FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
BÚSQUEDA DE STAFF
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
GRADUADOS Y
CONDECORADOS
Conectarse

Recuperar mi contraseña


CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Ambientacion el Mar Mayo 30, 2017 11:02 pm

Recuerdo del primer mensaje :



BASE DE LA SECTA
CAPITULO III

• EN MEDIO DEL MAL •

Lamentablemente para Eoghan y Mazazel, fueron capturados por La Secta luego de perder una batalla ante Nuss, uno de los capitanes al mando de la vil organización. Son los primeros y únicos que van a pisar las instalaciones secretas de las tropas de Volgear, asi que es un completo misterio que es lo que sucede alli.

Inconscientes durante todo el camino, por fin pueden abrir los ojos, en una especie de calabozo, con un foco de luz muy débil y con paredes de piedra, piedra sólida. Estaban ubicados en una prisión subterránea que pertenece a La Secta, esto deja a entender que la base de la Secta es subterránea también, y una de las cosas en contra, es que será muy difícil salir por la fuerza bruta.

Eoghan está encadenado al suelo con dos cadenas de un metal extraño, lo suficientemente resistentes para que el no las pueda romper. Mazazel está encadenado de otra manera, sus manos fueron selladas dentro de una caja de metal que no le permite mover ni siquiera un par de milímetros sus dedos, sellando por completo sus manos y con un antifaz de metal que tapa su vista, todo esto por sus capacidades de mago e impedir usar su magia. Ambos recien estan por despertar dentro de esa prisión abismal. ¿Cual serán sus primeras impresiones?

Por otro lado, KaiserApolo, es el encargado de vigilar a estos dos prisioneros. Vigilar seria poco la verdad, se le ha concedido un aparato mágico llamado “Madness” que con tiempo y paciencia, sería capaz de corromper la mente del contrario y volverlos soldados a favor de La Secta. Su actitud no cambia en lo absoluto, lo único que cambia son sus fines, Eoghan y Mazazel seguirán siendo ellos mismos con la única diferencia de que sirven a La Secta, sin saber porque. ¿Serán capaces de huir, o se verán corrompidos por el poder de “Madness”?



SISTEMA Y DADOS

•Ambientación•

Los turnos son los siguientes:
-KaiserApollo
-Eoghan Maddox
-Rebecca Fdez

Primero que nada, necesitamos saber si están dispuesto a que su mente se vea corrompida por el poder de “Madness” en caso de que lleguen a perder.Segundo, las primeras respuestas serán para ambientarse un poco en el ambiente, recien en sus segundas respuestas habrá interacción directa entre ustedes. Esto sirve para que sus personajes tengan más tiempo de adaptarse al entorno.

Madness: Un talismán de oro que requiere de energía vital del portador (Kaiser) para corromper la mente de otro personaje.

Mientras están peleando con el talisman para no ser corrompidos, Eoghan y Mazazel deben buscar la forma de escapar.

Dados: Cada uno empieza con 100% de vitalidad. Kaiser usará el dado de “habilidad de ataque” para el uso de Madness, y Eoghan y Mazazel utilizaran el de “defensa” para resistirse ante la corrupción mental.

Si Kaiser gana los dados, entonces Eoghan y Mazazel se debilitan mentalmente(20% de vitalidad), si son superados 5 veces en los dados, serán corrompidos por el poder del talismán. Cada fallo de Kaiser, le debilitara un 20% de su vitalidad.

Turnos: Máximo de 6 días por usuario para contestar, de no emitir respuesta, se saltea. A la 3ra falta de respuesta, su personaje sera levemente manipulado por Ambientación para dejarlo fuera del tema.





Última edición por Ambientacion el Sáb Jul 15, 2017 1:37 pm, editado 2 veces
avatar

Dromes :
37640
Reputación :
9
Mensajes :
119

Ver perfil de usuario
USUARIO NUEVO

Volver arriba Ir abajo


Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Vie Jul 28, 2017 9:35 am

- ¿Reservarse el orgullo? ¿Acaso no lo entiendes? ¡Desgracia me haría menos daño que tú! Te crees que no, pero ahora... estás matándome. -Aguanté las lágrimas cuanto pude. 
No quería que me viera llorar. No. Ni de broma. Él estaba llorando, era cierto. Le dolía herirme, ¿por qué no paraba entonces? Tenía que parar... Miré de reojo al chico. Estaba desmayado, no se movía. Tenía que salvarle. Miré a Kaiser, estaba preparando aquella máquina tan dolorosa. Si le distraía, podría acercarme al chico e intentar desatarle, o al menos, acercarme a Kaiser para quitarle el arma... Sí. Debía intentarlo. Alex estaría buscándome. Le sentía lejos de mí, pero seguía vivo, mi sangre me lo decía. Era el momento, ahora o nunca. Me levanté, tambaleante hacia el chico. 
- No es necesario todo esto, amor. -Susurré para que no dejara de mirar el arma. -Si no haces anda, iré contigo, no necesitas que piense como tú.
Pero algo frenó mi caminar. Su voz, fría, me hizo dejar de respirar: "Espero que al menos me concedan un cargo más alto. Acabar con la única persona que amas es duro"
¿Qué? Desvié la mirada hacia él. Me estaba apuntando, sarcástico. Mis mejillas se llenaron de lágrimas al escuchar todo lo que tenía que decirme, no pude evitarlo. ¿A qué venía todo eso? ¡Maldito sea! 
- ¡¡No te necesito!! Jamás lo he hecho y jamás lo haré. ¡Sí, te quería! Creía que te quería... ¡¡Y fue tu culpa!! ¿Te crees que no? Te escuché hablar aquel día con tu "sirviente gatuno", como quieras llamarlo. Rei...chi, ¿podría ser? ¡No me enamoré de ti! Me echizaste. ¡Maldito seas! Creí que era en broma, que los sentimientos nuestros eran verdaderos. Pero ya veo que no. Apúntame, Kaiser. Destrúyeme. Nunca lograrás que te ame por como eres. Jamás estaría con alguien como tú. -Estaba hiperventilando cuando le dio al aparato. 
No dudé en saber que lo apretó con odio. Hacia mí. Pero falló. El dolor que sentí fue tan poco intenso que logré aguantarlo y salir disparada hacia la puerta de la celda. Le di una patada, otra y otra, hasta romperla. La furia me estaba consumiendo por dentro. Me herí la pierna, pero logré caber entre reja y reja, (era muy delgada, lo agradecñi...). Salté hacia Kaiser y le derrumbé. Le quité el arma y le miré a los ojos. 
- No te muevas, "cariño". O te disparo. Alex vendrá por mí. Lo sé. Le siento cerca. Muy cerca... Y tranquilo, Sé defenderme. No nos hagas más daño y lárgate. O no dudaré en matarte.
Nunca jamás sabré de donde saqué las fuerzas para mentir de aquella manera.

