image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

image

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Läethys | Privado Kyria

Mensaje por Liu|Meng|Hao el Miér Mayo 24, 2017 4:46 am



Una pequeña luz azul se escabullía por la delgada linea que separaba el suelo de la puerta de aquella habitación aislada en el segundo piso, iluminando incluso el salón adyacente, y se mantuvo constante por más de tres horas desde la media noche, antes de finalmente detenerse para dejarle paso a la blanca luna llena que acompañaba el cielo. -Siete de calidad Inmortal, dos de calidad Santa y una de calidad Humana- Una voz joven acompañaba la escena, donde había una silueta, un horno de color plomizo y una ventana que dejaba pasar la luz lunar con facilidad. También se percibía un aroma invadiendo el lugar, similar al café recién tostado pero con una pizca de canela dulce. La persona que hablaba se puso de pie y abrió el horno para retirar una placa de metal que llevaba grabado un símbolo desconocido en la parte posterior. -No está mal.. pero no es suficiente..- mencionó con un tono que cargaba decepción. En la placa estaban diez píldoras alargadas, del mismo color que la ceniza y formando un círculo con separaciones simétricamente iguales entre ellas. -La formación es perfecta- acotó Meng Hao mientras percibía la energía proveniente de sus productos -Sin embargo, parece que mi Flama Creadora aún no alcanza el nivel suficiente para fabricar un lote Inmortal- Con un rápido movimiento de su mano guardó las píldoras en el saco cosmos.

Devolvió la placa al horno, guardó sus herramientas, cerró la ventana y bajó a su estudio en la primera planta de su casa. Tomó asiento en su escritorio para registrar sus progresos en un libro aún más grueso que la biblia original. *La píldora Moon Je tiene una personalidad violenta y absorberá la luz lunar de otras píldoras cercanas a ella si la energía proporcionada no es equitativa y constante. Esto afecta su calidad y limita las posibilidades de conseguir alcanzar la efectividad Deidad* Este era su tercer intento, por lo que estaba seguro que el fallo se encontraba en él y no en sus materiales o formación. Soltó un suspiro pesado antes de recostar por completo su peso en la silla, en su mente imaginaba los métodos factibles para hacer mas poderosa su alma. No era como si no existieran, sino que su Flama Creadora de color azul era tan extravagante que las herramientas de cultivo o potenciación comunes no le servían para nada. -Si tan solo tuviera una píldora Fundación del Loto Divino de calidad Inmortal... No! Incluso si fuese de calidad Santa los efectos serían aterradores.- Existía en sus registros del tiempo donde trabajaba bajo el cuidado de su maestro Fang Mu, una píldora teórica que multiplicaba la energía espiritual, permitiendo mejorar el poder de la Flama Creadora del alquimista sin importar su color. Era un artículo increíblemente valioso, por el cual se iniciarían guerras entre reinos completos. Pero el problema residía en la variabilidad de la misma: Para que no terminara por matar al que la consumiese entonces los elementos deberían estar equilibrados en cantidades iguales, nueve elementos para diez tipos de Flamas Creadoras, siendo el último elemento cinco veces más poderoso y del color contrario. Fabricarlo era complicado, el nivel de concentración requerido estaba fuera del rango usual que tenían los alquimistas de la época, conseguir el décimo elemento con tal poder también era una labor colosal. Debido a todos esos motivos solo se la tiene en cuenta como una píldora "de libro", con una receta que podría funcionar, pero que nadie tenía la capacidad de replicar.        

-Se que soy capaz de soportar el proceso, mi dominio y concentración superaron hace mucho tiempo los limites de este plano; pero me falta el elemento rojo, un fuego abrasador que llene mi ser de poder, que domine por completo la Flama azul y la moldee adecuadamente- Su voz cambiaba de intensidad a cada instante, animándose por momentos pero dejando atrás el regocijo y bajando cuando recordaba sus carencias. Nunca se le ocurrió antes usar la píldora Fundación del Loto, pero ahora que estaba en aquella situación la idea no sonaba para nada descabellada. -Es cierto, "solo" me falta un elemento. ¡Soy capaz de fabricarla!- Sin darse cuenta ya se había puesto de pie dando un golpe con la palma al escritorio. De inmediato comenzó a buscar en su banco de memorias por los elementos que usaría; la mayoría de ellos eran plantas o frutos comunes, tenía una gran reserva de ellos en su saco cosmos. "¿Pero donde consigo aquel rojo?" Se torturó durante horas mientras recordaba entre más de cien mil opciones. Y finalmente, cuando el alba se manifestaba, se acordó de un pergamino que obtuvo de una mujer desconocida hace un tiempo.

