FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Duda de los metamorfos
Hoy a las 6:04 pm por Asui Tsuyu

» Ah, estabas allí? [priv.]
Hoy a las 4:43 pm por Eoghan Maddox

» Fairy Tail Rol [Afiliación Élite]
Hoy a las 4:22 pm por Invitado

» Toru Hagakure
Hoy a las 3:25 pm por Toru Yamamoto

» Kaito Ozawa ID
Hoy a las 3:13 pm por Kaito Ozawa

» Siente la pólvora. [Libre]
Hoy a las 3:06 pm por Alex Strike

» LIBRO DE FIRMAS
Hoy a las 2:31 pm por Toru Yamamoto

» El Androide y la Maid
Hoy a las 2:26 pm por Marshie SanDiego

» CAPITULO III: LA REUNIÓN (TEMPLO "RECUERDOS DE WINTER")
Hoy a las 2:20 pm por Kanade T.

» Keep your enemies close. [Dylan, Vincent, Lev]
Hoy a las 2:04 pm por Vincent Van Heart

CONOCE A TU STAFF
¡NUEVOS MIEMBROS!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


La Rubia y el Borracho

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado La Rubia y el Borracho

Mensaje por Ban Boraychoo el Mar Abr 18, 2017 11:37 pm


M
e encontraba calmado sentado en la barra de un bar, había tomado este habito, debido a que no tenía mucho que hacer en las noches, había logrado conseguir un buen dinero el día de hoy, pero como siempre lo malgastaba en un lugar de mala muerte, el bar estaba basado en un estilo demasiado moderno para mi gusto, llevaba aproximadamente docena de cervezas, con un cuerpo tan grande como el mío, el real, necesitaba mucho alcohol para poder entrar en un estado de ebriedad, por lo que momo, o algún para de licores extremadamente fuerte, hacía que pudiera ponerme en un estado peligroso, por lo que evitaba tomar el vino de mi calabaza a no ser que estuviera realmente en peligro.

Había llegado al punto de que mi personalidad huraña, pasaba a ser divertida, al beber de lleno la cerveza número trece, pero estaba molesto, pues estos no eran mis tiempos, donde la guerra, los hombres de honor, entre otras cosas hacían que la vida tuviera algo de sentido, pero esto era todo lo contrario, mi época hacia que la diferencia fuera tal, que el punto de llegar a que aquellos que eran reconocidos tenían que salir en la caja mágica, haciendo proezas falsas, cantando o simplemente vistiendo ropa bonita.

Hablando de ropa, estaba vestido con una chaqueta larga de color blanca que llegaba hasta mis rodillas, con detalles en azul, un bufanda larga del mismo color, que hacia juego con mi peinado y mi pelo, debajo de ella una chaqueta poseía una remera de color gris al igual que mi pantalón y zapatos. Había dejado mi violín en casa, en realidad en casa de kojuro, pues me había hecho amigo de aquel hombre y me había permitido quedarme en su residencia mientras encontraba un lugar mejor.

Resulta que el alcohol se me había comenzado a subir a la cabeza y me dirigí hasta la zona alta donde estaba el karaoke, pero en vez de ponerme a cantar, comencé a hablar captando las miradas de los pocos que asistían a este lugar de mala muerte, así que solo me lleve las miradas desafiantes de algunos, pero ya había tenido batallas en el lugar anteriormente y pocos se atrevían a provocarme.

-Este mundo está MAL, pues el honor ya no existe y solo queda beber, hace falta un cambio y que regrese aquella antigua era, donde los hombres se llenaban de gloria y las mujeres esperaban en las casas, donde la palabra valía más que el oro- comente a los gritos, pues no entendía la amplificación de aparato. Bebí otro trago de cerveza y continúe con mi charla, mientras los demás seguían en lo suyo sin hacerme caso en absoluto –Por eso digo, si son hombres de honor únanse a mi causa y dominemos este país- comente con fuerza en tratando de incitar a los hombres a una batalla como lo hacía en mis viejos tiempos, pero nada excepto una persona, la menos esperada fue quien dijo algo grosero hacia mí.

