6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Buscando ayuda.
Hoy a las 12:49 am por Mitsuki

» The Joker ID
Hoy a las 12:27 am por The Joker

» Keep your enemies close. [Dylan, Vincent, Lev]
Hoy a las 12:16 am por Lev Novak

» CENSO DE DICIEMBRE
Ayer a las 11:43 pm por Liesel Morgenstern

» Justo como en casa
Ayer a las 11:37 pm por Liesel Morgenstern

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 11:37 pm por William a.

» You are a demon...or a dog? [Priv]
Ayer a las 11:25 pm por Viral & Kiba

» ¿Hola? supongo que deberia hacer esto
Ayer a las 10:36 pm por William a.

» Un trato es un trato [Priv. Dylan Kuroki]
Ayer a las 9:24 pm por Tooru Honda

» El Niño del Bosque || Priv. Adeline
Ayer a las 9:11 pm por Adeline Castelli

¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Haciendo una entrada espectacular. {Alex Strike}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Haciendo una entrada espectacular. {Alex Strike}

Mensaje por Solna el Vie Jun 16, 2017 5:40 am

Alto, en el cielo, allí era donde Solna se encontraba en aquel preciso momento. Era una dragona y como tal su principal medio de transporte eran sus propias alas. El día era magnífico, el cielo azul, algunas nubes algodonosas y el Sol brillando con fuerza. Había acabado su primer año universitario en Avalar, el reino de los dragones y cuyo nombre también se le daba a la ciudad capital del reino. Avalar, ciudad construida por y para dragones. Pero animada por los consejos de algunos de sus profesores, se había animado a ir a aquel lugar, Takemori, en la ciudad de Eadrom. Al parecer era un lugar donde su pensamiento podría ensancharse y no centrarse solo en estudiar medicina para curar y sanar dragones. Allí podría conocer a otras razas, aprender sobre ellas y los males que éstas podrían sufrir. También sería una oportunidad para poner a prueba sus dones de modo que la idea la entusiasmaba. La dragona iba escuchando música y cargaba con unas alforjas o mochilas que iban a sus costados y sobre su lomo. Evidentemente no eran bultos grandes, era el equipaje de "mano" de la dragona, pues el resto de sus pertenencias habían sido enviadas por mensajería y si no habían llegado ya, tendrían que estar a punto. Las alas rosas de Solna eran casi translúcidas y filtraban la luz del sol, dándole un aspecto espectacular, la luz se reflejaba también en sus increíbles escamas blancas haciéndola relucir. Como la mayoría de los dragones Solna era algo engreía y se tenía a sí misma como la criatura mas bella y mortífera, pensaba que era normal que los demás la admirasen y la temieran en partes iguales.

Cuando al fin dejó atrás bosques, prados y terrenos de cultivo Solna comenzó a prestar más atención, volaba tan alto que las grandes nubes algodonosas se alzaban junto a ella como gigantescas y hermosas catedrales naturales, atravesando de vez en cuando alguna de ella. El mundo, allá abajo, era como un tablero de juguete, los ríos, los lagos, los bosques, los prados y los campos de cultivo eran como hilos de plata, cuentas de cristal, zonas verdes y cuadrados amarillentos, verdes o marrones de las cosechas maduras o de la tierra arada. Los edificios eran como esas casitas pequeñas con las que ella y sus amigas jugaban, casi podía sentir la tentación de alzar sus tejados para admirar el interior de las bien ordenadas casitas. Al fin a su vista quedó las instalaciones del instituto Takemori y en las cercanías las instalaciones de la universidad, su meta en aquel viaje. Entonces llevó la mano a su pecho, donde llevaba colgando un pequeño mando que controlaba la música que escuchaba, el volumen, poder pasar canciones, volver a escuchar la misma y demás. Sabía cual era la canción que quería y pulsó un par de veces para adelantar canciones hasta que empezó a sonar la que ella quería: Where no one goes. Entonces una sonrisa eufórica se dibujó en su hocico de escamas blancas y lanzando un rugido desafiante al mundo plegó las alas contra los costados y se lanzó en picado, batiendo un par de veces más las alas para coger velocidad antes de mantenerlas pegadas a los costados y empezar a caer hacia la tierra. Empezó a girar sobre sí misma, atravesando una de las nubes y haciendo que parte de esta se adhiriera a ella dejando un rastro blanco tras de sí. Solna iba riendo mientras caía, sintiendo como el suelo rompe-huesos parecía dirigirse hacia ella con ansia homicida. Cuando casi parecía que iba a estrellarse abrió de nuevo sus magníficas alas rosas y sintió el tirón en los músculos y tendones de las alas y el pecho. Con un gruñido de dolor y satisfacción voló recto, como una flecha, esquivando árboles o construcciones arquitectónicas, como pasando por un pequeño túnel que unían dos edificios por el segundo piso, sobresaltando a algunas personas que se vieron venir a un dragón encima. Solna lanzó una carcajada viendo como la gente se había tirado al suelo, llegando hasta el amplio espacio que había ante la fachada del edificio de la universidad. Echó el cuerpo un poco hacia atrás, mientras batía las alas para disminuir la velocidad y posarse sobre el suelo con un contundente "Pum". No era una dragona muy grande, medía poco más de metro setenta de alto, pero se comportaba como su midiera varios metros. Ahuecando las alas a los costados y sacudiendo la cola don desdén y divertimiento, buscó con la mirada a alguien que pudiera mostrarle un poco lo que iba a ser su nuevo hogar en los próximos meses y que le indicara donde estaban la residencia de los alumnos universitarios.


