Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Invitado el Lun Jun 12, 2017 12:05 pm

Post: 1.
Ubicación: Casa/Taquillas del cine.
Compañía: Nadie/Multitud.
Extra: ¡Las multitudes son peligrosas! °3°

Me desperté poco antes de las 3:00 a.m., los domingos no atendía ningún caso, era mi día libre, y de todas formas los domingos parecía ser el día menos preferidos para mis clientes, no era que todo saliera perfectamente los domingos, pero durante mis primeras semanas en Éadrom abrí todos los días de la semana, y durante ese tiempo no recibí ningún cliente los domingos.-Bueno, no tiene "caso" abrir todos los días.-Reí ante mi propia broma luego de haber apagado mi escandaloso reloj despertador... tenía que conseguir uno nuevo pronto o a este paso me volvería loco.

Me puse de pie, estirando mi cuerpo mientras sentía mis huesos crujir, provocando una curiosa y extraña sensación de placer en mi, de alguna forma esto siempre me hacía sentir mucho más ligero y menos rígido. Generalmente los domingos no me despertaba hasta medio día, pues el resto de la semana madrugaba como loco y no me dormía hasta la madrugada, pero no hoy, pues este era un día especial para cualquier buen amante de los comics; O cuando menos un gran fanático/curioso de el que era, en mi opinión, el mejor super héroe de la edad de oro de los comics, Sola "El Guerrero del Mar", y esta era sin duda alguna una ocasión especial, pues no se había publicado nada de mi héroe, y una de las más grandes inspiraciones de mi profesión, en al menos los últimos 50 años, recordaba con nostalgia el día en el que el famoso comic de Sola -que se había mantenido en por lo menos los primeros 3 puestos de ventas durante sus 25 años de publicación- finalmente llegó épico final. Drama, misterio, acción, giros inesperados de la trama, romance, pasión, momentos reflexivos, tragedias, milagros, deidades, demonios, criaturas nunca antes vistas y un universo completo que desearías explorar, ¡Sola lo tenía todo!.

-Malditas corporaciones.-Maldije mentalmente mientras entraba a la ducha para darme un baño. Lastimosamente las compañías no podían esperar para poder recrear el gran éxito e impacto que Sola tuvo en su momento, las millones de copias vendidas por la franquicia y los éxitos en ventas que suponían cada artículo que tuviera el nombre e imagen del héroe, seguramente babeaban de la emoción para repetir el rotundo éxito que supuso el héroe. Sin embargo ocurrieron muchos problemas de derechos de autor con la mente maestra detrás del héroe, así como una sobre explotación planeada por las compañías a las que el autor se negaba a sucumbir... rápidamente las corporaciones no perdieron tiempo y comenzaron a crear a más personajes, los nombrados "crossovers", sin embargo pocos consiguieron recrear el éxito de Sola, aunque hoy en día la gente prefiriera a otros super héroes, para mi, el mejor sería para siempre Sola, el guerrero del mar.

4:19 P.M.
Taquillas del Cine, Centro de la Ciudad.

El gran evento sin duda alguna había llamado a todos los fanáticos de Éadrom, sabía que los trailers de la película en internet habían sido espectaculares, hace 50 años nunca habría soñado con ver al increíble Sola vivo a todo color y con esos efectos de primera generación, sin duda alguna la película podría cumplir con las expectativas en su Septuagésimo Quinto aniversario. De no ser porqué estaba presente no podría creérmelo, agradecía haber venido desde tan temprano pues era una de las primeras personas en la fila, sólo habiendo 5 personas por delante de mi... y esos hasta traían tienda de acampar, sin embargo, si de dabas media vuelta podrías ver una enorme fila que pareciera no tener fin, además de que por lo menos la mitad de ellos se encontraban vestidos de distintos personajes de los comcis, aunque algunos tenían puestos "cosplay" de personajes no-canon creados exclusivamente para las series live-action y dibujos animados.-Malditos news.-Pensé, pero no lo tomé muy en cuenta.

Claro que yo también tenía puesto mi disfraz de Sola. Sonreí satisfecho mientras miraba mi reflejo en una de las tiendas, sólo me faltaba caminar sobre el agua para ser idéntico a él.... además de una fiel gaviota compañera y un robot de alta tecnología que lucharan a mi lado.

Así (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku 350?cb=20170410131837&path-prefix=es

Todo estaba saliendo a pedir de boca, sin duda alguna ya me tenía asegurado un buen asiento para ver la película, pero claro, las cosas nunca salen como uno quiere. Un hombre de la mediana edad, calvo y con unos gruesos lentes de botellas comenzó a llamar la atención de todos aquellos que podían escucharle.-¡Disculpen!... eh... lamento informar esto, pero la cinta que nos mandaron de la película "Sola, el guerrero del mar" no esta completa y tiene algunos problemas de audio... no podremos reproducir la película hasta dentro de una semana por lo menos así que...-Rápidamente los abucheos no se hicieron esperar, yo estaba entre ellos, ¡era inaceptable!.-¡P-por favor, ca-calmence, ta-también pueden pedir una devolución de su dinero en las pre-ventas en línea o ver otra película!.-Los abucheos continuaron durante un buen rato, yo ya me había detenido, pero la gigantesca decepción y frustración que sentía en ese momento me obligaban a quedarme, cuando menos quería ver el desenlace de todo esto.


-Tsk... no puede ser posible.-Murmuré con fastidio, al final todos mis esfuerzos habían sido en vano, horas bajo el intenso calor del sol tiradas a la basura... pero jamás esperé lo que pasaría a continuación.

Repentinamente, un extraño hombre de alrededor de 30 años prendió en fuego una de sus camisas con un encendedor y grito.-¡Prendan fuego al cine!.-Nunca creí que nadie le hiciera caso, era totalmente absurdo, pero la multitud comenzó a seguirle mientras prendían en fuego lo primero que tenían en la mano para luego entrar a la fuerza en el cine y comenzar a expandir el caos. Ahora esa multitud se dividía en tres grupos: los que prendían fuego, los que rompían cosas y los que quedamos al margen, sin hacer nada... lastimosamente eramos la minoría.

-Este es un trabajo para Sola.-Al menos cumpliría mi sueño de ser super héroe.

Spoiler:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku 7bd4ac1e9187ca518725cdf1170f8f15
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Midoriya Izuku el Mar Jun 13, 2017 1:21 pm

-Veamos, debo de llevarlo todo ya preparado... Casco en posición, traje enfundado, gaviota de papel maché lista en el hombro lista... Botas ajustadas. Sólo falta la capa y... ¡Voalá!

Decía para mí mismo mientras posaba con posturas algo cool frente al espejo de mi armario en mi habitación. Me encontraba efectivamente disfrazado de uno de los superhéroes que más llegué a admirar de pequeño, e incluso hoy en día continuaba siendo un ferviente fan de éste: Sola, el Guerrero del Mar. Recordaba lo increíble que me parecía aquel héroe cuando leía sus cómics... En ocasiones trataba de imitar lo bien que quedaba mientras hacía el bien en mi casa, ante la paciente y divertida mirada de mis padres, con una toalla y un cubo de esos que usan los niños pequeños en la playa para entretenerse haciendo castillos de arena como únicos elementos para mi "cosplay" de Sola en aquel entonces. Actualmente me encontraba mucho más preparado, por supuesto, con mis guantes amarillos, mi traje azulado y de manchas blanquecinas y lleno de botones, las botas de un azul más oscuro que el del cuerpo en sí, la capa del mismo tejido e igual color que las botas... Y el casco que recubría parcialmente la cabeza del superhéroe. ¡Incluso portaba conmigo la gaviota que lo acompañaba casi siempre, hecha a mano y bastante realista! Para ser de papel maché al menos...

-¡C-Claro, cómo se me puede olvidar! ¡La pistola!- Exclamé al investigar mi apariencia a fondo en aquel espejo pegado a la puerta del armario en el que me miraba, dando un par de zancadas enormes y apresuradas a mi izquierda para tomar de la caja de cartón en la que dispuse todas las piezas de aquel disfraz para que no se perdieran, en la cual se podía divisar una pistolita hecha de goma eva con la forma de la pistola original que usaba Sola en sus combates. No sólo se valía de dicha arma para salir de situaciones peliagudas, su ingenio y astucia estaban a una altura bastante admirable. Realmente lo único que faltaba de aquel cosplay era el enorme robot gigante que lo acompañaba también en sus aventuras, el cual de pequeño, por alguna razón, me solía dar miedo. Pero tampoco me sobraba el tiempo para ponerme a hacer también aquel elemento del disfraz... Era demasiado masivo para que cuadrara de todas formas.

Me encontraba así vestido por una sencilla razón: Al fin aquel día era el estreno de la película de Sola, El Guerrero del Mar. Recuerdo cuando mi madre me compró una vez por mi cumpleaños de niño un cómic de dicho superhéroe, el cual desconocía por completo hasta ese momento... Y dichosa mi madre y su regalo, que de pronto, en un abrir y cerrar de ojos, me volví fan de aquel personaje con aquella simple entrega que me dio, la cual era el primer capítulo de dicha saga. Quise en ese entonces hacerme con la colección entera de las entregas de cómics de dicho personaje y su universo, con algo de resistencia viniendo de mis padres al ser una gran cantidad de dinero la que tendrían que poner para satisfacer mis deseos...


Reacción al ser pagafanteado por los papis (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku 5d91b6f3efb122be898cfdfdeeccbcd2ac0a238f_hq


Pero era un niño mimado en esos tiempos, y acabaron por darme ese gusto de poder leer toda su historia y fascinarme con ella. Desde esa tierna edad de no más de 8 años fui un enorme fan del superhéroe. Aun sabiendo que su cómic ya llegó a su fin, cuyo desenlace no me dejó indiferente ni de lejos, mantuve bien guardado en mis recuerdos a Sola hasta hoy en día: El día en el que finalmente se estrenaba su película oficial. Un gran acontecimiento para cualquier fan del superhéroe en cuestión, al fin y al cabo, y como la situación así lo valía decidí asistir a dicho evento enfundado en un cosplay de lo más detallado y minucioso de Sola. Si no fuera por un par de mechones que sobresalían del casco, podría fácilmente hacerme pasar por el mismo personaje y la gente se lo llegaría a creer, ¡sin duda alguna!

Era muy temprano, o muy tarde dependiendo de cómo se mirara el asunto, cuando me encontraba posando frente al espejo pistola en mano: Las 4 AM. Aún era de noche. Pero a esa misma hora pensaba asistir al cine en el que estrenarían dicha película, ya que tenía por supuesto que una cola enorme se formaría en su entrada, lo suficiente como para dejarme fuera de él aun habiendo comprado a tiempo mi entrada... Las cuales se agotaron en un abrir y cerrar de ojos por internet, ¡menos mal que estuve atento! Debía de acampar en la entrada para ser mínimamente del primer grupo que entraría a la sala del cine y no tener que esperar horas y horas hasta poder ver la tan esperada película, eso si llegaba a hacerlo en cualquier caso...

-¡¡Está bien!! ¡No hay tiempo para seguir admirando lo cool que me veo, debo marchar ya!



[En las taquillas del cine, haciendo cola justo detrás de Renzo]





"Hice bien en hacer cola desde tan temprano..."


Pensé algo sorprendido mientras echaba un vistazo a mis espaldas y observaba la increíble extensión de la cola que se encontraba tras de mí. En un momento, al yo llegar y sentarme a hacer cola mientras pasaba el rato trasteando con cómics releídos unas cinco veces cada uno por mí mismo del superhéroe Sola, observaba en ocasiones cómo llegaban grupos de 5 en 5 fans, agrandando la fila de personas hasta límites que incluso llegaban a entorpecer el tráfico regular de las calles de la ciudad... Eran las 4 y pico de la tarde si mal no me fijé en mi teféfono móvil, se podría decir que acampé literalmente en aquel lugar por lo menos durante 11 horas hasta poder finalmente comenzar el evento.



Un montón de cosplays se podían identificar a lo largo de dicha cola, incluso a lo lejos... Pero el que más me llamó la atención fue curiosamente el que tenía justo delante de mí. Era como un disfraz casi igual de exacto y detallado que el mío... Aunque diría que siendo más fiel al personaje incluso, ya que se trataba de un sujeto de complexión más robusta y ancha que la mía, y claro, aquello aunque fuera un rasgo natural del cosplayer seguía contando a su favor. Pero no le di a tal hecho trivial mucha más importancia, ya que finalmente, tras tanto tiempo a la espera, abrieron las puertas para dejar entrar a la primera tanda de fans deseosos de espectar el estreno de "Sola, El Guerrero del Mar" oficial en la gran pantalla.

Nos adentramos en dicha enorme sala con aquel ejército de sillones a nuestra disposición para acomodarnos en ellos de una vez y poder dar comienzo a la retransmisión de aquella esperada película. Realmente pasó un tiempo desde que dejaron de sacar cómics de la serie por el haber llegado ya a su fin, lo que sabía era que ya se había terminado decenas de años antes de que yo mismo naciera, y si mal no recordaba aquella vez se cumplían 50 años desde su conclusión. ¡Por lo que en efecto, era un día de lo más especial!

Sin embargo, tras apenas aguardar unos minutos hasta que todos estuviesen a la espera de la película, todo aquello ocurrió. A una velocidad vertiginosa, casi increíble. Catastrófica.


-¡Disculpen!... eh... lamento informar esto, pero la cinta que nos mandaron de la película "Sola, el guerrero del mar" no esta completa y tiene algunos problemas de audio... no podremos reproducir la película hasta dentro de una semana por lo menos así que... ¡P-por favor, ca-calmence, ta-también pueden pedir una devolución de su dinero en las pre-ventas en línea o ver otra película!

-¡Prendan fuego al cine!


-Vamos, chicos... No sean tan melodramáticos. Es una pena pero hay que acept---


........


Música ambiental (?):


Deku ahora mismo(?????):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku 11





-¡¡Están locos, todos locos!!


Me encontraba usando en ese mismo instante mi propia capa del disfraz como si fuera una especie de abanico, extinguiendo la columna de fuego que de pronto se encontraba propagándose de sillón en sillón, todo provocado por aquel hombre liante... "¡Han perdido la cabeza, vamos a morir todos! ¡D-Debo hacer algo!". Mi mente se colapsaba de ideas para resolver todo aquella extrema situación... Finalmente conseguí despejar aquella zona de la sala de la columna de fuego que lo ocupaba, dejando sobre los respaldos de los sillones mi capa para entonces apresurarme hasta llegar a la altura de un grupillo de los liantes que se encontraban prendiendo fuego a la sala.


-¡¡V-Vamos!! ¡¡Deténganse, no quiero hacerles daño!!


Pero me obligaron. Al ver que estaba tratando de arreglar la situación, el grupillo redirigió su atención hacia mí esbozando sonrisas burlonas, para encaminarse hacia mi posición seguramente con la intención de darme una paliza y callarme de dicha forma. Al ver cómo uno del grupo se adelantaba con claras intenciones de asestarme una serie de golpes, sin siquiera activar el One For All pude ver que sería capaz de arreglármelas en esa situación sin salir apenas herido: Tan sólo tendría que ahuyentarlos. Con una llave de judo que había perfeccionado últimamente durante mi caza diaria de criminales serviría. Esquivando de forma ágil uno de sus puñetazos, usé el segundo para impulsarme con mis propios brazos hacia la cabeza del hombre, el cual era bastante alto y me superaba una cabeza en sí, abriendo mis piernas en el acto y aferrarme al cuello de éste con ambas, de forma que ejerció de palanca y, moviendo con cierta inercia mi cuerpo en el aire, conseguí voltearlo y tumbarlo de dicha forma, aterrizando su cuerpo a los pies de sus compañeros aterrados mientras me incorporaba con cierta pesadez y pereza, sacudiéndome los hombros una vez nuevamente de pie y adoptando una postura de combate.


Movimiento cool (?:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Judo-Profesional-76221



-¡Vamos, este escenario es el típico que aparece en los juegos de lucha! ¡Estoy que "ardo" de emoción!


Hablo - Narro - "Pienso"
¡Debo dar lo mejor de mí...!:
MITTE MITTE!! (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mejor_roleador_Midoriya
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_ohv79fnouZ1vlrrwko1_540
MUCHAS GRACIAS JESTRO <3
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mido
¡I.W.E. IS LAIF! <3:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku X4CgUD3r
Thx Vin <3 (?:

Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku DGcwSFwl
Midoriya Izuku
Salón : 1 A Edad : 16 Dromes : 105245
Reputación : 20
Mensajes : 255
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Invitado el Vie Jun 16, 2017 5:42 pm

Post: 2.
Ubicación: Cine.
Compañía: Multitud.
Extra: Nada (?).

De alguna manera esto no podía emocionarme más de lo que ya estaba, era una sensación de adrenalina pura, pero no podía simplemente dejarme llevar por aquel sueño de interpretar a mi héroe favorito de siempre, por más que estas personas no tuvieran demasiada fuerza, habilidad o ingenio, todavía podían llegar a causar una gran tragedia. Me erguí rápidamente, observando en todas direcciones de la sala del cine, el fuego rápidamente comenzó a esparcirse por los asientos que hace poco acababan de ser incendiados por la multitud furiosa de fans.-Oh... ese pequeño es muy valiente.-Unas filas por delante de mi se encontraba un chico algo bajo, con un disfraz digno de admiración, si tan sólo fuera algo más alto juraría que era la viva imagen de Sola. Ahora que recordaba, era el mismo que se encontraba detrás de mi en la fila, ya decía yo que sólo un auténtico fan de Sola podría tener un disfraz tan bien hecho, además de aquella realista gaviota hecha de papel mache que servía como cereza sobre el pastel en aquel sorprendente disfraz.

-Bueno, será mejor no perder más tiempo...-Rápidamente removí mi capa e imité las acciones del pequeño Sola para apagar el fuego que se esparcía poco a poco con la tela, agitándola con fuerza de arriba a abajo para generar una corriente de viento que extinguiera las flamas. El trabajo de un héroe sin duda alguna estaba llenó de sacrificios, al final tendría que conseguir una capa nueva, y esto ni siquiera había terminado, ¡quizás hasta tuviera que comprar el set completo de nuevo!. Aquello me irritaba en cierta medida, pero no podía simplemente dejar que la ira me cegara, de lo contrario podría terminar como ellos, y considerando la gran diferencia que había entre nuestras fuerzas era prácticamente seguro que terminaría por matar a alguien; eran humanos comunes y corrientes, sin entrenamiento, podría derrotarlos sin usar mis poderes, pero a la vez debía ser precavido para no golpear con demasiada fuerza.

-Hmmmm~...-Miré a mi alrededor, realmente sería difícil que la policía arrestara a todos y cada uno de los alborotadores, también sería sumamente difícil reconocerlos a todos con las cámaras, facilmente podrían ser decenas sólo en esta sala y ni siquiera habíamos contado a los de otras salas, que por lo que escuchaba parecían unirse a la "causa", y existía una buena posibilidad de que la gran fila que aun quedaba afuera también decidiera unirse. Suspiré con frustración, esto sería difícil, pues no podía usar fuerza letal, sólo tendría que someterlos, pero a diferencia de lo que mucha gente cree, la verdad era que matar a un enemigo era mucho más difícil que someterlo.-Bueno... ¡allá voy!.-Exclamé, dejando de lado mi capa, ya con claros signos de quemaduras por aquí y por allá, para luego correr hacía las personas que aun quedaban en la sala, pues parecía que muchos habían querido esparcir el caos por otras partes del cine.

-¿Hmp?...-Exclamó uno de los cabecillas de un pequeño grupo, el tipo era alto y gordo, aunque más bien yo le definiría como una complexión robusta, aunque para nada intimidante. Por más que él quisiera aparentar lo contrario junto a su pequeña pandilla de cinco hombres.-¡A un lado, idiota!.-Exclamó. Yo solté una risa suave ante sus palabras, la única dificultad que tendría con ellos era la de controlar mi fuerza, un mal golpe y podía ser catastrófico, pero estaba dispuesto a aceptar el reto.-¡¿Quién demonios crees que eres?!, ¡ese disfraz esta muy mal hecho!.

