6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Sacrifice the night

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Sacrifice the night

Mensaje por Maryan el Miér Feb 08, 2017 11:47 pm

Era tarde, se acercaba la media noche y la luna estaba cubierta por nubes, por lo que la oscuridad era temible en aquel sitio, al menos para aquellos que le temieran. El profesor habia citado a su ahora alumna Aliisa, quien, interesada en las artes oscuras, le habia pedido cierta orientación, por ello habia llevado consigo un libro muy especial para esa primera explicación, un manual de todo lo que habría de conocer como introducción a la oscuridad…

Aunque claro este no llevaba ese título ni nada similar, tampoco su contenido era el más “apto” para algunos, pero no era la completa intención de Takeru que la chica siguiese por el camino del bien si podía.

“Un poco aquí y otro por acá” el maestro ahora separaba las hojas lentamente, a pesar de la oscuridad sus ojos ya se habia acostumbrado a la misma, por lo que podía leer los pasajes y las descripciones de muchos de los distintos hechizos ahí descritos. Eran de distinta índole, pero sobre todo no eran nada bondadosos, pero como Aliisa se habia interesado en este tipo de magia, no podía dejar fuera todos los posibles usos que la misma podía tener.

Ahí en medio del cementerio se encontraba el maestro recargado sobre una lápida, se le veía bastante tranquilo y sonriente como siempre, si bien el viento podría traer extraños sonidos, chirridos provenientes de los arboles cercanos, era cierto que la mayoría de estos bien podrían causarse por los mismos nervios o miedo.

-Espero no tuvieras problemas en encontrar el sitio, el cementerio es algo grande y confuso cuando es de noche- el profesor le dio la bienvenida a la joven chica cuando esta apareció en su vista, le habia pedido no traer a su pequeño acompañante esa noche, aunque no sabía si realmente le habría hecho caso. La noche acababa de iniciar realmente y la clase que tendría seria ciertamente interesante si en verdad deseaba tanto conocer sobre aquello que se oculta entre las sombras y todos los usos para la oscuridad –Podremos empezar cuando estés lista- le dijo repasando las hojas del libro, dejando abierto el primer capítulo del mismo.


hablo- pienso - narro
avatar

Dromes :
1800
Reputación :
8
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sacrifice the night

Mensaje por Aliisa Nylund el Vie Feb 10, 2017 8:52 pm

-Debo irme, y no podes venir conmigo, prometo volver pronto y cuidar de mi misma- le dijo con una enorme sonrisa a su pequeño dragón mientras aún se encontraba en su casa y acariciaba su cabeza. Se disponía a preparar unas ultimas cosas que llevar, un bolso en el que colocaría su daga, un cuaderno, lapiceras y una caja de madera pequeña que tenía trazados algunos motivos en ella. Mientras que hacía eso, la pobre criatura la seguía de acá para allá con una expresión de preocupación en su rostro. Se negaba totalmente a dejarla ir sola, después de todo su trabajo era cuidar de la joven de cabello rosado y si no lo hacía ¿Cuál era su papel en todo esto? Sin embargo, Aliisa quería respetar lo que le habían pedido y confiaba en su nuevo profesor.

Para la nórdica ese iba a ser un día de puros retos y cosas nuevas. En un principio estaba dejando a su Fylgja en su casa y yéndose sin él, y desde que había aparecido no recordaba momento en que el dragón no la acompañara. Finalmente se volvió a despedir cariñosamente de este y cerró la puerta detrás de ella mientras partía al cementerio, lugar donde habían quedado en encontrarse. Otros de sus retos iba a ser el aprendizaje de la magia negra, tenía que mentalizarse y pensar objetivamente de las clases de esa forma no se perdería en aquel oscuro arte.

Recordaba muy bien cuando asistió a una de las clases en el centro en el que le habían contado que una forma de magia negra era la invocación de un ser de mal conocido en la mitología nórdica. Aquel podía traer inmensas desgracias y maldiciones a toda una familia entera de la persona a la que se lo haya lanzado hasta que los llevara a todos a una muerte segura;  y como se trataba de espíritus de antiguos guerreros asesinados, eran de gran invocación para todo tipo de trabajos. Pero, el problema era que todavía no conocían una forma de deshacerse por completo la invocación, solo podían contrarrestarlo hasta que la usuario del Dragur muriera o terminara la invocación.

De pronto, con solo pensarlo sintió un escalofríos le bajaba por toda la espalda haciendo que se sacudiera un poco y a la vez se diera cuenta que ya se encontraba cerca de su destino. Miró a su alrededor y en la oscuridad de la noche incluso se podían ver sombras detrás de las lapidas y los árboles que habían en el camino, el cual era difícil de distinguir. “Espero no perderme” pensaba mientras se tomaba fuerte de las tiras de su bolso y caminaba paso a paso algo nerviosa. No era el cementerio lo que la incomodaba un poco, sino la oscuridad.

Pocos minutos después a lo lejos vio una figura, supuso que al fin había llegado al bendito lugar de la clase. Suspiró aliviada y volvió a tomar una gran bocanada de aire y se acercó rápidamente, casi al trote. –Para nada, aunque fue difícil ver el camino pude llegar bien- le dijo negando con la cabeza y ahora algo más calmada, ya que a pesar de que siguiera todo oscuro la compañía de otro la hacía relajarse un poco más. –Lo estoy…- volvió a decir mientras tomaba su bolso y lo sacaba por sus hombros y lo ponía a un lado, donde por poco que fuera lo tuviera a la vista. –Pero… ¿No va a ser algo difícil leer en tanta oscuridad?- Agregó mirando que tenía un libro en sus manos del cual sacaría toda la información necesaria para la clase.

Aun no convencida por como haría para tomar notas, sacó su cuaderno de su bolso y una lapicera del mismo, y se apoyaba en una de las lapidas para poder tener mejor agarre del cuaderno y escribir lo más prolijo posible.


Narro-hablo- pienso



Gloriosa familia Kiwi:
Derechos al autor de la frase(?




