FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
CENSO
DE JULIO
¡FIRMA OBLIGATORIA!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Clases de Control de Poderes III

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Clases Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Hefesto Grindelwald el Dom Ene 22, 2017 8:33 am

Recuerdo del primer mensaje :



Control of powers III

.



Entrenamiento en las afueras-Maestro Hefesto G



El caos ha sido desatado en la ciudad, las personas mueren de manera constante, el sufrimiento es el pan de cada día, los combates en toda la ciudad se expanden mientras la Secta eleva mas su poder por todos los lugares llegando a convertirse en una amenaza mucho mas grande, simplemente al demonio no le importa en lo mas mínimo lo que pase, realmente le toma sin cuidado, mientras no toquen a las personas que necesita o considere importantes el no tiene por que involucrarse, pero ahora un aviso de ayuda ha llegado en secreto a diferentes maestros, un pedido de ayuda para los estudiantes y demás seres que deseen proteger Eadrom, claro eso no seria un problema para el Señor Demonio, una clase especial, control de poderes en su nivel avanzado, ¿Pero por que darla?, si ello no le importa, la razón es simple, busca nuevos peones a su servicio, al final jamás es malo tener mas de los que ya se poseen
Asi es como el día finalmente ha llegado, y quienes han decidido estudiar con el como maestro han recibido cartas por sabuesos infernales, cortesía del infierno mismo en la tierra, todo para el servicio de una figura tan emblemática, el lugar de reunión es en las afueras de la ciudad, justo en un risco rodeado por una enorme cantidad de arboles y maleza lo que hace difícil inclusive ver desde el aire, cada árbol en un radio de 200 metros ha sido envuelto en un circulo de sellos mágicos y pentagramas infernales, simplemente cualquiera que intente pasar que no sea invitado será repelido por aquella barrera, el tiempo suficiente para que todos los presentes logren escapar; Aunque sinceramente al demonio no le importan las vidas de aquellos estudiantes, pero aun asi se ve obligado a hacerlo, algo curioso que usa en sus sellos es el cabello de unicornio, un mitológico ser capaz de crear barreras mágicas extremadamente poderosas.

Una vez han llegado todos los estudiantes del cielo cae una pila de cadáveres los cuales son empalados por las sombras del suelo que se alzan como espadas terminando por darle una forma de trono a esos cadáveres, como una obra de arte al sufrimiento, justo del cielo al momento el pelirrojo cayendo sentado en aquel trono, de inmediato cruza sus piernas apoyando su brazo diestro en el descansa brazos de la silla, en su otra mano tan solo porta un libro el cual tiene abierto a la mitad

-Que tal estudiantes de mierda, verán soy su profesor, si vinieron a este curso no es por que su madre los envió, al contrario han venido con un propósito solo de ustedes, único de su ser, no me importa si desean destruir el mundo, o defenderlo, o unirse a la secta, por mi pueden irse a vender su trasero a una esquina, nada de eso me importa o me interesa, en este curso les enseñare uno por uno como usar el 200% de sus habilidades, si fallan es posible que mueran, pero mas posible que reprueben, en este momento, ustedes son solo escoria ante mi, ganen mi respeto-


Tras aquellas palabras termina por cerrar el libro el cual es devorado por las sombras que rodean su mano, de echo estas toman la forma del rostro de un dragón el cual traga el libro aplastándolo en su interior con los continuos golpes de las sombras reduciendo este a solo papel triturado

-Ahora pasen al frente, digan su nombre, su raza, y muestren sus habilidades, uno por uno, y no me hagan perder el tiempo-

Solo suelta un pesado suspiro prendiendo un cigarrillo entre sus labios, asi solo se dispone a escuchar a cada uno en su presentación, inclusive riéndose de manera burlona de algunos

Luego de la presentacion, estira sus brazos a lado y lado, los cuales se prenden en magma ardiente y esta empieza a esparcirse 20 metros alrededor de el en cada brazo, a los segundos alza sus brazos lanzando cientos de puños de la magma al cielo, cada uno de diez metros de grosor, los cuales a los instantes caen picada hacia aquellos estudiantes como una lluvia de meteoritos volcánicos

-Este es el primer examen, evadan esta lluvia con sus medios, luego seguiremos a mejorar sus patéticas habilidades, cada uno le enseñare por aparte, y les pondré sus horarios… Oh por cierto, denme la foto que les pedí, es obligatoria-

Al final de todo eso termina por fumar su cigarrillo tirando la colilla a un lado; Asi inician las clases mas intensas y erráticas de la historia.

Reglas:
Primero que todo bienvenidos a la clase de control de poderes III, a continuación dejare las reglas a seguir para aprobar el curso, las normas de posteo, y el tiempo limite
-Cada rol tendrá un mínimo de 8 lineas, sin máximo de estas, en cada acto deben especificar lo mas posible sus capacidades, y el hecho de como realizan estas
-Sus post de rol no deben interferir con el post del maestro [Yo]
-No hay orden de posteo, pues cada clase será individual, por lo tanto no habrá interferencia de otro estudiante en su post
-Tendrán 4 dias para responder a cada tarea asignada, en caso de no poder, deben avisar vía Mp, o se tomara como fallida la clase
-Cada 4 dias, hora y minutos exacto se colocara un post que diga ‘’STOP’’, en ese momento no podrán postear mas, luego de que cada clase individual sea posteada con el Nick para quien va dirigida, y se coloque el post ‘’NEXT’’, podrán continuar con sus post, con un nuevo plazo de 4 días
-Al aceptar entrar en esta clase, aceptan que el maestro insulte a sus personajes y en algún caso los llegue a golpear, cualquier duda será respondida vía MP
-La manera de usar sus poderes están fuera de las limitaciones puestas en sus fichas, por ende son libres de modificarlas y colocar lo aprendido en ellas
-Sus post, en su rol no debe interferir con el de otro estudiante, por mucho solo mencionarle, pero no involucrarse en su actuar
-Desactivar la firma al momento de postear par que asi cargue mas rapido la pagina







avatar

Dromes :
139837
Reputación :
5
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo


Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Alexei Jaeger el Vie Ene 27, 2017 2:40 pm

El profesor "muy amable" como siempre nos llenaba de insultos -Que por cierto no me afectaban, no en ese momento- Mientras continuaba la hermosa clase dándonos un horario para cada uno, ignoro si todos teníamos la misma hora para el encuentro, pero asumo que no. Me dió el horario a mi primero, y luego al resto de alumnos. Asumo también, posiblemente me toca primero... aunque no, podría tocarle a los demás primero -Pensé mientras revisaba el horario, hecho de un papel antiguo; como si de un libro viejo se tratase-.

Estaba algo nervioso al principio, pero vengo entrenando hace semanas. Entrené toda mi vida y tengo buen estado físico, a eso le puedo sumar que ahora tengo un poder. Tengo que estar tranquilo , no me sirve de nada preocuparme... va a ser difícil pero a ponerle ganas Pensé mientras partí rumbo al punto de encuentro.
Llegada la hora me dirigí al punto de encuentro, no llegué ni un minuto tarde, ni un minuto temprano. Ahí estaba el profesor literalmente entre sombras; acto seguido derrumbó los árboles y solo pude avistar "algo" a lo lejos... ¿Un vaso, una copa, Una vasija...?   Pensé mientras trataba de distinguir, pero mi pensamiento se interrumpió al escuchar que el profesor decía algo . Me dió una lección sobre mi fuerza, en pocas palabras me dijo los principios del Tae Kwon Do, obviamente el no sabe que yo entrené diversas artes marciales; pero no importa. Tiene razón, mi poder aún es débil y por eso estoy aquí después de todo, no va a atacar mi moral.

Me explicó lo que debía hacer con una pequeña "exposición" que observé con atención. Tenía un gran poder pero aún así quedé sin inmutarme, no debía dejar que mis emociones me dominen, menos en un momento así. Por suerte estaba preparado. Di pequeños saltos como si me estuviera preparando para entrar a un ring, un ring muy peligroso con un luchador rival que obviamente me supera con creces. Pero me tengo fé; siempre me tengo fé.

Entendido. Dije, quería preguntarle algo más pero no me dió tiempo; vi algo parecido a unos perros salir de la nada, así como unos proyectiles viniendo hacía mi; La sorpresa fué tal que no vi moverse al profesor y me inyectó algo , no sabía lo que era hasta que me lo dijo... Ja, eso es jugar sucio Pensé mientras me ponía en guardia... La fiesta había comenzado.


Imágen Representativa:

Al ponerme en guardia sentí un ligero temblor , obviamente provocado por ese líquido -Tan temprano?... Pensé mientras no perdía de vista nada, corrí para adelante esquivando los proyectiles que seguían saliendo,  pero todavía me quedaban los "perritos" , así que aceleré el paso pero mi vista se nubló por unos segundos, provocando que casi me caiga al suelo y peor aún; que casi me golpee una de esas bolas de madera. Me quedé quieto mientras los perros venían, uno de los perros inocentemente saltó sobre mí pero no vió al proyectil así que salió despedido vaya uno a saber donde... 1 menos por ahora. Seguí corriendo hasta ver que lo que tanto brillaba era una maceta, una extraña maceta de... ¿acero? . No importaba; intenté golpearla usando la fuerza y solo le hice una pequeña abolladura. -No, así no... por algo puso a los perros y la madera Pensé mientras me quedaba quieto ; uno de los perros saltó esperando deborarme pero usé mi velocidad para rápidamente ponerle la maceta en la boca esperando que la rompa ó algo, pero solo le quedó trabada en la mandíbula; -Ni para eso sirves, perro inútil del abismo Dije mientras tomaba al perro de las patas y usando mi fuerza lo levantaba por los aires para luego volver a tirarlo con fuerza al piso, haciendo que su mandíbula se rompiera por tener la maceta; que ahora tenía más abolladuras y parecía ceder. No pude tomar aire porque las bolas de madera seguían viniendo por todos lados; y el perro que salió despedido antes ahora volvía con algo de sangre pero con ganas de matarme por la "broma" que le jugué.

Me agaché para sacar la maceta de los restos que quedaban del perro, pateandolo lejos para que no moleste. Ya prácticamente no tenía "cara" así que no podría morder sin eso. Me dediqué a esquivar las esferas de madera mientras no perdía de vista al perro infernal; pero él hacía lo mismo: Hasta que saltó hacia mi con las fauces abiertas y pude volver a usar el mismo método . El perro soltó un quejido al sentir que sus dientes se partían y su mandíbula se expandía al tener la maceta del duro acero en su boca; No me importaba. Traté de levantarlo para hacer lo mismo que con el primero pero me mareé y perdí el equilibrio, mi vista se veía nublada : No... no ahora... Mierda! -Pude espabilar y pegarle un puñetazo al perro infernal para dejarlo atontado; lo levanté y apunté su rostro en dirección a las diversas esferas de madera que venían; de a poco el perro dejó de quejarse ya que recibió numerosos golpes y decidí sacarlo; ya que con unos golpes más de las esferas de dura madera su cabeza iba a salir despedita; con la maceta y no quería arriesgarme.

A ver... Vamos
pensé mientras buscaba la maceta y veía que estaba casi rota con algunos dientes del perro -ó ambos perros- clavados en ella. Los fuí retirando uno a uno viendo que la maceta ya no estaba sellada. Me dispuse a esquivar algunas esferas más hasta poder concentrarme bien en una que venga de frente; acto seguido me quedé quieto concentrando mi fuerza en el brazo derecho con el que sostenía de frente a la maceta; una esfera de madera vino a toda velocidad y golpeó de lleno a la maceta rompiendo así su parte más frágil; la parte que los perros habían abierto para mí. Los mareos eran muy intensos, ya no daba para más así que metí la mano en lo que pude de la maceta y retiré el supuesto antídoto. Hasta que algo me interrumpió... -No jodas! Era el primer perro, pensé que lo había liquidado pero no ; venía furioso hacía mi y yo solo estaba quieto en mi lugar, pude esquivar de suerte las esferas pero el perro no; solo distinguía su silueta viniendo hacía mí. -No me queda otra... ¿Qué puedo hacer?... Debo usar lo que me dijo el profesor! Pensé y solté una ligera mueca de risa ; me quedé quieto y esperé a que el perro salte; lo hizo y yo solo quedé con ambos brazos tendidos para adelante impartiendo toda mi fuerza hacia ellos; haciendo que el perro quede empalado en ambos brazos; luego los abrí despedazando al animal del infierno en dos ; era una lluvia de sangre y tripas.

-Ahora sí... creo... -Me dispuse a ver el antídoto y era una inyección. La inyecté y empecé a sentirme mejor, algo excausto -bastante exhausto- pero estaba bien. Pude comprender que había aprendido mucho en solo un día; estaba conforme.

-Listo profesor, creo que terminé. -Le dije sin siquiera mirarlo, no tenía muchas energías y no quería gastarlas en vano; solo me paré y quedé ahí esquivando como idiota algunas de las esferas que quedaban aún dando vueltas por los aires- .
avatar

Salón :
2 A
Edad :
17
Dromes :
30666
Reputación :
1
Mensajes :
115

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Blaz el Vie Ene 27, 2017 4:34 pm

El pelinegro acariciaba la cabeza de uno de los extraños sabuesos mientras ojeaba la hoja que sujetaba con su mano libre , no sabía que sorprenderle más   el remitente de aquella misiva  o la extraña forma que habían usado para enviar aquellos mensajes.

El sabueso a pesar de su apariencia intimidante se dejó acariciar mostrando su gusto ante el tacto del licántropo en su cabeza, una vez terminado de leer ,el sabueso de un salto desapareció rápidamente entre las sombras y todo quedó en quietud tal cual había estado en un principio, había escuchado varias cosas sobre aquel profesor de Control De Poderes III  y no todas exactamente buenas….,siempre un “ten cuidado con esa clase” o “será mejor que no te cruces con..” , ahora masomenos entendía el porque ,el muchacho apoyó su cabeza en sus brazos intentando cerrar los ojos nuevamente para conciliar el sueño ,presentía que mañana necesitaría las energías.

La hora exacta del encuentro, el lycano llegó temprano , vestido de manera informal como solía hacer a menudo, llevaba unos shorts deportivos y una camiseta manga cero, perteneciente al club de basket, se apoyó en un árbol pasando una vista rápida hacia todos los presentes, fue entonces cuando localizó ciertos rostros conocidos ,estuvo a punto de decir algo pero  la extraña presentación del profesor ya había dado inicio,”extraña” era la única forma de describirlo,  el licántropo se mantuvo atento a la explicación notando el cambio de ambiente en cuanto el profesor tomase la palabra .

Si le molestaba que el profesor usase adjetivos como “estudiantes de mierda” para referirse a ellos , realmente no, es más su nivel de respeto hacía él subió en cierto grado, era el profesor de Control de poderes III no el de cocina y etiqueta social , debía poder imponer autoridad o todos se le subirían a la cabeza.

