FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Crónicas de una colisión (Aliisa Nyund)
Ayer a las 11:09 pm por Tashiro Monji

» Sugerencia - "Mejora de Raza"
Ayer a las 10:53 pm por Acce Neolightning.

» La enorme espada de Zephyr ~Privado~
Ayer a las 10:09 pm por Zephyr

» CAPITULO III: ¡LA GUERRA! (CALLES)
Ayer a las 9:53 pm por Ambientacion

» El Linche Perdido
Ayer a las 9:02 pm por Momonga

» De paseo por el parque... (priv Enju Moe)
Ayer a las 8:59 pm por Enju Moe

» Reserva de físicos
Ayer a las 8:54 pm por Emma Hawkins

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 8:49 pm por Emma Hawkins

» El fin del camino y el principio de otro
Ayer a las 7:49 pm por Stein

» Ex-SOLDADO [Cloud ID]
Ayer a las 7:30 pm por Cloud

CONOCE A TU STAFF
¡NUEVOS MIEMBROS!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Bienvenida a la Orden Priv Kaede

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Bienvenida a la Orden Priv Kaede

Mensaje por Lelouch Lamperouge el Mar Mar 28, 2017 11:30 pm

Era relativamente temprano aquel día de invierno faltando tal vez un poco más de dos horas antes de que llegara el mediodía. El cielo estaba recubierto por un manto de nubes y el sol no estaba por donde ser visto. Si había algo que el muchacho de tranquila mirada no se esperaba es que a los pocos días de que llegara se sintiera el invierno de tal forma, pues, Takemori estaba en medio del desierto, ¿no? A lo mucho sería la noche la encargada de enfriarlo todo, pero al parecer hoy era diferente.  

Y, ciertamente, el tiempo ayudaba que el cambio llegara y las cosas que damos por ciertas un día se vuelvan solo recuerdos ambiguos a la siguiente fecha. Por eso mismo ahora el muchacho se encontraba deambulando sin un rumbo claro entre los callejones de la reconocida ciudad. Su mirada se paseaba entre los edificios aledaños, aquellas viviendas tan cercanas unas de otras que parecían formar un muro a cada lado. Y cada vez que llegaba a una nueva encrucijada sus cejas se alzaban, como si realmente no supiera que dirección tomar. Me había levantado temprano ese día para dar un paseo de reconocimiento, para ver que tanto había cambiado la ciudad desde que él partiera. Tal vez, con un poco de suerte, para encontrar a alguno de sus conocidos,  fuera aquella joven a la cual se había encontrado durante su… sus primeros dias. Pero nada, no había conseguido demasiados resultados. De hecho y si necesitaba ser sincero, se había perdido. No podía entender como todo había cambiado tanto, pues podría haber jurado que el lugar en el que se encontraba ahora sería la zona céntrica y con comercios de la ciudad. La zona más conglomerada de personas dentro de toda la ciudad. Y sin embargo estos laberínticos callejones en los que había estado transitando por horas no tenían mucha pinta de zona comercial. Más bien parecía un lugar de mala muerte.

Pero de todas formas continuó avanzando. Para su fortuna estaba bien abrigado, ropa que le cubría del frío y complementos que le ayudaban a mantener calor, como guantes o la bufanda negra que llevaba y la cual cubría parte de su rostro. En una de sus manos tenía lo que parecía ser una guía o mapa. El problema es que no podía ubicarse con los nombres de las calles y no había ningún cartel que señalara algo en aquellos callejones.  

