FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
BÚSQUEDA DE STAFF
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
GRADUADOS Y
CONDECORADOS
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Retorno. Lágrimas bajo la lluvia. (Priv. Lyris Apollon)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Retorno. Lágrimas bajo la lluvia. (Priv. Lyris Apollon)

Mensaje por Turambar Kento el Mar Jun 20, 2017 6:30 am

¿Alguna vez has vuelto a tu hogar, solo para darte cuenta que ya no te sientes igual? Es una sensación extraña, ya no sentirte como antes. Caminar por las mismas calles, el mismo cielo, casi el mismo ambiente, pero de la nada es como sentirte igual que un perfecto extraño. Ese era el sentimiento que me invadía en aquel momento, solo deambulaba por las calles como un fantasma, y aparentemente nadie me notaba, solía recordar cuando caminaba, cuando trotaba, cuando hablaba con la gente, esa sonrisa que tenía, y solo me decía entre dientes: “Idiota, no tienes nada porque sonreír”.

Pese a odiarme a mí mismo, había algo que me molestaba, semanas antes había estado en otro lugar, procuraba moverme bastante buscando diferentes pistas que informantes al azar me pasaban, me enfocaba en una noche en la que descansaba tras haber estado todo el día siguiendo una pista que resulto ser por completo falsa. Esperaba en una taberna a que llegase lo que ordene para cenar, quizás soy paranoico, pero empezaba no sentirme bienvenido, no por la gente de la taberna, sino porque había sujetos extraños que me miraban, sentí una amenaza inminente de su parte y estaba dispuesto a pelear si era lo que querían, no obstante, antes de que estuviesen cerca de mi alguien se acercó a mi mesa y se sentó delante de mí, preguntando si podía acompañarme lo que hizo que esos tipos se fueran.



-Buenas noches caballero. – Dijo el extraño que acababa de sentarse frente a mí. – Aun no me presento, me llamo Stephen Strange. –
-Se muy bien quien eres, hechicero supremo. – Interrumpí antes de que terminara su oración, lo que no pareció molestarlo, al contrario, parecía feliz de que supiese de él. –
-Bueno esta parece una muy buena ocasión. – El hombre quien parecía avanzado en edad, pidió a una mesera trajera lo mismo que me habían traído a mí, para luego regresar a mirarme. – ¿A que viene, el amo del destino, a este sitio? si puedo preguntar. – Dijo muy amablemente. –
-Recibí rumores de que mi padre fue visto vagando en las cercanías. – Dije con seguridad, la cual desapareció después. – Investigue todo el día, y no había señal alguna de él. –
-Kento, siento tener que decirlo, pero han pasado años sin que haya habido más que rumores respecto a Kotaru. – Dijo en un tono más serio, lo que obviamente bajo aún más mi ánimo. –
-Se que aún está vivo. Puedo asegurarlo. – Dije más seriamente, y por un breve instante hubo un silencio entre ambos antes que repusiera. – Se que mi padre fue a verte antes de que Novagon callera. ¿Qué fue lo que le dijiste? –
-Él sabía que, lo que estaba dormido en el fondo de la montaña estaba por despertar. Fue a pedir mi consejo. – La comida del doctor llego y luego de recibirlo repuso. – Le aconseje que tomara de nuevo el puesto como dragón alfa, que llamara a los siete clanes de dragones que le juraron lealtad a Stardust y que destruyera a ese monstruo cuando se levantara. Y te diré lo mismo a ti, debes reclamar lo que aun te queda. – Me miró fijamente a los ojos, aunque mi mirada no reflejaba interés alguno por lo que me dijo. –
- ¿Porque siento que ya tenías planeado verme esta noche?, no parece algo que salga por casualidad. – Dije recargando mi espalda en la silla. –
-Eres muy observador. Ese titán demente me preocupa, lleva demasiado tiempo libre. Tarde o temprano fuerzas malignas trataran de contactarlo para aumentar más su poder. – Dijo mientras sacaba lo que parecía un pedazo de pergamino de sus ropas y lo ponía en la mesa. – Mientras venía a buscarte, me topé con algunas cosas interesantes, esta es una de ellas. – Acerco el pergamino para que lo mirara. – Un mensaje escrito en lengua oscura, con una promesa de pago. –
- ¿A cambio de que? – Pregunte incrédulamente, solo para que la respuesta no me gustara. –
-Tu cabeza. Alguien desea verte muerto, y dudo que solo sea el tipo del coliseo. – Lo mire fijamente con un leve sentimiento de miedo. – Kento, no puedes seguir escapando de esto, eres el único que queda con el linaje de Stardust, es tu oportunidad de reclamar tu puesto como el Dragón alfa supremo. Reúne a los siete clanes de dragones, así tendrán la fuerza y poder para vencer a Thanos. Tienes que hablar con los dragones alfa de esos clanes y hacer que cumplan su juramento.
-Los siete clanes le juraron lealtad a quien portara el obsequio del universo, el corazón de las estrellas. Eso es lo único que haría que me aceptaran y por si no lo sabes, la joya se perdió hace años, no tengo ni la más remota idea de donde está. – La tensión entre ambos se elevó un poco, pese a eso, el doctor no perdió su porte. –
-Tus palabras dicen eso, pero tus acciones no concuerdan. No solo estas buscando a tu padre, presiento que hay algo o alguien más, que hace que no quieras asumir tu responsabilidad. – Me relaje un poco no podía confirmar su teoría. – Ya deberías hacerte a la idea, el amor de tu pasado que tanto has estado buscando no volverá. Siento ser yo el que te lo diga, pero al igual que con tu padre, nada te garantiza que ella aún está viva. – Mi enojo fue notorio en mis ojos, aunque lo suprimí. –
-Yo sé que aún lo está, ella lleva consigo un corazón de dragón, es la máxima muestra de nuestro amor. Si no estuviese viva, yo lo sabría. – Trataba de mantener la fe en esa idea. Aunque luego de un lapso de tiempo, Strange se levantó y se dispuso a marcharse. –
-Has pedido mucho y seguro que dolió. Pero en lugar de enfocarte en lo que ya no tienes, deberías ver lo que todavía te queda. – Se marcho de la taberna. –

