FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Ah, estabas allí? [priv.]
Hoy a las 4:43 pm por Eoghan Maddox

» Fairy Tail Rol [Afiliación Élite]
Hoy a las 4:22 pm por Invitado

» Toru Hagakure
Hoy a las 3:25 pm por Toru Yamamoto

» Kaito Ozawa ID
Hoy a las 3:13 pm por Kaito Ozawa

» Siente la pólvora. [Libre]
Hoy a las 3:06 pm por Alex Strike

» LIBRO DE FIRMAS
Hoy a las 2:31 pm por Toru Yamamoto

» El Androide y la Maid
Hoy a las 2:26 pm por Marshie SanDiego

» CAPITULO III: LA REUNIÓN (TEMPLO "RECUERDOS DE WINTER")
Hoy a las 2:20 pm por Kanade T.

» Keep your enemies close. [Dylan, Vincent, Lev]
Hoy a las 2:04 pm por Vincent Van Heart

» Sugerencia - "Mejora de Raza"
Hoy a las 1:36 pm por Alex Strike

CONOCE A TU STAFF
¡NUEVOS MIEMBROS!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Don't get into bets, or you'll end up being ripped off [Privado Jayden]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Don't get into bets, or you'll end up being ripped off [Privado Jayden]

Mensaje por Jae Lyoubesse el Sáb Mayo 27, 2017 8:49 am

Off rol:
OMG JURO QUE YO NO ESCRIBO TAN LARGO.

Lo siento, me vi increíblimente inspirado y escribí un poquito BASTANTE demás :') Ya avisé que el primer post me sale más largo de lo normal pero esto... se pasó 3 pueblos... y más.

No te veas obligado a escribir lo mismo por favor me hará sentir mal. Se lo que es no escribir en las mismas líneas que con quien participas, no te sientas oprimido pls.

Lo intenté acortar pero no pude :'') En los demás post SEGURO que escribó menos de un tercio de esto

Desde el mediodía aquel calor había aumentado exponencialmente con el sol en su punto más alto. Cualquier persona que se encontrara en las calles de la ciudad en aquel momento debía de fallarle la cordura pues la abrasadora sensación que se sentía emanar de tu cuerpo bajo el sol era inmensa; podías sentir como el calor se introducía a tu cuerpo y consumía tu interior. Tu única defensa era expulsarlo a través de los poros de tu piel por medio del sudor; pero no era suficiente, nada era suficiente para tan sofocador día.

Arrepintiéndose de su decisión, Jae canturreaba una canción mientras paseaba entre las calles del distrito comercial. A pesar de ser día de mercadillo, toda la gente con cabeza había decidido descansar y perder todas sus ventas posibles del día por tal de no arriesgarse a sufrir aquel infierno. Tan solo aquellos quienes estaban muy necesitados de ventas o de mente poblaban el suelo de las calles, con ingeniosas tiendecillas que al menos protegían sus productos -y como no, a ellos mismos- de derretirse.

Con esta temperatura no sería capaz de asegurar el estado de la comida al volver a casa. El joven suspiró entre los versos de su canción para pararse y dirigir su mirada al cielo. Decidió que lo mejor era esperar a que el sol fuera compasivo y disminuyera su fuerza al acercarse el atardecer. Era la mejor opción a la que podía llegar, pero ahora surgía un nuevo problema que resolver: Como gastar el tiempo hasta que el calor amainara.

Retomó su camino y tras un par de pasos su vista fue tentada a dirigirse hacía un grupo de hombres de traje jugando a las cartas. No era sólo su acción lo que hacía levantar curiosidad sobre ellos, sino la combinación de esta con sus pintas; todos vestían el mismo traje y lucían el mismo pelo de gangster -como si una vaca les hubiera lamido el pelo hacía atrás-. Si aislabas cada hecho no era algo inusual de ver -jovenes jugando a las cartas era algo común en las calles, y los gangsters siempre estaban presentes en las ocultas calles de las grandes ciudades- sin embargo al sumarlos formaban una extraña situación que haría sospechar a cualquier ciudadano pasajero.

