6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


ARE YOU A TRUE HERO? || Priv. Mido-kun

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ARE YOU A TRUE HERO? || Priv. Mido-kun

Mensaje por Akira Tohsaka el Lun Jul 03, 2017 1:29 pm

Spoiler:

¡Ahhhh! Qué día maravilloso. Era uno de aquellas mañanas de primavera que a Akira tanto le encantaban; el aire era cálido, pero la fresca brisa dejaba un ambiente templado y agradable. Sus rulos ondeaban con el delicioso viento primaveral, arrastrando consigo el perfume de los cerezos en pleno florecimiento. ¡Tenía tanta energía en el cuerpo! Sentía que podría llevarse el mundo por delante. Pero claro, sus ambiciones no llegaban tan lejos, aquello lo dejaba para su hermanita. Quien por cierto, era la misma razón por la que había salido tan temprano esa mañana, tenía un pequeño presente en mente.

Atravesaba el más grande de los centros comerciales en estos momentos, auriculares en los oídos, y la cabeza moviéndose al ritmo de la melodía. Se encontraba tan animado ese día que había decidido tomarse el viaje entero a pie. Mientras sorbía de su malteada, sus pupilas recorrían el mapa de la gigantesca edificación.

“Video… video… video… Aquí: Tienda de videojuegos, quinto pis- ¿Quinto? ¿Cuántos pisos tiene esto...?”

Viniendo de un barrio de magos tradicionalistas como el suyo, aquellos avances de la cultura comercial le eran parcialmente ajenos. Lo hacían sentir viejo, en cierto sentido. Dejando los escalones detrás suyo, iba repasando en su mente qué debería comprar. Ya no recordaba la última vez que se pasaba por una tienda de videojuegos, al menos desde… claro, desde el accidente. Sacudió rápido la cabeza en el momento que llegaba ese pensamiento, no iba a permitirle arruinarle tan excelente día.

A ella no le atraían los juegos de deportes, así que aquello ya quedaba descartado. Las exageradisimas imprecisiones de los rpg fantásticos eran cómicas en su juventud, pero entre más fueron creciendo, más indignantes empezaban a volverse. Lo juegos de pelea siempre eran una buena opción; él disfrutaba lo mucho que ayudaban a desarrollar los reflejos, aunque el ardiente espíritu competitivo de su hermana siempre le daba aplastantes victorias, y eventualmente se cansaba de lo relajado que él se los tomaba.

Llegando a la tienda, la respuesta a su incógnita parecía esperarlo allí mismo, en la sección de recomendaciones. Había una figura inmensa de All Might, con las manos en sus caderas en su heróica pose característica. Era tan descomunal… a Akira le dio piel de gallina el pensamiento de que aquella estatua fuese de tamaño real. Y detrás de esta:


¡ALL MIGHT: THE HEROE'S COMMITMENT!


Los juegos de superhéroes rara vez lo decepcionaron, así que pasó detrás de la enorme estatua a tomar casualmente la última caja que quedaba. Según la información de la misma, era un beat-them-up de gran dificultad... ¡Y cooperativo! Precisamente lo que buscaba. Definitivamente, aquel mismo era su día.


[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?

"Bueno, si son idiotas, alguien tiene que preocuparse por ellos, ¿No? Y quién mejor que otro idiota."
Gracias Vin ♥️:
avatar

Dromes :
20332
Reputación :
5
Mensajes :
100

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Re: ARE YOU A TRUE HERO? || Priv. Mido-kun

Mensaje por Midoriya Izuku el Miér Jul 05, 2017 8:29 pm

¡El día había llegado, realmente al fin había llegado! Además, encima era uno en el cual el clima estaba de lo más agradable, como si todo aquel día fuera un conjunto de buenas vibraciones a mi alrededor. Había despertado aquel día de forma algo perezosa, con la alarma de mi reloj puesta a comienzos de la mañana, pero no tardé en recuperar mis energías habituales al recordar qué ocurriría más adelante. Debía madrugar aquel día, me veía en mi obligación, ya que al fin y al cabo...

Música Ambiental 1:

¡¡El videojuego de All-Might saldría a la venta!!


Aún estaba sin poder creerlo. Tras tantos meses de espera, informándome una y otra vez vía internet del desarrollo del videojuego hasta entonces, al fin había llegado el día: El lanzamiento oficial del videojuego de All-Might, mi héroe preferido de todos. Desde hace un buen tiempo, se filtró por las redes la increíble noticia de su desarrollo, y desde entonces estuve en vilo sobre nuevas noticias... Y finalmente, hoy es el día acordado del lanzamiento de dicho videojuego. No era fan de éstos, ¡pero si era uno de All-Might, me veía obligado a comprarlo sí o sí! Y era por eso mismo por lo que aquel día me levante casi cuando el Sol estaba ocupando el horizonte recién, al alba. Era un juego tan esperado por los fans de dicho superhéroe, que estaba seguro que si no era de los primeros que acudía a las tiendas de videojuegos más próximas, acabaría por quedarme sin éste... Ya que las ventas se dispararían. O era rápido, o me quitarían de las manos aquel preciado videojuego... ¡Debía espabilar cuanto antes y salir corriendo a su compra!




