FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
CENSO
DE JULIO
¡FIRMA OBLIGATORIA!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


#1. { El presente no es más que el paso intermedio entre el pasado y el futuro ⍋}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado #1. { El presente no es más que el paso intermedio entre el pasado y el futuro ⍋}

Mensaje por Evelyn Lovegood el Lun Feb 13, 2017 7:13 pm


E

l índice de su mano izquierda acariciaba la rugosa pared de la pequeña iglesia a las afueras de Eadrom. Sí, estaba en una iglesia y, no, no era precisamente católica, pero necesitaba un sitio donde dormir y no tenía dinero suficiente como para pagarse una habitación en el más cutre de los hoteles. Mejor prefería fingir que la religión cristiana le importaba y poner un poco  cara de hambrienta a entrar en aquellos lugares. A saber qué habrán hecho en esas camas asquerosas o lo que rondaba por allí. Cavilaba con sus ojos permanentemente abiertos, no tenía sueño.  Se planteba la posibilidad de que allí, en Eadrom no se hallaba la respuesta a sus dudas. Tal vez, debía averiguarlo por sí sola, siempre había sido así desde que despertó y, aunque hubiera una gran concentración de criaturas allí, no era el único lugar donde conviven, ¿No? Tan siquiera se había planteado quedarse allí, metida en un viejo saco que siempre llevaba consigo; rodeaba de varios, o tal vez muchos,  sin techo. Debía reconocer que lo malo de vivir en la calle, era el intenso olor y la falta de higiene de muchos que la rodeaban, pero así era su vida y la adoraba. Apenas pasaba la luz de la luna por entre los grandes ventanales vidriados de lo que era, la torre superior, vinculada a la ermita.  

Definitivamente no podía conciliar el sueño, se giró boca arriba, contemplando el gran techo de cemento, por el que atravesaba una gran viga de madera.  Enfrente de ella, se encontraba el más grande de los ventanales. Tenía una de esas imágenes hechas con vidrios de colores, obviamente con motivo religioso. Debían reconocer que tenían buen gusto en lo que a decoración arquitectónica se refería.  Colocó sus manos tras su cabeza para poder elevarla un poco y contemplar mejor la luna, bueno, lo poco que distinguía de ella era que estaba en fase creciente. A su lado se encontraba Bob, un transeúnte como ella, lo había conocido entre la multitud que se disponía a rellenar su solicitud para establecerse allí. Era simpático, pero viejo, aunque se mostró un poco hostil al principio, parecía que solo necesitaba un poco de confianza. El condenado roncaba como nunca, jamás había escuchado a nadie con semejantes pulmones, que escándalo, y parecía que no iba a tener fin, más bien la intensidad de sus ronquidos parecía aumentar. Le dió un codazo, no le dejaba pensar con tranquilidad “Maldito Bob, joder” Pensó, el hombro apenas bufó por la nariz e hizo un sonido muy parecido al de un cerdo con problemas respiratorios. No la iba a dejar tan siquiera relajarse.

Se levantó, apartando el maldito saco de dormir a un lado y se alejó entre la multitud con cuidado de no pisar a nadie. Los pasillos estaban vacíos, apenas pasaba alguna que otra monja. Su curiosidad la llevó al centro de la capilla. Ese lugar donde se celebraban misas, bodas y bautizos, nunca comprendió por qué las mujeres se entusiasmaban tanto con pasar vestidas de blanco por un pasillo con alfombra para recibir la aprobación de otros al casarse con otro hombre. No, ella no era así, tal vez en el pasado, pero no en el presente. Aún así, paseó por el pasillo, contemplando las esculturas talladas y las grandes columnas, a pesar de ser un establecimiento pequeño, en comparación con las grandes obras arquitectónicas de otros países, desde dentro parecía inmensa.  Deslizó su mano por la mesa del altar y contempló la figura de Jesucristo en la cruz desde su posición, la imagen del sufrimiento por los demás, no le gustaba verlo. Le hacía sentirse culpable por estar feliz. Decidió bajar de allí e ir a las pequeñas velas que los creyentes encendían para pedir o rogar  en nombre del cuerpo de Cristo, o eso entendía ella, la verdad no estaba muy familiarizada con ello; encendió una vela, ¿Por qué no? ya que ellos le acogieron por esa noche, mínimo, iba a rendir un poco de respeto. Dejó la vela en su sitio y se dispuso a seguir su recorrido hasta llegar al confesionario. Abrió la primera cortina, no había nadie allí. No sabía por qué esperaba que realmente estuviera allí el cura esperando para escuchar qué oscuros secretos escondía, abrió la segunda cortina y se metió dentro, la verdad, no entendía como es que la gente pensaba que realmente había privacidad en aquel habitáculo, cualquiera que  pasase con disimulo, como si no quisiera tener nada que ver con lo que se hablara allí, podría saber sobre la vida de esa persona, pero ¿A quíen le importaba?.  Apoyó su cabeza en la fría y dura madera entrecerrando sus ojos, exhalando suavemente, pensativa, hasta caer en un profundo sueño.  Quien iba a imaginar que se sentiría acogida en aquel pequeño espacio, era muy reconfortante sentirse protegida...