Rompiendo con su sentido de la seguridad por la inmensa curiosidad que le inquietaba Jae modificó su camino desplazandose hacía el grupo de hombres disimuladamente, ojeando la partida de cartas. Y encontró justo lo que imaginaba: estaban apostando.

Quedándose inmóvil y ansioso, Jae apartó la mirada y recapacitó. Repitió una y otra vez "No debo, no debo, no debo" Pero obviamente tal terapia no podía funcionar en él. Sin embargo, lo intentó una vez más, y otra. Pero de nuevo no sorgía ningún tipo de efecto, el deseo de participar era demasiado grande.

A pesar de todo, levantó un pie y forzosamente dio un paso. Y otro. Hasta que lentamente, muy muy lentamente se alejaba del grupo de hombres. Suspiró por segunda vez ya, gastando toda la fuerza de voluntad que tenía. No podía perder el dinero que tan arduamente había conseguido.

-Oye chico, ¿Te acercas? -...

¿O sí?

La magia de las palabras hizo a Jae obedecer al cuarentón de gafas negras, pero podríamos decir que más que su pregunta, era el ansia que le carcomía por dentro lo que le hacía acercarse a ellos como un imán hacía una nevera.

-¿Cómo se te ocurre merodear por nuestros barrios? -las tensas miradas que recibía provocaban una continua tensión en Jae- Y encima con este asqueroso calor del demonio.

Ninguna precaución se mostraba en su rostro, seguía manteniendo la mirada con el hombre con el cual conversaba con un rostro que simulaba una seguridad en sí mismo inquebrantable.

-Tienes agallas, me gustas -La tensión de sus miradas se volvió cálida, no obstante eso no obigó a Jae a bajar sus defensas- Ven, únete.

Les miró precavido una vez más pero no mostro duda en cuanto a sentarse entre ellos para participar en su juego. En medio camino de sentarse, uno de los participantes interrumpió.

-Espera, ¿tu crees que un crío debe jugar con nosotros? Se va a ir a casa llorando -tal como acabó la frase todos se rieron excepto Jae quien dejó ir un suspiro. No le importó el comentario, así que se sentó completamente.

-Déjale, no creo que nos haga ningún mal -las risas volvieron mientras Jae esperaba que acabaran su participara unirse.

-Oye, al menos di algo, estamos hablando de ti -la voz provenía del hombre de gafas negras con un tono normal, ya terminándose de reírse.

-¿Vas a acabar ya? Quiero participar -las palabras de Jae eran la simple verdad.

-Oh, que impaciente.

-Tú no nos mandas eh niño.


Jae suspiró otra vez, incapaz de responder a sus comentarios pero dejando escapar una leve sonrisa. Esta era una de las cosas que le encantaba de apostar; cómo los participantes hablaban entre ellos. Porque por mucho que parecieran subestimarle no había quitado su ojo de las cartas por poco más de unos segundos, aun interesados en el juego que continuaba.

Acabaron el juego que seguía en curso y el siguiente. La suerte había estado de lado de Jae dándole las mejores cartas posibles más su astucia y técnica que le permitió aumentar la apuesta mientras continuaba el juego y así ser su premio mayor. Pero no había sido fácil; con quienes participaban no eran novatas y estuvo apunto de perder terriblemente en varias oportunidades. Sin embargo consiguió remontar y subir la suma hasta el final. Se sentía orgulloso de su poder con el juego.

Sus contrincantes se veían decepcionados, pero no humillados. Algunos le echaron en cara que hicieron trampa o que no estaban jugando en serio -lo que era cierto- pero no trataron de reclamarle el dinero y en cuanto acabaron de quejarse le dejaron ir.

Mientras recogía su dinero y se marchaba, uno de los hombres le seguía. Jae notándolo, no dio rodeos y se dio la vuelta para encararlo.

-Tranquilo, sólo quería hablar contigo. A solas.


El gafas negras le había hablado de algo difícil de creer para él, pero era demasiado bueno para no comprobarlo. Se excusó con que tal habilidad para apostar -sino era la suerte del novato- debía ser aprovechada.