O así fue hasta que giró en la siguiente esquina para encontrarse con un nuevo cruce de calles. Esta vez, sin embargo, tuvo la suerte de dar con alguien más. Bueno, con varias personas más, al parecer. -Oye guapa, parece que te has perdido, ¿Te vienes con nosotros?- Aquello pareció provenir de quien estaba en medio del grupo de personas, los cuales le estaban dando la espalda y parecían encarar hacia alguien más, una mujer se imaginaba, por sus comentarios, aunque no podía confirmarlo porque la espalda de los sujetos de apariencia y comentarios sospechosos le estorbaban la vista. Se mantuvo mirando con neutralidad la aparente confrontación, pues ninguno de ellos le daba la sensación de ser un verdadero problema. De todas formas, no podía asumir nada pues no conocía a ninguno de los involucrados, pero tenía ciertas sospechas. Eran tres tipos por lo que podía contar, todos ellos con apariencias de delincuentes que francamente daba para encajarles en algún estereotipo sin sentirte culpable por ofender a nadie. Además de eso, los tres estaban ciertamente estorbando el camino de la mujer a la cual todavía no había podido divisar. -¡Hazle caso a mi amigo, niña! Sí que te vamos a ayudar…- Y con eso los tres estallaron en carcajadas, entre cínicas y burlonas. Francamente el joven vestido con bufanda no consideraba aquello su problema, pero había algo que le estaba incomodando. Todavía tenía que ubicarse, tal vez podría pedir direcciones y ayuda. Aunque descartó de inmediato a los pseudo-brabucones y optó por la opción más segura. Esa decisión significaría involucrarse en asuntos ajenos, algo que preferiría haber evitado al menos por el momento, pero no había nada que hacerle. Sin más avanzó hacia el grupito y se metió entre ellos, apartando con un empujón al más bajo de ellos, quien apenas le llegaba al hombro al de cabellera negra. Él mismo no pareció esperarlo pues apenas con aquel toque inconsciente había ido a caer por el suelo en una escena algo graciosa, e igualmente los otros tipos que le acompañaban no parecían haberse enterado de mi presencia hasta ese momento. -Disculpe, señorita, ¿necesito ayuda con unas direcciones?- Preguntó, sonriendo con cordialidad e ignorando las miradas casi intimidantes de los sujetos que ahora se habían reunido en torno a él. Casi porque, pues, ellos no le interesaban. Incluso parecían estarle diciendo alguna clase de insulto o amenaza, no estaba seguro, pues su atención ahora mismo se había enfocado en la joven frente a él.


https://i.imgbox.com/0BXsLKvX.png
avatar

Salón :
3 A
Edad :
66
Dromes :
24547
Reputación :
6
Mensajes :
59

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bienvenida a la Orden Priv Kaede

Mensaje por Kaede el Lun Abr 03, 2017 3:17 pm

Llevaba unos días algo intranquila desde su última pelea con los humanos decidió encerrarse en casa para no crear más problemas. Pero comenzaba a impacientarse, no podía tirarse toda la vida encerrada por temor a que Lucy se hiciera con su cuerpo y matara a todo ser viviente que la molestase. Ya estaba un poco cansada de todo, si Lucy tomaba su cuerpo, que lo tomase, ya le daba igual.

Cogió una cazadora de cuero y se dirigió a la puerta de su casa para salir a la calle. Una vez fuera sintió el frío meterse en su piel, el día estaba bastante nublado pero no le importaba pasar un poco de frío, al menos en aquel momento. Iba sin un rumbo fijo, tenía la necesidad de andar y perderse por aquella ciudad, la necesidad de sentirse libre y que nadie la molestase, por eso decidió no pisar el centro de la ciudad, sino más bien ir por las afueras donde no hubiese mucha gente que le entorpeciera su caminata. Caminó durante horas, a veces se apoyaba en alguna pared para descansar y contemplar el camino pero después continuaba con su camino alejándose más y más de la ciudad.

En una de sus paradas escuchó la voz de varios hombres, aunque no pudo descifrar lo que dijeron supo que eran hombres por su tono. Se alejó un poco del sonido, no queriendo que la vieran y aligeró un poco su paso en la dirección opuesta a la que llevaba. Anduvo un poco pero sentía la presencia de alguien detrás suya, no quería girarse y verlos pero tenía que asegurarse de que no la estaban siguiendo.  Se detuvo y giró su cabeza rápidamente, comprobando que efectivamente había tres hombres detrás de ella y la verdad que no tenían pinta de parecer hombres muy decentes  “Mierda, mierda, mierda”