-¡Ja!.-Exclamé con sorna, manteniendo ambos brazos cruzados con una gran sonrisa de confianza en mi propia fuerza, y en mi apariencia, de no ser por que acababa de "perder" la capa ahora mismo me vería idéntico a Sola cuando se enfrenta a los villanos.-¿Quién soy preguntas?.-Baje ambos brazos, colocándome en una posición más relajada.-¡Soy el héroe que lucha por la justifica, el hombre que jamás permitirá que el mal triunfe, aquel que impide que los villanos escapen del puño de la verdad...-Comencé a citar una de las tantas entradas de Sola mientras hacía sus mismas e increíbles poses.-...¡Yo soy, Sola "El Guerrero del Mar"!.-Exclamé, concluyendo con las sorprendentes y heroicas poses realizadas por el héroe en ocasiones anteriores.

Spoiler:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Giphy

Los sujetos no pudieron evitar mantener su vista sobre mi unos instantes, tal parecía que la increíble barbarosidad de los legendarios movimientos de Sola los habían dejado sin habla.-Je, sabía que esto los impresionaría.-Pensé mientras asentía con la cabeza para mi mismo.

Pero no había tiempo para hacer más de las famosas poses del legendario Sola, uno de sus elementos más característicos eran sus movimientos y poses, todas y cada uno de ellas llenas de aquella sorprendente determinación que le permitía derrotar a casi cualquier enemigo que se le cruzara por si mismo, claro, con ayuda de su fiel gaviota el robot justiciero. Sería fantástico que pudiera haberlos hechos, así mi disfraz estaría completo, pero bueno, nada podía ser perfecto. Sin perder un segundo, ni mucho menos permitirles articular palabra alguna, di un gran salto sobre ellos, cayendo sobre los hombros del cabecilla, sosteniendo mi peso con una mano sobre su cabeza, debía ser rápido, estos tipos no tenían entrenamiento y claro que no resistiría mi peso por mucho tiempo.

-Sola's Roll!.-Utilizando mi mano derecha para seguir sosteniendo mi peso estiré mis piernas para dar patadas mientras giraba sobre mi propio eje, no muy fuertes, lo suficiente como para dejarlos inconscientes. Al final el tipo no resistió más mi peso y cayó inconsciente, seguramente había ejercido un agarre más fuerte de lo que creí. Caí de rodillas, pero totalmente ileso, y me erguí.

Spoiler:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Sanji-vs-franky-house-o

-Aún faltan muchos...-Me dije al mirar a mi alrededor, con aquel acto ya había captado la atención de muchos de los alborotadores que quedaban en la sala, sus miradas reflejaban claras intenciones hostiles, aunque no todas iban dirigidas hacía mi, sino que el joven chico que hasta hace poco había estado apagando el fuego, ese que igualmente iba vestido de Sola, también se había encargado de otro grupo pequeño, con una sorprendente facilidad. Solté una suave risa.-¡Sola's Power!.-Le grité, haciendo una heroica pose, ambos estábamos en esto.

Spoiler:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku CAGPr3VUgAAS4Mk

¡Era como en ese popular videojuego en 3D que salió de Sola hace algunas décadas!, fue totalmente revolucionario ver la famosa saga de vídeo-juegos del súper héroe pasar del tradicional 8 bits a un 3D sorprendente para la época. Si no mal recordaba había una misión en un centro comercial dónde el Dr. Poison controlaba las mentes de los clientes de todo el centro comercial para distraer a Sola de su auténtico plan, la misión era especialmente complicada porqué tenías que controlar la fuerza con la que Sola luchaba.-¡El mal no triunfara sobre el bien!.-Exclamé, adoptando una pose de lucha cuerpo a cuerpo, desgraciadamente no podría usar mi espada, pues corría el riesgo de dejar sin alguna extremidad a alguien.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Midoriya Izuku el Lun Jun 19, 2017 11:01 am




-¡¡Vamos!! ¡¡Esto no es más que el "calentamiento"!!


Vociferaba de forma burlona al grupo de vándalos que en ese instante me rodeó en un abrir y cerrar de ojos, sintiendo casi diversión en mi interior mientras bloqueaba, esquivaba y contraatacaba los ataques de cada uno de ellos, pero tratando de sustituir dicha diversión por mi sentido del deber. No podía permitirme disfrutar del momento, estaba en medio de una sala en llamas al fin y al cabo, y debía dejar a aquellos bestias fuera de combate cuanto antes para poder pasar nuevamente a extinguir las llamas que aquellos estaban reavivando. Era por ese mismo motivo por el que me encontraba metido de lleno en aquella pelea a primera vista innecesaria: Necesitaba quitarlos de en medio para poder finalmente poner orden en la sala, orden el cual se veía continuamente alterado por dichos maleantes.


Cuando quieran, el siguiente que se atreva lo dejaré K.O.!- Exclamé con un fulgor desafiante y casi atrevido en mis ojos, mirando a cada uno de los hombres que me rodeaban con cierta burla vislumbrándose en mi expresión. En ese instante me encontraba despojado tanto de mi casco como de mi capa de Sola, ya que al fin y al cabo necesitaba toda de mi movilidad disponible en ese entonces para poder plantarles cara, y dejé ambas prendas sobre los asientos del cine, cuyas llamas las cuales los quemaban ya extinguidas gracias a mis esfuerzos y a los de varios de los presentes. Me alegraba saber que no era el único mínimamente cuerdo en el lugar, incluso llegué a ver de reojo al hombre que me llamó tanto la atención anteriormente al hacer cola del cosplay del superhéroe Sola tan bueno que portaba ayudar en la situación, extinguiendo las llamas y dejando fuera de combate por su cuenta a varios maleantes de la zona.


-¡E-Ese es el espíritu! ¡Temed a Sola, El Guerrero del Mar!



Vociferé nuevamente con energías renovadas dirigiéndome a los contrincantes que me rodeaban en ese instante. Si mal no hice la cuenta, se trataban de 8 rivales de los cuales preocuparme, cuyos ataques podrían venir desde cualquier lado y ángulo... Era un reto bastante interesante. Sin embargo... Realmente no presentaban tal peligro como para activar siquiera mi estado Full Cowl. Por supuesto, me superaban enormemente en número, pero sus movimientos eran torpes e indecisos, no dejaban de ser nerds de superhéroes y demás al fin y al cabo, la condición física de la mayoría se notaba que apenas estaba trabajada. Por lo que mis golpes llegaban a ser incluso igual de efectivos contra ellos como lo eran los que daba en estado Full Cowl contra rivales más... "Duros", se podría decir. Tan sólo tendría que hacer un mayor uso de llaves y demás combos propios, y estaba confiado de que podría desenvolverme de forma eficiente en aquella situación.


-Vamos... Vengan a por mí.


Escena de Izuku (??):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Bruce-Lee-Serio-67345


Al pronunciar aquellas desafiantes palabras, observé cómo comenzó el grupo a moverse de forma brusca, tratando de dicha forma confundirme, para luego uno por uno tratar de encajarme diferentes golpes en diferentes zonas de mi cuerpo, bloqueando cada ataque con eficacia haciendo uso de mis buenos reflejos desarrollados y entrenados gracias a la de peleas de aquel estilo en la que tuve protagonismo y de mi propio instinto, que me decía si un ataque me venía a mis espaldas o no... Todo aquello desencadenando en un momento lleno de bloqueos, esquives y contraataques sorprendentes a la vista de las personas normales que se encontraran en el lugar, pero ya incluso cotidianos para mí, siendo aquello casi un juego. Cierto era que hubo un par de ocasiones en las que mis contrincantes pudieron llegar a golpearme, pero por suerte no se trataron más que un puñetazo en las costillas leve y una patada mal efectuada en mi lumbar, por lo que no fueron más que ataques de menor grado que no afectarían a mi rendimiento en lo más mínimo.


Escena de la pelea:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Bruce-lee-chinese-conection-animated


-Phew... ¡Qué agotador...!- Suspiré de forma pesada, mientras una manada de cuerpos doloridos y quejosos se esparcía a mi alrededor, por los suelos, rodando por sobre ellos mientras yo mismo me limpiaba el sudor que reinaba en mi frente y tomaba aliento tras el ejercicio exhausto al que me acababa de someter. "Sin duda, esto es mucho más trabajoso sin el One For All...", pensé, para entonces echar un vistazo algo despreocupado al ver que de momento no había ningún otro vándalo que se atreviera a pelear conmigo en ese instante a donde se encontraba el sujeto del tan buen disfraz de Sola tras el que me encontraba haciendo cola antes... Sorprendiéndome en demasía ante la escena que presencié en ese mismo instante, de aquel sujeto usando la cabeza de un maleante como eje para girar sobre sí mismo y dejar fuera de combate a varios enemigos a la vez de un sólo movimiento rápido de piernas...


Escena de Izuku en ese mismo momento:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Original


Era como si el mismísimo Sola estuviese ante mis ojos, aquellos ágiles movimientos parecían sacados de un cómic de superhéroes o de uno shonen... Realmente me fascinó aquella acrobacia y la forma en la que aquel individuo se posó nuevamente en tierra. Parecío darse cuenta de mi presencia a su vez, observándome con cierta energía y alegría en sus ojos, mientras me dedicaba una especie de pose heroica y triunfante, digna de pertenecer a un héroe de verdad. En ese instante, al ver cómo adoptaba una posición algo extravagante y vistosa, traté de corresponder como mejor podía y adoptar yo mismo una pose igual de extraña, pero que vi en su día al leer uno de mis mangas shonen preferidos, mientras esbozaba una sonrisa de oreja a oreja emocionada y llena de orgullo, repitiendo las palabras que aquel hombre exclamó en ese momento.



-¡¡Sola's Power!!



Pose (??):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Latest?cb=20110902153553&path-prefix=es


-¡¡El Bien siempre gana, el Mal jamás triunfará!!- Vociferé ciertamente motivado en demasía, tensando todos los músculos de mi cuerpo en ese instante mientras notaba cómo gotas de sudor por la ya de por sí elevada temperatura ambiental recorrían mi sien y mis mejillas, mientras adoptaba una posición de combate dando cara a los nuevos contrincantes que acababan de aparecer ante mis ojos. Al parecer, tan sólo se atrevían a plantarme cara si tenían la certeza de ser como mínimo 5 sujetos contra mí... Y aquello no hacía más que agradarme. Más diversión al fin y al cabo.



[Minutos después, con todos los maleantes aparentemente ya fuera de combate]



Notaba goterones de sudor resbalar por mi rostro de forma sinuosa mientras observaba a mi alrededor con cierta lentitud, asegurándome que ya no quedara nadie en pie que estuviese avivando las llamas de la sala, para entonces poder ponerme finalmente a pensar en profundidad sobre una forma de poder arreglar aquella situación lo antes posible y de la forma más limpia que se me ocurriera...

-... ¿Por qué no funciona el sistema de riegue de emergencia...?- Me dije en ese instante a mí mismo mientras miraba hacia el techo de la sala, extrañándome bastante, ya que dicho techo tenía incorporado un sistema de riegue en caso de incendio o algo por el estilo, la típica lluvia que sucede en los supermercados o demás estancias cerradas al saltar la alarma contra incendios, la cual se activaba si notaba una subida de temperatura ambiental incoherente o noticeaba la presencia de humo en la zona... Pero no funcionaba en ese entonces... Ni una gota salía de los aspersores situados a lo largo y ancho de aquel techo...

-Quizás estén... ¿Con los conductos obstruídos...?- Dije en ese momento, nuevamente en voz baja y para mí mismo, planteándme dicha posibilidad la cual pareció ser la más segura y cierta en esa situación, y casi una revelación ante mis ojos, haciéndome adoptar una expresión más asombrada al finalmente darme cuenta de la causa posible por la que aquellos aspersores aún se encontraban sin funcionar... Podía verse de lejos al presenciar mi figura que estaba sospechando del techo, ya que me encontraba mirándolo fijamente mientras mis ojos danzaban alternativamente entre aspersor y aspersor.


-¡¡Es eso!! ¡Debo buscar la forma de destruir el tejado de forma segura...! De esta forma, podría hacer que el agua que lo más seguro estuviera en camino hacia los aspersores pueda fluir libre hacia la sala, quizás los conductos estén taponados y no puedan alcanzarlos...- Murmuré casi para mí mismo, en medio de mi reflexión personal - Pero no puedo poner en peligro la vida de los civiles inocentes, no más aún... Pero... ¿Cómo podríamos extinguir las llamas si no es de esta forma...?


Hablo - Narro - "Pienso"
¡Debo dar lo mejor de mí...!:
MITTE MITTE!! (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mejor_roleador_Midoriya
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_ohv79fnouZ1vlrrwko1_540
MUCHAS GRACIAS JESTRO <3
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mido
¡I.W.E. IS LAIF! <3:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku X4CgUD3r
Thx Vin <3 (?:

Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku DGcwSFwl
Midoriya Izuku
Salón : 1 A Edad : 16 Dromes : 105245
Reputación : 20
Mensajes : 255
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Invitado el Miér Jun 21, 2017 1:30 am

Me mostré incapaz de evitar esbozar una media sonrisa al ver que aquel chico respondía mi acción, utilizando una pose igual de heroica, quizás no era una que yo hubiera usado, pero vamos, eso ya era cuestión de gustos y de todas formas aquella pose no tenía nada de malo. Era bastante buena a decir verdad, aunque seguramente se vería mejor si se combinaba con una serie de movimientos previamente ensayados con un equipo, sí, eso sería definitivamente lo mejor. Pero desgraciadamente en estos momentos no teníamos tanto tiempo, bueno sería que pudiéramos hacer algunos movimientos ensayados, o improvisados tan siquiera, yo podía ser algo así como su maestro, aquel que le guiara por el camino de la justicia y, quién sabe, quizás hasta pudiera enseñarle algunos movimientos y maneras de volverlos más efectivos dependiendo de distintas situaciones.

¡Puede que incluso tuviéramos uno que otro movimiento sincronizado para deslumbrar a nuestros oponentes y espectadores!

Mientras tanto.. En la mente de Renzo (???):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_mruy6yrvEB1rnvb0co1_400

Pero las condiciones actuales no nos permitirían tener esa suerte. Hasta ahora mis "peligrosos" oponentes se habían mantenido a raya, y la mayoría de los escandalosos fanáticos que se habían unido al revuelo decidieron ir a luchar en contra del joven fiel de la justicia, seguramente creyendo que era un blanco fácil, quizás era porqué mi movimiento fue más sorprendente visualmente ante sus ojos o simplemente se dejaban llevar por la apariencia, fuera cuál fuera la razón por la que preferían pasar de mí poco importaba, pues de todas maneras aquel joven definitivamente sería capaz de enfrentar a estos falsos fanáticos de Sola.-No son nada más que eso, sucios dobles caras.-Me dije en un murmullo, con desprecio, mientras poco a poco más y más de aquellos hombres -y algunas mujeres- comenzaban a rodearme.

Ante mí razonamiento ellos no eran dignos seguidores de mi héroe, Sola, pues él era un héroe, que siempre había transmitido buenos mensajes a través de cada una de sus aventuras. Seguro que nunca faltaron las escenas épicas y batallas contra enemigos casi imposibles de vencer, pero no para Sola, quien siempre salía victorioso, pero las peleas jamás fueron lo más importante para aquel legendario héroe, para nada.-La justicia ante todo.-Dije, antes de dar un salto en el aire para dirigirme al que parecía ser el más fuerte de todos y, desgraciadamente, de los pocos en la sala que parecía tener tan siquiera algo de entrenamiento físico.

Sólo pude observarlo por unos instantes, pero me basto para identificarlo como el más duro de todos, era bastante alto, como de 1.80 m y además tenía una complexión física musculosa, sin duda alguna era alguien fuerte... considerando que era humano. Mientras me encontraba en el aire di vueltas rápidas hasta estar encima de él, para dar una patada en su cabeza, no muy fuerte, de hecho, en general no debería de ser un golpe que le causara sangrado siquiera, sólo lo suficiente para dejarlo inconsciente.

Todo Pro (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_o52huyDQqX1ufgllto1_500

A pesar de que era claramente un hombre ejercitado continuaba estando en los estándares humanos, por lo que sin mayor remedio el sujeto cayó al suelo inconsciente. Para cuando mire a mi alrededor ya me encontraba rodeado de al menos 15 hombres y 5 mujeres, por lo que pude contar. Miré de reojo, sólo por unos instantes, cómo podría estarla pasando aquel joven Sola, y por lo que veía él también estaba rodeado, pero a pesar de aquello la pelea era bastante desventajosa para los alocados y melodramáticos fans que caían sin mayor remedio al suelo, adoloridos, por los golpes del chico.

Uno pareció tener la fantasía de que podría conectarme un gancho en la barbilla al notar que, por unos breves instantes, desviaba la mirada, sin saber que por ningún concepto tomaría a la ligera a algún rival... Ni siquiera a ellos. Di un saltó en el aire para darle una especie de patada voladora al rostro lo suficientemente fuerte como para mandarlo a volar varios metros, cayendo bruscamente sobre unos asientos, y mientras descendía al suelo otros tres se dirigían hacía mi para atacar al mismo tiempo. Di un golpe en la cabeza a uno lo suficientemente fuerte para que cayera al suelo rendido, uno me atacaba por la espalda y al darme media vuelta esquivé un golpe que iba al rostro para luego responderle de la misma manera, terminando en el mismo resultado.

-¡ORA ORA ORA ORA!.-Exclamaba un sujeto de lo más... ridículo, mientras comenzaba a lanzar una serie de cosas que, suponía, eran puñetazos al cuerpo que comencé a bloquear con suma facilidad. Su cuerpo se notaba extremadamente suave, al igual que sus puñetazos, era fácil saber por la complexión regordeta de su cuerpo que el tipo jamás había salido de casa, además de que por su camisa "I <3 Lolis" que era Otaku, supongo que eso explicaba porqué gritaba "Ora" en repetidas ocasiones.

Tras el octavo golpe no soporté más aquella extraña y ridícula visión, por lo que sujete su brazo derecho cuando intentó golpearme con este, siguiendo con la misma acción con su brazo derecho, sujetando ambas extremidades de las muñecas con fuerza suficiente para que soltara un chillido de dolor.-¿En serio?.-Le pregunté con cierto escepticismo, pues no había usado tanta fuerza, supongo que ese era el resultado de una vida dedicada enteramente a estar sentado todo el día frente a una computadora sin hacer nada más. Los hobbies tenían sus limites. Poco después conseguí escuchar un "chillido de guerra" por parte de un sujeto bastante delgado, estaba como a 10 m de nosotros y ya había advertido su presencia.-Un total idiota...-Pensé, pero no le tomé más importancia y, utilizando cierta fuerza, jalé al regordete otaku para girarlo con fuerza y lanzarlo contra aquel delgado hombre que poco sabía sobre pelear, dejando a ambos sin más en el suelo, adoloridos.

Se supone que fue algo así (???):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Fb8e9b8fc6d77ca5176e1c1efa57b33e

Sin demasiados esfuerzos me había desecho de seis de ellos en sólo unos instantes, aquello pareció bajar los ánimos de los restantes... que fueron subidos de nueva cuenta por la aparición de otro grupo de ellos. No cabía duda alguna de que ellos me superaban por mucho en número, por lo que parecían tener mucha más confianza ahora. Solté un fuerte suspiro, de verdad me preguntaba si estas personas eran auténticos fanáticos de los superhéroes, un auténtico justiciero y defensor del bien y los débiles nunca haría algo como esto, y por lo que había leído en algunos foros yo tenía una alta estima sobre la gente que vendría a ver la película. Creía que estaría rodeado de fieles seguidores, pero no... sólo un pequeño grupo de la enorme multitud que se formo allá afuera eran fans, y ese pequeño grupo ahora se encontraba intentando apagar como podía el fuego, llamando a la policía o defendiendo lo correcto por el medio menos amigable, como yo y el pequeño Sola.

