FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
BÚSQUEDA DE STAFF
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
GRADUADOS Y
CONDECORADOS
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Redemption [Kojuro, Aliisa]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Sáb 15 Abr 2017, 16:08

Le había hablado a Kojuro sobre Aliisa y lo que hacía su ritual. Aquella pelirosada le había explicado al vampiro que podía ayudarlo, y este le pidió una semana más para ver si podía contener sus propios "demonios internos". Quedaron en que le avisaría al finalizar la Clase de Medicina, y así fue.

Aquel día, luego de la clase de medicinas, el vampiro llamó a la pelirosada por un "Oye..." saliendo del salón. Quedaron a solas en el pasillo, salvo la profesora que estaba adentro recogiendo sus cosas, probablemente. Y fue cuando el jóven decidió explicarle a Aliisa lo que había pasado en aquel bosque, la plática que tuvo con Blaz, y la aparición de su maestro, Kojuro.

Fueron tantas emociones y revelaciones en un solo día... A pesar de que se desahogó, se enojó, lloró, y descargó su furia... A pesar de que sacó la gran mayoría de sentimientos que tenía adentro, y de que esos sentimientos se transformaron en sentimientos mixtos, incluyendo sentimientos de alivio al volver a ver a su maestro... Era un paso menos para caer al "lado oscuro" de la vida. Pero aun así, quería asegurarse de no volver a recaer, tomando la ayuda que le había ofrecido la pelirosada.

Al día siguiente, una vez todo volviera a estar más tranquilo, Ryutaro le explicó a Kojuro quien era Aliisa, y de donde la había conocido. También le mencionó acerca de ese ritual, y lo invitó a acompañarlo para que estuviera presente en caso de que algo saliera mal, o en caso de que su mano derecha tuviera dudas existenciales sobre como terminaría todo eso.

El vampiro conocía a Aliisa, y ya había visto que era una muchacha seria. Durante las clases la estuvo vigilando para ver si veía algo raro en ella, y también por los pasillos. No parecía ser mala persona y por eso decidió dejarle la confianza a la chica, y mantener alguna comunicación con ella dentro del aula y por los pasillos. Tampoco era que la estaba ignorando por completo, después de todo, había que mantenerse en comunicación con ella, así como lo hacía con unos cuantos integrantes del Club de Natacción. Una vida normal.

Llegó el día del ritual... El Dokuganryu estaba sentado, recostado del árbol donde estaba aquella noche. Solo que esta vez tenía una mirada más decidida y viva en contraste con la de aquella noche. Su semblante estaba relajado.

-Deja que la conoscas, Kojuroooo. Es bien educada como persona. - Le sonríe. -Se parece mucho a Itsuk... - Dejó de hablar por unos momentos, volviéndose serio. -...me refiero a que se parece a ella en lo de "enana". - Suspiró. -No sabes nada de ella, ¿verdad...? Se perdió y no volvió a aparecer... Fue todo tan rápido, así como llegó. - Sonríe mirándo al horizonte, esperando que llegara Aliisa.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Katakura Kojuro el Dom 16 Abr 2017, 22:39

Tras el dramático reencuentro con su protegido, el viejo guerrero había logrado aplacar parte de la culpa que había cargado tras desaparecer. Pero, tras todo ese tiempo notó que algo había cambiado en su señor. Después de todo, él era la persona que mejor le entendía, y por lo mismo, pudo darse cuenta de lo afectado y alicaído que estaba por la pérdida, haciendo que se lamentase por dejarle caer en la oscuridad y no estar ahí en los momentos críticos. Pero, él sabía que su amo era fuerte. Simplemente le dolía no estar presente para ayudarlo a combatir cuando más lo necesitaba.

Con el pasar de los días, de la nada Ryutaro le habló sobre una misteriosa muchacha que había sido capaz de tocar una fibra sensible en él. Al inicio le costó comprender siquiera como eso era posible, debía ser alguien realmente excepcional para que el siempre terco Dokugan-Ryu llegase a escuchar la palabra de una extraña.

No podía negar que sentía curiosidad por la joven, además de algo de recelo respecto a con quién se encomendaba Ryutaro. Por mucho que le hablasen mieles o amarguras de alguien prefería el conocerla en persona para asegurarse de que no perjudicaría en ninguna forma a Ryutaro, ya que en este caso en específico era algo muy delicado a tratar.

Por fin había llegado la tan esperada fecha. Eran altas horas de la noche, pero a pesar de ello el ambiente estaba sereno y calmo. El viento agitaba las copas de los árboles, a la vez que se apreciaba el cantar de algunos grillos bajo la luna, mientras el ulular de un búho solitario parecía ser el acompañamiento que completaba la sinfonía nocturna. Una que otra luciérnaga revoloteaba por el sitio, pareciendo danzar un vals al compás de la melodía ficticia del profundo bosque. Era como si de la nada algún ente juguetón hubiese decidido preparar un místico escenario para el acto que estaba por realizarse ahí.

El viejo guerrero había estado en silencio la mayor parte del tiempo, de pie apoyado en el árbol que se encontraba al lado contrario de donde estaba Ryutaro. Tenía los ojos cerrados, para apreciar así los sonidos naturales. Hasta que la voz de su señor llegó a él.

-Debería ser más cortés y tener más cuidado a cómo se refiere sobre la estatura de las señoritas- Le regañó clavándole una mirada recriminatoria encima. -Y no, no tengo ninguna información al respecto más que la que usted me ha proporcionado.- Admitió sin más. Lo mas duro de meterle en el coco al dhampir siempre habían sido los modales. -Tal vez estoy imaginando cosas, pero le veo muy animado respecto a ella. No me malentienda, sólo me limito a señalar que parece que ha encontrado a muchas personas de confianza en esta ciudad, y me alegro por ello.


Right Eye Of The Dragon:

Kiwi Family 4Ever:


-Hablo- || «Pienso» || Narro
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
21
Dromes :
29985
Reputación :
5
Mensajes :
166

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Aliisa Nylund el Mar 18 Abr 2017, 00:05

Habían pasado varios días desde aquella noche en el bosque,  y de vez en cuando continuaron hablando, y hasta el momento la nórdica había guardado las esperanzas de que su compañero hubiera superado aquellos demonios que le nublaban du juicio. De hecho una de sus últimas palabras esa noche fueron “Estoy segura que si lo intentas vas a lograrlo”…

Lamentablemente, llego el día en el que la semana se cumplió y Ryutaro la detuvo en el pasillo de la clase. No pudo evitar suspirar algo preocupada al momento en que reconoció su voz ya que sabía a donde iría toda esa conversación, aunque de todos modos lo escucho atentamente. Allí le contó sobre otra experiencia que vivió en el bosque, donde al parecer se reencontró con alguien que era muy importante para el en su vida, a lo que la joven no pudo evitar sonreír alegrándose por él. Mas solo esas serían las buenas noticias, por al parecer aquella noche había vuelto a abrirse y soltar todo aquello que se venía guardando.