-Oye guapa, parece que te has perdido, ¿Te vienes con nosotros?- Escuchó decir a uno de ellos ~Esto se va a poner divertido~ pensaba Lucy deseando derramar litros y litros de sangre, pero Kaede quería mantener la calma por ahora y la mejor opción era salir de allí como fuera –Tengo prisa- ~Qué excusa más mala, ¿de verdad piensas que con eso te van a dejar en paz?~ “Cállate”
-¡Hazle caso a mi amigo, niña! Sí que te vamos a ayudar…- Después de ese comentario comenzaron a reírse de una forma un tanto molesta ~Venga ya, tienes que decirles algo, se están riendo de ti, no puedes permitir eso~ Me retiré unos pasos hacia atrás pero choqué con el tercero de ellos, me tenían acorralada y comencé a sentirme agobiada “No los mates, contrólate”. De repente, uno de ellos cayó al suelo como si alguien lo hubiese empujado y se me escapó una risa, aunque no era muy adecuada en aquel momento. ~Eso fue muy gracioso, a ver cuando haces tú algo así~

-Disculpe, señorita, ¿necesito ayuda con unas direcciones?- En ese momento Kaede se percató de un cuarto individuo y aunque no parecía pertenecer al grupito de los otros, por las miradas que le estaban echando, no se fiaba de él.
Contempló al nuevo y se fijó en su penetrante mirada enfocada en ella haciendo que su pelo se erizase y la dejó muda, no respondiendo la petición del chico. Había algo en él que la ponía realmente nerviosa, pero no sabía exactamente el qué… sus pensamientos se cortaron cuando uno de los del trío agarró al nuevo de la camiseta acercándolo a él y lo miró amenazante –Yo la vi primero.- Le dijo lanzándolo de un empujón mientras los otros le apoyaban entre insultos y empujones –Eso, vete de aquí si no quieres problemas- Kaede observaba aquella escena debatiendo que hacer aunque sabía lo que finalmente pasaría, Lucy se saldría con la suya y todo acabaría, mal, muy mal.


-Kaede (Nyu) habla - "Kaede (Nyu) piensa"
-Kaede (Lucy) habla   - ~Kaede (Lucy) piensa~
avatar

Dromes :
12899
Reputación :
2
Mensajes :
35

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bienvenida a la Orden Priv Kaede

Mensaje por Lelouch Lamperouge el Miér Abr 05, 2017 8:59 am

El muchacho, que continuaba con la bufanda cubriendo parte de su rostro incluyendo la boca, Ladeó la cabeza ante el empujón. De hecho parpadeó confundido pues no se la había esperado, pero luego de unos segundos entendió el por qué. Estaba interrumpiendo a los humanos en su ridículo intento de ligar a la joven de enfrente. -Creí haber sido claro cuando te empujé ¿Verdad?.- Respondió al final pero no pareció ser escuchado, pues ahora podía percibir cierto cambio de aire en la chica. Pareció adoptar un gesto amenazante en su rostro, o al menos intentarlo, antes de hacer que el joven recién llegado a la ciudad alzara las cejas ante la amenaza. me Acerque rápidamente hacia el grupo de aquellos 3 tipos observándolos de fijamente. Y entonces sonreí. Una pequeña sonrisa que no fue percibida por nadie hasta que finalmente decidió bajar la bufanda de su rostro para luego comenzar a mirar de reojo a quienes les habían rodeado. El sujeto que había caído ya se había reincorporado y ahora parecía mirarle con posible odio, lo cual era cuando menos curioso tomando en cuenta que ni siquiera se conocían. Supuso que era por haber interrumpido su diversión. Sus ojos seguidamente regresaron a la chica con cabello tan peculiar. De hecho, recorrió el mismo con su mirada, así como las facciones de su rostro, ignorando la pose tan curiosa que había adoptado. Había algo sumamente familiar en ella, algo que parecía encender una luz en sus recuerdos pasados, ocultos en la oscuridad de lo que alguna vez había sido la locura que le había invadido. -Como dije, yo solo quiero indica-…- Sus palabras fueron interrumpidas cuando sintió como le sujetaban del hombro, haciendo que dirigiera su mirada a dicha zona. -…ciones. No tengo relación alguna con ustedes, ¿Verdad?- Preguntó, mirando fijamente al tipo que le sostenía de su hombro. El mismo tenía su rostro arrugado, deformado por el fastidio que era claro que estaba sintiendo. -Mira niño bonito, ¡La única relación que vas a tener conmigo es la de mi puño conectando con tu cara!- Gritó el posible delincuente. Y ante esto la sonrisa de Lelouch se amplió un poco más. Tal vez debería encargarse de ellos antes de continuar de satisfacer su interés por la contraria.

