image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Vie Jun 02, 2017 12:58 pm

Dance with me
Helena Blackstone | Parque central | Anocher
Comenzaba a desesperarse, nada parecía variar en ese mundo tan insípido, los bosques, el cielo, el mar y los astros le resultaban tan opacos y faltos de vida sin mencionar la poca concentración de magia que ahí se podía percibir, nada importante pasaba y no había fuentes de poder lo suficientemente atrayentes para el Zykhari, al menos ninguna que valiera por completo la pena y el esfuerzo a excepción del único ser al cual envidiaba y codiciaba su poder. Sabía que Nykhal estaría alerta al sentir la presencia de él y sus hermanas en la ciudad sin embargo de momento Kylian no estaba dispuesto a revelarse ante él, en una pelea individual sabía que tenía pocas posibilidades de victoria y sin duda una batalla sería inevitable si ¨el oscuro¨ y él se encontraban en la ciudad, por provocación o casualidad no importaba, el resultado sería el mismo, Kylian nunc huía de una batalla pero tampoco era estúpido y si quería encontrar esas fuentes de poder que leyó en el Arkhäe el cual hablaba de ciertas reliquias –que aún no lograba detectar- y que estaban dispersas en las zonas mágicas del mundo Terrano. Sin duda debía pasar desapercibido incluso para su melliza si quería lograr su objetivo aunque con ese ojo derecho resultaba difícil más no imposible.

Para eso encontró la mejor forma de pasar desapercibido incluso para su hermana, si bien estaban ligados por medio de la red telepática y aún más por los ojos negros implantados del mayor de los caomhnóir, si no usaba sus poderes de forma continua no resultaría extraño para Kyria y de esa forma podría conseguir información sin parecer sospechoso, si los humanos de ese mundo resultaban ser similares a los de Aoygvázer seguro tendrían algo interesante por contar respecto a los objetos que él buscaba o incluso podrían saber algo de una extraña caja…esa caja la necesitaba para regresarle sus sentimientos a kyria y sobre todo mantenerla bajo control para que llegado el momento no interfiriera con sus planes, no importaba cuanto amara a su hermana, sus ansias de poder siempre serían más grandes pese a que buscaría a toda costa la forma de no dañarla y eso solo lo lograría controlando su corazón.

Fue cuidadoso al ir realizando el brebaje que le ayudaría para su propósito, alrededor de medio mes paso para tenerlo listo pese a saber que con un hechizo sería suficiente y más rápido pero también riesgoso, una concentración de tal poder llamaría la atención de varios seres pertenecientes a ese mundo o seres de otras dimensiones que habitaran el lugar pese a que esos le resultaban indiferentes, era Kyria de quien debía mantener oculto ese secreto pues conociendo a su hermana sospecharía y lo mantendría vigilado lo cual si bien no lo frenaría, si lo obstaculizaría. La única ventaja de la pócima era que necesitaba ingerir muy poco y por ende el sobrante podía guardarlo en capsulas, la desventaja radicaba en el tiempo de efecto el cual podía variar y para eso le servirían las capsulas.

El día por fin había llegado, Kyria había salido a buscar pistas respecto al paradero de Kyara y él no estaba ni remotamente interesado en buscar a la menor de sus hermanas pues sabía que Kyara lo contactaría tarde o temprano, en su lugar aprovecharía para reunir información usando una apariencia y energía similar a la de los terranos comunes. Ingirió la primer capsula y fue cuestión de segundos para que comenzara a hacer efecto, algo en su interior se sentía como si quemara, fuego creciendo en sus entrañas, fuego que recorría cada espacio de su cuerpo, su ojo derecho comenzó a palpitar con fuerza y de manera dolorosa, se negaba a aceptar el cambio y eso solo podía tener una explicación; Ese ojo no le pertenecía. Pero Kylian no estaba dispuesto a dejarse afectar por su hermano muerto ¨Sigues siendo una jodida molestia Kyriel¨ pensó mientras el brebaje continuaba realizando el cambio hasta que después de un par de minutos, al verse al espejo observo que lo había logrado, el cabello seguía siendo negro pero le había crecido poco más debajo de los hombros, sus ojos adquirieron un color verde opaco casi café como las hojas al ir perdiendo su color aunque la estatura seguía siendo la misma pese a que su musculatura había variado solo un poco, aún tenía el cuerpo trabajado pero ligeramente más delgado que su apariencia real, incluso su rostro tenia ciertas características diferentes, lo bastante notables como para no relacionarlo con su verdadero yo y su energía fácil podía pasar como la de un humano con la diferencia que incluso en esa forma podía usar sus poderes, un ¨camuflaje¨ casi perfecto.

Fue así que sin perder más tiempo se dispuso a salir de la posada donde se estaban hospedando, desde hace un tiempo él y su hermana se habían dado cuenta que los Zölts eran el equivalente al ¨oro¨ de este mundo aunque los Zölts tenían una concentración más densa del 10% en comparación del oro terrano, los Vÿrz el equivalente a la plata con la misma proporción de densidad y los Zÿkhs resultaron ser la moneda más devaluada al ser similar al cobre con la misma proporción de densidad por lo que con los Zölts y los vÿrz les era más que suficiente, solo tuvieron que ¨canjear¨ la mitad del dinero que portaba –cada uno- a la moneda Terrana seguido de la conversión a la moneda de Éadrom, al principio había resultado complejo pues los habían querido estafar sin embargo eso ya no resultaba ser un problema. Sin pensarlo demasiado tomo algo de dinero y salió por la ventana de la posada para que nadie lo viera salir.

El atardecer había caído desde hace varias horas al punto en el cual comenzaban a verse los matices característicos del atardecer, el transcurrir del tiempo en ese lugar aún le resultaba relativamente corto aunque no se podía hacer mucho al respecto y sin más se dispuso a caminar por las calles del lugar, en ese momento si bien estaba investigando, solo tenía el deseo de explorar y conocer, familiarizarse con su entorno para así llegado el momento proceder con su plan —¡La caravana gitana ha llegado a la ciudad! no pierda la oportunidad de pasar un buen rato, ¡aproveche que la caravana solo estará hasta mañana! ¡Vaya, vaya! No pierda tiempo, están ubicados en el parque central— Kylian noto que en ciertos puntos había mas niños dando a su manera la misma información ¨caravana gitana¨ pensó interesado pues el termino ¨caravana¨ le resultaba familiar aunque no tenía idea a qué tipo de raza se referían con ¨gitanos¨ pues para él que nada sabía de ese mundo clasificaba cada termino como ¨Raza¨.

Se tomó su tiempo para llegar, los tonos del crepúsculo comenzaban a desaparecer para dejar paso al cielo nocturno el cual a esas horas aún conservaba cierta claridad, no le fue difícil llegar a ese curioso festival pues los sonidos, colores, el ajetreo y las voces mezcladas de las personas llegaron a sus oídos cuando ni siquiera había llegado a la entrada y confirmo que no había demasiada diferencia a las caravanas de varias etnias de su mundo por lo que sin más se aventuró al lugar para ver las similitudes y diferencias entre las culturas de ambos mundos.

Todo rebosaba de vida, las personas reían, hablaban, cantaban, danzaban, había un sinfín de actividades en el lugar y por primera vez ese mundo no le resulto aburrido ni burdo a Kylian quien pese a todo tenía cierta predilección por las cosas hermosas de cualquier índole –personas, naturaleza, cultura- y simplemente se permitió disfrutar el momento al mismo tiempo que se mantenía alerta para detectar cualquier indicio de magia o una fuente de poder como la que buscaba.
Escena:





—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar
Dromes : 54129
Reputación : 3
Mensajes : 62
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Dom Jun 11, 2017 9:58 am

Aquel día venía siendo especialmente desgraciado para la joven Blackstone -Bien hecho- había dicho Victoria luego de que el joven Son Gohan abandonara las dependencias de su mansión y ella se enfocase en la improvisación del piano para calmar su tristeza interior -Si tu no quitabas a ese niñito del camino iba a hacerlo yo- agrego su madre parada justo al lado de ella mientras los ojos turquesa la de hermosa pelirroja de piel de porcelana no podían creer las palabras de Victoria -Ha sido una grata sorpresa descubrir que puedes ser cruel con un niño de quince años, Helena te he educado bien- asintió Victoria con una sonrisa justo antes de tomar asiento en el salón donde Helena tocaba el piano -Ahora no quiero que te salgas de la pauta, practica lo que tienes para hoy, nada de desobediencias, no querrás que me moleste- La hermosa y cruel mujer que podía ser Victoria acompañó a su hija mientras esta caía en la desesperación interna bajo su perfecta interpretación del maestro Fryderyk Chopin “Nocturne” opus 9, segunda pieza.

La sensación de amarga insatisfacción acompaño a Helena durante todo el día en Japón
”¿He sido cruel?” la pregunta que acosaba sus pensamientos mientras tocaba el piano, mientras merendaba junto a su madre, mientras asistía a los sermones del párroco que sus padres se habían traído de Inglaterra, mientras la fiel Marie la ayudaba a bañarse, peinarse y vestirse para el almuerzo con su padre y un especial invitado; Helena solo consideraba que sus palabras fueron directas ella solo sentía que había hecho lo correcto ya que no se permitiría engañar a quien le debía su vida y un par de cosas más, sin embargo, bien sabía que del amor y sus designios no conocía absolutamente nada.

Aquel día, el almuerzo en la mansión de los Blackstone era para un concejal amigo de su padre y como ella podía asumir un potencial pretendiente. El hombre mayor que estaba sentado frente a ella en esa ocasión era risueño, de esos que los hoyuelos se formaban en las mejillas frente a cualquier sonrisa, de habla certera y un buen potencial de dinero para invertir en lo que el Alexander Blackstone deseara, Victoria lo había catalogado como encantador, a Helena le parecía repulsivo. Ella no hablo durante todo el almuerzo, tolero la compañía de aquel hombre mayor durante la caminata de la tarde y volvió a arreglarse bajo la mirada intransigente de su madre para la salida del crepúsculo
“Irás donde te han invitado y mantendrás tu boca cerrada, no olvides que por tu culpa estamos metidos en este país de barbaros” ella, durante su vida, había aprendido que no había una forma segura o una forma concreta de escapar a los designios de sus padres y un pretendiente con millonarias sumas de dinero.

