6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje


El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Vincent Van Heart el Jue Jun 22, 2017 2:42 pm

Cautela, una palabra que claramente describía al centaurion, desde el primer instante había tenido la duda sobre el chico, más aquel acto generoso le hizo confiar un poco más en él –Es solo chocolate, no es que sea el más sabroso, pero un dulce es un dulce– comentó con un tono risueño cuando observó como aquella criatura miraba con extremo cuidado aquella mitad de pastel que le había dejado, él ya se había terminado su parte, aunque le encantaba el chocolate hubiera preferido los parfait que tenía en la nevera, pero como sabía que se le descongelaría decidió haberse llevado el pastel, se imaginaba que si ya viviese con su prometida de seguro se hubiera comido alguno de los que tenía “¿Qué estará haciendo Yoha en estos momentos? No la he visto en todo el día, y de seguro todavía está en la discusión con Misaki para sacar en público nuestro compromiso y que ella deje el medio de las idols, aunque en parte a ella le disguste esa idea tiene que aceptar la decisión de Yohane… sino ya se me ocurrirá algo” Pensaba, sin dejar de dibujar aquella figura frente a sus ojos, el lápiz 2H dejó de ser necesario y tomó el 3B para realizar los contornos cuando notó como el centaurion abría la boca “Conque allí está su boca…” hablaba en sus pensamientos mientras terminaba de darle los últimos trazos al contorno, y ciertos detalles que creía importantes de resaltar más que los demás, cambió a otro lápiz, sería el último que usase, un HB, para remarcar los detalles leves e internos del dibujo cuando de pronto la criatura comenzó a engullir el trozo de pastel desesperadamente.

-Oye Oye, tranquilo, que no se va a acabar el mundo porque te tardes lo tuyo- dijo junto con una risa, el centaurion lo miró como si hubiera aceptado la broma, pero con un rostro algo serio como si lo hubiera irritado ligeramente, aunque pronto regresó a su expresión normal terminando lo poco que le quedaba del pastel de un bocado “Vaya hambre que tiene” comentó en su mente, mientras que la criatura analizaba lo que tenía entre sus manos –¿Esto? Oh, solo hago un dibujo, no es el que mejor me ha quedado… pero algo es algo de momento ¿no?- decía mientras volteaba el cuaderno hacia el magífero, este lo observaba, su rostro cambió nuevamente, ahora se mostraba interesado, se sentía algo más cómodo en cuando a lo que podía ver, dirigió su mirada a los ojos del centaurion que parecía buscar su mirar –No soy bueno agregándole color, por lo que el blanco y negro se me… da…- Caía rápidamente en un estado hipnótico, parpadeando pesadamente -bien…- fue lo último que dijo antes que todo se volviera oscuro, cayendo en un profundo “sueño”, su cuaderno y su lápiz cayeron al suelo, y su cuerpo pasó a su estado verdadero, a una especie de amalgama entre oscuridad y electricidad, manteniendo su forma humanoide.

Y abrió los ojos nuevamente ¿Habían pasado minutos, horas, días, quizás años? Vincent no lo sabía, pero no había pasado más de unas 10 milésimas de segundo, aunque él sentía que era más tiempo, miraba a su alrededor con algo de extrañez, era el mismo bosque, pero no veía al centaurion, cerró los ojos un momento para concentrarse, intentando escuchar el sonido de sus patas, pero le fue inútil –¿Se… fue? Pero si estaba allí tan interesado en el dibujo…- miró al suelo y vio como ninguna de sus cosas se encontraba allí –¡¿Me ha robado?!- Exclamó algo fúrico mientras se levantaba y comenzaba a caminar hacia delante –¿Le di pastel y así es como me paga?- suspiró, pero sus pensamientos serían cortados por un ligero silbido, ya había escuchado ese sonido antes “Una saeta…” se había entrenado con tantas armas por tantos años que sabía el sonido de estas cuando sesgaban el aire, aquel sonido se hacía cada vez más cercano, y con una velocidad increíble, se retiró solo unos centímetros echando el cuerpo para atrás, dejando que aquella saeta de madera pasase solo un segundo después, incrustándose en el árbol, giró su cabeza para ver hacia dónde provenía, y no podía creer lo que sus ojos contemplaban…

Música Instrumental para la lectura (Opcional):

El escenario había cambiado por completo, solo estaba una pequeña parte de ese bosque, tal vez solo unos 5 metros de aquel terreno, dio una vuelta para ver el resto del paisaje, un sitio cambiante, no era como su maestro había dicho que cambiaría, y menos cuando no estaba ni siquiera cerca de la mitad del bosque… -¿Pero qué…?- fue lo único que alcanzó a decir antes de sentir una mano en su hombro, virando rápidamente hacia la lo que le tocaba, se dio cuenta de que era el mismo centaurion –Así que no te fuiste ¿eh?- dijo con un tono algo sarcástico, pero no tuvo respuesta hablada, como siempre, solo le hizo una seña con el rostro, una que había visto mucho, sobre todo por su trabajo, le indicaba que mirase hacia cierto lugar, siguió su mirada y se encontró con una escena, una batalla, o mejor dicho, una guerra.

Hasta el más tonto, el más principiante sabría eso, no era una batalla normal, no con tantos individuos, aunque decir guerra era muy bonito para lo que de verdad era, una guerra era cuando ambos lados tenían posibilidades de ganar, y esto era una masacre unilateral, pero él más que nadie sabía sobre aquello ¿En cuántos confrontamientos no había estado como para no saber una diferencia tan simple? –¿Qué es esto?- miró al centaurion mientras le preguntaba, solo negó con la cabeza y señaló otro lugar con su brazo arbóreo, en esta parte del escenario se veían solamente 3 figuras, el centaurion, y por lo que parecía ser su familia, un recién nacido y otra centaurion, justamente en el momento después del parto –Tu familia ¿eh?- seguía intentando hacer una conversación, pero el centaurion solo asintió y señaló a otro lugar.

En este espacio mostraba una batalla entre unos centauriones jóvenes “Entonces en el anterior él no era el adulto… Momento… ¿Estos son sus recuerdos?” pensó asombrado por aquello, puesto que él recordaba gran parte de su vida, pero sus primeros 300 años estaban completamente borrosos, después de todo no había tenido completa consciencia en ese tiempo –¿Son tus recuerdos no es así?- Otro intento, pero nuevamente asintió –Si no te molesta… quiero ver más- Una ligera sonrisa se mostró en el centaurion, quien con el brazo puntiagudo le hizo una señal para que se explayara –Están desordenados…- dijo mientras revisaba sus 360º, habían muchos recuerdos entre mezclados, pero se dirigió a aquel del nacimiento, de pronto el escenario detrás suyo desapareció, junto con todos los otros recuerdos. Hablaban en un idioma extraño, no entendía nada, nunca había vivido cerca de alguno de su raza, por lo que a pesar de su gran conocimiento lingüístico tenía que pasar como un simple ignorante –¿Podrías traducirlo? No entiendo ni la menor cosa- agregó con un suspiro hacia el centaurion que veía junto a él las cosas, negó en decepción, pero con una simple risa, se burlaba un poco de Vincent, y a pesar de que eso le irritaba ligeramente decidió hacer caso omiso, más ahora si se podía entender lo que decían.

-Noronos… nació algo débil… pero sé que se repondrá, es tu hijo así que será fuerte cuando crezca- decía la madre de aquella criatura -Mientras el niño esté sano no me interesa si es débil… eso se le corregirá con el tiempo- le respondió soltando una pequeña risa, pero al no notar una respuesta de aquella hembra su rostro pasó a uno de preocupación –Apys… ¿te encuentras bien? Cyr me dijo que fue un parto difícil… Apys…- los orbes azulados de Apys perdían brillo, hasta quedar completamente grises y sin vida, el silencio reinó el lugar y en ese momento fue cuando Noronos tomó al recién nacido –Lo lamento pequeño, pero tu madre… Apys nos ha dejado…- su tono casi que quebrado en llanto, pero el bebé mantenía una sonrisa, sus orbes verdosos tenían cierto tono grisáceo, temblando y con algo de esfuerzo esbozó una sonrisa hacia el bebé -Tu nombre será ******- lo último no se escuchaba bien, pero cuando iba a hablar el recuerdo se interrumpió y volvió al centro del bosque –¿Eso fue algo maleducado sabes?- Dijo, mirando fijamente al centaurion de nombre desconocido, cuando se dio cuenta de algo, su cabeza estaba rodeada de luz –¿Desde cuando tienes la cabeza como un santo, así iluminada con luz?- el centaurion alzó los hombros como diciéndole que no sabía.

Obvió ese hecho y se dirigió al que creía que seguía, el de unos niños centauriones peleando, los bosques que había visto no se parecía ninguno a ese donde ellos estaban, en el mismo lugar se podían ver tantos tipos de plantas como biomas, parecía el centro de todo, tan armonioso y caótico al mismo tiempo, era simplemente inefable, nuevamente el escenario detrás de él se esfumó y se inmergió en el recuerdo -¡****** no podrás ganarme! ¡Nunca lo has hecho!- gritaba uno de ellos, similar al otro, pero con orbes rojos –¡Ya verás Seth, no me dejaré vencer otra vez por ti!- Decía el de orbes verdosos, chocaban comúnmente sus brazos arbóreos entre ellos, la pelea llevó algo de tiempo, pero Seth tenía una clara ventaja en la batalla, por lo que al final este venció –¡Seth! ¡******! ¡Dejad de pelear en este mismo instante!- gritaba una voz femenina mientras se acercaba –¡Mi*rda es Cyr!- dijo Seth antes de correr en dirección contraria a la hembra que se acercaba –¡Cobarde no huyas!- Le gritó el de orbes verdosos cuando Cyr estaba más que cerca –Por dios ******, estás vuelto un desastre… ¿Cuántas veces os tengo que decir a ti y a Seth que no se anden peleando? Siempre llegas tu peor que él al médico, deberías de dejarlo ya- comentaba Cyr, quien empezaba a revisarle el rostro, teniendo algunos cortes y raspones –Déjame, tú no eres mi madre- al mismo tiempo que Cyr le daba una cachetada Vincent se golpeaba la frente con la mano –De niño eras demasiado respondón ¿no?- le dijo con una sonrisa algo burlona, por lo que se llevó un ligero golpe en la coronilla –Vale vale, sigo viendo el recuerdo-

Los orbes de Cyr parecían que estaban llorando –No te vuelvas a excusar en la muerte de Apys, o haré que Noronos sea el que te reprimende- Los pelos del pequeño centaurion se erizaron –¡P-por favor n-no le digas a mi padre!- Cyr se le quedó mirando, para luego reírse –No le diré a Noronos, ya es suficiente con las heridas que te haces tú solo mocoso- El niño en un impulso de rabia atacó a Cyr, pero con un simple movimiento la hembra desvió su ataque y le hizo caer –Primero aprende a pelear, y luego podrás pelear todo lo que quieras niño- y allí terminaba otro de sus recuerdos, volviendo al escenario del principio –Pues parece que eras muy enérgico, aprobado- le levantó el pulgar y el centaurion solo se le quedó viendo, como si dijera “¿Enserio?” por lo que en unos simples momentos se dirigió a otro que había, este era el de la masacre que había visto, un escalofrío recorrió su cuerpo al ver tal acción, estaba acostumbrado a ser de uno de los bandos, no el espectador, los centauriones caían cada vez más rápido, pero no luchaban contra otra tribu… estos eran humanos.