Y efectivamente, el pandillero lanzó un gancho dirigido al rostro del despreocupado muchacho. Despreocupado porque continuaba con aquella tranquilidad de saber que ellos no serían un problema, ¿Pero cómo podría asegurarlo? Ladeó su cabeza, inclinándola un poco y esquivando fácilmente el golpe. A la misma vez tomó el brazo del atacante con ambas manos y, utilizando la propia fuerza de su ataque en su contra, realizó un giro con su cuerpo, haciendo que el pandillero pasara sobre su espalda antes de estrellarse de lleno contra el frío suelo. Sus ojos desorbitados indicando que había quedado fuera de combate. Rápidamente el que estaba más cercano a la muchacha de llamativo cabello rojo se abalanzó contra ella, con el único propósito de sujetarla e inmovilizarla, ¿tal vez conseguir una ventaja al tomarla como rehén? Lelouch siguió su movimiento con los ojos, pero por alguna razón sintió cierta alerta. No por el bienestar de la muchacha, sino, al contrario, por la del pandillero. Seguro era que él estaba subestimando a los atacantes, pero ellos también estaban subestimando a la muchacha. Por lo mismo el chico de ojos ahora rojos dejó que todo se desenvolviera, para confirmar sus sospechas. Sospechas de que la joven no era ninguna niña indefensa.

El último de los adversarios continuaba solamente como un espectador. Y cuando el muchacho de bufanda dirigió una rápida mirada hacia él, el pandillero retrocedió un paso. Y luego uno más, mientras negaba levemente con la cabeza. Tal vez fuera por miedo a compartir el mismo destino que su compañero caído, tal vez fuera por ver que la muchacha a la que habían intentado molestar tranquilamente podía defenderse sola. Tal vez fuera porque estaba comenzando a arrepentirse de todas las acciones y decisiones que les habían llevado a ese momento. O tal vez Lelouch solo lo estaba pensando demasiado. Por lo mismo devolvió su atención a la joven. -No lo dejes inconsciente, por favor. No creo que el restante pueda cargar con ambos.- Ya estaba seguro de que los delincuentes la habían subestimado y que, en efecto, ella podía con un simple vago que intentara molestarla. Y como si estuviera resaltando sus palabras, alzó por la ropa al delincuente que había noqueado y lo lanzó hacia el susodicho, que ahora parecía bastante asustado. Y estaría aún más  asustado cuando este se acerco con esos ojos intimidantes , hasta ahora no había usado su poder para atacarlos y estaba a punto de demostrarles que nadie se metía con Lelouch, al menos no alguien que valorara su vida


https://i.imgbox.com/0BXsLKvX.png
avatar

Salón :
3 A
Edad :
66
Dromes :
24547
Reputación :
6
Mensajes :
59

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bienvenida a la Orden Priv Kaede

Mensaje por Kaede el Lun Abr 10, 2017 4:35 pm

Kaede seguía contemplando aquella extraña situación entre el trío y el chico misterioso. Vio como uno de ellos fue a golpearle con un puño y como lo esquivó sin ningún problema para después noquearlo. Dio unos pasos para acercarse a ver el cuerpo inconsciente del atacante para asegurarse de que no estaba fingiendo pero unas manos le agarraron por los brazos retorciéndoselos quedando maniatada y después un brazo rodeó su cuello quedando inmovilizada. ~Uuuuuuu no debió hacer eso~ Sus ojos se tornaron de un rojo intenso dejando salir poco a poco su sangrienta personalidad. –Estate quieta y no te pasará nada- Escuchó decir al hombre que la tenía agarrada pero solo fue como un leve susurro en su cabeza. –Estaré totalmente quieta- Dijo lo más calmada posible mientras de su cuerpo comenzaron a salir unos brazos que rodearon la cintura del atacante, apretándolo y apretándolo tan fuerte que lo asfixió por unos segundos, lo suficiente para que aflojara su amarre contra ella y después callera al suelo cogiendo una bocanada de aire. –Hey, estuve quieta y usted se movió- Le dije con un tono de pena en mi voz, lo miré a los ojos y lancé mis vectores nuevamente contra él dirigiéndolos a su garganta y levantándolo en peso unos centímetros por encima del suelo. –Eso estuvo feo, no debiste cogerme así- decía a modo de regañina mientras apretaba su cuello más o más, la cara del tipo comenzó a ponerse morada cuando Kaede escuchó algo a sus espaldas -No lo dejes inconsciente, por favor. No creo que el restante pueda cargar con ambos.-