Cosas del Uss ♡♡♡:



avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
23
Dromes :
85796
Reputación :
3
Mensajes :
149

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sacrifice the night

Mensaje por Maryan el Miér Feb 15, 2017 7:42 pm

Los minutos solo en medio del cementerio fueron entretenidos, pues en medio de dicho tétrico paraje, las letras en aquel libro parecían ser más fáciles de comprender, pues la mayoría de sus significados contenían sentidos extraños que no todos podrían lograr comprender desde un principio, así eran la mayoría de las obras relacionadas con la oscuridad. El maestro entonces cerro el libro y lo coloco a un lado de donde estaba, encima de una piedra tan desgastada que quizá en algún momento sirvió como marca para señalar alguna tumba.

-Aliisa, me alegra que estés aquí sola…- dijo levantándose y caminando lentamente al frente –¿Hablas de la noche?... para nada, libros como estos son mejores leerlos en ocasiones como esta- contestaba de forma apacible a pesar de estar parado en un cementerio tan noche. Parte de la clase residía directamente en esto, antes de poder invocar los poderes de la maldad y traer al mundo criaturas de las tinieblas, es importante primero conocer de donde proviene. La base de la energía de la noche es la misma oscuridad, el refugio de los demonios y pecadores, el manto que aleja la luz.

-Desearía que para esta primera fase estuvieses concentrada, podrás apuntar lo que quieras después- decía tras acercarse a ella invitándole a donde él estaba parado, encima de un montón de hojas y tierra, pero también justo al centro de varias tumbas. –Antes que nada, lo más importante es conocer lo que es realmente la oscuridad… así que te pediré que tomes mi mano y te pares a mi lado- dijo extendiéndole la diestra a la chica. En aquel instante el viento comenzó a soplar con fuerza, agitando los arboles cercanos causando que sonidos extraños pudieran ser percibidos, los cuales podían ser o no reales.

-Ahora…- el maestro comenzó con su explicación –Cierra los ojos y déjate envolver por la oscuridad- las sombras en aquel momento comenzaron a agitarse y lentamente comenzaron a elevarse desde el piso tornándose en una espesa niebla negra, la cual lentamente comenzó a cubrir primero a Takeru. –Si deseas aprender sobre ella entonces primero tienes que conocerla mejor- dicha niebla era fría, absorbiendo el calor de todo lo que tocaba, pero por alguna razón al maestro no parecía afectarle demasiado.

-La oscuridad es una agradable compañía… pero también es caprichosa con quienes le desprecian, por lo que trata de relajarte o comenzaras a congelarte- fue lo último que dijo antes de ser cubierto por esta negra mancha. No era de sorprender que su dominio sobre la misma fuese tan grande, después de todo estaba más que acostumbrado a ella, pero para aquel que le conoce por primera vez suele ser una experiencia difícil, la oscuridad suele jugar con la imaginación de los iniciados, traerles terribles recuerdos o crear peligrosas alucinaciones con tal de probar si la persona era digna de su presencia, al ser una energía que se basa en las emociones de la persona, esta suele percibir con facilidad el miedo y el odio, por lo que reacciona de formas poco agradables en caso de ello.



hablo- pienso - narro
avatar

Dromes :
1800
Reputación :
8
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sacrifice the night

Mensaje por Aliisa Nylund el Vie Feb 17, 2017 3:22 pm

Ciertamente le había sorprendido que desde el principio la invitara a realizar la práctica antes que nada. No es que no estuviera de acuerdo con el método de enseñanza, sino que se sentía algo nerviosa por experimentar con la oscuridad que la rodeaba en aquel lugar, ya que de alguna forma tenía una sensación extraña sobre la energía que la envolvía. -Muy bien, entonces ¿acá?- Respiro profundo y lo siguió a su lado para posicionarse en el medio de aquellas tumbas a las cuales podía verlas pero con algo de dificultad; Intentando no pensar en la densidad de la noche ni en esa fuerte energía, que era totalmente opuesta a la de ella.

Tomó su mano tal y como él le dijo, aunque la sentía que su pulso estaba algo tembloroso ”Tranquila Aliisa no queremos que esto salga mal de ninguna manera” pensó mientras una vez más inhalaba para mantener su calma, ya que tampoco quería que por su nerviosismo se detuviera la lección. Estaba segura que si se enfocaba en su objetivo por el cual comenzó su idea de aprender podría lograrlo.

Comenzó a escuchar las instrucciones de su profesor, mas no cerró los ojos porque sentía que debía ver como actuaría la oscuridad y como se vería ella una vez que la envolviera tal como a él. Unas sombras comenzaron a ocultar la figura del hombre a su lado, tanto que ya no podía ver su mano, pero si sentirla como para saber que aún se encontraba con ella. Una vez segura de comenzar, cerró sus ojos con fuerza tratando de pensar cómo hacer que esta viniera a ella ya que tal vez le costaría debido a su luz.

No obstante, antes de que pudiera percatarse, pudo sentir como una brisa espesa rozaba su cuerpo lentamente hasta que la tapara completamente. De cierta forma estaba feliz por lograrlo, pero en menos de un segundo pudo sentir una presión en su pecho, como si algo intentara salirse de ella, o tal vez sacarla a ella de ese lugar. A su vez,  en sus pies sentía como agujas heladas la pinchaban y el frío subía por sus piernas. “No…estoy acá para que nadie más vuelva a morir por culpa de un demonio” pensó mientras luchaba por serenar esa sensación, la cual no perduro por mucho más que 2 minutos.

Una vez que sintió que su cuerpo ya estaba en calma, su mente sería la que le daría problemas, y tal vez ni siquiera lo supiera. De un momento a otro pudo verse en cuarto completamente oscuro en el que había niebla, tal como en el cementerio aunque la diferencia era la temperatura, hacía frío en aquel cuarto. “¿Me fui a otro lado sin quererlo?” pensó al ver que ya no había nadie a su lado, por lo que con pequeños pasos comenzó a caminar en línea recta. -¿Holaa?, ¿profesor…? – gritaba, pero solo se oía el eco de su propia voz, hasta que escuchó unos pasos detrás suyo. Se dio la vuelta y en pocos segundos reconoció a la persona que estaba al frente de ella.

