FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
BÚSQUEDA DE STAFF
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
GRADUADOS Y
CONDECORADOS
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Bajo las sombras de la oscuridad...

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

+18 Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Dom Ene 15, 2017 3:28 pm

https://www.youtube.com/watch?v=01nHv7HkxU0

"¿Qué estaba haciendo...?"
"¿Por qué su aroma me recuerda al de ella?"


Spoiler:


"Eso no estaba bien..."

Cayó al suelo del cementerio después de haber dado otro salto de dos metros de altura. La tierra bajo sus pies se hundió por el aterrizaje del dhampir. Sus cabellos castaño (ahora claros) habían crecido, llegándole ahora a la altura de las espaldas. Los mechones de su cabellera caían por su rostro, tapando por completo su ojo derecho. Ryutaro estaba tratando de no entrar en aquel frenesí al que caía muchas veces en el campo de batalla.

En esos momentos lo único que el vampiro podía hacer era lo de siempre: Abstenerse a la bebia de aquel líquido carmesí que era necesario para su vida. No porque estuviera en una misión suicida, sino por la promesa que le había hecho a su amada guerrera hace un tiempo atrás. Aquella promesa que el aun no podía olvidar, porque de alguna u otra forma anhelaba que ella estuviera viva. El vampiro se sentía idiota desde el momento que la perdió. No había podido salvarla -o eso creía-, no había podido traerla de vuelta a la vida. Ryu empezó a golpear el suelo con sus puños una y otra vez. Era una manera que tenía para concentrar sus pensamientos en otra cosa: Infligirse dolor iba a canalizar aquellos sentimientos y las dudas de su mente, además de saciar su apetito como criatura de la noche.  

.......................................................................

-Nee, nee, Ryu-kun. ^^
-¿Hmmmmm?
-Te amo, idiota. ~
-........ - Sonríe y le zapea la cabeza.
-¡Kyaaa! ¿Por qué haces eso? >__>
-Estaba pensando... Ahora que te tengo, decidí cambiar mi estilo de vida.
-¿Cómo así? o.o - Ryu se encogió de hombros.
-¿Por qué tendría que tomar la sangre de otras personas, si te tengo a ti, tontita?
-¿¡Eeein!? ¡P-Pero...! ¡Te podría pasar algo malo si aguantas tu instinto por mucho tiempo, idiota! ¡No quiero que te...! - La joven fue rodeada por la cintura por el dhampir y la acercó a su cuerpo, tomándola de la mejilla y mirándole con una sonrisa sádica a los ojos.
-Tu amor y tu sangre... Es todo lo que necesito para vivir.

.......................................................................

"¿Por qué mierdas ella despertó esos sentimientos...?"

Aunque en esos momentos el vampiro no sabía si estaba confundido consigo mismo por la falta de alimento, o si estaba confundido por los sentimientos de calma que le había transmitido la chica.  Aquella unica armonía y felicidad que sentía cuando estaba con ella. Ryu no sabía que ese tipo de sentimientos podía experimentarse con otro ser humano, y eso lo hizo sentir culpable. La culpabilidad lo llevó a desestabilizarse, y el no haber tomado sangre tampoco ayudaba a que pudiera pensar con claridad. A lo único que el podría recurrir era a auto-castigarse. Debía sellar su propio cuerpo para que aguantara sin tomar sangre una noche más. Una noche tenía horas, las horas pasaban rápido. Solo tenía que permanecer inmóbil de alguna manera para no salir en estado berserk por toda la ciudad y comenzar a cometer asesinatos a mansalva.

Spoiler:



La neblina de la noche comenzaba a inundar el lugar donde las almas descansaban en paz. Ryu se puso de pie con su mirada cansada y sus puños sangrando. Observó a su alrededor para ver si había algun objeto punzante, y comenzó a levantar aquellos objetos en el aire. Pedazos de portones y de estructuras punzantes serían arrancados de su lugar y volarían alrededor del joven quien se había acostado en el suelo. El vampiro sonríe y lo hace. Dejó caer aquellos objetos en picada sobre el. Sus extremidades fueron traspasadas por los materiales, pero había tenido lo que quería: Estaba sellado en el lugar, y si entraba en frenesí no iba a poder salir de su letargo. Solo esperaba que llegara el día para que el calor le debilitara.

