6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Vie Jun 02, 2017 12:58 pm

Dance with me
Helena Blackstone | Parque central | Anocher
Comenzaba a desesperarse, nada parecía variar en ese mundo tan insípido, los bosques, el cielo, el mar y los astros le resultaban tan opacos y faltos de vida sin mencionar la poca concentración de magia que ahí se podía percibir, nada importante pasaba y no había fuentes de poder lo suficientemente atrayentes para el Zykhari, al menos ninguna que valiera por completo la pena y el esfuerzo a excepción del único ser al cual envidiaba y codiciaba su poder. Sabía que Nykhal estaría alerta al sentir la presencia de él y sus hermanas en la ciudad sin embargo de momento Kylian no estaba dispuesto a revelarse ante él, en una pelea individual sabía que tenía pocas posibilidades de victoria y sin duda una batalla sería inevitable si ¨el oscuro¨ y él se encontraban en la ciudad, por provocación o casualidad no importaba, el resultado sería el mismo, Kylian nunc huía de una batalla pero tampoco era estúpido y si quería encontrar esas fuentes de poder que leyó en el Arkhäe el cual hablaba de ciertas reliquias –que aún no lograba detectar- y que estaban dispersas en las zonas mágicas del mundo Terrano. Sin duda debía pasar desapercibido incluso para su melliza si quería lograr su objetivo aunque con ese ojo derecho resultaba difícil más no imposible.

Para eso encontró la mejor forma de pasar desapercibido incluso para su hermana, si bien estaban ligados por medio de la red telepática y aún más por los ojos negros implantados del mayor de los caomhnóir, si no usaba sus poderes de forma continua no resultaría extraño para Kyria y de esa forma podría conseguir información sin parecer sospechoso, si los humanos de ese mundo resultaban ser similares a los de Aoygvázer seguro tendrían algo interesante por contar respecto a los objetos que él buscaba o incluso podrían saber algo de una extraña caja…esa caja la necesitaba para regresarle sus sentimientos a kyria y sobre todo mantenerla bajo control para que llegado el momento no interfiriera con sus planes, no importaba cuanto amara a su hermana, sus ansias de poder siempre serían más grandes pese a que buscaría a toda costa la forma de no dañarla y eso solo lo lograría controlando su corazón.

Fue cuidadoso al ir realizando el brebaje que le ayudaría para su propósito, alrededor de medio mes paso para tenerlo listo pese a saber que con un hechizo sería suficiente y más rápido pero también riesgoso, una concentración de tal poder llamaría la atención de varios seres pertenecientes a ese mundo o seres de otras dimensiones que habitaran el lugar pese a que esos le resultaban indiferentes, era Kyria de quien debía mantener oculto ese secreto pues conociendo a su hermana sospecharía y lo mantendría vigilado lo cual si bien no lo frenaría, si lo obstaculizaría. La única ventaja de la pócima era que necesitaba ingerir muy poco y por ende el sobrante podía guardarlo en capsulas, la desventaja radicaba en el tiempo de efecto el cual podía variar y para eso le servirían las capsulas.

El día por fin había llegado, Kyria había salido a buscar pistas respecto al paradero de Kyara y él no estaba ni remotamente interesado en buscar a la menor de sus hermanas pues sabía que Kyara lo contactaría tarde o temprano, en su lugar aprovecharía para reunir información usando una apariencia y energía similar a la de los terranos comunes. Ingirió la primer capsula y fue cuestión de segundos para que comenzara a hacer efecto, algo en su interior se sentía como si quemara, fuego creciendo en sus entrañas, fuego que recorría cada espacio de su cuerpo, su ojo derecho comenzó a palpitar con fuerza y de manera dolorosa, se negaba a aceptar el cambio y eso solo podía tener una explicación; Ese ojo no le pertenecía. Pero Kylian no estaba dispuesto a dejarse afectar por su hermano muerto ¨Sigues siendo una jodida molestia Kyriel¨ pensó mientras el brebaje continuaba realizando el cambio hasta que después de un par de minutos, al verse al espejo observo que lo había logrado, el cabello seguía siendo negro pero le había crecido poco más debajo de los hombros, sus ojos adquirieron un color verde opaco casi café como las hojas al ir perdiendo su color aunque la estatura seguía siendo la misma pese a que su musculatura había variado solo un poco, aún tenía el cuerpo trabajado pero ligeramente más delgado que su apariencia real, incluso su rostro tenia ciertas características diferentes, lo bastante notables como para no relacionarlo con su verdadero yo y su energía fácil podía pasar como la de un humano con la diferencia que incluso en esa forma podía usar sus poderes, un ¨camuflaje¨ casi perfecto.