Aliisa acepto sin más, asintiendo con su cabeza y quedando en un fía y lugar específicos a realizar el ritual “Espero que de verdad estés preparado mentalmente para esto” pensó para sus adentros recordando las miles de advertencias que le había hecho aquella noche.

Más tarde, al llegar a su departamento y sin perder tiempo, comenzó a preparar cada objeto que fuera necesario de realizar en el ritual, y de hecho pensaba preparar raciones de todo como para 3 personas porque al parecer alguien lo acompañaría. Además de eso Aliisa preparó una caja de madera con té en hebras. Se trataba de uno que ella misma había hecho con sus flores y otras hierbas con el fin de llevarle algo de tranquilidad al mayor, creyendo que tal vez hubiera una posibilidad que mismo en el bosque se arrepintiera.

Una vez llegado el momento, Aliisa partió con todos los objetos necesarios hacia el bosque junto con Buri. No obstante, había algo que la estaba preocupando, ya que la noche anterior había soñado con una sombra… No podía recordar todo el sueño, pero escuchaba una y otra vez que le decía “Pensá una vez más antes de actuar”. Realmente no entendía porque una sombra le aconsejaría ya que hasta en cierto modo la oscuridad la asustaba.

De todos modos, continuaron el camino adentrándose cada vez más en el silencioso bosque, y una vez en el punto del encuentro pudo ver a ambos hombres sobre los árboles, no podía oírlos muy bien aún por la lejanía, pero tampoco quería interrumpir, por lo que caminó lentamente hasta llegar allí.

Era extraño de repente estar ahí de nuevo, aun así esa sensación no le impidió saludarlos. -Buenas noches, espero no haberme demorado demasiado- saludo con su típico dulce tono de voz y su sonrisa amistosa. Mientras tanto el dragoncito de acercaba con rapidez hacia el vampiro, para luego mirar hacia el lado en que se encontraba en otro hombre, como preguntando de quien se trataba. Se veía mayor que Ryutaro, y sospechando por lo que le había contado, podría tratarse de aquel maestro y no precisamente de su amigo. -Buri…- la pelirosa llamo la atención del dragón al haber actuado algo descortés, y sin más se acercó al otro presentándose formalmente. -Es un placer conocerlo, mi nombre es Aliisa- dijo con una pequeña reverencia abajando su cabeza, en tanto el pequeño dragón blanco volvía al lado de la chica haciendo un pirueta.


Narro-hablo- pienso


I.W.E:


Quedo genial la firma Vin *-*

Gloriosa familia Kiwi:
Derechos al autor de la frase(?




Cosas del Uss ♡♡♡:



avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
22
Dromes :
79766
Reputación :
3
Mensajes :
146

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Jue 20 Abr 2017, 16:20

Parecía que era una noche bastante tranquila, refiriéndonos a actividades "humanas"; pero bastante activa por parte de la madre naturaleza. La brisa movía las hojas de los árboles, diciéndo presente como testigo del lugar. También los animales se habían reunido en esa area a dedicar una serenata nocturna. Era una noche normal para esos seres que acostumbraban a vivir en el bosque. Pero para el trío que se reunía allí sería una bastante... Especial.

-Debería ser más cortés y tener más cuidado a cómo se refiere sobre la estatura de las señoritas-

Aaah... Y ahí vamos. ~ Primer regaño de la noche. ¿Por qué todo tenía que terminar así?

-Deberías tener más sentido del humor, Kojuroooo. ~ - Mencionó con un tono de voz juguetón, pero resignado a que su maestro no cambiaría. Si tan solo supiera a cuantas llamaba por el apodo de "enana" para ver si las hacía enojar... Heh. Sería divertirlos verlas hacer puchero por ese simple apodo. Pero de momento, no había conocido a nadie que se enojara por llamarles así.

-Tal vez estoy imaginando cosas, pero le veo muy animado respecto a ella. No me malentienda, sólo me limito a señalar que parece que ha encontrado a muchas personas de confianza en esta ciudad, y me alegro por ello.

-¿Sinceramente? No son tantos. Uno que otro gato... O perro. - Esto último lo dijo refiriéndose al lycano. -Pero esta chica es diferente. Digamos que la comunicación fluyó. - Suspiró. -Sabes que no me gusta hacerlo así, pero fue... Raro. Como si la hubiera conocido de toda la vida. Pero a la misma vez, no... - Se llevó la mano a la  cabeza y movió sus cabellos hacia atrás, para que estos volvieran a caer en su lugar una vez quitara la mano de su cabeza.

No quería decirlo, mucho menos admitirlo. Pero muchas veces pensaba en aquella noche y le avergonzaba haber actuado de tal manera. Se sentía... Patético. Un gran samurai como él, venir a caer en algo tan bajo como eso... Suerte que ninguno de sus muchachos le vió en ese estado. De lo contrario, les pediría que lo corrieran a través del mundo como si fueran Las Cruzadas o algo así. ¡Por hereje a su propio Tsunderismo! ... Eehm... ¡Si! ¡Eso!

Unas suaves pisadas se lograron escuchar -sentidos agudos- en el pasto. Ryu no le prestaría mucha atención a eso para ponerse alerta, pero si miró de reojo para ver si se trataba de la pelirosada, o de algún animalillo nato del bosque.

-Buenas noches, espero no haberme demorado demasiado- - La chica había llegado, haciéndo que el vampiro esbozara una sonrisa por verla denuevo. Se levantó energético de donde estaba y...