Rebeca Fdez. ha efectuado 1 lanzada(s) de uno Defensa (Imagen no informada.) :
14



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
16725
Reputación :
8
Mensajes :
87

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por KaiserApolo el Vie Jul 28, 2017 11:25 am

Off rol:
Tengo permiso de Eoghan Maddox
Sí, cariño. Me vas a matar… Pero es que eso no es una pistola, y no tienes magia para activarlo.

Patético. Sencillamente, patético. Uno: había fallado, vale, pero su salud estaba aun en un estado de salud superior. Segundo…

Rechy es una mujer. Más alta, ágil y atlética que tú, y lo he podido comprobar con mis propias manos cuando la masajee en tu cama. Además, yo llevaba eso el primer día que viniste a vivir conmigo, ya que me aconsejaron llevar fragancia de rosa. No tenía efecto, porque estábamos enamorados. Y tercero, pero no menos importante… Deberías tener cuidado al enfrentarte a un mago. Los muertos son mi poder, y aquí hay muchos difuntos.

El nigromante cayó al suelo más por inercia que no otra cosa, pero estaba furioso. Él era un simple hechicero sin demasiada fuerza, ciertamente, pero es que Asuna no tenía fuerza ni para poder activar el “Madness”. Patético… Tras agarrarla con fuerza por la muñeca, clavando las uñas hasta que sintió salir la sangre, le arrebató el talismán de las manos.

¡GUARDIAS, NECESITO REFUERZOS! ¡TENEMOS UN SUJETO ALGO REVOLTOSO!

Y tras eso, miró al jovencito encadenado, no podría hacer nada más que… Solo con tocar con las yemas el aparato, sonrió al ver salir esa luz verdosa, para luego guardarlo y protegiéndolo de los ataques de Asuna.

Muy bien… ¿Qué te parece si mato a Grillo? Lo puedo hacer en este preciso instante, solo con decirlo, y puedo hacer que lo veas… ¿Qué te parece si le obligo a que se corte el cuello y comience a chocarse contra un cuchillo? Sí… ¡Pero puedes evitarlo! Solo tienes que… levantar las manos y no defenderte.

¿Se creía que se iba a detener? No. La verdad sea dicha, la podía matar y luego devolverla a la vida como su criada. Mejor para él: no más regalos, no más enfrentamientos contra Servants… Mejor.
Bien, “cariño”, me dijeron que experimentara con los rehenes, pero no me dejas más remedio. ¿Quieres enfrentarte a mí? Excelente, tal vez sí que sea cierto que las mujeres sois demasiado difíciles de domar, pero no te preocupes, yo ya he domesticado a más de uno que se fue de listo.
Y tras eso, desenvainó su daga maldita, alejándose de Asuna.

Madness ya se debe haber cargado al otro muchacho, es cuestión de tiempo que vengan soldados y me ayuden a reducirte. Además… Cuento con algo que tú no. Estás en desventaja: solo con chasquear los dedos puedo invocar a muertos vivientes tan altos como para pintarte la cara de sangre en cuestión de segundos.

Como gesto de su amenaza, convocó a Kampert, su mayordomo personal, justo a su lado. Su pequeño criado tenía muchas armas a parte de su maestría con los platos y fregando: sus manos estaban curtidas en mil y un asesinatos. Su báculo, afilado en la punta, podría contener perfectamente a Asuna, y por último, tenía la daga y Madness. No podía perder.

¡Madness, activa tu oscuro poder!

Ahora era fácil pensar oscuro, y vaya si estaba pensando mal: sangre, cabezas cortadas, la Secta alzándose entre calaveras… Qué divertido sería ver a Asuna entre las filas de tal organización, y según sabía, Madness eliminaría los recuerdos negativos, con lo cual, todo serían ventajas. Ahora, solo quedaba que atacara, porque Kampert ya estaba gruñendo y preparándose para atacar.

Ataca, y mato a Grillo. Haz algo, y llamo refuerzos algo más lujuriosos que yo. Y más importante… Si te acercas demasiado y no te dejas encadenar otra vez, tal vez tenga que extirparte cierta cicatriz.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
17
Dromes :
21879
Reputación :
9
Mensajes :
255

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Derven Greyback el Vie Jul 28, 2017 11:25 am

El miembro 'Invictus Septimus' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 12
avatar

Dromes :
181350
Reputación :
23
Mensajes :
10224

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Vie Jul 28, 2017 2:21 pm

Mierda, la magia. ¡Maldición! Necesitaba un arma. ¿De dónde podía sacarla? Miré alrededor pero no vi nada... o sí. Sí que había algo. Armas blancas en una de las esquinas de la sala. Si llegaba hasta ahí podría...
- ¿Que hiciste qué? -Me paralicé en seco. - ¿En mi cuarto? Por qué... ¿Por qué me dices esto ahora? ¿¡Eso era el amor que me prometiste!? -Le di un manotazo tan fuerte que resonó por toda la sala. 
¡¡Qué se creía!! Fui a darle otro, pero me detuvo el brazo clavándome sus uñas. Gemí de dolor, soltando el aparato. Me sorprendió que me hiciera daño físico. Alex llevaba razón. Kaiser no era de fiar. No era tan bueno como me creía... Quizá estuviera enamorada de verdad, pero con esto, todo aquello estaba desapareciendo.
- No toques a Grillo. ¡¡Ni se te ocurra!! Además. ¡No soy una perra a la que puedas domar! 
Al ver cómo invocaba a Kampert, miré hacia las armas y no dudé en ir a por ellas. Salí corriendo hacia allí y cogí la primera que pude, una pequeña daga. Fruncí el ceño. No podría luchar contra Kaiser con esa basura. El aparato comenzó de nuevo a funcionar. El dolor que me causó fue igual que la primera vez. La cabeza comenzó a darme vueltas. Comencé a olvidar detalles pequeños, como las cosas de las que hablaban de la Secta por la ciudad. Las lágrimas comenzaron a salir con ganas. No podía mantenerlas dentro de mí. No obstante, apreté puños. Tenía que aguantar por todos. Debía acabar con esto de una vez por todas. No aguantaría más.
El poder cesó por fin y caí al suelo, temblando. No podía abrir los ojos, me era prácticamente imposible. Esta vez me había debilitado más fuerte. 
- Kaiser... -Susurré. -Kaiser... -mi voz sonaba muy suave. -No puedo atacarte... No podría contra ti, ni contra Kampert... Pero... ¿Serías capaz... ¿de ver morir a la chica que amas? -Me levanté del suelo con los ojos rojos. cuchillo en mano, lo apreté contra mi estómago.
Solté un gemido más alto que los anteriores. La sangre comenzó a brotar de mí. 
- ¿Qu-Querías matarme? Lo has... logra...do... -Caí al suelo. 
Gracias al entrenamiento con Alex, supe herirme de tal manera que tardaría en morir muchísimas horas, pero Kaiser no podría saberlo. Sólo yo... ¿Qué sería capaz de hacer por mí? Me... ¿dejaría?