Off-rol: Avisad antes por mp aquellos que quieran postear o echadle un vistazo a mi
búsqueda.:

Canción:


avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
19191
Reputación :
1
Mensajes :
21

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Haciendo una entrada espectacular. {Alex Strike}

Mensaje por Alex Strike el Vie Jun 16, 2017 5:14 pm

El instituto Takemori era un lugar enorme donde estudiaban todo tipo de jóvenes, de todas las edades, todo tipo de chicas, etc. Era el segundo día que Alex deambulaba por el instituto, el día anterior estaba en el edificio donde estaban los estudiantes más jóvenes, para su segundo día en aquel lugar había decido alejarse un poco más del edificio, capaz conocer a alguien, estudiante o no, daba igual, estaba comenzando a aceptar la idea de permanecer en esta realidad.
 
Fuera de aquel edificio donde había permanecido el día anterior habían muchas más personas, parecía el corazón de una ciudad, de hecho eran muchas más personas que las que vivían en su pueblo, el pueblo que Alex no pudo defender, el simple hecho de recordar el tema le produjo un fuerte dolor de cabeza, su cuerpo cayó de rodillas y luego de unos minutos logro recuperarse y ponerse de pie, una extraña ira se había apoderado de él, su cuerpo temblaba ¿Qué pensarían los demás de él? Unos se alejaban y lo evitaban mientras que otros ni siquiera voltearon a verle. Sin saber cómo controlar su ira comenzó a correr en línea recta evitando a quienes se le cruzaran en el camino, en una ocasión choco con alguien, pero Alex no se volteo a disculparse, tampoco supo a quién casi se lleva por delante, sabía que si detenía no podría contener la etapa de furia por la que estaba pasando y se desquitaría con el primero en encontrarse. Por tanto Alex siguió corriendo sin detenerse y sin darse cuenta se había acercado a lo que era la Universidad de Takemori.
 
En la universidad y sus alrededores la mayoría de la gente era mayor de edad, Alex no sabía de la existencia de la universidad, nadie se lo había comentado hasta entonces. En realidad Alex corría por el lugar sin saber por dónde estaba, no se había percatado tampoco de que algunas personas se estaban apartando y no precisamente de un loco desconocido corriendo, sino de una dragona que estaba aterrizando en aquel lugar. Ella había logrado un buen aterrizaje y parecía estar buscando a alguien para orientarse, pues ella también acababa de llegar a Eadrom, a Tekemori y talvez por mala suerte para ella su primer encuentro seria con Alex. Este último que seguía corriendo para tratar de despejar su ira no se percató de la dragona que tenía justo al frente. La colisión fue imposible de evitar. Alex perdió el equilibrio luego de topar con la dragona y en un instinto de evitar su caída trato de agarrarse del mando que ella traía colgando del cuello, por desgracia para él el colgante no resistió su peso y finalmente se desprendió del cuello de su dueña permitiendo lo inevitable, la caída de Alex.
 
Le dolía el trasero, pero la caída lo había logado sacar de su trance de ira pues esta había desaparecido, en una de sus manos Alex tenía el mando que había arrebatado en su instinto de salvarse, tardo unos segundos en darse cuenta del mal he había hecho y no pudo evitar sentirse apenado, después de todo era todo su culpa. Al alzar la mirada para observar al dueño del objeto en sus manos se dio cuenta que no era nada más y nada menos de un dragón frente a él. Era la primera vez que veía un dragón o por lo menos en su forma real ¡Un dragón! Alex no sabía mucho de dragones, pero por sus escamas blancas y una líneas rosa que recorrían el cuerpo de este, supuso que su dragón era más bien una dragona. No perdió más tiempo y rápidamente se puso de pie, se llevó la sorpresa que la dragona no era más alta que él, prácticamente tenían  la misma estatura, los imaginaba más grandes y con una apariencia un poco más terrorífica; sin embargo para su apreciación la dragona era una criatura increíble, con sus escamas brillantes reflejando la luz del sol, definitivamente increíble. ¿Podrá hablar en su forma de dragón? Fue lo primero que pensó al verla así que trato de comunicarse. ¿En qué momento de la historia los dragones se volvieron tan comunes?
 

Disculpa no era mi intención– Dijo Alex con un tono de voz apagado, estaba realmente apenado, fue en ese momento que se dio cuenta que ella no era muy alta pero media unos tres metros de largo o más. Le extendió una mano ofreciéndole de regreso su pertenencia mientras que con la otra mano se sobaba el trasero. – Esto es tuyo, de verdad lo siento, no sé qué más puedo hacer por ti para tratar de reponerlo– Continuo Alex ahora con un tono de voz más fuerte y seguro. –Debo admitir que es la primera vez que veo un dragón, eres impresionante ¿Te he lastimado?–La última pregunta la realizo con duda, no sabía si de verdad un pequeño golpe como ese podría afectar a un dragon.