- Te digo que te pagaré con un flor que mejora la energía espiritual, es solo que tendrás que buscarla tú mismo - Explicaba la mujer frente a él, o al menos eso era lo que revelaba su silueta ya que esta persona protegía su rostro con una máscara. Ella necesitaba un par de píldoras ofensivas de calidad Inmortal pero no tenía dinero para pagarlas, así que le ofreció al alquimista un pergamino con los datos de una flor bastante similar al loto, que supuestamente mejoraba y restituía la energía espiritual. -De acuerdo, por un total de tres píldoras de calidad Inmortal aceptaré la información- finalizó Meng Hao después de estudiar todos los datos en la hoja. Nunca intercambió nada más que eso, y tal como apareció aquella mujer, se fue sin dejar rastro y Hao dejó guardado el pergamino sin darle más importancia.

-Si no recuerdo mal..- Sus manos se movían ágilmente mientras buscaba en ese mar de libros, pasaba de una temática a otra, desde apuntes sobre frutas y sus efectos hasta las plantas. -Flores... flores.. ¡Aquí!- Tomó entre sus manos un libro delgado, empolvado por el tiempo que llevaba sin ser utilizado y, al examinar su interior, encontró el desgastado pergamino con aquel común color dorado oscuro. En él se mostraba una exposición de datos a modo de infograma, con un dibujo en escala de grises de la flor a buscar, datos de su tiempo de maduración, florecimiento, crecimiento y ubicación. -Una flor de loto en medio de la montaña nevada, que brinda calor suficiente para permitir que otras más florezcan a su lado.- Hao se mantuvo pensativo un momento antes de encaminarse hacia su puerta, al mismo tiempo que el sol aparecía en el lejano horizonte -Suena estúpido pero no tengo nada mejor que hacer-

Salió rumbo a la montaña nevada llevando su armadura y cuchillos consigo, no para protegerse del clima helado, sino de cualquier ataque enemigo, porque parecía ser que los mandamientos aún eran perseguidos incluso en esta época. Tenía que escalar hasta la mitad y rodear la enorme montaña, para luego bajar nuevamente hasta un precipicio de profundidad desconocida. Allí encontraría el acceso a una cueva, y en el fondo de la misma un lago donde crecía la susodicha flor. "Si me ha mentido entonces me tomaré la molestia de encontrarla de nuevo solo para propinarle una buena paliza" pensó cuando casi pierde el equilibrio al descender por la nevada superficie. Necesitaba llegar antes del medio día, que era cuando florecía y podía ser recolectada. Continuó su camino con calma, aferrándose firmemente a las paredes del acantilado con sus manos, mientras tarareaba una canción de cierto artista latinoamericano.

Finalmente llegó hasta una entrada natural que desprendía un agradable calor, y era mucho más extensa de lo que se imaginó porque incluso un grupo de quince personas avanzarían sin dificultad por ella. -Esto es demasiado fácil, me da mala espina- comentó con un tono burlesco al mismo tiempo que avanzaba, iluminando el camino con su propia Flama Creadora. Ya era cerca del medio día cuando alcanzó un lago repleto de centenares de flores cuyos pétalos se mantenían cerrados, como si guardaran celosamente el secreto del universo. "Al menos todo hasta este punto es verdad, pero no quita esta extraña sensación que tengo. ¿Un poderoso elemento fuego no ha sido descubierto antes? Y si fuese así.. ¿Quién es esa mujer?" Sus pensamientos fueron interrumpidos por el instante en que todas las flores comenzaron a girar en círculos lentamente, como si fuesen atraídas por un remolino. Meng Hao consumió una píldora de los Siete Soles, y esperó a una distancia prudente con un ligero -Ya veo..- saliendo de sus delgados labios. El pudo notarlo a través del revuelo de las flores: No era el único atraído por el calor de aquella rara especie; un par de ojos que destellaban inteligencia fueron descubiertos debajo de la capa de agua. Él era atraído por una única flor, como si llegar hasta aquí fuese parte de su destino; y aquel sentimiento se fortalecía mientras los pétalos se abrían lentamente hasta que finalmente florecieron todas por completo.