El joven licántropo paso al frente al final de todos, quería la oportunidad de poder escuchar uno a uno los poderes de los demás ,después de todo ,había viajado tan lejos para conocer un poco más sobre las distintas razas que vivían alejadas de sus tierras , llegado su turno alzo la voz fuerte y claro
——Blaz, Licántropo——

El muchacho saltó hacía un lado esquivando apenas una de las rocas envueltas en magma «Si que hablaba en serio con lo de  la posibilidad de morir… » pensó  dando un paso atrás esquivando algunos de los pedazos que saltaba al sus compañeros de clase lidiar con los meteoros a su manera ,el muchacho llegó hasta donde el profesor dejando una fotografía algo vieja junto con las demás ,era la única que tenía de aquella persona, realmente había sido difícil dejarla ir dado que usualmente recelaba sus posesiones de una manera algo agresiva ,pero era necesario   , por ahora tenía otros problemas con los cuales lidiar,sin muchos ánimos el muchacho dejó ir la maltratada foto de su padre,el hombre al que más respetaba.

Foto:

[center][size=13]


El muchacho levantó los brazos retirando la camiseta deportiva ,no deseaba que esta sufriera ningún tipo de daños——Anzu me mataría..——Masculló recordando lo emocionada que estaba la rubia al entregar los nuevos uniformes a la selección de basket.

——Bueno——Dijo chocando sus puños ,Qué tan difícil podía ser? ,el cuerpo del lycan empezó su cambio de manera rápida ,pronto la piel morena del muchacho pelinegro fue reemplazado por un basto pelaje gris ,sus facciones adquirieron formas bestiales, a la vez que el lycano presionaba firmemente sus patas en la tierra caliente, habría sido tan sencillo tan solo esquivar ,el quería un reto mayor , las garras del lycan recibieron la quemante roca de un color entre naranja y rojo vivo ,las quemaduras en las palmas y los brazos del lican se hicieron evidentes en cuanto su piel hizo contacto con ella ,pero aún así el lycan no soltó la pesada roca, sus piernas resistieron el embiste flexionando sus músculos ,hasta que por fin la presión de sus brazos quebraron el núcleo de esta partiéndola en dos.

El licántropo soltó ambos pedazos de  roca , ala par que sus quemaduras iban sanando lentamente, habría sido mucho más sencillo si usara su armadura Arcadia ,pero no creía conveniente ponérselo a si mismo  tan fácil desde el principio , el lycano afinó su vista buscando las rocas más grandes, no estaba satisfecho con aquello quería poner aún más a prueba su fuerza.

Sin darse cuenta la prueba ya se daba por finalizada, el tiempo había corrido tan deprisa mientras todos se concentraban en las piedras de magma a su alrededor (Ni quien culparlos)el muchacho poco a poco recuperó el control de sus latidos normalizándolos conforme regresaba al punto de partida ,el pelaje gris disminuyó dejando a la vista nuevamente su piel morena , había recuperado su forma humana y con ello más control sobre sus reacciones .

El muchacho sostuvo el horario entre sus manos quedándose helado al notar al maestro lanzar las fotos a las sombras como mera basura…——Hijo de..——

Spoiler:
Disculpa la demora Hefesto,si el post requiere algún cambio ,házmelo saber (?)
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
37461
Reputación :
0
Mensajes :
238

Ver perfil de usuario
AULLADORES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Sáb Ene 28, 2017 5:03 pm

Le habían dado el horario, el cual tomó, leyó y guardó.

....

Había llegado a la clase con ambas manos en los bolsillos y con cara de "meh". Aunque por dentro estaba ansiando que el profesor le diera algo divertido para hacer. Sinceramente, era su clase preferida. Lo llevaba de vuelta a epocas divertidas, kufufu. ~ Ahora solo era cuestión de esperar que era lo que le tenían preparado para hoy.

Llegando al lugar pudo notar como estaba el profesor rodeado de seres de la oscuridad que hacían ruídos y quejidos cual zombies. Ryu sonrió al recordar su terquedad para aquel entonces por no querer tomar sangre. Solo que el destino de estos... vampiritos parecía haber sido otro.

-Bien inutil, vampiro por lo que huelo... Tu meta es simple, devorar, y ser un depredador- - Dijo aquello para ponerse de pie y acto seguido, liberar los vampiros. Como acto de reflejo, Ryu iba a contra-atacarlos, pero sintio dos proyectiles impactar contra su cuerpo. No eran proyectiles normales. Supo de inmediato de que estaban hechos cuando su cuerpo no estaba reaccionando como se suponía. El impacto de aquellos peligrosos proyectiles le hizo escupir sangre.

"Fuck... I see..." - Se relame los labios sintiéndo su propio líquido carmesi en labios. "Kufufufu... ¡¡¡HAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA!!!" - Aunque su risa interna no duró mucho, puesto que los ojos del dhampir fueron atravesados a la mitad por un arma blanca. Varios recuerdos llegaron a su mente como si fuera un montaje de foto: Un hombre lo sostenía del cuello apretandolo. Su ojo derecho estaba sangrando. ¿¡Y ahora este hdp se atrevía a quitarle los dos!? Que emocionante. ¡Que interesante! ¡¡¡HAHAHAHAHAHAHAHAHAHA!!!

La pérdida de su ojo derecho para aquel entonces le hizo reconsiderar muchas cosas. En un principio había sido frustrante. Recibió todo tipo de paliza y no se acostumbraba a vivir sin la visión que le habían arrebatado. Pero gracias a su mano derecha, pudo reponerse y reconsiderar muchas cosas. Aquella persona había sido su mentor, su confidente, su amigo, maestro y el que había estado cuidando sus espaldas para aquel entonces.

~ Flashback ~

Estaba Ryu acostado en el suelo, con parte de su cuerpo vendado -incluyendo su ojo derecho-. Miraba hacia el techo con una expresión neutra en su rostro.

-Kojuro...
-¿Hmmmm?
-No es que me esté rindiendo, pero... No logro acostumbrarme a estar por la vida así. Ese maldito me ha sellado.
-Tendrás que hacerlo. Es mas, hagamos algo.
-¿Hmmmm?
-Desde este momento te pondrás una venda en los ojos. Te entrenaré en el arte de los sentidos. Cuando te acostumbres a pelear a ciegas, podrás ver con claridad la próxima vez que te quites esa venda de los ojos. No, podrás ver incluso, más alla de lo que los ojos ven.
-Kojuro... - Se quedó en silencio. Llevó su mano izquierda a su ojo izquierdo para tocarlo. -Si quedo sin visión, ¿seré capaz de soportarlo?
-Si se queda sin visión, yo seré su ojo derecho y su ojo izquierdo, mi señor. Y para eso lo prepararé.
-... gracias, Kojuro ... - Kojuro sonríe.
-Para eso me tiene a su lado, Dokuganryu.

~ Fin de Flashbacks ~

"Así que llegó ese momento en el lugar menos pensado, Kojuro..." - Pensó.

-Siente la sangre de cada uno, escucha sus musculos contraerse, siente como el aire se perturba a cada paso, y usa tus garras como cuchillas.

Las palabras de Hefesto eran como poesía para sus oídos. El profesor era tan inspirador, tan... ¡Tan perfecto! El dhampir había entrado en un frenesí de diversión.

-Si puedes sentir lo que hice, tambien usa tu sangre para fortalecer tus uñas, es un buen medio-

Mantuvo silencio, utilizando sus sentidos para escuchar a su alrededor. Por unos momentos pensó en utilizar sus habilidades de sangre, pero no le habían dicho nada acerca de poder usar habilidades para ese examen. Ryu sintió como los vampiros sostenían su cuerpo, y cual zombies, empezaron a morderlo por todos lados: Cuello, brazos, costados, piernas. Era como si estuviera siendo devorado vivo.
Bien, ya bastaba de mordidas. No iba a dejar que hicieran con el lo que quisieran. Les dio un poco de diversión a esos sangre-pura, y ahora era tiempo de contra-atacar. El único que podía morder y desgarrar como quisiese era el: El Vampiro Alfa. Y eso era lo que le iba a enseñar a todos aquellos idiotas que le atacaban.

Y así fue como se dejó llevar por la pasión del combate y la sangre. Se volvería un salvaje con estilo. ¿Cómo así? Lo suficientemente salvaje para saber lo que estaba haciéndo, sin volverse igual al nivel de salvajismo-bruto (sin pensamiento) de los hermanos de su raza.

Movió con brusquedad su brazo derecho hacia el lado para tomar la cabeza del vampiro que le mordía en el cuello. Apretó con fuerza su cabeza, utilizando su fuerza sobrenatural para enterrar sus garras en la piel del insensato y darle una hermosa muerte cerebral. Uno menos.

Con brusquedad movería su cuerpo y se hecharía hacia atrás, tratando de hacerse espacio para poder moverse mejor. Pero los vampiros eran tercos. Pateó la fila de vampiros de al frente para alejarlos de el en lo que se reponía.

Vampiro de la derecha, Ryu utilizaría sus garras para enterrarle los dedos en los ojos y hundírselos hasta adentro, aplastando aquellos orbes y haciéndo que el líquido de ellos saliera. Sostendría las cuencas de los ojos y halaría hacia al frente para desprenderle esa área del rostro.

Vampiro de la izquierda, llevó con brusquedad su mano derecha hacia la garganta de la criatura para traspasarle con sus dedos. Y con aquella misma brusquedad bajó sus garras por todo el torso de la criatura para desprenderla de este y hacer que cayera al suelo.

El grupo de vampiros de al frente y de atrás contra-atacarían, lanzandose hacia el en conjunto con los vampiros de derecha e izquierda para volver a acorralarlo. Ryu escucharía todos los pasos y quejidos de los vampiros. Esta vez se habían sincronizado para atacarle todos a la vez. Al escuchar los pasos y las voces pudo saber que estaban a la distancia en la que estaban, y cuando se acercaron más, el vampiro empezó a dar vueltas sobre su propio eje para con sus garras comenzar a desgarrar la piel ajena. Los más cercanos recibirían cortes profundos, haciéndo que sus pieles se abrieran y salieran sus intestinos. Los intestinos recibirían nuevamente cortes de sus garras y se abrirían. Los vampiros que estaban más lejos recibirían cortes limpios, pero efectivos. La sangre seguía salpicando en el cuerpo del vampiro, llenándolo por completo de aquel líquido carmesí que tanto le gustaba.

Aquel olor a sangre combinado con el combate acceleraba los latidos de su corazón. Su adrenalina había aumentado. Era algo que disfrutaba.

Se deshizo de una buena cantidad de vampiros en el último ataque, pero no era suficiente. Sintió cambios en las corrientes de aire y un zumbido un poco especial. Aleteos. Un vampiro venía por los aires. Ryu dio un salto hacia al frente para interceptar el vampiro volador, el tenía otra idea. Dejó que el vampiro volador le embistiera en pleno aire y se lo llevara volando a un lugar no muy lejos de allí, pero si lo suficiente para alejarse de los vampiros que lo rodeaban. Eso lo ayudaría a salir de aquella concentración de vampiros en masas que no dejaban de atacarlo por todos lados.

Utilizó la garra de su mano para enterrarla en la carótida del vampiro volador y arrancarla de su cuerpo. El vampiro gritaría y caería al suelo. Ryu sabía que el iba a ir de espaldas contra el terreno, así que se giró con brusquedad para que el vampiro volador le sirviera de amortiguador para la caída. Cayeron al suelo, el sobre el vampiro.

-Mhmhmhm...- Rió por lo bajo. Se fue levantando con lentitud. Quería tomar las alas de murciélago de aquel vampiro y empezar a partirlas, escucharlas crugir, arrebatarselas de sus omóplatos... Los pensamientos de tortura fueron interrumpidos por los quejidos de los otros vampiros. Más diversión venía en camino.

Inclinó su cuerpo y corrió hacia ellos con sus garras listas para descuartizar. Pensaría que sus uñas serían los filos de sus compañeras: Aquellas seis katanas que siempre llevaba consigo para el combate, y las usaría tal cual. Tal y como Hefesto le había dicho, fortalecería aun más sus uñas pensando en sus compañeras de combate. Saltaría y giraría en el aire para lanzar un garrazo vertical hacia uno de los vampiros, partiéndolo por la mismísima mitad, haciéndo que todos los órganos internos cayeran desparramados por el suelo.

Repitió el mismo movimiento pero esta vez a espalda de algunos vampiros y horizontal, haciéndo que parte de sus columnas vertebrales quedaran expuestas. Utilizó la garra de la otra mano para romper aquellos huesos que les daba movilidad, haciéndo que cayeran al suelo. Detrás de el llegaron más vampiros. Pudo sentir sus pasos. Ryu se lanzó encima de ellos, tomándolos por las cabezas y tumbándolos contra el suelo. Ryu comenzó a correr, arrastrando el cuerpo de los vampiros que tenía en el suelo para que la parte de atrás de sus cabezas sufriera daños. Se alejó del grupo de vampiros. Hecho esto, utilizaría sus uñas en la cara de ambos vampiros para quitarles el privilegio de la vista, tal y como le habían hecho a el.

~ Flashback ~

Aquel hombre llevaba a Ryutaro en sus espaldas.
-¿Por qué me detuviste, Kojuro...?
-My Lord... No es bueno que entre en ese frenesí.
-Pero es mi naturaleza, Kojuro...
-Entonces deberá aprender a controlar esa naturaleza. No será bueno para usted, ni para quienes le rodean.
-Entonces ¿no soy digno de liderar una ciudad...? -Kojuro sonríe.
-Eres libre de salirte de control, siempre y cuando tengas control de tu control.
-¡Hahahahahaha! - Toce. -¿¡Qué demonios...!? - Kojuro sigue sonriéndo.
-Siempre y cuando no olvides ese lado que le hace ser humano, My Lord.

......

Atardecer. Ryu estaba sentado en el suelo recostado de la puerta. Las sombras atacaban su cuerpo con fuerza, salvo la parte de abajo de este. Se podían apreciar unos largos cabellos plateados que provenían de su cuerpo, mas no su rostro. A su lado estaba su mejor amigo, Kojuro, sirviéndole otra taza de sake.

-My Lord...
-¿Hmmmm...?
-¿Qué significa la vida para usted?
-No tengo ganas de ponerme filósofo, Kojuro.
-No, en serio. ¿Qué significa la vida? - Ryu suspira con pesadez.
-Naces, diviértete lo más que puedas, protege a los que puedas, conquista, deja tu legado, muere.  
-¿Oh?
-Todo el que se oponga a mi conocerá el sabor del polvo.
-¿Y eso?
-Que no pienso estar por debajo de nadie, Kojuro.
-¿Y si es un niño, My Lord?
-Los niños también van a la guerra. - Le mira de reojo. Kojuro sonríe.
-I'm not afraid of Death... but not once have I thought of dying. - Ryu sonríe.
-I'll remember that.