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
16725
Reputación :
8
Mensajes :
87

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por KaiserApolo el Vie Jul 28, 2017 4:25 pm

Off rol, explicación resumida de mi victoria:

Eoghan ha perdido su claridad mental, cabe aclarar que la pobre usuaria tiene tenditis y esto ha dado un resultado tan obvio. Sugeriría que no se le expulsara en el capítulo IV
Rebeca por su parte ha optado al "suicidio", es decir, que junto a mis ataques con Madness,
ya no tiene claridad mental ni salud.
Así pues, es obvio que he ganado. Muchas gracias a todos los participantes, y espero que tengan más suerte en el capítulo IV de la trama, yo por mi parte, como sugerencia, me gustaría seguir con los
experimentos con este aparato
¿Una mujer incapaz de luchar por su vida? Eso significa que… He ganado. El proyecto Madness ha sido un éxito. Pero ahora, solicito unos segundos para llorar.

¡Había ganado! ¡Había ganado a la única mujer que era capaz de hacerle llorar en este mundo! Así pues… La Secta había encontrado su nuevo aparato de reclutamiento definitivo, y todo gracias a él. Dos nuevos soldados se habían incorporado al ejército, porque estaba claro que iba a salvar a su amada. Si no se equivocaba, ya había terminado, así que no debería recordar nada de eso…  

¿¡ESTO ES LO QUE QUERÍAS, SECTA?! ¡AQUÍ LO TIENES, YO, KAISER APOLO EBBON, HE VENCIDO A TRES REBELDES, UNO DE ELLOS NO PUDO HACER NADA, EL OTRO FUE UN ENEMIGO DEMASIADO DÉBIL, Y LA OTRA NO MERECÍA ESTO! ¡Venid, venid a ver mi masacre! ¿Por qué no entendéis que la Secta ha ganado, rebeldes? ¡Esta es la prueba que nuestro poder supera a los de un simple grupo de idiotas!

Ya estaba dicho, y ya escuchaba como algunos soldados venían… Pero una de esas personas no acabaría allí. Agarró el dentro de poco cadáver de su amada, no podía hacer nada por ella, él era un mago de la muerte, solo traía a la vida a los muertos. Alargar una vida marchita no era su trabajo. Escuchaba los gritos desgarradores de Kampert, que se mezclaban con sus lágrimas. Acercó la cabeza de su amada a la suya, con una expresión seria.

¿No querías que tu Servant viviera? Pues sobrevivirás, y cumpliré mi promesa, nos iremos tú y yo solos a una casa en la playa, o en el río, como tú querías. Creo que como mínimo me he ganado a pulso el título de teniente o soldado de primera. Asuna… TÚ NO MORIRÁS, y es una orden.

Tras eso, miró al otro joven totalmente debilitado por los efectos de Madness.

Vendrán a por ti y te prepararán para la guerra. Ha sido interesante conocerte… Espero que algún día zanjemos nuestra discusión sobre dios, caballero. Pero yo he demostrado ser el miembro más poderoso mentalmente hablando de esta organización, y voy a reclamar lo que me pertenece.

Se llevó a su amada tranquilamente, ignorando a todos los soldados, que ya sabían que el proyecto había sido todo un éxito. Así hasta llegar hacia el salón del alto mando.

Ella es Asuna Aizawa, víctima del proyecto Madness, que ha resultado un éxito. Solicito dos cosas: la primera, que se envíe a esta pobre mujer a un lugar seguro, mi mansión, porque es mi amada, o al Templo de Winter, ya que como humana, trabajará para nosotros pero los estúpidos guardianes no lo sabrán. Y lo segundo… Exijo ir al Instituto Takemori y poder usar el Madness con todo ser que se intente ir de listo. Prometo eterna fidelidad a la Secta, a cambio de que se me otorgue un título con el que poder experimentar y aumentar nuestras filas.

Suspiró, sonriendo a los Altos Mandos, de una manera respetuosa y medio inclinado.

Necesita cuidados médicos. Sugiero que siga viva, y lo mismo digo para el otro rehén que se encuentra totalmente noqueado. Han perdido, este es el fin de Éadrom. Estos dos sujetos han comenzado a aumentar nuestras filas, y yo me encargaré de que este proyecto no quede en la nada con el simple precio de que ESTA mujer pueda volver a mis brazos, porque tal vez les sorprenda saber que mi fidelidad a ustedes es tal que he decidido sacrificar a mi amor por el trabajo. Que tengáis un buen día.

Dejó allí a la moribunda Asuna, besando con amor su mano, para luego ponerse firme ante los altos mandos, a la espera de su veredicto.


Última edición por Invictus Septimus el Vie Jul 28, 2017 4:31 pm, editado 1 vez (Razón : El color)
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
17
Dromes :
21879
Reputación :
9
Mensajes :
255

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Vie Jul 28, 2017 6:17 pm

Off rol, todavía sigue:
Aún no he dejado de pensar como yo, por lo que Kaiser no ha vencido del todo. Antes de la respuesta de Kaiser, tenía la idea que acabo de poner ahora. Así, Alex entra en combate, dudo que os agrade (soy nueva en roles de trama... Si no os convence o parece muy forzado, me lo decís y lo borro, sin problemas :3) A mí me parece mejor, pues así lo alargamos un poco más

- Mi turno... -sururré y salté de pronto hacia la salida. Mi sangre dejó un rastro en el suelo. Los soldados se sorprendieron tanto que cuando fueron a cogerme, yo ya había clavado el cuchillo en la espalda de Kaiser.
Ambos caímos al suelo. 
- No...toques al pueblo. Jamás iré contigo, la Secta debe morir... Y tú... Maldito seas... -Estaba llorando, la voz susurraba de tal manera que solo Kaiser fue capaz de escucharme. Le había clavado la daga entera gracias a mi propio peso.
No logré levantarme, el dolor me lo impedía, pero noté la cercanía de Alex. Estaba allí, ¿dónde? Tenía que llamarle. 
"Vamos... Alex... Aparece, por favor... Ayúdame... Alex..." Sentí cómo su alma intentaba conectar conmigo. ¿Por qué no aparecía, entonces? Debía huir de allí...
Los hombres de Kaiser se lanzaron hacia mí. Intenté defenderme pero no lograba hacer nada... ¿O sí? Mordí el brazo a uno con una fuerza bestial, escupí su sangre de su brazo. Al otro logré hacerle una llave que Alex me enseñó en sus tardes de lucha. Eso me daría tiempo para salir de allí. 
Salí disparada, sin respirar, hacia la salida. Le di al botón con ansiedad. ¡Tenía que lograrlo, vamos! La vista se me iba a gran velocidad, lo veía todo como si estuviera lloviendo. Las manos no las sentía apenas por el frío de la "cueva". Escuché cómo venían por mí. Miré de reojo mientras la puerta de salida se abría con lentitud...
La mirada de Kaiser se juntó con la mía. Seguía vivo. Una oleada de relajación me inundó por dentro. No le había matado, gracias al cielo. Si hubiera muerto... habría sido mi final. Uno aún peor que este.
- Alex... Te..inv..co.. -Le invoqué antes de desmayarme. La sangre que estaba perdiendo aceleraba mi muerte.