-¿Cómo es que no le tienes odio hacia los humanos?- preguntó, extrañado de que el centaurion le hubiese tratado de esa manera tan pacífica, aunque en realidad él no era humano, solamente señaló un lugar, donde la batalla tenía su epicentro –¡Cyr! ¡Cyr no morirás, no mientras yo esté aquí!- gritaba Noronos manteniendo el cadáver de aquella hembra entre sus brazos, justo antes de ser atravesado por una lanza –¡Mald*ción!- gritaba un centaurion detrás del nuevo cadáver, esos orbes verdes con ligeros toques de gris eran inconfundibles, eran del centaurion a su lado, lleno de ira, esos orbes pasaron a ser con una naturaleza calmada a unos con sed de sangre, un rugido, como de aquel animal que está pidiendo que lo maten luego de ser herido, ese chillido desgarrador, era claro lo que sentía, lo mismo que el mercenario cuando perdió a su padre, sentía de aquel sentimiento de querer matarlos a todos y cada uno, galopando hacia los humanos una flecha se acercaba a él –¡Asheye!- Decía uno de los otros centuriones, aunque por primera vez había escuchado su nombre no lo había comprendido en su totalidad entre tanto ruido, entendió Ashai en cambio, pero eso no era lo importante ahora, sino que un humano le había protegido, uno de los de la misma especie que los estaba aniquilando le salvó la vida a Asheye “Tal vez por eso no les agarró odio” pensó antes de ser interrumpido por una voz –¡¡¡¡PARAD DE UNA MALD*TA VEZ JOD*R!!!!- gritó luego de eso, en vez de adolorido sonaba furioso, pero ambos bandos, sin saber que hacer se detuvieron –Estas criaturas no les han hecho nada… incluso solo se defienden de sus ataques una y otra vez… ¿Qué tiene de bueno seguir esta masacre? ¿No veis que solo están haciendo que el odio se expanda?- Decía, pero los ojos de Asheye no cambiaban, quería venganza, una por cada amigo, familiar, conocido que había muerto en aquella masacre, y otra flecha de nuevo se dirigía al centaurion, y de nuevo aquel hombre le salvó nuevamente, y por fin fue que este reaccionó, teniendo en sus brazos al hombre que le había salvado la vida moribundo, sonriéndole –Creo que… el diálogo fue inútil ¿no?- decía, para luego reírse levemente hasta que tosió sangre –¡Algún médico, este hombre se nos muere!- habló, tal vez con idioma humano y no necesitó la traducción, o tal vez se lo decía a los suyos, Vincent no comprendía pero era lo que menos le importaba, tenía que ver lo que seguiría a continuación, pero el recuerdo terminó allí.

-¡¿Pero que caraj*s?! ¡¿Qué pasó luego?!–
Se viró hacia Asheye, sus ansias por conocer qué pasaba le inundaban, el centurion solo negó con la cabeza –No hace falta que lo sepas, el resultado es obvio, el murió, y la masacre continuó, al final solo sobrevivimos unos pocos, yo incluido- habló por fin, su voz ronca y algo tosca, grave y fuerte como el porte que tenía –Es una lástima, que alguien desperdicie su vida así- le dijo el chico apretando un poco sus puños –No, hubiera sido desperdiciada si ninguno de los dos bandos se diese cuenta de que lo que decía era cierto, tuvo efecto, por lo menos en mi tribu… y con respecto a tu pregunta al inicio del recuerdo… no le puedo tener odio a toda una especie, solo por el error de unos cuantos individuos- Suspiró el magífero esperando la respuesta de Vincent –Hmmm es un buen punto, uno no puede mostrar la brutalidad de la naturaleza a los que ni siquiera la han buscado, y no se le puede mostrar clemencia a aquellos que se lo han buscado ¿no?- El centaurion permaneció callado, sin mostrar otra expresión que la que casi siempre tenía -¿Y bien… cuando tienes pensado decirme tu nombre? tú ya sabes el mío-

Extendió su mano hacia el magífero y respiró hondo varias veces, sabía que él tenía razón, después de todo él era similar en parte –Soy Vincent Van Heart, es un placer conocerte Ashai- y de pronto se reinició la ilusión, volvía a despertarse sentado, esta vez con el centaurion en frente suyo –¿Qué acaba de pasar Ashai?- otro reinicio –¡Ashai!- gritó en un tono amable, y regresó al inicio –Ashai- fue interrumpido, ni siquiera puedo terminar de decir la oración cuando volvió al inicio –¿Vamos, ahora qué está ocurriendo Ashai?- y volvía al inicio –¡Pero j*der!¡ Ashai!- y regresó de nuevo, pasó así varias veces, hasta que se hartó –Dime que c*ño es lo que está pasando- sus ojos azules estaban mirando fijamente a Asheye, ya estaba algo irritado –Has dicho todas las veces mal mi nombre, es Asheye…- Vincent apretó sus puños y suspiró –Bueno, es tu culpa por no poner el nombre audible desde el principio ¿verdad Asheye?- dijo, volviendo a extender la mano –Vincent Van Heart, un placer conocerte-

-Vincent... Lo recordaré- comentó antes de estrechar su mano, nuevamente cayó en otro "sueño", y ahora despertó, sus cosas ahora sí estaban en el suelo, y veía a Asheye en frente suyo, mirándolo a los ojos fijamente –Bueno, Asheye… ¿quieres acompañarme y ser mi buen amigo animal? Te invitaré mucha comida sobre todo dulces, que parece que te gustó el pastel– comentó con una sonrisa en su rostro ¿era el efecto de tener el amor en su vida el que lo había cambiado un poco y por eso mostraba su verdadero ser algo más frecuente de lo normal? ¿O solamente fue predispuesto a ser el mismo desde el principio? Pero más importante… ¿Sería aceptado por el centaurion? ¿Seguía en una ilusión? Solo lo que pasase después le diría la respuesta a estas preguntas…

Contrato:
Yo, Vincent Van Heart acepto a "Asheye" (Centaurion) como mi espíritu acompañante y fiel compañero.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
19
Dromes :
28847
Reputación :
25
Mensajes :
280

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Tooru Honda el Dom Jun 25, 2017 10:50 pm

Aquella sonrisa permaneció en sus labios un momento más, hasta empezaba a tararear una canción mientras se alejaba del lugar, hacía calor, si, pero no lo suficiente como para secar su ropa empapada, por lo que, lo siguiente le tomó por completa sorpresa...

Un copo de nieve calló sobre su nariz -Eh? - se detuvo un momento y volteó su vista al cielo, viendo las nubes cubrir el cielo en cuestión ne segundos y como si de magia se tratase, una tormenta helada empezó a caer de la nada... - Eeeeh?! - exclamó con sorpresa mientras se abrazaba a si mismo, sintiendo el frío calar hasta lo mas hondo de su alma, titiritando en el acto. Se puso rápidamente su sudadera pero, estaba igual de mojada! - Que dilemaa! - se quejó, buscando con la vista un lugar para refugiarse, pero solo habían arboles y mas arboles cubiertos ahora de nieve. Volteó en varias direcciones, ahora no sabía por donde había venido, tragó un poco de saliva mientras sus dientes sonaban cual castañas - Raaayoos - se quejó con pesar mientras fruncía levemente el ceño preocupado... En ese momento recordó el botón Monji y rápidamente empezó a buscar en su mochila, pero había botado todo dentro, no le sería fácil encontrarlo... fue entonces que notó que algo o alguien le miraba y levantó la vista, encontrándose con algo que parecía un caballo. Tooru parpadea un par de veces y, en un segundo aquel animal blanco como la nieve, echa a correr hacia el muchacho, quizá para embestirlo?! - Ah... - un balbuceo sale de su boca mientras da un paso atrás, pero el animal es tan rápido que no alcanza siquiera a moverse de donde está, simplemente atina a cerrar los ojos mientras se aferra a su mochila como si aquello fuera a protegerle.

La gente dice que mira su vida pasar antes de morir pero... nada pasó por su mente... Permaneció con los ojos cerrados hasta que de pronto sintió algo cálido rodear su menudo cuerpo. Entonces abrió primero un ojo, y miró el cuerpo del animal enfrente, luego abrió el otro ojo y tímidamente levantó su mirada para encontrarse con la del imponente animal, mirándolo un tanto perplejo, aunque no tardo en darse cuenta que le cubría con su cálida 'melena' a propósito, como si tratara de protegerlo.

El rubio entre abrió los labios, pero se quedó un momento en silencio antes de decir algo - Gra-gracias - dijo en voz baja pero lo suficientemente audible como para que escuchara aquel animal que no quería asustar. Después sonrió y recordó que traía una manzana en su mochila, eso les gusta a los caballos o eso creía. Urgó un poco más entre sus cosas ahora en busca del alimento y sacó de allí una manzana roja que estaba cuidadosamente envuelta en un pañuelo con dibujos divertidos de comida. Desenvolvió la fruta manteniendo el pañuelo por debajo de la misma para no agarrarla con la mano sucia, la acercó con cuidado a la boca del misterioso caballo. - No es mucho pero, podrías aceptarla como muestra de agradecimiento? -sonrió de forma animada - Gracias a ti no tengo frío -

Aquel animal mágico, resopla ligeramente en forma de respuesta pues el rubio al parecer no le causaba ningun temor, comenzando a mascar la manzana que sostenía Tooru cerca de su boca.

