6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Vincent Van Heart el Jue Abr 27, 2017 9:13 pm

Se había inscrito en la clase que Tashiro daba, tenía cierta historia con el ancestral, había aprendido ciertas cosas de él, y ahora era como una especie de pupilo, o más bien un protegido, aunque no le gustaba esa palabra ¿Por qué uno de los mejores mercenarios del mundo tendría que ser protegido? Una pregunta muy frecuentada en su mente, pero luego de conocer al maestro sabía a ciencia cierta que aún le faltaba mucho poder por adquirir, tal vez aprender nuevamente algo de aquella persona no sería una mala idea ¿cierto?

Revisó la lista de materiales que necesitaba para la clase “Cuaderno y lápiz listo… Navaja…” pensaba mientras buscaba en sus gavetas del cuarto, había conseguido un pequeño cuchillo de combate, no era muy grande, así que lo colocó en su bolso “Listo… Comida” suspiró un poco mientras se encaminaba a la cocina, abrió la nevera y revisó todo lo que había –supongo que tendré que vaciar la nevera… estamos hablando de Tashiro-sensei- decía al vacío, como si alguien además de él le estuviera oyendo, aunque sabía que se encontraba solo en aquella habitación, guardó todo lo que había preparado la noche anterior, un bento de dos pisos, alrededor de 10 emparedados de distintos rellenos, más que nada de tipos de jamones y quesos distintos, una sopa de miso y una rebanada de pastel de chocolate, y eso era únicamente para el profesor, para él se había empacado unos cuantos sandwichs ligeros y varios postres que intentaría esconder de su profesor, no necesitaba comer demasiado aunque no podía dejar de comer dulce, e incluso había incluido unas baterías para el caso de que su profesor se comiese incluso su comida, así podría recargar algo de energía, todo estaba guardado en envases de metal, así podría calentar luego las comidas, su cuerpo podía generar electricidad por lo que era como tener un microondas a la mano.

Recordó que tenía que llevar un objeto de gran importancia para él, era obvio lo que llevaría, se dirigió a la mesita de noche al lado de su cama, había un estuche algo pequeño, con una forma cúbica, abrió aquella caja y sacó un anillo de oro blanco del mismo, se lo había regalado su novia, aquella chica que con solo pensarla le sacaba una sonrisa en su rostro, movió un poco en anillo y leyó el grabado nuevamente, de tantas veces que lo había leído ya perdía la cuenta, más ese “verdadero amor” hacía que su corazón se acelerase cada vez que lo veía, se colocó ese anillo como si de uno de compromiso se tratase, antes de vestirse deportivamente e irse tomando aquel cargamento de comida y su bolso.

Llegó al área donde sería ubicada la clase, no era un fanático de la naturaleza, pero a simple vista se veía bastante tranquilo, un bosque común, árboles no muy altos, una flora relativamente normal, sin ser ni muy frondosa ni muy seca, parecía sacado de una película, había llegado primero que sus demás compañeros, no era de extrañar, siempre puntual, aunque ser puntual para él era llegar con media hora de anticipación ¿Podría ser que no le gustase ser impuntual y por eso hacía aquello? ¿O era para familiarizarse con el ambiente por si algo sucediese? Un poco de ambas a decir verdad.

No era el único en el sitio, Tashiro ya se encontraba allí, meditando profundamente, o eso pensaba él, sobre una roca, hizo una leve reverencia y se sentó en el suelo frente a su profesor, haciendo lo mismo que él creía que hacía el calvo, pasó el tiempo y sintió cómo iba llegando la gente, más no les prestaba atención, él estaba meditando hasta que su profesor se dignase a hablar, que para su sorpresa fue algunos minutos después de que todos estuvieran reunidos “¿Dormido? ¿Enserio Tashiro-sensei?” pensó mientras con un suspiro dejaba de meditar. Escuchó las palabras de su maestro, mientras analizaba el paisaje con un poco más de detenimiento, sentía que por alguna razón no era normal, aunque se viese como uno, aquellas hojas verduzcas parecían ser incluso más verdes que en la misma selva, como si fueran sacado de un cuento, más con el paso del tiempo se dio cuenta de que solo era un efecto de tener los ojos cerrados por al menos 40 minutos.

Se levantó cuando el profesor le dirigió la mirada, dejando salir un suspiro algo pesado –oh vamos Tashiro-sensei…¿ yo de primero?- dijo con algo de desdén para luego reír un poco, cosa extraña del mismo, tal vez fuese el efecto de llevar aquel anillo consigo, quien sabe –Soy Vincent Van Heart, además de estudiar en la universidad de Takemori soy un mercenario- dijo algo serio, con una media sonrisa en su rostro –No se preocupen, no atacaré a nadie, no tengo un contrato en contra de ninguno de vosotros, y si lo tuviera sé que nuestro profesor me iría a detener– agregó como si fuera una broma, junto con un pequeño sonido como de burla, para luego respirar hondo, llenando sus pulmones con un aire completamente fresco –Estoy tomando esta clase porque me gustaría tener un compañero, trabajo comúnmente solo, pero algo de ayuda nunca vendría nada mal- dijo para luego bostezar un poco, no por cansancio, menos por flojera, era un hábito que había adaptado de sus innumerables veces cambiando de personalidad, como si se tratase de una máscara –oh si, casi se me olvida, soy también guardaespaldas de la idol Yohane, y bueno… quiero protegerla a toda costa- decía mientras miraba su anillo con una sonrisa en el rostro, empezaba a pensar nuevamente en ella, y que la había dejado al cuidado de sus mejores contactos, por lo que estaría bien, aunque igual se preocupaba –y bien… ¿quién sigue?- dijo con un tono de voz algo alegre mirando a aquellos individuos que tenía a su alrededor.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
19
Dromes :
28847
Reputación :
25
Mensajes :
280

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Tooru Honda el Vie Abr 28, 2017 10:46 pm

Cuando vio el anuncio para la clase de Magizoolgía no dudó en inscribirse. No conocía personalmente al profesor pero, le había visto por el instituto y había escuchado muchas cosas de él, mayormente cosas buenas(?). Le resultó simplemente interesante el poder conocer y llegar a formar un vinculo con uno de aquellos 'espíritus acompañantes'. - Un amigo incondicional, huh? - sonrió para si mismo, pues concordaba con que si querías un amigo incondicional, una 'mascota' debías tener.

El día de la clase había llegado al fin, la noche anterior se durmió tarde con tal de tener todo su material listo para salir a primera hora en la mañana. Vestido con ropa cómoda (sudadera con capucha, pants, playera y tenis), salió con mochila al hombro, donde ademas de su material llevaba dos bentos del mismo tamaño (uno para Tashiro), claro, no olvidó su objeto preciado sobre su cabeza, una gorra de tela que le regaló su hermano con el logo de su equipo de baseball favorito.

Salió de su casa rumbo al lugar citado, un bosque donde al parecer se llevarían a cabo las clases, no llegó un minuto antes ni después simplemente fue puntual, por lo que cuando lo hizo, ya habían algunos de sus compañeros en el lugar, a algunos les conocía de vista, otros no le sonaban para nada y otros... prefería evitarlos (?). Se limitó a escuchar las instrucciones del profesor y la presentación del compañero de al lado - Un mercenario dijo? Woah -  pensó y se distrajo con su presentación, divagando acerca de si un mercenario va por allí diciendo que es uno, por lo que, apenas y reaccionó cuando llegó su turno - Ah - miró hacia el profesor - Soy Tooru Honda, soy estudiante universitario y tengo varios trabajos de temporada... Eh que mas... - susurra aquello ultimo y piensa un momento, pues por pensar en otras cosas se olvidó lo que tenía que decir - Ah, si! Escogí esta clase porque quiero conocer más acerca de la fauna de Eadrom y claro, porque me gustaría tener un espíritu acompañante... - dijo con simpleza, pues no habían más razones detrás de ello - Mucho gusto en conocerlos a todos, espero que nos llevemos bien - terminó haciendo una pequeña reverencia sin referirse a nadie en especifico, simplemente como un buen deseo de poder llevarse bien con los demás compañeros de clase.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
17
Dromes :
51453
Reputación :
9
Mensajes :
46

Ver perfil de usuario
SEMI ANIMALES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Dylan Kuroki el Sáb Abr 29, 2017 7:13 pm


C

uando decidí inscribirme a la clase de Magizoología lo que me atrajo más que nada, fue el hecho de tener contacto con animales mágicos, además de que la clase se realizaba al aire libre en los bosques a las afueras de Eadrom. Personalmente odiaba estar metido en un aula entre cuatro paredes y este curso prometía ser diferente a las que usualmente solía recibir.

 
La noche antes de las clases, me puse manos a la obra y preparé un par de postres, había leído en las instrucciones de que el profesor pedía comida para dárselo como tributo quizás, algo que me pareció extraño en primera instancia, pero que luego comprendí al ver su foto en aquel gran anuncio, era alguien que parecía bastante grande “Con ese tamaño… dudo que alguna vez esté satisfecho con la comida” pensé para mis adentros.
 
Finalmente el día había llegado, tomé una ducha rápida y me vestí con lo más cómodo que encontré, el cual consistía en unos jeans, zapatillas, una sudadera blanca con capucha y sobre este una camisa roja a cuadros. Me acomodé el cabello con algo de gel mientras observaba mi sensual figura en el espejo del baño “Ya está Dylan… deja de mirarte, hoy no es un día para conquistar chicas, es un día para traer una nueva y valiosa adquisición” Cerré el puño y con ayuda de la otra mano crují los dedos. Me dirigí al closet y saqué una caja con algunas pertenencias viejas pero que tenían cierto valor para mí, entre todas ellas había un cascabel de plata colocado en una correa de cuero, digamos que había pertenecido a un pequeño gatito que conocí en mi infancia y que por cosas de la vida no llegó a ser mi mascota…
 
Tomé todas las cosas que necesitaba, entre ellas una libreta de apuntes, una botella de agua, algunas barras energizantes, el cascabel, mi teléfono, entre otras cosas y las guardé en mi morral. Luego caminé hacia la cómoda y abrí el último cajón el cual contenía mi preciada arma de fuego, me quedé observándola un breve tiempo –Mmm… ¿debería llevarla?- siempre la cargaba conmigo por seguridad, pero en esta ocasión la idea era no lastimar a los animales mágicos, además de que contábamos con un maestro bastante poderoso según los rumores –Bah… esta vez te dejaré,  me sentiría mal si termino disparándole a uno de los animales o a alguien- en su lugar, tomé un par de tonfas que sabía maniobrar muy bien y que además me servían para la ofensa y defensa si fuera necesario. Ya estaba listo, cogí una caja donde tenía los postres, mi morral y me dirigí al lugar indicado para las clases.
 