Esas palabras aún estaban sonando en mi cabeza, de cierto modo me hacían preguntarme si lo que estaba haciendo era lo correcto, que tal si estoy en un error y jamás la vuelvo a ver. Fue tanta la sumisión en mis pensamientos que no note cuando comenzó a llover, me estaba empapando, pero no me importaba, hacia mucho que una lluvia no me provocaba ninguna sensación más que miedo al escuchar los relámpagos. De alguna forma, de manera consiente o inconsciente llegué a la colina donde vi por primera vez a Kana. Solo me limite a mirar al horizonte, a diferencia de la primera vez que había un bello atardecer, esta vez lo que había era una tormenta que a cada segundo se hacía más fuerte, entonces hice una plegaria: “Por favor dame una señal, la que sea será suficiente, de que no estoy equivocado, de que ella aún está viva… por favor”.


Hablo/Pienso/Actuó
[Ryuto Kento] ahora es [Turambar Kento]
avatar

Edad :
27
Dromes :
200
Reputación :
26
Mensajes :
211

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno. Lágrimas bajo la lluvia. (Priv. Lyris Apollon)

Mensaje por Lyris Apollon el Sáb Jul 01, 2017 9:08 pm


H

abían pasado ya unas semanas desde que había vuelto a la ciudad de Eadrom, y además de eso, estaba consciente de que habían transcurrido ya unos largos tres años, años que pasé en el Olimpo para poder ser entrenada por mi padre, además de estrechar lazos con él. Sí, mi padre bilógico era nada más y nada menos que un dios griego, “Apolo”. Muchas cosas habían sucedido en el pasado, había vivido como un ángel sin saber el poder que se ocultaba en mí, siendo engañada por todo lo que creía era verdad, hasta el día en que todo ese poder se liberó y demonios del inframundo aparecieron para obtenerlo. Por suerte no se habían llevado mi poder, puesto que Apolo había aparecido para llevarme con él, sin embargo perdí algo muy importante, mis recuerdos… y aunque actualmente no los tuviera, mi corazón me dictaba que algo importante había olvidado, la pregunta era ¿Qué?.