[Minutos después. Vestido de forma casual y corriendo por las calles de Éadrom con prisas]



-¡¡No puedo perder tiempo!!

Decía para mí mismo mientras recorría con velocidad las calles de la ciudad, sorteando en mi recorrido transeúntes extrañados y algunos incluso asustados por mis prisas. Aquel era un gran día, al menos para mí, por lo que era normal verme atravesar las callejuelas y colinas de Éadrom de tal forma. Incluso llegaba en ocasiones a toparme de frente a jóvenes de mi misma edad o más mayores que yo mismo con mis mismas prisas, apresurándose en dirección al centro comercial de la ciudad para poder comprar finalmente el videojuego de All-Might con sus ediciones limitadas incluídas. ¡No podía quedarme rezagado, o los adelantaba o me robaban el sitio! Por lo que requiriendo casi de todas mis fuerzas en las piernas, mi rumbo hacia dicho centro comercial se vio increíblemente potenciado en lo que a velocidad se refería, comenzando un esprint de larga duración que acabaría dejando atrás rápidamente a los demás chicos que pretendían llegar antes que yo a la tienda de videojuegos.

¿Podría acudir quizás a alguna tienda independiente que hubiera en la ciudad, en vez de a una situada justamente en el centro comercial de ésta, donde se supone circulaba un gran número de gente y con ello un mayor número de rivales contra los que competir por las ediciones limitadas? Para nada. No era buena idea, ya que al fin y al cabo el lanzamiento del videojuego tan esperado era aquel día, pero nada me aseguraba que realmente hubiese salido a la venta en absolutamente todas las tiendas de videojuegos... Al menos, ¡tenía la certeza de que en la que se situaba en el centro comercial tendría dichas entregas asegurado!

-Finalmente... Llegué...- Dije entre jadeos, en la entrada a la tienda especializada en videojuegos mientras posaba ambas manos en mis rodillas flexionadas, en una postura exhausta, tratando de recobrar el aliento que había llegado a perder en aquel esprint tan extenso que me di anteriomente. Mi respiración era algo pesada y perezosa, pero realmente tal cansancio tomó un segundo plano en todo aquello cuando mis orbes esmeralda se quedaron fijos en la majestuosa figura a tamaño real de mi superhéroe preferido: ¡En efecto, All-Might! Aquel sujeto no podía asombrarme más. Algunos dijeron que llegó a salvar a 100 personas de un incendio en un edificio en menos de 3 minutos... Otros, que acabó él solo con el villano más temible que asoló al país de Corea, cuyo poder muchos aún dicen que era exagerado, de un sólo puñetazo, una sola directa... Debía admitir, YO mismo aspiraba a ser como él. Un héroe, un Símbolo de la Paz, ¡la Justicia hecha hombre! Quizás fuera un sueño demasiado lejano, quizás no pudiera realmente llegar a ser igual de deslumbrante siquiera que era siempre... Pero soñar es gratis, ¿cierto? ¡¡Debo apuntar a lo más alto... Y eso era, por supuesto, All-Might!!

Figura a tamaño real (Como me imaginé (?)):

No tenía tiempo que perder. Hice uno de mis mayores esfuerzos en aquel día para desviar mi mirada de dicha figura a tamaño real de mi héroe preferido, dirigiéndola a un lado en busca de los estantes donde se repartieran las entregas limitadas de dicho videojuego... ¡¡Percatándome con ello que sólo quedaba uno!! ¡¡Oh, no, debo de apresurarme antes de que alguien...!! -... Me lo quite de las manos...- Balbucee estupefacto, deteniendo el esprint explosivo que acababa de comenzar al ver aquella caja llena de "extras" únicos junto al videojuego "All-Might: The Heroe's Commitment" siendo tomada delante de mis ojos por un chico algo más alto que yo aparentemente, de pelo negro y ojos grisáceos aparentemente, con una despreocupación tal que incluso llegó a ser hiriente ante mi propia desesperación...


"... P-Pero..."

-... Esperé... Tanto por...- Continuaba murmurando para mí mismo sin darme cuenta de que estaba hablando en voz alta, en dirección hacia aquel chico mientras alzaba mi brazo derecho en su dirección y apuntaba con el índice de forma perezosa y tambaleante la caja que éste sostenía, arrastrando mi voz como si cada palabra pesara demasiado como para ser siquiera articulada. De pronto, mis ilusiones y alegría que había llegado a reunir aquella mañana por la llegada a las tiendas del videojuego que tanto esperé durante todos estos meses... Se hicieron añicos.


-... No puede... Se--


Música Ambiental 2:


-¡¡QUIETO TODO EL MUNDO!!- Se escuchó en ese instante un grito gutural justo a mis espaldas, notando en ese mismo momento un golpe contundente en mi coronilla, haciendo que cayera algo rendido al suelo, mareándome levemente... Todo me daba vueltas, giré en ese momento mi cabeza algo desorientado y confuso para ver qué demonios ocurría... -¡¡QUIEN SE MUEVA NO LO CUENTA!!- Vociferó el mismo sujeto de antes, el cual era uno enorme, de apariencia fornida y trajeada de etiqueta, con una máscara extraña tapando su rostro, como si acudiera a una fiesta de disfraces... -¡¡¡F, HAZTE CARGO DE LA CAJA, N Y YO NOS ENCARGAREMOS DE LOS CIVILES!!!