~ Fin de Flashback ~

"Kojuro..." - Pensamiento. Después de haberle quitado la vista a los vampiros utilizó sus uñas para traspasar sus pieles y llegar a sus corazones. Podía sentir el órgano de los vampiros palpitar en sus puños. Ryu apretaba los corazones de ellos, quienes gritaban de dolor. Se sentía... Extraño. Como objetos para aliviar el stress. "Si tan solo estuvieras aquí para poder contarte tantas cosas..." - Apretó los corazones de los vampiros, dejándoles sin vida al instante, sintiéndo la sangre correr por sus manos.

Se reincorporó, moviéndo su cuerpo hacia los lados por la locura que corría en sus venas. Por un segundo sus cabellos cambiaron de color a plateado, pero luego volvieron a ser castaños. Escuchó los gritos de los vampiros que quedaban dirigiéndose hacia el. Ryu se giró hacia los vampiros, sin dejar de mover su cuerpo por aquel frenesí.

"Me pregunto si my lady Adsiz estará lista para conocer esta faceta de mi... Kojuro..." - Cerró los ojos. "Si tan solo estuvieras aquí yo podría... Dejarme llevar por mi locura. Just because I'm enjoying this. ¡Kuahahahahahaha! - Pensamiento.

Spoiler:

Corrió hacia aquel pequeño grupo de vampiros que faltaba. Inclinó su cuerpo y dejaba que el viento acariciara su rostro, con una sonrisa de satisfacción. Probablemente había entendido la lección de Hefesto. A pesar de que amaba sus armas blancas, ahora tenía otras armas a su disposición: Sus propias uñas. Si bien el podía defenderse cuerpo a cuerpo, no era algo que usara mucho -para eso tenía las armas-. Pero ahora, justo ahora se sentía uno con sus uñas, con aquellas garras que estaba usando, haciéndo y deshaciéndo de los vampiros como el quisiera, a su creatividad y gusto, como el depredador y el vampiro alfa que era. ¡Que todos respetaran a su Daimyo!

Ryu estaba ahora a metros frente a Hefesto. Su cuerpo, sus vestimentas llenos de sangre. Sería un milagro si había algo que no fuera de color rojo sobre el. Si, estaba lleno de mordidas, cortes y golpes por la cantidad de enemigos que había, pero al final el había sido el único sobreviviente entre tantos cuerpos. El campo de batalla hecho un desastre de órganos desparramados por todos lados y el olor a muerte se hacía presente. Debía admitir que haber hecho todas aquellas maniobras con dos balas de plata incrustadas en su cuerpo había dolido, y mucho. En parte fue por aquel dolor que se motivó a terminar en cuanto antes la prueba que se le había dado. En silencio esperaría alguna otra orden del profesor (si alguna), de no ser así, se retiraría del lugar a sacar las balas de su cuerpo y recuperar sus heridas. Debía admitir que le estaba tomando cierto.. "cariño" al profesor. Era una clase muy interesante, kufufufufu.[/color]
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
57883
Reputación :
11
Mensajes :
483

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Invitado el Dom Ene 29, 2017 10:52 am

La bestia invocada por su profesor se abalanzó hacia ella en zigzag con una velocidad que no era acorde a su gran tamaño. 300 metros, 200 metros, 50 metros... Ahora el monstruo de tres cabezas había cerrado completamente la distancia entre la pelirrosada y él.

-No puede ser cierto!-. Esquivó bruscamente la pata de la bestia que buscaba aplastarla. Que tan difícil sería cumplir la misión? Pues la mente de Jazmine estaba fuera de sí mientras veía la mancha negra expandirse por su cuerpo; su vida corría peligro. Además no podía concentrar la electricidad en sus extremidades.

Sus movimientos eran torpes y poco prácticos, le era muy difícil concentrarse y enfrentar al perro de tres cabezas al mismo tiempo. A los 15 minutos de haber comenzado la práctica se sentía ligeramente cansada, solo había podido esquivar y cuando intentaba juntar poder en sus brazos y piernas la electricidad se dispersaba antes de lograr su cometido. "Porqué es diferente que al invocar Raigo? Porqué la electricidad no recorre mis extremidades?" Y mientras se distrajo en sus pensamientos realizó un salto involuntario, dando oportunidad de un ataque limpio al enemigo.

Sólo sintió una fuerza ajena empujándola nuevamente al suelo. Su cuerpo era resistente, pero tenía ciertos límites. Su pierna izquierda se rompió por el golpe recibido al estrellarse en la dura superficie.

"Eres tan débil" La pata del cerbero se levantó suavemente para poder apreciar a su víctima. "Sigues teniendo pensamientos inocentes, tratas de ser amable con todos... incluso con los enemigos. Quieres cumplir una promesa importante para ti pero te distraes en el camino con amistades innecesarias" Sangre fluía desde su cabeza, cubriendo gran parte de su rostro cual velo carmesí. "Estas siendo aplastada de una manera tan humillante que ni siquiera mereces estar viva". La pata del perro se levantó completamente, dispuesto a terminar con la vida de la criatura frente a él.

-Bang- Un temblor pudo sentirse al momento del impacto y una nube de polvo cubría la vista. A un lado de la pata yacía Jazmine de pie. Sus ojos emanaban un aura oscura y chispas se formaban en sus brazos y piernas con ferocidad. "Simplemente no puedes atraer la electricidad a ti porque tienes miedo de dañar a otros; la naturaleza no obedece a personas de mentalidad débil. Debes destruir a los que se interpongan en tu camino, solo la muerte debe esperarle a aquellos que te ofendan"

La mano izquierda de la pelirrosada golpeó el tobillo de la bestia con un puñetazo haciendo que el hueso se moviese de su lugar y una pequeña quemadura apareciera. -No eres más que basura, perro de mierda!-. La electricidad ahora rodeaba completamente sus extremidades, era como un gran generador de energía. Condensando ahora toda esa electricidad en una esfera hizo como el profesor y se tragó el poder. Sus ojos brillaron completamente y apoyándose en la pierna sana y poniendo las manos firmemente en el suelo soltó un rugido aterrador. Un rayo gigantesco envuelto en cierta energía oscura salió disparado en linea recta hacia la cabeza central de la bestia. Sin perder tiempo después de su ataque y aprovechando su ventajosa situación arremetió contra las dos cabezas restantes. Golpe tras golpe, sin detenerse, aplastó los restos de la mascota del demonio. Ya no había forma en sus cabezas. Era la visión de una niña pequeña cubierta de sangre mientras reía incontrolablemente. "Todo es más sencillo cuando decides aniquilar Jaz..."

Buscó incansablemente con sus puños en el cuerpo de la bestia. Su cuerpo estaba tornándose oscuro y ya casi se cumplía el tiempo de una hora. Después de haber despedazado al can por completo encontró una inyección con una sustancia desconocida. -Esto debe ser el antídoto- Dijo mientras se lo aplicaba y calmaba sus emociones.

Se acercó cojeando donde su profesor y dijo solemnemente. -He sobrevivido usando lo que me ha enseñado-. Dio una pequeña reverencia y se retiró.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Gon Ahren el Dom Ene 29, 2017 11:47 am

*Hefesto es tal y como me habían contado, el estar cerca de él provoca una profunda reacción en mi, un deseo absoluto de destruirlo, mi naturaleza me dice “destrúyelo”*

Spoiler:

*debo de contenerme, ser más fuerte de lo que soy en este momento, he de recordar y recuperar mi antiguo ser, él estar en paz tanto tiempo en el cielo me ha vuelto débil, demasiado débil*

*por suerte el momento pasa rápidamente y nos reparte las instrucciones para recibir nuestras clases personalizadas*

*aunque pasado el tiempo de espera y reunirme nuevamente con él, me deja con un mal sabor de boca, no solo es extremadamente peligroso, sino actual como el típico demonio consumido por su oscuridad y además entregado en cuerpo y alma a ella, la escena que monta para recibirme me lo demuestra, hasta usa a unos niños inocentes para fastidiarme y mucho*

*pero su explicación es más siniestra que su naturaleza, es obvio que hizo su tarea y me investigo, no sé cómo se entero, casi nadie sabe de mi pasado, y muchísimo menos saben que perdí un brazo y casi muero, de no ser por él, por mi amigo, no estaría aquí*

*por reflejo toco mi brazo derecho, durante un leve momento puedo sentir una punzada de dolor que me recuerda ese evento*

Spoiler:

*Ciertamente de ese evento aprendí a bloquear el dolor más allá de lo normal, más que cualquier otro ángel, pero no me agrada el tener que revivir esa experiencia, *@#!&%¬ sanguinario, mi lección será una que no pueda olvidar en mucho tiempo*

*decido ignorarlo, bloquear su forma de ser tan arrogante y mezquina, que solo me hace desear borrarle esa sonrisa a golpes, cierro mis ojos, apartando todo de mi mente, buscando ese rincón de paz en lo más profundo de mi ser*

*me remonto al pasado, a ese evento, que mi cuerpo lo recuerde también, al hacer ello el dolor regresa con la misma intensidad que en el pasado, abro los ojos sosteniendo mi brazo, esto no será nada fácil, por lo que al final opto por mejor sentarme en el suelo y meditar un rato*

*me toma más tiempo del previsto el lograr tranquilizarme, bloquear todo, pero al final logro, estoy calmado, aun cuando mi brazo palpita ante lo que viene, un ligero cosquillo recorre todo mi cuerpo, deteniéndose en la punta de mis dedos, tomo una respiración profunda manifestando en mi mano izquierda mi poder “Chi” (Tijera), lo cual crea una cuchilla de luz, misma que de un solo movimiento corto mi brazo derecho*

Spoiler:

*cierro los labios con fuerza, tensando todo mi cuerpo, de golpe los recuerdos vienen a mí con más fuerza que nunca, perdiéndome en ellos, lo cual libera ese odio, esa ira, deseo de aniquilarlos a todos y cada uno de mis enemigos, dejar correr libremente la venganza, poder ver la agonía y el dolor en los rostros de mi antiguos enemigos*

*me cuesta mucha fuerza de voluntad el regresar, dejar esos recuerdos atrás, lograr el contenerme y no perderme en ellos, pero a mi mente viene una imagen en especial, que es quien me da las fuerzas necesarias, es stein, su mero recuerdo logra ese efecto, puedo sentirlo como mi cuerpo responde, y la herida de poco en poco deja de sangrar tan horriblemente*

*pasan varios minutos para que el sangrado pare por completo, el dolor de momento lo mantengo bloqueado concentrando mi mente en ella, en todo lo que he aprendido en el poco tiempo que tenemos de conocernos como amigos, esto no solo lo hago por detener a la secta y proteger mejor a los demás, sino por ella, por ganar un inmenso poder, un poder tan grande que sea absurdo y atemorice a todos los que deseen atacarla y hacerle daño, poder para protegerla*

**lo siguiente es lograr el crear un brazo de energía de luz, como Hefesto desea que haga, esto es algo que jamás he intentado antes, si bien tengo habilidades para la forja y creatividad, el moldear la energía en un miembro orgánico y funcional no es algo que se haga todos los días*

*no puedo decir que sea algo agradable, y más por estar en el ambiente donde estamos, tan infernal, es difícil moldear la energía, pero aun más lo es absorberla aquí, por lo que al final tengo que recurrir a ir juntando muy pequeñas cantidades, una a la vez, las menos oscuras y dañinas que puedo sentir*

*ya logrado ello, lo cual me ha dejado aun más pálido y con la frente cubierta de gotas de sudor, ahora es cuando puedo ir usando mi habilidad, conocimiento y creatividad para crear el brazo, primero en unir y crear el hueso, cubrirlo inmediatamente de los músculos y los tendones, esta parte sí que es doloroso en extremo, casi me hace ponerme de rodillas, sigo con los ojos cerrados, si los abro aunque sea un momento, perderé la concentración*

*logrado ello, viene crear la piel, una ligera capa protectora, solo que esta es de luz, como todo el brazo, al final casi han pasado los 50 minutos, pero tengo éxito, sonrió de satisfacción, puedo sentir como mis dedos se mueven lentamente, sintiéndose entumidos, como cubiertos por una fría e insensible capa*

*tomo una pequeña roca con el brazo, no puedo sentirla, aun cuando estoy viendo que la sostengo, hago una prueba, me esfuerzo mentalmente para ordenarle a los dedos que se cierren, aplastando la roca, aun no controlo su fuerza*

- está hecho, hefesto - *estoy muy cansado, y solo deseo regresar al cielo para que me curen el brazo cortado, el estar así me incomoda en extremo, muchos malos recuerdos y dolor extremo*


Última edición por Gon Ahren el Dom Ene 29, 2017 5:37 pm, editado 1 vez (Razón : Imagenes en spoiler, autorizo hefesto)
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
64307
Reputación :
4
Mensajes :
123

Ver perfil de usuario
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Midoriya Izuku el Dom Ene 29, 2017 1:56 pm

Aparentemente, todos los alumnos habíamos sobrevivido a la incesante lluvía de magma. Algunos se encontraban intactos, otros como en mi caso fueron heridos levemente... Pero lo que importaba era que habíamos sido capaz de pasar la prueba inicial, aun con la ausencia de algún que otro alumno. "Entonces, ¿ésta era la prueba inicial...?". Pensé, mientras observaba algo sorprendido la quemadura de mi antebrazo, la cual empezaba a escocer sutilmente. Pero aquella sensación de quemazón desaparecería luego, cuando me topara con el siguiente muro que aquella clase me levantaría nada más empezar. Escuché atentamente las palabras que el profesor me dedicó, perdiéndome justo en el inicio de su discurso.

"¿Qué quiere decir con que no soy sólo un humano...? Supongo que se referirá a que, por tener este poder... He dejado de ser puramente humano..."
. Pero no podía perderme en mis pensamientos, ya que debía atender a lo que me decía aquel hombre, quien seguía mirándome por encima del hombro como si fuera un insecto, uno al que podría aplastar en cualquier momento si quisiera. Me explicó con cierta brevedad lo que tenía que hacer, mientras me tapaba la mirada con unas gafas oscuras y me equipaba con pesos de aproximadamente 50 kilos cada uno. Notaba cómo mi movilidad se veía enormemente limitada gracias a eso, costándome más de la cuenta caminar. Entonces, noté cómo me inyectaba algo, mientras decía algo de "esquivar balas" basándome en mis sentidos menos en la vista...

"¿¿E-Esquivar balas?? ¿Está loco? ¡Puedo morir si llegan a...! ¡¡UGH!!"
. Sentí en aquel instante, cuando el profesor terminó de hablar y comenzó a alejarse de mí, cómo mi organismo por completo se tensaba. Estaba aterrado por algún motivo, tenía la certeza de que lo que acababa de inyectarme aquel sujeto era muy, muy peligroso. Y que si no hacía algo al respecto... "¡¡Necesito el antídoto, lo necesito ahora!!". Me entraban náuseas momentáneas, mareos leves... Y estaba seguro que mi situación empeoraría si no lo arreglaba. Con pesos en brazos y piernas, comencé a caminar torpememente, avanzando con lentitud la colina.

