FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Conociéndonos mejor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Conociéndonos mejor

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 25, 2017 9:53 pm

9:00 Am
Iglesia Abandonada — Ciudad de Éadrom

La mañana comenzaba recién para la rubia que aun hacia recostada de una cama barata que había podido comprarse no hace mucho. No quería despertarse, se le notaba en sus simples gestos típicos de una persona con sueño acompañado de un murmullo—Cinco minutos más por favor...—No es que la chica fuera perezosa, simplemente se sentía cansada, se la pasaba sobre esforzándose para reconstruir una vieja iglesia que ni siquiera era suya, estaba totalmente abandonada y pareciera que ante cualquier sismo se fuera a caer, pero que a pesar de haber dejado de funcionar hace mucho tiempo, el agua no la habían cortado, lo que hacia la estancia de Helena un poquito mas cómoda.

El despertador de segunda mano volvió a sonar, en lo que la chica reaccionaba al sonido, se quedo atontada mirando al techo algo destruido y sucio pensando en donde estaba, por un momento se sentía confundida, había soñado con estar vuelta en casa, en su hogar con sus amigos, hermanos, compañeros y aquel ángel que admiraba. Un pequeño suspiro se le escapo con solo recordarlo en lo que su rostro se ruborizaba levemente y se sentaba en la cama mirando a su alrededor—Otro sueño bonito..—Murmuro algo desanimada para rapidamente golpearse ambas mejillas con sus manos—¡A trabajar! Dios me ha dado otro día de vida para hacer algo útil y no estar holgazaneando—Comento levantándose rapidamente de la colcha y corriendo a lo que antes era un baño, como todo estaba totalmente desastroso aunque la rubia ya le había hecho unos retoques. Una vez termino de arreglarse, cosa que no le tomo mas de 12 minutos, salio corriendo a ver si alguien se encontraba afuera. Para su suerte, nadie, la mayoría ya había entrado a trabajar, también a estudiar y poca gente rondaba en un día de semana por la mañana, por lo que ir volando a su trabajo no le pareció mala idea.


12:36 Am
Florería — Ciudad De Éadrom


Su horario era un poco distinto al de los demás, pero eso se justificaba rapidamente con que su jefe era algo anciano, ya no podía con la florería el solo. Subir aquel telón de metal que mantenía seguro el local, sacar los letreros, mover algunas plantas hacia afuera, otras colgarlas y acomodarlas, todo aquello ya era demasiado pesado para el solo. Su mujer estaba enferma y su hija que era quien lo ayudaba ya había entrado a estudiar, por lo que Helena se sintió muy feliz por poder ayudarle cuando recibió el trabajo.

Gran parte de las mañana la chica se la pasaba cortando tallos de algunas flores, revisando que las flores marchitas no estuvieran en los distintos baldes de los arreglos florales, ademas de ayudando a su jefe haciendo algunos, sobre todo los que eran pedidos, eso era algo en lo que se turnaban todo el tiempo. Si el arreglo que habían pedido eran muchos normalmente los llevaba el anciano en su auto pero si eran uno o dos solía hacerlo la convertida, pero a veces había problemas como que la chica no sabia donde era aquella dirección o se perdía por la desorientación que tenia cuando era de día a pesar de los lentes que le prestaba el anciano para que no tuviera complejidades en su trabajo—¿Ya fuiste a ver un oftalmólogo?—Le preguntaba el anciano todos los días a penas llegaba ella, aunque esta vez había tardado horas ya que la muchacha había evadido la pregunta con otras—No he tenido tiempo, pero ya tengo la cita—Fue la respuesta que hoy le dio Helena con una sonrisa en lo que movía un par de maceteros para poder limpiar la vitrina del lugar—Oh, eso es bueno. La salud es importante muchacha, estas mas joven que yo pero no ves ni una hormiga—Dijo este ultimo comentario dando carcajadas—Yo lo veo bastante joven señor—Le respondió bromeando con una pequeñas risas—¿Joven yo? Jajajajaja, que niña tan picarona—Rió un poco para tomar un par de flores y envolverlos en un lindo papel decorativo en lo que Helena le quedaba mirando—Iré a dejar esto al hospital, y volveré en unos minutos Helena, te encargo la tienda—Anuncia al cabo de unos pocos minutos para salir por la tienda sin que antes la rubia pudiera despedirse—Bendiciones para su esposa Don Miguel, y que dios lo acompañe en su camino—El hombre sonrió y se retiro en lo que la rubia volvía a lo suyo, atenta a por si la puerta de la tienda se abría para ir en seguida a atender a los clientes. Sabía que se quedaría sola por bastante tiempo, si el dueño le estaba llevando eso a su esposa significaba que quería pasar un buen rato con ella por lo que mientras él estaba afuera, la ángel daría lo mejor de si con tal de no darle mas problemas al pobre hombre, aunque si hay algo que la chica quería saber, era el número de habitación de su esposa, cosa que no había podido ni querido preguntar a su jefe, seria extraño hacer tal cosa cuando no la conocía ni era un familiar o algo parecido, por lo que, por muy mal que se viera, después de varios minutos y haber terminado de arreglar la vitrina se encontraba hurgando en la caja, abajo donde estaban los cajones y sabia que tenia su libreta con todas las cosas anotadas, lo había estado vigilando ya hace unos poco días, por lo que la chica estaba jurando por dios, su dios que estuviera ahí con cierto miedo. Cada tanto miraba la puerta, a veces su alrededor, no quería que la echaran, tampoco que la despidieran, sin embargo ella sentía que necesitaba saber el numero de esa habitación, tal vez era capaz de hacer algo, ayudar a su esposa, que la vida de aquel hombre fuera mejor con tal acción, pero nada de eso lo sabia sino lo intentaba primero. Ese era su motivo, era sano, normal, aunque sentía en el fondo que nada justificaba su acción de ahora—Dios, perdóname...pero...—Murmuro para si misma sin terminar oración, concentrándose en su búsqueda.

avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Conociéndonos mejor

Mensaje por Invitado el Mar Mar 28, 2017 12:50 pm

conociendo más a mi rubia.

ciudad de éadrom, 13:02, floristería.  


Por cuanto más tratase de estar cerca de Sören este terminaba rechazando su presencia. Siquiera abría la puerta cuando Azael tocaba a su puerta, y él estaba dentro, porque se le escuchaba respirar o chasquear la lengua cuando Azael no desistía en su intento de, bueno, hablar o pasar tiempo con él. Era lo que tenía ser un ser sobre natural, tus sentidos estaban más agudizados.

¿Pero quién le abriría la puerta a semejante sujeto?

No es Sören del todo malo, mucha gente haría lo que él; simplemente no abrirle la puerta y esperar a que -con suerte-. se vaya a molestar a otra persona. Y no es por mal meter, pero es comprensible; La presencia de Azael es insoportable y quien trate de justificarlo se engaña a si mismo, Azael es un dolor en el trasero, y él lo sabe porque lo hace adrede.

Por eso su sonrisa ladeada no desaparece mientras vaga por las calles sin rumbo alguno pensando en qué hacer, pues, el que se ponga a molestar a los demás no es porque esté entretenido u ocupado precisamente. ¿Deberíamos ir a visitar al juguete, Jack? ~ Bajó la mirada hacia su tigre el cual llevaba en brazos, como si este le fuese a responder. Pero era lo bueno, no podía decirle que no. Abrazó a su tigre como si fuera un peluche, después de todo, era un cría de tigre realmente parecía un peluchito hermoso, juntándolo levemente con su mejilla.  — Recuerda, que con ella te dejo portarte un poquito mal; Cómete las plantas si quieres. El tigre mansamente le lamía la mejilla, Azael lo adjudicaba a que le alegraba que le dejase portarse mal, aunque probablemente ese animal no entendía demasiado lo que decía Azael (?)  Aww ~~ quién es un buen chico, tú eres un buen chico Jack Daniel's ~~.

•••

Dejando la adoración sincera casi inaudita -conociendo como es- que tiene Azael hacia el tigre, el dúo se dirigió...¿donde? ¡A una floristería!...Bueno, a todas las de la zona. Sabía que la rubia trabajaba en una floristería, pero no sabía cual exactamente, nunca se lo mencionó (quizás por razones obvias)

Nunca imaginé que habría más de un par de floristerías por aquí. ¿Quién demonios compra tantas flores que hacen falta tanta tienda con plantujas?

Cinco. En cinco malditas floristerías tuvo que entrar antes de dar con Helena, y por suerte en la que entró pudo encontrar el aroma de la sangre de Helena, sin duda, no podía ser el de otra persona. Por fin entró a la correcta. Y menos mal, porque creo que quedaban como otras tres. Él sabía cual era el aroma de la sangre de Helena, y aunque no hubiese hemorragia era una sangre tan distintiva que el mero hecho de que estuviese borboteando dentro de sus venas daba un muy tenue aroma que Azael a esa distancia podía oler, no por nada los vampiros tienen un olfato excepcional cuando de sangre se trata. Además, no todos los día se olía una mezcla tan extraña, una ángel que fue convertida en vampiro, pero que se negaba a beber sangre humana, negándose así a ser un vampiro...Já, qué ingenua creyendo que eso es algo que sentencia ella, más temprano que tarde caería y Azael iba a estar delante para poner una sonrisa afilada y cínica. Aunque quizás, por eso se divertía molestando a Helena, era ingenua.