Al llegar al bosque donde se iban a dictar las clases, observé que había una gran columna fuera de lo normal “¿Esto siempre estuvo aquí?” parecía que emanaba una especie de magia. El sendero estaba libre, el bosque parecía ser de lo más normal, árboles por doquier, mucha tierra, “¿En serio encontraremos animales mágicos aquí?” ya comenzaba a dudar un poco.
 
No había llegado tarde, pero era casi uno de los últimos… a pesar de ello pude percatarme de dos rostros conocidos de entre toda la multitud “Vaya vaya… ¿A quiénes tenemos por aquí?” pensé mientras observaba a un peli negro y a un rubio.  Era fácil identificar al profesor con aquel cuerpo grande descansando sobre la roca, reí un poco por su actitud relajada algo parecida a la mía. Momentos después comenzaron las presentaciones, empezando por el profesor, para luego seguirles el peli negro y el rubio, caminé abriéndome paso entre la multitud para poder presentarme pero antes… -Hey Vincent que raro verte aquí sin tu habitual ropa elegante del bar- dije levantando la mano derecha a modo de saludo y con una actitud relajada, después me acerqué Tooru y le revolví el cabello –Joo… chibi-chan, después de esto vayamos a jugar por ahí de nuevo- sonreí de manera divertida para luego enfocarme en mi presentación, me aclaré la garganta –Buenas, mi nombre es Dylan Kuroki, tengo 21 años, signo zodiacal acuario, me gustan los deportes, los instrumentos musicales y las armas de fuego, soy bueno en las artes marciales y trabajo de bartender, si alguna chica está interesada en tener alguna cita luego me avisa- guiñé el ojo y luego recordé para que estaba ahí realmente, me froté la nuca y luego miré al profesor –Perdón, me desvié del tema- me puse algo más serio –Estoy aquí para aprender más sobre los animales mágicos y ver si tengo alguna afinidad con alguno de ellos, no me vendría mal un compañero para un humano como yo- asentí, mientras recordaba otra cosa –¡Ah cierto! Tashiro sensei- escalé la gran roca con agilidad y destreza, entregándole al profesor una caja con los dos postres –Aquí tiene la comida que pidió, le traje una tartaleta de duraznos y un cheesecake de fresas- luego de entregado el encargo me baje de la roca esperando que la siguiente persona se presentara.


 • Dylan Kuroki • Clases de Magizoología •
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
22
Dromes :
22948
Reputación :
15
Mensajes :
75

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Yuno Gasai el Dom Abr 30, 2017 1:50 am

"Todavía recuerdo las palabras hirientes que salieron de tus labios.
"No necesito que me protejas."
No son las palabras adecuadas para decirle a un ángel guardián.
Yo... En verdad... Quería protegerte...
Deseaba poder protegerte..."

Esa mañana desperté con lágrimas bajando por mi rostro, sentándome en la cama y mirando el reloj despertador al otro lado de la habitación. Todo fue un mal sueño. Caminé hacia el reloj y lo apagué antes de que su alarma sonara. Ya me había acostumbrado a despertar más temprano de lo usual, de tantas veces que Shin-sama me había obligado a caminar hasta alla para apagarlo. Maldito troll.

Media hora después ya estaba lista para ir a mi primer día de clases con mi... querido suegro. Ya había escuchado de él y le había visto en fotos, eso, y las explicaciones de Ao-kun. Lo que Shin-sama no sabía era que yo había tomado la decisión de asistir a una clase de Tashiro para conocerlo más de cerca y matarlo hacerme su estudiante. No me importaba perder la vida en el intento, no me importaba cuan poderoso fuera Tashiro-sensei, estaba consciente de su poder, pero mi intención era poder hacer algo apreciado para el hombre que amaba, acertase, fallase o muriese en el intento, yo tenía que intentarlo. Esta era una prueba para mi misma, y una forma de dejarle saber a Aoshin-sama que haría hasta lo imposible por él. Quería que mi mensaje le llegara: "Yo voy a protegerte." Así fue como tomé la decisión de ir a esa clase. Actué por mi cuenta sin decirle nada a mi compañero, manteniendo como secreto ese pequeño plan que tenía. En parte, ese paso que estaba dando era también una prueba que yo misma me puse para no depender de las "órdenes" de Ao-kun.

"No le hecho veneno a la comida, porque capaz y me..." - Suspiré. La noche  anterior había preparado comida con el mejor amor del mundo: Pollo guisado, con arroz blanco y habichuelas. La había hecho para mi querido Ao-kun, y lo que sobró se lo llevaría hoy calientito para mi querido... suegro. De paso, llevaría la misma comida para mi también en caso de que fueramos a almorzar allá. Aproveché para llevar dos bolsas de galletitas chocolate chip, y dos botellas de agua.

A pesar de mi gran motivación para matar por amor malos días, también tenía una faceta de mi más... ¿Llevadera? Bueno, tenía un pequeño punto débil: Iba a tomar una clase con muchas personas inscritas a ella, algo que me hacía sentir incómoda, y la incomodidad me llevaba a la timidez, tal y como me había pasado en clases anteriores. Suerte que pude concentrarme y atender lo que decía el profesor, pero en este caso, el profesor era uno bastante especial.

La comida ya estaba preparada, pero ahora tenía otro dilema: ¿Cuál sería el objeto que iba a llevar?

-Eh...

Sinceramente yo no era persona de apegarme a objetos. Había aprendido que los objetos eran cosas materiales que con el tiempo se dañaban. Esto porque nunca tuve algo que realmente considerase como "mio". No estuve acostumbrada a tener algo en la vida, y como sabía lo que significaba "no tener nada", decidí dar todo lo que tenía de mi a la persona que amo, y así el no viviría con esas carencias que me faltaron... Lo único que tengo es a Shin-sama... y él no es un objeto... Suspiré. Si tan solo pudiera llevarlo...

Ahora era tiempo de escoger mi objeto. Estuve toda la semana pensando en eso. Tenía hasta ganas de llegar sin ningún objeto, pero el profesor capaz y me sacaba a patadas del lugar. ¿Acaso tenía que gustarme mágicamente algo...? Ugh... Veamos que tengo:

-Piyamas de Shin-sama con las que duermo de vez en cuando... No.
-El primer envase donde Shin-sama me regaló mi primer helado... No.
-La primera bolsita de palomitas de maíz que me regaló Shin-sama... Tampoco.
-Un peluche chibi que hice con mis propias manos de Shin-sama... No. Espantaré al suegro.
-Mi traje de conejo para stalkear a Shin-sama sin que se de cuenta. No.
-Los esqueletos de mis padres. No. Me van a juzgar por traer algo así al Instituto.
-La Katana con la que maté a muchas personas y herí a muchas más por acosar a Shin-sama. No.
-Mi libreta de dibujos... No.
-Abrigos de Shin-sama... Almohada de Shin-sama... No...
-Alguna foto con Shin-sama... No. El suegro se daría cuenta.
-La primera bolsita donde le regalé galletitas a Shin-sama. No...
-Cabellos de Shin-sama... Hmmmm...

Tiré mi celular al suelo y suspiré de la frustracción, sosteniendo mi cabeza y sentándome en el sofá. Maldita sea... No tenía objetos de valor, tenía una persona de valor que no estaba en la casa, para brincarle encima como pokemon salvaje, arrancarle un mechón de cabello y salir corriendo. Suspiré. Bien. Llevaría la Katana. Esa era una de muchas armas con las que había jurado proteger a Shin-sama. Hecho esto, tomé todo, incluyendo el celular que se le había salido la batería, y salí de la casa.

..........................

Llegando a la clase con los objetos pedidos, noté uno de los alumnos (Vincent) sentado frente a la roca donde estaba el profesor... meditando.  Me acerqué al lugar. Ya habían llegado algunos otros alumnos.

"No puedo creer que tenga al poderoso Tashiro-san en persona." - Pensé, mirándolo de arriba a abajo. "Así que esta persona será mi oponente... Es más gigantesco de lo que pensé."

Noté también que en la clase estaba un chico peliverde (Midoriya). E-Espera... ¿Ese no era el de las termas...? Uum... No esperaba verlo en un lugar como la clase. No me atrevía a ir a donde él para saludarlo. No estaba segura si el chico se iba a acordar de mi.

M-Me incomodaba estar rodeada de tantas personas desconocidas, así que me aparté un poco de la multitud para mirar el bosque a mi alrededor. NO me había ido a andar por ahí, simplemente observaba el hermoso paisaje mágico. El bosque me gustaba. Me daba buena pinta. Puse mis manos en mis mejillas sonrojandome levemente. Quizás deba invitar a Shin-sama a este bosque a pasarla bien. Sería como una cita romántica llena de acción y aventuras por los peligros que se esconden allá adentro, ¿verdad? ♥ ¡Kyaaaa!  ♥

-¡Ohayo Guzaimasu chicos! Me alegra que hayan podido asistir a mi clase de Magizoologia. Mi nombre es Tashiro Monji, y seré su profesor durante todo el tiempo que transcurra esta clase. Aquí podremos aprender sobre las criaturas mágicas que el mundo tiene que ofrecernos, una mas misteriosa que otra-

Había entrado en un mundo de fantasías, sobresaltándome tan pronto el profesor empezó a hablar. Bajé a la realidad, acercándome al grupo, poniéndo mi mirada en él, prestándole toda mi atención. Era bastante energético y parecía ser buena gente. Aunque las apariencias engañaban y eso lo sabía yo muy bien... Eh... Si, eso. Diría que me causó una primera buena impresión, pero sabía que no podía confiarme rápido. E-Espera... Si él era gordito, ¿eso significaba que Shin-sama algún día también...? ¡Tenía que vigilar su dieta! >w<

-¡Muy bien! Primero que nada, ¿que les parece si empezamos esto de una manera mas formal y amigable? Quiero que se presenten, su nombre, apellido, a que se dedican y porque escogieron esta clase. Una vez todos estemos en un ambiente mas familiar y nos hayamos conocido un poco, podemos empezar con el recorrido a este inmenso y curioso bosque. ¡Empiezo yo! Mi nombre es Tashiro Monji, me dedico a ser el preceptor de Takemori, y he elegido esta clase porque considero importante que todas las personas tengan a un fiel compañero a su lado, aquel compañero que te entenderá en las buenas y en las malas-

¡Ay no! ¡Presentaciones no! ¿¡Qué se supone que debía decir!? "Me llamo Gasai Yuno, me dedico a ser la stalkeadora profesional de su hijo y he venido a esta clase para intentar matarlo" ¿Eso...? De todas formas, esas presentaciones así me daban mareos.

