FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Duda de los metamorfos
Hoy a las 11:04 pm por Asui Tsuyu

» Ah, estabas allí? [priv.]
Hoy a las 9:43 pm por Eoghan Maddox

» Fairy Tail Rol [Afiliación Élite]
Hoy a las 9:22 pm por Invitado

» Toru Hagakure
Hoy a las 8:25 pm por Toru Yamamoto

» Kaito Ozawa ID
Hoy a las 8:13 pm por Kaito Ozawa

» Siente la pólvora. [Libre]
Hoy a las 8:06 pm por Alex Strike

» LIBRO DE FIRMAS
Hoy a las 7:31 pm por Toru Yamamoto

» El Androide y la Maid
Hoy a las 7:26 pm por Marshie SanDiego

» CAPITULO III: LA REUNIÓN (TEMPLO "RECUERDOS DE WINTER")
Hoy a las 7:20 pm por Kanade T.

» Keep your enemies close. [Dylan, Vincent, Lev]
Hoy a las 7:04 pm por Vincent Van Heart

CONOCE A TU STAFF
¡NUEVOS MIEMBROS!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Bajo las sombras de la oscuridad...

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

+18 Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Dom Ene 15, 2017 10:28 pm

Recuerdo del primer mensaje :

https://www.youtube.com/watch?v=01nHv7HkxU0

"¿Qué estaba haciendo...?"
"¿Por qué su aroma me recuerda al de ella?"


Spoiler:


"Eso no estaba bien..."

Cayó al suelo del cementerio después de haber dado otro salto de dos metros de altura. La tierra bajo sus pies se hundió por el aterrizaje del dhampir. Sus cabellos castaño (ahora claros) habían crecido, llegándole ahora a la altura de las espaldas. Los mechones de su cabellera caían por su rostro, tapando por completo su ojo derecho. Ryutaro estaba tratando de no entrar en aquel frenesí al que caía muchas veces en el campo de batalla.

En esos momentos lo único que el vampiro podía hacer era lo de siempre: Abstenerse a la bebia de aquel líquido carmesí que era necesario para su vida. No porque estuviera en una misión suicida, sino por la promesa que le había hecho a su amada guerrera hace un tiempo atrás. Aquella promesa que el aun no podía olvidar, porque de alguna u otra forma anhelaba que ella estuviera viva. El vampiro se sentía idiota desde el momento que la perdió. No había podido salvarla -o eso creía-, no había podido traerla de vuelta a la vida. Ryu empezó a golpear el suelo con sus puños una y otra vez. Era una manera que tenía para concentrar sus pensamientos en otra cosa: Infligirse dolor iba a canalizar aquellos sentimientos y las dudas de su mente, además de saciar su apetito como criatura de la noche.  

.......................................................................

-Nee, nee, Ryu-kun. ^^
-¿Hmmmmm?
-Te amo, idiota. ~
-........ - Sonríe y le zapea la cabeza.
-¡Kyaaa! ¿Por qué haces eso? >__>
-Estaba pensando... Ahora que te tengo, decidí cambiar mi estilo de vida.
-¿Cómo así? o.o - Ryu se encogió de hombros.
-¿Por qué tendría que tomar la sangre de otras personas, si te tengo a ti, tontita?
-¿¡Eeein!? ¡P-Pero...! ¡Te podría pasar algo malo si aguantas tu instinto por mucho tiempo, idiota! ¡No quiero que te...! - La joven fue rodeada por la cintura por el dhampir y la acercó a su cuerpo, tomándola de la mejilla y mirándole con una sonrisa sádica a los ojos.
-Tu amor y tu sangre... Es todo lo que necesito para vivir.

.......................................................................

"¿Por qué mierdas ella despertó esos sentimientos...?"

Aunque en esos momentos el vampiro no sabía si estaba confundido consigo mismo por la falta de alimento, o si estaba confundido por los sentimientos de calma que le había transmitido la chica.  Aquella unica armonía y felicidad que sentía cuando estaba con ella. Ryu no sabía que ese tipo de sentimientos podía experimentarse con otro ser humano, y eso lo hizo sentir culpable. La culpabilidad lo llevó a desestabilizarse, y el no haber tomado sangre tampoco ayudaba a que pudiera pensar con claridad. A lo único que el podría recurrir era a auto-castigarse. Debía sellar su propio cuerpo para que aguantara sin tomar sangre una noche más. Una noche tenía horas, las horas pasaban rápido. Solo tenía que permanecer inmóbil de alguna manera para no salir en estado berserk por toda la ciudad y comenzar a cometer asesinatos a mansalva.

Spoiler:



La neblina de la noche comenzaba a inundar el lugar donde las almas descansaban en paz. Ryu se puso de pie con su mirada cansada y sus puños sangrando. Observó a su alrededor para ver si había algun objeto punzante, y comenzó a levantar aquellos objetos en el aire. Pedazos de portones y de estructuras punzantes serían arrancados de su lugar y volarían alrededor del joven quien se había acostado en el suelo. El vampiro sonríe y lo hace. Dejó caer aquellos objetos en picada sobre el. Sus extremidades fueron traspasadas por los materiales, pero había tenido lo que quería: Estaba sellado en el lugar, y si entraba en frenesí no iba a poder salir de su letargo. Solo esperaba que llegara el día para que el calor le debilitara.

Spoiler:
3) Nombre del poder: Gates of Babylon
Descripción del poder: Técnica que tiene dos usos: Ofensivo y Defensivo.
Ofensivo: Utilizando el poder de la telequinesis, Ryutaro reune objetos alrededor de el y los lanza a toda velocidad en contra de su enemigo. Ejemplo de estos objetos: Sus propias armas, barriles, rocas, armas del ambiente, agua del río, etc.

Con sus ojos apagados miraba aquella hermosa luna en el cielo. Las nubes estaban a punto de abrazarla y los pocos rayos de la diosa de la noche ya estaban debilitandose. El jóven sonrió con debilidad, pero satisfecho de lo que había logrado. Su mente ya estaba canalizada y su cuerpo preparado para no salir a buscar víctimas inocentes.

"¿Lo recuerdas, mi amada princesa...? Al menos era más soportable el dolor para aquel entonces... Porque estabas tu..."


Última edición por Ryutaro Takahashi el Miér Ene 18, 2017 2:26 am, editado 1 vez


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma & avatar, Mitsuki-chaaaan ~ Volverá cuando pase el Evento de Familia ~
Spoiler:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/8b9tJcsl.gif

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
52712
Reputación :
8
Mensajes :
460

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo


+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Miér Ene 18, 2017 4:44 am

Si bien la respuesta tardó unos instantes en llegar, esta le sacó una pequeña sonrisa. Alzó la mano, acariciando su mejilla. Notaba que él también estaba algo confundido, y no era para menos. La situación no daba más de sí, y el trasfondo era el que era. Cualquiera diría que era una absoluta locura por parte de ambos jóvenes, mas notaba que su seguridad crecía, y más cuando se veía incentivada con las palabras tranquilizadores del mayor. Soltó una risa juguetona, musical, a la vez que sentía un cosquilleo expandirse desde la zona rozada. Apretó más sus caderas contra él, correspondiendo a aquel roce y buscándolo más.

Sintió la tela de su vestido rasgarse, y esto la sorprendió. Inmediatamente pensó que no merecía la pena preocuparse por algo que ya estaba roto, y simplemente quedó asombrada por el movimiento maestro de Taka, que ahora se dedicaba a jugar con su ropa interior. Notó sus mejillas enrojecidas, y bajó las manos hacia su espalda, acariciándola con lentitud, tratando de infundirle de esa nueva seguridad que poseía.

Se vio despojada de la parte superior de lo que restaba de ropa en su cuerpo, y los besos fueron entonces los que vistieron la zona, dejando un rastro de puro fuego por donde pasaban los labios de él. Suspiró, sensible a sus roces, y dejó escapar un pequeño quejido, que acompañó nuevamente clavando las uñas en su espalda. Arqueó como buenamente pudo su magullada espalda, como consecuencia de aquel agarre en su cabello. Su cuerpo vibraba pidiendo más. Clavó la mirada en él, vigilando sus movimientos con atención, complementando las sensaciones corporales con la visión. No cualquiera podía presumir de tener a una persona tan atractiva... así. Se sonrojó solo de pensarlo, y apartó aquello tan superficial de su mente. Era una persona bella tanto por fuera como por dentro, y era por eso que estaban en aquella situación. Se relamió los labios, y dejando caer su trasero nuevamente contra el sofá, hizo uso de sus pies para, sin separarse de él, tirar torpemente de sus pantalones hacia abajo. ¿No era lo justo? Quedar en igualdad de condiciones.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
18695
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Miér Ene 18, 2017 6:45 am

La chica lo abrazaba, rodeaba sus brazos alrededor de su cuerpo para darle calor, incluso lo aruñaba por la espalda y eso lo ponía más salvaje. Considerando que le gustaba infligirse dolor, sentir los aruñazos de su compañera no era ningún problema. Quizás, quizás debería tratar un poco de sado-maso para la próxima vez, quizás... Ya veremos. Pero no era tiempo de pensar en el futuro, sino en el presente. La fémina empezó a quitarle los pantalones con sus piernas y el le ayudó a hacer aquellas acciones con las suyas, pero dejando que ella siguiera con el mando. Fue besando los pechos de la rubia, bajando por su abdómen hasta llegar a la cintura, y volvió a subir hasta llegar nuevamente al pecho de ella sin soltar el masajeo que tenía con su pecho.

Le miró a los ojos y le sonrió, acariciando sus mejillas. -Te amo... - Aunque ambos sabían que el sentimiento de "amor" no estaba del todo ahí. Ambos sabían que ese te amo quizás fuera un "te quiero", pero quería hacerla sentir bien. No quería que ella se sintiera que estaba "haciendo el amor" con un extraño. Quería que se sintiera que estaba segura y protegida por el, aunque creara esa ilusión de amor durante aquellos momentos. Ryu quería que ese momento fuera especial para ella, porque sabía lo mucho que significaba "la primera vez" para una mujer.

Entonces la dejó allí y se dirigió hacia la parte de abajo de la fémina, donde ... le daría más usos creativos a su lengua para hacerle sentir parte del placer que estaba por venir. Para ayudarse usaba también sus dedos como había visto en muchos de esos tantos mangas subidos de tono. Por el momento esos eran sus guías y daba por haber ido a buscar información sobre esas cosas en sus momentos de aburrimiento. Su rostro estaba sonrojado aunque pusiera cara de "tch" porque no quería admitirlo, pero igual lo disfrutaba.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma & avatar, Mitsuki-chaaaan ~ Volverá cuando pase el Evento de Familia ~
Spoiler:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/8b9tJcsl.gif

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
52712
Reputación :
8
Mensajes :
460

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Miér Ene 18, 2017 8:27 am

No era precisamente hábil maniobrando a la hora de desvestir gente con los pies. Se notaba a leguas que dentro de lo a gusto que estaba todavía se sentía ligeramente nerviosa, más que nada por su inexperiencia. No sabía bien por dónde seguir. Además su cuerpo temblaba de placer con cada caricia recibida por parte del castaño. Mantuvo una de sus manos en su posición, mas la otra la llevó al cabello ajeno, acariciándolo mientras hundía los dedos en él.

Cerró los ojos, y sintió la caricia en sus mejillas. Las palabras la pillaron completamente por sorpresa, y la hicieron sonrojar. No eran cualquier frase elegida al azar. Tenían un significado profundo para cualquier ser vivo que poseyese el don del habla. Pero no se puso a reparar en significados o en unidades de tiempo: Tendría rato después para ello. En el momento solo dejó que la calidez inundase su corazón y rebosase hasta sus mejillas. Se semi-incorporó, poniendo el codo como apoyo, y acercando su rostro al de él, depositó un tímido y suave beso en sus labios. Los mantuvo unos instantes, y volvió a recostarse cuidadosamente, depositando una caricia cariñosa en su mejilla.

La trayectoria de los besos del vampiro comenzaba a cambiar, pillando, una vez más, por sorpresa a la rubia. Sintió oleadas de sensaciones subir por su espalda, arqueando esta como podía, arrancándole suspiros y algún que otro pequeño gemido ahogado por la vergüenza. Llevó sus manos a la cabeza del contrario, tratando de darle intuitivamente algunas indicaciones sin palabras. Dejó que siguiese jugando con ella hasta que se frenó de golpe, apartando con suavidad pero con prisas al muchacho de la zona.


-Taka... Si no paras voy a...-

Musitó con voz agitada, explicándose sin explicarse, avergonzada. Se mordió el labio inferior, y dejó el antebrazo izquierdo caer sobre sus ojos, tratando de calmar los latidos de su corazón, que delataban la excitación del momento.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
18695
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Miér Ene 18, 2017 6:17 pm

Sentía las caricias de su compañera y el clavar de las uñas en su cabellera. Además de poder sentir el cuerpo de su compañera moviéndose por el placer que le estaba ocasionando. El vampiro disfrutaba desde las caricias llenas de cariño, los rasguños que le hacía, hasta los pequeños besos que le devolvía. Había una explosión de fuegos artificiales dentro del pecho y la mente del joven. El simplemente se dejaba llevar. Aquellos sentimientos no era algo que experimentase a diario con ninguna persona, y por eso decidió mandar todo al demonio y disfrutarlo.