No podía abrir sus ojos,  sus párpados le pesaban y le era imposible  elevar unos pocos milímetros. Sus pulmones los sentía pesados, como si alguien o algo estuviera robándole todo el aire o al revés, como si los estuvieran llenando de un líquido espeso que le impedía respirar. Su garganta estaba seca y le quemaba mientras comenzaba a luchar por respirar ¿Qué estaba pasando? Parecía que se había trasladado de la paz eterna de una iglesia al mismo infierno, literalmente, el calor abrazaba su cuerpo y por fiera podía escuchar el siseo de lo que parecía unas brazas. Lo que apenas percibía su nariz era un fuerte ardor seguido de un intenso aroma a madera quemada. ¿Qué pasaba allí?. Su cuerpo no dejaba de sudar, estar en aquella situación era lo más cercano a estar en un crematorio. Así debería ser como se sentirían los cadáveres al estar en esos hornos funestos ¿Qué estaba diciendo? Los cadáveres no sentía, más bien era una víctima, sí, una víctima de asesinato. Apoyó su mano en el banco, este ardía, tanto que tuvo que apartarla inmediatamente soldando un débil y apenas perceptible quejido. Poco a poco su cerebro luchó para traerla al mundo real. Parecía que fuera algo se estaba quemando. Más bien todo. Se alzó apenas viendo una imagen difusa de un intentos color anaranjado: Los bancos estaban ardiendo enfrente de ella, igual que las cortinas que la cubrían.

¿Qué…? ─ susurró empezando a toser, por ejercer dicho esfuerzo.

Cayó en algo muy importante, todo estaba ardiendo, pudo escuchar como los gritos de las monjas, los curas y los vagabundos se hacían más presentes. Todos estaban huyendo hacia la única salida que ya quedaba libre. Maldita sea. Necesitaba huir de allí, pero no sin antes, llevarse su mochila. Maldición, estaba en el piso superior. Era una imprudente, y una tonta, por arriesgar su vida por salvar una simple mochila. No, en ella estaban las fotos de todos sus viajes, sus amigos, sus diarios, toda su vida desde que había despertado estaba narrada en aquellas fotos y libretas, no quería volver a perderse a sí misma otra vez. Temía por ello.

Subió a último piso, todos gritaron lo contrario, las escaleras estaba en llamas y le costaba tener que sortear los escalones por donde el fuego se mostraba tan agresivo, destrozando todo a su paso, propagándose más rápido que una epidemia. Bob, que recién estaba corriendo escaleras abajo la agarró de los brazos, intentando impedirle que subiera, quería hacerla entrar en razón pero el tiempo apremiaba y la cabezonería de Angelique le obligó a soltarla para velar por su propia seguridad. No le culpaba.  Ni lo haría si moría. Al menos si lo hacía sería con sus recuerdos a mano. Rezó porque estuviera su mochila intacta o porque que alguien no se hubiera aprovechado entre tanto alboroto y se la hubiera llevado. No debió haberla dejado sola, era una idiota por hacerlo, pero no, allí estaba, posada contra la pared justo al lado de sus saco de dormir. Se acercó a revisar y comprobar que todo estaba allí dentro y no faltaba nada. Sí, era el momento menos propicio para hacer algo así, pero  ¿Qué podía decir? No era una persona que precisamente pensara fríamente. Se dejaba llevar y eso le iba a pasar factura.

Bien, está todo─ Anunció con una sonrisa de alivio.

Rápidamente se alzó, dejando el saco de dormir en el suelo, no era tan importante como para arriesgar tanto su vida por él.  No obstante al empujar la puerta para salir, del techo, cayó una de las grandes vigas de madera enfrente de ella. Con un alarido de sorpres se echó atrás. Casi muere aplastada. Maldición, ahora no tenía por donde salir. Empezó a dar pequeños pasos hacia atrás hasta toparse con la esquina más lejana. No sabía porqué pero pensó, inútilmente, que las esquinas podrían protegerla. El fuego seguía extendiéndose y se acercaba a ella con rapidez. Se llevó una mano a su rostro empezando a toser. Tal vez aquel sería su fin…




Angelique Beker • Iglesia • #1. {El presente no es más que el paso intermedio entre el pasado y el futuro ⍋} • Subforo {Otros}


{_/}
(¬.¬)
/   >       ○ [Angelique Baker] ahora es [Evelyn Lovegood]
Corazón de un user(?) ♥

avatar

Dromes :
17913
Reputación :
5
Mensajes :
15

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: #1. { El presente no es más que el paso intermedio entre el pasado y el futuro ⍋}

Mensaje por Kyle Ackerman el Jue Feb 16, 2017 2:06 pm

IGLESIA

Day/Night 00:29 am



Kyle Ackerman─ #1.{El presente no es más que el paso intermedio entre el pasado y el futuro ⍋}─Ciudad de Éadrom: Otros

Love unites you to me

C

omo cada día laboral Kyle había estado de guardia en la estación de bomberos, ese día había estado afortunadamente tranquilo, era difícil de explicar cómo de difícil podía ser extinguir un fuego creado por magia o rescatar a personas influenciadas por algún poder, realmente ser bombero en Éadrom era un reto, pero eso le gustaba. Aquella noche le tocaba a su cuadrilla estar de guardia, todos sus compañeros se había reunido alrededor de la tele mientras comían un par de pizzas, ciertamente Kyle no era fan de ver ningún deporte pero se acopló al grupo para pasar unas risas con ellos.

