6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Ficha sombría de Greed
Hoy a las 4:55 am por Greed

» LIBRO DE FIRMAS
Hoy a las 4:38 am por Tokusatsu kisune

» Tokusatsu Kitsune, el profesor acabado ID
Hoy a las 4:31 am por Tokusatsu kisune

» Not yet...
Hoy a las 4:04 am por Kasady Carnage

» Reserva de físicos
Hoy a las 3:48 am por Kasady Carnage

» No tomes nada... sin pedirles permiso
Hoy a las 3:16 am por Uruk Ishi Ir

» Dejo unas pocas dudas y me voy
Hoy a las 2:30 am por Uruk Ishi Ir

» Actualización de personaje.
Hoy a las 1:48 am por Gabriel Martizer

» El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-
Hoy a las 1:45 am por Bloop Brothers

» Ficha De Killua Zoldyck
Hoy a las 1:19 am por Killua Zoldyck

¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Dulce compañia?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Dulce compañia?

Mensaje por Invitado el Miér Mar 22, 2017 3:09 am


M
e encontraba por las calles de la ciudad de Éadrom, eran tiempos difíciles para la ciudad y se podía notar, al ver aquellas caras tristes que hacían que mi corazón se lamentaba de ver a la gente, sus ojos se veían triste, aún con vida, pero era común con los miembros de la secta por aquí, esto me recordaba a las incontables guerras civiles, que había presenciado en mis siglos de existencia, pues había existido desde el comienzo de la creación siendo una de las primeras en tener mi raza, mi memoria era confusa tal vez por el tiempo que había existido, aunque aún recordaba algunas cosas de mi pasado.

Los comercios habían abierto hace pocos días y se podía notar claramente por sus mercancías, yo vestida con un vestido largo de color blanco, una cinta roja cruzaba mi delgada cintura, mientras que un escote hacia lucir mis pechos, mi piel blanca brillaba un poco con el sol de la tarde, era normal las miradas en mí, pues era una joven alta, extremadamente alta, llegando a medir 1.85, un sombrero de gran tamaño como el de las damas inglesas posaba sobre mi cabeza, mi cabello caía directamente sobre mi espalda suelto, llegando hasta más debajo de mi cintura. Aunque la situación de la ciudad me preocupaba enfundaba una suave sonrisa, me detuve para ver algunos bolsos, mientras llevaba uno de color blanco en mis manos, que combinaba con todo mi vestuario, incluido los zapatos que eran del mismo color, aunque odiaba caminar, pues estos se mancharía, no quería levantar sospechas de mi raza, así que simplemente utilizaba mis pies.

-Qué asco todo el suelo esta sucio- dije pensando en voz alta, queriendo levitar, una vez que deje de ver los bolsos, eran bellos pero no había alguno que llamara mi atención, camine por un par de cuadras, hasta llegar a un pequeño café, el cual tenía mesas en la vereda, con unos hermosos floreros, con diferentes tipos de rosas en ello, eso me atrapo tanto que decidí sentarme, pidiendo un capuchino, pues el café era demasiado amargo y para amargarse estaba la vida, así que siempre comía cosas dulces, de no ser un balrog, mi cuerpo probablemente no sea el mismo.


avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dulce compañia?

Mensaje por Nikolay Lincer el Sáb Mar 25, 2017 5:09 pm

Calles

Day/Night 14:43 pm



Nikolay Lincer ─ Dulce compañia? Ciudad Éadrom / Calles

Un solo camino

L

as mañanas siempre eran un tanto ajetreadas, había olvidado por completo lo duro que solía resultar el inicio de alguna campaña en esas fechas, el cambio de estación volvía loco a cualquier modista y el hecho de querer presumir de sus últimos atuendos era un hecho clave que hacía exigir la más estricta profesionalidad. Para Nikolay era algo simple, no es que pensara que su trabajo era de menos pero sí que pensaba que los diseñadores y fotógrafos se tomaban demasiado a pecho aquel trabajo, como si el mundo se fuera a desprender de sus cimientos por el mero hecho de sacar mal una foto.
 
