6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» ¿Una loba y una paloma? [Priv. Haruka]
Hoy a las 10:20 am por Axel Neolightning

» Un divertido desastre [Priv. Joker]
Hoy a las 8:30 am por Eliel Di Laveau

» ¡Canasta Navideña!
Hoy a las 6:01 am por Liu|Meng|Hao

» Buscando ayuda.
Hoy a las 12:49 am por Mitsuki

» The Joker ID
Hoy a las 12:27 am por The Joker

» Keep your enemies close. [Dylan, Vincent, Lev]
Hoy a las 12:16 am por Lev Novak

» CENSO DE DICIEMBRE
Ayer a las 11:43 pm por Liesel Morgenstern

» Justo como en casa
Ayer a las 11:37 pm por Liesel Morgenstern

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 11:37 pm por William a.

» You are a demon...or a dog? [Priv]
Ayer a las 11:25 pm por Viral & Kiba

¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Two angels without light (Priv. Khaeli)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Two angels without light (Priv. Khaeli)

Mensaje por Axel Neolightning el Jue Jun 08, 2017 6:56 pm

Después de un largo tiempo de búsqueda, había logrado dar con el. Uno de aquellos importantes subordinados del clan del cual se había fugado y que tenía como misión segar su existencia. Después de estar por meses investigando y cuidando cada paso que daba en esa ciudad, por fin había logrado localizarlo, ¡y nada más que en un paseo nocturno! Era como si por una vez, los planetas se alinearan para brindar al chico albino un poco de suerte, dándole la oportunidad de cazar uno de los nombres en su larga lista de venganza. Como no, no tenía planeado desaprovecharla. Era poco lo que sabía de él, y de hecho, si lo llegaba a perder era muy probable que no lo volviese a encontrar en quien sabe cuanto tiempo si no tenía la misma suerte, cosa muy poco probable si es que se echaba una mirada a su largo historial de situaciones no muy afortunadas que parece atraer como si se tratase de un problemático y alado imán humano de dichas situaciones.

Prácticamente una vez lo encontró, no lo dejó en todo el día. Había tenido cuidado suficiente para caminar siempre entre las multitudes de personas y así evitar que le pudiesen llegar a ver la cara y se había dado el tiempo necesario de esperarlo cada vez que entrara a algún sitio. Es cierto que es alguien con una pésima paciencia y no aguanta casi nada en ese sentido, pero tratándose de algo con lo que ha esperado tantos años realizar, esperar un poco de horas no es absolutamente nada. Quizá hubiera sido mejor y más seguro prepararse y traer algunas armas consigo, para asegurar completamente su victoria y no arriesgarse a qué alguien pudiese llegar a ayudarlo o que fuera con algún especie de guardia, pero tal era su deseo de simplemente acabar con su vida que...no iba a arriesgarse a perderle de vista ni un simple segundo. Desde las 11 de la mañana, hasta las 10 de la noche (Qué era la hora actual), se había encontrado tras el. A medida que el sujeto se había encaminado al bosque con alguien (Probablemente su pareja), Axel se vio obligado a cuidar aun más sus pasos. Ya no había multitudes de personas ni autos o paredes para esconderse, no pudo hacer más que limitarse a distanciarse mucho más de ellos y ir con cuidado para que los arboles cubriesen su presencia. Si bien no se veían demasiadas personas a los alrededores, cada tanto se lograba escuchar a lo lejos a alguien que había decidido pasar por el bosque, ya sea solo, con amigos, con sus parejas o lo que sea, a fin de cuentas era un sábado ya de noche. Sin embargo, el espacio era suficiente como para que no lograras toparte con nadie o que mínimo, esto fuese sumamente complicado. ¡Mucho mejor! No tendría problemas con que alguien lo fuese a ayudar. O bueno, eso fue lo que creyó en ese instante.

A medida que caminaba por el bosque, siempre siguiendo al hombre y a su acompañante a una distancia bastante grande, algo llamó su atención, totalmente ajeno a quienes estaba persiguiendo. Había tenido la gran casualidad de pasar caminando relativamente cerca de otro grupo de personas, un grupo de personas tan solo un poco mayores que el, persiguiendo a un chico de aproximadamente 14 años, o quizá un poco menos. Acce se detuvo unos segundos para ver en esa dirección, con un pésimo presentimiento. El chico acabó rodeado por ese grupo de mayores y no parecían tener una pinta muy amigable...de hecho, cualquiera ya podría estar haciéndose una idea de lo que iba a pasar. El típico caso de abuso, a saber la razón: Racismo, matones de escuela, malas relaciones, etc...Una larga lista de posibilidades indiferentes para sí.

"No tengo tiempo para esto" - Pensó mientras fruncía el ceñó y les daba la espalda, para ver a la pareja que se encontraba siguiendo, alejándose cada vez más. Empezó a caminar pero más temprano que tarde, sus pasos se hacían cada vez más lentos hasta que finalmente, fue incapaz de continuar caminando y tan solo se quedó viendo como aquel hombre que tanto había estado persiguiendo, que tanto esfuerzo había puesto para asesinar, se alejaba, perdiéndose entre los árboles....- ... - Chasqueó la lengua con disgusto. ¿Por qué no lo seguía? ¿Por que no simplemente se mantenía indiferente ante ese pobre idiota que estaba a sus espaldas y ya? - Esto.... me pasa...por IDIOTA - Maldijo para sus adentros mientras pateaba el suelo, sin terminar conforme por su decisión, mientras volteaba a caminar hacia la dirección del grupo de desconocidos. No importa cuanto lo intente dejar atrás, tal parece que algo de humanidad siempre acaba dentro de sí... a pesar de que lo niegue constantemente o de que intente convencerse a sí mismo de ello.

Al acercarse, podía ver lo típico: Los tipos empujando al chico de un lado a otro, todos riendo salvo por el, que tan solo se intentaba estabilizar. Todo era risas y tal hasta que el chico albino apareció enfrente de ellos - ¡YA! - Un grito que hizo que pararan para voltearse a verle, totalmente confundidos. La expresión de Acce era totalmente neutra y llegaba a ignorar a todos los allí presentes, salvo por el chico menor, que se le había quedado viendo con algo de miedo. Como si nadie más existiera, Acce caminó hasta este último y se detuvo frente a el, mirándole directamente a los ojos unos instantes sin que una sola palabra surgiera de nadie, tan solo un par de murmullos como "¿Y este quien es?" "¿De donde lo conoce" "¿Será su hermano" o cosas así, las cuales Acce ignoraba. Con tan solo pararse unos segundos frente al chico, pudo reconocer qué cosa era por el característico aroma que portaba...- "Tch, un demonio" - Soltó un profundo suspiro y con las manos en la chaqueta, se volteó a ver a los abusivos - Lamento arruinarles la fiesta, pero este crío está bajo MI supervisión - Miró de reojo al niño que ya estaba flipando y este pareció tardar un poco en captar la farsa - Nos vamos, ahora - Sin perder el tiempo, empezó a caminar con el asustado niño tras de si, aunque claro...los demás no pretendía dejarlos ir.

- ¿A donde crees que van? ¿Qué no sabes que es esa cosa? ~ - Dijo uno de ellos, con un claro acento a modo de amenaza e intentando provocarlo, algo muy sencillo...

"Cosa". Esa simple palabra resonó en su palabra y terminó por aclarar sus dudas. De seguro el chico había metido la pata, dando a mostrar su verdadera raza y aquellos que lo tuvieran cerca no se lo habrán tomado bien, como muchos humanos. Acce no dijo una palabra ni hizo ningún gesto facial, a pesar de encontrarse ahora lleno de ira por ese simple comentario. Dejó de escuchar lo que el chico empezaba a decir, para luego girarse al niño - Tendrás que irte tu, solo - Fue todo lo que dijo, antes de volver a ver al chico que tenía enfrente y que le sacaba unos cuantos centímetros.

- ¿Acaso no me escuchaste? - Dijo, más molesto - Ninguno de ustedes s-

Un paso hacia enfrente. Mueve todo su cuerpo hacia adelante tan fuerte como puede y le da un cabezazo tan fuerte, que a cualquiera allí le hubiera llegado a doler tan solo de verlo. El chico se llevó ambas manos a la cabeza, tapando la herida que le sangraba mientras retrocedía en un grito de dolor. Acce se volteó al niño y le hizo un gesto con la cabeza para que este saliera corriendo, y eso hizo.

- ¡caramelo! -Gritaba con una rabieta que no le cabía en el cuerpo - ¡DATE PUTAMENTE MUERTO!

- ¿Hm? ¿De verdad?
- Una sonrisa socarrona surgió en su rostro, mientras retrocedía unos pasos y se ponía en guardia - ¿Por qué no lo intentan? - Hablaba tan confiado, que parecía tener una carta bajo la manga, a pesar de que no fuera así. Sabía que tendría la ventaja tratándose solo de humanos, pero siendo tantos, no tenía posibilidad. ¿Por qué hacía aún estas cosas, si solo le traían problemas y se interponía entre sus objetivos? Tal parecía que aún era lo suficientemente débil para dejar qué sus emociones interfirieran en su actuar...Algo que por más que intente evitarlo, simplemente no puede.