Todo parecía indicar que sería una noche tranquila hasta que la alarma sonó inesperadamente- ¡Vamos arriba, arriba, arriba! -inmediatamente todo dejaron todo a medio hacer bajando rápidamente hacía el equipo incorporándose rápidamente al camión de bomberos- Otra noche movidita -comentó uno de sus compañeros mientras se ponían en marcha- Eso parece -Kyle amaba su trabajo pero admitía que prefería que los incendios y accidentes fueran lo menos numerosos posibles -¿A donde vamos? -entre todos miraban a sus compañeros mientras uno tras otra iba dirigiéndose a la carretera- Al parecer el incendio es en la iglesia se ven las llamas desde varios metros -todos se quedaron en silencio mientras las sirenas sonaban con fuerza , Kyle respiro hondo cambiando su forma apartando las colas y sus orejas de la vista colocandose bien el uniforme para finalizar con el casco.

Se podía ver  según iban aproximándose gran parte de la iglesia rodeada en llamas, en cuanto llegaron todos bajaron rápidamente del camión conectando las mangueras, Kyle se acercó a la puerta hablando con algunos de los que iban saliendo asegurándose de que estaban bien junto otro compañeros-¿Queda alguien ahí dentro? -hablando con una de las monjas del lugar- No lo se , había muchos sin techo durmiendo, más los que vienen en la noche y mis compañeras-eso complicaba ampliamente las cosas , en un caso así era difícil meterse en mitad del incendio sin saber si quedaba alguien.

- Se ha quedado dentro, la he retenido pero no ha querido bajar conmigo - al parecer uno de los que acababan de salir contaba alterado a su compañero que alguien estaba aún en el interior - ¿En donde se encuentra? -Kyle se entrometió en mitad de la conversación- Debe...debe de estar en la zona de descanso en el piso superior -este asintió dirigiéndose a la puerta- Kyle espera voy contigo -miró a su compañero sonriendo- vale..sígueme-sin esperar un instante más se adentro buscando las escaleras, aun en la parte baja había zonas sin humo- por aquí -comentó antes de subir las escaleras deprisa mirando a los lados- hay dos pasillos , nada señalizado-se quedó quieto decidiendo- tu ve por ese lado-señalado- yo iré por este si no encuentras nada sal -el compañero no rechisto y fue al lado que le tocaba.

Camino por el pasillo escuchando un fuerte ruido proveniente de una de las habitaciones-....-se aproximó con cuidado observando la viga rota mirando algo moverse dentro- ¿Hay alguien aquí dentro?-grito lo más audible posible apartando la mascarilla del uniforme por un instante -miró alrededor su olfato en estas circunstancia era nulo pero sus oídos le alertaban de los sonidos de aquel lugar, colocó la máscara de nuevo , la entrada principal estaba cortada , miró alrededor tomando el hacha que solían llevar consigo empezando a destrozar la pared de un lado, por suerte todas aquellas viejas iglesias eran de madera podía cortarlo sin problemas.

Tras un par de hachazos dis una fuerte patada a la pared abriendo un agujero lo suficientemente grande para pasar introduciendose mirando a lo slados-....-contuvo la respiración antes de ver una silueta atrapada en una esquina- ya voy…-camino con cuidado acercándose hasta ella rápidamente inclinándose una vez la alcanzó- ¿Esta herida?¿Puede andar?-preguntó mientras buscaba una forma de salir observando a los lados observando que el fuego se extendía cada vez más- hay que encontrar una salida -se quitó la mascarilla entregándosela ella- respire  -miró alrededor nuevamente viendo una ventana- creo que será más fácil si salimos por ahí …-la agarró por los hombros pegandola a su cuerpo alejandola de las llamas- confie en mi -aclaro mientras echaba a andar hacía la ventana con precaución.




avatar

Edad :
25
Dromes :
26064
Reputación :
3
Mensajes :
75

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: #1. { El presente no es más que el paso intermedio entre el pasado y el futuro ⍋}