Máscaras:


Quizás fue en ese mismo momento de lucidez que tuve ante mis ojos cuando me di cuenta...


Nos encontrábamos en medio de un atraco, y no era sólo un atraco a una única tienda del centro comercial. No... Todo el maldito centro comercial acababa de entrar en un parón, acababa de ser dominado por aquella banda organizada que acababa de tomarnos como rehenes, armada con armas de fuego tales como M-16, aquellas llamadas "AK-47"... Apuntándonos con ellas de forma amenazante y golpeándonos con sus culatas en nuestras cabezas si oponíamos la mínima resistencia, justo como hizo el aparente lider de la pandilla conmigo al entrar en escena.

M-16:

AK-47:

-... A-Ay...- Me aquejé levemente, arrascándome algo adolorido la coronilla para ver si de esta forma calmaba un poco el dolor punzante que reinaba en dicha zona, mientras miraba de reojo a los asaltantes y, muy discretamente, me alejaba a rastras de ellos poco a poco, topándome con el chico pelinegro de ante sin querer... -... M-Menudo problema... ¿Cierto...?


-¡¡¡CALLEN DE UNA VEZ!!


Hablo - Narro - "Pienso"


¡I.W.E. IS LAIF! <3:

Thx Vin <3 (?:


¿Acaso eres un Villano?:
avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
40808
Reputación :
10
Mensajes :
205

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Re: ARE YOU A TRUE HERO? || Priv. Mido-kun

Mensaje por Akira Tohsaka el Vie Jul 14, 2017 2:16 pm

Los ojos grisáseos del joven analizaban la caja con puntual interés, y una sonrisa de satisfacción le brilló en el rostro. Debía de ser precisamente lo que venía a buscar, pero…

Bajó la vista hacia su izquierda, en dirección a aquel extraño sonido que había oído. Cruzó miradas con el pequeño peliverde, algunas cabezas más pequeño que él, y lo primero que nota es sus ojos húmedos y desesperanzados. La preocupación le invade instantáneamente el rostro.

- ¡O-o-oye! ¿Te encuentra-?

Soltando una más que obvia preocupación en sus palabras sobresaltadas, lo siguiente que hace es seguir con la mirada la dirección de aquel pequeño índice, que avanzaba hacia él. La trayectoria da directo hacia la caja que sostenía entre sus dedos.

Oh.

No era difícil sumar dos más dos y comprender el origen de las penas que estaba pasando el pequeño. Qué mal… aquel sería el regalo ideal para su hermanita… pero no podía negarle ese juego a aquel añorante pequeño, él mismo no podría perdonárselo jamás.

- H-hey, no, tranquilo. ¿Lo quieres, verdad?

Sin pensárselo mucho -pues si lo hacía se arrepentiría-, estaba considerando dárselo o al menos ofrecer un acuerdo, cuando sus palabras fueron interrumpidos por gritos. Reinó un silencio de muerte mientras esos ominosos pasos hacían eco por la habitación. Las facciones del chico se volvieron serias, muy serias…era curioso que un civil de su edad, totalmente desarmado, no delatara temor ante semejante incidente Antes de que los criminales tomasen la palabra, cruzó los brazos tras su nuca, ambas palmas apoyadas en sus rizos negros, y se arrodilló. Parecía que ya se conocía el protocolo completo, quizás no era el primer atraco en el que se veía involucrado. Él sabía que no sería el último.

Sus ojos se abrieron como platos al oír aquel terrible impacto que le dieron al niño, y tuvo que ahogar el suspiro de frustración, para no llamar la atención. El rencor empezaba a arder en esos orbes grisáceos. Uno notó la mirada que tenía Akira en los ojos, y se acercó hacia él.

- Y tú tranquilito también, ¿Eh?

Amenazó un corpulento hombre en máscara de tiburón, quien le apoyó el caño en la sien y lo empujó un poco. Notó que estaba caliente.

- Mis chicos se ponen muy nerviosos con las voces molestas, y pueden disparar por reflejo si abren la maldita boca. No queremos ningún lamentable accidente, ¿Verdad? Así que mejor que guarden silencio.

El chico se quedó inmóvil, en silencio, mordiéndose el labio. Lo único que se movía eran sus pupilas, atentas a cada uno de los asaltantes, analizándolos. Escuchó al joven a su lado, que había sido golpeado tan violentamente. Se le hizo un nudo en la garganta y le brillaron los ojos… y entonces la vio. Frente a ellos había una enorme sombra que los ocultaba… ¿O mejor dicho, que los protegía? Podía reconocerla a la perfección, era la imponente sombra de All Might.


“Never fear, for I am here!”


Las palabras que había oído en aquel heroíco salvamento ahora le hacían eco en su cabeza. Lo sabía, él tenía la posibilidad de hacer la diferencia…

“Pero… había jurado colgar esa máscara después de lo que pasó. No quiero volver a atraer esa atención sobre mi, sobre ella.”

