6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Una caja y malas bromas [Priv. Luka Crosszeria]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Una caja y malas bromas [Priv. Luka Crosszeria]

Mensaje por Gabrielle Curie el Lun Mar 06, 2017 5:40 pm

Iba ya atardeciendo y tocaban las últimas campanas en el instituto. La tarde había sido extenuante, cumplía doble turno en deporte y además era encargada de limpiar su salón, además de que el clima estaba extrañamente húmedo y a la vez cálido, desagradable y pegajoso. Así que con todo eso rejuntado en un mismo día, la campana fue como un grito de los cielos que venían a recatarla. Suspiró aliviada mientras ponía un pie fuera del edificio, pero casi al mismo tiempo, su celular emitió un pequeño pitido. Extrañada, se lo sacó del bolsillo para revisar. No le era común recibir mensajes o llamadas siendo tan nueva y tan solitaria como ella.
“He dejado una caja en la paquetería de la ciudad para ti <3”
Y luego la combinación con la cual debía sacarla. Era de su tutor, tan concreto y de pocas palabras, como siempre era.
Se quedó meditando un momento donde era que estaba la paquetería y mensajería de la ciudad, sin quitar la vista del celular. Creía haberla visitado alguna vez cuando recién había llegado, recogiendo algunas cosas que olvidó en su ciudad natal. Era curioso que le enviara algún regalo, solía ser un hombre reacio a esas cosas. Para él, el amor se expresa de frente, punto.
Pensando que tal vez eso alegraría un poco aquél día horrible, pensando en pasteles o macarons, se apresuró a dirigirse hacia el lugar. Le tomó por lo menos media hora ubicarse entre las tristes calles, con el cabello alzado en un moño y abanicándose con las manos. Ser un elemental como ella le daba aún más calor del normal, como si su cuerpo le diera una mala pasada a propósito.
Fue fatídico, pero finalmente logró encontrar el lugar. Se adentró (suspirando aliviada por el aire acondicionado) y pidió su paquete. Esperó tranquilamente imaginando lo que podría llegar a contener, fantaseando con comidas, o libros, tal vez hasta alguna prenda nueva. Grande fue su sorpresa y espanto cuando, con cierto esfuerzo, el empleado depositó una caja enorme frente a sus narices. Hubiera quedado con la quijada abierta si no le hubiera entregado a continuación una carta.

“He enviado todo lo que pensé que te serviría. Me has dicho que querías comer algo de aquí, así que envié comida, y algunas otras cosas más, que seguro pronto averiguarás. He contado con que ya tienes amigos por allá, así que no creo que tengas problemas en llevarte la caja hasta tu habitación, ¿no?  
                                                                                                        Con amor, Leonard”

Todo su rostro se frunció, primero con incredulidad, luego con ira, y finalmente con resignación. No le extrañaba. No le extrañaba para nada que la tomase del pelo de aquella manera, a pesar de que estaba en la otra punta del mundo. “Claro, claro, porque yo sabría de esto y seguro vendría con alguien… ¿qué clase de lógica es esta?” maldijo en su mente.
No tenían servicio de “transportaje” (Y aunque lo tuvieran, no podría pagarlo en ese momento) Así que debería acarrearlo. Pidió que se lo bajaran al suelo, y trató de alzarlo. Imposible. Ante la cara de pena de los que se hallaban alrededor (y alguno que otro sonriéndose), comenzó a empujar la caja hacia afuera con esfuerzo. Tal vez podría conseguir rueditas, o meterlo todo en la bolsa. Pero ninguna idea calzaba del todo.  
Una cuadra y media más adelante, se había cansado del todo. Más que físico, estaba cansada mentalmente, no era un día en el cual pudiese aguantar esa broma pesada. Lo amaba, sí, pero odiaba ese lado de su tutor. Así que se paró bajo el techo de una tienda cerrada, sentándose sobre la caja e hirviendo como una olla, lanzando humo como una chimenea. Su cara lo decía todo, ni siquiera le estaba importando que anocheciese.





Hablo / "Pienso" / Narro


Regalillos <3:




Gracias Vin, Lan <3
avatar

Salón :
1 B
Edad :
17
Dromes :
50823
Reputación :
22
Mensajes :
249

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una caja y malas bromas [Priv. Luka Crosszeria]

Mensaje por Luka Crosszeria el Mar Mar 28, 2017 4:12 pm

-
Calles

Day/Night 19:26 pm



Luka Crosszeria ─ Una caja y malas bromas [Priv.]─ Éadrom: Calles/Edificios

P

odía decir que una de las cosas más insufribles se servir a alguien es que a veces te mandaba  hacer cosas que por mucho que te negabas tenía que hacer, tal vez lo que le mandaron en aquel día no era especialmente raro u humillante, pero sabía que solo había sido para molestarlo, pero como de costumbre él no había mostrado molestia o desagradado, pero casi podría jurar que su señor sabía bien que aquellas pequeñas cosas le ponían en aprietos y simplemente en molestia constante,sino no habría otra explicación de porqué le había enviado a comprar lencería femenina a una de las tiendas más concurridas de toda la ciudad.