Mensaje por Evelyn Lovegood el Lun Mar 13, 2017 1:39 pm


E

l humo penetraba por sus pulmones y solo podía pensar en su deseo de haber podido conocer quien era en verdad y de haber podido vivir más para disfrutar de la segunda oportunidad que se le brindó. Era tarde. Ya no podría hacer nada. Visitar tierras lejanas y aún inexploradas, si es que las había, descubrir nuevos sabores y lugares exóticos a los que podía llamar “sus santuarios”. Todo se estaba consumiendo igual que la madera que las llamas devoraban. El ambiente caldeaba, apenas podía tomar aire sin que le costara horrores y el intenso calor de las llamas hacían sudar su cuerpo. Pudo notar su rostro empapado y sus manos resbalosas. Su rostro estaba manchado con el carbón en polvo que comenzaba a concentrarse en el ambiente, tampoco dejaba de toser. Era una sensación agobiante que penetraba por su garganta y la quemaba también por dentro, después de vivir aquella experiencia como una más podía estar segura e al menos haber estado en el infierno una vez. No le extrañaba que lo representaran así. Bueno. era una experiencia más, mala o buena podía irse tranquila...Qué demonios  ¡NO QUERÍA MORIR! >>¡QUE ALGUIEN ME SAQUE DE AQUÍ!<< gritaba en su mente mientras lo que parecían lágrimas brotaban de sus ojos. El deseo de supervivencia la llevaba a hacer empujarse más contra la pared, con la esperanza de que esta cediera o pudiera trepar por ella. Esperaba un milagro en pocas palabras.

Por favor....─ Su voz resquebrajada reflejaba el firme deseo de Angelique por sobrevivir. Ahora mismo dependía de su voluntad y su ambición por la vida. En aquel lugar no podía hacer más que...rezas. Sí, había dicho que no era creyente, pero ya que visitaba un templo del señor lo único que podía hacer era pensar que allí había una fuerza superior que velaba por ella.  En situaciones extremas uno se aferra a lo que puede.

Sus ojos comenzaban a cerrarse, los párpados le pesaban tanto que apenas podía ver más allá de un par de centímetros. No podía creerlo. Estaba cediendo al descanso, abriendo sus brazos a la muerte para recibirla con vergüenza. No era una guerra, al final resultaba ser una cobarde.  

>>Y así se acerca tu final Angelique, así todo morirá contigo y no quedará ni un triste recuerdo de tí. ¿Tambor me recordará? No creo, él tendrá su vida, tal vez sea simplemente un vago recuerdo de lo que fue su alocada vida. <<  

Se mordió el labio inferior con suma fuerza, un pequeño quejido salió de sus labios, explotando el llanto.  Aunque apenas salían lágrimas de sus ojos, apenas quedaba hidratación suficiente en su cuerpo como para malgastarla en lágrimas. Tal vez su mente le había jurado una mala broma, pero juró haber escuchado a alguien. Sí. Esa voz masculina resonó en sus oídos despertándola de su pena.

Sí…¡Sí! ¡Estoy aquí! ─ Su voz se alzó junto a su cuerpo que volvía a recobrar fuerzas ante la esperanza de seguir con vida.

Parecía que allí no se encontraba su final , sin embargo, su cuerpo estaba débil y su visión había empezado a nublarse. Tras el vago sonido de fondo, en la pared de enfrente, vio una figura difusa aproximarse hasta ella.  Alzó sus brazos, suplicando con ese gesto que la agarrarse. Necesitaba toda la ayuda posible. Su cabeza apenas tenía control de su cuerpo y ni siquiera sus pensamientos estaban claros, a decir verdad, todo estaba difuso. Solo predominaba el fuerte deseo de “dormir”. Se agarró a los hombros del joven, vaya, parecía muy fuerte.  Era normal, por lo que pudo distinguir de su uniforme, era bombero. Habían llegado bastante rápido y ahí era cuando por un instante agradecía el buen uso del sistema.  

No...No lo sé. Creo que sí ─ dijo con un hilo de voz. No paraba de toser y apenas sabía si realmente se estaba movimiento o lo estaba haciendo otro por ella. Por si acaso se aferró bien a la pared con una mano para impulsarse y aferró sus dedos al brazo del azabache.  Miró de reojo al muchacho con más que evidencia. Le faltaban fuerzas para mostrar su sarcasmo en aquel momento, pero era más que evidente que no podían salir por donde habían llegado. Tomó la máscara y la puso en su rostro. A pesar de recibir aire más puro del que respiraba actualmente, aún le costaba respirar. Su pecho se hinchaba luchando por purificarse de todo el ambiente contaminante que les rodeaban.  No estaba muy pendiente a lo que él decía, era más importante el que primero pudiera respirar y pedía por favor que no cayera desmayada. La voz del chico sonaba distante, eran como murmullos a los que no se molestó de escuchar, salvo cuando este le acercó a él. ¿Qué? Su mirada se dirigió  a la ventana y luego a él.  Podría ser a causa de la falta de oxígeno en su cerebro, pero intuía que iba a saltar por ahí. ¿¡ESTA LOCO!? Situó su mano en el pecho ajeno, quería apartarlo de ella y hacía toda la fuerza posible para que se alejara. Era inútil. Si ya carecía de fuerza estando sana, ni quería pensar qué efecto estaba causando ahora en él. Él era mucho más alto y, su débil figura, le impedía rivalizar con él.  

N..no ¿Qué pretendes hacer? ¿Se te ha ido la cabeza? ─ Protestó, asustada, apartando la máscara de su rostro para que pudiera entenderla. ─ ¡No ves la altura a la que...pretendes...saltar! El humo que has aspirado ahora también te ha afectado ¿No? Debe ser...eso. Joder─ Llevó la máscara a su rostro de nuevo. Sí, se había asfixiado, pero era cabezona debía  puntualizar la estupidez que él iba a cometer  o no estaba tranquila . Estaba asustada.