Tras numerosas quejas y discusiones entre ellos habian acordado otro día para la sesion, cosa que agradecia infinitamente, er amuy pesado tener que escuchar a dos personas discutir de temas tan superfluos e innecesarios como que color quedaba mejor de fondo para las fotos. Su cara se arrugó un poco pensando en lo estúpidos que eran al ir por la vida amargandose por semejante majadería. Un suspiro brotó de sus labios mientras caminaba por la calle algo más relajado tras tanto alboroto, él sí sabía cómo estar calmado pero hasta en esos momentos admitía que su genio podía salir a flote, entorpecer su día no era algo muy recomendable pero así eran las cosas.

Mientras caminaba por las calles pudo observar las ofertas de final de temporada, el no era mucho de comprar para eso tenía a sus modistas, era raro que él tuviera que decidir sobre su ropa, pero alguna vez lo hacía si le gustaba algo lo suficiente . Resignado sin gustarle nada de lo que veía decidió tomar algo para terminar de relajarse las cafeterías de la ciudad no eran especialmente tranquilizadoras pero cualquier cosa era mejor que soportar a dos histéricos gritar como locos.
 
Una vez llegó a la cafetería pudo comprobar que no había ni una sola mesa libre, en aquel instante solo se le pasaron dos posibilidades por la cabeza, el irse a cualquier otra y tener que seguir trasladándose o simplemente snetarse con alguna solitaria persona.Al ver a una chica sola entre la multitud optó por la más sencilla para él sentarse frente la joven, no es que fuera sociable o amable pero no era una opción esperar a que otro se fuera ni caminar más allá por un simple café -Disculpa no te molestare mucho, solo quiero un lugar donde sentarme-sabía que tenía que seguir una estricta conducta social bastante arraigada cosa que solía hacer bien aunque en aquellos casos cualquier otro hubiera optado por dar media vuelta y retirarse Nikolay era algo más agresivo y no le importaba compartir una mesa con alguien desconocido a fin de cuentas era solo compartir una superficie durante unos minutos.




 Ʊ  

avatar

Dromes :
22130
Reputación :
5
Mensajes :
81

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dulce compañia?

Mensaje por Invitado el Lun Mar 27, 2017 7:19 pm


[/i]
M
e encontraba en mi mundo, pensando en cosas arbitrarias y sin sentido alguno mientras esperaba mi capuchino, unas masas dulces, de diversos colores estaban sobre la mesa, estas las había comprado y comenzado a comer, de manera tranquila mientras miraba la mesa, pero todos mis pensamientos fueron borrados al escuchar una voz varonil, un sujeto de un aspecto que me dejar pensando por unos instantes, no es que fuera guapo o me había despertado algún sentimiento, solo que aquellos ojos y cabellos eran por demás familiares, tenía características únicas, como la de una de mis hermanas y ese simple hecho me había dejado en Shock por unos segundos.

-Si no veo problema- dije con una sonrisa al darme cuenta de mi estado – Un gusto soy Emily Victoria de la casa Frankenstein, es un gusto en conocerte, sabes te pareces mucho a mi hermana a primera vista- dijo llevándose la mano para acomodar uno de los mechones de su cabello, mientras que por un acto de auto reflejo, más bien que otra cosa atraje el plato con los dulces hacia mí.

Era egoísta en ese sentido, pues los dulces eran míos y no daba nada de lo que fuera mío a nadie, a menos que me lo sacaran por la fuerza y debo admitir que son pocos los que se animaban a hacer aquel acto, pues como miembro de mi familia, había aprendido el arte de la guerra al igual que mis dos hermanas y si me tenía que ir a los tortazos limpios por algo que era mío lo aria sin dudar.

Me volví a concentrar en el chico, aunque siempre hablaba mucho me costaba un poco iniciar las conversaciones, además el joven no tenía aspecto de querer hablar mucho –Soy gerente de un hotel y voy al instituto –tratando de comenzar la conversación -¿Y tú a que te dedicas?- pregunte sin miramientos sosteniendo una sonrisa en un tono amable.

                                                       

Viktor Frankenstein - Reki Frankenstein - Emily Frankenstein - Jeanne Frankenstein- Ban Boraychoo
[i]
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dulce compañia?