Rebeca Fdez. ha efectuado 1 lanzada(s) de uno Defensa (Imagen no informada.) :
12



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
16725
Reputación :
8
Mensajes :
87

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Ambientacion el Vie Jul 28, 2017 8:20 pm

Ambientación.

La historia de amor se desarrolla de manera lenta y confusa en medio de la base del mal. En un lugar tan alejado de la realidad que pareciera que ellos están en su propio mundo, enfrentando sus propios demonios y con ideas muy divididas. La relación previa entre ambos era notable, pero eso no parecía afectar a Kaiser al usar el Madness en Rebeca de todas formas.

Los soldados (minions) de La Secta, sujetan uno de un brazo y otro del brazo restante a Asuna, para que no pueda moverse, aunque ya estaba debilitada por el daño de Madness y físico causado por Kaiser. Por ordenes de arriba, los soldados volvieron a meter a Asuna a la celda, ahora con muñecas forzadas al piso para que no tenga chance de escapar. El proyecto Madness debe ocurrir únicamente en esa habitación, para no dejar que su peligroso poder se extienda. Uno de los minions informa a Kaiser que termine con esa chica para continuar en otras secciones donde se han encontrado nuevos sujetos de prueba. Ordenes de Volgear (el cual estaba en otro lado muy lejos).

Poco a poco, Kaiser empieza a experimentar el excesivo uso del talismán, causando mareos y debilidad en su cuerpo. Por otro lado, la mente de Asuna empieza a corromperse poco a poco, su estado mental si bien sigue estable, empieza a debilitarse a medida que el objeto oscuro es usado. Eoghan no pudo resistir al poder, y se vio sometido completamente ante este. Se desmaya completamente y unos soldados lo retiran, para enviarlo a otra base y así puedan empezar a utilizarlo.

¿Podrá Kaiser someter a su amada al poder de La Secta? La misión no esta completa hasta que Rebeca este en completo control mental del Madness.

Spoiler:

Off-rol
Vitalidad:
Rebeca: 60%
Kaiser: 70%

Mientras menos vitalidad tengan, mas débil se siente su pj (en el caso de Rebeca, con cansancio mental)

Observaciones: Se les pide por favor que esperen la intervención de Ambientación para saltear a un personaje, ya que si bien antes tenian su permiso, deben esperar a ver cual es su situación. Eoghan es sometido al poder y enviado a otra base para continuar en poder de La Secta (fuera del tema)

¡Suerte!
avatar

Dromes :
37640
Reputación :
9
Mensajes :
119

Ver perfil de usuario
USUARIO NUEVO

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por KaiserApolo el Sáb Jul 29, 2017 12:37 pm

Asuna, cariño, te recuerdo que llevo armadura.

El nigromante se retiró lentamente la daga, que no había llegado a atravesarle nada. ¿Llamando a su Servant, cierto?
Alex no puede entrar a la base. Hay una barrera.

Así esperó a que los esbirros colocaran a Asuna, esta vez atada completamente. Era penoso verla de tal manera. Pero se lo merecía. Debía acabar rápido con ella para que pudiera recibir atenciones médicas.

Oye, Asuna… No quiero que me tomen como una persona blanda, así que con el debido permiso, creo que te voy a torturar un poquito más… Y luego sanaré yo mismo tus heridas, y te ayudaré a adaptarte como soldado. Pero eso será luego.

Sonrió a la contraria, estaba totalmente acabada: sin Servant, herida física y mentalmente, solo quedaba acabar con ella de una vez por todas. Pero justo cuando se sentía dispuesto a activar el talismán, una ola de cansancio le inundó. Los efectos comenzaban a apoderarse de él. Pero no servirían para detener nada a un avanzado mago curtido en cosas mil veces peores que eso.

Te voy a explicar una cosa. Ahora eres una rehén, y no tienes derecho a oponerte o gritar, al final acabarás por cabrear a algún jefazo y te enviarán al paredón. Y dudo que te resucite tras demostrarme quién eres en realidad. Pensé que podríamos formar una familia, pensé que acabarías por atender a razones, pero veo que no es así. Incluso una gata podría darse cuenta de que el hombre manda y el esclavo obedece. Pero… Bueno, cariño, hay personas que deben aprender a la fuerza.

Suspiró, algo apenado. Realmente, él no quería hacer eso. Pero eran órdenes de Volgear directamente, y que le hubieran asignado a él para ello era… Un gran honor. El mayor de los honores, siempre conllevaba el mayor de los sacrificios, e iba a demostrar que no se achantaría por tal estupidez como el amor. ¿Qué había pensado el nigromante cuando se enamoró así porque sí? Lo estaba olvidando poco a poco, no obstante, lo volvió a recordar cuando miró a los ojos de su amada. Pensó en ella, en su cuerpo, en su sonrisa, en…

No puedo hacer esto… Perdóname, por favor, princesita mía… Te compensaré. Te juro que en cuanto acabe esta dichosa guerra, ayudaré a todo aquel que lo necesite. Pero hasta entonces, me temo que debo seguir luchando.

Tras eso, agarró el talismán con más fuerza, esperando a que volviera a salir esa luz verdosa. En cuanto se activó, el mareo se volvió más fuerte, pero no iba a parar, saldría victorioso. Pensó en cómo le enorgullecía llevar su insignia de la Secta, en cuan agradable era la sensación de la victoria.

¡ASUNA, TE AMO! ¡JUNTOS, DESTRUIREMOS EL MAL DE ÉADROM!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
17
Dromes :
21879
Reputación :
9
Mensajes :
255

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Derven Greyback el Sáb Jul 29, 2017 12:37 pm

El miembro 'Invictus Septimus' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 12
avatar

