FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
CENSO
DE JULIO
¡FIRMA OBLIGATORIA!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


El alza de los desterrados, la primer conquista

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

+18 El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Ban Boraychoo el Jue Feb 16, 2017 5:44 pm

Nos encontrábamos en una pequeña ciudad, alejada a varios kilómetros de Éadrom, cuando llegamos mi compañero y yo optamos por dividirnos, en realidad me había escapado de él, tomando una de las partes de aquella ciudad de altos edificios, carretas que funcionaban sin caballos y gran cantidad de gente molestando por doquier, pero sabía que mi compañero, por más que me escapara siempre estaría cerca de mí, era su costumbre, en cambio yo era un poco más liberal en esos aspectos, en especial que me agradaría más si el tuviera senos, pero bueno no todo en la vida te puede tocar. La cuestión es que estábamos en aquel lugar por órdenes de Zerdis, quien nos había pedido que extermináramos la población dejando en lo posible intactos los edificios, para que sean habitados cuando acabáramos con todas miserables razas de este planeta.


Luego de haber acabado con una gran parte de la población, mi cuerpo parecía frenético, mientras golpeaba a una mujer embarazada, en el estómago, con la frase tú y esa criatura no merecen estar en este mundo, la mujer se había quedado inconsciente ya hacía algún tiempo, pero eso no me importaba, pues encontraba placentero aquel acto despiadado, podía ver como la sangre brotaba por su boca y sentir su leve respiración, sonreía frenético, ya que hace poco había sido liberado y esta era mi primera misión luego de un largo tiempo dormido una vez que pude sentir como las costillas comenzaban a quebrase me detuve, solo por un instante, tome el cuerpo de la joven y lo levante hasta que llegara mi altura, su rostro hinchado y lleno de moretones, había dejado de llorar –Vamos basura despierta, que así no es divertido- dije en tono tranquilo, con una sonrisa en la cara, pero al ver que ella no movía ni siquiera un musculo, desgarre su ropa con mi mano derecha, la de la parte superior, dejando ver su senos y la voluminosa pansa que tenía esa atrocidad dentro de ella. Aun sin moverse y viendo la cara de pánico de aquellos cobardes, que no se atrevían acercarse hacia donde me encontraba, tome la pata de una silla, quebrándola de punta y se la clave directamente en el vientre, abriendo un poco este para poder sacar, aquel bebe aun en formación, saque la tapa de aquella calabaza que llevaba conmigo y lance al mocoso hacia arriba, para que el poder lo absorbiera. –Este será un vino de buena cosecha- dije mientras pasaba mi mano, ensangrentada, por el rostro de aquella mujer en estado agonizante para sacarme la sangre sucia que ella poseía.

Mire a mi alrededor, tratando de ver quien sería mi próxima víctima, pero decidí que todos debían serlo, así que bebí, de aquel potente licor y apunte la botella en dirección a los presentes absorbiendo a cada persona que se encontraba cerca de mí. –Señor, Aoz Dios que reinas el bien y el mal, tu humilde siervo pide que bendigas sus acciones y que le enseñes el camino a seguir-  mencione a modo de rezo extendiendo mis manos en forma de cruz, ni al cielo, ni al suelo, simplemente al frente.

De repente escuche un pequeño ruido, el temblar de dientes, lo reconocía desde ya hacía mucho tiempo, pues en la antigüedad, solo ver mi presencia era suficiente para que ejércitos enteros salieran huyendo, aunque mis poderes no se habían regenerado por completo, aquella pequeña chispa de ese poder, me permitía hacer este tipo de cosas. Busque entre las bancas de un café, lanzándolas con una mano, hasta que encontré de donde provenía. Debajo de una de las mesas se encontraba una chica de unos 17 o 18 años, vestida de camarera, toda temblorosa rogando a un patético dios que no la encontrara –Al parecer, tu dios no te escucha como el mío. Ahora quítate la ropa o te pasara lo de ella- Señalando el primer cadáver que se encontraba tirado en el medio de la calle. Levante una de las sillas y me senté en ella, colocando mi calabaza en una mesa aledaña bebía de sorbos mientras la veía desvestirse. Una vez termino, le ordene que bailara y cantara, con la amenaza antes hecha.
avatar

Dromes :
7432
Reputación :
2
Mensajes :
73

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Invitado el Jue Feb 16, 2017 7:45 pm

El joven caminaba lentamente por la arena, era una ciudad bastante alejada de Eadrom por lo que habían cambiado de ambiente en general, los árboles y vegetación que se alzaban airosos a la altura de algunas estructuras a las afueras aledañas a la ciudad eran especies para zonas más calidad por lo que se permitía observar todo de manera bastante cautelosa, la cantidad de personas en la calle, policías, edificios y demás eran tomados en cuenta por sus orbes mientras el solo caminaba de manera relajada, se habían movilizado a pie por lo que podía sentir que su cuerpo estaba caliente, no lo suficiente como para llamarlo cansancio pero había sido el calentamiento perfecto para iniciar la labor en la mejor de las condiciones. Podía revivir las palabras de Zeldris, cada una de las órdenes recibidas habían sido bastante exactas”Acabar con todos los seres vivos que presentaron oposición”, sabía que su compañero como siempre se iria por su lado por lo que ni si quiera se preocupó de seguir su dirección con exactitud, tenía plena consciencia de que el este estaba siendo tomado por el mismo así que se disponía a tomar el oeste. Dio un suave suspiro de pereza y se estiró cuando comenzó a escuchar los gritos, parecía que se le habían adelantado por lo que pensaba colocarse manos a la obra con la mayor prontitud que pudiese, empezando a correr a lentamente para luego acelerar cada vez más y dejar que sus pupilas brillarán con gran intensidad en una tonalidad carmesí, percibiendo el olor de la muerte detrás suyo por lo que se apresuró a crear un clon que vigilara los movimientos de su colega al tiempo que tomaba acción por mano propia, no le importaba la manera en que este actuara pero la verdad siempre prefería estar pendiente de aquellos que consideraba suyos, y todo aquel que formaba parte de la organización cabía dentro de esta calificación, no se llevaban excelente pero Arthur era capaz de entregar su vida por él, ni más ni menos.

El viento se levantaba y hacia nubes de polvo que recorrían la ciudad, se escuchaba el caos como si de una película de zombies se tratase, las personas corrían en dirección contraria a la que se encontraba el olor a vino y putrefacción pero lo que no sabían es que de el otro lado alguien les estaría esperando, no había ningún punto por cual fuesen a poder huir. Dando un fuerte fuerte salto impulsado por la carrera con la cual había comenzado antes quedó parado en un edificio de unos dos pisos, pero sin embargo siguió ascendiendo y llevando ambas palmas al pecho abrió y estiro cada uno de los dedos de las mismas para acto seguido dejar salir una bola de energía en dirección a el cúmulo de gente que intentaba huir despavorida en dirección al oeste.

‘Tsk, me han obligado”.