Angelique Beker • Iglesia • #1. {El presente no es más que el paso intermedio entre el pasado y el futuro ⍋} • Subforo {Otros}


{_/}
(¬.¬)
/   >       ○ [Angelique Baker] ahora es [Evelyn Lovegood]
Corazón de un user(?) ♥

avatar

Dromes :
17913
Reputación :
5
Mensajes :
15

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: #1. { El presente no es más que el paso intermedio entre el pasado y el futuro ⍋}

Mensaje por Kyle Ackerman el Miér Mar 15, 2017 4:53 pm

IGLESIA

Day/Night 00:40 am



Kyle Ackerman─ #1.{El presente no es más que el paso intermedio entre el pasado y el futuro ⍋}─Ciudad de Éadrom: Otros

¿ALGO QUE DECIR?

Y

a estaba acostumbrado a este tipo de situaciones, personas que quedaban atrapadas en algún punto del incendio y aspiraban demasiado humo, algunos incluso llegaban a desmayarse y era algo más complicado sacarles de allí, afortunadamente en esta ocasión había llegado antes de que la joven perdiera el conocimiento . Sintió aquellos finos dedos aferrarse a su brazo como puso e inmediatamente  tomó aquel gesto para que rodeara su cuello -Agarrese- La miró de reojo mientras esta tomaba aire, podía sentirlo distante que estaba, normal tras tanto humo inhalado, aunque eso era lo de menos,  con un brazo rodeó su cuerpo dejándola contra ella en el lado contrario a las llamas caminando suavemente hacia la ventana con cuidado de que nada de desplomara en el trayecto hasta esta.


Noto aquella mano tratando de apartarle sin ningún éxito observando a la chica muy seguro y confiado de su idea, pues ni era la primera vez que lo haría ni sentía ningún temor al evidentemente algo no humano -Tranquila confié en mi -tratando de calmarla aunque en aquella situación siempre resultaba difícil mantenerse coherente pues el miedo y el pánico era una reacción natural ante el peligro de muerte, él tras varios años y entrenamiento consiguió lo que todos sus compañeros junto a él tenían, calma y racionalidad en momentos de crisis -No se quite la mascara-preocupado por ella pues aunque estuviera cubriendola de las llamas sus pulmones habían aspirado demasiado humo para que pudiera hablar en esos instantes -Pienso claramente -aseguro tomándola en brazos con fuerza- Sujetese bien señorita-aclaró mientras pegaba una fuerte patada al marco de la ventana desprendiéndose de un solo golpe dejando solo el marco de esta para poder hacerlo más seguro, escuchandose un golpe seco en cuanto el cristal cristal tocó el suelo.


-Tranquila, le aseguro que no hay peligro -la estrechó contra su cuerpo mientras salió con cuidado por la ventana hasta posar sus pies en la cornisa asomándose lentamente mientras con su brazo mantenía fuertemente agarrada a la joven -Si lo prefiere puede cerrar sus ojos -aclaró sabiendo que para la mayoría de personas aquello era bastante aterrador, el estaba tan acostumbrado a esas situaciones que la calma iba implícita en el. Se sentó sobre el marco de la ventana arrastrándose manteniendo su otra mano en el marco hasta que inevitablemente cayó de una forma un tanto brusca pero no la suficiente manteniéndose aferrado al marco  sosteniéndose bien calibrando el lugar exacto donde debían caer-Hn..-respiro hondo manteniendo la calma antes de soltar su mano dejándose caer hasta el suelo inclinándose suavemente hacia atrás en cuanto noto la tierra bajo sus pies haciendo que su cuerpo aflojara un poco el golpe a la joven- Uhg -cerró sus ojos un momento abriendolos antes de incorporarse suavemente observando a la joven -¿Está bien? ¿Se ha golpeado?-Asegurándose de que aunque la hubiera sostenido no había sufrido daño alguno, nunca había ocurrido  pero le gustaba asegurarse de que no fuera así, pues aunque no tuvieran nada que ver con el no le gustaba la idea de que alguien sufriera alguna idea por culpa de sus ideas, aunque fueran la sunicas alternativas a salir del incendio- Tenemos que apartarnos-mirando hacía arriba por si caía algún trozo de fachada volviendo a tomarla en brazos para acercarse al furgón de la ambulancia que se encontraba allí.

Rápidamente se acercó hasta dicha ambulancia donde varios de sus compañeros colocaron una camilla para poder dejarla tumbada -Ha respirado mucho humo -comentó mientras comenzaban a mirar a la joven  de arriba abajo asegurándose de que no hubiera nada roto o la asfixia prolongada hubiera afectado más de lo debido sus pulmones -No vi a nadie más dentro -sus compañeros asintieron mientras seguían su trabajo- ¿A salido James?-el compañero que había entrado junto a él , esperaba que ya hubiera salido a tiempo  pues no le gustaba la idea de perder un compañero- Si hace cinco minutos que salió creíamos que no saldrías de ahí esta vez -una sonrisa cruzó el rostro de varios aliviados de que todos estuvieran a salvo -Ya sabes temerario hasta el último minuto -Sus compañeros ya sabían que Kyle siempre entraba a salvar a quien fuese por muy peligroso que fuera, fama que no le hacía gracia a su superior pues eso siempre traía problemas o preocupaciones pero hasta el momento muy pocas veces había sido en vano, en alguna ocasión había llegado tarde pero la mayoría de veces lograba salvar a los que se encontraban atrapados, esos días Kyle agradecia su temeridad pues sin el esas personas terminarían muy mal.