Dromes :
181350
Reputación :
23
Mensajes :
10224

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Sáb Jul 29, 2017 7:27 pm

- ¿Una barrera? Alex está tras esa puerta, ¿no es cierto? ¡Deja que entre! Elimínela. No te costará nada. En la cama es mejor que tú. ¿Temes perder contra él también en batalla?
Intenté aparentar no sentir dolor. Me era imposible. Las ataduras no me dejaban acurrucarme y la herida del estómago seguía sangrando. Kaiser había intentado salvarme, pero había preferido a la Secta antes que a mí. ¿Eso era amor? No, no lo era... Y si para él sí, tendría que olvidarse de mí.
- ¿Te tomarían por blando si salvas a tu ex prometida? Qué pena das... Si me hieres, dudo mucho que logres curarme. Tus manos solo saben destruir.
Su cuerpo cedía por momentos. No solo yo estaba agotada, Kaiser estaba cansado de esto, igual que yo. Moví las muñecas para ver si podía soltarme, pero no. Estaba totalmente a su merced. Tenía que apañarmelas de alguna forma distinta... Y ya sabía cual.
De pronto, Kaiser se quedó mirando mis ojos. Una oleada de calor me atrapó al verle centrarse en mí de esa manera. Parecía el mismo Kaiser del que me enamoré. El que creía que era... Mordí mi lengua. ¡Para! Kaiser no era bueno. Lo estaba demostrando. Tenía que centrarme. Y era el momento. Sólo tenía que aguantar un poco más. La luz cegadora volvió a atraparme. Cerré los ojos e intenté respirar con tranquilidad mientras me poseía. Pensé en Alex. Busqué recuerdos. Los más bellos que pude recolectar. Me vi a mí en la mansión, con Grillo, con Kampert. Riendo en el salón. Enseñándoles a jugar a las cartas. Con Alex al lado mía. Al lado... Sonriéndome. Tenía que aguantar por él y por todos. 
El dolor era igual de intenso, pero esta vez, en vez de llorar, sonreí. Sonreí como nunca antes lo había hecho. Sí, mi mente estaba devorándome por dentro, pero una barrera detuvo estropear aquellos momentos. Salvo los de Kaiser... No encontré ninguno bueno con él.
Cuando el dolor cesó tragué saliva. La Secta... ¿Por qué era mala la secta? ¿Lo había olvidado. De pronto sentí a Alex cerca, herido, y recordé parte de las escenas olvidadas. Era mi momento. 
- Kaiser, estoy cansada de esto... Estamos cabreados. Perdóname por todo, yo... Te perdono al 100%. Llévame contigo. Suéltame, quiero volver a casa, juntos, ¿vale? Te seguiré vayas a donde vayas, amor mío. Hay que vencer de una maldita vez. -Sonreí.
Rebeca Fdez. ha efectuado 1 lanzada(s) de uno Defensa (Imagen no informada.) :
16



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
16725
Reputación :
8
Mensajes :
87

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por KaiserApolo el Dom Jul 30, 2017 8:36 am

¿QUÉ ALEX ES MEJOR QUE YO DÓNDE?

Furioso, el nigromante miró con ira a su amada.

¿Qué solo sé destruir? ¡SOY CAPAZ DE TRAER A LA VIDA INCLUSO A LOS QUEMADOS, TÚ SOLO PUEDES ARROJAR DOS DAGAS ANTES DE LLORAR!

El nigromante no paraba de fallar sus golpes, estaba en un estado mental prácticamente absurdo. No obstante, le llegó un momento de calma al notar como el aparato se apagaba. Tal vez era una traición contra la Secta, pero no era capaz de dañarla. Suspiró, intentando activar de nuevo el Madness, pero era incapaz. De golpe, escuchó la última frase de su amada. Eso fue la chispa que le permitió volver a respirar de nuevo.

Yo… No tengo nada que perdonarte. Ha sido culpa mía. Te amo, a decir verdad, no puedo seguir así. Por favor, sígueme la corriente. Este será el último golpe que te dé en tu vida.

Cerró los ojos de nuevo, fingiendo su habitual seriedad. No era capaz de seguir así, además, los miembros de La Secta no serían capaces de saber si Rebeca estaba completamente corrupta o no.

¡Muere, niñata cobarde! ¡No sé cómo me enamoré de una estúpida humana como tú!

Le guiñó el ojo, mostrando complicidad, para luego activar el Madness, enviando ahora imágenes entre ellos. Su primer beso, aquel intento fallido de intentar impresionarla para poder dormir junto a ella, sentados en el sofá, jugando con Grillo y con Kampert preparando la cena. No sabía como había sido capaz de ocultar eso tanto tiempo.

De verdad… ¿Eres mi ex prometida? Qué pena… Pensé que me amabas. No te creas que me molesta el hecho de que usaras a tu Servant. Son esclavos, y solo saben obedecer. Lo que me irrita es que me compares con él.

Esto lo dijo de nuevo fingiendo, sonriéndole para que viera que no era capaz de hacerle daño. Solo quería protegerla.

Finge que te has desmayado…

Esto lo dijo susurrando, para que solo lo escuchara ella. Así, podría llevarla a que le trataran las heridas, y luego llevarla a casa.

Por favor, no me mientas. ¿Me prometes que permanecerás a mi lado? Te prometo que yo te protegeré.

Bostezó, para después abrirse de brazos con el Madness en la mano, triunfal. En el fondo, sabía que lo iban a tachar de traidor si le llegaban a descubrir, pero no le quedaba otra.

Bien, creo que ya he terminado… Vamos a probar. ¡Soldado, te ordeno que grites!

Se giró mirando con cariño a su amada, esperando algo de complicidad por su parte. A estaba hecho, solo faltaba que mordieran el anzuelo. Al fin y al cabo, la Secta había creado ese aparato hace poco, dudaba que hubieran descubierto como detectar cuando alguien estaba sumiso a los efectos del Madness o no. Solo le faltaba un pequeño movimiento para terminar con eso y poderse ir con su amada, cuando terminara el trabajo.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
17
Dromes :
21879
Reputación :
9
Mensajes :
255

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por KaiserApolo el Dom Jul 30, 2017 8:37 am

¿QUÉ ALEX ES MEJOR QUE YO DÓNDE?

Furioso, el nigromante miró con ira a su amada.

¿Qué solo sé destruir? ¡SOY CAPAZ DE TRAER A LA VIDA INCLUSO A LOS QUEMADOS, TÚ SOLO PUEDES ARROJAR DOS DAGAS ANTES DE LLORAR!

El nigromante no paraba de fallar sus golpes, estaba en un estado mental prácticamente absurdo. No obstante, le llegó un momento de calma al notar como el aparato se apagaba. Tal vez era una traición contra la Secta, pero no era capaz de dañarla. Suspiró, intentando activar de nuevo el Madness, pero era incapaz. De golpe, escuchó la última frase de su amada. Eso fue la chispa que le permitió volver a respirar de nuevo.

Yo… No tengo nada que perdonarte. Ha sido culpa mía. Te amo, a decir verdad, no puedo seguir así. Por favor, sígueme la corriente. Este será el último golpe que te dé en tu vida.

Cerró los ojos de nuevo, fingiendo su habitual seriedad. No era capaz de seguir así, además, los miembros de La Secta no serían capaces de saber si Rebeca estaba completamente corrupta o no.

¡Muere, niñata cobarde! ¡No sé cómo me enamoré de una estúpida humana como tú!

Le guiñó el ojo, mostrando complicidad, para luego activar el Madness, enviando ahora imágenes entre ellos. Su primer beso, aquel intento fallido de intentar impresionarla para poder dormir junto a ella, sentados en el sofá, jugando con Grillo y con Kampert preparando la cena. No sabía como había sido capaz de ocultar eso tanto tiempo.

