6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Yuno Gasai el Sáb Feb 18, 2017 10:33 pm

-¿Todo listo?
-Todo listo. - Mencionó un hombre de unos cuarenta-y-tantos.
-Tenemos la carga, pero aun falta algo más.
-¿Hmmmm?
-Quiero más dinero.
-Pero ya tenemos suficiente con todas estas drogas y armas que traficaremos.
-Pero quiero aspirar a más.
-¿Qué quieres hacer?
-Tráfico de órganos.
-¿No es eso muy bajo?
-En este negocio, nada es bajo.
-Bueno, bueno... ¿Y qué haremos?
-Ordena a la banda a secuestrar a alguien en la playa. Mujeres, niños. Son las presas más fáciles.
-¿Cuántas desea, jefe?
-Con cuatro o cinco que me traigan, estamos bien.
-Entendido, jefe. - Se va del lugar.

...................................................................

Sharon y Yuno se habían hecho amigas después de aquel día en la playa, donde el bendito acosador no dejaba de seguirlas. Lo bueno fue que le dieron una paliza en la que las chicas defendieron su honor, y aquella victoria unió más a aquellas féminas que, sin saberlo, habían compartido el mismo destino en algún moomento de sus vidas.

Desde entonces las féminas habían tenido algunas salidas casuales. Decir que eran las mejores amigas del mundo era una mentira de las duras, pero al menos las chicas se habían ganado la suficiente confianza para hablar con más soltura. El único problema era que Yuno seguía sin decirle a Sharon lo que realmente era, es decir, su verdadera naturaleza. La pelirrosada siempre había evadido el tema, o le había sonreído con cierta nostalgia a su amiga pelirroja, dejándo el tema ahí.

Era un poco extraño. No era que se sintiera una inconformidad hablar con Yuno. Después de todo, la pelirrosada, aunque tímida, actuaba como una adolescente común y corriente. Tenía buenos modales, era energética, respetaba a su compañera, tenía buenas calificaciones, ella era como un modelo a seguir. Pero había una "pequeña parte de Yuno" que se sentía extraña. Era como si escondiera algún tipo de secreto, o quizás sentimiento. Y a pesar de que no lo demostraba directamente, cuando Yuno le daba la espalda podría ver a veces ese sentimiento vacío en sus ojos: Soledad.

Pero no estabamos aquí para hablar de la soledad de la pelirrosada. Estabamos aquí para hablar de un día común y corriente en la playa, donde Yuno había invitado a la pelirroja a pasar el día con ella. Se había recogido los cabellos y se había puesto el mismo bañador del día que la había conocido. No era que estaba "corta de traje de baños", es que el otro que tenía le daba un poco de penita ponerselo, porque era de dos piezas y no tenía a quien impresionar. Mas eso era un "pequeño secreto" que se guardaba la muchacha.

Spoiler:

-¡Esta vez vengo preparada, Sharon-nee-chan! ^^ - Mencionó la pelirrosada, llevando consigo una mochila con sus pertenencias. -¡Esta vez si que nos respetarán, nee! ¡Ningún acosador nos caerá encima! - Puso cara de "òwó" mientras inflaba sus mejillas. El problema era que Yuno tenía un rostro angelical, y en esos momentos verla enojada era como ver un Jigglypuff enojado: Daba más risa en vez de que la cogieran en serio. Es decir, parecía que lo estaba diciendo en broma y no en serio.

Claro, cualquier persona pensaría que Yuno había traído (en la mochila) su toalla playera, un cambio de ropa, bloqueador solar, y todas esas chucherías que se llevan para un día de playa normal. Lo que nadie esperaría es que la pelirrosada metiera cuchillos, tijeras, y otra cantidad de armas para la protección propia.

La joven corrió energética hasta quedar bajo la sombra de un arbolillo playero. Allí puso su mochilla y la abrió, para sacar su toalla playera, extenderla y pillarla con su mochila.

-¡Este parece un buen lugar, nee! ^^

La playa no estaba tan llena de personas el día de hoy. La marea parecía perfecta para jugar en ella. A lo lejos se veían personas en sus lanchas o jet-ski, algunos surfers novatos tratando de controlar sus tablillas y un pequeño grupo de amistades jugando volleyball.

-No parece un mal día. - Sonríe.




No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:

¡Gracias por los Stamps, Red! ^^

♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
51916
Reputación :
19
Mensajes :
321

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Sharon el Dom Feb 19, 2017 8:23 pm

Ese día Sharon había quedado con Yuno para ir a la playa. Verdaderamente esa chica le estaba enseñando a sacar su lado más vengativo y oculto, y se lo agradecía ya que estaba harta de pensar todo lo que hacía y hacerlo de la manera correcta. “A la mierda los prejuicios”.
La verdad que no sabía mucho acerca de la verdadera persona de Yuno, pero no le importaba, cuando se sintiera cómoda la pelirrosada le contaría la verdad de todo, ella siempre la apoyaría, esa pelea que tuvo contra aquel chico le hizo querer confiar en Yuno y no juzgarla por nada.

Las chicas se apoyaban entre ellas, se habían contado su pasado, y aunque era el mismo en ambas, habían actuado de maneras diferentes. Una aprendía cosas de la otra.

Una vez en la playa Sharon se quitó su camiseta y vaqueros, dejando lucir su cuerpo con su biquini favorito. Le gustaba enseñar su cuerpo y aunque aún no había encontrado a nadie con quien compartirlo, algún día lo haría.

Spoiler:

-¡Esta vez vengo preparada, Sharon-nee-chan! ¡Esta vez si que nos respetarán, nee! ¡Ningún acosador nos caerá encima! – Sharon se rió ante el enfado de Yuno, su cara era de lo más graciosa aunque seguro que lo que llevaba consigo en esa mochila no era nada gracioso. Yuno podía ser un poco… sanguinaria en ese aspecto.

Yuno se dirigió bajo la sombra de un arbolillo playero y Sharon la siguió. Allí la pelirrosada puso su mochilla y la abrió, para sacar su toalla playera, extenderla y pillarla con su mochila.

-¡Este parece un buen lugar, nee! ^^ No parece un mal día. - Sonríe.
-Has escogido un buen lugar Yuno, al fin podremos descansar un poco sin nadie que nos moleste, aunque yo también vengo preparada por si las moscas. – Le señaló su gran mochila y sacó una nueva katana que se había comprado. Sharon amaba las espadas y cuando la vio, en una tienda de armas, recordó la pelea que tuvo en la playa anteriormente, si hubiera tenido esa katana antes lo habría vencido más rápido. – La verdad que estoy aprendiendo algunas cosas gracias a ti Yuno ^^- la abrazó fuertemente y le sonrió. Después de eso cogió su toalla y la puso al lado de la de Yuno. –También he traído chucherías para las dos, si quieres están en el bolsillo pequeño, cógelas.-   Le dijo Sharon una vez que puso la toalla pero en vez de tumbarse se dirigió al agua. Le apetecía darse un baño y con la calor que hacía no se lo pensaría dos veces.

-¡Ven Yuno, el agua está genial!- le gritó Sharon. Se disponía a nadar un rato y después descansaría bajo la sombra del árbol. Necesitaba ejercitar su cuerpo, hacía tiempo que no hacía nada de deporte y no había nada mejor que nadar en la playa.


Amor infinito a mi Stan por la firma ❤️ ❤️ ❤️

"La furia y la pasión van siempre de la mano"
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
29068
Reputación :
1
Mensajes :
99

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Callie Etherial el Lun Feb 20, 2017 12:21 am

Si había algo que amaba, era el agua, y por consiguiente, la playa. Al fin y al cabo, era su hábitat natural, el medio en el cual se desenvolvía mejor, y el elemento que la vio nacer. Estando ya bastante lejos de la costa, la sirena siguió buceando a gusto, al fin y al cabo tenía todo el día para hacerlo. Y lo mejor, era que estando afuera del instituto ya no tenía que usar su forma humana, podía ir por ahí sin problemas usando su aspecto de persona del mar, lo que realmente era. Y lo mejor, ¡podía llevar su tridente!

Topándose con peces y todo tipo de fauna marina, la joven siguió explorando las profundidades, hasta que mientras seguía yendo mar adentro, desde el fondo del agua pudo observar la sombra que proyectaba un pequeño yate que circulaba por esa zona.
La sirena se acercó por mera curiosidad, pero cuando estaba a tan solo metros de la quieta embarcación, algo pesado cayó al agua, aquello hizo que Callie diera un respingo y dirigiera inmediatamente su atención al objeto desconocido. Al acercarse a este, notó que era una bolsa de basura negra y mal cerrada que...¡Iugh! ¡Estaba a tope de latas de cerveza! La sirena mostró una mueca de asqueo mientras se encargaba de meter a la bolsa las latas que se habían salido, y cerrarla con firmeza, esos terrestres...