Murmuro para si mismo inclinando un cuello hacia uno de los lados, las vísceras y sangre pintaban el pavimento y aceras de las zonas más urbanas, una vez que acabó con la mayor concentración de personas llevó la mano a la empuñadura de una katana que se encontraba enfundada y sin contemplación alguna se dedicó a encajar una puñalada tras otra a cada persona que se encontraba, se movía rápidamente ya que eran demasiados como para detenerse a pensar en cuánto llevaba, aún había un cráter humeante donde antes había utilizado una bola de energía, el mismo humo tenía el olor del caucho cuando se está quemando, particularmente desagradable para alguien con una nariz tan sensible, más sin embargo el olor de la sangre era tan fuerte que le causaba entrar en frenesí y como si de una persona bajo los efectos de alguna droga como el LSD se tratara emitió una risa frenética y tomó la cabeza de un chico rubio de por lo menos 14 años de edad estrellando la misma contra el muro de una casa, la blanca pintura se hizo rojiza en cuestión de segundos, como cuando golpeas una sandía y todo su contenido se derrama por los costados haciendo un tiradero. Relamiendo sus labios clavó los colmillos de lo que ahora era el cadáver de una joven vida que había terminado mucho antes de comenzar, sin sentir algún remordimiento se alimentó hasta que prácticamente desangró cada arteria, vaso y vena, cuando se encontró satisfecho se separó y volvió a dar una carrera ahora percatandose de que oficiales de policía le rodeaban apuntándole con armas, no le parecía agradable el dolor aunque las balas no fuesen algo que le pudiera llegar a matar, si que se sentían por lo que rápidamente utilizó un escudo de energía y dejando dos clones más para un máximo de tres(contando el que se encontraba vigilando a Ban) se movieron presuroso a atacar a los policías que ni cortos ni perezosos se habían propuesto vaciar los cartuchos al observar lo que frente a si se erigía. Una masa de energía de por lo menos 2 metros de alto con forma humanoide y muy similar a lo que se conoce como la parca rodeaba ahora a el pelinegro con el único propósito de protegerlo ya que la misma tan solo se había colocado en la trayectoria, no atacaba ni nada similar.

Una vez el primero grupo de policias sucumbio ante sus clones los mismos se desvanecieron y dio otro suspiro pesado enarcando una ceja ya que más vehículos policiales se acercaban y no parecía que la batalla fuese a terminar pronto mas sin embargo solo se limitó a estirarse y acomodarse el cabello ahora dispuesto a pelear en serio ya que le habían obligado a utilizar un par de habilidades que no tenía dispuestas para ese dia, y todo por subestimar para los que en ese momento representaban a sus oponentes.

“Que comience la verdadera actuación, Amen”.

Susurro cerrando los ojos y dando una leve reverencia a algo que no se encontraba allí para ahora moverse casi como si de transportaciones se tratasen para el ojo humano, sería imposible que siquiera fuesen capaces de apuntar ya que ahora utilizaba su verdadera velocidad y fuerza desprendiendo los torsos de sus piernas en una sola y tajante estocada.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Dozbek el Jue Feb 16, 2017 10:36 pm

—N-no puede ser…

Destrucción, solamente destrucción era lo que veía. Pude precisar toda esa masacre desde el cielo cuando sobrevolaba la ciudad, era un paseo sencillo. Pero al llegar solo encontré un mar de sangre manchando el suelo, gente desmembrada y algunos cuantos agonizando. Mis pasos eran cada vez más lentos a medida que avanzaba por el pavimento. Hombres, mujeres y niños yacían muertos en casi todas direcciones, algunos ya despedían un olor pútrido. Pare por completo para observar todo a mi alrededor, pero a donde fuera que volteara solo veía sangra, órganos y extremidades amputadas.

Me causa un gran dolor ver a toda esa gente masacrada injustamente, y más aún, me causa furia. Mi rostro, aunque inexpresivo y serio, ocultaba una gran tristeza en él. Seguí caminando entre los cuerpos y me topé con el único cuerpo completo, de echo seguía vivo, un anciano seguía vivo, pero no por mucho. Me arrodillé para poder ver si podía hacer algo al respecto, pero lo único que obtuve de parte de aquel anciano fue una lagrima y un último suspiro para que después cerrara los ojos para siempre. Con cuidado, recosté al anciano y mi pare para seguir mi camino. Lo más penoso era que lograba escuchar lamentos y suplicas, pero no podía ayudarlos ahora.

—Desalmados…— Susurre con desprecio mientras seguía mi camino.

El único sonido que escuchaba ahora era el de mis pisadas produciendo un débil eco, lo único que quería era poder encontrar a la gente que siguiera viva y encontrar al responsable. Levente vuelo de nuevo y desde una distancia alta comenzó a buscar la zona menos afectada, tal vez encontraría a alguien vivo. Pase un gran rato buscando entre escombros y cuerpos, pero simplemente era inútil que siguiera buscando no tenía caso. Lo único que rescate de todo ese desorden fue un peluche manchado de sangre de su anterior dueña, una niña de tan solo unos cuantos años de edad. Frustrado, me senté en una banqueta mientras admiraba aquel peluche, pensando que debí haber estado aquí cuando todo ocurrió. ¿Era mi culpa? Sinceramente no sabía a quién echarle la culpa así que termine por culparme a mí mismo.

—Lo destruyeron todo y a todos… — Apreté el peluche. — Maldición…

Si realmente quería vengar a toda esa gente primero tendría que encontrar al o a los responsables, pero el único problema era que yo solo tal vez no podría con quien fuera que lo haya hecho. Mi cola se erizo por completo y empezó a serpentear cuando sentí un escalofrió en mi espalda.  No muy lejos de ahí se encontraba algo que me inquietaba un poco, un no se si debo ir a investigar o quedarme en este lugar en espera de más ayuda.

—No, eso no es una opción. — Susurre.

Sin más opciones en mente, comencé a dirigirme hacia el lugar donde creía que se encontraba el responsable de esto. No estaba completamente seguro de si mi ruta era correcta o si estaba yendo a ciegas, pero no hay de otra forma. Volví a enrollar mi cola en mi cintura y ajusté mis muñequeras, algo me estaba alarmando. No sé de donde vendrá ni quien será, pero algo pasará de eso estoy seguro.

—Esta sensación… realmente estoy inquietado, je ellos están cerca.  — No perdí el tiempo y comencé a correr hacia a toda velocidad.

Obviamente llamaría mucho la atención de esta forma, pero en parte eso es lo que busco, además de que ya siento estar cerca de uno de ellos. Cada vez acercándome más y más con mi rostro sudoroso de nerviosismo y mi corazón latiendo rápidamente por toda esa adrenalina.