No poder con todos no significaba ser necesariamente alguien indefenso, ¿verdad? Era eso lo que planeaba demostrar en este momento, justo ahora.

Dos de los chicos intentaron correr directo hacia el con la intención de simplemente tacklearlo, pésima decisión. Simplemente espera al momento en el que se encuentren lo suficientemente cerca para recibir al de la izquierda con una patada frontal derecha directo en el rostro, y al segundo con el talón de dicha pierna directo en la oreja. Otro se le acercó corriendo por la espalda y lo intentó rodear con sus dos brazos para sujetar los brazos de Acce, en lo que otro tipo venía para aprovechar y golpearlo de frente. Recibió un par de golpes, más en un dado momento se giró con la suficiente fuerza para usar a quien lo sujetaba como "escudo". Al mismo instante, se agachó un poco y se estiró con fuerza y velocidad, golpeando al mismo en el mentón para que lo soltara y así, distanciarse un poco. 3 Chicos iban ahora por distintos lados con la intención ya no de sujetarlo, si no de simplemente golpear. Esquiva el puñetazo del primero echándose un poco para atrás, bloquea con los brazos el segundo y patea el rostro del tercero antes de que este si quiera ataque. Lo siguiente, es un codazo que recibe en las costillas, algo que otro aprovecha para darle un puñetazo en el rostro, seguido de otro, y otro, más antes de recibir un golpe más Acce reacciona y así, logra contraatacar tomando el brazo del chico y jalándolo hacia el para recibirlo con un rodillazo en el estomago dejando al pobre sin aire en sus pulmones y tendido en el suelo.

Acce se distancia con una respiración un poco más agitada y limpia con el brazo un poco de sangre que sale de su boca - Menuda mierda en la que me he metido....Tch.... - Y reuniendo tantas fuerzas como puede, se prepara para la siguiente oleada de golpes mutuos. Los golpes de Acce eran siempre más eficaces que los de los demás, mucho más certeros y continuos, pero...cada vez, Acce se hallaba en peores condiciones. Ya incluso su peso llegaba a ser difícil de soportar y ni hablar de reaccionar o aguantar los golpes ajenos. No sabía cuanto más duraría en esas condiciones, pero oye....sin importar lo que le estuviera pasando, esa sonrisa socarrona en su rostro no desaparecía.

...

El niño había corrido desesperado, gritando a donde pudiera por ayuda. Más si de por sí era casi imposible que se topara con alguien, los pocos con quienes se topaba no lo atendían. Así siguió y siguió, pidiendo ayuda y enseñando a donde es qué había que ir...aunque no se atrevería a ir el mismo.


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]

Thanks Trent~:

avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26085
Reputación :
3
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Two angels without light (Priv. Khaeli)

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Vie Jun 09, 2017 11:07 am

La mañana había transcurrido como cualquier otra, los días de escuela resultaban ser tan monótonos como cualquier otro aunque para alguien como Khaeli quien no recordaba nada de su vida a excepción de esos dos últimos años, el hecho de asistir a clases como cualquiera de sus compañeros –pese a su discapacidad visual- era más que suficiente para que esa monotonía se viera transformada en algo especial, sentirse una chica normal y no un ¨ángel que debe expiar los pecados de los elegidos¨ cómo le decían en ese templo de locos donde estuvo recluida por más de 730 días. Sin duda prefería mil veces el tiempo de escuela que estar en aquella ¨iglesia¨. Prefería las típicas burlas y aquellos lapsos en los cuales algunas de sus compañeras pasaban el tiempo molestándola que estar encerrada en un templo donde ni siquiera podía dormir tranquila, donde el tiempo de privacidad no existía y la libertad resultaba ser nula, sin duda ir a la escuela y soportar por un momento a un grupo de insoportables no era nada en comparación a lo que experimento los dos años anteriores.

Había algo que disfrutaba de sobremanera y que siempre esperaba nada más terminar la semana escolar, ese algo que no podía postergar por más que su ¨tía¨ le pedía que no se arriesgara a salir sola por las calles, el poder ¨explorar¨ guiándose de sus demás sentidos aun si no podía ver lo que la rodeaba al menos podía experimentar todo de otra manera, los olores, el sonido y el tacto de cada sitio que visitaba se quedaba grabado en su memoria, de esa forma podía regresar sin miedo a perderse y así lo hacía cada día especialmente en fin de semana que podía salir desde temprano sin ninguna preocupación.

Ese día decidió salir de casa a una hora diferente, quería conocer la ciudad de noche pues desde su llegada no se había atrevido a estar fuera después de que cayera el cielo crepuscular. Fue gracias a Abigail que se aprendió los tiempos, la mujer que se hacía llamar su tía le había mandado a hacer un bastón con un reloj en la parte interna del mango ¨Recuérdalo, un timbre significa que ya amaneció, dos timbres significa que es mediodía, tres timbres indican el crepúsculo, 4 timbres el anochecer, 5 la medianoche¨ Le había explicado Abigail y la hora en la cual suscitaba cada timbre por lo que todo el día se la había pasado en su habitación leyendo uno de aquellos libros escritos en braille que su tutora le había conseguido y otros que mando adaptar para ella, la música resultaba ser su mejor compañía en esos momentos pues su ¨tía¨ seguro no regresaría hasta la mañana siguiente, ella no comprendía que era lo que hacía el tiempo de ausencia aunque tampoco lo cuestionaba, seguro ella tenía sus motivos –aunque desconocía el hecho que su guardiana mantenía alejados a los del templo de ella- y por supuesto siempre le dejaba todo preparado ¨Deje lista la comida y cena mi niña, solo necesitas meterlo al microondas si te da hambre¨ y así lo hacía cada que se quedaba sola.

Tres timbres sonaron y el corazón de Khaeli dio un vuelco, la hora había llegado y comenzaba a dudar, tenía miedo pero no quería que el miedo la frenara para hacer lo que quería, respiro profundo una, dos, tres veces hasta que se armó de valor, camino hasta su armario y comenzó a tocar las prendas una por una para verificar la textura y paso a revisar la etiqueta, cada una tenia grabado que tipo de ropa era y el color de esa forma podía elegir la ropa por su cuenta al sentir los pequeños relieves en la etiqueta y sin más se dispuso a usar un vestido blanco y encima una caperuza roja lo bastante grande para cubrir incluso el vestido seguido de unos zapatos de suela delgada y lisa para darle más sensibilidad al pisar casi como si estuviera descalza, al estar lista no lo pensó demasiado y salió de su hogar.

Lo primero que sintió fue la brisa helada característica de la noche, seguro el cielo crepuscular ya estaba en su última etapa dejando paso al oscurecer del firmamento aunque eso ella no podía admirarlo aun si en el fondo deseaba ser capaz de percibir con ese sentido perdido, se daba una idea del cielo, de algunas cosas que la rodeaban lo que indicaba que no siempre fue ciega, sin embargo no le era suficiente con imaginar y pese a todo tampoco maldecía su incapacidad, gracias a eso había aprendido a usar sus otros sentidos, gracias a no poder ver podía percibir con mayor claridad lo más importante, la verdadera esencia de las personas…sus auras.

Llevaba horas caminando por la ciudad, los mismos sitios de siempre aunque a esas horas de la noche parecían cobrar otra especie de vida, los aromas y textura parecían ser las mismas sin embargo el sonido distaba demasiado al que acostumbraba, sin duda otros matices podían percibirse en ese momento, podía escuchar a varios grupos de personas –jóvenes en su mayoría- reír, divertirse, las parejas incluso se sentían ¨diferentes¨ las auras de cada transeúnte simplemente era diferente a su propia forma de ¨ver¨ las cosas.

Sin embargo había un sitio al cual quería, solo dos veces había estado en ese lugar –ninguna de esas ocasiones por voluntad- pues sabía que perdiéndose ahí ya no tendría forma de regresar, aun así sentía una insensata necesidad por acudir ahí era casi como si…el bosque la llamara. Sonaba demasiado dramático aunque solo ella podía comprender el porqué de aquel inusual anhelo, algo en su interior, su alma recordaba lo que su mente había olvidado y eso era su conexión con los lugares naturales, el tiempo en que fue feliz viviendo en una pequeña cabaña en el bosque de la comunidad seráfica y aunque actualmente ella no lo recordaba, en su interior tenía el deseo de volver a experimentar aquella paz y felicidad que nunca más regresaría.

¨Recuerda, el camino de la derecha te llevara al bosque, debes evitarlo.¨ Le había dicho un día Abigail mientras la guiaba por la ciudad para que así aprendiera a guiarse por su cuenta. No tardó demasiado en llegar a ese edificio que le servía de señal, podía sentir la pared con esa textura granulada y la placa de metal que seguro indicaba el nombre del edificio o la calle donde se encontraba, no tenía manera de saberlo pero solo con sentirlo al menos sabia en que punto de la ciudad estaba parada solo necesitaba tomar una decisión ¨izquierda o derecha¨, el camino de la izquierda la llevaría a un sitio conocido, un lugar seguro pero el camino de la derecha la guiaría al bosque, ese sitio que amenazaba con devorarla siempre que se paraba en su límite, otro respiro profundo y siguió el camino en su diestra, esa insana necesidad, un pequeño presentimiento que le decía ¨debes ir ahí¨ y que ella simplemente no podía ignorar.