Ahora se dirigía al lugar, que no estaba situado bastante lejos de su encuentro. Sin embargo, ya no estaba en el área comercial; sino en los barrios bajos. Si el distrito estaba vacío, ahora donde estaba era un pueblo fantasma. No vio absolutamente a nadie mientras caminaba pero a Jae le pareció normal; el calor seguía poblando las calles con la misma intensidad que antes.

Entonces, llegó. El edificio semejaba antiguo, pero no por eso sucio o abrumador. Se encontraba inesperadamente limpio y tan solo mostraba unas pequeñas cicatrices en su segundo piso. El estilo barroco la hacía distinguir de las demás casas, que no parecían pertenecer a ninguna etapa en particular, ya medio derruidas. No había patio ni verja, sino que era una casa apegada a la acera, donde lo único que debías hacer para entrar era subir las escaleras y tocar a la puerta.

Jae miró al rededor por unos momentos, algo inseguro de entrar. Esperaba que hubiera alguien en la entrada esperándole demostrando que no se había equivocado de lugar. Pero lo único que encontró fue una furgoneta aparcada justo en la esquina a unos 6 bloques de la casa. Y no había nadie dentro, pues incluso de había acercado para investigarla.

Sin embargo, no debía arriesgarse a perder lo que le prometió aquel hombre por un simple sentimiento de inseguridad. Decidió dejar de preocuparse y llamó a la puerta, esperando una respuesta.

Pasaron 10 minutos y por mucho que tocara nadie acudía a su llamada, y empezaba a sospechar. Por probar, trató de girar el pomo de la puerta -sabiendo que no iba a funcionar tal estupidez- y horriblemente sorprendido, esta cedió ante el movimiento.

Se quedó en la entrada inmóvil unos cuantos segundos, una sensación inmovilizándole de pies a cabeza, poniéndole alerta. Entonces se dio cuenta que había dejado de respirar y comenzó a hacerlo de nuevo lentamente. Tenía un peor presentimiento que antes.

Claramente, se dejaría llevar más por lo prometido que por su sentido de la supervivencia.

Lo más característico del interior era la soledad que se sentía. No era por el hecho de que no hubiera nadie, sino de que no habían ada, absolutamente nada. Al entrar por el pasillo las paredes estaban desnudas y las puertas hacía las habitaciones a izquierda y derecha de este... no existían. Eran simples huecos. Cuando llegó al lugar en el que debía encontrarse con un supuesto salón, ni sofás ni televisiones ni muebles hicieron presencia, tan solo una ventana que daba al exterior.

Al subir la escaleras, la escena no cambiaba. Se encontró con otro pasillo largo que dividía la casa en dos y decidió dirigirse hacía la derecha. Al menos quien vivía en la casa -si es que alguna vez alguien iba allí- tenía la decencia de pagar la factura de la luz, pues lo única que existía allí y además, funcionaba, eran las lámparas del techo.

Al llegar al final del pasillo, algo cambió. Era la primera puerta -y la última- del interior de la casa. Jae la miró confuso e inseguro, pero no tardó mucho en abrirla. Y entonces entró a la habitación prometida, esperando un mundo de apuestas silenciosas pero increíblemente potenciales en dinero.

Obviamente, se llevaría una decepción cuando supiera que había caído su trampa completamente. Irónicamente, el cazador se había convertido en la presa.


-Hablo- Actuo - "Pienso"
avatar

Dromes :
5381
Reputación :
1
Mensajes :
10

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Don't get into bets, or you'll end up being ripped off [Privado Jayden]

Mensaje por Jayden & Yoshio el Dom Jun 04, 2017 12:36 pm

DON'T GET INTO BETS, OR YOU'LL END UP BEING RIPPED OFF
Estaba cansado de tanto estudio, Yoshio llevaba días insistiendo con que estudiara cada pequeña cosa de su libros, no sabía si era por deshacerse de él un rato o porque sus notas habían bajado de los notables, cosa que poco le importaba, comenzaba a creer que su vida siempre sería un engaño para sobrevivir, estaba cansado de esconderse y sobretodo de sentirse como una marioneta, ni quería recordar como semanas antes el cabeza cuadrada de su protector le había llevado a un pub de señoritas de compañía, sabiendo el pánico que le daban las mujeres eso había sido una jugada muy sucia por su parte, pero daba igual había salido del paso con la cabeza bien alta(?). Afortunadamente Yoshio parecía que por el momento en ese sentido se había rendido y le daba algo de cuartel .