"Es el momento" pensó cuando ya cargaba rumbo al lago, daría pasos largos para correr sobre la superficie del agua, tomaría la flor y cruzaría al otro lado para enfrentar a la bestia en tierra firme. Todo iba bien hasta la parte intermedia del plan, pero la criatura no se quedaría mirando tranquilamente como aquel sujeto se llevaba la fuente de calor de la cueva, así que apenas Hao puso sus manos sobre la flor roja, ella salió con la velocidad de un cohete a su encuentro, intentando devorar al intruso. -¡Una pitón Relámpago de Fuego!  ¡Esto es malo!- Tomó una decisión de inmediato, dejar su brazo izquierdo aprisionado para poder tomar la flor con la mano que le quedaba libre.. incluso si eso significaba ser sumergido en el lago, una decisión mortal si se trataba de enfrentar a una bestia que emanaba electricidad. -¡Läethys es mía, reptil estúpido!- gritó al guardar su objetivo en el saco cosmos, y siendo hundido en las profundidades del lago para una lucha a muerte.


• Meng Hao • Läethys | Privado Kyria • Montaña Nevada •



Hasta Ahora:





○ [Liu Meng Wehrmacht] ahora es [Liu|Meng|Hao]
avatar
Salón : 2 A Dromes : 14700
Reputación : 11
Mensajes : 149
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Läethys | Privado Kyria

Mensaje por Kylian & Kyria el Jue Mayo 25, 2017 4:45 am

Läethys
Meng Hao | Montaña Nevada | 12pm
Ante los ojos de Kyria, los días en ese mundo pasaban igual uno tras otro, no había diferencia entre el día anterior al actual y todo parecía repetirse a la misma hora, a cada segundo que pasaba, la vida de los terranos de ese mundo resultaba ser tan monótona y aburrida, sin sentido y sin color, incluso los astros le resultaban opacos en comparación a lo que se miraba en Aoygvázer ¨Tal vez no es el mundo Kyria, eres tu quien ha perdido la capacidad de percibir los pequeños detalles desde que decidiste deshacerte de tus sentimientos¨ le había dicho un día Kylian y sabía que en parte tenía razón aunque otro motivo se debía a la única emoción que podía sentir incluso sin tener un centro donde pudiese residir, enojo, la ira era su única constante, la venganza, el odio disfrazado en justicia y deber la cegaban de todo lo demás y con cada minuto que pasaba sin encontrar a Kyara era un minuto más en el cual su hermana le llevaba ventaja.

Desde que llegaron a Éadrom, los gemelos se habían percatado de una baja considerable en su energía, la sangre no resultaba ser suficiente para mantenerlos, ahí la energía vital del mundo parecía agonizar y la concentración de energía mágica y natural parecía estar reducida, sabían que el motivo por el cual habían llegado a Éadrom se debía a la alta concentración de magia que ahí había en comparación de otras partes en ese mundo. Sin embargo por más que investigaron la única respuesta que encontraron era que al no pertenecer a ese universo necesitaban más energía, algo que les ayudara a regular su poder para estabilizarlo con el de la Tierra y la única forma era consiguiendo objetos, plantas o cualquier cosa de Aoygvázer que haya crecido en este plano dimensional pero no había nada que indicara la posibilidad de flora o fauna perteneciente a su universo en la Tierra, todo se resumía a leyendas vagas que bien pudieron salir de la imaginación de cualquiera aunque tampoco podían darse el lujo de descartar la posibilidad ante demasiadas similitudes.

—¿Cómo es posible?— se cuestionó la joven al leer una leyenda que hablaba de un loto con el centro de un llameante rojo capaz de proporcionar calor suficiente para salvarle la vida a alguien en una noche helada de tormenta, lo había encontrado en un cuento infantil y Kylian simplemente lo descarto por ser un libro para niños —Describe a la flor Läethys pero…no es posible que el velo tenga fisuras, no hay registro en las memorias, Kylian de ser cierta esta información resultaría peligroso, este mundo no tiene control es tan burdo como sus habitantes…dales poder y serán peores que el oscuro— Kyria quien había sido la más dedicada a su deber como guardiana y que aun sin corazón seguía fiel a su trabajo como protectora del velo, no podía dar crédito a eso pero sabía que de ser cierto resultaría ser la única esperanza para que ellos restablecieran su energía sin ser consumidos por la misma pues al no estar en sus óptimas condiciones, abrir un portal que los llevara de regreso era imposible por lo que una posible muerte no estaba demasiado lejana solo era cuestión de tiempo y la única ventaja que ella miraba en eso era que Kyara tendría las mismas dificultades…si no es que ya había encontrado a läethys.