No le tomo demasiado tiempo llegar a los límites del bosque, ese característico olor de la hierba, las hojas, las flores, la madera y la tierra, esta vez no había aves cantando aunque pudo percibir el débil ulular de un búho en la lejanía y otros seres nocturnos, ella no conocía el sitio exacto donde se encontraba el camino designado para pasear y así no molestar a los animales salvajes –y otras criaturas de la noche-. Su corazón latía con fuerza mientras se aferraba a la corteza de un árbol, solo debía seguir en línea recta y no correría ningún riesgo ¨solo en línea recta¨ se repetía sin lograr que sus pies hicieran caso para avanzar ¨solo será en línea recta¨ volvió a decirse y sin darse tiempo a arrepentirse comenzó a avanzar al tiempo que enumeraba en su mente cada árbol que su diestra tocaba al igual que no perdía detalle de cada roca y elevación que se atravesaba frente a su bastón evitando así que tropezara.

Había contado al menos 15 árboles desde que se adentró al bosque cuando logro escucharlo, alguien gritaba clamando por ayuda, la voz se escuchaba cada vez más próxima y conforme se acercaba podían notarse las notas desesperadas impresas en su voz, se dio cuenta que te trataba de un hombre, a juzgar por su tono no debía de tener menos de 12 pero no más de 15 años, intento guiarse por la voz aunque no tardó mucho en encontrarlo aunque en realidad el niño no había tenido tiempo de verla por lo que termino chocando con ella, no había sido un impacto lo bastante fuerte como para hacerla caer pero si lo suficiente para hacerla retroceder —Ayúdelo, lo… están… golpeando— Decía el joven entre jadeos, Khaeli no se daba cuenta que estaba señalando a un sitio. Un escalofrió involuntario la recorrió y decidió dirigir su mirada perlada al sitio donde escuchaba la voz del niño, aunque no podía verlo físicamente, pudo percibir su aura y noto lo que su propia naturaleza le indico con ese escalofrió ¨un demonio¨ pensó sin embargo no lo ignoro, su preocupación y desesperación resultaban genuinas.

—Guiame ahí por favor— Le pidió pero el niño se negó de inmediato ¨no puedo regresar ahí, ayudalo por favor¨ le había dicho y se echó a correr de nuevo dejándola sola, no podía culparlo pues lo que sintió en su aura no era solo su esencia demoniaca, también el miedo y tal vez era eso lo que le impedía regresar. Khaeli sabía que debía ser prudente y no ir a ese sitio porque podía resultar peligroso y aun así no hizo caso a la prudencia, alguien necesitaba ayuda y ella no podía ignorar eso aunque quisiera.

Decidió seguir en línea recta, con mayor prisa a la inicial aunque teniendo cuidado de no tropezar, alguien como ella no podía darse el lujo de correr imprudentemente sin temor a tropezar o lastimarse al chocar con algo y aun así avanzaba lo más rápido que podía al punto en el cual olvido en que olvido seguir contando los arboles por los cuales pasaba. Fue así que después de varios minutos escucho ese sonido característico de las peleas, a la distancia donde se encontraba escucho cada grito, los improperios y maldiciones —¡No dejen que escape!— Había exclamado uno y Khaeli tuvo que esforzarse por mantener su habilidad de ¨ver las auras¨ -ya que no es algo que pueda usar por mucho tiempo- y pudo notar como varias de estas se aglomeraban contra un solo ser a lo que la albina no pudo evitar sentir molestia por lo injusto de la situación.


Pero con sentirse molesta no bastaba, necesitaba hacer algo y solo pensó en una posible solución, sabía que al involucrarse seguro solo sería un estorbo y sería perjudicial para ambos por lo que solo había una forma —…— Respiro profundo en dos ocasiones mientras concentraba su propia energía, esa habilidad solo la había usado unas cuantas de veces aunque nunca contra alguien, en realidad siempre había sido entrenando con Abigail por lo que no sabía cómo resultaría aquello…debía darse prisa pues las auras de los otros comenzaban a disiparse.

De esa forma fue que logro reunir energía suficiente y coloco sus manos de forma en la cual simulaba un arco el cual se formó de luz junto con la flecha, sentía el cosquilleo en la yema de sus dedos característico del fluir de la energía y soltó un suspiro al tiempo que la flecha tomo su trayectoria, no la había dirigido directo al cuerpo de aquellos seres, en realidad la flecha voló sobre ellos en un destello de luz lo bastante luminoso para que lo notaran pero no lo suficiente como para cegarlos, simplemente quería asustarlos, no había estado segura de que funcionaria pero al escuchar las pisadas apresuradas y ese ¨vayámonos de aquí¨ fue señal suficiente para ella para animarse a salir de su escondite detrás del árbol.

—¿E-estas…ahí?— Cuestiono titubeante mientras avanzaba con el bastón a tientas y su mano derecha a la altura del cuello de la caperuza, no sabía lo que se encontraría, ni siquiera estaba segura si recibiría respuesta pues desde que lanzo la flecha su habilidad para ver las auras se había disipado y seguro tardaría bastante en recuperarla, seguro después de un rato podría sentir la energía pero tardaría aún más en poder ¨verla¨ por lo que en ese instante estaba completamente indefensa y eso no le permitía saber con exactitud a quien o que se estaba dirigiendo, ni siquiera era capaz de saber que precisamente la persona por la cual el niño pedía ayuda se encontraba justo delante de ella.


Apariencia:
Habilidad usada por Khaeli.:
Aithéria Sagitha: Este poder le confiere la habilidad de utilizar su propia aura para crear un arco de energía y flechas de aura.


—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración
Gracias Noire por la firma <3




La mejor familia <3:


La mejor Familia. Gracias Ryutaro XD
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
43914
Reputación :
3
Mensajes :
269

Ver perfil de usuario
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Two angels without light (Priv. Khaeli)

Mensaje por Axel Neolightning el Vie Jun 09, 2017 3:15 pm

Los golpes iban y venían por todos lados. A pesar de haber sido un 1 contra varios, el chico se las había arreglado para no dejarles nada fácil ni mucho menos. Podría estar recibiendo tantos golpes como uno podría imaginar, pero incluso así conseguía mantener la pelea relativamente igualada o por lo menos, lo más que se podía. Lograba aguantar los golpes que recibía y lograba incluso devolverlos más fuertes, más rápidos y más eficaces. Sin embargo, y por más que lograra dejar fuera de combate a cada uno que se le venía, eran demasiados y eso ocasionaba que con el paso del tiempo sus músculos fueran cediendo, que sus fuerzas se empezaran a desvanecer y sus movimientos cada vez le agotaran más y más. Sentía cada parte de su cuerpo más pesada y adolorida, y aún así, se mantenía de pie. Ya apenas le quedaban fuerzas para continuar y si es qué aún no había caído del todo, era simplemente por que su orgullo no se lo permitía. Por más malherido que se encontrase, no hacía más que devolver esa socarrona sonrisa y esa risa que tanto les ponía los pelos de punta y tanto enfadaba a sus adversarios para luego, volver a intercambiar golpes una y otra y otra vez...

Se cuestionaba una y otra vez el por qué rayos había dejado de lado aquella misión por un simple crío, incapaz de defenderse a sí mismo. Se repetía una y otra vez que era un idiota por eso y que ahora estaba pagando las consecuencias. Era probable qué si es qué lograba salir de allí, no sería para nada en un buen estado. No le sorprendería si le dijeran que ya tenía algo roto, solo que con tantos dolores extendidos por tantos sitios más la adrenalina que le despertaba aquel tipo de enfrentamientos, le impedía concentrarse demasiado para saber donde le dolía más o menos. No se fijaba en eso, tan solo se fijaba en si aún podía mover ciertas partes de su cuerpo y si es qué aún podía mantenerse de pié. Algo que cada vez, se volvía más y más complicado...Y sería entonces, cuando las cosas se les complicarían más. En un momento recibió un fuerte puñetazo en el rostro que lo descolocó unos segundos, unos segundos que los demás empezaron a aprovechar para darle golpes por doquier, sin si quiera dejarle reaccionar. Había ya entrado en el típico espiral donde solo le queda recibir y aguantar, sin ninguna forma de escapar o contraatacar. Se cubría como podía, se mantenía de pie como podía, y cuando sentía que ya estaba cerca del límite...algo sucedió.

Todos permanecieron totalmente inmóviles ante aquel resplandor de luz que llamó la atención absoluta de los allí presentes, incluyendo a Axel. El chico mostró en su expresión esta vez, bastante preocupación y por precaución, llevó ambos brazos en forma de x para cubrir su rostro por si es qué esa cosa estaba dirigido hacia ellos. Sabía perfectamente que de por sí, apenas era capaz de soportar ataques hechos a base de luz, en esas condiciones....sería una horrible forma de darle el golpe de gracia. Sin embargo, aquel proyectil de luz que tan amenazante se había visto, pareció desviarse justo por derriba de ellos. No sabía si es qué había fallado aquel proyectil o tan solo lo había lanzado con la intención de llamar la atención, pero esperaba profundamente que fuese la segunda...no tenía las fuerzas necesarias para librar otra batalla, menos contra un ser con poderes. Definitivamente...se encontraba en total desventaja.

