejemplo: Kojuro ataca a Altruismo, este debe defenderse no en el turno inmediato, sino en el siguiente, de manera tal que en el actual pueda accionar de acuerdo a los post de la ronda anterior.

Algunos ataques tienen porcentajes modificados de acuerdo al criterio del narrador. Las diferencias no son demasiado grandes, a fin de mantener cierta coherencia y dar más sentido a algunos aspectos del combate.

Una disculpa por la demora.

En caso de notar algún fallo, por favor comunicarlo mediante un mensaje privado. Las sugerencias y quejas son bienvenidas y serán atendidas.

Disfruten del rol.


avatar

Dromes :
41420
Reputación :
9
Mensajes :
128

Ver perfil de usuario
USUARIO NUEVO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Vincent Van Heart el Jue Sep 14, 2017 5:05 pm

El grito del licántropo hizo que una leve sonrisa destruyese el inexpresivo rostro del castaño, no era que le gustase oír los gritos de dolor de alguien, era el hecho de que su ataque había impactado en su objetivo, aunque no exactamente como quería, pero al menos había evitado que el compañero desconocido sufriese de alguna herida, sino que en cambio aquel licántropo se estuviese desangrando, una ventaja estratégica y, a su parecer, un enemigo del que había que preocuparse en menor medida que de los demás, le hubiese gustado haber hecho algo más para cerciorarse de que aquel hombre no se levantaría más, pero esas armaduras… esas armaduras lo estaban arruinando todo, una herida en el campo de guerra comúnmente era fatal, pero comúnmente no tenían este tipo de protección, sobre todo alguna que cubriese las zonas a las cuales él le había apuntado.

Vio cómo el elfo, que antes había sido aturdido por la electricidad, era impactado por una de sus esferas, pero al mismo tiempo sabía que no todas habían impactado contra sus objetivos, por el sonido del resquebrajamiento del suelo que pudo escuchar ¿Cuántos exactamente no habían impactado? Desconocía la cifra, solo había escuchado aquel sonido, no podía sacar conclusiones tan apresuradas de pensar de que porque solamente escuchase un impacto contra el suelo solamente había fallado un tiro, no era un novato, ya había pasado por la etapa de creer que lo que sus sentidos le indican es 100% cierto. Pero así como podía ver como una de las esferas, y un disparo, había dado en el blanco, podía ver como los otros dos objetivos de sus armas habían evadido, uno con más gracia que el otro, sus disparos “¿Estaré perdiendo algo de práctica?” Pensaba el joven, pero era un pensamiento bastante errado, no era que estuviese perdiendo práctica, era que ahora no podía estar pensando en sus oponentes como el común denominador de los anteriores, humanos, estos eran de otras razas, y eso era tal vez la variante que no había tomado en sus cálculos cuando ideó su plan de ataque, más en el fragor de la batalla pensar puede que no sea la cosa más sensata de hacer en algunos momentos, y menos cuando un oponente se dirigía hacia él.

-Handsword- dijo rápidamente y sin preocuparse por regular su voz, hablando como normalmente lo hacía y generando, desde un conjuro, que su mano derecha fuera cubierta por una masa oscura y se propagase, unos 50 cm desde esta, como si su brazo completo fuese una espada, para luego bloquear el ataque de aquel balrog con rapidez -Repel- Nuevamente otro conjuro, en forma de comando, salía de su boca, no podía quedarse a un enfrentamiento tan cercano cuando tenían enemigos extras en otras posiciones, actuar primero y pensar después, no era una táctica que Vincent usase mucho, siempre veía cuantas posibilidades había para obtener el mismo resultado, pero como en un juego de ajedrez rápido, hay que aprovechar cada hueco en la defensa para atacar.

Aquel último comando hizo que la oscuridad que tenía en su mano se desplegase, haciendo como si tuviera un resorte en su mano al impactar con el hacha enemiga, había creado una apertura, y con la cercanía que tenían la reacción del joven no sería distinta si el enemigo fuese un humano. Llevó la pistola izquierda a la altura de su abdomen, manteniéndola cerca de su propio cuerpo para evitar que le desarmasen, y rápidamente una serie de 5 disparos emanó de esta arma, la cercanía, la velocidad del disparo y la velocidad de su reacción, había calculado lo más rápido que podía aquel ataque, el cual sabía que evitarlo en estas condiciones sería difícil, casi que imposible evitar los 5 por completo, al menos eso había resultado según sus cálculos.