-¡Enaaaaaaaaa...! - Recordó el regaño de Kojuro y sintió como un aura oscura estaba detrás de él, dándole un puerrazo que lo haría recorrer metros para que cayera en el lago. Así que, ¡tenía que pensar rápido como iba a terminar esa oración! -¡...seeeeeee una vez, una hermosa doncella que apareció bajo el manto de esta oscura noche, iluminando con su presencia la oscuridad que habitaba en los corazones de cada uno! ¡Y esa princesa eras... tu...! - Extendió su mano a Aliisa por cordialidad. Kojuro no podía verlo porque estaba a sus espaldas, pero Aliisa notaría una expresión bastante cómica en el rostro del vampiro. Tenía cara de "¿Qué  demonios estoy diciendo?" intentando sonreír forzosamente para eliminar el mal gusto de las palabras dichas, pero no... No se le daba.

Kojuro como buen tutor, le había enseñado buenos modales al Dokuganryu. Y él conocía sobre esas cosas pero, ¿que las aplicara? ¡Ese era otro cuento! ¡Que modales, ni que basuras! ¡Si uno había llegado al mundo a expresarse como uno sentía! No escondiéndose detrás de una máscara social, impuesta por algún aburrido de la vida en aquellos tiempos... ¡Aaagh, que asco!

Bueno, al menos estaba Buri... El vampiro llevó su atención -con discimulo- hacia el pequeño dragoncito blanco y sonrió de medio lado para saludarlo. -¡Yo, Buri! - Por lo menos se le haría más fácil sacar toda esa poesía amarga y empalagosa que se había tirado allí.

Hizo una leve reverencia de caballero, pensando para sus adentros algo como "¡¡PUTO KOJURO!!" e invitó a Aliisa a acercarse con una seña caballerosa -para que Kojuro no peleara- de su mano.

-Enan... Aliisa, le presento a mi maestro, tutor, mano derecha, compañero de guerra, Katakura Kojuro. - Mencionó, haciéndo una presentación formal ante aquel hombre. Probablemente la pelirosada ya tuviera sospechas de porque demonios el vampiro estaba actuando más... formal que la noche anterior. Aunque claro, se olvidaría de eso en un rato y volvería a ser quien era, kufufufu. ~

-Kojuro, ella es mi compañera de clases de medicina, Aliisa, como ya explicó. - Terminó de hacer la presentación formal. Caminó hacia el árbol, recostándose de este y cruzándose de brazos, apoyando su pie izquierdo sobre el tronco del árbol porque si. Necesitaba aire... Quitarse aquella sensación de sofocación de encima luego de haberse puesto a actuar de esa forma. ¡Adhjdsgfsjhagsakjdfaksfdjsa!


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Katakura Kojuro el Lun 24 Abr 2017, 21:27

El tenía sentido del humor, que no fuese el mismo que el de su aprendiz ya era otra cosa. Pasando a noticias más importantes, escuchaba con atención las palabras de su amo. Nuevamente recalcaba el hecho de que se refería a la joven de una forma bastante peculiar, pues sabía lo tosco que era al hablar incluso sobre sus amistades. Quería tomar eso como una buena referencia, más eso no sería suficiente para aplacar sus dudas.

Fue entonces que hizo acto de presencia la joven. Ryutaro como siempre saludó de forma efusiva aún con la advertencia que el viejo guerrero le había hecho. Para colmo, se percató de inmediato que el dhampir intentó arreglarlo infructuosamente con una frase inconexa que pretendía camuflajearse bajo el claro llamamiento inicial. «Hubiese sido mejor dejarlo como estaba...» Pero el daño ya estaba hecho. Él no podía ver a Ryutaro, pero sí que podía ver a Aliisa. Simplemente cerró los ojos y suspiró, negando con la cabeza a causa de la vergüenza ajena, culpa del borchornoso discurso de su amo.

Hubo otro detallito que le llamó la atención, uno escamoso de color blanco. No pudo evitar alzar la ceja al notar a cierto animalillo que le miraba curioso. Era raro, no estaba realmente acostumbrado a tratar con otros dragones, tenía más tiempo conviviendo con vampiros que otra cosa. Sin embargo, la joven de cabellos rosas le llamó la atención al mismo por su nombre; acto seguido, prosiguieron con las presentaciones.

-Buenas noches, el placer es mío, Aliisa-san. Mi nombre es Katakura Kojuro.- Caminó hasta donde se encontraba la de cabellos coloridos y reverenció para corresponder el saludo. -Ryutaro-sama me ha platicado mucho sobre usted, he de agradecerle por ayudarlo en estos momentos difíciles. Nada me gustaría más que pagarle de alguna forma por todo lo que ha hecho por él.- Su tono se mostraba cordial, aunque conservaba la formalidad en sus palabras. -Disculpe si en algún momento My Lord le ha llamado de forma inapropiada, es mi falta por no ser lo suficientemente estricto con él.- Miró de reojo al dhampir, dejando en claro que sería mejor que se fuese preparando para el sermón que se le avecinaba luego de eso. Al final, volvió a centrar su atención en la maga. -Si hay algo en lo que pueda colaborar no dude en decirmelo, me esforzaré en ello.- Remató.

Estaba actuando más precavido de lo normal debido a que se trataba de su protegido. Por ahora le resultaba una muchacha cordial, pero más le valía no traicionar su confianza.


Right Eye Of The Dragon:

Kiwi Family 4Ever:


-Hablo- || «Pienso» || Narro
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
21
Dromes :
29985
Reputación :
5
Mensajes :
166

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Aliisa Nylund el Dom 30 Abr 2017, 19:30

Con sus pequeños pasos acercándose al encuentro de los otros dos, vio cómo su compañero de reincorporaba y se le acercaba a ella para recibirla. Al parecer estaba por decir algún tipo de frase o palabra y esta se vio cortada en dos. “¿Qué fue lo que trató de decir?” pensó mientras lo veía intentando descifrar el significado, hasta que escucho aquella frase intentando completar lo primero.

“¿Princesa? “se repitió en su cabeza a la vez que alzaba una de sus cejas. La  verdad era que la joven nórdica nunca había tenido la posibilidad de sentirse una princesa, de hecho para ella siempre había sido todo lo contrario. Su familia si tenía un buen pasar en este vida, pero ella desde su niñez estuvo en el centro de chamanes por lo que nunca tuvo un trato especial ni cariñoso, salvo claro por el de su tía. Mas si pensaba con claridad lo que el del parche en el ojo una vez más eso la llevaba a un solo lugar.