–Oh vamos Tashiro-sensei…¿ yo de primero?- - Ay, no... Esperaba que no le estuviera hablando así al profesor porque ya lo conocía de antes. Esperaba que nadie en la clase se conociera para que no se formaran estos asquerosos grupos de amigos. Odiaba sentirme apartada. Si tan solo Shin-sama estuviera aquí todo sería más llevadero... Pero ahora no sabía que... Demonios hacer. –Soy Vincent Van Heart, además de estudiar en la universidad de Takemori soy un mercenario- - Un hombre peligroso, sin duda alguna. Alguien que se vende por dinero, o al menos eso era lo que yo pensaba de los mercenarios en general. –No se preocupen, no atacaré a nadie, no tengo un contrato en contra de ninguno de vosotros, y si lo tuviera sé que nuestro profesor me iría a detener– - Como si fuera a dejarte... –Estoy tomando esta clase porque me gustaría tener un compañero, trabajo comúnmente solo, pero algo de ayuda nunca vendría nada mal- - Bueno, si... La idea de tener un compañero era genial, en eso estamos de acuerdo. –Oh si, casi se me olvida, soy también guardaespaldas de la idol Yohane, y bueno… quiero protegerla a toda costa- - .... que ... nah... Shin-sama era mucho más genial que tu, bakaaa. >w< –Y bien… ¿quién sigue? - ¡Tu madre sigue, porque yo no! >w< Así que intenté esconderme discimuladamente detrás del peliverde (Midoriya) para que no me vieran... tanto.

La presentación de la siguiente persona (Tooru) fue más tranquila, normal, directo al grano y sin rodeos. Al menos ese no se puso a hacer "chistes" flojos como el primero. El rubio le cayó mejor. Igual no estaba ahí para decidir quien le caía bien o quien le caía mal. Estaba para tomar una clase, conseguir una mascota para tener en la casa con Shin-sama, y stalkear a Tashiro.

Llegó otro pelinegro que parecía conocer a Vincent y a Tooru. G-Genial... Espero no ser la única sin conocer a nadie. Bajé la mirada, incómoda. Este otro muchacho decía llamarse Dylan Kuroki, tenía 21 años, le gustaban muchas cosas y hasta el signo zodiacal dijo. –...si alguna chica está interesada en tener alguna cita luego me avisa- - Nadie va a querer una cita con usted, hijo mio... Tienes peinado de que te pasaron la cortadora de grama en un lado, y te dejaron el otro lado a medio cortar. Además... Shin-sama es... ♥ ¡Perfecto! ♥ Volví a irme en un viaje de fantasías pensando en mi Shin-sama, con la cabeza baja y un leve rubor en mi rostro. ¡Shin-samaaaa!

Entonces me di cuenta de algo y es que me tocaba el turno. ¡K-Kyaaaa! ¡Que vergüenza! ¡Nononono! ¡Yo no quería...! >///<

-G.... aa....saiii.... Y-Y-Yuuu....n...o.... - Hice una leve reverencia con mi cuerpo temblando de los nervios y mi piel más pálida que un papel. Era como si mi cuerpo ya no tuviera ningun alm. -M-Me llamo... Gasai Yuno... - Lo volví a mencionar ya que la primera vez que lo dije ni se había entendido. Mi corazón latía con rapidez. -S-Soy estudiante... Y e-escogí esta clase porque... - Hice un leve silencio. Solo tenía que esperar que no se me safara el "Quiero matarte." -...porque... deseo ver que tipo de animales nos rodean, sean peligrosos o no. De esta forma podré proteger mis seres queridos de los peligrosos, y ayudar a proteger el hábitat de los animales que no son conocidos por la multitud, instruyé a las personas acerca de ellos y sus cuidados. - Y claro, también estaba la parte de "Quiero mi propio animal" fuese peligroso o no, pero eso no lo iba a decir. Terminé de decir esto (titubeando, lo puse sin guiones para que fuera más fácil la lectura).

Proteger los animales era algo noble. No tenía problemas protegiendolos. Me acerqué a la roca y dejé la porción de la comida para Tashiro frente a ella, como si este fuera algún tipo de ser místico y la comida fuese lo sacrificable. Regresé al grupo.

-Y este es mi objeto preferido. - Enseñé mi katana. -...para proteger mis seres queridos. - Si el profesor había dicho que "traigan su objeto favorito" bueno, era hora de presentarlo ahí. Volví a colocar la katana enfundada en mi lateral izquierdo, hice una leve reverencia y fui a esconderme detrás de Midoriya-san. Que le tocara al siguiente hablar.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
55168
Reputación :
20
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Killua Zoldyck el Dom Abr 30, 2017 2:24 pm

La verdad el albino no se había inscrito por una razón muy obvia. Básicamente eligió una clase al azar, exacto, un típico "de tin marin de do pingue". Fue un día como cualquier otro, nada especial, ni siquiera el albino sintió algo de emoción en ir. ¿Porque? Realmente, Killua no tenia ni la mas mínima idea de en que clase se había inscrito, ni de que se trataba.
La ubicación de la clase era un bosque enorme, literalmente, enorme. Se podían apreciar preciosos arboles y aquel aroma tan característico de esos lares. Se sobrentendía que ese bosque se encontraba extremadamente asegurado. Killua llega al lugar, no sabía muy bien que traer así que trajo lo que el creyó necesario, no sin antes por lo menos leer el nombre de la clase a la cual entro, de otro modo no hubiera traído nada al no saber de que trataba la clase.

Tashiro Monji es el nombre del maestro que encargó la responsabilidad de dictar la clase. Se encontraba encima de una roca, al parecer...¿Meditando? Pues no. Se escucharon leves ronquidos dando a entender que estaba dormido, en realidad. Pareció acordarse e inmediatamente se incorporo y nos dio los respectivos saludos. WOW...De inmediato la mente del albino se ilumino, por fin supo que demonios era de lo que se trataba la clase.
La idea de la clase sonaba muy interesante y le recordaba a cierta serie...
Lo típico, presentarse. No era algo que le apeteciera mucho a Killua pero era una obligación para mantener la formalidad con todos los alumnos. Espero a que varios pasaran para después él seguir. No quiso ser ni el primero ni el ultimo sino más bien...¿el intermedio?


- Mi nombre es Killua. Me apellido como Zoldyck. Por el momento, soy solo un simple estudiante, tengo un trabajo de medio tiempo en "Higan Casino" cofentrencof como atendedor en la barra de vampiros. Elegí esta clase porque...bueno, la elegí al azar. Pero ahora que veo de que trata la idea me agrada mucho continuar-.El peliblanco inmediatamente callo y dio espacio para que otro alumno siguiera. Una vez más dio un vistazo a los alrededores, de verdad, le encantaba demasiado respirar aire puro, lo hacia sentir vigoroso y con énergia.


Última edición por Killua Zoldyck el Dom Abr 30, 2017 2:25 pm, editado 1 vez (Razón : Quitar la firma. Mil perdones me llamaron a comer y le dí a enviar sin pensarlo. Sorry x100)
avatar

Salón :
2 B
Edad :
17
Dromes :
17393
Reputación :
2
Mensajes :
145

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Midoriya Izuku el Dom Abr 30, 2017 6:04 pm

Música para armonizar el ambiente (Opcional (?):

-Veamos... Cuaderno... Lápiz... Qué más... Qué más...

Balbuceaba mientras daba vueltas por mi habitación, metiendo cosas en una mochila, las necesarias para asistir a aquella clase de magizoología que tendría lugar aquel día. Observé en el tablón de anuncios del instituto varias clases en busca de alumnos, y una de las que más me llamó la atención aquella vez fue la de Magizoología. Desde que llegué a Éadrom, me mostré de lo más escéptico y contrario a la mentalidad general del lugar, que confiaba ciegamente en la existencia de seres mágicos y extraordinarios... Me sonaban la mayoría de historias que escuché sobre estos seres de pequeño una sarta de tonterías... Pero durante mi estancia en la ciudad, llegué a vivir unas experiencias que hicieron que dudara seriamente sobre aquello. ¿Y si en verdad... existieran? ¿Y si aquellas historias, aquellos cuentos de hadas no estuviesen tan lejos de la realidad?

He ahí la razón por la que me apunté a la clase de Magizoología. Quería comprobar con mis propios ojos la veracidad de los rumores que pululaban sobre la ciudad. Una muestra visual definitiva que me dejara claro que aquel lugar era verdaderamente mágico. Además, el profesor que impartía dicha clase se trataba de mi maestro, Tashiro-Sensei, lo cual me ayudó a su vez a tomar dicha decisión de asistir a ella.

-Está bien, lo tengo todo preparado... ¡Oh, es verdad! ¡La comida!- Busqué en el armario de la habitación la bolsa grande de deporte que me solía llevar a las áreas deportivas del instituto cuando iba a entrenar. La dejé reposar al lado del frigorífico, el cual abría para ver qué había dentro -Veamos... Una tarta de chocolate... Macarrones... La mitad de una pizza...- Entonces, mordiéndome los labios tratando de reprimir mi frustración, comencé a echar casi todo el contenido del frigorífico dentro de la bolsa. Una vez observado cómo ésta estaba por rebosar de alimentos y la nevera se encontrara sólamente con un par de yogures sabor macedonia en su interior, llegué a la conclusión de que era suficiente cantidad para satisfacer a mi maestro.

"Mis ingresos mensuales... No van a cubrir esto... No..."

Ya tan sólo quedaba el objeto que más apreciaba. Llegué a dudar seriamente qué cosa llevar, ya que poseía un montón de recuerdos de mis padres y mi antigua ciudad... Fotos, ositos de pelu-- Bueno, acabé optando por un colgante que portaba siempre conmigo, el cual me daba fuerzas para seguir adelante, sabiendo que se trataba de una "herencia" de la cual mi padre me hizo cargo. Podía ver, aun a la temprana edad de 10 años, el orgullo de mi padre reflejado en sus ojos mientras me regalaba tal complemento. Desde entonces no se separó de mí aquel colgante.

Colgante:

Era hora de ponerse en marcha, ¡no quería que la clase empezara sin mí al fin y al cabo! Vestido con mi habitual atuendo de batalla, comencé a dirigirme al punto de encuentro que se acordó para la clase.

Atuendo:

En el punto de reunión. Una hora más tarde


"Vaya, parece que soy de los primeros"

Aparecí en escena entonces, en la zona en la cual se especificó en el anuncio que iría a tomar lugar la clase, al menos como punto de reunión. Pude apreciar que sólo nos encontrábamos unos pocos alumnos presentes, por lo que me situé no muy lejos de éstos, a la espera de los demás que faltaban. Presté especial atención al chico que en un principio se encontraba como... "Meditando", sumido al parecer en un completo trance. Aunque luego me daría una mala impresión por lo... "Anti-Clímax" que sería su presentación. En toda la escena, realmente los únicos que me llamaron en especial la atención fue aquel sujeto, y Tashiro-Sensei, quien se encontraba en lo alto de una enorme roca, tan sumido en su meditación que incluso parecía estar dormido.