-Taka... Si no paras voy a... - El vampiro subió la mirada y se lo hizo con más fuerza para hacerla estremecer. Le aguantó ambos lados de la cadera para sujetarla con fuerza, disfrutando el juego que tenía con ella. Peeero ~ El también estaba sediento, así que a cierto punto detuvo sus pequeñas creatividades para dejarla sufrir por unos momentos.

Notó el rubor y la respiración agitada en su compañera. Sus ojos quizás le estaban pidiendo que no se detuviera. Ah, no, querida. ~ Pero ahora venía la parte más divertida. Bajó lo que le quedaba de ropa interior y se acercó al cuerpo de la fémina para... ... ..

Sinceramente, Ryu no sabía si era la primera vez de ella o no, pero el deducía que si. Así que se iría por el camino safe. Lo haría con cuidado para no lastimarla.

-Me avisas si te duele... - Le dejó saber que tuviera la plena confianza en pararlo si algo andaba mal. Entrelazó sus dedos con los de ella para comenzar a fundir su cuerpo con el de su compañera. Ahora estaba un poco más tembloroso que antes, pero era mas bien porque no quería hacerle daño. Apretó la mano de la doncella con la suya para dejarle saber que estaba ahí para ella. Llevó sus labios al cuello de ella para distraerla. Estaba consciente que ese proceso podía ser un poco doloroso al principio, así que le ayudaría a relajarse -o eso pensó- de esa forma.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma & avatar, Mitsuki-chaaaan ~ Volverá cuando pase el Evento de Familia ~
Spoiler:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/8b9tJcsl.gif

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
52712
Reputación :
8
Mensajes :
460

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Miér Ene 18, 2017 7:08 pm

El calor dentro de su pecho se extendía por el resto de su cuerpo, dejándole ciertas sensaciones a flor de piel. Su sensibilidad se había disparado por las nubes, e incluso el más leve roce con la piel del vampiro la hacía temblar. Se sentía a gusto, protegida, y podía oír cómo cada latido de su corazón susurraba el nombre ajeno, llenando sus sentidos de él y solo de él. Sabía que había cariño en sus acciones. Lo notaba. El cuidado que ponía en cada caricia lo delataba, y eso iba avivando los sentimientos que desde antes había comenzado a desarrollar hacia él.

Sus ojos se encontraron, y la intensidad de él contra su cuerpo la hizo dar un pequeño respingo que culminó en un gemido al aire. Su piel se puso de gallina, también teniendo muy presente la sensación de las grandes manos de Ryutaro contra sus caderas, apresándola y dejándola aún más a su merced. Se sentía en una nube. Había incluso olvidado los rasguños de su cuerpo, y solo quería más y más de él. Con los labios semiabiertos, mejillas sonrosadas y respiración acelerada, le miraba suplicante. Con la mano que tenía en su cabeza la pasó desde la frente hacia atrás, enredando los dedos en su cabello, echándolo hacia atrás, disfrutando también de su suavidad. Sonrió acalorada, y no pudo evitar una mirada indiscreta, siguiendo la linea de acción del joven. Su curiosidad la llevó a sonrojarse incluso más de lo que ya estaba, y sintió una extraña punzada en el pecho, que fue seguida de una sensación de roce en sus zonas más íntimas.

Clavados los ojos a los de él, asintió, dando su consentimiento para continuar con aquello. Se aferró a su mano y levantó las caderas, tratando de acomodar la zona para mayor facilidad. Sentía una serie de cosquillas ardientes por todo el cuerpo, mas el calor de la piel con piel era inigualable, y pegando su pecho al de él escondió la cara en el hueco entre su cuello y su hombro por un instante, suspirando. Su pulso latía enloquecido. Notaba la dificultad de entrada, y esa sensación molesta, quizás algo dolorosa, pero anuló por unos instantes su mente, y se concentró en la sensación de los labios del mayor sobre su cuello. Suspiraba de cuando en cuando, y sus piernas temblaban.

Colocó las manos en las caderas de él, para intentar marcar límites, e ir poco a poco al principio. Cuando consiguiese entrar por completo lo mantendría unos instantes inmóvil, tratando de acostumbrarse a la nueva sensación invasiva. Tras dejar que sus sensaciones se normalizasen, colocó las manos sobre el trasero ajeno, y tras darle un apretón por puro placer de hacerlo, trató de moverse ella al principio y guiar a Ryutaro con las manos, imponiendo un ritmo. Iba lento, pues aún no estaba del todo habituada, pero poco a poco. Sentía la zona palpitar en una sensación extraña, pero no desagradable. Suspiró y buscó los labios del mayor, queriendo besarlos con urgencia, casi necesidad.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
18695
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Miér Ene 18, 2017 8:23 pm

Ella buscaba más de el, y no había que ser vampiro para darse cuenta de sus necesidades afectivas en ese acto. Cualquier persona que pudiera apreciar el cuerpo femenino como se debe sabía lo que estaba pasando. Le había pedido permiso para comenzar con la parte más divertida del acto, a lo cual ella accedió sin problemas. Empezaba a fundir su cuerpo con el de su compañera, sintiendo a su vez los suspiros que soltaba a su oído, alimentando más aquellos deseos de placer que ya tenía. Estaba desesperado, pero sabía que todo tenía un proceso así que iba con calma. Podía sentir la piel de ella desgarrarse de poco en poco. Aquel olor conocido había llegado a sus narices: El olor a la sangre le dejaba saber que estaba en lo correcto, era la primera vez de su compañera. Sonrió leve, de medio lado, por haber sido el primer hombre de su vida. Y no era que estaba mal, las mujeres tenían la misma libertad de los hombres al disfrutar de esas cosas de forma segura, pero la sonrisa fue mas bien por el hecho de que ella le había dado la confianza para estar en esa situación. Ahora que lo sabía, con más razón no iba a romper la confianza que la joven le había dado. Sus sentimientos eran delicados como una rosa y eso era lo que tenía que cuidar el. Se sentía responsable ahora que la estaba haciendo suya. Cualquier cosa que le pasara a ella, el tenía que sacar la cara y protegerla.

El olor a sangre activó sus deseos como criatura de la noche, y que le agarraran del trasero para dirigirlo lo activaba más. Ryu empezaba a perder la claridad de sus pensamientos, mareado de placer buscaba más de su cuerpo. Llevó su mano al pecho de la fémina y lo apretó sin lastimarla. Notó que ella giraba el rostro para buscar saciar su sed. Sin pensarlo dos veces llevó su rostro al de ella y juntó sus labios con los de su compañera. Ya no era un beso tierno, ahora estaban hablando del próximo nivel, un beso apasionado, un beso entre dos seres que no podían controlarse. El dhampir empezaba a perder todos los sentidos y comenzaba a dejarse llevar por sus instintos primitivos, aquellos instintos que le nublaban la mente y lo guiaban en el campo de guerra buscando la sangre ajena. Solo que esta vez no estaba buscando matar, sino saciar su sed corporal.

Una vez estuvo adentro por completo la fémina le ordenó que se detuviera. Sus piernas temblaban queriendo buscar más, pero se dejó guiar por ella. Despegó sus labios de los de su amada y la miró a los ojos, soltando leves suspiros. Un fino hilo de saliva era lo único que les unía en aquellos momentos. Acarició sus cabellos hechándolos hacia atrás, acarició su cuello, acarició sus pechos... La dejó respirar un poco en lo que admiraba el cuerpo de su ahora Venus. Esperaba a que Siz le diera la órden para seguir, esperaba a que se acostumbrara a su persona dentro de ella mientras le miraba con lujuria. Estuvo a la espera hasta que de alguna manera le dejó saber que continuara. No había pasado mucho tiempo. Quizás algunos 10 segundos, 15, no sabía. Lo único que sabía era que podía sentir sus palpitaciones dentro de ella. Comenzó a hacerla suya suave, con gentileza, pero aquella velocidad eventualmente iría aumentando junto a la profundidad del juego. Su corazón gritaba su nombre mientras le miraba a los ojos para ver las expresiones faciales de la chica.

El fuego estaba a su maxima expresión. Ryuta no pudo más y tomó las muñecas de la rubia para aprisionarla. Avalanzó sus labios con los de ella para besarla con pasión y ahogar cualquier tipo de gemido que pudiese salir de sus labios. Ahora la fémina era la presa de un vampiro hambriento de placer que hundía con fuerza y rapidez el cuerpo de ella en contra del sofá. La sentía, la podía oler, la tomaba como si esa mujer fuera suya y solo suya, de su propiedad. Su lado posesivo había emergido y se lo dejaba saber en sus actos. Soltó la muñeca derecha de la fémina para apretar su pecho con fuerza, y para luego halar sus cabellos sin lastimarle. El también empezaba a soltar pequeños gemidos suprimidos. Bajó su mano por toda su espalda, rasguñándole por aquellas areas que no habían sido lastimadas. Esa mujer era su bruja, su niña, su dragona, y en esos momentos, su todo.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma & avatar, Mitsuki-chaaaan ~ Volverá cuando pase el Evento de Familia ~
Spoiler:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/8b9tJcsl.gif

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
52712
Reputación :
8
Mensajes :
460

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Miér Ene 18, 2017 11:31 pm

Respiró profundamente, dejando que su cuerpo tomase posesión del momento. Su mente no tenía cabida en aquel momento, como si fuese algún tipo de bestia poseyéndola, controlando el movimiento de sus caderas, que con movimientos circulares trataban de ayudar al vaivén que imponía el muchacho sobre ella.

El roce de su espalda con la tela comenzaba a desprender las postillas que se habían formado en algunas de las heridas de la noche anterior, haciendo que las hemorragias volviesen a las andadas, manchando los cojines que alojaban a ambos jóvenes en su unión carnal. Dejó todo pensamiento en blanco, solo sintiendo su corazón acelerándose prolijamente al ritmo de la respiración ajena. Le estaba provocando, y si bien seguía besando sus labios, a ratos se detenía para morder sus labios, su lengua, o incluso simplemente para reír extasiada por el placer. La tímida y calmada Adsiz estaba desatada, y aunque él sujetase sus muñecas y arañase su espalda eso solo la provocaba más, haciendo que su cuerpo buscase el de él con más ganas que antes.

Echó el cuello hacia atrás, con su cabello cogido, pero dejó otra carcajada mezclada con un gemido escapar de su garganta, mirándole a los ojos, entre divertida y desafiante. Había dejado que el placer neutralizase la molestia inicial en el acto, y probablemente al día siguiente se arrepentiría de ello, mas en su mente no estaba el futuro, ni el pasado, sino el más puro y cristalino presente. Su sonrisa se amplió. Había tenido una idea de lo más divertida. Volvió a enroscar sus piernas a las caderas de él, y, agarrándose a su cuello con firmeza se impulsó, empujando el cuerpo del mayor hacia la zona del respaldo para evitar una posible caída del sofá, y aprovecharía la situación de desconcierto para sentarse a horcajadas sobre él, una vez más uniendo ambos cuerpos, pero esta vez quedando ella encima. Apoyó las manos en su tripa, para tener algún tipo de punto de apoyo, y tomando la iniciativa fue ella entonces quien, como si de un jinete con su montura se tratase, comenzó a moverse rítmicamente. Agitó la cabeza, para apartarse el pelo de la cara y acabó la tarea pasando la mano derecha por este, mirando ligeramente hacia arriba. Inmediatamente volvió a mirar hacia abajo. Ahora era ella quien quería hacer suyo a ese hombre, observar sus expresiones, la forma en la que su pecho subía y bajaba por la respiración agitada. Todo de él. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que tener la ventaja táctica? Estratégicamente siempre eran mejores los lugares altos, pues tenían mejores vistas.

Además encontró una nueva forma de disfrutar de él, sintiendo cómo al cambiar de posición el tipo de roce y sensación eran diferentes. Suspiró, conteniendo un jadeo.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
18695
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Jue Ene 19, 2017 3:35 am

Ella estaba cambiando... No, había cambiado. Se había transformado en alguien que desconocía. No era la misma Siz que conoció hacen días... Es decir, no era la misma chica callada que conoció ayer. Ahora era un ser totalmente diferente sumergida en el placer de aquel acto. Ella reía disfrutando de sus toques, lo que exitaba más a Ryu. Recibía besos, apretones, el vampiro por otro lado mordía juguetonamente el cuello de la dama, como si fuera a sacarle sangre.