¡Tenían suerte de que ella probablemente fuera la sirena con más paciencia de los siete mares! Subió a la superficie, y con gran fuerza arrojó la bolsa de regreso a la cubierta del barco, escuchando justo después gritos de sorpresa e insultos de por medio, cosa que consiguió sacarle una fuerte risotada. Entre risa y risa la sirena terminó llamando la atención de los que iban a bordo del barco, quienes se asomaron por el borde de esta última para verla. La mayoría aparentaban alrededor de veinte años, típicos jóvenes adultos que por la música que tenían, estaban de fiesta. Uno de ellos en específico tuvo la osadía de arrojar una botella de licor en dirección a la sirena, la cual golpeó en la cabeza a esta última y cortó su risa de golpe.

— ¡Oye, por qué fue eso! —dijo mientras tomaba la botella que le habían arrojado y la lanzaba de vuelta al barco, cosa que pareció molestar más a los muchachos, pero la chica de sangre fucsia no iba a quedarse así como así, entre las cosas que odiaba, estaba el hecho de que se tirara basura al mar, eso lograba poner a prueba su paciencia con los de la superficie. Estos siguieron arrojando basura, la cual Callie devolvía casi de inmediato— ¡Podrían por favor parar de hacer eso, van a contaminar el agua si siguen así!

Como respuesta los humanos no arrojaron una, sino dos bolsas de basura al agua, al escuchar sus risas burlonas, la sirena cerró sus puños con fuerza, y volvió a sumergirse en el agua con su tridente doble en su poder. Avanzó hasta la zona de las hélices del barco, las cuales estaban detenidas, y comenzó a romperlas una a una con su arma, cuando ya de las hélices no quedó nada, la sirena sonrió para sus adentros y fue a recuperar ambas bolsas de basura. Tenía que sacar esa porquería del agua rápido.
La pelinegra regresó a la costa, llevando ambas bolsas en su diestra y su tridente en su siniestra, pero con una sonrisa maliciosa en el rostro al imaginarse la cara que pondrían esos humanos al darse cuenta de lo que pasaría si trataban de hacer que la embarcación se moviera. Tras arrojar las dos bolsas de basura al contenedor más cercano, la sirena se dispuso a regresar al agua, pero algo llamó su atención. Una pelirroja había sacado un arma, un tipo de espada que no conocía, y eso si que llamó su atención. Si había algo que llamaba su atención respecto a los terrestres, era su habilidad para crear armamento. La sirena observó a las dos chicas hasta que la dueña de la espada dejó esta última en el suelo junto a una chica de cabello rosa, simplemente no pudo resistirse.

Lentamente la chica del mar se acercó a la ahora sola chica de cabello rosado, hasta que estuvo a un metro de esta, la curiosidad le carcomía enormemente, pero tenía que controlarse, no quería dar una mala impresión a aquella chica, lo que le faltaba es que la vieran como una rara acosadora. Que horror. La sirena se arregló un poco el cabello antes de hablar, al mismo tiempo que se cercioraba de que no hubiera nada atorado en sus cuernos, como algas o cosas así. Tras asegurarse de estar perfectamente presentable, se aclaró un poco la garganta para llamar la atención de la pelirrosada.

— Uhm...hola, disculpa, me fijé en esa espada que tenía tu amiga. ¿Podrías explicarme un poco más de ella? Es que es la primera vez que veo un arma de este tipo —dijo juntando sus manos y mostrando una sonrisa de dientes afilados, la cual después borró de su rostro, cambiándola por apenas una leve curvatura de sus labios. A veces olvidaba que su sonrisa resultaba intimidante para algunos humanos debido a que sus dientes se asemejaban más a los de un tiburón que a los de otra criatura menos agresiva.— ¡Por favor, es que, a mi me llaman mucho la atención las armas humanas!

Apariencia de Callie:
avatar

Salón :
1 A
Edad :
19
Dromes :
28552
Reputación :
0
Mensajes :
16

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Paimon el Mar Feb 21, 2017 8:27 pm

Off-rol: Siento la demora, mi ficha estaba en moderación

Trabajar en un bar es más difícil de lo que parece; y no lo digo por los idiotas ebrios que pelean cada dos por tres, es porque llega a ser bastante rutinario y tedioso. Sigo sin entender como el viejo Rors no quiere salir de ese sucio y oscuro rincón a respirar aire fresco. Al punto que quiero llegar es que como era muy desagradable pasar un día soleado y despejado como hoy encerrada en el trabajo me escapé rumbo a la playa.

No tardé mucho en llegar con mi velocidad. La playa no estaba muy abarrotada pero al menos una docena de personas ya estaban acomodadas en la orilla disfrutando de los placeres que ofrece el mar. Llevaba puesto un vestido blanco y no traía zapatos, tampoco tenía toallas o cambios de ropa. Venía simplemente a enterrar los pies en la fría arena y dejar que la brisa marina inundara mi cuerpo. Alquilé una sombrilla y un tapiz para recostarme, la anciana que atendía me acarició la cabeza y me entregó un poco de bloqueador diciendo que sería malo que mi blanca piel se quemara. Agradece que estoy en esta forma y que este es un lugar público o sino la que resultaría quemada serías tú, ¡Nadie me toca de esa manera! Pero mantener las apariencias era necesario, así que respondí alegremente. ~Muchas gracias abuela, tenga un buen día.~

Al fin pude tenderme a disfrutar de la naturaleza, veía a los niños jugar con la arena, armando castillos y enterrándose en la arena. Lentamente hice fluir mi energía oscura por debajo de la arena hasta donde estaban ellos y cuando comenzaron a correr atrapé la pierna de uno de ellos, ocasionando que su cara conozca personalmente el suelo. La pesca de humanos fue todo un éxito. Solté una pequeña risita al verlo confundido por un instante y luego seguir jugando con la misma alegría y vitalidad de antes. Los pequeños son diferentes, aún no conocen la oscuridad, pronto serán aplastados por la dura vida.

Mi atención se dirigió entonces a un grupo de mocosas a unos 250 metros de donde estaba, pude reconocer a la peli-rosa que estaba en el cementerio junto al necromante hace un par de noches. Ella no conocía mi forma humana por lo que no existía problema en su que siga con vida. También estaban dos chicas más que no había visto antes. Luego noté la presencia de armas blancas entre sus pertenencias y tuve una idea divertida. Me levanté de mi cómodo lugar y avancé hacia ellas sin hacer ruido. Al estar a tan solo 2 metros aclaré mi voz y pregunté de la manera más amigable que se me ocurrió. ~Hey, hey, hermanitas; Tanya se siente aburrida de jugar sola en la playa. ¿Puede Tanya jugar con ustedes? ¿Puedeee?~


○ [Tanya Wehrmacht] ahora es [Paimon]
~Hablo~ ||  Pienso  ||  Narro
(Ficha)  -Gracias Dylan Walker por el ava y la firma ♥️-
avatar

Dromes :
11234
Reputación :
7
Mensajes :
137

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Yuno Gasai el Miér Feb 22, 2017 5:00 pm

Si bien, Yuno y Sharon se habían hecho muy amigas y habían contado acerca de sus pasados, había algo que la peli-rosada no le había contado a la peliroja: La muerte de su ex y de su mejor amiga en sus propias manos. ¿Qué había pasado con ellos, según Sharon? Bueno, Yuno le dijo que se fueron. Cada cual había seguido con su camino, y que sinceramente ella no quería volver a saber de ellos. Para hacerlo más creíble, si, le dijo que les había reclamado. Pero que el dolor había sido tanto que también fue cobarde y no los pudo enfrentar del todo. Que prefirió venir a Éadrom y hacer su vida en ese lugar, dejándo el pasado atrás.

Claro, no iba a decirle "¡Los maté! n_n" porque eso podía ponerla en problemas legales y dañaría su reputación. Si, le tenía cierta confianza, pero tampoco para contarle sus secretos mas internos.

También he traído chucherías para las dos, si quieres están en el bolsillo pequeño, cógelas.-

-¡Chucherías! ¡Siii! >w< - Se lanzó hacia le bolsillo pequeño para sacar una bolsa de papitas y comenzar a comer. Mientras estaba en esas, Sharon se adelantó a las aguas para meterse y avisarle a Yuno que fuera con ella.

-¡En un momento! - Exclamó con una sonrisa en el rostro, moviéndo el brazo hacia los lados. Estaba haciéndo los últimos preparativos para ir al mar. Es decir, estaba guardando las katanas dentro de las mochilas para que no viniera ningún idiota a robarlas.

Para cuando Yuno estaba haciéndo eso, una niña muy bonita se acercó a Sharon para hablarle quien-sabe-que-cosas. A esa distancia Yuno no podía escuchar la conversación que hubiesen tenido ambas. Guardadas las katanas en las respectivas pertenencias, Yuno terminó de comer sus papitas con una pequeña botella de agua que ella misma trajo. Guardó su botella de agua y salió corriendo a un zafacón cercano para botar la bolsa de aperitivos. Al girarse notó como otra persona estaba junto a Sharon, esta vez era una chica con apariencia de niña (Tanya), ¡super tierna!