Había estado tan concentrada en dañar al idiota que la atrapó que se olvidó completamente de que había más personas con ella, soltó al individuo que estaba semi-inconsciente dejándolo caer al suelo y se volvió hacia aquella voz fijando sus ojos en los del pelinegro. –Tarde… -  Sentía un extraño impulso de querer saber más de él, pero no quería dar el primer paso así que solo observó cómo lanzó al delincuente que antes había golpeado hacia el tercero de ellos.

El tercer individuo tenía los ojos abiertos como platos y no se paró ni a recoger el cuerpo de su “amigo” o lo que fueran, tan solo corrió lejos de ellos huyendo como un gatito asustado. Kaede ni siquiera se molestó en detenerlo, pues sería una pérdida de tiempo para ella, prefería no verlo más y que la dejaran tranquila de una vez. Ahora solo quedaban ella, el chico misterioso y los dos cuerpos inconscientes de los delincuentes, se acercó a uno de los cuerpos y lo pateó esperando ver alguna reacción, al no verla se acercó al pelinegro lentamente hasta quedar a unos pasos de él -¿Por qué lo hiciste?- le dijo con un tono enfadado, no quería que nadie se metiera en sus problemas por intentar ayudarla, ella sabía defenderse por sí misma aunque aquel chico le parecía diferente al resto, había algo extraño en él algo que no sabía identificar.

La chica seguía observando al pelinegro quedándose con cada detalle de su rostro “¿Quién demonios sería?...” –Quizás sea mejor que nos alejemos de aquí antes de que alguien nos vea al lado de dos cuerpos inconscientes, la verdad que no tengo ganas de seguir matando gente tontamente, si al menos se defendieran hubiese estado más entretenida.- Desvié mi mirada del chico y miré hacia las calles que nos rodeaban eligiendo cuál sería la mejor de ellas para irnos de allí. –Vayamos por allí- le señalé una de las calles que parecía más estrecha y escondida queriendo evitar los ojos ajenos de las personas.

Callejon:


-Kaede (Nyu) habla - "Kaede (Nyu) piensa"
-Kaede (Lucy) habla   - ~Kaede (Lucy) piensa~
avatar

Dromes :
12899
Reputación :
2
Mensajes :
35

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bienvenida a la Orden Priv Kaede

Mensaje por Lelouch Lamperouge el Miér Abr 19, 2017 1:23 pm

El mismo gesto de sorpresa se había mantenido en mi, al mismo tiempo, la imagen de la chica que había conocido hace un tiempo no demasiado extenso, parecía ser la misma que quien ahora se encontraba sacándose de encima, con tanta facilidad, al pobre diablo que había intentado retenerla segundos antes. Por un momento se maldijo internamente al no ser capaz de ayudarla para sacarselo de encima, pero luego al observar lo que habia sucedido entendí que como yo habían más personas a las cuales les gustaba la sangre, las masacres y las peleas. Porque la Locura parecía nublar su poco respeto por los demás al menos la mayor parte desde que se había alejado del instituto. Y, sin embargo, sabía que la persona ante la que se encontraba ahora, esa joven de comentarios tan divertidos y de cierta forma simpáticos, se trataba de alguien especial. Lo sabía, estaba seguro de eso, entonces, ¿Por qué no podía sacar una conclusión certera? Fue entonces, al ver como la contraria pasaba a transformar parcialmente una de sus extremidades en lo que parecían ser unos "vectores", que aquella laguna mental en su cabeza comenzó a dispersarse poco a poco y en su lugar, finalmente, ideas y memorias claras comenzaron a reemplazarla.