—¡Yo debo encontrarlos! — Exclame sin detener mi carrera.
avatar

Salón :
3 A
Dromes :
18674
Reputación :
0
Mensajes :
28

Ver perfil de usuario
ALIENS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Ban Boraychoo el Vie Feb 24, 2017 6:06 pm

Una vez me aburrí de observar a la joven, di un largo bostezo, era linda, no lo niego pero ni se comparaba a lo que era mi excompañera, la bella Clarissa, por lo que me levante de aquella silla, tome aquella calabaza con mis manos, colocándola en la cintura, camine un par de pasos para llegar hasta donde estaba ella y eleve mis manos para decir una plegaria por la joven –Señor de lo bueno y lo malo, te imploro y suplico que perdones el alma de esta joven, que con su gentileza me dio diversión sana y entretenida, déjala ir de mis garras el día de hoy, para que sea juzgada mañana por alguno de mis compañeros- termine aquella plegaria, mire el rostro de la chica asustada y que temblaba en extremo debido al temor, me acerque hasta su oído y dije con voz gentil, pero en un tono que se notaba que había bebido algo –Eres muy bella y Aoz te ha perdonado, escapa de la ciudad antes de que mi compañero te encuentre, eres libre de odiarme, vuélvete más fuerte y trata de matarme si lo deseas, pero me quedare con esto- Esquivo el rostro de sus labios para tomar la braga y colocármela de sombrero. –Nos vemos hermosa- dije a modo de despedida y le di la espalda a la joven.

Camine un par de cuadras hasta ver al clon de mi compañero – ¿Qué? Pensé que estabas más lejos o ya estoy volviendo a ver doble, ni que hubiera tomado tanto- sonreí al clon, sabiendo que no me contestaría, di un par de pasos –Llévame donde tu jefe quieeerees?- pregunte con aquel tono de alcohol sobre mis voz, que ya se había hecho característico de mí. Caminando siguiéndole el paso mientras tomaba las vidas de las personas que se cruzaban en el camino con extrema crueldad, hasta que llegue a donde mi compañero -¿Te entretienes?- dije en tono burlesco, al verlo luchar con esmero, mientras yo me sentaba sobre una acera a beber vino, pero veía que no me necesitaba para esta batalla, por lo que no me molesto el hecho de no mover un solo musculo.

La gente vestida de uniforme caía rápido, al parecer eran los guardianes de este reino, pues no entendía muy bien las cosas, pero algunos llegaban en esas bestias de acero y cuatro ruedas, pero no eran ningún problema para mi compañero, así que me dedique a reposar un poco para ver si algo de esa batalla me llamaba la atención, pero no fue así hasta que dejaron de aparecer –Parece que los guerreros de este reino, son extremadamente débiles- comente mirando a la cara, sin moverme de mi posición, finalizando la frase con un bostezo.

Al darme cuenta de que a mi compañero se estaba complicando en demasía contra los gurreros de verde y sus elefantes de acero (tanques de guerra) di unos cuantos pasos adelante, con seguridad en mi rostro al ver la avanzada, abrí la jarra del ermitaño y esta comenzó a absorber a los humanos que se encontraban, su energía, hasta que no quedo ninguno en aquella calle, solo la simple soledad, ya que la mayoría asustados por ese poder salieron corriendo en retirada, no me moleste en seguirlos pues era demasiado trabajo y la verdad no era divertido – Pobre de ti- le mencione a mi compañero dándole unas palmadas –Pensé que eras más fuerte- me rasque detrás de la cabeza y me volví a sentar en el lugar, jugando con la tierra y formando un pequeño dragón, hecho de este material, de un metro de largo por treinta centímetros de ancho.

OFF: Disculpen la demora, mucho trabajo
avatar

Dromes :
7432
Reputación :
2
Mensajes :
73

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 25, 2017 3:39 pm

El fuego ahora era el principal protagonista de la escena con la cual sus ojos se deleitaron, ambos orbes se alzaban por encima de la algarabía de gritos con los cuales las personas responden ante la confusión, una sensación con la que estaba muy bien entendido más sin embargo no era parte de lo que ahora le definia. Ideas claras, enfoques directos y metas a corto y largo plazo eran los dogmas de su nueva creencia, tenía un propósito en la vida y sin importar que tantos fuesen los tropiezos o impedimentos con los cuales tuviese que lidiar, al anochecer, cuando todas las estrellas se observan entre sí esperando que la Luna haga su aparición magistral, el seria el astro que destaca por ser tan oscuro como para confundirse con el firmamento devorando la luz. Uno por uno los hombres caían, no se detenía ante las lágrimas o los gritos desconsolados que pedían misericordia nombrando gran variedad de entidades divinas provenientes de diferentes religiones”Jehová, Buda, Alá” todos eran convocados, pero esa noche ni siquiera un milagro podría reescribir el destino que cada uno de los sujetos de uniforme camuflado habían solicitado al desafiar a una fuerza con la cual no tenían experiencia ninguna, y mucho menos una idea de cómo desafiarla

“No importan las oraciones, no importa que tanto lo intenten, luchar es algo que solo va a hacer que su agonía sea más divertida para el verdugo, entiendan y acepten su destino con dignidad”.

Gritaba mientras que se movía de un lugar a otro, rápidamente ya que el calor de las balas rozaba su piel cada tantos segundos y esto era una sensación que lo le agradaba, la vorágine de estocadas se hacía cada vez más rápida y sistemática ya que los sujetos tendían a seguir protocolos establecidos por los entrenamientos y para alguien como Arthur esto era fácil de detectar. Se mantuvo así hasta que un misil fue lanzado desde una larga distancia haciendo que se mordiera los labios con fuerza acto seguido envainó la espada para tener ambas palmas libres, dando un par de saltos hacia atrás bajo del techo de una de esas máquinas metálicas que había comprendido debía destruir desde adentro, el calor corporal de los conductores le conducía a la escotilla y su fuerza sobrehumana le permitia abrirla sin dificultad aunque estuviera sellada. Ambos pies hicieron una presión sobre el suelo para luego esperar que la fuerza potencial hiciese lo suyo emitiendo un gran salto de espaldas para evitar la primera explosión, seguía dando volteretas incorporando un salto más y otro más siguiendo así con una cadena ya que parecía el lanzacohetes había sido descargado por completo y estaba seguro que la potencia de destrucción masiva de los mismos sí que haría mella en su defensa sin poder contar con su escudo tan rápido, tal vez había sido puesto en una situación de la cual tendría que buscar una salida bastante rebuscada, estando en el aire el clon que antes seguía a su pareja siguió las nuevas órdenes de correr a toda velocidad hacia el dando un salto llegando a atajarle en medio de una de las volteretas haciéndole girar para lanzarle fuera de la zona de fuego así sacrificando al clon para salir de la zona de impacto.

Una vez que estuvo fuera de peligro se dispuso a caer de pie en la tierra con un aterrizaje seco que hizo temblar levemente los escombros que a su alrededor se encontraban esparcidos desorganizadamente, justo como le encantaba cuando de un campo de combate se trataba. Hubiese continuado con la batalla contra las fuerzas armadas pero terminó siendo detenido por su colega quien decidió encargarse de todo de una manera más rápida y eficiente, aplaudia esta medida ya que realmente estaban allí para hacer todo de manera rápida y sin incurrir en tantos recursos como se estaban dando el caché de gastar tan solo porque habían sufrido demasiado tiempo sin entretenimiento o acción verdadera.

“Eh?, parece que no estamos solos, alguien más quiere ser partícipe de la diversión”.