Se le hizo raro que Sharon atrayera tantas personas de la nada. ¿Quizás era por su belleza? Sonrió, reconociéndo que su amiga si se veía hermosa en aquel bañador de dos piezas. Se ruborizó levemente admirando la belleza de su amiga. Yuno prefería que su próxima pareja fuera un hombre, pero si no pescaba nada, entonces ya vería de intentar algo con ella. Quizás... Y Sharon hasta salía mejor que un hombre. Considerando que fueron traicionadas de la misma manera, podrían entenderse. Yuno había tenido uno de "esos pensamientos" que las personas de vez en cuando tenían en su vida. Un "¿qué pasaría si...?" Pero del pensamiento al hecho, ella no pensaba pasar. Era probable que la estuviera viendo como su hermana mayor.
Eso es por seguir la narrativa del personaje, pero no me metan en más líos amorosos que ya tengo como a tres T__T

Así que dejando esos pensamientos de lado... Sus pensamientos fueron interrumpidos por una voz que se dirigía a ella. Yuno prestó atención a la fémina.

— Uhm...hola, disculpa, me fijé en esa espada que tenía tu amiga. ¿Podrías explicarme un poco más de ella? Es que es la primera vez que veo un arma de este tipo —dijo juntando sus manos y mostrando una sonrisa de dientes afilados, la cual después borró de su rostro, cambiándola por apenas una leve curvatura de sus labios. A veces olvidaba que su sonrisa resultaba intimidante para algunos humanos debido a que sus dientes se asemejaban más a los de un tiburón que a los de otra criatura menos agresiva.— ¡Por favor, es que, a mi me llaman mucho la atención las armas humanas!

-¿Huh? o.o - Pestañeó dos veces. -Oh, ¿te refieres a las...? Um... Me temo que no soy la persona adecuada para hablar de ello. - La katana era de Sharon, incluso Yuno misma había traído una katana oculta en sus mochilas, pero... No sabía si era prudente dar información sobre su amiga a una recién-desconocida. -Mejor te llevo a donde mi amiga, y que ella te cuente, ¿si? ^^ - Le sonríe a la muchacha. Yuno cumpliría con llevar a la chica a donde su amiga, y que fuera decisión de Sharon econtarle acerca de su arma. Aunque no era como si Yuno supiera si la katana tuviese "poderes mágicos", pero conocía que habían armas alrededor del mundo con dichos poderes. -¡Acompañame! - Tomó la muchacha de la mano y salió corriendo hacia las aguas donde se encontraba Sharon con Tanya.

Se había fijado en los dientecillos de la sirena, pero no había dicho nada. Le parecían curiosos y divertidos de hecho. Mas no es como si ella fuera a ir por la vida dando comentarios acerca de los dientes de los demás (lol). Llegando a la orilla donde estaban Sharon y Tanya, soltó la sirena (sin saber que era sirena) de la mano y...

-¡Sharon onee-chaaaaan! ^__^ - Gritó energética cuando estaba llegando a ella, y se lanzó a sus brazos. Probablemente las dos cayeran de sentón en las aguas si Sharon no la sujetaba bien. Hecho esto, empezó a reír divertida, tomándose su tiempo para recuperarse de lo que había pasado. Entonces se pondría de pie (en caso de haber caído) y miraría a las recién llegadas.

-¡Hola, hola! - Mencionó con una sonrisa amable, pero sin dejar sus energías de lado. -¿Qué las trae por aquí? - Tenía curiosidad de saber que hacían en ese lugar. No era que le molestara, pero tenía una gran curiosidad de saber que era lo que estaba pasando. ¿Quizás y eran nuevas amigas? ¡Yay!




No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:

¡Gracias por los Stamps, Red! ^^

♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
51916
Reputación :
19
Mensajes :
321

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Sharon el Vie Feb 24, 2017 10:08 am

Sharon nadó un rato en aquellas aguas, aquella sensación la relajaba, aunque era una elemental del fuego siempre le gustaba zambullirse en el agua y ver todas las especies marinas que habitaban allí abajo. Peces pequeños y de todos los colores pasaban por debajo de sus pies en el agua, después de observarlos un rato se salió a la orilla a disfrutar del paisaje y tomar un poco el sol.  Una niña se acercó a mí para preguntarme dónde había comprado mi biquini. –Me lo regalaron- le mintió, no quería que otra se comprase el mismo biquini que ella, pero que demonios se pensaba. Después de eso aquella extraña se fue.

Allí observó como una chica se acercaba a Yuno, “¿Quién sería?”, después de hablar con ella vio como la cogió de la mano y se acercaron a ella. Le molestó que la tomara de la mano, Yuno era su amiga y le daba la mano a ella no a desconocidas (lol). Pero su enfadó se pasó cuando Yuno se lanzó a sus brazos. -¡Sharon onee-chaaaaan! ^__^ - gritó Yuno, pero aunque Sharon intentó cogerla en brazos ambas cayeron al suelo, Yuno fue demasiado energética. Ambas se levantaron mientras Sharon se quitaba la arena del cuerpo.
-Yuno onee-chan un día nos matarás a ambas- Dijo sonriéndole y agarrándole la mano para que las otras supieran que era SU amiga. –Holaa, soy Sharon ^^- se dirigió al fin a la desconocida, su caída al suelo la había despistado. -¿Quién traes contigo Yunito?- preguntó refiriéndose a aquella chica a la que había cogido de la mano.

Después de preguntarle, Yuno le dijo que aquella chica quería que le hablara sobre su espada, que le gustaban mucho.  ¿La habría visto? “Mierda”, no quería que nadie supiera de ello, pero ya que la había visto no se lo ocultaría del todo. – Es mi katana, es un sable japonés cuya hoja puede cortarte con solo mirarla, asique no la toques.- Le dijo mientras se dirigió a su mochila, en la cual Yuno ya había guardado sus cosas “mi Yuno *-*” y sacó su katana. Se la enseñó, para que pudiera verla pero que no la tocara y la volvió a guardar. -¿Qué te trae por aquí?- le preguntó a la desconocida.

Momentos después una cuarta chica se les unió, ~Hey, hey, hermanitas; Tanya se siente aburrida de jugar sola en la playa. ¿Puede Tanya jugar con ustedes? ¿Puedeee?~
¿Otra loca?, no la conocía de nada y ya estaba preguntando si podía jugar con ellas, “sálvese quien pueda” pensó Sharon ante esa escena. ¿A qué se refería aquella chica con jugar?, sintió que al pronunciar la palabra “jugar” no se refería a “jugar” (wtf), sino más bien algo más allá de eso. -¿Quién eres tú?- le preguntó Sharon algo desconfiada, hacer amistades no era lo suyo, pero una vez que las tenía no las perdía. - ¿Qué te apetece hacer?- le preguntó a la nueva chica (Tanya) mientras miraba con preocupación a Yuno.


Amor infinito a mi Stan por la firma ❤️ ❤️ ❤️

"La furia y la pasión van siempre de la mano"
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
29068
Reputación :
1
Mensajes :
99

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Callie Etherial el Dom Feb 26, 2017 6:16 pm

Al oír las palabras de la pelirrosada, la sonrisa de la sirena lentamente desapareció, dando paso a una mirada algo desilusionada, aunque al oír lo que esta dijo acerca de llevarla con su amiga, el rostro de Callie nuevamente se iluminó con una gran sonrisa. Pero al momento en que la pelirrosada la tomó de la mano, la sirena dejó entrever un deje de sorpresa en su mirada, creía que para tomarse de las manos tenía que existir ya cierto vínculo entre dos personas, y la pelirrosada era una casi completa desconocida por el momento. Aquello le puso algo incómoda, sobre todo porque aún tenía varias costumbres de su gente arraigadas en su ser, entre ellas la de que dos desconocidos no pueden tocarse a menos que sea en una pelea. De forma disimulada la sirena trató de soltarse de la mano de la otra chica, pero desistió cuando esta última la hubo llevado ya con la otra muchacha y por fin la hubo soltado.

Al ver que la pelirrosada se había lanzado a los brazos de su amiga, Callie no pudo evitar pensar que realmente debían de ser muy buenas amigas, de ese tipo que parecían conocerse de toda la vida, cuando la pelirroja se presentó, Callie procedió a hacer lo mismo, tanto para dejar claro que era una persona de buenos modales, como para expresar el hecho de que venía en son de paz.

— Mucho gusto Sharon, yo soy Callie —dijo llevándose una mano a la zona del pecho mientras se inclinaba levemente hacia adelante, no pensó en decirles que era una sirena, ya que pensó que con su verdadera forma aquello resultaba demasiado obvio a la vista. O al menos así era para ella. Pero quien sabe, ¿tal vez aquellas chicas jamás habían visto a una sirena como ella? Cuando Sharon le hubo mostrado la espada, la sirena dejó escapar un Ooohhh de admiración al ver el filo del arma, aunque al escuchar su pregunta la joven del mar volvió en sí— Pues, a mi me llaman mucho la atención las armas humanas, tienen un talento nato para crear cosas que hacen daño ~ Mi especie también tiene armas, algunas más simples, otras más complejas, etc. Por ejemplo mi tridente, no es la gran cosa, pero fue un regalo de mi madre, para algún día luchar contra ella.

