6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Cantos del Bosque

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Cantos del Bosque

Mensaje por Surya Candra el Miér Feb 08, 2017 12:40 am

La noche oscura encerraba todo a su alrededor, impidiéndole ver, impidiéndole sentir, impidiéndole cualquier acto que no fuese caminar entre los arboles del bosque. Era como si sus ojos se encontraran en un estado de nulidad total. Extendía sus manos hacia ambos lados para sentir los troncos duros, ásperos, que le guiaban y mostraban aquel camino imaginario que de a poco iba formando en su cabeza, que de a poco iba creando en su subconsciente para seguir. Se detuvo en seco, a un punto de casi detener su respiración, apunto de detener los lentos latidos de su corazón. La luna grande y redonda, por fin le daba la cara un poco más adelante, y aunque las temperaturas se encontraban aún más bajas por la oscuridad, y la atmósfera que creaba el follaje, apenas recibir la luz de aquel satélite único en la tierra le hizo recorrer calor de verano en el cuerpo.

La energía fluyo desde sus piernas, las cuales comenzaron con el movimiento violento hacia el campo abierto que había descubierto, para subir hasta sus brazos que acompañaban el vaivén, llegando a su rostro en el cual la sonrisa había aparecido, al mismo tiempo que la mirada brillante e ilusionada que marcaba con la vista que había vuelto a recibir. El piso se le vino al frente, cuando sus pies algo torpes se enredaron entre ellos, al no tener costumbre de tomar aquellas velocidades, el rostro pálido junto al cuerpo cayó con algo de fuerza contra las verdes pasturas, dejándola unos momentos en aquel lugar, en aquella posición, sin mover un musculo, sin poder emitir ningún ruido, disfrutando de la brisa que le otorgaba el ambiente, junto a los sonidos de las hojas golpeándose unas con otras antes de caer. Los minutos pasaron, pasaron como horas en su mente antes de comenzar a tomar altura nuevamente, primero sus brazos ejerciendo presión contra la tierra para elevar el torso, luego las piernas para que por fin su cuerpo se encontrara de pie en aquel vacío de verde.

Camino un poco más, un poco más de lo que sabía que debía avanzar en el prado antes de esta vez caer por su cuenta, de rodillas, sobre el verde, acomodándose entre sus propias piernas. Las estrellas la observaban intrigada y alumbraban su cuerpo como en un pequeño espectáculo de luces. El vestido que antes era blanco, ahora aportaba color junto a unas manchas verdes de la caída anterior. Durante unos cortos segundos presiono los labios con algo de fuerza, soltándolos junto a un suspiro, y a su cuerpo que parecía desmoronarse, pero solamente se encontraba sentada algo desarmada. La boca que se mantuvo levemente abierta comenzó con lentitud a tararear, iniciando una tonada totalmente a capela que no era interrumpida ni por los roses de las hojas, ni de las ramas:


I was listening to the ocean
I saw a face in the sand
But when I picked it
Oh, then it vanished away from my hand
I had a dream I was seven
Climbing my way in a tree
I saw a piece of heaven
Waiting impatient for me


Golpeo los dedos contra el suelo humedecido, para formar un poco de ruido que la acompañara durante aquellos momentos, algún sonido que le ayudara a mantener el ritmo, que le ayudara a mantener el sentido de la canción, de la letra misma en aquellos momentos:


And I was running far away
Would I run off the world someday?
Nobody knows, nobody knows
And I was dancing in the rain
I felt alive and I can't complain




curiosos(?):


Spoiler:
 



avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
23
Dromes :
31522
Reputación :
4
Mensajes :
75

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cantos del Bosque

Mensaje por Ryuusuke Ray Minami el Vie Abr 28, 2017 9:55 pm

Época que ameritaba perderse entre la niebla, no volver a la civilización por una buena temporada (tres semanas), alejarse de tantas cosas que mantenían a uno distraído de las verdaderas pasiones en la vida: vivir por y para únicamente la personas que eres. Un ladrido enojado reclamando algo de atención; sí, también por quien fuera tu mascota. Ahora otro ladrido más contento, aceptando la corrección. La fogata se apagaba por su cuenta, pequeñas brasas aún encendidas, manteniendo los restos de madera todavía no quemada, rodeada de carbón negruzco y en su mayorías otros montones blancos y regastados. Ayudándose con un poco de tierra recogida, mano derecha, la lanzaba en derredor de la caliente zona, adentro de esa área circundada por las piedras que separaban las chispas y dañinas probabilidades de incendiar la flora más allá de su campamento. Tendría que ir en unos momentos a por agua en los sendos botellones que se trajo, bastante usados en tantos años de viajes y aprendizajes de cómo aprovechar la naturaleza. Como todo ser humano, había que asentar el hogar cerca de algún curso de agua, y el lago junto al río que lo alimentaba eran accidentes naturales perfectos para ello.