Contrato:
Acepto a "Orisha" como mi espíritu acompañante y como mi fiel compañero
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
17
Dromes :
51453
Reputación :
9
Mensajes :
46

Ver perfil de usuario
SEMI ANIMALES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Dylan Kuroki el Jue Jun 29, 2017 4:28 am


E

staba atento al teléfono celular mientras le tomaba algunas fotos a la criatura, cuando algo extraño sucedió, lo cual me dejó completamente estupefacto “¿Acaso he visto mal o fue mi imaginación?” pensé mientras me frotaba los ojos con la palma de la mano izquierda y luego revisaba las fotos tomadas unos segundos atrás –¿Qué?…- Fue lo único que atiné a decir ante el descubrimiento que había hecho. En una de las fotos el zorro trepador había posado a la cámara haciendo el símbolo de paz y amor con la pata. –Pero qué demonios…- dije desviando la mirada del teléfono al extraño animal, quién me observaba como si me estuviese estudiando con la mirada… -A ver… - Dije mirando alrededor mientras me ponía de pie y caminaba hacia la criatura alada -¿Dónde está la estúpida cámara escondida? Porque esto no es una cosa normal- Dije en tono de broma dirigiéndome hacia el animal –¿Acaso eres uno de esos juguetes que usan para filmar películas?- le hablé esperando que simplemente se quedara quieto, pero en lugar de eso… mi mejilla recibió una fuerte bofetada por parte de este, el cual me tumbó al suelo  –P..per…q…qué- Mi cara de sorpresa no tenía comparación, estaba totalmente atónito, con los ojos bien abiertos y la boca semi abierta. Sin embargo esa no sería la única sorpresa que me daría aquella criatura en esa tarde, pues con toda la confianza del mundo, comenzó a hablarme, ¡Sí, a hablarme! –¿Qué mierda pasa aquí? ¡Hablaste! Ningún animal habla así como así- Coloqué la mano en frente mío y negué con esta –Te equivocas, solo que es raro ver a una especie como tú, que se comunique abiertamente con los humanos- Comencé a reír por lo ridículo de la situación, mientras la criatura me ayudaba a levantarme del suelo –No soy un niño….- Me sacudí el polvo de mis ropas sin quitarle la mirada a aquel zorro extraño –¿Cuántos años tienes como para decirme niño?- Le pregunté algo fastidiado mientras me rascaba la nuca, sin dejar de sonreír. “Así que orgullo de príncipe eh” –Jooo…. Tenemos algo en común, podríamos llevarnos bien o mal dependiendo de la situación- Pero al escuchar lo que contaba de los humanos, entendió que tal vez él podría sentirse incomodo con su presencia. Se agachó y con confianza le acarició la cabeza –No todos los humanos son patanes, quizás actuaste demasiado egocéntrico con ellos- Le advertí –¿Entonces quieres venir conmigo? Te daré alimento y hogar además de amistad, pero no te prometo tratarte como un príncipe, sino como un igual, así nos podemos conocer mejor, ¿Qué te parece la idea?- Dije, observándolo con atención, esperando una respuesta por parte de este –Con que Lancelot, tienes un buen nombre, nombre de grandes… Yo soy Dylan, Dylan Kuroki-

 
Habiendo decidido que Lancelot me acompañaría de vuelta a la ciudad, una luz brillante apareció sobre nuestras cabezas –¿Q…Qué es esto- lo pensé un momento –¿Acaso es algún tipo de lazo contigo Lancelot?-  Dije mientras esperaba que todo pasara.
Lazo:
Yo Dylan Kuroki acepto a Lancelot "Winterix Can" como mi espíritu acompañante.


 • Dylan Kuroki • Clases de Magizoología •


Última edición por Dylan Kuroki el Jue Jun 29, 2017 4:55 am, editado 1 vez (Razón : Colocar el contrato en spoiler uwu)
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
22
Dromes :
22948
Reputación :
15
Mensajes :
75

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Yuno Gasai el Vie Jun 30, 2017 5:02 pm

Apretó el boton Monji y Tashiro-san había llegado al lugar, para explicarle a la pelirosada todas sus dudas acerca del Danzlarin. Lamentablemente, no podía salvarlo de su pureza, pues no se corrompían. Yuno observaba con atención sus grandes ojos, poniéndo toda la concentración a sus palabras. Sin embargo, al final de su explicación, el Panda hizo algo que Yuno no esperaba: Se acercó a ella y le dió un beso en la cabeza. ¿¡N-Nani...!?

-Parece que te ha elegido, Yuno-chan- - Acto seguido, su suegro dió un salto con todas sus fuerzas y abandonó el lugar. "¿Q-Qué demonios fue eso...?" - Pensó sorprendida. "¿Por qué me ha besado el peor enemigo de mi novio...? ¡N-No! ¡No quiero serle infiel a Shin-sama! ¿¡CÓMO SE ATREVIÓ A HACERME COMETER ESTA INFIDELIDAD INVOLUNTARIA!? ¡Tengo que pedirle disculpas de rodillas a Ao-kun! ¡Tsk...!"

Yuno le había cogido un gran cariño al Danzlarin, pero cuando estaba pensando en todo aquello, la pelirosada comenzó a sentir un tipo de paz interior. El animalito estaba creando un aura color celeste que cubría el cuerpo del ángel caído. Esto sacó a Yuno de sus pensamientos y se quedó mirando el Danzlarín. Ella había decidido permanecer dentro del aura por decisión propia, porque quería ver hasta donde la criatura era capaz de llegar, y experimentar si en verdad era lo que el mentiroso de su suegro le decía. La pelirosada sintió aquel cambio de sentimientos que se sentía bien. Se sentía relajada, en paz consigo misma. Volvía a experimentar los sentimientos que había tenido cuando era niña, cuando era feliz... Aquella felicidad, aquella paz y tranquilidad que tanto había estado buscando... ¿Era esto real, o era una ilusión causada por una magia? Fuese como fuese, a su "nueva" felicidad le faltaba algo, lo más importante.

Flashbacks

-¿Seremos felices, Ao-kun...?

Presente

Recordar cada momento que pasaba con el pelinegro le hizo reaccionar, haciéndo que se quitara al Danzlarin del hombro. Con suavidad lo lanzó en los aires para que el animalillo flotara. ¿Qué había pasado hacen unos momentos...? ¿Acaso ese animalillo estaba intentando cambiar su... naturaleza?

-..... - Acarició la cabeza del Danzlarin. -Gomen-ne, Danzlarin-chan... - Sonrió. -Agradesco tus intenciones, pero todavía no es tiempo... No quieras intentar cambiarme de la noche a la mañana. Sin embargo, si podemos ser amigas. Solo no intentes cambiar quien soy, ¿si? - Le sonríe al Danzlarin.

"Los Dioses acaban de darme una oportunidad de cambiar, nee... Sin embargo... Si debo escoger entre "Mi propia felicidad o estar al lado de Ao-kun..." La respuesta es obvia."

"Conocí a Shin-sama siendo un ángel caído. Así era yo en esos momentos, un conejillo asustado y perdido en la vida.

Todo este tiempo los Dioses me ignoraron, ¿por qué ahora me envían ayuda...?"
- Cerró los ojos, recordando una de las tantas palizas dadas por su propia madre adoptiva. La persona que se supone que estuviera ahí para protegerla, se había convertido en su peor enemigo y ella ni si quiera entendía por que. Una de las tantas golpizas la llevó a tal punto de caer sobre su propio vómito, por solo mencionar algo superficial de lo que había vivido.

No existen los héroes.

Yuno tuvo que convertirse en su propia Justiciera para salir del abuso doméstico. Y por otro lado, la única persona que la había salvado la noche en que casi era violada y le iban a quitar la vida, que entendió su soledad había sido precisamente el Justiciero al que todos temían u odiaban, el guerrero solitario. De tan solo pensar que iba a llegar a la casa a decirle que ahora volvía a ser un ángel, era algo que la mismísima pelirosada sentía como una falta de respeto y traición a la lealtad de su querido. ¿En qué mente cabía tener que dejar atrás sus demonios por una vida llena de paz, dejando a Aoshin-sama de lado? O los dos cruzaban el río, o ninguno lo hacía, y de cruzarlo, lo haría junto a él, no dejándolo fuera de la ecuación. Mas ella no quería vivir una vida llena de hipocresía.

-Gomen-ne, Danzlarin-chan... - Le sonríe al Danzlarin, acariciando su cabecita. -...pero solo un ángel caído es capaz de comprender el corazón y los pensamientos de otro ángel caído...

Spoiler:

"Solo una Yuno corrupta será capaz de entender el corazón de la persona que tanto ama... Si la naturaleza de mis sentimientos llegaran a purificarse, yo ya no sería capaz de caminar el mismo sendero que mi Aoshin-sama...

Pureza y corrupción en un mismo cuerpo. Eso es lo que me define. Mi dolor, es el dolor de Shin-sama. El dolor de Shin-sama, es mi dolor. Mi locura le pertenece a Shin-sama, y su locura me pertenece a mi. Solo estando de esta forma lograré comprenderlo. Porque Shin-sama me aceptó como realmente soy, y yo acepto a Aoshin-sama como él verdaderamente es."


"No tengo miedo, en absoluto, de perder a Aoshin-sama si mis sentimientos se purifican, pero...
...no seré egoista...
Ya hay demasiados ángeles en este mundo...
No abandonaré los sentimientos "impuros" de Aoshin-sama solo por obtener mi "pureza" de vuelta, o volver a tener la felicidad de un pasado que ya no existe, de un pasado donde Shin-sama no existía.
Las metas de Aoshin-sama se volvieron mias el día en que le entregué mi corazón...
Los Dioses son egoístas. Quieren todo para ellos, entregándo solo migajas a los que alguna vez le sirvieron.
Y lo más importante... Mi felicidad ahora está con Aoshin-sama, no con lo que alguna vez soñé tener de vuelta..."

"Quiero volver atrás...
Quiero volver tener mis alas blancas... Mi poder celestial con el que tanto ayudaba a las personas...
...pero ese poder también fue la causa de mi discriminación..."


No... Si un simple color de alas me hará regresar a las filas de los Cielos pero me alejará de Aoshin-sama... Entonces yo renuncio a lo que alguna vez fui y quise volver a tener, para ser feliz junto al hombre que amo.