En una de esas embestidas notó como la fémina iba a responderle. Lo que no se esperaba era el como le iba a responder. Ella enrroscaría sus piernas en sus caderas, se agarraría de su cuello y se impulsaría sobre el para dejarlo abajo de ella. Esto sorprendió en demasía al vampiro, quien no esperaba ese tipo de reacción por parte de la fémina. Ahora era ella quien estaba montada sobre el. El joven sentía el calentón en su cuerpo multiplicado por tener esa vista tan sexy acerca de ella. Ahora era el quien estaba a la merced de la reina, y eso no le molestaba para nada. Que se quedara ahí, que tenía vista perfecta. Apretó las sábanas con las que había dormido en el sofá la noche anterior, y el olor a la sangre saliendo de la espalda de la mujer fue lo que lo avivó. No se dejaría domar tan fácilmente. Si quería domarlo, que lo intentara.

Tomó las caderas de la mujer con ambas manos y le dio un empujón hacia abajo, sonriendo con lujuria. Después de hacer eso tomó la mano derecha de ella y comenzó a lamer sus dedos con todo el doble sentido posible, por el mero hecho de provocarla a ella. Le dio mordiditas a sus dedos hasta que le soltó para que empezara a hacer su trabajo. Subió sus brazos para ponerlas en su pecho y apretarlas hasta que ella le suplicara que le soltase, aunque tampoco quería hacerle daño a su cuerpo, así que llegaba hasta cierto punto el agarre. Fuera de eso, que Siz hiciera con el lo que quisiese.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma & avatar, Mitsuki-chaaaan ~ Volverá cuando pase el Evento de Familia ~
Spoiler:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/8b9tJcsl.gif

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
52712
Reputación :
8
Mensajes :
460

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Jue Ene 19, 2017 4:15 am

Siguió con aquel movimiento rebotante sobre el moreno, acompasando su respiración al ritmo que llevaba. Sus ojos se debatían entre los de su pareja de juego, su cuerpo o la simple nada, llegando a cerrarlos en alguna ocasión para sentir más detenidamente. Su bestia interior la había tomado por completo, y habiendo averiguado lo bien que se sentía, dejaba escapar todas sus frustraciones en forma de energía que liberaba en cada uno de sus movimientos.

Sintiendo la mano en el pecho, la tomó con la suya propia, instándolo a apretar todo lo que quisiera, con un jadeo rápido. Notó las manos del mayor en sus caderas, pero no les dio mayor importancia hasta que tiró de ella para que bajase rápidamente, arrancándole un gemido de los labios. Correspondió a su sonrisa, y tomó aquel gesto como un reto, comenzando a aumentar la velocidad y altura a la que subía y bajaba sus caderas, provocándole. ¿Acaso creía que iba a echarse para atrás por algo así? Cuando comenzó a lamer y morder sus dedos se le quedó observando, con una expresión fantasiosa y quizás algo risueña, divertida. Se inclinó sobre él, colocando las manos en su pecho, y a la vez que disminuía el ritmo de sus caderas a uno más pausado y torturador, comenzó a pellizcarlo suavemente, quedando a escasos centímetros de su rostro, tentándolo. Y aun si trataba él de acercarse no lo dejaría, apartándose. Quería verle la cara, e inclusive no se quejaría si suplicaba por más.

Dejó su pecho para bajar hacia su estómago, arrastrando las uñas por su piel en el proceso, y luego las subió con una caricia hasta sus mejillas, pasándolas por su pelo al final.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
18695
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Jue Ene 19, 2017 6:28 am

La chica ahora estaba sobre si moviéndose hacia arriba y hacia abajo. Incluso tomó su mano para apretarsela contra su pecho y que le apretara todo lo que quisiese. Ryu no se limitó a eso, cuando podía la besaba en el pecho y le daba pequeñas mordiditas en esa area, dejandole en ocasiones pequeños chupetes rojos por haber besado por tanto rato el mismo lugar.

Pero la fémina ahora lo estaba torturando. ¿¡Cómo se atrevía!? Sus movimientos eran más lentos, haciendolo desear por más. La podía ver reírse, disfrutaba haciéndolo torturar de esa manera. El vampiro se encontraba dando respiraciones agitadas, buscando alcanzar el cuerpo de la fémina para abrazarlo, pero ella estaba muy lejos. Estaba jugando con las uñas pasándola por todo su abdómen y volviéndolas a subir una y otra vez. Ese tipo de comportamiento le ocasionaba escalosfríos que no podía controlar. La fémina acarició el rostro de Ryu y el aprovechó para besar su mano. Aquella chica pasó a acariciar sus cabellos.

-Adsiz... - Mencionó su nombre entre suspiros. Acarició los mechones que caían sobre el cuerpo de la fémina, y luego los sujetó con fuerza para atraerla a donde el. La abrazó con fuerza y llevó sus labios a los oídos de la joven. -Estoy a punto de... - Mordió su oreja con lujuria. Su cuerpo estaba temblando, sus manos estaban temblando, su piel estaba sudada por todo el ejercicio que habían hecho. Empezó a suspirar agitadamente en el oído de la joven dejándole saber lo acalorado que estaba.

Notó que sus manos se mancharon de sangre por las heridas que se le habían abierto a la joven y lamió sus dedos para limpiarselas. No dejaba de sacar aire caliente de sus labios, que estaban cerca del cuello de la fémina, haciéndolo apropósito para excitarla más. Lamió su cuello y mordió el area para tomar un poco de líquido carmesí que salía ahora de su cuello. No lo había hecho antes para no lastimarla por los movimientos bruscos que estaban haciendo, pero ahora que se habían detenido un poco, se aprovechó y le dejó una mordidita.

Aunque esta vez Ryutaro no planeaba beber de su sangre hasta cansarla como había pasado la noche anterior. Solo tomaría un poco para saciar su sed. El olor a sangre era fuerte y le habian dado ganas de mezclar eso entre sus fantasías lujuriosas. Mientras la mordía le apretaba los pechos, sin dejar de mover las caderas con suavidad, para no perder los momentos de placer por los que estaban pasando. Pero ella ya estaba advertida. Era probable que el vampiro volviera a tomar las riendas para terminar con lo que había empezado. ¿Cómo lo haría, cómo lo haría...? Aaah, eso tendría ella que esperarse a ver. ~ A menos que fuese ella la que quisiera terminarlo alla arriba. Le había dado la señal para que ella decidiera como quería terminarlo.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma & avatar, Mitsuki-chaaaan ~ Volverá cuando pase el Evento de Familia ~
Spoiler:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/8b9tJcsl.gif

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
52712
Reputación :
8
Mensajes :
460

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Jue Ene 19, 2017 7:48 pm

Suspiró casi sobre sus labios, ansiosa, sabiendo que a ella también le quedaba poco. Sentía sus dientes en la oreja, afilados. Luego estos pasaron al cuello, que aprovechando el ritmo lento se clavaron para dejar fluir la sangre en una sensación que, si bien normalmente le parecía desagradable, junto con el resto de tactos en su cuerpo se le hacía un potenciador del placer, llevándola a un estado de éxtasis y alcanzando un estado cercano al éxtasis. Cerró los ojos y se mordió el labio inferior, apoyando la frente en el cuerpo del mayor.

Apoyó las manos en el pecho de él y encogió las manos como señal de que ella también estaba teniendo ciertas señales de que iba a llegar al climax del asunto. Siguió bombeando las caderas, aumentando el ritmo progresivamente, buscando terminar con aquello de la mejor forma posible. Escuchaba la respiración agitada de su amante acompasada con el latido de su corazón, que se había incrustado en sus tímpanos. La sensación de ligereza que le daba la bajada de tensión por la pérdida de sangre le resultó de lo más útil, pues apenas sintiese cómo él iba a llegar a aquel punto decidiría dejar de reprimir sus propios deseos, acompañándolo.

Un gemido ahogado saldría de sus labios, junto con un jadeo y una leve convulsión de su cuerpo, con el cual luchaba para no retorcerse del mismísimo placer.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
18695
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Jue Ene 19, 2017 11:07 pm

Apartó sus labios del cuello de la mujer, lamiendo la parte donde le había hecho los orificios para poder beber a gusto de su líquido carmesí. Aquel que había sido como una cura para refrescarse durante el acto candente que ejercía junto a su pareja. Llevó sus labios a los de ella, besandola superficialmente mientras se acomodaba en el sofá sentándose de a poco, aún con la fémina encima de el. La abrazó con fuerza pegando el cuerpo de la joven con el suyo, notando los movimientos corporales de ella. Acercó sus labios a los oídos de la dama... -No te resistas... - Susurró para darle un poco más de confianza y sacara aquella fiera que estaba suprimiendo. El también estaba un poco agotado pero tenían que terminar el trabajo. Respiraba hondo y se puso de pie, ejerciéndo fuerza en sus brazos para cargarla.

Arremató a Siz contra la pared que estaba al lado de la puerta de cristal de su apartamento, poniéndola a ella en la parte donde estuvieran las cortinas cerca para que no se lastimara la espalda, aunque, que demonios... Para ese punto del climax ya se le había pasado por alto las heridas. Acorralándola en contra de la pared, le tomó las muñecas de las dos manos y se las subió hacia arriba, aprisionando ahora ambas muñecas con su mano derecha mientras le castigaba por haber sido una niña mala. Besaba el cuello de su compañera con pasión, soltando leves gemidos, mordiéndola un poco más para hacerla desear el castigo que su cuerpo le daba. Con su mano izquierda tomó de los cabellos de su compañera y los haló con fuerza. Llevaría los labios suyos a los de ella para ahogarle los gritos de placer (en caso de que fuese a gritar).

Le soltó por completo para abrazarle y ponerle entre la espada y la pared (lel) de placer inmenso. Ryu no pudo aguantar más y terminó el trabajo dentro de ella. Sintió un escalofrío recorriendo su cuerpo, aquella sensación de calor y electricidad que lo habían dejado sin aire. Terminando movía su cuerpo para saciar lo que quedaba de su pasión y complacerla a ella en algo, si es que le quedaba. Bajaba la intensidad de a poco hasta detenerse por completo. Apartó sus labios de los de ella, mordiéndo el labio inferior de su compañera para luego acariciar la mejilla de ella con su propio rostro. Se había quedado adentro de ella, esperando que ella fuera la que le alejara y pusiera las piernas en el suelo. Mientras tanto se quedaría abrazandola con todo el cariño del mundo, sintiendo el cuerpo suave de su compañera, sus pechos, su piel...

Después de eso todo habían sido caricia tras caricia. No hablaba, solo la acariciaba y le entregaba toques de labios tiernos. Apretó sus mejillas a modo de cariño. Su corazón latía con rapidez y su respiración era pesada. Apenas podía decir algo por la vergüenza. Sus mejillas estaban rojas por más que intentara discimularlo poniendo cara de "meh" (tsundere). -T-Te Quiero... - Dijo por lo bajo, apenado. La miró a los ojos y sonrió.

-¿Cómo estas...? - De esas preguntas que se hacían después del acto para saber si su compañera había disfrutado, pero la había formulado mal. -Eh... - Ríe de los nervios. -¿T-Terminaste...? ¿Todo bien? ¿Te falta algo...? - Preguntaba preocupado, preparandose mentalmente en caso de que tuviera que terminarle el trabajo. Ya para ese entonces le había dado la libertad si ella quería.

Aunque si se miraba hacia atrás los destrozos... Los cojines estaban tirados por el suelo. Había uno en una mesita, que había tumbado los controles de la televisión. Algunos posters de anime colgados a la pared habían caído. No se supo cuando ni como pasó. La cortina un poco caída porque Ryu la había halado sin darse cuenta. La pared y el sofá llenos de sangre, y la bolsa de doritos en el piso, como si se hubieran drogado con ellos. Ryu abrazó a su compañera por la espalda.

-Ha sido tu culpaaa. ~ Tu culpaaaa... - Dijo con voz de víctima. -Mi pequeña bruja... - Le dijo aquellas palabras con cariño, sonriéndo levemente sin que ella lo notase.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma & avatar, Mitsuki-chaaaan ~ Volverá cuando pase el Evento de Familia ~
Spoiler:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/8b9tJcsl.gif

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
52712
Reputación :
8
Mensajes :
460

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Vie Ene 20, 2017 1:47 am

-No te resistas...

Y efectivamente no se resistió. Su cuerpo fue levantado ante la sorpresa de ella, y fue aplastada por el cuerpo masculino contra la pared, dándole un contraste entre frío y calor que le puso la piel de gallina, aumentando aún más si cabía su sensibilidad. Sus heridas raspaban con la pared, dejando algunos rastros de sangre en esta, mas no le importaba ni el dolor ni las posesiones materiales, solo se preguntaba de dónde sacaba aquellos movimientos maestros que la estaban volviendo loca.

Sus labios se juntaron con violencia y la rubia ahogaba sus gemidos en la boca de él, dedicándoselos todos y cada uno de ellos mientras se aferraba con fuerza a su cintura con las piernas. No podía más. Quería seguir pero el cansancio y las olas de placer que le prodigaban cada uno de los movimientos de su amante mandaban ahora, elevándola hasta el clímax, en el que no podría evitar sino cerrar los ojos con fuerza y morder el labio inferior del contrario, apretando los puños. Sentía cómo todo su cuerpo empezaba a recibir algo parecido a descargas eléctricas, incluso llevando a tener alguna pequeña convulsión que le hizo arquear la espalda en deleite. ¿Quién sabría en su situación que aquello era un castigo cuando parecía más un premio?

