FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
BÚSQUEDA DE STAFF
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
GRADUADOS Y
CONDECORADOS
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Sweet chocolate. «Privado»

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sweet chocolate. «Privado»

Mensaje por Caith el Dom Abr 23, 2017 4:53 pm


Sweet Chocolate
Aizen Daryl | Calles | 4:00 pm

Estaba sentada frente a su ventana, el humo del kiseru se difuminaba y perdía entre el aire. ¿Debería o no llamarlo? La tarjeta de presentación, bailaba entre dos de sus dedos sin parar, y a una persona nerviosa, seguramente le causaría ansiedad presenciar tal movimiento incesante. La miró con una mueca, el nombre, el teléfono, la profesión, lo que hacía... Soltó un suspiro, fastidiada. Si fuese cualquier otro no tendría ningún interés, sin embargo, algo le decía que debía ver de nuevo a ese hombre tan condenadamente parecido a su otrora amante, las coincidencias no podían ser en vano, ¿o si?

Sí podía serlo, quizá estaba dejando de ser tan escéptica, no era que creyese en algo tan ridículo como el destino, o peor aún, que pensase que para un ser tan despreciable como ella existiese un alma gemela, y si fuera cierto, ya habría pasado por eso, su oportunidad ya hubiese terminado. No obstante, luego de pensarlo por largos minutos en compañía de la silenciosa pipa, había decidido dejar así, ni siquiera tenía un teléfono en su habitación para llamarlo. Sería extraño llamar al jardinero, prefería mantener el perfil bajo en ese momento de su vida, no estaba en búsqueda de nuevas relaciones con el resto del mundo, mucho menos buscaba formar lazos con otros, quería evitarse ese problema, la súcubo estaba firmemente convencida de que estaba mejor sola, sin querer a nadie del que luego sería separada, no tenía que perder, si desde un inicio no poseía nada.

Aún así, no permanecería el resto del día en su habitación, la tarde llegaba a su punto álgido, y supo que un paseo por las calles de Éadrom no le caería mal, quizá compraría algún alimento de chocolate, o lo que fuera, y vagaría hasta que se aburriese y regresase a casa. Guardó ambos brazos entre sus vestimentas y echó a andar fuera de la casa, y luego, deambuló por las calles de la ciudad. Era un día activo, muchos estaban fuera dando un paseo, comiendo algo, o simplemente pasando el rato. Continuó caminando, sin rumbo fijo hasta llegar a una calle concurrida, de seguro, algún rostro conocido vería entre la multitud, aunque deseaba que no fuese así. Unos pasos después, observó una tienda de dulces al otro lado de la calle, en realidad, estaba antojada de algo con chocolate, lo que fuera, y, sin meditarlo, cruzó la calle e hizo fila para comprar. Era una tienda muy concurrida, y no sólo vendían dulces allí, sino también otros alimentos, y pese a que detestaba esperar, ese sitio valía la pena. Observó sus uñas de manera aburrida, mientras la fila avanzaba que no notó el hombre que estaba justo delante de ella, aunque debió hacerlo. El cabello castaño que resultaba más que familiar, y la imponente altura comparada con la propia.

Pensó en salir de allí, sin embargo, esperaba que contara con la suerte de que él no la notase, desde su encuentro en el jardín días atrás había preferido evitar pasar por allí para encontrárselo, así como había decidido no llamarlo pese a que prometió pensarlo.Fingió no notarlo, no obstante, él la vería al girarse luego de realizar lo que sea que hubiese comprado. Golpeó su frente con su mano y soltó un pesado y cansino suspiro. Aquello no pintaba bien—. Hey Aizen —saludó con exagerada tranquilidad, y le otorgó una tenue sonrisa. Ya era demasiado tarde, temía quedar envuelta en lo que fuera que quedaría, si seguía interactuando con ese hombre. ¿Sería una cosa del destino? No, para nada.






| FICHA | CRONOLOGÍA | RELACIONES |



Hello?:

Gracias Nina<3

Gracias Kanade<3

Gracias Joy<3
avatar

Salón :
3 A
Edad :
21
Dromes :
257936
Reputación :
19
Mensajes :
522

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet chocolate. «Privado»

Mensaje por Harry Blume el Dom Ago 20, 2017 4:58 pm

TEMA CERRADO
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Calles


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más

Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!


Gracias por la firma Daia 7u7:

avatar

Dromes :
61749
Reputación :
5
Mensajes :
386

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.