Pudo ver como es qué todos los que allí estaban, decidieron empezar a correr ante esa presencia. El chico seguramente hubiera decidido retroceder un par de pasos, pero ya ni si quiera tenía las energías para eso. Permaneció parado, con las piernas temblando y los brazos en guardia con la vista en la plena oscuridad de la cual había salido aquella luz, esperando nervioso ante aquel ser. Esperaba de corazón que no se tratase sobre alguno de aquellos hombres que lo buscaban, por que de ser así...no tendría oportunidad de escapar esta vez - H-hgh... - Ahora que la batalla había terminado, era como si su cuerpo recién hubiera comenzado a prestar atención a sus heridas, causando que el dolor lo hiciese terminar con una rodilla al suelo y ambas manos apoyadas en el césped, cabizbajo y con la respiración agitada. Tosía un poco y aunque intentara levantarse de nuevo, no podía. Ya no solo las piernas le fallaban, incluso los brazos tambaleaban, demasiado. De a poco subió la vista y en un principio, tan solo pudo ver la silueta de esa chica...la cual, al hablar, pudo notar que no venía con las intenciones que el chico hubiera creído.

Le veía con un ojo cerrado, aún con esa respiración jadeante y con un hilo rojizo descendiendo por su boca. Se sorprendió y se confundió un poco al ver que aquella chica llevaba un especie de bastón, a lo que juzgando por su mirada, pudo considerar que probablemente se trataba de alguien con ceguera. Se preguntó que haría una chica con problemas de visión en pleno bosque, siendo que así sería pan comido perderse en un simple segundo, aunque la otra pregunta que surgió en su cabeza y la qué prevaleció fue: "¿Por qué me ayudó?". Por más que no le gustara la idea... de verdad que le había ayudado de una que juraba, no la llegaría a contar - Si. Estoy aquí - Contestó el chico, con una voz que no demostraba buen ánimo y que indicaba también lo agotado que debía de estar. Normal. ¿Cuantas veces puedes mantenerte firme peleando, si tus adversarios son demasiados? - ...¿Quien er..?¡Hgh! - Se había intentado levantar mientras hablaba, más a hacerlo un punzante dolor en el abdomen le hizo callar, chocar la espalda contra un árbol para no caer de vuelta al piso y volver a respirar de forma agitada - ¿Quien eres? - Preguntó esta vez un poco más rápido, para que otro dolor no fuese a callarlo - "Tch. Lo tenía bajo control" - Murmuró para si mismo, antes de girar la cabeza a otro lado, con algo de resignación. No le agradaba recibir ayuda, incluso cuando sabía que era simplemente imposible lograr algo solo - ...Gracias - Dijo un poco más bajo, a sabiendas de que era casi una "obligación" hacerlo, tomando en cuenta que aunque no le guste la idea, prácticamente le había salvado de esa situación. O por lo menos, hasta que decidieran volver...si es que lo hacían. O peor: Que el hombre que había estado siguiendo, lo descubriese.


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]

Thanks Trent~:

avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26085
Reputación :
3
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Two angels without light (Priv. Khaeli)

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Dom Jun 11, 2017 3:08 pm

Escucho aquel leve quejido pero no fue suficiente para poder ubicarlo, se había detenido a una distancia prudente pues al no poder ver debía mantenerse precavida ante cualquier posible reacción, al final de cuentas el niño nunca menciono a quien o que debía ayudar por lo que existía la posibilidad de que se tratara de una persona o algún animal incluso, algo que a esas alturas no podía descubrir por haber estado usando sus habilidades de esa forma tan imprudente aunque el simple hecho de saber que los agresores habían huido ya era suficiente para ella el saber que pese haber actuado de forma imprudente hizo lo correcto o eso esperaba al menos.

Pero fue al escucharlo hablar lo que le ayudo por fin a saber donde estaba, su mirada perlada se dirigió al sitio donde escucho su voz aunque no directamente a él, al final de cuentas solo podía guiarse por el sonido y aun así la expresión de alivio se dibujó en sus facciones al saber que se trataba de una persona y que por suerte seguía consciente, había escuchado diferentes voces antes de lanzar la flecha, incluso el sonido de los pasos al correr le había indicado que se había tratado de un número considerable de personas por lo que no había descartado la posibilidad de que el afectado se encontrara inconsciente, por suerte no fue ese el caso.

—No hagas esfuerzo…— Se apresuró a decir con preocupación al escuchar de nuevo la queja y la forma en la cual se le dificultaba hablar, Khaeli podía ser alguien desconfiada y a veces distante, pero nunca ignoraría a alguien herido, así fuera bueno o el más ruin, ella simplemente no podía actuar indiferente en esos casos —Mi nombre es Khaeli— Menciono con esa voz suave y melodiosa que caracterizaba su tono de voz, un tono que cualquiera que la escuchara tendría la impresión de que se ¨rompería¨ si llegaba a alzar aún más la voz.

Al escuchar ese renuente ¨gracias¨ no dudo en acercarse, sus pasos eran lentos y cuidadosos debido a la irregularidad del terreno, la mano que segundos atrás sostenía el cuello de la caperuza ahora le servía de guia al igual que el bastón, pues con la mano evitaba cualquier obstáculo con el cual pudiese chocar mientras el bastón le ayudaba a evitar cualquier cosa con la que pudiera tropezar.

—Un niño me dijo que alguien necesitaba ayuda— Comenzó a hablar hasta que se detuvo a una distancia prudente del lugar donde había escuchado la voz —Es un alivio no haber llegado tan tarde— Ella nada sabía del riesgo que aun parecía estar presente, ignoraba la posibilidad de que los bravucones regresaran aunque esperaba haberlos asustado lo suficiente para que no tuvieran el deseo de volver. Aun así desconocía la clase de problemas en los cuales estaba metido el chico y la posibilidad de que seres más peligrosos que unos simples camorristas aparecieran.

Lo dudo solo un instante, seguro él estaba herido y necesitaría ayuda, sin mencionar que ella en su actual condición le sería imposible salir del bosque por su propia cuenta pues al apresurarse para llegar ahí había perdido la cuenta e incluso en qué dirección había llegado —¿puedo acercarme? Necesito…necesito saber la gravedad de tus heridas para saber si puedo hacer algo al respecto— No quería invadir su espacio, sin embargo necesitaba saber que tan grave se encontraba pues al no poder ver simplemente no podía deducir su estado solo escuchándolo.



—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración
Gracias Noire por la firma <3




La mejor familia <3:


La mejor Familia. Gracias Ryutaro XD
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
43914
Reputación :
3
Mensajes :
269

Ver perfil de usuario
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Two angels without light (Priv. Khaeli)

Mensaje por Axel Neolightning el Dom Jun 11, 2017 6:55 pm

¿Que tan mal se encontraba el chico? Pues eso era bastante relativo. Hablando en términos generales, le sobraban una buena cantidad de hematomas, más sin embargo los golpes que habían recibido no habían logrado llegar al punto de romper sus huesos. Quizá tendría algún esguince o incluso un par, pero nada excesivamente grave...Por lo menos en ese aspecto. En general, si podrías llegar a considerarlo grave de no ser por qué no es completamente un humano. El chico tenía unas cuantas hemorragias internas, aunque las mismas aún no eran demasiado grandes. Las podía soportar por el hecho de ser medio demonio y medio ángel, y por esto mismo es qué estas tendrían mayor facilidad para curarse, aunque.....tampoco podía simplemente ignorarlas. A fin de cuentas, su regeneración demoníaca de por sí venía bastante afectada tras venir de un Balrog...la hibridación incluso la empeoró más. Y por si no fuera poco, el chico era muchas veces demasiado orgulloso, obstinado, y terco como para dignarse en ir al médico. "Ya se pasará" se decía, aunque muchas veces, simplemente no era así. Una mala combinación...busca problemas, nunca ayuda.

La voz de la misteriosa chica sonó, y el chico por el momento, no hacía más que escucharle en silencio con su respiración jadeante. Como era común cuando un extraño se le acercaba, tendía a analizar hasta lo más mínimo de quien tenía enfrente. Buscaba con la mirada cualquier gesto, cualquier movimiento, lo que sea que le pudiera indicar "Es un farsa", lo que sea que le pudiera prevenir a una posible traición. El numero de enemigos con el que el chico carga sobre sus hombros no es poco, y al confiar netamente en el y en nadie más, sabe que un error por su parte podría marcar el fin de su vida. De hecho y por esto es que llegaba a resultar bastante relajante el no poder encontrar nada de eso en ella, era una de esas pocas situaciones en las que alguien de verdad iba a ayudarlo...aunque de todas formas, no podía simplemente bajar la guardia - ...Axel - Se presentó, un poco después de que la chica dijese su nombre. Contraria a la chica, su voz sonaba más "dura" y seca, una voz que indicaba ser alguien con no una personalidad firme, aunque dolida, en el sentido literal de la palabra. Claro que por más que le insistieras en ello, no iría a admitirlo nunca.