Caminar por la ciudad de Eadrom, era como llegar a una nueva ciudad, sabía que había caminado por sus calles, había visto a su gente, pero no recordaba mucho, apenas y unos cuantos flashback incompletos, como si de fotografías se tratasen, me sentía extraña, como si fuese bienvenida y a la vez no, como si estuviese allí y a la vez no.

Estaba de vuelta por solo una cosa, y eso era recuperar mis recuerdos, no tenía ni idea de a que me dedicaba en el pasado además de ser una estudiante común y corriente del Instituto, apenas y recordaba el rostro de algunas personas que suponía tenían relación alguna conmigo.
Pero lamentablemente no di con ninguno de ellos, salvo uno, parecía que se habían esfumado de este mundo, quizás solo habían cambiado de ciudad, después de todo habían pasado tres largos años ya, suficientes como para cambiar el curso de vida de cualquiera. La persona con la que me había encontrado era Hakamoto Matsuda, un antiguo compañero de clases que había conocido tan solo una semana, pues llevábamos un proyecto juntos y por algunas circunstancias de vida había desaparecido el mismo día que teníamos que presentar el proyecto en clase, no supe hasta que me lo encontré unos días atrás, de que había tenido problemas en su clan y por eso debía marcharse. Así es como había recuperado mi primer recuerdo, uno de muchos, no como mío ya que los había perdido, pero si como una historia narrada que podría guardar como nuevos recuerdos, sustituyendo el vacío… era mejor que nada, al menos hasta recuperar los míos.

Música de ambientación:

Caminaba por las calles en busca de pistas que conectaran con los pocos recuerdos que tenía del pasado, era como armar un rompecabezas o buscar conexiones como si fuese una detective, solo que no contaba con la ayuda de nadie, tenía que valerme por mi misma. La noche había llegado, gris y oscura como mi mente, las nubes se asomaban amenazantes quienes cubrían la claridad del cielo y el brillo de las estrellas –Parece que esta noche lloverá- Toque mi bolso y agradecí haber sido cuidadosa como para cargar un paraguas. Seguí caminando a donde mis pies me llevaran, en este punto solía dejar que mi intuición me guiara, después de todo se decía que uno podía perder la memoria, pero el cuerpo tenía sus propios recuerdos.

Sin aviso, la lluvia comenzó a caer con fuerza, me oculté un segundo bajo el techo de un gran edificio, sacudí un poco mi ropa ligeramente mojada y abrí el paraguas color celeste para así seguir mi camino “Supongo que tomaré un baño llegando a casa” suspiré, mientras seguía caminando hasta llegar a la zona alta de la ciudad, la colina, en donde me detuve un momento. Desde ahí se podía obtener una maravillosa vista de la ciudad y del cielo, aunque aquella noche no tenía nada de hermoso el lugar. Lo curioso era que siempre terminaba en aquella colina, no sabía si era porque era el lugar más alto y me sentía más cerca al cielo… pero de algo si estaba segura y eso era la extraña nostalgia que me desbordaba y el dolor que sentía mi corazón, sin querer terminé llevando mi mano al extraño dije alado que siempre llevaba, para luego esconderlo debajo de la bufanda –Me pregunto qué significado guarda este lugar para mí, es frustrante no saberlo y sentirme así- suspiré algo triste para luego continuar caminando, ya que mi casa no se encontraba muy lejos de allí.

A unos metros de donde estaba, bajo la intensa lluvia, observé la silueta de alguien, quien parecía mirar el mismo horizonte que yo miraba minutos atrás, parecía totalmente perdido en sus pensamientos pues no se movía para nada y además la lluvia le caía de lleno “¿Q… qué sucede con esa persona?” pensé mientras me acercaba a él, algo extrañada y preocupada, parecía que no se había percatado de mi presencia. Al llegar a su lado, coloqué el paraguas sobre él –Disculpa que te interrumpa…- observé su triste expresión lo cual me partió el corazón –No sé qué problemas hayas tenido, pero si te quedas mucho tiempo bajo la lluvia, terminarás por enfermarte- traté de sonreírle un poco para que se animara y luego tomé su mano para darle el paraguas –Quizás no trajiste uno, ten el mío, yo vivo por aquí cerca, así que no es problema si me mojo un rato, entonces nos vemos- Dije mientras me apartaba de él y corría en dirección a los pequeños edificios que se encontraban cerca de allí, mientras me cubría con las manos de la lluvia “Esto sí que esta fuerte” pensé, mientras cruzaba la pista, sin embargo como no se podía ver tan claro bajo tanta lluvia, pisé mal la acera y terminé resbalando y cayendo de manera cómica quizás… “Que vergüenza, intentando ser genial y arruinándolo así” me sonrojé ligeramente esperando que aquel hombre de hace un momento siguiera perdido en sus pensamientos, mientras intentaba ponerme de pie.