Comencé a tronar mis nudillos con una sonrisa que incómodo a los frikis que me rodeaban.-Muy bien malditos posers, vengan, muéstrenme de qué están hechos.-Me encontraba ansioso de poder impartir puños del bien, como los poderosos puñetazos del héroe Sola, que sólo golpeaba para poder acabar con el mal, los puños justicieros que golpeaban a los criminales y villanos.

Noté que uno de ellos, de contextura musculosa, sonreía confiado. Sin duda alguna se veía mucho mejor que la mayoría de los presentes, pero dudaba que fuera a ser la gran cosa, pero parecía estar confiado por su gran altura y musculatura, era incluso más alto que yo, casi media dos metros de altura y parecía que eso le daba una gran confianza, además del bate de metal que tenía en manos.-¡Acércate viejo, acércate!.-Le dije, aun tronando mis nudillos con una mirada desafiante, era hora de ver si ese cuerpo hinchado y lleno de drogas le serviría para algo.

¡Acércate viejo, acércate!:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku 4667e2f23265b9379aa7e119d6842047fba77b39_hq

Casi sin dudarlo el tipo comenzó a acercarse a paso lento a mi, abriéndose paso entre la multitud de gordos otakus y frikis que también sonreían de la manera más altanera que había visto incluso en décadas. Agradecía en parte que el maestro autor, y mente maestra detrás del famoso cómic de Sola, no estuviera con vida hoy en día, pues seguro se avergonzaría de tipos como estos, sólo esperaba que no estuviera retorciéndose en su tumba ahora mismo. Aunque sinceramente yo no lo culparía, el trabajo de décadas para poder transmitir un buen mensaje a la población parecía estar quedando en un cesto de basura, era realmente desesperante.

-Escucha, idiota.-Comenzó a decir el imbécil, recargando el bate sobre su hombro derecho, sonriendo con sorna, totalmente confiado.-Será mejor que dejes de molestarnos, sólo estamos buscando impartir justicia.-Aquello último comenzaba a molestarme mucho más que aquella sonrisa estúpida, ¿acaso creía que la palabra "Justicia" podía ser usada tan a la ligera?.-Si de verdad eres un fan de Sola deberías estar de nuestro lado, ¡el lado de la justicia!.-Exclamó, pero eso fue la gota que derramó el vaso, y sin darle tiempo a nada golpeé su rostro. A pesar de aquellos grandes músculos no fue nada difícil de vencer, cayó al suelo de la misma forma que los demás.

Por jugarle al vergas (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_mkj4givuP11qleyp9o1_400

Lo que siguió pues fue una enorme lluvia de golpes justicieros al grupo de maleantes que miraban totalmente asombrados el cuerpo inconsciente del musculoso hombre, claro, eso fue antes de que ellos cayeran de la misma forma por mis puñetazos, patadas y codazos. Era realmente molesto luchar en aquellas situaciones, pues realmente consideraba los consideraba una ofensa increíble a todo lo que representaba Sola y sus aventuras, pero a pesar de ello tenía que controlar la fuerza de mis ataques, sólo golpeaba lo suficiente para dejarlos tirados en el suelo adoloridos o noqueados, todo variaba según cómo golpeara, era un tanto complicado contener tanto mi fuerza, pues sus cuerpos eran realmente blandos, otra cosa sería si tuvieran entrenamiento o hicieran un poco de ejercicio al menos.

Tras varios minutos más de intensos intercambios de golpes y, por supuesto, esquivar o bloquear sin mayores problemas sus golpes. La complejidad en esta batalla no radicaba en la fuerza de los oponentes, sino su increíble número y al hecho de que no podíamos usar fuerza letal, sino hace mucho que esto hubiera acabado, pero mis poderes eran demasiado peligrosos para usarlos contra humanos, podría controlar mis poderes o usarlos de manera más inteligente si estuviéramos en un lugar abierto, pero no, nos encontrábamos en un cine, propiedad privada y con muy pocas opciones. Todo se redujo a combate físico, uno en el que teníamos que controlarnos en todo momento para evitar alguna tragedia innecesaria.

-Uffff... al fin.-Me dije, aliviado, observando a mi alrededor los cuerpos adoloridos e inconscientes de mis poco dignos oponentes, aunque tendría que reconocerles que algunos usaron buenas estrategias, pero su falta de capacidad física les hizo acabar muy mal, e inclusive darme oportunidades de utilizar algunas llaves y uno que otro combo, aunque desgraciadamente no podía variar demasiado en mis movimientos, después de todo la espada era mi arma principal, aunque también sabía defenderme cuerpo a cuerpo.

Noté que el pequeño Sola también había terminado con su parte, lo que más llamó mi atención fue el hecho de que parecía estar pensando en algo. Sonreí ante aquello... estaba mirando al techo, ¿por qué... Oh, es verdad... no se había activado el sistema de riegue, ese que se suponía serviría en situaciones como estas, con todo el jaleo no me había dado cuenta de aquel detalle. Me acerqué a él.-¿Tienes algún plan?, soy bueno con ataques a distancia si te sirve.-Dije con una media sonrisa, alzando los dedos al frente, formando con el puño una pistola mientras mis dedos índice y medio comenzaban a brillar.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Midoriya Izuku el Miér Jun 21, 2017 6:09 am

Aquellos sujetos realmente me daban arcadas, ganas de vomitar. Eran simples maleantes, me topaba con toda clase de vándalos semejantes en las tardes que dedicaba a patrullar Éadrom por mi cuenta... Pero todo aquello tenía un transfondo completamente diferente. Era como si un "sentido de la justicia" completamente retorcido y malogrado los hubiese corrompido. Minutos antes, mientras me encontraba en medio de aquella intensa pelea e intercambio de golpes con el grupo de maleantes que en ese instante yacía al completo dolorido por el suelo, llegaba a escuchar de fondo gritos llenos de rabia e incluso apasionados, clamando por "Justicia". ¿Justicia? ¿Cómo podrían llamar eso a incendiar un maldito cine así, de la nada, y poner la vida de todos en peligro? Realmente aquellos individuos estaban algo mal de la cabeza... Malentendieron completamente lo que significaba la Justicia. El bien común, la seguridad de los demás antepuesta a la tuya propia... Todo fundamento que el Bien traía consigo fue roto aquella tarde, dentro de aquella misma sala... Y a saber si ocurría lo mismo en las demás.

-No merecéis llamaros "fans" de Sola... Tan sólo sois unos possers- Escupí dichas palabras al enorme número que me rodeaba de frikis adoloridos, dedicando a cada uno miradas despectivas y con cierto desprecio. ¿Cómo podrían manchar su nombre de tal forma? ¡Clamaban actuar en nombre de Sola, en nombre de la Justicia...! Me hervía la sangre cada vez que pensaba en ello... Pero no era momento para dejarme llevar por tales pensamientos rencorosos. Debía mantenerme sereno y en calma, o al menos todo lo que pudiera estar al encontrarme en el interior de una sala de cine inundada por las llamas, con las salidas bloqueadas por fuera gracias a aquellos bastardos... Además, las llamas se habían propagado frente a dicha salida, por lo que aún no podía destruirla con un Detroit Smash y permitir a los presentes huir de la escena... Necesitaba realmente una forma de apagar las llamas lo más rápido posible, o acabaríamos todos algo... "Chamuscados". ¡¡Todo por culpa de la tontería de un grupo de frikis, aún seguía sin creérmelo del todo!!

"¿¿Cómo le puede ir al Sola 2.0...??", me pregunté a mí mismo mentalmente, usando el mote que le di en ese entonces al hombre del tan buen disfraz de Sola que me llamó la atención anteriormente, el cual seguramente se encontraba lidiando aún con el grupillo restante de vándalos frikis que lo habían rodeado. Llegué a ver de reojo la mitad del desarrollo de su pelea, y pude apreciar la gracia y agilidad de sus movimientos y ataques, e incluso podía notar aun viendo de reojo que se estaba conteniendo... Realmente debía de ser alguien de lo más poderoso... ¿Y si fuera el mismo Sola, que cobró vida...? Para nada, tonterías... Desvié en ese instante mi mirada en dirección a la de aquel hombre para ver cómo le estaba yendo por su parte, y mi rostro no pudo adoptar una expresión más asombrada y llena de admiración al encontrarme de cara con la escena que protagonizaba en ese momento.


Un ejército de cuerpos se disponía a su alrededor, siendo ya de por sí de mayor número que el que yo dejé tras de mí, y aún quedaban rivales en pie. Se había encargado él solo de dicha cantidad de maleantes, y aparentemente no presentaba ni un sólo rasguño... Era impresionante. Ya tuve la certeza al verlo combatir antes de que era alguien muy habilidoso y un digno rival si algún día llegara a cruzar caminos con él... Pero aquello superaba todas mis expectativas. Sus movimientos gráciles y potentes eran casi imperceptibles a la vista, no daba tregua a sus rivales, como si su propia resistencia no tuviese límites. Cada golpe suyo era potente y tenía impacto, pero podía apreciar cómo en cada uno contenía parte de su fuerza real... Luchaba teniendo conocimiento de su verdadera fuerza y límites, y se adaptó a la situación de forma que dejara tan sólo fuera de combate a sus enemigos, sin llegar más allá... ¡Realmente se trataba de un digno representante de Sola, un representante de la verdadera Justicia!

Debía admitir que mis ojos desprendían un brillo intenso e infantil mientras presenciaba a aquel sujeto combatir. No quise intervenir en su ayuda, ya que parecía desenvolverse sin problemas en dicha situación, e incluso tenía la sensación de que no haría más que estorbar a sus veloces combos. Pero fue en ese momento, en el que creía yo mismo que aquel Sola 2.0 no podría alcanzar mayor genialidad, en el que el "Final Boss" hizo su aparición. Una masa enorme de músculos, contrastando completamente a los rechonchos y débiles físicamente frikis que lo rodeaban, contándose en un par de decenas, se interpuso en el camino de nuestro superhéroe Sola 2.0. Se veía poderoso, temible, temblaba el suelo con cada pisada que éste daba... Bueno, quizás no fuera tan exagerado, ¡pero daba esa impresión! Llevaba equipado consigo un peligroso bate de metal el cual portaba con cierto orgullo desmerecido... Un digno antagonista para que nuestro héroe sacara a relucir sus habilidades un poco más. Una charla breve hubo entre ellos antes de que la acción se desencadenara, una de lo más corta... Pero suficiente motivo para que Sola 2.0 enfureciera en ese instante, encajando un potente puñetazo en la mandíbula del gigante, dejándolo K.O. en cuestión de apenas un segundo. Un abrir y cerrar de ojos bastó para que aquel temible rival... Se comiera el suelo de boca.


"¡¡DAAAAAMN!!":


Izuku:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mza-NW


-¡¡Daaaaaamn...!!- Alcancé a balbucear, echando levemente mi cuerpo hacia atrás, inclinándome de dicha forma que pareciera alejar un poco la vista para tener mejor visión periférica de la tremenda torta que le acababa de encajar aquel individuo. Era uno de esos golpes tan brutos que hasta tú mismo llegabas a sentir en tus propias carnes al verlos con tus propios ojos... Incluso noté como una especie de "onda expansiva" llegar hasta mí y rozar mis mejillas de la crudeza del impacto. Normal que aquel enorme sujeto cayera rendido al suelo, no sería humano si así no fuera. "¡¡Q-Qué temible...!! ¡E-El poder de un Justiciero es de temer...!", me maravillaba en mi mente, observando cómo Sola 2.0 se encargaba después de aquella increíble demostración de poder del resto del grupo de maleantes en pie uno por uno. Era como si jugara con fichas de dominó, una caía después de la otra... Aquella pelea se veía tan desigualada, tan unilateral... Que debía admitir que cierta lástima por aquellos pobres frikis comencé a tener.

Al cabo de un rato, toda aquella "masacre" (sin apenas sangre de por medio curiosamente, pero parecía de tal forma con la montaña de cuerpos que rodeaban al sujeto...) llegó a su fin -... Pobres... No tuvieron apenas oportunidad... ¡R-Realmente, la Justicia se imparte en ocasiones con tan mano dura...!- No apartaba apenas mi mirada de aquel individuo disfrazado de Sola... El cual ya parecía ante mis ojos el mismísimo superhéroe. Parecía tomar un poco el aliento y sacudirse su vestimenta, como si aquello apenas hubiese sido un calentamiento... Era realmente sorprendente, muchas personas extrañas habitaban Éadrom, de eso no había duda...
 
En ese instante, al ver que por su parte ya no tenía más vándalos de los que ocuparse, Sola 2.0 pareció desviar su mirada hasta mi posición, percatándose de mi presencia y comenzando a dirigirse hacia mí... Todo aquello transcurriendo con una tranquilidad algo pasmosa, sabiendo que nos encontrábamos rodeados de llamas... Al ver cómo se fijaba en mí, volteé rápidamente y por completo mi mirada y cuerpo para simular el ignorarlo, como si estuviese sumerso en mi mente, reflexionando, mirando al techo para seguir con mi coartada de encontrarme en medio de una búsqueda exhausta de soluciones a aquella situación... Cuando realmente me encontraba invadido por los nervios de tener la atención de aquel extravagante individuo puesta en mí de repente. A medida que se acercaba, sin embargo, comencé a apreciar de reojo mejor su apariencia y rostro... Sobre todo su rostro. ¡¡Aquel tipo tenía una cara de mafioso de mucho cuidado...!! Incluso en presencia transmitía esa sensación de... "Peligro"... Aunque obraba en nombre de la Justicia, haciendo honor a Sola, El Guerrero del Mar... No debía de ser mal tipo, ¿¿cierto??


Al llegar a mi altura, pareció preguntar por lo que estaba planeando en mi mente, con un tono ciertamente amigable y simpático, e incluso servicial, que contrastaba completamente con la apariencia mafiosa que daba su rostro en sí...

Izuku:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Giphy

-¿M-Me hablas a mí?- Balbuceé ciertamente confuso y algo carcomido por los nervios del momento al ver cómo decía aquello, mientras alzaba sus manos en forma de pistolas... De cuyos dedos se podía vislumbrar un fulgor inusual -E-Espera... ¿Hablas en serio? ¿Disparas por... los dedos o algo parecido...?- Pregunté entonces, con un tono algo más curioso y ya dejando de lado en parte el nerviosismo que me invadía frente a su presencia. Una montaña de ideas comenzaron a amontonarse en mis pensamientos ante aquel extraño pero posible hecho de que fuera verdad lo que insinuaba aquel sujeto... Y quizás realmente pudiera disparar lo que fuera que fuese aquello por las yemas de sus dedos. Si era cierto... Podríamos hacer algo bastante curioso.


Let the party begin!:

Esto es lo más raro que hice en mi vida, pero me vale (??):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_ohv79fnouZ1vlrrwko1_540

-¡E-Está bien! Tengo una idea... Si realmente puedes atacar a distancia, trata de perforar esas zonas del techo- Comencé a apuntar a los bordes de éste, los que estaban pegados a las paredes haciendo esquina, esperando que el sistema de conductos por el que pasara el agua que los aspersores deberían de expulsar en estas situaciones se situara por dichas zonas. Tenía la esperanza de que el atasco no fuera más allá de las zonas cercanas a dichos aspersores, por lo que si agujereáramos los conductos más allá del atasco, podríamos hacer que el agua fluyera a través de dichas perforaciones y tengamos una forma de extinguir de forma efectiva las flamas de la sala. Si no llegaran a las que se propagaban por el interior del lugar, ya que al fin y al cabo dichas perforaciones seguirían situándose en los bordes del techo cercanos a las paredes, no tendríamos más que hacer uso de nuestros cascos y capas los presentes para usarlos como... "Transportes" del agua, como si fueran cubos, y esparcirla por el resto de la sala. 

O incluso podríamos usarla para directamente extinguir las llamas que reinaban en la salida de la sala, tras lo cual yo mismo entraría en escena y con un Detroit Smash en mi estado Full Cowl sería capaz de tirar las puertas abajo, dejando salir a los demás civiles al pasillo del cine, el cual se encontraría seguramente igualmente en llamas... Y sería una nueva zona la cual deberíamos de limpiar de maleantes y apaciguar las llamas por nuestra cuenta.

-¡¡Está bien, Sola 2.0!! ¡¿Te quedaste con los puntos?! En total son unos 16, todos en los bordes del tejado. De esta forma conseguiremos con suerte que el agua fluya a través de los agujeros que formes. Necesito agua para poder despejar la salida del fuego, y así podré tirar la puerta abajo y podamos todos salir al pasillo del cine... Aunque quizás esté igual de mal que aquí dentro... ¡Pero mejor eso que ahogarnos en esta sala! Cuento contigo- Le dije en ese entonces, mientras una gota de sudor me recorría la sien, más que por la calor ambiental que hacía al encontrarnos rodeados de fuego por los nervios constantes que sentía al tratar con aquel sujeto. Podía notar con tan sólo aquella cercanía que me tomé al darle un par de palmadas en el hombro, antes de salir corriendo frente a la salida a la espera de que comenzara con su parte del trabajo, que aquel hombre guardaba tras de sí un gran poder... Pero no le di mucha más importancia a aquel hecho, ya que debía centrarme en llevar a cabo nuestro "plan" con efectividad... Claro estaba, si aquel sujeto se mostraba receptivo con dicha idea. Podía optar aun así por otra diferente y que considerara él mismo mejor, tan sólo tendría que adaptarme a su plan lo mejor posible. Al fin y al cabo, aquel individuo mostró demasiado su capacidad para desenvolverse en aquella situación minutos antes, con aquella muestra mínima de poder...


¡Claro, no iría a mostrarme contrario a cualquier plan diferente que se le ocurriera a Sola 2.0 y que considerara mejor! Me situé frente a las llamas que bloqueaban el acceso a la salida, la cual aún seguía encontrándose bloqueada y a la espera de que tirara yo mismo las puertas abajo, distribuyendo por todo mi cuerpo el One For All y entrando en ese mismo momento en mi estado Full Cowl, a la espera de que mi compañero de operación la comenzara por su cuenta.


Habilidades mencionadas:
One For All Full Cowl: Izuku permite que el "One For All", la fuerza licántropa la cual desconoce de su existencia pero que llamó él mismo de dicha forma, recorra todo su cuerpo. En esta forma, su velocidad, fuerza, movilidad y agilidad se ven potenciadas en un 25%. En el mismo post es capaz de reunir y distribuir por su cuerpo el poder, llenándolo de marcas que parecen sus propias venas reluciendo de colores brillantes. No tarda apenas en distribuir el One For All, por lo que puede ser activado en el momento en el que Izuku lo crea necesario. Sin embargo, este estado tan sólo puede llegar a durar hasta 4 posts del propio usser. En dicho estado, Izuku puede clonar las habilidades 2 (Detroit Smash) y 3 (Texas Smash), limitando su poder hasta lo que el cuerpo le permita resistir sin que ocasionen heridas graves ni rompan sus huesos, recortando su eficacia un 50%
(100%) Detroit Smash: Izuku utiliza todo su poder One For All reunido en uno de los brazos, para lanzar un puñetazo directo a su oponente y descargar un gran golpe en él, revolviendo el aire que y creando fuertes ondas de choque que barren la zona que los rodee hasta unos 10 metros de distancia (En el estado One For All Full Cowl, esta distancia se ve acortada a 5 metros). Necesita de un turno para reunir todo el poder en uno de sus brazos antes de descargarlo. Una vez utilizada la habilidad, el brazo con el que se hizo quedará roto y en mal estado. Si está en estado Full Cowl, este contra se ve nulo, no hay ninguna fractura a cambio de la reducción de su poder destructivo hasta el 50%


Hablo - Narro - "Pienso"
¡Debo dar lo mejor de mí...!:
MITTE MITTE!! (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mejor_roleador_Midoriya
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_ohv79fnouZ1vlrrwko1_540
MUCHAS GRACIAS JESTRO <3
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mido
¡I.W.E. IS LAIF! <3:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku X4CgUD3r
Thx Vin <3 (?:

Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku DGcwSFwl
Midoriya Izuku
Salón : 1 A Edad : 16 Dromes : 105245
Reputación : 20
Mensajes : 255
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Invitado el Vie Jun 23, 2017 10:28 am

No tuvo que pasar demasiado tiempo para que mi sonrisa fuese reemplazada, sólo por un par de segundos, por una expresión de ligera duda al notar el extraño nerviosismo que el chico parecía sufrir, pues de su boca -en un inicio- no salió nada más que un torpe balbuceo. Seguidamente a aquello asentí con la cabeza, recuperando aquella sonrisa ligeramente perezosa que normalmente llevaba conmigo, quizás simplemente no estaba demasiado acostumbrado a situaciones de riesgo o de demasiada presión, un pequeño defecto que solamente requería de la suficiente experiencia para ser corregido.