                                                       

Viktor Frankenstein - Reki Frankenstein - Emily Frankenstein - Jeanne Frankenstein- Ban Boraychoo


○ Pereza ahora es Ban Boraychoo
-Hablo- "Pienso" Narro

Mi secreto (?):
avatar

Dromes :
5042
Reputación :
2
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La Rubia y el Borracho

Mensaje por Liesel Morgenstern el Vie Abr 21, 2017 3:44 am

Liesel no era una chica de estar en bares, ni siquiera alguien que acostumbrará a ir sola. Pero ese día había estado muy aburrida sin mucho que hacer. Por lo que no le pareció mala idea primero buscar algo mejor que ponerse que sus pijamas de conejo, no tenía ninguna idea en mente sinceramente, solo planeaba salir de su cuarto y hacer algo, lo que fuera sería bueno. Tomó un atuendo lleno de flores, y un suéter, sus piernas estaban prácticamente libres de cortes, rasguños o hematomas...sus brazos no tanto. El rubio cabello cayó con suavidad detrás de su espalda se veía presentable y eso le bastaba para ella, mientras iba de salida se regresó para tomar su bolsa la cual contenía sus llaves, su celular y su cartera con sus identificaciones y dinero.

Caminó por las calles de manera distraída, sin planes ni nada que hacer en general. Sus pasos la llevaron a la zona de las discotecas y bares de Éadrom. Entrar a una discoteca no era una opción, se veía demasiado infantil -de hecho, entrar a algún lado NO era opción, las ropas de Liesel la hacían ver menor-. En uno de los bares lo reconoció con facilidad, era un lugar más dedicado a los karaokes, presentaciones en vivo y esas cosas. La rubia decidió entrar buscando de manera rápida su identificación, no podía beber alcohol aquí, pero al menos la dejaban entrar si mostraba que tenía dieciocho años y a pesar de que el alcohol no le disgustaba no era algo que se molestara si no lo tenía a la mano.

Se situó en un lugar donde tenía acceso una vista general de todo el bar, pero a su vez pasaba desapercibida, o lo más desapercibida que podría pasar una niña como ella, con su cara limpia de maquillaje, excepto por un ligero tinte rosa en sus labios producto de un labial y sus mejillas naturalmente rosadas. Pidió un refresco de cereza con hielo, dedicando una sonrisa amable al mesero que se la había traído, el bar estaba bastante tranquilo, la gente platicaba o bebía, por lo que cuando le trajeron su soda a la alemana se limitó a tranquilamente a disfrutar de su bebida, hasta que una voz interrumpió toda la tranquilidad en el bar. Era un hombre, visiblemente borracho que estaba hablando de "mejores tiempos", Liesel frunció el ceño mostrándose claramente molesta por las palabras del peliazul. Estaba diciendo tonterías, y nadie parecía querer pararlo, pero la adolescente no era conocida por guardar sus palabras.

-¡Hey tú borracho!-exclamó levantándose de su mesa dirigiéndose al escenario- Tal vez las mujeres nos cansamos de esperarlos en casa y decidimos salir a luchar ¿Y qué crees? ¡Lo hacemos mejor que ustedes!- terminó eso con un gruñido, cruzándose de brazos.-Así que deja de estar gritando en el micrófono y compórtate como el hombre de honor que dices ser.-todo el bar quedó en silencio esperando la respuesta del hombre.



Gracias Trinity <3
Gracias Niña Bonita <3:

Gracias Gabrielle <3!

