FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
BÚSQUEDA DE STAFF
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
GRADUADOS Y
CONDECORADOS
Conectarse

Recuperar mi contraseña


La primavera llegó.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado La primavera llegó.

Mensaje por Invitado el Mar Abr 11, 2017 10:19 pm

Habían pasado varias, muchas semanas después de haber despertado. Fueron demasiados milenios sin ver la luz del sol y estando sola con sus propios pensamientos tóxicos, corrosivos. Para su desgracia se dio cuenta que en todo ese tiempo que había estado encerrada toda aquella energía que había estado acumulando durante toda su vida, se había ido de a poco; ahora solo le quedaba lo suficiente para sobrevivir un tiempo. Además de que desde el despertar su jefe le había estado llenando de misiones largas y duraderas que le habían quitado el tiempo que necesitaba para “comer”. Lo había hecho, claro que sí.. Pero con humanos débiles que a duras penas le daban el soporte para aguantar un par de semanas, o si acaso una entera. No podía seguir así, sinceramente extrañaba esos extensos coqueteos que fingía ser inocentes y llenos de amor puro, y al final ver la cara de terror de sus víctimas cuando toda su energía era robada, como poco a poco y lentamente caían en el agujero negro y sin vuelta de la muerte.

Ese día por fin se encontraba libre, estaba soleado y despejado, las flores aun estaban floreciendo y el aire de primavera se sentía por completo; todo parecía resplandecer aún más de lo normal. La albina odiaba todo eso. Pero era el ambiente perfecto para atraer alguna buena víctima a su juego mortal, pero seguramente al ser primavera tal vez demoraría un poco más el cortejo, al fin y al cabo en esta estación siempre los humanos o criaturas se ponían más románticos. Ya conocía gran parte de la ciudad y podía asegurar que los lugares que más se visitaban eran aquellos donde los árboles de sakura florecidos abundaban o los jardines llenos de innumerables tipos de flores. Todas distintas.

Se vistió con un lindo vestido color rosa que había podido “comprar” poco después de haber despertado, era rojo con algunos adornos rosas. Se acoplaba muy bien a su cuerpo marcándole demasiado bien las curvas que la conformaban, sus enormes pechos, su estrecha cintura y amplia cadera; era largo, hasta el piso. Una pulsera en su mano derecha y unas delicadas sandalias con un poco de tacón. Estaba segura de que atraería la mirada de muchos. Mayormente ayudaba el lindo aura que había alrededor de ella, ya que cuando salió de la guarida inmediatamente se puso su “máscara” de amabilidad e inocencia, reflejando incluso con sus ojos una pura joven que solo quería disfrutar de las maravillas de la primavera.

Al final se decidió por el jardín principal de Eàdrom, llegó casi a las 3 de la tarde y es que el día estaba completamente encantador. Las parejas abundaban por doquier y todos admiraban las flores, más sin embargo aun cuando las parejas predominaban los ojos se posaron en ella, quien se paseaba por la mitad del parque tarareando una delicada melodía. Se acercaba a las jardineras más cercanas y tomaba entre sus dedos con demasiada dulzura alguna de las flores, sin arrancarlas por supuesto.  Se ponía en cuclillas y olfateaba toda aquella flor que se atravesara en su camino.


-Son muy hermosas.. Susurró pasa si misma mientras una pequeña sonrisa se posaba en sus labios, delicada y femenina. Suspiró suavemente volviéndose a levantar después de haber olido un hermoso lírio blanco. Pero en el proceso no se fijó bien y chocó contra una persona haciendo que la albina perdiera el equilibrio y cayera al suelo, manchando su vestido de tierra.Ouch…- Se quejó por lo bajo sobándose el tobillo, le dolía y parecía comenzar a hincharse, se lo había doblado. Una mueca de dolor le surcó el rostro haciendo que sus grandes ojos se cristalizaran un poco, más no llegó a llorar.

Atuendo:
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La primavera llegó.