Dice de manera bastante sonora llevando la zurda a la empuñadura de su espada con la intención de estar preparado si algo llegase a suceder, aunque realmente no tenia ningun sentimiento de inseguridad en sí mismo, al contrario, estaba plenamente consciente de que todo estaba completamente bajo su control, incluso su compañero cumplia con las bajas expectativas con las cuales le tenía fichado. Sus pasos ahora dieron dirección contraria a la pelea con los militares ya que este nuevo sujeto que se presentaba tenía un olor y una apariencia diferente, su sangre se encontraba alterada o simplemente era una especie con la cual no se identificaba la raza humana, razón por la cual dedicó completa atención al que ahora era el nuevo objetivo de su furia desmedida.

“Y tu, quien te crees para llamarme como si de un perro se tratase, no deberías de meterte en asuntos donde no te llaman, ya que tus actos siempre van a tener consecuencias”.

Responde de manera vanidosa ya que lo ruidoso de aquel quien quería incorporarse a todo el barullo les desafiaba sin miedo o respeto y esto era suficiente como para sacar de su máscara de frialdad a Arthur, demostrando un poco lo apasionado que es cuando algo se entromete en su camino. No detuvo sus pasos acercándose sin demora a lo que esperaba fuese un encuentro ligeramente más interesante al que había desempeñado con anterioridad y que ahora era responsabilidad de Ban.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Dozbek el Sáb Feb 25, 2017 7:13 pm

Dejé de correr cuando de nuevo sentí una sensación de frialdad recorrer mi espalda hasta la punta de mi cola. Una serie de explosiones se oyeron a tan solo unas cuadras de distancia, y las ondas explosivas llegaban hasta donde estaba yo. Levante mi vuelo de nuevo para ver exactamente de dónde venían las explosiones, no era lejos de echo era muy próximo. Sin más despegue y me dirigí a toda velocidad hacia aquel sitio. Debajo de mi pasaban varios vehículos militares y patrullas yendo al mismo lugar que yo, pero entre más iban más explosiones se oían. Claramente estaban perdiendo, pero no podía detenerlos así que lo mejor era llegar lo antes posible.

—Maldición, no saben que solo irán a morir. — Maldije en voz baja mientras apretaba los dientes.

Cuando por fin llegué me di cuenta que una vez más había llegado demasiado tarde, todo estaba destruido. Los hombres que vinieron a luchar estaban muertos y los civiles inocentes que aún quedaban estaban realmente alarmados porque alguien los estaba exterminando a un ritmo alarmante. Una chica desnudada corría desesperadamente con lágrimas en los ojos hasta que choco conmigo, lucia asustada y traumada. Yo la vi a los ojos unos momentos para que se tranquilizara, después simplemente le di una chaqueta que recogí del suelo para que tuviera algo con que cubrirse.

—¿Dónde están?

Ella temblorosa señalo hacia el lugar donde se encontraba el causante de dicha destrucción, pero yo no vi más que cadáveres y más cadáveres. Comenzó a caminar a paso lento hacia el lugar y cuando una nube de humo se disipo logre ver una figura de apariencia humana, pero estaba más que claro que no era un humano. No, no era solo uno, eran dos los que estaban ahí discutiendo por alguna razón.

—Ahí están… — Susurre avanzando hacia ellos dos.




Yo actuó -Yo hablo - Yo pienso

avatar

Salón :
3 A
Dromes :
18674
Reputación :
0
Mensajes :
28

Ver perfil de usuario
ALIENS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Ban Boraychoo el Mar Feb 28, 2017 2:58 pm

-Wooo alguien más quiere unirse a la fiesta- mencione riendo fuerte, no al estilo de un demente, pero si con ganas de reír, pues observe al sujeto, sin acercarme a él, aun me encontraba parado en medio de la calle chasquee los dedos y observe a mi compañero, quien se había preparado para pelear, tome un buen sorbo de vino dando la espalda a él, llevando mi mano hacia la nuca, con una risa que ocultaba mi intención de pelear contra el – Creo que es demasiado débil para mí- dije tranquilo –así que te lo dejo a ti- palmeando la espalda de mi compañero –vamos bro, creo que te puedes encargar de el sin mi ayuda- comento en tono burlesco hacia su compañero. Había dicho todo con una voz tranquila y tenue, que solo mi compañero me podía escuchar de esa distancia, aunque eso también dependía de qué tipo de sentidos poseía aquel sujeto de cabello negro y ojos del mismo color.

Di unos cuantos pasos hacia atrás, sin perder de visa al joven – Yo no tengo nada que ver con esta pelea, así que por favor no me involucren- comente gritando, mientras me tambaleaba un poco, había bebido bastante en todo el día, aunque solo estaba en 15% de mi estado de ebriedad total –Vamos, vamos, peleen que quiero divertirme un poco- grite en un intento de echar porras, di un par de pasos hasta llegar a aquel trozo de roca, con el que estaba formando un pequeño dragón, me mostré desinteresado en la batalla bebiendo un poco de vino de mi calabaza, bajando todo el contenido de la misma de un solo trago, mi estado de ebriedad había aumentado a un 30%.

Mire a mi alrededor extendiendo mis brazos, hasta llegar al punto de formar una especie de cruz con las mano –Aoz, señor de la creación y la destrucción, guía a tus siervos en este combate, bendícenos para que podamos cumplir con tu voluntad, destruir todas las razas de este planeta, para que comience un nuevo orden, donde solo tu voluntad sea realidad, donde las personas puedan vivir en paz bajo tu mano, tu que nos brindas la fuerza para vivir y respirar, te ruego mi señor, que encamines al enemigo al camino de la destrucción- cantaba aquel canto mientras, me comenzaba a mover de un lado al otro en un baile extraño, parecido a lanzar golpes al aire.

Había bebido demasiado, para poder controlar mis movimientos, bebido tanto, extasiado con el dolor y los gritos de la gente y el calor de algunas mujeres que no habían hecho los que les pedí. Mientras yo jugaba, la pelea estaba a punto de comenzar.
avatar

Dromes :
7432
Reputación :
2
Mensajes :
73

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Invitado el Mar Feb 28, 2017 9:43 pm

Los ojos carmesí de el pelinegro brillaban en la noche al tiempo en que las humaredas de gas negro eran liberadas por aquellos vehículos que habían sido destruido pero aún poseían combustible en su interior por lo que los motores luchaban por funcionar aunque los tubos de escape estuviesen rotos y la gasolina contaminada por los restos humanos atrapados en los engranajes, no se habían tomado muchas molestias en hacer algo relativamente organizada por lo que la situación se podría sintetizar como caótica y poco mas describiria los tintes oscuros con lo que todo había culminado o por lo menos para las personas que habían sido víctimas de los maniáticos que el destino había desatado en contra de esas ciudad. Arthur miraba fijamente a los ojos de aquel ser que parecía tener una naturaleza mucho más resistente, podía percibir que el aroma de su sangre tenía una naturaleza completamente diferente por lo que aún más repudio le causaba ya que la mezcla de razas era una manera aún más vil de dañar la pureza de las pocas que aún merecian la pena de existir.