Cuando aquel breve pero intenso momento acabó para la rubia, casi se desplomó sobre el hombro del moreno, jadeando con fuerza, rendida. Soltó el apresamiento de su torso, y sus pies tocaron el suelo con flojera, temblando por todo un poco. Se sujetó a sus hombros, agradeciendo el abrazo, pues su cuerpo empezaba rápidamente a perder el calor. Correspondió de buena gana a sus cariños, y no pudo sino reír dulcemente y aplicar algo más de fuerza en su abrazo. No tenía fuerzas ni para hablar, y tampoco sabía qué responder a esas cosas.

Llegado el momento de la verdad, también estaba la cuestión de ¿qué tan hondos podían ser sus sentimientos? Hacía poco que se conocían, y podía decir sin cuestionarse ni un ápice que Ryutaro le gustaba. Mucho. Sentía una conexión realmente especial hacia él, no solo por el hecho de de compartir aficiones y gustos, sino porque se sentía segura con él. Y para Adsiz sentirse segura, a gusto y confiada era un factor muy importante. ¿Era amor? Miró a la cara del castaño, preguntándoselo, y sintió un pellizco en el pecho, a la vez que se le saltaba una sonrisilla tonta. No podía asegurarlo, porque no tenía con qué compararlo, mas probablemente la mejor idea era quedarse a comprobarlo, bien cerca de él.

Negó con la cabeza y alzó el pulgar como signo de aprobación. Sentía las piernas de gelatina, y algo deslizarse entre estas. ¿Sinceramente? No quería saber qué era... Aunque pensar en que no quería saber la hizo palidecer. Un escalofrío de terror la recorrió de arriba a abajo, haciendo que ignorase las palabras cariñosas de él para su desgracia. Entre la pérdida de sangre, el agotamiento y el haber caído en la falta de protección empezó a temblar. Le fallaron las piernas y se quiso dejar caer al suelo sentada, en cuyo caso apoyaría la espalda en la pared dejando otro rastro de sangre.

Miró horrorizada a su compañero, con la cara pálida y expresión de haber visto un fantasma. Bajó la cabeza y rió un poco tratando de tomárselo con humor, pero aún impactada.

-Taka... No sé tú, pero yo no quiero un crío en este momento de mi vida.-

Se llevó las manos a la cara, incrédula de lo despistada que había sido.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
18695
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Vie Ene 20, 2017 3:58 am

La fémina le había dejado saber que todo estaba bien, por lo que el solo asintió con la cabeza. Vio como ella todavía flaqueaba con las piernas e intentó ayudarla a sentarse en el suelo, dándole la mano para ver si la tomaba. De Siz haber tomado la mano entonces el la ayudaría a sentarse para que no se diera aquel zopetón cuando se dejara caer al suelo. Una vez en el suelo, Ryu decidió ir a la cocina y preparar dos vasos de agua. Regresó tomando agua, dándole un vaso a su compañera que estaba exhausta. Se preocuparía por hacer, o comprar comida cuando terminaran de descansar. Por el momento, el pobre muchacho estaba tranquilo hasta que escuchó unas declaraciones de su compañera en el peor momento: Cuando estaba tragándose el agua.

-Taka... No sé tú, pero yo no quiero un crío en este momento de mi vida.-

-¡Pffffffffffffffffffffffffff! - Escupió el agua hacia un lado, ahogándose también con ella. Sin poder parar de toser puso su mano sobre la puerta de cristal para sostenerse. Se golpeó el pecho con fuerza para tratar de coger aire. Se recostó de espaldas a la puerta de cristal dejándose caer hasta el piso deslizándose, a un lado de Siz, ahora hiperventilando, y comenzó a reír como un maniático-desquiciado. -¡¡Hahahahahahahahahahahahahahaha!! - Se puso la mano sobre la cara, llevando su extremidad hacia su cabello para peinarse hacia atrás en más de una ocasión como muestra de nervios.

Para ese momento se había dado cuenta del errorsazo que habían cometido. La estupidez humana había llegado a las respectivas razas de ellos. Habían pecado en lo más básico de la sexualidad: El no haber usado ningún método anticonceptivo para hacer fiesta.

-Crío... Crío de hijo... De tener un vampirito, o un dragoncito que salga de ahí. - Le señaló el vientre riéndose. -Crío de lo que supuestamente trae la cigüieña. ¿Verdad? ¡¡Hahahahahaha!! ¿¡Verdad!? Pfffff... - Cae de lado al suelo riendo. -¡Puta...! ¡No, no tu! ¡O sea, puta de expresión, hahahahahaha! ¡Un crío! ¡Puta mierda...! ¡Kuahahahaha! - Se va corriendo al baño.

....
....
....

Algunos pocos minutos después, regresa Ryu del baño y empieza a vestirse a prisa.

-¡Tu! ¡Tu ve y bañate! ¡Vomita o has lo que tengas que hacer para quitarte todo eso! ¡Yo iré a comprarte pastillas...! ¿Estas bien con eso? - Dando saltitos para subirse los pantalones. -La pastilla del día después, aunque no se cual sea, umm... - Corre y toma el celular de Siz y lo usa sin permiso. -Toma, niña. Te he dejado mi número de teléfono en el. - Le da el celular a Siz. -Envíame un mensaje de texto, por favor. Así puedo enviarte fotos de lo que hay en la farmacia. - Se iba a dar la vuelta pero la notó medio desanimada.

-..... - Se arrodilló frente a ella y le sujetó las manos con firmeza. -Todo va a estar bien... Los humanos tienen que intentarlo varias veces para tener un escuincle. Nosotros somos de diferentes razas, capaz y hasta no podamos tener hijos, no lo se... Pero no te deprimas. Déjamelo a mi. - Le dio un beso sobre la cabeza. -Regreso en 15 minutos o algo así. - Se levanta a medio vestir, abriéndo la puerta de cristal. Saca unas alas de murciélago y se va volando a buscar cigarros en la tienda de la esquina la farmacia.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma & avatar, Mitsuki-chaaaan ~ Volverá cuando pase el Evento de Familia ~
Spoiler:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/8b9tJcsl.gif

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
52712
Reputación :
8
Mensajes :
460

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Lun Ene 23, 2017 2:27 am

Se abrazó a sí misma, observando con apatía una mancha más en su casa. Ya le importaba poco el estado del domicilio, que después del acto conjunto había quedado como una auténtica pocilga. De algún modo le resultó gracioso, y con la risa contagiosa de Ryutaro consiguió soltar un par de carcajadas secas, mas el pánico en su rostro no se iba.

Aun así notó que aún no se había dado cuenta de la gravedad del asunto, así que solo esperó que el jarro de agua fría le golpease, y cuando lo hizo se notó. Con dos dedos jugó con un mechón de su cabello, no sabiendo bien qué hacer. O sea, había tomado las clases de educación sexual cuando había estado en el instituto, pero estaba congelada, tratando de pensar en los pasos a seguir, pero Taka fue más rápido, y después de gritar una serie de cosas que le entraron por un oído y le salieron por el otro gracias al bloqueo mental del que sufría, salió corriendo al baño. Cuando salió al menos Adsiz había conseguido incorporarse, cogiendo los restos de su ropa para al menos taparse algo y apoyándose en la pared para comenzar a andar hacia el lugar del que venía él. Necesitaba darse una ducha. Fría a poder ser.

Clavó la mirada en el cuerpo del mayor, que daba salto para enfundarse en sus pantalones, y luego la desvió, con las mejillas rojas. ¿Alguien le podía explicar cómo después de actuar como una bestia sexual insaciable y cabalgarle encima como si no hubiese mañana le daba vergüenza el simple hecho de verle sin camiseta? La mente funciona de formas maravillosas.
Antes de que pudiese darse cuenta la rubia, estaba con el teléfono móvil en la mano, desconcertada y sola en casa. Apretó los labios, asimilando todo y comenzó a reír entre dientes, dando importancia a una parte en especial de la plática de su compañero.

-Sí, vomitar me va a venir fantástico ahora...-

Susurró al aire, mientras sentía el escozor de sus heridas en la espalda, y una obvia molestia al andar hacia el baño. Mientras lo hacía, iba tecleando en el móvil un SMS para el nuevo contacto creado.

"Solo pregunta por la pastilla del día después. Es una caja pequeña con una sola pastilla."

Era simple pero efectivo. Dejó el móvil encima de la cisterna, y abrió el grifo de la ducha. Entró sin pensarselo. Estaba helada, pero consiguió despejarla un poco. Suspiró y se fue quitando las ropas desgarradas y ahora mojadas que torpemente se había echado por encima anteriormente. Dejó que el agua empapase su cara, pecho, cabello, todo. Que la calase y limpiase el miedo que le hacía temblar las piernas y anidaba las lágrimas en sus ojos. Se llevó las manos a la cara y trató de respirar hondo entre estas. ¿Qué acababa de hacer? ¿Cómo había acabado así? Su piel ulcerada se resentía aún más ante la baja temperatura del líquido elemento. Se sentó en la tina, dejándola simplemente caer sobre ella. Se abrazó las piernas. Ryutaro Takahashi, ¿Qué significaba para ella? ¿Por qué había producido ese tipo de reacción en su cuerpo? Sus mejillas estaban rojas mientras pensaba, apoyando el mentón en las rodillas.

Reflexionando pasó un rato, hasta que cogió una toalla y se arrastró, descompuesta, hasta su cuarto, donde cogió ropa limpia, eligiendo algo cómodo como unos leggins y una camiseta ancha. Su pelo empapado caía tras ella en una toalla que tenía echada sobre los hombros. Lo secaba poco a poco, esperando la vuelta del castaño, pensativa. Había salido al salón y en una bolsa de tela estaba echando las fundas de los cojines afectados. También en una esquina de la estancia había dejado un cubo con agua oxigenada y agua normal tibia diluidos, con un paño sobresaliendo de este. Tenía que quitar cuanto antes las manchas de la pared, o sería más difícil. Salió a la terraza, andando como buenamente podía, y abriendo la tapa de la lavadora, introdujo las fundas. Escuchó un ruido tras ella, y se giró, con cara de circunstancias.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
18695
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Lun Ene 23, 2017 4:31 am

Aterrizó frente a una farmacia ante el asombro de un escuincle de seis años que iba de la mano de su madre, quien no le dio importancia a Ryu. Un coche había sonado la corneta porque el vampiro se le había metido por encima. En fin, allí estaba frente a la farmacia, y decidió entrar después de guardar sus alas. Una vez adentro, se sintió confundido. Veía la farmacia más grande de lo que normalmente era. Lo que venía a buscar no era algo común, al menos, no en el. Así que sentía que estaba entrando a un mundo completamente diferente.

Como de costumbre, una de las empleadas que trabajaba en el lugar se acercó al vampiro a darle la bienvenida.

-Buen día. Si necesita ayuda, no dude en pedirla. - Sonrisa amable.
-..... - Mira sonriendo a la dama, pero no podía articular ninguna palabra. La mujer (de unos treinta-y-algo) lo mira extrañado.
-¿Si...?
-Eh... La... La pastilla del día siguiente... ¿Dónde...? - La señora le miró con extrañeza pero luego reaccionó y rió por lo bajo.
-Sigame.

Ryutaro la siguió por los pasillos hasta llegar al area designada.

-Tenemos pastillas genéricas, por marcas, para razas en específicas. ¿Cuál quiere?
-La que mejor funcione.
-Solo... ¡Solo deme una de cada una!

Sip. El pobre hombre nunca había comprado una pastilla de esas. Así que compró una de cada marca: Las genéricas, las de marca, las de dragonas. Que Siz viera cual quisiera tomarse. Aprovechó el estar ahí para pasar por el area de condones y comprar algunos. Si pasó una vez, era probable que pasara una segunda, y si eso pasaba, quería tener algo con que protegerse esta vez.

Caminando a la fila encontró unos chocolates. Ryutaro recordó que a una mujer deprimida le gustaba comer chocolate, así que hechó en la canasta diez barras de chocolate con almendra y caramelo: Cinco para Siz, y cinco para el.

Durante la fila había un crío jodiendole la paciencia a las personas a los alrededores, y la madre no hacía nada, como siempre. Pero Ryu estaba sumido en sus pensamientos... "¿Qué había hecho? ¿Por qué lo había hecho? Ella era solo una desconocida..." Sentía que el se había comportado como un patán. En vez de haberse detenido y alejado, había hecho todo lo contrario. Le había quitado la primera vez a una mujer que probablemente quería casarse y hacerlo como su Dios mandaba. O quizás con alguien que ella amara... A la misma vez se sentía pésimo. ¿Le había fallado a los recuerdos de aquella mujer que tanto amó alguna vez por estarse acostando con otra...? ¿¡Era eso normal...!?