// Pienso // Narro // -Hablo- //
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
24
Dromes :
32614
Reputación :
4
Mensajes :
136

Ver perfil de usuario
SERVANTS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Haciendo una entrada espectacular. {Alex Strike}

Mensaje por Solna el Sáb Jun 17, 2017 5:26 am

Solna había apagado ya la música y seguía mirando a su alrededor, evaluando todo aquello. La universidad no era tan grande como la de Avalar, que estaba construida pensando en el enorme tamaño que podían alcanzar algunos dragones. Tenía sus detalles bonitos, parecía tener bastante zonas verdes, como jardines, árboles enmarcados en pequeños cuadrados de tierra y jardineras pegadas a las paredes del edificio. Había rosales y otras plantas que llenaban el lugar con su fragancia. También parecía todo bastante limpio, lo que logró sacar un gruñido de aprobación de la dragona, que era un poco quisquillosa con aquellas cosas. Estaba distraída admirando la fachada del edificio de la universidad, caminando sin prestar atención cuando alguien chocó con ella, arrancándole un gruñido de sorpresa y un poco de dolor, pues quien sea había venido corriendo. Si hubiera una chica humana o similar habría acabado tirada en el suelo con un feo moretón, pero ella solo retrocedió un par de pasos, sorprendida y aturdida por aquel ataque. Y aquello no acabó allí, el estúpido chico que había chocado con ella con tanta delicadeza no contento con aquello se agarró a su controlador de música que llevaba al cuello y se lo arrancó, evidentemente rompiéndolo.

Los ojos de Solna parecieron centellear con furia y las lineas rosas que iban por la parte superior del cuerpo se iluminaron mientras miraba al chico tirado en el suelo, una energía de furia parecía emanar de la dragona, que parecía envuelta en un aura oscura, con una vena latiendo en su frente como si estuviera a punto de lanzarse sobre el estúpido chico y destrozarlo con sus garras y dientes. Pero entonces el chico comenzó a disculparse y se recordó a sí misma que tenía que ser tolerante y que su objetivo era el cuidar y curar a todos aquellos que lo necesitaran. Cerró los ojos y dejó escapar un resoplido, saliendo unas rizadas llamaradas blancas de sus hollares.

-No pasa nada, nadie a salido herido...-miró como se frotaba el trasero.- … o eso creo. -Cuando le ofreció el mando, la dragona se colocó de lado al otro, alzando un poco una de las alas, indicando una de las mochilas con la que cargaba al costado.- Mételo ahí, si no te importa.- Dijo esperando que le guardara el mando donde le había indicado. Cuando el otro le dijo que no sabía que hacer por ella, alzó una ceja.- Bueno, podrías ser mi sirviente durante un tiempo.- Lo miró de una forma y se pasó la dragona la lengua por el hocico de una manera, que quizás hicieran sentir al chico como un sabroso bocado de dragón.- ¿Eres un macho, verdad? - Movió la cola pensativa.- Las dragonas de Avalar solemos tener a uno o dos machos como escla… -Simuló una tos.- como sirvientes, es una costumbre nuestra.- Dijo agitando una garra, como quitándole importancia.- Oh. ¿De verdad te lo parezco? -Preguntó sonriente, mientras apartaba la vista, haciéndose la coqueta cuando el otro le dije que aunque era la primera dragona que veía, le parecía impresionante.- No te preocupes, estoy bien, pero deberías mirar por donde vas...- Le regañó un poco, mientras ahuecaba las alas a los costados.- Necesito a alguien que me sirva de guía y lleve mis cosas.- Dijo señalando las mochilas y alforjas que llevaba encima. -Mi nombre es Solna. ¿Cual es el tuyo, escla...-Tos de nuevo. - sirviente?


avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
19191
Reputación :
1
Mensajes :
21

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Haciendo una entrada espectacular. {Alex Strike}

Mensaje por Alex Strike el Sáb Jun 17, 2017 11:32 pm

No solo podía hablar, sino que  modulaba perfectamente.  Alex estaba entusiasmado con solo escucharle hablar, era su primer encuentro con un dragón. Emocionado e hipnotizado por su voz, no se perdía ni una palabra, cuando le pidió que guardara el objeto que tenía en sus manos en una de sus mochilas lo hizo inmediatamente sin perder ni un segundo mientras asentía con la cabeza. Ella continuaba hablando y él seguía hipnotizado. ¿Sirviente?, asintió con la cabeza. ¿Macho? Volvió a asentir. ¿Dos machos esclavos? ¡Excelente! Su cabeza no dejaba de asentir. Si, eres impresionante.
 
-Mi nombre es Alex, un placer ser tu esclavo- Había comenzado a caminar hacia ella para coger sus pertenencias y ayudarla a transportarlas cuando despertó de la hipnosis y entendió todo lo que ella estaba diciendo. Se sintió como un estúpido. ¿Ahora soy sirviente de todos? Se preguntó  mentalmente.
 
Él siguió viéndola fijamente con su rostro de incredulidad por unos segundos, estaba terminando de procesar todo lo que ella había dicho. Al parecer era la primera vez que ella trataba con humanos, pues lo había tratado como “Macho”, pero no la culpaba él también la hubiera tratado como un dragón “Hembra”. Por otra parte parecía común que varios dragones macho les sirvieran de donde ella venia, Avalar o algo así, la verdad desconocía de ese lugar tanto como Eadrom, ¿Guía? ¿Llevar sus cosas? ¿A dónde?
 