Spoiler:
3) Nombre del poder: Gates of Babylon
Descripción del poder: Técnica que tiene dos usos: Ofensivo y Defensivo.
Ofensivo: Utilizando el poder de la telequinesis, Ryutaro reune objetos alrededor de el y los lanza a toda velocidad en contra de su enemigo. Ejemplo de estos objetos: Sus propias armas, barriles, rocas, armas del ambiente, agua del río, etc.

Con sus ojos apagados miraba aquella hermosa luna en el cielo. Las nubes estaban a punto de abrazarla y los pocos rayos de la diosa de la noche ya estaban debilitandose. El jóven sonrió con debilidad, pero satisfecho de lo que había logrado. Su mente ya estaba canalizada y su cuerpo preparado para no salir a buscar víctimas inocentes.

"¿Lo recuerdas, mi amada princesa...? Al menos era más soportable el dolor para aquel entonces... Porque estabas tu..."


Última edición por Ryutaro Takahashi el Mar Ene 17, 2017 7:26 pm, editado 1 vez


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Dom Ene 15, 2017 6:21 pm

Observó en la lejanía cómo el cuerpo del castaño iba tomando algunos cambios. Todo encajaba, ¡Todo encajaba! Y se sentía abrumada a la vez que orgullosa. Aún si lo alcanzaba, ¿qué pretendía hacer? ¡Y ella qué sabía! Le daba igual. Solo sabía que no iba a dejar las cosas así. No iba a dejar que pasase por aquello solo, aun sin saber qué rayos era por lo que estaba pasando. Avanzó en su forma dracónica, arrastrando el vientre por la tierra a la vez que aceleraba el paso con las pequeñas patas a los lados de su cuerpo. Dejaba un rastro tras ella, mas poco podía importarle. Agachaba la cabeza, para que las ramas no fuesen un problema en su avance.

Era más rápida que él, pero no lo suficiente. Apenas lograba ganarle terreno, cuando lo veía saltar de un lado a otro. ¿A dónde se dirigía? ¿No era ese olor...? Fósforo. El fósforo empezaba a llegar a sus fosas nasales, delatando el destino de la carrera del vampiro: El cementerio. ¿Qué pensaba hacer? No le cabía en la cabeza. Se distrajo un segundo con el olor, y lo perdió de vista. Gruñó, dejando escapar aquel sonido grave y gutural por toda la zona. Siguió avanzando, aun así, tratando de descubrir las trazas del olor del hombre. Mas cuando para cuando descubrió dónde estaba era demasiado tarde. Observó una serie de objetos flotar en el aire, y caer en picado. Gritó, temiendo por lo que estuviese pasando, y corrió hacia la zona con todas sus fuerzas. Se alzó sobre las patas traseras y saltó sobre él, recibiendo ella con la dureza de sus escamas el impacto de los objetos. Sin embargo, en el aire cambió a su forma humana, la cual tenía el rostro compungido en una expresión de dolor, y no solo por las magulladuras que ahora la marcaban, sino por ver cómo él trataba de someterse a aquel "castigo". Había quedado sentada a horcajadas sobre él, agarrando el cuello de su camisa con fuerza, como si le guardase rencor. No podía soportar ver cómo alguien sufría. No podía soportar ver el dolor frente a sus ojos. ¿No era ese el motivo por el que quería ser médico? ¿De qué servía querer salvar a los demás si huían de ella? Una lágrima se escapó de sus ojos, que lo miraban fijamente a él, demostrando su frustración y enfado.


-¿Pero qué mierda estás haciendo?...-

Murmuró, con la voz rota, zarandeándolo por la ropa sin apenas fuerza.

-¿Me lo quieres explicar?-

Siguió preguntando, exigiendo respuestas con impaciencia. Sin embargo, no esperaría a que respondiese.

-¡¿ME QUIERES DECIR QUIÉN MIERDA TE CREES QUE ERES PARA TRATAR ASÍ LA VIDA QUE SE TE HA DADO?!-

Gritó a pleno pulmón. Temblaba. Respiraba agitadamente también. Estaba alterada. Tenía ganas de golpearlo, ¿Pero qué ganaría con eso? Apretó más su agarre en la ropa ajena, mirándole. Pasaron los segundos y ella permanecía en silencio.