Tal y como lo había pensado, el pequeño Sola no era un simple luchador, era rápido pensando, al estar tan distraído dejando en K.O. a los frikis no me había dado cuenta de un detalle que, aunque pequeño en comparación con todo el caos que reinaba en el lugar, resultaba ser demasiado importante: El sistema de emergencia de incendios no se había activado, lo cual era sumamente raro, considerando que era un cine con prestigio en la ciudad y, vamos, era algo básico que debería de haber en un gran negocio, pues aunque requería de cierto costo para instalarse era preferible -por mucho- a dejar que se incendiara todo el lugar.

El plan que el pequeño Sola peliverde, lo cual se dejaba ver gracias a que ya no llevaba puesto el casco del Cosplay, era en esencia simple, pero efectivo. Debería de utilizar mis ataques a distancia en aquellas zonas del techo que el pequeño Sola apuntaba con su dedo los bordes de este, aquellos que se encontraban pegados en las paredes haciendo la esquina.-¡¡Está bien, Sola 2.0!! ¡¿Te quedaste con los puntos?! En total son unos 16, todos en los bordes del tejado. De esta forma conseguiremos con suerte que el agua fluya a través de los agujeros que formes. Necesito agua para poder despejar la salida del fuego, y así podré tirar la puerta abajo y podamos todos salir al pasillo del cine... Aunque quizás esté igual de mal que aquí dentro... ¡Pero mejor eso que ahogarnos en esta sala! Cuento contigo.-El pequeño héroe explicó su plan a un ritmo veloz, pero totalmente comprensible, para luego darme algunas palmadas en mi hombro antes de salir corriendo hasta su posición.

-Okaaay~.-Exclamé con una medio sonrisa mientras le observaba correr hasta el frente de la salida, quedando a la espera de que yo hiciera mi parte del plan. Alcé mi vista para ubicar nuevamente aquellos 16 puntos, los bordes del tejado que serían mi blanco en esta ocasión.-"Mini-Hikari Yajirushi".-Dije mientras apuntaba al punto más cercano de los dieciséis que habían, comenzando a crear un resplandor en la punta de mis dedos índice y medio, disparando a través de ellos una versión más pequeña del Hikari Yajirushi (Flecha de Luz) original, pero continuaba siendo lo suficientemente potente como para cumplir su cometido.

Sólo tarde, a lo mucho, unos momentos en disparar con precisión en los 16 puntos que el pequeño Sola había mencionado, disparando aquellas versiones debilitadas de mi técnica original, pues no había necesidad de utilizarla con su auténtica potencia, vamos, que sería más tardado y requeriría a la vez de mayor energía que no era necesaria gastar, al menos de momento. Conformé iba disparando a cada punto, más y más agua comenzaba a caer en la sala, extinguiendo el fuego que se encontraba en su camino.-¡Listo!.-Exclamé mientras soplaba a la punta de mis dedos, como si fuese una arma de fuego auténtica a manera de broma.

Así se siente Renzo ahora mismo (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Giphy

Sin embargo, me llevé un gran disgusto al observar que aun habían dos sobrevivientes de la masacre sin sangre que yo y el pequeño Sola habíamos causado; no hubiera habido gran problema si se hubieran limitado a no hacer nada más, tirar la toalla pues, pero ambos parecían estar totalmente apegados a su causa de manera fiel e intentaban desesperadamente prender fuego mediante la inercia con algo de ropa seca en una esquina y un palito que vayase a saber de dónde sacaron. Sonreí para mi mismo, era poco probable que ese par de diablillos consiguieran su cometido.

Los dos diablillos xD:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_o2jjgnAhhy1udouqko1_500

Sin embargo el ser humano era terco por naturaleza y, aunque pareciera increíble, lo consiguieron. Suspiré pesadamente mientras observaba a aquel desagradable par totalmente orgullosos de su logro, la peor parte era que no aparentaban más de 15 o 16 años, y tampoco se veía que hicieran mucho ejercicio, por lo que tendría que contenerme. Sin más ni menos caminé a paso lento hasta ellos, durante el camino tome uno de los botes de palomitas tirados en el suelo y tiré el contenido al suelo para después alzar el contenedor al aire, para que se llenara de agua y, una vez estuve frente a ellos, apague sus llamas con el agua, acabando con su "zona segura".

No me tomó nada más que un par de golpes rápidos para dejarlos inconscientes en el suelo. Tras aquello di una media vuelta para dirigirme hasta la posición en la cual se encontraba aquel chico de cabellos verdes.-Bueno, pequeño Sola, creo que en las otras salas del cine no estarán mejor que aquí... habrá que ir a echar una mano.-Dije con cierta resignación, pues aún me costaba creer que todo este alboroto se había causado sólo por tener que esperar algunos días más para ver una película, por más fabulosa que esta prometiera ser.

El poco duradero éxito (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku 15915493

Una épica batalla:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku X6SN7Sf


Técnica Mencionada:

- Hikari Yajirushi (Flecha de luz): En esta técnica Renzo extiende su brazo, colocando su mano en forma de "pistola" y de sus dedos medio e índice sale disparada una flecha de luz a 110 km/h. Tiene un rango de 20 m. Este ataque, aunque al igual que el "¡Super Impacto!" esta formado a base de luz, sin embargo no explota al impactar con el contrincante, sino que corta/perfora. Puede llegar a causar un daño de hasta el 30%.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Midoriya Izuku el Miér Jun 28, 2017 9:10 am

Let the party begin! 2.0 (?):


-¡¡En posición!!


Exclamé mientras me situaba frente a la salida bloqueada y cubierta por las llamas de la sala de cine, a la espera de que Sola 2.0 cumpliera en ese instante con su parte del plan y perforara los 16 puntos que le había señalado del techo para hacer que el agua contenida en los conductos que seguramente lo recorrían hasta los aspersores fluyera por dichas aberturas. Debíamos extinguir las flamas cuanto antes al fin y al cabo, ya que aquello se trataba de una sala cerrada y sin apenas mayor ventilación que los pocos conductos dedicados a ello que se repartían en lo alto de las paredes... Por lo que una molesta neblina de humo comenzó a condensarse en el ambiente cada vez de forma más notoria. Finalmente, el hombre pareció ponerse manos a la obra y comenzar a... "¡¿Disparar rayos por los dedos?!", pensé extremadamente asombrado en ese momento al verlo usar sus manos como si fueran pistolas, disparando de sus índice y corazón una especie de rayos extraños y extravaganes, agujereando con ellos en un abrir y cerrar de ojos el techo por donde le indiqué y, por suerte, haciendo que el agua de los conductos de refrigeración atascados fluyera e inundando parcialmente la sala con ella, extinguiendo las llamas en apenas unos segundos. A su vez, me vi con la salida frente a la cual me situaba fuera de peligro, con las flamas ya extinguidas y a mi merced, por lo que me puse en posición con el estado Full Cowl ya activado, preparándome para tirar abajo la puerta por la fuerza.



Apariencia de Full Cowl:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Be699896bb6d69b909ae0b2708518abf_480


Finalmente, viendo que ya me encontraba fuera de peligro en lo que a partirme cualquier miembro al usar mis poderes se refería, comencé a cargar mi brazo derecho de One For All para un par de segundos después descargar un potente Detroit Smash a las puertas que se erguían frente a mí, tirándolas abajo, rompiéndolas en el acto y abriéndonos paso al pasillo del cine, el cual se veía igual de caótico que el interior de aquella sala. Parte del humo del interior de ésta salió disparado en dirección al pasillo para propagarse por él, el cual se encontraba igualmente en llamas. Algo raro debía de pasar, ya que el atasco en los conductos de refrigeración de las instalaciones parecían extenderse incluso hasta los pasillos...

Volteé en ese momento mi mirada con una expresión emocionada y alegre hacia el interior de la sala de cine, mientras hacía señas con mis manos y brazos en dirección a la puerta mientras vociferaba para llamar la atención y de esta forma "evacuar" a los presentes. Como el humo se estaba disipando y las llamas ya estaban extinguidas en el interior de la sala, con el fluído constante del agua en éste, no sería un problema dejar los cuerpos doloridos de los maleantes de los que nos ocupamos Sola 2.0 y yo antes, ¡incluso se darían una ducha gracias a nosotros! Busqué con la mirada en el instante en el que vi que todo el mundo comenzaba a dejar de forma apresurada la sala a mi compañero superhéroe, quien al parecer se acababa de hacer cargo de otro par de delincuentes que trataban de reavivar el fuego que acabábamos de extinguir. Me quedé algo estupefacto al ver aquella escena, ya que parecía un mafioso en parte que acababa de darle una paliza a un par de pobres chavales, cuando la realidad era que era un "buen tipo" que simplemente bastó de un par de golpes secos para dejarlos fuera de combate... Se aproximó en ese momento a mi posición una vez terminó con aquel asunto y la sala estaba definitivamente a salvo, para invitarme a continuar con nuestra "operación" e investigar las demás salas del cine y ver en qué situación se encontraban. Asentí ante Sola 2.0 servicial, aunque algo nervioso mientras me resbalaba un par de gotas de sudor por la sien no por la calor, sino más bien por la pinta de mafioso que tenía su rostro en parte. Pero tampoco iba a juzgarlo por sus apariencias, al fin y al cabo mucha gente se estaba salvando de aquella peligrosa situación y saliendo de ella sana y salva gracias a él.

-C-Claro, ¡vayamos a las demás salas!

Sin embargo, nada más dar un par de pasos en el pasillo en el cual se extendía a lo largo de sus costados filas de puertas que daban a salas repletas de llamas, un sujeto nos acabó cortando por un momento el paso, de una forma bien caótica y algo extravagante diría.

Paso~~ ¡Que voy ardiendo~~!:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku 253318lkk8bbmjf3cgiw49ggnogif


-... Creo que se les fue un poco de las manos...

Llegué a balbucear dirigiéndome al hombre que se hallaba a mi lado, mientras observaba algo estupefacto y sin palabras aquella escena de la persona en llamas, para entonces apresurarme a ella al mentalizarme finalmente y comenzar a sacudirla y golpear con mis palmas su ropa buscando extinguir de dicha forma las llamas, mientras sentía el corazón latir a mil por hora por aquella situación de vida o muerte en la que se encontraba aquel chico de aparentemente unos 20 años.


-¡¡EL EXTINTOR, USA EL EXTINTOR!!


Me vociferó en ese instante el chico, señalándome de forma desesperada el extintor que colgaba de la pared para entonces, sin demorarme un segundo, acatar su mandato y dirigirme apresuradamente a éste para tomarlo entre mis manos, y una vez en mi posesión comenzar a golpear con él el cuerpo de la víctima siguiendo la inercia de antes con las palmas.


...


-¡¡P-PERDÓN!!

Me disculpé al darme cuenta del "error tonto" que acababa de cometer, disponiéndome en ese mismo instante a usar apropiadamente aquel extintor y expulsando el vapor-espuma característico de éstos en dirección al chico en llamas, extinguiéndolas de dicha forma en un momento y dejándolo finalmente "como nuevo". Presentaba leves quemaduras en su vestimenta y una en su rostro, pero por suerte no era nada grave y eran quemaduras en su piel que con el pasar de los días se recuperarían. Aun así, el chico se veía molesto por mi torpeza pero a su vez... Agradecido, se podría decir, por haber acudido igualmente en su ayuda. Nos agradeció a ambos la ayuda y se dispuso a marcharse en dirección a la salida del cine con un paso algo cojo y tosiendo levemente, ayudando a mitad de camino por una de las personas a las que evacuamos de la anterior sala, mientras me dispuse a observar su lento y tambaleante paso a través del pasillo con una expresión algo contrariada, mostrando alivio pero a su vez vergüenza e incomodidad, ya que acababa de mostrar una gran torpeza a Sola 2.0 y quizás hubiese cambiado su forma de verme desde ese entonces, viéndome como un simple niño que jugaba a ser un héroe...

Pero no era momento para esas cosas, ya que un grito de ayuda provino de una de las salas cercanas a nuestra posición, al parecer de una sumida en llamas, al igual que la anterior en la que nos encontrábamos. Quizás hiciera falta llevar a cabo el mismo plan de antes nuevamente para extinguir las flamas de dicho lugar... Pero igualmente algo se sentía raro en todo aquello... No había tiempo que perder pensando en aquello que me hacía dudar tanto de nuestra situación real, por lo que volteé mi rostro y mirada hacia el hombre que me acompañaba y, acompañado de un gesto con la cabeza en dirección a la sala donde provino aquel grito de auxilio, me dirigí hacia Sola 2.0 con una voz algo preocupada pero a su vez decidida.


-¡V-Vamos, necesitan la ayuda de Sola!


Hablo - Narro - "Pienso"
¡Debo dar lo mejor de mí...!:
MITTE MITTE!! (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mejor_roleador_Midoriya
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_ohv79fnouZ1vlrrwko1_540
MUCHAS GRACIAS JESTRO <3
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mido
¡I.W.E. IS LAIF! <3:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku X4CgUD3r
Thx Vin <3 (?:

Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku DGcwSFwl
Midoriya Izuku
Salón : 1 A Edad : 16 Dromes : 105245
Reputación : 20
Mensajes : 255
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Invitado el Jue Jun 29, 2017 1:21 am

Había algo curiosamente raro en el Pequeño Sola y era que a la distancia, cuando le observaba al derrotar a sus oponentes y realizando su parte del plan, él parecía estar totalmente centrado en la situación y en cumplir con su parte, una actitud que sinceramente me agradaba en él, pero de alguna manera aquella actitud centrada y firme parecía desaparecer por unos instantes conforme me acercaba. Como ahora, que pareciera que estuviera bajo amenaza mía, simplemente me encogí de hombros, quizás fuera un chico fuerte pero tímido, no me extrañaba con esa contextura de cuerpo tan ligera aunque sólo era una fachada, pues el Pequeño Sola guardaba una gran fuerza física que seguramente aun no conseguía controlar por completo, pero una vez lo hiciera sería brutal. Asentí con la cabeza al escuchar sus últimas palabras, aquellas que pronuncio antes de que saliéramos de aquella sala que, afortunadamente, ya se encontraba asegurada y a salvo de cualquier posibilidad de un nuevo incendio, era casi imposible que se repitiera con tanta agua.

Nada más dar un par de pasos un hombre nos bloqueó el pasillo, por sus gritos podría saber que se trataba de alguien joven, quizás 20 años a lo mucho, pero lo más peculiar de esto -y la razón por la que no le había sometido ya- es que no se trataba de uno de los delincuentes que se habían unido al incendio del cine, sino que parecía ser una victima, pues su cuerpo y ropa se encontraba cubiertas por llamas mientras corría en círculos con gran desesperación. No pude hacer más que asentir ante la frase del Pequeño Sola, la vista era tan rara que no reaccione sino hasta unos segundos después.-¡Rueda en el suelo!.-Le grité, temiendo que muriera o llegara a quedar desfigurado del rostro por el fuego. Pero mi pequeño compañero actuó rápido y comenzó a darle palmadas por todo el cuerpo, en un intento por apagar el fuego, pero cualquier esfuerzo por parte de ambos pareciera ser inútil. Estaba por entrar en acción y ayudarle a apagar el fuego, cuando en un momento de desesperación el pobre hombre grito que usara el extintor, aquello causó que me aliviara un poco más, al menos teníamos uno en mano, y el pequeño héroe no tardó en reaccionar.

-Menos mal.-Pensé sonriendo de medio lado, me agradaba aquella actitud en el pequeño, quizás su estatura no fuera la más destacable, ni tuviera el físico más imponente, pero eso sólo le hacía valedor del factor sorpresa, pues en ese pequeño cuerpo se encontraba una fuerza que facilmente sería digna de temer por cualquiera con sólo unos años más de entrenamiento y experiencia. Asentía con la cabeza en señal de aprobación mientras le observaba tomar el extintor en manos y virarse nuevamente hacía el pobre y desafortunado joven, pero pronto su desdicha terminaría gracias a ese valiente...-¡¿Eeehhh?!.-Exclamé con fuerza, mientras la expresión de mi cara cambiaba rápidamente de un extraño orgullo, como el de un Sensei, a una expresión de total incredulidad y sorpresa, esperaba muchas cosas de este momento, pero definitivamente el verle golpear al pobre sujeto con el extintor no era una de ellas.

What?!:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku 45313d4f5140edf8348ab44280118d6c

Estuve por intervenir, pero tras una buena serie de golpes propinados a la victima de esta situación, el Pequeño Sola finalmente consiguió darse cuenta de cuál había sido el "pequeño" fallo en sus cálculos. Sacudí la cabeza, recuperando la compostura, para luego alzar nuevamente la vista para centrarla en el par, esta vez el pequeño héroe utilizo de la forma adecuada el objeto metálico de color rojo, extinguiendo en cuestión de segundos las llamas que habían cubierto hasta hace poco las ropas y cuerpo del joven. Me acerqué para poder observar a mayor detalle al hombre, temiendo que hubiera sido demasiado tarde para evitar algún daño duradero, pero no era el caso, de hecho, se encontraba bastante bien si se tomaba en cuenta que hasta sólo unos segundos estaba en llamas. El sujeto agradeció la ayuda, aunque claro, el merito de todo lo que había sucedido era para el Pequeño Sola, tanto el hecho de haberle salvado la vida como de golpearlo con el extintor.

Finalmente se retiró, caminando un poco cojo, siendo ayudado poco después por algunas de las personas que también salían del cine, algunas eran de la sala que habíamos despejado hace poco. Llevé una mano a mi nuca, rascándome con cierta incomodidad ante el suceso, no quería hacer sentir más pena al pequeño héroe después de lo ocurrido, ya debería ser lo suficientemente mano el haberse dado cuenta tan tarde de aquel torpe error, pero mis palabras no fueron necesarias, pues antes de que siquiera pudiera abrir la boca un grito de auxilio llegó a nuestros tímpanos, y por lo que se podía escuchar provenía de una de las salas cercanas.-¡No hay tiempo que perder entonces!.-Dije de vuelta ante as palabras finales del Pequeño Sola antes de comenzar a correr en dirección de la sala en la cual provenía el ruido.

Se trataba de la sala #19, la sala en la cual habíamos actuado anteriormente era la #16, por lo que no tardamos más de unos momentos en llegar al lugar proveniente del ruido. De manera afortunada, casi milagrosa, las puertas para ingresar al lugar no se encontraban bloqueadas en esta ocasión, pero seguramente los mismos maleantes no lo habían considerado necesario, pues todo el lugar se encontraba ya totalmente cubierto en llamas.-D-demonios...-Murmuraba con frustración mientras cubría mi rostro, pues emanaba humo del lugar, la visión era espantosa, todos los asientos totalmente cubiertos en llamas al igual que las paredes y la misma pantalla. No podía ni imaginarme la fortuna que costaría regresar al cine a su mismo estado funcional, era más que obvio que los delincuentes enfrentarían una severa demanda que no estaba de menos, pues además de los daños a los objetos materiales este fuego ponía en juego las vidas de muchas personas, entre ellas niños que habían venido con sus familias a ver la película de Sola o alguna otra.