¡No! No había excusa que le valiera. No podía quedarse cruzado de brazos mientras los pobres inocentes peligraban. Si alguien moría por culpa de su miedo, ¿Cómo podría dormir por las noches? Ya no tendría excusas para no actuar. Ni hoy, ni nunca más.

Oculta entre sus rulos, una pequeña esfera negra se formó en la punta de su índice, saliendo disparada como una canica hacia una pila de videojuegos. Aquello produjo que varias cayeran y causaran un alboroto, llamando la atención de los asaltantes, y mientras estos se volvían hacia allí…


Epic music is epic:


- Tranquilo.

Sus palabras eran gentiles, y radiantes de confianza, mientras le dirigía la mirada al joven y le apoyaba los dedos sobre sus cabellos.

- ¡Porque yo estoy aquí!

Se tomó aquella frase prestada, no sólo para apaciguar el temor del chico, quien claramente lo admiraba, sino el suyo propio. Una intensa explosión de oscuridad translúcida ocurrió alrededor del alto joven, donde el negro y el bordó se intercalaban en una misteriosa amalgama. E impulsado con un inmenso salto, salió despedida una figura totalmente diferente:

Spoiler:

Su saco ondulaba ante las corrientes de energía, de donde las últimas llamas negras se desprendían en el aire. Un antifaz le cubría el rostro, entre cuyos detalles se ilustraban dos intensos ojos carmesí. Aquella lúgubre estética aparentaba ser un héroe, pero eso era lo de menos. El heroísmo se define en con acciones.

¡¡Time Altter: Accel!!

Era una técnica peligrosa y demandante, pero no tenía tiempo para ser cuidadoso, eso de lo dejaba a aquellos que no tuvieran vidas en juego. Ya luego se lamentaría de los efectos secundarios.

“No me puedo permitir ningún fallo, ninguna duda, ningún temor… todo tiene que ser perfecto, ¡TODO!

Su maná fluyó como un torrente por su sistema nervioso, su cerebro trabajó al máximo, y todo el mundo a su alrededor empezó a ralentizarse como un efecto cinematográfico. Su cuerpo iba a la misma velocidad que el resto del mundo, pero su cerebro no, y esa era la ventaja donde depositó toda su confianza, haciendo un velocísimo análisis de la situación. Habían seis enemigos, armados con armas de gran calibre. La situación no estaba a su favor, pero no iba a dejar desanimarse. No más.

Enfocó su maná en la mano izquierda “Tiene que ser perfecto… “ mientras la derecha la llevó a su saco. Retiró de su baraja tres de sus cartas de acero quirúrgico, y calculó la trayectoria hacia sus objetivos “Tiene que ser perfecto…” dando tres giros de la muñeca al arrojarlas a su destino. Mientras tanto, el maná que había empezado a reunir adoptó la forma de un extenso látigo, de la misma oscuridad ectoplásmica de la que había salido instantes atrás. Sacudió el brazo en dirección a su objetivo, pretendiendo que este se aferrase del arma de uno de los criminales “Tiene que ser perfecto…!” y con un veloz tirón, golpeó con el arma el rostro del criminal, impactando desde debajo hacia su nariz, y el shock fue directo al cerebro. ¿La mejor parte? Su inmenso cuerpo se desplomaba sobre la inmensa estantería de videojuegos a su espalda, la cual se avecinó sobre el asaltante que había en aquel lado, quedando aplastado y atrapado bajo el enorme peso.
Mientras tanto “¡TIENE QUE SER PERFECTO!” las tres cartas que había arrojado alcanzan sus objetivos, clavándosele en los ojos a otros tres criminales, y con ello sumando tres incapacitados a la lista. El último, y el primero que había calculado, su cara estaba justo al otro extremo del salto de Akira, cuya planta del pie cae de lleno en el rostro y lo tumba contra el suelo, inconsciente ante el doble impacto.

Todo transcurrió en escasos dos segundos, pero para Akira fue un tiempo extenso de inmensa tensión. Pero para su gran satisfacción personal, cumplió su objetivo.

“¡Lo hice!”

Aprieta fuerte el puño, lleno de orgullo de su plan desenvolviéndose a la perfección. No era fuerte, ni ágil, pero la astucia era una virtud en la que siempre podía confiar. Quizás sus tiempos de héroe aún no debían terminar…

Pero, un momento, faltaba alguien. Entre los seis incapacitados no contó al gigante de la máscara de tiburón, el supuesto líder. Buscó ansiosamente con la mirada, pero la respuesta estaba a su espalda: a punto de darle el culatazo de su vida.


[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?