Aliisa había leído muchos libros y entre esos estaban los cuentos, por lo que pudo reconocer el día en que caía del cielo como una de esas escenas. Aquello no era algo normal en la chica, y como nunca se había puesto en ese lugar sintió como una pequeña ola de calor subía por su cuello hasta pasar a sus mejillas, las que ahora tenían un pequeño rubor sobre estas. Pero, al instante en el que la pelirosa decide subir su mirada a la del joven pudo entender la situación y de hecho también le causó bastante gracia, sacándole más de una sonrisas y una risa silenciosa.

Una vez enfrente de su maestro, el de cabello castaño se reposó en un árbol, a lo que Aliisa pensó que aún seguía sin poder dormir muy bien que digamos, aunque la voz del hombre llamado Kojuro la sacó de sus pensamientos. –De verdad no es necesario nada, además supongo que él le comentó sobre mi pequeño accidente ese día asique escucharlo era lo menos que podía hacer- le dijo con su típico suave tono de voz mientras intentaba hacerle saber que no debía preocuparse en lo más mínimo por aquello. – Ohh… y no tiene que preocuparse en lo más mínimo, Ryutaro siempre ha sido muy respetuoso y amigable con migo- agregó con la intención de suavizar cualquier efecto que pudiera tener sobre él al verse tirado semejante frase al comienzo de su encuentro.

A la chica en verdad le causaba gracia esa imagen, de hecho el Ryutaro que podía ver ahora era muy distinto del que había conocido en las clases y en el bosque esa noche. Era como si en ese momento se tratase de un chico pequeño y un padre o niñero ¿tal vez? Intentando educarlo. – Por cierto me olvide- dijo tomando de su bolso la caja de madera que con anterioridad había guardado –Este es el té del que te hable Ryutaro- le dijo entregándoselo con cuidado de no caer con tanta oscuridad que había en el lugar. –Lamento no haber traído otro más pero prometo obsequiarlo uno a usted la próxima vez-  se dio la vuelta y esta vez se dirigió a Kojuro. No quería ofenderlo de ninguna manera, después de todo parecía alguien muy amable y en el que podía confiar.

En tanto Buri se acercó a la caja para poder oler el aroma una vez más. Ciertamente al dragoncito le gustaba mucho los aromas que desprendían las hierbas, pero en este caso era la amapola la que más le gustaba. – Se trata de un té para curar el insomnio, está hecho con hierbas y flores, es todo natural así que no te preocupes por meter algún tipo de ingrediente artificial en el- le explico sobre el contenido de la caja. Tal vez si era solo porque sus pensamientos o recuerdos lo que lo hacía sentirse cansado o preocupado, con eso podría ayudarlo bastante.


Narro-hablo- pienso


I.W.E:


Quedo genial la firma Vin *-*

Gloriosa familia Kiwi:
Derechos al autor de la frase(?




Cosas del Uss ♡♡♡:



avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
22
Dromes :
79766
Reputación :
3
Mensajes :
146

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Mar 02 Mayo 2017, 21:03

El vampiro daría un espacio para que Kojuro y Aliisa hicieran sus respectivas presentaciones, se conocieran y hablaran lo que tuvieran que hablar. No interrumpiría en la charla de aquellos dos. Dejaría que el Migime no Ryū hablara lo que tuviese que hablar y sacara sus propias conclusiones. El Dokuganryu sabía que su compañero tenía un buen instinto para conocer la verdadera naturaleza de las personas. No era que Ryu no lo tuviera, pero la experiencia del otro por ser mas longevo, podría quizás, detectar los pequeeeeños gestos que pudieran pasarse de largo.

Y no es que se necesitara malinterpretar eso. El vampiro estaba seguro que Aliisa no era un demonio o alguien que hiciera daño. La estuvo estudiando durante las clases y por los pasillos sin que ella se diera cuenta, kufufu. Tampoco era que la estaba acosando, pero la podía ver de lejos caminando por los pasillos y etc. Como que estudiaban en la misma Academia...

En fin, el punto de todo esto es que dejaría que Kojuro sacara sus propias conclusiones. Tampoco era que le iba a meter ideas en la cabeza y que lo que Ryu pensara que era "correcto" era porque así lo era. Quizás en alguno que otro tema insistiera un poco más, pero en este, dejaría que las cosas fluyeran de forma natural. Ya él le agarraría el gusto a la chiquilla... No en el mal sentido de la palabra, sino de sentirse a gusto charlando con ella.

Y entre medio de toda esa charla, el vampiro escuchó algo que le daría escalofríos.
-Disculpe si en algún momento My Lord le ha llamado de forma inapropiada, es mi falta por no ser lo suficientemente estricto con él.-

¡Aaaah, lo que faltaba! ¡Ahora lo estaba mirando con esa mirada amenazante de que algo malo estaría por pasarle... a él! ¡A él! ¡Y todo por haberle dicho enana a la enana! ¡Eso no era ningún pecado! ¡No la había insultado y mucho menos le había insultado la madre! Solo le había llamado enana para ver si se enojaba... Kufufufu... Pero como no se enojó pues... Siguió llamándola así de costumbre. Y aunque se hubiera enojado, la hubiera seguido llamando así para entretenerse. Pero no. Ahora Kojuro le tenía el ojo encima a él por ese pequeño detalle. ¡Tsk! ¡Que fastidio! Miró a Kojuro como si nada pasara, pero por dentro estaba con ganas de romper alguna tabla. ¡Él no había hecho nada malo, joder!

Aliisa por otro lado le explicaba a Kojuro que no pasaba nada y que el dhampir era muy respetuoso con ella. ¡Su salvadora! ¡Sentía que le debía mil favores por esa salvada que le había dado! ¡Aaaay! No podía abrazarla en esos momentos para apretujarla por ese safe que le había dado porque estaba Kojuro y eso lo haría más sospechoso, pero por dentro, estaba muy agradecido con ella. Mantuvo su expresión neutral tratando de no sonreír ni hacer algún movimiento extraño con sus expresiones para que Kojuro no sospechara nada. ¡Ni si quiera respiraría! ¡Y tampoco se pondría tenso! Solo se mantendría escuchando la conversación de aquellos dos.

La pequeña se había acercado al dhampir.
–Este es el té del que te hable Ryutaro- - Le entregaron una caja de madera con té.
-Ooooh. - Sinceramente, no se esperaba que se acordara de eso. Muchos estudiantes de hoy en día se olvidaban de lo que decían. Pero le gustó que Aliisa no fuera como ellos.
–Lamento no haber traído otro más pero prometo obsequiarlo uno a usted la próxima vez- - Y después se disculpaba con Kojuro.
– Se trata de un té para curar el insomnio, está hecho con hierbas y flores, es todo natural así que no te preocupes por meter algún tipo de ingrediente artificial en el-
-Muchas gracias. - Sonrisa leve. -Hmmm. ¿Puedo meterle sangre? - Le preguntó con curiosidad mirándola a los ojos. -¿O prefieres que me lo tome al natural?