-La verdad no tengo problema en ayudarte a llevar tus cosas- Era lo menos que podía hacer Alex luego de haber chocado con ella directamente.- Pero si te digo la verdad, tampoco soy de acá, no sé nada de este lugar así que no puedo guiarte, soy nuevo también- Fingió una risa.
Ahora Alex se sentía apenado por no conocer el lugar y no poder ayudarle en eso. Comenzó a analizar por primera vez su entorno desde que había comenzado a correr histéricamente por las instalaciones del instituto. Habían árboles, muchos de ellos, muchas personas, unos seguían su vida y otros observaban a la pareja que se había juntado por mala suerte del destino. Alex no sabía si las personas observaban a la dragona o si esperaban que ella se lo comiera vivo a él. Finalmente se dio cuenta del lugar que tenía al frente, un cartel enorme indicaba Universidad. ¿Había una universidad en el instituto? No pudo evitar recordar aquellos momentos en los cuales había estudiado medicina, había sido un estudiante exitoso y ejemplar, pero ¿Servirían todos esos conocimientos en un mundo con una mayor cantidad de seres mágicos? Tenía ahora una nueva vida, una nueva vida para poder seguir ayudando a los demás o no.
 
No pudo evitar entristecerse con solo pensar en que había fallado en proteger a sus seres queridos. Falle, les falle a todos ¿Por qué yo tengo una segunda oportunidad y no todos esos jóvenes que no pude proteger? Una lágrima se le escapo, pero rápidamente la seco y actuó como si se frotaba un ojo esperando que la dragona no se diera cuenta.
 

-Lo mejor que puedo ofrecerte es acompañarte hasta que logres establecerte en este lugar ¿Qué estudias? ¿Universidad o instituto?- No sabía nada de edades de dragones, fácilmente podría ser una anciana o una dragona bebe ¿Quién sabría? Alex también volvió a tomar la iniciativa tomando uno de sus bolsos para guindarlo en su espalda ¿Cuántos más serán? Trato de contarlos.


// Pienso // Narro // -Hablo- //
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
24
Dromes :
32614
Reputación :
4
Mensajes :
136

Ver perfil de usuario
SERVANTS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Haciendo una entrada espectacular. {Alex Strike}

Mensaje por Solna el Dom Jun 18, 2017 12:06 pm

Aquel chico parecía sorprendido por su mera presencia, incluso juraría que por tan solo escucharla hablar. Solna alzó los ojos al cielo, murmurando algo sobre la simpleza de los machos, fueran de la especie que fuese. Cuando el chico se presentó la dragona no pudo evitar sentirse un poco culpable, con un leve rubor en el hocico.

-Bueno, esa palabra es muy fea… los dragones tenemos un nombre más apropiado, pero es complicado traducirlo a este idioma...- Hizo una mueca pensativa.- Lo que más se acerca es algo como sirviente voluntario… Aunque una vez un macho es elegido por una hembra para que le sirva, solo puede dejar de hacerlo hasta que la dragona le da permiso.- Comentó Solna, que sacudió un poco la cabeza, para no irse por las ramas, con las costumbre de los dragones.

Solna permitió que el otro le ayudara con sus cosas, indicándole de que correa o hebilla debía tirar para soltarlo todo con cuidado y que pudiera cargar con sus mochilas y bolsos.

-Eres rápido en actuar y no titubeas, eso está muy bien.- Lo alabó la dragona cuando le hubo quitado todo de encima. -Es complicado hacerme una idea de tu físico con todas esas telas y ropas que os ponéis los humanos encima… o los que en general andáis sobre dos patas.- Dijo mientras mecía la cola tras ella, pensativa, como si estuviera planteándose algo.

Cuando el chico le explicó que él también era nuevo y que no conocía mucho del entorno, pareció un poco decepcionada, pero tampoco podía culpar al chico. Lanzó un pequeño gruñido de fastidio, pues aquello la obligaría a retrasarse en sus planes, pero no había alternativa.

-Bueno preguntaremos por ahí...
- Dijo la dragona, mirando alrededor y se acercó a otro chico.

Se acercó altiva e intimidante, haciendo que el joven se encogiera, casi a punto de llorar a verse venir a un dragón encima. Le habló con tono serio y directo, casi dándole órdenes. Cuando terminó de hablar con aquel chico, que se quedó lloroso y tiritando, volvió junto a Alex.

-Ya está, la residencia de los alumnos universitarios están por aquí...- Le dijo con un gesto de la cabeza para que la siguiera.- Es gracioso, al parecer la residencia está dividida en zona femenina y masculina. ¿No es absurdo? -Preguntó riendo.- ¿Cómo hacen las hembras para controlar a sus machos? Si se les quita el ojo de encima aunque sea un momento, seguro que la lían de aluna forma...- Iba diciendo la dragona, moviendo la cola tras ella con decisión y seguridad, caminaba como si esperaba que todos se apartaran de su camino.

No se percató de la tristeza en el rostro del otro, pues iba muy ocupada en buscar el camino hacia su residencia. De vez en cuando saludaba a alguien cuando se la quedaba mirando con sorpresa, tratando dejar ver que era simpática y que no había que temerla, aunque sí respetarla.