"Es admirable lo sereno que se encuentra... Digno de ser mi maestro", admiré, mientras observaba cómo poco a poco comenzaron a llenar el lugar los alumnos de la clase y presentándose uno a uno. Como antes dije, aquel tal "Vincent" empezó por darme mala espina al ver lo increíblemente relajado que se encontraba, aunque mi opinión sobre éste cambió bruscamente al descubrir su condición como "guardián", seguramente de su pareja. "... Una buena razón por la que querer volverse fuerte y aprender todo lo posible...".

Entonces, un rubio algo menos extravagante y aparentemente más "normal" prosiguió la presentación. Tooru Honda, alguien visiblemente relajado de personalidad, pero bastante amigable, quizás pueda llegar a conocerlo mejor si la ocasión lo permitía, ya que personas "normales" era de lo que menos me encontraba en aquella ciudad, y tener alguna alrededor de vez en cuando nunca estaba de más. Le siguió a tal presentación un chico de 21 años, "Dylan", que más que una presentación, parecía que estaba dando sus datos personales para una web de citas online, y aun con su forma de hablar y acciones extravagantes, que a más de uno le dibujaría una mueca de rencor en su cara, decidí ignorar tales hechos y tratarlo como igual. ¡No me gustaba etiquetar a las personas sin conocerlas a fondo! No tan a menudo.

Sin embargo, de los presentes el alumno que más me perturbó se trataba del que le seguiría a Dylan. Era una chica algo más mayor que yo, pelirrosa y visiblemente tímida. Aparentemente, por supuesto. Noté cómo se situó detrás mía mientras los demás se presentaban, como si se escondiera de sus miradas, hasta que llegó su turno. Titubeó, balbuceó y tembló. Su timidez le impidió hacer una buena presentación a la primera, por lo que tuvo que rehacer sus palabras hasta que pudo vocalizar bien y presentarse. "Yuno Gasai", también conocida como la portadora de una katana.

"¡¡¡EEEHK!!!". Di un pequeño salto hacia atrás al ver cómo la chica mostraba sin miramientos aquel arma, cambiando de repente mi forma de pensar sobre ella. De ninguna manera sería alguien "normal" cuando se le ocurría llevar aquello a una clase... ¿Qué pretendía hacer con eso de todas formas?

Concluída su presentación, se volvió a ocultar detrás mía, haciendo que los latidos se me aceleraran al saber que había alguien armado con una katana justo a un par de pasos de mí. Traté desde entonces mantener la calma y actuar como si ni siquiera me hubiese percatado de su presencia.

Tras tal perturbadora presentación, un chico de pelo blanco tomó entonces los focos, llamado Killua, un nombre curioso, debía admitir. Su "torpeza", o quizás vaguería se hizo ver cuando admitió que eligió dar la clase por elegir alguna, sin motivo real aparente... Pero daría el mismo contenido que íbamos a dar todos aquel día, así que tampoco era cosa de mirarlo mal por aquello ni mucho menos... Creo...

Y finalmente, ¡llegó mi turno!

-¡Me... Me llamo Izuku Midoriya, pero me llaman D-Deku!-
Exclamé para que todo el mundo lo escuchara, incorporándome erguido en señal de respeto y cordialidad, tartamudeando en algunas partes de la frase por el hecho de que había alguien justo detrás mía con una katana -Me dedico a entrenar a diario y a aprender las artes de la lucha para proteger a mis seres queridos y a los indefensos. Mi meta es... ser un gran héroe algún día, y escogí esta clase para ver si en verdad existen los seres mágicos- Noté de pronto cómo una lluvia de miradas extrañadas y algunas incluso molestas caía sobre mí al decir aquello... -... Y si en verdad es posible que congenie con uno de ellos... Como hice con Tobu...- Dijé con un tono algo más bajo y decaído, dejando aparente el haber sufrido la pérdida de alguien muy querido, seguramente una mascota.

La situación hubiese perdido dramatismo si los presentes conocieran el hecho de que "Tobu" se trataba de un huevo sin eclosionar que cuidé por una hora, y que se me acabó cayendo y rompiendo en mil pedazos.


-Aquí le dejo la comida que dijo que traigamos, Tashiro-Sensei- Solté aquella bolsa de deporte junto a las demás "ofrendas" a los pies de la roca -... Y sobre el objeto importante para mí, h-he aquí el colgante que mi padre me regaló de pequeño- Le mostré entonces aquel objeto de acero con forma de cabeza de lobo, dejando constancia de mis cumplimientos en los requisitos mínimos que se dejaron claros en el anuncio.

Entonces regresé a mi posición de antes, algo incómodo al ver de nuevo a la chica de la katana aguardar en el mismo sitio, para entonces dar paso a las demás presentaciones que faltaban y comenzar de una vez la clase. Un hecho curioso era la elección de aquel bosque como área lectiva, ya que no se veía nada del otro mundo ni el típico lugar en el que uno se encontrara animales fantásticos... Pero si fue idea de Tashiro-Sensei, algo de oculto debía haber en todo aquello.
avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
40808
Reputación :
10
Mensajes :
205

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Eros Stoner el Lun Mayo 01, 2017 12:50 am

Aquella mañana había madrugado, con la intención de salir a correr antes de tener que ir a cumplir con mis responsabilidades. Me encantaba el hecho de poder salir a hacer actividad física, tranquilo, en un horario donde las temperaturas rondaban por las mínimas, y no hubiese nadie para molestarme. Tenía un buen estado físico, modestia a un lado, y se debía en parte a la fabulosa genética que había heredado, y en parte a mi constante necesidad de estar entrenando. No, no era la persona más musculosa del mundo, pero estaba muy orgulloso de mi resistencia física.

Cuando regresé al instituto, aún no había amanecido. Menos mal que no tenía compañero de habitación, o seguramente me estaría odiando en esos instantes. Me di una ducha rápida y me alisté para salir. Un cuaderno y lápiz en la mochila que llevaba, sin hablar de una inconmensurable cantidad de fruta. ¿Qué puedo decir? En momentos de escases de dinero, no quedaba mucha más opción que comprar barato… además de que no pensaba gastar lo poco que tenía en harinas y demás estupideces. Si había algo que me había mantenido con vida, era mi cuerpo y salud, y los cuidaba como oro. Y… ¿Mi objeto más importante? Pues, prácticamente el único que tenía realmente, el pendiente que había recibido de parte de mi madre, luego de que muriera. Se trataba de alguna piedra preciosa de tonalidades celestes claras que, según ella, tenía la propiedad de apaciguar los problemas internos y mantener el alma fuerte… ¿Si yo lo creía? Digamos que no tenía mucha fe, pero el simple hecho de que significara algo para ella, era suficiente. Me vestí con una musculosa negra y unos jeans negros; tenía un cuchillo colgado del cinturón, y otro atado en mi pierna (por debajo de los pantalones). Sé que solo íbamos a clases, pero prefería estar equipado… por las dudas.

No tardé mucho en llegar al lugar de encuentro, aunque ya había algunas personas allí. Simplemente me apoyé contra un árbol, esperando a que la clase comenzara. Me gustaba el ambiente, era tranquilo y no parecía que fuera a ser un lugar muy caluroso, aunque, para mi gusto, le faltaba un poco de nieve. La vegetación de altura promedio y la frondosidad relativa de los árboles generaba la sobra suficiente para protegerme de la luz del sol que, aunque no me hiciera nada realmente, prefería evitarla por cuestiones térmicas. Podía ver al que creía que era el profesor sentado, dormido como un tronco, arriba de una roca. Vamos, me parecía un poco extraño, pero no podría decir que me molestaba… después de todo, no tenía apuro alguno… y tampoco es que haya tardado mucho en despertar.

Me sorprendió un poco su tamaño, pero fue algo que dejé pasar. Más que eso, me interesaban mis, en teoría, compañeros. Claro que había aquellos que parecían “normales”, refiriéndome a personas lógicas y cuerdas –al menos solo en apariencia-, pero había algunos que me habían llamado la atención; como por ejemplo, el primero, Vincent… todo bien con él, pero vamos, ¿Mercenario? “Sí, y parte de tu trabajo es pavonearte sobre ello en frente de los demás, ¿Verdad?” pensé, no desconfiado, sino algo extrañado. Claro, cada quién era libre de decir lo que quisiese, pero me sonaba un poco raro. Y creo que, la otra única persona que logró llamar mi atención de momento, fue Yuno. Al principio me pareció un poco molesta su forma de expresarse, con tanta timidez y demás, pero logró despertar el interés en mí cuando mostró su katana, pareciendo, en ese instante, bastante segura de lo que decía. Debo admitir que, de aquella forma un tanto desinteresada y nada alardeante, me había caído relativamente bien. Ya vería si la primera impresión se ajusta a la realidad. Aquel chico, Izuku, me sorprendió con lo de “escogí esta clase para ver si en verdad existen los seres mágicos”, ya que no lograba captar un aire de broma, o algo por el estilo… sin embargo, no le presté mucha atención. Allá cada uno con sus locuras.
Luego de que se presentaran algunos de ellos, al parecer me tocaba a mí. Tomé aire y me enderecé, que hasta ese momento me encontraba apoyando la espalda contra el tronco de un árbol.

-Bueno, me llamo Eros Stoner y llegué hace pocos días a la ciudad, así que de momento solo soy estudiante de tercero del instituto- Comenté, viendo a los demás alumnos y al profesor mismo. –Me inscribí en esta clase porque…- Hice una mueca, mientras me encogía de hombros –Me pareció interesante, y me da gusto estar al aire libre-.

Aunque algunos de mis compañeros habían mostrado sus “objetos preferidos”, yo directamente me salteé ese paso. El profesor no lo había pedido, y no tenía por qué estar dando explicaciones a nadie mientras que no me lo pidieran. ¿Hombre de pocas palabras? Sí, pero eso no era un crimen.
avatar

Salón :
3 B
Dromes :
23902
Reputación :
1
Mensajes :
32

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Enju Moe el Lun Mayo 01, 2017 3:42 pm

Enju miraba los enormes árboles que rodeaban el punto de encuentro con el profesor, al lado de todos los alumnos que se veían ansiosos por obtener un nuevo amigo, otros con algunas miradas serias. Como primer acto de la clase fue la presentación, cada uno se empezó a presentar, cuando le toco su turno, (Mi nombre es Enju, y mis apellidos Moe Shungiku, y no soy estudiante de alguna escuela oficialmente aun, tal vez algún día lo sea, yo sé que sí, me dedico a hacer pan, y a cantar, pero soy más de hacer de todo, siempre y cuando me guste. Y entre a esta clase para poder tener un amigo que me acompañe en todo, pienso que será divertido.), explicaba pateando una piedrita en el suelo, las presentaciones siempre le ponían los nervios algo de punta. No hablo mucho, no tenía que hablar más de lo que habían preguntado y hablar de más atrasaría las clases así que solo dijo eso.