Sus ojos se agrandaron en sorpresa ya que no podía creer lo que estaba viendo. -Cómo es que…- comenzó a decir, pero la voz de la otra la interrumpió con un tono mucho mayor y algo agresivo -¿Y todavía tenes el coraje de hablarme después de lo que me paso?, sabes que esto es tu culpa y nada más que la tuya- le recordó por la vez en la que le cambiaron sus tareas como chamanes.

Aquellas palabras la habían dejado atónita y a la vez temblorosa. ¿Su culpa? -No podía hacer nada para detener el cambio, además dijeron que era algo sencillo.- le respondió mientras la otra negaba con su cabeza. Aliisa tenía la voz al punto del quiebre por las lágrimas, se sentía culpable hasta el borde de querer cambiar lugares con su amiga, o a decir verdad con la figura que guardaba similitud con su recuerdo, salvo por los ojos negros y la piel grisácea de la chica fallecida.

-Meya… perdóname- dijo ya con las lágrimas en sus ojos sin darse que cuenta que su cuerpo allá en el cementerio también soltaba algunas. Era una fuerte alucinación en la cual se sentía atrapada, pero tampoco se había dado cuenta que estaba en ella, solo le importaba su amiga, quien la veía ahora con desprecio y buscaba causarle dolor. Dolor que de reflejaba en su cuerpo, el cual temblaba y hacía que su mano presionara cada tanto la mano de su profesor a su lado.


Spoiler:
No te preocupes o.o


Narro-hablo- pienso



Gloriosa familia Kiwi:
Derechos al autor de la frase(?




Cosas del Uss ♡♡♡:



avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
23
Dromes :
85796
Reputación :
3
Mensajes :
149

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sacrifice the night

Mensaje por Maryan el Dom Feb 19, 2017 11:48 pm

Al principio pareció que aquella primera prueba iría bien, no era demasiado difícil y tampoco esperaba que tuviera una reacción grave, ya que Aliisa se miraba determinada a enfrentar este reto. Ella estaba lista y al tomar la mano del profesor el efecto comenzaría y pronto ella podría experimentar la oscuridad… pero aparentemente no le fue del todo agradable. Por su parte el profesor podía ver a través de aquella densa oscuridad como si esta no existiese en primer lugar, pues al fin y al cabo que él fue quien la invoco y la conoce desde hace más tiempo del que pudiera recordar.

“Parece que ella tuvo una reacción ante la oscuridad…” Takeru podía ver la cara de horror que la chica empezaba a demostrar, al comenzar la prueba que la oscuridad les impone a todos los novatos. Se trataba normalmente de alguna especie de recuerdo que sacara a flote aquella oscuridad interior, esa que habita en el fondo de los corazones y que por más luz que puedan tener, está siempre persiste. En su caso esta era completa, al poseer el espíritu de un demonio, su interior adapta de forma natural al elemento de la noche. Él no tenía nada de qué preocuparse en sí, la oscuridad era su aliada y como tal tan solo le envolvía como una amante a su enamorado.

-Aliisa… ¿te encuentras bien?- pregunto el profesor al empezar a sentir la presión sobre su mano, esta era poco constante, señalando que estaba sufriendo de un vivido recuerdo, confirmándolo al escucharla hablar. Ella ya no estaba presente, al menos su mente estaba en otro sitio, pero su cuerpo continuaba inmóvil parada frente al profesor. Si bien podía aprovecharse de esta situación, la reacción que la chica podría tener fácilmente podría tornarse violenta. En ese momento se estaba enfrentando a alguna clase de recuerdo y solo algunas palabras eran entendibles entre los balbuceos que ella daba.

-Ah… mala señal…- el profesor entonces se acercó lentamente a la chica, quien aún se encontraba envuelta en la oscuridad y sin soltar su mano, procedió a caminar a su lado, abrazándola con su mano libre, esto con la finalidad de que no tuviera alguna reacción explosiva pudiendo tropezar y lastimarse la cabeza al caer sobre alguna de las lapidas. Por lo que igual tendría que envolverla entre sus brazos, envolviendo su brazo alrededor de su abdomen, mientras ella continuaba con esa ilusión.

-Aliisa… debes enfrentar esta prueba y superarla rápido- le susurró al oído mientras empezaba a sentir que la temperatura de la chica empezaba a disminuir. Mientras que ella empezaba a temblar fuesen espasmos causados por la vivida alucinación que ahora enfrentaba o la perdida de calor corporal, ella tendría que aprender de esta primera experiencia, siendo el respeto su primera lección. Aprender a aceptar aquella oscuridad oculta en su ser y adueñarse de ella, pues solo así lograría que la niebla que envolvía a ambos no absorbiese toda su vida y esencia.

-Es una prueba difícil, pero deberás aceptarla si es que deseas aprender de ella-
Takeru volvió entonces a hablarle al oído, aunque sabía que no le estaría escuchando de todos modos lo intento. Por desgracia esta prueba era una de las más duras para los estudiantes primerizos en las artes oscuras, causando que la mayoría se volviese loco o simplemente caer como una víctima más.

Lo que ahora debería pasar era simple pero efectivo, la niebla intentara incrementar la oscuridad en el corazón de la chica de forma muy rápida, al estar entrando ahora misma en ella, por lo que su cuerpo y mente deberá de acostumbrarse a ello, a pesar de su afinidad a la luz, esta oscuridad solo la devoraría con más gusto, por lo que la joven tiene que enfrentar esa oscuridad interior y dominarla o esta terminaría por tomar control de su cuerpo... lo cual no sería tan malo ya que así se corrompería mucho más rápido.


hablo- pienso - narro
avatar

Dromes :
1800
Reputación :
8
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sacrifice the night

Mensaje por Aliisa Nylund el Miér Feb 22, 2017 4:58 pm

No importaba que dijera para deshacerse de su culpa y hacerle entender que ella no había tenido nada que ver en esa situación. Incluso ella en verdad hubiera preferido tomar aquel caso porque eran del tipo que más le interesaban, pero al final la habían mandado a realizar un ritual muy sencillo a un jefe de la aldea vecina. “Debería haber hablado con mi tía tal vez…” pensó recordando el exacto momento en que le comunicaban el cambio de tareas.