Nuevamente el grito de ayuda resonó en el lugar, pero esta vez fue mucho más entendible y... si era sincero... escuchar ese grito fue reconfortante y me llenaba de horror a la vez, "reconfortante" por el hecho de que era la mejor señal que podíamos pedir para saber que se encontraba con vida, pero me aterré al escuchar aquella voz.-¡Ayuda, por favor!, ¡Mi madre esta inconsciente!.-Era el grito de una niña, no parecía ser mayor de ocho o nueve años, era seguro que se encontraba en peligro. Pero todas las llamas y el humo nos impedían poder observarle, mucho menos eramos capaces de identificar su ubicación.

-¡Tranquila, allá voy!.-Grité, tapando mi boca con mi antebrazo derecho para luego entrar sin miramientos a la sala, escuchando cada vez con más claridad los gritos de aquella infante, pero no me esperaba para nada el origen de aquella voz. En efecto, era una niña, se encontraba a sólo unos metros de nosotros... pero a diferencia de lo que pensaba en realidad aparentaba unos 12 años, y no parecía estar para nada en peligro, de hecho, se le podría ver totalmente calmada en medio del fuego mientras bailaba con un Ula-ula en su cintura, al notar nuestra presencia se echo a reír con tono burlón.

¿Te gustan los Ula Ula?:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Giphy

La loli (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku 1f649f0939f37cde973986dbd93e5e710db643dc_hq

-¡Vaya, gracias por entrar a su muerte!.-Su voz repentinamente se volvió un poco más grande, mucho más acorde a su edad, pero continuaba teniendo cierto tono chillón, como la molesta voz de esas niñas que aparecían en los animes gritando todo el tiempo frente al televisor.-Seguramente se preguntaran porqué hago esto...-Lo que decía después de eso resultaba incomprensible, hablaba demasiado rápido y aquel irritante todo de voz de chica anime no le ayudaba para nada. Miré al Pequeño Sola para ver si él era capaz de comprender algo-...esa es la historia de mi vida, por eso ahora les he atraído a su muerte, soy una elemental de fuego y como tal amo al fuego, y definitivamente no podía quedarme de brazos cruzados al ver esta perfecta oportunidad, todo por ese estúpido héroe del charco o algo as....-Era una elemental de fuego, pero con un increíblemente torpe control de sus poderes, y vamos, continuaba siendo una niña, no me fue difícil utilizar mi velocidad para acercarme a ella, durante la mayor parte de su discursito -que duró al menos un par de minutos- mantenía los ojos cerrados, mientras  alzaba los brazos, seguramente intentando demostrar su superioridad, pero sólo demostró cuan inexperta era. 

Al mantener cerrados sus ojos, y ser claramente dependiente de su control de elemento, alguien como yo con una velocidad muy superior pudo sorprenderla en un rápido movimiento, y claro que no desaproveche la oportunidad. La tomé por el cuello, ejerciendo suficiente fuerza como para levantarla del suelo pero sin llegar a asfixiarla, pero parece que el mero susto hizo que -tras forcejear un poco de manera desesperada- se quedara inconsciente.-Listo... Nadie dice que Sola es un héroe estúpido.-Dije con irritación mientras colocaba a la niña pelirroja sobre mi hombro, era ligera y podría cargarla sin ningún problema.

Todo Pro (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_oc3xidNdkv1tlsffqo1_500

Tras aquello simplemente repetí la misma acción que en la última sala, parecía ser que esta sala también tenía el mismo diseño que la primera, pues los 16 mismos puntos se encontraban en el mismo sitio. Al poco tiempo el agua comenzó a inundar la sala de la misma manera, extinguiendo el fuego que se encontraba a su paso, miré de reojo al Pequeño Sola.-¿Sabes?, es una lástima que una niña tan pequeña quiera hacer tanto mal.-Quizás a ojos de cualquier otro aquella niña hecho un mero berrinche, y en esencia fue lo que hizo, pero en proporciones mucho mayores... ya había observado atentamente los alrededores, no había ningún cadáver, por lo que nadie murió a causa suya, pero me preguntaba cuán cerca estuvo de hacerlo, más aún cuando con sus poderes podría haber ayudado. Solté un suspiro de resignación.-Habrá que entregarla también.-Concluí, encogiéndome de hombros, pues no podría hacer mucho más por ella de momento.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Midoriya Izuku el Vie Jun 30, 2017 1:52 pm

En ese entonces Sola 2.0 y yo nos encontrábamos apresurándonos en dirección al origen de aquel grito que acabábamos de escuchar provenir de una de las salas cercanas. Era un grito atronador de auxilio, por lo que pudimos escucharlo perfectamente aun con todo el barullo que hacía la gente al huir del cine en llamas a nuestro alrededor. Aparentemente, las demás salas no parecían tener las puertas bloqueadas, por lo que los que más o menos mantenían un poco de cordura y sentido común vigentes comenzaron a huir por la entrada/salida principal... El problema sería hacerse cargo de los locos que hubieran por la zona, tendríamos que noquearlos nosotros mismos y rescatarlos llevándolos fuera del edificio por la fuerza si oponían resistencia... Aquel asunto sí que era peliagudo, debía admitir.

Pero no había tiempo para reflexionar sobre aquello, debía mantenerme concentrado, mantener mi atención puesta en aquella entrada a la sala número 19. En cuestión de segundos nos habíamos plantado mi compañero superhéroe y yo frente a las puertas a dicha sala de la cual provenía el grito de auxilio. Dicho recinto se encontraba completamente sumido en llamas, pero aparentemente ya casi vacío al haber huído la gente de su interior, del cual no paraba de salir un nubarrón de humo acumulado en éste. Era tal la acumulación de humo que nos tuvimos que tapar tanto Sola 2.0 como yo mismo nuestras bocas y narices levemente con nuestros brazos, para de esta forma no atragantarnos con tales gases y poder respirar medianamente pasable... El grito de auxilio no paraba de sonar en el ambiente, uno desgarrador, de tono infantil que clamaba por ayuda una y otra vez, si mal no supuse tratándose de un niño de no más de 10 años por lo aguda que era dicha voz.

-¡Hay un niño atrapado con su madre!- Exclamé asombrado por lo cada vez más crítica que se volvía la situación por momentos, mientras mis ojos trataban de buscar en la neblina del interior de la sala para ver si podía distinguir en ella alguna silueta que nos guiara en su rescate... Pero nada, era tan denso el humo que no podríamos ver más allá de 1 metro frente a nosotros. Por suerte, la voz no cesó de pedir ayuda, lo que en parte nos ayudó a localizar su origen guiándonos por nuestros oídos, yo siguiendo los pasos a su vez de mi compañero al ver que en ese momento él estaba tomando la iniciativa de la situación. "¡D-Debo admitir que es un alivio tenerlo al lado, ayudando...!", pensé en ese instante mientras mantenía mi mirada fija en su espalda tratando de seguir su ritmo, algo aliviado al poder compartir la carga en aquella situación con aquel sujeto, el cual se veía de lo más apresurado guiándose por la voz que escuchábamos en ese instante sin cesar, para finalmente dar con la fuente de los gritos de auxilio y poder pasar a su rescate. Imaginamos por las voces que nos daba aquella voz infantil que se trataban de una niña y su madre, la cual se encontraba quizás en mal estado o inconsciente por alguna razón, y necesitaran ayuda para salir ambas sanas y salvas...

Pero resultó que la verdadera situación era una mucho más diferente a la que seguramente Sola 2.0 y yo llegamos a imaginar.

Música Ambiental 1:


¡¿Ula-Ula?!:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Gintama-strawberry-milk01


-¡¿Ula-Ula?!


Vociferé en ese instante adoptando una expresión de lo más sorprendida, casi diría que desencajada, al ver que aquella voz provenía en verdad de una chica de 12 años pelirroja, a la cual le faltaba simplemente un tornillo aparentemente... Y que nos estaba asegurando la muerte. "¡¿P-Pero qué...?! ¡¿Cómo pudo todo esto torcerse así...?!", me preguntaba una y otra vez en mi mente de lo más alterado, mientras mi semblante tambaleoso se mantenía siempre vigente en ese momento de revelación impactante. ¿Elemental de Fuego? ¿Quizás quería decir que podía controlar el fuego a propia voluntad...? Entonces eso quería decir que seguramente fue la causante de que aquella sala se encontrara tan sumida por las llamas en ese caso... Al pasar aquella posibilidad por mi cabeza, comencé a mirar algo desesperado y frustrado a mi alrededor en busca de víctimas fatales que hubiesen salido resultado de la locura de aquella niña, pero por suerte no había señales de que nadie hubiese salido perjudicado por ello...

-Maldita sea...- Maldije para mí mismo mientras volvía mis orbes esmeralda hacia la chica frente a la cual nos encontrábamos, la cual no paraba de usar al parecer aquel aro en su cintura llamado "Ula-Ula" de forma burlona y algo infantil. En ese mismo momento, aquella niña comenzó a dar una especie de discurso de lo más extraño, confuso y anti-clímax en aquella crítica y "calurosa" situación, los 3 rodeados de flamas que se extendían por doquier aquella sala. "¡¿Acaso quiere que muramos todos aquí calcinados?!", me aquejé para mí mismo mientras la observaba algo sorprendido toda aquella escena que estaba protagonizando la niña pelirroja. Mantenía mi boca tapaba con el brazo izquierdo, mientras que de la furía que estaba invadiéndome en ese momento comencé a apretar en forma de puño y con fuerza mi mano derecha, con la certeza de que aquella chica a la cual le faltaba seguramente algún que otro tornillo se tomaba todo lo que estaba ocurriendo como alguna especie de juego o película, tratando de ser la típica "villana" que da discursos de media hora mientras los ineptos de los superhéroes contra los que combate se quedan mirando a que acabe...


Tómate tu tiempo...:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku A3c34bbcb0636ee650a0939619f3c2f48c5bfe83_hq


Iba a tomar cartas en el asunto yo mismo, ya algo cansado de toda aquella palabrería sin sentido, pero mi compañero Sola 2.0 se hizo cargo de la situación y, en un abrir y cerrar de ojos a una velocidad algo desorbitada, se abalanzó hacia ella para tomarla de forma agresiva de su cuello y alzarla con fuerza al aire, suspendiéndola en éste y, de la impresión seguramente, haciendo que perdiera el conocimiento -Pues... Menudo "villano"...- Comenté en ese momento, mientras observaba algo "decepcionado" por alguna razón cómo se cargaba mi compañero al hombro el cuerpo inconsciente de la niña loca. En un abrir y cerrar de ojos, recordando con esmero aparente los puntos que le había señalado en la anterior sala, comenzó a agujerear como antes el techo con sus... "Rayos Láser" extraños disparados por sus dedos, inundando con ello nuevamente aquella sala y haciendo que las llamas poco a poco se disiparan en ella, dibujándome una leve sonrisa de aceptación y satisfacción en el rostro inconscientemente mientras observaba la lluvia de agua que ocurría a nuestro alrededor gracias a su iniciativa -¡Realmente debes de ser un superhéroe!- Exclamé en ese momento en dirección a aquel hombre, aún interponiendo frente a mi boca el brazo izquierdo por la presencia de la nube de humo la cual aún no había desaparecido del lugar, mientras asentía de forma enérgica e infantil ante lo que decía Sola 2.0 en ese instante -¡D-Debemos ponerla a salvo, de todas formas! ¡D-Debe haber una... sala de mantenimiento cerca de... *Cof* *Cof*... la salida!- Continué hablando en voz alta para que me escuchara mi compañero aun con todo aquel chapoteo del agua en la sala, tosiendo y jadeando levemente por el humo, para entonces cabecear en dirección a la salida del recinto para indicarle que lo mejor sería abandonar cuanto antes aquella zona antes de que nos ahogáramos por los gases.




[Un par de minutos después, frente a la puerta metálica de la sala de mantenimiento]




-E-Está bien...- Dije entonces entre jadeos, mientras me limpiaba el sudor que poblaba mi frente con el dorso de mi mano derecha, mirando de reojo la puerta metálica frente a la que nos encontrábamos con algo de incomodidad -Rentendremos aquí a la niña e iremos a ver en las demás salas qué ocurre... ¿No...?- Proseguí hablando en ese instante con un tono de voz algo más arrastrado y exhausto, mientras volvía mi mirada a la del Sola 2.0, la cual me seguía intimidando en parte por la pinta de mafioso que llevaba siempre.



-¡¡ME TIEMBLA EL CEREBRO...!!


-... ¿Qué demonios...?- Solté algo cansado en ese momento, mientras desviaba mi mirada en dirección a la sala número 7 cercana a nosotros desde la cual provenía una voz aterradora y algo teatral, además que por alguna razón apenas desprendía humo pero seguía viéndose en mal estado. Un olor putrefacto se filtraba a través de sus puertas hasta nuestra posición incluso, teniendo que llevar mis dedos a mi nariz para taparla y poder hacer todo aquello más... "Soportable" -... S-será mejor que acudamos... Sea lo que sea no tiene... "Buena pinta"...- Le comenté en ese momento a mi compañero, con una voz de esas nasales características que salen cuando uno se tapa la nariz.

La Caza de Locos había comenzado.





Sala 7
"Betelgeuse Romanee-Conti"

Música Ambiental 2:

¡¡Betelgeuse Romanee-Conti... -Desu!!:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tenor


-¡¡Increíble!! ¡¡Ya han llegado!! ¡¡ESTOY TAN EMOCIONADO!! ¡¡QUE ALGUIEN ME PELLIZQUE!!

Nos asaltaba una voz visiblemente inusual, ronca y algo teatral justo al entrar en la sala de la cual provenía aquella extraña frase de antes. La sala a la cual acabábamos de introducirnos Sola 2.0 y yo se trataba de efectivamente la número 7, la cual apenas se encontraba con unos cuantos asientos en llamas, sin ser siquiera tan grave como las dos salas en la que nos encontrábamos anteriormente... Teniendo más pinta de querer "atraer" a alguien con el pobre humo que desprendía dicha fogata en el lugar... La voz que nos acababa de recibir tenía un dueño de lo más peculiar y extravagante, situado justo debajo de la gran pantalla de cine, en aquella pequeña plataforma interior que suele separar la primera fila de la pared en la que se sitúa la tela donde se proyecta la película. Era un sujeto enfundado en una túnica extraña y rodeado por un grupo de unas 15 personas ataviados de la misma forma, pero cubriendo sus rostros con una capucha que seguía con el patrón de colores oscuros de tales disfraces. Pero lo que más llamaba la atención de toda aquella escena era sin duda el rostro del aparente "líder" del grupo... Se mostraba arrugado, con una tez tan pálida e inusual que incluso parecía un verde enfermizo, con las bolsas de los ojos corroídas a tal que parecían prolongaciones del interior de éste. Tenía un peinado algo raro a su vez, cortado de forma que parecía más una peluca que un cabello natural, aquella apariencia artificial viéndose más incentivada por el color verde marcado que tenía...

Aunque si tuviera que destacar de su rostro algo en concreto, algo que realmente me perturbara e hiciera temblar mi interior...


Era su endemoniada sonrisa.


¿Crees que son los Elegidos?:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Ee517d8d0698eac40bc30ca0089b6f2ac9f4281a_hq


-¡Eh, tú! ¡¿Crees que son los Elegidos?! ¡¡Deben de serlo!! ¡¡SI, TIENEN LAS APARIENCIAS EXACTAS, SON ELLOS!!


...

¡NO, NO, NO, NO!:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku 3044-f42-gif


-¡¡NO, NO, NO, NO!! ¡¡TE EQUIVOCAS!! ¡¡DEBEMOS CAPTURARLOS CON VIDA!!

...

Aquella escena era realmente perturbadora, sacada casi de una película de terror diría...
Era completamente un sin sentido, aquel sujeto que mostraba su rostro despreocupadamente a diferencia de los demás que lo rodeaban era completamente imprevisible. Bien podría mostrarse de lo más feliz y emocionado, como a los dos segundos estallar en un amasijo de rabia y furia contenidas... De la impresión que me dio el ver aquella escena, me quedé algo petrificado, estupefacto... Observando de reojo a mi compañero mientras notaba cómo varias gotas se deslizaban por mi sien en señal de confusión y sorpresa.


-... ¡¿Pero qué demonios...?!


Hablo - Narro - "Pienso"
¡Debo dar lo mejor de mí...!:
MITTE MITTE!! (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mejor_roleador_Midoriya
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_ohv79fnouZ1vlrrwko1_540
MUCHAS GRACIAS JESTRO <3
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mido
¡I.W.E. IS LAIF! <3:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku X4CgUD3r
Thx Vin <3 (?:

Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku DGcwSFwl
Midoriya Izuku
Salón : 1 A Edad : 16 Dromes : 105245
Reputación : 20
Mensajes : 255
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 01, 2017 2:55 pm

La actitud tan energética y entusiasta del Pequeño Sola fue lo suficientemente efectiva como para que mi actitud se relajara un poco más, escuchando sus palabras, algo nervioso seguramente con toda esta situación. No era para menos, se suponía que esta sería una tarde divertida, asombrándonos con la prometedora película del ídolo de miles, no, ¡de millones en todo el mundo!, Sola, la película ya había sido estrenada hace un par de semanas en otros países, la mayoría de ellos Occidentales, y hasta ahora la película tenía críticas espectaculares e inclusive muchos aseguraban que se trataba de la mejor película del género de héroes de los últimos 10 años, todo prometía ser algo en grande, algo que jamás sería olvidado por los fanáticos, y así lo era, pero no como creíamos.-Tienes razón.-Fue lo único que le dije al pequeño y valiente héroe, con una media sonrisa. Ya habría tiempo después para ayudar a esta chiquilla a no desviarse del buen camino, pero de momento el tiempo apremiaba, bien en estos momentos alguien podría necesitar de un héroe, afortunadamente no estaba solo en este lío, sino que tenía al Pequeño Sola aquí.

[Un par de minutos después, frente a la puerta metálica de la sala de mantenimiento]


Lo mejor en estos momentos sería colocar a esta niña en un lugar seguro, pues temía que entre todo el caos se hubieran colado sujetos que representaran un auténtico peligro; ella al final de todo no hizo nada más que causar perdidas materiales, quizás no era tan torpe en su control o continuaba teniendo miedo a asesinar a alguien, quizás había querido ser la "Villana" de toda la situación, simplemente el momento no había sido el adecuado. Pero eso no significaba que no podríamos encontrarnos con tipos que fueran una verdadera amenaza para todos.-De acuerdo, volveremos por ella al rato...-Dije, colocando a la niña suavemente en el interior de la sala de mantenimiento, cerrando la puerta metálica tras de mí, sin seguro, en caso de que algo malo sucediera ella podría escapar por su propia cuenta... dudaba que continuara inconsciente por mucho tiempo más.

Sentí la mirada del Pequeño Sola sobre mí mientras pronunciaba algunas palabras, a las cuales asentí.-Exacto, debemos asegurar el resto de salas que tengan una situación crítica, por lo menos hasta que lleguen las autoridades.-Miré de reojo un reloj que se encontraba colgado en la pared, recordaba la hora a la cual comenzó todo este problema, y a decir verdad -aunque podría parecer lo contrario- no había pasado mucho más de media hora desde que todo esto comenzó, alrededor de 40 minutos, y seguramente los "manifestantes" se habían encargado de que no llamaran a la policía o bomberos en un buen rato, por lo que seguramente no faltaría mucho para que llegaran, pero hasta entonces todo estaba en nuestras manos.

-¡¡ME TIEMBLA EL CEREBRO...!!.


Se escuchó un ruido desde al sala número 7, de esta salía algo de humo, pero la situación en realidad no parecía ser nada grave, la cantidad de humo no era para nada alarmante e inclusive me atrevería a asegurar que las personas de aquella sala habían podido salir sin el mayor problema.-¡Aggh!, q-que asco...-Murmuré al sentir un fétido olor invadir mis fosas nasales, obligándome a taparlas con el dedo índice y medio al no ser capaz de soportar demasiado tiempo ese olor. Era como si algún cadáver se encontrara en estado de descomposición o como si alguien de repente hubiera decidido colocar un montón de basura en ese lugar, fuera como fuera el olor era horrible, pero poco podría hacer para compararse a aquella tétrica voz.-Sí, no tengo un buen presentimiento...-Le respondí a mi compañero, aquella voz no sonaba la de un ser humano o al menos no uno normal.-Tsk...-Lo que parecería ser un simple drama de unos fanáticos gordos y exagerados poco a poco parecía ir tornando en algo más serio.