Sorprendentemente aquel día no le dijo absolutamente nada al llegar de clases, así que pensó que le estaba dando un descanso de tanto estudiar y tanta mujer, en su interior no estaba muy confiado pero aprovechó para escabullirse en cuanto pudo , no fuera a ser que entrara a su habitación para amargarle lo que le quedaba del día. Una vez en la calle observo la hora en su móvil, tenía varias horas por delante para hacer cualquier cosa, una sonrisilla maliciosa paso por su rostro, sabía muy bien que iba a hacer en lo que quedara de día.

Por algún extraño motivo desde hacía unos años cada vez que podía iba recogiendo y robando braguitas de tendederos y vestuarios públicos, quizás no era algo muy normal mejor dicho , no era normal pero a él le entretenía y le gustaba, de alguna forma había adquirido esa costumbre poco después de separarse de su hermana al igual que su miedo a las mujeres, nunca supo si eso realmente era un hecho que conectaba sus trabas pero no se lo planteaba demasiado pues ya era bastante perturbador el robar ropa interior ajena, como para indagar el motivo de ese extraño fetiche.

Camino durante uno sminutos entre las calles, estaba algo complicada la cosa no veía ningún objetivo por el cual ir. Siguió andando hasta ver en una zona algo concurrida un par de líneas de tender, perfecto ,pensó mientras miraba alrededor como subir hasta allí encontrando enseguida las escaleras de incendio, por suerte solo se encontraban en el primer piso. Una vez subió hasta la zona indicada se coloco sobre la barandillas alargando el brazo rozando con sus dedos las prenda de vestir mientras lo de abajo no se daban cuenta de que este seguía en sus trece de conseguir aquellas braguitas -Un poquito -susurro antes de estirarse y al fin conseguir sostener la prende entre sus dedos inclinándose justo en ese momento- ah..!!-se sujeto tirando de la cuerda de tender rompiéndola casi al acto por culpa de su peso cayendo de bruces contra algo sólido rompiendo todo a su paso - aghn -cerró sus ojos sintiendo un fuerte dolor en todo su cuerpo mirando mareado alrededor observando a varias personas  vestidas de negro en su entorno- que…-se llevó una mano a la cabeza antes de caer hacía atrás inconsciente con las braguitas aferradas a sus manos.


Sus ojos se abrieron levemente, apenas veía luz y un olor algo desagradable impregnaba el ambiente, se llevó una mano hasta su cabeza observando el lugar sin saber donde se encontraba- que…-un suspiro salió de sus labios mientras contemplaba su alrededor intentando recapacitar donde se encontraba. Enseguida se percató que estaba dentro de una casa, bastante vieja y moho por lo que podía ver , sus labios se fruncieron mientras  trataba de levantarse con calma, aquel golpe le había dejado seco. Tosió un poco mientras intentaba enterarse de que estaba haciendo allí, él había estaba en el tejado de aquel edificio robando-¿Y las braguitas?-siendo inmediatamente su centro de pensamiento - tks-miró alrededor sin ver nada - no fastidies tanto golpe para nada -bufo mientras pateaba lo que parecían escombros- y donde cojones estoy …-se dijo a sí mismo malhumorado, no podía creerlo tanto rollo para nada -bien…-miro la puerta que se encontraba allí abriéndola a duras penas .

Enseguida vio que el lugar no era normal -Por favor que no sea otra jugada de Yoshio -suspiro mientras caminaba por el lugar sin ver a nadie -¿Hola? -levantó una ceja mientra iba por el pasillo acercándose hasta otra puerta abriéndola también a duras penas -¿Hay alguien?-negó con su cabeza aproximándose a otra puerta - tks atascada …-suspiro unos instantes antes de levantar su pierna y dar una fuerte patada a esta cayendo de bruces contra el polvoriento suelto- joder!cof cof …-se apoyó con un brazo en el suelo - maldita casa mohosa ….


avatar

Edad :
17
Dromes :
5005
Reputación :
0
Mensajes :
11

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.