Fue así que sin perder más tiempo se dispuso a salir de la posada donde se estaban hospedando, desde hace un tiempo él y su hermana se habían dado cuenta que los Zölts eran el equivalente al ¨oro¨ de este mundo aunque los Zölts tenían una concentración más densa del 10% en comparación del oro terrano, los Vÿrz el equivalente a la plata con la misma proporción de densidad y los Zÿkhs resultaron ser la moneda más devaluada al ser similar al cobre con la misma proporción de densidad por lo que con los Zölts y los vÿrz les era más que suficiente, solo tuvieron que ¨canjear¨ la mitad del dinero que portaba –cada uno- a la moneda Terrana seguido de la conversión a la moneda de Éadrom, al principio había resultado complejo pues los habían querido estafar sin embargo eso ya no resultaba ser un problema. Sin pensarlo demasiado tomo algo de dinero y salió por la ventana de la posada para que nadie lo viera salir.

El atardecer había caído desde hace varias horas al punto en el cual comenzaban a verse los matices característicos del atardecer, el transcurrir del tiempo en ese lugar aún le resultaba relativamente corto aunque no se podía hacer mucho al respecto y sin más se dispuso a caminar por las calles del lugar, en ese momento si bien estaba investigando, solo tenía el deseo de explorar y conocer, familiarizarse con su entorno para así llegado el momento proceder con su plan —¡La caravana gitana ha llegado a la ciudad! no pierda la oportunidad de pasar un buen rato, ¡aproveche que la caravana solo estará hasta mañana! ¡Vaya, vaya! No pierda tiempo, están ubicados en el parque central— Kylian noto que en ciertos puntos había mas niños dando a su manera la misma información ¨caravana gitana¨ pensó interesado pues el termino ¨caravana¨ le resultaba familiar aunque no tenía idea a qué tipo de raza se referían con ¨gitanos¨ pues para él que nada sabía de ese mundo clasificaba cada termino como ¨Raza¨.

Se tomó su tiempo para llegar, los tonos del crepúsculo comenzaban a desaparecer para dejar paso al cielo nocturno el cual a esas horas aún conservaba cierta claridad, no le fue difícil llegar a ese curioso festival pues los sonidos, colores, el ajetreo y las voces mezcladas de las personas llegaron a sus oídos cuando ni siquiera había llegado a la entrada y confirmo que no había demasiada diferencia a las caravanas de varias etnias de su mundo por lo que sin más se aventuró al lugar para ver las similitudes y diferencias entre las culturas de ambos mundos.

Todo rebosaba de vida, las personas reían, hablaban, cantaban, danzaban, había un sinfín de actividades en el lugar y por primera vez ese mundo no le resulto aburrido ni burdo a Kylian quien pese a todo tenía cierta predilección por las cosas hermosas de cualquier índole –personas, naturaleza, cultura- y simplemente se permitió disfrutar el momento al mismo tiempo que se mantenía alerta para detectar cualquier indicio de magia o una fuente de poder como la que buscaba.
Escena:





—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar

Dromes :
26480
Reputación :
1
Mensajes :
38

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Dom Jun 11, 2017 9:58 am

Aquel día venía siendo especialmente desgraciado para la joven Blackstone -Bien hecho- había dicho Victoria luego de que el joven Son Gohan abandonara las dependencias de su mansión y ella se enfocase en la improvisación del piano para calmar su tristeza interior -Si tu no quitabas a ese niñito del camino iba a hacerlo yo- agrego su madre parada justo al lado de ella mientras los ojos turquesa la de hermosa pelirroja de piel de porcelana no podían creer las palabras de Victoria -Ha sido una grata sorpresa descubrir que puedes ser cruel con un niño de quince años, Helena te he educado bien- asintió Victoria con una sonrisa justo antes de tomar asiento en el salón donde Helena tocaba el piano -Ahora no quiero que te salgas de la pauta, practica lo que tienes para hoy, nada de desobediencias, no querrás que me moleste- La hermosa y cruel mujer que podía ser Victoria acompañó a su hija mientras esta caía en la desesperación interna bajo su perfecta interpretación del maestro Fryderyk Chopin “Nocturne” opus 9, segunda pieza.