En cuanto la chica se acercó un poco más, su reacción inmediata fue intentar retroceder un paso, más por reflejos que por otra cosa, aunque obviamente no pudo debido al árbol en donde se apoyaba - ¿Un niño? Espera - Arqueó la ceja - ¿El demo-?... - Se calló inmediatamente, ya que no era como que esos seres estuvieran muy bien vistos y aunque no fuese algo que admitiría, realmente antes y ahora, tendía a proteger al chaval - Tch, ese capullo... - Refunfuñó por lo bajo aparentemente molesto con el chico, aunque acabó soltando un suspiro de resignación. No era realmente un enojo contra el chico, aunque intentara convencerse de ello. Tan solo le molestaba el hecho de haber tenido que recibir ayuda, le molestaba no habérselas arreglado por el mismo, como siempre lo hacía - Supongo que te debo una - Dijo pesadamente, como cuando dices algo que realmente no quieres decir. Siendo el como era, era de esperarse que cuando recibe una ayuda que sabe qué necesita, está de mala gana obligado a sentirse agradecido. Como siempre, no enfadado con los demás...no con Khaeli o el niño, si no, consigo mismo.

- ¿Hacer....algo al respecto? -Esta vez, sonó un poco más confuso y su cabeza se ladeó ligeramente de lado al no entender bien al que se refería con ello. Aunque no se demoró mucho en terminar de procesarlo: Ella de seguro no era una humana. Por aquel rayo de luz y por lo que ahora decía, lo podría suponer. ¿Podría ser...una elemental, una ángel, o que sería? No podía darse el lujo de analizarlo, fuese lo que fuese, podría acabar con su vida en un instante si es que le daba la gana al ser débil ante la luz. ¿Debería confiar en ella? Siendo una completa desconocida, claro que no. Esa sería la respuesta lógica, pero.... - ...Está....está bien - aveces el instinto es mayor. No tenía la sensación de qué aquello fuera dar un mal paso. Simplemente...hizo una pequeña excepción en su antisocial forma de actuar - Pero...deberías saber qué no me llevo precisamente bien con "la luz" - Refiriéndose, a que con un mal paso, ese mismo elemento podría encargarse de destruirlo por completo o incluso, desde dentro - ¿Puedo preguntar...que eres? - La curiosidad le había ganado, y tampoco veía mucho mal en una pregunta tan simple como esa.


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]

Thanks Trent~:

avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26085
Reputación :
3
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Two angels without light (Priv. Khaeli)

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Jue Jun 22, 2017 8:39 pm

Khaeli podía ser desconfiada especialmente con los hombres, sin embargo seguía siendo un ángel formaba parte de su naturaleza el deseo de ayudar aunque era algo más, su propia personalidad le impedía simplemente ignorar o juzgar a todos por lo que vivió, sabía que no todos eran malo y de la misma manera sabía que no todas las criaturas existentes eran malas independientemente del tipo de raza a la que pertenecieran y por ese motivo no había dudado en atender a la ayuda que el niño pidió aun tratándose de un demonio.

Al escuchar que se presentaba, la albina le sonrió con levedad en respuesta, una sonrisa que no invadía por completo sus facciones pero tampoco podía considerarse falsa, solo era eso, una sonrisa sutil y tranquila. —Para mí solo es un niño— Aclaro con suavidad al escuchar cómo se interrumpía a si mismo antes de terminar con la palabra ¨demonio¨, lo comprendió y quería dejar en claro ese punto, ella no los juzgaba por lo que era pero si por lo que hacían y en ese instante un demonio le había pedido ayuda, era lo único que le importaba.

¨supongo que te debo una¨ lo escucho decir y negó de inmediato pero no de forma exagerada, fue solo un grácil movimiento con su cabeza a manera de negativa —No lo hago para recibir algo a cambio— Sus palabras no eran bruscas ni de molestia, tampoco estaba presente un trato condescendiente pues ella sabía a la perfección lo molesto que resultaba eso o al menos para ella así resultaba ser al intentar hacer las cosas por su cuenta y siempre recibir ayuda por su ceguera.

Espero hasta que escucho su respuesta afirmativa respecto a acercarse, necesitaba escucharlo para poder saber a qué distancia detenerse y no invadir por completo su espacio por lo que ante su contestación se acercó y al estar cerca se hinco en el suelo a un lado de él —Gracias por decírmelo, tendré cuidado— comento pues ese detalle resultaba importante, no podía utilizar luz para curarlo y era una suerte que para curar a otros usara su propia aura –aun si esta tenía cierta pureza no podía considerarse ¨luz¨ al ser su propia energía y no el elemento en si- aunque sabía que no podía curar por completo sus heridas, si tenía algún hueso roto sería un problema porque solo podría aliviar su dolor momentáneamente.

Ya comenzaba a prepararse, incluso pensó en la posibilidad de rasgar su caperuza en caso de que necesitara vendar y estaba pensando como preguntarle las áreas donde dolía pues al final de cuentas ella no podía verlo y necesitaba su guía, pero al escuchar su pregunta, sus ojos se dirigieron instintivamente a la altura donde salía la voz —No lo sé, dicen que soy un ángel pero no lo recuerdo— admitió sin problema, no había motivo para ocultar ese hecho considerando que uso una de sus habilidades para ayudarlo y en ese instante utilizaría otra.

—Solo puedo ayudarte con el dolor y con heridas superficiales y parar el sangrado por lo que con heridas mas grandes solo puedo ayudarte a cubrirlas—Aviso pues aunque quisiera no podía hacer mucho más, aunque igual usaría su caperuza para vendar heridas mayores en caso de que las tuviera —Empezare, seré cuidadosa y si llegas a sentir una molestia con mi energía dime y parare aunque— La suavidad en su voz no se perdía, incluso su apariencia denotaba calma y necesitaba estar así pues intentaba darle calma a él, no necesitaba mirarlo para saber que dolía —Cuando termine necesitare que me guíes para saber si tienes heridas abiertas... ¿puedo tomar tu mano?— Menciono estirando la propia esperando que él correspondiera, necesitaba el contacto para poder efectuar su habilidad.



—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración
Gracias Noire por la firma <3




La mejor familia <3:


La mejor Familia. Gracias Ryutaro XD
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
43914
Reputación :
3
Mensajes :
269

Ver perfil de usuario
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Two angels without light (Priv. Khaeli)

Mensaje por Axel Neolightning el Vie Jun 23, 2017 9:55 pm

No evitó soltar un pequeño suspiro de alivio en cuando notó que la chica no pareció haberle dado importancia a la raza del crío que hace poco había salido corriendo. Resultaba un poco extraño pensar qué a un ser qué obviamente controla la luz un detalle como ese le diera totalmente igual, pero parecía que simplemente, era así. Tampoco se iba a romper la cabeza pensando en ello, aunque tampoco podría negar que algo de curiosidad le daba. ¿Quien sabe? A lo mejor e incluso ni siquiera controlaba la luz y simplemente controlaba algo muy similar a esta, algo muy parecido (por no decir lo mismo) a lo que pasaba con el y su propia "Luz Negra" o "Luz Oscura", dependiendo de como se le quiera llamar debido a su apariencia.

Axel veía como Khaeli se aproximaba en completo silencio hasta que esta se hincó a su lado. No era alguien qué muy fácilmente depositaria la más mínima confianza  en alguien y en estos momentos, era algo claramente visible. Con lo alerta que se encontraba ahora mismo -Tanto por los alrededores, como si alguien fuera a aparecer o incluso de la misma Khaeli- podrías ver lo desconfiado qué era, y eso qué ahora mismo se hallaba haciendo una excepción. En una situación común y corriente, no habría hecho más que rechazar la ayuda y retirarse, aún así se haya tenido que ir cojeando, a rastrar, o como sea. Si es qué no lo había hecho así era netamente por algún presentimiento que le dijo poder fiarse esta vez...ese presentimiento que pocas veces te dice lo que tienes qué hacer, aunque vaya a tu forma común de actuar.

- "¿Un ángel? ... ¿No lo recuerda?" - Pensó mientras chasqueaba su lengua, bastante confundido. No podría negar que se sintió incómodo con pensar que esa criatura podría tratarse de un ángel, aunque por primera vez en mucho tiempo, a esta no parecía importarle lo qué el era realmente -Si es qué ya se había percatado de ello- por lo qué fue un detalle que dejó pasar en gran medida. Era demasiado extraño qué una persona no fuera capaz de recordar su propia raza y tuviera qué limitarse a suponer lo qué el resto decía acerca de ella. Quizá, hasta algo sospechoso, aunque no le gustaría admitir qué realmente el no lo sentía así - ¿Hm? Eso es... más qué suficiente - Realmente, para alguien tan acostumbrado a tener qué siempre arreglárselas por si solo, disminuir tan solo una pequeña parte del dolor ya solía ser bastante. Axel bajó un poco la mirada para observarse a sí mismo y ver qué no se encontraba en lo que serían "Condiciones perfectas", pero tampoco llegaba ser un estado muy "extraño" para el. De hecho, era normal que un par de veces por semana volviera así a casa. Si es qué lograba terminar consciente como para volver el mismo día, o si no se veía obligado a esconderse...o otras variables no muy agradables.