Ya no había remedio, las horas perdidas en busca de aquello pedido y las insinuosas miradas de todas aquellas mujeres que no paraban de mirarle con curiosidad no se irían, no tenía muy claro cómo había quedado frente todas aquellas mujeres, poco le importaba la opinión pública pero sí que era algo incomodo que durante más de treinta minutos personas ajenas se dedicaran a mirarle con insistencia, le gustaba pasar desapercibido, quizás por eso a su señor le resultaba tan divertido enviarle a comprar cosas que destacaban con su aspecto físico.

Una vez obtuvo lo que quería procedió a caminar entre las calles con una bolsa en la mano bien cerrada, no era aún demasiado tarde por lo que se tomó con calma eso de regresar, no quería arriesgarse a ser enviado a otra tarea absurda, él era guardaespalda no sirviente, pero ¿quien discutirá eso? Suspiro mientras seguía su camino observando a la gente que poco a poco iba siendo menos a medida que la noche se acercaba. Su mirada se distanció centrándose en una caja en mitad de la calle.Una de sus cejas se alzó a modo de interrogante mientras veía a una jovencita arrastrarla, el hecho de que la gente solo mirara a la joven le resultaba un tanto enervante que nadie la ayudara, estaba claro que muy lejos no llegaría si iba a si.

Las sospechas del moreno no se hicieron esperar mirando a la jovencita sentarse sobre la caja , al parecer cansada y con razón, no solía meterse en asuntos ajenos,pero era una buena excusa para tardar más y si de paso ayudaba a una jovencita. Se aproximo hasta esta inclinándose un poco sobre esta -¿Necesitas ayuda para llevar eso?-primero que nada era preguntar, quizás simplemente descansaba y él se estaba entrometiendo - Si es así permite que lo lleve por ti - dejando claro que quería ayudarla, si no era así con un simple no dejaría el tema y seguiría su camino a fin de cuentas no le gustaba tampoco ser maleducado, había gente que no le gustaba que se entrometieron en su vida cosa que él respetaba.




avatar

Edad :
24
Dromes :
289260
Reputación :
3
Mensajes :
426

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una caja y malas bromas [Priv. Luka Crosszeria]

Mensaje por Gabrielle Curie el Miér Mar 29, 2017 8:43 pm

“Así que está anocheciendo más temprano” se dijo, como una afirmación, mientras miraba al sol ponerse. Suspiró mirando de vuelta a sus pies, su expresión se tornó triste. Era simplemente algo que debería de sobrellevar, no había otra forma de que volviera a casa. Su sentido común lo sabía.
En eso escuchó una voz grave hablándole desde arriba. Distraída como esta, alzó la mirada con algo de sorpresa. Era la primera persona que se acercaba a decir algo amable y no simplemente mirar desde la distancia como si fuera parte del paisaje. Miró la caja bajo suyo, y luego hacia arriba de vuelta. Era un hombre grande y que parecía estar en algún tipo de misión, tal vez algo importante. Miró su bolsa con cierto disimulo, pensando en que tal vez solo estaba de paso de alguna compra. Ni siquiera sabía por qué su imaginación saltó con esa historia, tal vez fuera por su expresión seria y cortés. Bajo la mirada con cierto rencor aún. Por un momento le recordó a su fastidioso tutor.
Sería muy bonito si pudiera hacerlo notó la voz ronca de estar tanto tiempo masticando rabia, mientras una hilera de humo se escapaba también de sus labios. Bueno… en realidad le estaría muy agradecida su cabeza cayó al frente, ya sin ganas de sostenerse sobre sí. Se sentía extrañamente humillada por su padre, viéndose en esa situación. Seguro que el hombre tenía cosas más importantes por hacer que ayudarla con una estúpida caja.
Se bajó de la caja, ahora medio aplastada, y no se atrevió a mirarlo al rostro. Sentía vergüenza por su inutilidad, se suponía que debería de arreglarlo por su cuenta y ser independiente. Pero se dio cuenta de que aun dependía mucho de las personas que la rodeaban. Por suerte, aun existían aquellos amables que daban una mano, algo que nunca en su vida hubiera percatado de no conocer a su tutor. Pensarlo de esa manera le hizo sentir algo contradictorio con su enojo, pero decidió dejar de pensar en el tema y esperar a que tomara el paquete, abrazándose un poco, ya que llevaba el uniforme de verano y la noche empezaba a refrescar. Se preguntó si esto no era demasiado incómodo o peligroso, pero una terquedad más grande, que en su mente seguía enojada, la orilló a simplemente dejar que las cosas fluyeran. Sonrió con cierta timidez, en lo que más bien pareció una mueca de dolor. Trataba de no parecer una enana amargada, pero le costaba con ese humor de perros en el que estaba.