Mamuh Señal!:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
2790
Reputación :
3
Mensajes :
204

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La Rubia y el Borracho

Mensaje por Ban Boraychoo el Lun Abr 24, 2017 1:54 am

M
e detuve un rato y deje el aparato rugidor a un costado, el golpe se sintió el sonido retumbante se logró a escuchar en todo el salón, mire hacia mi alrededor, tratando de ver de quien se trataba, sin encontrar rastro de la persona en cuestión, pero no tarde mucho en encontrarme con ella, sus ojos azules denotaban enojo, su cabello largo y su rostro agraciado y bello, delicado pero a la vez demostraba rudeza, valor.

En primer lugar, observo con asombro a la chica que estaba sentada, para verla levantarse y venir hacia donde me encontraba, pues me había reconocido, o eso era lo que creía. En realidad, había confundido mi nombre por aquel apodo vulgar. Por  mi parloteo incesante sobre los tiempos de gloria. “Al fin, alguien se acuerda del emperador Boraychoo” dije en mi mente. Pero la alegría duró poco. La joven, vestida con flores y un suéter rosa, comenzó a hablar y mi rostro a cambiar.

Hiso referencias a mi persona, que por lo general no me hubiera molestado. Pero se tenía que meter con mi orgullo de guerrero. Baje mis piernas, lo suficiente para impulsarme, de un salto llegue hasta donde ella se encontraba. 5 metros por delante de mí. Esas proezas eran fáciles de hacer, aun en mi estado alcohólico más grabe. Pero me encontraba bien, solo un poco mareado.

Quedando frente a ella, la diferencia de tamaños era notoria. Parecía una niña por las vestimentas, pero no me equivocaba. Era una mujer ya florecida hace ya barias lunas atrás, por mi parecer. Pues yo aún me acostumbraba a ver a la mujer, como en la era en que provenía, es decir buen ya saben. Que cuando llega Andrés, te conviertes en mujer.

Me agache para quedar a centímetros de su rostro. Para entrecruzar mi mirada con ella. –Eres valiente Rubia- comente en primer lugar, para continuar con la charla poco amigable que se había formado –Es una pena, que no estemos en la Era de la que provengo, pues tus padres te hubieran enseñado un poco de respeto- comente sin apartar mi mirada o mover un musculo –Solo tengo una pregunta que hacerte “Rubia” ¿De dónde sabes mi nombre?- para luego levantarme y mofarme un poco de la joven. Aunque sabía que este era un lugar peligroso para una mujer tan pequeña, de todos los bares de la ciudad tenía que elegir este para venir. –Dice que las mujeres se levantan y luchan. Yo nunca he conocido mujer así. Con lo único que las he visto luchar es cuando tienen que fregar el piso. ¿Quién te crees para hablarme de honor? Soy hombre de honor y por eso respeto a la mujer, siempre y cuando, ella me respete- termine por comentar mientras me acerque a su oído.

Sabía que las cosas en el bar se pondrían feas, pero tampoco quería que una flor tan delicada, callera en las manos de algunos de estos, seres despreciables, este bar era un lugar diferente. Aquí los demonios, vampiros y demás criaturas de la noche venían a relajarse o buscar víctimas. Lo había visto la primera vez que llegue, así que le di la advertencia a baja voz –Oye Rubia, elegiste un mal lugar para venir. Quédate a mi lado y te cuidare- no sabía si aria caso a mi advertencia. O pensaría que estaba jugando con ella.

                                                       

Viktor Frankenstein - Reki Frankenstein - Emily Frankenstein - Jeanne Frankenstein- Ban Boraychoo


○ Pereza ahora es Ban Boraychoo
-Hablo- "Pienso" Narro

Mi secreto (?):
avatar

Dromes :
5042
Reputación :
2
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La Rubia y el Borracho

Mensaje por Liesel Morgenstern el Miér Mayo 10, 2017 10:27 pm

Liesel aun mantuvo su postura, recta y orgullosa, incluso cuando el mayor dio un enorme salto para posicionarse frente a ella, ya había tenido la osadía de hablar, ahora tenía que tener la osadía de enfrentarlo. Tuvo que alzar el rostro para poder verle a los ojos, azules, un tono más oscuros que los de ella, pudo sentir todas las miradas sobre ellos, pues claro era una niña enfrentándose a un adulto, una niña que ni siquiera podía ordenar una bebida alcohólica en un bar, con suéter y falda de flores y las calcetas algo caídas. Algo que no combinaba con la fiereza de su mirada y de la manera que proyectaba toda esa valentía.