Le escuchó cuidadosamente y asintió ante sus palabras. A sabiendas de qué era un ser de luz, probablemente esto podría doler un poco....claro qué muy difícilmente conseguirías hacer qué Axel realmente lo admitiese - Entiendo. Y...Está...¿Bien? - Tanto por sus palabras como por la expresión facial que puso, se le pudo ver ligeramente confundido ante esa última petición. No conocía los distintos métodos que distintas razas empleaban para curar a los demás, por lo qué no hubiera imaginado de requerir algo tan vano como contacto físico o lo que sea. Más sin hacerse muchos líos y en cuanto la aparente "Ángel" le tendió la mano, este la tendió de vuelta y la sujetó suavemente. Era curioso como tan solo escuchándole hablar uno ya podía sentir qué su calma era real, qué era alguien sin otro tipo de intención y lo realmente "En paz" que venía. Claro que confiarse tanto ante una desconocida pudo también haber sido un grave error....Sea como sea y si era o no un error, eso ya lo averiguaría pronto.

Cada tanto, algún dolor nuevo surgía e inmediatamente apretaba los dientes para no mover el cuerpo en lo más mínimo, aparentando así estar completamente normal. No era tan difícil, la verdad, si se tomaba en cuenta qué a la hora de molerse a golpes era lo que uno tenía qué hacer siempre para no mostrar debilidad. Y a eso le sumabas qué ahora no estaba totalmente concentrado en "El dolor" como tal, si no que estaba distraído por la gran curiosidad qué tenía hacia la extraña joven que había aparecido en el momento y lugar exactos - No quisiera sonar...grosero, per- Hgh.....pero.... - Le miró directamente, aunque ella no pudiera hacerlo de vuelta - ... Teniendo "problemas de visión"...¿Estabas en el bosque? ¿O vienes acompañada? - Si había algo que detestaba más qué la gente se metiera en sus asuntos o tener que recibir ayuda ajena, era precisamente el meter a gente en sus asuntos. Si por algún casual del destino cualquiera de sus "no-muy-amistosos" conocidos se topaba con ellos, la metería de lleno en sus propios problemas. Que viniera con alguien sería la mejor forma de aparentar "Aquí no pasó nada, he estado solo todo el tiempo". Claro que...parecía ya tener la respuesta, si se tomaba en cuenta qué ahora mismo no se hallaba nadie más al rededor, por lo menos nadie qué Axel fuese capaz de escuchar u oler. Tan solo se sobresaltó unos segundos por un pequeño ruido que hubo por allí, más que terminó siendo una simple ardilla. Sep, se encontraba algo paranóico, normal si tomabas en cuenta lo desprotegido y frágil que se sentía ahora mismo.


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]

Thanks Trent~:

avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26085
Reputación :
3
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Two angels without light (Priv. Khaeli)

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Miér Jul 12, 2017 5:03 am

Pudo percibir un leve atisbo de duda en la voz del contrario y Khaeli respiro con suavidad ante el contacto para calmar sus propios nervios y transmitir la tranquilidad que ella creía él necesitaba en ese instante. Había descubierto que por medio del contacto su habilidad para curar resultaba ser más efectiva y no necesariamente debía utilizar el elemento para efectuarlo –aunque solo lo había intentado con su ¨tía¨ y no con otro ser debido a su desconfianza respecto a otros.- Solo necesitaba de su energía aunque eso seguro la dejaría algo débil al cederle una parte en su intención de no dañarlo más al saber que, citando sus palabras él ¨no se lleva bien con la luz¨ así que guiándose solo por una corazonada y la esperanza de que funcionara sin lastimarlo fue que se había aventurado a pedirle su mano.

Esta vez respiro profundo, no buscando calma en esta ocasión, en realidad se estaba concentrando y por inercia cerro los ojos, una acción natural pese a su ceguera y esta vez comenzó a respirar con más calma mientras intentaba centralizar su propia energía. La mano que tenía libre se colocó sobre la del joven de forma que la mano del contrario quedara en medio de las dos suyas, no paso demasiado tiempo en que una estela blanca casi transparente comenzara a revelarse y extenderse partiendo desde la mano de él en dirección a su cuerpo de forma lenta pero constante, no era ¨luz¨ pues era fácil notarlo por el color o la casi ausencia del mismo.

Fue entonces que al escucharlo mantuvo la misma expresión y calma, había aprendido en el templo –y gracia a Abigail- a mantener la concentración al tiempo que entablaba una conversación, muchos enfermos y heridos que llegaban a ese templo adorador de ángeles tendían a mantener una charla para hacer más llevadero el dolor —Estoy sola…estuve caminando en línea recta y contando los árboles que tocaba aunque…— Hizo una pausa al escuchar también aquel ruido, demasiado leve pero notable e imagino que se trataba de algún animal pequeño, de ser un animal grande o una persona el sonido hubiese sido diferente, aunque sabía que había criaturas que podían emitir poco ruido pese al tamaño, aun así que él se calmara a los segundos del ruido le confirmo que tal vez era eso, un animal pequeño.

—Termine por perder la cuenta al encontrarme con el niño, lo escuche tan desesperado que vine aquí lo más rápido que mi ¨incapacidad¨ me permitió— Aclaro con esa suavidad característica en su voz sin dejar de efectuar su habilidad la cual continuaba extendiéndose —Si te empiezo a lastimar en vez de ayudarte dime para detenerme— repitió pues no quería que eso sucediera. A esas alturas su preocupación y atención estaban dirigidas enteramente a curarlo y no a la clara situación de que llegada a ese punto estaba completamente perdida en el bosque.


Off-Rol:
Después de mil años -exagerada x100 pls(?)- por fin te respondo! Disculpa la tardanza TwT


—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración
Gracias Noire por la firma <3




La mejor familia <3:


La mejor Familia. Gracias Ryutaro XD
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
43914
Reputación :
3
Mensajes :
269

Ver perfil de usuario
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Two angels without light (Priv. Khaeli)

Mensaje por Axel Neolightning el Sáb Jul 22, 2017 6:46 pm

El contacto físico nunca había sido algo que a Axel le terminase de agradar del todo y bien, esta no era precisamente la excepción. Sin embargo, tampoco es que tuviera demasiadas opciones, a fin de cuentas, Khaeli tan solo lo hacía para poder ayudarlo con las múltiples heridas que el chico traía encima. Es probable que, de hecho, de no haber recibido ayuda por más mínima que fuera, no hubiera sido capaz de salir de ese bosque o quien sabe, quizá y aquellos chicos a los que se había enfrentado se aseguraban de que las cosas terminasen mucho peor de lo que se podría imaginar. Y lo peor es que ese era un peligro que incluso ahora mismo seguía vigente y que de tener tan solo un poco de mala suerte, se volvería a topar con ellos, algo que con su actual condición sería extremadamente desfavorable. 

Fue extraño sentir como de la completa nada, una calma empezó a reemplazar esas preocupaciones y dudas, algo que había empezado a surgir en conjunto a aquella extraña energía que Khaeli había empezado a utilizar para, presumible mente, empezar a curarlo. Hay que decir que ello llamó bastante su atención, pues nunca había visto una técnica de ese estilo y esta era la primera vez que veía a un ángel curar a otra persona sin necesidad de utilizar el elemento de la luz. Aunque bueno, también era la primera vez que veía a alguien con problemas de visión dispuesto a adentrarse por cuenta propia en un bosque tan grande como este…o alguien que corre a socorrerlo por cualquier razón, para empezar.

- Tranquila, esto no hiere en lo absoluto. Todo lo contrario
 – Contestó con un suspiro y mirando a otro sitio - … ¿Por qué lo hiciste? – Preguntó de repente y mirando ahora a la chica, a pesar de que ella no pudiese hacerlo de vuelta - Correr literalmente a ciegas por el bosque, confiando en lo que decía un demonio. Siendo tu un ángel, ¿No es eso peligroso? … - Guardó silencio durante unos breves segundos - … ¿Y por qué decidiste ayudarme? Es posible que yo mismo me hubiera buscado ese lío y hasta es posible que me lo merezca, ¿No lo crees? – Sin dudas, era una forma de pensar bastante “Desconfiada”, pero que no acababa siendo más que una fachada. ¿No había sido el mismo quien se lanzó a ayudar a ese chiquillo en primer lugar?

A medida que pasaba el rato, algunas de sus heridas -Si bien no estaban curadas del todo- se empezaban a mejorar, por lo menos lo suficiente como para poder encontrarse dentro de lo que el catalogaría como “Estable”. No se encontraba aún en las mejores condiciones posibles y algunos dolores o heridas abiertas quedaban por ahí, más sin embargo se hallaba mucho mejor que hace unos instantes y lo suficientemente bien como para poder sobrellevar su estado actual – Con eso es suficiente, gracias – Dijo mientras se ponía de pie aun sujetando la mano de su contraria para ayudarla a levantarse y soltarle una vez ya estuviera de pie – Debo suponer con lo que dijiste que ahora estás perdida, ¿No? … Creo que ayudarte a orientarte es lo menos que puedo hacer ahora.