-¿Por qué tienes que pasar por esto tú solo?...-

Preguntó y se pasó el antebrazo por la cara, secando sus ojos. Sorbió los mocos.

-No lo entiendo... Yo... Ya sé que me acabas de conocer a mi, es lógico que... pero... ¿Por qué...? ¿No hay nadie que pueda ayudarte? ¿Cuanto tiempo ha sido así?...-

Preguntó tratando de calmarse, siendo algo más racional.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
24295
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Dom Ene 15, 2017 7:37 pm

La dama de la noche yacía presente en el cielo, y Ryuta la observaba con los ojos apagados y una sonrisa cálida. Si bien otras veces se había encadenado en su habitación, pero sentía que esa vez no iba a poder controlarse. Sellarse a si mismo iba a ser la única forma en poder controlar aquella sed que tanto le atormentaba por las noches. No obstante en los cielos pudo ver una gran figura draconiana. El jóven sonrió pensando que estaba viendo ilusiones. Pero al menos eran alucinaciones agradables. Su mente se había ido en un viaje de fantasías, y ahora ese dragón iba por el y... ¿Qué? ¿Por qué lo veía más cerca? ¿Un ataque en plena locura? No podía ser... El dragón estaba tomando ahora apariencia humana. No podía reaccionar bien. Solo sintió cuando le cayeron encima y...

-Ugh...

Por unos momentos vio la figura de su amor pasado frente a el, enojada, desesperada. Pero esa ilusión se fue, dejando ver la verdadera fémina que estaba encima suyo. Era la chica que recién había conocido. ¿Estaba llorando? Espera... ¿Por qué estaba herida...? Ella había bloqueado los objetos con los que iba a sellar su cuerpo. Fuck... Fuck... Fuck...!! Estaba llorando por su culpa. ¡Estaba sangrando por su culpa! Aquella imagen le perturbó. Denuevo ver la imagen sangrienta de su ex-novia, y ahora la de Siz. Entonces lo tomaron del cuello de la camisa con fuerza. Le reclamaban, le gritaban. Pero nada de lo que ella pudiera hacerle le dolía más de lo que el le había hecho a ella por error.

-¿Pero qué mierda estás haciendo?...-
"La lastimé..."
-¿Me lo quieres explicar?-
"La hice sangrar..." - No podía responder los reclamos de la fémina. Todavía estaba en shock al ver que su ataque había errado para darle justo a la persona equivocada.
-¡¿ME QUIERES DECIR QUIÉN MIERDA TE CREES QUE ERES PARA TRATAR ASÍ LA VIDA QUE SE TE HA DADO?!-

Bajó a la realidad con aquel grito, pero aun no podía articular ninguna palabra o sonido. Para aquel entonces su cabello había crecido hasta llegar al nivel de sus rodillas, y habían cambiado de color a plateado. La debilidad que tenía y el shock por haberla herido a ella lo hizo renunciar a su forma humana, adoptando ahora la verdadera forma: Un Dhampir. Si Siz estaba familiarizada con los vampiros de la alta sociedad iba a reconocer quien era el jóven: El hijo pródigo de una familia de vampiros muy conocida por sus niveles de combate, y muy adinerada.

Spoiler:

-¿Por qué tienes que pasar por esto tú solo?...

-............ - ¿Por qué...? Buena pregunta... Una pregunta que hizo que se le apretara el pecho.

-No lo entiendo... Yo... Ya sé que me acabas de conocer a mi, es lógico que... pero... ¿Por qué...? ¿No hay nadie que pueda ayudarte? ¿Cuanto tiempo ha sido así?...

-....... - Estiró su brazo hacia el rostro de ella para limpiarle las lágrimas que seguía derramando. Puso su mano en el cuello de la camisa de su compañera y la tumbó hacia ella, de tal forma que esta quedara acostada sobre el. Utilizó su brazo izquierdo para rodear su cintura y pegar su cuerpo al de ella para sumergirla en un abrazo, y su brazo derecho para abrazarla por la espalda, aguantando la cabeza de ella con su mano derecha y jugando con los cabellos de la dama.

-Te dije que fueras a casa... - Susurró a su oído. Cerró los ojos. -Todos se han ido... Ya no son parte del plano mortal...

Sintió un líquido en su mano derecha y lo vio, era sangre. Intentaba controlarlo pero su cuerpo se movía por si solo. Llevó sus labios al oído de la dama.