¨Te preocupas demasiado¨ le había dicho Kylian pero no podía descartar ninguna posibilidad, sabía que su hermano lo consideraba absurdo o tal vez se debía a que estaba retrasando un enfrentamiento con Kyara, no le interesaba pues estaba dispuesta a eliminar desde raíz el mal que su hermana menor representaba aun si eso terminaba por condenarla aún más —Ayudame con un hechizo de rastreo, si hay algo proveniente de Aoygvázer deberíamos ser capaz de percibirlo— Le había dicho y Kylian no tuvo más opción que cooperar. Pasaron la noche en vela hasta que algo llego a ellos, no una, varias especies del otro lado del velo aunque la información adquirida había resultado ser demasiado vaga pero lo suficiente para confirmarle la existencia de la flor —Iré sola, necesito que estés aquí en caso de que Kyara intente contactarte de nuevo— Le dijo la joven comenzando a alistarse con sus armas ocultas en la vestimenta, si bien no había emociones, saber que días atrás Kyara logro un breve contacto con él la tenía irritada —oh y Kylian…si intentas mentirme de nuevo ni siquiera a ti te tendré piedad— Advirtió sin vacilación pues no permitiría otra traición, mucho menos que se convirtiera en una amenaza como kyara, para eso prefería eliminarlo con sus propias manos.

El tiempo le jugaba en contra y maldijo aun no haberse acostumbrado al transcurrir de las horas pues el mediodía estaba cercano y si la flor resultaba ser igual de ¨excéntrica¨ que en Aoygvázer significaría que solo abriría sus petalos en ese instante del día por lo que aun pese al frio invernal que suscitaba en la montaña, el fuego en sus venas –metafóricamente hablando- le ayudaba a mantener el calor en su cuerpo pese a la vestimenta ligera que llevaba ¨debo darme prisa¨ se decía pero cada que intentaba materializar sus alas sentía como los omoplatos le escocían como si le hubiesen echado ácido por lo que desistió de aquello, la energía de Läethys la estaba guiando gracias al hechizo de rastreo que aun seguía presente aun si Kylian se encontraba lejos y fue entonces que al rodear la montaña se dispuso a descender hasta que encontró la entrada de aquella cueva.

¨¡Läethys es mía, reptil estúpido!¨ Escucho aquel grito y seguro hubiese seguido de largo de no ser por el primer nombre pronunciado ¨Läethys¨ la única flor que podía ayudarles a ella y su hermano estaba ahí y alguien la había encontrado, no le dio importancia a que se supiera el nombre pues su atención se enfocó en el ser que estaba siendo ¨engullido¨ por el lago y quien en ese momento tenía lo que ella necesitaba —No hay opción— Pronuncio para sí misma y sin dudarlo ni un segundo corrió en dirección del lago para posteriormente sumergirse en el mismo para ¨ayudar¨ aunque esa no era su verdadera intención y aun pese a no saber a qué se enfrentaba lo hizo, una vez ahí pudo observar a un hombre peleando con ¿una víbora? Parecía a simple vista serlo pero no podía confiarse por lo que manteniendo cierta distancia hizo uso de la pequeña ballesta oculta en sus guantes y disparo una flecha en dirección al escamoso ser para que liberara a quien parecía ser su presa.

Armas:





—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar
Dromes : 45089
Reputación : 3
Mensajes : 51
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Re: Läethys | Privado Kyria

Mensaje por Liu|Meng|Hao el Jue Jun 08, 2017 10:59 pm


"Joder.. esto es malo" fue el único pensamiento que tenía en mente mientras el brazo recubierto por la delgada armadura azabache, y que se encontraba aprisionado por las fauces de aquella bestia, era sometido a una fuerte presión. Esta no era una serpiente ordinaria, ni algo que las personas normales conocieran; la pitón relámpago de fuego es una especie gigante cuyo organismo asimiló magia elemental durante la etapa embrionaria. Existía una mínima posibilidad de que un animal normal sufriera este cambio, pero al parecer en este caso particular aquella flor de loto brindó energía suficiente para permitirlo. ¿El resultado? Un poderoso reptil de unos treinta metros de largo desde la punta de la lengua hasta la cola, cuyo exterior podía recubrir con fuego, sumado a la pared interna que emanaba electricidad a voluntad, y una mandíbula con la fuerza para destruir autos sin problemas.