No era que no lo había disfrutado con Siz. Le había encantado, y mirando la canasta, vio que lo volvería a hacer... Pero... ¿Por qué con ella? ¿Era posible desarrollar cariño por alguien tan rápido? ¿Qué debía hacer ahora? ¿Debía quedarse un rato con Siz, compartiendo y conociéndola? ¿O debía abandonar su casa para darle el espacio? Si abandonaba su hogar, era probable que ella se sintiera usada... O sea, haberse acostado con ella para después decir adiós... Y si se quedaba, era probable que ella desarrollara algún tipo de sentimiento negativo hacia el por haber sido prácticamente un intruso que entró a su hogar a... Comerle los doritos y "aprovecharse" de ella.

Sentía que le iba a entrar la depresión y que se iba a tener que comer los 10 chocolates el, así que añadió cinco chocolates más a la canasta.

Seguía pensativo, tratando de ordenar sus sentimientos, cuando el crío frente a el le tiró con una botella en plena cara.

-FUCK...!!! - Aquel grito repentino hizo callar al mocoso y todo el mundo se quedó viéndole raro. La madre se sintió ofendida y empezó a reclamarle al vampiro. El maldito enano (alrededor de ocho años) se la había pasado gritando toda la fila con ese grito chillón, y no solo interrumpió los pensamientos del muchacho, no solo invadió su espacio personal, no... ¡Había osado con tirarle un objeto a la cara! Si no fuera porque tenía auto-control, le hubiera aplastado la cabeza a ambos. Quizás era uno de esos pocos momentos donde Ryu pasaba de un estado de animo a otro con tanta rapidez.

-¿¡Quién demonios crees que eres para hablarle así a mi...!? - ¡No! ¡Y ahora la madre venía a joder! Sinceramente, el dhampir no estaba de humor. Ryu llevó su mirada a ella. Sus ojos habían cambiado para volverse demoniacos. Se sentía una presión en el ambiente. El muchacho lo había controlado apropósito solo para que ella y el muchacho lo sintieran. Un instinto asesino que el vampiro solo sacaba cuando estaba en un campo de guerra. El crío apenas podía llorar y la mujer comenzó a sentir mareos, decidiendo callar y pasar su turno para irse del lugar.

-Siguiente... - Dijo el cajero asustado por como había reaccionado Ryu. Cuando el dhampir llegó a la caja, notó dos peluches que le llamaron la atención y también los compró. Además de comprar una pequeña caja con fresas con chocolate.





..............

Ryu aterrizó en la terraza con una mirada opaca, cabizbajo. Por una parte quería hablar con la fémina. Por otra parte, no sabía como enfrentarla. Eso, y que estaba mosqueado porque hubo tráfico aéreo. Otros vampiros tambien habían decidido volar, haciéndo que se tropezara con algunos en el aire aun habiendo tanto espacio por donde volar. Era complicado. Si no era Ryu el que estaba atento, eran ellos los que por mirar hacia otro lado le chocaban. En fin, el muchacho, como dijimos con anterioridad, aterrizó en la terraza y se topó con la rubia de frente.

-Sup! - Le pasa la mano por la cabeza, despeinandola. Le entregaría una bolsa llena de pastillas del día después, actuando como si nada hubiera pasado.
"Fuck..." - Pensamiento.
-Usa la o las que gustes. Digo, eran muchas marcas y... Compré más de una para que tomaras la que te sintieras cómoda. - Le enseñó otra bolsa. -Traje chocolates para deprimirnos juntos. - Ríe nervioso.

-Dejando los embarazos no deseados y la depresión de lado, toma, te traje algo. - Le da una bolsita a Siz, aunque esta bolsita estaba mejor adornada (era una bolsa de regalo). -No quiero que sientas que estas sola en esto. Se que lo que pasó entre nosotros fue raro, y rápido, pero... Quiero que sepas que no quiero ser un extraño en tu vida. No quiero que pienses que lo que pasó entre nosotros fue algo de una noche y ya. No quiero que te sientas usada por mi. - Le sonríe a pesar de estar nervioso por dentro. -Yo tampoco se que me pasó. No soy de actuar de esa forma... Pero bueno, ya pasó y... - Se quedó en silencio, pensando que más podía decir. Tenía las palabras en la mente pero no sabía como expresarlas.

Pero a veces no había que pensar mucho. A veces solo se tenía que actuar. Improvisar, como en las guerras que había tenido en el pasado. Así que hizo lo que mejor sabía hacer, o eso pensaba. ¿Qué haría el enemigo en esa situación? ¿Cómo sorprendería el enemigo su mente confundida? Con un corte directo a donde menos lo imaginaba. Lo haría caer en su trampa. Ryu tomó a Siz de la parte de atrás de la camisa, la alzó como si ella fuera gato y se la llevó dentro de la casa.

-Alright, darling. Espero que sepas lo que es un daimyō... - La pone sobre el sofá. -'Coz this Daimyō has a simple order for you: Be my fucking girl. - Le tomó de las mejillas y cerró la declaración con un beso. Aunque esta vez no lo había hecho apasionado ni nada, considerando que ella tenía algunos quehaceres por terminar. ~

Y a todo eso, con la declaración le dejó saber un poco más sobre el. Ryu no era un vampiro cualquiera.

Después de aquel beso se apartó de ella y le miró a los ojos con seguridad.

Spoiler:
Dentro de la bolsa de regalo había un:



[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma & avatar, Mitsuki-chaaaan ~ Volverá cuando pase el Evento de Familia ~
Spoiler:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/8b9tJcsl.gif

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
52712
Reputación :
8
Mensajes :
460

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Jue Ene 26, 2017 4:09 pm

Estaba delante suya. Inconscientemente aguantó la respiración, observándolo. Verle de nuevo, a pesar de que no hacía mucho que se había ido, hacía que se diese cuenta de que todo había sido real. Después de salir de la ducha lo único que le parecía veraz era el dolor de su cuerpo, haciendo que todo lo de antes pareciese un sueño. Cerró los ojos y agachó la cabeza, recibiendo aquel gesto que desorganizaba su pelo mojado. Miró la bolsa, y luego a Taka, con una expresión indescifrable.

-Pero cuántas has comprado, bruto... Con una genérica bastaba... Creo.-

Empezó a reírse un poco, por lo bajo. Así que tenía la intención de quedarse a "deprimirse juntos". Sintió su corazón dar un pequeño apretón, y alzó la mano para devolverle la revuelta de cabello. No dijo nada, pero la sonrisa en su rostro lo decía todo por ella. Estaba agradecida de que quisiese acompañarla en el futuro periodo de incertidumbre que venía antes de poder asegurarse que todo estaba correcto. Tomó la bolsa en las manos, observándola, e iba a responder algo, sin embargo el castaño quiso seguir hablando. Ella, por su parte, lo observaba con atención, escuchando cuidadosamente sus palabras. Él parecía nervioso, y no sabía si alegrarse por no ser la única que se sentía un poco extraña con la situación. Apenas reaccionaba su expresión facial, pero por dentro su corazón saltaba incansable, empezando a ver por dónde iban los tiros. Tragó saliva.

Inesperadamente fue levantada como un gato por la ropa. Lo primero que se le pasó por la cabeza, a parte de la sorpresa, fue cómo aquel hombre iba a acabar con toda su ropa como se descuidase. Prontamente fue soltada en el sofá, y "acorralada" por las palabras en inglés del vampiro. Sus mejillas fueron tomadas, igual que sus labios. Al menos le dio tiempo a cerrar los ojos, sonriendo en sus labios.

Ambos se miraban a los ojos, y Adsiz intuía que él esperaba su respuesta, a lo que ladeó una sonrisa divertida. Le estaba pidiendo salir, ¿cierto? Estaba nerviosa, feliz y en menor medida algo confundida. Se llevó la mano al mentón, fingiendo pensatividad durante unos instantes para darle tensión al asunto.


-Hmmm... -Lo miró de reojo. Su expresión la delataba.- Será toda una aventura...-

Le clavó la mirada, repentinamente seria. Ella estaba en conocimiento de un antiguo amor, pero la rubia apenas había dado detalles de sí misma. Él apenas sabía nada de ella, y si realmente estaba dispuesto a iniciar algo con ella, supuso que debía sincerarse.

-Apenas nos conocemos. Nunca he tenido pareja y probablemente tampoco haya sentido nada por nadie jamás. No tengo referencias acerca de este tipo de cosas. No he tenido la vida más fácil del mundo, y probablemente tampoco sea muy estable emocionalmente por mis circunstancias, a parte de que nunca he tenido un carácter especialmente agradable. Hay... Muchas cosas de las que tengo que hablarte. Hay muchos motivos por los que esto podría salir mal. Y para qué vamos a negarlo, el inicio tampoco está siendo el mejor del mundo. -Rió irónicamente, mirando la habitación prácticamente encharcada en sangre. Se llevó la mano a la boca, pensativa una vez más.- Aun así... -Volvió a girarse hacia él, y sin decir nada le tomó las manos, acariciándolas suavemente con los pulgares, mirándolas.- Quiero intentarlo. -Una sonrisa suave se dibujó en sus labios.- No solo por lo que ha pasado, que al fin y al cabo no es solo culpa tuya, podría haberme negado en cualquier momento. Pero elegí seguir. Creo que es divertido estar contigo. Quiero saber más de ti. Me pareces interesante. Siento que encajamos bastante bien. Es raro... Encontrar alguien con quien todo vaya tan rápido y aun así sientas que es el curso natural, ¿No?... Estoy confusa, no voy a mentirte. Pero quiero saber qué es exactamente lo que siento por ti y hasta dónde puede llegar. Si me lo permites, claro...-

Apoyó su frente en la de él, con el corazón latiendo a mil después de aquella extraña confesión por su parte. Era imposible ocultar su nerviosismo. Apretó las manos de él, esperando que tomase el turno de palabra.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
18695
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Vie Ene 27, 2017 7:04 am

Le causó un poco de risa que le llamaran bruto, aunque no diría nada por el comentario, solo rió por lo bajo. Solo que la fémina parecía igual de confundida que el sobre la cantidad de pastillas que debía tomar.

-Mira el lado amable, querida. Podemos repetir sin pensar mucho en las consecuencias. Kufufufu.

Luego de haber llevado la fémina al sofá y haberle hecho la pregunta, ella se quedó pensativa. Aquel silencio estaba matando a Ryu por dentro. ¿Lo estaba... haciéndo apropósito, la pequeña engendra del demonio? Ugh... La odiaba... Pero no de mala forma, sino de... "¡Te odio por jugar sucio!" Un poco más y la tomaría del cuello como Homero a Bart. Malditas mariposas en el estómago... Finalmente ella decidió hablar, casi dejando a Ryu sin respiro. Su corazón estaba acelerado. Los nervios se lo estaban comiendo por dentro. No había sido un príncipe azul en cuanto a declaraciones románticas se referían, pero el odiaba ese... tipo de caballeros. Prefería ser del tipo desgraciado-directo. Es decir: "Toma tu mujer, preguntale, besala.", o en el caso de el "Viola tu mujer, tomala, preguntale, besala." Oh, por Dios. Se estaría haciendo un bullying mental el mismo cada vez que recordara eso. ¿Y si de casualidad le salían hijos y ellos preguntaban: "Papá, ¿cómo conociste a mamá? ¿Cuál fue su primer beso?" ¡HAHAHAHAHAHAHA! No querría imaginar la cara de espanto cuando le explicara con detalle a los engendros. Por eso era probable que se los tirara a la madre. Aunque Siz no parecía ser tan maternal tampoco. En pocas palabras: ¡Se jodieron los engendros! ¡HAHAHAHAHAHAHA! Putos engendros mocosos de mierd... Por eso se mantenía "childfree" hasta el día en que diera la mala pata y le saliera uno. Asumiría las consecuencias, si, pero no era como si los estuviera buscando. Ugh... Alguien que lo mate o cometería seppuku. Kufufufu.

-Apenas nos conocemos. Nunca he tenido pareja y probablemente tampoco haya sentido nada por nadie jamás. No tengo referencias acerca de este tipo de cosas. No he tenido la vida más fácil del mundo, y probablemente tampoco sea muy estable emocionalmente por mis circunstancias...

Ryu se quedó pensativo cuando ella llegó a esa parte de "tampoco es que sea muy estable emocionalmente", digo, ¿y qué mujer era estable emocionalmente en estos días? Si no era su periodo, era el stress, y si no, las hormonas de quien-sabe-que-cosa. Las mujeres siempre eran un dilema, desde los tiempos de la guerra, hasta los tiempos de paz. Algunas más rudas que otras, algunas más sumisas, pero que igual traían problemas por su falta de personalidad... Ellas eran todo un maldito mundo y había que tratarlas cual enemigos en un campo de batalla: A pura estrategia and going straight-forward... Ok, quizás eso último no funcionaba con las mujeres y había que usar técnicas de rodear al enemigo... Um... ¿Estaba pensando otra vez en guerra? Um... La cosa es que "no ser estable emocionalmente" no era un problema para Ryu. Después de los tantos enemigos inestables que mató a los que le hizo justicia, y quizás hasta el mismo era inestable sin el apoyo de su ojo-derecho y mano derecha, aquel General que tanto extrañaba...