-Gomen-ne, Danzlarin-san. Pero si realmente me entendieras... - Dijo con amabilidad en sus palabras, haciéndo una reverencia de agradecimiento al Danzlarin con un semblante lleno de alegría y seguridad en si misma...


"...si realmente me entendieras, me ayudarías a matar a toda aquella persona que quisiera hacerle daño a Ao-kun. Porque mi verdadera felicidad no está en buscar mi propia paz, sino en el hombre que he elegido para compartir mi vida. Aquel que me ha correspondido y me ha aceptado como soy...

Yo no quiero a alguien que me ame por ser hermosa, por ser bondadosa, o por mi inocencia perdida. Yo quiero a alguien que haya aprendido a amar y aceptar mis demonios internos."


Y ese era trabajo para el famoso Demonio Blanco. Lágrimas de felicidad comenzaron a bajar por las mejillas de la pelirosada al haber vivido una comparación que ella ya sabía de antemano que tenía razón. Pero vivir en persona propia esa experiencia, a compararla sin haberla vivido eran dos cosas muy diferentes.

"Estuve dos minutos de vuelta en el Paraíso... Dos minutos... Para bajar de vuelta a Tierra y confirmar que mi felicidad está contigo."

Entrecerró los ojos mirando a la dirección por donde se había ido su suegro. El Ángel de la Muerte estaba a punto de sacar su verdadera naturaleza para lanzarse en contra de su maestro. De no ser porque estaba discimulando, y porque estaban en una clase rodeada de personas que le conocían -desventaja- lo habría hecho.

"Maldita seas, Tashiro Monji... Hace un rato te atreviste a besar mi cabeza... ¡La cabeza de una desconocida! ¡¡Si usaras esa misma energía para ir a buscar a TU hijo y hacer las pases con él...!! ¡¡¡SI TAN SOLO LO AMARAS CON LA MISMA INTENSIDAD QUE YO LE AMO...!!! No... Lo suyo no es amor. No puedo creer como puede darle la espalda a Ao-kun y no sentir el más mínimo remordimiento, pero sigue por la vida besando desconocidos. Usted es una persona peligrosa porque no sabe lo que en realidad significa amar: Hacer sacrificios por el bien de la persona que amas. Es por eso que me da... asco."

Yuno extendió su mano hacia el Danzlarín, con una sonrisa en el rostro.

-Se muy bien quien soy, y se muy bien lo que siento. Acepto tu compañía, pero por favor, no intentes cambiar mis sentimientos. Esto es lo que me moldea y lo que me representa como lo que soy. Esto es lo que me define como persona. Respeta mi espacio, Danzlarín-chan, y yo respetaré el tuyo. - Una luz brillante comenzó a iluminar las cabezas de Yuno y a la criatura mágica. Una fuerte ventisca comenzó a rodear a ambas, moviéndo las hojas que habían en el ambiente en forma de espiral. Las ramas de los árboles cercanos comenzaron a moverse al igual que los cabellos de la pelirosada. Unas hermosas esferas de colores dorados y rosados comenzaron a moverse a la par con la ventisca. Si no fuera por el momento, podía interpretarse por la transformación mágica de cualquier anime shojo. La fuerte luz iluminó el area y desapareció, dejando a ambas en medio del todo. Yuno le sonreía al Danzlarín, quien la miraba con inocencia.

-No intentes cambiarme, o seré yo misma quien rompa el pacto.  

La pelirosada salió caminando hacia las afueras del bosque con el Danzlarín flotando a su lado. Ella aceptaba al Danzlarín como su amigo y compañero porque le parecía tierna, pero de ahí a que la criatura mágica tratara de cambiarla, no. Si, el Danzlarín lo intentó hacer una vez pero la pelirosada ya le advirtió que no lo hiciera. Si lo seguía intentando entonces ya era imprudencia de la criatura mágica, y rompería cualquier pacto con ella. De momento se llevaría al Danzlarín a casa, pero como una mascota, como una amiga más, no como una herramienta de los Dioses para que cambiaran su naturaleza. Yuno ya había hecho un pacto con su Demonio Blanco. Si el Danzlarín no entendía esto, entonces solo haría que la pelirosada se alejase de ella.

Iban caminando para reunirse con los demás compañeros. Durante el recorrido vieron muchos animales mágicos de diferentes tamaños, colores y formas. También vieron muchas plantas exóticas. Tanto Yuno como el Danzlarín se sorprendían al ver los animales y se sonreían mutuamente. Ambas parecían tener casi las mismas reacciones a lo que veían y la misma química. ¿El dilema...? Que el ángel caído ya había escogido su camino y eso lo tenía que entender la criaturita blanca.

Yuno llegó corriendo al lugar donde se encontraba Tashiro comiendo, aquella gran piedra donde estaba antes. Ella tenía una gran sonrisa en el rostro, y a su lado estaba el Danzlarín flotando mientras daba vueltas. La pelirosada también daba vueltas con la criatura flotando alrededor de ella. Abrazó al Danzlarín, quien comprendió los deseos del ángel caído e intentaría cambiarla cuando ella se lo pidiera. De momento las dos estaban riendo juntas. Era una lástima que de momento no tuviera objetos gomosos para darle a jugar.

"El sendero de la locura será uno que camine junto a Aoshin-sama, y solo él será capaz de purificarme. No hay nada de malo en nuestro estilo de vida, nee... ♥️ Al contrario, fueron los Dioses los que nos maldijeron a ambos.

No significa que esté loca, es simplemente que amo con locura."

Mi querida aliada ♥️ ~:
Acepto al Danzlarín como mi espíritu acompañante y mi fiel compañero... Siempre y cuando no afecte -a corto, medio o largo plazo- la trama personal de mi personaje (es decir, yo decido), dado que ya tengo algo genial planeado.  llamadrama

Pero como el animalito está lindo y probablemente pueda usarlo para algo, hmmmm... -Abraza al Danzlarín- Omg *-* ♥️!!! xDD  llamajuju1

Espero que les haya gustado el post x__x!!! -Se murió-
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
55168
Reputación :
20
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Midoriya Izuku el Sáb Jul 01, 2017 10:23 am

-¡¡P-Pyr, espera!!

Vociferé en el momento en el que vi al nonu alzar su garrote tras haberme explicado más o menos a lo que se dedicaba. En un abrir y cerrar de ojos, el ser sobrenatural se había enfurecido conmigo y estaba a punto de atacarme. Por supuesto, no iba a dejar que lo hiciera, además de que aquel garrote se veía de lo más peligroso si quería usarlo contra mí. En el momento que le vi alzar el arma, decidí que lo mejor sería tomar cartas en el asunto y activé mi estado Full Cowl. Podía intuir por el cómo se dirigía a mi persona y hacia los humanos en general que guardaba algo de rencor hacia nosotros... Por lo que decidí mostrarle que no todos los humanos eran lo débiles y vagos que él decía que eran.

-¡¡Hiyya!!- Vociferé en ese instante, descargando con mi derecha un potente Detroit Smash en el garrote del nonu, el cual se rompió en mil pedazos ante el contacto con mi puño, los cuales salieron volando por los aires y de esta forma evitando que aquel ser me atizara con tal arma en la cabeza. En ese momento, mis orbes esmeralda se posaron de reojo en el rostro del nonu para apreciar su reacción ante tal escena, el cual mostraba algo de asombro y cierta satisfacción ante la visión de su garrote destrozado en sus manos.


-... Así que... No eres un "humano corriente"...



[Minutos después]


Música Ambiental 1:


-Vamos, Humano, ¡golpea!

-... ¿Estás seguro, Pyr?

-¡¿No querías investigarme?! ¡Adelante!

-... ¡Q-Que conste que es porque tú mismo me lo has pedido...!


Escena (?):


-¡¡Ora, ora, ora, ora, ora!!

-¡¡¿Eso es todo lo que puedes hacer?!!


Me encontraba propinándole arremetidas continuas al nonu una y otra vez en el rostro, lanzando derechazos y revés por doquier con toda la fuerza que el estado Full Cowl me permitía reunir en cada golpe. Aquello se podría tratar como... Una "prueba" de resistencia en la cual me interesé en hacerle al nonu por mi cuenta, pero no tenía pensado en un principio poner a prueba tal cualidad de... Dicha forma...


-¡¡Vamos, niño, no tengo todo el día, hazme al menos cosquillas!!


Se burlaba Pyr tratando de aumentar con ello seguramente las ganas con las que lo golpeaba y la furia que iba cargada en cada uno de mis puñetazos. Pero todo aquello no sirvió más que para hacerme daño en los nudillos y sufrir dolores punzantes en mis manos, aquejándome levemente tras terminar aquella serie de golpes con mis puños adoloridos... Miraba con cierta admiración debía admitir al nonu de reojo mientras me masajeaba las manos, sorprendido por su desorbitada resistencia. Era como si estuviera pegando a una roca, su piel debía de tener una propiedad extraña que la endureciera de tal forma... "Increíble, me hice más daño yo mismo al golpearle...". Tenía cierta envidia de su resistencia, ojalá yo pudiera aguantar tan bien los golpes o y si tal fuera el caso, ¡quizás pudiera gracias a ello aguantar el One For All al usarlo sin que me rompiese alguno de mis miembros en el proceso!


-Increíble, Pyr, ¡eres como una roca!

-¿Verdad que sí? Los Nonu tenemos una piel bien resistente- Decía aquello el pequeño troll, mientras se golpeaba los pectorales con el puño derecho algo orgulloso -Sin embargo, tú eres un blandengue, chico...- Comentó siguiendo con la conversación con su tono ronco de siempre, pero adoptando una actitud más burlona mientras me daba un chorlito en el costado derecho, generándome ciertas cosquillas con ello y haciendo que me estremeciera levemente.

-¡E-Eso es normal en los humanos...!

-Deberías arreglar eso. Trae, deja que te muestre como resistir los golpes...



[Minutos después]



-¡¡N-No creo que esto sea una buena idea!!

-Confía en mí, Humano. Ahora eriza la piel.

-¡E-Espera, aún no estoy pr...!

-¡¡Ora!!




Exclamó el nonu en ese preciso momento, mientras me atizaba con una rama de 2 metros que sujetaba a ambas manos en la espalda. Anteriormente, me había explicado unas tecnicas que tenían los de su tribu para que desde pequeños, los Nonu aprendieran a manipular su piel de forma que la volvieran más resistente aún de lo qiue ya era. Uno debía concentrar la energía vital propia en las partes del cuerpo que se querían cubrir, erizar la piel como pudieran y, una vez efectuados todos aquellos pasos, su piel se volvía casi un muro inquebrantable.