"Bueno, si son idiotas, alguien tiene que preocuparse por ellos, ¿No? Y quién mejor que otro idiota."
Gracias Vin ♥️:
avatar

Dromes :
20332
Reputación :
5
Mensajes :
100

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Re: ARE YOU A TRUE HERO? || Priv. Mido-kun

Mensaje por Midoriya Izuku el Vie Ago 18, 2017 9:12 am

Sentía un dolor intenso en la cabeza, provocado por aquel golpe con el arma que me dio uno de aquellos atracadores que en ese instante se encontraban amenazando a los civiles presentes con sus armas de fuego y, con ello, reduciéndolos y arrodillándolos. "Ah... D-De veras, esto es un problema...". Sentía mi corazón palpitar y, como efecto curioso del golpe sufrido en la mollera, también hacerlo mi cabeza al son de los latidos de mi corazón. Debía admitirlo, sentía miedo. Al fin y al cabo, siempre que me enfrentaba contra otros criminales en las calles, éstos eran simples pandilleros que solían ir armados como mucho con bates y navajas... Pero sin embargo, las armas de fuego cobraban un nivel de peligro desorbitado en comparación. Los atracadores que nos asaltaron en cuestión de un segundo se encontraban todos con máscaras extravagantes y diferentes cada uno, llamándose y hablando entre sí usando "nombres en clave", en forma de simples letras del abecedario.

Me encontraba algo adolorido, mientras imitaba las posturas de los demás clientes de la tienda y me mantenía de rodillas, con ambas manos sujetas a mi nuca, entrelazando sobre ella mis dedos entre sí. "... Debo... ¡Debo hacer algo...!", pensaba una y otra vez en mi mente. Al fin y al cabo, habían niños en aquella tienda los cuales se encontrarían de lo más asustados y, si perdieran los nervios, a saber qué podrían hacer y con ello ocurrir... "Debo detenerlos, debo detenerlos... ¿¿Cómo lo vas a hacer, Izuku...?? Piensa, piensa...", me animaba yo mismo en mi mente, mientras mis ojos escrutaban el interior de aquel local con cierta desesperación marcada en ellos. Debía haber alguna forma... Pero aquellos criminales estaban al tanto de todo, y si me moviera bruscamente para comenzar a pelear con ellos, las balas volarían... Y no sería yo sólo el único que saldría malparado de todo ello, de seguro...

Me encontraba sumido en mis pensamientos, analizando todo posible plan, toda estrategia que podría tomar para parar a dichos asaltantes y, con ello, reducirlos sin que ningún civil saliera herido... Pero cuanto más pensaba, más me daba cuenta que era una situación de lo más precaria en la que nos encontrábamos. Sin embargo, aún con todo lo que me encontraba reflexionando mientras esperaba el mejor momento para actuar, dicho margen de tiempo que podría aprovechar para maniobrar no llegaba... Y, antes siquiera de pestañear un par de veces, me di cuenta de una figura postrada justo frente a mí y al chico de pelo negro con el cual me topé antes, encontrándose en ese entonces a mi lado: Con una postura magnífica y majestuosa, la figura de All-Might se postraba frente a nuestros incrédulos ojos. Se encontraba firme, dando la cara a los asaltantes con una enorme sonrisa. Aun cuando simplemente se trataba de una figura a tamaño real, aquella imagen era de lo más inspiradora, al fin y al cabo se trataba de mi héroe más admirado... Y en ese instante, mi interior comenzó a volverse cálido, lleno de agitación. La adrenalina comenzó a correr por mi cuerpo, la confianza invadía mi mente y mis músculos, los cuales se tensaban y con ello preparaban para la venidera acción que yo mismo pensaba causar...


Plus Ultra! [Ambiental]:


Pero en ese mismo instante, cuando mis piernas comenzaban a tensarse para saltar a embestir a uno de los atracadores... Aquel chico de pelo negro que se encontraba a mi lado entró en acción.


Era realmente impresionante. Pude apreciar de reojo que éste se veía diferente, que su rostro... Se veía diferente a antes. Exacto, pude apreciar que se acababa de poner una especie de "antifaz", una máscara que cubría parte de su rostro. Su semblante en sí pasó a transmitir cierta precisión y seguridad en sí mismo, mientras veía cómo de un salto y en unos pocos segundos, el chico de alguna forma consiguió reducir a todos los asaltantes de la tienda. Un par de segundos necesitó para que, con una especie de cartas y un látigo mágico, se deshiciera de 5 criminales con eficacia y rapidez innatas, mientras hacía todo aquello en medio de un tremendo salto el cual llegó su pie a aterrizar en la cara de uno de los asaltantes restantes, tumbándolo con agresividad con ello y dejándolo inconsciente del impacto en el suelo. Un par de segundos hizo falta para acabar en un abrir y cerrar de ojos con 6 criminales a la vez...

"... I... Increíble...". No podía reprimir una fascinación inmensa inundar todo mi ser. ¿Acaso él se trataba de otro superhéroe? ¿De veras acaba de crear de la nada un "látigo" con sus propias manos...? ¿Acaso era una especie de mago...? Mi rostro no dejaba apenas cabida a más perplejidad y asombro, mientras notaba cierto peso en mis hombros ser descargado de ellos. Mis músculos se relajaron levemente al espectar la escena que acababa de protagonizar aquel extraño sujeto de cabellos azabache, ciertamente aliviado. "... ¿Ha acabado tan rápido...?".


Nada más lejos de la realidad.