-Ve a casa, o tendré que hacerlo... P-Por favor... - La abrazó, apretándola más contra su cuerpo. El samurai escondió su rostro entre el cuello de la rubia, sintiéndose tonto por haber olvidado sus heridas. El olor a sangre estaba tan cerca de el, y el aroma de la joven tan... No podía dejar de abrazarla con fuerzas. En esos momentos ella era un apoyo emocional.

............................................

-Esta bien, que sea entre nosotros. ^^ Pero si algún día necesitas tomar sangre de emergencia, prometeme que lo harás, Ryuta-kun. >_> No quiero que te pase nada malo.
-Kufufufu, tontita... Eso no pasará. ~

............................................

-Tu sangre... La necesito... ¿Puedo...? - Le preguntó con caballerosidad, pero su cuerpo lo incitó a que comenzara a besar el cuello de la fémina. Un ritual que usaba para "suavizar" el area donde iba a clavar sus colmillos. Dejó salir un leve suspiro en el area y se quedó esperando el permiso de ella.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Dom Ene 15, 2017 8:05 pm

Apenas sentía el dolor. La adrenalina lo dejaba a un lado, y ahora solo existía aquella angustia al verse reflejada en la autodestrucción de aquel muchacho. Sus lágrimas caían sin control, daba igual la forma en que las intentase secar ni cuantas veces. Sentía la presión de su corazón en el pecho, y le dolía. Tras aquel arranque emocional, apenas le quedaba energía. Sollozaba y temblaba. Trataba de calmarse, pero no lo conseguía. Si bien la imagen de quien estaba bajo ella podía parecer muy diferente a la persona que había conocido momentos antes, su olor lo delataba. Sabía que era él. Ryutaro Takahashi. Ese chico con el que había reído, compartido aficiones y conversado mientras comían pizza. No sabía nada más y no quería saber. Para ella era más que suficiente para arriesgarse por él. Apretó los labios y se dejó arrastrar hasta aquel abrazo repentino. No tenía fuerzas para escaparse de él, con su espalda llena de cortes, algunos simples arañazos y otros más profundos. Sentía arder la zona, y la sangre brotaba con calma, fría.

Le castañeaban los dientes, y según pasaba la emoción del momento comenzó a sentir punzadas de dolor que la hacían arquearse levemente de vez en cuando. Un quejido ahogado trató de escapar de ella, pero lo retuvo. Escuchaba las palabras de él, tan suaves, tan diferentes a la despedida tan repentina... Aquello la relajó. Se aferraba a él, buscando el calor que había perdido. Se sentía algo mareada, pero negó con la cabeza ante aquella petición de que se fuese a casa. No podría aunque quisiera. No lo iba a abandonar allí en medio. Había llegado demasiado lejos para evitar que él saliese herido, ¿Qué pasaría si se fuese ahora? Y para ser sinceros, su condición tampoco era como para coger e irse alegremente a casa andando ella sola.

Suspiró, sintiendo aquella sensación de cosquillas en el cuello, completamente opuestas a el dolor punzante que atravesaba su espalda. Como toda respuesta, con la mano temblorosa apartó el pelo de la zona, manchado de arena y quizás salpicado por algo de sangre. Temblaba. Su cuerpo estaba helado. Pero le daba igual. Cerró los ojos con fuerza, esperando sentir aún más dolor en la zona donde mordiese su acompañante. Al menos, intentó buscar su mano, para tomarla como consuelo para poder apretarla si se pasaba de la ralla. Nunca le había gustado que le sacasen sangre, de ninguna manera. Aunque era la primera vez que la mordían para ello. Le daba angustia sentir cómo salía, así que solo en anticipación ya sentía la angustia recorrerla.

-... Haz lo que tengas que hacer.-

Lo apremió, acercándose más a él, pegando su cuerpo frío, dándole luz verde.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
24295
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Dom Ene 15, 2017 8:51 pm

Ryu sintió como la fémina buscaba su mano y entrelazó sus dedos con los de ella para darle apoyo. Si no fuera por su estado de emergencia, la ayudaría a ella primero antes que a el. Pero al ver la situación en la que estaba, sus prioridades habían cambiado. Tenía que ayudarse el, para poder ayudarla a ella. De lo contrario el círculo vicioso seguiría igual.