Pero su ansiedad y casi euforia por al fin haberla encontrado se convirtió en duda y confusión, nuevamente, al escucharla hablar para aclararle su nombre. -Kaede…- Susurró aquella palabra con un poco de contrariedad, incluso desdicha, ¿No era ella? Había estado cerca, muy cerca, pero no se trataba de la misma persona, no… pero entonces, ¿Por qué seguía sintiendo esta extraña familiaridad para con ella? Como si hubiera algo más allí, en ese encuentro, que se supone que debería saber. Algo que tenía que recordar. -Es-… creo que sí te he confundido.- Sus palabras salieron con un tono algo desanimado y, a pesar de todo, la misma sonrisa que siempre portaba pero realmente no decía mucho volvió a dibujarse en su rostro, mientras se acercaba a ella luego de haber visto de reojo como los vándalos se encontraban inconcientes en el suelo. -No hay problema, larguemonos de aquí antes que vengan más humanos , por cierto bonita escena allí fuera.- Bromeó para luego soltar una pequeña risa, dejando claro que no le había molestado, de hecho solo lo había considerado curioso y, a decir verdad, los comentarios tan random de la de ojos rojos se le habían hecho bastante graciosos, de hecho por un momento le habían recordado nuevamente a la personalidad alegre y extrovertida de aquella a quien buscaba.

Alzó el mapa que había estado cargando en su mano y se lo ofreció a la muchacha, tal vez a ella le serviría mejor pues a él no le había dado ningún resultado el utilizarlo. -Bueno, a decir verdad solo salir de este laberinto de callejones y cruces estaría bien, pero…- Quedó unos segundos en silencio, su mirada deteniéndose durante ese instante en la comida desperdiciada que antes había pertenecido a mi padre. Si me logras sacar de esta zona con vida yo te invito a una cita conmigo¿Qué te parece?- Su sonrisa ladina se amplió solo un poco más al hacer aquel ofrecimiento. Definitivamente no quería que las cosas quedaran solo en eso, pues seguía teniendo este sentimiento de familiaridad. Esa sensación de que se estaba olvidando de algo importante. -¡Ah! Lo siento, se me pasó completamente el presentarme.- Inmediatamente extendió una mano enguantada para que fuera estrechada en señal de saludo. -Mi nombre es Lelouch Lamperouge, y es un gusto. Por favor, no te burles de mi apellido también.- Expresó al final, alzando su otra mano para rascar su mejilla en un aparente gesto de timidez, aunque solo estuviera bromeando de nuego y realmente no le molestara que lo hiciera. Seguro hasta tendría algún comentario ingenioso. -… Uh, tal vez esté equivocado pero, por casualidad no estás interesada en cambiar las cosas y hacer que los "diferentes" tengamos un lugar donde vivir?


https://i.imgbox.com/0BXsLKvX.png
avatar

Salón :
3 A
Edad :
66
Dromes :
24547
Reputación :
6
Mensajes :
59

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bienvenida a la Orden Priv Kaede

Mensaje por Kaede el Jue Abr 20, 2017 2:10 pm

Miró al chico totalmente atónita cuando pronunció su nombre, ¿cómo sabía su nombre?, quizás… no, no podía ser, seguro que no lo había escuchado bien así que no le dio muchas vueltas.  Observó su sonrisa y la guardó en su cabeza, las personas no solían sonreírle, y mucho menos después de lo que acababa de pasar allí. –Vaya… no sabía que a ti también te fuese el royo sanguinario- Dijo con un tono algo sarcástico y esbozó una pequeña sonrisa.