La sensación de amarga insatisfacción acompaño a Helena durante todo el día en Japón
”¿He sido cruel?” la pregunta que acosaba sus pensamientos mientras tocaba el piano, mientras merendaba junto a su madre, mientras asistía a los sermones del párroco que sus padres se habían traído de Inglaterra, mientras la fiel Marie la ayudaba a bañarse, peinarse y vestirse para el almuerzo con su padre y un especial invitado; Helena solo consideraba que sus palabras fueron directas ella solo sentía que había hecho lo correcto ya que no se permitiría engañar a quien le debía su vida y un par de cosas más, sin embargo, bien sabía que del amor y sus designios no conocía absolutamente nada.

Aquel día, el almuerzo en la mansión de los Blackstone era para un concejal amigo de su padre y como ella podía asumir un potencial pretendiente. El hombre mayor que estaba sentado frente a ella en esa ocasión era risueño, de esos que los hoyuelos se formaban en las mejillas frente a cualquier sonrisa, de habla certera y un buen potencial de dinero para invertir en lo que el Alexander Blackstone deseara, Victoria lo había catalogado como encantador, a Helena le parecía repulsivo. Ella no hablo durante todo el almuerzo, tolero la compañía de aquel hombre mayor durante la caminata de la tarde y volvió a arreglarse bajo la mirada intransigente de su madre para la salida del crepúsculo
“Irás donde te han invitado y mantendrás tu boca cerrada, no olvides que por tu culpa estamos metidos en este país de barbaros” ella, durante su vida, había aprendido que no había una forma segura o una forma concreta de escapar a los designios de sus padres y un pretendiente con millonarias sumas de dinero.

Llegada la hora la fiel Marie, cuatro de los guardas espaldas y Helena iban hacia el punto de reunión, a la fiesta que le habían invitado sin embargo ni ella, ni Marie, ni los guardas espaldas llegarían al punto designado. Bien podría haberse tratado del azar o la suerte que con conocido capricho le entregaba a la hermosa pelirroja de piel de porcelana unas horas de gracia en su acomodada desdicha, fuese cual fuese la resolución, el grupo había sufrido un accidente chocando y haciendo trizas una carreta. El guarda espaldas que conducía había tenido que dirigirse con las personas afectadas a constatar lesiones y accidentes con una pareja de policías que estaban encargados del orden en la festividad del crepúsculo, el resto del grupo tenía prohibición de abandonar el lugar y Helena solo deseaba adentrarse en el mundo de colores y cantos que aparecía frente a ella
-De acuerdo señorita- había dicho Marie mientras la tomaba del brazo y uno de los guarda espaldas comenzaba a caminar detrás de ambas -Solo será una mirada y regresamos, no queremos tener problemas- Marie le dedicaba nuevamente esa mirada, esa que le daba la impresión de tenerle una lástima infinita y por ello podía permitirle ciertos lujos cuando su madre no se encontraba presente.

Y ahora, Helena estaba perdida en medio de aquella festividad, lejos de Marie, lejos de los guardas espaldas y lejos de que ella era, allí bajo las luces brillantes, las risas de las personas y la música animada podía experimentar lo que era la libertad. No fue su deseo perderse, no fue su deseo separarse de Marie ni del hombre que las cuidaba a ambas, el gran tumulto de gente hizo lo suyo y ahora ella estaba en un lugar de la festividad del crepúsculo que no habían recorrido, sabía que Marie estaría preocupada, sabía que sus guardas espaldas temerían por su empleo y la buscarían hasta el final pero mientras aquello no ocurriese, mientras un mar de hombres armados no la rastreasen como sabuesos de caza ella se permitiría ser egoísta y disfrutaría de eso que rara vez podía experimentar. Avanzó observándolo todo y sus ojos turquesas guardaron cada imagen como una fotografía de recuerdo, se detuvo en un puesto de piedras preciosas comandado por un niño con capa quien vocifera a toda voz que las piedras mágicas cumplían un deseo a un alto precio, Helena no llevaba dinero de ser así hubiese comprado el topacio que parecía llamarla. Continuó su avance hasta un concurso de retratos el premio era una caja de chocolates baratos aquello le hizo tal gracia que negocio con sus perfectos modales y su inteligencia innata la entrada al concurso por las horquillas de lápiz lasuli que antes sostenían sus largos cabellos naranjos más un beso casto en la mejilla del organizador bajito y regordete.