Pero entonces noté una perturbación a mi alrededor. Confié desde siempre en mis instintos por lo buenos que eran, y nunca me defraudaron. Y aquellos instintos me estaban clamando a gritos moverme a un lado, huir de aquel lugar como sea antes de que mi corazón diese su último latido. "¡¡Una mierda!!". No pensaba rendirme, no en un momento tan crítico. Además, seguramente moriría luego por aquella sustancia que el profesor me inyectó. No tenía más remedio que avanzar si quería sobrevivir.

Pero aquello significaría sobrevivir antes a la lluvia de balas que se avecinaba. Nada más dar mis primeros pasos, sentí el silbido de un proyectil surcar mi costado, rozándome un poco la mejilla derecha. Pero no era el único silbido. La perturbación en el aire, el olor putrefacto del ambiente... El olor a peligro. Un muro inmenso de balas pensaba caer sobre mí, y tan sólo yo era capaz de sobrepasarlo, sin ayuda de nadie, y atado a unos pesos de lo más molestos.

"Vamos, Izuku. ¡¡Concéntrate!! No puedes entrar en pánico... Deja de ver lo oscuro de las gafas. Olvida por completo que tienes vista. Huele... *Sniff* *Sniff* Escucha... Siente..."

-¡¡Hmpf!!- Desplacé mi cabeza a un lado, esquivando de milagro una bala que iba directa a mi ojo izquierdo, para que sólo se llevara consigo un poco de cabello que llegó a rozar. Una sonrisa motivada surgió a base de aquel avance, y entonces comencé a andar, algo más ligero y móvil por la adrenalina del momento. Cuando uno se encuentra en peligro, al fin y al cabo, acaba dejándose llevar por la adrenalina o la emoción y sorprendiendo con sus mejoras físicas y mentales. Arrastrando al principio un poco los pies, avanzaba algo lento pero sin pausa por la colina. El profesor tuvo razón: El estar en peligro agudizó completamente el resto de mis sentidos operativos, y podía leer lo que ocurría a mi alrededor sin necesidad de usar la vista. El silbido de las balas surcando el aire, atravesándolo como si de capaz de tela se tratara, podría predecír gracias a ello su trayectoria. Incluso el olor metálico que las caracterizaba me ayudaba a predecir antes su localización.

Tras una larga media hora, me encontraba ya algo más de la mitad de la colina recorrida. Los disparos se habían hecho más precisos y numerosos, pero mi cuerpo ya se había acostumbrado a las pesas lo suficiente como para ser más ágil con el paso del tiempo. Pero aquello contrastaba completamente con el veneno que me insertó el profesor. Si no lo tuviera recorriendo mi cuerpo, todo sería mucho más fácil. Pero los mareos, la leve pero mortal desincronización de mis sentidos por un par de segundos... Se hacían cada vez más notorios. Debía apresurarme para alcanzar la cima de la colina. ¡No podía perder más tiempo!

-¡¡Aaaaah!!- Di una especie de grito de batalla, para entonces comenzar un forzoso sprint. Aquel cambio brusco de ritmo me generó leves arcadas que supe retener a tiempo. El estar corriendo me dificultaba más la localización de las balas y su trayectoria, pero podía apañármelas para esquivarlas, pasando más cerca de mi piel de la cuenta, pero las esquivaba. Notaba cómo rozaban mis muñecas, mis muslos, incluso mis mejillas. Pero aquello no me echaba para atrás ni mucho menos, sino al contrario. Me daba más motivos para querer llegar cuanto antes al final de aquella colina del infierno. Han pasado 45 tortuosos minutos. Comencé a notar cómo el terreno se hacía menos empinado, lo que me incentivaba a aumentar más el ritmo al saber que el final ya se encontraba cerca.

-¡¡Vamos...!! ¡Sólo un poco... Más! ¡¡A-AAHG!!- Exclamé al notar cómo una bala agujereaba mi palma izquierda. Alterado, me aseguraba mientras seguía corriendo si todos mis dedos se encontraban en su lugar, y sí. Por suerte, aquella bala sólo hizo un agujero en el centro de mi mano. No me dañó venas ni arterias vitales, y mi mano podía seguir en funcionamiento... Aunque fuera un mínimo. El movimiento de mis dedos se veía algo rígido por el shock, aún así. Pero no podía permitirme el distraerme por eso. La cima ya estaba frente a mis ojos. Aunque los tuviese tapados, podía sentirlo. Notaba cómo el aire se hacía más violento, cómo el terreno se aplanaba más y más, todo apuntando a que la cima podría estar alzándose ante mis ojos en aquel mismo momento. Las balas comenzaron poco a poco a escasear a medida que avanzaba, apareciendo en aquel instante un nuevo aroma ante mí. Era uno difícil de describir. Era muy extravagante, pero no podía decir que fuera malo ni mucho menos. Simplemente se hacía notar, pero no olía ni bien ni mal. Aquel debía de ser el antídoto del que habló el profesor. Debía de ser ese, sin ninguna duda.

Izuku en este momento (ojos tapados ofc(?):

Ya trotando algo más torpemente al ver que las balas silbaban con menos frecuencia, noté cómo entonces mi corazón latía con una fuerza desmesurada, tanta que parecía que quería salir del pecho. Un dolor punzante se esparcía por él, como si cada latido fuera una bala que estuviese atravesándome. Me aquejaba pesadamente con cada segundo que pasaba. Notaba cómo mis fuerzas se hacían cada vez más débiles... "E-E-EL... Antídoto... ¡¡Está frente a... mí!!". Di unas últimas pero increíblemente pesadas zancadas hasta notar aquel penetrante olor justo debajo de mí. Con cuidado de no echar a perder el antídoto torpemente, extendí mi brazo derecho hacia el origen del olor, haciendo contacto con una especie de frasco delgado de tacto frío. Lo alcé temblando, mientras me esforzaba por no caer rendido al suelo por lo débil que me encontraba. Me tragué el líquido del frasco como si no hubiese bebido nada por una semana, arrojándolo en el instante en que dejó de caer gota de éste, mientras hincaba la rodilla en el suelo, notando cómo el latido se hacía más suave y leve, casi fugaz.

"¿... Me estoy muriendo...?". Llegué a pensar, ya que las pulsaciones se hicieron tan lentas y calmadas como si fueran a desaparecer en cualquier momento. Pero no. Los mareos, aunque aún persistían, eran mínimos. La debilidad fue desapareciendo poco a poco, sustituyéndose por mi energía habitual. El olor putrefacto del ambiente se desvaneció una pizca. Todo apuntaba a que por fin lo conseguí. En aquella hora que tenía de vida, fui capaz de escalar la colina y obtener el antídoto... "Puede que no haya salido de una pieza... Pero mejor esto que muerto", pensé, mientras tocaba con cuidado mi mano herida con la otra, notando el fluído ya leve de sangre. Pero entonces, sentí cómo un río de sangre recorría también mi pecho. Me habían herido en algún momento en el hombro derecho. Sin embargo, la adrenalina y emoción de la situación, que aún persistían, fueron suficientes para siquiera notarlo. Moví algo incómodo el brazo derecho, pero por suerte aún estaba en buen estado. Fue una herida superficial, no lo suficientemente grave como para hacer que peligrara en extremo mi vida ni para limitar el movimiento de mi brazo derecho... De alguna forma, desarrollé una notoria resistencia ante el dolor con tanta autolesión en mi estilo de lucha.

-¿Puedo... Puedo quitarme ya las gafas...? No veo tres en un burro...


Última edición por Midoriya Izuku el Dom Ene 29, 2017 1:57 pm, editado 1 vez (Razón : Vaya... Se me olvidó volver a quitar la firma. ¡Siento las molestias!)
avatar

Salón :
1 A
Edad :
16
Dromes :
24148
Reputación :
10
Mensajes :
197

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Mss Oppai el Dom Ene 29, 2017 9:40 pm

El maestro empezó a entregar una serie de horarios a cada uno de los estudiantes que se encontraban en lugar, al parecer todos habían sobrevivido a nuestro "primer examen" el cual no había sido para nada aburrido si se me lo preguntabas... es decir de pasar de un entrenamiento fueras de las ciudad, específicamente en el bosque a una clase salida desde el mismo infierno era por lo menos una gran diferencia de una que otra; no podría ocultar la pequeña pizca de emoción que nacía entre los pensamientos negativos que había tenido desde el comienzo. -Muy posiblemente me enseñe algo muy interesante- pensaba de manera automática, realmente nunca podría saber lo que pasaba en la mente de cada persona, por esa razón era tan interesante ver...

Yendo hacia donde estaba el maestro Hefesto observa que este se encontraba leyendo algún tipo de libro, que al acercarse un poco mas y visualizarlo nota que ella lo desconocía por completo; no creía tampoco que este fuera uno normal. Sin poder decir algo este empieza a hablar, lo cual hace que la joven maga arquee una ceja en señal de confunción, no le había gustado para nada eso de hacer valer mi vida... sentía como un escalofrío pasaba por su espalda.
Mirando como el maestro hacia varios movimientos con las manos, la joven nota de manera inmediata lo que estaba haciendo, aunque de manera muy vaga ¿Dónde había visto algo parecido antes? Ah si, con aquellos hechiceros que me habían sellado hace años.
Cuando vi aquella roca estallar frente a mi supe exactamente lo que eran aquellos movimientos, eran sellos. Y gracias a la explicación que el maestro me había dado tenía un poco mas de información de este... eran para crear un conjuro, el cual al verlo unas veces mas sentía la necesidad de aprenderlo; por fin algo nuevo e interesante que puedo aprender; tal vez no fue tan mala idea en entrar a esta clase.

Pero todo estaba siendo demasiado bueno para ser verdad, así que cuando el Hefesto menciono que debía dominarlo en menos de una hora supe que no iba a ser tan fácil como me lo imaginaba ¿enserio debería hacerlo en tan poco tiempo?. Sin avisar pude ver como este me había inyectado una sustancia desconocida en mi cuerpo … -Espera...¿que?- alcance a decir a lo bajo mientras quitaba aquella jeringa... -Vaya mierda... esto debe ser una broma- pensaba de manera algo preocupada... pero muy dentro de mi pensaba que no estaba bromeando para nada, me había inyectado un veneno, ahora tenia que hacer lo que me había dicho si o si.
Suspirando pesadamente ante la situación intenta recordar los sellos que debería que realizar, no quedaba mas remedio que hacerlo como lo enseñado si por lo menos quería vivir otra clase mas.
La naturaleza violenta del conjuro me hacia ver que era necesario la magia demoníaca y no la budista la cual estaba mas acostumbrada a utilizar lo que le preocupaba un poco; a diferencia de la budista que se alcanza después de muchos años de disciplina y enfocar tu mente en el plano cósmico y físico; la demoníaca se obtiene por medios no tan buenos, ya que como lo he hecho yo en el pasado aprovechaba la presencia y por supuesto la energía que estos radiaban, gracias a ello podría manejar un poco ese tipo de magia.

Aunque el punto aquí era si podía aprendérmelo enseguida, bueno eso se tendrá que ver.  
Bastaba con ver solo una vez los movimientos de las manos para poder repetirlos a la perfección, contaba con una memoria excelente con la que estaba orgullosa, pero lo que le importaba era con manejar adecuadamente la energía para realizar el conjuro. Sin entretenerse mucho mas empieza con el primer sello, concentrando su mente y su cuerpo para crear la magia que necesita y siguiendo los pasos como si el mismo reflejo del maestro se tratará, apunta hacia una roca la cual para la gran sorpresa de la joven estalla... pero no como se esperaba.
Solamente le había salido la mitad de poder destructivo y eso la ponía de malas, la mano le pesaba por la energía demoníaca y sabía que esta vez había descuidado esa parte de su poder. Estos últimos meses que había sido entrenada por Tashiro solo se concentro en su magia budista y en distribuirlo correctamente a lo largo de su cuerpo nunca toco o utilizo la que mas fuerza le daba. En este momento una sonrisa nerviosa se dibujaba en los labios de la maga –En serio conmigo, ya debería de dominar este sello desde el principio- pensaba de manera fría, me merecía el regaño.

Retomando nuevamente el primer sello, concentra toda la energía que esta poseía y apunta hacia el montón de rocas que se encontraba en ese lugar y la gran estallido se hizo presente, esta vez le había salido correctamente, pero claro sintiendo alguna que otra consecuencia en sus manos. -necesito distribuir la energía sobre todo mi cuerpo para no desgastar mis manos-  
Una mancha negra hacia su aparición sobre sus brazos dando a entender lo rápida que el veneno  era... no debo desconcentrarme para nada.  
El segundo sello ya era mas fácil, ya que conocía exactamente cuanta energía tenia que utilizar lo único que hizo era otra vez hacer el movimiento de las manos. Pero nuevamente sentía como las manos le pesaban, debería acostumbrarse a usarlo.
Podría verse como una niña intentaba imitar algo que acaba de ver, pero eso era lo que mas le ayudaba si esta no tenia un conocimiento previo de lo que hacia... así que estaba de esa manera por un cierto tiempo.

Los movimientos de la joven bruja se hacían mas rápidos y fluidos, mientras que el conjuro por su parte era manejado de manera desigual; el tercer intento la explosión fue de manera normal, en el cuarto fue un poco menos fuerte y para el quinto se encontraba mas parecido al inicial.
Se la pasaba un poco mal a ver tanto fracaso, pero esta no decía nada esta vez su concentración era extrema ya que la mancha negra había cubierto los dos brazos de la joven, no quería morir.
Para el sexta vez, había hecho el conjuro de manera perfecta, la cual la repitió otras dos veces mas, para ver que esta no le habría salido por suerte... pero no fue así, estaba avanzando.
Siguió de esa manera con los demás sellos, hasta que su cuerpo se acostumbro a los movimientos y su mente los recordara de forma permanente. Ya estaba mas segura en conjurar que esta vez que empezaba a hacerlo mas por diversión que por otra cosa.
-Muy bien, ya me he aprendido cada sello-  le confirmaba a su maestro, mientras terminaba de estallar una roca que se encontraba frente de ella de la misma forma que le enseño la primera vez.
Su cuerpo sentía un poco las consecuencias que le hacia la energía demoniaca al usarla tanto despues de un tiempo.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
55646
Reputación :
4
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Lun Ene 30, 2017 1:00 am

Algunos rasguños y moretones se formaron en su blanca piel debido a las caídas en sus intentos por esquivar aquel ataque y lo que dedujo resulto ser la primera prueba. Sin embargo las palabras del profesor le indicaban que lo peor aún no comenzaba y que a partir de ese instante las cosas se pondrían aún más difíciles pero no desistiría, su horario le había sido entregado y ella asistiría, no por la ambición de poder, era por su anhelo de ayudar y con sus habilidades actuales no le sería posible del todo.