“Espero que no vengas demasiado tranquilo hombrecito, has venido a el sitio incorrecto, aunque qué más da, esta será tu tumba”.

Dejó escapar una fuerte risa ya que desde la distancia podía escuchar los vitoreos y apoyos de su compañero, estos eran más un desafío a derrotarlo solo, confiaba en si mismo aunque sentía que no seria un desafío tan fácil de afrontar ya que la energía que habían perdido al ser sellados tardaría demasiado en regresar a su cuerpo por lo debía valerse con todo aquello que poseyera como una ventaja, entre ello dejó que la sed y sus instintos salieran a flote revelando su verdadera naturaleza. Un par de aperlados colmillos ahora sobresalen de sus labios, le era imposible cerrar la boca sin que los mismos no se mostrarán como una advertencia, el mismo sistema que poseen las serpientes de cascabel, amenazaba de manera aparente para intimidar a su oponente, aunque podía respaldar completamente su amenaza, confiaba plenamente en si mismo y tan solo se dejaba controlar por sus instintos porque estos le otorgan un bonus de fuerza y velocidad que normalmente necesitaría para la caza, aunque en este momento no era una cacería, era un enfrentamiento crudo y directo.

Una vez que tenía todo listo junto ambas palmas, las burlas de aquel que le apoyaba desde la distancia también ayudaban aunque no lo pareciera la competitividad salía a flote y era una motivación más para darlo todo en el campo de batalla, su orgullo no le permitiria caer frente los ojos que más le habían visto alzarse con la victoria anteriormente. Con las palmas aun juntas emitió un fuerte rugido dando un pisotón sobre la tierra haciendo que la misma se rompiera y produjera una nube de polvo que le dividiera de su contrincante, esperaba disuadir sus sentidos de la mejor manera posible por lo que mientras aún había distancia apelaba a confundirlo de la mejor manera que él conocía. Su piel parecía distorsionarse de la realidad ya que la misma se estiraba de maneras que no hubiesen sido soportadas por un humano comun y corriente, esta se moldeaba y parecía separarse de él aunque no se observaba una sola de sangre por lo que se daba por seguro que no estaba siendo lastimado, de hecho se relamía los labios con emoción ya que tenia tiempo sin realmente tener un enfrentamiento digno, estaba cansado de simplemente acabar con las personas sin que estas tuviesen manera de defenderse en lo más íntimo de su ser agradecia el por fin enfrentarse a alguien con quien pudiese colocarse medianamente serio sin temer a acabarle rapidamente. La piel que antes se había dividido tomó forma y un ser igual a él se hacía presente a su lado nuevamente había utilizado la habilidad de sus clones, ahora tan solo usaba uno por lo que su fuerza era el equivalente a al 50% de la propia en ese estado, ambos tenían una resistencia muy similar por lo que aunque se le atacara se necesitaría una fuerza aplastante para desvanecerle en un solo movimiento, rápidamente le otorgó la katana y tomándolo de la palma lo lanzó con todas sus fuerzas en dirección al enemigo con el cual se enfrentaba en ese segundo. El clon se había levantado como una pluma por los aires y mientras viajaba se había hecho un corte en el brazo dejando una linea de sangre derramándose en el trayecto, podría parecer contraproducente que hiciere esto pero todo tenía un propósito muy claro, el Arthur original podía controlar esta sangre ya que aunque fuese la del clon seguía siendo la suya, sin dar tiempo a que el clon terminase de viajar esta sangre ya se había convertido en 6 cuchillas con una envergadura máxima de 60 centímetros para así viajar con rapidez hacia los costados de el fornido contrincante.

El clon aterrizó y dio una estocada a la vez que las estacas habían también habían sido movilizadas de tal manera en que deberían de aterrizar al mismo tiempo, buscaba que las reacciones del contrario pudieran desposicionar o por lo menos herirle directamente. Su ataque estaba planeado para que el poder de contestar fuese reducido aunque como un luchador experimentado sabia que podía tornarse en su contra por lo que rápidamente inició una carrera por uno de los costados, específicamente hacia la izquierda para asi tener una mejor visual de lo sucedido y de ser necesario rematar lo que había iniciado, tenía esperanzas de que eso no fuese lo único que necesitará para ser quien se declare victorioso en el encuentre aunque había que ser claro, no dudaba ni un segundo de que no cabía ninguna posibilidad en su mente de recibir la derrota.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Dozbek el Miér Mar 01, 2017 8:22 pm

Mis pasos eran firmes y mi mirada nunca se apartó de aquellos sujetos que esperaban con paciencia mi total llegada, como buitres esperando comida. Cuando estuve una distancia un poco prudente noté como uno de ellos se apartaba diciendo incoherencias para mí, se notaba ebrio y desubicado. Yo lo seguí con la mirada por unos momentos, estudiándolo y memorizando algunos de sus rasgos que me harían nunca olvidar ese rostro de ninguna forma, si él llegaba a irse y yo empezara a buscarlo lo reconocería en cualquier otro sitio. Una gran cantidad de energía oscura invadía el lugar, podía sentirla hasta en mis huesos. Luego en un acto que me dejo más confundido este sujeto se pone a rezarle a un tipo de deidad de la que no se nada en lo absoluto, su voz es torpe pero tétrica al mismo tiempo, debe ser por esa bebida que ingirió. Yo me detuve a oír atentamente sus palabras y siendo sincero conmigo mismo me dejo con un poco de intriga de saber a quién se refería como su señor dios. Cuando por fin termino de recitar su credo yo tuve algo de tiempo para ver a mi alrededor, pero tal y como lo suponía la presencia de muerte aquejaba aquel sitio. No habían tenido piedad de nadie y eso era evidente, todas las caras de la gente tenían impresas terror y dolor. Mi semblante seguía serio y fruncido, la única parte de mi cuerpo que se movían eran mis pupilas, observando todo de manera rápida.

—No tuvieron piedad, ustedes matan por simple diversión y gusto ¿No es así? — Dije en tono bajo y seco. — Toda esta gente, ustedes los eliminaron sin razón.

Mi tono de voz se había elevado un poco en la última frase, mis dientes se apretaron y mis puños se cerraron con fuerza. Un rostro furioso remplazo a mi característico comportamiento amigable y alegre, ya no daba para más sonrisas este día. Toda esa furia se manifestó en un profundo silencio de mi parte. Mientras ellos me hablaban, mis oídos distorsionaban el sonido y lo alejaban de modo que no oía nada ni a nadie. Uno de ellos se acercó más y comprendí de inmediato que el seria mi oponente. Un ser bastante extraño y oscuro que me hacía erizar el pelo, su rostro detonaba agresividad y poder inimaginable. Vi esto muy sorprendido, no puede evitar que una gota de sudor resbalara de mi rostro. Aunque dicho poder se vino abajo cuando se divido a si mismo creando a un ser igual a él. Por sus posturas pude notar que ellos usan un estilo de combate muy primitivo, sin un estilo establecido ni fijo. Sin en cambio yo adopte una postura de artes marciales, la misma postura que no eh usado desde hace tiempo. De hecho, tengo tanto tiempo sin pelear ni entrenar que mis habilidades no son lo que eran antes, más de a mitad de mi poder se esfumo. Pero de algo estoy seguro… no voy a ceder.
—Eres alguien muy peculiar, nunca eh visto a alguien igual a ti. — Comente en voz alta, casi gritando.

