FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Crónicas de una colisión (Aliisa Nyund)
Ayer a las 11:09 pm por Tashiro Monji

» Sugerencia - "Mejora de Raza"
Ayer a las 10:53 pm por Acce Neolightning.

» La enorme espada de Zephyr ~Privado~
Ayer a las 10:09 pm por Zephyr

» CAPITULO III: ¡LA GUERRA! (CALLES)
Ayer a las 9:53 pm por Ambientacion

» El Linche Perdido
Ayer a las 9:02 pm por Momonga

» De paseo por el parque... (priv Enju Moe)
Ayer a las 8:59 pm por Enju Moe

» Reserva de físicos
Ayer a las 8:54 pm por Emma Hawkins

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 8:49 pm por Emma Hawkins

» El fin del camino y el principio de otro
Ayer a las 7:49 pm por Stein

» Ex-SOLDADO [Cloud ID]
Ayer a las 7:30 pm por Cloud

CONOCE A TU STAFF
¡NUEVOS MIEMBROS!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Y la curiosidad ganó

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Y la curiosidad ganó

Mensaje por Kisa Hitsugaya el Sáb Mar 18, 2017 8:35 pm

Otro día hermoso en Éadrom, bueno eso era más un decir que otra cosa, ya que el clima podía variar de una hora a otra y con ello se vería afectado el bello cielo despejado que se pintaba ahora sobre la ciudad. Bien, Kisa no podía decir que no sería agradable que se nublara e incluso que lloviera, como ser que controla el hielo los climas calurosos le sientan mal y hoy no era uno de esos días pero sí había sol así que la temperatura no tardaría mucho en subir si se mantenía de esa manera. Ahh, creo que es un poco triste ser tan susceptible al clima y no ser capaz de disfrutar con plenitud un bello día soleado. Detalles o "pago" por ser de aquella raza, sin embargo...todos tienen sus debilidades a fin de cuentas. ¡Así que a levantar la cara y sonre...! ¿no?. No, Hitsugaya no era una persona sonriente. Era de esas personas que siempre parecen estar de malhumor, con el ceño fruncido, sus contestaciones poco educadas y sus inconfundibles quejas(? . Sí, no es alguien simpático supongo.

Así es, lamentablemente aquel pequeño de cabellos pálidos que se revolvía entre las sábanas por culpa de unos atrevidos rayos solares que se colaban en su habitación sin importarles nada. —Hmm...-—Despertarse de esa manera no era algo que te bañara con buenas energías, al menos para el albino era todo lo contrario, y luego de intentar ignorar esa molesta claridad en conjunto con una sensación de calidez, se decidió a levantarse de una vez. Con pereza, muchísima pereza se sentó en la cama mientras intentaba que sus ojos se acostumbraran a la luz, cosa que le costó un poco por lo que tuvo que resfregarlos un par de veces con sus manos para terminar de despertar.

No sabía la hora, ni tampoco le interesaba.

Todo despeinado y descuidado como estaba fue de su cuarto a la cocina para husmear en el refrigerador alguna clase de cosa que pudiera tomar como desayuno. Cocinar no estaba en la lista de "cosas por hacer de hoy". Abrió la heladera y al notar que no había nada decente apoyo su brazo en la puerta del aparato para así poder apoyarse en la misma. Claramente tenía flojera y que no tuviera nada de comer no le daba más energía para ir de compras. Suspiró, cerró la heladera y dejó que su cuerpo cayera sobre una de las sillas de la sala quedando en una posición encorvada, con los codos en sus piernas mientras miraba el suelo y . —Tendré que ir a comprar— Apoyó su espalda en el respaldo del asiento mientras que tiró su cabeza hacía atrás para mirar el techo en silencio, en verdad no era el mejor día para él.

En fin, luego de lavarse la cara, simplemente eso porque ni siquiera se cambió la ropa con la que había dormido: una remera y un pantalon casual(?, salió del departamento, no sin antes agarrar su espada, y sin cuestionarse mucho su apariencia o la hora partió en búsqueda de comida.  La verdad, el horario era todo un tema porque tampoco tenía reloj ya que el anterior lo había roto por bruto, no saber apagar una alarma que ni ni siquiera comprendió como la puso, bueno~ hora, día, era lo mismo para él. Le daba expresamente igual asistir a clases o no, así que si era un día de semana tampoco iba a preocuparse y si era un fin de semana pues, tampoco tenía nada que hacer realmente.

Simplemente caminó entre las personas, sin ocultar su falta de interés descomunal por lo de "qué dirán". Después de todo era un "niño", recién levantado y con una espada que casi lo supera en altura. Que lo miraran raro ya era más que costumbre, mientras no se acercaran a molestar todo estaría tranquilo y no tendría razones para sacar su lado salvaje(?.