Sin embargo, mi caso no fue el mismo ni de lejos. Aun siguiendo todos sus pasos y reuniendo un poco de One For All en mi espalda (lo cual me costó un poco en parte, ya que no acostumbrara a dirigir dicha energía a tal parte del cuerpo), aquel golpe que me dió con la rama hizo que temblara todo mi ser, sufriendo en silencio por el latigazo que acababa de recibir, mientras me tambaleaba y mordía mis labios en el proceso, aguantando con ello mis ganas de maldecir a los 4 vientos en ese entonces.

-¡¡¡HMPPPPF!!!- Me aquejé en demasía en el momento que recibí el golpe, llevando mis manos de forma desesperada a mi espalda, como si quisiera alcanzar un punto de ésta donde arrascarme y no llegara, pero más que nada por el intenso dolor que estaba atozando mis nervios en dicha zona del cuerpo -¡¡A-Arrrggh!!

-No funcionó... ¡Qué pena!- Exclamó en ese instante Pyr, fingiendo de forma descarada tristeza ante el intento fallido, dejando ver sus verdaderas intenciones y dibujando en mi rostro una mueca de rencor y furia.

-¡¡A-Acabas de tomarme el pelo!!

-Claro que no, realmente existen trucos para ser más resistente. ¡Pero el que te conté no existe!

-Maldito...

Música Ambiental 2:

En ese mismo momento, mientras me aquejaba y posaba mi mano derecha en mi espalda en señal de dolor, como si fuera un anciano con problema de espalda, comencé a percatarme de un fulgor cada vez más intenso y extravagante surgir por encima de mi frente. Era como si un Sol en miniatura se encontrara sobre mí cabeza.


-... ¿Qué estás haciendo ahora, Pyr?

-... No puede ser... Supongo que tendré que enseñarte a ser más resistente, acompañándote- Comentó el nonu ante tal escena que estaba protagonizando, dándome cuenta al voltear la mirada hacia éste que el mismo fulgor que se situaba sobre mi cabeza, también se situaba sobre la suya. Ambos estábamos desprendiendo una luz brillante de nuestras cabezas de alguna forma.

-¡¿A-Acompañarme?! ¿¿Piensas ser mi compañero??

-¿Compañero? No me hagas reir, jamás sería amigo de un Humano... Tan sólo seré tu mentor, así dejarás de ser tan débil como uno con mis enseñanzas, tu resistencia será equiparable a la mía.

-S-Siento llevar la contraria, p-pero ya tengo un maestro y...

-¡Silencio, Humano! Ahora, dime tu nombre- Me interrumpe Pyr, el cual en ese momento se cruza de brazos con aire altanero mientras hinchaba el pecho -Si vas a ser mi aprendiz, debo de conocerlo.

-... I-Izuku, Izuku Midoriya.

-¡Está bien, Humano!- Vociferó el pequeño troll en ese instante mientras daba perezosos pasos en mi dirección para, una vez cerca mía, darme una fuerte palmada en la espalda que hizo que retumbara mi figura por completo -Espero que tu casa sea cómoda. Y que tengas buenas reservas de comida, mi estómago no se llena con nada...

-¡¡Argh!! ¡P-Pero...! ¡¿Todo esto va en serio?!


Minutos después, me encontraba figurándome el camino de vuelta al punto de reunión junto a Pyr, el Nonu que se acababa de convertir seguramente en un compañero de lo más curioso... ¡P-Pero seguro que aquello pintaba bien! Seríamos como Batman y Robin, el dúo sacapuntas...


... ¡Realmente aquel ser era de lo más extraño...!


Decisión Final:
Yo, Izuku Midoriya, acepto a Pyr, el Nonu, como compañero... Por muy extrañi que sea (?)

Habilidades Usadas:
One For All Full Cowl: Izuku permite que el "One For All", la fuerza licántropa la cual desconoce de su existencia pero que llamó él mismo de dicha forma, recorra todo su cuerpo. En esta forma, su velocidad, fuerza, movilidad y agilidad se ven potenciadas en un 25%. En el mismo post es capaz de reunir y distribuir por su cuerpo el poder, llenándolo de marcas que parecen sus propias venas reluciendo de colores brillantes. No tarda apenas en distribuir el One For All, por lo que puede ser activado en el momento en el que Izuku lo crea necesario. Sin embargo, este estado tan sólo puede llegar a durar hasta 4 posts del propio usser. En dicho estado, Izuku puede clonar las habilidades 2 (Detroit Smash) y 3 (Texas Smash), limitando su poder hasta lo que el cuerpo le permita resistir sin que ocasionen heridas graves ni rompan sus huesos, recortando su eficacia un 50%.

(100%) Detroit Smash: Izuku utiliza todo su poder One For All reunido en uno de los brazos, para lanzar un puñetazo directo a su oponente y descargar un gran golpe en él, revolviendo el aire que y creando fuertes ondas de choque que barren la zona que los rodee hasta unos 10 metros de distancia (En el estado One For All Full Cowl, esta distancia se ve acortada a 5 metros). Necesita de un turno para reunir todo el poder en uno de sus brazos antes de descargarlo. Una vez utilizada la habilidad, el brazo con el que se hizo quedará roto y en mal estado (En este caso, como está en estado Full Cowl, no se rompe el miembro con el que se efectua el ataque).
avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
40808
Reputación :
10
Mensajes :
205

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Eros Stoner el Mar Jul 04, 2017 2:18 am

Creo que, finalmente, la suerte me sonrió. El clima comenzó a volverse más y más frío, la vegetación cambió, y la nieve comenzó a caer como delicados copos por doquier. Solté un suspiro de placer mientras me adentraba en el frío del nuevo ambiente; digamos que el descenso de la temperatura de mi cuerpo era inversamente proporcional a la disminución de mi malhumor. No iba a decir que me convertiría en un angelito solo con que la temperatura disminuyera más allá de los cero grados, pero ciertamente tendría otra disposición.
Luego de unos cuantos minutos de recorrer el lugar, me senté sobre la nieve, apoyando mis manos detrás de mí, logrando que mis brazos me mantuvieran en la posición; miraba el cielo, encantado por el cambio de clima. Sabía que debía seguir con la búsqueda de animales, pero por otro lado quería disfrutar solo por un momento un clima que no volvería a ver por un buen tiempo. Sin embargo, algo captó mi atención.

-Oye, humano, humano- Escuché decir a una apurada vocecita detrás de mí. Casi instintivamente, me levanté de un salto, quedando frente a frente con la pequeña criatura. - Sé que no eres un humano común y corriente, llévame contigo, quiero explorar el mundo allá afuera, quiero aprender, vamos, anda, hazlo- Añadió.

Me lo quedé mirando por un momento, extrañado. Claro que lo que me llamaba la atención no era precisamente el hecho de que hablara, sino su anatomía completa. Sus ojos saltones, posición encorvada y pelaje eran extraños, como si se tratara de un pequeño sabio de los tan famosos juegos, en teoría, fantásticos con los que la mayoría de la juventud estaba obsesionada. Sí, parecía sacado de alguna película de fantasía… pero, vamos, ¿Quién era el dragón para hablar sobre lo que es normal y lo que no? Sonreí de lado.

-No, en realidad no tengo nada de humano-
Dije y me agaché, quedando casi a su altura –Pero preferiría que lo mantuvieras como nuestro secreto, ¿Eh?- Mencioné. El pequeño había logrado llamar mi atención… ¿Cómo se había dado cuenta? Además, el hecho de que perteneciera a un clima tan frío, me hacía sentir un poco más cercano a él, por algún motivo. –Comprendo lo que es querer salir a conocer el mundo, créeme- Añadí, recordando el momento en el que había abandonado mi comunidad. Le extendí mi mano, luego de pensármelo por un momento -¿Vienes?-.

La criatura se subió por mi brazo hasta mi espalda, y yo no opuse resistencia. Si tuviera que caminar con él a mi lado… bueno, creo que no sería capaz de seguir mi acelerado paso.
Contrato:
Acepto al Nidget de las nieves como mi espíritu acompañante y como mi fiel compañero
avatar

Salón :
3 B
Dromes :
23902
Reputación :
1
Mensajes :
32

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Lucy Strider el Jue Jul 06, 2017 11:09 pm

¿Cuántos fueron los pasos que dio luego de perder de vista a la criatura? La verdad no tiene ni idea. Lucy tampoco sabe qué dirección ha tomado para huir de la criatura, no sabe cuan perdida esta, pero está clara que debe ser con creces. Le bastó cerrar los ojos unos segundos para que al abrirlos todo el verde que le rodeaba pasará a ser blanco. “¿Cuándo? ¿Pero? ¿Cómo?” Son algunas de las interrogantes que inundan sus pensamientos con cada paso que da entre ese terreno invernal. Tiene el cuaderno algo destruido por la carrera, se aferra con fuerza a él mientras sus manos tiemblan ligeramente, igual que el resto de su cuerpo. Tiene frío. Y no es para menos considerando que ese buzo que lleva no es para nada abrigado, además esta húmedo y lleno de barro. Moja sus tenis con cada pisada que deja en la nieve, puede sentir su piel helarse, sus nudillos están entumecidos y su cara ha tomado otro color. Detiene su andar cuando sabe que no puede más, cuando el frío es demasiado se sienta en la nieve frotando sus manos entre ellas, buscando darse algo de calor, aunque sea el más mínimo.

—No puedo más, estoy cansada…—Se queja soltando un bufido de agotamiento. Puede ver como el su aliento toma forma frente a ella, y se le queda mirando hasta que desaparece. Ama el invierno, la nieve, todo lo que tenga que ver con el clima helado, pero su cuerpo no lo soporta y por ello es un vibrador andante y los dientes le castañean de tal manera que cree romperlos si sigue así. Sus manos se deslizan hacia el bolsillo de su sudadera y tantea su contenido hasta hallar el dichoso botón que anteriormente le habían dado—¿Debería llamarle?—se pregunta mientras la yema de sus dedos le tocan sintiendo la calidez de su cuerpo impregnada en el aparato. Duda. Mira a su alrededor, y único ruido existente es el del viendo que agita sus cabellos, está sola, eso es lo que cree—Si, tengo que llamarle, ya llevo mucho tiempo así y se está haciendo tarde… vaya, no he visto nada más que-—No continua ante la pena de no haberle agradado a la criatura que había visto anteriormente, algo de su esencia no le habrá parecido o tal vez estaba destinada a recorrer su camino sola, ¿Su hermano habrá tenido algo de razón en decir que no debería involucrarse en estas cosas? Quién sabe. Suspira. Suspira porque ha tenido tan mala suerte que tendrá que llamar al sensei sin estar en compañía de alguna criatura, lo hace porque está perdida y necesita ayuda, suspira porque está completamente sola en esos momentos.