Sus ojos se abrieron un poco más, con un ligero tono de sorpresa al divisar la onda de oscuridad que venía por su lado, inhaló y volvió a hacer otro conjuro, esta lucha lo había llevado a depender mucho de su magia, nunca antes la había usado tanto de manera defensiva -DOME- ya había hecho este conjuro con anterioridad ¿Por qué lo volvía a hacer? Por el simple hecho de que no sabía cómo habían quedado las posiciones enemigas, no tenía claro qué podían hacer los de La Secta ¿Y si se les ocurría atacar por la espalda si hubiese optado por usar otro tipo de defensa? No podía permitirse ser sorprendido por el enemigo, no cuando estaba rodeado de tantos. El domo encerró a Vincent, al licántropo que se desangraba, al balrog que atacaba a Akira, junto con este último, a Kojuro, a los clones y a Altruismo dejando justamente afuera al balrog al que le había disparado Vincent, la oscuridad reinaba ahora, más con los vestigios del poder de Akira podía ver con suma claridad en este ambiente -¿Saben? un poco de ayuda en la defensa no me vendría mal- dijo en un tono sumamente serio, no era que no confiase en su poder, de hecho era algo en lo que había confiado casi que en toda la batalla, pero asegurarse de que aquello no les afectaría y se podrían enfocar en los demás enfrenamientos no vendría mal.

“Así que el otro ya hizo su jugada” Pensó cuando vio como el clon de Altruismo se apresuraba hacia donde se encontraba el castaño “¿Un ataque directo?” Le extrañaba aquello, no era que no se hubiese encontrado enemigos con anterioridad que no quisiesen hacerle frente de aquella manera, solamente que la situación en la que estaban no era para utilizar esa táctica como mejor opción, más claramente el oponente pensaba de igual forma y lo demostraba con su siguiente acción, en vez de ser un ataque frontal como se esperaba de por como venía en cambio había sido original, en eso si tenía que darle crédito el joven, había usado muy bien una tapadera para ejecutar su ataque. Vincent llevó ambas manos a su pecho, usando la parte metálica del dorso de sus cestus en sus manos para frenar el golpe, no había tenido mucho tiempo de reacción al haber evaluado al contrario de una manera equivocada, por lo que una defensa complicada le hubiera sido imposible de ejecutar -Kuradenki form- No esperó ni un segundo luego de que el ataque impactase en sus manos, ni siquiera se preocupó de si su defensa había sido acertada o había sufrido daños con ese ataque, tenía que recurrir a esa transformación.

Su cuerpo empezó a cambiar ligeramente, mostrando su verdadera forma, la composición de su cuerpo ahora era de Kuradenki —una amalgama entre oscuridad y electricidad—, su cabello se ennegrecía, sus ojos azules pasaban a ser de un color carmesí, en su rostro comenzaban a aparecer unas marcas negras, así como también en sus brazos y piernas —más estos últimos no se veían debido a su ropa—, su cabello se volvía un poco más largo y también ligeramente más pesado, por lo que ahora uno de los mechones de cabello le cubría su ojo izquierdo, pero sin obstruirle la vista al capitán. De su cuerpo emanaba unos pocos hilos de electricidad, con un toque oscuro, así como también se generaba una especie de humo oscuro de su piel. Dejando la defensa y pasando al ataque fue la decisión que Vincent había tomado, haciendo, como si su mano fuese una espada, un movimiento en diagonal descendente hacia la derecha, apuntando a un ataque desde el hombro derecho hasta el costado izquierdo de la parte baja del abdomen del clon de Altruismo, aquel movimiento generó una onda de Kuradenki, rápida y potente, aunque en menor medida si hubiese usado un conjuro en vez de un hechizo, era la manera más rápida de actuar a su parecer.


Datos extras:


1º acción de defensa: Los conjuros hechos 'Handsword' y 'Repel' están basados en la habilidad de magia oscura:
-Magia de oscuridad: Su sangre de elemental de oscuridad le permite usar magia de tipo generación y control de la oscuridad, pudiendo hacer desde cosas tangibles a intangibles. Puede usar encantamientos rápidos, sellos y conjuros, los cuales van de menor a mayor en cuanto a durabilidad y poder, respectivamente.