-Se me hace un poco extraño ver a un macho en maduración sin collar...- Miró por encima de un ala.- Por qué eres maduro o estás madurando, ¿verdad?-Preguntó un poco insegura.- Los machos que comienzan su madurez sexual, se ponen collares, así las hembras podemos elegir entre ellos para hacerlos nuestros sirvientes.- Comentó contenta de poder compartir parte de sus costumbres.- Hay distintos colores para los collares, pero no quiero aburrirte o peor, a asustarte con nuestras costumbres. Se que algunas pueden dar miedo o parecer horribles.- Dijo Solna riendo divertida. Su risa era sincera y franca, y puede que un poco maligna, pero no parecía querer asustarlo ni nada por el estilo. -Bueno, creo que una de esas preguntas ya se responden por sí sola si sabes que vamos a la residencia universitaria para chicas.- Dijo aquello último con una sonrisa socarrona, pues seguía encontrando muy divertida aquella separación entre sexos.- He venido para ampliar mis conocimientos en medicina, es para lo que estoy estudiando. En Avalar tenemos una excelente universidad, pero mis profesores me animaron a venir aquí. Hay una gran multitud de razas y podré ampliar mis horizontes, y no solo centrarme en dragones. -Le respondió a Alex, esperando que aquello sirviera para saciar la curiosidad del chico con respecto a sus preguntas.

Tras unos minutos llegaron a un edificio rojo y la dragona volvió a intimidar a otra persona mientras le preguntaba sobre las habitaciones, al parecer hacía aquello sin darse cuenta, pero siempre con una sonrisa en el hocico y manteniéndose educada. Era como si le saliera de forma natural, aunque se notaba menos intimidante con otras chicas, como si las respetara más o las viera a su mismo nivel. Una vez conseguida la información, hizo una nueva señal a Alex para que la siguiera, adentrándose en el edificio y caminando por los pasillos. Al llegar ante una puerta, la dragona la abrió con una garra y empujó con el hocico, adentrándose en una habitación amplia, miró alrededor un poco decepcionada, pues las paredes estaban lisas, sin adornos, había una gran cama para ella, un baño privado y algunos muebles básicos como un escritorio,  un armario y estanterías.

-Este lugar tiene mucho trabajo...- Dijo con un suspiro, girándose hacia Alex.- Alex, cariño, deja las cosas sobre la cama...- Dijo mientras iba a revisar el baño.- Es pequeño… tendré que buscar un sitio mejor donde asearme.- Se acercó al chico y lo miró de nuevo de arriba abajo.- ¿De verdad quieres ser mi sirviente? Tendrías que hacer  todo lo que te ordenara, quizás cosas que no te gustarán… y tendrías que llevar un collar que te marque como de mi propiedad.- Le advirtió tranquila, mientras se acercaba a un rincón donde había un par de maletas. Como no necesitaba ropa no tenía mucho equipaje que llevar. -Si no quieres no pasa nada, has sido muy amable por cargar con mis cosas.- Dijo mientras abría una de las maletas y empezaba a sacar algunas de sus pertenencias, como libros, postes y otros objetos.


avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
19191
Reputación :
1
Mensajes :
21

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Haciendo una entrada espectacular. {Alex Strike}

Mensaje por Alex Strike el Lun Jun 19, 2017 12:16 am


Al fin habían llegado a la habitación de Solna y aunque Alex podía sin mucho esfuerzo cargar con todo el equipaje reconocía  que este bastante pesado. Si hubiera sido otro joven que se topara con ella bajo las mismas circunstancias posiblemente no hubiera podido cargar con todo eso, tal vez para ella no era nada pero para los humanos si era un peso considerable. Alex coloco el equipaje de la dragona encima de su cama como ella había pedido, luego comenzó a analizar todo lo que había ocurrido, todo lo que había hecho y dicho su acompañante quien no dejaba de sorprenderlo, aunque ahora de una manera diferente que al verla por primera vez. Ahora estaba sorprendido por su aterradora forma de ser.
 
La forma de ser de Solna parecía ser naturalmente terrorífica, las dos veces que pidió ayuda fue mediante el uso de intimidación, aunque parecía tener más consideración por el sexo femenino que con el masculino. Realmente pensaba que el sexo opuesto al suyo solo servía para servir, valga la redundancia. Ella sabía tanto de los cuerpos humanos tanto como Alex de los dragones, nada. Si ella sabía algo de medicina tendría que comenzar nuevamente en este mundo. Alex reflexiono y comprendió que él también estaba en la misma situación, sus conocimientos no servirían mucho en este mundo.
 
Mientras Alex pensaba en todo un par de chicas cruzaron por al frente de la habitación que tenía las puertas abiertas, ellas reían y Alex no pudo evitar sonrojarse como había hecho en todo el viaje hasta la habitación. Había muchas chicas y muchas chicas hermosas, con esas faldas tan cortas, había comenzado a babear de solo recordarlas. Apenas se dio cuenta de sus pensamientos se cacheteo  para volver a concentrarse. Era un paraíso de chicas, sí. Pero concentración Alex, concentración.
Alex no sabía si lograría hacerlo con el tacto suficiente pero creyó que era lo mejor para ella que alguien la pusiera en su lugar, estaba totalmente equivocada, vivía en su burbuja de mundo de dragón o le tomaba el pelo a Alex. Si era mejor que lo hiciera él a que lo hiciera otra persona con malas intenciones. Alex creía que era obvio que él no sería su sirviente pero la dragona no lo veía así.
 