Con ayuda de Abigail supo el horario y lugar de su clase, tal cual había hecho en la primera prueba, Abigail le había pedido no asistir pero Khaeli no se dejó convencer, estaba decidida y llego en el momento exacto, ni un minuto más, ni un minuto menos, había optado por una vestimenta adecuada, no sabía lo que le esperaba pero sabía que ir con vestido no era una opción ideal.

Imagen representativa -Vestimenta-:

No sabía lo que sucedería, sin embargo el aura que se manifestó ante ella no fue suficiente para ponerla en alerta pues reconoció la energía de quien ahora es su profesor, pero sus palabras, aquellas primeras palabras la hicieron fruncir ligeramente el ceño —…— no pronuncio palabra algunas, no dejaría que aquel intento de insulto a su ceguera la alterara y solo se limitó a asentir, si bien él se mostraba hostil y con esa aura tan oscura…sabía que podía aprender demasiado si se dejaba enseñar, no solo se trataba de un aura turbia, también de una poderosa y sabia a su retorcida manera.

—¡mgh…!— Se quejó pues no se esperó aquello, sintió el dolor cuando la jeringa ingreso en su piel y aquel liquido comenzó a invadir en sus venas, el dolor comenzó a extenderse y se dio cuenta de la corrupción viajar por su sangre, no tuvo tiempo de preguntar lo que sucedía pues él ya le explicaba respecto a un antídoto. —…— Y se mantuvo en silencio mientras se llevaba una mano al brazo donde le fue inyectado el veneno mientras escuchaba los sonidos provocados por él, debido a la falta de su sentido de la vista, los otros sentidos se habían desarrollado en ella pero aun no con el potencial que podía adquirir y él se lo dijo cuándo le susurro aquello al oído, podía aprender a ¨ver¨ mejor con sus otros sentidos.

No quería perder demasiado tiempo, sabía que un segundo perdido podía costarle la vida y los poderes mostrados por Hefesto la ponían nerviosa al no poder ver lo que hacía y por ese motivo comenzó a prepararse, se quitó los zapatos pues ese era uno de los motivos por los cuales le gustaba andar descalza, sentir en la planta de sus pies todo sin la interferencia de la suela de los zapatos le daba seguridad.

—Pero… ¿Cómo…?— La pregunta quedo inconclusa en sus labios cuando aquellos sonidos estridentes se hicieron presentes —¡aahh!— El grito quedo ahogado por los sonidos que le lastimaban los oídos y peor aún la desorientaban demasiado, no podía escuchar el sonido del viento al romperse por lo que escuchar aquellas armas le fue imposible.

Sintió el primer impacto en su hombro, otro grito y el movimiento la salvo de una segundo golpe, necesitaba concentrarse pero sentir su sangre caliente, las armas disparándole sin tregua y el sonido retumbando en sus oídos no hacia sencillo su objetivo ¨Debes sentir¨ le había dicho el profesor y esquivo otra arma, pero cada que esquiva una, otras más le rozan.

Apenas había avanzado unos cuantos pasos cuando entre la desesperación y el dolor asocio sus últimas palabras ¨usa tu energía¨ con su habilidad recién descubierta de crear escudos ¨Tal vez…¨ pensó al sentir otro roce y algo comenzó a rodearla con demasiada rapidez y sin el mínimo control, su energía se manifestó como lo que era, un haz de luz tan blanco y puro hasta que formo una cúpula a su alrededor lo suficientemente grande para cubrir al menos 3 metros, una extensión menor a la que Hefesto demostró.

Sus ojos se abrieron de par en par, aunque no podía ver, los olores se presentaron tan nítidos en su olfato, el sonido parecía ondular a su alrededor y todo le resulto tan claro incluso la textura del suelo bajo sus pies descalzos lo cuales por instinto comenzaron a avanzar y estuvo a punto de sonreír de no ser por el dolor que se extendió más allá de su brazo, estar enfocada en las armas que le disparaban la hizo olvidar por un instante el veneno, veneno que la distrajo provocando que aquel campo se disolviera a los minutos de haberlo creado, algo se incrusto en su abdomen y otro grito quedo ahogado por los sonidos cuando ella cayo de rodillas al suelo, el dolor resultaba físico combinado con el veneno resultaban insoportables, no sabía cuánto tiempo paso desde que inicio aquella prueba pero estaba segura de algo…ya quería que acabara.

Otros sonidos…diferentes a los del megáfono llegaron a ella, el viento rompió en diferentes direcciones y por medio del instinto de supervivencia logro esquivar aquellos proyectiles, la pérdida de sangre y el efecto letal del veneno comenzaron a despertar aún más sus sentidos, lograba evitar que las armas dieran directo en su cuerpo pero no al punto de evitarlos por completo, la sangre brotaba de varios cortes pequeños como grandes y aun mas de aquellos dos impactos directos en su hombro y abdomen pero como todo , no dejaría que eso la detuviera.

¨Se lo prometí¨ se repitió más de una vez cuando el mareo se hizo presente y las arcadas le hicieron ganar otra herida mayor en el brazo ¨Se lo prometí¨ en sus ojos níveos se mostraba la determinación, no moriría en el intento ¨¡Se lo prometí!¨ Abigail era lo único que la impulsaba en ese instante y la promesa de regresar con vida a su lado. De nuevo esa energía la rodeo con mayor rapidez y tamaño, había alcanzado los 5 metros y no perdió el tiempo al escuchar un tintineo similar al que el profesor había provocado con lo que sea que hubiese tenido en mano cuando le dijo que memorizara los sonidos.

Aun con el dolor incluso en la planta de sus pies al estar tanto tiempo descalza en aquel suelo irregular –pues segura estaba que incluso ahí tenia algunas cortadas- comenzó a avanzar con la poca velocidad que le quedaba por la debilidad provocada de las heridas y el veneno, podía sentir como él le había dicho, cada alteración, como los proyectiles ingresaban en su campo de energía, el olor, los sonidos y la textura del ambiente, estar en ese punto donde la muerte parece rondar parecía poner alerta y al extremo sus sentidos hasta que sintió la roca al chocar contra ella, no sabía cuánto tiempo había pasado, pero el sonido del cristal se hizo más fuerte en ese punto y busco a tientas tras la roca encontrando lo que ella supuso seria el antídoto y sin dudarlo demasiado se dispuso a usarlo.

—Lo hice…lo hice…— Volvió a decir en un suspiro mientras se dejaba caer en el suelo apoyándose en la roca pero aquel campo no se disolvió, no estaba segura de estar a salvo aun a pesar de haber logrado lo que hizo y eso parecía influir en cierta forma a su regeneración, pero el dolor…el dolor seguía siendo insoportable.


Última edición por Khaeli Dunkheit el Lun Ene 30, 2017 1:03 am, editado 2 veces (Razón : olvide desactivar la firma)
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
29482
Reputación :
3
Mensajes :
213

Ver perfil de usuario
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Astrid N. Reiss el Lun Ene 30, 2017 1:42 pm

P

asó la primera prueba, y se podría decir que airosa, después de todo, no salió herida.

Le fue entregado un horario, el cual Astrid repasó con la mirada por encima pues el pelirrojo el cual era su profesor muy a pesar de la ojiazul hablaba a la par que entregaba "Bien estúpidos, ahora pasaremos a lo interesante" Al parecer las clases verdaderas comenzaban ahora.

• • •

Con aquel hombre no te podías permitir relajarte ni un segundo, aún cuando Astrid ya se esperaba que normales no iban a ser esas clases teniendo en cuenta el primer día, pero nunca esperaría que dentro de la programación de las clases estuviese el una puta herida en su abdomen.

A-ah... Gimoteó de dolor, mordiéndose el labio inferior para no emitir más quejidos, tan fuerte lo apretó que sintió un pequeño sabor metálico en sus labios. Sus manos las había llevado por reflejo a la herida, mientras respiraba agitadamente poco a poco la fue retirando, y volviendo a erguir su espalda pues se había encorvado levemente. Las manos obviamente estaban manchadas de sangre pero simplemente las refregó levemente por su camisa para tratar de quitársela "Total...ya está manchada."

❝ — Tú y yo debemos hablar cuando esto termine, por ahora aprende a darle mejor uso a tus poderes.

No dijo nada, pero el silencio era signo de sumisión, con el ceño fruncido, pues después de que te hagan una herida de ese tipo no precisamente vas a dedicarle una sonrisa al pelirrojo. No se iba negar, aunque verle el careto le daba simplemente gafas de echarle ácido sulfúrico, supuso que ¿Tenía que ver con clases? Esperaba.

❝ — La luz y la oscuridad no son muy diferentes, moldea tu poder. Tu meta es simple, destruye esta pequeña colina de rocas, y podrás sanar esa herida, tienes no lo sé, una hora antes que mueras desangrada. Y si, no solo crees cañones, usa al máximo tu poder.

¿Era necesaria la explicación después de la maldita herida?, ¿Era necesario meter el puto dedito en su herida? "A la próxima métetelo en el c..." No era tiempo de pensar improperios ciertamente, pero el dolor y que llevaba tiempo sangrando -tiempo de la explicación de Hefesto-. le hacía difícil pensar. Si la explicación hubiese sido antes aún con la maldita herida ya sabría que hacer, porque habría tenido lucidez para pensar que hacer, ahora lo único en su mente era "Me duele, me duele" y "Capullo" entre otros improperios, porque la ojiazul tenía repertorio.

"Concéntrate."

Se masajeó las sienes para tratar de pensar mejor. No podía tratar de moldear un cañón, como cuando moldeaba la Lanza de Longinus, Hefesto había dejado claro que no, porque en efecto, lo primero que se le había ocurrido era tratar de moldear una especie de cañón.

"La orden era usar al máximo, no moldear en una forma concreta."

Astrid perdió tiempo buscando una forma concreta, de hecho se la podía ver haciendo la lanza, tratando de modificarle la forma, aunque cesó de aquel intento haciendo que esa forma concreta que era la lanza a lo que acostumbraba, se volviese una simple esfera de luz y fuese aumentando su tamaño, aumentando su tamaño a uno considerable, fácilmente era más grande que su cabeza. Trataba de acumular el calor de la luz en un punto donde pudiese fundir un poco la roca. No le hacía falta fundirlas todas una a una de este modo, el proceso de conducción le ayudaría un poco.

Y aunque Astrid tenía esa idea lo cierto era que esa esfera obviamente brillaba al ser generada con poderes de Luz, pero por estar 'amenazada', sus poderes de gravedad correspondientes a los Christal también jugaron un papel, en el núcleo de esa esfera también se concentraban poderes de ese tipo, al lanzarla y llegar a las rocas a destruir, la gravedad aumentó hasta tal punto en que la presión para la roca donde la esfera impactaba fue tal que se fragmentaba, siendo más fácil que algunos trocitos si que se fundiesen, no todos, obviamente pues el tener gravedad en su núcleo 'robaba' ese espacio para la luz, haciendo que no hubiese tanto calor como esperaba Astrid al aumentar en demasía la luz concentrada a lo usual. Una vez la esfera entraba en contacto con la roca daba un bonito destello después, si se tenía el oído lo suficientemente agudo se podía escuchar como extrañamente para lo que aparentemente era una simple bola de luz, la roca crujía fragmentándose. Y como de esa manera las estaba destrozando y contenta con ese hecho no dudó en repetir el proceso, hasta unas diez veces, porque aunque los tiros eran grandes, algunos los erró. Usualmente acostumbraba a lanzar su lanza unos 30 metros, esos diez metros más que había esta vez a veces se le dificultaba, pero optó por no moverse y adelantarse para poder llegar bien, quería aumentar su rango de tiro, era cabezota, pese a estar herida no iba a cambiar este hecho.


DESTROZADA, YA. Se notaba desesperación en sus palabras, pese a aquel tono que usó, a la par, se le notaba que poseía una respiración agitada. Al estar forzándose a lanzar con fuerza pese a la gran pérdida de sangre al haber tardado casi 50 minutos la ojiazul estaba rabiando, no sé lo pensó dos veces antes de exigir. "Ejercicio completado, cumple tu maldita parte del trato."

¿Listo? Listo. Tu cura la tienes niña, cálmate. Aunque el dolor nunca ayudaba apaciguar ese genio si que era la mejor disciplina para personas como ella, que aunque puede sonar estúpido teniendo en cuenta que es la típica niña que se mete en peleas; teme al dolor, teme a la muerte.

Si bien había acabado el ejercicio, Astrid acabó con un sentimiento de frustración, por alguna razón, pese a que técnicamente había completado el ejercicio y quería erradicarlo conforme pasasen las clases. Necesitaba erradicarlo.

Todos los demás(? & Astrid. • Control de poderes III • Colina rocosa • Foto de ser querido: click.
avatar

Salón :
1 B
Dromes :
23322
Reputación :
2
Mensajes :
96

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Michail V. Ivanov el Lun Ene 30, 2017 2:37 pm

Tomó el horario que le tendió el demonio y lo leyó rápidamente antes de guardarlo en el bolsillo de su pantalón debidamente doblado. En ese momento alzó su mirada hacia el mayor y cuando éste comentó: ”Eres un vampiro”, le dedicó una mirada de obviedad y a la vez divertida.

Una sensación pesada cayó sobre él, una que conocía muy bien, sed de sangre. Fijó sus ojos en todos los animales frente de él los cuales intentaban con fiereza atacarlo aunque todo sus intentos eran en vano, debido a aquellas cadenas oscuras. Uno de ellos, el oso polar, logró acercar su hocico a escasos centímetros en un intento de devorarlo pero al no ser capaz, rugió en la cara del rubio. El hecho de estar a tan corta distancia de todos esos animales sin que pudieran hacerle un rasguño le hizo crecer una sonrisa de medio. Se sintió superior. ¿Por qué negarlo? Pero al instante en que escuchó su tarea, sus ojos volaron hacia el demonio. ¿Cómo rayos lograría eso? Podía hacerlo con seres humanos pues usaba su habilidad innata de persuasión pero para ello recorría el uso de palabras; ahora estaba tratando con animales, algo que no se le había cruzado por la cabeza.

Volvió su mirada hacia el grupo de animales que no paraban de emitir sonidos guturales ante él, su mente trataba de idear la forma correcta de hacerlo; en primer lugar, debía  imaginar cómo sería el éxito del intento. Las palabras del demonio resonó en su cabeza: Ser el Rey de las Bestias, un título que no estaba mal aunque prefería ser el Rey de la Desesperación... Desesperación... ¡Eso es! Todo ser vivo, mamífero, siente miedo lo que desencadena dos vías: la sumisión o la oposición. Debía lograr la sumisión a cualquier costa. El profesor ya había hecho una demostración la cual le dejó impresionado y casi de inmediato liberó a todos esos animales enloquecidos. Abrió grande sus ojos y todo lo que había sentido segundos antes desapareció. No le habían dejado tiempo suficiente de concentrarse. Chasqueó la lengua y se colocó en posición para esquivar las enormes garras de cada animal. Eran demasiados y todos atacaban en conjunto. Mierda, mierda, ¡mierda! Soltó una carcajada sin poder evitarlo, no estaba acostumbrado a esquivar tantos oponentes aunque su agilidad y velocidad le ayudaban pero no duraría para siempre, de eso estaba seguro.