Y vamos, que al ser vampiro no podía faltar ese tipo de preguntas. Mientras ella respondía, el vampiro metió su mano a los bolsillos de sus vestimentas y de ella sacó algo. Le dió un toque con ese "algo" a la cabeza de la pelirosada.

-Ya que estamos intercambiando "regalos"... - Le da una barra de Snickers. -Te traje esto. - Se quedó mirándola a ver que expresión ponía.

Sinceramente... Había comprado la barra de Snickers para comersela en la noche jugando League, pero ... No le hizo bien que ella estuviera regalándole cosas y se fuera con las manos vacías. Así que haría un "breve" sacrificio y le daría también algo a cambio. Al Dokuganryu no le gustaba quedarse debiendole favores a nadie. Claro estaba, dependiendo de quien fuera ese "alguien". Si era alguien que le importaba un demonio, que se fuera a la mierda. Si era alguien que le agradaba, pues le devolvía el favor.

-No conosco tus gustos alimenticios. La próxima vez te traigo algo más... Sofisticado. - Quizás una canasta de dulces o chocolates. Aaah, como sea. Como ella se tomó las molestias de buscarle algo que necesitaba, entonces él tendría que tomarse las molestias de buscarle algo que a ella le gustara. No solo una simple barra de chocolate. Quizás muchas barras. Y ahí entraba en conflicto con "La Deuda del Samurai" (aunque sinceramente, eso de deuda Ryu lo usaba cuando le daba la gana, pero si llegó a conocer personas que se regían por esto, y como el vampiro era de "valerse madres" pues se saltaba a veces esta norma... Cuando le convenía).

Esperaba que lo aceptara, y bueno. A ver si Kojuro tenía alguna duda sobre algo.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Katakura Kojuro el Miér 03 Mayo 2017, 15:41

-No debe preocuparse por mí señorita, ya será en otra ocasión- Negó con la cabeza a la vez que sonreía amablemente. El profesor retrocedió varios pasos, dejando espacio para que la joven le entregase el presente al dhampir quién nomás recibirlo lo primero que hizo fue preguntar si lo podía mezclar con cierto líquido rojo que tanto le encantaba degustar. «¿Por qué será que no me sorprende...?» Entendía que él por cuestiones de su raza debía ingerirla, pero de eso a mezclarla con todo alimento que tocase le resultaba escabroso. Más de una vez él mismo sufrió por tener que tomar de los mismos brebajes sangrientos que su Lord. Pasase lo que pasase, aunque ya estuviese acostumbrado eso no quería decir que fuese de su agrado.

Se cruzó de brazos, observando la escena mientras analizaba cada movimiento de ambos, buscando alguna seña de margen de error en los protocolos. Aunque a decir verdad, no era demasiado difícil que el samurai del parche faltase a estos. Prueba de ello fue cuando sacó lo que parecía ser un chocolate y le dió un amigable toquesito en la cabeza a la pelirrosada. Uno de los dedos de la mano del dragón saltó ante lo visto, a la vez que un destello iluminó su mirada que se afilaba sobre el muchacho no tan muchacho.

-¿Una chuchería le parece un presente adecuado para corresponder a la que le ha traído una dávida especial?- La pregunta era innecesaria, estaba seguro que Ryutaro se la dió por salir del paso.

Antes de que cualquiera de los presentes se diese cuenta, el viejo dragón negro ya tenía puerro en mano. ¿Qué de donde lo había sacado? Esa era de las preguntas de la vida que nunca tendrían respuesta. Simplemente caminó de nuevo hasta su alumno y le dio con la verdura en la cabeza. Aplicada la corrección, observó de nuevo a Aliisa cómo si nada acabase de pasar.

-Señorita, muchas gracias por su consideración a Ryutaro-sama. Yo me encargaré luego de traerle un obsequio a la altura de sus atenciones- Reverenció de nuevo. Si bien, para cuando ambos se fijasen, el puerro ya habría desaparecido de su manos de la misma forma en que llegó.


Right Eye Of The Dragon:

Kiwi Family 4Ever:


-Hablo- || «Pienso» || Narro
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
21
Dromes :
29985
Reputación :
5
Mensajes :
166

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Aliisa Nylund el Jue 04 Mayo 2017, 20:49

Ante las palabras del maestro de su compañero, Aliisa no tardó en responderle con sus mejores intenciones, por lo que no tardó en ofrecerle uno hecho especialmente para él en la próxima ocasión que se encontraban. De ninguna manera eso podría ser una molestia para la joven, puesto que amaba hacer nuevas combinaciones, e incluso aquellas que sentía que eran personalizadas para los futuros consumidores. –No se preocupe como puede ver soy una persona de palabra- le respondió alegremente a su vez que ya pensaba que tipo de aromas serían los indicados para el mayor.

Entre tanto, la chica se había quedado viendo la expresión de sorpresa de Ryutaro al momento en que le entregó el té. Pero más que aquella expresión en su rostro lo que la asombró fue la pregunta que le hizo en cuanto al té. Realmente no era lo que esperaba, en parte no imaginaba que quisiera beber la sangre a la misma temperatura que la infusión se encontrara, mas también sabía que era lógico porque aquello era natural para él. –Bueno en si podes tomarlo como más quieras, pero debo advertirte que tal vez no tenga el mismo efecto en tu organismo el té- Le respondió tratando de pensar cual era el efecto de la sangre, si ésta lograba ponerlo en un estado de relajación entonces no debería ocurrir nada, pero sí en cambio esta lo exaltaba de alguna manera, seguramente el efecto de las hierbas se vería nulo por el líquido rojo.

-Ohh… no era necesario- dijo al ver como sacaba le entregaba lo que parecía ser una golosina mientras su rostro se iluminaba de cierta manera, porque claro, la nórdica amaba los dulces casi tanto como el té. Lo tomo con ambas manos y trato de inspeccionar la imagen, nunca había comido uno de esos pero parecía un chocolate. – Gracias Ryutaro, pero no era necesario el regalo, el té era solo por una forma de agradecimiento por lo de la otra vez-  le dijo con una sonrisa en el rostro intentando negarse al chocolate, mas aquella acción se vio interrumpirá por Kojuro quien se había ubicado al lado del joven y lo golpeó con un puerro. “¿Qué?” pensó por un momento mientras los observaba atónita. No era que le sorprendiera el actuar de aquel hombre, sino que no entendía de donde había salido la verdura porque de momento no lo había visto con ella.  