Hablo / "Pienso" / Narro


Regalillos <3:




Gracias Vin, Lan <3
avatar

Salón :
1 B
Edad :
17
Dromes :
50823
Reputación :
22
Mensajes :
249

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una caja y malas bromas [Priv. Luka Crosszeria]

Mensaje por Luka Crosszeria el Vie Mar 31, 2017 10:47 am

-
Calles

Day/Night 19:26 pm



Luka Crosszeria ─ Una caja y malas bromas [Priv.]─ Éadrom: Calles/Edificios

S

e quedó por unos instantes en silencio dejando pensar a la contraria, no es que fuera una persona aparentemente amable, lo sabía, quizás incluso podría desconfiar de él, no se sentiría ofendido pues sabía bien la ración, en su rostro no había nada que indicara que fuera amable, simpático o agradable en general sino más bien todo lo contrario, en cierta medida a veces ponía peor cara a proposito para que la gente tan siquiera le preguntara la hora, era mejor ir por la vida sin relacionarse a tener que ir dando indicaciones o contestaciones a temas que no le importaban, pero por aquella vez mantuvo su gesto sereno y tranquilo pues era él quien se había ofrecido a interactuar.
 
Al fin tuvo una respuesta, aunque no parecía muy contenta por ello, comprendía que quizás hubiera sido un tanto grosero o molesta su pregunta, podía decirle sin más que no quería y se iría, pero al parecer no era así, estaba claro que necesitaba un poco de ayuda para llevar la carga -Bien entonces -se acercó a la caja en cuanto la joven se levantó de encima de ella observando que se encontraba algo deteriorada y aplastada sin duda por el viaje que llevaba -Yo me encargo-tomó la caja sin problema apoyándola sobre su hombro izquierdo mirando a la jovencita de reojo.
 
Observo sus expresiones en cierta manera captando lo que podía pasarse por su cabeza, no era adivino ni sabía leer mentes pero había personas que expresaban demasiado a su ver, a diferencia de si mismo las personas tenían tanta expresiones y formas de mandar un mensaje hacia fuera que muchas veces no hacía falta nada más para saber si alguien estaba bien o mal- No hace falta que sonrías tan forzosamente -comentó antes de sujetar mejor la caja y mirar a un lado- Puedes quejarte si así lo deseas, no parece que estés muy contenta de llevar esto -pensando que era inútil ocultar un sentimiento tan claro o al menos eso es lo que le parecía, si estaba enfadada debía quejarse, si estaba molesta que lo expresara sin más guardarse las cosas nunca era una solución y en aquel caso viendo el humito salir de su cuerpo era más que obvio que su humor no era feliz precisamente -Indicame el camino , yo te seguiré- en un tono suave esperando a que la muchacha caminara.





avatar

Edad :
24
Dromes :
289260
Reputación :
3
Mensajes :
426

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una caja y malas bromas [Priv. Luka Crosszeria]