1º acción de ataque: Los disparos hechos por Vincent hacia el balrog provienen de una de sus pistolas:
-Pistolas Mágicas: Arma creada por su “padre”, tienen la capacidad de convertir la energía y magia de Vincent en disparos como si fueran láseres, sus disparos pueden ser regulados en tamaño, lo que aumenta o disminuye su potencia, llegando desde el milímetro cuadrado hasta los 2 centímetros cuadrados, si no ajusta el poder siempre disparará con un tamaño de 1 centímetro cuadrado. La longitud de sus disparos es de 10 mtrs sin deformar su tamaño, y los 20 mtrs su máxima longitud sea como sea el tamaño del disparo. Esta arma posee un potencial oculto, Vincent puede liberar el sello de las pistolas y transformarlas en Phenomenon (explicado en la sección de Poderes) que es el verdadero invento de su “padre”.

2º acción de defensa: El conjuro hecho 'Dome' está hecho con su habilidad de magia oscura explicada anteriormente.

3º acción de defensa ( al ataque hecho por Altruismo): En su defensa Vincent usa su segundo par de armas, unas dagas cambiantes llamadas 'Yuki & Raiko' las cuales tienen forma de cestus actualmente, estas armas tienen esta forma desde el post de la inscripción a la trama:
-Dagas Cambiantes “Yuki & Raiko”: Son la reliquia que le dejó su “padre” para cuidar, estas dagas mágicas poseen formas distintas, Yuki parece una daga grande, mientras que Raiko parece un puñal de sultán, la habilidad de estas dagas es que pueden cambiar su forma siempre y cuando sea algo doble, o en su defecto un arma que necesite de un complemento. Por ejemplo, puede cambiar su forma a dos espadas, dos mazas, dos lanzas, dos látigos, un arco y flecha (arma con complemento), entre otros. Este cambio no produce ninguna mejora a Vincent ni al arma.
Así mismo, debido a que el ataque de Altruismo fue un poder procederé a lanzar los dados de defensa

Transformación: - Elemental Form (solo trama): Vincent convierte su piel o sus órganos internos (no puede hacer ambos al mismo tiempo) en su elemento para ganar poder o evitar heridas graves, esta tiene 4 formas con diferentes propósitos:
a) Electric form: esta forma como su nombre lo indica convierte el cuerpo de Vincent en electricidad, dándole la habilidad de absorber un 40% de energía eléctrica de los objetos, lo que implica quemaduras de primer grado en la zona en contacto con el objeto, además su energía no se gasta en esta forma.
b) Dark form: su cuerpo se transforma en oscuridad, si es interno es intangible, si es externo es una coraza, no aumenta su ataque, pero si lo hace un 50% más resistente a los daños.
c) Kuradenki form: en esta forma Vincent transforma su cuerpo en una amalgama entre oscuridad y electricidad, haciendo a sus ataques intangibles al principio y luego tangibles, más solo puede pasar un objeto antes de volverse tangible, no es una forma de tipo defensiva sino de tipo penetración.
d) Ultima Form: esta forma es cíclica, Vincent va alternando entre oscuridad y electricidad, así como también la zona que es convertida, depende en sí de la situación el cambio, esta forma priva al usuario de atacar, ya que es su propia energía la que está en juego. Esta es una forma totalmente defensiva, su único propósito es salvar a Vincent de daños muy graves.
Efecto instantáneo, todas las formas duran 3 post, a excepción de Ultima Form que dura 2.
Contras:
-Elemental Form: Solo se puede usar una forma a la vez, no puede cambiar de forma en medio del poder, al finalizar el poder deja a Vincent un 15% débil
a) Electric Form: Débil a los ataques de tierra, al terminar de usar la forma no puede usar electricidad, ni siquiera como habilidad, por 1 post, a menos que recargue energía, lo que le hace daño, en el tiempo de recarga.
b) Dark Form: Débil a los ataques de luz, al terminar de usar la forma todos los ataques con oscuridad reducen su poder un 50% por 1 post.
c) Kuradenki Form: Débil un 50% a la tierra y a la luz, al terminar de usar la forma vincent no puede hacer ningún poder por 1 post.
d) Ultima Form: Débil en un 50% a la tierra y a la luz, dependiendo del estado del cambio (si un ataque de tierra lo golpea cuando tiene la oscuridad al exterior la debilidad de la electricidad no hace efecto, lo mismo con la luz) al terminar de usar la forma vincent pierde un 50% de su fuerza y resistencia al igual que no puede hacer ningún poder por 3 post. Mientras este poder está activo Vincent no puede atacar de ninguna manera, ni siquiera físicamente.

