6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


¡Haz lo que te dé la gana!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado ¡Haz lo que te dé la gana!

Mensaje por Kisa Hitsugaya el Sáb Mayo 13, 2017 8:37 pm

Kisa no era precisamente el tipo de persona que le tendería la mano a cualquiera pero al estar perteneciendo a un grupo que se dedicaba a la misión de proteger algo lo hacía dudar sobre su accionar; de algún modo. Él prefería estar solo, era algo que pensaba muy a menudo en el tiempo que se encontraba intentando cocinar algo, curioso tener que estar pensando en esas cosas justo cuando su cabeza estaba desvariando entre cuales de los muchos ingredientes añadirle a un mejunje de cosas que separadas eran deliciosas, sin embargo al mezclarlas con un montón de otras se convertían en algo verdaderamente asqueroso; el demonio de todas las comidas, la oveja negra de los platillos gourmet, y él: la pesadilla para cualquier chef experimentado. Pensar en cosas varias mientras se cocina no era muy normal que digamos ya que se debe de estar centrado para no rebanarse un dedo. Vaya, esa debe de ser la razón por la que el albino no podía estar sin llevarse por delante un poco de la piel de sus yemas cada que quería cortar cebollas o pelar patatas. La inutilidad para las tareas domésticas era en mayúscula para el aludido, sea como sea la razón de estar fuera de su departamento no era precisamente ir a buscar ingredientes para seguir con sus mil y un desastres en la cocina; todo lo contrario, quería despejarse un poco de ese lugar encerrado, aunque cómodo, que tanto disfrutaba cada día, tomar un poco de aire para renovar el aire de sus pulmones, disfrutar un poco más de esa ciudad en la que ya llevaba un buen tiempo y que no se molestó en conocer cada rincón de ella.

Los cielos parecían descontentos con su idea, su mirada se volvió gris y el albino siquiera fue capaz de notarlo sino hasta que el agua llegó a su cabeza. Alzó la vista y notó como una cayó en su mejilla derecha por lo que cerró ese lucero por un segundo. —Vaya —musitó en un susurro suave y volvió su vista al camino—, supongo que mejor me detengo un momento.— Era agua, no ácido pero aun así prefirió detener su marcha en un edificio abandonado, se notaba por sus pintas. La hierba se encargó de revestir sus viejas y despedazadas paredes, el polvo y las telas de las arañas adornaba algunas de las muchas ventanas destrozadas y nubladas por la mugre, su lúgubre interior siempre estaba a la espera de un visitante al carecer de puerta y ni hace falta mencionar la poca seguridad que hacía sentir el observar su marchita figura, no obstante a Kisa le pareció bien resguardarse bajo sus escombros.

Aunque los relojes ya deberían marcar más de las 21:00 a Hitsugaya le era indiferente el correr del tiempo.

Está lloviendo más fuerte —dijo por lo bajo al oír que el tintineo se intensificó en gran medida, era bueno, ese sonido lograba brindarle una sensación tranquilizadora, no perdió más tiempo y dejó que su cuerpo se recostara sobre una de los muros; incluso cerró los ojos para permitirse disfrutar de ese momento.


Habla — "Piensa" Narración  Ficha Cronología Npc

Firma:

Hyorinmaru habla
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
128532
Reputación :
171
Mensajes :
1393

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¡Haz lo que te dé la gana!

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 20, 2017 5:32 pm


Akira habia decidido dormir esa noche en el bosque. Mientras paseaba por ahi jugaba con mezclar distintas hierbas que sacaba de su D-Dial para crear una posicion con efectos aleatorios, el queria hacer una posicion que causara parálisis para usarla como proteccion si alguien se metia con el.

-seguro puedo usarla en algunas galletas- sonrei sin estar muy seguro de verdaderamente usarlo en eso. -creo que podria traer problemas-  tenia el liquido de color verde en una pequeño botella de vidrio  y al distraerme tanto con eso no me percate de que estaba lloviznando. -Arca es mejor que te vayas, mojarte no te gusta mucho- mire a mi mascota y le di una caricia para que se diera cuenta de que todo estaba bien, que no habia problema con que me dejara solo por una noche. -No quiero dejarte solo- me agache para poder estar a su altura. -Tranquilo, puedo llamarte si te necesito- meti la mano en mi bolsillo y saque mi celular. - y tambien teng esto para cuidarme asi que tranquilo- Arcanine asintio y se dio la vuelta para irse.

Akira seguia caminando muy tranquilo y alegre, vestia su ropa de ninja asi que se sentia relajado de estar por el bosque caminando pero la lluvia ya estaba un poco mas fuerte asi que prefirio buscar algo para cubrirse, penso en sacar un mapa virtual que habia creado modificando un reloj digital sin embargo vio justo en frente un edificio, se alegro mucho y apuro sus pasos.

Llegue a un viejo edificio, me asome de apoco con timidez para ver si estaba alguien mas que pensara igual que yo.
-¿Hola? ¿Hay alguien?- dije en voz baja y entre, de puntillas y con sigilo intente revisar el lugar por las dudas. -No siento cmo si estuviera solo- me pregunte mirando por todos sitios, casi me convencia de que no habia nada mas hasta que escuche una voz.