Al igual que el resto de los competidores se quedó de pie frente al improvisado cabestrillo de dibujo, dándole la espalda al público que observaba la competencia pero que tenía una visión perfecta de su trabajo. A la hermosa pelirroja de piel de porcelana el retrato le parecía simple solo debía dibujar un par de frutas en un bol, sin embargo lo que sus perfectas manos comenzaban a trazar en la hoja blanca era la imagen que estaba detrás del bol, al joven que improvisaba historias para los niños que se sentaban a oírlo.




Hablo | Actuo | Pienso
avatar

Dromes :
34149
Reputación :
1
Mensajes :
32

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Dom Jun 11, 2017 8:49 pm

Dance With Me.
Helena Blackstone | parque central | anochecer
Llevaba ya algunos minutos desde que llego al festival, se tomó su tiempo para recorrer el sitio intentando encontrar algo que llamara su atención, cualquier cosa que indicara algún poder sin embargo nada parecía tener ese ¨algo¨ que él buscaba, al menos fue así hasta que llego a un puesto donde tenían en exhibición una especie de pergamino antiguo, las letras no se podían leer pues estas habían sido degradadas con el tiempo aunque estaba seguro que los caracteres ahí marcados pertenecían a Tykhrón, uno de los mundos destruidos en Aóygvazer sin embargo debía ser precavido al notar que diferentes seres se encontraban ahí en el carnaval, aquel encargado del puesto donde se encontraba el pergamino resulto ser un habitante de ese mundo, supuso que tal vez había llegado a la Tierra al escapar de la destrucción de Tykhrón.

Simplemente no podía llegar y decir que quería el pergamino, al parecer en ese sitio llegaban algunos que podían considerarse ¨bardos¨ y el ser de Tykhrón se encargaba de escribir las anécdotas, cuentos y canciones que los juglares relataban, al parecer cuando uno se iba elegía un libro o pergamino de la colección como ¨recompensa por el entretenimiento¨ así que ahí miro su oportunidad, tomo asiento en un banco frente a la carpa y los niños instintivamente comenzaron a rodearlo aunque parecían predominar las niñas sobre los varones y Kylian les sonrió, cualquiera que lo mirara no sospecharía del ser despreciable que ocultaba su verdadera personalidad.

—Hubo una vez una princesa increíblemente rica, bella y sabia. Cansada de pretendientes falsos que se acercaban a ella para conseguir sus riquezas, hizo publicar que se casaría con quien le llevase el regalo más valioso, tierno y sincero a la vez. El palacio se llenó de flores y regalos de todos los tipos y colores, de cartas de amor incomparables y de poetas enamorados. Y entre todos aquellos regalos magníficos, descubrió una piedra; una simple y sucia piedra. Intrigada, hizo llamar a quien se la había regalado. A pesar de su curiosidad, mostró estar muy ofendida cuando apareció el joven, y este se explicó diciendo: Esa piedra representa lo más valioso que os puedo regalar, princesa: es mi corazón. Y también es sincera, porque aún no es vuestro y es duro como una piedra. Sólo cuando se llene de amor se ablandará y será más tierno que ningún otro.— Relataba con total calma y paciencia a las pequeñas que parecían estar bastante interesadas cuando él se inclinó para tomar una piedra del suelo —El joven se marchó tranquilamente, dejando a la princesa sorprendida y atrapada. Quedó tan enamorada que llevaba consigo la piedra a todas partes, y durante meses llenó al joven de regalos y atenciones, pero su corazón seguía siendo duro como la piedra en sus manos. Desanimada, terminó por arrojar la piedra al fuego; al momento vio cómo se deshacía la arena, y de aquella piedra tosca surgía una bella figura de oro. —Menciono al tiempo que cerraba la mano en un puño donde tenía la piedra para al abrirla mostrar un color dorado en esta, algo que cualquiera tomaría como un ¨simple truco¨ —Entonces comprendió que ella misma tendría que ser como el fuego, y transformar cuanto tocaba separando lo inútil de lo importante. Durante los meses siguientes, la princesa se propuso cambiar en el reino, y como con la piedra, dedicó su vida, su sabiduría y sus riquezas a separar lo inútil de lo importante. Acabó con el lujo, las joyas y los excesos, y las gentes del país tuvieron comida y libros. Cuantos trataban con la princesa salían encantados por su carácter y cercanía, y su sola presencia transmitía tal calor humano y pasión por cuanto hacía, que comenzaron a llamarla cariñosamente "La princesa de fuego". Y como con la piedra, su fuego deshizo la dura corteza del corazón del joven, que tal y como había prometido, resultó ser tan tierno y justo que hizo feliz a la princesa hasta el fin de sus días.