2º acción de ataque (Para Altruismo): Con la transformación de Vincent este hace una onda usando tanto electricidad y oscuridad combinadas, primero siendo intangible y luego de traspasar un objeto pasa a ser tangible, como lo explica en la descripción del poder de la transformación. Esto NO es un poder, sino un ataque de habilidad.

forma verdadera:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
19
Dromes :
72220
Reputación :
24
Mensajes :
271

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Derven Greyback el Jue Sep 14, 2017 5:05 pm

El miembro 'Vincent Van Heart' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Defensa' : 9
avatar

Dromes :
185380
Reputación :
23
Mensajes :
10312

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Akira Tohsaka el Dom Sep 17, 2017 11:55 am

A espera de su próxima orden, el inmenso espíritu observaba desde lo alto al elfo incapacitado, inmutable ante sus expresiones de dolor.

«Termínalo, Arsene.»

Ordenó el morocho, hablándole directamente a su psiquis. El brazo de enormes diámetros  bajó con un rápido puñetazo vertical, pretendiendo impactar su cabeza contra el suelo. Sin embargo, el impacto no fue meramente bruto, la fuerza estaba calculada para ser la suficiente como para sumirlo en una larga inconsciencia, no para rematarlo. Cumplida su labor, el ente regresó rápidamente hacia su dueño.

«Tsk!»

Apretó los dientes y chasqueó la lengua ante la punzada en su abdomen, reconociendo el ardor de aquel disparo. Inmediatamente llevó la palma a la misma, frenando como pudo la sangre que había empezado a fluir. ¿Sería un buen momento para emplear su ritual? No, no era una herida tan grave, el sangrado era menor y, lo más importante, el combate apenas estaba comenzando.

- ¡Lo siento Vin! Nos cubría las espaldas, y el bloqueo no es mi especialidad.

Se disculpó ante el reniego de su compañero. Palabras más que ciertas, ese combate era un claro ejemplo de su estilo de subterfugio, más dado al hit and run que enfrentamientos directos. Aún así, hizo lo posible por aportar ante aquella imponente onda de oscuridad que voló hacia ellos, extendiendo su révolver hacia la misma, y soltando los últimos tres disparos que quedaban en su cargador. Aquellas balas de puro maná reaccionaban principalmente ante la magia, por lo que con suerte habría de disiparlo lo suficiente para que la barrera de Vin hiciese el resto.

Habiendo concluido aquel aporte a la causa, ahora correspondía preocuparse por sí mismo, pues además de aquella energía oscura que volaba en su dirección, se veía víctima del corte de aquel furioso balrog con su arma en llamas, y esa oscura silueta que se había materializado junto a ellos. La adrenalina empezó a subir a medida que sus opciones le resultaban cada vez más escasas. Sólo le quedaba una opción:

«Time Alter: Accel!»

Tal como un efecto de cámara lenta, todo su entorno fue ralentizándose poco a poco, dándole la oportunidad de serenar sus pensamientos.

«Tranquilo, tranquilo… el temor es el peor enemigo en la batalla.»

Se dijo a sí mismo, repitiendo sabias palabras que llegaban de años atrás. Sus pupilas rebotaron de un lado al otro de su entorno, analizando todos los factores que lo rodeaban. Entonces allí lo vio: Su látigo, en el suelo a centímetros suyos, del cual tuvo que desprenderse para que los rayos no alcanzaran a su equipo. Había una alternativa: bizzara sin duda, pero era lo mejor que se le ocurría. Primero que nada, aprovechando que éste era de puro ectoplasma, abrió las mangas de su sobretodo, de manera que, al agacharse a gran velocidad, se desprendería de aquella prenda, y esta se quedaría susprendida unos breves instantes más, ocultando la figura de su persona, y dificultando ver qué estaba haciendo. En ese instante, aferró con firmeza el mango de aquel arma, y latigueó hacia uno de sus lados. No apuntó a ningún enemigo, sino a un aliado: Arsene, quien aferró el otro extremo del arma cuando ésta se extendió hacia él. Jalando con todas sus fuerzas, lo arrancó de allí, con suerte antes de que esos tres ataques concluyesen en su ubicación pasada. Habiéndolo retirado de allí, lo atajó y colocó nuevamente en el suelo, posicionándolo entre sus dos compañeros, de manera que los flancos se mantuviesen cubiertos en todo momento.