Llegada la hora la fiel Marie, cuatro de los guardas espaldas y Helena iban hacia el punto de reunión, a la fiesta que le habían invitado sin embargo ni ella, ni Marie, ni los guardas espaldas llegarían al punto designado. Bien podría haberse tratado del azar o la suerte que con conocido capricho le entregaba a la hermosa pelirroja de piel de porcelana unas horas de gracia en su acomodada desdicha, fuese cual fuese la resolución, el grupo había sufrido un accidente chocando y haciendo trizas una carreta. El guarda espaldas que conducía había tenido que dirigirse con las personas afectadas a constatar lesiones y accidentes con una pareja de policías que estaban encargados del orden en la festividad del crepúsculo, el resto del grupo tenía prohibición de abandonar el lugar y Helena solo deseaba adentrarse en el mundo de colores y cantos que aparecía frente a ella
-De acuerdo señorita- había dicho Marie mientras la tomaba del brazo y uno de los guarda espaldas comenzaba a caminar detrás de ambas -Solo será una mirada y regresamos, no queremos tener problemas- Marie le dedicaba nuevamente esa mirada, esa que le daba la impresión de tenerle una lástima infinita y por ello podía permitirle ciertos lujos cuando su madre no se encontraba presente.

Y ahora, Helena estaba perdida en medio de aquella festividad, lejos de Marie, lejos de los guardas espaldas y lejos de que ella era, allí bajo las luces brillantes, las risas de las personas y la música animada podía experimentar lo que era la libertad. No fue su deseo perderse, no fue su deseo separarse de Marie ni del hombre que las cuidaba a ambas, el gran tumulto de gente hizo lo suyo y ahora ella estaba en un lugar de la festividad del crepúsculo que no habían recorrido, sabía que Marie estaría preocupada, sabía que sus guardas espaldas temerían por su empleo y la buscarían hasta el final pero mientras aquello no ocurriese, mientras un mar de hombres armados no la rastreasen como sabuesos de caza ella se permitiría ser egoísta y disfrutaría de eso que rara vez podía experimentar. Avanzó observándolo todo y sus ojos turquesas guardaron cada imagen como una fotografía de recuerdo, se detuvo en un puesto de piedras preciosas comandado por un niño con capa quien vocifera a toda voz que las piedras mágicas cumplían un deseo a un alto precio, Helena no llevaba dinero de ser así hubiese comprado el topacio que parecía llamarla. Continuó su avance hasta un concurso de retratos el premio era una caja de chocolates baratos aquello le hizo tal gracia que negocio con sus perfectos modales y su inteligencia innata la entrada al concurso por las horquillas de lápiz lasuli que antes sostenían sus largos cabellos naranjos más un beso casto en la mejilla del organizador bajito y regordete.

Al igual que el resto de los competidores se quedó de pie frente al improvisado cabestrillo de dibujo, dándole la espalda al público que observaba la competencia pero que tenía una visión perfecta de su trabajo. A la hermosa pelirroja de piel de porcelana el retrato le parecía simple solo debía dibujar un par de frutas en un bol, sin embargo lo que sus perfectas manos comenzaban a trazar en la hoja blanca era la imagen que estaba detrás del bol, al joven que improvisaba historias para los niños que se sentaban a oírlo.




Hablo | Actuo | Pienso
avatar
Dromes : 61604
Reputación : 3
Mensajes : 45
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Dom Jun 11, 2017 8:49 pm

Dance With Me.
Helena Blackstone | parque central | anochecer
Llevaba ya algunos minutos desde que llego al festival, se tomó su tiempo para recorrer el sitio intentando encontrar algo que llamara su atención, cualquier cosa que indicara algún poder sin embargo nada parecía tener ese ¨algo¨ que él buscaba, al menos fue así hasta que llego a un puesto donde tenían en exhibición una especie de pergamino antiguo, las letras no se podían leer pues estas habían sido degradadas con el tiempo aunque estaba seguro que los caracteres ahí marcados pertenecían a Tykhrón, uno de los mundos destruidos en Aóygvazer sin embargo debía ser precavido al notar que diferentes seres se encontraban ahí en el carnaval, aquel encargado del puesto donde se encontraba el pergamino resulto ser un habitante de ese mundo, supuso que tal vez había llegado a la Tierra al escapar de la destrucción de Tykhrón.

Simplemente no podía llegar y decir que quería el pergamino, al parecer en ese sitio llegaban algunos que podían considerarse ¨bardos¨ y el ser de Tykhrón se encargaba de escribir las anécdotas, cuentos y canciones que los juglares relataban, al parecer cuando uno se iba elegía un libro o pergamino de la colección como ¨recompensa por el entretenimiento¨ así que ahí miro su oportunidad, tomo asiento en un banco frente a la carpa y los niños instintivamente comenzaron a rodearlo aunque parecían predominar las niñas sobre los varones y Kylian les sonrió, cualquiera que lo mirara no sospecharía del ser despreciable que ocultaba su verdadera personalidad.

—Hubo una vez una princesa increíblemente rica, bella y sabia. Cansada de pretendientes falsos que se acercaban a ella para conseguir sus riquezas, hizo publicar que se casaría con quien le llevase el regalo más valioso, tierno y sincero a la vez. El palacio se llenó de flores y regalos de todos los tipos y colores, de cartas de amor incomparables y de poetas enamorados. Y entre todos aquellos regalos magníficos, descubrió una piedra; una simple y sucia piedra. Intrigada, hizo llamar a quien se la había regalado. A pesar de su curiosidad, mostró estar muy ofendida cuando apareció el joven, y este se explicó diciendo: Esa piedra representa lo más valioso que os puedo regalar, princesa: es mi corazón. Y también es sincera, porque aún no es vuestro y es duro como una piedra. Sólo cuando se llene de amor se ablandará y será más tierno que ningún otro.— Relataba con total calma y paciencia a las pequeñas que parecían estar bastante interesadas cuando él se inclinó para tomar una piedra del suelo —El joven se marchó tranquilamente, dejando a la princesa sorprendida y atrapada. Quedó tan enamorada que llevaba consigo la piedra a todas partes, y durante meses llenó al joven de regalos y atenciones, pero su corazón seguía siendo duro como la piedra en sus manos. Desanimada, terminó por arrojar la piedra al fuego; al momento vio cómo se deshacía la arena, y de aquella piedra tosca surgía una bella figura de oro. —Menciono al tiempo que cerraba la mano en un puño donde tenía la piedra para al abrirla mostrar un color dorado en esta, algo que cualquiera tomaría como un ¨simple truco¨ —Entonces comprendió que ella misma tendría que ser como el fuego, y transformar cuanto tocaba separando lo inútil de lo importante. Durante los meses siguientes, la princesa se propuso cambiar en el reino, y como con la piedra, dedicó su vida, su sabiduría y sus riquezas a separar lo inútil de lo importante. Acabó con el lujo, las joyas y los excesos, y las gentes del país tuvieron comida y libros. Cuantos trataban con la princesa salían encantados por su carácter y cercanía, y su sola presencia transmitía tal calor humano y pasión por cuanto hacía, que comenzaron a llamarla cariñosamente "La princesa de fuego". Y como con la piedra, su fuego deshizo la dura corteza del corazón del joven, que tal y como había prometido, resultó ser tan tierno y justo que hizo feliz a la princesa hasta el fin de sus días.

Al termino de sus palabras miro de reojo en dirección donde se encontraban los participantes del concurso de dibujo, había ¨sentido¨ que lo miraban aunque fue más como una percepción natural que algo referente a una habilidad y noto a la joven de melena naranja, las niñas por su parte continuaban mirándolo como al inicio, embelesadas pues las historias de ¨amor¨ siempre resultaban ser las predilectas para las pequeñas más aun por su actitud y gestos que las hacían imaginar a un ¨príncipe de cuento¨ aunque en vestimenta no se acercaba a esa definición.

Kylian no lo pensó demasiado, se despidió de las pequeñas y le indico al dependiente cual pergamino había elegido, sin embargo no se lo llevo en ese instante —Vendré por el mas tarde— Menciono cuando la música comenzó a sonar, las personas se reunían en medio del lugar para divertirse y bailar al ritmo que los músicos dictaban, se había visto tentado en realidad, no por algo en especial más que una satisfacción propia, la joven a la vista resultaba hermosa, resaltaba sobre las demás y él pocas veces pudo darse el lujo de simplemente disfrutar de algún carnaval, siempre trabajando y encargándose del velo en aóygvazer, al menos ahí podía darse el lujo de ser libre de responsabilidades que nunca le intereso tener.

Fue así que comenzó a avanzar hacia el puesto contiguo, observo que varios tenían la intención de invitarla pero también pudo percibir la duda en sus rostros, él no era tan indeciso ni mucho menos inseguro por lo que siguió avanzando hasta que llego donde ella se encontraba sin saber que lo estuvo dibujando el tiempo que estuvo relatando el cuento —¿Bailarías conmigo?— Pregunto demasiado directo y poco sutil pero sin perder la educación en su pedir, y con cierta seriedad en sus expresiones al tiempo que estiraba su mano en espera de una respuesta, en esa forma debía mostrar una actitud diferente a la usual, Kylian quien siempre se mostraba arrogante y poco serio en ese instante era todo lo contrario, tal vez orgulloso pero no altivo y con la madurez que poseía pero nunca mostraba en su verdadero ser.


imagen:





—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar
Dromes : 54129
Reputación : 3
Mensajes : 62
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Dom Jun 18, 2017 10:55 am

La hermosa pelirroja de piel de porcelana se encontraba concentrada en el joven que a metros de ella contaba cuentos a un grupo de niñas, sus ojos turquesas estaban fijos en su postura cambiante, primero semi encorvada, luego recta, sus manos en movimiento que guiaban una historia que ella no podía escuchar y su rostro expresivo que captaba la atención de las niñas que embelesadas seguían la historia. Se sentía como una intrusa al observarle en silencio por sobre el cabestrillo de arte, al estar gravando su imagen en el papel sin permiso previo ni consentimiento, sus manos hábiles y entrenadas por los años en el arte parecían luchar con la imagen que ella había fotografiado y la expresión que deseaba darle al dibujo ¿sería tan gallardo como ella lo visualizaba en el grupo de niñas? ¿o su galantería sería opacada por una personalidad totalmente indiferente? ¿Qué clase de persona sería? Helena se daba cuenta que no podría vivir del arte ni los retratos si tuviese que hacerlo, sus manos retrataban la imagen que ella había gravado a la perfección, pero ahí entre los trazos, estaban impresas sus emociones privadas.