No podía evitar soltar una pequeña risa ante la escena que podía presenciar con sus ojos, ciertamente era lo primero que había pensado, una relación como de niñero y un niño. Posó su mano derecha sobre sus labios, intentando  tapar su marcada sonrisa, a sabiendas que no era momento para reírse. Mientras tanto El pequeño dragón no tardó en sacar provecho de la situación, ya que al ver que caía un pedazo considerable del puerro al piso este bajó a buscarlo y comía tranquilamente.  A pesar de ser un dragón en su forma actual, en realidad era un espíritu así que tenía una dieta omnívora más que carnívora.

-No se preocupe en verdad me gustan los dulces, y tampoco era necesario darme nada, por favor no debe preocuparse por un detalle tan mínimo- Aliisa le contestó intentando poner paños frios sobre el asunto. Ciertamente no quería quedarse con el chocolate porque sentía que no era lo correcto, mas prefería tomarlo a que después cualquiera de los dos se sintiera en deuda con ella, ya que lo menos que quería era eso.  –¿Hmm? ¿Qué pasa Buri?- en ese momento la chica pudo notar que el dragón buscaba algo en el suelo y ya nada había por lo que se elevó en el aire hasta la mano de Kojuro donde tampoco nada quedaba. Entonces sin más remedio el dragón subió hasta la cabeza del vampiro, y al parecer para su suerte todavía quedaba algo. Tomo en su boca los restantes pedazos de puerro y se acomodó sobre la cabeza de Ryutaro mientras degustaba lo poco que quedaba del vegetal.

Aliisa lo miró con una sonrisa y enternecida ante el acto de su pequeño amigo, pero no le parecía bien que se recostara en la cabeza del otro. –Buri vení acá- la nórdica le pedía mientras lo veía ahora con su mejor intento de cara sería, aunque era difícil imaginarla a la pelirosada de esa manera. Hasta intento acercarse para tomarlo, pero la diferencia de estaturas se lo impedía.


Narro-hablo- pienso


I.W.E:


Quedo genial la firma Vin *-*

Gloriosa familia Kiwi:
Derechos al autor de la frase(?




Cosas del Uss ♡♡♡:



avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
22
Dromes :
79766
Reputación :
3
Mensajes :
146

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Miér 10 Mayo 2017, 02:51

–Bueno en si podes tomarlo como más quieras, pero debo advertirte que tal vez no tenga el mismo efecto en tu organismo el té.

Iba a gritar internamente porque se podía tomar el té con sangre, pero hubo algo que lo detuvo y fueron las advertencias de la rubia. El té podría no tener el mismo efecto en su organismo que si se lo tomaba "puro", es decir, sin sangre. -Ya veo... - Así que mejor evitaría mezclas raras. No quería que el esfuerzo de Aliisa se perdiera por estar probando mezclas que no venían al caso. -Esta bien. Me lo tomaré sin sangre. - Mencionó para dejarle saber que su muestra no correría "peligro". -Pero si algún día quieres hacer la prueba de esos té combinados con sangre, me dejas saber. Nunca se sabe que vampiro en peligro podría necesitarlo. Kufufu. ~

-Ohh… no era necesario.
-Si, si lo es.
– Gracias Ryutaro, pero no era necesario el regalo, el té era solo por una forma de agradecimiento por lo de la otra vez-
-Insisto. No quiero que te vayas con las manos vacías. Luego puedes decirme que te gusta y trataré de... - El vampiro pensaba decirselo denuevo, esta vez para dejárselo claro, pero...

-¿Una chuchería le parece un presente adecuado para corresponder a la que le ha traído una dávida especial?-

-¿Eh? - Escuchó a su maestro ponerse jodón y giró su cabeza a donde
él. ¿Acaso no había escuchado cuando mencionó que de momento era lo único que tenía, y que la próxima vez le traería algo más sotisficado? Así es, la próxima vez. Cuando conociera mejor los gustos de la pelirosada, o cuando la sacara a comer algo. Depende de lo que ella quisiera. Sin embargo cuando lo vió, ya Kojuro estaba practicamente encima de él y pegandole un puerrazo.

-Tsk... - Puso cara de molestia mientras se pasaba la mano una y otra vez por el area donde había sido golpeado. Se había llevado un puerrazo gratis por haber querido tener un pequeño detalle con la jovencita. Mejor salir con las manos con un chocolate, a salir con las manos vacías. Aunque como  pensaba, ya luego le daría algo mejor.

-Señorita, muchas gracias por su consideración a Ryutaro-sama. Yo me encargaré luego de traerle un obsequio a la altura de sus atenciones-

-Que lo dejes, que lo hago yo. - Respondió mirando a Kojuro. Si no fuera porque ya estaba adulto era muy probable que le estuviera mirando con las mejillas infladas, como solía hacer cuando era un niño malcriado y rebelde, que no escuchaba a nadie, salvo a su padre.

-No se preocupe en verdad me gustan los dulces, y tampoco era necesario darme nada, por favor no debe preocuparse por un detalle tan mínimo-

¡Ja! ¡En tu cara, Kojuro! ¡Le gustaban los dulces y le gustó la barra de chocolate! Entendido. La próxima vez le traería una canasta, no... Un camión lleno de chocolates... Como un simple favor y disculpas por los acontecimientos claro estaba. Igual, ya vería que idea Kojuro traía a la mesa, no iba a descartar sus opiniones. Quizás y fuera de mejor agrado su idea combinada con la de él. La pobre pelirosada iba a tener un super-regalo, y ya quería imaginarle la cara de "¡Yo no me meresco todo esto!", sería gracioso ver eso. Una persona que probablemente se había dedicado en ayudar a los demás, sin recibir nada a  cambio. Eso pudo deducirlo por la charla del bosque que habían tenido, donde decía ella que era una chaman, y también por la forma humilde en la que recibía la barra de chocolate.