Al ver que le extendía el mapa, lo agarró y miró el objeto extrañada, lo dobló y lo guardó en el bolsillo de su pantalón. –Es mejor improvisar el camino, en esa cosa no sale nada interesante-
Escuchó la propuesta del opuesto acerca de invitarla a una cita a cambio de sacarlo de allí. ~Uuuu Lucy en una cita, lo nunca visto~ “Cállate, ya va siendo hora de que socialice con alguien” Aquella propuesta la pilló desprevenida haciendo que sus mejillas se sonrojaran y, aunque normalmente habría dicho un NO rotundo acompañado de una buena patada, decidió darle una oportunidad, y no solo al chico, sino a ella misma. –Me lo pusiste demasiado fácil- Dijo la chica finalmente aceptando su petición mientras se ponía en marcha para sacarlo de aquellos callejones. El chico se percató de que no se habían presentado y  le tendió la mano a modo de saludo, a lo que Kaede se la estrechó y mientras lo miraba a los ojos el chico pronunció su nombre - Lelouch Lamperouge.- En ese momento vinieron varias imágenes a su cabeza.

~Flashback~
Imágenes de un campo abierto en un día soleado vinieron a su cabeza, podía verse a ella misma sentada junto con un chico, el cual estaba hablando con ella entre risas y bromas y de pronto el chico se levantaba y comenzaba a correr. No lograba ver el rostro del ajeno en aquel recuerdo pero aquella voz…
-¡Lelu!- la chica gritaba mientras perseguía al pelinegro como si de un juego se tratase, y cuando ya casi lo tenía agarrado y el chico giraba su cabeza para poder ver su rostro la imagen se desvanecía.
~Fin del Flashback~

¿Lo conocía? ¿Qué eran esas imágenes que ahora aparecían en su cabeza? Tenía muchas lagunas en su cabeza debido a un disparo que recibió al escaparse del centro de investigación en el que la internaron. ¿Podría algún día reconstruir su vida, o al menos recordar lo que fue en un pasado? Y aquel chico… ¿quién era realmente para ella? Intentando recomponerse de esos pensamientos volvió su atención al chico que tenía enfrente. –Así que Lamperouge, suena como una marca de electrodomésticos, oh no, mejor aún, parece un apellido digno de un buen empleado del mes, Señor Lamperouge acuda a recepción, dirían las secretarias, que formal ¿no?- Miró al ajeno y estalló en carcajadas, no sabía a qué venía todo eso pero simplemente lo dijo. –Es broma, es un nombre muy bonito, yo soy Kaede, solo… Kaede- Le dijo sonriente y volvió a su caminata por el callejón, dispuesta a sacarlo de allí.

Mientras caminaban por un montón de cruzes sin sentido Kaede prestaba atención a los movimientos y gestos del chico y en un momento lo escuchó decir algo -… Uh, tal vez esté equivocado pero, por casualidad no estás interesada en cambiar las cosas y hacer que los "diferentes" tengamos un lugar donde vivir? –
Se quedó pensativa ante aquella extraña pregunta pero no tardó en responder – La verdad que sí, vivimos en un mundo de mierda y perdona la expresión pero lo siento así. Tan solo por el hecho de ser “diferente” a la gran mayoría ya eres excluido de la sociedad e incluso tratan de humillarte por no ser como todos. En especial los humanos, ellos son tan miserables que necesitan a otro para hacerlo sentir aún más miserable. Así que sí, estaría interesada en cambiar las cosas, en especial para sentirme cómoda con alguien…- Lo miró y esperó su respuesta, había expresado un poco como se sentía y esperaba que en cierto modo la entendiera. Alzó su cabeza y vio que ya estaban llegando al centro de la ciudad – Por cierto, me debes una cita ¿no?-


-Kaede (Nyu) habla - "Kaede (Nyu) piensa"
-Kaede (Lucy) habla   - ~Kaede (Lucy) piensa~
avatar

Dromes :
12899
Reputación :
2
Mensajes :
35

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bienvenida a la Orden Priv Kaede