 • Retorno. Lágrimas bajo la lluvia • Turambar Kento & Lyris Apollon •


Última edición por Lyris Apollon el Lun Jul 31, 2017 11:46 pm, editado 1 vez


Hablo l "Pienso" l Narro
Sigue mi historia aquí:
avatar

Edad :
20
Dromes :
735
Reputación :
0
Mensajes :
28

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno. Lágrimas bajo la lluvia. (Priv. Lyris Apollon)

Mensaje por Turambar Kento el Vie Jul 07, 2017 8:01 am

Me quede ahí, solo, atrapado en mis pensamientos sin más que hacer que seguir divagando a través del tiempo los bellos recuerdos que aun me quedaban y que por breves instantes pensé en superar y dejar atrás, tal vez aquellas palabras eran ciertas, ya no debía enfocarme en el pasado, sino velar por el presente, pero estaría traicionando la confianza que Kana puso en mí, aunque ya habían pasado tres años desde que la deje de ver, y me había enfrentado a mis propios retos, vi mucha gente morir frente a mis ojos, es más con mis propias manos yo les arranque la vida, solo para mantener la mía. Quizás ya debía superarlo, estuve apunto de hacerlo de dejar atrás todo y emprender el vuelo lejos de la ciudad, ya estaba en el borde de la colina pude haber saltado y volar para perderme en el cielo por siempre, cuando una voz cálida y amable me saco del trance en el que estaba, al principio sentí temor ya que no estaba acostumbrado a que alguien se acercara a mi sin que este tratase de matarme, ya saben viejos traumas del pasado, aparentemente estaba preocupada por mí, pero porque, ni siquiera me conocía, esperaba que la recompensara de alguna manera, intentaba tenderme una trampa o tal vez solo un simple gesto de amabilidad, de aquellos que no había visto en años. Pero porque alguien seria amable conmigo así nada más. Preguntaba que es lo que tenía, hasta parecía haber algo de preocupación en ella, no emití palabra alguna, solo la escuche hablar y la mire mientras las gotas de agua bajaban por mi rostro, tomo mi mano, con una calidez tan tierna que no recordaba que existiera, dejando su paraguas conmigo, posteriormente despidiéndose de mí, aunque justo antes de que se alejase lo suficiente ella tropezó y cayó al suelo, muchos habrían soltado una pequeña risa o al menos una sonrisa, yo no hice nada de eso, solo baje la colina y extendí mi mano.

-Ten cuidado, podrías lastimarte. – Dije con un tono algo frío. – Agradezco el lindo gesto, pero temo que no puedo aceptarlo, no tienes que ser amable con alguien como yo. – El tono no cambio para nada, trataba de sonar amable, pero a la vez se escuchaba algo melancólico. – Aunque eso que acabas de hacer resulta extraño, varias personas pasaron atrás de mí, momentos antes de que tu aparecieras, pero todos me ignoraron por completo, solo quisieron ponerse a salvo ellos mismos, tu no hiciste eso, por qué. – Interrogue la causa de sus acciones, posterior a eso ayude a que se levantara y trata de ser más amable – Agradezco el paraguas, pero no puedo conservarlo, he escuchado que tu casa está cerca de aquí y yo no tengo prisa en volver a mi hogar, te importa si te escolto hasta tu hogar, no quisiera que por mis descuidos tu acabaras mojándote en mi lugar y te enfermases por ser amable con alguien que no lo vale. – Note que estaba algo insegura de dejarme acompañarla y no la culpaba, recién me había conocido y de la nada me ofrezco a acompañarla a su hogar, pudo haber intuido que era alguien peligroso, pues era un extraño lo que me obligo a hacer algo. – Si temes porque soy un desconocido, bastara con que me presente. Me llamo Kento. –