...a parte de que nunca he tenido un carácter especialmente agradable. Hay... Muchas cosas de las que tengo que hablarte. Hay muchos motivos por los que esto podría salir mal. Y para qué vamos a negarlo, el inicio tampoco está siendo el mejor del mundo.

¿En serio se preocupaba por motivos por los que pudiera salir mal? Who-cares. Ryu no pensaba que algo podía salir TAN mal después que casi lo dejaban sin mano a.k.a. no podía pelear. Si ella tenía miedo, que lo dejara en sus manos. Después de todo, era su especialidad manejar cosas que nunca había manejado, eso lo hacía... divertido. Un nuevo reto. ¿Acaso buscaba quitar un clavo con otro clavo? Si. O quizás no. ¡No sabía! Pero debía admitir que la rubia que tenía al frente no le daba tanto dolor de cabeza como... Bueno... Por lo menos había encontrado en ella una compañera que lo seguía en lo que hablaba, y si no, mostraba interés. Era alguien que le hacía olvidar el mundo siguiendo sus locuras.

-Aun así... Quiero intentarlo.

-..... - Wow... La loca había aceptado su proposición. O-Ok... Eso era nuevo. Aunque el no podía juzgarla, el también había sido un loco. Pero eso hacía interesante las cosas. Para ese momento se empezaba a preguntar, ¿qué tipo de pareja saldría de entre ellos dos? ¿Un dúo de locos? ¿Un dúo explosivo? ¿Algo más calmado? Habían tantas posibilidades. Pero para Ryu lo más importante ahora era que ambos conocieran sus demonios internos. Esa era la parte más difícil de un relación, por tanto, era la parte a la que quería ir. Si los dos conocían sus demonios y se aceptaban tal cual, todo lo demás sería fácil. Su semblante se mantuvo neutro, pero su mirada no se despegaba de los ojos de la dama. Sin embargo, mantuvo silencio en todo momento, escuchándola con atención.

- No solo por lo que ha pasado, que al fin y al cabo no es solo culpa tuya, podría haberme negado en cualquier momento. Pero elegí seguir. Creo que es divertido estar contigo. Quiero saber más de ti. Me pareces interesante. Siento que encajamos bastante bien. Es raro... Encontrar alguien con quien todo vaya tan rápido y aun así sientas que es el curso natural, ¿No?... Estoy confusa, no voy a mentirte. Pero quiero saber qué es exactamente lo que siento por ti y hasta dónde puede llegar. Si me lo permites, claro...

Sintió un apretón de manos. Sacó su mano derecha de las manos de ella, pero se mantuvo sosteniéndola con la mano izquierda. Pasaría su mano derecha cerca de los labios de Siz para acariciarla con cariño.

-Agradesco tu sinceridad, y tu madurez. - Mencionó. -Comparto tu opinión acerca de "encontrar a alguien con quien encajes bien." Y me siento igual que tu, solo que, no te mentiré. Emocionalmente hablando, mi interior está hecho mierda. Encontré en ti un refugio, ¿temporero, o permanente? Solo el tiempo lo dirá. Pero de momento, has logrado calmar mis demonios. - Apartó su mano del rostro de la joven. -Esta noche no será, pero avísame cuando estes preparada para conocer de mi pasado. Te diré todo lo que quieras saber, lo que no deberías saber, e intentaré sacar fuerzas para decirte lo que no he podido decir. - Se encoge de hombros.

Aunque para ese entonces empezaba a preguntarse, ¿debería contarselo todo? No quería ponerla en peligro. Tampoco quería dejarle saber la locura que pensaba cometer: Rebelarse ante su padre para retomar su clan, sin ningún refuerzo, después de la difícil decisión que tomó para su escuadrón. De lo poco que conoció a Siz, si ella se le fue detrás por una estupidez como la de la pizzería, no quería saber que locura haría esa mujer si le contaba eso, y era mejor dejarla fuera del problema. En esos momentos Ryu desconocía la fecha de su rebelión, pero ...

Recuerdos:
-My Lord... ¡No puede hacer eso!
-¡Díganos que no habla en serio!
-... es una órden ...
Escuadrón: ....
Fin de recuerdos.

-Pero ve el lado bueno, Siz. ♥ - Comenzó a acariciar el pecho de la mujer con su mano derecha. -Ahora que estamos saliendo, es como si tuvieras tres novios a la vez, kufufu. Si te aburres de mi físico, bien puedes recurrir a mi físico de cabellos plateados, o a mi yo-pelirrojo. ~ ♥ Tu me dices con cual deseas hacer el amor la próxima vez. ~ ♥ Que ahora que lo pienso, tenemos suficientes pastillas y protección para futuras rondas. ¡Mwahahahahaha! - Le da una nalgada. -Ande a tomarse las pastillas antes de que esta relación de dos se convierta en una de tres. - Ríe por lo bajo.

Cuando ella se diera la vuelta, el vampiro iba a comenzar a quitarse las vestimentas y tomar las que había dejado en el suelo para salir a la terraza sin ningún tipo de vergüenza. ¿Qué haría allí? Ponerlas dentro de la lavadora. Hecho esto, volvería adentro, cerrando la puerta de cristal, para ayudar a Siz a recoger y limpiar el desmadre que ambos habían dejado. Ryu se pondría a limpiar la sangre que Siz dejó en la pared.

-Tendré que volver a curar tus heridas, querida. Y abre el regalo que te va a gustar lo que hay dentro. Fuera de eso, tengo una pregunta. - Mencionó sin girarse a mirar a Siz ya que estaba limpiando la pared de sangre con el cubo que ella había dejado por allí.

-Y la pregunta es... Bastante seria... - Dijo con un tono de voz serio, quedándose en silencio. Su rostro estaba serio igual. Era como si estuviera pensando mucho en algo que le ... ¿Molestaba? ¿Intrigaba?

-Um... Disculpa que te haga esta pregunta pero... Si eres humana, y te transformas en dragón... - Gira su mirada a ella y le señala el vientre. -¿Se supone que tengas que parir los hijos, o pones huevos...? ¿Viniste al mundo por parto natural, o rompiste un cascarón? - Se quedó mirándola con pokerface.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma & avatar, Mitsuki-chaaaan ~ Volverá cuando pase el Evento de Familia ~
Spoiler:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/8b9tJcsl.gif

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
52712
Reputación :
8
Mensajes :
460

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Lun Ene 30, 2017 9:45 pm

Dibujó una pequeña sonrisa tímida en su rostro, y cerró los ojos al contacto con la mano ajena. Luego él comenzó a hablar, y volvió a mirarle a los ojos seriamente. Parecía que, como había predicho, las cosas no iban a ser fáciles por ninguno de los dos bandos. Se mordisqueó el interior del labio inferior, pero toda su pensatividad y tensión se fue al traste en cuanto sintió una mano atrevida jugar con su pecho. Abrió los ojos y la boca en sorpresa, dispuesta a quejarse, mas lo absurdo de la situación la dejó congelada.

Entre eso, y la cantidad de palabras igual de absurdas que su ahora oficialmente pareja, su rostro se volvió rojo y no pudo decir ni la primera letra del abecedario. Estaba tan a cuadros que apenas si se sobresaltó cuando el castaño la nalgueó. Lo miró, incrédula, al fin pudiendo al menos fruncir el ceño. Lanzó una carcajada incrédula al aire, y sí, se dio la vuelta. Se dio la vuelta para coger un cojín del suelo y lanzárselo, entre indignada y divertida.

-Eres un maldito pervertido, Taka.- Le dijo, ocultando su risa.[color=#9966ff]- Además, ¿por qué rayos iba a cansarme de su físico? Tsk, idiota...-[/color]

Murmuró mientras se iba, con unas cuantas de cajas en las manos, echando un vistazo a los prospectos. En la cocina, leyó atentamente las indicaciones de cada una de las pastillas, y la que más le convenció fue una que especificaba que se trataba para dragones hembra que hubiesen mantenido relaciones con otras razas. La sacó del envoltorio, y tomando un vaso de agua se decidió a tragarla. Había leído los posibles efectos secundarios que provocaban, incluyendo mareos, migrañas e incluso retraso en su próxima menstruación. Suspiró. También vio la indicación de que no era recomendable tomar más de una cada seis meses por el cocktail de hormonas que contenía, así que sería mejor deshacerse del resto. Volvió al salón y, tras asentir como respuesta a su afirmación tomó la bolsa entre sus manos, intrigada.

-Claro, pregunta...-

Concedió mientras forcejeaba con el sello de la bolsa, tratando de abrirla.

La pregunta la pilló por sorpresa.

Dejó caer la bolsa al suelo, absolutamente impactada. No por el contenido, al fin y al cabo no había logrado abrirla, sino por la pregunta. Se giró hacia Ryutaro, con cara de haber visto un fantasma. Esa pregunta... ¿La podía responder ella? No recordaba su nacimiento como era lógico. Tampoco de los primeros meses de su existencia. ¿Ella... Había nacido de un huevo? ¿O por parto vivíparo? Comenzó a sudar frío. La intriga la estaba matando por dentro, y se dejó caer sentada en el sofá.


-Yo... Yo...- Se llevó las manos a la cabeza, atusándose el pelo. -No lo sé... No tengo... Ni la más remota idea...-

Murmuraba con voz automatizada. No sabía qué le impactaba más, si la incógnita que le planteaba la pregunta o el hecho de que aquel hombre se hubiese puesto a pensar en ello. Tragó saliva, y buscó una manera de pagarle con la misma moneda.

-¿Y tú? Si los vampiros no envejecen, ¿naciste vampiro o te hicieron?-

Quería alejar el tema de conversación lo antes posible. No conocía la respuesta y no sabía si quería conocerla. Observó las manos ajenas, que limpiaban la pared con los utensilios que ella misma había preparado. Recordó entonces la bolsa que había quedado en el suelo, y estirando un brazo la rescató para seguir peleándose con el cierre. Terminó de abrirla de un tirón, y observó el peluche dentro. Ladeó la cabeza mientras lo tomaba entre sus manos, observándolo. Sonrió nuevamente, alternando la mirada entre el archiconocido dinosaurio y Ryutaro.

-Pero... ¿Y por qué?-

Se le daba fatal reaccionar cuando recibía algo, pero se notaba a kilómetros que le hacía ilusión.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
18695
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Mar Ene 31, 2017 2:35 am

Le miraba sonriente, dejando que se mostrara uno de sus colmillitos de vampiro. La chica se había bajado del sofá para ir a la cocina, agarrando un cojín y lanzándoselo. Cual fue su sorpresa, que la almohadilla llegó a impactar justo en la cara del pobre vampiro. ¿Qué había hecho el para merecer aquel destino tan cruel? Pobre, pobre dhampir. Había sido maltratado de tan vil manera.

-Eres un maldito pervertido, Taka.- Le dijo, ocultando su risa.- Además, ¿por qué rayos iba a cansarme de su físico? Tsk, idiota...

Kufufufu. ¡Mwhahahahaha! Pobre mente inocente e ingenua. Si tan solo supiera muchas de las cosas que tenía pensado hacer con ella. Quizás sería buena idea regalarle un libro de Kamasutra. Aunque ya se imaginaba la reacción de la pobre: Que le tiraran con el libro en la cara.

Ryu seguía limpiando la pared en lo que ella iba a la cocina. Entonces en esos momentos empezó a pensar: ¿Cómo sería estar en una relación con una chica gamer? Supuso que lo normal, solo que con un gusto en común. Pero la pregunta exacta que estaba buscando era... ¿Formarían equipo? ¿Se pelearían por tener el control de mando? ¿Se matarían? ¿O jugarían individualmente por sus propias cuentas? Cualquiera de esas respuestas sonaba divertida, sobretodo si tenía que matarla en el video-juego a traición. Kufufufufu.

En fin, le había hecho la pregunta del huevo y parecía que ella no tenía... ¿Qué? Ella no sabía si los de su raza...

-Hmmmmmmm... - Se quedó pensativo. -Igual podemos preguntarle a tu madre o buscar la información por algún libro o internet. - Se encogió de hombros. -Información es lo más que hay. A menos que quieras hacer el experimento por ti misma. Kufufufufu. - Eso último lo dijo a broma. Sabía bien que a Siz no le agradaba la idea, pero igual le ha tirado con las palabras.

-¿Y tú? Si los vampiros no envejecen, ¿naciste vampiro o te hicieron? - En esos momentos había terminado de limpiar la pared y la miró. ¿Eso era un intento de evadir el tema con lo primero que se le vino a la mente? Había quedado un poco raro, pero no le molestó, simplemente lo dejó anonado. Se sabía que habían distintos tipos de vampiro, incluso en las películas explicaban esas cosas, pero... Quizás ella quería saber si fue vampiro convertido, o si siempre fue vampiro.