Cuando él me enseño sus colmillos, mi cola se erizo y comenzó a moverse de lado a lado como la de un felino acechando. Una vez termino de prepararse para la pelea llego mi turno, comenzó por adoptar una postura de concentración para después liberar mi aura que se manifestó como una blanca y pura llamarada alrededor de mi cuerpo. La oscuridad que me había estado rodeado se despejo completamente de mi cuerpo y unos cuantos centímetros a mi alrededor. La más pura y blanca energía emanada de mi cuerpo me hacía relajarme y tener más concentración. Camine hasta estar justo en frente de mi contrincante encarándolo sin temor ni duda.
—Adelante, puedes tomar la iniciativa…

Dicho esto, mi cola se volvió a enrollar en mi cintura y mis ojos se calaron totalmente en los de aquel sujeto oscuro. Una rápida mirada al otro me hiso enojar un poco más. No podía permitirme perder porque seguramente se mira ellos seguirían asesinando. De menos espero poder frenarlos por un tiempo.
—Jejeje, me estoy emocionando un poco. — Finalice esperando cualquier acción de mi oponente.




Yo actuó -Yo hablo - Yo pienso

avatar

Salón :
3 A
Dromes :
18674
Reputación :
0
Mensajes :
28

Ver perfil de usuario
ALIENS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 04, 2017 4:48 pm

Sus colmillos ahora eran visibles evidenciando que era un ser de la noche, tenía mucho tiempo en que no mostraba su forma verdadera a alguien que consideraba tan simple como una raza mixta o un simple mortal pero la situación lo requiere ya que el sello le había debilitado tanto que ahora se veía a la altura de seres tan inferiores.  Subestimar era uno de los mayores errores que un guerrero podía cometer durante o incluso antes de entablar un combate por lo que no se iba a andar con juegos, esta vez era serio y la situación requería que pusiera toda la atención posible para no fallar en ningún instante. Sus piernas se movían prácticamente por sí solas sin necesitar ordenarles que hacer ya que tenía su atención fija en el contrario quien aún no se movía, el clon que había lanzado con las cuchillas aún estaban en el aire durante ese instante por lo que su adversario debería de defenderse o esquivar y él estaba preparado para contrarrestar lo mismo con un ataque por la espalda, por esta razón le estaba rodeando  ya que siempre había sido partícipe de complementar los ataques frontales con alguna sorpresa por la espalda.

Dio un salto para tomar otra katana de su funda y de esta manera dar una estocada por la espalda al tiempo en que su contrincante tenía que reaccionar a el ataque que ya estaba a segundos de impactar con su clon y las cuchillas creadas con la sangre, todo era bastante óptimo en cuanto a términos de estrategia es concerniente, no le molestaba alabarse de vez en cuando y debía admitir que había planeado muy bien las cosas como para que su reacción pudiere llegar a ser tan predecible o rápida como para que Arthur contraatacara inmediatamente. Estaba preparado para hacerse con la cabeza de su contrincante cuando se dio cuenta de que tenía una posición bastante clásica, parecía que era capaz de practicar artes marciales y ejecutarlas por lo que la facilidad del intercambio físico ahora se había tornado relativa, el tambien estaba entrenado aunque no se notare por la manera tan rudimentaria de moverse, el sabia como golpear sin ser golpeado, bajar defensas y reaccionar ante llaves, agarres o acercamientos pero lo que no estaba preparado para enfrentar era ese aura que le rodeaba, no sabia si tenia alguna utilidad o tan solo era la expresión corpórea de su energía pero no quería averiguarlo directamente. Dio un giro en el aire para retroceder antes de que hiciera contacto acabando con una mortal quedando de pie a algunos metros, mirándole con atención ya que ahora el se encontraba rodeado y justo en ese instante debería de estar bloqueando el ataque anterior a menos que fuese a esquivarlo, realmente no sabía cómo iría a reaccionar.

Tras unos instantes de pensarlo corrió en dirección a él preparando una de sus habilidades defensivas la cual se estaba cargando por lo que él también se vio rodeado con un aura que era negra y sobresalia a centimetros de su piel como si le potenciara aunque en realidad era solo la forma en que se cargaba el poder. Introdujo su katana por el interior de la energia blanca haciendo un giro como para destripar al momento de penetrar la piel pero realmente no sabía si había dado en el blando ya que la tierra que había levantado anteriormente sumada a el humo de los autos que intentaban arrancar por si solos con los cauchos reventados mermaban algo su visual, tan solo estaba allí, expectante de cuál sería su siguiente movimiento.

“Tu no eres la razón por la cual todo este caos se va a detener, aunque debo felicitarte ya que tienes toda mi atención y parece que mi colega nos ha dejado toda la pista de baile solo para los dos por lo que te recomiendo que me muestres tus mejores pasos”.

Agrego ya que había perdido toda señal de quien hace unos momentos le apoyaba, estaba solo pero no tenía miedo de lo que podría llegar a suceder, al contrario le entusiasmaba que nadie fuere a intervenir el combate.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Dozbek el Miér Mar 08, 2017 2:49 pm

En cuanto un aura negra comenzó a rodear a mi contrincante mis músculos se tensaron y más aun cuando su afilada espada estaba entre sus manos, con claras intenciones de atacarme. No Aparte la vista de el hasta que pude notar a su clon a unos cuantos metros sobre el suelo, ahora sé que ellos también poseen la habilidad de volar. Realmente no sé qué pensar de esta situación, aunque siendo realista tiene bastante tiempo que no peleo ni entreno, ahora mismo me lamento por esa mala decisión. Esos colmillos me hacen ponerme nervioso, no es la primera vez que veo colmillos así, pero estos en específico me están dando un mal presentimiento, desde donde estoy capto el olor a muerte que emanan. Tanta oscuridad seguramente terminaría por matar a un ser vivo indefenso, ahora el deber de mi aura es protegerme de esa onda negativa, un pequeño vistazo a un pedazo de metal oxidándose de forma rápida y repentina e daba bastantes razones para no dejarme alcanzar por esa negatividad. El comenzó a acercarse y yo también, pero sin abandonar mi postura. El estilo que el usa es uno que nunca he visto, no puedo decir si es algún tipo de arte marcial o no.
En un abrir y cerrar de ojos el lanza el primer ataque con su espada japonesa y yo reacciono haciéndome hacia un lado, pero no puede esquivarlo del todo así que cruce los brazos frente a mí con la esperanza de protegerme del daño que me causaría si lo recibiera de forma directa. Tal fue la fuerza que termine siendo empujado un par de metros hacia atrás pero aún mantenía mi postura. El ardor que presentaban mis brazos era horrible y más con la energía oscura que complementaba el ataque, aunque precisamente por esa razón mi aura rodeaba todo mi cuerpo, cuando dicha materia oscura entro en contacto conmigo, mi energía pura la contrarresto unos segundos después.