Mensaje por Gabrielle Curie el Lun Abr 03, 2017 8:19 pm

Miró algo asombrada la facilidad con la que subía la caja a los hombros. Se miró a si misma y sus brazos de fideo, con todo el pesimismo acumulado, un detalle más no haría la diferencia. Así que solo suspiró con cara de resignación, mientras tomaba de vuelta su bolsa. Se veía como un hombre confiable, de rostro duro, pero por alguna razón no le tenía miedo, sino algo de admiración.
Volteó repentinamente la cara con sorpresa ante sus palabras, mientras su rostro dibujaba como una pintura esos colores anaranjados y rojizos que siempre le cubrían la cara cuando se ponía nerviosa. La había pillado, tampoco es que fuera muy difícil, pero solo ponía en claro lo mala que era para disimular bajo presión. Carraspeó para no ahogarse con su propio desconcierto, mientras ocultaba la cara mirando hacia otro lado.
Es que… ha sido un día no muy agradable… No quería molestar a un extraño con sus problemas de adolescente despechada, pero él le había dado permiso, así que comenzó. Mi tutor se las ingenia para molestarme con sus bromas incluso a medio mundo lejos de mi, encima me hicieron correr esas vueltas extras porque el resto hablaba, la prueba de química fue de mal en peor, aquella chica que no me quitaba la mirada de encima porque empecé a quemar mi hoja… ¡de la tarea de física!
Su tez se ponía cada vez más acalorada en tonos naranjos, parecía estar por estallar, pero logró dar un largo suspiro y contenerse, con práctica, lo había logrado con los años. Su respiración se regularizó mientras exhalaba una bocanada de humo.
Lo siento, no debería haberlo hecho, encima que me está ayudando bajó la mirada mientras comenzaba a caminar hacia adelante. En realidad, no tenía mucha idea de por dónde regresar hacia la residencia, así que miraba a uno y otro lado con cierto enojo combinado con pereza, empezando a sentir un cosquilleo de pena, mientras su dignidad se iba por el traste. Después de dos cuadras, seguía tan confundida como al inicio, y se había comenzado a morder el dedo índice de la mano derecha, con nerviosismo. Finalmente dejó caer los hombros, sin atreverse a mirarlo.
Creo… creo que no sé cómo volver murmuró, ya rendida ante la situación, mientras apretaba los puños. No, no lo creo, estoy segura de que no sé cómo volver comenzó a enojarse consigo misma, ¿podía acaso ser más irresponsable?
Llevó las manos tras la nuca mientras miraba al cielo. Puede dejarme con la caja, seguro lo estoy molestando, y tiene un importante paquete que entregar…
Debía afrontar sus problemas sola, eso creía, pero en ese momento solo se estaba rindiendo cobardemente. Le dirigió una mirada, sus ojos parecían serenos a pesar de todo.





Hablo / "Pienso" / Narro


Regalillos <3:




Gracias Vin, Lan <3
avatar

Salón :
1 B
Edad :
17
Dromes :
50823
Reputación :
22
Mensajes :
249

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una caja y malas bromas [Priv. Luka Crosszeria]

Mensaje por Luka Crosszeria el Dom Abr 09, 2017 11:50 am

-
Calles

Day/Night 19:26 pm



Luka Crosszeria ─ Una caja y malas bromas [Priv.]─ Éadrom: Calles/Edificios

E

n silencio sujeto las pertenencias de la joven observándola de reojo cuando al fin se decidió a hablar, por lo visto tenía algunas frustraciones propias de su edad o al menos de la edad que aparentaba, si era una joven estudiante era común que pasaran cosas incómodas o problemáticas, él no tuvo una adolescencia como las de hoy a día, pero con los años al observar fue viendo problemas cotidianos de otros, los jóvenes eran bastante crueles con otros de ellos y lo de estudiar en colegios lo había visto más como un castigo a la juventud, quizás la enseñanza era algo necesario pero a veces era problemática para mentes tan jóvenes y vulnerables, aunque no podía juzgar aquel sistema en l forma en que aprendió el no era la más adecuada, lo sabía pero al mismo tiempo una vez fue independiente pudo averiguar cosas por el simple placer de descubrir, estuvo solo pero eso nunca le había importado pues era alguien que apreciaba el silencio y la calma.

-No pasa nada -su voz sali calmada y firme, el mismo le había explicado que podía desahogarse, no veía inconveniente en ello,no siempre se podía estar de buen humor y con usa sonrisa en la cara, no entendía a las personas en extremo positivas, la vida estaba llena de sentimientos y tanto la rabia, la tristeza o desolación iban en ellos y no por ser negativo eran malos, ayudaban a apreciar más la felicidad a comprender nuestro entorno,enseñaba empatía y entendimiento, quizás no todos eran iguales, pero hasta la persona más positiva sobre el planeta tenía derecho a un mal día y frustrarse -Es normal, más si eres joven -Comentó con levedad.

Sus pasos iban detrás de la joven,con paso lento se dispuso a seguir el camino indicado con aquella caja sobre su hombro, durante el momento que estuvieron en silencio su cabeza se quedó totalmente en blanco se había dispersado y estaba en total calma, quizás por haberse olvidado de su pequeña tarea, el hecho de simplemente andar hacia delante o el silencio impuesto entre ellos , el hecho es que no volvió en sí hasta que escuchó su voz dirigirse a él -¿No sabes?-Le extraño pues si había ido tan lejos como a correos debía saber cómo regresar a donde vivía. Miro alrededor, él conocía las calles levemente por encima se guiaba por los edificios , no sabía nombres de calles pero no solía perderse.