Está lloviendo más fuerte


Primero me quede quieto al no saber si acercarme o no. Bu-bueno podria hacer un nuevo amigo por suerte mi cabello a penas se habia mojado y mi coleta no se deshizo asi que estaba muy comodo, tome valor y me acerque al lugar. -Ho-hola- salude sonriendo y me di cuenta de que tenia el frasquito en la mano. que torpe me regañe a mi mismo y meti el frasco en mi bolsillo. -asi que tambien te refugias de la lluvia- me acerque un poco mas y mire al lugar donde estaba mirando el chico. -si que  llueve fuerte, ¿no?- dije un poco triste al pensar en arcanine, deseaba que estuviera en casa, sin mojarse.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¡Haz lo que te dé la gana!

Mensaje por Kisa Hitsugaya el Mar Jun 13, 2017 7:05 pm

Estaba tranquilo, relajándose con el sonido de la lluvia. No le importaba tener que pasar ahí la noche y tampoco se preocupaba por el templo puesto que confiaba plenamente en las habilidades de sus compañeros y dudaba en que notarán la ausencia de un poco de hielo(?.
Suspiró intentando centrarse en el agua que golpeaba contra el pavimento; era recurrente que los miles pensamientos que tenía en la mente quisieran salir de golpe al notar un pequeño espacio de serenidad en el ambiente, nada con que distraerse significaba tener un tiempo solo pasa tí. Algo de lo que Kisa no estaba interesado de momento, algo que tenía que cambiar y enfrentar sus propios pensamientos e inseguridades, sus dudas, sus confusiones. Responder a la preguntas que azotaban su aparentemente impentrable indiferencia.

¿De dónde vengo? ¿A dónde voy? ¿Por qué hago esto? ¿Qué debo hacer?

Que alguien inmortal se cuestionara aquella era un indicio de que va por el camino incorrecto. Teniendo la ventaja de poder ser eternos no deberían tener dudas sobre su existencia. Deberían tener en claro su razón en el mundo y su cometido: Matar, dar vida, proteger, destruir, enseñar. Eran cosas típicas por las cuales eran creados; no obstante, el albino no estaba seguro de su camino a seguir y tampoco podía pedirle demasiado a Hyorinmaru a la hora de indagar sobre su pasado.

—"No lo sé, amo

Era todo lo que le repetía cada vez que le interrogaba sobre su origen. En cierta parte el albino no quería creerle, mas tampoco era capaz de desconfiar de su arma.

Metió sus manos dentro de su bolsillo al escuchar a alguien a su espalda. No era el momento para ahuyentarlo con su típica actitud; por esta vez intentaría ser amable. Además si se ponía a pensar en el hoy, tenía una misión, ¿verdad?. Tampoco era nada seguro, como con todo se despiertan esas horribles ganas de preguntarse: "¿Hasta cuándo?". Intentas convencerte de que eso no importa, que lo que vale es disfrutarlo ahora e ignorar el después.

Simplemente te engañas para dejar de dañar a tu corazón con una respuesta que no tiene una respuesta concentra. Nada es para siempre, aunque a veces deseas con todo el alma que así lo fuera.

Sí... —respondió sin siquiera girarse—. La verdad yo creo que puede llover todavía más fuerte —murmuró sin más. Si estuviera en una situación diferente era seguro que soltaría un "No me digas" con toda su mala leche y antipatía; empero, había decidido que intentaría ser más amable, ¿por qué? Sencillamente estaba cansado. Cansado de evitar las cosas, cansado de su puta actitud, cansado de todo eso que tenía encima y no era capaz de soltarlo, casado de cargar con esa  maldita culpa, casando de extrañar...

Sólo estaba cansado de todo.

Después de decir aquella se mantuvo en silencio, para él el responder sin hostilidad ya era una muestra de amabilidad. Convengamos que tampoco era la persona más habladora del mundo, pese a todo prefería el silencio y la tranquilidad; aunque tampoco le molestaría que el visitante se encargará de acabar con eso. Hoy sería permisivo, en ese momento, justo ahora, ese sería su secreto. Nadie tenía que enterarse y tampoco creía que iría a cruzarse con aquella persona otra vez, Éadrom era muy grande como para obligarlos a verse las caras una segunda vez.

Su vista se mantuvo al frente en todo momento, no había necesidad de mirar hacia atrás, en el lugar no había más luz que aquella que les regalaba uno que otro relámpago, por lo tanto le sería imposible ver el rostro de su acompañante a no ser que se centrará en el mismo y esperará el momento justo en el que el cielo se iluminara y le permitiera divisar al desconocido.
En fin luego de algunos minutos, el albino decidió tomar asiento, arrastró su espalda por la vieja pared hasta llegar a tocar el suelo, de esa manera estaba mucho más relajado, bueno al menos lo estaba—. ¿Uh? —fue lo único que alcanzó a articular cuando el muro cedió obligándolo a caer de espaldas sobre los escombros—Demonios —masculló apretando su ojo derecho por el pequeño accidente. Iba a levantarse; sin embargo, en ese mismo momento le pareció ver algo entre la lluvia. Apoyó ambas manos a los lados, relajó su párpado derecho e inclinó su cuerpo hacia delante para intentar ver lo que a fin de cuentas era imposible—.Me pareció... —musitó en un tono bajo antes de levantarse con premura y salir al tacto del agua. Miró en todas las direcciones posibles con tal de ver aquella cosa que le pareció diferenciar entre la oscuridad, a lo mejor ya estaba loco.


Habla — "Piensa" Narración  Ficha Cronología Npc

Firma:

Hyorinmaru habla
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
128532
Reputación :
171
Mensajes :
1393

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¡Haz lo que te dé la gana!

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.