Volvió la vista del papel al grupo del cuenta cuentos para notar que el hombre ya no estaba allí, no importaba, ella podría retratarlo con los ojos cerrados si así lo quisiera solo sentía un poco de lastima por las niñas quienes parecían estar buscando algo en que ocupar su tiempo
-Detengan los dedos- gritó el organizador regordete -¡Hey jhon no hagas trampa te estoy viendo!- añadió hacia un chico que estaba unos pasos de Helena y todos los espectadores parecían reír de una broma interna que ella no captaba a tiempo -Muy bien es momento de elegir al ganador peeero primero ¡Vamos por el baile!- el hombre bajito demostraba tener pies más agiles de los que se creía, a una velocidad consistente ya estaba sacando a una joven alta para que bailase con él, la hermosa pelirroja de piel de porcelana sonrió ante lo contrario que parecían ambas personas, ella alta y el bajito, ella delgada y el regordete, ella vestida como una gitana y el como un animador de circo sin embargo para Helena ambos parecían estar felices el uno con el otro. Se quedó mirándolos mientras su cuerpo se movía lento y delicado al ritmo de la música que parecía incitar al baile, ajena a las miradas que le seguían los movimientos y que no se atrevían a hablarle, cuestionándose lo conocido sobre el cariño, el amor y las proximidades “¿Eso significaba quererse?” “¿En un baile se podía amar a una persona?” para ella quien había leído demasiado sobre poesía y amores de caballería creía firmemente que aquello era imposible, sin embargo, no significaba que no desearía experimentarlo por sí misma.

Helena hubiese seguido concentrada en el anfitrión y su pareja si no hubiese sido por la invitación directa, se giró con delicadeza hacia quien la estaba invitando y sus claras intenciones de darle un rechazo educado quedaron atrapadas en su garganta, era él cuenta cuentos, aquel hombre que estaba retratado a la perfección en el papel a su lado, en su rostro se reflejó la duda acompañada del silencio. Tenía la oportunidad de probar sus propias impresiones y emociones, las que podrían acabar por completo con la imagen que estaba retratada ¿Podía bailar con él? Si podía, su vida era un baile de impresiones que nunca acababa ¿Quería bailar con él? No lo sabía, Helena muchas veces prefería la privacidad de la música solitaria que las grandes y pomposas festividades, sin embargo, esta festividad era totalmente distinta a las de salón que estaba acostumbrada, era una festividad callejera en la cual podía ser libre y por ello, ya no podía negarse además ¿Cuántas invitaciones había rechazado en su vida? Ninguna, aquello significaría un gran desaire para quien estaba ahí parado como él y sus modales le impedían rechazar a alguien, ella sonrío con elegancia mientras tomaba su mano -Solo será una pieza- advirtió colocando los límites donde debían ir desde un comienzo mientras avanzaba con esa perfección característica hacia el tumulto de gente y la música contagiosa que ponía a vibrar el alma de los que se entregaban a las tonadas, ella era una dama después de todo y no podía quedarse toda la noche bailando con un extraño.

-Dígame señor- pronunció con esos modales que daban cuenta de que ella definitivamente no pertenecía a ese lugar de gitanos, banderines y magia festiva -¿Usted cree que en un baile se puede enamorar a una persona?- estaba midiendo al gallardo cuenta cuentos de una forma que le permitiese derrumbar su dibujo y probablemente le estaba entregando una imagen de si misma totalmente errónea a lo que ella era pero aquello la tenía sin cuidado, eran infinitas las probabilidades en las que no volvería a verlo y solo mantenía una certeza hasta el momento, aquel encuentro acabaría cuando la pieza llegase a su fin y las notas dejasen de inundar el aire y los sentidos de los asistentes.




Hablo | Actuo | Pienso
avatar
Dromes : 61604
Reputación : 3
Mensajes : 45
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Mar Jun 27, 2017 2:22 am


Dance With Me.
Helena Blackstone | parque central | anochecer
Kylian esperaba una respuesta, sus ojos la miraban con cierta fuerza pero no de forma lasciva, solo era eso, una mirada seria intensa y profunda en esos ojos de un verde opaco aunque para quien lo viera a detalle y para quien fuera demasiado minucioso con los detalles podría notar que uno de los ojos era ligeramente más oscuro que el otro, al final de cuentas el ojo que no le pertenecía no había sido totalmente doblegado por la pócima pero al menos no era algo que saltaba por completo a la vista.

¨Solo será una pieza¨ La escucho decir y en sus facciones que hasta el momento demostraron una completa seriedad por fin se dibujó una sonrisa, no resultaba ser demasiado llamativa pero si galante y en lo absoluto arrogante, simplemente una sonrisa cortés sin llegar a considerar sus facciones como el típico mujeriego —Solo una pieza— Aseguro sin agregar nada como ¨con eso me conformo¨ o ¨una pieza será suficiente¨, no, ella marco un límite y él no resultaba ser insistente a menos que hubiese un motivo o una retorcida diversión de por medio, pero en ese instante solo quería hacer aquello por simple gusto, había visto a varias jóvenes, algunas que se desvivían por ser notadas –la mayoría- no solo por él, por otros más ahí presentes, pero no la joven de ojos turquesas, eso llamo su atención, seguido de su vestimenta que de alguna forma no hacia juego con el ambiente y su rostro, sin duda hermosa ante los ojos del Zykhari.

Después de que ella tomara su mano y accediera, Kylian la guio a la pista siendo cuidadoso con ella al llevarla de la mano, realmente parecía ser alguien atento pues aunque podía serlo, en su ¨verdadero yo¨ jamás lo demostraba pues no había nadie quien despertara en él esa personalidad cuidadosa más que con sus hermanas y aun así con ese ¨disfraz¨ debía ser lo que normalmente no mostraba para evitar cualquier tipo de sospecha.

Fue así que al llegar a la pista comenzó a seguir el ritmo de la música que en ese momento se tornó un tanto más lenta generando otro tipo de ambiente, igual de alegre pero más ¨reservado¨ por decirlo de alguna forma y Kylian la acerco a él sin soltar su mano para seguir la tonada hasta que la escucho formular aquella pregunta, no le resultó extraño su manera de hablar pues en su mundo no resultaba ser algo inusual pero su pregunta…

—No— Contesto de pronto, de forma directa y sincero, ni siquiera lo pensó demasiado pues no había nada que pensar, la seriedad que de nuevo adornaba su rostro fue reemplazada por otra sonrisa como la anterior mientras su mano la tomaba de la cintura, ni más arriba, ni más abajo, el lugar indicado para aquel baile —Pero considero que en un baile se puede sembrar la semilla del interés, al final de cuentas un baile trata de conquista y seducción— Comenzó a citar mientras sus pies, cada movimiento iba acorde al compás de la música pero sus ojos en ningún momento se apartaron de la mirada de ella, no se trataba de una forma de ver insistente, en realidad había atención reflejada en sus ojos.

—Pero enamorar a alguien se requiere de esfuerzo y dedicación ¿no lo cree así, señorita?— De alguna forma esperaba que no fuera de esas típicas jóvenes que soñaban a ojos abiertos con príncipes y amores a primera vista pues a simple vista parecía ser alguien centrada y no como las típicas adolescentes que había visto esa noche con solo aire en su cabeza, motivo que lo llevo a elegirla a ella para pasar el rato en ese baile. Incluso en su mundo pese a darse demasiados casos de ese estilo -príncipes enamorando plebeyas, amores a ¨simple vista¨- le resultaba absurdo y aun así no fue falso en sus palabras, muchas especies usaban la danza para conquistar, otros recurrían a la lucha y unos cuantos más a la música pero en todos había algo constante, el esfuerzo y la dedicación para lograr el objetivo deseado.






—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar
Dromes : 54129
Reputación : 3
Mensajes : 62
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Harry Strauss el Dom Sep 10, 2017 2:09 am

TEMA CERRADO
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Parque central
avatar
Dromes : 221908
Reputación : 7
Mensajes : 892
Ver perfil de usuario
Harry Strauss
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Miér Dic 13, 2017 8:19 pm

“No” pensó Helena mientras era guiada hacia la pista de baile, una pista de baile que jamás antes había pisado, una improvisada y desprovista de los lujos, las luces y los altos cargos a los cuales estaba acostumbrada, aun así, ante la respuesta del caballero que esa noche debutaría una única pieza ella sonrió, una sonrisa sutil y elegante.

La respuesta de quien era su improvisado acompañante y ahora dueño de sus trazos le resultaba sensata sobre todo estaba dentro de lo que ella esperaba, la dama inglesa creía que era imposible enamorarse en un baile, la dama inglesa creía que muchas veces era imposible enamorarse. Ella veía el amor como algo confuso, lejano y desprovisto de cualquier tipo de emoción o sentimiento que ella pudiese haber sentido y muchas veces sobrevalorado por quienes podían afirmar amar a otro desde una visión de pareja. Sin embargo, contra todo lógica posible y desafiando sus propias creencias racionales, ella, una parte de ella, deseaba que le dijese que sí, no por el amor, no por la pieza que se disponían a bailar entre ambos sino por algo aún más simple, solo para corroborar que podía ser buena retratando a los extraños pero ahora, ante la negativa de su acompañante más se daba cuenta que en sus trazos quedaban demasiado impresas sus propias expectativas, sus propios sueños que se escondían detrás de su mirada.

Helena fijo su vista en su acompañante agradeciendo internamente que su mano fuera en el lugar correcto, ni más arriba ni más abajo, iba como debía ser y aquello causaba que esa simple acción no trajese consigo el rechazo de entrada que acostumbraba a surgir en ella con las parejas que se veía obligada a bailar. Como le habían enseñado, su mano se posó en su hombro en un roce sutil sin cargar su peso, su otra mano acompaño a aquella que debía sostenerla y guiarla, el tacto de un extraño siempre era algo difícil de digerir para alguien como Helena pero, como era su costumbre, lo omitió, no se concentró en ella ni en sus emociones, sino en lucir relajada, perfecta y encantadora en todo momento, aunque desde que tenía memoria jamás había disfrutado un baile.