Soltó por un momento la caja dejándola reposar en el suelo ladeando su cabeza estirando así su cuello, escuchó lo de su paquete y una leve mueca apareció en su rostro, no tenía presa alguna, que esperase aquel sinvergüenza - No tengo prisa-aclaró mientras se apoyaba en la pared colocando su espalda contra ella -Supongo que los alrededores si los conocerás -miro en donde estaban -Podríamos adentrarnos y buscar algo que te sea conocido -soluciono a su modo de ver -Si pudiéramos mirar desde un lugar alto quizás vea el edificio y así guiarnos -realmente él solía hacer esa clase de cosas, no era el tipo de persona que se paraba a preguntar a extraños. Tomó nuevamente la caja observando a la joven- busquemos un sitio donde poder ver mejor si le parece - no iba a obligarla pero no le parecía bien dejarla abandonada tras ofrecerle su ayuda.









Gracias Caesar ~<3
Away from you:
Next to you:
avatar

Edad :
24
Dromes :
289260
Reputación :
3
Mensajes :
426

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una caja y malas bromas [Priv. Luka Crosszeria]

Mensaje por Gabrielle Curie el Miér Abr 12, 2017 6:53 pm

Realmente la reconfortó un poco el que no le hubiera tomado mucha importancia a su perorata, pero aun así el asunto estaba complicado, con el problema de las calles.
A escuchar con calma su respuesta, sus ojos parecieron dilatarse un momento, de sorpresa, luego sus cejas se juntaron en una expresión de retraimiento, como si se hubiera arrepentido de sus palabras. Esa persona no se veía como las que simplemente se dejan llevar por las emociones, sino que terminaba de cumplir sus cometidos. Aunque respecto a la bolsa, no parecía querer saber mucho de llevarla prontamente, lo que la alivió egoístamente, ahora tenía un dilema menos descartado.
Sus ánimos parecieron volver a encenderse un poco, ya que le dedicó una apenas visible sonrisa, que pronto se volvió una línea recta mientras miraba alrededor. “Un lugar conocido…” Era como preguntarle si podría ubicarse en medio de la selva amazónica por medio de una flor. No conocía realmente nada. Tal vez la cafetería que estaba cercana a la residencia, pero no había rastros de alguna calle que recordase tomar para ir. Le dirigió un vistazo mientras descansaba. “Tampoco puedo abusar de su amabilidad” pensó mientras se llevaba una mano a la boca, pensativa.
Tiene razón, tal vez desde un lugar alto… realmente no quería preguntar. La mala impresión de ver cómo la gente era tan indiferente y simplemente la pasaba por alto a la hora de la verdad, le había hecho sentirse irritada con ellos, y tercamente no quería depender de sus indicaciones desganadas y monótonas que ni siquiera la ayudaron bien la primera vez que lo pidió. Tal vez estuviera exagerando debido a que seguía molesta con el mundo (más específicamente, el mundo de su tutor), pero aun así no iba a torcer el brazo.
Miró de vuelta alrededor, el sol se ponía y las luces de la ciudad comenzaban a inundarlo todo, la gente comenzaba a salir del trabajo o entrar, y algunos estudiantes seguían dando vueltas por ahí, en grupos aislados que charlaban y reían. Una punzada de celos por todos ellos se le clavó como una espina en el corazón. Apartó la mirada de las personas, casi obligándose, y miró los edificios. Girando y observando, se le ocurrió una idea al ver uno de viviendas.
Podríamos subir por las escaleras contra incendios se dio vuelta para encararlo otra vez, él ya se había llevado la caja al hombro y esperaba sin inmutarse mucho. Son unos 4 pisos, pero creo que servirán, el campus de Takemori se puede notar a lo lejos.
Lo sabía por los mapas de la ciudad que desde el primer día le habían dado al llegar. Se lamentó de no tener uno a mano en ese momento, pero ni siquiera así hubiera conseguido algo sola. Era terrible guiándose con esas cosas. Su sentido de la orientación era preocupante. Tratando de parecer esperanzada, le hizo una seña de que la siguiera hacia allí, y una vez bajo las escaleras negras, que se pegaban al edificio como pequeñas barras que subían hasta el cielo, el cual tenía un aspecto de haber tenido años mejores, con la pared agrietada y el color raído en los ladrillos, aparentemente poco seguras y sin un tipo de descanso o pared protectora en medio camino.
Sin embargo, la pequeña lo miró como una vía de escape, no parecía intranquila ante la idea de pender de esas barras metálicas.
Puedes dejar la caja allí escondida, dudo que alguien se la lleve con esa pinta. Y sería molesto para subir… sugirió mientras estiraba un poco los brazos y las manos.