Notó como el dragoncillo blanco iba a comerse los puerros que cayeron en el suelo y dejó salir una sonrisa leve. Se le hacía gracioso que el dragoncito estuviera pensando en comida, y bueno, lo entendía, era un dragón. Tal vez podría traerle algo de comer a él la próxima vez. Se quedó mirando el dragoncito y después notó como se acercaba a él, sin demostrarle miedo, pero tampoco demostrandose a la defensiva o agresivo. Solo le demostraba al dragón que era una persona firme y amigable, y que podía confiar en él cuando quisiera. Era un dragón (o eso creíamos todos) después de todo. ~

–Buri vení acá-

-La cara seria no te queda. ~ - Se ríe de ella (no a modo de burla) notando como no le iba para nada. -No te preocupes. ~ Se puede quedar en mi cabeza. - Mencionó para que la pelirosada no se preocupara y dejara de dar pequeños saltitos en un intento por alcanzar el dragoncito azul. - Me gusta estar rodeado de dragones. - Mencionó este dato para que ella no se preocupara demasiado en que el pequeño albino se había subido a su cabeza. Despues de todo se había criado con un dragón, y su alma era como la de uno de ellos. Así que no había nada que reprocharle ni a Buri ni a la fémina. Aunque claro, cuando el ritual empezara ya sería otro cuento. No sabía de que iba a tratar eso, y no quería poner a Buri en peligro.

-A todo esto, Kojuro... Siempre me he preguntado... ¿De dónde sacas los puerros mágicos? - ¿Acaso los sacaba de portales mágicos? ¿Acaso los sacaba de abajo de su manga? ¿Acaso salían de agujeros negros? Era una pregunta que no tenía respuesta. Para saber esto acompañenos al próximo capítulo de: "¡Misterios sin Resolver!"


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Katakura Kojuro el Dom 21 Mayo 2017, 14:02

-Como usted prefiera- Dijo sin avisar a quién de los dos iba dirigida aquella frase. Pese a lo dicho por la muchacha él no estaba del todo complacido con lo que acababa de ocurrir, seguía sin gustarle la idea de rellenarla de dulces. Si por él fuese le llevaría algún otro postre de frutas más saludable, ya si ella quería echarle chocolate pues era su gusto, pero le preocupaba de verdad la alimentación de los jóvenes. «No pienso reñirles ahora.» Lo último que necesitaba en esos momentos era dar un sermón sobre nutrición. Además, le bastaba con ver que al menos el pequeño dragoncillo blanco disfrutaba de lo que quedaba del puerro. «Me alegra que alguien aquí tenga buen gusto.» Sonrío levemente al ver al homónimo subirse a la cabeza de Ryutaro.

Hablando del puerro, su alumno/señor le inquirió sobre la procedencia del mismo, pregunta que; para el veterano samurai, era irrelevante en esos instantes.

-Perdóneme My Lord, pero creo que este no es el momento adecuado para distraerse, no es algo que importe por ahora- No tenía ganas de contar la historia, estaba más preocupado por lo del ritual que por otra cosa. -No creo que sea prudente desvirtuar la conversación. Después de todo, se ha venido a tratar un asunto serio.- Ladeó la cabeza y posó su mirada encima de Aliisa.

Cómo persona, ella no parecía ser mala, pero tenía sus dudas sobre si era prudente dejar a su Lord en manos de alguien a quién realmente tenía poco tiempo de conocer. Era receloso sobre su seguridad, no podía evitar sentirse algo nervioso. Pero, si su amo estaba dispuesto a encomendarse a la chamana pues a él no le tocaba de otra más que apoyarle en su decisión. «Mis palabras no fueron capaces de sacarlo a él de las sombras, dependerá ahora de alguien más. Sólo espero que sea la medida correcta.» No le agradaba la idea de recurrir a fuentes externas ni a ritos especiales, pues su idiosincrasia era la de alguien que sale adelante por sus propios métodos, no por maneras "artificiales" cómo le llamaba él.

-Disculpe mi atrevimiento, pero...- Reverenció, aunque se mostraba algo titubeante. -No me quedaré tranquilo si no lo digo: Por favor, sólo le pediré que cuide de él y lo ayude donde yo no fui capaz.- Terminó de decir manteniendo la cabeza gacha esperando respuesta.

Era muy frustrante para él. No lo admitía abiertamente, pero en el fondo se sentía aún culpable. Sabía que si él no hubiese fallado aquella vez, nada de esto sería necesario. «Es mí pecado.»


Right Eye Of The Dragon:

Kiwi Family 4Ever:


-Hablo- || «Pienso» || Narro
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
21
Dromes :
29985
Reputación :
5
Mensajes :
166

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Aliisa Nylund el Miér 31 Mayo 2017, 21:00

Las palabras de su compañero la había sorprendido de repente, no quería ni tenía intenciones de experimentar con él, eso solo sería un acto egoísta por su parte si pretendía obtener conocimientos mediante la experimentación con otro ser, bueno en realidad así era que la ciencia y la medicina avanzaban, pero el vampiro no era cualquier persona. Además tenía el leve presentimiento que su maestro no estaría muy de acuerdo con la idea, por lo que ella asintió amablemente a su propuesta mas a sabiendas de que eso no ocurriría.

Entre tanto que ella se debatía por el recibimiento del regalo y el regaño de Ryutaro, el dragoncito permanecía en su lugar. Y como si estuviera burlándose de ella por no poder alcanzarlo la miraba mientras terminaba de comer su vegetal “¿Que  no me queda?” pensó mientras sentía como se avergonzaba al pensar que podría haber sido una expresión forzada de su parte, por lo que solo hizo un pequeño reboleo de sus ojos y dejó al dragón ser.
“Eso mismo me estaba preguntado… que bueno que él se lo preguntó” pensó al escuchar el comentario del otro, mas al parecer ésta sería una pregunta sin respuesta o que al menos se develaría en otra oportunidad, a lo que la joven no tardo en ladear un poco su cabeza en forma de curiosidad, mas no insistiría tampoco, no quería ser irrespetuosa con el mayor.

De pronto cuando la mirada se clavó en ella no se sintió muy cómoda que digamos, ya que sabía que no era como un acto de confianza, sino que la estaba observando, y bueno no era nada malo, era entendible que desconfiara de alguien que haya aparecido de la nada… o mejor dicho desde el cielo para intentar ayudar a Ryutaro. Mas lo que ocurrió a continuación si que la sorprendió. Aunque no era nata de Japón o hubiera vivido allí por mucho tiempo entendía de sus costumbres y algunos gestos, por lo que el hecho de que Kojuro se inclinara ante ella para pedirle que cuidara del joven mostraba el estimo que le tenía. –Por supuesto que pienso cuidar de él, voy a hacer todo lo necesario  y más para que esto termine bien, no se preocupe- respondió con una voz calma segura de que no habría problemas en la ejecución puesto que ya lo había realizado infinitas veces en el centro de chamanes.