Mantuvo su expresión aunque la cercanía en la que estaban le incomodaba bastante , no le gustaba tener desconocidos tan cerca de ella. No pudo evitar rodar los ojos cuando escucho que la llamó Rubia, que original sinceramente. Luego siguió con parloteos que lo único que provocaron fue que la adolescente se enojará más y más ¿Qué las mujeres solo fregaban pisos? que equivocado estaba, ¿Qué sus padres no le enseñaron que era respeto?. Estaba a punto de darle una gran bofetada por insultar a sus difuntos padres, pero cuando mencionó lo de su nombre eso si que desconcertó a la alemana, definitivamente este sujeto estaba demasiado alcoholizado.

-Hubiera considerado respetarte pero esta charla me hizo perder el poco respeto que me quedaba hacia tu persona-
comentó con el ceño fruncido-Aparte de borracho, eres un ignorante ¿Qué acaso nunca oíste hablar de Juana de Arco?-las palabras eran cortantes, y el acento se le marcaba-¿Y me podría decir cuando mencione su nombre? No he tenido el placer de conocerlo-

Liesel no soportó más y no pudo ocultar su incomodidad cuando el peliazul se le acercó para hablar en sus oídos, pudo oler el alcohol en su aliento. Era demasiado para la alemana, el olor era tan fuerte que la mareó un poco. Mientras el adulto se alejaba escuchó sus palabras y no pudo evitar sonreír con cierta burla ¿De verdad creía que era tan tonta? Aparte era un desconocido, igual podía estar mintiéndole.

-¿Eso le dices a cada jovencita que te encuentras?-preguntó con cierta burla mientras lo seguía, movida por su curiosidad más que nada.



Gracias Trinity <3
Gracias Niña Bonita <3:

Gracias Gabrielle <3!

Mamuh Señal!:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
2790
Reputación :
3
Mensajes :
204

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La Rubia y el Borracho

Mensaje por Ban Boraychoo el Mar Mayo 16, 2017 9:04 pm

Off:
Ignora el cambio de PB este será el último XDDD

Al ver la tenacidad y aquella mirada de la chica al expresar sus palabras, se le vino a la mente un extraño sentimiento de nostalgia y el nombre de Elaine a la mente, aquel nombre que le traía paz y calma al antiguo emperador. Suspiro con calma mientras comenzó su caminata hasta la barra donde había estado en primer lugar. –Cree, lo que quieras rubia, a mí me da lo mismo lo que te pase- dijo mientras enfundo una sonrisa, al ver que la seguía, inmediatamente luego de darse cuenta de su actitud dio vuelta la cabeza de manera brusca tratando de parecer rudo nuevamente.

Una vez más calmado y en la barra, pidió dos cervezas ignorando las reglas japonesas sobre las bebidas alcohólicas a menores –aquí tienes bebe- dijo en tono brusco mirando hacia otro lado, mientras le pasaba la cerveza a la joven. –No sé quién diablos es esa tal Juana la arquera, pues no tengo noción de las personas de esta era y sus héroes- menciono tranquilo mientras sonreía, mirando hacia la barra.