-Creo que enamorar a alguien más es un arte que no solo implica esfuerzo y dedicación, es un trabajo que se debe definir en él otro- “sin embargo, no todos podemos correr esa suerte” -Con el tacto justo para demostrar interés sin cansar al otro, para entregar muestras de afecto sin quemar el avance y sobre todo, para resaltar sobre posibles pretendientes- La dama inglesa avanzó al ritmo que su compañero la guiaba, el movimiento de su vestido jugaba entre sus piernas y las de su acompañante dentro de esas melodías recatadas y personales sin llegar a obligar a juntarse si ellos no lo deseaban de esa forma -Creo que enamorar a alguien más es un arte, como el ajedrez, dígame señor ¿usted se considera diestro en ese arte?-

Ciertamente la pregunta de la dama de naranjos cabellos y mirada altiva era capciosa -Piénselo bien- intervino antes de que el pudiese hablar -El lenguaje crea realidades, si me entrega una respuesta positiva inevitablemente conjeturare que usted puede ser un don juan y este baile es solo un ardid más en una de sus listas de conquista, sin embargo, si me entrega una respuesta negativa ambos podríamos perder la semilla del interés que usted aseguró que podía plantarse en una pieza y que en mi caso, creo que es más difícil que ello-


off rol:
afsdafsdafgd extrañaba rolear aquí ;u;





Hablo | Actuo | Pienso
avatar
Dromes : 61604
Reputación : 3
Mensajes : 45
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Jue Dic 14, 2017 2:56 am

Dance with me
Helena Blackstone | Parque central | Anocher

El ritmo pausado y acompasado le recordó a esos bailes que se efectuaban dentro de castillos en Rakhta, tan pulcros y elegantes y le gustaban pero también prefería aquellos que se efectuaban del otro lado de las puertas cerradas, donde los considerados ¨plebeyos¨ danzaban con música animada alrededor del fuego, con el sonido de los laudes, guitarras y cualquier instrumento que pudiese servir para el alegre propósito de bailar con animosidad, si, también le gustaba ese tipo de ambiente aunque prefería en parte el recato, la elegancia aquello que daba ¨clase¨ o al menos así había sido siempre disfrutaba y despreciaba ambos mundos, el de los nobles y el de los plebeyos aunque a los ojos de él, siendo un Zykhari el simple hecho de convivir con mortales ya consideraba que les proporcionaba un gran honor.

Pero en ese instante no era el arrogante e insoportable Kylian, en ese instante era Kirtash, alguien simple y despreocupado, relajado hasta cierto punto y no tan exigente, la otra cara de la misma moneda —…— y la escucho con atención, sus ojos de ese verde opaco la miraban con atención pero no con insistencia pues por momentos miraba por encima de ella a las parejas que danzaban a su alrededor para evitar tropezar con alguna demostrando de alguna forma el cuidado que estaba teniendo al guiarla y evitar algún accidente que pudiese resultar desagradable o perjudicial para la dama que le acompañaba.

—Tiene una forma peculiar de verlo, para el ajedrez se necesita ingenio y es necesario pero no primordial en este punto— Reconoció al tiempo que giraba con suavidad llevándola consigo en ese sutil movimiento aunque había sido con la intención de evitar que las personas que anteriormente se encontraban detrás de ellos chocaran con la joven —prefiero mirarlo como cuidar un jardín, una rosa por si sola florece, no necesita ayuda pero si sabes cuidarla no se marchitara— Aquellas palabras recordaba haberlas escuchado antes, estaba citando a su hermano ¨Algún día amaras Kylian, aunque lo tenemos prohibido lo sentirás y deberás cuidarla como a una flor, una mujer enamorada es más hermosa y cuando lo notes, cuando la mires desearas cuidarla para que nunca se marchite¨ eso fue antes de saber que Kyriel y Kyria estaban enamorados.

Aun así al escuchar su pregunta y escuchar su advertencia, Kylian apenas y mostro una sonrisa ladeada pero no ladina, una sonrisa no tan marcada y por supuesto sin pizca de arrogancia, solo una sonrisa que parecía espontanea e involuntaria —seria pretencioso de mi parte admitir que soy diestro en ese arte y sería demasiado humilde de mi parte negarlo— Había elegido las palabras con cuidado pero no con cautela ni demostrando esfuerzo en aquello, de ser su usual ¨personalidad¨ seguro la arrogancia hubiese prevalecido pero en ese instante no lo admitía ni lo negaba, solo dejaba claro que si bien no era inexperto en el tema, tampoco le tomaba demasiado peso a ser experto en el ¨arte¨ de enamorar. —le aseguro que mi intención al invitarla a bailar no forma parte de una lista de conquista, aunque si forma parte de mi intención por conocerle, puede que suene absurdo pero creí notar que miraba en mi dirección o tal vez fue lo que quise ver al mirarla, resalta debo admitir y no quise perder la oportunidad de acercarme antes que alguien más se me adelantara para tener gusto de su compañía en un baile y poder preguntarle su nombre— Al termino de sus palabras, Kylian se detuvo un instante, la había guiado en un punto separado de las personas pero sin salir de la pista —Me llamo Kirtash— Pronuncio con voz ligeramente ronca pero no tosco ni profundo y aunque no estaba siendo el seductor que solia ser había un atisbo de sensualidad impresa en esa forma de hablar aunque no resultaba ser algo demasiado marcado y la miro sin apartarse de ella, los músicos estaban dando las ultimas notas de aquella melodía.






—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar
Dromes : 54129
Reputación : 3
Mensajes : 62
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Jue Dic 14, 2017 9:11 pm

Helena se sorprendió por lo que ella creía era sinceridad por parte de su acompañante, aquello era porque Helena no estaba acostumbrada a la sinceridad por parte de otros que no fueran ella misma o su abuela, sin embargo esa sorpresa no impidió que pudiese seguir el baile de la manera en que él la estaba guiando con pre estresa.

-Las rosas tienen un ciclo de vida, independiente del cuidado en algun punto muere- aseguró la joven dama si bien sus palabras podrían sonar lo más alejado del romanticismo puro no era así, ella solo estaba hablando de un hecho puntual, lógico y comprobable que sucedía con las plantas -no es infinita y aquello esta bien, luego vuelve a nacer y a veces más hermosas que las anteriores. Ahora si llevamos sus palabras a la analogía del amor, mi pensamiento me induce a recordarle que una rosa tiene espinas sin importar cuanto la cuide para evitar que se marchite, una rosa puede hacerle daño pero aquello es parte del arte de amor- al menos para Helena quien no entendía ni conocía nada del amor sus pensamientos racionales le impedían verlode una manera tan libre pero no así menos romántica -y creo que, si se tiene aquello en claridad, se pueden llegar a buenos resultados-

Helena danzo y giró cuando su acompañante lo indicó con sus hábiles movimientos -Es cierto señor que lo observaba pues lo he dibujado en secreto mientras contaba historias maravillosas al grupo de niñas, sin saberlo se ha vuelto mi modelo para el concurso de dibujo- para ella no era dificil admitir algo que el mismo podía ver si así lo deseaba -es cierto que, mis intenciones no van más allá del dibujo pero, en este momento, estoy descubriendo que su compañía es agradable incluso para ser un completo extraño- la sonrisa que esboso la joven dama fue sutil y sobre todo educada, estaba haciendo gala de sus impecables modales -Soy Helena- agrego -Helena Blackstone- luego de aquello guardo silencio, helena esperaba que su apellido no fuera un inconveniente para la pieza de baile.




Hablo | Actuo | Pienso
avatar
Dromes : 61604
Reputación : 3
Mensajes : 45
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Vie Dic 15, 2017 5:12 am

Dance with me
Helena Blackstone | Parque central | Anocher

Para Kylian sus propias palabras no tenían un peso real, solo había estado repitiendo lo que Kyriel le había dicho respecto al amor, él no conocía ese sentimiento o al menos no de la forma que su hermano lo había relatado, no de la manera que recitaban los bardos o la forma en la cual se narraba en los libros, no, él no tenía idea al respecto, amaba a Kyria, amaba a Kyara pero eran sus hermanas aunque las deseaba de forma física, más que amor él quería poseerlas en su propio egoísmo al creer que nadie era digno para sus hermanas y que por supuesto nadie era digna para él más que ellas al ser sus ¨iguales¨, aun así no se negaba el gusto de la compañía mortal, de divertirse por momentos y en ese instante su interés se había centrado en ella.

—Tiene razón, mueren en algún punto, como todo pero estamos hablando desde un punto romántico— Si, Kylian estaba relajado y hablaba con naturalidad del tema como si realmente hubiese experimentado ese sentimiento en el pasado, tal vez alguna vez lo hizo y no lo recordaba, o tal vez prefirió omitirlo en su cabeza y fingir que nunca sucedió y para él estaba bien así —Todos tenemos defectos y el dolor forma parte de todo, si todos fuéramos perfectos no sería interesante— él así lo miraba y en ese punto estaba siendo sincero o al menos en parte pues incluso él no se consideraba un ser perfecto, su mitad mortal lo hacía imperfecto y eso era lo que buscaba erradicar.

Al escucharla admitir que lo miraba confirmo que no había sido su imaginación, sin embargo no se esperó el hecho de que ella lo había dibujado y su expresión mostro ligera sorpresa por aquello pero no hubo incomodidad en su rostro, solo sorpresa —Es un placer conocerte Helena y si me permite me gustaría poder ver el dibujo— Expreso con esa media sonrisa y cierta calidez en su mirada, a simple vista resaltaba el detalle de que podía considerarse un hombre ¨amable y educado¨ y por supuesto, el apellido de la joven no causo ninguna impresión en él, al final de cuentas, Kylian al no ser de este mundo poco –o nada- sabia de las personas influyentes en el mismo.






—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar
Dromes : 54129
Reputación : 3
Mensajes : 62
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Harry Strauss el Sáb Feb 17, 2018 10:24 pm

Tema Cerrado
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Parque central.



avatar
Dromes : 221908
Reputación : 7
Mensajes : 892
Ver perfil de usuario
Harry Strauss
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Mar Mar 06, 2018 9:26 am

Helena guardo silencio, silencio que podía ser perfectamente interpretado por una forma educada de contestas su última pregunta, silencio que no podía estar más lejos de aquella suposición. La dama inglesa acababa de quedarse entrampada en sus pensamientos a causa de las palabras de su interlocutor, él había dicho “desde un punto de vista romántico” sin embargo ella no estaba más distante para verlo de esa forma romántico se repitió y no llego a comprender el alcance de esas palabras ¿Cómo podría? Ella desconocía el romanticismo en carne propia, lo leía atenta, curiosa, dispuesta, lo anhelaba en sus peores momentos pero lo desconocía por completo ¿era romántico Romeo al atreverse a cruzar los jardines solo para ver a Julieta? ¿o solo un hombre que se arriesgaba sin racionamiento alguno? ¿eran Tristán e Isolda románticos al buscar formas y lugares increíbles para verse? ¿o solo unos adúlteros bajo el afecto de una “poción”? para ella, para quien desconocía esos sentimientos, solo lograba inclinarse por la lógica característica.

Sus pies dieron un giro siguiendo el compás de la melodía adecuándose al ritmo de baile de quien era su acompañante por unas horas ¿debía responder lo que realmente pensaba del “interés” por las personas? No, la dama inglesa estaba segura de que eso no era posible, porque ella sencillamente no lograba dar con aquel interés en otros, no era una apatía, ni una depresión enmascarada, ella solo no había encontrado a alguien que pudiese calificar de “interesante” así de simple. Probablemente ella era demasiado exigente, siempre lo habían sido con ella y Helena lo era con otros, buscaba alguien brillante alguien con quien pudiese platicar por horas con un interés real, no en todas las áreas eso lo sabía, pero al menos que destacase por sobre el promedio en una eso sería suficiente para ella y entre todos los hombres y mujeres que conocía ninguno despertaba algo en ella ¿sería ella el problema? En sus peores momentos, lo creía así.