Dejo que los que seguían se presentaran, escuchando lo que decían con la mente en blanco, conforme más compañeros pasaban la presentación, comenzó a hacerse ideas de cómo serían los animales, tenía muchísima curiosidad, ya quería conocerlos, y aunque quería verlos de una vez, tenía que esperar, ideándose algunos enormes y poderosos, y otros chiquitos y adorables, no sabia cuántos vería. Pero sabía una cosa, el que le tocara lo querría muchísimo. Aunque claro, tenía sus ideas de cómo lo quería.
avatar

Edad :
20
Dromes :
18729
Reputación :
6
Mensajes :
234

Ver perfil de usuario https://gatitolindodeleche.wixsite.com/enjumoeshungiku
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Nathalie J. Bellerose el Mar Mayo 02, 2017 12:28 pm

Tenía la mirada fija en el reloj de pared, la ansiedad no la dejó dormir en toda la noche, tampoco es que durmiera mucho… Después de una ducha rápida me puse el uniforme del instituto pues no estaba muy segura de qué tipo de ropa tendría que llevar, después de todo nos habían citado en el bosque, estaba acostumbrada a pasear por los bosques de su tierra natal, sentía curiosidad por los de allí. Tomó la bolsa de frutas que compró el día anterior para la clase, la metió en su mochila y se dispuso a salir. Tocó en su muñeca un brazalete de oro con un dije, un zafiro con forma de estrella, se lo había dado su padre y era su posesión más preciada, lo tenía siempre guardado en casa pero ya que el profesor pidió su objeto más preciado, pues lo llevaría.

Miraba a su alrededor con curiosidad, por lo menos fue así en todo el trayecto pues cuando llegó al sitio donde se encontraba la clase dejó de observarlo todo de esa manera, optando por dejar la expresión seria. Escuchó las instrucciones del profesor para presentarse y sintió como los nervios formaban un grueso nudo en su estómago. ”¡Es demasiada gente! ¿Cómo voy a hablar frente a todos?” Se sentía agradecida de no tener que ser la primera, aunque el resto de las presentaciones se le pasó excesivamente rápido, ella los escuchaba atentamente para memorizar sus nombres, hasta que fue su turno, su mirada volvió a caer en el profesor, se veía tan amable que eso la tranquilizaba un poco… De todas maneras las manos le temblaban y tomó una respiración antes de hablar. No tendría nada de malo que fuese breve como sus últimos dos compañeros ¿verdad? —Hola a todos...— Le tembló un poco la voz, hizo una reverencia y cerró los ojos, estaba totalmente ruborizada en ese momento. —Mi nombre es Nathalie Jeannette Bellerose, soy estudiante del segundo curso en el instituto y trabajo como camarera. Me llaman la atención las distintas criaturas que pueden encontrarse en el mundo… Y me agrada la idea de tener un compañero.— Finalizó su breve presentación, suspirando casi imperceptiblemente, moría de ganas porque la clase comenzara.


Última edición por Nathalie J. Bellerose el Jue Mayo 04, 2017 8:55 pm, editado 1 vez
avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
21471
Reputación :
0
Mensajes :
14

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Lucy Strider el Miér Mayo 03, 2017 12:21 am

Cuando vio las inscripciones abiertas supo que debía de anotarse en ella, era lo que tanto había esperado, algo que estaba hecho para ella. Criaturas mágicas, tema que siempre sacaba a relucir desde que era niña, uno que tuvo que dejar de lado a medida que crecía por culpa de su hermano quien odiaba todo lo relacionado con eso, pero no estaba él, ahora tenía la oportunidad de ser capaz de vivir esa experiencia con sus propios ojos. Definitivamente todo esto iba a ser mejor que los libros. Con ese pensamiento quedo dormida hasta el sonar de su despertador la mañana siguiente. En pie desde tan temprano alistó todas las cosas necesarias para ese día. Le causo gracia el haber preparado tanta comida que ni siquiera era capaz de entrar en su mochila—Pero si es la más grande que tengo…—Tuvo que dejar varios recipientes plásticos con alimentos fuera para que lograra entrar a duras penas el cuaderno que utilizaría y el estuche con sus lápices.

Vestida con un buzo deportivo azul oscuro salió de casa. Su cabello estaba trenzado pero  pesar de ello aún tenía ese aspecto desordenado en él, todo un caso perdido. Unos pasos luego de salir se percató de que le faltaba algo. Cuaderno, comida, lápices… ¡El objeto más importante! Por un momento se asusta, pero se relaja al recordar que siempre lo lleva consigo, que ni para bañarse se lo quita, ese vínculo que le mantiene unida a él, quien no está allí con ella. Esa cadena alrededor de su cuello que lleva un dije que hace juego con el de su hermano, ese que a simple vista parece una argolla simple pero que cambia al estar cerca de su par. Como magia. Por eso y mil razones que tanto le encanta.

Se complica un poco el trayecto por no decir que se pierde un poco, además que el peso de su bolso no ayuda mucho al caminar. Al llegar, Lucy se percata que ya está la mayoría allí, espera no ser la última porque eso sería embarazoso. Está cansada así que cae al suelo para descansar, su sensei medita, eso quiere decir que la clase aún no ha comenzado. No se le hace ninguna cara conocida, eso le deprime un poco, al parecer ninguna de sus amigas se inscribió ante su recomendación, tal vez las asustó un poco ante su emoción, tal vez no creen sus fantasías, bueno, ellas se lo pierden.

Luego de que el sensei despertara, porque si, no estaba meditando como pensaba, procedió a dar inicio con las presentaciones. El primero le erizó la piel, esperaba que estuviera jugando al respecto y agradecía infinitamente el estar lo más lejos de él por el momento. El segundo le dio más tranquilidad, no veía nada malo de que temer. El tercero nada que decir. La cuarta… si el primero la asustó ya se imaginarán su cara al ver la katana. El quinto, sexto, séptimo, octavo, noveno casi no les prestó atención, es que fue inevitable al verla, casi hipnotizante, sus ojos azules permanecieron sobre ella tratando de adivinar qué clase de persona sería, si debía de tener cuidado a pesar de que se viera tan “normal”, tenía curiosidad porque tan solo al escucharla su cuerpo se puso en alerta. Esperaba que no haber sido pillada en el proceso.

Cuando llego su turno salió de su trance ante el silencio producido para que hablara. Tomó aire y con voz clara hablo frente a los presentes, suave, calmada o por lo menos así fue hasta que hablo respecto a la clase.

—Bueno, yo me llamo Lucy, Lucy Strider soy de segundo año y elegí esta clase porque… ¡Me encanta mucho el tema! He leído libros relacionados con las criaturas mágicas desde pequeña. Son muchas las cosas que me gustaría comprobar con mis propios ojos y-y…—
toma una pausa antes de continuar, esta vez con menos emoción en su voz—y además suena divertido lo de tener un compañero—Finalizó mostrando una sonrisa en sus labios, era el turno de que el siguiente se presentara.

“Me pregunto cómo sería, si le agradaría mi compañía, si lograríamos llevarnos bien, si estaría conmigo a pesar de todos los problemas que cargo encima… Si, sería divertido tener uno a mi lado” Pensó sin dejar que la felicidad de su rostro se borrara en ningún momento.
avatar

Salón :
2 A
Edad :
17
Dromes :
33472
Reputación :
20
Mensajes :
423

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Trinity el Jue Mayo 04, 2017 8:42 pm

La rubia que se había pasado toda la noche anterior viendo mangas en su sofá con su mascota hasta las tantas de la madruga, como era de esperarse, se había despertado algo tarde. Despertó pestañeando un par de veces extrañada sobre la hora del día. Había olvidado cerrar las cortinas al dormir "Que descuido" pensó, recordando las catástrofes ocurridas recientemente para luego levantarse de golpe-¡Bebe! ¡Las clases, levántate vamos!-Grito, despertando a su compañero de susto el cual chillaba ahora mientras la rubia se paseaba por alrededor del sofá buscando su cepillo-Aquí estas...-Murmuro al encontrarlo con una pequeña sonrisita en su rostro en lo que se levantaba y corría al baño.

-Bebé, ¿Qué había lleva a clases?-Pregunto mientras se terminaba de arreglar el cabello y se ponía sus lentes de contacto, ya veía que se le caían sus anteojos por el lugar de estudio al ser algo torpe a veces. Escucho un chillar a su amigo un par de veces que solo provenían de mas reclamos mientras la loba se acercaba al marco de la puerta-Aja, pero recuerda que quedamos con que iríamos los dos, ademas es peligroso que te quedes solo-Frunció el ceño al decir esto ultimo antes de retirarse a buscar su túnica blanca que traía de accesorios un par de cascabeles en ciertas zonas y su "uniforme" que mas bien parecía el de otro instituto(?) porque realmente no era él de Takemori, aunque poco le importaba Trinity al ya ser una universitaria ❝ No tienen el símbolo de otra institución así que no debería haber problemas ❞ solía decir Trii para defenderse cada vez que alguien del lugar le reclamaba al creer que era de 3ero o quien sabe de que curso, ya, que era bajita pero no era para molestarla de esa manera. En fin, una vez estuvo lista, busco un par de golosinas que obviamente guardo en los bolsillos de su túnica y tomo a su arañita para ponérsela en la cabeza que no dejaba de chillar por reclamos sobre que él quería dormir-Duerme en el camino a la clase, y deja gritonearme de una vez-Reclamo la rubia .Acto seguido se puso la capucha, porque no la tenia puesta(?) y tomo las cosas que le faltaban como un lápiz, una pequeña libreta que llevaría en una pequeña cartera para luego simplemente ponerse en marcha a la clase en su moto sin ponerse protección alguna mas que el casco ¿Para qué iba necesitar el resto si iba a ir a una velocidad bastante prudente al llevar a Bebé consigo en donde se que este se hubiera acomodado?.


Atuendo y Bebé(?):

Bebé, para quien no lo conoce(?)