Sus dedos están sobre él más nunca llegan a presionarlo.
El ruido de un golpe seco cerca suyo le alerta y dicho botón termina cayendo al suelo.


—¿Qué fue eso?—voltea rápidamente el rostro en la dirección del sonido; el frío, el aparato del suelo, su cuaderno, todo pasa a segundo plano en el momento que lo ve. “Ah…” El tiempo se detiene y sus acciones se hacen por si solas.

A unos metros de ella entre los pinos más cercanos que no forman parte del sendero algo se retuerce cubierto por la nieve. Lucy se acerca rápidamente y queda estática frente a él por unos segundos ante lo que sus ojos observan. “Una ave…no…” Se agacha quedando a la altura de este para verle con mayor detalle, el contrario no le ha notado, parece desorientado y perdido— ¿Estás bien?—pregunta con suavidad extendiendo una de sus manos hacia él.

El ave al oírla da media vuelta encarándola, y asustado por la presencia de un extraño retrocede chocando con el árbol tras suyo, parte de la nieve que llevaba encima cae. Lucy puede percatarse que el pequeño brilla, como si fuera cristal, le es hermoso.

—Tranquilo, no quiero hacerte daño… Confía en mí por favormurmura con suplica su voz. Duele que le tema, quiere demostrar que no es alguien de temer, quiere mostrar que no está solo, que ella está para apoyarle. Sus miradas se encuentran y permanecen unidas en silencio. Es pequeño, tanto que está segura que puede envolverle entre sus brazos, esta lastimado se nota a simple vista y por las expresiones de dolor que hace al avanzar hacia ella.

“¿Eh? Lo está haciendo”
Los ojos se Lucy se agrandan a más no poner y una sonrisa reprimida forma en sus labios. Sus emociones están que se desbordan al ver como la criatura se acerca hacía ella, con duda es su mirar pero con una pizca de curiosidad por la joven. Una caricia tímida es el primer acercamiento entre ambos, la joven palpa la textura de cristal embelesada por la belleza de esta a pesar de las heridas que marcan su piel, a pesar del frío puede sentir la calidez contra la yema de sus dedos. Vuelven a mirarse, y Lucy sonríe depositando todos los sentimientos que le ha provocado su cercanía con ese gesto. Es segura que pudo ver algo similar en la criatura antes de que se desplomara frente a ella perdiendo el conocimiento.

—¡Pajarito! ¡Hey! ¿Estás bien?—No hay respuesta a su llamado. La preocupación le invade, pero eso no se compara a lo que experimenta cuando a ellos se une otra presencia. Es por sus reflejos que Lucy logra tomar con rapidez al cachorro y correrse a un lado para evitar el ataque, el árbol en el que se hallaba anteriormente el ave queda totalmente destruido por el impacto.

Depredadores. Presa del miedo se aleja lo más rápido posible, con cuidado de no tropezar con sus pies, aprovechando que atacante quedo con sus garras atrapado en aquel roble. Toma su cuaderno a duras penas mientras continua corriendo, el botón queda olvidado atrás junto su estuche de lápices, pero no importa, ahora su prioridad es otra. “Y-yo te protegeré pequeño” Intenta trasmitirle mientras le envuelve entre sus brazos con fuerza. Sin soltarle en ningún momento, sin importar que le siguen, que ha rodado entre tanto jaleo, que se ha lastimado con las ramas de los arboles por los que ha pasado con tal de perder a su atacante. Su propia seguridad no importa, porque para ella es más importante mantener a salvo a esa criatura.

—¡No te dejaré que le pongas un dedo encima, garra, lo que sea que tengas!— grita sin perder la vista en el camino. Algo le dice que va tras el pequeño, porque tras ella lo duda. Lo siente temblar contra su pecho y las energías anteriormente perdidas las recupera, por las ganas de cuidarle, protegerle, y aunque no tenga la fuerza lo seguirá intentando, aunque no se lo haya pedido... Porque ella se lo había prometido sin decírselo.
Y no se iría de su lado.




Pequeña cosita bella~:
Yo, Lucy Strider, acepto al pequeño Dragonite de hielo como mi espíritu acompañante y fiel compañero si logramos salir de esta(?) y pues si avecita acepta estar a mi lado. /u\
avatar

Salón :
2 A
Edad :
17
Dromes :
33472
Reputación :
20
Mensajes :
423

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Trinity el Dom Jul 09, 2017 5:29 pm

Aquel animalito la quedo mirando con extrañeza por unos segundos, para luego emitir su sonidito preguntándole a la rubia, esta solo sonrió y le acaricio con cuidado encima de su cabeza-Una broma, eso es lo que fue, ¿No las conoces?-El animalito la seguía mirando con curiosidad, eso le basto a la rubia para saber que no entendía muy bien lo que le decía-Es cuando dices algo para hacer a alguien feliz, reír...¡jajaja!-Dijo esto último haciendo una risa falsa y poniéndose una mano en el estomago como si estuviera imitando algo parecido a los gestos que supuestamente santa hacia al reír-No lo dices en serio, ¿Comprendes?-Prosiguió hablando solo para ver al pequeño naturaleza hacer un gesto que le dio la impresión de que si-Aunque...para que alguien se ria de tus bromas también debe comprender el chiste..-Murmuro en voz baja mientras seguía dibujando el boceto del animalito comiendo, que al parecer ya no le estaba prestando mucha atención.

A penas este termino la galleta con algo de suerte tal vez, la rubia ya había terminado su dibujo, ahora estaba intentando tomar sus medidas con el pulgar en lo que el animalito estiraba sus alitas intentando comprender que hacia la muchacha-Mides casi lo mismo que bebé...creo..-Seguía murmurando, pero esta vez así misma mientras anotaba un par de cosas en su pequeña libreta en lo que la arañita bajaba de su cabeza por el hombro, luego por el brazo hasta ponerse encima del papel e interrumpiendo la escritura de la contraria-¿Qué pasa bebé?-El arácnido ahora le apuntaba con sus patitas al pequeño semi conejo volador que estaba manteniéndose en el aire. Quizás fue su imaginación o tal vez algo real pero creyó escuchar, sentir de alguna manera que el pequeño animal estaba llamando a otros seres, y apenas el pequeño se poso en la cabeza de la rubia, le dio la impresión de que por arte de magia mas animales habían aparecido de la nada. Sus ojos se abrieron un poco de la sorpresa a la vez que dejaba su libreta en el suelo, claro poniendo a bebé en su hombro con antelación para después mirar todo con asombro. Una gran sonrisa se hizo presente en su rostro que en lo que la muchacha no podía creer lo veía. No se movió del lugar, solo aprecio las cosas desde su sitio, si se movía tal vez asustaría a las criaturas, eso se decía en su mente al menos.

Pasaron unos minutos admirando el lugar antes de que dijera algo-¿Fuiste tu..?-Musito, intentando mirar al naturaleza. Este no dijo nada solo se quedo ahí cómodo mirando con atención a la chica, a los animales, seguramente esperando su reacción sobre que intentaría hacer ahora que estaba rodeada de tantas criaturas. Trinity levanto una de sus manos para ponerla enfrente de su cabeza intentando hacer que el pequeñín se pusiera sobre esta por voluntad propia, cosa que logro apenas este se percato de la idea. Una vez este estuviera encima, con mucho cuidado lo bajo a la altura de su cara y le sonrió-¿Boko verdad? ¿Así dijiste que te llamabas?-La can seguía preguntando en murmullos, cuidando de no espantar a nadie cerca mientras parecía recibir una respuesta positiva del conejito-Muchas gracias...-Dijo esto último mientras acariciaba la mejilla de esta con la del animalito que parecía agradarle aquel gesto-Aaawh...quisiera llevarte conmigo, pero.. este es tu lindo hogar-Comento mientras le seguía acariciando en lo que la arañita parecía acomodarse para dormir en su cabeza nuevamente-¿Qué opinas tu bebé?-Pregunto a su compañero que solo soltó un chillido antes de dormirse-Pues a bebé pareces agradarle, ¿Que dices tu? ¿Te gustaría acompañarnos? ¿Conocer mas allá de este bosque?-La rubia no le iba a obligar a irse, pero si proponerselo, quería ver como reaccionaria. No esperaba una respuesta positiva, sin embargo aun así le pregunta con una gran sonrisa mientras le miraba.


Off rol:
Trinity acepta el naturaleza que se hace llamar Boko(?) como su espíritu acompañante y fiel compañero.