Decidió regalar una de sus sonrisas cuidadas y practicadas, esas sonrisas delicadas que sus labios esbozaban con una habilidad abrumadora, sería educada no respondería sus afirmaciones anteriores estaba seguro que él no lo notaria -El placer es mío joven Kirtash, a pesar de las peculiares circunstancias, una pieza de baile puede hacer la diferencia ¿no cree?- Helena volvió a girar en su centro al ritmo del compás -Solo le permitiré observar el cuadro señor, si usted asegura hacer una crítica constructiva y no una que se enfoque en halagos hacia una habilidad entrenada ¿promete que lo hará?- estaba cansada de los halagos infundados, los halagos que eran de cortesía, necesitaba un poco de verdad en ese cuadro de perfección al cual estaba costumbrada a vivir, algo que le hiciera en que pensar ¿era demasiado pedir para escapar del hastió de su vida?.

No se encontraba en búsqueda de una gran aventura ni mucho menos un gran amor, solo algo en que mantener ocupado sus pensamientos brillantes y que, en el fondo, le permitiesen escapar un poco de la jaula de oro en la que vivía.




Hablo | Actuo | Pienso
avatar
Dromes : 61604
Reputación : 3
Mensajes : 45
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Lun Mar 12, 2018 6:45 pm

Dance with me
Helena Blackstone | Parque central | Anocher

Kylian poco o nada sabía del romance, lo había visto manifestarse en Aoygvázer, desde campesinos hasta seres de la realeza, incluso lo había presenciado entre sus hermanos pero realmente la palabra ¨amor¨ nunca se manifestó en él como le había sucedido a otros, Kyria había amado hasta el punto de extirparse el corazón por el dolor, Kyara había amado hasta el punto de enloquecer y él amaba a sus hermanas por ser sus hermanas sin embargo sabía que el deseo por poseerlas no era amor, solo el hecho de que a ellas las miraba como las únicas a la altura, sus iguales pues la única vez que el ¨amor¨ intento llegar a él tuvo un final realmente atroz al punto en que se juró a sí mismo no volver a sentir nada por algún ser mortal, la fragilidad y existencia efímera de los mortales los hacia perfectos juguetes para el Zykhari, simples seres temporales tan frágiles como para morir en cualquier momento no debían ser amados solo utilizados, o al menos así lo miraba él.

Pero en ese instante se suponía que estaba siendo todo lo contrario a lo que era normalmente, hablar de romance sin conocerlo realmente no era tan difícil si podía reproducir lo que había visto y escuchado en el pasado al compartir charlas con su hermano ya muerto, en ese instante ella no era un objetivo con el cual divertirse una noche y después simplemente dejar al satisfacerse, el haberse acercado a ella solo por una convivencia tranquila era lo más ¨sano¨ que había hecho hasta ese instante al notar que la joven destacaba de entre el montón, su presencia distaba de los demás y eso le había causado cierta curiosidad.

Lo confirmo al observar sus expresiones, sin duda su semblante, los ojos y esa sonrisa delicada le demostró que ella era diferente de las personas que bailaban, reían y disfrutaban a su alrededor, ella desentonaba en el lugar y por eso le resulto atrayente, ella parecía un lirio blanco en medio de un campo de rosas rojas sin embargo Kylian quien disfrutaba de admirar la belleza también anhelaba destruirla y aun así, él la miro y solo asintió a su pregunta —Le daré mi más sincera opinión, aunque debo advertir que si no hay nada que ¨criticar constructivamente¨ no me quedara opción más que halagar— Aun así Kylian esperaba ver de qué forma ella lo había captado, pocos seres eran capaces de plasmar la esencia de una persona solo al mirar.

Quería ver más de ella, su arte, sus expresiones y acciones pues deseaba saber si ella realmente era un lirio o solo una rosa más del montón aunque conforme el baile avanzaba casi llegando a su final, cada movimiento y expresión le aseguraban lo primero alejándola de lo segundo pero ¿sería así realmente?.






—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar
Dromes : 54129
Reputación : 3
Mensajes : 62
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Sáb Mayo 19, 2018 9:02 am

Helena dio los últimos giros acompañados de los compases que bailaban entre las personas de aquella fiesta, lograr terminar una pieza era toda una hazaña para ella. Tenía que ser sincera consigo misma, no hubiese confiado que llegaría tan lejos, aunque la culpa la desbordase por haber utilizado al joven Kirtash para sus propósitos personales -en este caso, el baile en un ambiente desconocido- la joven dama guardaba la certeza de que Marie y sus guardas espaldas darían con ella antes de lo previsto más ahora quedaba al descubierto la poca eficacia con la que trabajan los hombres de sus padres y su propia dama; Helena se los agradecía en secreto, les agradecía la poca eficacia y lentitud para hacer su trabajo, les agradecía los minutos que le entregaban con un completo desconocido para hacerla sentir normal.

-Creo que siempre se puede encontrar un espacio de mejora para personas que, cultivamos las artes y no poseemos el talento innato de los grandes maestros- añadió con los ojos jades sobre el rostro de quien era su compañero por esa noche -Y ahora me temo joven Kirtash que usted espera demasiado de mi retrato, no debería considerar un enigma como la mona lisa pintado de mis dedos- Helena hacia uso de sus modales para responder con modestia que no era demasiado buena en lo que hacía pero tampoco demasiado mala, a la vista de todas la obra podría ser una exquisitez sin embargo bajo la mirada crítica de la joven dama, aún quedaba demasiado por alcanzar -dígame señor ¿hay algún pasatiempo que cultive en sus tiempos libres?-

La dama inglesa se detuvo cuando la música lo hizo aplaudiendo en señal de agradecimiento a los músicos, el público entre risas y aplausos vitoreaba por otra melodía mientras ella con una sonrisa suave le recordaba a su acompañante su primera afirmación “solo será una pieza”, los bailes nunca habían sido su fuerte aunque los practicara a diario y conociera cada paso correcto en el momento preciso, los bailes nunca serian su fuerte porque a ella no le agradaban; incluso si se detenía a pensarlo podría asegurar que la pieza con el joven Kirtash era la primera que no le revolvía el estómago ni la causaba nauseas, era un avance. Esperó que el decidiera salir de la pista de baile y ella con la delicadeza que caracteriza su entrenado actuar apoyó su mano en el antebrazo del joven para caminar, una costumbre demasiado arraigada en ella que esperaba a él no le tomase por sorpresa; Helena guio a Kirtash hacia donde el concurso de retratos se había llevado a cabo, aún estaban los cabestrillos en los lugares que los participantes los hubiesen abandonado, los niños comenzaban a jugar entre ellos y un gato anaranjado descansaba la mesa donde la fruta de modelo estaba colocada.


-¡Oye mira, es él cuenta cuentos!- dijo una voz femenina e infantil, una de las chicas que antes había escuchado al joven corría con sus amigos -¡Pidámosle una historia nueva!- agregó una segunda -¡Vamos vamos!- dijo un tercero -Oye pero estamos jugando ¡Yo no quiero escuchar bobos cuentos!- se negó el cuarto -¡No seas aburrido!- alegó otro chico y el revuelo ya se había armado rodeando a ambos adultos; dos niñas ya habían llegado hacia ellos y le pedían a Kirtash que contase otra historia, uno de los niños se había alejado molesto mientras que otros dos se acercaban al grupo para escuchar una historia, helena observo el cuadro que se presentaba frente a ella con cierta ternura, venía de un mundo donde los niños más que ser escuchados eran puestos en un lugar aparte y exigidos hasta que pudiesen jugar a ser adultos.

-Creo, joven Kirtash, que tiene público por esta noche- añadió dando el favor a los pequeños mientras soltaba su brazo y se colocaba “del bando” de los niños que los rodeaban, algunos mirándolos con ojos expectantes -confesaré que yo también espero una historia fantástica, si está dispuesto a dárselas a los niños me gustaría sumarme a su público- los pequeños a su alrededor vitorearon a la dama, algunos diciendo “hágale caso a su novia” y otros pidiendo que ambos contaran historias diferentes. Helena decidió que se dejaría llevar con su cautela característica, después de todo, ella buscaba la “normalidad” en una noche que podría volverse increíble.





Hablo | Actuo | Pienso
avatar
Dromes : 61604
Reputación : 3
Mensajes : 45
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Miér Mayo 30, 2018 7:45 am

Dance with me
Helena Blackstone | Parque central | Anocher

Kylian curiosamente estaba pasando un ¨grato¨ momento pese a que su naturaleza oscura lo incitaba a querer romper aquel recato en la joven, tanto formalismo tanta pulcritud y ese aire tan educado y correcto profesado de la joven, claro a Kylian le gustaba la elegancia y educación así como le gustaba lo ¨hermoso¨ en el mundo pero era un gusto adquirido por su propia cuenta pues su lado más caótico, esa naturaleza suya guiada a la oscuridad también buscaba ver esa belleza mancillada, agotada, doblegada y... destruida por su propia mano.

—Siempre he considerado que el esfuerzo supera el talento natural…incluso los grandes debieron esforzarse por mejorar— Para ese punto Kirtash de nuevo posaba su mirada en ella, realmente la joven tenía unos ojos llamativos en comparación a ese verde opaco que adquirió para esa falsa apariencia terrana —En realidad no sé lo que esperar, procuro no dejarme llevar por las apariencias— Reconoció sin más aunque resultaba curioso que lo dijera ¨no me dejo llevar por las apariencias¨ él quien estaba fingiendo ser un humano, tan lejos de su ¨yo¨ real y a la vez mostrando una faceta que tal vez en su estúpida juventud pudo haber tenido y para ese instante lo enterró muy profundo en su ser.

Aun así escuchar su pregunta lo descoloco algo que no mostro en sus expresiones faciales sin embargo no había considerado aquello ¿algún pasatiempo? Consumir poder, eliminar criaturas, ansiar la grandeza no resultaban ser ¨pasatiempos¨ de humanos, algo que resultaba ser común en su día a día incluso en esa ciudad de criaturas no resultaba ser del todo común pues todo le parecía tan absurdamente pacifico que llegaba a hastiarlo —Tengo un gusto particular por tocar la guitarra— Expreso con extrema naturalidad, había aprendido a tomar un gusto particular por el sonido de dicho instrumento, aprender a tocar fue un asunto de ver y reproducir sin embargo no era realmente algo que tuviera por ¨hobby¨, simplemente había sido lo único que se le vino en mente al ser lo más cercano a un ¨pasatiempo¨ humano.