-De todos modos antes de empezar quiero explicarle como va a ser el ritual, entiendo que se preocupa mucho por Ryutaro por lo que quisiera que este bien enterado lo que va a pasar- Sabía que sería un momento difícil, incluso ella misma le había dicho aquella noche que era preferible superar los demonios por si mismo, pero si él insistía no tenía mucho mas que decir ya que después de todo ese era su deber ayudar a los demás de todas las formas que para ella fueran posibles. Lo único que esperaba es que su compañero estuviera preparado para la prueba, ella se lo había advertido y por lo que vio aquella noche sabía que tenía que prepararse mentalmente para el ritual, y por eso mismo Aliisa creía que él había hecho algún tipo de reflexión en toda esa semana.

Mientras, el dragoncito una vez terminada su comida bajo de la cabeza del joven y se volvió a colocar cerca de la perlirosa, tal y como siempre allí batiendo sus alas sin mucho esfuerzo, sino que con el suficiente para mantenerse en el aire. –El ritual no es más que una prueba que la mente de el va a producir, si el logra pasarla de la forma adecuada, buscando la verdadera respuesta y sin dejarse llevar por os impulsos debería resultar exitoso, es como una meditación- le explicaba intentando dejar claro por lo que el castaño estaría por experimentar. Aunque en realidad sabía que eso tampoco lo iba  a dejar tranquilo, por lo que tenía una idea que podría calmarle un poco su ansiedad. –También tengo una forma para que ambos podamos observar que es lo que a él le sucede en su mente, mas no podemos interferir, seremos simple espectadores- sonrió esperando que eso le ayudara en algo al momento en que tuvieran que comenzar de una vez.


Narro-hablo- pienso


I.W.E:


Quedo genial la firma Vin *-*

Gloriosa familia Kiwi:
Derechos al autor de la frase(?




Cosas del Uss ♡♡♡:



avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
22
Dromes :
79766
Reputación :
3
Mensajes :
146

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Dom 11 Jun 2017, 17:12

Aaah, joder. Que molestia. El Dokuganryu de verdad quería saber la respuesta a lo del puerro. Digamos que era como una pequeña historia antes de ir a "dormir", por más extraño que se escuchara esto. Si todo salía mal, al menos debía llevarse el puerro de su maestro a ese mundo de "locura" y de esta forma, iba a despertar mediante puerros mentales cada vez que lo recordase. Mas parece que Kojuro no estaba de humor para eso, así que solo le quedó joderse.

Estaba seguro que si en esos momentos hubiera sido Bontenmaru, es decir, su "yo" de pequeño, inflaría las mejillas y lo miraría mal.

Pero volviendo al tema importante... Aliisa comenzó a explicarle a Kojuro lo del ritual mientras que Buri regresaba a ella. En dicha explicación, el vampiro notó las palabras de tristeza que salían de la boca de su maestro. Que fastidio, en serio. Terminando la explicación, el samurai caminó hacia Kojuro y le dio una fuerte palmada en la espalda para...

-Yo, Kojuro... - Mencionó mirándolo a los ojos. -Ni que me hubiera muerto... - .... -Si sigues hablando así, te juro, te voy a meter dentro de una habitación encerrada, y te haré escuchar la canción de Barney el Dinosaurio durante 24 horas corridas, por ser un maldito emo. - Le miraba con seriedad a los ojos. -Tu ya cumpliste con tu trabajo. Fue mi error el no haberte escuchado. ¿Y qué? No quiero que te culpes por mis decisiones.  

El Dokuganryu se dió la vuelta y comenzó a caminar hacia Aliisa, pero detuvo su paso cuando iba por la mitad.

-Y por favor, no empieces con cosas como: "Si un maestro no puede abrirle los ojos a su propio estudiante, entonces no sirve." No quiero escuchar tus lamentos esta noche, quiero escuchar tus carcajadas. - Sonríe, sin voltear a verlo. -Porque iremos los cuatro... - Si, invitó a Buri. -...a festejar con un buen banquete después de esto.. - Siguió su camino a donde Aliisa y giró a ver a Kojuro.

-Solo visitaré la parte más afectada de mi alma y le pondré fin a mis demonios, Kojuro. Me enfrentaré una vez más a esos recuerdos, de frente, y los destruiré. -Refiriéndose a que los superará. -Si no hago esto, entonces, no estoy capacitado para ser líder de Oshu, no... Éadrom. Y que el puto Yukimura lidere en mi lugar. - En pocas palabras, quería decirle que si no superaba los demonios ahí, esa noche, iba a colgar sus katanas y que el idiota de Yukimura ganara el puesto de la rivalidad que ha habido entre ellos durante décadas.

Pero ¿saben qué? Eso no iba a pasar. Porque el poderoso guerrero no estaba dispuesto a rendirse ante nada ni nadie, y mucho menos, ante la persona que había mantenido la llama ardiendo dentro de su corazón.

-Sean libres de ver lo que quieran. Es hora de decirle adiós a Itsuki, Adsiz, y enfrentar al maldito ser que ursurpó el lugar de mi padre. - Entrecerró sus ojos. -Aliisa... - Puso su mano sobre la cabeza de la pelirosa y le restregó los cabellos. -Estoy en tus manos. - Giró y vió a Kojuro. -Ya sabes que hacer si todo sale mal... Mas no permitiré que salga así.

Dichas estas palabras, se quedó esperando al momento de la verdad. Era hora de que Aliisa comenzara el ritual.

El vampiro solo dejó salir su típica sonrisa llena de picardía. Había determinación en sus ojos. No iba a dejar que los fantasmas del pasado y que el ursurpador de su padre lo destruyeran... Mucho menos la maldición que le había dejado ese hombre. Ahora, aquellas tres personas allí presentes, conocerían el pasado del Dokuganryu.

...incluso él mismo se daría cuenta que había estado viviendo una mentira...


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Harry Blume el Dom 20 Ago 2017, 21:36

TEMA CERRADO
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Bosque
avatar

Dromes :
61849
Reputación :
5
Mensajes :
386

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Redemption [Kojuro, Aliisa]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.