Hablo / "Pienso" / Narro


Regalillos <3:




Gracias Vin, Lan <3
avatar

Salón :
1 B
Edad :
17
Dromes :
50823
Reputación :
22
Mensajes :
249

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una caja y malas bromas [Priv. Luka Crosszeria]

Mensaje por Luka Crosszeria el Dom Abr 30, 2017 10:00 am

Calles

Day/Night 19:26 pm



Luka Crosszeria ─ Una caja y malas bromas [Priv.]─ Éadrom: Calles/Edificios

L

os alrededores tampoco le eran sumamente conocidos y los lugares de estudiante estaban lejos de su zona de movimiento, evitaba a toda costa acercarse a lugares con muchas personas o muchos niños, no era bueno con ellos y en medida de lo posible prefería evitar llamar la atención cosa que nunca lograba en sitios así. Quizás si su innata necesidad de estar en calma no le hubiera impedido acercarse a ciertas zonas hubiera sido algo más fácil el trayecto de regreso a la joven, pero en esa ocasión no podía hacer más que dar ideas poco precisas de su ubicación.

Su mirada se centro en el edificio que había señalado la jovencita, no sabía si esa altura bastaría para ver todo alrededor, pero era un comienzo, si no veían nada desde allí podría probar con algún otro edificio más alto, un ligero movimiento de cabeza bastó para confirmar que estaba de acuerdo con ella, no iba a decir mucho más pues mejor era probar y ya luego intentar otra cosa si el primer plan no iba como uno quería. Una vez cerca de las escaleras observó el estado de aquel edificio, parecía carcomido por un millar de termitas y ennegrecido por las lluvias que habían caído sobre el. No podía quejarse de su aspecto pues el vivía en un edificio abandonado con una similitudes bastante palpables pero se había asegurado bien de que podía entrar sin temor a que nada se viniera a bajo sin embargo aquellas escaleras no estaba tan seguro de que pudieran mantener ni su propio peso.

Dejó la caja con suavidad en el suelo dejando la bolsa que había traído el justo encima, no le importaba demasiado si alguien se lo llevaba- Mejor si -tampoco quería llevar algo tan pesado encima sobre esa estructura, cuanto más liviano mejor -Ve tú delante -No es que tuviera algún tipo de miedo o inseguridad pero prefería quedarse atrás por si algo se desprendía poder reaccionar mejor desde aquella posición, era más fácil tener a la joven delante si se desmoronaba todo que tenerla detrás y tener que estar más atento, al menos así veía todo con una perspectiva más clara, No le gustaba ser pájaro de mal agüero pero sí que prefería ser precavido en aquellas cosas.







Gracias Caesar ~<3
Away from you:
Next to you:
avatar

Edad :
24
Dromes :
289260
Reputación :
3
Mensajes :
426

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una caja y malas bromas [Priv. Luka Crosszeria]

Mensaje por Gabrielle Curie el Miér Mayo 24, 2017 5:06 pm

Le dedicó una pequeña sonrisa de compromiso, para luego alzar la vista hacia los escalones. No se veía seguro, y era lo más probable que no lo fuera. Inhaló profundo mientras saltaba al tercer escalón, pues los primeros dos colgaban, rotos, por los bordes de la escalera. Comenzó a escalar esperando no cortarse con el óxido del metal.
Miró hacia abajo una vez estaba a buena altura. No solían asustarla las alturas, pero por algún motivo su estómago se revolvió y se aferró con fuerzas a la escalera oxidada. Su cabello flameaba como una llamarada rojiza al viento, “una bandera comunista” pensó ella, mientras subía los últimos diez escalones. Trastabilló un poco al momento de pisar suelo en la terraza, y con espanto vio como un pedazo de edificio caía hacia abajo. Tragó saliva mientras mantenía la vista al frente para no ver como se estrellaba, pero el sonido igual la hizo imaginarse a sí misma cayendo y haciendo trizas sus huesos contra el pavimento. Se alejó de la orilla con rapidez y avanzó sobre el suelo grisáceo de concreto, sucio y resquebrajado por el tiempo. El tiempo por ese lugar pasó como una ráfaga destructora, papeles y bolsas tiradas por doquier, algunos cartones en el suelo, la caseta donde debería estar el tanque de agua ahora ostentaba un grafiti, un ojo que todo lo ve de iris celeste, y una frase rezando “Te vigilamos” por arriba, “Y lo sabes ahora” por debajo. No supo si era la pinta de campo de batalla o el grafiti lo que la asustó más, pero la atmósfera era desalentadora bajo la luz anaranjada del atardecer. “Cierto, la residencia”. Miró hacia el paisaje, a contemplar. El edificio no abarcaba una gran altura, pero los edificios derrumbados y las casas ubicadas en las afueras le dejaban vislumbrar gran parte del lugar que deseaba. Su piel recibió brillante la luz del sol que ya se ocultaba casi del todo tras el horizonte, como si se mezclara en su color. La ciudad parecía brillar con esplendor también, la mitad a la sombra, la mitad hacia la luz. “Es realmente un cuadro digno de pintarse” se dijo a sí misma, embelesada por la belleza de la vista. “Y es realmente irónico que represente a sus habitantes de esta manera ¿no? La mitad que vive en la sombra…” alzó un brazo para abarcar media ciudad “…y la mitad que vive hacia la luz” y levantó el otro brazo para abarcar el resto. Y ella estaba allí. Justo en medio, mientras esperaba que su compañero la alcanzase
Se despabiló de sus pensamientos un momento para concentrarse en su tarea. Debía ubicar la residencia. Los edificios ocultaban bastantes partes, pero dio giros y giros, desde distintos puntos, hasta encontrarlo, como un suricato yendo de un lado a otro en busca de cazadores. La luz del sol se consumió rápidamente.