Al termino de sus palabras miro de reojo en dirección donde se encontraban los participantes del concurso de dibujo, había ¨sentido¨ que lo miraban aunque fue más como una percepción natural que algo referente a una habilidad y noto a la joven de melena naranja, las niñas por su parte continuaban mirándolo como al inicio, embelesadas pues las historias de ¨amor¨ siempre resultaban ser las predilectas para las pequeñas más aun por su actitud y gestos que las hacían imaginar a un ¨príncipe de cuento¨ aunque en vestimenta no se acercaba a esa definición.

Kylian no lo pensó demasiado, se despidió de las pequeñas y le indico al dependiente cual pergamino había elegido, sin embargo no se lo llevo en ese instante —Vendré por el mas tarde— Menciono cuando la música comenzó a sonar, las personas se reunían en medio del lugar para divertirse y bailar al ritmo que los músicos dictaban, se había visto tentado en realidad, no por algo en especial más que una satisfacción propia, la joven a la vista resultaba hermosa, resaltaba sobre las demás y él pocas veces pudo darse el lujo de simplemente disfrutar de algún carnaval, siempre trabajando y encargándose del velo en aóygvazer, al menos ahí podía darse el lujo de ser libre de responsabilidades que nunca le intereso tener.

Fue así que comenzó a avanzar hacia el puesto contiguo, observo que varios tenían la intención de invitarla pero también pudo percibir la duda en sus rostros, él no era tan indeciso ni mucho menos inseguro por lo que siguió avanzando hasta que llego donde ella se encontraba sin saber que lo estuvo dibujando el tiempo que estuvo relatando el cuento —¿Bailarías conmigo?— Pregunto demasiado directo y poco sutil pero sin perder la educación en su pedir, y con cierta seriedad en sus expresiones al tiempo que estiraba su mano en espera de una respuesta, en esa forma debía mostrar una actitud diferente a la usual, Kylian quien siempre se mostraba arrogante y poco serio en ese instante era todo lo contrario, tal vez orgulloso pero no altivo y con la madurez que poseía pero nunca mostraba en su verdadero ser.


imagen:





—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar

Dromes :
26480
Reputación :
1
Mensajes :
38

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Helena Blackstone el Dom Jun 18, 2017 10:55 am

La hermosa pelirroja de piel de porcelana se encontraba concentrada en el joven que a metros de ella contaba cuentos a un grupo de niñas, sus ojos turquesas estaban fijos en su postura cambiante, primero semi encorvada, luego recta, sus manos en movimiento que guiaban una historia que ella no podía escuchar y su rostro expresivo que captaba la atención de las niñas que embelesadas seguían la historia. Se sentía como una intrusa al observarle en silencio por sobre el cabestrillo de arte, al estar gravando su imagen en el papel sin permiso previo ni consentimiento, sus manos hábiles y entrenadas por los años en el arte parecían luchar con la imagen que ella había fotografiado y la expresión que deseaba darle al dibujo ¿sería tan gallardo como ella lo visualizaba en el grupo de niñas? ¿o su galantería sería opacada por una personalidad totalmente indiferente? ¿Qué clase de persona sería? Helena se daba cuenta que no podría vivir del arte ni los retratos si tuviese que hacerlo, sus manos retrataban la imagen que ella había gravado a la perfección, pero ahí entre los trazos, estaban impresas sus emociones privadas.