Mensaje por Nikolay Lincer el Vie Mar 31, 2017 1:39 pm

Calles

Day/Night 14:43 pm



Nikolay Lincer ─ Dulce compañia? Ciudad Éadrom / Calles

Un solo camino

L

a mirada de este se centró en la joven al escuchar que no había problema, mejor que mejor , no tenía ganas de tratar de hacer entender a nadie que el compartir una mesa no es nada más allá de estar en una superficie plana - Bien, me alegro -encogió sus hombros apoyando un brazo sobre la mesa, alzando una ceja en cuanto dijo que se parecía a su hermana - ¿A si? -realmente dudaba que alguien fuera tan guapo como el (?) se lo tenía bastante creído , no por algo era modelo , así que el hecho de que alguien se le parecía le pareció hasta gracioso.
 
No se percató aquel gesto de lamuchacha de atraer su plato hacía ella, no era muy atento a esos gestos además de que que él mismo era un tanto acaparador y no veía mal dichos actos, después de todo cada cual tenía sus propias cosas y lo de compartir era algo muy opcional en su cabeza. Con la mirada busco al mesero  a quien le pidió un batido de chocolate  además de un gran trozo de tarta de lo mismo, era un adicto a dicho alimento, le ayudaba a relajarse y estar de buen humor, no entendía cómo la gente podía tomar cosas amarga con una gran sonrisa, para él era una tortura a su paladar.
 
Volvió a centrarse en la joven quien parecía que tenía ganas de hablar, apoyó su barbilla sobre su brazo apoyado sobre la mesa - ¿El instituto? Que aburrido-él jamás había estudiado nada en ninguna institución, todo lo que sabía era porque le enseñaron en privado o él mismo había investigado por gusto propio - Soy modelo -saco una revista que llevaba encima mostrándole una foto suya dentro de ella - Solo de ropa asique no me verás en grandes comerciales, pero se cobra bien-eso en gran medida era cierto, solo había tomado aquel trabajo por la cantidad que daban solo por estar ahí y ser “atractivo” , los humanos habían creado un trabajo perfecto para él,no se necesitaba grandes dote sni estudios además de que la interacción con gente externa era escasa por no decir que se limitaba a el fotógrafo y los diseñadores.
 
- No es tan divertido como estudiar pero tengo lo que quiero-dijo con cierto sarcasmo la primera parte-  No me veras quejarme eso te lo aseguro -sonrió un poco pensando en que antes era muy diferente su vida y gracias a aquel trabajo había dado un giro completo. Observó al mesero volver con lo pedido tomando enseguida aquel batido entre sus manos dando un gran sorbo  relamiendo sus labios una vez tragó aquel delicioso brebaje algo más calmado tras saciar su ansiedad con azúcar, normalmente la gente tiende a comer por estrés , algo muy parecido le ocurría a Nikolay desde siempre cuando se sentía agobiado o mal se atiborra pero solo a chocolates o golosinas le levantaban el ánimo.




 Ʊ  

avatar

Dromes :
22130
Reputación :
5
Mensajes :
81

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dulce compañia?

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 01, 2017 8:54 pm


M
ientras esperaba mi pedido un capuchino había llegado, mire a ves de la alargada tasa para notar que mi rostro había cambiado, pues era normal cambiar la apariencia a los largos de los milenios para no ser identificada por aquellos que eran mis enemigos, enemigos que no podía recordar, cerebro idiota por lo menos eso, pues sentía a veces que solo poseía fragmentos de mi memoria, pero con un nuevo cuerpo mis poderes habían vuelto a la normalidad, como aquella horripilante forma.

Mire al joven cuando comenzó a hablar, no le prestó atención a mi nombre y no me dijo el de él, para que me había acostumbrado a la alta cuna era una falta de educación, pero no le diría nada, pues tal vez, solo era el hecho de que él sea modelo y su ego por ser reconocidos, quien sabe en realidad lo que le pasaba por la cabeza de quien estaba enfrente de mí, aun así mantuve la calma y aquella enorme sonrisa afectuosa hacia él.