Spoiler:
¡Ya te dije que np! x'D ¡Tomate tu tiempo cuando lo necesites!


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]

Thanks Trent~:

avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26085
Reputación :
3
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Two angels without light (Priv. Khaeli)

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Vie Ago 25, 2017 4:12 am

Khaeli realmente no pensaba en los riesgos futuros, sabía que habían sido varias personas debido a las voces y las pisadas que efectuaron al salir corriendo producto de su flecha de energía, sin embargo no consideraba la opción de que tal vez podían regresar, no por inocencia o ingenuidad, simplemente en ese instante su atención estaba completamente centrada en ayudarle a él a aliviar su dolor y curar lo más que pudiera sin que resultara en algo dañino para sí misma.

Al saber que no lo estaba lastimando, continuo con aquello ya sin miedo dejando que su energía fluyera con mayor eficacia a la de minutos anteriores, sentía el hormigueo en la yema de sus dedos seguido de la palma y lentamente se extendía de su muñeca al codo con cada segundo transcurrido y eso solo era producto al otorgarle su propia energía para sanarlo sin dañarlo con luz —¿Por qué? Realmente no lo sé, simplemente lo hice al saber que alguien necesitaba ayuda— Comento sin pensar en lo simple que podía sonar aquello, ella era del tipo de persona que si le pedían ayuda no dudaría en otorgarla sin importar nada —Es peligroso, pero no puedo juzgar a alguien solo por la raza a la que pertenece, no todos los demonios son malos así como tampoco considero que todos los ángeles sean buenos— No sabía exactamente de donde sacaba esa percepción, simplemente así lo consideraba sin saber que parte de ese pensamiento se debía a esas memorias perdidas.

Khaeli se quedó pensativa unos segundos al escuchar su siguiente interrogante, existía esa posibilidad que él se lo hubiese buscado pero quedaba la duda respecto a porque el demonio buscaba ayuda de manera tan temerosa y desesperada —No lo creo— Contesto directa, sin rodeos y sin ningún tipo de duda al respecto, su expresión se había suavizado un poco más llegado a ese punto dejando a un lado esa aparente seriedad que siempre solía mostrar —Aun si llegara a ser el caso que te lo merecieras no era una pelea justa a lo que pude escuchar y ese niño se escuchaba tan asustado y desesperado— Termino por decir como respuesta a lo que él cuestionaba, para Khaeli las cosas eran así, no juzgaba a nadie por lo que son o lo que habían hecho en el pasado, para ella solo importaba lo que se hacía en el presente aunque siendo cuidadosa, el templo le había enseñado a ser desconfiada, pero su naturaleza y su propia personalidad bondadosa le impedían juzgar sin dar la oportunidad.

Termino por mantenerse en silencio mientras efectuaba la sanación hasta que escucho que ya era suficiente a lo que asintió soltándolo lentamente, la energía perdida no había sido excesiva por lo que estaba segura que no habría problema en su condición física pero si la espiritual, no podría distinguir las auras por varios minutos, quizá una hora pero no le importaba en realidad, tenía sus otros sentidos.

—…— Quiso decir algo referente a las heridas que no podía curar cuando sintió que le tomaba la mano para ayudarla a ponerse de pie, gesto al que correspondió y al estar parada se sacudió del vestido los rastros de tierra y hojas que pudieron quedar en su vestimenta —Gracias, no podría regresar por mi cuenta— Admitió sin la menor vergüenza, aunque no le gustaba que su ceguera fuera una limitante, sabía que a veces resultaba inevitable el hecho de tener que pedir ayuda. —Hoy es la primera vez que reuní el valor para entrar al bosque sola— Confeso de pronto y tal vez por la sana necesidad de mantener una conversación, Khaeli no era buena relacionándose con las personas pero eso no significaba que le gustara ser alguien solitaria, simplemente la situación vivida los dos únicos años que tenia de memorias fueron suficientes para volverla algo distante.


Off Rol:
NO TENGO PERDÓN DE DIOH(?) llamadrama1 Tarde pero seguro llamallanto


—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración
Gracias Noire por la firma <3




La mejor familia <3:


La mejor Familia. Gracias Ryutaro XD
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
43914
Reputación :
3
Mensajes :
269

Ver perfil de usuario
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Two angels without light (Priv. Khaeli)

Mensaje por Axel Neolightning el Sáb Sep 02, 2017 9:09 pm

-... Hmpf - Apartó la mirada con una pequeña expresión de aparente molestia, como un leve gesto de desaprobación. Irónico que le molestase como alguien intentara ayudar a un completo desconocido siendo que el hacía lo mismo...aunque claro, jamás sería capaz de admitirlo, ni de cerca - … Ante mis ojos, ambos son igual de detestables en la mayoría de los casos - Respondió con un tono un poco severo y que guardaba cierto resentimiento, incluso aunque en parte perteneciera a cada cual de aquellas razas e incluso sin parecerle importar mucho si ofendía o no a su contraria, quien posiblemente era un ángel, aunque ni ella misma estuviera segura de esto. Se le notaba a miles de kilómetros que malas experiencias había desarrollado tanto con el uno como con el otro, aunque llegar a saber el qué era lo que lo hacía actuar era difícil e incluso, llegaba a ser imposible.

Ante su respuesta concreta y certera, le volteó a ver de reojo, un tanto sorprendido y confundido por aquella seguridad en sus palabras - ¿ … ? - Para luego volver a apartar la mirada soltando un profundo suspiro - Las batallas justas no existen - Respondió, tajante y cortante. "Siempre alguien tendrá la ventaja", pensó para sus adentros para luego abordar aquel silencio que permaneció entre uno y el otro. Silencio el cual perduró hasta el instante en el que Axel había decidido simplemente levantarse, teniendo lo justo y necesario sanado. No le gustaba recibir ayuda y si es que iba a recibirla, no iba a recibir más de la que necesitaba - ¿La primera vez? - Preguntó arqueando la ceja y cruzándose de brazos - Con mayor razón no debiste haber corrido a ayudar a un extraño, tsk … - Resopló uno de los flequillos de su propio rostro que caían por encima de sus ojos, para apartarlo a un costado del mismo. "Menos a alguien que vino aquí con la intención de matar" Pensó para sus adentros con cierta ironía - Como sea... supongo que con esto acabaríamos a mano, así que no agradezcas - Era su muy extraña forma para decir "No hay de qué".

El sonido de pisadas y murmullos hizo que se callara de inmediato - - Quedó mirando seriamente a la nada, totalmente quieto y esperando a que Khaeli tampoco hiciera un movimiento que pudiese delatarlos. Así un grupo de personas -Quizá las mismas de hace poco o quizá otras que no tenían ninguna relación- pasaron a una distancia ni muy grande ni muy corta, más los grandes árboles y la oscuridad de la noche impedía que uno pudiese detectar donde es que pasaban específicamente. Por otro lado, se les escuchaba hablar, murmurar, pero la distancia era suficiente para que con esos tonos de voz tan bajo uno no fuera capaz de escucharlos claramente - Tch... Mejor nos vamos, ya - Dio unos pasos hacia enfrente e inconscientemente hizo el gesto con la mano para señalar que le siguiera, hasta que procesó el hecho de que seguramente no le haya visto hacer eso - Por aquí - Se volteó hacia ella y tomó su muñeca para empezar a avanzar un tanto apurado -Más cuidando sus pasos para que Khaeli no chocara con algún árbol o tropezara con algún objeto-, intentando claramente dejar atrás a aquellas personas, sea quienes sean. No habían muchas personas por esa zona y las probabilidades de que otro grupo de personas pasara por ese mismo sitio que no fueran "Ellos", eran muy pocas.  

A medida que dejaba de escuchar los pasos, fue que fue reduciendo el ritmo al cual avanzaba - ¿No te dijeron que podría ser problemático para alguien ciega meterse sola en el bosque? - Hablaba sin vergüenzas ni nada parecido, pareciendo ignorar su ceguera y tratarla exactamente igual que como trataba a todo el mundo - ¿Qué pretendías hacer en un bosque a las tantas de la noche? Dudo que disfrutar del paisaje - Le miró de reojo - Te llevaré a la salida entonces, a no ser que haya algo que quisieras hacer aquí antes...