You say run... [Ambiental]:


Una extraña sensación comenzó a invadirme. ¿Adrenalina? Quizás. ¿Peligro inminente? Eso estaba seguro. Notaba mi sangre fluir por mi cuerpo con gran intensidad, ardiendo al punto de notar cómo el One For All se activaba casi por instinto por todo mi cuerpo, dibujando a lo largo de mi piel lineas brillantes, como si mis venas mismas hubiesen cobrado brillo propio... Entrando con ello en estado Full Cowl.


Estado Full Cowl:


No podía quedarme parado, viendo cómo uno de los criminales que tanto el chico de pelo negro como yo llegamos a pasar por alto se encontraba a punto de arremeter un culatazo con su arma en la cabeza del misterioso héroe -¡¡Detroit...- Comencé a vociferar, imitando en parte con ello a mi superhéroe preferido mientras mis piernas daban un gran y potente brinco en dirección al aparente líder de la banda. La adrenalina controlaba mi cuerpo casi por completo, mientras cargaba en el aire en el aire en dirección hacia el enemigo, tomándolo con ello por sorpresa y apenas dejándole un segundo de reacción para entonces notar cómo mi puño derecho se incrusta en el rostro ajeno con violencia, rompiendo en mil pedazos la máscara que llevaba y dejando al descubierto su rostro, notando su carne temblar ante aquel tremendo impacto en mis nudillos.


-... SMASH!!


Detroit Smash!:

Al encontrarme en estado Full Cowl, mi brazo derecho no se quebraría y, a cambio, restaría poder al ataque... Pero aquello también era una ventaja, ya que de esta forma el enemigo tan sólo se quedaría inconsciente. Correría peligro de morir si usaba el 100% de mi poder en dicho puñetazo... Y prefería evitar toda baja posible. Tras aquel ataque, siguió el enemigo saliendo por los aires en dirección a las estanterías restantes en pie de la tienda, chocando con ellas y con ello llegando a romper ciertos estantes, mientras caía rendido junto a éstas, o más bien sobre éstas.

Tras aquello, mi cuerpo se desplazó un poco más hacia delante en el aire, para entonces notar mis pies aterrizar en el suelo del local con ligereza. Jadeos algo pesados inundaban mi ser, mientras apretaba mi puño con fuerza para deshacer con ello el cierto entumecimiento que sentía en ese entonces... Para luego, girarme en dirección al chico de cabellos negros, con un rostro sonriente aunque a su vez algo intimidado. Debía admitirlo, tras aquel golpe que le acababa de propinar al asaltante jefe, llegué a pensar mejor en el peligro al cual me enfrenté, imaginándome lleno de balas en mi mente... Y debía admitir que cierto temor tuvo lugar en mi interior una vez ya todos los criminales aparentes se encontraban inconscientes.


Expresión (?):


-H-He de reconocer... Qu-Que has sido impresionante...- Elogié en ese instante al misterioso sujeto, con un tono algo tímido y a su vez tambaleante, para entonces escrutar con mis orbes esmeralda el interior de la tienda, asegurándome con ello que no quedaba ningún criminal más -Y-Ya están a salvo. Refúgiense tras el mostrador, así estarán seguros- Traté de calmar aparentando la mayor seguridad y decisión posible en mis palabras a la clientela del lugar, observando cómo ésta, perpleja, hace caso a mis palabras y se las apañan para ocultarse tras el mostrador y ciertas estanterías de la tienda.

-... Es posible que no sea la única tienda que fue asaltada en el centro- Reflexioné mientras llevaba mi mirada a su vez en dirección al chico de pelo azabache junto al que me encontraba, escuchando de fondo cierto barullo, e incluso disparos que esperaba fueran al aire para alertar a las masas -Yo... Pienso acabar con todo ésto. Sea lo que sea, parecen querer asaltar todas las tiendas del lugar a la vez... Y hay civiles en peligro, no puedo quedarme de brazos cruzados...- Ya en ese entonces parecía reflexionar para mí mismo que el estar dirigiéndome al contrario, para entonces lanzarle una mirada finalmente decidida -... Gracias a ti, fui capaz de despertar al fin. Te lo agradezco. Ahora, debo encaminarme a las demás tiendas... Habrá gente de lo más asustada...- Dije aquello con segunda intención, a decir verdad. Al fin y al cabo, buscaba la cooperación de aquel misterioso chico, que hasta entonces mostró tener en un momento una habilidad y audacia innatas... Y realmente podría tratarse de un valioso aliado en todo aquel lío en el que acababa de meterme...


Habilidades:
One For All Full Cowl: Izuku permite que el "One For All", la fuerza licántropa la cual desconoce de su existencia pero que llamó él mismo de dicha forma, recorra todo su cuerpo. En esta forma, su velocidad, fuerza, movilidad y agilidad se ven potenciadas en un 25%. En el mismo post es capaz de reunir y distribuir por su cuerpo el poder, llenándolo de marcas que parecen sus propias venas reluciendo de colores brillantes. No tarda apenas en distribuir el One For All, por lo que puede ser activado en el momento en el que Izuku lo crea necesario. Sin embargo, este estado tan sólo puede llegar a durar hasta 4 posts del propio usser. En dicho estado, Izuku puede clonar las habilidades 2 (Detroit Smash) y 3 (Texas Smash), limitando su poder hasta lo que el cuerpo le permita resistir sin que ocasionen heridas graves ni rompan sus huesos, recortando su eficacia un 50%.