—Ya veo, él puede controlar toda su energía a su gusto. — Susurre mientras me tocaba el área afectada de mi brazo derecho. — Si yo no soy la razón por la que esto parará, entonces alguien más lo será. Entiende que mientras esté vivo no pienso dejarte hacer lo que a ti te plazca, sea cual sea el motivo de tus asesinatos eso no deja de convertirte en un sádico compulsivo.

Ahora que me pongo a pensar, es raro ver a dos sujetos tacando una ciudad y que eliminen a casi todos sus habitantes, algún motivo debieron tener para a ver echo toda esa destrucción. Pero por lo que oí, si yo pierdo esta pelea ellos seguirán matando a su gusto, si no logro frenarlos, aunque sea unos momentos entonces esta pelea es en vano, yo no quiero pensar que es así, pero es una tremenda posibilidad.

—Ese tipo de colmillos, los he visto antes en otros seres. Si mi memoria no me falla, esos sujetos se llaman vampiros, si estoy en lo correcto entonces estaré en problemas, nunca me he enfrentado a un vampiro en mi vida. Diablos, me estoy empezando a inquietar — pensé forzando una pequeña sonrisa.

Su malvada sonrisa sigue en su rostro… y me está poniendo de malas. Así que yo le respondo con una mirada desafiante y una sonrisa optimista. Esta vez fui yo quien se lanzó contra el preparando un puñetazo cargado de energía pura, esta es una técnica que conozco desde hace ya mucho tiempo y se podría decir que es la técnica más fácil de realizar y perfecta para un inicio de combate. Cuando estaba a penas unos pasos de mi oponente fue cuando extendí mi brazo apuntando directamente a su rostro con la esperanza de dañarlo.




Yo actuó -Yo hablo - Yo pienso

avatar

Salón :
3 A
Dromes :
18674
Reputación :
0
Mensajes :
28

Ver perfil de usuario
ALIENS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 11, 2017 4:40 pm

Respiraba con fuerza ya que había estado demasiado cercano a dar un paso en falso, era mejor alejar su cuerpo de aquella aura que le rodeaba, podía manipularla a voluntad a diferencia de la propia que únicamente tenía propósitos defensivos en caso de ser requerido. El mismo retrocedió por la fuerza con la cual había dado la estocada, toda esa fortaleza era debida totalmente a su condición como vampiro, el frenesí que le provocaba la sangre que se derramaba por su brazo era innegable, pero como un ser experimentado podía controlar dichos impulsos y canalizar toda esa fuerza en el combate, se alegraba de poder controlar sus instintos ya que con el pasar de las décadas realmente había sido un problema con el que había debido lidiar durante los combates y cuando las consecuencias podían ser tan devastadoras podría decirse que cualquier flaqueo por parte de el pelinegro serían las razones de su propia condena. Sus pies se afianzaron con fuerza a la tierra dejando incluso un pequeño cráter de dimensiones apenas mayores a la de las plantas de sus pies, se preparaba para lo que seguía ya que ahora el turno contrario para atacar, esperaba que no tuviese habilidades regenerativas como las propias por lo que eso alargaría más el enfrentamiento, y no tenia mucho tiempo para perder intercambiando energías con alguien que consideraba inferior.

“A ver, acabemos rápido con esto, payaso”.

Dejó escapar ahora sin bromas o sonrisas, con una seriedad y frialdad unicas de alguien que había abierto las puertas de su verdadero carácter, frío y calculador ahora serían los adjetivos con los cuales se describiría a Arthur por lo que quedaba de combate. Analizaba las condiciones actuales de el combate y parecía que el terreno estaba a su favor ya que habían sido distanciados de nuevo y esto le daba los instantes necesarios para pensar una respuesta ante el ataque venidero. Sin perder tiempo aquel quien le desafiaba hizo que de alguna manera la energía que le rodeaba se acumulara en su puno por lo que sobraba decir que era un movimiento defensivo con el cual estaría descuidando la defensa, tan solo debía arreglárselas para que no le golpeara ya que era probablemente un impacto mucho más aplastante que uno normal. Cuando el enemigo se dispuso a correr a él, Arthur presuroso lanzó la katana que posee en su dirección ya que para ese punto necesitaba distraerle, hacerlo concentrarse en el estorbo, esquivar o atrapar el proyectil, lo que hiciera sería perjudicial ya que el objetivo final de ese movimiento era mermar el impulso con el cual planeaba embestir. Mientras la katana aún estaba en el aire en dirección a su pecho dio un salto en el aire revelando que ahora podía invocar una espada de energía oscura desde la punta de sus manos para reemplazar la que había perdido anteriormente. La estocada caería desde el cielo para sorprenderle por la espalda ya que de frente ya tenía algo por lo que preocuparse, no importaba si era eficiente, era la mejor respuesta con la que podía hacerse por ahora ya que el método por el cual estaba deseando finalizar el combate aún estaba cargándose y tardaria unos segundos más en hacer aparición.

El aura que le envolvía ahora era mucho más espesa, se podía sentir como el odio que había en su interior era el guía de sus pasos en lo que se podría definir como una macabra danza de muerte que solo tenía como objetivo acabar con la vida sin importar de donde proviniera, y todo aquel que se interpusiera pasaría a ser la nueva víctima de su atención. Posando la zurda sobre la muñeca de su mano derecha como si esta fuese una empuñadura dio un leve giro en su propio eje para detener el salto y permitiéndose hacer una mortal en rl el aire para que la puñalada fuese mucho más rápida, violenta y efectiva, su rival nuevamente se encontraba en un predicamento que consistió entre frenar la cuchilla que viajaba hacia él y le encontraría en cuestión de instantes. Había sido víctima de la inocencia e inexperiencia en batallas que directamente pusieran tu vida en juego, razón por la cual ahora hiciera lo que hiciera tan solo un milagro podría llegar a salvarle de tan engorrosa situación. El arma que había sido creada a base de energia tenía como objetivo los pulmones, apuntando a una zona entre la espalda baja y los omoplatos donde la carne esta descubierta y los cartílagos son muy faciles de despellejar.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Dozbek el Lun Mar 27, 2017 5:45 pm

- ¡¿Qué?! – Exclame al ver la espada de mi contrincante salir lanzada hacia mi como un proyectil.

Me prepare para atraparla y evitar que me hiciera daño, logro interceptarla justo a segundos de que se enterrara en mi cintura. Aun que eso era una verdadera tontería en mi opinión, no le veo el sentido a este ataque, él sabe a la perfección que la atraparía, entonces ¿Por qué lo hiso? De un momento a otro siento una energía maligna detrás de mí, se aproxima a gran velocidad. En ese preciso momento me doy cuenta de que es mi oponente, así que me volteo para poder visualizarlo, pero…

- ¡¡Ahg!! – Grito al sentir una hoja de energía oscura atravesando mi torso.