-Eh… Solna, como te digo…- Alex forzó una risa. –Jamás vi como una opción ser tu sirviente y… aunque no se mucho de Eadrom ya que soy nuevo, estoy seguro de que los “Machos” no son sirvientes de ninguna chica, ni de ninguna dragona. No se acostumbra a nada de eso en este lugar- Alex se detuvo un segundo antes de continuar hablando y recordó que él era un servant invocado por una chica. Pero si le contaba eso, ella creería que era normal tener sirvientes y aparte a él no le consultaron si quería ser invocado.- Tengo 24 años- O por lo menos Alex había muerto con esa edad, eso creía.- Soy considerado un adulto y no, no usamos collares, ninguno- Dicho eso Alex se acercó al baño, no era enorme pero el tamaño estaba bien para una habitación de universidad. No pudo evitar imaginarse a varias de las jovencitas que vio bañándose en ese baño. Volvió a sonrojarse. ¡Concentración Alex! Por un momento estuvo a punto de darle razones por la cual separaban a los chicos de las chicas, pero pensó que talvez él no era el mejor para darle clases sobre esos temas, ya lo aprendería ella misma. SI, ella misma.
 
Alex volteo a ver a Solna y pensó en las demás chicas, según había entendido todas las razas acostumbraban a cambiar su apariencia a la mas común.
 
-¿Sabes?, creo que en este instituto todos acostumbran a tomar una apariencia humana- Alex no tenía idea como conseguían cambiar de apariencia, pero era lo que había entendido. –Si tuvieras apariencia humana este baño e incluso la cama serian perfectos para ti, aparte he visto las aulas y no hay puestos para dragones. De hecho deben haber varios dragones que talvez ignoramos por haber cambiado su apariencia.
 
Cada quien sin importar la raza tenían su contraparte humana, Alex le hecho un ojo a Solna y comenzó a imaginársela como mujer. ¿Cómo serias dragona? ¿Alta, baja…? ¿Serás sexy Solna? Volvió a sonrojarse por sus pensamientos.
 
-En resumen Solna, debes comenzar a tratar a los demás como iguales, sin importar la raza o  el sexo- Indico Alex luego de aclarar su garganta y con un tono que le hacía parecer alguien muy serio y también haciendo énfasis con respecto a lo de tratar por igual al sexo opuesto.
Segundo de este Alex extendió su mano para extendérsela y darle un apretón de manos. Recordó que como estaba ella ahora no tenía manos así que cerro el puño a ver si se lo regresaba. ¿Cómo se saludarían los dragones?



 
-No seré tu sirviente pero sin duda te ofrezco mi amistad, Solna puedes contar conmigo si  me necesitas-Dijo Alex mientras a la vez le regalaba una sonrisa sincera.-Ah... Otra cosa tampoco deberías ir andando intimidando a todos-Sugirió finalmente volviendo a forzar otra risa.


// Pienso // Narro // -Hablo- //
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
24
Dromes :
32614
Reputación :
4
Mensajes :
136

Ver perfil de usuario
SERVANTS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Haciendo una entrada espectacular. {Alex Strike}

Mensaje por Solna el Lun Jun 19, 2017 6:40 am

La dragona blanca empezó a colocar sus cosas, una pequeña lámpara con una gema engarzada en vez de una bombilla, unos libros en una estantería, un poster en la pared y otros adornos que iban dando su toque personal a aquella habitación tan sosa. Miró por un momento de reojo a Alex y lo vio babeando por un par de chicas que pasaron por el pasillo, resopló y alzó la vista al techo, mientras parecía murmurar algo sobre los machos en general. Estaba ocupada sacando algo que parecía un látigo de cuero enroscado y buscando un buen lugar de la pared en donde colgarlo cuando el chico interrumpió sus pensamientos volviéndose para mirarlo.

-¿Ah, no? Perdona, entonces te entendí mal...pensé que habías dicho que ibas a ser mi esclavo...- Dijo mientras dejaba el látigo a un lado, sobre la cama mientras sacaba otras cosas que ya supiera el sitio que les iba a dar, como material de escritura que colocó sobre el escritorio. -¿Que no lo son? No digas tonterías… Seguro que te equivocas.- Dijo toda convencida, mientras admiraba el escritorio, lanzando un gruñido de aprobación.- Bueno, me informaré al respecto si tan seguro estás, pero seguro que no es del todo como dices.- Dijo mientras seguía colocando cosas, entre ello una gran foto donde aparecían un gran grupo de dragones, en lo que parecía una gran plaza, don columnas de piedra con gemas engarzadas y un hermoso edificio de fondo, entre los dragones se encontraba ella misma.- Ya veo, tendré que repasar mis apuntes, te pensaba algo más joven.- Respondió ella cuando le comunicó su edad.- Pues yo he visto a chicos y chicas con collares… es raro que ellas lo lleven, aunque no son iguales que los que hacemos usar a los machos. Son como finas cadenas de plata y oro, y algunos llevan simples cordeles de cuero o tela con medallitas y cosas así…- Dijo pensativa, mientras se daba golpecitos pensativos en el hocico con el mando del látigo que había vuelto a coger.

Una vez más volvió su atención al joven cuando éste le comenzó a hablar, dejó el látigo en una estantería y sacó un set de higiene y caminó hasta el baño, dejándolo en un pequeño armario que había allí.