Hablo/Pienso/Actuó
[Ryuto Kento] ahora es [Turambar Kento]
avatar

Edad :
27
Dromes :
200
Reputación :
26
Mensajes :
211

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno. Lágrimas bajo la lluvia. (Priv. Lyris Apollon)

Mensaje por Lyris Apollon el Dom Jul 16, 2017 6:00 am


P

or desgracia mía o quizás suerte, el sujeto de cabellos grises sí había notado mi vergonzosa caída, acercándose a mí y tendiéndome una mano para ayudarme, lo que me sorprendió fue que no se riera de mí, cualquiera lo hubiera hecho. Estiré mi mano para tomar la suya y así levantarme del suelo –Gracias…- dije con una cálida sonrisa encogiendo los hombros. Intenté sacudirme y limpiar mis ropas, pero debido a lo mojado que estaba el suelo me había ensuciado un poco, suspiré “Al menos estoy cerca de casa, supongo que eso es algo bueno” pensé mientras volvía la mirada al peli gris, quien mantenía su expresión seria y melancólica, preguntándome a mí misma por qué tenía un aura tan triste y desolada “Es una pena, creo que le caería mejor una sonrisa” pensé hasta que las palabras de aquel hombre me trajeron de vuelta a la realidad de nuevo, no comprendía por qué se menospreciaba de esa manera diciendo que no tenía que ser amable como alguien como él –No es como si fueras un delincuente o algo por el estilo, para decir que no mereces algo de ayuda- Sonreí levemente por lo ridículo que sonaba aquello, para mi todos merecían ser ayudados. Mientras seguía hablando, lo comencé a ver cada vez más seria y perpleja, normalmente una persona normal simplemente lo agradecería, pero aquel hombre solo pedía explicaciones y se degradaba así mismo, ladee la cabeza –Sé que hay personas que se preocupan más por sí mismos, pero no debes generalizar, hay personas que podemos ver más allá de nuestros propios problemas y ver lo que sucede a nuestro alrededor- Sonreí  –Te ayudé porque parecías bastante perdido y confundido en tus pensamientos como para preocuparte de algo tan trivial como esta lluvia y pues… es costumbre mía ayudar a alguien que parece necesitarlo…- Suspiré algo frustrada –Al menos ayudar en lo que pueda…, no puedo ayudarte con los problemas del corazón, así que solo pensé en darte el paraguas…- Luego fruncí el ceño –Lo que si me molesta un poco es que digas que no vales, no digas eso, las personas valemos mucho… si piensas así de ti mismo, ¿Cómo crees que se sentirán las personas que te quieren?- Volví a sonreír ladeando la cabeza -Así que valórate un poco más ¿sí?- Esperaba que al menos esas cortas palabras lo hicieran reaccionar un poco y cambiar levemente su forma de pensar, después de todo, el cambio empieza con un pequeño paso.

 
Me sorprendí un poco al escuchar su propuesta de acompañarme a casa, era algo raro pues estaba ante un extraño que simplemente me había cruzado por la calle –Bueno…- No sabía si era una buena idea así que reí algo nerviosa e incómoda mirando hacia otro lado, iba a rechazar aquel gesto, pero algo sucedió, en ese momento sentí que el tiempo se detuvo por unos instantes, al igual que mi corazón dio un golpeteo fuerte al escuchar su nombre “¿Qué es este extraño sentimiento?, no recuerdo ese nombre, pero lo siento tan familiar y a la vez doloroso… ¿Qué es esto?” No entendía muy bien que estaba pasando y todo solo por escuchar un nombre, lo que me llevó a querer saber y entender un poco más a aquel hombre de cabello gris –Un gusto Kento… mi nombre es Lyris- lo miré un momento a sus azulados ojos “¿Quién eres o en todo caso que significa para mí ese nombre?” –Bien, supongo que puedes acompañarme, pero de ahí te llevas el paraguas ¿vale?- me calmé y volví a ser la de siempre.
 