"Perdoneme...
...my lady..."

Cerró los ojos y afiló sus colmillos para llevar sus labios al cuello de su compañera. Se aseguró de que el area donde iba a atacar estuviera lo más adormecida posible, para que la fémina no sintiera tanto dolor. Fue entonces cuando clavó sus colmillos en el cuello de la dama, quien pudo sentir como penetraban su piel, mas no tanto el dolor, pero si la incomodidad por ser una persona ajena entrando bajo su piel.

Tirado en la grama se quedó succionando el area del cuello de la fémina para sacarle la sangre que pudiese. Podía sentir el líquido carmesí bajando con frialdad por su garganta. Sentir aquel sabor metálico lo estaba emocionando, pero tenía que mantenerse bajo control para no terminar matando su presa por error. Seguía rodeando el cuerpo de la dama para que se sintiera segura en sus brazos. No quería que tuviera miedo ante el proceso natural de la mordida de un vampiro.

Estuvo alimentandose de ella durante poco tiempo. Su intención no era dejarla sin sangre, pero su hambre si era demasiada. La trató con delicadeza para no dañarle el cuerpo con cicatrices. Después de todo, no era un salvaje... Al menos no podía enseñarle esa fase a ella, no aun...

Cuando estuvo alrededor de un setenta por ciento satisfecho, se apartó del cuello de la joven y lamió el area donde le había mordido. La miró a los ojos y llevó su brazo izquierdo para limpiar lágrimas en su rostro -si alguna-. Hechó su cabeza hacia adelante posando su frente con la de ella, cerrando los ojos, solo sintiéndo la respiración de su compañera.

-Permíteme... - Dijo tomándola de los hombros y apartándola de encima de el. Se sentó y le subió la camisa para inspeccionar sus heridas.

-Hmmmm... - Se levantó, extendiendo su brazo hacia ella para ayudar a levantarla. -Necesito curarte. ¿Quieres ir a un hospital o a tu casa? Te llevaría a la mia pero... Vivo en el Instituto y no se si quieras correr el riesgo de entrar a un dormitorio solo para hombres... - Dijo bajando la cabeza apenado.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Dom Ene 15, 2017 9:23 pm

Si bien no le dolió, la simple molestia le arrancó una queja de los labios. No se movió un ápice, sin embargo, dejándole hacer. Ella no entendía nada del asunto, pero probablemente solo debía tratar de relajarse, y así lo hizo. Seguía con el pulso acelerado, la respiración entrecortada, pero al menos logró mitigar el llanto y los sollozos. Consiguió habituarse a la sensación, y aunque le seguía pareciendo de lo más desagradable, al menos era soportable. Sobre todo comparado con el resto de su cuerpo, que luchaba por no colapsar allí mismo. La zona comenzaba a palpitarle, y sentía que las fuerzas poco a poco iban disminuyendo.

Al fin terminó aquello, y un escalofrío la recorrió de arriba a abajo. Tenía sueño. Quería dormir. Sus labios estaban pálidos, pero aún podía moverse con esfuerzo. Cerró los ojos, permitiéndole que retirase los restos de sus lágrimas. Trató de detener sus manos cuando quisieron levantar su ropa. Aun herida su pudor permanecía por encima de la emergencia. Negó con la cabeza.


-Está bien...-

Musitó con voz temblorosa.

-Solo necesito descansar...-

Su respiración empezó a profundizarse, y sus ojos se entrecerraban, presa del cansancio. La pérdida de sangre también le pasaba factura. Al menos la mayoría de las hemorragias se habían detenido. Las cicatrices no la preocupaban. Solo quería dormir.

-Mi casa... por allí...-

Trató de señalar con la mano, pero no pudo apenas levantarla. Le dio la risa tonta. ¿No era irónico? Por evitar que él se hiciese daño era ella la que había acabado de aquella forma. Aunque en cierto modo se sentía agradecida de haber llegado a tiempo. Prefería salir herida ella antes que ver a alguien más sufrir. No se arrepentía, e inclusive lo volvería a hacer las veces que hicieran falta. Sonrió.

-Creo que tendré que decirte la dirección.-

Murmuró, tratando de no reírse mucho, para luego indicarle la calle, el número y el piso. También le dijo dónde estaban las llaves (Bajo el felpudo), y que cogiese lo que quisiera de la nevera.