Pobre de la chica, no sabía que el sonido de esa suave campanita daba la entrada a quizás el ser más deleznable con el que en su vida había podido tratar, y venía especialmente para molestarla.

Ha entrado un cliente, hágame caso señorita ~~ Replicaba la atención de la chica que se encontraba ordenando las cosas y haciendo lo que tuviese que hacer. Aunque, impaciente, él mismo se plantó frente al mostrador, en el momento que pudo ver a Helena la cara de felicidad de Azael por pasar tiempo allí, haciendo lo que más disfrutaba (Véase, chinchar/molestar a Helena) se desvaneció, quedando una mueca de decepción. Vaya chasco...Estás así. Dijo mirándola de arriba a abajo, y si, no disimulaba que verla en su forma humana no le era tan satisfactorio como verla en su forma real, lo mirase por donde lo mirase esa forma humana era bajar al menos cincuenta puntos o más en su lista. Era como muy...loli moe desu desu(?)

Dejó al pequeño tigre en el mostrador quien enseguida al ver a Helena empezó a saltar y darle golpecitos de vez en cuando con las patitas a Helena, algo como "juega conmigo, juega conmigo", el albino por su parte con un gesto aburrido con toda la confianza del mundo como si estuviese en su casa puso su codo en el mostrador, apoyando su mejilla en la palma de su mano. Espero que al menos me trates de forma amable y cariñosa. La miró de reojo, esperando alguna reacción por parte de la contraria.

En medio del silencio el tigre quien estaba algo eufórico por la visita a Helena tiró una de las pequeñas macetas que decoraban el mostrador. El animal no tenía mala intención, pero Azael se lo trajo en especial para que hiciese eso.

Buen chico, así me gusta ♥
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Conociéndonos mejor

Mensaje por Invitado el Mar Abr 11, 2017 10:39 am

La campanilla del local sonó alertando a la rubia que ya no era tan rubia, sino mas bien castaña al estar en su forma humana. Comenzó a ordenar todo rapidamente en lo que ignoraba al posible cliente creyendo que podría ser el dueño "¿Tan rápido regreso?" Empezó a preguntarse mientras se escondía la libreta dentro del bolsillo de su delantal en lo que reorganizaba todo el desastre que había dejado en el cajón—De inmediato voy—Respondió terminando de ordenar lo ultimo, sintiendo que ya tenia el regaño del dueño del local por no correr a atender al cliente, era la primera regla que le habían dado al llegar.

{..No olvides Helena, el cliente primero..luego sigues ordenando..}

Aquella frase no se le quitaría nunca de la cabeza, pero en este instante a pesar de que la tenia sentía que el corazón le iba a mil por estar haciendo algo que no debía "Perdóneme mi señor, perdóneme...que es malo hurgar entre las cosas de otra persona sin permiso pero..." Antes de que pudiera terminar si quiera su pensamiento escucho que se habían posado el mostrador el cual hizo que se quedara paralizada por medio segundo..¿Tal vez? Levanto la mirada rapidamente con una pequeña sonrisa disimula y un temor en sus ojos para encontrarse con la cara de esa persona, de ese demonio tan odioso para la Ángel, aunque por primera vez y quizás también la última de toda su vida se sintió aliviada de verlo, incluso suspiro—Solo eras tu—Cerro los ojos sonriendo con mas ganas, no exactamente porque estaba ahí, sino porque no era el viejecito.

—Buenas Tardes Azael—
Sonrió cálidamente como de costumbre antes de escuchar su comentario de como estaba—¡¿Eh?! ¡¿Qué problema tienes con mi aspecto?! ¡Solo me veo mas normal!—Si, ella realmente no entendía cuando el vampiro le reclamaba porque tomaba forma humana—Igual de raro como de costumbre—Murmuro haciendo un pequeño mohín al mismo tiempo que fruncía el ceño e intentaba no mirarlo directamente, simplemente la convertida no lo entendía, ¿Cuál era la diferencia de ella entre sus dos formas? Seguía siendo mujer, solo le cambiaba el color de cabello, el largo y bueno crecía un poco de tamaño. Tenia la curiosidad encima, por lo que termino echándose un vistazo así misma—Te molesta la...¿Tierra?—Pregunto con la esperanza que fuera por eso, después de todo andar moviéndose con una maceta de un lado para otro siempre la terminaba ensuciando, al igual que los guantes que estaban aun mas mugrosos, claro que estos estaban dentro del delantal, dejarlos encima del mostrador seria un descuido muy malo.