Dijo con un tono de voz tan natural que podía extrañar a otras personas, al mismo tiempo que les mostraba su tridente dorado a las chicas, aunque esto se vio interrumpido cuando una cuarta chica se les unió. Bajita, pálida, de cabellera dorada y ojos azules, aquellos rasgos llamaron la atención de Callie. A ella le seguía pareciendo fascinante el que los humanos tuviesen una linda gama de cabellos de colores a su disposición, mientras que para la gente del mar casi todo se reducía al cabello negro, aunque a veces algunos lo teñían con pigmentos de algas para llamar más la atención, pero eso sólo lo hacían las hembras más atrevidas, y muy rara vez los machos.
La joven sirena saludó a la recién llegada con un leve movimiento de su mano, a pesar de que aún estaba algo extrañada por lo que esta había dicho, ¿jugar, acaso estaban jugando a algo? ¿¡Acaso la existencia misma era un mero juego!? Pensó de forma exagerada mientras no podía evitar reírse para sus adentros con aquel tonto pensamiento.
avatar

Salón :
1 A
Edad :
19
Dromes :
28552
Reputación :
0
Mensajes :
16

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Paimon el Mar Feb 28, 2017 4:07 pm

Es increíble que estén tan despreocupadas mostrando armas en un lugar público como este; o son unas completas idiotas o tienen la fuerza necesaria como para no importarles quien las vea. Al escuchar su intercambio y la ligereza con la que hablaban pensé que podría incluirme con facilidad. Pude deducir de sus acciones que Yuno era amiga, o al menos conocida, de la peliroja que me preguntó quien era.. ~Etoo.. Tanya.. mi nombre es Tanya..~ le contesté haciéndome la desentendida y rascando mi cabeza con descuido.

Lo más rápido que pude cambié el tema evitando profundizar en mi identidad. Había otra recién llegada entre ellas; con una apariencia extraña en su cabeza y un tridente en la mano. De sus palabras pude rescatar "..me llaman mucho la atención las armas humanas.." y "Mi especie también tiene armas." ¿Una ninfa? ¿Un metamorfo acuático? ¿O quizás.. una sirena?. No podía determinarlo a ciencia cierta pues había poca información fuera del tridente, que convenientemente me ayudaría a inmiscuirme dentro. ~Mi padre tiene un tridente similar~ lo dije al recordar quien me entregó esta vida, el gran demonio Balberith. ~Solo que no suele usarlo muy a menudo..~ Ciertamente la forma de ambas armas era similar, pero Balberith era más del tipo intelectual que guerrero, así que solo lo vi empuñarla una sola vez.

Era mejor que su atención se centrara en una persona a la que nunca verían, a que comenzaran a cuestionar el porque no me asustaban las armas. De esa manera podía acercarme a ellas y ver que tipo de temas conversaban. Estaba especialmente interesada en entender más las acciones de Yuno; si supiese algo que no debía, la eliminaría sin dudarlo.. y también a sus desafortunadas acompañantes. ~Me llaman la atención estos objetos tan increíbles.. mi padre dice que hay armas que incluso establecen un fuerte lazo con sus dueños, volviéndose parte de ellos~ El punto clave era hablar como si Balberith en realidad me contase chorradas como esa. ~Así que al ver a unas alegres hermanitas jugando con ellas sentí que no debía perder la oportunidad de conocerlas~ Hasta ahí explicaba en gran medida mi repentina aparición. La idea era que ahora bajaran la guardia y perdieran la desconfianza. Pude notar que en la cara de una de ellas apareció un rastro de comprensión. Ahora tocaba el movimiento final: Puse un rostro serio y retrocedí un par de pasos, una voz temblorosa salió de mis cuerdas vocales. ~¿Acaso.. acaso les molesta que Tanya.. esté aquí? Si quieren que me vaya.. yo.. lo haré~ Era un sonido suave pero llevaba tristeza en él. Si esto no funciona deberé considerar practicar más.


○ [Tanya Wehrmacht] ahora es [Paimon]
~Hablo~ ||  Pienso  ||  Narro
(Ficha)  -Gracias Dylan Walker por el ava y la firma ♥️-
avatar

Dromes :
11234
Reputación :
7
Mensajes :
137

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Yuno Gasai el Vie Mar 03, 2017 9:47 pm

–Es mi katana, es un sable japonés cuya hoja puede cortarte con solo mirarla, asi que no la toques.

Bien, hasta ahí Yuno pensó que todo estaba desenvolviéndose bien. No era como si fuera prohibido que los ciudadanos de Éadrom hablaran de armas. Hasta los humanos en sus más remotos sueños hablaban sobre armas y nadie les decía nada. Las armas eran un tema que podía ser visto como convesación casual, o criminal, pero en este caso, era uno casual. Lo que puso a Yuno con los cabellos de punta (aunque no lo demostró) fue el hecho de que la pelirroja fuera hasta su mochila a buscar la katana y demostrarsela. Esto hizo que la pelirrosada se pusiera alerta a sus alrededores con total discimulo, a pesar de mantener una sonrisa amable en el rostro.

"Sharon onee-chan debería ser más cuidadosa, nee. La idea de guardar las armas es para sorprender a los pervertidos o criminales que quieran hacernos daño, no que ellos nos sorprendan a nosotras sabiendo las cartas que tenemos de antemano." - Pensó sentada sobre su toalla de playa mirándo a aquellas dos féminas intercambiar sus respectivos conocimientos sobre las armas. "Me mantendré ajena al tema, como siempre, nee. No es como si tenga que confesar mis cartas, después de todo. ~" - Sacó otra bolsa de papitas y se puso a comer mientras escuchaba hablar a Sharon con la sirena.

— Pues, a mi me llaman mucho la atención las armas humanas, tienen un talento nato para crear cosas que hacen daño ~ Mi especie también tiene armas, algunas más simples, otras más complejas, etc. Por ejemplo mi tridente, no es la gran cosa, pero fue un regalo de mi madre, para algún día luchar contra ella.

¡Ah! ? ¡Y ella allí pensando que los dientes de la sirena eran producto de alguna malformación genética! ¡Eran simpáticos, y eso los hacía lindos! ♥ ¡Kyaaaa! ♥ ¡Así que ella era de otra raza! Yuno observó con ojitos brillosos el tridente que tenía Callie. ♥ ¡Era hermoso! ♥ De hecho, le recordaba a la película "La Sirenita", tehehehe. ♥

-¡Nee, nee! - Mencionó para llamar la atención de Callie. -¡Me gusta tu tri-diente! - Mencionó emocionada, diciéndole "tridiente" apropósito para parecer un poco ingenua. -Tu mamá ha de haberte querido mucho para hacerte un regalo así, nee. Bastante inusual, debo admitir. Pero quizás penso que... ¿Podías defenderte de los malos? >w<

..........................................................................

Mientras tanto, algo había llamado la atención de los criminales de la lancha, quienes estaban moviéndo sus cartas mientras aquel grupo de 4 muchachas estaba en lo suyo. Algo había llamado la atención de los criminales: Las armas que las chicas tenían con ellas.

-Mira nada más esas armas.
-Hoy en día hay niñas indefensas jugando a ser guerreras. Heh. Sus padres deberían tener más tacto y enseñarles que su deber está en la casa, no en la guerra.
-¿Las capturamos?
-Se ven bien indefensas. Flacuchas. Y una niña pequeña. No serán problemas. En el mercado negro los padres van desesperados a buscar órganos para sus hijos pequeños. Podría funcionar, si. Además... - Guardó silencio. -Nos podríamos hacer de unas armas para nosotros, o para venderlas en el mercado.
-No se ven muchos tridentes hoy en día. Y esa muchacha parece diferente a las demás. Si. Vayamos por ellas. - Dicho esto, empezaron a movilizarse con discimulo para llevar a cabo su plan. Llevarían la lancha al muelle para amarrarla. Uno de ellos se quedarían vigilando la embarcación. Los otros actuarían como si fueran personas normales pasando un buen rato en las arenas.

..........................................................................

~Mi padre tiene un tridente similar~ lo dije al recordar quien me entregó esta vida, el gran demonio Balberith. ~Solo que no suele usarlo muy a menudo..~

¡Kyaaaa! ¡Hasta la chiquilla sabía de armas! Había confesado que su padre también era portador de armas. Quizás era algún tipo de guerrero, como muchos tantos que había visto en Éadrom.