Al llegar oculto la moto en un lugar que sabia que estaría segura en su ausencia, para después correr hacia donde seria la clase. Llegaba atrasada, lo sabia de antemano pero de todas maneras haría presencia, después de todo no esperaba que empezaran con las clases de golpe, como siempre de seguro traía una introducción larga y aburrida(?) Como espero, llego justo para escuchar un par presentarse que realmente era uno(?) a penas la chica que al parecer se llamaba Lucy termino de presentarse, miro a ver si alguien mas se iba a presentar pero algo en su mente le decía que no-Em...-Murmuro sonriendo ingenuamente-¿Lamento el atraso?-Fue lo primero que se le ocurrió decir sin dejar de sonreír-Me llamo Trinity, pero si gustan pueden llamarme rubia, no me molesta(?)-Se rió un poco para pensar unos segundos que mas decir-Soy universitaria aunque no lo parezca, y elegí esta clase porque me pareció interesante, no he encontrado mucha información sobre las criaturas que viven aqui, por lo que pensé que tal vez..-Pauso un momento para intentar recordar el nombre del profesor que aseguraba haber visto en la inscripción-Que Tashiro sensei nos pueda enseñar algo nuevo-Prosiguió al poco tiempo para luego percatarse de que no había presentado a su "hermanito"-Ah, cierto... y antes de que me olvide-Bajo su capucha para mostrar a su compañero aracnidamente peludo(?)Si, el bicho ya estaba encima de su cabeza nuevamente, durmiendo(?)-Él es Bebé, por muy extraño que suene también viene aprender, y no se preocupen no muerde~-Termino de presentarse mirando al profesor gordito enfrente para intentar decirle que prosiguiera.


[Nathalie Young] ahora es [Trinity]

MAMUH SEÑAL:
Gracias Anji ♥️:

Fc ♥️:



avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
19
Dromes :
105251
Reputación :
10
Mensajes :
457

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Vincent Van Heart el Sáb Mayo 06, 2017 9:13 am

Cada una de las presentaciones fueron analizadas por el joven, su forma de hablar, de gesticular, en busca de cualquier movimiento “sospechoso”, aunque no consiguió mucho… El primero luego de él le había hecho sentir que su presentación había dado demasiada información ¿Un efecto secundario de llevar el anillo que le había regalado su amada tal vez? Muy probable. Al hablar Dylan le hizo un pequeño gesto con la mano, para saludarlo “Se me olvidaba que trabajaba con el mujeriego en el Huricane” pensaba mientras dejaba escapar un suspiro ante la presentación del pelinegro. Yuno Gasai, ese nombre lo recordaría muy bien, fue quien llamó más su atención, después de todo, su objeto preferido era un arma, no se veía desgastada, aunque bueno, solo era la funda así que tenía que hacer una suposición al estado de aquella arma, de seguro si no hubiera conocido a Yohane él hubiera llevado sus reliquias. Se rió por dentro cuando escuchó la razón de Killua para entrar en esa clase, de seguro habrían muchas personas así de despreocupadas, justo como su maestro. El peliverde Izuku fue algo de admirar “Un héroe ¿eh?” pensó con una pequeña risa, aquel traje era algo… fuera de lo normal, pero llamaba la atención, y sus palabras caían justo en esa actitud que le era indiferente, aunque el lado como villano daba más ingresos la mayoría del tiempo tenía que admitir que ser el bueno tenía sus ventajas. “Hmmmm intrigante” decía en su mente mientras Eros evadía dar mucha información, tal vez por la falta de comodidad debido a su temprana mudanza, o tal vez por desconfianza, fuera cual fuera el caso al joven le era interesante desentrañar secretos. Enju y Nathalie casi pasan desapercibidas por los oídos del chico, fueron las presentaciones más normales junto con la de Tooru, no era algo malo en efecto, más el chico tenía más interés en aquellos que “sobresalían” de alguna manera. Libros, solo esa palabra llamó la atención del híbrido al escuchar la presentación de Lucy Strider ¿Había encontrado a otra ávida lectora? Era cierto que los libros poseían mucha información de las criaturas mágicas, recordaba haber leído muchos en la biblioteca de su padre hace ya unos 190-200 años, más no se sabía el contenido a la perfección de los mismos. La última Trinity, o mejor dicho “Rubia”, la segunda que más llamó su atención, o bueno en realidad fue aquel insecto encima suyo, tenía cierta repulsión hacia los insectos, un ligero caso de Entomofobia, aunque era más bien un arácnido por lo que veía, pero igualmente caía como insecto para el chico “Mejor mantenerse alejado de eso” pensaba mientras terminaba de escucharle.

-pfff- casi se le escapa una risa al ver los lentes del profesor, recordaba lo “inocente” que este podía ser, aunque más bien sería confiado ¿Qué otra palabra podía describir a alguien que confió en un mercenario creyendo que es bueno? Aunque no se equivocaba del todo con respecto a Vin, solo que el chico necesitaba de la ayuda de alguien que calmase sus demonios. Tomó aquel “botón monji” y unos guantes de la pila de cosas que sacaba el profesor, más aún no se los ponía –Tashiro-sensei no tienes que preocuparte tanto, algunas cosas son muy excesivas ¿no crees?- decía en un tono alegre, trataba a su “mentor” muy informal, se había ganado su confianza por lo que mostrarse muy formal fingiendo respeto no lo haría a estas alturas. Demasiadas contradicciones en el discurso de su profesor casi le hacen perder la paciencia y gritarle que se decidiera, pero se contuvo de eso, había ya puesto su vida en riesgo innumerables veces, por una más o una menos no habría diferencia –Bien, veamos… Tooru, Dylan, Yuno, Killua, Deku, Eros, Enju, Nathalie, Lucy, Rubia– decía para ver si recordaba sus nombres ligados al orden que se habían presentado –Espero que nos llevemos bien, me iré adelantando- decía mientras se encaminaba y dejaba al lado de su profesor aquella pila de comida –Sé que aunque Akari-sama te haya preparado algo tendrás demasiada hambre, así que te dejo esto- le comentaba junto con un suspiro para luego agacharse e inducirle electricidad a los envases en los que había guardado la comida –Caliente sabe mejor… Nos vemos tashi, chicos- culminó con una sonrisa antes de adentrarse en el bosque, aunque estaba soleado no hacía demasiado calor, aunque posiblemente llevar un pantalón deportivo negro y una franela manga larga negra anodina no hubiera sido la mejor idea para este clima, se arremangó un poco las mangas y se colocó los guantes mientras empezaba a analizar aquel bosque tropical, intentando ver si se conseguía con alguna criatura de su agrado.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
19
Dromes :
28847
Reputación :
25
Mensajes :
280

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Derven Greyback el Sáb Mayo 06, 2017 9:13 am

El miembro 'Vincent Silver Starling' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 6
avatar

Dromes :
191520
Reputación :
23
Mensajes :
10733

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Tooru Honda el Lun Mayo 08, 2017 11:30 pm

Se erizó un poco al escuchar la voz del moreno (Dylan), le miró de reojo cuando este desacomodó su cabello junto con la gorra que llevaba puesta. Hizo un puchero mientras se quitaba la gorra para sacudir la cabeza y acomodarse el cabello y sus orejas peludas,volvió a ponerse la gorra, ocultando de nuevo sus orejas mientras susurraba - No gracias... - en respuesta a su propuesta. La ultima y primera vez que se había encontrado con Dylan, no había sido para nada un algo agradable! Y mucho menos le había parecido un juego divertido! Era un tipo raro, conocía a un mercenario y en publico y en voz alta además, se 'ofrecía' para tener citas con las chicas... definitivamente alguien raro...

- Sigh -Suspiró, tratando de relajarse y olvidarse del asunto, el bosque era lo suficientemente grande como para perderlo de vista, de ninguna manera iba a dejar que volviera a meterlo en aprietos.

Sin darse cuenta se distrajo y no escuchó las siguientes dos presentaciones (?), pero después procuró prestar atención, al menos para saber el nombre de la mayoría de sus compañeros. Les miraba para aprenderse sus caras, cual gato curioso. Casi todos parecían agradables.

Una vez todos se presentaron, el profesor tomó la palabra de nuevo... Usando unos lentes bastante llamativos (aunque le pareció de lo mas normal) comenzó a hablar. Dando instrucciones, Tooru prestó atención, procurando que nada lo distrajera como de costumbre. Toma los objetos que les ofrece el profesor y los guarda directamente en la mochila, sacando el bento que había preparado para el maestro Monji. Tenía que ser rápido si quería perder de vista al problematico de Kuroki (?), así que se apuró a estar listo mientras el instructor hablaba.

En cuanto termina la explicación, se escabulle entre los otros alumnos para ser de los primeros en pasar, entrega rapidamente su bento -Buena suerte a todos- dice en voz alta y se adentra en el bosque en una direccion diferente a la del mercenario, a paso veloz, esperando que alguna bella alumna distrajera a su 'amigo', mas pronto que tarde lo olvidó y comenzó a preguntarse que clase de criaturas se encontraría por el camino.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
17
Dromes :
51453
Reputación :
9
Mensajes :
46

Ver perfil de usuario
SEMI ANIMALES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Derven Greyback el Lun Mayo 08, 2017 11:30 pm

El miembro 'Tooru Honda' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 12
avatar

Dromes :
191520
Reputación :
23
Mensajes :
10733

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Dylan Kuroki el Mar Mayo 09, 2017 8:43 pm


A

nte la reacción del chico rubio, haciendo aquellos pucheros infantiles y negando querer volver a jugar más tarde, reí levemente –No digas eso, la última vez fue divertido ¿acaso no la pasaste bien?- pregunté fingiendo tener curiosidad, pero la verdad era que aquella vez solo intentaba molestarlo un poco por venganza al llamarme mal actor, aunque tenía que admitir que me había sobre pasado un poco, así que decidí no molestarlo más ese día, alejándome de él. Para las siguientes presentaciones no puse total atención, salvo para aprender sus nombres y para admirar la belleza de las cuatro chicas de la clase –Nada mal- dije para mí mismo, sin embargo antes de salir de casa, había decidido no centrarme en mis aventuras amorosas, sino en conseguir un compañero, así que si ninguna chica se me acercaba a preguntar por lo de la cita, no las molestaría “Contrólate Dylan…, hoy debes apagar tu modo casanova” pensé para mí mismo, para después prestar completa atención a la clase.

 
El sensei parecía ser algo inocente… o quizás algo bromista, pues se había puesto unas gafas ridículas, de esas que vendían en las tiendas de artículos para bromas, sin embargo era el maestro después de todo, así que me aguanté las ganas de reír cubriéndome la boca con el dorso de la mano. Luego de ello, se bajó de aquella enorme roca y se acercó a cada uno de nosotros para darnos algunas cosas, entre ellas un extraño botón –Así que… esto realmente ¿cómo funciona?- susurré para mí mismo, apretando aquel botón para ver qué pasaba…
De todo lo demás solo cogí el casco, podía cuidar la retaguardia, el frente y los lados, pero quien sabía que podría haber entre los árboles, así que mejor era prevenir que lamentar.
 