-Solo una cosa... ¿Podrías... Esperar hasta que despierte?... No tardaré mucho, lo prometo... Tengo que echarte la bronca...-

Siguió luchando contra el sueño y la risa por partes iguales, dependiendo de él para desplazarse.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
24295
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Dom Ene 15, 2017 9:51 pm

-Solo una cosa... ¿Podrías... Esperar hasta que despierte?... No tardaré mucho, lo prometo... Tengo que echarte la bronca...- - Esa extraña petición hizo que el dhampir riera por lo bajo y le observara a los ojos con una sonrisa.

-Te daré mil y una razones más para pelearme. Golpeame, pateame, cacheteame si quieres, pero no me sueltes.

Ryu estaba tratando de aguantar la risa, porque parecía que la loquilla se había pasado de tragos por estarse riendo con aquella risilla tonta. Ella no quería ir al hospital, tampoco quiso ir a su apartamento, y se iban a ir por la opción b: La casa de ella. El samurai la tomó en brazos como si fuera una recien-casada y cambió su apariencia a la humana para no llamar la atención de los que ciudadanos que caminaban por las calles.

Las personas le habían mirado raro anteriormente, como si ella se hubiera pasado de copas y no pudiera caminar, mientras Ryu se disculpaba pidiendo que le hicieran paso en los caminos con más tráfico de peatones. Eventualmente entre instrucciones y demás, llegaron a la casa. Para no poner a Siz en el suelo, Ryu usó la telequinesis para abrir la puerta del apartamento y posteriormente cerrarla. Controló las llaves y eventualmente la puso a ella boca abajo sobre la cama, para no lastimarle la espalda. Se quedó mirandola por unos segundos y entonces recordó que le dio luz verde para ir a la nevera.

En vez de hacer eso, Ryu se fue a investigar por la casa buscando algo en específico. Eventualmente volvería al cuarto de la fémina con un botiquín de primeros auxilios. Abrió el traje de la fémina por la parte de la espalda (y si no se abre por ahí, lo sube xD) para desinfectar las heridas.

-N-No lo tomes personal pero... Tengo que desinfectarte, o se puede poner peor. - Puso expresión de "Ugh..." pero con un leve rubor en sus mejillas. -Y no quiero tener que tomar sangre infectada la próxima vez...

Spoiler:


Segunda foto de la segunda columna xD

Sus intenciones eran desinfectarle las heridas, dejar que cojieran un poco de aire y vendarle las partes infectadas con alguna crema que le ayudaran a que no se le infectara la herida por factores externos.

-Razón número uno... - Sonrisa leve.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Lun Ene 16, 2017 5:33 pm

Trató de sostener la mirada del vampiro, mas sus pupilas temblaban a la par que sus párpados luchaban por cerrarse. Escuchaba sus palabras, pero no las entendía. Sonaban como acolchadas en sus oídos, mas le dedicó una pequeña sonrisa al ver, borrosa pero ver, la suya. Cerró con esto definitivamente los ojos, tratando de estabilizar su respiración entrecortada, y se aferró con cuidado al cuello ajeno cuando fue sujetada. Le daba vergüenza ser cargada de aquella manera, mas no podía hacer nada al respecto. No tenía fuerzas. Solo se dejó llevar.

Se mantuvo en un estado de duermevela durante el camino, apoyando su mejilla sobre el hombro ajeno, tratando de acomodarse. Seguía sintiendo la palpitación de las heridas de su espalda, pero al menos el dolor empezaba a mitigar, siendo soportable. Le costaría algo de tiempo regenerar todo aquello, estaba segura. Escuchó su puerta abrirse. Le era un sonido familiar, así que entreabrió los ojos, saliendo de su adormecimiento. Observó el interior oscuro de su propia casa, y señaló debilmente la puerta de su cuarto, aunque no llegó a saber si aquel gesto fue visto por Ryutaro. Solo supo que notó bajo su mejilla la suavidad de sus sábanas, y con una sonrisa tonta terminó de perder el sentido.

...