Off-rol:
Lamento la demora, he estado ocupada con trabajos y exámenes  llamallanto





Hablo / "Pienso" / Narro


Regalillos <3:




Gracias Vin, Lan <3
avatar

Salón :
1 B
Edad :
17
Dromes :
50823
Reputación :
22
Mensajes :
249

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una caja y malas bromas [Priv. Luka Crosszeria]

Mensaje por Luka Crosszeria el Sáb Jul 08, 2017 8:15 am

Calles

Day/Night 19:26 pm



Luka Crosszeria ─ Una caja y malas bromas [Priv.]─ Éadrom: Calles/Edificios

C

onocía bien esa clase de edificaciones, se pasaba gran parte de su tiempo libre en una edificio casi igual a la afueras de la ciudad, tenían su cierto encanto para él, el ambiente solitario y calmado, las ruinas de lo que alguna vez fue un lugar transitado y la memoria de que todo lo que alguna vez esta vivo y rebosante de energía acabará por marchitarse y convertirse en un despojo de nada, quizás sus pensamientos eran algo tristes o lúgubres pero a él de alguna manera le confortaba.

Su mirada seguía atento a cualquier movimiento o desplome que pudiera ocurrir , no sería raro en un lugar así . Miro de reojo como la joven salió de las escaleras caminando con parsimonia hasta tocar el techo también. Su mirada se deslizó por la zona  no era demasiado alto pero lo suficiente para que pudieran llevarse un disgusto. Camino hasta la muchacha sin prisas hasta colocarse a su lado observando la ciudad, no sabía bien donde se encontraba el lugar que buscaba la joven - ¿Lo puedes ver? -sin saber si había localizado ya la zona - Quizás no es el mejor de los sitios  -comento pues había edificios más altos. Miro hacia atrás sintiendo un leve crujir en el suelo, no le estaba gustando mantenerse allí más de lo debido-será mejor que busquemos otro lugar si no lo ves desde aquí , no creo que este tejado aguante demasiado -no es que pesara mucho pero la humedad de la lluvia había debilitado bastante aquel lugar si no tenían cuidado podría abrirse un socavón en mitad del lugar.
 
Le ofreció su mano para que la tomara -Mejor vámonos -lo mejor era tenerla a buen recaudo mientras bajaban,cualquier sitio sería mejor que poner más en peligro a la joven en un sitio así, hasta se planteaba su norma de no preguntar a nadie nada  con tal de bajar de allí
 






Off:
Lamento la tardanza



Gracias Caesar ~<3
Away from you:
Next to you:
avatar

Edad :
24
Dromes :
289260
Reputación :
3
Mensajes :
426

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una caja y malas bromas [Priv. Luka Crosszeria]