Duración y recarga: 3 posts siguientes (sin contar éste) de duración. 5 de recarga.

(100%) Detroit Smash: Izuku utiliza todo su poder One For All reunido en uno de los brazos, para lanzar un puñetazo directo a su oponente y descargar un gran golpe en él, revolviendo el aire que y creando fuertes ondas de choque que barren la zona que los rodee hasta unos 10 metros de distancia (En el estado One For All Full Cowl, esta distancia se ve acortada a 5 metros). Necesita de un turno para reunir todo el poder en uno de sus brazos antes de descargarlo. Una vez utilizada la habilidad, el brazo con el que se hizo quedará roto y en mal estado.

Recarga: 2 posts.


Hablo - Narro - "Pienso"


¡I.W.E. IS LAIF! <3:

Thx Vin <3 (?:


¿Acaso eres un Villano?:
avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
40808
Reputación :
10
Mensajes :
205

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Re: ARE YOU A TRUE HERO? || Priv. Mido-kun

Mensaje por Akira Tohsaka el Dom Sep 03, 2017 1:13 pm

Ambientación:

Con su mano en la sien, tratando de apaciguar la punzante migraña que le causaba su poder, el chico subía y bajaba su pecho agitadamente, aún recuperando la compostura. No por el esfuerzo físico, sino por los nervios. Sabía que el más mínimo error en su plan habría puesto su vida en enorme peligro y, sin embargo, todo había salido al pie de la letra. Una sonrisa de satisfacción y orgullo se reflejó en su rostro.

Estaba tan satisfecho con el despliegue de sus capacidades, que se le había pasado por alto un detalle crucial: El número de criminales no cuadraba. Y para cuando escuchó aquellas fuertes pisadas a su espalda, ya sería demasiado tarde para reaccionar. Sus ojos se abrieron como platos cuando vio aquella gruesa arma que iba a impactar directamente hacia su cráneo, pero…


¡¡…!!


Él también fue salvado. Se quedó atónito unos momentos, procesando que aquel mafioso había salido despedido víctima de un enorme impacto, y su mirada se volvió bruscamente en la dirección donde cayó, varios metros de distancia. Con la misma velocidad se volvió en la dirección opuesta, encontrándose con que la única persona presente además de él: Aquel pequeño joven, tan intimidado segundos atrás.

- ¿T-tú hiciste eso?

Preguntó atónito, aún ya sabiendo la respuesta, pero necesitaba una reconfirmación de parte de aquel chico. Después de escuchar aquellos sinceros halagos de parte del pequeño, el joven del antifaz dio un par de parpadeos, sorprendido, y luego se rascó la nuca, soltando una risa invadida de cierta vergüenza. La oscura imagen que daba con su uniforme y sus ojos rojos contrastaba notablemente con lo humilde de su carácter.

- Bueno, abusar del factor sorpresa siempre ha sido mi especialidad -confesó, tratando de hacer poco de sus logros-. Además… -continuó, expresando una mayor seriedad tanto en sus palabras como en sus facciones- … Cuando es por el bien mayor, es mucho más fácil sacar tu máximo potencial, ¿Verdad?

Exclamó, marcando una confiada sonrisa en el rostro mientras se ajustaba los guantes.

- …¿Despertar?

Consultó con curiosidad, ladeando la cabeza a un lado, confundido por aquellas palabras. Dirigió una seria mirada al exterior de la tienda, analizando la situación mientras escuchaba las palabras de su compañero. No se oían gritos ni disparos, pero sí varias pisadas que iban y venían. Parece que nadie había escuchado la escena que habían montado los dos jóvenes héroes. Cuando escuchó la próximas acciones que tomaría el chico, bajó la mirada hacia él.

- No hables en singular, chico. Estamos juntos en esto.

Exclamó con firmeza, apoyándole su mano en el hombro y exponiendo una amplia sonrisa… algo que había aprendido del héroe que compartían.

- Llámame Joker en lo que dure nuestra operación. Dejemos la presentación de verdad para cuando todo termine, ¿Te parece?

Sugirió, adoptando ahora un tono mucho más formal. Alzó una palma en alto, y entre sus dedos empezó a revolverse una estela de humo negro, ondeando suavemente mientras poco a poco empezaba a adoptar consistencia. Sin embargo, el rostro del chico demostraba no estar atento en ello; sus ojos se dirigían hacia una de las tiendas contiguas, enfocando su oído.

- ...Parece que cada grupo está ocupándose de una tienda individual, y no comparten muchas líneas de comunicación. Tengo un plan. Yo me llevaré a los civiles por la salida de emergencia de esta tienda, y me ocuparé de despejar el camino para que tengan una retirada segura hasta el exterior. Tú ocúpate de lo que puedas, y si liberas algún civil más, guíalo a esta tienda y que tome la salida trasera.Ten cuidado de no ponerte en mucho riesgo, aunque por suerte, estos sujetos claramente no están experimentados en verdadero combate, sólo saben intimidar. La gran mayoría no debe haber disparado en su vida, salvo al techo en forma de amenaza.