~Me llaman la atención estos objetos tan increíbles.. mi padre dice que hay armas que incluso establecen un fuerte lazo con sus dueños, volviéndose parte de ellos~

-¿En serio, nee? - Se quedó asombrada, prestando toda su atención a lo que decía la chiquilla. -Debe ser gracioso. Es como si tuvieras por novio un arma, hahahaha. - Se llevó la mano frente a los labios para soltar una risilla torpe por el chiste idiota que había hecho. Imaginó una persona de la mano de un arma, dando saltitos por un campo de flores, y que esa arma eventualmente se fuscionaba con la persona para ser uno... ¡Aaah! ♥ ~ ¡Debía ser un vínculo romántico! ♥ -Neee... - Se quedó mirando al cielo. -Espero algún día tener un vínculo así con alguna persona... ♥ - Se perdió en sus pensamientos romanticones cual colegiada común y corriente, con un leve rubor en sus mejillas.

~Así que al ver a unas alegres hermanitas jugando con ellas sentí que no debía perder la oportunidad de conocerlas~ - Pero Yuno no escuchó esa parte, porque se había ido a su mundo de fantasías. Claro que, después de que Tanya dijo eso, la pequeña retrocedió algunos pasos... Fue la voz chillona de la pequeña la que la bajó de sus pensamientos color de rosa.

~¿Acaso.. acaso les molesta que Tanya.. esté aquí? Si quieren que me vaya.. yo.. lo haré~

-¿Nani...? ¿Y ahora por qué lloras, nee? - La bajaron de su mundo de fantasías en mal momento. Justo cuando estaba en la parte donde iba a besar a "la silueta misteriosa". Fue bastante desmotivante, pero ahora tenía la chica llorona frente a ellos. -No se porque estás tan sentida, nee. Sharon-onee-chan solo preguntó que te gustaría hacer. No lo tomes a mal. n_n - Le sonríe. Que las otras muchachas le respondieran como se sintieran, aunque la pelirosada estaba tratando de calmar a la rubia.

-¡Ah! ¡Que modales los mios! ¡Me llamo Yuno... Gasai Yuno! ¿Ustedes? n_n - Bueno... Tenía que empezar a llamarlas de alguna manera. Miró a Sharon con una sonrisa en el rostro. Tenía que saber si ella estaba cómoda con las nuevas presencias o no. Después de todo, la opinión de su amiga también era importante en ese asunto. De no estar de acuerdo, buscaría cortar la conversación de alguna manera.




No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:

¡Gracias por los Stamps, Red! ^^

♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
51916
Reputación :
19
Mensajes :
321

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Sharon el Lun Mar 06, 2017 10:56 am

— Pues, a mi me llaman mucho la atención las armas humanas, tienen un talento nato para crear cosas que hacen daño ~ Mi especie también tiene armas, algunas más simples, otras más complejas, etc. Por ejemplo mi tridente, no es la gran cosa, pero fue un regalo de mi madre, para algún día luchar contra ella.

Sharon escuchaba a Callie mientras le hablaba, pero algo le llamó la atención. “¿Le regalaron un tridente para luchar contra su propia madre? Pero que cojones, ¿sería una pelea amistosa o vida o muerte?” La verdad que no le preguntaría por ello, parecería interesada por ello y la verdad que su vida no le importaba mucho, ya tenía bastante con la suya…

- Me gusta tu tri-diente!  -Tu mamá ha de haberte querido mucho para hacerte un regalo así, nee. Bastante inusual, debo admitir. Pero quizás penso que... ¿Podías defenderte de los malos? >w< Sharon rió ante las palabras torpes de Yuno, le hizo bastante gracia aquello de tri-diente, pero no la corregiría, a partir de ahora ella también lo llamaría así.

~Mi padre tiene un tridente similar~ . ~Solo que no suele usarlo muy a menudo..~

~Me llaman la atención estos objetos tan increíbles.. mi padre dice que hay armas que incluso establecen un fuerte lazo con sus dueños, volviéndose parte de ellos~

Al escuchar las palabras de la nueva acerca de que las armas establecían vínculos con sus dueños recordó a su pareja ♥ , él tenía un arma y él mismo dijo que poco a poco aquella espada se haría con su cuerpo, pero eso no era establecer un lazo con el arma, sino más bien, el control del arma sobre el dueño. Al recordar eso Sharon se mantuvo callada y mostró una tristeza en su rostro pero las palabras de Yuno la sacaron de sus pensamientos.

-¿En serio, nee? -Debe ser gracioso. Es como si tuvieras por novio un arma, hahahaha.  -Neee... - Se quedó mirando al cielo. -Espero algún día tener un vínculo así con alguna persona... ♥ Que haría Sharon sin aquella chica, sus ocurrencias eran las que la mantenían en la tierra y con vida, sus ganas de vivir eran las que hacían que se sintiera feliz, menos mal que la conoció ♥

Mientras pensaba en su amistad con Yuno la nueva la volvió a sacar de sus pensamientos con un pequeño lamento en su voz.

~¿Acaso.. acaso les molesta que Tanya.. esté aquí? Si quieren que me vaya.. yo.. lo haré~

La verdad que la forma en que lo dijo le pareció bastante falsa y fingida a Sharon pero no pelearía con ella por eso, tan solo le seguiría la corriente hasta ver a donde llegaría eso.

-¿Nani...? ¿Y ahora por qué lloras, nee?. No se porque estás tan sentida, nee. Sharon-onee-chan solo preguntó que te gustaría hacer. No lo tomes a mal. n_n -

-¡Ah! ¡Que modales los mios! ¡Me llamo Yuno... Gasai Yuno! ¿Ustedes? n_n – Dijo mientras miraba a Sharon con una sonrisa en el rostro. Esperaba que esas chicas no buscaran pelea y realmente vinieran con buenas intenciones a lo que le devolvió la sonrisa a Yuno.
Esperaría a que se presentaran debidamente y después de eso les propondría algo. –Tengo una baraja de cartas en la mochila, si os apetece una partida podemos jugar~- Le ofreció Sharon con una pequeña sonrisa en su rostro, siendo lo más amable que podía con ellas.
En el momento en el que Sharon iba a coger las cartas de la mochila vio que unos hombres se sentaron cerca de las chicas y comenzaron a hablar en voz baja mientras las miraban. “Esto no tiene buena pinta” pensó mientras miraba a los extraños. Acercó su mochila a ella y la sostuvo cerca de sus piernas, quién sabía si alomejor le hacía falta sacar su katana…

Comenzarían a jugar a las cartas (si las chicas accedían claro) y estando sentadas en la arena los hombres se acercaron aún más a ellas pero aún a una distancia considerable. Eso hizo que los sentidos de Sharon estuvieran alerta. –Chicas…, no tengo buenas sensaciones…-Dijo una Sharon algo preocupada.

Pero después de decir eso no le dio tiempo a hacer nada más cuando se encontró de un instante a otro atrapada por unos fuertes brazos mientras su boca era cubierta por una especie de tela. Su respiración se agitó al ver que no podía desprenderse de ellos y de pronto, todo se volvió negro a su alrededor.


Amor infinito a mi Stan por la firma ❤️ ❤️ ❤️

"La furia y la pasión van siempre de la mano"
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
29068
Reputación :
1
Mensajes :
99

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Callie Etherial el Sáb Mar 11, 2017 5:39 pm

En sí, todo lo que la rubia había dicho, había conseguido llamar gratamente la atención de la sirena, quien había oído atentamente cada palabra de la pequeña niña, estuvo a punto de añadir algo al respecto cuando escuchó el comentario de la pelirosada, el cual consiguió sacarle una risita a la pelinegra, quien se cubrió un poco la boca con una mano para tratar de amortiguar el sonido emitido. ¿Un arma como novio? Eso se oía hilarante, aunque ella si había presenciado a guerreros que confiaban más en sus armas que en la gente que les rodeaba, cosa que en cierto modo era comprensible. Aún sumida en esos pensamientos, la joven de nombre Callie recordó la pregunta, o más bien comentario, que había hecho la chica que por lo que había oído antes de boca de la pelirroja, se llamaba Yuno.

— Pues, si, también sirve para defenderme. Pero también es el arma que debo usar para pelear contra mi madre y mi hermana mayor por el trono, pero...yo no quiero pelear con ellas, al menos no por ahora —dijo mientras bajaba la mirada hacia el tridente dorado de seis puntas, tres en cada extremo. Aunque al seguir escuchando lo que decía la pelirosa, Callie perdió el interés en ese tema, a ella realmente no le llamaba la atención la idea de tener una pareja, sobre todo por el pésimo resultado que había obtenido con su primer y último intento de tener una relación con alguien, y no con cualquiera, sino con un muchacho terrestre. Realmente es una lástima lo que pasó, aún tenía su cráneo oculto en la que había sido su habitación en el palacio real del que provenía.