...
...
...

-¡¡Increíble!! ¡¡Ya han llegado!! ¡¡ESTOY TAN EMOCIONADO!! ¡¡QUE ALGUIEN ME PELLIZQUE!!.-Al entrar en la sala, tanto el pequeño sola como yo, pudimos contemplar al dueño de aquella inusual voz... y a decir verdad el propietario era mucho más inusual de lo que incluso tenía en mente, en cuanto a apariencia no me resultaba amenazante, pero su apariencia era tan bizarra que me resultaba imposible retirar la vista de él, analizándolo con una mueca de ligera confusión. Su tono de piel era de lo más extraño, era un color verdoso opaco -como si fuese un zombie- además de contar con un cabello de un poco atractivo verde, a eso nada le ayudaba su corte de pelo estilo medieval... de esos que más bien parecían una peluca, vestía con una túnica oscura y se encontraba acompañado por 15 hombres que portaban una túnica similar a la suya, pero ellos tenían sus rostros cubiertos por una máscara, fruncí el ceño molesto, ¿acaso la secta tenía algo que ver en todo esto?.

Miré de reojo al Pequeño Sola, parecía ser que la apariencia de aquel individuo le resultaba de lo más incomoda, cuando menos, era fácil de notar en su rostro, gotas de sudor comenzaban a recorrer su frente. A decir verdad no podía echarle la culpa, pues tanto la apariencia de aquel individuo como su comportamiento calificaban facilmente como "Demencia", en momentos podría parecer totalmente entusiasmado y alegre, hasta un poco cómico... pero en un sentido bizarro, para luego pasar a una incontrolable ira que pareciera no tener ningún origen lógico. Por su mera apariencia y voz podía saber que el Pequeño Sola no era mayor de edad, difícilmente podría superar los 18 años de edad, seguramente rondaba los 16, aquello sólo significaba que la experiencia era algo que realmente hacía falta en él, como en esta clase de situaciones. Incluso yo me sentía algo incómodo con la presencia de aquel sujeto, pero no tanto por su cuerpo o cabello, ni siquiera su tono de piel.

Hacía ya mucho tiempo que le perdí el miedo a esas cosas...


En mi larga vida, y tras décadas de recorrer al mundo, me había encontrado con personas amables, todos de distintas razas, todos tenían apariencias que eran cuando menos inusuales y hasta podrían llegar a ser aterradoras, pero en el fondo eran seres amables, a veces una mirada fría en un líder ocultaba un gran sentido de justicia... no juzgaba a la gente por su apariencia, pero una cosa muy diferente era tu complexión a tu mirada, aquellos ojos bien abiertos y esa sonrisa endemoniada pondrían los pelos de punta de cualquiera. Una clara señal de alerta sobresaldría en la mente de cualquiera, el peligro era inminente con su mera presencia.-... ¡¿Pero qué demonios...?!.-Exclamó el Pequeño Sola en voz alta, llamando rápidamente la atención de nuestros anfitriones, pues las llamas en el lugar no eran muy presentes, tampoco parecían representar un peligro, seguramente era sólo una forma de llamar la atención de alguien... en esta caso nosotros.

-Tranquilo... no pierdas la cabeza.-Le dije a mi compañero, colocando una mano sobre su hombro, ahora aquel sujeto tenía la mirada puesta sobre nosotros, entonces -y de manera repentina- explotó.



-¡¿Por qué me interrumpen?!, ¡¿POR QUÉ?!¡¿POR QUÉ?!¡¿POR QUÉ?!¡¿POR QUÉ?!¡¿POR QUÉ?!¡¿POR QUÉ?!¡¿POR QUÉ?!¡¿POR QUÉ?!¡¿POR QUÉ?!¡¿POR QUÉ?!¡¿POR QUÉ?!¡¿POR QUÉ?!¡¿POR QUÉ?!¡¿POR QUÉ?!¡¿POR QUÉ?!.-




Aquel extrañó sujeto comenzó a mirar al techo mientras continuaba repitiendo aquella pregunta una y otra vez en un tono demasiado alto, más bien parecía que estaba gritando a la nada, extrañamente los sujetos que le acompañaban no parecían estar para nada incómodos o alterados ante el extraño actuar del cabecilla, aun y cuando acababa de golpear de manera brutal a uno de sus compañeros.-Ya cállate...-Dije en tono alto, lo suficiente como para que me pudiera escuchar... entonces se detuvo de forma abrupta, mirándome como si acabara de decirle el mayor insulto de todos. Aparentaba no haberme inmutado ante su actuar, pero mentiría si dijera que no me daba buena espina todo esto.-¿Por qué no te entregas y acabamos todo esto sin violencia?.-Pregunté con tono calmado, a sabiendas de que eso sería imposible.
¡¿POR QUÉ?!:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku D609e0d16bc57cdf78a5278ce87f55540d41a5f6_hq

Kha?!:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku 12ebff3a8fbfac98ee70f5739449283e8eaec65c_hq
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Midoriya Izuku el Lun Jul 03, 2017 2:35 pm

Aquella escena era de las más bizarras que llegué a presenciar a lo largo de mi vida... Todo lo que estaba ocurriendo no tenía nada de sentido aparente, no sabía qué demonios pasaba en aquella sala que más que en medio de un incendio, parecían que estaban simplemente haciendo una fogata en su interior, sin mucho peligro de por medio realmente... Aunque de todo eso, lo que más me perturbaba de la escena era el sujeto el cual no paraba de protagonizarla con sus alaridos y sus incoherencias gritadas a los cuatro vientos. Notaba un sudor frío comenzar a recorrer mi frente y sienes de la impresión siniestra que daba aquel tipo con el que nos acabábamos de topar, rodeado por el grupo de disfrazados, parecidos sacados de una secta seguidora de artes prohibidas, típicas en ciertos mangas y películas de ambientación oscura... Comenzó a quejarse para sí mismo vociferando "Por qué" una y otra vez, mientras se revolvía de forma agresiva su cabello y miraba frustrado hacia el techo. ¿Qué demonios? Si solo había soltado una simple exclamación ante aquella escena, de pronto mis simples palabras fueron suficiente para alterarlo hasta tal punto... Aterrador.

-¡...!- Guardé silencio al escuchar las palabras tranquilizadoras que me dedicó en ese momento mi compañero de aventuras, mientras me mordía el labio inferior, fruncía el ceño y asentía ante sus palabras. Tenía razón, no podía mostrarme vulnerable contra sujetos que desprendieran tal aura de peligro a su alrededor... No podía mostrarme mentalmente débil. Aun cuando fuera algo tarde ya, me erguí de espalda con una expresión seria y decidida, aún con unas pocas gotas de sudor incómodo recorriendo mi sien, pero manteniendo mínimamente la compostura.

El que definitivamente no estaba manteniendo las apariencias en todo ese asunto era el sujeto con el que tratábamos Sola 2.0 y yo. Asentí con energía torpe y algo insegura ante las últimas exigencias de mi compañero, dedicando una mirada desafiante al extraño loco y al grupo que lo rodeaba. "Tan sólo... Entréguense sin oponer resistencia...", quise decir en ese instante, pero no podía articular palabra. Me di cuenta de ello en ese momento. El terror reinaba en mí. Un terror escalofriante, de esos que te congelan las piernas y que aun con ello te hacen temblar levemente, ya sea tanto un tambaleo tanto de apariencia como de espíritu. Me encontraba algo aterrado por todo lo que estaba viviendo, mi instinto no paraba de gritarme "Peligro" desde que la presencia de aquel extravagante individuo se hizo vigente en mi visión. Un nudo en mi garganta se formó, uno tan notorio que no me dejaba articular palabra alguna.

Al escuchar las últimas palabras que dijo mi compañero, el extraño que se nos presentó ante nosotros de manera tan extravagante adoptó un rostro algo más asombrado, dejando de lado su furia anterior para dejar paso a una actitud algo más serena, seria... E incluso diría extrañada por nuestra forma de actuar. Comenzó a mover de una forma extraña su cabeza, de lado a lado literalmente, mientras comenzaba a negar con un tono inesperadamente sereno en comparación con el que adoptó hacía apenas unos segundos.


No, no, no, no...:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Ieieieie_by_viperys-da9mggz


-No, no, no, no... Me temo que así no dicta el Evangelio. ¿Acaso no es todo esto maravilloso? Os estaba esperando, Creyentes del Amor. Soy un arzobispo del Culto de la Bruja, representando la Pereza...- En ese momento, se inclinó en forma de reverencia aquel individuo ante nosotros, ocultando con ello parcialmente su rostro, mientras continuaba hablando aumentando poco a poco su tono de voz a uno en el que casi vociferaba, volviendo a alzar su cabeza en nuestra dirección con un rostro perturbador, sonriente y con las órbitas de los ojos casi saliéndose de sus cuencas -... Romanee-Conti Betelgeuse... ¡¡-Desu!!

-*Glup*... ¿Romano-Qué...?- Llegué a balbucear inconscientemente ante su extraña presentación, en un tono demasiado alto para ser considerado siquiera un susurro para mí mismo, llamando la atención del sujeto quien comenzó a mirarme con un rostro desencajado y con la boca bien abierta.

The Call of the Witch:

¡...!:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku 14591082_1704504316507627_2146299748854792192_n.jpg?ig_cache_key=MTQxNTE0MzQwNTc0MzAxMDUwMg%3D%3D

Se hizo entonces un silencio incómodo en el ambiente, intercambiando miradas alternativamente entre nosotros, algo extrañados y en vilo por lo que ocurriría en ese instante, llegando a vislumbrarse en mi mirada la preocupación y el sentimiento de disculpa tras cometer aquel error... Pero apenas tuve tiempo para remendarlo.


-... ¡¡QUÉ DESCARO!! ¡¡ME ENTRISTECE VUESTRA IGNORANCIA!! ¡¡Realmente sois Pereza!! ¡¡Al ni siquiera reconocer mi nombre sois Pereza, Pereza, Pereza, Pereza, Pereza...!!


Comenzó a vociferar aquel sujeto, visiblemente alterado y nuevamente enfurecido, adoptando una expresión molesta mientras comienza a tomar a algunos de los miembros del cuello de la tela de sus túnicas y zarandearlos una y otra vez a medida que repetía la palabra "Pereza" con aquella rapidez y énfasis desorbitadas. Entonces, aparentemente insatisfecho, comenzó a morderse él mismo sus propios dedos seguramente para descargar de dicha forma su alteración... Pero aquello realmente no se veía como una manía de tal individuo normal y corriente. Sobretodo cuando por cada mordida brutal que le daba a cada uno de sus dedos de la mano derecha, de éstos salía disparada sangre a borbotones de la agresividad con la que se los masticaba -¡¡E-Eh, para!!- Vociferé al presenciar con mis propios ojos dicha bizarra escena, dejando en ese momento que mi instinto llevara mi cuerpo y abalanzándome en una carga en dirección hacia Betelgeuse, movido por el sentido del deber y el arrepentimiento por aquel error de entendimiento mío, el cual causó tal furia en el contrario de forma tan impredecible. Fue en ese instante cuando lo sentí: Cuando sentí mi instinto romperse en pedazos. Era una sensación realmente extraña, que jamás llegué a vivir en mi vida anteriormente. Una indescriptible... Pero que si tuviera que explicar de alguna forma... Sería como si de pronto, uno supiera por un lapso de menos de un segundo que la muerte se encontraba a dos pasos suyo, con la certeza de que si llegaba a dar esos dos simples pasos, caería en su trampa y su vida tendría fin.

Y realmente así fue, la muerte me guardaba una trampa a apenas un par de pasos -¡¡HMPF!!- Guiado por mi instinto y mis buenos reflejos, en ese momento di un tremendo salto hacia mi izquierda, dejando tras de mí un irreal y tremendo impacto en el suelo de la sala, llegando a elevar de la fuerza fragmentos de éste, agrietando la zona del supuesto "impacto" en una circunferencia de diámetro de medio metro. Era surrealista, como si yo mismo hubiese propinado un derechazo cargado de One For All en el suelo para poder formar un boquete en este. Pero la cosa era que yo mismo me encontraba en medio del aire, tras impulsarme y dar un salto a un lado, evitando lo que fuera que fuese la causa de ese tremendo golpe dirigido a la zona en la que me encontraba.

Aterricé en forma de rápida voltereta, acabando por apoyarme sobre ambas de mis rodillas para estabilizarme, con la casualidad de que justo llegué a parar al lado nuevamente de Sola 2.0, en ese instante en su costado opuesto al de antes. Me incorporé rápidamente sobre mis dos piernas para entonces dirigir una mirada estupefacta al lugar donde me encontraba antes corriendo en dirección al grupo extraño. Aquella parte del suelo de la sala se encontraba destrozada, con un boquete causado por un tremendo golpe inhumano propinado en ésta -... ¿Pero qué demonios ha sido eso...?- Llegué a balbucear, en un principio queriendo decir aquello para mí mismo pero adoptando un tono de voz lo suficientemente algo de forma inconsciente como para comunicárselo a su vez a mi compañero, mientras mis ojos se encontraban aún fijos en aquel boquete surreal.

Pero en ese momento mis orbes se voltearon de vuelta a  Betelgeuse, el cual se mostraba con una expresión completamente diferente a la que tenía hacía unos segundos, sustituyendo su furia exagerada y su frustración aparente, junto a aquella manía de mordisquearse los dedos de tal brutal forma, por una sonrisa enorme mostrando nuevamente todos sus dientes, mientras su mirada deslumbraba burla y su rostro en sí, satisfacción. Quería hacerme caer en su trampa. Quería hacerme daño... Quería acabar con mi vida.

Rebosas Diligencia...:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Latest?cb=20160703180106


-Rebosas Diligencia, Creyente del Amor... ¡¡¡DEBEMOS PAGAR EL AMOR CON AMOR!!!


Última edición por Midoriya Izuku el Lun Jul 03, 2017 2:36 pm, editado 1 vez


Hablo - Narro - "Pienso"
¡Debo dar lo mejor de mí...!:
MITTE MITTE!! (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mejor_roleador_Midoriya
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_ohv79fnouZ1vlrrwko1_540
MUCHAS GRACIAS JESTRO <3
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mido
¡I.W.E. IS LAIF! <3:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku X4CgUD3r
Thx Vin <3 (?:

Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku DGcwSFwl
Midoriya Izuku
Salón : 1 A Edad : 16 Dromes : 105245
Reputación : 20
Mensajes : 255
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Derven Greyback el Lun Jul 03, 2017 2:35 pm

El miembro 'Midoriya Izuku' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 4


Voz:
Derven Greyback
Dromes : 258603
Reputación : 27
Mensajes : 13563
Ver perfil de usuario
Derven Greyback
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Invitado el Miér Jul 05, 2017 1:39 am

A decir verdad este sujeto me ponía los pelos de punta, no necesariamente porqué se tratara de un sujeto poderoso, pues aun si lo fuera era muy difícil hacerme sentir de aquella forma, pero ese sujeto me ponía un tanto nervioso sólo con su actuar. Sus acciones en general eran ya de por si incomodas, pero a parte de eso era sumamente impredecible, podía pasar de estar completamente alterado y fuera de sí, estado del que a una persona normalmente le tomaría minutos en salir -como mínimo- pero él era capaz de cambiar aquella ira y desesperación a una serenidad que resultaba un tanto perturbadora por la rapidez en la que era capaz de adaptarse a ese cambio. No podía culpar al Pequeño Sola por sentirse intimidado, incluso yo me incomodaba ante la presencia de aquel hombre, y mira que había visto demasiadas cosas alrededor del mundo por más de dos siglos.

El tipo simplemente paso de su estado de frenesí absoluta a una mucho más calmada, y hasta serena, en cuestión de segundos. "Negó" con la cabeza al moverla de lado a lado, literalmente, como aquellos bailes egipcios que a veces representaban a manera de estereotipo en los programas de televisión... y aunque decía aquellas palabras de una manera tranquila, en un volumen algo bajo, en realidad poco sentido y cordura hallaba en él, pero decidí no tomar importancia a aquel hecho, pues de la secta o no el tipo era una amenaza, de ello no cabía duda, y en esa situación tan crítica era lo único que me interesaba saber para poder actuar. No teníamos tiempo que perder, lo más ideal sería terminar con él y su grupo de seguidores cuanto antes fuera posible, pues bien podrían haber más dementes como él en las demás salas, tuvimos suertes en aquella última sala al encontrarnos únicamente con aquella niña inexperta, pero dudaba tener la misma facilidad con aquel hombre.

En mi cara se reflejó de pronto una expresión de duda tras aquella presentación tan rara por parte del singular miembro de secta, o al menos eso era lo que aparentaba, y decía representar a la "Pereza", muy probablemente haciendo honor al pecado capital. Sin embargo el punto clave llegó cuando el hombre dijo su nombre, "Romanee-Conti Betelgeuse", el nombre quedaba de perlas con su apariencia pues era demasiado raro... incluso en una ciudad como esta en donde venían personas de todo el mundo, pero nombres como los de Betelgeuse rara vez eran escuchados, quizás era alemán... o a eso me sonaba. Apenas si fui capaz de conseguir recordar su nombre, pero dudaba que fuera algo de memoria a largo plazo, lo más probable era que olvidara su nombre tras esta situación precisamente por lo raro que era. El Pequeño Sola tuvo la desgracia de no poder guardar sus palabras.-*Glup*... ¿Romano-Qué...?.-No sabía si fue que lo dijo demasiado alto o simplemente olvidó tomar en cuenta la clase de persona con la que estábamos tratando, pero no importaba, pues la reacción del tal Betelgeuse no se hizo esperar, de pronto su expresión -antes serena- se transformo en una de total histeria, con los ojos y la boca totalmente abiertos, pero no fue sino hasta unos instantes que comenzó a vociferar.

Pero gritar y expresarse de aquella manera tan singular no parecía ser suficiente para el extraño hombre de piel verdosa, pronto su aparente ira comenzó a ser descargada en sus dos hombres más cercanos, no podía comprender cómo era que los otros simplemente se quedaban ahí parados mientras sus compañeros recibían la tunda de sus vidas, sabiendo ya de sobras que bien podrían ser los siguientes por cualquier pequeño capricho que el tipo pudiera llegar a tener, sin previo aviso, claro está. Pronto incluso yo comencé a sentir dolor, no me agradaba la forma del actuar de aquel individuo, pero el que parecía no soportarlo más era el Pequeño Sola quien se lanzó sin dudarlo a intentar detener la golpiza que aquellos dos hombres estaban recibiendo del retorcido cabecilla, se dirigió a la escena sin pensarlo demasiado.-¡Espera!.-Le grité, no sabíamos si podía ser sólo una trampa, después de todo ya nos habían atraído ahí en primer lugar. Sólo fue cuestión de que el pequeño héroe avanzara algunos metros, para que de la espalda del sujeto salieran unos largos brazos negros, me quedé mudo por unos instantes, nunca antes había visto algo como eso... sin duda alguna era magia oscura, podía sentirlo, después de todo la luz y la oscuridad siempre habían sido enemigos.-¡C-cuidado, Pequeño Sola!.-Grité luego de unos breves segundos que pudieron ser cruciales. Mi compañero fue capaz de evadir el ataque por cuestión de unos pocos instantes, y debajo de él los brazos dejaron un gran cráter.