-Eso me dijeron, pero me informé bien y podré moverme por el interior con comodidad y libertad, he incluso también me informé sobre eso.- Dijo cuando el otro le comentó sobre las clases.- Han adaptado un lugar para mi en las aulas, son muy considerados.- Dijo sonriendo contenta, mientras se sentaba sobre los cuartos traseros.- Decidí que podría valerme por mí misma sin usar mi forma humana, no quiero que alguien pueda pensar que me avergüenzo de mi verdadera forma.- Dijo seria desprendiendo de nuevo aquel aura intimidante, aunque parecía hacerlo sin percatarse de ello y sin maldad. Frunció el ceño, algo molesta y enfadada por la insistencia del otro y golpeó el suelo con su cola.- La cama es del tamaño perfecto, la han traído para mí.- Y no mentía.- El baño sería pequeño en comparación a lo que estoy acostumbrada, además. ¿Como íbamos a entrar varios en esa bañera tan pequeña? Normalmente los dragones nos ayudamos con el aseo.- Dijo algo más calmada. Estrechó la mirada cuando el otro se le quedó mirando tan fijamente.- ¿Te estás preguntando como me vería de humana, verdad? ¿Acaso los machos solo podéis pensar en eso? -Parecía algo molesta, pero sacudió la cabeza y chasqueó la lengua.- Yo trato a todos de igual modo, tengo 19 años, no necesito que me digas como debo comportarme.- Dijo con un gruñido, molesta.

Se le quedó mirando la mano que el otro le ofrecía, sin saber que quería que hiciera.

-¿Que haces?- Preguntó desconfiada. Asintió cuando el otro le volvió a decir que no sería su sirviente.- Está bien, siendo amigos me vale… -Alzó la cola altiva e indignada.- Yo no intimido a nadie.- Protestó.- Soy educada y cortés con todo el mundo.- Aseguró alzando la barbilla.- Supongo que simplemente debo adaptarme un poco.- Reconoció con un gruñido.- Se que hay diferencia entre nuestras costumbres, solo espero que no me rechacen por las mías, pues no podré cambiarlo todo.- Apartó la mirada del otro, había pensado en mostrarle su forma humana como recompensa por sus servicios, pero había cambiado de idea, aquel chico la había molestado demasiado.- Gracias por todo Alex. -Se acercó a él y le mordió con suavidad el cuello, dándole luego una lamida, su lengua caliente y húmeda era muy rasposa, pero no hacía daño, era el modo de saludarse y despedirse de los dragones. - Tengo mucho que colocar y seguro que es aburrido verme solo colocar mis cosas, quizás podamos quedar algún día para darnos un baño o para tomar algo.- Al parecer para un dragón era lo mismo lo uno que lo otro, simplemente era un encuentro social normal.


avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
19191
Reputación :
1
Mensajes :
21

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Haciendo una entrada espectacular. {Alex Strike}

Mensaje por Alex Strike el Mar Jun 20, 2017 2:55 pm


En su respuesta Solna había vuelto a actuar intimidante e incluso sonaba un poco molesta, estaba claro de que era natural para  ella ser así, pero  si seguía con esa actitud conseguiría espantar a muchos antes de terminar siquiera una frase. No la rechazarían, algunos simplemente le tendrán miedo, quizás respeto, pero respeto infundado por el miedo. En ese momento ella se había acercado, le mordió levemente y luego lamio con su lengua, era una experiencia que jamás había vivido, quizás lo más parecido era la lamida de un gato, sin embargo era muy diferente ¿Así se saludaran? Ella jamás respondió ante el brazo extendido de Alex. ¿Bañarnos juntos? ¡Era una de las razones por la cual separaban por sexo! Sin duda tienes mucho que aprender Solna, Alex esperaba que lo aprendiera por las buenas y no por las malas. Ella parecía tener un buen corazón después de todo.
 
-Eh… Solna no es que no quiera-Respondió Alex ante la propuesta de Sola mientras ponía una de sus manos detrás del cuello.- Pero prométeme que no invitaras a otro chico al baño, es una de las razones por la cual separan por sexo los dormitorios, luego lo entenderás o eso espero.
 
Alex pensó en alguna mejor forma de ayudarla pero no se le ocurrió nada ¿Ella de verdad traía un látigo? Alex lo imagino como un arma para la batalla, eso parecía normal en el instituto, llevar armas, pero… ¿En realidad un dragón necesitaría de un látigo como arma? Ella en realidad esperaba tener un esclavo.
 
-Y...-Alex no quiera molestarla más pero debía hacerlo.- Sigues haciéndolo, sigues hablando de forma intimidante y también como si los dragones fueran totalmente superiores, somos amigos, somos seres iguales- Comenzó a recordar, aunque en su época no habían tantas razas como parecía haber en Eadrom, existía un racismo de los elfos hacia los humanos y de los humanos hacia los elfos, no se aceptaban entre sí. ¿Por qué no? Ambas razas son físicamente muy parecidas y cada una tenia puntos fuertes y débiles. En sus tiempos Alex ayudaba a humanos como elfos y luchaba para que ambas razas se trataran por igual o aunque sea ponía su granito de arena. –Con respecto a tu aspecto-Alex rio.- ¿Ves que rima?-Volvió a la seriedad.-No es que te avergüence, creo que muchas instalaciones están más adecuadas a un tamaño más reducido, peor ¿Quién soy yo para decirte que no? Ya lo veras tu misma y decidirás.
 