-Creo que debo presentarme, mi nombre es Ban Boraychoo, como mencionaste cuando estaba en hablando con la cosa que hace ruido- Se refería al micrófono, pero al no tener noción de lo que era, por haber estado sellado tanto tiempo. El dragón, miro con firmeza a la joven para hacer su pregunta a su estilo extraño de tratar con las mujeres –Pero dime ¿se podría saber cuál es el nombre de la bella chica que comparte un poco de alcohol con este guerrero de tiempos antiguos?- No es que le estuviera tratando de coquetear, aunque sonaba de esa manera. Solo que en alguna parte de su subconsciente recordaba el trato que aquellas hadas quienes lo criaron le exigía. Sus intenciones reales eran tener una simple amistad.

Su tono había pasado de brusco a cordial de apoco, aunque aún seguía evitando mirar a la  joven cuando le hacía un alago, pues aquel dragón era algo tsundere. Siempre mostrando un tono rojo en sus mejillas, que no era de su estado de ebriedad. –Rubia, ¿Qué te trajo a este lugar? ¿Acaso no sabes que se trata de un sitio peligroso?- dijo en tono más bajo, aunque pensaba dentro de lo que su cabeza le daba, la idea de que ella podía llegar a ser una de esos seres de la oscuridad, solapando su apariencia.

-Pues esto está lleno de criaturas que les encantaría hincar los dientes en carne joven y bella como tú- advirtió el chico, para luego dar una carcajada y beber de nuevo de aquel enorme vaso de cerveza. Sin decir más al respecto, se centró en el alcohol.


○ Pereza ahora es Ban Boraychoo
-Hablo- "Pienso" Narro

Mi secreto (?):
avatar

Dromes :
5042
Reputación :
2
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La Rubia y el Borracho

Mensaje por Liesel Morgenstern el Jue Jun 22, 2017 11:04 pm

El chico era muy extraño, por momentos le sonreía, y en otros trataba de parecer rudo, pero no dejaba de seguirlo, simplemente por el hecho de que le llamaba la atención. Sus pasos los llevaron a la barra, donde Liesel se sentó a su lado, sus pies apenas rozaban el suelo, apoyo los codos en la barra observando el movimiento del cantinero, el cual observo a la chica un buen rato, provocando que la rubia de manera incomoda, desvió la mirada hacia su regazo.

-¿De está época?-enarcó una ceja curiosa, ese era el encanto de Éadrom, varias personas llevaban viviendo en la tierra desde el principio de los tiempos-Era una mujer soldado, muy buena... Pero la gente le tenía demasiado miedo a pesar de ser muy joven-al menos quería que el extraño supiera un poco de Juana de Arco....a la rubia le encantaba la historia.

Tomó la cerveza enarcando una ceja, no era porque le molestará, ella había comenzado a beber desde los quince años puesto que en Alemania, no era mal visto que los jóvenes bebieran cerveza de vez en cuando y a pesar de ser una chica delgada tenía una buena resistencia al alcohol. Olfateó la cerveza buscando un aroma extraño..pero solo tenía ese olor característico de la cebada, dio un trago antes de seguir escuchando a su nuevo acompañante.

-Un gusto conocerte....¿Puedo llamarle Ban?-la alemana se había sentido obligada a preguntar eso, teniendo en cuenta el pensamiento tan anticuado del pelirrojo, no pudo evitar sonrojarse de manera muy suave ante el cumplido del guerrero-Mi nombre es Liesel Morgenstern, puedes decirme Lie-le dedicó una sonrisa bastante educada y propia.

Por el momento la adolescente había decidido no mencionar nada sobre el notorio sonrojo de su compañero, seguramente producido por el alcohol, enarcó una ceja curiosa por la extraña protección del adulto. En como se preocupaba por ella, el bar parecía normal, la gente aun los observaba pero Liesel lo relacionaba con el pequeño espectáculo de hace rato.

-Estaba aburrida y este es el único lugar donde no hacen muchas preguntas-respondió la respuesta con cuidado fijando sus ojos azules en el rostro de Ban-Pero...soy muy delgada, no creo que les pueda servir de mucho hincar sus dientes en mi-había cierta inocencia en sus palabras, no captando el significado oculto en esas palabras.