Despertó por la mañana. Tenía la cabeza embotada, y sentía la espalda rígida, como si tuviese un caparazón. Trató de levantarse, mas el dolor la hizo no solo gemir, sino caer de nuevo en plancha sobre la cama. Entonces, recordó qué había pasado la noche anterior. El color se fue de su cara, para regresar mientras la enterraba en la almohada, avergonzada. O sea, ¿Cómo podía ser tan imbécil? Se había puesto tan emocional... Le daba vergüenza. ¿No podría haberlo salvado de una forma épica? Algo digno de película de acción, algo como... "Hoy no es tu día, baby. No me lo agradezcas..."
Y sin embargo la escena de ella lloriqueando mientras lo zarandeaba y gritaba no paraba de repetirse una y otra vez en su cabeza.

Rodó hasta el borde de la cama, y haciendo palanca con los brazos logró incorporarse. Se levantó con esfuerzo, y fue entonces cuando se dio cuenta de que su vestido estaba a punto de caerse, colgando a duras penas de los hombros. Tembló por un instante, asustada. Se palpó la espalda y notó los vendajes. Si sus mejillas no eran de color carmesí, no existían en ese instante. Salió con fuerza de la habitación, aunque andaba como un pingüino inválido. Miró a todos lados, buscando con la mirada al autor del crimen, Ryutaro Takahashi. Su cara era un batiburrillo de emociones, destacando la vergüenza y el enfado entre ellas. Iba descalza, y se sostenía en paredes y marcos de puertas por igual. Sus movimientos eran torpes, pero la velocidad no se la quitaba nadie.


-¡Taka!-

Lo llamó en voz alta, pero sin llegar a gritar.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
24295
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Lun Ene 16, 2017 6:28 pm

Digamos que la noche anterior Ryu hizo fiesta en casa ajena. Después de curarle la espalda a Siz con cara de "..." porque la mujer ni se dio cuenta de como la toqueteaba por el cuerpo, el jóven vampiro decidió irse a dar una vuelta por el hogar. Vió todos los posters que ella tenía, como buena friky que era. Además de eso, le asaltó la cocina y le comió un pedazo de pastel de chocolate con leche que ella tenía. Se fue a dar un baño después de haber buscado una toalla limpia en algun lugar de la casa. Al salir de la bañera, se puso a hacer muecas en el espejo, y a poner caras de "chico lindo", en otras mostrando incluso sus colmillitos.

"Kufufufu. Soy irresistible." - Pensó hechandose sus cabellos hacia atrás. "Que peinado de mierda..." - Se restregó los cabellos para que se quedaran revueltos.

Caminó en bata por los pasillos y se estiró cuando llegó al salón. Tenía los ojos entrecerrados pero no por el sueño, sino porque la noche todavía era larga y bueno... El era un vampiro haciendo nada. Entonces fue a la habitación de Siz, deteniendose frente a la cama y mirandola.

-Oye, despierta... Me aburro. - La pokea. -Oye... - Diciendo con un tono de voz infantil. -Despierta, o te muerdo denuevo. - Vuelve a darle toquecitos en la mejilla. -Me meteré a tu cama si no respondes. - Se quedó mirando como dormía profundamente. -..... - Cuando iba a salir de la habitación vio una computadora y sonrió maliciosamente.

Minutos después estaba Ryutaro jugando online. -Si será cabrón este idiota... Le tiré la linterna para que la cojiera y no muriera. - Hace facepalm -Si será... Mejor no le digo nada... - Respira hondo. -Pero que flashea para el otro lado teníendo la linterna en su cara... ¡Humano estúpido, tenías que s...! - Se puso la mano en la cara y empezó a dar con tres de sus dedos sobre el escritorio, tratando de mantener la calma para no despertar a Siz. -Puto de mierda, que le regalen manos... - Susurró. Termina la partida con una derrota y se va a jugar Starcraft.

Eventualmente apaga la computadora y se va a chuparle la batería al 3DS de Siz tirado en el sofá. Allí se puso a jugar Phoenix Right más calmado.

Parece que llegó la mañana, porque lo primero que escuchó fue que llamaron su nombre. Ryu estaba acostado en el sofá y bien arropado. Había una bolsa grande de doritos abierta en el piso, un vaso lleno de soda, el 3DS abierto pero apagado, y el estaba allí arropado sin camisa, abriendo el ojo soñoliento.