Es el, me está traspasando con una hoja de energía oscura generada por su propia mano, causándome un dolor inimaginable. En mi boca logro sentir como un líquido caliente brota de mis labios, rojo y con sabor un poco metálico. Tozo un par de veces mientras mi mirada baja lentamente hacia el piso, nublándose poco a poco.

Poso mis manos alrededor de su muñeca, pero no tengo fuerzas para poder lastimarlo, mi aura poco a poco va apagándose. ¡No! ¡Yo no me daré por vencido Aun! Mi aura vuelve a encenderse como lo hiso en un principio y tome con fuerza su muñeca logrado que poco a poco fuera saliendo de mi cuerpo. Una vez que me dejo totalmente, logra lanzarlo hacia el aire y en otro movimiento lo sujeto del pie para después volar en picada llevándolo conmigo. La altura y la velocidad que llevábamos era justa la que quería para mi movimiento ofensivo. Ya con todo ese aceleramiento lanzo hacia el piso causando que los dos caigamos rudamente en el suelo, agrietando el pavimento.
Inmediatamente e pongo de pie, doy tres volteretas hacia atrás para alejarme de el un poco y con mi mano derecha comienzo a concentrar energía pura que se manifiesta en una esfera azul creciendo en mi mano. La herida que me hiso a cortado algunos nervios de mi cuerpo y mi brazo izquierdo ha quedado inutilizado por completo, tal vez hasta invalido de por vida. Cuando la esfera ha crecido lo suficiente estiro mi brazo hacia donde yace mi enemigo tirado en el suelo y disparo una onda de energía pura hacia él.

- ¡¡¡Estúpido!!! – Grite con potencia que hasta genere un ligero eco en el ambiente.

El oscuro entorno se vio iluminado por aquella ráfaga que avanzaba rápidamente hacia su objetivo, levantando el pavimento a su paso. Al final, una explosión se genera cuando la ráfaga impacta en el suelo y provoca que el polco y la tierra se levanten creando una nube de polvo entre él y yo, por lo cual no podía ver si en verdad lo había impactado. Mis ojos se entrecierran un poco y me dejo caer en el suelo respirando agitadamente mientras me hago presión en la profunda herida que tengo en mi torso.

- Se acabó… ese fue mi último esfuerzo jeje, puedes hacer conmigo lo que quieras… - Dije con dificultad y sonriendo débilmente porque sabía que ese sujeto no había muerto.

(Mil perdones por no responder antes, mi Internet fue suspendido por un tiempo y hasta ahora pude responder, siento mucho las molestias)




Yo actuó -Yo hablo - Yo pienso

avatar

Salón :
3 A
Dromes :
18674
Reputación :
0
Mensajes :
28

Ver perfil de usuario
ALIENS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Invitado el Miér Abr 12, 2017 8:40 pm

Podía sentir como el viento sacudía su cabello con fuerza ante la última puñalada que había dado, el sentimiento de hundir el metal sobre la carne era tan excitante que una risa comenzaba a brotar desde lo más profundo de su garganta, sus músculos se inflaban alrededor de la tráquea para asi denotar la fuerza de lo que se convirtió en un rugido al haber cumplido con su propósito, daba por finalizado el trabajo ya que había incapacitado a su rival, o al menos eso era lo que esperaba. La energia que le recorria el cuerpo se mantenia activa por lo que aquel poder parecia no haber sido necesario, ambos habían utilizado su potencial fisico primordialmente y en ese aspecto Arthur era quien poseía superioridad por naturaleza y experiencia, eran miles las batallas en su historial e incontables las vidas que habían desaparecido en sus manos, se sentía orgulloso de todo aquello porque era innegable el odio con el cual persigue su propósito, odio por lo impuro, por lo mundano, todo aquello inferior a él perdía su utilidad y debía de ser eliminado para dar paso a quienes fuesen más fuertes y capaces de sobrevivir al porvenir.

“Cómo es que aún puedes moverte?”

Se quejó de manera indiscriminada utilizando sus brazos como agarradera para aferrarse al contrario que en un acto de autosacrificio se afianzaba a el como si la vida misma dependiera de ello, no negaba que era algo que le había tomado por sorpresa mas sin embargo un acto como aquel no sería suficiente como para vencer al vampiro. Ambos despegaron del suelo revelando las capacidades de vuelto que Arthur no compartía, era sacado de su elemento y probablemente el aire seria el testigo de la conclusión de aquella batalla, sabía que habia hecho un daño considerable por lo que su contrincante no podría mantener dicho entusiasmo por demasiado tiempo, los segundos eran sus enemigos y debía apresurar la caída contraria para reducir al mínimo las bajas de la batalla. Pensaba en la forma de salir de su predicamento, parecía que tendría que invocar la última de sus defensas para reducir el impacto inminente, la caída no sería nada del otro mundo pero se podía sentir la energía enemiga acumularse, aquel aura que le rodeaba se hizo más fuerte que nunca, parecía que respondía ante sus sentimientos y eso era preocupante ya que un ser indefenso y acorralado es capaz de sentir mucho más allá de la comprensión.

“No creas que con un movimiento asi me vas a vencer muchacho”.

Grito aun aferrándose, se negaba a caer y tampoco parecía ser el plan de su oponente, ambos cayeron al punto en que Arthur se separó, el impulso le hizo desplomarse contra el suelo como si estuviere formado por concreto, no hubo ninguna energía terrenal que pudiese evitar tal colisión con la tierra, era inevitable y por ello Arthur ya estaba preparado para lidiar con el error de haber bajado la guardia durante los instantes en que dio la espalda a aquel quien fue objeto de su subestimación. Ni corto ni perezoso aquel energía negra que le rodeaba se hizo presente como un golem que superaba los 4 metros de envergadura, esto sucedió instantes antes de tocar el suelo por lo que dicha criatura se veía cubierta por el polvo y escombros levantados por el impacto, esta no tenía alguna clase de objetivo ofensivo, solo servía para protegerle, la energía oscura que albergaba era tal que se podía sentir a kilómetros de distancia las malas vibras que su invocación conllevaba. Los brazos de dicha formacion se juntaron a la altura de lo que parecia ser su pecho, en el centro justo donde Arthur yacía tumbado para asi reforzar la proteccion en contra del segundo ataque era lanzado en su contra, era difícil decir si que habia estado cerca pues realmente estaba preparando esa defensa desde hace un tiempo atras.

Cuando finalmente aquel aura se consumía para mostrar el cuerpo de intacto de el pelinegro, este se levantaba para mirar en todas direcciones, el agotamiento era tal que decidía no ir en la persecución de aquel quien le había desafiaba, culminaría su tarea de tomar el control de aquella ciudad y se retiraría, había agotado por lo menos el 50% de sus energías y eso significaba bastante pues aún tenía que regresar a enfrentarse con el ejército, de cierta manera tan honrado caballero había cumplido su misión, había frustrado las intenciones finales del villano dando casi la vida en el proceso, respetaba aquello y esperaba que no fuese el ultimo momento en cual se encontrasen.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El alza de los desterrados, la primer conquista

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.