De pronto comenzó a escuchar ruidos, o tal vez era la voz de alguien, pero no podía distinguirlo, por lo que se dio la vuelta y tratar de ver de dónde venía. Tal vez si se acercaba lo suficiente podría escuchar con claridad o encontrar a alguien que no la odie en ese lugar. -Vos misma acabas de pensar por qué no puedo perdonarte, había una forma de evitarlo…- le dijo su antigua amiga acercándose poco a poco mientras la apuntaba con una daga.

En ese momento la nórdica entro en pánico, ya no sabía que podía hacer para que entendiera que eso no había sido su culpa, y encima ¿ahora pretendía matarla? La miró fijo, levantando su mano izquierda en un intento que bajara la daga y deje de hacerlo. -En verdad yo no podía….-Aliisa le respondió con su voz quebrada por algunas lágrimas, mas su intento por calmarla solo la hizo enfurecer y haciéndole un corte horizontal en su mano. -Eso no podes creértelo ni vos misma…- le respondió la de ojos negros provocándola.

Casi involuntariamente con su otra mano se tapó la herida mientras fruncía sus ojos del dolor, era tan real que tal vez por eso no podía darse cuenta de donde se encontraba. No obstante, la última frase que dijo la otra la hizo pensar. “¿Es una alucinación?”. En ese momento pudo entenderlo o al menos eso creía en el principio. Tocó el bolsillo de su pantalón y pudo encontrar su propia daga esta vez, la tomo y la observo con cuidado. “Entonces ¿debo apuñalarla para terminar esto rápido?” Se preguntó a si misma algo confusa, a lo que su amiga en frente suyo la alentaba a hacerlo amenazándola de sino ella la matarla.

Tomó la daga firmemente sobre el mango, ya decidida a hacerlo, y en el instante en que estaba por hacerlo, nuevamente escuchó la voz de la otra vez, aquella que en el comienzo no tenía dueño, esta vez sí había podido reconocerla. -No voy a hacerlo, perdoname por no hacer lo suficiente, tal vez no sea toda mi culpa, sé que fui una especie de cómplice- Dijo aliviada mientras lanzaba la daga lejos de ella al entender el significado de la prueba.

De un momento a otro, pudo ver como todo se desvanecía y los diferentes tonalidades comenzaban a cambiar hasta abrir sus ojos y darse cuenta que ya estaba en el cementerio. Allí al abrir sus ojos pudo ver que su profesor la estaba abrazando con firmeza y aun sin soltarle la mano, lo que le había causado un pequeño enrojecimiento en sus mejillas.-Lamento las complicaciones… y gracias por ayudarme- dijo avergonzada tratando de disculparse por todo el drama que había armado en una cosa tan pequeña, mientras recomponía la postura.

“¿ehh?” Sentía como algo cálido corría por su mano izquierda, y al llevarla frente a sus ojos pudo ver como la herida que había visto en el cuarto oscuro se trasladó en su cuerpo. “¿Entonces si podría haber muerto allí adentro? “Pensó al recordar la amenaza que le habían hecho. Mas aun así, le costaba entender cómo es que la alucinación terminó en el instante que acepto su culpa que siempre había negado.

-Por suerte no es tan profunda…- dijo en tono bajo mientras observaba su herida con algo de curiosidad. Sacó de su pantalón un pañuelo de papel con el que pudiera limpiar un poco la sangre y presionar la herida para detener el sangrado, pero antes de eso le daría otro a su profesor en caso de que lo hubiera manchado.


Narro-hablo- pienso



Gloriosa familia Kiwi:
Derechos al autor de la frase(?




Cosas del Uss ♡♡♡:



avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
23
Dromes :
85796
Reputación :
3
Mensajes :
149

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sacrifice the night

Mensaje por Demian Serkin el Dom Abr 30, 2017 11:50 am


TEMA CERRADO
Takemori
Este tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de dos meses sin presentar actividad o una de las cuentas a sido eliminada.
Para a abrirlo, por favor, acuda aquí.
Ubicación: Ciudad de Éadrom ─ Cementerio "Paraje de paz"




Otras cosillas:

Gracias a la genialosa de Noire por la firma ♡
avatar

Edad :
23
Dromes :
357472
Reputación :
23
Mensajes :
855

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sacrifice the night

Mensaje por Maryan el Sáb Mayo 13, 2017 11:40 pm

Tal parecía que sus palabras pudieron haber causado algún efecto, pues la chica recobro la consciencia antes que fuese demasiado tarde. En general este tipo de pruebas requieren de cierto conocimiento previo y posiblemente algo de preparación, pero para el profesor, estos requerimientos solían atrasar el verdadero aprendizaje, aunque aumentase los riesgos. Pudo notar que la chica sangraba y eso era una prueba bastante obvia de lo peligroso que este encuentro habia sido, pues no tenía el control de lo que pasaba y cualquier herida hubiese podido complicarse bastante.

-Muy bien hecho… lograste superar la primera prueba que la oscuridad presenta a los poco precavidos- le dijo a la chica que habia abierto los ojos, era normal que tardase un poco en reaccionar, de igual modo acepto el pañuelo de la chica y solo lo coloco por encima de la propia, se habia manchado un poco con su sangre, pero prefirió no hacer énfasis en ese detalle.

-Aquellos que utilizan los poderes de la noche no temen ensuciarse las manos ni tener remordimientos por sus acciones… O al menos eso pasa en la mayoría de los casos- comenzó a decir nuevamente dando su explicación, normalmente este tipo de pruebas suelen consumir a los que no están preparados, cambiándolos para siempre, pero hay ocasiones, donde esto no suele ocurrir ya que se llega a alguna especie de equilibrio.