Mensaje por Gabrielle Curie el Dom Jul 16, 2017 6:05 pm

Los ojos de la jovencita se encendieron un momento ante la luz del crepúsculo, como si se percataran de algo importante. Avanzo de un salto al borde del edificio y puso una mano sobre la frente para hacerse sombra mientras agudizaba la vista achinando los ojos. Miró al hombre que la acompañaba y sonríe asintiendo.
Creo que veo una pista. Es ese edificio de allá, no es un camino directo pero creo que me sabría guiar desde allí. Era tan fácil después de todo… Se rascó el mentón con algo de vergüenza, tal vez con más paciencia.. Ahora que tenía la cabeza fría pudo pensarlo con claridad.
Más bien, era una pequeña tienda su guía, a la que siempre iba para comprar útiles y esas cosas. Arriba de la mismo había un particular edificio de color rojo ladrillo lleno de hiedra. Era un buen punto de referencia. Calculó las cuadras antes de alcanzarle su mano con cuidado, alejándose del borde. Al parecer tenia miedo de que la estructura cayera hasta hacerse añicos.
Hay que bajar, antes de que lo olvide. Le dijo, ya un poco más aliviada por saber a donde ir. No era tan complicado después de todo… lo siento por arrastrarlo hasta aquí. Inclinó japonesa mente la cabeza y se dirigió a las escaleras para volver a bajar.
“Pronto será de noche, es verdad…” pensaba mientras bajaba, concentrada en ello, "Maldito tutor, a sabiendas de como soy, y me hace esto, realmente.. Y además, estoy llevando a este señor tras de mi, ahora me siento mal por ello... No espera, tranquila, el se ofreció, pero.. Ay, pero seguro habían cosas más..." tanto, que sus manos empezaron a entibiarse, y pronto, comenzaron a quemar, el hierro de la escalera se empezó a derretir bajo su palma, asustada,  perdió la compostura cerca ya del suelo, su pie pisó el vacío, resbaló y acto seguido, se empezó a deslizar por los barrotes ahogando un grito de susto. Intentó agarrarse pero el pánico le jugó en contra y solo se aplastaba contra los barrotes, pareció una eternidad hasta que finalmente fuera a tocar tierra.





Hablo / "Pienso" / Narro


Regalillos <3:




Gracias Vin, Lan <3
avatar

Salón :
1 B
Edad :
17
Dromes :
50823
Reputación :
22
Mensajes :
249

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una caja y malas bromas [Priv. Luka Crosszeria]

Mensaje por Luka Crosszeria el Vie Sep 15, 2017 4:37 pm

Calles

Day/Night 19:26 pm



Luka Crosszeria ─ Una caja y malas bromas [Priv.]─ Éadrom: Calles/Edificios

M

iró ligeramente hacia el frente mientras la muchacha observaba un edificio cercano a ellos el cual al parecer reconocía o al menos eso es lo que creía. Asintió con su cabeza entrecerrando sus ojos observando el leve color naranja sobre las fachadas en los edificios sería un paseo -Siempre hay que empezar por algún punto-comento para reconfortar a la muchacha pues parecía algo apenada por hacer que diera vueltas con ella, pero su código moral actual no le permitía dejarla desamparada mientras se hacía de noche, menos en aquella ciudad llena de todo tipo de criaturas y gente no con buenas intenciones precisamente.

Tomo su mano una vez se la entregó  mirándola de reojo- Yo tambien me acuerdo un poco -dándole el mensaje de que tambien estaria pendiente de ver ese edificio en concreto -No importa, no me cuesta nada acompañarte -sin mencionar que así ayudaba a alguien que no le daba tanto problema ni le trataba cual felpudo, al menos la jovencita era una buena persona y se merecía su ayuda.

Camino hacia las escaleras pensando que ya podría librarse de aquella estructura tan poco fiable a parte de mal gusto. Suspiro mientras andaba hasta que sintió bastante calor sobre su mano -...-giro su vista a la muchacha observando que se resbalaba sorprendido por como las barras de hierro se derretian bajo sus palmas- que…-se dio media vuelta sosteniendole el brazo enseguida abriendo sus ojos sin comprender en ese instante que ocurrió sin esperarse aquello. Se agachó tomandole con firmeza el brazo pues para él era bastante ligera en general -¿Estas bien? -tomo aire mirando a un lado sin comprender cómo había fundido el metal- te subire -comentó tirando de ella para subirla momentos antes de que el suelo se quebrara bajo sus pies- tks..-sin pensarlo tiro de la joven acercandola a su cuerpo girando como pudo su cuerpos para quedar el del lado al suelo sabiendo que sería mejor que ella cayera sobre él para no hacerle daño,cayendo casi al instante al suelo sintiendo un fuerte dolor en lado izquierdo de su cuerpo , se había partido algo seguro al chocar contra los escombros del suelo, sentía un dolor agudo en el costado pero simplemente tosio- cof …-miró a la joven mirando antes alrededor por si se caía algo -por poco….







Gracias Caesar ~<3
Away from you:
Next to you:
avatar

Edad :
24
Dromes :
289260
Reputación :
3
Mensajes :
426

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una caja y malas bromas [Priv. Luka Crosszeria]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.