Tras eso, oyó lo dicho por la pequeña rubia, la reacción de esta le había parecido un poco exagerada, si no quisieran que estuviera aquí, se lo habrían dicho directamente. O al menos así debía ser para la sirena, ya que en su gente no era nada nuevo que nadie tuviera pelos en la lengua y dijera las cosas tales como son, si, eran gente muy directa, por lo que era fácil para ellos herir los sentimientos de otras especies. Al oír la posibilidad de poder jugar a las cartas, la pelinegra se puso un poco nerviosa, aún desconocía muchos juegos de los terrestres, y temía que cuando le explicaran el cómo se participaba en este, no entendiera, y por ende, no pudiera jugar con ellas. Al fin y al cabo, parecían buenas chicas. En cuanto las muchachas estuvieron sentadas en el suelo, la sirena le dio un vistazo también a aquellos sujetos, por el ruido que había en la playa no podía oír bien lo que estaban diciendo, pero logró captar las palabras captura, armas y mercado. Estuvo a punto de comentarle eso a las chicas, pero antes de darse cuenta, la sirena vio cómo uno de los sujetos le cubría la boca a la pelirroja de nombre Sharon con una tela, la sirena de inmediato se puso de pie, lista para blandir su tridente, pero emitió un sonido ahogado de dolor cuando sintió que le enterraban algo en el brazo. Al dirigir su vista vio que era una especie de dardo, pero apenas tuvo momentos para pensar en algo más antes de comenzar a sentirse mareada.

Comenzó a dolerle la cabeza, al mismo tiempo que se sentía cada vez más pesada, eso la enfureció, se dio la vuelta para encarar a quien le había hecho eso, y trató de blandir su tridente hacia este. ¿Cómo se atrevía a hacerle eso, quien se creía que era? Humano de mierda, pensó mientras su visión se tornaba escarlata y emitía un fuerte hisss mientras mostraba sus afilados dientes. Nunca podría darle la espalda del todo a su verdadera naturaleza, una sirena violenta y sanguinaria, tal y como debía ser según todos los usuarios del mar que había conocido. Estuvo a punto de atacar, cuando de repente su visión se oscureció, y cayó directamente a la arena. El dardo tranquilizante había hecho efecto.


Hablo ~ - ~ Pienso
avatar

Salón :
1 A
Edad :
19
Dromes :
28552
Reputación :
0
Mensajes :
16

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Paimon el Mar Mar 21, 2017 4:53 pm

La situación parecía ir de manera favorable. Aunque no era tal y como lo había planeado logré acercarme a ellas y entender que solo jugueteaban con un par de armas de corto alcance. La que se presentó como Yuno nuevamente no daba signos de reconocerme por lo que bajé mi nivel de precaución ante ella. Por otro lado su amiga parecía sospechar ligeramente; después de todo en una ciudad como esta, llena de bichos raros, criaturas mitológicas y seres espectrales lo mejor era dudar de quien se te acercara.

Finalmente estaba la chica acuática.. las opciones de su origen eran bastante complicadas; podría ser una metamorfa de mar, una ninfa, sirena, híbrida.. existían muchas posibilidades, pero luego de hablar respecto a una lucha por poder con su familia la lista se hacía más pequeña. De todas maneras podría descubrirlo más adelante con una "conversación privada."

El ambiente se puso un poco tenso, después de todo un grupo de hombres las estaba rodeando lentamente.. como si de una red humana se tratase. Yuno y su amiga parecieron caer en cuenta que era sospechoso pero no se apresuraron a tomar precauciones. "Tontas mocosas. Aún les falta aprender de la experiencia." La peliroja dijo que sacaría una baraja de cartas pero se detuvo cuando uno de los tipos de antes la atrapó, ayudándose de drogas para dejarla inconsciente.

La "chica aletas" respondió con violencia y mostró esos excelentes colmillos suyos. Sin lugar a dudas serían una buena adquisición para mi tienda. Alcanzada por un dardo también terminó por quedar desmayada. Ahora quedábamos Yuno y yo, pero sería malo si fuese la última en pie así que retrocedí a propósito hacia los sujetos esos, dejando que las lágrimas cayeran de mis ojos. Estos tipos eran bastante buenos, no dejaron que abriese la boca para pedir ayuda, me presionaron en uno de los puntos de acupuntura tratando de noquearme pero era fácil burlarlos si ya sabía sus intenciones.

De esa manera me dejé caer en los brazos de mis captores, a la espera del desarrollo de la situación.


○ [Tanya Wehrmacht] ahora es [Paimon]
~Hablo~ ||  Pienso  ||  Narro
(Ficha)  -Gracias Dylan Walker por el ava y la firma ♥️-
avatar

Dromes :
11234
Reputación :
7
Mensajes :
137

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Yuno Gasai el Sáb Abr 01, 2017 5:42 pm

— Pues, si, también sirve para defenderme. Pero también es el arma que debo usar para pelear contra mi madre y mi hermana mayor por el trono, pero...yo no quiero pelear con ellas, al menos no por ahora —

¡Ooooooh! Yuno abrió los ojos sorprendida. Lo que decía Callie era como una historia de fantasía. "Una joven muchacha tiene que ir a pelear en contra de su hermana y su madre con el "tridiente" que le habían regalado." En sus ojos había cierta expresión entre sorpresa y emoción, aunque también un poco de preocupación. ¿No le harían daño? Es decir, a duras penas había conocido a Callie, pero saber que la chica podría resultar herida o hasta muerta era algo... raro. Saber que estabas hablando con una persona que podía morir en un futuro. Y al final todos morían, pero "crónicas de una muerte anunciada...", bueno.

–Tengo una baraja de cartas en la mochila, si os apetece una partida podemos jugar~-

-¡Ah! ♥ ¡Yo le entro al juego! >w< - Respondió bastante emocionada con sus ojitos brillosos. Juntó sus puñitos frente a su pecho y esperó a que Sharon empezara a barajear las cartas y a repartirlas. -¡Siiii! >w< - Las chicas habían comenzado a jugar, cuando minutos después, Sharon-nee-chan interrumpió para decir algo que no tenía nada que ver con el juego.

–Chicas…, no tengo buenas sensaciones…-

-¿Huh? - Miró de reojo a su alrededor. Unos hombres estaban acercándose a ellas. ¿Mas stalkers, como la vez pasada? ¿En serio...? ¡Maldición! ¡Ya no se podía ir a la playa en paz! Si esto seguía así, la pelirosada iba a salir con fobia a la playa. Puso su antebrazo con discimulo sobre su mochila porque planeaba sacar su arma de fuego, pero fue cuando todo comenzó.

Uno de ellos había tomado a Sharon del cuerpo, poniéndole un pedazo de tela en el rostro. -¡Sharon-nee-chan! - Gritó Yuno desesperada, abriéndo su mochila. Otro de ellos había disparado con, lo que parecía ser un dardo, a Callie, quien reaccionó haciendo "hisss" mientras sacaba sus colmillos.

Era una situación desesperante por el hecho de que a Sharon-nee-chan ya la habían capturado. Cruzó miradas con Tanya, y lo único que hizo la pequeña fue salir corriendo hacia los captores con lágrimas en los ojos. ¿Nani...? ¿No se supone que la chiquilla corriera hacia mi en busqueda de protección? Y si quería escapar, ¿por qué corrió justamente hacia allá...? ¿Qué demonios tenía en la cabeza esa pequeña mocosa...? Los captores le apretaron un punto vital en el cuerpo haciendo que se desmayara.

-Esta no será un problema. - Dijo seguro de si mismo mientras se refería a Yuno.
-Suelta a Sharon-nee-chan y las demás, o no respondo. - Me levanté del suelo con una mirada sombría, apuntando a los hombres con mi arma de fuego.
-¿Huh? ¡Mira nada más! - Ríe. -¡Alguien quiere jugar a ser la...! - Recibe un disparo en el estómago.
-¡Suelta a Sharon-nee-chan! - Mi semblante había cambiado por completo. Ya no era la chica angelical que habían visto antes. Definitivamente no era el rostro enojado de una simple humana. Había algo más... No había sacado por completo su "forma real", pero había algo en ella que se había "distorcionado". Su personalidad, tal vez.
-¡Dispara, maldita sea!
-¡A la órden!

La pelirosada tomó acción rápido y empezó a disparar. Las personas cercanas en la playa comenzaron a huír cuando escucharon aquellas municiones detonarse. ¿¡Estaban locos!?

"¿Qué demonios...? ¿Por qué huyen? ¿¡Por qué no ayudan!?" - Pensó enojada, pero no podía quitar su mirada de los agresores. Un disparo golpeó el hombro de uno de los criminales, pero un dardo le dió a la pelirosada en el hombro izquierdo. "¿Nani...?" - Otro más llegó a ella por la espalda. ¿La estaban tratando como si fuera... un animal...? Su visión comenzó a nublarse. No... ¿¡Cómo era posible que...!? Lo último que recuerda fue ver un secuestrador correr hacia ella.

3:00 pm. Alta Mar.