Mis ojos carmelia, se pusieron sobre los suyos cuando dijo que el instituto era aburrido, tome aire y dije –Si para algunos es aburridos, en especial para aquellos que no saben que buscar, en mi caso me resulta de lo más entretenido, el hecho de poder sociabilizar con los jóvenes, pues ellos son divertidos, además del hecho de encontrar el amor, ese amor juvenil o simplemente solo verlo como actúa en el corazón de los jóvenes, me llena de alegría al igual cuando lamentablemente se termina – dijo mostrando una sonrisa pícara en su rostro, sin apartar la vista del joven.

Mire las fotos que me mostro de aquella revista de moda, carajo tiene más en común con mi hermana de lo que pensé –Sabes, mi hermana también es modelo, de una marca militar, sus revistas solo se encentran en Suiza, pues parece que tienes más en común con ella de lo que pensé, sus ojos, su cabello, esa tez delicada y también su profesión, solo me falta que me digas que eres un experto en armas de fuego y perteneces a un grupo de mercenarios- comento en son de chiste aquellas últimas palabras, aunque quien estaba delante de mí no tenía un rostro muy alegre o mejor dicho dado a este estilo de habla.

Me había provocado con aquellas palabras sarcásticas, sentí como una pequeña opresión en el pecho, una suave, calmada y tranquila, mire a su rostro y dije jugando un poco, después de todo seguía siendo un demonio y había ciertos guiños de mi personalidad que no podía cambiar –Uhg… ya veo… si es divertido… por lo menos ayuda a utilizar el cerebro para que no se oxide…- comente en un tono un poco más lento y directo aun así suave.


                                                       

Viktor Frankenstein - Reki Frankenstein - Emily Frankenstein - Jeanne Frankenstein- Ban Boraychoo
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dulce compañia?

Mensaje por Nikolay Lincer el Mar Abr 11, 2017 2:42 pm

Calles

Day/Night 14:43 pm



Nikolay Lincer ─ Dulce compañia? Ciudad Éadrom / Calles

Un solo camino

A

guanto la risa al escuchar lo de que era divertido socializar o encontrar un amor juvenil, le resultaba cómico pues para él era algo sumamente absurdo, en su corazón no había nada más que resentimiento y amargura y quizás algo de egolatría pero aparte de eso  en él no entraba ninguna idea de sociabilizar o entablar ningún lazo con nadie, había perdido aquel interés incluso antes de llegar a ser adolescente y ahora que era un viejo ermitaño de más de mil años no iba a cambiar de opinión, los convencionalismos sociales, de la escuela el trabajo, fiestas, todo le parecía sumamente vacío y carente de sentido, estaba igual de podrido y sucio por dentro se relaciona o no , era mejor evitar algo que encima le incomodaba no iba a ayudarle en absoluto -Lo lamento, a mi esas cosas me parecen sumamente vacias -no iba a entrar en un debate de porque le era sumamente aburrido.

Se rio suavemente y se inclinó hacia delante- ¿También tiene el mismo tono de pelo y ojos? ¿Quizás somos hermanos y todo?-bromeo aunque no sería tan descabellado sino fuera porque su madre había muerto seguramente hubiera tenido muchos más hijos por el mundo con aquella vida de libertina que vivía no sería nada extraño -No soy experto en armas de fuego -movió su cabeza- Mercenarios o locos como una cabra -no sabía cómo definir al grupo al que se había unido, la mala impresión que se había llevado de todos ellos era bastante fuerte y ni quería pensar mucho en lo que se había metido, si tuviera que definirlos con una sola palabra quizás se hubiera referido a ellos como “patanes” , si era cierto que a su padre le miran con otros ojos los demás no le ofrecían nada por lo cual querer compartir más de dos palabras, le daban mal rollo y no sabía si quiera podía darles la espalda, incluso desconfiaba de su padre  pero sin duda era parte de ellos.