Esto no lleva a nada. Pensó con cierto disgusto mientras ideaba la manera de zafarse de aquel problema. El no tener permitido asesinar a alguno que otro animal le era algo molesto pues eran demasiado. Entre más lo pensaba, más distraído se volvía y terminó cometiendo el error de sólo enfocarse en los animales de gran tamaño; para cuando se dio cuenta de este hecho, uno de los salvajes conejos había mordido su pierna izquierda con bastante fuerza. ¡Y cómo dolió! Pateó con fuerza a aquel desgraciado conejo para desquitarse, de todas formas, nunca dijeron nada de agredirlos.

Decidió intentarlo seriamente, fijó su mirada en un oso pardo, haciendo uso de su energía para elevar su aura, sin embargo, no fue suficiente. Otro fallo y un castigo: una leona consiguió morder su brazo derecho. No le estaba gustando el rumbo de las cosas, detestaba no poder manejarlas cuando más se lo proponía. Frunció el ceño gravemente y la ira junto a la frustración comenzó a acelerar en mayor medida su sangre. Volvió a intentarlo, con más intensidad y teniendo presente gran cantidad de sentimientos negativos, concentrándolo en un solo punto pero liberar esa energía le era complicado con tantos ataques simultáneos. Recibió un par de golpes más hasta que expulsó una onda de energía finamente teñida de azul y por primera vez los animales se petrificaron. Michail ya no estaba jugando, se había cansado de ello y ahora miraba a todos los mamíferos con una expresión filosa, con unas ganas retenidas de asesinarlos de la peor manera posible, algo que percibieron por instinto hasta el más pequeño. A pesar de su éxito temprano, aun no se sentía conforme; ahora debía probar que los controlaba.

Una vez más concentró firmemente su energía para transmitir todos esos sentimientos negativos a cada uno de los mamíferos, implantando en sus cerebros solamente lo que deseaba: temor. Dio un paso, los obligó a la sumisión; dio otro paso, les hizo estremecer; otro paso más, retrocedieron ante él. Eso está mejor. Decidió ponerlos a prueba: apuntó hacia el oso pardo, con una mirada penetrante, les impartió a los demás animales una orden... la orden de asesinarlo. Acto siguiente, los animales atacaron sin piedad el desafortunado elegido provocando una revuelta muy ruidosa y perturbante gracias a los alaridos de dolor provenientes de la víctima.

Terminó esbozando una sonrisa por su victoria sin importar que no fuese perfecta como es lo ideal, había empleado la hora completa. Esperó por la segura crítica del pelirrojo y su siguiente instrucción. Tanteó su brazo derecho que fue herido y se convenció de que pronto sanaría con su habilidad de regeneración acelerada.
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
56492
Reputación :
7
Mensajes :
249

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Liesel Morgenstern el Lun Ene 30, 2017 6:48 pm

Mientras esperaba pudo de ver de reojo un rostro familiar, el cual habría ido a saludar si no fuera por las ideas homicidas del profesor Hefesto. Sus ojos se abrieron en señal de sorpresa al ver las sombras devorar las fotos, que al final se transformaron en mariposas.-Y al final....la oscuridad nos devorara a todos -recordó con cierta melancolía, las palabras de su padre adoptivo.

Recibió el horario haciendo una mueca al leerlo, sería un día muy duro...

Llegó al borde del abismo, sus ropas estaban impecables pero se podían ver unos moretones cuando movía sus manos y las mangas del suéter se bajaban, esperó a que el pelirrojo la notará y cuando lo hizo la sonrisa que le dedicó le provoco escalofríos. Ignoro el insulto respirando con tranquilidad, solo sabía usar su lado chaman a la hora de contactar espíritus, si tenía idea de como hacer totems, podía hacerlos pero....no los hacía con tanta rapidez como ella quisiera.

Observó con asombro como los totems se fueron formando por medio de las sombras, tenía que prestar atención eso la salvaría. Las tareas no le parecieron difíciles por lo que en cuanto el maestro la dejo sola se arrodillo en el suelo, y comenzó con el totem de tierra, le pareció más importante saber donde estaba su enemigo antes que nada. Su voz se tornó suave mientras recitaba los cánticos que le permitían crear los totems, movía sus manos de manera rítmica ignorando el leve brillo blanco que salía de ellas  , incluso sus ojos azules habían comenzado a brillar.

Referencia:

Cuando logró formar el totem pudo sentir algo....algo venía por ella. De manera rapida tratando de mantener la calma cambió sus cánticos a algo mas familiar para ella...invocar al espíritu, su voz se hacía más apasionada, y a al vez fría. Hasta que pudo ver el totem formarse y una fuerza fría le golpeo el pecho, el espíritu había entrado en su cuerpo y tenía su segundo totem....Pero el espiritu no era como los que acostumbraba a que entraran en ella...luchaba tenía garras. Algo extraño pasó ambos de sus ojos cambiaron de color. Su esclerótica era negra y sus pupilas rojas, su amenaza se iban acercando y la joven logró activar el aire a su alrededor formando su escudo...el cual fue efectivo pero no evito que la dañaran levemente por el impacto en el escudo.

Referencia:

Tenía que luchar con el espíritu para que no tomara el control total de su cuerpo, trato de mantener sus cánticos mientras protegía sus totems, era difícil nunca había tenido que hacerlo. Trato de invocar el totem de fuego necesitaba el poder del fuego, su voz temblaba y sonaba distorsionada, pero no dejaba de mover sus manos estando atenta a los ojos,...Era difícil, o protegía  los totems o se protegía ella, el espíritu la ayudaba a pesar de la desagradable sensación que le provocaba tenerlo dentro de ella. El totem del fuego la sorprendió y con un grito de batalla lo uso a su favor, logró lanzar alguno de los ojos bastante lejos teniendo mejor control de los totems, le faltaba el del agua.

Se apresuro a hacerlo sin ignorar sus totems nuevos, su cuerpo comenzaba a mostrar símbolos de desgaste físico, por el uso extremo de energía y los ojos que lastimaban sus piel...¡pero su deber era proteger sus totems!, -Hazlo por él...hazlo por ellos-pensó mientras rodaba por el suelo producto de un impacto contra su escudo. -¡Concéntrate Liesel!-se reprendió poniéndose de pie...¡podía hacerlo!.

El agua comenzó a curar las heridas de la rubia la cual tenía el cabello despeinado y las ropas llenas de tierra, su sonrisa se había deformado a una peligrosa junto a una expresión de locura en sus ojos....con el fuego y el espíritu estaba venciendo a sus enemigos-Hazlo por Kay...hazlo por ellos-pensaba para mantener  su cordura, el control de su cuerpo.

Cuando el ultimo ojo cayo se giro para llamar la atención del profesor, los totems aun estaban detras de ella aunque se desvanecieron y logró sacar el espíritu de su cuerpo, las piernas le temblaban y jadeaba con suavidad. Aun tenia rasguños por sus brazos, sus medias estaban rotas y algunos moretones aparecieron en la suave piel de la muchacha. Parpadeo con rapidez mientras sus ojos regresaban al color azul de siempre.



Gracias Gabrielle <3!

Mamuhs Forever:

Gracias Trinity <3

Mamuh Señal!:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
5905
Reputación :
3
Mensajes :
209

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Killua Zoldyck el Miér Feb 01, 2017 9:50 am

El albino llega al lugar acordado en su horario, encontrándose con su maestro sobre una roca y con un cigarrillo entre sus labios, definitivamente era una persona poderosa, eso se podía sentir a metros. Se posiciono frente a Hefesto y espero unos segundos hasta que el nombrado comenzara a hablar, miraba atentamente el papel y los movimientos que su maestro realizaba, pero no pudo esquivar el papel que vino a alta velocidad hacia su pierna derecha.

Como si lo que acabara de hacer no significara nada, el hombre siguió dando su explicación, una vez dicha la energía que se estaba concentrando en esa hoja de papel se fue, provocando que esta volviera a la normalidad, en poco tiempo la regeneración del vampiro empezó a hacer efecto curando esa pequeña herida cerrándola por completo, generando escalofríos en el albino el cual nunca se habia acostumbrado a la sensación de una herida cerrándose rápidamente.

Su maestro usa esa energía oscura para formar una burbuja, la cual el albino mira atentamente de manera que no entiende que se puede hacer con una, según el, simple burbuja. El contrario sube los tacos de electricidad provocando que el suelo, que se encontraba mojado se electrocute a niveles exagerados y placas de concreto empiezan a moverse de forma aleatoria casi imperceptibles a la vista. Se distrajo un momento y fue cuando ladeo su cabeza para volver a mirar al maestro que acababa de rellenar la burbuja con electricidad.

Aquella electricidad es disparada hacia el cuerpo de Killua, quien siente un escalofrió, pero no mucho mas pues su cuerpo desde pequeño ha sido acostumbrado a la electricidad aun así esta sigue generándole dolor. El control sobre la energía que tiene su maestro es totalmente admirable algunas personas podrían sentirse incomodas ante la actitud de una persona como Hefesto, pero en ese momento Killua solo sentía respeto.

Tras dar una breve explicación, el pelirrojo sale del suelo, básicamente de la nada, y clava algo en el cuello de Killua, al principio no siente dolor no es cuando siente cada cierto tiempo una punzada en su cuello, observa con el rabillo del ojo como la mayoría de su cuello se esta volviendo negra, a lo que el albino se alarma. Es cierto que es inmune a una cantidad de venenos inimaginables pero este parecía ser uno de los mejores o incluso el mejor.

Según instrucciones del propio Hefesto, el antídoto se encuentra al otro lado del camino donde tenia que evitar las rocas, resistir el dolor o moldear mi energía. En un principio el ojiazul se siente algo relajado por su resistencia a la electricidad, pero al poner un pie en el camino es electrocutado de una manera extrema hasta el punto que ni alguien como el puede soportarlo, retrocede unos cuantos pasos hasta volver al lugar "seguro" en el que se encontraba, Killua tenia que ingeniarse un plan.

No solo tenia que aprender a moldear su energía, también tenia que esquivar las rocas que se movían por todo el lugar a una velocidad impresionante, se quedo viendo el entorno por unos cuantos segundos, no había tiempo que perder, tenia que obtener el antídoto y para eso tenia una hora exacta. ¿De que manera puedo moldear mi energía? resonaba la misma pregunta en la mente del albino quien no entendía como podía lograrlo. Aunque tuviera un elevado control sobre el aura nunca pudo darle una forma especifica, como mínimo rodear su cuerpo, no mucho más.

Adquirió una posición de carrerilla intentando llegar al otro lado con un simple salto o con velocidad pero se retracto inmediatamente de esa idea pues las probabilidades eran muy bajas, en el aire podía ser golpeado por una placa de cemento y si iba a toda velocidad seria electrocutado. Eran cientos de ideas que se le ocurrían pero ninguna de ellas las podía lograr, primero que todo tenia que aprender a dar forma a la energía.

Se acerco a los cables de cobre y los agarro con sus manos por ende recibió una carga de electricidad es tal que casi lo deja sin oxigeno, intento usar esa electricidad como un arma e intentar darle forma, pero le fue imposible.

Tenia que hacerlo, visualizar que lo podía lograr. Aunque su dolor fuera demasiado tenia que lograrlo, debía demostrar que era capaz, por su hermana para poder cuidarla de las personas ambiciosas que fueran detrás de su extraño poder, tenia que ser mas fuerte. Se acerco a los cables y  la electricidad de ellos fue agarrado por sus dos palmas y posteriormente las cerro, la electricidad quedo dentro de sus manos que simulaban ser un recipiente.

Imagen representativa:

El dolor era exagerado, aunque medida pasaban los minutos pudo soportarlo, tuvo que aguantar ese dolor por 10 minutos para acostumbrarse y posteriormente como si se tratara de hilos o de alguna tela, los estiro dejando ver la electricidad y sorprendiéndose el mismo de su propia hazaña. Pero ahi no acababa el problema ¿como podría pasar al otro lado? durante todo el tiempo que llevaba la prueba había sido golpeado por múltiples capas de concreto que raspaban todo su cuerpo.


Imagen representativa:

- Tengo que seguir así...debo aguantar un poco más - Susurro para si mismo, tenia que visualizar esa electricidad alrededor de su cuerpo, usarla como si esa fuera su propia energía. En un pequeño descuido fue golpeado en la cabeza por una roca provocando que se cayera hacia el suelo mojado electrocutándose en el momento, su rabia era inmensa, tenia poco tiempo y tenia que lograrlo.

Ahora no podía fallar, se acerco a la electricidad y cada cierto tiempo esquivaba las placas de concreto, se habia acostumbrado al "estilo" de movimiento de todo el lugar por lo cual le era mas fail esquivarlas, una vez agarrada la electricidad la concentro dentro de su cuerpo el dolor era insoportable pero tenia que hacerlo, su cuerpo se sentía como si fuera a estallar y empezaron a notarse las venas de su cuello debido a la fuerza.

El siguiente paso era liberar su aura y posteriormente "absorber" la electricidad usándose el mismo como un conductor viviente de electricidad, no era ni mucho mas parecía como si su carne se fuera a rasgar en cualquier instante, le era casi imposible materializar su aura en ese estado. Pegando un grito bestial que seguramente se escucharía en la lejanía, empezó a concentrar esa electricidad en su corazón mientras materializaba su aura alrededor del cuerpo.

Durante unos cuantos segundos su corazón parecía haberse detenido, Killua se sentía débil, no tenia fuerzas ni para mostrar una sola emoción, pero tenia la suficiente concentración como para hacer recorrer esa electricidad por todo su cuerpo. Era una sensación increíble según el albino, quien parecía no tener emociones en ese momento, comenzó con sus manos las cuales se cubrieron de electricidad y posteriormente todo su cuerpo empezó a cargar electricidad, su pelo cambio ligeramente quedando mas puntiagudo que antes. Su corazón empezó a latir de nuevo.

Imagen representativa:

Su velocidad aumento considerablemente y como dijo el maestro intento moldear su energía de una forma simple, puso sus manos adelante y empezó a generar electricidad formando así una pequeña "cuchilla" de electricidad. Cogiendo carrerilla pues el veneno aun le seguía dañando y su piel se volvía cada vez mas negra, en casi un abrir y cerrar de ojos se mueve a una velocidad increíble, en el camino no pudo evitar ser tocado y también dañado por algunas placas de concreto, hasta que a unos pocos metros de llegar al antídoto su energía se esfumo y sintió una debilidad tremenda, las rocas empezaron a golpearlo una y otra vez, dejando al peliblanco en el suelo bastante herido mientras era electrocutado levemente.