Gracias Trinity <3
Gracias Niña Bonita <3:

Gracias Gabrielle <3!

Mamuh Señal!:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
2790
Reputación :
3
Mensajes :
204

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La Rubia y el Borracho

Mensaje por Ban Boraychoo el Dom Jun 25, 2017 2:13 am

Ban se quedó asombrado de escuchar sobre una mujer guerrera, pues el provenía de tiempos anteriores a ella, 1500 años antes aproximadamente. “Una mujer guerrera… ¿en que se ha convertido este mundo?” pregunto en su mente mientras tomaba de aquel vaso de cerveza. –Así que esa tal Juana la Arquera, se hiso una heroína, me imagino que debió haber vivido mucho tiempo- comento el dragón en su ignorancia.

-¿Época?- pregunto dándose cuenta que había revelado de algo de su verdadera identidad. Pero en este caso no le importaba, pues de primer momento le había caído bien la rubia, a pesar de su cuerpo poco desarrollado. –Oye, pues si digamos que he dormido por un largo tiempo- Se bufo el dragón, mientras pedía otra cerveza para calmar su sed.

Vio el gesto que hiso con la cara, pero no le molesto para nada, incluso cuando olfateo la cerveza, Ban entendía que a veces era mejor ser desconfiado. Pues ya le había pasado eso una vez en la antigüedad. Sin contar, las veces que lo intentaron envenenar cuando era emperador de China.

Ban se quedó mirándola, pues entendía de cuestiones de respeto, pero no era cosa que le molestase en lo más mínimo, ya que su auténtico nombre era Ban D. –Si no hay problemas que me llames así- comento con calma mientras veía beber a la joven – Un gusto en conocerte Li.. le… lie… Lies… Aag! Y si te digo rubia- dijo al darse por vencido de tratar de pronunciar el nombre de la chica y aun peor su apellido.

-ya veo- comento con calma el dragón, luego de escuchar que era un lugar donde no hacían muchas preguntas, eso era verdad, ni siquiera la policía las hacía en este sitio. –En eso debo darte la razón, pero por eso es que este Sitio atrae a gente de todas las clases sociales- comento con calma el sujeto que alguna vez fue de la nobleza.

Miro de reojo a la chica, tratando de encontrar sus ojos azules. Mientras seguía con su trago como si nada. Al escuchar aquellas palabras, no pudo evitar soltar el alcohol para dar una fuerte carcajada, dándole de palmadas en la espalda –Oye eres valiente Rubia- rio con calma mientras seguía bebiendo con tranquilidad.

A Ban, por extraño que parezca, le caía bastante bien Liesel, pues era una chica con carácter y le llamaban un poco la atención las mujeres así, en el buen sentido. Parecía una noche prometedoramente divertida, si encontraba que hacer.

-¿Siempre sales sola, Rubia?- pregunto sin dar muchas vueltas en el asunto. –mmm… pues te explicare un poco de donde provengo… - Aquella pregunta sobre ¿época? Lo había atrapado y con un poco de alcohol de más en sangre el dragón decidió que era mejor ir con la verdad- Pues no recuerdo cuando nací, ni mi infancia. Pero me crie en china, pero no en la que conoces ahora, eso paso hace muchas lunas atrás en el periodo Quin, en la formación del Imperio- comento tratando de ser lo más claro posible, pues no entendía el calendario romano. Ya que él se basaba en uno lunar. –Y tú no pareces Japonesa- afirmo el dragón mirando con detenimiento a la joven Te ves cómo alguien de las tribus germánicas, o de los salvajes del norte- menciono refiriéndose al continente europeo.[/color]


○ Pereza ahora es Ban Boraychoo
-Hablo- "Pienso" Narro

Mi secreto (?):
avatar

Dromes :
5042
Reputación :
2
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La Rubia y el Borracho

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.