Al parecer le había ofendido el hecho de menospreciar las clases, quizás porque ella era estudiante aunque tenía entendido que la mayoria de jovenes odiaban los estudios sería raro encontrarse con una que los apreciara - Si te preocupas por mi cerebro no te preocupes, está perfectamente -encogió sus hombros con tranquilidad no se ofendió tan fácilmente- Yo he estudiado toda mi vida por mi cuenta no es necesario ningún edificio de adoctrinar -comentó mientras miraba llegar al mesero con su batido y tarta de chocolate - No te ofendas solo es un comentario a fin de cuentas que sabré yo -sonrió falsamente mientras bebía un poco del batido- solo soy modelo-le encantaba utilizar su profesión como excusa par hacerse el idiota, la vida era mucho más fácil cuando la gente no creía que supieras sumar dos más dos correctamente , así se libraba de contestar más de lo necesario y no necesitaba dar explicaciones a nadie si comentaba algo fuera de lugar , simplemente daban por hecho que las palabras las soltaba porque si.




 Ʊ  

avatar

Dromes :
22130
Reputación :
5
Mensajes :
81

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dulce compañia?

Mensaje por Invitado el Vie Abr 14, 2017 10:44 pm


M
ire atentamente aquella risa y no pude evitar reír, pues era contagiosa, o simplemente la guerra para mi había comenzado, pues entendía las cosas que me decía pero era tarde la primavera en el aire y bueno ustedes saben, no todos los días se encuentra una con un modelo para jugar un rato a la niña enamorada, pues era de mi juegos preferidos, por eso estaba en el instituto después de todo.

Que me llamo la atención de él, tal vez su aspecto familiar, o el simple hecho de que estaba bueno, su ego no se bien la verdad, pero me había atrapado o mejor dicho, sería un buen compañero de juegos, o eso creía, quien sabe solo dios es el que sabe todas las cosas y como no me llevo muy bien con él, creo que no le podría preguntar del asunto.

Cuando hablo de su vida, escuche con atención mirándole directamente a los ojos, sin voltear ni siquiera por un segundo, el chico se veía seguro cuando hablaba y parecía estar convencido de que las cosas como el amor juvenil estaban completamente fuera de su alcance, otro dato similar al de Reki, pues ella pensaba que el amor era una pérdida de tiempo – Ya veo, cada quien con sus cosas ¿no? – comente tratando de cerrar el tema del instituto de una vez por todas. Mis orbes carmelia se habían posado en él, hasta que el chocolate y el batido que el habían pedido llego a la mesa, mientras que yo tome una pequeña porción de los dulces que estaban ahí y lo lleve con cuidado a mi boca, para saborearlo.

Reí al escuchar la broma de los hermanos, no por el hecho de que no podía ser real, en esta ciudad las cosas más extrañas, son el vivir cotidiano –Lo dudo, pues ella es hija de un rayo- dije en tono tranquilo y amable, pues Reki era de la primera línea de elementales, no era como aquellos que nacen de padres eh hijos. –Así que estas en un grupo de cabras locas- dije a modo de broma, pero sabía que en la ciudad una o dos pandillas de maleantes o gente común se estaba formando, como era en mi caso los Mugiwara, pero bueno eso es otra historia –Si entiendo, pues digamos que mi pandilla es un poco… -busque una palabra en mi mente para describirlos –Diferente- fue la única que se me ocurrió para no decir nada malo de ellos.

Pero aquellas palabras fuera de lugar de mi parte fueron contestadas de inmediato por el joven. Diablos me había dejado llevar y mi boca había largado algo que comúnmente no lo aria. “Como pude decir eso, soy una niña mala, tendré que enmendar mi error de alguna manera”  pero decidí seguir con la conversación sin darle importancia a esa respuesta –Ya veo, pero no todo se puede aprender de los libros, hay que vivir disfrutar, tener sexo o simplemente ser romántica, todas esas cosas le dan un sabor exquisito a la vida y el instituto es el lugar donde esas cosas suceden- comente tranquila y de forma amable, mientras le mostraba una sonrisa.

-Yo me pregunto, como es posible que aún se siga utilizando esa práctica tan anticuada, de estudiar en casa- comente tranquila, hasta que me di cuenta de lo que había dicho –No… no… no… quise decirte viejo ni nada de eso, solo es que me surgió esa duda… lo siento, de verdad soy una irrespetuosa- comente tratando de corregir mis móldales, que de por si parecían perfectos a primera vista, pero vamos era una Balrog y no podía negar mi naturaleza, por más que quisiera.