-Como bien pudiste apreciar, esta primera fase fue bastante personal- le dijo haciendo énfasis en la última palabra –Por ello no es necesario contarme que fue lo que viste ni como lo lograste superar sino lo deseas- entonces el profesor al notar que la chica ya estaba recuperada, al menos lo suficiente para ponerse de pie, le dejo un momento y dio unos pasos hacia atrás.

-Siento darte poco tiempo de descanso, pero ahora comenzara la segunda fase- dijo tomando el pañuelo nuevamente, comenzó a limpiarse suavemente las pocas gotas con las que se habia manchado, luego agito un poco el pañuelo y de inmediato la mancha negra que hacia un rato les envolvió regreso nuevamente –¿Recuerdas la forma en la que lograste salir de la ilusión?...- dijo volviendo a agitar el pañuelo en el aire, agitando aquella niebla oscura de inmediato comenzándole a cubrir la mano.

-Vas a necesitar ese sentimiento de control para lograr evitar que la oscuridad te devore… mira parece que le agrada el sabor de tu sangre- rio un poco sacando el pañuelo de entre la negrura que la recubría, demostrando que toda mancha roja habia desaparecido.

-Tu mano sangra, eso la atraerá hacia ti y creme que ahora no querrás que te alcance esta vez, por lo que necesitaras de aprender a controlarla- Takeru sonreía sabiendo que si no lo lograba Aliisa probablemente terminaría sin sangre, pero de igual modo esto lo hacía más divertido y entretenido de ver, después de todo que mejor forma de aprender algo nuevo, que cuando tu vida depende de ello.

-Te aconsejo que solo trates de mantenerla a raya, no trates otra cosa o podrías perder concentración- El maestro sabiendo que la chica se enfrentaría a algo que probablemente no le permitirá escapar o moverse siquiera, aprovecho para acercarse y colocarse por detrás de la chica, se agacho un poco –Comienza…- dijo y al instante la oscuridad comenzó a incrementar su tamaño y avanzar hacia la chica pareciendo arrastrar todas las sombras que bien se pudiesen ver esa noche.


hablo- pienso - narro
avatar

Dromes :
1800
Reputación :
8
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sacrifice the night

Mensaje por Aliisa Nylund el Miér Mayo 17, 2017 1:03 pm

La prueba había terminado y la chica aun podía sentir como su pulso temblaba de la reciente experiencia, no había sido nada fácil para ella estar en esa situación, incluso se le había hasta ocurrido asesinar a su amiga… o mas bien al su representación con tal de salir de aquella ilusión, algo ya no estaba bien.. Mantenía presión sobre su mano con el pañuelo pero aun así esta continuaba sangrando, y cuando sintió que algo se había detenido se encontró con un papel completamente rojo.

Asintió a las palabras de Takeru con un rostro lleno de preocupación, no es que estuviera cansada ni mucho menos exhausta, pero si la había dejado en shock, como si del todo no pudiera volver al cementerio, su mente aun seguía pensando en lo que había pasado o más bien en su nuevo remordimiento… “¿Debería decírselo?” pensó mientras en ese mismo instante el decía a viva voz que no era necesario. -No se preocupe por el descanso, en realidad estoy bien- respondió enseguida de aquellas palabras, realmente quería seguir la clase, pero a la vez temía que otras piedras le lanzaría la oscuridad.

De pronto al ver su accionar con el pañuelo le extraño un tanto, y mucho más cuando la oscuridad comenzaba a amontonarse sobre ese pedazo de papel. -Q..que?- por un momento se quedo perpleja sintiendo como su pulso poco a poco volvía a temblarle -Nunca creí que fuera capaz de eso- le dijo con una voz algo quebrada.

Antes de que las sombras la cubrieran en la otra prueba, se había puesto nerviosa, pero esta vez era diferente, esta vez sentía miedo de aquella masa negra que había devorado la sangre del pañuelo. ¿Era por su luz?¿Es por eso que le atrae su sangre o porque siente su miedo? Aquellas preguntas no dejaban de atormentarla, porque en cualquiera de los dos casos sabia que sería inevitable que fuera hacia ella.

“¿Mi mano..?” pensó mientras la miraba fijamente… ”entonces solo tengo que curarme la herida y esto se va a terminar en seguida” y allí una vez más la tentación del camino fácil la estaba acechando tanto como esas sobras que poco a poco de le acercaban cada vez más. Mas el profesor le comento que la mejor opción era controlarla, por lo que desistió de la idea de curar su herida, y tan solo la dejo como estaba. Tomó una gran cantidad de aire por su nariz, tenía que buscar una forma y ni siquiera sabía como volver a aquel estado, porque ahora se sentía peor consigo misma y aun peor la hacia sentir la presión de la oscuridad. Ver esa cantidad de sombras acercársele le atemorizaba mucho, tanto que ya no eran solo sus manos las que temblaban sino que ahora también era sus piernas.

Las sombras se le acercaban cada vez más y no podía dejar de pensar en la idea de que se sentia sola y desprotegida de cierta forma, aunque en verdad confiaba en que si algo saliera mal Takeru la ayudaría ¿O no?. Cerró sus ojos, prefería no verla ya que eso era lo que mas terror le producía, mas la sensación de tenerla ya sobre ella no la dejaba concentrarse. Una vez sentía como esa fria brisa se amontonaba sobre su mano sobre la que se abría cada vez más su herida. Fue en ese momento en que pudo reaccionar y se repetía en su mente que era más fuerte que esa espesa oscuridad que quería devorarla.

De a poco sentía como la situación se normalizaba a la vez que controlaba su miedo, cosa que no era fácil, por lo que sentía como si algo estuviera empujándola a ese estado de nerviosismo pero la chica seguía con su mente tranquila como si aquellas sobras fueran solo aire…”¿Aire?” y en aquel momento se odió por pensar en aquello ya que se había dado cuenta que no estaba respirando desde hacia mas de un minuto y medio. No entendía como no se dio cuenta que estaba conteniendo la respiración desde hace rato.