-¿Quieres escuchar una historia de terror...? - Se queda mirandola a los ojos. -Nací vampiro, y en los meses de gestación de mi madre, fui comiéndole las entrañas. - Le respondió con un semblante tranquilo sin quitarle la mirada de encima. -Se dice que las vampirezas son estériles, y cuando una dama está esperando un hijo de un vampiro, ese bebé empezará a comersela por dentro. No todas las mujeres sobreviven al embarazo de un vampiro. - Sube la mirada al techo. Como si tratara de recordar algo para discimular lo culpable por eso, y no había sido una culpa que le naciera, sino que lo perturbaron. -No fui la excepción, y no me siento orgulloso de eso. - Vuelve a mirarla a los ojos. -Creo que deberías conocer ese pequeño detalle para que sepas que hacer con tu cuerpo en un futuro, si llegara a pasar algo, que no te coja desprevenida.

La máquina había dejado de lavar. -¡Aah, ya está! ♥ - Salió a la terraza como Dios lo había traído al mundo y sin ningún tipo de vergüenza. Empezó a pasar la ropa de la lavadora a la secadora. -Y para cuando estarás... ~ - Volvió a entrar y cerrar la puerta, cuando la vio por fin con el peluche en sus manos. Sonrió con amabilidad.

-Se dice que los amantes tienen un objeto que los una, y que cada vez que miran ese objeto, se recuerdan. Yoshi estará ahí para ti cuando no me tengas a tu lado. Abrázalo. Yo también me compré uno. - Señala a la bolsa otro Yoshi verde.

-Eeen fin. - Se fue caminando y se sentó en el sofá como si fuera un rey. -Deberías empezar a cocinar para tu Daimyo. El hambre me ataca.- Ríe mientras tomaba su celular y marcaba a una pizzería. -Buscame el vendaje, el alcohol y lo que uses de crema desinfectante, en lo que pido una lasagña para nosotros. Tengo que curarte la espalda. - Le miró con los ojos entrecerrados.

-¡Buenaaas! ¡Gracias por llamar a la pizzería...!
-Aaay, hermosa. ♥ Quiero saber las ofertas de lasagña, por favor. - Se quedaría hablando con la fémina para ordenar la comida.

...
...
...

-Un momento... - Se despega el celular de la oreja. -Adsiz, cariño. ¿Tomas sake, vino, champagne o algo así? - Vuelve a ponerse el celular en la oreja. -Añada una botella de sangre fría... - Se quedó al pendiente de la respuesta de Siz.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma & avatar, Mitsuki-chaaaan ~ Volverá cuando pase el Evento de Familia ~
Spoiler:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/8b9tJcsl.gif

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
52712
Reputación :
8
Mensajes :
460

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Miér Feb 01, 2017 6:32 pm

Siseó, disconforme ante la mención de su madre. Apretó los labios y desvió la mirada. Quiso evitar el tema, así que no contestó a aquello. Era un tema terriblemente delicado el de la familia para la muchacha. Tan delicado que hasta el momento en el que notó el error garrafal cometido aquella noche ni siquiera se había planteado el formar una. Para ella era un concepto tan lejano y tan nauseabundo...

Volvió a mirarle, y asintió como respuesta a su pregunta. Quería escuchar esa "historia de terror". Según escuchaba se iba abrazando el vientre, sintiendo por pura sugestión un cosquilleo en este. El cansancio la hacía más susceptible a aquel extraño tipo de empatía, pero para cuando fue a comentar algo al respecto, el vampiro salió a la terraza a hacer uso de su lavadora. Realmente era lo más lógico. Su ropa también estaba manchada. Alzó las cejas, sorprendida por la naturalidad con la que se tomaba el hecho de estar desnudo. Ella por su parte se cubrió la cara con ambas manos, tratando de bloquear su visión, aunque de forma tan casual que podría interpretarse como un puro gesto de cansancio. Se levantó, y sin mirarle se dirigió con el peluche bajo el brazo a su propio armario, donde consiguió al menos unos pantalones anchos de deporte con cintura elástica. Eran color gris claro, y salió con estos en la mano, lanzándoselos. desde lejos.


-... Lo atesoraré -Afirmó, aceptando aquella "sugerencia" de abrazar el obsequio. -pero... Por dios. Ponte algo.-

Frunció el ceño y miró a otro lado, cruzada de brazos mientras sus mejillas sonrojadas delataban la vergüenza que le daba todo aquello. Era un cúmulo de cosas. No era el haber recibido un regalo que simbolizase su nueva unión a aquella persona. No era el que se pasease desnudo por su casa. Era el cúmulo de emociones fuertes que estaba recibiendo en escasas horas. Su cabeza trabajaba a toda velocidad para procesar los sentimientos, pero aún no era capaz de entender por qué se sentía así. Suspiró, tratando de ocultar una pequeña sonrisa tonta, volviendo a apretar el muñeco contra su pecho. ¿Hacía cuantos años exactamente que no recibía un regalo? Creyó recordar la fecha de su cumpleaños el último año que pasó en Turquía, de parte de sus hermanos. Una vez más se acordó de ellos, y se preguntó qué estarían haciendo.

Distrajo su pensamiento una actitud poco creíble por parte del castaño. ¿Le estaba ordenando hacerle de comer? Lo miró entre incrédula y divertida.


-¿Huh? ¿Que los daimyo no saben cocinar por si solos?-

No le apetecía para nada cocinar, pero sí que buscó el botiquín nuevamente. Sus heridas habían dejado de sangrar pero estaban enrojecidas y tenían un aspecto más bien poco agradable, o eso había notado al salir de la ducha. Tragó saliva, pensando si realmente debía salir con aquello en las manos. Anteriormente había estado inconsciente, pero ahora despierta como estaba le iba a escocer. Y la rubia no era muy buena enferma. No estaba acostumbrada a estar herida o en cama, pues trataba siempre de cuidarse. No tenía nadie que la cuidase, y ceder ante los virus no era una opción para la rubia. Sin embargo salió, y cuando salió con el equipo en la mano la recibió una pregunta. Miró con seriedad al muchacho.

-Cerveza.-

Iba a necesitar alcohol para soportar o superar aquella tortura que iba a recibir. Suspiró y se sentó a su lado. Lo miró de reojo. No sabía bien qué hacer, habiéndose colocado el maletín en el regazo. Miró nerviosamente sus manos, que tamborileaban los dedos. Tras pensarlo un rato, tímida y torpe, inclinó la cabeza, para apoyar la mejilla en su hombro. Aun así miraba a otro lado, sonrojada. Quería quitarle importancia a su acercamiento repentino.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
18695
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Miér Feb 01, 2017 8:40 pm

Si bien, había notado el siseo de su parte, se mantuvo sereno. No quería preguntarle -de momento- nada acerca del tema de su madre. Parece que era algo delicaod, y la entendía. Solo que su caso era a la inversa: Su padre era el que estaba jodiendo. O algó así pensó el que estaba pasando con la madre de la joven. No conocía a detalle, pero su mente le llevó a hacer teorías que ahora no discutiría.

En el poco tiempo que la vio, le dio risa interna ver como se abrazaba el vientre. Eso significaba que su historia de terror estaba funcionando. ♥ Le gustaba asustar a las personas, solo que en ese caso, no era solo un mito. Lamentablemente pasaba de verdad, y eso debía entenderlo ella desde el primer momento en el que empezaron a salir como pareja. Ella tenía que decidir si quería seguir saliendo con un vampiro a pesar de lo que pudiera pasar, o si mejor se hacía la de la vista larga y cancelaba la propuesta de noviasgo.

Había ido a la terraza a pasar la ropa a secar, cosa que no le costó tanto tiempo. Quizás se quedó un rato tratando de entender como funcionaba esa secadora en específico, pero lo entendería rápido. Al entrar, lo primero que vio volando hacia su persona fueron unos pantalones. Los cachó en el aire con su mano derecha, dado que casi le caían en la cara. Le sonrió con picardía.

-Tehehehe. - No le había pedido ropa, porque pensaba que la fémina no tenía ese tipo de vestimenta en su armario. Se había hecho la imagen mental de su persona en trajes negros, o lycras, o cosas más pegadas y eso no le había... molado tanto. Le daba hasta escalofrío pensar en su persona vistiendo algo así. Si, podía hacer Cross-play de alguna que otra cosa. Pero una cosa era vestir de esa forma para alguna convención, y otra para... bueno, el diario vivir. Nop, nop, nop. No era lo suyo.

Le dio gusto que le había hecho mención de atesorar el objeto. El también atesoraría su Yoshi, solo que, a diferencia de Siz, no era de estarlo abrazando delante de... las personas. Pero el que se metiera con ese Yoshi, tendría la certeza de que saldría desmembrado, si tenía suerte la persona. Tomó los pantalones que ella le había lanzado y se los puso. Conociéndose, era bueno que le hubiese dado aquella prenda. El era capaz de salir como Dios le trajo al mundo para recibir la pizza.

-¿Huh? ¿Que los daimyo no saben cocinar por si solos?-

Ryu frunció el ceño e infló las mejillas cual Jigglypuff. No podía defenderse de ese comentario porque estaba hablando con la señora de la pizzería. Pero puso su mano derecha en forma de garra de dragón y sacó los colmillitos, poniéndolos sobre sus labios, en señal de "¡Te voy a apalear por pensar en eso! >[" Si tuviera la lengua cual serpiente, también la hubiera sacado de forma exagerada, haciéndo que esta ondulase por los aires. ¡Claro que si sabía cocinar! Aunque de vez en cuando se le pasara un poco la mano y lo quemara un poquito... ¡Solo un poquito! Pero si tenía sirvientes, ¿por qué cocinaría? ¡Mwhahahahaha!

Siz le había dicho que tomaba cerveza, y bueno, así se lo pediría a la señora.

-¿Sabe? Además de la botella de sangre, añada una de champagne, otra de vino, otra de sake, y un six-pack de cervezas. Ah, si, y una botella de piña colada con cheries incluídas. Creo que hoy necesitaré un poco de distracción, kufufufu. - ¿Qué demonios estaba pensando hacer ese hombre con tanta bebida alcohólica? Sabrá Dios. No era normal de el beber tanto, pero... Aunque no bebiera, al menos quería hacerle creer a su mente que iba a tomarse todo eso. Ni el sabía que estaba haciendo. Solo quería volverse loco.

-Bien, entonces dos lasagñas y todas las bebidas. Estaremos ahí pronto. - Sonríe.
-Muchas gracias. ♥
-No hay de que. - Menciona con amabilidad y cuelga.

Ryu se quedó con celular en manos, en silencio y con la mirada al vacío. Había notado como la rubia se le había sentado al lado y estuvo allí un rato, para luego posar la cabeza sobre su hombro. -..... - Se quedó callado, sin reaccionar ante el gesto de la fémina. Le agradaba estar a su lado, y no quería interrumpir el momento pero... Tenía algo que hacer. Tomó la bolsa de su lado y de ella sacó un chocolate.

-Ten... - Le llevó el chocolate frente a ella, pero sin mirarla. -...embriaga tu dolor con esto... - Acarició a Siz detrás de la cabeza. -Podría tratar de adormecer el area donde te curaré pero... Tardaré, y no quiero que se te infecte.

-Necesito que te acuestes en algo... Vamos a tu cama y quitate la camisa. - Se encogió de hombros. -A menos que quieras acostarte en el suelo, pero es más incómodo. - Acercó sus labios a los oídos de la fémina. -Además, la cama parece ser un lugar más interesante... ~ ♥ - Ríe después de haberle hecho aquella pequeña broma. Se puso de pie para ir a donde fuera que ella lo llevase, tomando el equipo médico en manos y siguiéndola. Si ella se acostaba en la cama, Ryu se sentaría a su lado (ya fuera en una silla o al lado de la cama), si se acostaba en el piso (se sentaría a su lado también) y si se acostaba en el sofá, buscaría una silla para sentarse. Aunque antes iría a lavarse las manos para no infectarla, y se pondría guantes.

En fin, cuando viera la fémina sin camisa empezaría a analizar sus heridas. Notaría las heridas nuevas con seriedad, pero vería las cicatrices y sonreiría por lo bajo, acariciando el area de estas. Luego volvería a llevar su mirada a las nuevas heridas y comenzaría a curarla.

Pondría alcohol en algun paño desinfectado y lo pasaría por las heridas de la joven para desinfectarlas. Lo haría poco a poco para que ella fuera acostumbrándose al dolor, y cuando lo hiciera se lo dejaría pegado por unos momentos y lo sacaría.

Dejaría que las heridas tomaran aire y a los minutos pasaría la crema antidesinfectante por ellas.