Kylian comprendió con la mirada lo que habían estipulado desde un inicio y por supuesto no insistirá en lo contrario, al final de cuentas y por extraño que resultara para un Zykhari oscuro, Kylian poseía ese ¨honor¨ inculcado por sus hermanos mayores y la capacidad de ser un ¨caballero¨ y a pesar de ser algo natural también podía simplemente hacer caso omiso a sus enseñanzas todo dependía de su propia conveniencia. Y él espero solo unos segundos hasta que encontró una brecha para apartarse y volteo a verla para salir del circulo en su compañía, estuvo a punto de tenderle la mano, un gesto inconsciente en realidad pero no hubo necesidad pues ella ya lo tomaba del antebrazo y él solo se limitó a avanzar sin perder detalle de su alrededor pues aunque no lo pareciera y lo disimulara bien, su espíritu de cazador y el no estar acostumbrado a ¨la calma¨ provocaban que siempre estuviera en alerta.

Sin embargo el objetivo al cual se dirigían se vio abruptamente bloqueado por aquellos chiquillos a los cuales les narro aquella historia, sin duda no sería fácil ignorarlos pues ya lo rodeaban y la joven no se lo dejo fácil tampoco —Eso parece— Comento de pronto mostrando una sonrisa de esas amables con falsa resignación para demostrar que realmente no le molestaba aunque en el fondo realmente no era de su agrado…los niños simplemente no le gustaban, escandalosos, torpes y ruidosos pero no había opción —Espero tener una historia lo bastante atrayente para sus oídos y atención— Comento sin más y los invito a tomar asiento en aquellas sillas dispersas y vacías pues la mayoría estaban entretenidos en la pista de baile ante las notas danzantes y alegres otorgadas por los músicos.

Y sin perder más tiempo guio a Helena a una de las sillas, como todo un caballero y sin más respiro profundo adoptando un aire pensativo ¿Qué historia podía contarles? No conocía nada de las leyendas terranas a excepción de algunas que involucraban a los seres sobrenaturales del lugar pero no eran historias para niños…hablarles de leyendas e historias reales de su mundo no era una opción algunas podían dejar secuelas en tan inocentes y tiernas mentes por lo que solo había una opción.

—Hace mucho tiempo existió un joven de cabello negro como la noche, uno de sus ojos poseía un celeste tan intenso como el cielo primaveral pero su otro ojo poseía un color como el carbón y siempre lo mantenía oculto bajo un parche pues este ojo le mostraba visiones…cosas que él no deseaba ver porque solo le recordaban el pecado cometido en su pasado pero no hablaremos de los crímenes de este hombre, es conocida su culpa pero no el acto que lo llevo a sentirla.— Esas palabras de alguna forma provocaron en él una terrible incomodidad ¿culpa? ¿Pecado? No, él no sentía nada de eso solo estaba adornando una historia pero había algo cierto, el parche de alguna forma bloqueaba el poder del ojo de su hermano, evitaba que se mezclaran sus recuerdos y de alguna forma en su lado más egoísta detestaba ver a Kyria con ese ojo el cual no le pertenecía. Aun asi les relato paisajes hermosos, criaturas fantásticas, aventuras sin igual y batallas dignas de cuentos de hadas.

—Pero este hombre no creía en el amor, era el poder su obsesión pero sin planearlo ni esperarlo conoció a una mujer, en sus ojos habitaba el mar al igual que en su espíritu, había tanta energía, paz y alegría en ella que cautivo a nuestro joven protagonista y si aún no lo han adivinado…hablo de una sirena— Kylian empezó así a relatar vivencias del joven y la sirena, algunas experiencias hilarantes como el hecho de que el joven termino con una peluca de algas al realizar una competencia de natación con la sirena la cual perdió sin lugar a dudas, o las palabras de amor profesadas bajo la luna —noche tras noche el joven buscaba una manera de estar con ella, hacerla humana y poder vivir sin que la tierra y el mar los separaran y lo consiguió pero con el tiempo ella comenzó a añorar el mar, cada segundo lejos la consumía…la marchitaba y él debido a su amor por ella termino por dejarla ir pues el mar era parte de ella, pero no es un final triste, ellos siguen juntos, cada noche de luna llena por cuatro días ellos pueden estar juntos pues no existe una barrera para el amor de estos dos amantes— Termino por decir mientras observaba a Helena, Kylian sabia la verdad detrás de esa historia, no había terminado tan bien como había relatado…la agonía, el dolor y la muerte no eran historias para niños, simplemente había contado lo que en el fondo deseaba que hubiese sucedido con él…su historia y la primera vez que pudo llegar a sentir un sentimiento lo más cercano al amor pero la tragedia y su propia debilidad había acabado con la ilusión pues aun recordaba la sensación en sus brazos de aquel cuerpo frío y sin vida.
Imagen -Recuerdo-:





—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar
Dromes : 54129
Reputación : 3
Mensajes : 62
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Jue Jun 14, 2018 8:40 am

Helena esperó que los niños se sentaran y se ella se dirigió hacia la silla manteniendo la visión general de quienes, ahora, eran sus nuevos acompañantes. La dama inglesa tenía que admitirlo, no esperaba un gran relato ni mucho menos un relato que captara su atención ¿Cuántas eran las posibilidades que el joven Kirtash acertara a sus gustos personales sobre lectura? Tenía demasiadas posibilidades en contra como para que ella esperase algo “digno”, no era un tema de subestimación de cualidades, era simple y sencilla lógica que regía su actuar. Sin embargo ella sentía curiosidad, la vivida imagen de él relatando las historias a los niños fue lo que capto su interés en el comienzo, lo que le llevo a dibujarle y ahora tenía la posibilidad de poner en juega sus habilidades de juglar ¿lo lograría? ¿cumpliría sus expectativas?, helena solo entrego una sonrisa suave y bien ensayada ante el silencio de su acompañante mientras parecía buscar la historia correcta.

Los chicos a su alrededor comenzaban a impacientarse y como niños entre ellos mismo se calmaban y cuando la voz de Kirtash se alzó por sobre el resto para su modesto público, estos se silenciaron por completo, el no solo había captado la atención de los niños también de la dama que le hacía compañía. Helena por su parte, pasaba su atención de los niños hacia Kistash, repitiendo la acción mientras le oía atenta los niños tomaron el hilo de la historia desde el comienzo pero no fue hasta que el mencionó visiones y ojos mágicos que obtuvo la de ella; poco a poco, la dama inglesa fue ideando en su cabeza la imagen del protagonista un joven fuerte, estoico y con una gran pena interior, atractivo e intrépido, vestido por alguna extraña razón, en un estilo casi piratesco y que curiosamente presentaba el gran problema que traían esos libros que podían atraparla por completo: el protagonista al igual que sus libros y ella misma desconocían el concepto de amor en pareja, la historia poco a poco se volvía algo que ella leería hasta acabar por completo.

Helena se introdujo en la historia igual que el resto de los niños, el sonido de la fiesta a su alrededor se dispersó al igual que el lugar en donde se encontraba ahora, aquello no importaba, su sed de conocimiento estaba junto al protagonista de la historia y a la sirena que amaba, se rio relajada junto con el grupo ante las historias divertidas y contuvo el aliento en las partes álgidas, poco a poco Helena comenzó a comprender el camino de la historia y como era su costumbre a cuestionar los motivos ¿si la amaba, porque convertirla en humana? ¿no es acaso el amor pintado de una forma libre? ¿ella también deseaba ser humana para estar con él y compartir lo quera la “vida”? Las respuestas llegaron por si solas, la sirena se había transformado en humana pero tenía otro gran amor y ese era el mar, curiosamente Helena lo entendía, de alguna forma lo había previsto, el concepto de felicidad trae de la mano los altos y bajos, allí habían detalles de la historia, oscuros y quizás hasta macabros que no la volvían una historia para niños, sin embargo Kirtash tenía el don de la palabra encantando y transportando al público a la historia que él estaba contando.

El final de la historia trajo consigo un sin número de comentarios distintos, algunos niños reclamaban un “¡no! ¿Por qué la dejó ir?” “que es tonto, no debió hacer eso” mientras que otros se apuntaban por el sentido de “si la amaba, como un príncipe tenía que hacerlo” Helena por su parte guardo silencio, recordaba que al principio de la historia el joven Kirtash había dicho que el protagonista amaba el poder antes de encontrar a la sirena ¿realmente la había dejado ir o su naturaleza oscura había actuado por él? ¿el amor tenía ese alcance para cambiar a tal punto? Decidió que esa conversación no era para tenerla frente a los niños que les hacían compañía.


-¡Cuéntenos otra!- dijo uno de los pequeños luego de que no llegasen a ninguna resolución sobre el final de la historia de la sirena y el joven -¡Por favor!- añadieron a coro  -pero que la cuenta su novia- atribuyó un tercero  -¡Si!- corearon a la vez.

La dama inglesa fijo su atención en Kirtash por un breve momento ¿Cómo aclarar el tema del noviazgo frente a los niños que les hacían compañía? Decidió dejarlo pasar, como un detalle que se pasa por alto -ciertamente, yo no poseo las habilidades del relato-  comenzó y a los niños pareció no importarles, se estaba metiendo en líos con un público muy exigente ¿Qué clase de historia podía contarles? Ella no poseía grandes historias y su vida no era para comentársela a niños tan pequeños, decidió que haría lo que mejor podía hacer: contaría una historia de uno de los tantos libros que había leído en su vida, fue así como Helena se dedicó a narrar “sueño de una noche de verano” del maestro Shakespeare.

Los niños acompañaron la historia con uno “eso no puede pasar” “como son tan tontos” y finalmente terminaron riendo con la resolución del lio que habían creado las hadas, los pequeños se despidieron una vez que la historia se dio por finalizada y agradecieron a ambos por entretenerlos con algo tan simple; Helena esperó que los niños se fueran antes de dirigirse a quien, aún era su acompañante -Me atrevo a afirmar, joven Kirtash, que la guitarra puede ser su pasatiempo pero la forma en que trasmite las historias es una de sus cualidades y ahora que los niños nos han dejado, cuénteme ¿realmente ese es el final del amor del joven y la sirena?-




Hablo | Actuo | Pienso
avatar
Dromes : 61604
Reputación : 3
Mensajes : 45
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Miér Jul 04, 2018 12:21 am

Dance with me
Helena Blackstone | Parque central | Anochecer


Al termino del relato, Kirtash solo les mostro una sonrisa tranquila a los pequeños que comenzaban a exponer sus puntos de vista ¨¿Por qué la dejo ir?¨ Aquella pregunta de alguna manera había hecho mella en él aunque seguía manteniendo ese semblante tranquilo sin exponer realmente lo que pasaba por su mente ¨si, no debió hacer eso¨ pensaba pero en referencia a lo que había sucedido realmente con la sirena —Precisamente…porque la amaba, recuerden que desde un inicio, el protagonista no sabía lo que era amar a alguien y lo que lo hizo enamorarse de ella era lo mismo que de alguna manera los separaba— Él lo había dicho, en sus ojos danzaba el mar, ella amaba tanto el mar y eso fue lo que en un inicio capto su atención, la devoción de la sirena, su alegría, sus tristezas, su calma o sus arrebatos como el ímpetu del mar, pero había algo más, algo que posiblemente los niños por su inocencia no podían captar y es que Kirtash no estaba relatando la historia como había sido en su totalidad, la había adaptado precisamente para ser escuchada por un público infantil.