Intentaba levantarse en vano pero se derribaba y caía al suelo. Gastó toda su energía en esa "habilidad"
- ¿Esto es lo que experimentan las personas fuertes? ¡Esta es la verdadera fuerza, tengo que ser mas fuerte! ¡¡Tengo que lograrlo no me puedo permitir caer como un débil estando tan cerca de cumplirlo!!! - Dio un grito para darse ánimos el mismo e intentando utilizar la poca electricidad que quedaba dentro de su cuerpo se movió a una velocidad normal pero con la cuchilla que antes habia creado empezó a destrozar cada una de las placas que se acercaban hacia el, el veneno parecía estar matándolo, Killua estaba seguro que quedaban pocos minutos para llegar a la hora y por ende, reprobaría o moriría.

A unos centímetros del antídoto dio un salto y aplico el antídoto sobre la mayoría de su cuerpo y sobretodo en su cuello.
- ¡¡LO LOGREEEE!! - Grito intentando llamar la atención de su maestro, a los pocos segundos cayo sentando en el piso por el cansancio y sus propias heridas.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
79902
Reputación :
2
Mensajes :
126

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Hefesto Grindelwald el Jue Feb 02, 2017 8:07 am



STOP
OF CLASES

INSTITUTO TAKEMORI ROL

Hola Invitado Post parados hasta nueva orden.
REALIZADO POR JONSEI PARA ITR ©


avatar

Dromes :
139837
Reputación :
5
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Hefesto Grindelwald el Jue Feb 02, 2017 8:23 am



ALEXEI JEAGER

.



Entrenamiento en las afueras-Maestro Hefesto G



La primer prueba ha concluido con éxito para aquel azabache, el maestro solo se pone de pie viéndole como si fuese menos que una mierda, solo tira un papel con la nueva clase para el menor, y la hora, tras ello desaparece entre las sombras del lugar dejando en el aire solamente el humo del cigarrillo

Llegada la nueva clase el demonio espera al humano con un equipo de pesas que cada parte pesa 50 Kilogramos, apenas le ve pone en sus piernas, brazos y pecho, incluyendo su cabeza las pesas acondicionadas a su cuerpo, inclusive una rodillazo justo al estomago del ajeno con un poco de fuerza, solo la necesaria para hacerle caer de rodillas

-Veras gusano, tu habilidad es algo simple, pero tiene una demasía de usos, necesitas aprender a cazar-

Tras replicar aquello el titan se inclina un poca de inmediato salta de un lugar a otro generando una velocidad en cada movimiento única, es tal la velocidad que crea que lo único que se logra ver dos segundos después de su posición es el lugar donde ha impacto antes de saltar a una nueva posición, finalmente queda detrás del humano

-Usa esa fuerza tuya para moverte de un lado a otro, no solo para golpear, es como una restauración, solo apóyate en un lugar para saltar al otro con mayor velocidad, evita rangos mayores a saltos de 7 metros, de esa forma mantendrás una mayor velocidad y podrás atacar de diferentes ángulos, y claro la velocidad mas la fuerza darán un golpe que incluso me harían a mi escupir sangre-

Tras comentar aquello sale de las sombras un par de cascabeles llenos de sangre, los cuales se mueven de forma aleatoria por todo el bosque entero, es tal la velocidad que solo queda su sonido en el aire

-Si logras atraparlos, aun con ese peso, te dare un premio, asi dejaras de ser un gusano inútil –

Tras ello vuelve a sentarse contra un árbol prendiendo un nuevo cigarrillo en sus labios

Reglas:

-Deben utilizar solo lo que el maestro dice, ninguna otra habilidad
-Deben completar la tarea en una hora o menos -On Rol-
-Su post no debe interferir con el maestro
|







avatar

Dromes :
139837
Reputación :
5
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Hefesto Grindelwald el Jue Feb 02, 2017 8:37 am



BLAZ

.



Entrenamiento en las afueras-Maestro Hefesto G



Finalmente la hora ha llegado para aquel licántropo, el problema con dichos seres es su falta de la capacidad de controlarse bajo la luna, realmente unas bestias salvajes ante los ojos del pelirrojo, el cual tras darle su horario le espera en la cima de montaña, con plena luz de la luna, y un celda  de 5 metros por 5 metros, lo curioso de esta es que esta hecha de piedras lunares, la cuestión es esa, una celda de ese tipo con la luz de la luna concentrada es capaz de igualar un efecto de Luna llena apenas entre

-A ver Lycan, seré sincero, en este punto solo eres un perro rabioso, la pregunta es ¿Deseas ser un alfa?-

Pregunta aquello mientras las sombras del suelo se levantan apresando al azabache de tal forma que no le permitan mover ni un solo dedo, luego es empujado al interior de la celda, la cual es cerrada  con pentagramas mágicos capaz de contener a un mismo Balrog

- No puedo enseñarte nada si no eres capaz de controlarte aun en plena luna llena, para que seas el alfa debes hacerlo, concentra tu mente en alguien, usa eso como tu ancla, debe ser a quien amas, de lo contrario fallaras, tal vez pierdas fuerza y habilidades cuando te controlas, pero serias el primero en hacerlo durante  siglos-

Tras replicar aquello se sienta frente a el, a diferencia de los demás no le ha dado un tiempo limite, por el contrario, tiene una caja de pizza, una botella de ginebra, y dos cajetillas de cigarrillos, algo que tal vez debió mencionar el demonio es el hecho que en 6 horas la prisión estallara comprimiéndose contra si mismo aplastando lo que este dentro, claro si logra controlarse el maestro lo liberara, de lo contrario lo matara, no planea perder tiempo en alguien si no es capaz de pasar cada una de sus pruebas

Reglas:

-Deben utilizar solo lo que el maestro dice, ninguna otra habilidad
-Deben completar la tarea en una hora o menos -On Rol-
-Su post no debe interferir con el maestro







avatar

Dromes :
139837
Reputación :
5
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Hefesto Grindelwald el Jue Feb 02, 2017 8:46 am



RYUTARO TAKAHASHI

.



Entrenamiento en las afueras-Maestro Hefesto G



La primer prueba ha concluido con éxito para aquel azabache, el maestro solo se pone de pie viéndole como si fuese menos que una mierda, solo tira un papel con la nueva clase para el vampiro, y la hora, tras ello desaparece entre las sombras del lugar dejando en el aire solamente el humo del cigarrillo

Apenas ha llegado la hora de la prueba para el vampiro, el demonio la espera con varias bestias salvajes atrás de el, cada una controlada por cadenas echas totalmente de sombras, una mirada burlona aparece en el rostro del pelirrojo al ver al estudiante

-Ahora siguiente punto, control totalitario de la sangre, seguro sabes usarla bien, pero ¿De que manera?-

Replica aquello mientras se pone de pie soltando una espesa bocanada de humo por sus fauces, en tan solo un instante el titan ha tomado el brazo diestro del vampiro arrancando este de un solo tirón lanzándolo lejos, para evitar que el otro sea jalado con el tiro golpea sus costillas con la mano libre

-Al perder una parte del cuerpo en batalla muchos caen en la desesperación, usa la sangre para generarla de nuevo, y asi mismo para crear un arma con el cual atacar-

Luego de esto se pone frente al azabache, sin mas se arranca el brazo igual el demonio, justamente las sombras del lugar retienen el sangrado dándole la forma de un nuevo brazo, uno con garras bastante prominentes, de inmediato de aquel mismo brazo de oscuridad se forma una enorme guadaña con la cual corta la cabeza de un tigre

-Demuéstrame que vale la pena que estés en mi clase, perro inútil-

Tras susurrar aquello y ver al ajeno, de inmediato las sombras se vuelven diminutas agujas que se incrustan en el cuerpo del animal muerto perforándolo hasta solo dejarlo echo un colador de carne y huesos

Reglas:

-Deben utilizar solo lo que el maestro dice, ninguna otra habilidad
-Deben completar la tarea en una hora o menos -On Rol-
-Su post no debe interferir con el maestro








[/quote]
avatar

Dromes :
139837
Reputación :
5
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Hefesto Grindelwald el Jue Feb 02, 2017 8:57 am



JAZMINE STORMRAGE

.



Entrenamiento en las afueras-Maestro Hefesto G



La primer prueba ha concluido con éxito para aquella pelirosa, el maestro solo se pone de pie viéndole como si fuese menos que una mierda, solo tira un papel con la nueva clase para la menor, y la hora, tras ello desaparece entre las sombras del lugar dejando en el aire solamente el humo del cigarrillo

Apenas llega la hora de la clase, el demonio espera a la hibrida con un cigarrillo entre sus labios, sin pensarlo dos veces apenas la ve una patada va justo hacia el abdomen de la chica con una fuerza casi devastadora, es tal que el mismo aire parece fragmentarse como si se tratase de un cristal

-Me jode la gente como tu-

Comenta para luego garle un golpe en la cabeza con su puño diestro que genera una ligera onda de choque que eleva la tierra del lugar, solo suspira el titan acomodando su propio cabello, estira sus brazos a los lados para mirarle luego

-Decidete, siento en cada uno de tus movimientos inseguridad, quieres matar hazlo, quieres proteger la vida hazlo, pero escoge un camino, o solo serás una completa inútil-

Reclama con una voz mas calmada, de inmediato las sombras del lugar rodean al pelirrojo dándole en su espalda formas de alas bastante prominentes, inclusive una armadura misma que parece tomar la forma de un dragon, de inmediato el disparo de un cañon sale contra el, sin pensarlo dos veces se cubre con las alas parando el impacto

-Usa la energía para darle forma, una armadura, una bestia que te rodea, lo que tu desees, que sea tu defensa, tu ataque, y lo que te impone sobre los demás, tienes una hora para ello-

Comenta señalándole como cincuenta cañones salen de entre los arboles, de inmediato todos disparan al tiempo de forma continua

-Claro, debes destruirlos-

Reglas:

-Deben utilizar solo lo que el maestro dice, ninguna otra habilidad
-Deben completar la tarea en una hora o menos -On Rol-
-Su post no debe interferir con el maestro
|







avatar

Dromes :
139837
Reputación :
5
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Hefesto Grindelwald el Jue Feb 02, 2017 9:09 am



GON AHREN

.



Entrenamiento en las afueras-Maestro Hefesto G



La primer prueba ha concluido con éxito para aquel pelinegro, el maestro solo se pone de pie viéndole como si fuese menos que una mierda, solo tira un papel con la nueva clase para el menor, y la hora, tras ello desaparece entre las sombras del lugar dejando en el aire solamente el humo del cigarrillo

Apenas mira al ángel llegar, una sonrisa burlona brota de su rostro, prefiere no mediar palabra alguna en el instante, solo se pone de pie, de inmediato envuelve sus manos y brazos en oscuridad, de tal manera en sus extremidades parecen formarse tornados de sombras, las cuales lanza en contra de una pequeña colina de rocas, estas de inmediato son destrozadas por los continuos movimientos circulares del poder, al instante abre suboca consumiendo las sombras del lugar, tras ello la cierra yla abre expulsando un feroz rugido, y las sombras que antes había consumido, aquel pilar termina de destrozar las rocas volviéndolas polvo

-Todo poder tiene una capacidad destructiva enorme, aprende a usarlo, debes hacerlo, la energía es una parte de ti en el momento en el que la aceptas, contrólala a tu gusto-

Replica aquello para luego tomar asiento en una roca señalándole como 3 dragones aparecen en el cielo lanzándose en contra del ángel de una forma brutal, el titan solo prende un cigarrillo en sus labios soltando un pesado suspiro

-Derrótalos con lo que te mostré -

Comenta solo esto, de inmediato saca un libro de su gabardina, el cual lee, como si fuese poco, la luz del lugar se agota en extremo, pues la oscuridad parece consumirla, es como si fuese una trampa, pero se debe potenciar hasta el mas mínimo recurso de energía, y eso lo que desea que entienda aquel, pues al final el le demostraba con sombras, pero cada uno tiene su elemento propio


Reglas:

-Deben utilizar solo lo que el maestro dice, ninguna otra habilidad
-Deben completar la tarea en una hora o menos -On Rol-
-Su post no debe interferir con el maestro
|







avatar

Dromes :
139837
Reputación :
5
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Hefesto Grindelwald el Jue Feb 02, 2017 9:24 am



MIDORIYA IZUKU

.



Entrenamiento en las afueras-Maestro Hefesto G



La primer prueba ha concluido con éxito para aquel peli verde, el maestro solo se pone de pie viéndole como si fuese menos que una mierda, solo tira un papel con la nueva clase para el menor, y la hora, tras ello desaparece entre las sombras del lugar dejando en el aire solamente el humo del cigarrillo

Apenas llega el hibrido, lo primero que se nota son 100 esculturas de piedra maciza, cada una mas grande que la anterior, solo dos de las mas grandes, que alcanzan 15 metros se repiten, lo mas curioso de estas es que todas tienen camisas; el titan se pone de pie frente al menor clavando su mano diestra en su abdomen de tal manera que genere una hemorragia  bastante fuerte

-Muchas veces se esta en una deplorable situación, como tu, aprende a usar el peso del enemigo para derrotarle-

Comenta aquello, de inmediato toma por la camisa aquella enorme escultura la cual lanza de espada contra el suelo con una habilidad casi perfecta, la escultura de inmediato se destroza por la fuerza de la caída provocada, luego camina hasta la mas pequeña, que no pesa mas de 50 kilos

-Rompe todas estas esculturas con ese simple movimiento, con eso habras adquirido mayor fuerza para lo que sigue, y no te mueras aun-

Comenta aquello casi en un tono sarcástico, lo siguiente que hace acumular una enorme cantidad de fuerza en su mano,  a  tal punto que inclusive sus músculos se brotan de forma casi exagerada en esa zona, una bala de cañon sale dispara en contra de el, y de inmediato la frena solo usando la fuerza del brazo, pero claro afirma los pies en el suelo como si los enterrara

-Debes aprender a distribuir la fuerza en el cuerpo, solo de esa manera podras ser muy rápido en tu movimiento, y dar golpes con una fuerza devastadora –

Replica aquello mientras destroza la bala de cañon entre su mano haciendo explotar. Luego de todo aquello se sienta a fumar mientras mira el menor, pero como acto seguido 50 cañones salen entre los arboles disparando justamente contra el peliverde, por acto de puntería total ignoran las esculturas

-¿Cómo se distribuye?, es simple, solo enfoca tu fuerza en un punto,  asi el resto quede descubierto podras dar en un solo golpe la fuerza entera de tu cuerpo, o frenar cosas-




Reglas:

-Deben utilizar solo lo que el maestro dice, ninguna otra habilidad
-Deben completar la tarea en una hora o menos -On Rol-
-Su post no debe interferir con el maestro
|







avatar

Dromes :
139837
Reputación :
5
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Hefesto Grindelwald el Jue Feb 02, 2017 9:42 am

[quote="Hefesto Grindelwald"]


HIJIRI BYAKUREN

.