—No, no espera..No pongas a Daniel ahí...—A medida que iba hablando el tono de voz iba bajando al igual que la tonada de su animo en lo que se rascaba un poco la mejilla—Azael, mi jefe se va enojar si lo ve encima del mostrador...es lo que mejor debe lucir, ademas de la plantas, ¿Entiendes? La presentación es importante—Si, la rubia no tan rubia se estaba tomando el tiempo de intentar explicarle la razón para que lo sacase de ahí, pero al ver como se acomodaba en el mostrador ya veía que incluso empezaba a ignorarla—Siempre te trato de la mejor manera posible aunque no te lo merezcas—Contesto algo desanimada en lo que le miraba a los ojos, y miraba rapidamente a ratitos al tigre que veía muy feliz por ver a la chica o eso es lo que veía la Ángel al verlo de esa manera. Claro que lo acaricio para saludarlo y le dedico su sonrisa de siempre, aunque le era difícil mantenerla cada vez que el vampiro estaba presente por algún razón. Su mera presencia a veces la desmotivaba y en otras le enfadaba porque no sabia comportarse ademas de que parecía disfrutar su sufrimiento.

—No, no espera Daniel's no hagas e....eso—Sip, intento para al animal hablándole aunque eso no significaba no hubiera intentado atrapar una maceta antes de que se cayera, atrapo una pero se le resbalo y de paso consiguió empujar a Azael, y el tigre, bueno el tigre se le subió a la cabeza—Aahw...las flores favoritas de la se..señora...—Sentía que le iban a caer las lagrimas de la tristeza, ella sabia cuanto significaban esas macetas, esas flores para él y su esposa, incluso no estaban a la venta, eran decoración. Se quedo mirando al suelo al mismo tiempo que soltaba un pequeño suspiro mientras sentía que el pequeño Daniel's le saltaba encima de la cabeza—Que hago...—La casi vampira se sentía en un problema, aquello que se había roto no podía conseguirlo en cualquier tienda, agradecía que la mayoría era de plástico pero la que estaba echa de loza no había sido comprado en la zona, sino en otro lugar y llevaba años en el local por lo que le habían contado.

Se levanto del mostrador con cuidado de que no se cayera el animal que parecía estar mordiéndole parte de la cabeza, ya que quien sabe porque no se cayo Daniel's en su intento de salvar aquel "jarrón" de loza y termino donde estaba. La chica miro a Azael, no enojada sino desanimada sabiendo que debía disculparse porque, lo había empujado y vamos que ahora no la chica no era un débil Ángel orador, su fuerza había incrementado y aun no lo notaba del todo—Lo..lo siento—Le quedo mirando, sintiendo mas que aparte del regaño del dueño vendría algo feo por parte del vampiro.

Salio detrás del mostrador rapidamente sin darle mucho tiempo al chico odioso de hablar para recoger los maceteros, limpiando el desastre del tigre sin antes ponérselo en la cabeza a Azael una vez sintiera que la había dejado de morder que casi siempre era solo un instante para cambiar de lado con el cual mordía. Se podía decir que la chica estaba acostumbrada ya a las travesuras del cachorro aunque no le hacían gracia alguna—Aaahg... a ver como repongo esto..—Murmuraba quejándose sin prestarle mucha atención al albino, no quería escuchar sus quejas ahora, aquello era un grave problema, mas que el leve empujón que le había dado SIN querer.

No paso mucho antes de que la rubia se fuera a la bodega a buscar una par de cosas tal vez algo exagerada para la situación como una palita, una mini escoba que tenían para limpiar y una bolsita, obviamente para meter los restos del jarrón/maceta especial. Claro que la rubia para entonces ya se había puesto sus guantes nuevamente, y al volver le presto mas atención a la tierra que a lo que podría estar haciendo Daniel's o el vampiro en ese momento mientras intentaba poner todo en orden.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Conociéndonos mejor

Mensaje por Harry Blume el Dom Ago 20, 2017 10:03 pm

TEMA CERRADO
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Otros
avatar

Dromes :
76451
Reputación :
5
Mensajes :
421

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Conociéndonos mejor

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.