La pelirosada despertó con sus brazos encadenados. Su visión todavía estaba recuperándose de a poco. Su cabeza daba vueltas por lo mareada que estaba. Notó que sus piernas eran visibles. Observó a su alrededor y no vio a nadie. Estaba sola en aquella habitación llena de cajas y otros objetos extraños que no podía identificar. Se movió para intentar reponerse. Fue ahí cayó en cuenta que estaba amarrada, todo por el sonido que hicieron las cadenas cuando movió su cuerpo. Sentía como la habitación se movía, el olor al océano y el sonido del mar. Estaba en un barco. Probablemente en el último piso de abajo.

-¿Sharon-nee-chan...? - Susurró por lo bajo con su voz débil. Observó con dificultad a su alrededor identificando el lugar. El efecto de las drogas del dardo estaban pasando poco a poco. Le habían disparado dos veces, así que tenía el doble de la dosis que le dió a Callie. Toció, aguantándo las nauceas que por un momento llegaron a ella.

Tenía su mirada baja. Su cabello tapaba su rostro débil, ensombrecido. Sabía que tenía que recuperarse pronto antes de que vinieran esos hombres. Volvió a mover su cuerpo escuchando el sonido de las cadenas que le amarraban, y entonces recordó algo en su pasado:

La pobre niña encerrada dentro de una jaula pidiéndo ayuda, suplicando perdón. Otra vez había vuelto a caer ante el destino cruel. ¿Cuán débil era en realidad...?

¿Dónde estaban sus compañeras...?

Tenía que salir de ahí y buscar a las demás con el único método de defensa que conocía: Asesinar.

..........................

Cerca de la habitación de Callie:

-Confiscamos sus armas. Disecaremos a la sirena. Es raro ver un espécimen como ese. En media hora comenzaremos la operación para sacar los órganos internos de las demás. Están muy bien sedadas. - Comunicándose por radio.

Cerca de la habitación de Sharon:

-Si. Si. La muy maldita nos hirió con un arma de fuego. A esa la haremos sufrir el doble y le daremos la peor de las muertes. A las otras se le sacarán los órganos internos. Hay familias desesperadas que pagaran lo que sea por un riñón. Venderemos algunas de las armas que encontramos, pero el tridente es de buena calidad así que me lo quedo de colección, o lo venderé más caro. ¿La verdad? Depende como me sienta. - Comunicándose por radio.

Cerca de la habitación de Tanya:

-Ya tenemos a cuatro para el tráfico de órganos, ya sabes. Pero estamos debatiendo si usar la peliroja como experimento humano para ver como reacciona a las drogas que hemos fabricado. Lástima. La quería como mi concubina. - Ríe. Estaba comunicandose por radio también, probablemente a los jefes de la organización. -En fin, la mocosa no fue un problema. Probablemente se la daremos a los perros para que se la coman.




No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:

¡Gracias por los Stamps, Red! ^^

♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
51916
Reputación :
19
Mensajes :
321

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Sharon el Mar Abr 11, 2017 7:00 am

1:40 pm  - Alta Mar
Sentía un dolor de cabeza insoportable y una nauseas que estaban a punto de acabar con ella. Cuando abrió los ojos solo podía ver pequeñas manchas a su alrededor, el efecto de las drogas no había pasado efecto aún para ella, aún se sentía débil y no recordaba nada posterior a su partida de cartas en la playa… Volvió a caer rendida por el efecto del somnífero.

3:30 pm –
Unas voces despertaron a la pelirroja y la pusieron totalmente alerta -Si. Si. La muy maldita nos hirió con un arma de fuego. A esa la haremos sufrir el doble y le daremos la peor de las muertes. A las otras se le sacarán los órganos internos. Hay familias desesperadas que pagaran lo que sea por un riñón. Venderemos algunas de las armas que encontramos, pero el tridente es de buena calidad así que me lo quedo de colección, o lo venderé más caro. ¿La verdad? Depende como me sienta. – Soltó un inaudible grito tapándose la boca con las manos al escuchar la parte de que les sacarían los órganos internos para venderlos, sintiéndose mareada y tratando de recordar algo más…, aquel tipo dijo que alguien disparó un arma de fuego… Yuno… seguro… esa chica era un terremoto. Al pensar en que su amiga podía estar en peligro su cabeza dejó de razonar. Finalmente su vista volvió poco a poco pudiendo distinguir la especie de celda en la que se encontraba, contaba con unos barrotes de hierro y una puerta con un enorme candado cerrado. Cuando trató de levantarse del suelo se dio cuenta de que se encontraba atada con una cuerda por las piernas que le impedían caminar. “Serán estúpidos…" pensó al darse cuenta de que era una cuerda de cáñamo que fácilmente podría quemar, con su mente descontrolada totalmente por la situación condujo su calor corporal a sus piernas donde se encontraba la cuerda y aumentó el calor en ellas hasta que salió una pequeña llama de su cuerpo que acabó con la cuerda. Se puso de pie y se dirigió a la puerta de la celda donde se situó para intentar visualizar al tipejo que estaba antes hablando.

Debía salir de allí como fuera y jugaría sucio si hacía falta para encontrar a su amiga, y esperaba que estuviera bien, porque de no ser así lo pagarían, todos y cada uno de ellos. Tenía que tratar de llamar la atención de aquel estúpido para que abriese la puerta y pudiera salir de allí y había algo que todos los estúpidos como aquel tenían en común, la lujuria… - Señor… aquí hace mucha calor…- Dije con un lamento en mi voz mientras el hombre se giró para mirarme –Niña, aguanta ya pronto no tendrás que preocuparte por nada, disfruta de la corta vida que te queda- Tragué saliva al escuchar sus palabras pero seguí con mi juego –Me gustaría disfrutar lo poco que me queda con usted…- Le dije mordiendo mi labio y sonrojándome “¿En serio estaba haciendo yo esto?" El hombre se acercó a la puerta de la celda quedando frente a mí y retrocedí unos pasos –Vamos a jugar un poco nena – Me dijo mientras comenzaba a abrir la puerta de la celda y se adentraba en ella cerrándola de nuevo. Se acercó hasta donde yo estaba tomándome de la cintura y acercando su asquerosa boca a mi rostro pero justo antes de que me alcanzara le di un rodillazo en toda su ingle, haciendo que se cayera de rodillas al suelo –¡MALDITA! – gritó enojado a lo que yo le respondí con otra patada en la cara dejándolo inconsciente. –Púdrete- le dije mientras cogí la llave que colgaba de su cuello y también el walkie con el que se estaba comunicando para poder localizar a las demás. Abrí nuevamente la celda, dejándolo allí encerrado.

Ahora debía encontrar a Yuno… y a las demás chicas también, teníamos que salir de allí cuanto antes. –Yuno…- Susurré mientras comenzaba a caminar por los pasillos de aquella extraña embarcación y el walkie comenzó a sonar -Vamos a comenzar a darle una lección a la pelirrosada, la golpearemos hasta que nos suplique que nos detengamos, se lo merece por habernos disparado, ¿os apuntais?- la chica no respondió aquella llamada pero comenzó a darse prisa pues esto pintaba muy mal.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
29068
Reputación :
1
Mensajes :
99

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Callie Etherial el Vie Abr 28, 2017 6:17 pm

La joven sirena se despertó en cuanto escuchó que alguien estaba hablando de ella, sus sentidos estaban añun algo aturdidos, pero por suerte el efecto estaba comenzando a desvanecerse a un buen ritmo. Notó las gruesas cuerdas que mantenían unidas sus muñecas y tobillos, pensó que tal vez podría lograr romperlas con sus afilados dientes, pero antes de poder pensar con mayor claridad tuvo que fingir seguir bajo el efecto sedante. Uno de los hombres ingresó a la habitación y se agachó para verla, sintió su tacto en su cabello, en su cuello, hombros, branquias y brazos.
Aquello se sentía tan repugnante, podía escuchar y sentir la respiración pesada de aquel sujeto, la lujuria reflejada en cada uno de los movimientos y toques que realizaba en contra de su persona. La sirena tenía que hacer uso de toda la fuerza de voluntad que tenía tanto para poder pensar con la mayor claridad posible como para no dejarse guiar por sus instintos violentos. En ese estado era como volver a una clase de raíz de pensamiento primigenio, con su sentido común siendo obscurecido por una capa de neblina sedante, la chica sentía la necesidad de atacar.

Cuando aquel penoso ser humano procedió a dar unos pequeños tirones a la parte superior de su traje de baño, Callie reaccionó. Atacó al punto débil de casi todo mamífero habitante de la superficie, el cuello, hundiendo sus colmillos afilados como navajas en la carne del humano y sintiendo la sangre tibia de este comenzar a manar a chorros e inundando sus papilas gustativas además de chorrear por las comisuras de su boca. El hombre apenas tuvo tiempo de emitir un grito ahogado antes de que la sirena aumentara la fuerza de su mordida, procediendo a desgarrar zonas como lo eran la traquea, la laringe y por ende, las cuerdas vocales.