¿Qué compraré?— Sus orbes turquesas paseaban de vitrina en vitrina buscando algo que lograra llamar su atención, de momento no tenía mucha hambre por lo que tampoco estaba presuroso por comer, así que iba a curiosear todo el tiempo que su estómago se lo permitiera, con calma y tranquilidad para así intentar envolverse con los buenos aires que la ciudad.
Disipar su malhumor y desgano era cuestión de tiempo... al menos lo de la falta de ganas, lo otro era mucho más complicado de esfumar. (?


Habla — "Piensa" Narración  Ficha Cronología Npc

【十】
— "Hyorinmaru habla con Kisa"—
❆:


eep:

Esto no es amor(?:



avatar

Salón :
1 A
Dromes :
15722
Reputación :
157
Mensajes :
1105

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Y la curiosidad ganó

Mensaje por Invitado el Dom Mar 19, 2017 12:38 pm

Centro de la ciudad de Éadrom, Martes. 8:15 am

¿Cuál es la diferencia entre los seres humanos y las bestias salvajes? Para Yue Wan la respuesta es "Ninguna", incluso te contestaría que aquellos que piensan ser la raza más inteligente y desarrollada son meros cerdos comparados con los animales. Luego caería cuenta que ahora esta atrapada en un insignificante cuerpo humano y te golpearía hasta la muerte por recordárselo.

Para buena suerte de los habitantes, Yue solo aparecía tres veces a la semana en este plano, e incluso pocos de esos días los pasaba en la ciudad o sus alrededores. Su acuerdo con Xiao Yao fue que ella tendría los martes, jueves y sábados para manifestarse de forma física; mientras que él usaría los días restantes. A diferencia de su amado colega domador, Yue no hacía el mínimo esfuerzo por socializar y aprender de este lugar. La mayor parte de su tiempo se dedicaba a experimentar con los animales del bosque o del mar, tratando de encontrar la manera de que su alma volviese a tener su poder anterior y dejara de estar limitada.

Aunque llegó a ostentar el título de reina por unos años en realidad estaba a gusto lejos de las comodidades. En el bosque le era más fácil conciliar el sueño, y podía intercambiar lugares con Xiao sin preocuparse de ser vista. En la mañana de hoy despertó de un usual malhumor, esta vez causado por la acumulación de frustración en su investigación sumado al hecho que tuvo que soportar a una mocosa atrevida que coqueteaba con Xiao ayer.

Sin ganas de mortificarse más por ello aprovechó el buen clima para refrescarse en el lago cuyas aguas fueron temperadas por la fría noche, despertando por completo sus sentidos. Era curioso cómo en un rango de un metro a la redonda ninguna forma de vida se atrevía a acercarse a ella, e incluso cuando nadaba todos la evitaban. Emitía una completa aura de opresión contra toda bestia ~Al menos pude conservar esto~ Mientras enjuagaba su cuerpo habló con ella misma. ~Posiblemente hubiese elegido el suicidio de no ser así.~ Para ella, ser una Domadora de Bestias era lo único bueno que tenía... el único motivo por que la mantuvieron con vida.

Completó la limpieza de su cuerpo y salió del agua, se puso un vestido negro, amarró su látigo como si fuera un cinturón, seleccionó unas medias hasta las rodillas y decidió ir a la ciudad a distraer su mente ya que se enteró de la existencia de una tienda de raras mascotas donde podría encontrar algún ejemplar único con el cual probar sus hipótesis. No le tomó más de media hora encontrar la carretera principal y otra media hora más llegar al corazón de la ciudad. A partir de allí se tomó su tiempo para explorar con la mirada los alrededores.

Sin tomar importancia en la mirada de algunos transeúntes continuó avanzando por las ruidosas cuadras comerciales. Todo tipo de artefactos eléctricos considerados comunes aquí causarían una conmoción en su país, simplemente era ridícula la diferencia de desarrollo tecnológico en ambos planos. Sumida en sus pensamientos no se percató que al pasar un callejón oscuro dos hombres comenzaron a seguirla. Al ver su rostro notarías sus sucias intenciones pues les era complicado disimular su lujuria. Pasando por una zona sin muchos testigos el que parecía más corpulento la sujetó del cuello desde atrás y la arrastró hasta la oscuridad mientras que su secuaz se aseguraba de que nadie los siguiese.

"¡Alguien, Ayuda! ¡Por favor detengan esto!" Dentro de la mente de Yue resonaban también los pensamientos de Xiao, después de todo compartían existencia. El pedido desesperado del joven hizo que la albina sonriera mientras era llevada a un descampado. "Si no hacen nada ella terminará matándolos"
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Y la curiosidad ganó

Mensaje por Kisa Hitsugaya el Dom Abr 16, 2017 11:31 am

Cada vidriera que se cruzaba en su mirada era razón suficiente para detener sus pasos y tomarse unos minutos para admirar cada uno de los diferentes objetos que las mismas exhibían en su interior. No era bueno en eso de reconocer comidas o objetos así que se tomaba su tiempo para armar en su cabeza una lista de posibles nombres y las funciones que las cosas cumplían, por otra parte, en las comidas, intentaba identificar sus componentes más notorios pero como era un asco en la cocina tampoco tenía mucho éxito en eso por culpa de su inexperiencia en lo que a aspectos culinarios se refiere pero tampoco era algo productivo aquello que estaba haciendo, simplemente perdía el tiempo. En fin, no era como que tuviera mucho por hacer, al menos no algo que recordara, a lo mejor tenía que ir al instituto y él de distraído mirando escaparates como mujer deseosa en comprar nueva ropa, sí así de vueltas estaba dando en eligir algo para comer.