Sin embargo los niños continuaban con el debate respecto a lo que el protagonista debió o no hacer, algo que incluso él se cuestionaba por momentos cuando los recuerdos del pasado llegaban a su mente buscando atormentarlo en algún momento de debilidad, pero ya no había más que hacer, ella estaba muerta. —… — Fue entonces que salió de sus pensamientos, se había perdido por breves segundos cuando de nuevo los escucho pedir otro cuento ¨que la cuente su novia¨ había dicho uno de ellos y Kylian ya buscaba la manera de ¨aclarar¨ ese punto, pero ella se había adelantado dejando pasar ese detalle por lo que simplemente hizo lo mismo.

Fue así que tomo su lugar como espectador esperando por alguna historia terrana, conocía muy pocas historias de ese mundo, había aprendido que muchas eran inventadas, algo que difería con Aoygvázer pues todos los cuentos y relatos formaban partes de situaciones que habían sucedido y que con el tiempo se convirtieron en leyendas. Aun así, al igual que los niños parecía divertirse por la curiosa comedia narrada por la joven y al término, se despidió de los pequeños quienes animados se fueron a jugar imitando las situaciones narradas por ambos, pues al parecer les habían dado material para seguir sus juegos llenos de ¨imaginación¨ para así dejarlos solos de nuevo.

—Gracias, aunque tu historia también fue entretenida— Aunque omitió el detalle de que era la primera vez que escuchaba una historia así, él se enfocaba en investigar las leyendas de ese mundo, los secretos que podía encerrar y el provecho que podía sacar para adquirir más de aquello que le obsesionaba…poder —… — Pero su pregunta lo descoloco, realmente no había esperado que aquello se quedara como una incógnita en la cabeza de ella —No lo es, modifique algunas partes de la historia para los niños— Admitió pero no con vergüenza —¿quieres saber la verdadera historia?— Cuestiono y no tardo ni dos segundos en reprocharse mentalmente por aquello, lo había dicho sin pensar en realidad y se recrimino internamente su error aunque ¿Qué podía pasar? No era como si una historia relatada de manera ¨ficticia¨ lo expusieran o al menos así lo pensaba, en ese instante no tenía la apariencia narrada en el cuento por lo que no había riesgo.








Última edición por Kylian & Kyria el Dom Jul 22, 2018 6:19 am, editado 2 veces


—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar
Dromes : 54129
Reputación : 3
Mensajes : 62
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Vie Jul 20, 2018 8:07 am

Helena le observó por unos segundos en silencio luego de que el caballero admitiese que efectivamente había modificado la historia ¿quería escuchar la verdadera? No estaba segura, dudaba, he ahí la razón de su actual y largo silencio. Una parte de su cerebro, esa que amaba las historias de encuentros fantásticos, esa que anhelaba lo que no comprendía y no podría tener, no quería saber el verdadero final porque si no estaba equivocada, el héroe mítico, estoico y con esos aires de pirata que ella le había atribuido amaría más las ansias de poder que el joven Kirtash mencionó al comienzo de la historia que a la sirena... ¿Ella quería eso? Su racionalidad le impedía quedarse en la duda pero de forma incomprensible deseaba equivocarse, la cruzada interna delatada por el silencio le hacía dudar - adelante- dijo al fin, con esa sabor a resignación y deseo de estar en lo incorrecto, esas sensaciones inconexas tan características de su jaula de oro. Aun así sabía que para su lógica perfecta, para su inteligencia, era demasiado escasos los márgenes de error.

Se acomodo nuevamente en la silla que su acompañante había encontrado para ella y le escucho con una atención total, no solo estaba grabando los recuerdos del relato en su memoria implacable también lo estaba grabando a él, en los movimientos, gesticulaciones, expresiones de emociones y deseos, todo lo que le permitiese repasar esa noche en privado, lejos de la mirada intransigente de su madre, lejos de las reglas de la casa, en el único espacio que aún seguía siendo suyo, privado, el espacio que Violeta no podía alcanzar, sus memorias y Kirtash se quedaría allí, en sus memorias porque el encuentro de esa noche era una posibilidad ínfima entre un mar infinito de posibilidades,

La decepción la alcanzó cuando descubrió que efectivamente el héroe de la historia había mermado en la sirena sólo por el amor más grande ¿podía haber deseo más egoísta que aquello? No tenía una respuesta para eso y aquello no era bueno, su racionalidad no dejaría que lo pasara con facilidad - creo que he pre juzgado de forma errónea a nuestro protagonista, en un comienzo estaba segura de que sólo era un bárbaro egoísta con el único amor que él creía posible, el poder- convino al fin -más ahora estoy segura que nuestro protagonista ha podido vivenciar lo que es el amor ¿no es el amor acaso un sentimiento de renuncia y devoción? ¿No es el amor acaso algo por lo sé está dispuesto a dar todo?- el debate interno de la dama inglesa está vez era compartido con el joven que le hacía compañía - creo que nuestro protagonista ha vivenciado en carne propia la dicha y desgracia que trae el sentimiento que todos anhelan pero pocos logran alcanzar ¿usted qué opina joven Kirtash? ¿Cree que nuestro protagonista podría definirnos lo que significa amar a alguien más? ¿Cree usted que nuestro protagonista hubiese accionado de forma distinta? Yo me atrevo a indagar que, aunque lo hubiese querido, ya era demasiado tarde para él, la sirena ya lo había encantado- la dama inglesa poseía una brecha romántica que sólo conocía de los libros que había leído y aunque fuera consciente de ello, en el fondo no sabía cómo conectar esos sentimientos y por ello los racionalizaba para intentar encontrarles algún significado, para Helena el protagonista con aires de pirata ahora estaba más cerca de su agrado, era más humano de lo que creía y lo había juzgado mal, muy mal, suerte para su distinción, solo era el protagonista de una historia.

- ahora joven Kirtash ¿dónde ha encontrado esa historia fantástica? No recuerdo haber leído algo como ello antes- y Helena estaba segura de que lo recordaría a la perfección - ¿Quién es el autor de la historia? Me ha interesado seguir leyendo sobre sus cuentos ¿o es alguna leyenda de su provincia? - la dama inglesa esperaba que no, seguirles la pista a las leyendas urbanas implicaba un mayor esfuerzo, uno que incluso podría significar viajar al lugar para obtener los hechos concretos y ella estaba segura que eso estaba fuera de su alcance, Victoria no lo permitiría, no permitiría nada que le diese algún tipo de esperanza y libertad en su vida de oro.




Hablo | Actuo | Pienso
avatar
Dromes : 61604
Reputación : 3
Mensajes : 45
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Dom Jul 22, 2018 6:20 am

Dance with me
Helena Blackstone | Parque central | Anochecer


Kirtash tan solo espero a que ella respondiera, notaba el dilema en su mirada, la manera en que se cuestionaba si deseaba o no escuchar la verdad detrás de aquella historia con final feliz y en el fondo esperaba que ella se negara, decir la verdad del relato lo hacía más real para él quien en el fondo realmente había deseado que el final feliz fuera el único verdadero, pero fueron sus ansias de poder lo que le llevaron a perder a la única persona que le había hecho experimentar algo más que ese amor retorcido que sentía hacia sus hermanas pero ella había terminado por ceder ante la verdad del relato.

—Como podrás recordar, el protagonista estaba obsesionado con el poder, fue esa obsesión lo que provoco que perdiera el ojo en una batalla buscando poder el ojos azul lo adquirió tiempo después pero decirle eso a los niños no me resulto ideal como el resto de la historia, el protagonista no conoció a la sirena por casualidad, ella sabía la ubicación de un objeto ¨divino¨ un artefacto especial otorgado por un Dios y él ansiaba el poder de ese objeto por lo que se acercó a la sirena con la única intención de utilizarla pero mientras pasaba el tiempo a su lado en sus intentos por engañarla para que lo llevara por voluntad al artefacto, sus sentimientos comenzaron a cambiar al punto en que comenzó a pensar en renunciar a sus ansias de poder, se dio cuenta que realmente disfrutaba la compañía de la sirena, la manera en que sonreía, la forma en que lo miraba y encontró la manera de convertirla en humana un tiempo pero deseaba que ella se convirtiera a voluntad para no negarle su amor al mar y a él, para eso necesitaba más poder pero mientras lo buscaba ahora por sus sentimientos y no por egoísmo…pero ese fue un error, había captado la atención de un ser poderoso ¨Si me vences obtendrás mi poder, pero si yo venzo…bien, lo descubrirás cuando pase¨ fueron las palabras de ese ser y nuestro protagonista accedió pensando que lo peor que podía pasar era que le quitara parte de su poder, había subestimado a su contrincante pues se creía poderoso…fue un gran error pues estando débil, herido y derrotado descubrió lo que había apostado y perdido, no pudo hacer nada más que observar como la sirena era asesinada ante sus ojos, al final solo pudo sostener entre sus brazos el cuerpo frio y sin vida de la sirena— Termino por relatar, en su voz no había indicio alguno pero en su mirada, sus expresiones habían cambiado un poco como si realmente sintiera aquel desenlace, eso podía pasar como un buen ¨cuenta cuentos¨ que buscaba causar alguna emoción en quien le escuchaba.

Pero la verdad era que si lo sentía, aun lo sentía pues había instante en que cerraba los ojos y en sueños evocaba el recuerdo ¨no quiero morir…Kylian…no quiero morir¨ Le había dicho ella, le imploraba por su vida en un ultimo suspiro y él no había podido hacer nada para salvarla, todas sus fuerzas se habían agotado en la batalla…de no haber caído en la provocación, de no haber sido tentado por el poder para poder tenerla sin cambiar lo que la hacía ser ¨ella¨, aunque eso era una parte, fue por ella y por él, al final de cuentas el poder seguía siendo su ambición aun si se había convencido que era para poder estar con ella sin privarla de su amor, el mar.