Mensaje por Lelouch Lamperouge el Mar Mayo 02, 2017 2:14 am

Tuvo que soltar un pequeño “Te lo dije.” mental acompañado de una sonrisa un tanto más amplia, al escuchar sus palabras. Sí, era un apellido demasiado curioso después de todo, no podía culparla a pesar de que le había pedido que no se burlara en un principio. Sin embargo, dejó eso de lado al notar que la confusión de la de ojos cual zafiros parecía ir un poco mas allá de lo raro de su apellido, pues la reacción cuando el muchacho acertó con su propio nombre completo no pasó desapercibida por parte de la contraria. Y es por eso que ahora sus ojos se habían abierto con más sorpresa de lo que antes había demostrado, su respiración se aceleró un poco y su corazón pareció palpitar solo una milésima de segundo más rápido, ¿Y por qué ahora se había quedado sin palabras? Era el momento tal vez más definitivo desde que había llegado a la ciudad. Porque a pesar de que no había encontrado a la persona que vine a buscar había encontrado a Kaede, quien estaba frente a él ahora era nada más y nada menos que ella. -Yo-…- Tragó saliva, pues a pesar de que había decidido arriesgarse y que ahora todo estaba confirmado, Lelouch, tal vez por primera vez en su vida, se encontraba sin palabras para poder expresarse.


Su boca se abrió solo un poco, el frío invernal invadiendo sus pulmones con la primera bocanada de aire que tomó. El fino tacto de parte de las manos de la contraria contra las mias, mientras aquellos ojos, que parecían expresar la misma incertidumbre y sorpresa que ahora los propios del mayor demostraban, le analizaban con cuidado. Y a pesar de todo, el muchacho soltó una pequeña risa, apenas perceptible, al escuchar las primeras palabras de la contraria luego de que le soltara. Pero era mucho más que una risa ante el comentario tan ocurrente, era una risa de alivio. De alegría. De felicidad. Todavía sin haber podido dar con las palabras que necesitaban sacar de dentro suyo, el muchacho solo se animó a asentir con la cabeza, con una sonrisa, mucho mas real que las falsas que había usado antes, aflorando en su rostro. La chica había dado justo en el clavo con su segunda afirmación, ni siquiera lo había dudado, Ahora le debía una cita. La idea era un tanto descabellada. Pero con todo lo que había pasado en los últimos minutos parecía quedar lugar todavía para más casualidades, ¿No? Casi era como un plan trazado celosamente por una entidad superior.

-Kaede, debes decirme.- Pronunció finalmente en un susurro, casi rogando, sus ojos ahora fijándose en la acera de aquel callejón en el que se encontraban, notando como poco a poco la nieve comenzaba a hacerse un lugar en aquel frío suelo. -¿Estarías dispuesta a entregar tanto tu cuerpo y alma por este ideal? Apenas he llegado a Eadrom pero-…- Y nuevamente se interrumpió así mismo, tomando una nueva bocanada de aire mientras sus ojos volvían a fijarse nuevamente en los de la joven arma. -Estoy siendo un egoísta, lo siento.- Negó con la cabeza un par de veces antes de dar un paso y luego otro hacia la chica, ambas de sus manos posándose rápidamente en los hombros de ella. Aquella sonrisa todavía en su rostro. -Te debo una cita, será major que nos pongamos en marcha entonces.- Comencé a caminar al lado de ella… -¿A donde quieres ir? Casi no conozco este pueblo- Aún tenia la duda de sí ella era la indica para ser la persona que creía que era, tal vez ella no era la Kaede que conocí de pequeño, ladee la cabeza y traté de pensar en la Orden, ella podría ser la pieza clave para comenzar a cambiar este mundo de mierda -Unete a mi rebelión, contigo puedo hacer cosas grandes- Lo afirmó como si se tratara nada más que la verdad mientras le daba una pequeña zarandeada a la joven, a pesar de que él mismo no podía tener total certeza de eso. Pero la chica que había conocido hace tanto, lo que le parecía una eternidad aunque estuviera exagerando, le había contado lo que pensaba con respect a la idea de cambiar el mundo. Pese a que tenia unas ganas enormes de aprender y descubrir más de su pasado era conciente de que también quería que la chica frente a él tuviera su propio momento feliz. Era lo menos que podía hacer por ella luego de todo lo que le había ayudado.


https://i.imgbox.com/0BXsLKvX.png
avatar

Salón :
3 A
Edad :
66
Dromes :
24547
Reputación :
6
Mensajes :
59

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bienvenida a la Orden Priv Kaede

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.