Mientras caminábamos, entramos a una zona residencial, donde habían varios departamentos, ambos compartíamos mi paraguas para no mojarnos tanto –Dime Kento, ¿Vives en esta ciudad hace mucho tiempo?, yo apenas me mude aquí hace unas semanas, recién estoy acostumbrándome a este lugar- trate de romper el hielo, sacando una conversación trivial, que al menos me daría cierta información “Quizás y solo quizás, lo haya conocido hace tres años”.
 
Llegamos a un pequeño edificio de tres pisos, subimos las escaleras hasta el segundo piso y nos detuvimos ante la puerta de mi departamento, me voltee a mirar al peli gris, estaba bastante mojado por lo que había estado un buen rato bajo la lluvia “¿Qué hago? Lo ayudo o no lo ayudo, lo ayudo o no lo ayudo…” tenía una confrontación racional-emocional en mi mente, quería ayudarlo, pero mi lado lógico me decía que no estaba bien invitar a pasar a un hombre extraño “Bueno, no parece ser una mala persona, de todos modos si intenta algo extraño solo debo echarlo ¿no?” suspiré –Kento, gracias por acompañarme, pero estás todo mojado… ¿Me permites ayudarte una vez más? Podemos poner a secar tu ropa y así te vas seco a tu casa– Reí algo nerviosa, mientras me rascaba la mejilla, esperando su respuesta. 


 • Retorno. Lágrimas bajo la lluvia • Turambar Kento & Lyris Apollon •


Última edición por Lyris Apollon el Lun Jul 31, 2017 11:47 pm, editado 1 vez


Hablo l "Pienso" l Narro
Sigue mi historia aquí:
avatar

Edad :
20
Dromes :
735
Reputación :
0
Mensajes :
28

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno. Lágrimas bajo la lluvia. (Priv. Lyris Apollon)

Mensaje por Turambar Kento el Jue Jul 27, 2017 5:50 pm

Demasiada luz en una persona, parecía apenas una ilusión o algo difícil de ver para mí. Esta chica delante de mí ¿me había ayudado sin esperar nada a cambio?, era algo difícil de creer. Puede que en algún momento creyera firmemente en la bondad que todos tenemos en el fondo de nuestro ser, pero esa creencia había sido aplastada hace demasiado tiempo, no creía en la bondad de los demás, ni mucho menos creía que yo valiera algo.

-Lo siento. Pero aunque digas eso no me conoces del todo. – Dije en respuesta a lo que ella me había dicho sobre valer algo. – Aunque ha sido un gesto muy amable y si lo has hecho por la bondad de tu corazón, lo agradezco. – Por un breve instante resonaron en mi mente aquellas palabras “¿Cómo crees que se sentirán las personas que te quieren?” – Las personas que me quieren ya no existen. – Susurre con un tono bajo tratando de no incomodarla.

Pero había aceptado que la acompañase, así que comencé a caminar con ella hasta su residencia. En nuestro camino nos topábamos con algunas personas, uno pocos compartiendo un paraguas, aquello me puso algo melancólico pues recordaba a mi amada Kana, por suerte para mí ya estaba empapado por lo que me di el lujo de dejar salir algunas lágrimas que se veían como el agua que aún me cubría, al cabo de un rato Lyris quien ya se había presentado trato de platicar conmigo.

-En realidad llegue hace apenas una semana. Sin embargo viví aquí hace algunos años. – Si era nueva aquí, tal vez no podía contribuir a mi propia búsqueda. – Ha cambiado un poco este sitio en ese tiempo, o tal vez solo he cambiado yo, aun no lo sé. Pero sigue siendo particular. – Si tenía alguna pregunta tal vez podría ayudarla con ubicaciones o algo así, ya que no había olvidado ni un centímetro de la ciudad. –

Finalmente llegamos al sitio donde residía, un pequeño edificio residencial y apenas estuvimos delante de su puerta, me dispuse a marcharme, sin embargo antes de dar media vuelta, Lyris se ofreció a ayudarme de nuevo, bien pude rehusar e irme, pero a donde iría, tal vez solo regresaría a la colina en la que me mojaba la lluvia o seguiría vagando por la ciudad como alma en pena, al menos si me quedaba tendría algo que hacer, estaba solo, pero no me gustaba del todo la soledad.