Volvió la vista del papel al grupo del cuenta cuentos para notar que el hombre ya no estaba allí, no importaba, ella podría retratarlo con los ojos cerrados si así lo quisiera solo sentía un poco de lastima por las niñas quienes parecían estar buscando algo en que ocupar su tiempo
-Detengan los dedos- gritó el organizador regordete -¡Hey jhon no hagas trampa te estoy viendo!- añadió hacia un chico que estaba unos pasos de Helena y todos los espectadores parecían reír de una broma interna que ella no captaba a tiempo -Muy bien es momento de elegir al ganador peeero primero ¡Vamos por el baile!- el hombre bajito demostraba tener pies más agiles de los que se creía, a una velocidad consistente ya estaba sacando a una joven alta para que bailase con él, la hermosa pelirroja de piel de porcelana sonrió ante lo contrario que parecían ambas personas, ella alta y el bajito, ella delgada y el regordete, ella vestida como una gitana y el como un animador de circo sin embargo para Helena ambos parecían estar felices el uno con el otro. Se quedó mirándolos mientras su cuerpo se movía lento y delicado al ritmo de la música que parecía incitar al baile, ajena a las miradas que le seguían los movimientos y que no se atrevían a hablarle, cuestionándose lo conocido sobre el cariño, el amor y las proximidades “¿Eso significaba quererse?” “¿En un baile se podía amar a una persona?” para ella quien había leído demasiado sobre poesía y amores de caballería creía firmemente que aquello era imposible, sin embargo, no significaba que no desearía experimentarlo por sí misma.

Helena hubiese seguido concentrada en el anfitrión y su pareja si no hubiese sido por la invitación directa, se giró con delicadeza hacia quien la estaba invitando y sus claras intenciones de darle un rechazo educado quedaron atrapadas en su garganta, era él cuenta cuentos, aquel hombre que estaba retratado a la perfección en el papel a su lado, en su rostro se reflejó la duda acompañada del silencio. Tenía la oportunidad de probar sus propias impresiones y emociones, las que podrían acabar por completo con la imagen que estaba retratada ¿Podía bailar con él? Si podía, su vida era un baile de impresiones que nunca acababa ¿Quería bailar con él? No lo sabía, Helena muchas veces prefería la privacidad de la música solitaria que las grandes y pomposas festividades, sin embargo, esta festividad era totalmente distinta a las de salón que estaba acostumbrada, era una festividad callejera en la cual podía ser libre y por ello, ya no podía negarse además ¿Cuántas invitaciones había rechazado en su vida? Ninguna, aquello significaría un gran desaire para quien estaba ahí parado como él y sus modales le impedían rechazar a alguien, ella sonrío con elegancia mientras tomaba su mano -Solo será una pieza- advirtió colocando los límites donde debían ir desde un comienzo mientras avanzaba con esa perfección característica hacia el tumulto de gente y la música contagiosa que ponía a vibrar el alma de los que se entregaban a las tonadas, ella era una dama después de todo y no podía quedarse toda la noche bailando con un extraño.

-Dígame señor- pronunció con esos modales que daban cuenta de que ella definitivamente no pertenecía a ese lugar de gitanos, banderines y magia festiva -¿Usted cree que en un baile se puede enamorar a una persona?- estaba midiendo al gallardo cuenta cuentos de una forma que le permitiese derrumbar su dibujo y probablemente le estaba entregando una imagen de si misma totalmente errónea a lo que ella era pero aquello la tenía sin cuidado, eran infinitas las probabilidades en las que no volvería a verlo y solo mantenía una certeza hasta el momento, aquel encuentro acabaría cuando la pieza llegase a su fin y las notas dejasen de inundar el aire y los sentidos de los asistentes.