Miré con seriedad el resultado del impacto de aquellos brazos con el suelo, si acaso una de esas cosas llegaba a atraparnos o golpearnos no sería nada lindo. El Pequeño Sola consiguió colocarse de nueva cuenta a mi lado, pareciendo aun estar sorprendido por aquella extraña habilidad, el sujeto moldeaba la magia oscura para generar brazos largos que se asimilaban en movimientos a un tentáculo. Betelgeuse volvió a vociferar una extraña frase a la que simplemente resté importancia, el tipo era un demente y poco más teníamos que saber para tener el deber de enfrentarlo, si le dejábamos libre de la justicia podría asesinar a decenas de personas en el camino, y eso era algo que no podríamos concebir.-Espada de las Nubes Celestiales...-Murmuré para mi mismo, apenas lo suficientemente alto como para que el Pequeño Sola pudiera escucharme, mientras extendía ambos brazos en el aire con mis manos en forma de puño apegadas entre sí, emanando un resplandor ligero mientras volvía a separar los puños para formar así una espada de luz.-No dejes que esos brazos te toquen... toma acciones evasivas y ataca su cuerpo cuando tengas oportunidad, si sus brazos tienen tanto alcancé es porqué prefiere no atacarnos él directamente.-Dije tras haber notado ciertas cosas "interesantes".

No parecía estar conteniendo su fuerza cuando golpeaba a sus hombres, y tampoco ninguno de sus seguidores parecía ser fuerte, no dudaba que su fuerza física fuera superior a la media humana pero me era difícil imaginar que pudiera enfrentarnos a alguno de los dos en cuerpo a cuerpo por lo que mostró, mucho menos si ahora tenía a mi espada en manos. Mire de reojo al Pequeño Sola unos instantes.-¿Te parece bien un ataque combinado?.-A pesar de que había demostrado ser inocente e inexperto en la batalla verdadera el pequeño héroe resultaba ser un compañero confiable sin importar los torpes errores y tropiezos que pudiera llegar a tener, como el dudoso logro de haber salvado a aquella persona de quemarse no sin antes haberle golpeado con el extintor, pues tenía un gran corazón que difícilmente podría ser tentado por el mal.

Espada de las Nubes Celestiales:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_lzv58og7dO1r18y5qo1_500


Técnica Mencionada:

- Espada de las Nubes Celestiales: El usuario materializa una espada hecha de luz. Renzo junta ambas manos y da "forma" a la espada con la mano izquierda mientras la sostiene con la derecha a manera de mango. Esta espada es lo suficientemente filosa como para cortar acero y rocas con facilidad, además es increíblemente resistente aún estando hecha con luz, siendo difícil de romper con ataques convencionales.  Puede generar un daño de hasta 45%, si la espada es "rota" Renzo puede volver a crear otra. Sólo le toma 1 post crear la espada.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Midoriya Izuku el Jue Jul 13, 2017 5:11 pm

Dilemma [Música 1]:

Era realmente terrorífico. Una extraña sensación comenzó a recorrer mi cuerpo cuando al fin reposaba exasperado y con respiración agitada al lado de mi compañero. ¿Qué era aquella sensación? Era algo más que miedo, "terror" como tal no se podía definir... Era como si una siniestra incertidumbre me inundara en ese mismo instante, mientras miraba alternativamente al sujeto loco frente a nuestros ojos y al cráter que de alguna forma se acababa de formar delante nuestra en cuestión de un segundo. "... ¿Acaso ha sido esto obra de...?". Mis orbes esmeralda se quedaron fijos al pensar aquello en Betelgeuse. ¡¿Realmente aquello tan extraño que acababa de pasar hubiese sido obra suya?!

Mientras me dejaba invadir descuidadamente por la sorpresa y por cierto temor hacia aquel individuo, noté un brillo amarillento surgir justo a mi lado, proveniente de mi compañero. ¿Qué estaba ocurriendo ahora...? Volteé de forma algo pesada mi cabeza hacia Sola 2.0. por la de cosas extravagantes que estaban ocurriendo una tras otra, para entonces toparme nuevamente con una escena sorprendente, "brillante" como ninguna. Mi compañero superhéroe se dispuso a formar con un lento y majestuoso movimiento de sus manos una especie de "espada de luz" bastante heroica, debía admitir. Incluso yo notaba el brillo, el cual apenas llegaba a la intensidad de aquella espada, que podía atisbarse a través de mis ojos. Un brillo lleno de admiración.

Escena (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tenor

-Increíble...- Murmuré para mí mismo al ver cómo formaba aquel sable de luz con sus propias manos y blandiéndola mientras se dirigía a mí, mirándome de reojo. Por alguna razón, su mirada me intimidó algo en ese entonces. No era por el rostro de mafioso que se podía apreciar en él, ni de lejos. Era por la escena asombrosa que acababa de protagonizar hacía unos segundos, obviamente. ¿Cómo no reunir en el interior de uno cierta admiración al prójimo al presenciar aquello? Me encontraba en un principio algo confundido gracias a su previas palabras... "... ¿Brazos...? ¿A qué se refiere? Yo no aprecié ninguno..." me preguntaba mentalmente mientras mi mirada surcaba el terreno frente a nosotros de forma curiosa y algo confusa, sin llegar a ver nuevamente ningún brazo. ¿A qué se refería Sola 2.0.?

Sin embargo, mi confusión no fue muy longeva, viéndose ensombrecida por la agitación y la energía con la que asentía una y otra vez ante su propuesta siguiente -¡C-Claro...! Juntos será más fácil lidiar con...


-¡¡¡ME IGNORAN!!! ¡¡IGNORAN MIS PALABRAS!!! ¡¡¡Es indigno, qué descaro, realmente....!!! ¡¡¡REALMENTE...!!!

Aquel maldito "Betelgeuse" realmente estaba loco...
De pronto nos vimos interrumpidos por éste, el cual comenzó a protagonizar otra vez una escena escalofriante, bizarra, anormal... Una que me llegó a poner los pelos de punta nada más espectarla.

¡¡DESCARO...!!:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Cea0575c9b1ed3bbeb00e212f393d588f31b3821_hq

-Me ignoran, ignorancia... ¡¡DESCARO, PEREZA...!! Me duele en lo más profundo de mi ser que me traten de esta forma tan indigna, tan vulgar... ¡¡REALMENTE SOIS PEREZA... PEREZA... PEREZA...!!

El extraño vestido con aquella túnica oscura comenzó a retorcerse de forma brusca y desorbitada. Era una escena salida de una de mis peores pesadillas, se podría decir. ¿Acaso aquel sujeto no sentía dolor al hacerse esas cosas a sí mismo...? Se aferró al acabar con aquella especie de discurso tenebroso de su propio rostro, mostrando de esta forma su "dolor" al hablar a medida que sus lagrimales desbordaban a su vez riachuelos de lágrimas, mientras mantenía una inexpresividad casi asombrosa, con los ojos perdidos en el Limbo mientras continuaba balbuceando cosas ya para mí sin sentido.

Takt Of Heroes [Música 2]:

-... Deberíamos noquear a ese tipo... C-Cuanto antes...- Aun cuando me esforzaba por encontrar las soluciones más pacíficas en cualquier tipo de situación, hasta yo mismo debía admitir que aquel sujeto no tenía remedio. No pondría fin a sus locuras a no ser que entrara en un profundo sueño... "Si combino mis fuerzas con Sola 2.0., ¡no hay nada que nos pueda detener...!", me daba ánimos a mí mismo mientras miraba con mayor confianza y esbozando una muy leve sonrisa a Betelgeuse, sintiendo un poco de sudor frío recorrer mis sienes aún por los nervios que me daba constantemente la figura de aquel tipo. Sin embargo, había algo más que seguía desconcertándome de todo aquel asunto -... De todas formas... ¿A qué se refiere con... b-brazos...?- Preguntaba mientras miraba de reojo a mi compañero, adoptando en ese mismo momento una posición defensiva, en guardia ante todo posible ataque de aquel grupo aparentemente sectista. Quizás... Lo que me hizo sentir el peligro de antes, justo antes de que aquel boquete en el suelo de la sala tomara lugar... Fuera obra de aquellos brazos a los que se refería Sola 2.0.. "¿Una fuerza invisible...?". Era una posibilidad muy probable.

Aquello explicaría el actuar tan extraño de mi instinto al abalanzarme hacia Betelgeuse anteriormente. Sobre todo, explicaría la causa de aquel cráter en el suelo... ¡Aquel misterioso individuo o alguno de sus cómplices debía de poseer un poder extraño que permitiera atacar de lejos y sin que notaran la presencia de su poder...! Y fuera cual fuera, aquel era invisible a mis ojos, pero no a los de mi aliado. ¡Aquello era una ventaja la cual debíamos aprovechar!


-¡¡Échame una mano!! ¿¿Eres capaz de ver lo que fuera que causó ese cráter...??- Pregunté en un murmullo algo subido de tono a mi compañero situado justo a mi lado, sin apartar mi mirada desconfiada de Betelgeuse -... No... No soy capaz de verlo... P-Pero, si eres capaz, podríamos usar eso en nuestra ventaja. Estoy seguro que si llego a poner mis manos sobre Betelgeuse... Podría tumbarlo de un sólo golpe...- Comentaba en ese mismo momento con un tono algo intimidado y tambaleante, pero a la vez mostrando cierta decisión y seguridad por mi parte. Al fin y al cabo, el aspecto de aquel hombre era demasiado enfermizo como para imaginarse siquiera que resistiera el impacto de uno sólo de mis Detroit Smash... -... Si eres capaz de cubrirme... De acompañarme en mi carga hasta ese sujeto y despejarme el camino de esos "brazos"... Podría asestarle el golpe decisivo y...


-¡¡¡SUFICIENTE IGNORANCIA!!! ¡¡¡SOIS PEREZA, PEREZA, PEREZA...!!! ¡¡¡No sois dignos del Amor de Satella!!!


Vociferó en ese mismo momento Betelgeuse, aparentemente en posición ofensiva mientras miraba hacia nosotros y visiblemente molesto con nuestra actitud. De pronto, mi instinto se volvió nuevamente loco, revelando con ello a mi parecer un ataque por parte de aquel peligroso individuo. ¡No teníamos más tiempo para planear una estrategia! ¡¡Era Todo, o Nada!!

-¡¡Confío en ti!! ¡¡No hay tiempo!!

Exclamé yo mismo casi al instante de percatarme de la alteración brusca de nuestro enemigo, abalanzándome hacia éste con un ojo puesto obviamente en los movimientos de sus cómplices mientras confiaba tanto en mi instinto como en mi compañero Sola 2.0. para ponerme a salvo de aquellos... Supuestos "brazos" que podrían hacer peligrar mi vida.

¡¡Era realmente un choque de fuerzas!! ¡¡El Mal contra el Bien!!


Hablo - Narro - "Pienso"
¡Debo dar lo mejor de mí...!:
MITTE MITTE!! (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mejor_roleador_Midoriya
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_ohv79fnouZ1vlrrwko1_540
MUCHAS GRACIAS JESTRO <3
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mido
¡I.W.E. IS LAIF! <3:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku X4CgUD3r
Thx Vin <3 (?:

Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku DGcwSFwl
Midoriya Izuku
Salón : 1 A Edad : 16 Dromes : 105245
Reputación : 20
Mensajes : 255
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Invitado el Jue Jul 20, 2017 12:23 am

En aquel momento realmente me sentía agradecido de poder contar con la presencia de el Pequeño Sola, por mera cuestión de poder contar con alguien, no era la primera vez que me enfrentaba a un individuo tan peculiar, pero jamás dejaba de ser incómodo, y aunque sabía que yo solo podría derrotarlo en esta situación el tiempo apremiaba, no podíamos simplemente perder tiempo presumiendo nuestras habilidades con este tipo, ¡alguien podría estar en auténticos problemas!. Mi espada formada con luz estaba preparada, podía cortar fácilmente un cuerpo humano común y corriente con esta espada, tendría que tener cuidado con sus subordinados, pues a pesar de que siguieran siendo bandidos la idea de matar a alguien me seguía dando cierta incomodidad... lo mejor sería dejar que las autoridades impartan su sentencia, sólo les daría cortes superficiales si es que decidían actuar; aunque aquella idea resultaba suicida a mi parecer, el tal Betelgeuse había demostrado un nulo interés por sus vidas.-Pero a ellos eso no parece importarles...-Me decía en un murmullo mientras observaba las extrañas exclamaciones del hombre de piel verde, de no ser porque hablaba juraría que era un maldito zombie.

El Pequeño Sola era un chico ingenioso, de ello no cabía duda, pero además demostraba ser valiente, por lo menos cuando la situación lo requería... él estaba a punto de luchar a ciegas, simplemente confiaba en un completo extraño para poder detener a un enemigo que por su propia cuenta no podría derrotar, y no era por falta de fuerza o de ganas, era simplemente que la naturaleza de los brazos/tentáculos de aquel tipo parecían ser una total desventaja para el Pequeño Sola, pues a su vista estos eran invisibles, o eso era lo que él mismo me daba entender. Fruncí el ceño, aquella habilidad era realmente molesta y peligrosa, no sólo deberíamos de mantenerlos alertas para no recibir su ataque, sino que también deberíamos de cuidarnos de sus subordinados y a su vez yo debería de velar por que el pequeño héroe llegará sano y salvo hasta el de piel verde a la par que él tendría que confiar en mí, simplemente avanzar, debía de ser una presión gigantesca.

-Cualquier otro me lo hubiera dejado todo a mí...-Pensaba con una sonrisa mientras miraba de reojo al Pequeño Sola, fue tan sólo por unos instantes, pues lo último que debía de hacer en una situación así era detenerme a pensar en cosas que no eran de vital importancia para ese momento. Podía dejar en manos de aquel joven héroe dar el golpe de gracia  mientras yo le cuidaba las espaldas, él iría a ciegas prácticamente, su enemigo tenía la ventaja de que él poco sabría acerca de dónde vendrían sus ataques, en una situación normal él seguramente no tendría oportunidad... de momento su cuerpo no era tan resistente para soportar más de uno o dos ataques de aquellos poderosos brazos, por lo que yo debería de ser su defensa.-¡Déjamelo a mí!.-Vociferé con determinación mientras corría a su lado, con mi espada lista para responder a cualquier ataque que el tal Betelgeuse decidiera mandarnos. 

De forma repentina Betelgeuse detuvo su escandaloso hablar y agachó la mirada, aquello no nos detuvo, a estas alturas cualquier comportamiento anormal por parte de aquel sujeto era ya algo más digerible. Alzó su cabeza para mirarnos con la misma tétrica sonrisa que nos dedico al inicio.-Realmente sois... pereza.-Al instante un par de manos oscuras salieron disparadas desde su espalda en nuestra dirección a la misma vez que sus hombres, o los que podían mantenerse de pie, arremetían contra nosotros.-No dejes de avanzar...-Le dije al Pequeño Sola, yo me haría cargo de permitirle avanzar a través, cuando menos, de aquellos brazos.-Sólo mantén un ojo sobre los subordinados...-Aquello lo dije en cuestión de segundos, periodo de tiempo que había sido suficiente para que tanto los hombres de túnicas negras como aquellos brazos estuvieran ya prácticamente sobre nosotros. Aparté de una patada a uno de los hombres de negras túnicas con suma facilidad, evadí a un par más para bloquearle el pazo por unos momentos el Pequeño Sola y cortar con mi espada el brazo que había estado por atraparlo.

-¿Eh?... E-eso es... i-imposible... ¡Pereza, Pereza, realmente sois todos pereza!

El tipo comenzó a gritar aquello de forma tan repentina que me hizo que me sobresaltara un poco, y en ese preciso instante otro par de brazos/tentáculos emergieron desde su espalda para comenzar a atacarnos en conjunto con las otras dos, sin embargo notaba que la mano que había cortado se movía de forma errática y torpe a comparación de las otras, definitivamente mucho más lento que las otras. La luz era su debilidad, como era de esperarse, seguramente era por ello que yo podía verlos y no el pequeño héroe, por mi condición de elemental de luz. Yo daba indicaciones al Pequeño Sola para que evadiera los ataques de aquellos brazos cuando no podía bloquearlos.-¡A tu izquierda... derecha... derecha!.-Decía. Pero no de forma continua, generalmente era capaz de detener los ataques de Betelgeuse pero no era omnipresente, por lo que de vez en cuando quedaba en aquel valiente chico confiar en mis palabras a la par que ambos continuábamos encargándonos de los subordinados, siempre con la tensión de tener a aquellos peligrosos brazos encima nuestro.

Definitivamente el tipo con apariencia de muerto viviente no era alguien fuerte, o al meno él mismo no lo era, pero su magia oscura le permitía generar aquellos brazos tan potentes que nos podrían generar un buen daño si nos descuidábamos, era alguien de tomarse en serio. Mas sólo fue cuestión de tiempo para que finalmente dejáramos fuera de combate a todos los subordinados, fue entonces cuando la cosa se volvió más sencilla, aquellos hombres no eran realmente fuertes y sus ataques mágicos resultaban fáciles de esquivar si los poníamos en comparación de aquellos brazos, especialmente para el Pequeño Sola que había confiado en mí, pero ahora todos estaban tendidos en el suelo, inconscientes, mientras que nosotros nos encontrábamos cada vez más cerca de nuestro objetivo.-¡AAHHH!.-Solté un potente grito de guerra mientras cortaba uno de los brazos oscuros... la mano caía al suelo y se retorcía, pero sabía que sólo era cuestión de tiempo para que volviera a crecer y siguiera como si nada.-Oe... Pequeño Sola... cuando corto los brazos estos requieren de tiempo para regenerarse...-Comencé a comentarle, manteniendo la guarda alta ante la presencia del cabecilla de los posibles miembros de la secta.-... Utilizaré un láser para cortarlos casi de raíz... tendrás como 15 o 20 segundos para darle el golpe de gracia cuando te lo indiqué... ¿Crees poder hacerlo?.-No era que desconfiara de sus habilidades, más bien lo decía por temor a que uno de los brazos pudiera alcanzarlo a él antes de que pudiera noquear a aquel peligroso sujeto.


-¡Izquierda!.-Grité repentinamente, pero no le di tiempo a nada al sujetar su brazo para dar un brinco hacía la dirección que había indicado, evadiendo el ataque de uno de sus brazos. Poco tiempo teníamos para pensar, y el tiempo resultaba crucial, ¡alguien podría necesitar nuestra ayuda!.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Midoriya Izuku el Vie Ago 18, 2017 4:52 pm

Major Battle [Ambiental]:

Me encontraba finalmente en medio de una carrera frenética en dirección a aquel loco sujeto que se hacía llamar a sí mismo Betelgeuse. Observé en el mismo instante en el que comenzaba mi carga cómo Sola 2.0. se posicionaba a mi lado, armado con aquel sable de luz mientras aparentemente acataba mi plan. Sin embargo, casi a la misma vez que me percaté de la compañía de aquel sujeto, también me di cuenta de cómo los secuaces del maníaco al que nos enfrentábamos comenzaban a moverse, a apresurarse hacia nosotros, armados con dagas de inscritos extraños y misteriosos, todos encapuchados con capirotes y enfundados en túnicas de tonos morados, rojizos y decorados incluso verdes. No podía echarme para atrás, no tras haber comenzado con la carga de tal forma.

En ese instante, el ambiente pareció volverse pesado para mi persona. Eso sólo quería decir una cosa: Aquel extraño y loco sujeto se encontraba... Haciendo lo que fuera que fuese, como antes. Según Sola 2.0.... Se encontraría haciendo uso de sus "brazos", invisibles para mí por alguna razón que ni me molesté en buscar en ese entonces. "Confiaré en él. De esta forma será más fácil avanzar...", pensé al percatarme de la mala sensación que comenzó a invadir mi ser como "Aviso" precario de la aparición de dicho poder enemigo, prosiguiendo con la carrera mientras escuchaba de fondo hablar a mi compañero, casi a la misma vez que los secuaces de Betelgeuse se encontraban casi a nuestro alcance -¡Claro, déjamelos a mí!- Vociferé al escuchar su estrategia, dejándome como el encargado de limpiar la mayoría de maniáticos en nuestro camino mientras que Sola 2.0. se encargaría de erradicar... lo que fuera que fuesen dichos "brazos" invisibles.