De verdad… ¿Eres mi ex prometida? Qué pena… Pensé que me amabas. No te creas que me molesta el hecho de que usaras a tu Servant. Son esclavos, y solo saben obedecer. Lo que me irrita es que me compares con él.

Esto lo dijo de nuevo fingiendo, sonriéndole para que viera que no era capaz de hacerle daño. Solo quería protegerla.

Finge que te has desmayado…

Esto lo dijo susurrando, para que solo lo escuchara ella. Así, podría llevarla a que le trataran las heridas, y luego llevarla a casa.

Por favor, no me mientas. ¿Me prometes que permanecerás a mi lado? Te prometo que yo te protegeré.

Bostezó, para después abrirse de brazos con el Madness en la mano, triunfal. En el fondo, sabía que lo iban a tachar de traidor si le llegaban a descubrir, pero no le quedaba otra.

Bien, creo que ya he terminado… Vamos a probar. ¡Soldado, te ordeno que grites!

Se giró mirando con cariño a su amada, esperando algo de complicidad por su parte. A estaba hecho, solo faltaba que mordieran el anzuelo. Al fin y al cabo, la Secta había creado ese aparato hace poco, dudaba que hubieran descubierto como detectar cuando alguien estaba sumiso a los efectos del Madness o no. Solo le faltaba un pequeño movimiento para terminar con eso y poderse ir con su amada, cuando terminara el trabajo.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
17
Dromes :
21879
Reputación :
9
Mensajes :
255

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Derven Greyback el Dom Jul 30, 2017 8:37 am

El miembro 'Invictus Septimus' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 8
avatar

Dromes :
181350
Reputación :
23
Mensajes :
10224

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Jue Ago 03, 2017 6:41 pm

Se lo había creído. Todo. Hasta la última gota de mis mentiras... ¿Mentiras? Era cierto que quería volver a mi casa, a la mansión, donde tengo todas mis cosas, a mi Grillo, a... ¿Kampert? 
Sin darme cuenta, estas últimas semanas me había olvidado por completo de lo que era Kampert. Su físico impactaba, pero sus acciones eran tan caballerosas que por momentos le veía como una persona normal, buena. Y sabia. Muy sabia... Ver a Kaiser usándolo para traicionarme me hizo volver a la realidad, esa a la que pertenecí durante 18 años y que había olvidado. 
Kaiser se dispuso a golpearme por última vez según él. Apreté los puños dispuesta a aguantarlo con todas las fuerzas que me quedaban; la sangre se estaba yendo de mí a gran velocidad, la vista ya no era lo que era. ¿Cuánto me quedaría? No supe si iba a sobrevivir a aquello. El dolor que estaba esperando se apoderó a mí pero... No era dolor. De pronto, imágenes hermosas llegaron a mi mente apartando las anteriores que me había obligado a poner. Kaiser estaba haciéndome revivir los días que pasábamos juntos, felices y sin problemas... Acurrucados en la cama, acariciándonos... Ese recuerdo era mi preferido. 
Abrí los ojos y planté mi mirada en él. Se lo había creído todo de una forma espectacular. Tanto que hasta yo comencé a creerme.
Quería volver a casa, con él. Con todos...
- Sácanos de aquí... -Fue lo último que dije antes de chillar, cerrar los ojos y hacerme la dormida.
Mi respiración iba demasiado rápida. No colaría... O tal vez sí. Sentí de nuevo el dolor de Alex dentro de mí. Estaba luchando contra alguien, de eso estaba segura. Le notaba en peligro, pero iba ganando. Aún le quedaban fuerzas. No obstante, estábamos muy distanciados, tenía que regresar cuanto antes con él.
- Trae a Alex... Por favor. No quiero que muráis ninguno... -Susurré de tal forma que solo Kaiser pudo oírme.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
16725
Reputación :
8
Mensajes :
87

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por KaiserApolo el Dom Ago 06, 2017 12:31 pm

¿Alex? ¿¡OTRA VEZ CON LO MISMO?! ¿Por qué no puedes simplemente ser feliz conmigo? ¿Todo debe ser con él? ¿Se puede saber por qué? ¿¡POR QUÉ?! Yo te di un hogar, un pequeñajo, te brindé todo mi amor, te compré todo lo que querías… ¿NADA DE ESO ES SUFICIENTE? ¡IDIOTA!

Alto, alto… Le ofrecía la libertad… Y solo pensaba en su maldito Servant. Así pues, eso significaba que todo era mentira. Ni llegando a ayudarla, podía superarle. No era justo que, tras darle un vida de princesa, perdía ante un muchacho. ¿Por qué? ¿Por qué era más joven? ¿Por qué era más fuerte? Ese niñato no tenía nada que darle a Asuna. ¿O es que acaso pensaba que un chaval sin trabajo podía mantenerla al mismo nivel social que él?

¿Sabes qué, cariño? ¿Qué te parece si… Tanto amas a ese servant, por qué no me abandonas de una vez con el corazón roto y vivís vosotros dos una nueva vida llena de felicidad, unicornios y esa m*erda asquerosa?

Se giró penetrando con la mirada a Asuna. Y pensar que hace unos segundos la iba a salvar… Pero las palabras podían costar mucho más caras que el silencio, y Asuna lo acababa de demostrar. Tras cerrar los ojos y concentrar todas sus fuerzas en el Madness, volvió a imaginar todos esos recuerdos dolorosos que en teoría la Secta causaba. Ya no había compasión, no había piedad alguna. En Nohr ya le enseñaron que a tu enemigo se le debía tratar como a un perro, y no merecía nada mejor. Y si pensabas que puede ser que esa persona mereciera piedad, un dios la mataba por ti, como pasó con Sakura. Y no iba a tolerar que Asuna le faltara el respeto al destino de tal manera.

Muere, asquerosa perra hoshidana.

Y volvió a cargar otro ataque, sintiendo como sus energías desaparecían poco a poco. Con cada palabra que la contraria intentara hacer, básicamente se limitaba a pensar un recuerdo de la Secta. Esa niña estaba aguantando, y mucho más que el otro estúpido. Pero Kaiser era el conde de Sakura, no un pelele cualquiera. Tras terminar con el ataque, se sentó en el suelo al estilo oriental y esperó una reacción por parte de la contraria, mientras alzaba los ojos al cielo orando porque Grima, su glorioso benefactor divino consiguiera poner solución a eso de una vez. Pero ni los dioses eran capaces de frenar la ira del mago, que sonreía ante las heridas de la que una vez fue su amada.