[Nathalie Young] ahora es [Trinity]

MAMUH SEÑAL:
Gracias Anji ♥️:

Fc ♥️:



avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
19
Dromes :
105251
Reputación :
10
Mensajes :
457

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Vincent Van Heart el Jue Jul 13, 2017 3:50 pm

Música Instrumental (opcional):

Cuatro pisadas con la misma pata, fue la respuesta del centaurion –No hubieras salido de la ilusión si no quisiese eso Vincent- agregó soltando una pequeña risa –Hey, que al final me quedé en un loop por tu culpa- Replicaba el joven antes de reincorporarse –Bueno… supongo que debo de volver… Eres, digamos, la tarea que tengo que llevar- comentaba el chico mientras recogía sus cosas ¿Cómo tomaría aquello el Asheye? ¿Al darse cuenta de que su relación amistosa fue creada por una obligación seguiría queriendo estar acompañándolo? –Vale… supuse que algún bípedo no entraría en este bosque solo para hacer alguno que otro dibujo o amigo animal- le respondía mientras se encaminaba junto a Vincent –Y dime chico… ¿Qué hay de ti? ¿Algún trauma del pasado? ¿Alguien a quien proteger? ¿Trabajas?-

Un suspiro, algo que le molestaba un poco era que le estuviesen interrogando, sobre todo de cosas personales, pero era algo que debía de contarle, no sólo se convertiría en su compañero sino que también le había mostrado de su vida –Tengo 500 años, aproximadamente, no creo que tenga algún trauma mi trabajo no me lo permite… A Yohane, ella es…- miró a su anillo sonriendo inconscientemente -Mi prometida… Y trabajo cómo guardaespaldas de ella, cómo bartneder en un sitio algo popular y cómo mercenario… lo demás te lo puedo contar por el camino, e incluso luego, no moriré mañana, aún me queda mucho tiempo de vida- agregó, riendo un poco ante lo último, Asheye lo miraba un poco confuso –¿Bartender? ¿Mercenario? Explícamelo con palabras que los mortales entendamos… Oh, y yo tengo 380 años- Vincent se rió un poco, se le olvidaba que aquella criatura había estado la totalidad de su vida en el bosque –Sirvo bebidas alcohólicas, para la gente que visita un bar, eso como bartender… Cómo mercenario me encargo de hacer el trabajo sucio o difícil de las personas… Al igual que tu soy un guerrero, aunque a mí me pagan para participar en un bando- El centaurion detuvo su paso, algo disgustado -¿Vendes tu honor al mejor postor? No eres un guerrero, pero lo dejaré pasar… No noto maldad en ti- Vincent sólo asintió –Lo hago desde que tengo 19 años consciente… aunque formalmente fue cuando cumplí los 25- alzó los hombros y así continuó la conversa por todo el trayecto, tocando puntos clave de la vida de ambos, sus gustos, disgustos, historia, los hechos más importante, entre otras cosas.

Al cabo de un tiempo llegaron frente a Tashiro –Nuevamente el primero… - musitaba el joven, para luego observar cómo iban llegando sus compañeros con aquellas criaturas, algunas impresionantes, otras majestuosas, e incluso algunas rústicas, cómo en el caso de Midoriya, de quien se fijaba por su presentación la primera vez –Esta es la clase Asheye… la clase de Magizoología- aunque hablaba con la criatura esta solamente se fijaba en el profesor –Y el panzón de allá se supone que es el profesor ¿no?- Vincent iba a responderle, pero luego Tashiro comenzó a hablar, por lo que solo asintió ante la pregunta de su nuevo compañero.

Asheye comenzaba a iluminarse ¿Qué rayos estaba pasando ahora? ¿Era un simple truco de magia o seguía estando en una ilusión del centaurion? Todas estas preguntas estaban a punto de ser respondidas cuando la luz de Asheye comanzó a rodearle, hasta llegar a su hombro con un animal bastante pequeño, y un poco diferente a como era Asheye –Yohane te va a amar… eres demasiado tierno- dijo riendo un poco mientras acariciaba las orejas del centaurion en su forma pequeña –Ya ya, no exageres idiota, esto es solo para que se te haga más fácil llevarme a todos lados- le respondió algo orgulloso. Se fijaba en los demás, percibiendo a cada una de las criaturas –Oh Dylan… Nada mal… supongo que tendremos una nueva atracción en el Huricane- dijo algo divertido ante aquello, para luego dirigir su mirada al joven que había llamado su atención –Midoriya… Te queda- fue lo único que dijo, después de todo tanto su compañero como el peliverde eran guerreros.

Los demás tampoco pasaron desapercibidos por sus ojos, pero no tenía mucho interés en ellos, más bien, en sus compañeros, puesto que muchas de las bestias eran dignas de admirar, cómo el que le tocó a Lucy, aquel dragón era un ejemplar único, cautivando también el interés del centaurion sobre su hombro –Hay muchas criaturas que no he visto nunca, tal vez sean de las profundidades del bosque…- agregó el pequeño sobre el hombro del joven –Bueno… consiguieron una gran compañía… supongo… nadie ha entablado amistad con la misma especie por lo que veo… - Pensativo y analítico como siempre que su mente estaba en paz, mirando todo con detenimiento para luego dirigirse a sus compañeros –Fue divertido, a pesar de que solo los conocí un poco… Este es Asheye, un centaurion– agregó señalando a su nuevo compañero, presentándolo a la clase, esperando a que los demás hiciesen lo mismo, algo serio, pero con un tono calmado y apacible, para luego hacer una pequeña reverencia, mientras que el centurion solamente levantaba uno de sus brazos a modo de saludo –Ojalá nos encontremos en otro momento- Fue lo último que dijo, esperando a que todos terminasen de hablar para retirarse del lugar.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
19
Dromes :
28847
Reputación :
25
Mensajes :
280

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Tooru Honda el Sáb Jul 15, 2017 12:16 am

Su sonrisa se amplió un poco más mientras el animal comía. Sentía cada vez menos frío, sería que la hasta ahora desconocida criatura, le estaba ayudando a secar su ropa con aquel cálido pelaje? Esperó a que terminara la fruta, la tormenta helada de todas maneras le impedía hacer cualquier otra cosa y cuando lo hizo, guardó el pañuelo en el bolsillo de su sudadera, miró hacia en frente y vio que ahora todo se veía igual por la nieve, incluso el sonido y la velocidad del viento le impedía identificar algún sonido u olor. - Aah, que haré? cómo volveré? - se preguntó, pensando nuevamente en el botón Monji, más no tuvo oportunidad de sacarlo pues el Orisha empezó a caminar, despacio, volteando a verlo y usando su larga y cálida cabellera para halarlo y que se mantuviera cerca. - Acaso sabes como salir? - preguntó asombrado, siguiendo muy de cerca al Orisha quien le guió hasta la salida donde les esperaba el profesor - Woaa! - expresó asombrado mientras se giraba al Orisha y le abrazaba por el cuello - Me haz salvado - restregó su nariz con su pelaje en forma de agradecimiento (?), pero no esperaba del todo que aquel animal fantástico se quedase a su lado, quizá había visto algo en él que había despertado su instinto protector y le hacía querer permanecer junto al joven rubio. Es por ello que miró sorprendido lo que pasó a continuación una vez que todos estuvieron presentes...

Aquel orisha, como todos los animales mágicos, se posó sobre su hombro en forma diminuta, regalandole una lamida al rubio, quien entrecerró su ojo derecho para luego acariciar al pequeño Orisha. -Quieres quedarte conmigo? - preguntó con algo de curiosidad- Está bien - sonrió para su nuevo acompañante - Tienes algún nombre? - La ahora pequeña criatura ladeo su rostro, y de alguna manera, después de que empezó a brillar, Tooru empezó a escucharlo - Soy un orisha, mi nombre es Zhen - Tooru le miró con cierta sorpresa y no tardó en presentarse - Ah! Yo soy Tooru - la criatura se limitó a asentir, dando pequeños trotes en su hombro - Puedes llamarme cada que me necesites, Tooru - Tooru asintió de manera animada, aceptando a su nuevo acompañante.

No pudo evitar mirar con curiosidad a los acompañantes de sus compañeros, en especial el de Dylan... Se veía tan peludo y abrazable que le provocaba querer tocarle la nariz... Pero... se abstuvo porque eso no sería muy masculino (?).- Veo que conseguiste un acompañante también Dylan - sonrió de forma amable, pero luego su expresión cambió a una trágica - Pobre de él, ahora tendrá que soportarte - diciendo aquello solo para molestarle, pues debía admitir, había sido un poco grosero al empezar la clase.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
17
Dromes :
51453
Reputación :
9
Mensajes :
46

Ver perfil de usuario
SEMI ANIMALES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Dylan Kuroki el Sáb Jul 15, 2017 10:51 pm


L

uego de que la luz terminó de parpadear sobre nuestras cabezas, parecía que habíamos entablado una especie de lazo o contrato por así decirlo –Supongo que esto es algo bueno- Miré alrededor y parecía que el día había avanzado, más que nada porque el sol ya no se encontraba en su máxima altura, más bien comenzaba a descender –Mmm…- Miré el reloj y luego al winterix –Deberíamos salir de aquí pronto, la clase ya debe de estar por terminar- al decir aquello, Lancelot se quedó quieto mirándome como si hubiese hecho algo mal –¿Así que para eso estabas aquí humano? Sabes… me siento algo estafado, pensé que eras diferente al resto de los tontos humanos, y pensar que acabo de hacer un contrato con un tipo como tú- Negó con la cabeza, mientras yo me acercaba para tratar de calmarlo, pero apenas tomé su cabeza para acariciarlo, este me abofeteo. –Pero ¿Qué tienes? Deja de golpearme- dije mientras me frotaba la mejilla –Debes aprender a controlar tu extraño temperamento bromista o al menos dejar de golpearme– Suspiré, mientras que el Winterix se burlaba de mí, sí se reía. Me aclaré la garganta, he intenté llevar la fiesta en paz, ya tendría tiempo para vengarme después y llevarnos mejor, no quería meterme con él porque después de todo era un animal fantástico que había sido maltratado por otros humanos.

 
Durante un buen rato caminamos en círculos, acabando en el mismo lugar que en el inicio, me parecía de lo más extraño porque yo no era del tipo de persona que se perdiera tan fácilmente y eso comenzaba a ponerme algo nervioso, peor aún el zorro andaba callado siguiéndome nada más –Oye… ¿este bosque tiene algún tipo de hechizo que nos haga volver al mismo punto de inicio?- pregunté algo dudoso. El winterix se acercó posicionándose al lado mío –¿Oye mocoso te has perdido?- río haciéndome quedar en ridículo –No me he perdido… solo no entiendo este bosque- No quería admitir que realmente no sabía ni donde estábamos parados, mi orgullo era bastante grande, pero se nos acababa el tiempo. Recordé que llevaba el botón Momji conmigo, pero entre eso y admitir que estaba perdido, preferiría lo segundo para que el winterix me guiara a la salida –Bien, estamos perdidos… ¿Conoces la salida?- pregunté, mientras Lancelot se burlaba de mi –¿Tanto te costaba admitirlo?, podríamos haber salido del bosque hace mucho- Lo miré algo enojado con los ojos entrecerrados –Es porque no dejas de molestarme, solo llévame a la salida por favor- Dicho aquello, sentí como unas garras se aferraban de mis hombros –¿Qu… qué haces?- y antes de obtener una respuesta, el winterix alzo el vuelo llevándome entre sus garras, mientras yo gritaba de sorpresa más que de miedo -¿Podrías avisarme la próxima vez que hagas algo así?- Aunque no podía quejarme, la vista era maravillosa desde arriba, además podía observar la zona de la entrada donde fue el punto de inicio –Debemos ir allá- señalé. Lancelot siguió mis instrucciones y aterrizamos…, allí se encontraba Tashiro sensei aun comiendo, además de Vincent y Tooru.