“Un poco más…”se dijo mientras que sentía que ya las sombras se habían alejado del todo de su cuerpo. Allí fue cuando sin paso previo soltó el aire para poder volver respirar, puesto que ya no lo soportaba más. Tomó una posición algo inclinada hacia el piso y comenzó a toser y respirar para poder recuperarse. Esperaba que aquella espesa niebla hubiera desaparecido porque en ese mismo instante sentía como su cuerpo si le estaba pasando factura de aquello. Había pasado por un momento grande de asfixia sin ni siquiera haberse dando cuenta de ello ¿Cómo era posible? Tal vez fue su deseo de alejarse de aquello lo que la hizo olvidarse de todo lo demás, y por eso mismo esperaba que su esfuerzo hubiera sido suficiente para deshacerse de ellas, de otra forma le costaría volver hacerlo.


Narro-hablo- pienso



Gloriosa familia Kiwi:
Derechos al autor de la frase(?




Cosas del Uss ♡♡♡:



avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
23
Dromes :
85796
Reputación :
3
Mensajes :
149

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sacrifice the night

Mensaje por Maryan el Dom Mayo 21, 2017 10:09 pm

Takeru solo una leve risa -La oscuridad es capaz de lograr muchas cosas, tantas que te sorprenderías… - dijo esto al mirar como Aliisa se sorprendía al mirar la niebla negra que se habia reunido a su alrededor. La prueba habia comenzado y le pareció, que, si bien ella sería lo suficientemente fuerte para lograr sobrepasar a la oscuridad que ahora se acercaba, su mente podría llegar a traicionarla y terminar de una mala manera.

Sobreviviría, de eso estaba seguro, pero no sabía que tanto le podría costar a la joven ya que al ser alguien que proviene de la luz, es un blanco favorecido y predilecto de la oscuridad. Por esto el profesor se limitó a mirarla al principio, estaba detrás de ella al momento que ella cerro los ojos, lo cual le llamo la atención, pues si bien era posible que esto le ayudara a no perder el control, no le permitiría ver lo que estaba frente a ella y eso le podría causar problemas.

“No sería lindo que muriera tan rápido” el maestro entonces se acercó a la chica y retiro un poco de la mancha que ahora se habia colocado sobre su mano, pues la idea habia sido que se enfocase para que no permitiese que la oscuridad le alcanzara… pero bueno quizá esta sería una prueba de resistencia, ya que estar en contacto tan directo con este elemento suele traer graves consecuencias a los que no están preparados.

Pudo notar como ella estaba temblando al ser envuelta por lo desconocido -Pequeña conejita asustada…- dijo en un susurro, le causo ternura la reacción de la chica, quien ya no tenía demasiada salida, pues las sombras ahora habían subido por su cuerpo, le tomaron de los brazos, el pecho y el cuello… quizá si fue lo mejor haber cerrado los ojos en ese momento, de lo contrario ella pudo haber reaccionado mal, perder la concentración y terminar en un desastre.

Todo el tiempo pareció haberse detenido, al notar como tanto la oscuridad, al igual que ella se habían quedado inmóviles, lo que le pareció de inmediato interesante. En aquel momento la chica debía de estar en una lucha interna por controlar su miedo y demostrar su valor ante las sombras, pues estas parecían haber comenzado a dudar en su acción, al punto que lentamente fueron retrocediendo y apartándose del cuerpo de la chica, lo suficiente para que esta pudiese moverse nuevamente, agitándose un poco por la falta de aire y la parálisis que habia sufrido hasta el momento.

-Muy bien Aliisa…- felicito a la chica poniendo su mano sobre su espalda –Respira un poco, pareces haber soportado mucha presión, pero lograste superarla- el maestro sonrió al saber que la chica si tenía capacidades por sobre la oscuridad, siendo posiblemente alguna clase de ventaja o relación que esta pudiera tener, ya que no todas las personas que poseen luz en su interior son capaces de tal hazaña en su primer intento.

-Ha sido algo bueno de ver… posiblemente tengas más conexión con la oscuridad de la que pensabas- exagero un poco esa parte, pero estaba contento no haber tenido que intervenir demasiado. Pero sabía que estos eran pasos para controlar al elemento y apenas estaba comenzando y sus pruebas solo se harían más difíciles.

-Has tenido miedo lo pude notar, pero es normal…- le dijo tratando de confortarle –Si deseas hablar sobre cómo te sientes puedes hacerlo… de lo contrario podemos continuar con lo siguiente- Se le miraba tranquilo, pues sabía que el proceso que habia ideado era uno peligroso y difícil, pero que podría llegar a ser muy grato al final si todo salía bien.


hablo- pienso - narro
avatar

Dromes :
1800
Reputación :
8
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sacrifice the night

Mensaje por Aliisa Nylund el Jue Jun 01, 2017 11:49 am

Afortunadamente la prueba había terminado para ella, y cada vez estaba mas convencida de que el miedo era su problema, no podía concentrarse ni aun con los ojos cerrados. Aunque si le sirvió un poco,  pero de todas formas se le hacia difícil. Respiraba con urgencia mientras que podía oír la voz de su profesor felicitarla, mas la joven sabia que ella había fallado. La prueba no era quitarse la sombra de encima, era controlarla y mantenerla alejada de su cuerpo. Negó con la cabeza intentando hacerle saber que aceptaba su fallo, y algo que debería haber sido sencillo se convirtió en una cuestión de vida o muerte.

Quería comparar aquella experiencia con sus primeros intentos de controlarla la luz, pero en el fondo sabía que no había ningún parecido. La luz siempre había sido amable y dócil con ella por lo que jamás se había sentido desesperada. -No creo que pueda aceptar como exitosa esta prueba- le dijo con un tono de voz bajo ya reincorporándose y un poco mas calmada. Realmente quería ser sincera, lo único bueno de aquello había sido que no sufrió una herida mayor, solo que la anterior que ya tenía se había expandido un poco.