Te daré yo ahora una oportunidad. ¿Qué prefieres, morir aquí y con tu Servant, o vivir una vida plena con la persona que te brindó amor y una familia? Parece que una persona en su sano juicio respondería lo segundo, pero no sé, como eres así de especial…
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
17
Dromes :
21879
Reputación :
9
Mensajes :
255

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Ambientacion el Dom Ago 06, 2017 6:49 pm

ESTRUENDO, es lo que se oye en la entrada de la base de La Secta. La pelea entre Alex y Johan ha terminado de una manera inesperada y Alex ya es libre de rescatar a su master. Gracias a una concentración de su poder y un poderoso golpe, el Berserker fue capaz de hacer una brecha en la barrera mágica que protegía la entrada a la base. Esta brecha permite que Alex y Rebeca estén conectados nuevamente, como servant y master, sin irrupciones, cada uno se daría cuenta de ellos al sentir al otro. Ahora es cuando se llega al punto decisivo entre Kaiser, Alex y Rebeca. Es hora de luchar por aquello que aman.

Aquí se generan dos opciones:
1) Al sentir la presencia de Alex, Rebeca le invoca a su lado.
2) De negarse a invocar a su servant, Alex recorre la base de La Secta en busca de Rebeca, inevitablemente enfrentándose a NPCs y trampas.

Off-rol:
Alex ya esta disponible para participar en este tema. Rebeca tiene la opción de invocarlo a su lado y de esta manera confrontar a Kaiser. Una vez ya estén los 3 en la misma escena, Ambientación hará otra intervención para explicar la situación.

Turnos:
Rebeca
Alex
Kaiser

Ahora es el turno de Rebeca Fdez. Cuando se complete la ronda que termina en Kaiser, Ambientación hará la intervención ya mencionada, así que se les pide no responder el tema luego de la respuesta de Kaiser, por favor.

¡Suerte!
avatar

Dromes :
37640
Reputación :
9
Mensajes :
119

Ver perfil de usuario
USUARIO NUEVO

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Mar Ago 08, 2017 8:36 pm

- ¿Quién ha dicho que le amo? ¡No pongas en mis labios cosas que no he dicho! -Chillé, colérica. 
¿Quién se creía que era? ¡¿Quién?! ¡Le había dado todo mi amor! Maldita sea, había confiado ciegamente en él. Le había intentado mentir, sí. Pero en el fondo sentía todo eso... Kaiser era mi primer amor... Mi gran amor... ¿Cómo podía acabar así todo? Iba a morir,  lo tenía asimilado ya, pero...
- ¡Mátame! Ten las suficientes agallas para hacerlo. Pero recuerda una cosa. Cuando ya no esté, cuando mi cuerpo caiga muerto, tal dolor caerá sobre tu conciencia y acabarás perdiendo. -Aguanté el dolor que me causaba el estómago al hablar. Tragué saliva. 
La boca me sabía a sangre. Estaba llegando a mi límite. Cerré los ojos dispuesta a que Kaiser arremetiera contra mí lo que sería el golpe de gracia. Pero algo extraño sucedió. Alex estaba cerca. Muy cerca. Un aire cálido me inundó por dentro y mi corazón bombeó más rápido de lo normal. Estaba conmigo. 
- ¿Qué? -Susurré al ver que Kaiser seguía hablándome. - No le mates... ¡Ni se te ocurra hacerlo! -Forcé las cadenas en un intento de soltarme. -¿Por qué eres así?  
Sentir a Alex por mis venas me dio la suficiente fuerza como para volver a tener fe. Había oportunidad de salir de allí con vida. 
- ¡Para con todo esto! Estás actuando como un niño con ataque de celos, ¡Alex es mi Servent! A quien amo...amaba... -suspiré aguantando el llanto-, era a ti... -mi voz acabó desvaneciéndose en el aire. -Sólo quería volver a casa con todos... Contigo.
Kaiser no me escuchaba. Simplemente miraba el aparato con atención, evadiéndose de todo. De mí. Tenía que llamarle la atención de algún modo... Tenía que hablarle a los dos.
Cerré los ojos con fuerza y le llamé. Le rogué que apareciera ante mí. 
- Alex... yo... ¡te invoco!



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
16725
Reputación :
8
Mensajes :
87

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Alex Strike el Miér Ago 09, 2017 1:58 pm

Luego de descender por un ascensor de carga durante cinco minutos Alex pudo decir que se encontraba dentro de las instalaciones de la secta y a un paso menos para encontrar a Asuna. Para su sorpresa todo dentro de las instalaciones parecía normal ¿No se habrían dado cuenta de aquel estruendo? ¿O es que estaban tan seguros de la protección que ni se preocuparon? De cualquier forma en el momento que se enteraran que había un intruso todo se vería mas complicado, incluso salvar a Asuna que debía ser prisionera en algún lugar; Moverse en aquel lugar sin llamar la atención resultaría difícil para cualquiera, incluso para Alex, solo que él tenia una ventaja y era el lazo que lo unía a su máster, un instinto que le decía que camino tomar para poder llegar hasta a ella.
Como siempre la vida no es color de rosa y no todo podía salir bien para el infiltrado y menos andando sin mucho cuidado como él lo hacia, en algún momento de su trayecto se encontró en un cruce, a su derecha el camino que debía tomar y justo frente a el una puerta que comenzaba a abrirse ¿Donde correr? No había donde, cualquier dirección que tomara terminaba en ser descubierto. Al final Alex no fue descubierto, aquel de la secta que vestía ropas extrañas y diferentes a la de los soldados solo abría sentido una extraña presencia ¿Que sucedió? Alex no contaba con el factor Asuna, ella lo había invocado, todo se había vuelto mas fácil para él con respecto a encontrarla, ahora solo faltaba poder salir de ahí.
Lo primero que vio Alex al aparecer fue a Kaiser ¿Kaiser? sin duda era un patán ¿Pero de la secta? Era inesperado, luego vio a Asuna gravemente herida—¡Quien demonios te crees!—Gritó Alex a la vez que saltaba sin haberlo pensado hacia Kaiser. Un aura de ira (Que de ser visible seria de un color rojo intenso y si se pudiera tocar quemaría como nada en el mundo, lastima no) arropo a Alex, estaba furioso, muy furioso, aun podía controlarse pero su principal instinto era aplastar a Kaiser de una vez, con el impulso que había tomado le daría un golpe con mucha fuerza en la cara a Kaiser—¡¡¡AAASSUUUNNAA, aqui estoy!!!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
24
Dromes :
20490
Reputación :
4
Mensajes :
119

Ver perfil de usuario
SERVANTS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por KaiserApolo el Miér Ago 09, 2017 4:19 pm

¿Dices qué me amabas tras decir que tu Servant es mejor en la cama que yo? ¿¡Te crees qué soy tonto, o qué pasa?

No. Básicamente, se negaba a que le intentaran engañar de tal manera. ¿Qué su muerte le iba a causar dolor? Pues no mucho, la verdad, ya que podría resucitarla y quitarle todas sus ideas que fueran ajenas a él de la cabeza. Más bien, matarla sería lo mejor en ese instante. Ya estaba cansado de que misteriosamente, una mujercita usara la cama que él había pagado, usando la ropa que él le regaló… Y mucho más importante, engañándole diciendo que le amaba. Lo mejor hubiera sido darle un zombi como Kampert y que se las apañara, pero la señorita necesitaba un Servant. Tras suspirar unos segundos, apuntó con su báculo a Asuna, centrando energía oscura para crear una espada con la que atravesarla.