La seguridad con que hablaba el chico dejaba en claro no sólo que ya tenía experiencia como líder, sino incluso con organizaciones como aquella mafia. El humo que emanaba de su palma finalmente había tomado forma, y eran tres distintos objetos: Un par de guantes, ligeros y cómodos como la tela pero extremadamente resistentes; un antifaz, y dos pequeños intercomunicadores.

- Vi que eres bueno en el combate cerrado. Por si alguno lleva una protección bajo la ropa, mejor que cuides los nudillos. La máscara es… bueno para esconder nuestra identidad de civiles. Sólo por si alguno escapa y se lleva el chisme, a su organización. No tanto por nosotros, sino por nuestros cercanos. Las mafias juegan sucio una vez que llegan a rastrearte.

Sus palabras fueron un poco más agrias al dar esa última aclaración, sosteniendo la mirada hacia el pequeño. De repente, reaccionó, dando un par de rápidos parpadeos.

- .Lo siento, estoy… estaba, acostumbrado a tomar el liderazgo en estas situaciones, debo haber sonado como un terrible mandamás -rió un poco por lo bajo-. Acordemos entre ambos, ya que estamos juntos en esto.

Añadió luego, colocándose uno de los intercomunicadores en el oído y entregándole el resto de sus creaciones al chico.


[...]


- Vamos, ¡Síganme! Nos vamos de aquí.

Pese a que su indumentaria insinuaba mucho más la estética de un villano, el pelinegro tenía cierto carisma de líder, pues no tardó en calmar los nervios de los civiles y llevárselos consigo. Asomándose fuera de la tienda de videojuegos, el pequeño héroe de verdes cabellos descubrió a una pareja patrullando. Uno de ellos era un hombre mayor, de facciones esbeltas y barba recortada, con una larga cola de caballo exteniéndose por detrás; vestía un fino traje negro sin decorativos, ceñido por su gruesa musculatura. Su compañera era mucho más llamativa: Una chica alta, de un curioso cabello en degradados turquesa y rosa, sujeto en dos grandes coletas altas que se afelpaban por sus abundantes rizos. Ella usaba igualmente un traje de vestir de hombre, de un irregular rojo intenso y al cuerpo, resaltando su figura curvilínea; y una corbata con diseños de gatitos.

Him:
Her:


- ¡Aaaahhhh! Este debe ser mi trabajo más aburrido de la semana.

Protestó sonoramente la chica, cruzando los brazos tras la nuca mientras dejaba escapar un largo suspiro. Su compañero hizo caso omiso a sus palabras, cosa que sólo la irritó aún más.

- Heeey, ¡No me ignores! -protestó, dando un pisotón al suelo- ya es bastante aburrido no poder ponerle un dedo encima a nadie, al menos dame algo de charla.

El pelinegro arqueó una ceja por encima de sus lentes, juzgando con desaprobación su reniego.

- Después de ver tu irresponsabilidad, lo último que me interesa es dirigirse la palabra -respondió en un tono desganado, ajustándose los lentes-. Ya bastante mal quedó nuestro escuadrón por tu masacre con los civiles.

Protestó aquel hombre. En ese momento, los ojos del pequeño captaron algo en las ropas de la chica: Su traje no era de un rojo irregular, tenía manchas de sangre. Ella siguió caminando a su lado, silente e inexpresiva.

- Por lo menos siete pedidos de rescate se han arruinado, sumado a lo informal que se verá ahora nuestra operación. Al jefe no le gustará cuando le cuent-.


Ambientación (opción 1):
Ambientación (opción 2):


Y sus palabras quedarían inconclusas permanentemente. Una ancha hoja en forma de guadaña recorrió su cuello de lado a lado, como si aquel cuerpo no hubiese ofrecido la menor resistencia. Fue un corte tan preciso e instantáneo, que la única prueba de que realmente había ocurrido era la sangre en el arma.  Ésta arma era esgrimida por la chica, que al abrir sus dedos se disolvió en una estela carmesí. Rápidamente atrapó la cabeza entre sus dedos.

- No tendría que haberte pedido hablar, si al fin y al cabo sólo eres un viejo amargado, ¿Verdad?

La chica tomó el labio inferior de la cabeza y lo abrió y cerró, fingiendo que éste respondía con una voz burlona y aguda.

- Así es, un viejo gruñón que sólo sabe quejarse y jamás se divirtió en su vida.

“Respondió” la cabeza mientras su cuerpo se desplomaba al suelo, empezando a teñirlo de sangre. Observando de reojo, las orbes de la fémina se fijaron en una silueta que no compartía sus uniformes.

- Oh, ¿Y tú qué haces aquí afuera, pequeñín?


Consultó con una extraña amabilidad, haciendo rebotar la cabeza cercenada de una mano a la otra como si fuese una pelota.


[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?

"Bueno, si son idiotas, alguien tiene que preocuparse por ellos, ¿No? Y quién mejor que otro idiota."
Gracias Vin ♥️:
avatar

Dromes :
20332
Reputación :
5
Mensajes :
100

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Re: ARE YOU A TRUE HERO? || Priv. Mido-kun

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.