                                                       

Viktor Frankenstein - Reki Frankenstein - Emily Frankenstein - Jeanne Frankenstein- Ban Boraychoo
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dulce compañia?

Mensaje por Nikolay Lincer el Miér Mayo 24, 2017 11:17 am

Calles

Day/Night 14:43 pm



Nikolay Lincer ─ Dulce compañia? Ciudad Éadrom / Calles

Un solo camino

A

gradeció que la joven no quisiera seguir con el tema del amor juvenil, para el esas cosas no existian, solo existía la necesidad biológica de reproducirse y no es que a él le interesara en lo más mínimo dejar descendencia en el mundo, tampoco creía que pudiera ser buen padre, su referente de familia y de cariño no había sido el más sano y lo sabía, lo único que podía pasarle a él por la cabeza cuando escuchaba la palabra “amor” era aquello, un sin sentido de sentimientos con el único fin de procrear, extrañamente aunque su madre no lo hacía con ese fin ya que era sucubo el no queria verlo como algo placentero o atrayente anulaba por completo su pàrte de incubó por todos los medios, aunque por suerte o  extrañamente  nunca había tenido la necesidad de ello, quizás porque estaba lo suficientemente roto por dentro como para estar completamente en contra de todo lo que era o porque quizás tuvo la infinita suerte de que su parte dragon predominara sobre lo demás.

-¿De un rayo? -Su expresión cambió a una cómica, así que su hermana era una elemental- que suerte, ya me gustaría a mí ser hijo de un rayo -comentó pensando en lo sencilla que hubiera sido su vida si su único pariente hubiera sido un rayo sin más -Sí algo así, aunque lo dicho son un grupo bastante inaguantable en general-no quería decir nada más allá de eso no tenía ganas de hablar de ellos, no le gustaba aquel grupo ni los conocía lo suficiente para criticar en más profundidad -¿Diferente? Que amable -sonrió de lado mientras jugaba con sus dedos sobre la mesa - Me preguntó quién tiene el grupo más rarito, te apuesto que el mio es peor -se rió pensando en ello negando pues no iba a apostar de verdad solo pensaba que nadie podría superar a esos ocho.


Se apoyó sobre la mesa mientras bebía su batido de chocolate con tranquilidad escuchandola por encima colocando una ligera mueca  - No veo la necesidad de ello -comentó con suavidad pues no estaba ni discutiendo ni debatiendo en absoluto, cada cual tenía sus ideas y la suya era firme - Nunca he sentido el deseo de querer nada de ellos, las personas son tóxicas e innecesarias, puedo vivir a la perfección sin relacionarme -volvió a su batido de chocolate mientras pensaba que nunca había tenido grandes relaciones ni mucho menos amistades, hoy a día fingí cortesía con quien le interesaba, sobre todo modista so diseñadores que le regalaban cosas simplemente por probarse sus diseños.

Una risotada salio de sus labios -Si es anticuada , pero es la mejor a mi ver, educar a niños en masa para que los adoctrinen a un sistema de trabajo plano y escalonado, donde el único mérito por pensar en lamer el culo a tus superiores no lo veo muy avanzado, antes se enseñaba para ser culto, alguien distinguido y de prestigio, ahora solo sirve para ser uno más en la cadera - encogió uno de sus hombros ladeando su cabeza- Soy viejo , no me importa, la edad no es que me importe he vivido mucho más de lo que me hubiera gustado no me ofende, es algo que está ahí además-volvió a su actitud ególatra pasando su mano por su pelo coqueto- Nadie diría que tengo un milenio encima, no por algo vivo de mi imagen -dio un bocado a su pastel de chocolate soltando un suave suspiro placentero, había pocas cosas en el mundo que le pusieran de buen humor pero el chocolate era una de sus favoritas -Te agobias demasiado por unas cuantas palabras-comentó entre bocado y bocado - No me importa lo que digas si quieres ser sincera adelante, las verdades no deberían ser una ofensa y las mentiras al no ser reales tampoco pues son injurias y por tanto dan igual -sonrió mientras seguía con su tarta.