El pelinegro se mantuvo en silencio mientras la escuchaba ¿realmente había renunciado a su ambición de poder? En su momento estaba seguro que lo había hecho por ella pero ¿no había regresado en búsqueda del poder aun si había sido para poder estar con ella sin limitante?, le fue inevitable apretar una mano en un puño ¿realmente lo había dado todo? No estaba seguro de eso ¨pude haber hecho más…¨ pensó, ahora que relataba la historia, que rememoraba desde otro punto como alguien ¨externo¨ se estaba dando cuenta de eso, ver que estaba muriendo lo había bloqueado, saber que no había podido vencer cuando se creía poderoso lo había bloqueado y termino por sentirse incapaz...incluso había estado horas abrazando su cuerpo sin vida ¨para seres como nosotros el amor solo es un obstáculo, algo innecesario que solo nos frena¨ le había dicho aquel ser misterioso antes de desaparecer y a esas alturas Kylian lo pensaba así, había intentado amar, había experimentado algo como eso y no pudo protegerla, y fue precisamente ese sentimiento lo que provoco su muerte.

—Cada quien experimenta el amor de diferente manera, el protagonista podría definirlo a su manera de ver el amor pero podría no ser la misma forma en que tu o yo lo vemos, él se enamoró después de acercarse a ella con la intención de utilizarla, no contó con el hecho de que la convivencia con ella lo terminaría cambiando— Resultaba irónico hablar de sí mismo como alguien independiente, si ella supiera que tenía delante de ella al protagonista de la historia ¿Qué pensaría? ¿Qué le diría? Eran preguntas de las cuales no buscaba respuestas pues no planeaba revelar su identidad, estaba seguro que posiblemente no volvería a verla más allá de ese encuentro casual.

Pero su pregunta lo tomo desprevenido una vez más, realmente era curiosa y él no había preparado su farsa hasta ese punto, había creado su ¨disfraz¨ para mezclarse entre los humanos sin que Kyria le siguiera la pista pero no había pensado en los detalles a fondo de su farsa, no había planeado invitar a bailar a nadie pero ella había sido lo bastante atrayente para él como para hacer algo así y ahora estaba en esa situación ¨si le digo que vengo de otro mundo pensara que soy uno de esos extraños seres cabezones de ojos negros y piel verde¨ pensó sin recordar como le llamaban los terranos a esos seres, aun así no debía pensarlo demasiado lo sabía —La escuche de un artista ambulante, dijo que un viajero con un parche en el ojo se la conto, tal vez me lo dijo de esa forma para mantenerme intrigado, posiblemente invento la historia o tal vez ese viajero con un parche si existe y está por ahí contándole la historia a las personas en sus viajes— Comento con una sonrisa que demostraba cierta diversión por revelarle eso, no había mentira en su voz aun si él sabía que eso solo fue su manera de salirse del embrollo.

—Es mejor así ¿no crees? El misterio respecto al origen de la historia, tal vez para alguien en el mundo fue real y decidió compartir su experiencia a manera de cuento fantástico...— Estaba demasiado ¨metido¨ en su papel al punto en que incluso estaba disfrutándolo como si fuera algo real su farsa de humano —Sé que solo te pedí bailar una pieza conmigo pero, ¿existe la posibilidad de un encuentro futuro?— Cuestiono posando su mirada de ese verde opaco en ella, lo había dicho sin pensar, se estaba dejando llevar por su mentira.









—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar
Dromes : 54129
Reputación : 3
Mensajes : 62
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Dom Jul 29, 2018 7:02 pm

El rostro de Helena no pudo esconder la decepción cuando el joven Kirtash le mencionaba que un tercero había compartido la historia, bien era un desaliento en su afán de saber a fondo y conocer más de lo que conseguía encantarle, era casi mágico la forma en que el joven de cabellos negros le indicaba como un tercero con un parche le había contado la historia ¿Aun existirían hombres así? Mágicos, envueltos en la bruma de las letras que parecían proceder de una época tan distinta a la cual ellos habitaban ahora -No- convino al fin ante su primera pregunta -No creo que sea mejor así- afirmó con delicadeza ante la negativa que había impuesto hacia su acompañante. En otra instancia y bajo la mirada intransigente de su madre eso le hubiese costado una buena reprimenda más aún si él hubiese sido un pretendiente de la joven dama pero ahora, solo eran dos extraños que llevaban una conversación y aquello le permitía a Helena saborear lo que era la “normalidad” -Si un completo extraño con tales características me relatase aquella historia y aquel completo extraño hablase de sirenas y seres fantásticos me encantaría conocerle- la dama inglesa le dedico una de sus sonrisas encantadoras -¿Sabe porque joven kirtash? Porque significaría que no todo está perdido- “Porque significaría que aún hay esperanzas para huir con él”

Helena no revelaría sus pensamientos en voz alta porque implicaban abrir una puerta hacia un extraño que no estaba dispuesta a dar la llave, sus problemas eran solamente suyos y los guardaría de aquella forma. No le dio tiempo al cuenta cuentos de que indagase más en su afirmación y se centró con ahínco en su última pregunta ¿cómo decirle que eso sería imposible? Cómo explicarle que el encuentro inusual que estaban teniendo era solo eso, un encuentro irrepetible porque en ese mundo que habitaban ellos no había caballeros, sirenas, piratas y heroicos hombres de parches en el ojo dispuestos a abandonar sus ansias de poder por algo tan poderoso como el amor, porque él no subiría a su torre a buscarla, ni haría amago de sacarla de la jaula de oro y si lo hacía ¿a donde huirían? Ella estaba atada a su destino pre escrito y necesitaba sacarse de encima la pregunta y su última afirmación con rapidez.

Acomodo el dobladillo de su vestido con un movimiento elegante solo para hacerle creer que su silencio se debía a la vergüenza que le causaba aquella pregunta atrevida fuera del encuentro acordado -Suelo frecuentar el parque durante las tardes soleadas para disfrutar de un té, sin embargo, no nos sentamos frente al público solemos caminar hacia la fuente porque el ruido del agua cayendo lejos del bullicio inicial de los autos me resulta relajante, también suelo acercarme hacia el teatro para practicar piano en las mañanas o en las funciones más llamativas a disfrutar de las obras, ciertos días de la semana asistimos a la iglesia, no puedo acercarme a la biblioteca pública, la playa, la montaña o los jardines de gra, el parque de diversiones u otros lugares, no puedo asegurarle un encuentro directo ni una correspondencia regular, solo puedo entregarle esas directrices con el ensueño de un próximo encuentro, una posibilidad entre infinitas posibilidades, de ser así pasará de un recuerdo a una recurrencia, de no ser así, solo quedará como un retrato y una pieza de baile-

La dama inglesa estaba siendo lo más sincera que se permitía con el joven cuenta cuentos, no podía entregarle una dirección ni un lugar porque era imposible, porque su madre no lo permitiría, porque si Violeta se enteraba que había compartido su tiempo con un extraño sin título la encerraría por un tiempo indefinido pero aquello tampoco sería algo que ella le diría a él. La atención de la dama inglesa pasó del joven Kirtash a su nombre evocado desde los labios de varios hombres que se abrían paso en la feria y entre la multitud, la alcanzaban y encontraban antes de tiempo; el suspiro se escapó de sus labios mientras se levantaba del asiento acomodándose la caída del vestido -Creo que debo retirarme joven Kirtash y también sé que para usted sería mejor si no lo viesen conmigo- Helena le dedico otras de sus sonrisas encantadoras mientras ponía en correcta posición su vestido, su cabello y toda su apariencia, su postura tranquila, relajada cambio hacia su posición de espalda recta y andar perfecto con la barbilla ligeramente alzada en esa mirada de orgullo que toda dama de alta cuna debía demostrar -espero volver a verle-




Hablo | Actuo | Pienso
avatar
Dromes : 61604
Reputación : 3
Mensajes : 45
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Jue Ago 09, 2018 8:37 pm

Dance with me
Helena Blackstone | Parque central | Anochecer


Resultaba realmente atrayente como las expresiones de ella resultaban ser tan claras y contuvo la gracia que eso le causo, si tan solo supiera que ahí frente a ella estaba el protagonista de esa historia, que irónicamente estaba revelando un fragmento demasiado importante de su vida que lo había marcado de una manera indescriptible, de una forma dolorosa al punto de que fue capaz de conspirar con una de sus hermanas para deshacerse de su hermano causándole un gran sufrimiento a su otra hermana…él estaba podrido y eso solo se agravo tras la muerte de la sirena.

Sin embargo por un instante, solo por un momento estaba permitiéndose experimentar una ¨vida normal¨ aun si ese no había sido su objetivo inicial, simplemente al verla sintió esa inexplicable necesidad por interactuar con ella como había hecho, tal vez porque de alguna manera pese a su apariencia y actitud, ella parecía un pajarillo enjaulado, frágil y sin experiencia y en parte se debía a su percepción de verla como un ¨alma atormentada¨ lo que también lo impulso, ella resaltaba entre el montón debido a todos esos aspectos.

Y tan solo espero a tener una respuesta de su parte, escucho con atención los lugares que ella le revelaba, había imaginado que sería difícil un segundo encuentro, ella tenía ese aspecto de princesa o mujeres de alta cuna de su mundo, ese tipo de mujeres que parecía debían obtener permiso incluso para respirar, el tipo de mujer que él tenía por gusto retorcido el cortejar, hacerlas perderse y olvidar el recato para después destrozar esas ensoñaciones, él solo buscaba destruir lo que le resultaba falso, pero la joven ahí ante él tenía sus propios pensamientos aun si a todas luces le habían impuesto otros.

—Espero coincidir contigo algún día— Comento mostrando una sonrisa, no demasiado marcada pero si visible, amable, agradable como se había mostrado hasta ese instante lejos de parecer el típico ¨mujeriego¨, las voces cada vez se escuchaban más cerca y observo a los hombres acompañados por una mujer acercarse a donde estaban, la miro por unos segundos y se aventuró a tomar su mano con cuidado —Fue un verdadero placer, esperare paciente a que nuestros caminos vuelvan a cruzarse— termino por decir depositando un beso en el dorso de su mano para después alejarse del lugar antes de que los sorprendieran juntos y cuando estuvo lo bastante lejos, miro por última vez a la joven quien ya estaba siendo custodiada, una última mirada, una última sonrisa y sin más comenzó a caminar, no tenía la intención de volver a verla aunque realmente el destino actuaba de maneras indescriptibles.








—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar
Dromes : 54129
Reputación : 3
Mensajes : 62
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.