Pronto aquel enorme maestro comenzó a explicarnos sobre el bosque y las maravillas que nos aguardaban –Genial estoy listo para la aventura- dije mientras hacía estiramientos en mis brazos… a pesar de que era un simple humano, había llevado un arduo entrenamiento con mi abuelo durante toda mi vida, así que tenía plena confianza en mí mismo y en zafarme de cualquier tipo de eventual escenario.
 
El momento de ingresar al bosque había llegado, la verdad es que a pesar de que no se me notara del todo, estaba emocionado, los animales me gustaban y que decir de los animales fantásticos, poco sabía de ellos y lo desconocido siempre había llamado mi atención. Observé como Vincent y el enano de Tooru avanzaban primero, cada uno por un lado diferente, pensé que sería divertido ir con ellos, pero el profesor insistió en que esta primera parte era individual, así que sin dudar ingresé a aquel frondoso bosque verde. Al ser un bosque tropical, sí que hacía mucho calor, felizmente los árboles eran bastante altos y me cubrían del sol , caminé siempre atento a los sonidos de mi alrededor, prestando suma atención a todo para evitar que me atacasen de sorpresa o algo por el estilo, “Uno nunca sabe, pueden ser animales fantásticos, pero siguen teniendo instinto animal”.


 • Dylan Kuroki • Clases de Magizoología •
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
22
Dromes :
22948
Reputación :
15
Mensajes :
75

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Derven Greyback el Mar Mayo 09, 2017 8:43 pm

El miembro 'Dylan Kuroki' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 15
avatar

Dromes :
191520
Reputación :
23
Mensajes :
10733

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Yuno Gasai el Jue Mayo 11, 2017 1:22 am

No había nada más que decir. Después de mi los demás siguieron presentándose. Tenía que admitir que le había caído muy bien Eros Stoner, parecía un chico serio y fue al grano. También la rubia, Trinity, me pareció bastante simpática. Sobretodo por la arañita que traía en la cabeza. ♥ ¡Ah! ♥ Quizás pudieran ser amigas, o quizás no... No sabía. De momento me quedaría usando a Midoriya como escudo para pasar desapercibida. Necesitaba algun tipo de pared invisible para cubrirme.

Fue el profesor quien comenzó a hablar después de las presentaciones. Él sacó unos anteojos con un mostache, haciéndo que una gota bajara por detrás de mi cabeza. ¿En serio esta persona era el padre de Shin-sama, o me habré equivocado de Monji...? No parecía ser una persona mala, pero como había pensado antes, las apariencias engañaban.

-Muy, les entregare estos "Botones Monji". Cuando ustedes aprieten este botón, yo aparece frente a ustedes para contestar sus dudas o por si tienen alguna dificultad en el bosque. Seré grandote, pero no puedo estar pendiente de todos lados, así que estaré en aquel árbol comi- digo...vigilando atentamente a que todos ustedes estén en optimas condiciones. Junto con esto vienen estos cuadernos, lapices, guantes, rodilleras, cascos, tibiales, bucales...-

Estaba sorprendida. El profesor nos estaba dando cuadernos, lápices, guantes, rodilleras, cascos, etc, etc, etc... Terminé poniéndome todo lo que me daba, pero con una gota bajando por la parte de trás de mi cabeza. Por cada cosa que me daba hacía una reverencia como agradecimiento. Me había puesto todo automáticamente, dejándome llevar por el profesor, y ahora me sentía como una idiota. Aunque debía admitir que había sido divertido y gracioso... E-Espero que Shin-sama no se entere de esto, tehehehe. ~

-En este bosque se esconden muchos secretos y misterios, misterios que averiguaran por su cuenta me temo, pero descuiden, nada que les haga daño, ¿o si? No mentira, nada, o tal vez si-

-....... - Shin-sama.... ¿E-Enserio eras hijo de este hombre...? Ah, como sea. Si el bosque era peligroso o no, me mantendría con cuidado. Considerando la situación actual de Éadrom y las clases con el otro loco profesor. Aunque igual, si no fuera por eso, buscaría la forma de andar con cuidado. Los bosques podían ser lugares muy peligrosos si no se caminaba con cautela. Aunque con toda la protección que nos brindó antes el profesor... Bueno...

-La cuestión es que este bosque es muy curioso, en el habitan una gran variedad de criaturas mágicas y fantásticas, todas con rasgos muy peculiares e interesantes. Quiero que a lo largo de su recorrido por el bosque, estudien a estos animales y los entiendan, pueden interactuar con ellos y anotar sus rasgos y las cosas que consideren importantes en su cuaderno ¿Esta bien? De esta manera, al final de la clase podran decirme cual fue el que mas les gustó, porque y si les gustaria tenerlo como acompañante-

Entendido. Me encargaría de llevar mis pertenencias para anotar lo que fuera necesario. A pesar de que quería matar a Tashiro-san era muy dedicada en mis estudios y no iba a dejar de aprender sobre los animales mientras aprendía más sobre quien demonios era mi suegro. Tenía que admitir que era una persona agradable, pero algo no me cuadraba...

Shin-sama lo odiaba. No entendía como podía odiar una persona tan agradable como Tashiro-san. ¿Quizás... Tashiro-san era una persona de doble personalidad? Es decir, quizás era una persona agradable frente al ojo público, pero en su casa era un monstruo. No sabía. Solo quedaba ir conociéndolo. Si, todavía quedaba la teoría de que Tashiro-san fuera una buena persona. Pero entonces ¿por qué Shin-sama querría matarlo...? Ah, si. Él ya me había explicado. De ser así no me quedaba de otra mas que persuadir a mi amado para que no cometiera una locura. Que tomara el objeto que quisiera tomar y dejara vivo a su padre. No quería que Ao-kun cometiera un error del que luego se arrepintiera. No quería que hiciera lo mismo que había hecho yo... Aquel dolor seguía presente, pero no podía hacer nada por cambiarlo. No malinterpreten, yo no... Yo no estaba poniéndome de parte de Tashiro-san. Iba siempre a apoyar las decisiones de mi ser amado... El problema era que, era muy temprano para pensar en esto. Tashiro-san debía ser una mala persona, ¿verdad...? El suegro probablemente tuviera doble personalidad. Hmmmm...

–Espero que nos llevemos bien, me iré adelantando-

Ascentí con la cabeza a lo que dijo Vincent, manteniendo una leve sonrisa tímida en mi rostro. No me había dado una buena impresión, pero tampoco era que me iba a enemistar con cualquiera que me pareciera pesado. Los dejaría ser, de momento. Mientras no se metieran con Shin-sama o conmigo, no habría problema. Y mientras él no estuviera con esas actitudes de mandón-presumido... Aagh. Solo... Solo bájale a los humos...

–Sé que aunque Akari-sama te haya preparado algo tendrás demasiada hambre, así que te dejo esto-

¿N-Nani? ¿Akari...? ¿La misma Akari que conocí? No... No puede ser cierto. En este mundo habían muchas personas que pudiesen llamarse con ese nombre para que la casualidad fuera tan grande. Igual, Éadrom era una gran ciudad. No es como si Akari-san fuera a tener alguna relación con Tashiro-san. Eso era demasiada... casualidad. Por ahora ignoraría eso y me concentraría en los animales... Y no precisamente el que tenía al frente -refiriéndose a Vincent-. (?)

-Buena suerte a todos
-G-Gracias... I-Igual... - Mencioné con una sonrisa tímida, haciendo una leve reverencia al señor (?) Tooru.

Dejando todo eso de lado, era hora de adentrarnos al bosque. Tashiro-san había dado la señal. Tomé mis pertenencias, donde dentro de ella estaba mi almuerzo para que no se lo fuera a comer nadie... Nadieeee. Ya le había dejado su parte a Tashiro-san frente a la roca, tenía que defender la mia. Aunque estaba consciente de que eso era un arma de doble filo. Algún animal podría querer venir a donde mi para comerselo. Y a la misma vez, yo podría usar mi almuerzo para atraer los animales mágicos. Solo tenía que sber como hacerlo, y con cual hacerlo. Hmmmm... Espero que sea buena idea. Tashiro-san se quedaría comiendo, no lo juzgaría, él era el profesor y sabía lo que hacía. Confiaba en eso. Y bueno, a ver si me aparecía algún velociraptor. ♥

Me adentré al bosque siguiéndo al grupo. No iba de primera, pero tampoco iba de última. Me fui detrás de Midoriya sin saber que lo estaba asustando, y ya en ese lugar cada quien siguió por su lado. Por mi parte, detuve mi caminar, quedándome parada mirando a mis alrededores, analizando todo el bosque, mis alrededores, posibles areas de peligro, zonas seguras, la vegetación, animales pequeños y venenosos que pudieran haber, todo. Estuve ahí analizando mis alrededores y admirando la belleza del paisaje, disfrutando de la hermosa vista. Me estiré para sentir la leve brisa del viento y bostezé. Comencé a caminar por donde menos personas habían para ver si encontraba algún animal interesante, procurando recordar el camino para no perderme. Igual, gracias al botón Monji no iba a ser problema eso, pero no quería usarlo para algo así. En cuanto a mi libreta, la sacaría para hacer los apuntes cuando lo vier necesario. Quería mantenerme con las manos libres en caso de que tuviera que usarlas para defenderme de algo. Que conste, no iba a matar ningun animal, pero igual no se sabe si alguno tuviera que llevarse un pequeño zape. (?) ¡Kyaaa!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
55168
Reputación :
20
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Derven Greyback el Jue Mayo 11, 2017 1:22 am

El miembro 'Yuno Gasai' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 3
avatar

Dromes :
191520
Reputación :
23
Mensajes :
10733

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Killua Zoldyck el Dom Mayo 14, 2017 11:13 pm

La cabellera del albino se movía al compás del viento. Antes de él pasaron algunos estudiantes, pero su nerviosismo le impidió prestarles atención, esto fue diferente con los posteriores a él. Unos cuantos estudiantes más siguieron después de él. Entre todos, destaco a Midoriya Izuku. Un joven de personalidad entusiasta y con unas metas tal cual chico con un sentido de la justicia muy elevado, que curiosamente hacía recordar a los típicos superhéroes. El siguiente estudiante fue Eros Stoner, a simple vista el muchacho detonaba seriedad, aunque eso sería juzgarlo sin conocerlo. Luego siguió Enju, comento que no pertenecía a ninguna escuela por el momento, lo cual provoco la extrañez del albino.