 
Poco a poco los demás estudiantes comenzaron a llegar con sus respectivos acompañantes, todas las criaturas eran sorprendentes y algunos bastante extraños, la verdad es que nunca había visto a ninguna criatura como esas. Cuando ya todos habían llegado, Tashiro comenzó a explicarnos sobre los espíritus acompañantes y al terminar, observé como el winterix se volvía una luz y luego se empezaba a encoger hasta adquirir una forma pequeña y situarse en mi hombro, la verdad es que me había sorprendido su nueva apariencia, era más adorable –Vaya vaya quien diría que te podrías ver así- reí –Ahora merezco respeto, aquí no eres un príncipe- Lancelot se enojó y me abofeteo con una de sus diminutas patitas –¿En serio vas a seguir con eso?- Parecía que iba a responderme algo, pero fuimos interrumpidos por Vincent –Verdad que sí, lo pondré a hacer malabares- me burlé… -Tu amigo también es bastante lindo- me iba a acercar pero me mantuve a raya pues no sabía cómo iba a reaccionar. Luego apareció Tooru con un caballo blanco –Jooo…. Bastante interesante el tuyo- entrecerré los ojos –Pobre de él dices, ¿sabes cuantas veces me va abofeteando este pequeño con síndrome de príncipe?- Al decir aquello sentí como me pegaba otra vez… -Ya párale ¿no?-
 
Finalmente la clase terminó y cada uno se fue a casa, por mi lado estaba bastante feliz de llevarme un nuevo compañero a casa, aunque tendría que enseñarle un par de modales antes.


 • Dylan Kuroki • Clases de Magizoología •


Última edición por Dylan Kuroki el Sáb Jul 15, 2017 10:52 pm, editado 1 vez (Razón : Desactivar firma)
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
22
Dromes :
22948
Reputación :
15
Mensajes :
75

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Yuno Gasai el Mar Jul 18, 2017 2:53 am

Spoiler:
Off: Disculpen este post en loco... TwT Estaba sin ideas y se me cumple el plazo... -.- Lo único que deseo es hacer reír a alguien con este mensaje.
PD: Culpen a Trinity por la idea... Y encima por retarme diciendo que no era capaz >.>!!!

Así que  teníamos que seguir al animalillo. Bueno... No tenía ganas de seguir a Tashiro-san. Prefería seguir caminando por el bosque junto a mi nueva compañera Danzlarin. Y de paso, observar muy bien el bosque mágico para traer a Shin-sama y ver si podíamos tener un poco de... um... intimidad en este lugar. ¡Kyaaaaa! ¡B-Bueno! ¡Todo sea por amor! ¡Todo sea por amor!

-Dime, Danzlarin-chan. ¿Alguna vez mataste a alguien por amor?
- :3 .... - Negó con la cabeza inocentemente.
-Ya veo... Pero ¿no crees que sería romántico? Es decir, estas defendiendo a alguien cueste lo que cueste... - Se puso las manos en las mejillas como toda una enamorada, sonrojándose. ¡Matar por amor era un acto tan romántico! ¡Kyaaaaaa! ♥
- :3 .... - Negó con la cabeza para dejarle saber que no era la solución. Luego le hizo pat-pat en la cabeza y siguió flotando a su lado.

???: Matar por amor...

El Danzlarin y yo volteamos para observar un ser brillante a nuestras espaldas.

-Eso es lo más hermoso que he escuchado en mucho tiempo.
-¿Quién eres? - Pregunté sorprendida.
-La mujer de mi vida ha muerto y llevo esperándola siglos en este bosque, pero ya nunca más volvió. Dígame. ¿Se llama Bella?- Comenzó a brillar.

-Gomen-ne, señor. No me llamo Bella. - Hice una leve reverencia por educación. -Por cierto, en este bosque habitan solo criaturas mágicas, y no lo vi a usted en la clase. ¿Es usted un hada?
-No soy un hada.
-¿Y qué se supone que sea?
-Un vampiro.

Spoiler:

-¿¡Nani...!? ¡P-pero los vampiros no brillan!
-Todos me dicen lo mismo. >_>
-Eh... Ok. ¿Sabe donde está la salida a la clase?
-Le diré, si te alejas de Jacob.
-¿Quien es Jacob?
-Un lycan muy peligroso.
-......
-Entonces, Bella. - Caminó hacia Yuno. -Ven aquí y dame un poco de tu sangre.
-¿¡Por qué brilla si eres vampiro!? ¡Es usted un Hada!
-¿¡Por qué no podría!? - Me enseñó sus colmillos. No tan afilados como los de un vampiro que se respetaba, pero si tenía colmillos.
-¡Kyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! - Salí corriendo, siguiendo al Danzlarin a la salida del bosque. Me estaba haciendo la niña indefensa porque... Bueno, lamentablemente no podía matar el vampiro raro. Eran las reglas de la clase: No matar ningún animal.

Llegué corriendo al campamento poco después... El incidente con el Hada-Vampiro me había retrasado, y tanto el Danzlarin como ella, estaban fatigados.

-Ahora, es hora de que sean oficialmente uno solo-

Bueno, al menos habíamos llegado a tiempo para escuchar al profesor. Estaba agitada, con mis manos sobre mis rodillas tratando de buscar el aire que me faltaba. Y no era porque tuviera poco stamina, sino que el pervertido me asustó y no podía matarlo en el bosque, o Tashiro-san me miraría raro, me detendría y mi plan se iría por un tubo. ¡Tsk! El Danzlarin fue a tomar su lugar y yo pude reincorporarme.

-Quería mantenerlo en secreto hasta el final, y ya es hora. Absolutamente todos los seres mágicos de este tienen un gran secreto- - ¿Qué tipo de secreto? ¡Esperaba que su Danzlarin pudiera corromperse! ¿Cuál era? ¿¡Cuál era el secretooo!? Entonces, todos los animales comenzaron a brillar, incluyendo su nueva amiga.

-Y ese secreto es que cuando encuentren a esa persona especial, de la cual ser compañero de por vida... Podrán prestar su esencia a esos nuevos amigos, aceptando el lazo de amistad y ser acompañantes mutuos-

Yuno se quedó sorprendida por esto. ¿Eso significaba que el Danzlarin podría ayudar a Shin-sama? ¡Yay! ¡No podía esperar a llegar junto a Ao-kun para contarle todo lo que pasó en la clase loca de su padre-loco! Hablando de locuras... Aunque dudaba mucho que Shin-sama quisiera una criatura del Demonio como era el Danzlarín, ¡pero estaba segura que si le ponía ojitos llorosos iba a poder convencer a Ao-kun de quedarnos con ella! ♥ ¡Si! ¡Estaba decidido! ¡Nos quedaríamos con el Danzlarín! Y si el Danzlarín intentaba cambiar nuestra naturaleza, entonces no tendría más remedio que romper el pacto, tirarlo de un puente, dejar que Ao-kun lo corrompiera de alguna forma, o hacer sopa de Danzlarín. ¡Kyaaa!

-Felicidades, mis queridos y amados alumnos... Ellos les han aceptado completamente...-

Sonreí y abracé al Danzlarin de alegría que sentía en esos momentos. Ahora este animalito estaba con una nueva forma, aunque yo lo prefería con su apariencia real. Observé a todos a mi alrededor. No tenía con quien celebrar... Estaba sola, rodeada de completos desconocidos. Bueno, no importaba, en casa iba a encontrarme con Ao-kun y celebraría con él... Bajé mi cabeza con un leve rubor en mi rostro y una sonrisilla de niña enamorada. Sin embargo...

-¡Bellaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! - Apareció el hada en medio de la clase gritando aquel nombre y brillando frente a todos.
-¡Kyaaaaaaaaaaaaaaa! >.< - Salí corriendo para esconderme detrás de Midoriya, Eros Stoner y Trinity. ¡Si! ¡Detrás de Midoriyax2 sin querer queriendo! ¡Y que se asustara el peliverde porque yo era la chica de la katana! ¡Kyaaaaaa! El hada-rara no iba a encontrarme al estar escondida detrás de tres personas a la vez.

-¿¡Dónde está Bella!? ¡Tengan cuidado de Jacoooob! - Se fue corriendo con un frenesí hacia las profundidades del bosque.

Bueno, al menos el Danzlarin y yo estabamos a salvo de esa hada frenética.  Miré a Trinity, miré a Midoriya y a Eros Stoner y empecé a hacer múltiples reverencias.

-M-Muchas gracias por salvarme del señor Hada... - O más bien, por servirle de escudo humano. Aquellas palabras se las había dicho a los tres de los que me había escondido. Estaba realmente avergonzada por haber tenido que esconderme ahí. Pero lamentablemente no podía matar el tipo-hada con complejo de vampiro. Mis compañeros y el profesor se darían cuenta de lo que hice, y eso marcaría mi verdadera naturaleza. De momento, lo mejor que podía hacer era actuar como quien no quería la cosa.

Ahora que estabamos graduados podíamos seguir con nuestros compañeros, las mascotas. ¿Debería buscarle un nombre al Danzlarín o debería llamarle así? Hmmm... Lo pensaría con Ao-kun. Es probable que él quisiera ponerle Cerberus o algo por el estilo. Ya vería. De momento me quedaría cerca de las tres personas que me oculté y... Esperaría a que todos comenzaran a abandonar la clase para seguir a Tashiro-san y matarlo, o regresar a casa con Ao-kun. Quería darle un regalo de cumpleaños adelantado a mi querio Shin-sama si le llevaba la cabeza de su padre... ¡Aah! ♥ ¡Sería un bonito detalle ponerle la cabeza de su padre sobre el mural, encender velas y esperar a que mi amado encontrara su nuevo adorno en el cuarto! ¡Kyaaaa! ♥ ¡Era solo un pequeño detalle romántico para hacerlo feliz! >///<

Danzlarín: :3 - Se puso a flotar en círculos alrededor de Eros, Trinity, Midoriya y Yuno.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
55168
Reputación :
20
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Saeko Busujima el Mar Jul 18, 2017 5:04 pm

¡Clase Cerrada!



Muchas Gracias a todos por participar!

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
170538
Reputación :
8
Mensajes :
253

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.