Estando a algo así como 500 metros de estos, observó en la penumbra las estrellas cubriendo el cielo, le incordiaba en demasía la luz lunar porque quería ver solamente a esas diminutas luces, culpa de la distancia cierto eso, porque eran inmensas bolas de gas ardiente, en plena exposición y reacción nuclear dando tremendas cantidades de energía a todo el Universo. Pero allí en la Tierra, en su tierra, sentaba las pompas en un tronco que había elegido como el último para usar en su fuego. El cuadrúpedo compañero estaba tirado boca abajo a un metro del calor, con la pata trasera izquierda repiqueteando de vez en cuando, tal vez soñaba o eran espasmos musculares aleatorios por su posición de dormilón. Lengua afuera, roncaba a su perruna usanza, rompiendo el silencio sepulcral que rodeaba su pequeño clarito del bosque. Uno que se había hecho él mismo, gracias a sus dos hachas, una grande para usar al mandoble y la segunda más pequeña para cortes de precisión. Al lado de la tienda de campaña, el resto agonizante de tronco aún enraizado al suelo, no tendría más de 30 años el árbol que se había cargado semanas atrás. De la muerte surgían vidas, retoños, no solamente mató al árbol, se encargó luego de partir la madera con la idea de, como se ven ahora, permitir crecer brotes recién nacidos que se convertirán en parte de la fronda en algunas décadas más.

– ¿Sigues durmiendo, pulgoso? – el aumento del volumen en los ronquidos fue la única señal de que, efectivamente, continuaba metido en el séptimo cánido sueño – No te pierdas entonces donde quiera estés corriendo – en aquél fuero animal e interno, Ryuusuke lo abandonó por unos minutos tomando un botellón en cada mano, de las asas de firme y robusto plástico. Recipientes eran los de antes, si quisiera comprar uno hoy en día, probablemente se partiría en pedazos al segundo o tercer campamento. Caminó admirando con los oídos el sonido de la gravilla en sus pies desnudos, las hojas muertas y las ramas por el sendero mental que había construido desde que llegó. Le gustaba hacerlo así, perderse en una zona inexplorada del bosque, tomar el lugar de un árbol para su tienda, cuidar de cavar un buen pozo ancho y apenas profundo para la fogata y cocinar; eso y tener una vista excelente de la naturaleza tanto de día como de noche.

Tan cómodo estaba que había logrado dejar atrás, juntando hongos, el calzado urbano traído en caso de necesidad, y para cuando decidiera volver a la ciudad. La sensación, frescura del suelo natural en las plantas de sus raíces, digo pies; apostaba que los huesos y músculos agradecían volver a conectarse con la tierra, reconfigurando las articulaciones a sus posiciones originales que debieron siempre ser así con tal de haberse criado en la brutal (pero generosa si sabes sabes buscar) madre naturaleza.

Apenas percibió el roce de una pequeña ola, en la punta de su dedo gordo, pie derecho. Agachose con el sonido burbujeante del aire saliendo del botellón. Sus oídos se movieron cual animal captando algo extraño; por su lado en el campamento, sucedía lo mismo en la audición de Beck, quien se despertó, rodó media vuelta quedando con la panza abajo, patas delante, aguzado sus tímpanos y en un segundo colocándose en pie (¿o en patas?), gruñendo muy por lo bajo hasta que pudo dilucidar que no, esa voz no era de Ryuusuke, ni siquiera era de otra criatura del bosque. En cuanto lo supo, lanzó un fortísimo ladrido que hizo eco entre la flora envuelta de oscuridad. Lentamente su pelaje se erizaba desde detrás de las orejas en punta, pasando por el lomo hasta donde tenía agitando la cola, impaciente.

Ray dejó el otro botellón aún vacío. Dejó de llenar el primero, usando la mano libre en discurrir su cabello detrás de una oreja, cerrando los ojos y preguntándose “¿De quién es esa voz?”.

Se puso de patas, ¿o de pie?


~ What am I doing? What did I say? What was I thinking? ~
~ Humano ♥️ Ficha ♦️ Relaciones ♣️ 3er curso, división B ♠️ ~
El Verdadero Amor:
avatar

Salón :
3 B
Edad :
21
Dromes :
370572
Reputación :
29
Mensajes :
206

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cantos del Bosque

Mensaje por Alcalde de Saltadilla el Dom Ago 20, 2017 7:25 pm

TEMA CERRADO
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Bosque
avatar

Dromes :
95895
Reputación :
6
Mensajes :
480

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cantos del Bosque

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.