-Bueno, querida. Necesitaré que te sientes para empezar a momificarte, kufufufu. - Acarició sus mejillas con el dorso de su mano. El no era experto en medicina así que, si Siz notaba que estaba haciéndo algo raro, que le avisara.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma & avatar, Mitsuki-chaaaan ~ Volverá cuando pase el Evento de Familia ~
Spoiler:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/8b9tJcsl.gif

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
52712
Reputación :
8
Mensajes :
460

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Lun Feb 06, 2017 1:07 pm

Alzó la mirada unos segundos, cuando el moreno le ofreció chocolate. Lo observó, un tanto desconcertada. ¿Dolor? Ah... Sí... La espalda... Ella era incapaz de recordar el susto que hacía escasos minutos habían tenido. Estaba demasiado ocupada viviendo sus nuevas emociones como para centrarse en lo negativo. Sonrió con dulzura, y tomó con las manos el obsequio mientras él acariciaba la parte trasera de su cabeza.

Luego empezó a darle instrucciones, ante las que tuvo la tentación de moverse ipso facto, mas tuvo que esperar por una especie de asalto del vampiro otaku pervertido, que comenzó a susurrarle cosas de lo más vergonzosas. Por su parte apretó los labios, tratando de ocultar la risa. Tenía las mejillas rojas, y en su expresión se mezclaban la diversión y la vergüenza, gesto que se vio enfatizado por el pequeño golpe que le dio en el brazo con el puño.


-Idiota.-

Le dijo sin realmente pensarlo. Se levantó y como buenamente pudo arrastró los pies a la habitación, donde se dejó caer boca abajo en la cama con un leve suspiro. Estaba cansada, y el hecho de tumbarse solo hacía que lo sintiese aún más. Quería dormir, pero el pensamiento de cuanto iba a escocer aquello la mantenía despierta y con el ceño fruncido. Tenía los brazos cruzados por debajo de su cabeza, haciéndole de apoyo. Al principio comenzó como una sensación refrescante, la del alcohol contra su piel, mas poco a poco comenzaría a arderle, y lo hizo saber con un quejido lastimero, que intentó acallar cerrando la boca. Cerró los ojos con fuerza, y pese a sisear de vez en cuando quejándose del escozor, se dejó curar sin mucha más historia. Con el numerito que había montado en el cementerio se negaba a aparecer ante él como una chica desvalida y flojucha. Debía ser fuerte.

Cuando le indicó que se incorporase, lo hizo. Él comenzó a envolverla en vendas, y ella sin decir nada simplemente tomó sus manos, viendo que no tenía demasiada idea.


-Normalmente para este tipo de heridas se aplica algún tipo de apósito más que vendar...-

Alargó el brazo hacia el botiquín y sacó una caja de cartón. De esta sacó un rollo de algo que parecía adhesivo. Si algo sabía es que sus heridas no abarcaban toda la espalda, y que estaban más o menos separadas, así que pensó que aquello valdría. Se lo ofreció al castaño.

-Esto servirá... Cortas lo que necesites, retiras el protector y aplicas. Más sencillo de cambiar que las vendas, ¿cierto?-

Trató de reírse para quitarle hierro a la situación, pero tuvo que parar, soltando un pequeño "au". Suspiró. Cuanto más tiempo en reposo pasaba más hecha mierda se sentía. Y aun así se las apañó para sacar una pequeña sonrisilla para tranquilizarle en caso de que se preocupara. Dejaría que tomase las decisiones con respecto a su cura y se levantaría haciendo palanca con ambos brazos. Sentía la espalda incómoda, y era normal. Se volvería a echar la camiseta por encima, queriendo tapar también las jocosas cicatrices de su vientre, las cuales ya era tarde para esconder, pero aun así sentía la necesidad. No sabía si él preguntaría, pero si lo hacía tendría que responder, y se estaba preparando mentalmente.

-¿Qué has pedido al final de comer?-

Preguntó, una vez más tratando de evitar lo inevitable a largo plazo. Era demasiado obvia.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
18695
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Lun Feb 06, 2017 10:41 pm

El dhampir estaba muy emocionado envolviendo a la rubia en vendas. Eso para el era como un juego. No solo le gustaba cortar, también le gustaba vendar. Sus ojos estaban llenos de emoción aplicando el vendaje, pero le sostuvieron las manos y bajó de aquella fantasía. La miró a los ojos.

-Normalmente para este tipo de heridas se aplica algún tipo de apósito más que vendar...-

Ryu se sonrojó de la "vergüenza" de estar haciendo lo que no era, habiéndo un método más efectivo para eso. Notó a la fémina sacando algo del botiquín. Un rollo adhesivo que simplicaba mejor que las vendas.

-Esto servirá... Cortas lo que necesites, retiras el protector y aplicas. Más sencillo de cambiar que las vendas, ¿cierto?-

-E-En mis tiempos me vendaban todo. u///ú - Desvió la mirada haciendo pucheros, utilizando aquello como excusa, tomando en manos el objeto que la fémina le había pasado. No quería quedar ante los ojos de su compañera como un "noob" en la medicina. Es decir, el sabía lo que estaba haciendo... Ehm... ¿Verdad?

Igual escuchó los buenos animos de la fémina y sonrió, volviendo a taparle las heridas, ahora con el rollo de lo que le habían dado. Era un proceso más rápido que tener que vendarla, aunque digamos que el vampiro tenía cierto tipo de fetiché cariño por las vendas. Terminó de curarle las heridas para ver como se volvía a poner la camisa, aunque sin saber que en realidad estaba haciéndolo más rápido para tapar las cicatrices de su cuerpo. Tener cicatrices, para el vampiro, podía considerarse algo digno. Era señal de que tuvo una dura batalla y vivió para contarlo, haciéndose más fuerte después de sobrevivir a ella. Si, se podía ver también desde la perspectiva que no fue lo suficientemente fuerte para protegerse y por eso quedó marcado, el entendía esa otra parte de la historia. Pero al final tomaba en cuenta la actitud de la persona hacia sus propias heridas.

-¿Qué has pedido al final de comer?-

-Pensé que me habías escuchado, pero hmmm... Pedí lasagña para ambos. - Respondió. -Con muchas bebidas alcohólicas para que decidas cual quieres tomarte. Piña colada por si no quieres tomar mas alcohól. - Le miró a los ojos con ternura. -Mi idea principal era tener una velada con champagne, o vino. No soy persona de embriagarme, pero puedo intentar hacer una excepción esta noche si quieres embriagarte tu también. - Risa nerviosa. -Quiero olvidarme de futuros críos. Pero... Si tuviera que volver a pedir la cena... - Puso ambas manos en el pecho de ella y se puso a juguetear con sus partes. -...pediría que me trajeran una bandeja con cierta dragona desnuda, con syrup de chocolate sobre su cuerpo, rodeada de fresas con chocolate... - Se lanzó a su cuerpo para morder su oreja jugueteando. -...que pudiera darme un poco más de... - Pasó sus labios por el cuello de la fémina, buscando el área de la yugular para comenzar a besarla allí. Quería besarla denuevo, pero el olor a sangre hizo que se detuviera en esa area. -...placer... - Le susurró entre besos.

Se sentó en el borde de la cama junto a ella. Llevó sus manos por la cintura de la fémina y llevó con delicadeza el cuerpo de ella junto al de el para abrazarla. Puso su cabeza sobre el hombro de Siz y cerró sus ojos sintiéndo su aroma.

-¿Te molará...? Después de que cenemos, ¿te molará jugar un juego? Un tipo de verdad y reto, donde por cada shot que tomemos, decimos algo de nuestras vidas... - Dejó de abrazarla y le dio espacio personal, pero mirándola a los ojos. -....hasta que nos embriaguemos tanto y digamos cosas que no se supone que digamos. Solía jugar eso con los hombres de mi escuadrón. ¿El problema? Nunca llegué a embriagarme tanto como para decir una estupidez. ¡Kufufufufu!

Tomó los cabellos de Siz y empezó a jugar con ellos, entrelazándolos entre sus dedos y dándoles vuelta.

-Oh, querida, querida. Tengo tanto interés en conocerte que estoy buscando cualquier excusa para hacerlo... - Llevó los cabellos de la fémina a su rostro y los olió, tomándose su tiempo para grabar el olor de la joven. Aunque en esos momentos no estaba oliendo del todo su cuerpo al natural, sino después del baño, lo que alteraba un poco su olor verdadero, pero no importaba mucho porque mas o menos sabía como iba. -Quiero saber quien es esta mujer que me hizo pecar... ♥ - Le sonríe con picardía.

-Se me hace un poco difícil creer que una mujer como tu no haya tenido novio. No estoy diciendo que esté pensando que me estas mintiendo, pero eres hermosa, y tienes una personalidad bastante atrayente. - El vampiro se acostó en la cama y puso su cabeza sobre el regazo de Siz. Estando allí tendría un contacto más corporal con ella, y de paso buscaba su propia comodidad. Solo que no quería usar ninguna almohada. Quería tener el contacto físico con ella. -¿Por qué no has tenido pareja? Y si no has tenido pareja... - Tomó las manos de Siz y entrelazó sus dedos con los de ella llevándo las manos de la joven al pecho del muchacho para tenerla cerca. -¿...por qué dejaste que yo tomara tu virginidad, sin conocerme? ¿No te da miedo que te esté mintiendo? Que sea un demonio, fingiendo ser vampiro, y quiera algo más de ti, por ejemplo. - Se quedó mirandole con un semblante tranquilo en espera de una respuesta.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma & avatar, Mitsuki-chaaaan ~ Volverá cuando pase el Evento de Familia ~
Spoiler:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/8b9tJcsl.gif

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
52712
Reputación :
8
Mensajes :
460

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Lun Feb 13, 2017 9:12 pm

Decidió dedicarle una sonrisilla divertida cuando trató de justificarse por las vendas, y sin decir gran cosa más se dejó curar, para después ser sorprendida con el menú. Negó con la cabeza, dando a entender que no había escuchado el menú. Adsiz se relajaba cuando estaba en casa. Normalmente en la calle o con ciertos asuntos era una total maniática en el sentido de que le gustaba tener todo bajo control al detalle, pero... En su templo, el centro de su tranquilidad, su base secreta y refugio... La rubia dejaba salir su vulnerabilidad. Se estiró como pudo los brazos, bostezando de forma suave.

-¿Por qué tantas? Con cerveza iba bien para mi.- Ladeó la cabeza.- Pero no hay remedio, tendré que ayudarte a terminar todo eso.-

Ante sus siguientes palabras enrojeció hasta las orejas, abrumada por la intensidad con la que notaba el deseo de él. Mientras los labios ajenos recorrían su piel, su expresión se debatía entre la vergüenza, las cosquillas y otra serie de sentimientos que ella misma no podía describir, y entre sonrisas cómplices acariciaba su cabello encogiéndose un poco en sí misma, atrapándolo y reduciendo ligeramente su campo de actuación. Antes de que él terminase de separarse se atrevió a robarle un rápido beso en los labios, correspondiendo seguidamente con caricias en su mejilla y cabellos.

-Bueno... Supongo que podemos jugar.- Confiaba en su resistencia al alcohol.- Pero como buena dragona mi resistencia es superior...-

Rió por lo bajo, divertida.

-Te sorprendería saber que no es nadie impresionante, ni siquiera interesante o especialmente inusual...-

Apoyó ambos brazos tras ella en la cama, apoyándose en ellos mientras observaba al vampiro jugar con su cabello.

-Bueno... Hmmm...- Reflexionó unos instantes. -En realidad es sencillo de explicar. Cuando llegó la edad de tener interés en otras personas estaba demasiado encerrada en mi misma, tratando de lidiar con mis propios problemas, mis demonios y demás... Nunca tuve tiempo de sentir algo por alguien o intentarlo siquiera. Nadie tampoco pareció sentir nada por mi jamás. Mi personalidad no es atrayente como dices, y mi físico dejaba mucho que desear...-

Rió amargamente, recordando la bola de grasa que había sido antes de entrar en crisis. Bajó la mirada, nuevamente buscando una respuesta a sus preguntas.

-No tengo una respuesta concreta a esto. Surgió tal cual, y decidí disfrutar del momento. Con respecto a si me mientes, ¿cambiaría algo? Acepté todo con sus posibles consecuencias... Verás Taka, no soy ninguna chica indefensa o una doncella en apuros. Solo soy una niñata de veinte años que no sabe bien qué hacer con su vida. Siendo claros fue lo que me pidió el cuerpo. Me sentí preparada y en confianza. Creo que no me has mentido en nada de lo que has dicho o hecho, pero podría equivocarme y eso no cambiaría nada. Para mi todo lo que he vivido contigo es real. Y me estoy explicando como el culo.-

Bufó, echando a reír ligeramente. Luego ella misma se recostó en la cama, mirando el techo.

-Eso me hace preguntarme qué has visto tú en mi. No sé si sueles ser así de impulsivo, o si a parte de la chica que me has comentado has llegado a tener otras parejas...-

Preguntó sin preguntar, reflexionando en voz alta para sí misma. Suspiró, acariciando aún el flequillo ajeno, despeinandolo sin querer.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
18695
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.