Ahh~ los comentarios no tardaron en llegar a sus oídos pero nos les presto la atención requerida como para molestarse por aquellos murmullos de personas curiosas, "Mmm." Podía ver su reflejo en los vidrios, sinceramente estaba muy poco arreglado, lo justo para estar en casa pero muy descuidado para salir a la luz del mundo con esas pintas. Se pasó su mano por sus cabellos para intentar, de manera fallida, acomodarlos un poco; si Kisa era rebelde, esos cabellos eran el doble de rebeldes(? Parecía que sin ayuda de un poco de agua no iba a lograr mejorar su aspecto. Se encogió de hombros, al menos lo había intentado y tampoco le molesta ir por las calles con esas pintas de recién haber dejado la cama.

Cada loco con su tema(?.

Continuó tonteando de esa manera por algún tiempo más hasta que se cruzó con una tienda bastante curiosa. No era una tienda tan grande ni tan  llamativa en el sentido de elegancia pero tenía su encanto de humildad por todos lados. Se acercó, — Disculpe.— Miró a la anciana que se asomaba con una sonrisa para recibirlo. — Bienvenido, ¿quieres un dulce pequeño?.— Asintió en silencio. — De acuerdo, pero debes esperar un poco. Todavía no está listo.— La mujer sonrió y se puso a controlar los pequeños pasteles en forma de pez. Así es, iba a comer un rico Taiyaki y como no tenía prisa tampoco le preocupó tener que esperar un poco.  

No pasaban muchos por ese puestito ambulante y era comprensible, con tantas tiendas llamativas que adornaban la ciudad, normal que un puesto callejero no tuviera una cantidad considerable de clientes pero bueno, ahí estaba Hitsugaya, mirando a los lados para encontrar algo con que distraerse. Nada a su alrededor consiguió a traerlo, al menos no desde el sentido visual pero la cosa cambió cuando fue receptor de un sonido poco normal. Levantó la ceja y se volteó hacia el lugar emisor de aquello, una zona oscura, un callejón cercano y evitado por los paseantes. Miró a la señora y pensó en irse sin decir nada pero prefirió avisar, — Enseguida regreso.— Otra sonrisa amable por parte de la dueña y se fue a curiosear, como era tan propio en él.

Normalmente lo que se acostumbraba en estos casos era ir con cuidado, asomar la cabeza levemente y luego indagar un poco, decir si es correcto entrometerse o no...pero Kisa solía apartarse de lo catalogado como "normal". Se apareció en la entrada del callejón, tal y como lo haría en alguna tienda o algo así y observó todo con atención. La espalda de un hombre fue todo lo que pudo ver en un principio pero cuando éste se giro para clavar sus ojos en su pequeña silueta, logró distinguir entre la penumbra otro hombre con un ¿una chica?. La escena estaba un poco rara. — No deberías espiar, crío.— El albino no tenía la intención de envolverse más en esa situación pero bueno, sin esperar ese hombre ya estaba abalanzándose sobre él. — ¿Uh?.— De forma tranquilo se movió a un lado para esquivar el agarre del mayor. Estaba como monja en burdel, no entendía en qué se había metido pero tenía que dejar en claro algo. Se puso delante del pobre infeliz que se quejaba en el suelo por haberse dado el rostro contra el suelo y lo tomó del cuello de su ropa para levantarlo. — No soy un crió.— Mencionó de manera seria y, para el deleite del contrario, estampo el rostro de su compañero contra el suelo para que no volviera a levantarse por un tiempo. No sabía dónde se metió pero fue la distracción que necesitaba. — ¿Algo para decir?.— Soltó la pregunta buscando como receptor principal al hombre "ocupado" con la chica.  

Mientras que en el callejón se vivía una sensación de tensión, fuera de ese mundo estaba la anciana que tarareaba una canción mientras le daba los últimos toques a el dulce. Lo puso en una bolsa y miró hacia la dirección que Kisa se había ido. — ¡Listo el dulce!.— Grito con alegría a la vez que volvía a darse la vuelta para controlar los demás pasteles meneando sus caderas levemente al ritmo de su tarareo, era una anciana con mucha energía.(?


Habla — "Piensa" Narración  Ficha Cronología Npc

【十】
— "Hyorinmaru habla con Kisa"—
❆:


eep:

Esto no es amor(?:



avatar

Salón :
1 A
Dromes :
15722
Reputación :
157
Mensajes :
1105

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Y la curiosidad ganó

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.