La situación era mala pero no imposible de solucionar. Hao había luchado antes con un par de estas criaturas en China, por lo que conocía su debilidad: Un ataque contundente en la glotis y todo abría acabado en menos de lo que un palo de incienso tarda de arder. "Tan solo debo librar.. librame de este agarre" La dificultad para realizar este movimiento residía en que él necesitaba liberar su brazo y luego introducirse por la boca hasta alcanzar su objetivo sin morir frito por el sistema de defensa natural de la bestia.

Con el efecto de la píldora de los Siete Soles, ayudaba a mejorar su fuerza; sumado a los atributos de la armadura lentamente iba retirando su extremidad ahora solo atrapada hasta la altura del codo; todo esto mientras seguía siendo arrastrado hasta el fondo del lago, a unos ciento cincuenta o doscientos metros más abajo. Si la pitón no lo mataba, la falta de aire y presión definitivamente lo harían.

Y en aquella escena "de película" interrumpió el proyectil de una ballesta desde quien sabe donde, con la punta introduciéndose ligeramente en las escamas de la bestia. En ese entonces la pitón comenzó a aumentar rápidamente su temperatura exterior, y aunque bajo el agua no podía general fuego, eso no evitaba que todo líquido en contacto con su piel se tornara vapor caliente. Aquellas burbujas generadas por la ebullición inmediata golpearon al alquimista, quien soportó el infernal acontecimiento, e incluso lo aprovechó para dejar libres sus extremidades, bajo el precio de recibir quemaduras ligeras en sus manos. Consideró problemático que esa mole lo siguiese a través del acantilado y la montaña, así que con su fuerza mejorada abrió la boca de la pitón, y antes de introducirse en ella, buscó con la mirada al responsable de aquel ataque para hacerle señas con las manos, indicando que saliera del agua.

Finalmente se abalanzó por la garganta, sosteniendo un cuchillo curvo en cada mano, evitando dañar por error al animal para no activar el mecanismo de defensa corporal. No necesitó ir muy profundo pues la anatomía de la pitón no era estructuralmente diferente a la de un reptil común. Identificó el lugar exacto y con un veloz movimiento detuvo su avance por la garganta clavando un cuchillo en la pared interna, e inmediatamente atacó el punto débil con todo su poder usando el arma disponible. "¡Comete esto!" Una sonrisa llena de algarabía se mostró unos segundos en el rostro de Hao, antes de que cerrara los ojos y su expresión se tornase neutra. El animal fue neutralizado pero antes de morir su cuerpo soltó la temida descarga eléctrica. Sin poder evitarlo o salir a tiempo el pelinegro solo pudo soportar el shock esperando que la armadura le permitiese seguir con vida.

Por fuera, si hubiese algún espectador vería a la gran pitón retorcerse antinaturalmente, como si su cuerpo formara un nudo, para luego presenciar un gran destello que indicaba la descarga eléctrica que dentro del agua tiene potenciado su efecto. Pasaron menos de cinco minutos antes que del cadáver inmóvil de la bestia saliese una silueta nadando con desesperación a la superficie, con movimientos desordenados. Ese no era otro que Meng Hao, quien buscaba oxígeno con apuro; y no disminuyó su ritmo hasta finalmente asomar su cabeza a la superficie y subir su cansado cuerpo a tierra firme.

Del saco cosmos sacó una píldora de recuperación y se la tragó antes de tenderse en la irregular superficie de tierra, con su cuerpo aún bajo los efectos del choque eléctrico y sus manos de un intenso color rosa por las quemaduras. Una linea de sangre púrpura asomaba por la comisura de su boca. Estaba cansado, pero temía por que la situación problemática solo acabase de comenzar. - Gracias por casi matarme, ¿¡Quien demonios ataca a una pitón relámpago de fuego en la parte escamosa de su cuerpo?! - Gritó para que la persona que disparó antes lo escuchase con claridad.. era hora de determinar sus intenciones en aquella cueva.