Levantó su mano hacia sus ojos examinando la profundidad de la misma, y como una vez más la sangre corría por su palma, al menos ahora si parecía un buen momento para cicatrizarla. Reunió su energía lumínica sobre su palma para que de a poco cerrara la herida, aunque la regeneración completa de la misma tardaría un par de minutos mas. Entre tanto continuaba escuchando las palabras de Takeru, quien la sorprendió en verdad con lo que dijo “¿Tener que ver con la obscuridad? ¿Yo?” no entendía como podía tener sentido aquello, es decir toda su vida le dijeron que sus poderes habían nacido a través de un espíritu de luz, aunque era cierto que también de alguna forma u otra se había deshecho de la oscuridad sin recurrir a su luz.

Aquello le preocupaba y estaba visible en su rostro, no era algo fácil de aceptar “Probablemente algo este mal en mi…” pensaba mientras observaba al ver el cementerio inundado en tanta oscuridad. ¿Sería que aquellos remordimientos eran la fuente de esa conexión?. Rápidamente sacudió su cabeza sin hacerlo muy visible que digamos, si tenía un debate consigo misma ese no era el momento, no. En aquel momento en que él le había dado la posibilidad de preguntar alguna duda debía aprovecharlo y usarlo debidamente. -En verdad no puedo evitar tenerlo cada vez que veo esa masa de oscuridad- le respondió algo apenada de que tuviera que ver semejante escena suya. En ese momento sintió como si estuviese sola y como la situación la había sobrepasado no podía suprimir sus emociones, cosa que tenía tan arraigada como si de su nombre se hablara.

-Profesor, ¿Que debería hacer para que el miedo no me consuma?- le pregunto dubitativa. Tenía que haber alguna solución que la ayudara a evitarlo. Todo este tiempo supo controlarlo, pero solo cuando se daba cuenta de que su vida corría riesgo. No porque la apreciara en demasía sino porque antes de partir de este mundo tenía que cumplir con un objetivo. -Es decir, ¿Que puedo hacer para ni siquiera sentirlo? Siento que solo lo estoy soportando lo suficiente, pero no avanzando en si- agregó sincerándose con su situación. Si quería controlar la oscuridad debía cambiar… debía dejar de tener miedo, de otra forma seguiría resistiendo el peso de las sombras en cada oportunidad y nada más.

Tal vez era su conciencia la que no le permitía dejar el miedo atrás, o los recuerdos que la ataban a esa sensación, ya que pudo darse cuenta que no era una cuestión de ser fuerte o débil. Tenía que estar dispuesta a todo, tal como el mayor se lo había dicho la vez anterior y aunque ella había llegado al cementerio con esa mentalidad algo la estaba deteniendo, sin siquiera ella saberlo. -Estoy segura que una vez que no tenga miedo voy a poder lograrlo completamente- terminó por decir en un tono decidido y positivo.

Spoiler:
perdooon por tardarme tanto la uni y otros proyectos me mataron con el tiempo >.<


Narro-hablo- pienso



Gloriosa familia Kiwi:
Derechos al autor de la frase(?




Cosas del Uss ♡♡♡:



avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
23
Dromes :
85796
Reputación :
3
Mensajes :
149

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sacrifice the night

Mensaje por Maryan el Dom Jun 04, 2017 3:37 pm

El profesor se mantuvo pensativo tratando de imaginar lo que estaba pasando por la mente de la chica. Era común que las personas que habían nacido ajenas a la oscuridad se sintiesen extrañas o confundidas al tenerla tan de cerca por primera vez, una entidad que en realidad era mucho más que la simple ausencia de la luz. Aquella masa oscura era la representación de todo lo que habitaba en las tinieblas, por todos los lugares donde la luz estaba ausente y probablemente de lugares que estaban mucho más lejos de lo que la mente racional pudiera pensar. Era un elemento primordial en el universo, el contrario a las cosas iluminadas y los seres provenientes de aquellas zonas donde la bondad suele ser abundante.

-No ha sido tan malo realmente…- trato de consolar a la chica, si bien habia fallado lo que le dijo al principio, al menos no habia desesperado y convertido en una presa fácil. No sabía bien la causa, pero Aliisa tenía cierta capacidad para atraer la oscuridad y extrañamente no mezclarla con su luz interior. ¿Podría ser acaso que la chica tuviese cierta afinidad innata por la oscuridad? Lo desconocía, pero al menos era una posibilidad.

- ¿Evitar sentir el miedo? - Takeru se sorprendió por la forma de pensar de Aliisa, en verdad que ella no habría logrado interpretar sus palabras como él las quería desde un principio. Pero era normal. Ya que la mayoría de los seres racionales suelen imaginar que el miedo es algo que deben suprimir, algo a superar y una vez logrado eso se volverán más fuertes, aunque esto sea en realidad todo lo contrario.

-Aliisa… ¿Porque crees que existe el miedo? - El maestro se acercó a la chica y extendió su mano hacia sus cabellos –Acaso piensas que el miedo es algo que debes superar y por obra de magia lograras tus objetivos…- el maestro rio un poco mientras jugueteaba con líneas de su cabello. –El miedo es algo innato en todos los seres vivos, es algo que nos define y nos orienta hacia nuestra supervivencia. Sentir miedo es una respuesta instintiva a todo aquello que desconocemos, todo aquello que imaginamos que puede dañarnos de cualquier modo- el maestro clavo su mirada en la de ella, como si intentara mirar algo que estuviera oculto muy profundo dentro de su ser.

- ¿Pero acaso piensas que puedes lograr cualquier cosa si eliminas tus miedos? - el maestro sonrió y comenzó a acariciar la mejilla de la chica con su mano –La respuesta es no… no debes tratar de suprimir el miedo que sientes a la muerte, sino aceptarlo. Aceptar tus miedos no solo te ayudara a superarlos, sino también te harán más prudente, aprenderás de tus propias limitantes y lograras mantenerte concentrada en cualquier situación- el maestro entonces sonrió interpretando las expresiones de Aliisa, volvió a acariciar su cabello una vez más y luego se separó de ella.