Entrenamiento en las afueras-Maestro Hefesto G



La primer prueba ha concluido con éxito para aquella fémina, el maestro solo se pone de pie viéndole como si fuese menos que una mierda, solo tira un papel con la nueva clase para ella, y la hora, tras ello desaparece entre las sombras del lugar dejando en el aire solamente el humo del cigarrillo

Apenas llega la chica el demonio le espera sentado en un lugar baldío de la zona, hay varios báculos en el suelo, todos con formas diferentes y distintas, el demonio se para frente a ella y sin mediar palabra alguna clava sus garras en el abdomen de la chica, las heridas que provoca son tan profundas como cuchillas mismas, lo que en cualquier ser provocaría un intenso sagrado

-Me gusta tu capacidad mágica, eres un prodigio, pero dejaras de serlo si no aprendes rápido conmigo, es simple, o eres la mejor o mueres –

Tras comentar aquello toma un bastón del suelo el cual gira entre sus dedos, pero as que eso lo impregna de energía oscura, al instante lo clava en el suelo, los demás bastones vuelan de inmediato clavándose alrededor del pelirrojo, justo asi aparecen en el cielo cinco pentagramas mágicos con runas de todo tipos escritas en aquellos círculos, de inmediato un pilar de energía destructiva desciende de ellos generando una poderosa explosión en la zona, de manera que termina por hacer aun mas profundo el hueco baldío en el que están, junto con ello salen tras los arboles, estos de inmediato atacan al pelirrojo, el cual solo posa sus dedos al frente creando círculos mágicos, uno enfrente de el, y otro en los pies de estos, apenas los ataques de oscuridad tocan el circulo mágico de sus manos desaparecen, y salen bajo el circulo de los pies de los demonios recibiendo estos su propio impacto

-Esta magia se le denomina canción sagrada, es una magia capaz de hacer dos tipos de cosas, la primera atacar a otro con una fuerza destructiva, pero necesita armas que consumen energía o mana, y la segunda es para protección, es capaz de tomar la energía como si fuera un agujero de gusano, entra por un extremo y sale por otro donde tu deseas, aprende ambos antes que mueras desangrada, si los derrotas te dejare vivir, si no, solo muere como un perro callejero-

Replica aquello soltando un pesado suspiro, le tira al lado de ella los bastones, y una imagen de la posición de las manos que el efectuó para el segundo ataque, luego de ello solo se sienta a fumar


Reglas:

-Deben utilizar solo lo que el maestro dice, ninguna otra habilidad
-Deben completar la tarea en una hora o menos -On Rol-
-Su post no debe interferir con el maestro
|







avatar

Dromes :
139837
Reputación :
5
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Hefesto Grindelwald el Jue Feb 02, 2017 11:02 am



KHAELI DUNKHEIT

.



Entrenamiento en las afueras-Maestro Hefesto G



La primer prueba ha concluido con éxito para aquella fémina, el maestro solo se pone de pie viéndole como si fuese menos que una mierda, solo tira un papel con la nueva clase para ella, y la hora, tras ello desaparece entre las sombras del lugar dejando en el aire solamente el humo del cigarrillo

Apenas mira como llega la albina, el demonio le espera con tapetes en el suelo, inclusive círculos mágicos dibujados a lado y lado, tras eso se sienta en uno de los tapetes soltando un suspiro

-Necesito que dejes de ser una basura inútil, siente la energía misma-

Replica para luego tomar las manos de la chica jalándola al suelo para que termine sentada frente a el, de inmediato las sombras del lugar giran en torno a ellos, de tal manera que es como si fuese el mismo aire el cual los rodea, es cierto que aquel poder es oscuro y devastador, es como un vacío infinito, pero en aquel momento no es mas que una simple caricia que recorre la ajena, como si fuera un reconfortante viento de primavera

-Tu elemento es la luz, es estúpido no darse cuenta de ello, siéntelo como el aire, acéptalo y contrólalo-

Sus palabras a diferencia de siempre son apacibles, calmadas, alejadas de todo tipo de violencia, pasan varios minutos en aquella aura de oscuridad, pero de paz, pero finalmente el titan se pone de pie, de inmediato las sombras que le rodean las envuelve en sus propias manos, estas forman un escudo y un martillo de gran tamaño el cual mueve con una facilidad que hace parecer que fuese de papel, de inmediato golpea el suelo con este generando un fuerte choque que destroza todo el alrededor pero no sale de los sellos mágicos

-Dale forma a la energía, no solo la expulses innecesariamente, para ello, debes convertirte en una paladin, una defensora de lo que es correcto para ti, los cielos –

Reclama aquello de inmediato alza sus manos al cielo, las sombras se elevan sobre el generando un martillo de diez metros que cae contra la maleza, la fuerza destructiva del mismo iguala a un pequeño meteorito, de inmediato usa las sombras para hacer que aquel escudo formado crezca protegiendo a ambos de las rocas que salen disparadas

-Aprende a moldear la luz para cegara tu enemigo y dañarlo, la luz en gran cantidad no le permitirá ver mucho, al tiempo que le lastima, si aprendes a hacerlo, te enseñare algo que solo algunos conocen, las auras celestiales –

Tras replicar aquello sale de los círculos mágicos, de inmediato estos empiezan a comprimirse contra si mismos aplastando todo lo que tocan, una hora de forma exacta es lo que tiene la ángel antes que termine aplastada por aquellos círculos mágicos




Reglas:

-Deben utilizar solo lo que el maestro dice, ninguna otra habilidad
-Deben completar la tarea en una hora o menos -On Rol-
-Su post no debe interferir con el maestro
|







avatar

Dromes :
139837
Reputación :
5
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Hefesto Grindelwald el Jue Feb 02, 2017 11:11 am



ASTRID N REISS

.



Entrenamiento en las afueras-Maestro Hefesto G



La primer prueba ha concluido con éxito para aquella fémina, el maestro solo se pone de pie viéndole como si fuese menos que una mierda, solo tira un papel con la nueva clase para ella, y la hora, tras ello desaparece entre las sombras del lugar dejando en el aire solamente el humo del cigarrillo

La elemental ha llegado, y como si fuese algo raro el verla despierta esa ira inconmensurable en el demonio, el cual solo siente el deseo de aplastarle el cráneo, tal vez es la forma misma de sentir el el peligro, o solo su instinto asesino aumentado con la muchacha, al final termina por ignorar aquello para pararse a su lado en una zona lleva de arboles

-A ver gusana, necesito que te muevas rápido, la luz puede reflejarse, aprende a moverte en ella –

Comenta al lado de ella, de inmediato pone sus manos frente a el de forma que las sombras salen disparadas en un rango de 15 metros, de forma que apenas chocan contra algo cambian su dirección llegando hasta un punto, de inmediato el demonio se mueve por aquel sendero convertido totalmente en una sombra, la velocidad con la que se meuve es tanta que apenas en un parpadeo ya esta en el ultimo punto que las sombras alcanzaron, apenas llega allí estira su mano y las sombras parecen envolverse en su mano igualando una cortina de viento la cual expulsa contra los arboles destrozando estos como si fueran disparos de una ametralladora

-Convierte tu cuerpo en tu elemento, no lo rechaces, acéptalo, y usa su máximo potencial, una vez lo consigas, podras hacer mas que solo moverte en la luz… Ahora tu meta es simple, tienes una hora para destruir todo el bosque con ataques de luz concentrandos que no sean mas grandes de cinco centímetros-


Tras comentar aquello toma asiento en una roca prendiendo un cigarrillo entre sus labios, pero como siempre hay un truco sucio, y este caso son los disparos de enormes cañones que apuntan a la fémina disparándole sin piedad


Reglas:

-Deben utilizar solo lo que el maestro dice, ninguna otra habilidad
-Deben completar la tarea en una hora o menos -On Rol-
-Su post no debe interferir con el maestro
|







avatar

Dromes :
139837
Reputación :
5
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Hefesto Grindelwald el Jue Feb 02, 2017 11:23 am



MICHAIL IVANOV

.



Entrenamiento en las afueras-Maestro Hefesto G



La primer prueba ha concluido con éxito para aquel rubio, el maestro solo se pone de pie viéndole como si fuese menos que una mierda, solo tira un papel con la nueva clase para el menor, y la hora, tras ello desaparece entre las sombras del lugar dejando en el aire solamente el humo del cigarrillo

Apenas mira al rubio llegar termina por soltar una sonrisa de gusto, tal vez de alguna manera el mestizo le llega a caer bien, pero eso no será suficiente para que apruebe, solo le haría dar trabajos pesados. Sin pensarlo dos veces el demonio se pone de pie al tiempo que varias armas salen detrás de el, las cuales disparan a diestra y siniestra contra el cuerpo del vampiro con la clara intención de no matarle, pero el contrario muchos disparos han golpeado a los animales ocultos entre los arboles, de inmediato la sangre de estos se riega por todo el lugar formando asi un enorme charco del liquido carmesí

-Me agradas sucio mestizo, pero eres un hibrido por asi decirlo, no eres muy fuerte, ni tienes mucho poder, eres un inútil, por eso te volveré el Rey de los vampiros, un amo del terror –

Comenta aquello mientras mueve su rostro como si entrase en un errático frenesí al imaginar al ajeno enfrentándole de alguna forma epica; sin mas vacilaciones estira su mano al frente haciendo que la sangre de cada animal muerto tome la forma de dos enormes perros con enormes colmillos, estos se mueve de lado a lado tras la espalda del pelirrojo

-Controlas las mentes de las bestias, ahora controla su sangre salvaje para darle forma, vuélvelos en su totalidad tus mascotas, siente cada goteo de sangre, cada burbuja salir, como se seca, y dale forma, tienes una hora, y no te mueras –

Comenta aquello mientras las bestias caninas formadas de sangre caen al suelo, de inmediato cañones de gran potencia salen de todos lados rodeando al rubio, estos sin mas disparan contra el menor



Reglas:

-Deben utilizar solo lo que el maestro dice, ninguna otra habilidad
-Deben completar la tarea en una hora o menos -On Rol-
-Su post no debe interferir con el maestro








avatar

Dromes :
139837
Reputación :
5
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Hefesto Grindelwald el Jue Feb 02, 2017 11:37 am



LIESEL MORGENSTERN

.



Entrenamiento en las afueras-Maestro Hefesto G



La primer prueba ha concluido con éxito para aquella chaman, el maestro solo se pone de pie viéndole como si fuese menos que una mierda, solo tira un papel con la nueva clase para la menor, y la hora, tras ello desaparece entre las sombras del lugar dejando en el aire solamente el humo del cigarrillo

Apenas observa que llega la chaman, una sonrisa brota de los labios del demonio, el cual se pone de pie lanzando a un lado el cigarrillo que sostiene en sus labios, tras eso se para frente a ella tomando una daga la cual incrusta en su abdomen creando un ligero corte de lado a lado por su abdomen

-Una hora antes que tus tripas se salgan por esa herida-

Susurra aquello al oído de la chica, tras eso solo se pone frente a ella tocando la tierra con su mano diestra, con su otra mano sostiene el mismo libro que ha mostrado en diferentes oportunidades, luego de ello se pone de pie moviendo su dedo índice y corazón al frente dejando ver cada movimiento a la rubia, de inmediato ramas del suelo se alzan, totalmente cubiertas de enormes espinas que donde señala con su mano el demonio estas enrollan y destrozan con una fuerza devastadora

-Como chaman puedes controlar parte de la naturaleza, aprende a usarla a tu favor, a moverla su máximo potencial para atacar, de lo contrario fallaras y morirás-

Recita aquellas palabras al tiempo que las espinas del suelo desaparecen, pero en el cielo aparece un enorme dragon que alcanza los veinte metros de altitud, este sin mas razón o mas ataca a la rubia con una feroz llamarada de fuego que brota por sus fauces, luego de esto un tótem de sombras aparece en el suelo siendo este de un color verdoso, es con este el cual ha logrado mover la aquellas espinas del suelo, este de inmediato brinda de un fuerte mana a la rubia

-Recuerda, usa la naturaleza, los druidas son mejores en este aspecto, pero siempre puedes invocar un espíritu que te permita, elige rápido, la ventaja que tendras tu, es que podras invocar mas que un solo espiritu para todo -


Reglas:

-Deben utilizar solo lo que el maestro dice, ninguna otra habilidad
-Deben completar la tarea en una hora o menos -On Rol-
-Su post no debe interferir con el maestro
|







avatar

Dromes :
139837
Reputación :
5
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Hefesto Grindelwald el Jue Feb 02, 2017 1:59 pm



KILLUA ZOLDYCK

.



Entrenamiento en las afueras-Maestro Hefesto G



La primer prueba ha concluido con éxito para aquel albino, el maestro solo se pone de pie viéndole como si fuese menos que una mierda, solo tira un papel con la nueva clase para el menor, y la hora, tras ello desaparece entre las sombras del lugar dejando en el aire solamente el humo del cigarrillo

Apenas llega el albino, el demonio se pone de pie, en sus manos lleva varios metros de hilo de seda, claramente es de araña pero sintético, es tal la fuerza misma de eso que iguala al acero en su dureza, y su flexibilidad a la de la goma, sin meditarlo mucho ni hablarle mayor cosa solo le envuelve el hilo en las extremidades al vampiro, botando de vez en cuando una espesa bocanada de humo por sus fauces

-Veras gusano, ese hilo es lo mas duro que hay en el mundo en fibras, quiero que uses tu habilidad de esa energía para controlarlo-

Replica aquello, de inmediato el titan estira su mano diestra al frente y el hilo que envuelve su ropa se mueve en direcciones lineas a una gran velocidad, pues para poder moverlo usa la energía oscura para ello, como algo curioso aquel hilo no solo corta las rocas al moverse, si no que es capaz de envolverse en los arboles haciendolos tajos con tan solo tirar su mano hacia atrás, igualmente cuando apoya sus pies en la tierra los hilos se desprenden cortando hacia los costados

-Solo canaliza tu energia en ellos, muevelos, y asesina -

Replica lo ultimo con un tono mas ronco del normal, mas agresivo, tras sus palabras un aura negra le envuelve, una sed de sangre tan pesada que hace que respirar sea difícil envuelve el aire, de inmediato entre los arboles salen un aproximado de cincuenta demonios con diferentes tipos de armas, los cuales sin pensarlo dos veces se lanzan sobre el menor; entre todo ello uno de los hilos del demonio pasa por el abdomen del chico creando un corte de lado a lado por este, no lo suficiente para que salga el sistema digestivo para hay, pero si tan profundo para que la poca carne que queda se termine por desgarrar ante un movimiento brusco

Luego de alejarse del albino el demonio toma asiento en una roca fumando otro cigarrillo

Reglas:

-Deben utilizar solo lo que el maestro dice, ninguna otra habilidad
-Deben completar la tarea en una hora o menos -On Rol-
-Su post no debe interferir con el maestro
|








avatar

Dromes :
139837
Reputación :
5
Mensajes :
351

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Clases Re: Clases de Control de Poderes III

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.