 Ʊ  

avatar

Dromes :
22130
Reputación :
5
Mensajes :
81

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dulce compañia?

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 26, 2017 1:33 am

Lo miro a los ojos escuchando aquellas, palabras mientras que el último bocadillo. El cual ya estaba en la mano de la joven, fue devorado por la misma. Tomo un poco de aquella infusión que había pedido, para luego dar una risa coqueta y decir con alegría –Hijo de un rayo, me parece un poco electrificante la idea, pero de seguro es mucho mejor que ser la hija de un ser demente y despiadado- comento hablando de su pasado, cosa que no hacía muy a menudo. Claro no se refería a Viktor Frankenstein, si no a su verdadero padre, quien solo recordaba su nombre. Pues no tenía memorias de su pasado.

Cuando comentaba de su grupo de cabras locas, la joven presto especial atención, tratando de entender de qué tipo de gente se trataba. Pero esta no fue mucha, ella sonrió al escuchar que le había dicho que eran amable al decirle diferente, pero eso le dio pie para decir algunas cosas –Pues digamos que son personas amables, un poco locas y el líder parece sacado de un manga, de esas personas que por más torpes que sean, siempre le salen bien las cosas. Pero bueno, prefiero eso a un villano cannon de un manga de mala muerte, con sus discursos de la maldad y bla bla bla- dio una pequeña carcajada mientras pensaba en la idea de estar en un grupo así. –Luego de lo que dije, creo que soy yo quien posee el grupo más especial- comento –Pero me divierte mucho estar en el- En eso no mentía, es más generalmente ella hacia las cosas, por el simple hecho de que fuera divertido.

Escucho sobre aquellas palabras, colocando un codo en la mesa y apoyando su cabeza en la mano, mientras observaba hablar al joven “Es lindo, aunque es verdad que su mirada refleja odio y soledad, es una pena, con ese cuerpo y esa personalidad, hay las cosas que aria” comento calmada, en su mente sin dar una sola muesca de lo que pensaba. –Todos necesitamos relacionarnos, míranos ahora, es cierto que no me necesitas, podrías encontrado una simple mesa, o buscado otro lugar para tomar un café y venos, aquí los dos charlando como si nos conociéramos de toda la vida.- Menciono, para refutar aquella idea del modelo guapísimo, que estaba enfrente de ella.

Se encogió de hombros y comento sobre el siguiente tema de conversación – Pues la verdad, todo depende de cómo lo veas, tengo más años de los que aparento, pero por lo que he vivido, este mundo se está  a la mier…- “Casi se me escapa una palabrota, que mal de mí” –Se está yendo al diablo- dijo tranquila la joven, mientras terminaba su infusión. – Pero es divertido, ver como todo se pone de cabeza, ¿no crees?-

Cuando escucho la edad de aquel chico “Que, no estoy tratando con un niño inexperto” dijo en la mente. Entendía que tendría que ir con más cuidado, aunque le asombraba que el joven no hubiera conocido el amor en tanto tiempo. “Seguro es descendiente de los demonios” pensó, tratando de catalogar las razas que lo sobrevaloraban. “Creo que es mejor que me presente, realmente” –Pues… como veraz… Soy una de las hijas del infierno, aunque no podría decirte cuantos años tengo. Ya que nací cuando aún no existía nada de lo que conoces, soy… de los ángeles que lucharon al favor de Lucifer.-  Comento apenada, como si toda aquella alegría desbordante hubiera desaparecido. Evitando decir la palabra demonio, pues por alguna extraña razón odiaba aquel lugar y todos lo que lo habitaban, aunque esos recuerdos estaban perdidos en algún lugar.

Luego de aquellas palabras, se levantó. Sacudió las migajas de las diferentes cosas dulces que había comido. Acomodo su vestido y dio media vuelta a la mesa. Quedando frente al joven extendió la mano y dijo – ¿Me acompañarías a comprar un vestido? Es que tengo una fiesta importante y necesito la opinión de un experto como tú- Había entendido que quien estaba enfrente de ella, era alguien que se vanagloriaba mucho y atacar a su ego, tal vez era una buena manera de poder estar un rato más con él, para tratar de cautivarlo.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Dulce compañia?

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.