¡Pero allí no terminaba la cosa! Un contraataque era indispensable, pretendiendo abusar de la finta que el abandono de su saco había creado. Apuntó con su arma hacia el Balrog enfurecido que había encendido su arma, y que, con suerte, aún estaría dudando a dónde había ido a dar el pelinegro y por qué ese saco estaba vacío. Aprovechándose de la reducción de velocidad a que los eventos transcurrían, calculó la trayectoria de sus proyectiles: El hombro de su brazo izquierdo, y su caja de los sesos, un único preciso disparo a cada objetivo. Difícilmente podría seguir él la ofensiva de lograr incapacitarlo, pero confiaba que si la migraña lo dominaba, sus aliados podrían abusarse de ello.

«Ngh!»

Mientras se reincorporaba con la ayuda de Arsene, la herida en su dorso volvió a punzarle. Lógico, había hecho un brusco movimiento antes de atenderla. A medida que los efectos de su aceleración cerebral iban desapareciendo, rápidamente llevó las manos a uno de los bolsillos de su saco, retiró unas gasas negras, de ectoplasma como la mayoría de sus posesiones, y se dio un apresurado vendaje sobre aquella herida. No había tiempo para desinfectarla ni envolverla con cuidado, pero al menos detendría el desangrado. Habiéndose ocupado de sí mismo…

- ¡Atento, Vincent!

Tras haberla recargado con su energía, extendió su arma hacia el Balrog que dirigía el ataque a Vincent, y tres proyectiles salieron disparados hacia el mismo. Confiaba que, al estar sumido en otro combate, habría podido penetrar sus defensas con mayor facilidad, o al menos obligarlo a realizar un movimiento que lo dejase abierto ante su compañero. Una hábil coordinación podía ser la ventaja que necesitaban para alcanzar la victoria.


Acciones:
Defensa 1: Disparos ante la energía disparada por el Balrog.

Defensa 2: Esquiva, realizada al ser apartado del lugar con la ayuda de Arsene.

Ataque 1: Disparos ante el Balrog que me atacó.

Ataque 2: Disparos ante el Balrog que ataca a Vincent.

Soporte: Vendar las propias heridas.


Referencias:
Referencias a las posesiones:

» Un revolver de 6 balas, de una cadencia extremadamente lenta pero de mucha precisión. El revólver se carga con la maná de Akira, por lo que nadie más puede utilizarlo. Son balas espirituales, lo que significa que no producen daño físico, pero causan gran fatiga y/o dolor en el área afectada, y reaccionan con mayor efectividad ante el maná de seres mágicos y espirituales, por lo que puede utilizarlo incluso para debilitar o dispersar efectos mágicos. Si lo desea, puede incluso retirar el efecto dañino de las balas, y disparar unos proyectiles que sólo producen fuertes cosquillas.

» Un látigo mágico, su largo estándar son 3 metros de largo, pero puede extenderse amplias distancias, y contorsionarlo a voluntad mientras esté en contacto con su mano. Es su arma predilecta y con la que tiene mayor soltura.

Habilidad:
» Time Alter - Accel: Es una aptitud que consiste en sobrecargar de maná las sinopsis del cerebro, multiplicando varias veces la velocidad en que este transmite información. Esto resulta en que su entorno adopte un efecto de 'slow motion', debido a las grandes velocidades en que su cerebro trabaja.

Técnica en efecto:
Forbbiden Gate:

En un terreno de su elección, el cual no puede exceder los 50 metros, Akira debilita la brecha entre el nuestro plano y el de los espíritus. Una tenue umbra espectral empieza a dominar el terreno, consumiendo tanto la luz artificial como la natural, y aportándole a Akira una agilidad y sentidos increíbles. Sus aliados designados que se encuentren a no más de 20 metros de Akira reciben una bonificación del 35% a sus sentidos y a su agilidad, además de una casi idónea visión en la oscuridad de hasta 70 metros. Vale aclarar que esta técnica no es compatible con los beneficios de Wingless Guardian, Akira sólo puede recibir las mejoras físicas de una de las dos técnicas a la vez, pero sus aliados pueden beneficiarse igualmente aunque él se encuentre en su transformación.
Debilidades: Grandes explosiones de luz (en especial la divina), de fuego o de electricidad merman enormemente la oscuridad ambiental, al igual que producirle daños espirituales a Akira.


[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?

"Bueno, si son idiotas, alguien tiene que preocuparse por ellos, ¿No? Y quién mejor que otro idiota."
Gracias Vin ♥️:
avatar

Dromes :
14477
Reputación :
5
Mensajes :
93

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Derven Greyback el Dom Sep 17, 2017 11:55 am

El miembro 'Akira Tohsaka' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Defensa' : 6


Voz:
avatar

Dromes :
185380
Reputación :
23
Mensajes :
10312

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo III: Chispas en las llamas

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.