• Meng Hao • Läethys | Privado Kyria • Montaña Nevada •



Hasta Ahora:





○ [Liu Meng Wehrmacht] ahora es [Liu|Meng|Hao]
avatar
Salón : 2 A Dromes : 14700
Reputación : 11
Mensajes : 149
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Läethys | Privado Kyria

Mensaje por Kylian & Kyria el Dom Jun 11, 2017 1:26 pm


Läethys
Meng Hao | Montaña nevada | 12pm
No se detuvo demasiado a analizar la situación, sabia lo frágil que podía resultar la flor y si quería recuperarla intacta debía darse prisa. Con el tiempo había aprendido que de algunas batallas se aprendía en el momento de efectuarlas por lo que si la flecha no funcionaba tendría que hacer uso de su poder, como imagino, la flecha no fue suficiente para atravesar la piel escamosa de aquella bestia pese a que las puntas estaban reforzadas con vulnakh -un tipo de roca semejante en apariencia a la obsidiana pero con increíble resistencia- la pelirroja observo como burbujas se formaban alrededor de la bestia aunque a la distancia a la cual se encontraba no resultaba estar al alcance al menos que la serpiente cambiara de objetivo, al final de cuentas el agua no era el elemento natural de la Zykhari y su rapidez no resultaba ser la misma a que si estuviera en tierra, aun así pensó en recubrir las flechas con energía oscura para crear de esa forma un proyectil más potente para conseguir que el miasma generado por su energía oscura penetrara en el reptil.

Pero no fue necesario hacerlo pese a que ya estaba lista, fueron segundos de decidía en realidad donde considero la posibilidad de mantenerse al margen, esperar que la bestia matara al hombre y después conseguir la flor pero no sabía qué clase de persona era aquel ser por lo que la posibilidad de que muriera en el proceso no resultaba ser seguro, más aun al observar cómo le hacía señales para que saliera del agua lo cual no dudo pues al final de cuentas ella nada conocía de las criaturas que habitaban este mundo y sin perder demasiado tiempo comenzó a nadar hacia la superficie al no saber que habilidades tendría la bestia, debía darse prisa.

Aun asi no fue lo bastante rápida, aun no llegaba a la superficie cuando el destello suscito, tuvo que crear una esfera de oscuridad a su alrededor como un modo de defensa ante aquello pues ella por su parte no portaba armadura y su vestimenta no estaba hecha de ningún material en especial por lo que en ese instante debajo del agua, su energía resulto ser su mejor defensa mientras continuaba con el ascenso, fue hasta que estuvo fuera del agua que disipo la esfera y espero el momento en el cual el hombre emergiera, su mirada bicolor estaba fija en el agua, si en 5 minutos no salía tendría que ir a buscarlo aunque específicamente buscaría la flor y no a él.

No tuvo que esperar demasiado, observo como una mancha comenzó a formarse en el agua ante la proximidad de quien sea que estuviera subiendo a la superficie y estaba preparada en caso de que se tratara de la bestia y no del hombre, por suerte se trataba del varón y se mantuvo al margen tan solo observando hasta que lo miro meterse algo a la boca para posteriormente quedar tendido en la tierra. Kyria soltó un leve suspiro, no por alivio, en realidad fue más un gesto natural, cerró los ojos un momento y fue entonces que lo escucho exclamar.

—Alguien que no pertenece a este lugar— Se limitó a contestar manteniendo la calma pese a que su tono de voz no denotaba ninguna emoción. No dudo en avanzar hasta quedar a una distancia considerable, lo bastante cerca para verlo y que la mirara pero lo suficiente lejos para evitar algún contraataque —ahora…— Menciono mientras le apuntaba con la ballesta situada en su muñeca, ya estaba cargada y de la punta negra del vulnakh en la flecha se podía apreciar una pequeña alteración de energía oscura —Quisiera evitar un enfrentamiento por lo que necesito que me entregues por voluntad la flor läethys— De nuevo ese tono tan falto de emociones y su rostro no indicaba ninguna intención, sus ojos bicolor estaban fijos en él esperando una respuesta de cualquier tipo en realidad, aunque como había dicho, no quería entrar en un enfrentamiento absurdo pero de ser necesario lo haría.







—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar
Dromes : 45089
Reputación : 3
Mensajes : 51
Ver perfil de usuario
Kylian & Kyria
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Re: Läethys | Privado Kyria

Mensaje por Harry Strauss el Dom Ago 20, 2017 8:30 pm

Tema Cerrado
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Montaña nevada.





Última edición por Harry Blume el Sáb Feb 17, 2018 10:33 pm, editado 1 vez (Razón : Cerrado nuevamente por inactividad. [17/02/2018])
avatar
Dromes : 302993
Reputación : 7
Mensajes : 891
Ver perfil de usuario
Harry Strauss
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Re: Läethys | Privado Kyria

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.