Mensaje por Ban Boraychoo el Lun Abr 17, 2017 2:57 pm


E
ra una tarde tranquila, unos días después de haber conseguido un buen trabajo, pues necesitaba mantener mis gastos, aun así, me dedicaba a tocar el violín por las tardes en las diferentes plazas de la ciudad, el motivo, simplemente porque se me apetecía hacerlo, no era una persona que tuviera segundas intenciones o hacer cosas que no me gustasen, ya que siempre me dejaba guiar por mis sentimientos.

Me encontraba vestido de manera informal, una chaqueta blanca, una bufanda de color azul, larga cubría mi cuello, una polera de color azul marino, pantalones blancos y zapatos negros, un estuche se encontraba en el suelo, era el de mi violín, donde se depositaban las monedas y el papel que valía más que las monedas en sí. Mi cabellera despeinada a propósito se movía con la brisa primaveral mientras sonaba una de las piezas de mi repertorio, esta era la de una de esas cosas que se podían ver en la caja mágica, donde las personas pequeñas actuaban, me había gustado mucho su música y la historia de un bestia enamorada de una campesina hermosa.

Mi cuerpo se movía al ritmo de la música, sin fallar con ninguna nota, mientras el arco estaba en movimiento, recordando aquellos días del pasado en la antigua china, mientras continuaba con aquella pieza notaba como el viento suave, hacía que las flores se moviesen al ritmo de la música, o eso simplemente era lo que me parecía a mí, muchas hermosas mujeres y algunos hombres me rodeaban, estuve por algún tiempo haciendo esto hasta agotarme.

Luego de ello, me despedí de mi público, pensé que la mejor opción era dar una vuelta por el parque, el lugar estaba inundado de parejas, no entendía bien esas promesas de amor eterno, para mí el amor era un concepto fugaz, que pasaba con el tiempo o cuando me aburría de la persona que estuviese a mi lado, un simple juego de seducción más que nada.

Caminaba distraído, tratando de contar el dinero, el cual era poco, pero que tenía en mis manos, lo metí al bolsillo, de manera tranquila, mientras continuaba meditabundo por la calle, la verdad extrañaba aquellos tiempos en la antigua china, como el hecho de no tener todas las comodidades y cosas al alcance de mi mano. Fue tanto que me sumergí en ese hecho que me olvide por completo de observar hacia adelante.

De repente un golpe, había golpeado a alguien, levante mi cabeza, saliendo de aquel estado de trance, para ver al inútil que se puso en mi camino, pero al ver de qué se trataba de una joven de cabello blanco como la nieve, una belleza única y sin igual, mi corazón comenzó a bombear sangre de manera más acelerada.

Observe a la joven y pude notar en su rostro una mueca de dolor, inmediatamente y casi sin pensar, me arrodille para ver cómo estaba –¿Te encuentras bien? Por favor dime que no te has hecho daño –comente en un tono de preocupación y proseguí –Pues no me perdonaría como persona si hubiera lastimado a la joven más bella del lugar- dije enfundando una boba sonrisa que me caracterizaba, no sé por qué dije las últimas palabras, pero siempre decía lo primero que se venía a mi mente, era común en mí.

Pues me di cuenta, por la manera en que se tomaba el tobillo que no estaba bien, así que actué según me pareció correcto en el momento, cambie de posición, dándole la espalda a la joven y dije en un tono un poco más seco –Sube a mi espalda- sonaba autoritario, pero era común en mi –te llevare a que te curen ese tobillo- si l se era extraño, mi personalidad parecía cambiar de un momento a otro, pero no era así, pues tenía orgullo de guerrero y en especial de ser un Dragón, no era un animal de carga, pues la idea de subir a alguien a mi espalda me resultaba un poco incomoda, por más que quisiera hacerlo.

                                                       

Viktor Frankenstein - Reki Frankenstein - Emily Frankenstein - Jeanne Frankenstein- Ban Boraychoo


○ Pereza ahora es Ban Boraychoo
-Hablo- "Pienso" Narro

Mi secreto (?):
avatar

Dromes :
10772
Reputación :
2
Mensajes :
75

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La primavera llegó.

Mensaje por Amadeus Mozart el Jue Ago 17, 2017 10:23 pm

Si desea volver a abrir el tema puede hacerlo Aquí.
*Lugar: Jardines romanticos
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
24
Dromes :
26872
Reputación :
5
Mensajes :
171

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La primavera llegó.

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.