Hablo | Actuo | Pienso
avatar

Dromes :
34149
Reputación :
1
Mensajes :
32

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Kylian & Kyria el Mar Jun 27, 2017 2:22 am


Dance With Me.
Helena Blackstone | parque central | anochecer
Kylian esperaba una respuesta, sus ojos la miraban con cierta fuerza pero no de forma lasciva, solo era eso, una mirada seria intensa y profunda en esos ojos de un verde opaco aunque para quien lo viera a detalle y para quien fuera demasiado minucioso con los detalles podría notar que uno de los ojos era ligeramente más oscuro que el otro, al final de cuentas el ojo que no le pertenecía no había sido totalmente doblegado por la pócima pero al menos no era algo que saltaba por completo a la vista.

¨Solo será una pieza¨ La escucho decir y en sus facciones que hasta el momento demostraron una completa seriedad por fin se dibujó una sonrisa, no resultaba ser demasiado llamativa pero si galante y en lo absoluto arrogante, simplemente una sonrisa cortés sin llegar a considerar sus facciones como el típico mujeriego —Solo una pieza— Aseguro sin agregar nada como ¨con eso me conformo¨ o ¨una pieza será suficiente¨, no, ella marco un límite y él no resultaba ser insistente a menos que hubiese un motivo o una retorcida diversión de por medio, pero en ese instante solo quería hacer aquello por simple gusto, había visto a varias jóvenes, algunas que se desvivían por ser notadas –la mayoría- no solo por él, por otros más ahí presentes, pero no la joven de ojos turquesas, eso llamo su atención, seguido de su vestimenta que de alguna forma no hacia juego con el ambiente y su rostro, sin duda hermosa ante los ojos del Zykhari.

Después de que ella tomara su mano y accediera, Kylian la guio a la pista siendo cuidadoso con ella al llevarla de la mano, realmente parecía ser alguien atento pues aunque podía serlo, en su ¨verdadero yo¨ jamás lo demostraba pues no había nadie quien despertara en él esa personalidad cuidadosa más que con sus hermanas y aun así con ese ¨disfraz¨ debía ser lo que normalmente no mostraba para evitar cualquier tipo de sospecha.

Fue así que al llegar a la pista comenzó a seguir el ritmo de la música que en ese momento se tornó un tanto más lenta generando otro tipo de ambiente, igual de alegre pero más ¨reservado¨ por decirlo de alguna forma y Kylian la acerco a él sin soltar su mano para seguir la tonada hasta que la escucho formular aquella pregunta, no le resultó extraño su manera de hablar pues en su mundo no resultaba ser algo inusual pero su pregunta…

—No— Contesto de pronto, de forma directa y sincero, ni siquiera lo pensó demasiado pues no había nada que pensar, la seriedad que de nuevo adornaba su rostro fue reemplazada por otra sonrisa como la anterior mientras su mano la tomaba de la cintura, ni más arriba, ni más abajo, el lugar indicado para aquel baile —Pero considero que en un baile se puede sembrar la semilla del interés, al final de cuentas un baile trata de conquista y seducción— Comenzó a citar mientras sus pies, cada movimiento iba acorde al compás de la música pero sus ojos en ningún momento se apartaron de la mirada de ella, no se trataba de una forma de ver insistente, en realidad había atención reflejada en sus ojos.

—Pero enamorar a alguien se requiere de esfuerzo y dedicación ¿no lo cree así, señorita?— De alguna forma esperaba que no fuera de esas típicas jóvenes que soñaban a ojos abiertos con príncipes y amores a primera vista pues a simple vista parecía ser alguien centrada y no como las típicas adolescentes que había visto esa noche con solo aire en su cabeza, motivo que lo llevo a elegirla a ella para pasar el rato en ese baile. Incluso en su mundo pese a darse demasiados casos de ese estilo -príncipes enamorando plebeyas, amores a ¨simple vista¨- le resultaba absurdo y aun así no fue falso en sus palabras, muchas especies usaban la danza para conquistar, otros recurrían a la lucha y unos cuantos más a la música pero en todos había algo constante, el esfuerzo y la dedicación para lograr el objetivo deseado.






—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar

Dromes :
26480
Reputación :
1
Mensajes :
38

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Harry Blume el Dom Sep 10, 2017 2:09 am

TEMA CERRADO
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Parque central
avatar

Dromes :
124835
Reputación :
6
Mensajes :
552

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dance With Me || Priv Helena Blackstone

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.