Verás, cariño… Puedo tolerar que me insulten, que me engañen, pero… El hecho de que pienses que tu muerte me afectaría lo más mínimo me ofende. Así que… Te mataré y diré que habías enloquecido por el poder de Madness… Y cuando termine, devolveré a la vida tu cuerpo y quitaré todo aquello que sientas y pueda resultarme peligroso. Y luego, seremos felices, y tendremos esa cabaña que tanto querías… Espero que tú alma y la mía se vean en el infierno. ¡MUERE!

Y justo cuando estaba acumulando suficiente oscuridad, ese puñetero Servant tuvo que aparecer. Como un acto reflejo, ya que ir gritando por la vida te delataba mucho, el mago dio un grácil salto hacia un lado, esquivando el golpe por pocos centímetros. Qué suerte. Eso podría haberle abollado la armadura.

Hola, Servant. Veo que sigues tan bruto como de costumbre… Creo que incluso mi criada, Rechy, sabe que se llama a la puerta antes de entrar.

No le importaba que el otro le intentara atacar. Tampoco que Asuna estuviera desangrando. Solo sabía que Kampert estaba allí, dispuesto a protegerle como el buen caído que era. Así pues, estaban en igualdad numérica. Y aunque ese Servant fuera muy poderoso, era en la fuerza donde su Contrato Hediondo funcionaba mejor. En otras palabras, que cuanto mayor fuera la fuerza enemiga, mayor es el daño que causa. Un poder simple a la par que efectivo. No obstante, ahora podía tenderles una trampa.

Bueno, bueno… Supongo que la Secta te considerará un soldado interesante, así que… ¡Te mataré y luego resucitaré!

Ahora comenzaba el duelo. Un enfrentamiento entre la pasión y la realidad. Una batalla entre la fuerza y la magia. Master y Servant contra mago arcano. No obstante… No se llegaría a eso.

Por cierto, Asuna… Si ordenas a este crío que me ataque, mataré a Grillo de una manera tan dolorosa que lo sufrirás incluso tú…

avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
17
Dromes :
21879
Reputación :
9
Mensajes :
255

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Ambientacion el Sáb Ago 12, 2017 3:54 pm

Ambientación
Las cosas se complican aun mas. Asuna esta débil, sin fuerzas para continuar. Si no hubiera sido por su gran voluntad, su mente habría sido fácilmente capturada por la oscuridad de Madness, pero no fue así, pudo resistirlo, a costa del precio de sentirse con fatiga y sacrificar mucha fuerza en el trayecto. Por otro lado, el guardián de los calabozos de La Secta, KaiserApolo parecía tener todo bajo control. El y Madness hacían un dúo absurdamente peligroso. El talismán no pudo estar en mejores manos.

Pero la llegada de Alex seria lo que marcaría el antes y después en el encuentro. El seria la piedra a la balanza para salvar a Rebeca. Por mas que haya logrado entrar y estar al lado de Asuna, la brecha en el escudo que protegía la base, solo le permitió hacer eso, entrar. Adentro, Alex sentiría un aura pesada, que le reduciría sus movimientos.

El estruendo ocasionado por el golpe y energía de Alex hizo alertar a toda la base. Cerca de 20 soldados (minions) se dirigieron para asistir a Kaiser. Aunque poco pudieran hacer, ya que las fuerzas de La Secta se encuentran desplegadas a lo largo de todo Éadrom, sobretodo en las calles, donde en estos momentos están teniendo una guerra. Luces rojas y muchos sonidos de alboroto es lo que puede apreciarse. Todo se ha salido de control, el drama entre Kaiser, Rebeca y Alex solo empeoraba las cosas. Y el hecho de no tener el personal suficiente a disposición para calmar las cosas, solo deja las cosas a la suerte.

De nada habrá servido salvar a Asuna, si la base de La Secta aun sigue allí. Ese lugar debe ser destruido a toda costa, ahora o nunca, que están en una situación critica. Pero Kaiser es el único muro en frente de Alex que le impide avanzar en su aventura. ¿O sera al revés?

Off-rol:
Vitalidad:
Rebeca: 40% (Debilitada y sin fuerzas por el uso excesivo de Madness sobre ella)
Kaiser: 60% (Empezando a sentir el cansancio del uso excesivo de Madness)
Alex: 100% (Un ligero debuff en su cuerpo por el escudo maligno que rodea la base. Este reduce su velocidad.)

Turnos: Turno de Rebeca (Tiene tiempo hasta el 18/8)

Importante: Cambio en el sistema de batalla.

En este nuevo sistema consideramos que para hacer mas libre el rol y con menos problemas de los dados, todo queda en mano de la narración de los participantes y de las intervenciones de Ambientación En las batallas se tomara en cuenta mucho la lógica y la narración de los involucrados, ya dejando de lado los dados. Aun así, en situaciones cruciales y o cuando Ambientación lo amerite, se utilizara los dados de ser necesario. Con esto queda en claro que no es obligatorio el uso de dados, y que se va a tomar mas en cuenta la narración y las intervenciones de Ambientación.


¡Suerte!
avatar

Dromes :
37640
Reputación :
9
Mensajes :
119

Ver perfil de usuario
USUARIO NUEVO

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Jue Ago 17, 2017 6:03 pm

Off rol:
Perdon por haver un rol tan corto..Vuelvo el lunes de vacaciones, no tengo wifii >3< el proimo lo hago mejor!!
Me dolía hastael alma. Me miró. Gritó mi nombre. Incluso le vi sonreír. Unas ganas locas de lanzarme a sus brazos me comieron por dentro. Ver a Alex aparecer me llenó de esperanzas pero el cuerpo no sintió lo mismo. Temblaba, no podía respirar y veía sin ver. Tenía sueño... Kaiser me amenazó. Otra vez. ¿Por qué?
- No puedo ordenarle nada. No es mi sirviente. Tú me dijiste que hiciera con él lo que quisiera, no? Pues le di libertad. No es mi siervo. Luchará si lo desea. Solo quiero regresar a casa... SIN ti.
Bien, dicho. Lo había dicho... Escogí. Escogí a Alex. Él jamás me había hecho escoger. Con Alex todo había sido maravilloso... Lo mejor que había tenido. Amaba a Kaiser. Sí. Pero... 
- El daño que e has hecho no..podrás quitarlo. Jamás llegaré a amarte como deseas. Jamás. 
Las últimas palabras que dije fueron esas. Mi atención se centró en Alex. 
Primero comprobé su cuerpo, si tenía heridas. Luego, su pecho, y por último sus ojos. Esos ojos...
- Alex... No luches si ves que..podrías...-Gemí de dolor- No mueras. Volvamos juntos...



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
16725
Reputación :
8
Mensajes :
87

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.