La mirada de Kyle fue hacía la joven quitándose el casco sintiendo el fuerte olor a ceniza en todo el siéndole algo molesto pero conocido -Señorita, me alegro que esté a salvo-sonrió mirando como trabajan los auxiliares -No debería ser tan temeraria y correr dentro de un incendio -su mirada se paró en el rostro de la joven quedándose por un momento en las nubes , algo conocido tenía aquella chica - Bueno el caso es que creo que tendrá que ir al hospital para asegurarse de que sus pulmones están limpios creo que ha sido la única que ha estado tanto tiempo en el incendio -comentó tratando de volver a sus palabras, quería asegurarse de que la muchacha estuviera bien, en su cabeza solo daba vueltas a la posibilidada de que no tuviera donde ir al encontrarse en semejante lugar.







Sexy boy  êwê:
avatar

Edad :
25
Dromes :
26064
Reputación :
3
Mensajes :
75

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: #1. { El presente no es más que el paso intermedio entre el pasado y el futuro ⍋}

Mensaje por Evelyn Lovegood el Mar Abr 04, 2017 10:05 pm



¿¡Estaba chiflado!?

N

o, a aquella altura calculaba que no iban a sobrevivir, ni  rezando cuatro »ave maría«  pero su frágil cuerpo actual no podía hacer nada salvo confiar su seguridad al bombero. Estaba perdida, sentía que no había esperanza si un especialista llegaba al límite de suicidarse para salvarse de las llamas del fuego. Mierda. Solo rezaba para que el cuerpo del azabache no cayera sobre el suyo, o tendrían que recogerla con espátula. Una de sus manos, se aferró a los hombros ajenos, la otra, sujetaba su mochila como si fuera su propio bebé. Santo cielo, o era tensión lo que tenía o es que estaba hecho de acero, porque al intentar clavarle las uñas sintió que se le iban a partir a ella.  

Tío, pues parece que estás metido en una película de  Schwarzenegger… solo falta que te arranques la cara... ─ dijo─ Sujetarme es lo único que me queda ─ comentó con una voz distorsionada por la mascarilla que le había proporcionado.  O dios mío parecía que iba a sartal. No sabía si cerrar los ojos o hacerlo más llevadero mirarlo ¿Qué le estaba dando más morbo? Parecía ser cierto que las personas valoran más su vida cuando se encontraban bajo la presión de poder morir en aquellos instantes.  ─ ¡Eso lo dirás por tí! ─ Gritó alterada, sacudiendo sus manos, para golpearle en los hombros ─ Yo soy pequeña y escuálida ¿Vale? lo mío no son los deportes de riesgo ─ Hizo una mueca, su rostro se veía asustado. Miró varias veces hacia el suelo ─ Ayy….no quiero hacerlo...─ proclamó con un llanto exagerado.

A pesar de lo seguro que estaba, no  le llegaba a transmitir esa sensación. Tal vez fuera porque no lo conocía de nada o por el hecho de que repetía mucho que se estuviese tranquila. Sí, cuanto más le repetía que guardase la calma, más se alteraba.  ─ ¡Deja de decirme eso! ─ Exclamó alterada, mirando por una última vez su destino ─ Tengo tanto miedo...que no puedo ni decir tacos ─ masculló, deseando tener en ese momento su paquete de caramelos masticables antiestrés.  Alzó su rostro, a escasos centímetros se encontraba el rostro del joven. Por un instante el mundo se pausó alrededor suyo. Juraría….que lo conocía de algo, pero ¿De qué?  intentó hablar, pero las palabras no salían de sus labios.  ─ ...Gracias por el consejo, no se me había ocurrido ─ Inquirió, sarcástica. Sí, debía reconocerlo, estaba alterada y pagaba su temor al dolor con el único con la capacidad de salvar su vida.  

Se sentó sobre las piernas ajenas y absorbió todo el aire que contenía en aquel momento la mascarilla. Un poco más y hubiera acabado con la bomba de oxígeno.  El resto fue muy rápido, tanto como pudo se arrimó las asas de su mochila al hombro para agarrarse con ambos brazos a su cuello. Era robusto, a pesar de que juraría que lo estrujó con todas sus fuerzas no apreció ni un solo gesto de dolor o queja por su parte. ─ !¡Aaaay dios!! ─ gritó, creo que en su oído. Esperaba que no lo hubiera dejado sordo. Cerró sus párpados con tanta fuerza que pensaba que después de eso tendrían que separarlos con cirugía. Maldita sea, estaba colgando ¡ESTABA EN EL MALDITO AIRE, CONGANDO DE SUS BRAZOS!  El resto de la caída fue breve pero se golpeó contra su pecho, le hizo daño, no supo si fueron sus enormes brazos o las clavículas lo que le golpeó, pero le dolía el hombro.