Incluso llegué a notar uno de aquellos brazos a punto de alcanzarme, sin embargo mantuve confianza ciega y casi suicida en mi compañero de combate, notando cómo de pronto aquella mala sensación que acudía a mi nuca, advirtiéndome del peligro inminente, desaparecía. Aquello fue obra de mi aliado, al fin y al cabo, que seguramente se hizo cargo de cercenar dicho brazo antes de que me atrapara. Yo sin embargo hice caso omiso por el momento de tal hecho y, distribuyendo todo mi One For All por mi cuerpo, mantuve estado Full Cowl para potenciar mis capacidades físicas y gracias a ello barrer con ligereza el camino que tomábamos con paso apresurado de enemigos. Lanzaba derechazos, rodillazos y patadas por doquier, lidiando uno por uno con cada secuaz de Betelgeuse, los cuales amenazaban a mi integridad al apuntarme y tratar de herirme con sus dagas. Incluso alguna que otra bola de fuego silbaba cerca de mi cabeza, sin embargo sin llegar a su destino.

-¡¡Orrraaaaa!!- Mi actitud en ese instante era bastante contraria a la que adopté anteriormente. Me solía pasar cuando me sumergía en el fragor de la batalla: Pasaba de ser un chico reservado y tímido, malo con las palabras, a ser un cierto... "Guerrero Bersérker", algunos lo clasificarían así. Mi ira interna aumentaba y, gracias a ello, mis ataques eran de lo más precisos y potentes en aquellas situaciones de peligro. Además, con el tiempo acabé desarrollando cierto aguante al dolor... Por lo que los roces y cortes superficiales que me llegaran a hacer las dagas de los sectistas apenas llegaba a sentirlos. Sin embargo, aun cuando me encontraba sumergido en el caos del momento, mi mente seguía analítica. Era una de mis cualidades a la cual debía agradecer que siguiera hoy en día de una pieza: Mi capacidad para mantener una mente centrada en esta clase de momentos caóticos.

Mis puños se incrustaban tanto en los rostros ocultos como en los estómagos de los secuaces que se interponían en nuestro camino, mis piernas impactaban en los costados de los demás enemigos y los echaba a un lado con violencia... Mientras sentía a Sola 2.0. balancear de un lado a otro su espada de luz, seguramente defendiéndome de los brazos que ni yo mismo llegaba a ver. En ocasiones incluso me indicaba a qué lado esquivar o dirigirme si éste no se encontraba al alcance, y de esta forma ambos nos abríamos camino, nos abríamos paso a través de la extensión de aquella sala de cine...


... Hasta que finalmente, nos encontrábamos nosotros dos sólos contra Betelgeuse, con los demás secuaces inconscientes a nuestro alrededor.


Overture to the batlle! [Ambiental]:


-¡¡Ríndete, Betelgeuse!!- Vociferaba mientras continuaba junto a Sola 2.0. la carrera en dirección a éste, para entonces percatarnos de cómo comenzaba a abusar aquel loco más de su poder invisible. Sin embargo, mi compañero pareció tener una idea en un momento de lucidez, cuando hubo ya cercenado uno de sus aparentes brazos invisibles. Le escuché con atención y curiosidad, ¿qué plan podría llevar a cabo aquel sujeto? Presté atención a sus palabras y, a medida que iba explicando, mi mente fue casi "prediciendo" lo que iba a decir después dado que yo mismo llegué en cierto modo a la conclusión de aquel plan antes de que acabara siquiera de contarlo por completo aquel hombre -Me parece una... idea brillant-- - Pensaba elogiar dicha idea, para entonces verme cortado por un brusco y repentino agarre de mi compañero, forzándome a desplazarme junto con él a un lado.


-¡Izquierda!



-¡¡Hmpf!!- Solté un leve quejido al percatarme del agarre, para finalmente ver cómo algo volvía a formar un cráter en el lugar en el que antes nos encontrábamos mi compañero y yo. Tras esquivar aquel terrible ataque de Betelgeuse, mis orbes esmeralda se posaron en aquel maníaco con cierta furia y rencor. No se iba a entregar ni de lejos, debíamos noquearlo antes de que fuera demasiado tarde -Está bien. Adelante, ¡acabemos con ésto!

Tras exclamar aquello, dando una afirmativa al plan de Sola 2.0., comencé nuevamente a cargar hacia Betelgeuse con rapidez y fuera marcadas en mi semblante. Sin embargo, no podía dejar que el rencor a dicho macabro sujeto me corrompiera, ya que por ello mis pasos podrían volverse más imprecisos... ¡Y aquello podría acarrear consecuencias fatales...! Noté cómo una especie de haz de luz rodeaba la figura del loco al que nos enfrentábamos, seguramente cercenando los brazos invisibles que controlaba de raíz. Era mi momento, no podía perder más tiempo...


-¡¡¡BETELGEEEEUUUUSEEEEE!!!

Mi voz sonó con cierto gutural en la escena a medida que daba zancadas frenéticas hacia aquel sujeto, acortando con brío y rapidez la distancia de 12 metros que nos separaba.

-¡¡¡INCREÍBLE, MENUDA DILIGENCIA...!!! ¡¡ÉSTO ES LO QUE BUSCABA DE CREYENTES DEL AMOR COMO VOSOTROS, SOIS PERFECTOS, PERFECTOS, PERFECTOS, PERFECTOS...!!

-¡¡Calla de una vez!!



Escena (?) (Disfrazado de Sola of cors):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_inline_oaf67vucoa1szu3bc_540



Grité con cierta pesadez mientras cargaba con agresividad hacia Betelgeuse, cargando en mi brazo derecho un Detroit Smash mientras lo hacía y, una vez llegado a su altura y quedando apenas un par de segundos del margen que me dijo mi compañero que tendría restantes, descargué un tremendo puñetazo en el rostro de aquel individuo. Si su expresión ya era macabra de por sí, peor era la fugaz visión de sus facciones temblando por el tremendo impacto que acababan de sufrir. Sin embargo, en medio del golpe, antes de siquiera salir volando por los aires... Un hilillo de voz proveniente de aquel sujeto llegó a mis oídos.

...

-... Noga... JURUERU...

[Me tiembla el... cerebro...]

...

Con aquellas palabras resonando en mi mente una y otra vez, observé perplejo cómo su cuerpo salía volando por los aires hasta aterrizar de forma fatal, de cabeza y con ello aparentemente caer inconsciente. Sin embargo... Por alguna razón, aquello no se sintió como una Victoria... Pero Betelgeuse finalmente se encontraba inconsciente, postrado en el suelo ante mis ojos y, con ello, dirigir una mirada asombrada a mi compañero, Sola 2.0. -Está... Está inconsciente...- Como si mi mente no pudiera procesar bien tal hecho, comencé a repetir aquello en voz baja para mí mismo, hasta con ello alzar de nuevo la cabeza hacia mi aliado y, esbozando una leve sonrisa más confiada, asentí un par de veces para decir con ello "¡Lo hemos conseguido!". Al fin, habíamos conseguido lidiar con aquel maníaco...


Hablo - Narro - "Pienso"
¡Debo dar lo mejor de mí...!:
MITTE MITTE!! (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mejor_roleador_Midoriya
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_ohv79fnouZ1vlrrwko1_540
MUCHAS GRACIAS JESTRO <3
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mido
¡I.W.E. IS LAIF! <3:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku X4CgUD3r
Thx Vin <3 (?:

Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku DGcwSFwl
Midoriya Izuku
Salón : 1 A Edad : 16 Dromes : 105245
Reputación : 20
Mensajes : 255
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 02, 2017 3:57 pm

Esta no era para nada la primera vez en la que me encontraba en una situación similar a esta, vamos, que tantas décadas de vida no habían sido vividas en vano, pero sí que podía decir que esta en especial se ganaría un lugar en mi memoria. Pocas eran las veces en las que uno podría encontrarse con individuos tan curiosos, raros... tanto era así que más de uno rayaba en lo bizarro, ese tal Betelgeuse era todo un caso, podía pasar de una extraña felicidad lunática a golpear de forma violenta a uno de sus hombres, mientras los demás no hacían absolutamente nada, permaneciendo totalmente inmóviles a cada segundo, tampoco pude percibir en algún momento resistencia por parte de los atacados. Como si él fuese el dueño de sus vidas, unas simples marionetas que la secta podría desechar sin más en cuanto les diera la gana.

Era por eso que, en mi interior, estaba tan furioso. Las vidas no eran algo con lo que simplemente podrías sacar provecho, divertirte un rato con ellas para luego tirarlas a la basura, aquel tipo podría ser humano, o haberlo sido en algún punto de su vida, pero era tan malévolo y repugnante como cualquier demonio. Incluso llegaba a preguntarme si tan siquiera estaba vivo de verdad o era un contenedor de algún ser autenticamente perverso, lo cual no me sorprendería y explicaría muchas cosas, pero algo me decía que no era para nada así; estaba demente y corrompido por aquella poderosa magia oscura, seguramente concedida por la secta, ahora servir a la secta o a lo que fuera a lo que sirviese era su único motivo de vivir. No tenía nada en contra de aquellos que elegían vivir y morir por sus ideales, hasta podía admirar a aquellos que podían llevar ese estilo de vida, pero esta clase de casos en particular... cuando ponían vidas inocentes en riesgo, o directamente las atacaban, me resultaba aberrante.

Más aún, porque nada de esto parecía tener un auténtico significado. ¿Acaso esa era su única intención?, ¿El causar miedo, caos?, ¿Qué clase de destrucción sin sentido era esta?.

Impactaba los cuerpos de las marionetas humanas con mi sable de luz, provocando cortes tan superficiales como me era posible, pero lo suficientemente profundos como para que algunos de ellos comenzaran a desangrarse. Pensaba en simplemente dejarlos tirados en el piso, inconscientes mediante golpes, pero eso no sería suficiente para tipos como estos, ellos no eran como los idiotas que habían decidido seguir a la multitud e incendiar el lugar, para nada, estos no pensaban rendirse con algunos golpes, era más que seguro que todos ellos se pondrían de pie nada más tener la oportunidad, el dolor no era problema para ellos. Fue complicado, pues la fuerza de aquellos hombres no radicaba en el individualismo, sino en el conjunto, había que admitir que eran muy buenos al momento de coordinarse, pero sólo fue cuestión de tiempo para librarse de esos molestos bichos, aunque ellos fueron lo de menos. El plato principal estaba a la orden del día, aquel extraño ser de piel verdosa no se quedaba quieto ni un sólo instante, atacaba con sus brazos oscuros cual tentáculos, más de una vez utilizando como cebo a los encapuchados.

Mientras ambos atacábamos y nos defendíamos del ataque de los esbirros de al secta, Betelgeuse intentaba destruirnos con sus potentes brazos, no sería para nada agradable ser atrapado por uno de ellos. A cada segundo debía advertir y cuidar del Pequeño Sola, al cual podía decir que admiraba a cada segundo más, era como ver a uno de esos protagonistas de mangas, el chico pequeño y que en un inicio era débil, hasta cobarde en algunos casos, pero que conforme pasaba el tiempo y aprendía se mostraba mucho más a la altura de situaciones como esta. En lo único que podía decir que aquel joven héroe dependía de mí era al momento de evadir los ataques de aquellos molestos brazos oscuros que, quizás por no poseer una naturaleza de luz como yo, le eran invisibles desde su perspectiva, aunque yo era capaz de verlos perfectamente; pero fuera de eso, el Pequeño Sola se defendía perfectamente por su propia cuenta.

Pero era momento de poner el plan en marcha, en cuanto vi la primera apertura no desaproveché el tiempo, me posicione rápidamente en una postura firme, sujeté con mi mano izquierda la muñecha de la derecha, formando una "pistola" con dicha mano.-Hikari Yajirushi (Flecha de luz).-Rápidamente un rayo de luz, en forma de flecha en la punta, salió disparado hacía el peliverde, cortando sus brazos de raíz, pero ello no sería suficiente para detenerlo, dentro de unos instantes estos le volverían a crecer, y entonces todo quedó a manos del Pequeño Sola, que desde luego cumplió con las expectativas. Todavía no comprendía del todo cómo funcionaba su habilidad, pues parecía ser capaz de aumentar su fuerza de una manera significante a momentos, aunque desde luego también podría ser el caso de que ese fuera su verdadero poder, pero no lo controlaba del todo, aunque lo veía poco probable, su cuerpo no parecía estar totalmente acostumbrado a dicha fuerza. ¿Lo sabría algún día?, seguramente, pero de momento sólo me interesaba ver al Pequeño Sola dando el golpe de gracia a aquel repugnante ser, quién no tardo mucho tiempo en salir volando por al tremenda fuerza del golpe, de ninguna manera quisiera ser alcanzado por uno de esos puñetazos en lo que me quedara de vida.

-¡Bien hecho, pequeño Sola!.-Exclamé, feliz de no tener que soportar por más tiempo a aquel sujeto, que a pesar de no ser tan poderoso, su mera actitud era suficiente para poner en alerta a cualquiera. Me comencé a acercar al pequeño héroe, pensando que, quizás, este sería el último enemigo que enfrentaríamos... pero al estar a sólo unos pasos de él la sala se comenzó a llenar de un espeso humo blanco, en cuestión de nada tanto yo como el Pequeño Sola estábamos atrapados en una especie de domo conformado únicamente por humo.-Esto no ha terminado...-Concluí, volviendo a crear mi espada de luz con el ceño notoriamente fruncido. Mientras una figura sobresalía de entre el humo.

-Buenas tardes... realmente esta situación no me agrada, pero lamento decir que me veo obligado a deshacerme de ustedes.-

Tras él una nueva figura salió, este parecía estar muy enfadado.-¡Los mataré, cabrones!.-Vociferó, apretando sus puños con ira apenas contenida.

Spoiler:


Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Hunter-X-Hunter-Episode-113
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku LWOU0cq


- Hikari Yajirushi (Flecha de luz): En esta técnica Renzo extiende su brazo, colocando su mano en forma de "pistola" y de sus dedos medio e índice sale disparada una flecha de luz a 110 km/h. Tiene un rango de 20 m. Este ataque, aunque al igual que el "¡Super Impacto!" esta formado a base de luz, sin embargo no explota al impactar con el contrincante, sino que corta/perfora. Puede llegar a causar un daño de hasta el 30%.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Midoriya Izuku el Miér Nov 29, 2017 2:50 pm

-Hah... La calma después de la tormenta...


Murmuraba exhausto para mí mismo mientras observaba de reojo el resultado final de todo aquel encuentro tan único y, sobretodo, perturbador. ¿Qué quería decir aquel loco con lo que dijo antes, cuando le propiné aquel Detroit Smash...? No tenía mucha idea... Seguramente pudiera entenderlo en condiciones normales, pero no me encontraba mentalmente muy estable luego de todo lo que acababa de ocurrir en aquella sala de cine. Un jadeo ligero se dejaba escapar de entre mis labios una y otra vez, mientras me agachaba un poco y posaba ambas de mis manos sobre mis rodillas para descansar en dicha postura. Mi corazón continuaba latiendo a mil por hora, más aún si recordaba el hecho de que fácilmente pude haber salido muy mal parado si uno solo de aquellos "brazos invisibles" que manejaba Betelgeuse me hubiese alcanzado...

Tras unos segundos dedicados a recuperar el aliento, volví a erguir mi propia espalda y, poniendo ambos de mis brazos en jarras, volteé mis orbes esmeralda de nuevo hacia aquel lunático al que acabábamos de derrotar, señalándolo con el dedo índice derecho a la par que comenzaba a hablar arrastrando las palabras del cansancio que reinaba en todo mi ser.


-Ahora... ¿qué hacemos con este hombre...? ¿No sería peligroso... llevarlo junto a la niña de antes...?


Pregunté ciertamente curioso y algo confuso, mientras mi vista comenzaba a pasearse por su cuenta alrededor mía, fijándose en cada lunático sectista que yacía o inconsciente o malherido a nuestros pies -... Y no podemos dejar a... éstos tampoco aquí...- Realmente aquel era un problema sobre el cual apenas llegué a reflexionar antes de comenzar la pelea... ¿Qué haríamos con tantos sujetos que sacar de ahí...?


Música Ambiental [Opcional]:


Sin embargo, apenas tuve tiempo para pensar en ello cuando la sala se llenó de un humo blanquecino denso, que apenas dejaba ver más allá de un palmo desde donde me encontraba, con un par de figuras apareciendo en escena a lo lejos...


-Buenas tardes... realmente esta situación no me agrada, pero lamento decir que me veo obligado a deshacerme de ustedes.

-¡Los mataré, cabrones!


-... A-Ay no...


¿Acaso no nos iban a dar un respiro? ¿Habían elegido todos los locos de la ciudad aquel preciso día para formar el caos en el cine? Más que terror por la aparición de dos nuevos posibles enemigos (que en parte me entró igualmente, pero eso es un asunto aparte...), comencé a sentir en ese instante pesadez. Mis músculos aún estaban algo exhaustos de la contienda que acababa de tener yo junto a Sola 2.0 hace apenas unos minutos... ¡Y ahora se presentaban ante nuestros ojos un nuevo par de enemigos con los que lidiar...!

Rápidamente, busqué con la mirada a Sola 2.0 para reagruparme con él... Pero con el denso humo, apenas podía divisar figura alguna, aparte de aquel par de sujetos salidos de la nada. En ese momento, al ver que apenas teníamos tiempo para reunirnos, pensé que lo mejor sería analizar primero a nuestros contrincantes y, en base a aquello, idear alguna estrategia improvisada que seguir...

Uno de aquel par de hombres misteriosos se mostraba ciertamente... majestuoso. Pero una majestuosidad vaga, una que ha perdido al parecer su propio brillo, como si lo hubiera dejado atrás de camino al cine. Y, cargada a su espalda, portaba una enorme espada al parecer, ¿quizás una katana...? El humo no me dejaba ver bien de qué arma se trataba. Pero fuera lo que fuese, estaba seguro que mi cuerpo no resistiría un sólo tajo de aquello...

A su lado se presentaba un sujeto de cabellos verdosos, musculatura desarrollada y un tono de voz tan incordiante que hasta mis propios oidos dolían al escuchar su griterío. ¡Parecía el típico gamberro urbano! Pero seguramente, de aquella pareja enemiga que se acababa de presentar en la sala, este individuo peliverde sería el más indicado cntra el que pudiera yo mismo combatir. Al menos no portaba una espada capaz de partirme por la mitad de una pasada...


-¡¡Sola!!


Exclamé en ese instante a los 4 vientos, tratando con ello de ponerme en contacto de forma rápida con mi aliado, de paradero desconocido 


-¡Me encargo del peliverde!


Ahorré bastante saliva en ese instante, vociferando lo justo y necesario para dejar claras mis intenciones a mi compañero de combate, para en ese mismo momento esprintar hacia un extremo de la sala de cine, hacia el cual acudió el sujeto de cabellos verdes con cierta rabia visible en su rostro.


-... ¿No... No es esto un malentendido o...?- Pregunté en un hilillo de voz que consiguió abrirse paso a través de mis labios hacia el exterior, mirando a aquel fornido individuo con cierto temblor en mi tono. Aquel hombre no dio mayor respuesta que una especie de sonrisa sarcástica, la cual tomé como un "Prepárate para tu peor pesadilla, niñato"...

Por lo que, en un abrir y cerrar de ojos, me encontraba cargando al unísono hacia mi contrincante, listo y mentalizado para comenzar con ello una serie de golpes, esquives... Y sobretodo dolor, mucho dolor.


Ya que uno sólo de sus puñetazos... ¡Debía de doler!


Hablo - Narro - "Pienso"
¡Debo dar lo mejor de mí...!:
MITTE MITTE!! (?):
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mejor_roleador_Midoriya
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Tumblr_ohv79fnouZ1vlrrwko1_540
MUCHAS GRACIAS JESTRO <3
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku Mido
¡I.W.E. IS LAIF! <3:
Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku X4CgUD3r
Thx Vin <3 (?:

Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku DGcwSFwl
Midoriya Izuku
Salón : 1 A Edad : 16 Dromes : 105245
Reputación : 20
Mensajes : 255
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Harry Strauss el Sáb Feb 17, 2018 8:58 pm

Tema Cerrado
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Calles - Edificios.



Harry Strauss
Dromes : 29700
Reputación : 11
Mensajes : 912
Ver perfil de usuario
Harry Strauss
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Época Dorada || Priv. con Midoriya Izuku

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.