Spoiler:
Me puedes compensar con dromes (?) :'D 
¡BROMAAAAA! x'DDDD ¡¡¡No te preocupes leñe!!!   llamajeje


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]

Thanks Trent~:

avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26085
Reputación :
3
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Two angels without light (Priv. Khaeli)

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Mar Oct 31, 2017 3:54 pm

Al escuchar su primera frase, el resentimiento en sus palabras le hizo deducir que tal vez él había conocido el peor lado de ambas razas y aunque ella al parecer pertenecía a los ángeles, no recordaba haber tenido contacto con alguno de ¨los suyos¨ y tampoco con demonios, sus malas experiencias fueron directamente con los humanos ¨los humanos pueden ser tan bondadosos como un ángel o más crueles que un demonio¨ pensó en las palabras que Abigail –su ¨tía¨- le había dicho al escapar del templo y Khaeli lo sabía a la perfección, su ejemplo se encontraba en la mujer que la rescato en comparación a los del templo, Aun así no se atrevió a decir nada, no era nadie para intentar hacerle ver las cosas de otra manera pues seguro él tenía sus propios motivos.

Tal vez él tenía razón respecto a que no existían las batallas justas pero aun así aquella en la cual él estuvo involucrado sin duda era de las menos justas que podían existir, había seres con igualdad de condiciones o al menos en cantidad de personas. Aun así asintió ante su pregunta y al escucharlo decir que no debió ir en su ayuda solo se limitó a encogerse ligeramente de hombros, no con nervios, en realidad fue un gesto involuntario al no encontrarle el caso a arrepentirse por haberlo hecho —No iba a estar en paz con mi conciencia, no ver o no saber el camino no es una excusa para mi si estoy segura que puedo hacer algo por ayudar y no me arrepiento— Aseguro sin perder esa suavidad en su voz y aunque podía parecer imprudente o demasiado temeraria, lo cierto era que tenía miedo desde el primer instante en el que perdió la cuenta de los árboles y se alejó del camino, pero era cierto, pese al miedo no se arrepentía.

Y solo se limitó a asentir con suavidad cuando le dijo que no agradeciera, lo iba a hacer sin duda sin embargo prefirió guardar silencio pues pensó que eso tal vez le molestaría o incomodaría y no quería arriesgarse a alejar a la única persona que podría ayudarla a salir del lugar. Espero a escucharlo caminar sin embargo la repentina quietud la puso inquieta motivo por el cual continuo en silencio y tomo con firmeza su bastón, una acción natural en ella como método de ¨defensa¨ solo escuchaba su propia respiración y murmullos a lo lejos y por fin escucho la voz de él —…— aun así se le dificulto un poco escuchar sus pasos, los nervios la habían traicionado sin embargo él ya la tomaba de la muñeca haciéndola sobresaltarse al punto en el cual casi retira su mano para soltarse pero se detuvo a tiempo antes de tener una de esas reacciones comunes en ella ante su renuencia al contacto y que la tomaran de improviso.

Intento seguirle el ritmo aunque algo insegura a cada paso al no tener control de la dirección que tomaba y pese a todo no tropezó con nada, no imagino que él estaba siendo cuidadoso en ese aspecto pues su mente solo se centraba en el hecho de no caer o chocar con algo que no considero lo que sucedía en ese instante hasta que fue reduciendo la velocidad a la que avanzaban —No es necesario que me lo dijeran, sé que es problemático y peligroso— su voz se escuchaba ligeramente jadeante por aquel ritmo que habían mantenido hasta ese instante —Alguien que puede ver no entendería lo que significa para mí el intentarlo— Menciono aunque no molesta ni ofendida, simplemente estaba siendo sincera, quería demostrarse a sí misma que podía, que pese a las dificultades era capaz de hacer cosas que muchos decían no podía hacer por ser ciega. Y termino por negar a sus últimas palabras, realmente no tenía nada que hacer en el bosque en ese instante. —A pesar de eso supongo que debía estar aquí en este momento, pude ayudar a alguien— Esta vez una pequeña sonrisa se dibujó en sus labios, no era demasiado notable aunque podía notarse esa leve elevación en la comisura de sus labios, no creía en el destino o al menos no como lo planteaban muchas personas pero si estaba segura que el atreverse a entrar al bosque en ese instante no fue por casualidad.


off rol:
-inserte aqui meme de la viejita del titanic(?)
SOYYY UN SER HORRIBLEEE!! dije que ya no tardaria tanto pero la maldita inspiración no me dejaba,
LO SIENTO!! por tardar tanto ;w;


—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración
Gracias Noire por la firma <3




La mejor familia <3:


La mejor Familia. Gracias Ryutaro XD
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
43914
Reputación :
3
Mensajes :
269

Ver perfil de usuario
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Two angels without light (Priv. Khaeli)

Mensaje por Axel Neolightning el Dom Nov 19, 2017 4:16 pm

En cuanto notó que la chica iba caminando a un paso cada vez más lento, él le iba imitando hasta finalmente, soltarle y detenerse, volteando a ella cruzado de brazos y con la ceja arqueada. "Sigo sin entender la idea de arriesgarse por un completo desconocido" Refunfuñó internamente, sin tomar en cuenta la ironía de que precisamente había terminado en esa situación por actuar exactamente de la misma forma en que la joven lo hizo, aunque no fuera a admitirlo en ningún momento y mantuviese una actitud tan...contraria a la chica albina. "Y si lo sabías, ¿Porqué rayos...?" Más sus pensamientos fueron interrumpidos y abrió ligeramente los ojos con su respuesta. Se le vio un poco sorprendido, algo que agradeció que la chica no hubiera podido percatar.... Suspiró - Te sorprendería cuanto es lo que puedo entender eso - Cedió, mirando de reojo al cielo. Quizá no entendería a la perfección lo que es "No ver" e intentar moverse así por el bosque, pero...sí que entendía lo que era y lo que se sentía que se supone, fueras incapaz de hacer algo y te intentasen meter en la cabeza que "No debes hacerlo". Y, sobre todo, entendía esa sensación de querer y tener que hacerlo. Era algo que, realmente (Y también de las pocas cosas qué), respetaba.

- Supongo que fue esa coincidencia la que me ahorró una ida al hospital … - Dijo en voz baja aunque no lo suficiente como para que no se pudiese escuchar, con un tono un tanto más sarcástico y quitando aquella sensación de seriedad e incomodidad que termina llegando luego de mantener mucho el silencio hablando temas de ese estilo – Si vienes a meterte a un bosque sin ayuda para saber cómo regresar y con los ojos desgastados, puedo suponer o que fuiste idiota.... o que eres de aquellas personas que no les gusta depender de otras. Que preferirías no ser tratada en menos...¿Me equivoco? - Apenas si esperó su respuesta antes de voltearse de nuevo, continuando el camino entre el bosque a un paso relativamente lento, con tal de que le pudiera seguir – Si es así, has de preferir avanzar por tu cuenta, creo – Aunque pudiera sonar y actuar un tanto rudo, descortés y "Agresivo", realmente no había intenciones de ofender o algo por el estilo. Realmente, conocía el sentimiento de querer y poder actuar por cuenta propia y si era ella quien quería actuar así, él no se opondría, puesto que sabe que a veces la ayuda que intentan brindar los demás puede resultar más molesta y contraproducente que cualquier otra cosa.

Axel no era alguien de demasiadas palabras, y eso causaba que cada tanto el silencio llegase y no fuese interrumpido por más que el sonido de las pisadas en las hojas secas que por ahí había, que por algún que otro murmullo que se escuchaban cada tanto de las demás personas que pasaban por el bosque –Casi siempre lejos y muy rara vez cerca por lo espacioso y poco habitado que era actualmente-, el sonido de algún pequeño animal pasar, de nuevo, muy rara vez por lo tarde que era....y poco más. Sin embargo, fue a media caminata que una duda le surgió al chico, una que no supo como rayos no se le había ocurrido instantes atrás - Hey, Khaeli – Le miró por el rabillo del ojo con ambas manos guardadas en los bolsillos de su rasgada y ensuciada chaqueta blanca –Producto de la pelea de la que había zafado-, antes de hablar – Cuando me encontraste con todos esos sujetos, dijiste que fue porque el niño te había dicho todo, pero el ya había salido corriendo hace un rato, por lo que precisamente cerca de mi el niño no estaba....y me habría dado cuenta si te hubiera acompañado - Gracias a sus sentidos, entre otras cosas, se le facilitaba percibir la presencia de personas a los alrededores, y estaba completamente seguro que cuando Khaeli apareció, se encontraba sola, sin nadie más a los alrededores. Y dudaba que un pequeño así fuese lo suficientemente hábil como para esconder su presencia o algo por el estilo - …. ¿Cómo fue que me encontraste? Entiendo que usualmente las personas carentes de visión tienden a desarrollar mucho más sus oídos y todo eso, pero me suena demasiado raro que me hayas encontrado solo por eso – No sabía como es que no se le había ocurrido antes, pero realmente eso le llamaba bastante la atención. ¿Fue a aso pura suerte? ¿Qué acaso corrió por el bosque y ya? ¿Terminó llegando al punto exacto donde se molían a golpes? ¿O había algo más de por medio?

Spoiler:
¡NP! X'DDDDDDD En serio, no me molesta ~ 
PD: Si me tardé un poco más de lo usual, fue porque mandé el post cuando estaba el error del foro y pues....se me perdió el post y no me di cuenta ;W;


○ [Acce Neolightning.] ahora es [Axel Neolightning]

Thanks Trent~:

avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26085
Reputación :
3
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Two angels without light (Priv. Khaeli)

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.