Arrhh...─ Se quejó levemente. Apenas podía hablar, su voz se había escondido en su garganta y parecía que no quería salir.  Intentó mover el hombro, pero realmente le dolía, algo había mal en su brazo.  Hicieron falta un par de quejas más antes de que pudiera hablar ─ Sí...sí, bueno, me duele el hombro ─ Anunció posando una mano donde se encontraba su dolencia.  Asintió con su cabeza y caminó junto al él hasta los asistentes sanitarios. Se sentía un poco mareada. Lo suyo no era saltar por edificios...

Le estaban tocando por todos lados, podría decir que en otro momento hubiera disfrutado de ello, pero lo cierto es que la estaban agobiando. No solo no permitían que se quitase la máscara, sino que no paraban de apretar en todos lados a ver qué era lo que más le dolía ¿Es que acaso no son conscientes de lo que arde el oxígeno en la nariz?

En cuanto la dejaron tranquila se quitó la bendita máscara de la cara,. Le habían vendado el hombro, al parecer tenía un pequeño dislocamiento en el hombro derecho, nada grave., el problema era el humo que había aspirado. A pesar de conocer su condición, no soportaba ni un minuto más con esa cosa ocupándole toda la cara, proporcionándole aire ácido y artificial.  Se sentó en la camilla, odiaba los hospitales y sentirse enferma. Eran sitios muy frívolos y reconocía que se haría de todo encima si le dijeran que tenía que dormir en uno.  Observó al azabache, parecía que tenía muy buenos amigos. En cuanto él se acercó apartó su vista de una forma un poco grotesca.

je...mira quién habla─ Anunció con una pequeña carcajada, aunque luego empezara a toser.  Apartó su vista un poco, no debía ser tan grosera con quien le acababa de salvar la vida ─ Lo siento─ Alzó sus hombros, con su mirada baja, empezando a estrujar un pobre paquete de esparadrapos que había tomado como rehén  del botiquín de los auxiliares ─ En verdad te agradezco que hubieras ido por mí ...ningún otro hubiera estado tan loco ─ intentó reír otra vez, llevándose la mascarilla a la cara.  No obstante frunció el ceño ante la idea de ir a aquel matadero que llamaban hospital, ni hablar. Sonrió casualmente y asintió con su cabeza. Ni loca. Miró su mochila  al lado suyo. Debía escapar cuanto antes….

En cuanto él se dió la vuelta, se quitó rápidamente la mascarilla y tomó sus pertenencias rodeando la ambulancia por el otro lado. Donde no se encontraran ni los bomberos ni la… oh dios ¡LA POLICÍA! Aceleró su paso, adentrándose entre los matorrales que iban dando hacia el bosque de al lado. Las luces se veían entre la maleza, no había podido alejarse mucho.  

Ya casi estaba, solo tenía que avanzar un poco más y sería completamente libre, se habría librado de todo aquel sarao. Estaba segura de que aquel incendio pudo haber sido culpa suya y no tenía ganas de que le callera el muerto precisamente ahora. Cuanto más caminaba más se alegraba por su cercana libertad, casi podía respirarla. Salvo por el hecho de que allí, tras suyo, se encontraba un policía que  le apuntaba con el foco de su linterna.

¡Eh, Tú! ¿Qué haces aquí? ?

La madre, el karma parecía estar burlándose de ella »Haz justicia Ange« eso decía. Lentamente se fue girando para estar frente a frente. Él le iluminó a la cara, no fue agradable, el resplandor parecía quemarle la retina.

Pues...agente… yo estaba...

Esperaba al menos que en los baños de la cárcel hubiera champú….





Angelique Beker • Iglesia • #1. {El presente no es más que el paso intermedio entre el pasado y el futuro ⍋} • Subforo {Otros}


{_/}
(¬.¬)
/   >       ○ [Angelique Baker] ahora es [Evelyn Lovegood]
Corazón de un user(?) ♥

avatar

Dromes :
17913
Reputación :
5
Mensajes :
15

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: #1. { El presente no es más que el paso intermedio entre el pasado y el futuro ⍋}

Mensaje por Kyle Ackerman el Miér Abr 05, 2017 12:56 pm

IGLESIA

Day/Night 00:40 am



Kyle Ackerman─ #1.{El presente no es más que el paso intermedio entre el pasado y el futuro ⍋}─Ciudad de Éadrom: Otros

Love unites you to me

A

l parecer el sentido del humor lo tenía intacto en aquellos momentos de vid o muerte, una chica con sentido del humor siempre era encantador y quizás en cualquier otra situación se hubiera reído de su referencia a tan conocido actor pero en aquellos momentos estaba demasiado preocupado por salvarle la vida como para reírse -Luego podrá contarme todos los chiste que desee sobre mi figura -comento decidido a salir de allí lo antes posible. Estaba notablemente alterada pero el estaba cien por ciento seguro de que si ocurría algo seria alguna leve lesión, y aunque se rompiera algo al menos estaría viva, no se le ocurrió una manera peor que morir quemado a parte de la de ahogarse, por eso se había metido en dicho oficio salvar a gente, muy pocos estaban dispuestos a arriesgar la vida para salva a otros -Bueno el deporte en todo caso lo estoy haciendo yo -ladeo su cabeza- puede confiar en  mí -en aquellas ocasiones era normal que la persona estuviera alterada por lo que no le tenía en cuenta esos nervios tan palpables.