El sabor metálico del líquido escarlata, junto con la textura de la suave y tibia carne humana le trajeron múltiples recuerdos. Recuerdos de aquellos años en los que su madre, la emperatriz suprema del océano, ordenaba dar muerte a cualquier ser humano que se atreviera a cazar algún animal marino de todo su amplio y próspero territorio.
Para no desperdiciar los cuerpos y evitar que estos al pudrirse contaminasen el agua, estos eran usados como alimento no sólo para el gran monstruo Gl'bgolyb, sino también por la misma gente del mar, quienes no tenían problemas en consumir carne humana.

Callie, querida, ¿no tienes hambre? Vamos, come tu cena, me di el lujo de cazarla yo misma...

La chica de sangre fucsia empujó al humano al suelo, posicionándose sobre este para poder seguir con su ataque con mayor facilidad. Comenzó a tirar de la carne con fuerza, claro que tenía hambre, y mucha.

Vamos, al menos come un bocado, te hará bien. Mira a Meenah, ya hasta acaba de ir a por una segunda ración.

Si madre, lo haré, pensó mientras daba otra mordida, tenía ya restos de carne humana en su boca, los cuales comenzó a masticar y tragar. Tenía hambre, mucha hambre, pero al fin podía saciarse. La comida humana era deliciosa, pero los mismos humanos lo eran aún más.

Eso es, ¿ves? Te dije que era deliciosa, además, no tienes por qué sentirte mal cariño. Nadie extrañará a unos cuantos humanos menos, después de todo...son demasiados en este mundo. Todo depredador es la presa de alguien más, estamos aportando nuestro pequeño grano de arena para mejorar este mundo. ¿Entendido?

La voz de aquel recuerdo desapareció poco después de decir eso, al mismo tiempo que la chica comenzaba a volver a sus sentidos, y por ende, a tomar conciencia de sus acciones. Tosió un poco al tragar sin querer algo de sangre restante del cadáver, miró este último de manera fija por unos instantes y luego su propio reflejo en una de las paredes metálicas del lugar. Se vio a si misma como un monstruo.

— Qué he hecho... —susurró en voz baja para después alejarse del cuerpo y tratar de limpiarse la sangre del rostro y la boca. Sintió nauseas, deseos de vomitar, pero logró controlarse a tiempo. Tardó unos momentos en poder regular su propia respiración y los latidos de su pobre corazón, el cual parecía querer salírsele del pecho.

Entre las pertenencias del cadáver vio un cuchillo, el cual usó para cortar las ataduras de sus muñecas y tobillos, hecho eso salió del lugar en el que estaba, no sin antes ocultar al muerto detrás de unas cajas de madera. Como principal objetivo pensaba ayudar no solo a las chicas que había conocido en la playa, sino también recuperar su tridente, no perdería a este último por nada del mundo. Era un regalo que poseía demasiado valor sentimental.

Era una prueba de que su madre la amaba.


Hablo ~ - ~ Pienso
avatar

Salón :
1 A
Edad :
19
Dromes :
28552
Reputación :
0
Mensajes :
16

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Paimon el Lun Jun 19, 2017 8:29 pm

Todo transcurrió con inusual tranquilidad una vez que todas fuimos capturadas; ninguno de los secuestradores sospechó de mi y nuevamente me alegraba de elegir tan pequeña e inofensiva apariencia para andar por la ciudad. "Lo que si resultó inesperado fue la actitud de Yuno, ya imaginaba desde su tranquilidad en el cementerio que sus vivencias van más allá de lo que experimentan los civiles comunes; sin embargo, esa mirada a veces ni la encuentras entre los mejores soldados de la vanguardia" Mientras éramos transportadas dentro de la nave encallada cerca de la zona donde jugábamos ordenaba ideas para ver como lidiar con la situación. Podría librarme ahora e internar acabar con todos los infelices por mi cuenta, pero la probabilidad de lograrlo era menor al 60%, además sentía curiosidad de hasta donde podía llegar la pelirosa con un poco más de peligro. "La sirena también es muy interesante, me encantaría estudiarla mucho más a fondo" Finalmente opté por esperar dentro hasta que las demás chicas despertaran.

Una vez allí dentro nos separaron en diferentes habitaciones, pude contar al menos 8 hombres en las cercanías antes de ser arrojada como un saco de papas en una pequeña zona que servía de almacén. Por supuesto, no ofrecí resistencia incluso desde la playa así que los idiotas consideraron que amarrarme con unas sogas era suficiente para mantenerme quieta. Solo me reí para mis adentros antes de concentrar mis sentidos para adquirir información de la situación actual, incluso como humana mis capacidades eran superiores por lo que no tuve inconvenientes en aprender algunas cosas de nuestros "amigos". Al parecer eran esbirros de una organización desconocida pero que traficaban órganos en el mercado negro, y nosotras formamos parte de su mercancía más valiosa. "Pensar que después de trabajar cazando ganado para arrancarles partes especiales me toca experimentar ser la presa.." Todo esto era incluso irónico al punto en que solté una risita completamente inaudible.

3:00 pm – Alta Mar

Me mantuve en estado alerta durante varias horas de la noche, tratando de percibir noticias sobre las demás muchachas; pero sospeché que por los efectos de las balas entumecedoras tal vez estaban dormidas. La velocidad de marcha y el tiempo transcurrido indicaban que ya nos encontrábamos lejos de la costa; ya estaba impaciente pues a este paso saldríamos de la ciudad en breve y para volver a la playa tomaría más tiempo del que quisiera. Casi como respondiendo a mi molestia escuché una voz altanera a través de las paredes:

-Ya tenemos a cuatro para el tráfico de órganos, ya sabes. Pero estamos debatiendo si usar la peliroja como experimento humano para ver como reacciona a las drogas que hemos fabricado. Lástima. La quería como mi concubina. - Ríe. Estaba comunicandose por radio también, probablemente a los jefes de la organización. -En fin, la mocosa no fue un problema. Probablemente se la daremos a los perros para que se la coman.[/quote]

Todo lo relacionado al trafico de órganos y drogas era trivial para mi, también me ganaba la vida de ese modo así que juzgar a alguien más por ello era hipócrita. Si embargo su último comentario fue como el detonante de mi paciencia; ~¿A los perros?~ repetí en voz baja mientras me ponía de pie, con mi pequeño cuerpo calentándose. Las cuerdas cedieron como mantequilla, liberándome y dejando un ligero olor a quemado que desapareció cuando lo inhalé. Avancé hasta la entrada con pasos ligeros, con mi cuerpo lentamente cambiando a su apariencia verdadera.. realmente ya no me interesaba esperar por las demás mocosas, pues tuvieron varias horas para recuperarse. Armar un escándalo se alejaba de mi metodología, con cuidado esperé a que los pasos del tipo se alejaran antes de finalmente salir como si de mi propia habitación se tratase. Lo seguí rápidamente y me puse a su espalda, mi estatura no me permitía alcanzar su cabeza así que pateé con fuerza el reverso de su rodilla izquierda hasta que la rótula se desplazó un par de centímetros, desgarrando la carne. Antes de que gritase cubrí su boca con mi mano ahora roja, con gruesas garras y que tenían una fuerza abrumadora. Nos miramos a los ojos en ese instante, vi mi cuerpo reflejado en sus dilatadas pupilas, una demonio de verdad con un par de cuernos sobresaliendo de la frente y dientes tan afilados como los que mostró aquella sirena; ~Tan frágil, tan estúpido. Si tienes oportunidad de renacer entonces aprende a diferenciar el cielo de la tierra~ le dije al tiempo que con mi otra mano invoque una hermosa llama negra que tenía forma de loto y con una suave caricia la dejé en el pecho del hombre que contemplaba la escena incrédulo y con ojos llorosos. No se necesitó muchos segundos antes de que todo su cuerpo fuera consumido por el fuego, que luego controlé para apagar. ~Incluso los insectos dejan un agradable olor cuando son rostizados~

Dejé atrás el solitario cadáver calcinado, y avancé por los pasillos de la embarcación con aparente calma exterior; pero, por dentro saboreaba lentamente a mis próximos objetivos.. se me venían a la cabeza diferentes tipos de juegos para ellos. "¿Me darán a los perros? Ja! Entiendan algo, yo soy el perro de guerra que devorará sus entrañas mientras aun están conscientes" Finalmente sonreía de verdad, mostrando los colmillos sin pensar en algo más que aniquilarlos a todos.

Tanya:


○ [Tanya Wehrmacht] ahora es [Paimon]
~Hablo~ ||  Pienso  ||  Narro
(Ficha)  -Gracias Dylan Walker por el ava y la firma ♥️-
avatar

Dromes :
11234
Reputación :
7
Mensajes :
137

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Alcalde de Saltadilla el Dom Ago 20, 2017 7:40 pm

TEMA CERRADO
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Playa
avatar

Dromes :
96095
Reputación :
6
Mensajes :
480

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Re: Who need tsunderes when you can have an army of crazy little psychos...? ♥ ~ [Tanya, Callie, Sharon, Yuno]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.