-Es imposible no sentir miedo, solo los tontos imaginan que no lo sienten, pero eso les lleva normalmente a su muerte- El maestro volvió a la cercanía de la oscuridad y esta vez el tomo aquella masa negra y esta lentamente comenzó a comprimirse y solidificarse a su pensamiento, este era el control que debía tener en cualquier situación, no suprimir su miedo, sino aceptarlo.

-Podemos intentarlo de nuevo, aunque esta vez será más interesante- el maestro sonrió al momento y volvió a mirar a la chica. La oscuridad bajo sus manos habia tomado la forma de un lobo negro, que parecía estar esperando tan solo una orden para atacar. –Quiero que aceptes tu miedo y trates de controlar a la oscuridad, mantenla alejada de ti, concéntrate y esta vez mantén tu vista en ella, se tu quien la controla no ella a ti- al tiempo que decía esto aquel lobo comenzó a gruñir y a erizar sus cabellos, parecía molesto y solo deseaba lanzarse hacia la garganta de la chica.


hablo- pienso - narro
avatar

Dromes :
1800
Reputación :
8
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sacrifice the night

Mensaje por Aliisa Nylund el Dom Jun 11, 2017 6:24 pm

En la espera de un consejo por su parte, la chica pudo ver una expresión de sorpresa en el rostro ajeno, como si hubiera dicho algo mal, por lo que ella misma se sintió intrigada de que estaba pensando en ese momento. Para ella la respuesta estaba allí y no sabía cómo suprimir aquel sentimiento, el miedo en general era sencillo de hacerlo, mas la oscuridad para ella siempre era un asunto aparte. Probablemente, como muchas costumbres que ella había hecho propias (fuera que estuviera de acuerdo o no), el miedo a la oscuridad era un hábito que sin querer se lo habían inculcado.

De pronto, a diferencia de lo que tal vez estaba esperando de su parte, el profesor le respondió con una pregunta, a lo que ella solo intento buscarle un fundamento, o al menos uno que fuera valido en su situación personal, mas aquellos pensamientos suyos se vieron detenido por el actuar del otro. Su actitud pensante, había cambiado a una más tímida al ver como se le acercaba y tocaba su cabello. No quería dar muchas vueltas sobre aquel asunto y distraerse de su objetivo esa noche, por lo que solo continuó oyendo, mientras lo miraba directamente a los ojos.

Según lo que le explicaba, no tenía por qué ver al miedo como algo malo, sino lo contrario algo que ayudaba a regularse a uno mismo. La chica hacia cortos movimientos con su cabeza, asintiendo a lo que él le iba explicando, y por ende procesando sus palabras para dale un giro a su situación. “Es como si me leyera los pensamientos…entonces voy a intentar usarlo a mi favor, ¿no? “ Repitió en su mente mientras buscaba la forma de cómo hacerlo. Mas otra vez, él seguía cerca suyo y al esta vez sentir la mano ajena en su mejilla no tardó en reaccionar, no ella específicamente, pero si sus mejillas que se habían enrojecido. Era normal en cierto sentido, no era alguien que recibiera ni diera esa clase de afecto, y a todo aquello se le sumaba el hecho de que había convivido con mujeres la mayor parte de su vida. Intento disimular aquello, puesto que no quería que se preocupara, continuó mirándole fijo a los ojos, en el profundo azul que estos llevaban a comparación de los propios, que eran de un color más cercano al celeste.

“¿Cómo habrá sido para él su experiencia con la oscuridad? ¿También le temerá aunque no se vea ni rastro de eso?” se preguntaba mientras ladeaba un poco su cabeza al escucharlo decir aquellas palabras. Tal vez por eso fuera que le entendiera bien al momento en que le contó sobre su dilema. Takeru tomo otra vez la masa de oscuridad como si fuera natural para él y volviendo a moldearla a su antojo, lo cual solo despertaba la admiración en la nórdica quien estaba esperando lograrlo en algún futuro. Un lobo había sido la forma final de las sombras, el cual se disponía justo en frene de ella, con una actitud nada amigable.

-Voy a intentarlo- respondió al momento en que le proponía realizar el ejercicio una vez más, aunque claramente no era de la misma forma que la vez pasada. Esta vez la joven no cerró sus ojos siguiendo las instrucciones del profesor. Por contrario a las veces anteriores, esta vez clavo su mirada en las sombras,  observando detenidamente aquel bulto.  “Esto no es distinto a la primera vez” se dijo mientras intentaba cambiar su forma de ver la oscuridad, como si se tratara de la misma luz. Era difícil, sí, pero esta podría ser su solución.

Pensaba en sus inicios y en cómo le resultó sencillo observar patrones en la luz que ayudaban a individualizarla y hacerla maleable. De esta forma, comenzó a hacer lo mismo con rapidez antes de que el lobo se lanzara a ella. Aun sus manos le temblaban un poco, pero al estar concentrada en aplicar su experiencia previa, no lo sentía como antes. Pronto, sin darse cuenta en que momento lo había logrado, pudo encontrar los puntos de unión, mas justamente fue en ese momento en que la criatura decidió lanzarse sobre ella sin previo aviso, solo había saltado unos centímetros por encima suyo. Como en un acto reflejo alzó sus manos por encima de su cabeza, con las palmas hacia el lobo, haciendo que este se girara hacia un costado.

Aunque sus ojos habían visto toda la escena que ocurrió en poco segundos todavía no podía créeselo. “¿Logre desviarlo y detenerlo?” pensó mientras veía sus manos y la figura del lobo aún estaba completa, pero lejos de ella. –Profesor…- Levantó su mirada hacia Takeru con una sonrisa en su rostro por haber completado la actividad esta vez, mas Aliisa no se había percatado de algo importante en ese momento. Cuando la oscuridad se lanzó sobre ella y pasó por encima de las palmas de sus manos, estas parecieron absorber un poco de esa energía. ¿Pero… porque su cuerpo no la estaba rechazando?


Narro-hablo- pienso



Gloriosa familia Kiwi:
Derechos al autor de la frase(?




Cosas del Uss ♡♡♡:



avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
23
Dromes :
85796
Reputación :
3
Mensajes :
149

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sacrifice the night

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.