-Lo siento es lo que suelo decir -aclaró observándola, normalmente funcionaba pues la gente se aferraba a el y confiaba en que los sacaría de allí pero se veía que esa chica no tenía mucha seguridad en ello -Creí que los tacos se decían en momentos de tensión-específico pues a su modo de ver cuando más nervioso estaba más podía soltar alguno -El sarcasmo no es necesario, solo la aviso pues voy a saltar -aclaro con tranquilidad, no había necesidad de molestarse por algo tan nimio, a veces lo más obvio no lo era tanto cuando uno estaba en pánico.

Abrió sus ojos sorprendido por la capacidad de sus pulmones si en ese momento hubiera tenido sus orejas de zorro fuera le habría destrozados los oídos seguramente -Buenos pulmones-comentó mientras se colgaba del edificio, aunque escuchaba un leve pitido, tenía buen oído aunque estuviera en su forma humana.

Al parecer se había dado en el hombro, no le entusiasmaba nada la idea, pero mejor un leve golpe a calcinada, al menos eso trataba de pensar pues aunque le salvara no le gustaba que se hiriera pero era algo inevitable a fin de cuentas caer desde tan alto no era tan sencillo para los humanos -Vamos a que te examinen el hombro entonces -la miró con ella aun en brazos- lo lamento, al menos ha salido de una pieza -sonrió suavemente tratando de consolarla también pues debió ser duro estar en la posición de quien estaba apunto de quemarse así que siempre lo tenía en cuenta.

Parpadeó sin esperar esa respuesta- Jajaj si también soy un temerario -sonrió suavemente  no se lo tenía en cuenta acababa de pasar una experiencia de máximo estrés - Tranquila , es normal que estés angustiada -encogió un hombro aguantando la sonrisilla , sabía que era todo un descuidado pero no le importaba pues había logrado salvar más de una vida así, aunque el fuego no era su mejor aliado tampoco le temía -De nada es mi deber, no me gusta la idea de abandonar a nadie  siempre se puede intentar-aclaro pues era lo que sentía cada vez que se enteraba de que alguien estaba atrapado en algún incendio.

Miro al auxiliar hablando levemente con el preguntándole exactamente que tenía, afortunadamente era algo que se curva con facilidad pero necesita reposo , cosa que entendía pues aunque hubiera echo de soporte no es que fuera precisamente blando.

-¿Donde?-en cuanto se había dado media vuelta la joven había escapado - que demonios- no sabía porque había huido tan precipitadamente aun cuando la estaba terminando de atender. Suspiro caminando buscándola , no podía estar muy lejos, la idea de que estuviera herida por su culpa le hacía sentirse mal consigo mismo, no podía dejarla así sin más hasta saber que estaba completamente bien.

Finalmente la policía había llegado, siempre los ultimos como de costumbre(?) por suerte él no tenía que estar ahí mucho más  allí ,miró alrededor observando a varios policías ya fuera merodeando por la zona -¿uh?-paró en seco al ver a la joven entre los matorrales siendo ¿interrogada? -¿Agente ocurre algo? -se aproximo hasta ellos acercándose a la chica, al parecer o era la culpable del incendio o no era muy amiga de los servicios  del gobierno en general -Estaba buscándola-la tomó por el brazo que sabía que estaba bien con cuidado- Tengo que asegurarme de un par de cosas -miró al agente y sonrió- Allí están todos los testigos , la chica estaba en el cuarto piso y se ve que está algo asustada desde que la saque de allí -le acarició la cabeza  - El auxiliar me a pedido que la busque para asegurarse de que tiene los pulmones limpios -afirmó mientras se la llevaba con él a otro lado- allí tiene a todos los testigos del incendio pero esta jovencita tiene que asegurar su salud -la miró de reojo mientras la llevaba hacia otro lado, sabía que la ambulancia no le gustaba así que prefirió preguntarle algo alejado de la zona , pues no estaba seguro de por que huyo.


Soltó su agarre mirándola con tranquilidad- ¿Estas bien?-refiriéndose tanto a su brazo como a la respiración-no debiste irte así, puede que aun tengas el humo en tus pulmones -con preocupación pues podía ser bastante perjudicial inhalar aquel humo -Si tienes algún problema puedes decirme, no creo que hayas hecho nada malo, pero no puedo quedarme tranquilo si estas herida -la miro quedándose el momento anonadado, su rostro le recordaba cada vez más y más a alguien pero no sabía de que-¿Oye te conozco?-Ahora que podía mirarla bien cada vez se le hacia mas conocida.







Sexy boy  êwê:
avatar

Edad :
25
Dromes :
26064
Reputación :
3
Mensajes :
75

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: #1. { El presente no es más que el paso intermedio entre el pasado y el futuro ⍋}

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.