Al parecer él no era el único con nervios al presentarse, esta era Nathalie Jeannette. Esto era casi obvio en cómo se sonrojaba y temblaba a la hora de presentarse. Posteriormente con una presentación muy animada le siguió Lucy Strider. Se le veía enérgica y con ganas de que la clase empezara de una vez por todas. Por último, pero no menos relevante le continuo Trinity, hizo un par de bromas y comento que era universitaria pero no lo parecía, con toda razón, era muy…Mhmp… ¿Pequeña? También vino con una criatura a la cual el albino no le presto demasiada atención.

Tashiro se puso de pie, demostrando que nada es imposible y dedico unas palabras de agradecimiento. El maestro presto importante atención a cada una de las presentaciones e hizo una reverencia humilde luego de darnos las gracias. Sin previo aviso, Tashiro se colocó unas gafas de broma que lo hacían lucir bastante cómico. Explico sobre los botones Monji y cómo funcionaban, esta idea sonaba muy interesante y el albino estaba seguro que la usaría más de una vez. Agarro el lápiz y los cuadernos, se puso todo el equipo de protección que el maestro les había entregado, pero a excepción de los bucales, que le incomodaban y sinceramente no le apetecía ni le daba la gana usarlos.

No estaba de más decir que les dijo el nombre del bosque, un nombre bastante largo y que no encontraba mucho sentido, pero no le dio mucha vuelta al asunto. Siguió con el juego de la duda en el que nos hacía desconfiar de la seguridad o al menos de la inocencia de las criaturas. También nos indicó nuestro deber, notificar todos los detalles y cualidades de la criatura que eligiéramos. Killua siguió su camino, tenía la libreta en la mano y se sentía como un
Entrenador Pokemon (?)

-Vale, esta clase se ve interesante. Espero que me toque una criatura bien tocha o tal vez una Kawaii. Como sea, con tal de que me guste, cuenta- Estaba cegado por sus pensamientos y tropezó con una piedra.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
17
Dromes :
17393
Reputación :
2
Mensajes :
145

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Derven Greyback el Dom Mayo 14, 2017 11:13 pm

El miembro 'Killua Zoldyck' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 12
avatar

Dromes :
191520
Reputación :
23
Mensajes :
10733

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Midoriya Izuku el Lun Mayo 15, 2017 2:31 pm

Música Ambiental! (Opcional):

Sí, señor. Aquella clase me daba muy buenas sensaciones (dejando a un lado el mal rollo que me estaba transmitiendo cada vez en mayor intensidad Yuno Gasai a mis espaldas, sin quitarme la imagen de ésta mostrando su katana de la cabeza). ¡Muchos más alumnos sucedieron mi presentación! Primero me siguió Eros Stoner, quien era un chico aparentemente fornido y rubio, serio y distante a primera vista. Una actitud evasiva sin igual, pero no por ello mala al fin y al cabo. Realmente no tuvo tanto impacto por suerte, se trataba simplemente de alguien serio, que se apuntó a aquella clase por gusto. Aquello, de alguna forma, me hacía respirar de alivio al saber que se trataba de otra persona visiblemente "normal"... Por el momento.

Le siguió una chica pelirrosa de semblante alegre y risueño llamada Enju, cuya presentación no demoró apenas nada y fue de lo más simpática y social. ¡Al fin, al fin me encontré con un grupo de individuos corrientes en Éadrom! Acto seguido, se presentó entonces una fémina de buenas proporciones, rasgos occidentales (rubia y de ojos celestes) y dando una sensación, sin conocer yo mismo el por qué, de disciplina: Nathalie... ¿Jennateh Bullreouse...? "Mejor opto por referirme a ella con Nath, ¡espero me permita la confianza...!". Aún con sus nervios lo dio todo para hacer una presentación formal y cordial, haciéndome sentir como si en verdad nos encontráramos frente a una princesa de algún país de occidente... "Vaya, imponer... Impone, por alguna razón".

Continuó con la cadena Lucy Strider, un nombre pegadizo como poco. En su presentación noté, y no creo que fuera el único ni mucho menos, el entusiasmo con el que refería al tema de los seres mágicos aquella chica. Admiraba su emoción y lo poco que le costaba expresarla, además que mencionó haber leído libros sobre tales seres sobrenaturales. "... Así que una fanática de lo sobrenatural, ¿eh?". Unos enormes ojos azulados detsacaban en su rostro, sobre los cuales un cabello rubio visiblemente desteñido, dando la apariencia de ser blanquecino, caían en forma de trenzas a los lados del rostro. Daba a primera vista una imagen algo infantil, y aquello se veía intensificado por su forma de actuar tan enérgica, ¡pero decidí no juzgar demasiado por la portada y dar paso a la siguiente presentación!

Finalmente, la siguiente y última presentación se trataba de (cómo no) otra chica rubia. Trinity, alias "Rubia", se mostraba de lo más relajada y despreocupada. Era una despreocupación... algo diferente se podría decir a la de los anteriores alumnos, ya que dichos sujetos mostraban una despreocupación casi ostentosa, como si se esforzaran en ser así de relajados (Menos Tooru, aquel chico se veía de lejos que iba realmente... ¡"a su ritmo"!). Se podía ver que Trinity realmente era así de... ¿torpe? Más bien tranquila. Sin embargo, lo que más me llamó la atención de esa chica fue el aocmpañante que llevaba. "¡¿E-Ese qué bicho es?!", pensé nada más verlo, algo boquiabierto por lo extraño que se veía pero a la vez mono. No había visto nada parecido jamás.

-Entonces... ¿De eso se trata una "criatura mágica"...?- Dije por lo bajo, para mí mismo, retrocediendo inconscientemente un par de pasos y topándome sin querer con Yuno, de la cual me sobresalté al verla de nuevo, disculpándome inclinando mi cabeza mil y una veces a la velocidad de la luz y volviendo a mi sitio, recuperando como podía la respiración a su ritmo usual.

Menuda panda de sujetos acabábamos de reunirnos en aquella explanada del bosque. Una vez ya concluídas las presentaciones por completo y cada uno conociendo el nombre del contrario, Tashiro-Sensei pasó a recitarnos lo que llegarían a ser las reglas y las actividades de la clase que íbamos a dar. Por supuesto, no sin antes ponerse unas gafas algo... Curiosas.

-¡¡D-Debe ser un artilugio para potenciar su concentración, e incluso se ve más inteligente!! ¡Increíble!- Dije a media voz sin darme cuenta, mientras observaba con cierta inocencia y admiración a mi maestro explicar las bases. Se acercó uno a uno a cada alumno de la clase, otorgándole un "Botón Monji". Tenían un icono chistoso de la calva de Tashiro-Sensei, pero seguramente era para identificarlo como tal. "Entonces, si presionamos el botón vendrá en nuestra ayuda...". Por alguna razón me entraron ganas de apretarlo justo en ese momento, mientras explicaba la clase, pero preferí dejar las chapuzas para otro momento más oportuno y seguir prestando atención a la explicación. Junto con los botones, vinieron como pequeños "extras" cuadernos, lápices, rodilleras, cascos, productos de higiene bucal... "Perfecto, así podré mantener limpia la boquita durante la clase. ¡Tashiro-Sensei, usted piensa en todo!".

Sin embargo, tiré algo desvergonzadamente la protección a un lado. No la necesitaba, estaba seguro que en ningún momentome haría falta, jamás, ¡nunca...! ¿¿Cierto??

Fue entonces cuando la explicación de verdad comenzó. Tashiro-Sensei nos informó de la condición especial que tenía aquel bosque, el cual ocultaba en sus entrañas innumerables especies por descubrir. Aun cuando todo aquello me sonaba a una broma de mal gusto... ¡Por alguna razón no podía contener la emoción...! Q-Quiero decir, no cabía en mí de escepticismo y rechazo, por supuesto...


Más tarde. Dando comienzo a la clase finalmente


-Maldito... Cómo se atreve tales cercanías a Tashiro-Sensei... ¡Debería rendirle más respeto!-
Me quejaba para mí mismo de Vincent, quien parecía ser amigo cercano del maestro. Notaba mis dientes chirriar de rabia inconscientemente mientras camianaba por los senderos del bosque en aquel grupo inicial que formó la clase, del cual nos dividiríamos ya entrados en sus profundidades. No sabía si estar enfadado en aquel momento, o realmente aterrado, ya que aquella extraña de Yuno Gasai no paraba de pisarme los talones, ella y su dichosa katana.... ¡Brrr!

Tras un rato algo intimidado y a la vez furioso por la constancia sin sentido de aquella chica pelirrosa, me giré bruscamente, con una expresión entre enfurecida y asustada.

-¡¿N-No tienes nada mejor qu---?!

Pero le estaba hablando a la nada. Sin darme cuenta, ya había separado caminos con todos los demás y adentrado en la espesura del bosque, encontrándome sólo en aquel páramo así, de la nada. Aunque en parte, debía admitir, aquello me era un alivio.

-Menos mal... Veamos: Se supone que debo buscar animales sobrenaturales... ¿Cómo voy a encontrarlos así, como si nada? Hay gente que se ha pasado toda la vida persiguiéndolos y apenas los han visto con sus propios ojos... ¿Cómo se supone que voy a dar yo con uno tal cual...?

Realmente Tashiro-Sensei sabía plantear desafíos interesantes. Quizás rozando lo imposible.

-Bueno... Supongo que el maestro podrá darme algún mapa de la zona si lo llamo con el...-
Palpaba entonces mi bolsillo derecho del pantalón en busca del Botón Monji el cual debería encontrarse en su interior, pero por arte de magia...

¡Ya no estaba!

-.... M-Miremos en el otro... Vaya, aquí tampoco, ¿la bolsa quizás...?



....


-¡¡¡AAAAAAAAAH!!! ¡¡El botóooooooon!!


Minutos después, tras una intensa  y emocionante búsqueda por la tierra


-Tengo las manos llenas de... Lo que sea...- Me aquejé por lo bajo, caminando entre árboles del bosque con el objeto antes perdido ya en mi posesión por suerte, completamente perdido. ¡Bueno, al menos si encontraban mi cuerpo llevaría consigo el Botón Monji!

Opté por no llamar a Tashiro-Sensei en busca de ayuda tan pronto, al fin y al cabo debía mostrar de lo que estaba hecho aquella clase, dejarlo boquiabierto con mis habilidades de supervivencia y mi afinidad con los animales mágicos de Hogwa--- ¡¡Del bosque!!
avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
40808
Reputación :
10
Mensajes :
205

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Derven Greyback el Lun Mayo 15, 2017 2:31 pm

El miembro 'Midoriya Izuku' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 4
avatar

Dromes :
191520
Reputación :
23
Mensajes :
10733

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: ¡CLASES DE MAGIZOOLOGIA!

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.