Alex dio media vuelta y comenzó a caminar hacia afuera de la habitación, quizás era el momento de dejarla sola, que se instalara y pensara cuales serían sus siguientes movimientos. Pensó en lo último que le había dicho sobre la apariencia humana y recordó las cosas que pudo ver en los bolsos de la dragona, pero en vez de resaltar lo que había, lo importante era lo que no había, ropa para un aspecto humano. Alex detuvo su marcha hacia fuera de la habitación estando a un paso de la salida, se sonrojo un poco por que se imaginó a la dragona transformándose en una hermosa chica desnuda.
 

-Si por alguna razón decides cambiar de forma, antes de hacerlo compra ropa adecua, no salgas de tu habitación sin ropa ¿Me Prométes eso también?-Dicho esto Alex avanzo hasta afuera de la habitación donde nuevamente se detuvo. –Como sea, pase lo que pase espero que nos veamos de nuevo, si necesitas ayuda, no dudes en buscarme- Alex se quedó en silencio por un tiempo.- Gracias a ti, me recordaste que al igual que a ti, todo un mundo se me escapa… Tome una decisión, Quiero reanudar mi carrera en medicina, mejor dicho, volveré a estudiar para aprender todo lo que no se- Alex volteo la cabeza hacia ella y le mostro una gran sonrisa.- En mis tiempos fui un buen médico, lo creas o no- Luego el joven siguió su camino.


// Pienso // Narro // -Hablo- //
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
24
Dromes :
32614
Reputación :
4
Mensajes :
136

Ver perfil de usuario
SERVANTS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Haciendo una entrada espectacular. {Alex Strike}

Mensaje por Solna el Jue Jun 22, 2017 5:03 am

Solna no entendía para nada a aquel chico, decía cosas extrañas que no tenía sentido para ella, además aunque le daba “consejos” casi parecían órdenes, como la de no invitar a otro chico a bañarse… ¿Por qué razón? Si no tenía a alguien que la ayudara con su aseo, no podría mantener el brillo de sus escamas y así deslumbrar a todo aquel que la admirase. ¿Sería verdad que los machos bípedos tenían vergüenza de sus propios cuerpos? Se preguntó a sí misma, y miró de arriba a bajo a Alex. Quizás fuera por un motivo de autoestima o estaba acomplejado, aquello le pasaba incluso a los dragones, ella bien lo sabía.

-No voy a obligar a nadie, solo será una invitación.- Dijo sacudiendo una garra, para que el otro dejara aquel molesto tema.

Se notaba que Solna estaba acostumbrado a ser obedecida y su actitud intimidante era parte de su personalidad, algo que no podía cambiar por las buenas. Cuando el otro le hizo ver que seguía comportándose del mismo modo, avasallador e intimidante, agitó la cola irritada y frunció el ceño, de haber sido su “esclavo” lo habría castigado en aquel momento.

-Yo no soy como dices, deja de molestarme con eso.- Dijo ofendida y enfadada, azotando el aire con su cola, comenzaba a estar realmente irritada.

Le dio la espalda con enfado cuando continuó hablando, aconsejándola sobre su aspecto, mientras más le hablaba sobre que debía pensar en cambiar de forma, más firme se hacía su idea sobre la de mantenerse en forma de dragona. No quería a su lado a nadie que no la apreciara por lo que era, no por lo que pudiera parecer pues había oído muchas historias, unas horribles y otras tristes, sobre malentendidos que había llevado a enfrentamientos y conflictos por cosas como aquella. ¿Para qué dedicarse a tediosas explicaciones cuando algún macho gallito se le acercara pavoneándose y luego tener que explicarle porqué estaba tumbado en el suelo con la garra de una dragona en torno al cuello?

-No voy a cambiar de forma.- Gruñó de aún de espaldas al otro, mientras sacaba las cosas de sus maletas y le buscaba un nuevo sitio.- No tengo porqué prometerte nada.- Dijo con desdén, aún enfadada por las palabras que el otro estaba usando con ella.

Apenas le dedicó un gruñido de entendimiento cuando el otro empezó a hablarle desde la puerta, hacía como que estaba muy ocupada en decidir donde colocar una fotografía, donde aparecía ella junto a dos dragones adultos, una hembra de escamas rosas y vientre blanco y un macho de escamas celestres y blancas. Seguramente eran los padres de Solna. La dragona lo despidió con un movimiento de desdén de la cola cuando el otro se despidió, negándose a dirigirle la palabra. Aún así le daba vueltas a lo que Alex le había dicho, y se negaba a dar crédito ni a la mitad de lo que había dicho, no se creía que aquello fuera como el humano decía. De modo que se quedó sola en su habitación, rumiando para sus adentros cada vez más enfadada e irritada.


avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
19191
Reputación :
1
Mensajes :
21

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Haciendo una entrada espectacular. {Alex Strike}

Mensaje por Alice Sadao R. el Vie Sep 08, 2017 9:55 pm

TEMA CERRADO
Tema cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de dos meses inactivo.
Si desean volver a abrirlo pedirlo aquí.

➢ Lugar: Edificios/Universidad


Mamiko y Alice:


No Mires(?):

Moderadora desu(?):



Hey we acércate (?):


Gracias Anja <3

~Reilice~ <3



Gracias mi bella Daia <3

Gracias Lunaris <3:


Yo hablo-Yo pienso- Yo escribo
avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
727640
Reputación :
40
Mensajes :
2131

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Haciendo una entrada espectacular. {Alex Strike}

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.