-¿Estas segura? – Dije mirándola fijamente. – No quisiera ser un inconveniente para ti. Has tenido un gesto muy amable hacia mí, pero no desearía darte más problemas. -


Hablo/Pienso/Actuó
[Ryuto Kento] ahora es [Turambar Kento]
avatar

Edad :
27
Dromes :
200
Reputación :
26
Mensajes :
211

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno. Lágrimas bajo la lluvia. (Priv. Lyris Apollon)

Mensaje por Lyris Apollon el Dom Jul 30, 2017 6:40 pm


M

e entristeció escuchar de sus propios labios que ya no tenía a nadie en este mundo, ¿podía acaso alguien quedarse solitario de esa manera?, quizás aquel hombre ya ni siquiera quería hacer amistades y por algún motivo desconocido se había encerrado en un cascaron “Este hombre parece muerto por dentro…” pensé al mirarlo a los ojos, los cuales parecían apagados y cansados, como si hubiera estado luchando contra algo desde hace un tiempo.

-Mmm… así que ya has vivido antes aquí…- Podría ser alguien que ya había conocido entonces, aunque no me atrevía a preguntárselo directamente ya que parecía envuelto en sus propios problemas y no quería molestarlo –Y dime ¿A qué te dedicabas cuando vivías aquí?- una pregunta que me ayudaría a descifrar algo más, pues tenía ligeros recuerdos de lugares “Quizás al menos recuerde un lugar”.

Al llegar a casa y ofrecerle ayuda al peli grisáceo, este pareció dudar un poco, pero tampoco lo negaba rotundamente, quizás en el fondo buscaba algo de compañía –No me molesta, en absoluto- dije moviendo las manos de lado, sonriéndole –Además si crees que es sospechoso que te ayude tanto…- coloqué una mano en mi mejilla, ladeando un poco la cabeza -piensa en mí como un ángel que hace su labor- reí un poco –No lo soy ahora, pero en algún momento lo fui- No iba a decirle que era una semi diosa, pues le había prometido a mi padre mantener mi raza en secreto por si algún enemigo se acercaba, además de que gracias al entrenamiento que había llevado, cuando estaba en mi forma humana podía suprimir mis poderes si quería. Sin embargo no me afectaba en lo más mínimo contarle a alguien que había sido un ángel antes, pues se podía interpretar de muchas maneras.

Lo invité a pasar a mi casa y encendí las luces. Mi departamento no era muy grande, era un pequeño pasadizo con dos puertas a los lados, la derecha llevaba a la cocina, la izquierda al baño y si seguías de frente se encontraba la sala y el comedor. Los pisos eran de madera, las paredes eran blancas y en el lado de la sala había mamparas corredizas que conectaban con el balcón, además las luces eran cálidas y tenía plantas de bambú en algunas esquinas haciendo del lugar un sitio acogedor.

Entré al baño rápidamente y saqué una toalla pequeña y una grande, además de una cesta. Le coloqué la toalla pequeña en la cabeza al peli gris pues su cabello goteaba y le entregué en sus manos la toalla grande –Puedes pasar a tomarte un baño- Señale la puerta para indicarle el lugar –Cuando te desvistas coloca tu ropa aquí por favor e inmediatamente lo pondré en la secadora, cuando acabe te lo dejaré aquí en la puerta de nuevo- sonreí –Tómate tu tiempo, parece que necesitas relajarte un poco- Trate de sonar lo más natural posible, pues ya de por sí era raro tener a un extraño en mi baño, pero a fin de cuentas solo lo estaba ayudando –Cualquier cosa, no dudes en llamarme- Dije mientras me retiraba a la cocina para poner a hervir agua.


 • Retorno. Lágrimas bajo la lluvia • Turambar Kento & Lyris Apollon •


Hablo l "Pienso" l Narro
Sigue mi historia aquí:
avatar

Edad :
20
Dromes :
735
Reputación :
0
Mensajes :
28

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Re: Retorno. Lágrimas bajo la lluvia. (Priv. Lyris Apollon)

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.