Spoiler:

-Bonito vestido... - Murmuró para volver a cerrar el ojo y seguir durmiendo.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Lun Ene 16, 2017 6:56 pm

Siseó, y se subió con una mano la tiranta. Era completamente incapaz de volver a subir la cremallera por sí misma, así que se encontraba en aquel aprieto. Sin embargo estaba sin palabras. Ante ella se desarrollaba una escena más estereotipada que los españoles vestidos de torero. Y aun así se sonrojó aún más si cabía. ¿Alguien le podía explicar por qué un hombre estaba semidesnudo en su salón rodeado de las cosas que más le gustaban en este mundo? Trató torpemente de apartarse el pelo de la cara.

-Maldita sea, Taka...-

Volvió a mencionarle, esta vez en tono de reproche, mirando su casa desordenada. No es que ella fuese maniática ni nada de eso, pero al menos trataba de mantener un mínimo el orden. Suspiró, tratando de tranquilizarse. Demasiadas emociones de golpe. Volvió a su expresión neutra, y se quedó mirándolo en silencio largamente. Entonces se sentó en el borde del sofá sin muchas contemplaciones.

-Ayúdame. Yo no puedo.-

Dijo con simpleza, refiriéndose a subir la cremallera del vestido, que aunque roto y sucio, taparía más estando cerrado. De hecho, debía darse una ducha. Se arrepintió, pero se las apañaría más tarde. En aquel momento quedó en silencio. Tenía tantas cosas que decir, y ninguna parecía querer salir de sus labios. Siguió meditando, pensando cómo iniciar una conversación.

-...- Siguió dudando.- ... ¿Cómo estás?-

Preguntó, de la forma mas tópica posible. Se sintió idiota. Quiso que la tierra la tragase. ¿En serio eso era lo mejor que se le ocurría? Lo miró de reojo, observando su posible reacción.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
24295
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Lun Ene 16, 2017 7:26 pm

La fémina por alguna razón lo estaba maldiciendo, y Ryu pensó que era relacionado a lo que había pasado la noche anterior. Se sintió tan culpable que no quería volver a recordar eso, pero no podía hacer nada, se lo tenía bien merecido. La mañana había llegado y era un nuevo día para ... quizás, hacer las pases o algo así. Parecía que Ryu estaba ebrio, pero ebrio de haber jugado por tantas horas video-juegos.

No respondió a sus maldiciones o forma de decir "buenos días", pero le había cumplido la promesa de quedarse a dormir esa noche. La fémina caminó hacia el y se sentó al borde del sofá para pedirle ayuda en algo. -Mjmmm... - Mencionó el vampiro con toda la flojera del mundo, pasando su brazo por el pecho de la jóven y atrayéndola a donde el para que se acostara a su lado. Después de eso le abrazó por el abdomen. El chico no había captado que era lo que quería la fémina, en que quería que la ayudara. El supuso que quería un lado del sofá por haberse sentado en la borda, así que le hizo espacio y que se acostara ahí a su ladito.

-Estoy bien... ¿Cómo amaneciste hoy? - Le preguntó con total flojera. Todavía tenía un pie en el mundo de los sueños y otro en la vida real. Olió su cuello y acarició su hombro. -¿Amaneciste bien de las heridas? ¿No te duele? - Preguntó, preocupado por su acompañante.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Lun Ene 16, 2017 7:43 pm

En vez de recibir la ayuda esperada fue cogida y tumbada en el sofá junto al muchacho. Si ya de por si estaba avergonzada, aquello terminó de hacerla morir por dentro. Tampoco se atrevió a replicar. Sería aún más vergonzoso para ella. Tampoco entendía qué se le había pasado a él por la cabeza para entender que quería un huequecito en el sofá cuando era claro lo que pedía... Suspiró, y apretó los labios, pensando cómo debería reaccionar.

Al menos trató de acomodarse, colocándose boca abajo, alejando sus magulladuras del roce con el sofá. Miró al moreno, con cierta cara de pena.


-Me siento como una tortuga ninja.-

Dijo con total seriedad. Podría parecer una broma, pero realmente se sentía como si tuviese un caparazón duro en la espalda. Suspiró y cruzó los brazos bajo su cabeza, buscando alzar su rostro aunque fuese un poco. Cruzó los pies a la altura de los tobillos, también.

-¿Puedo... preguntar?- Dejó caer de buenas a primeras.- Me refiero al por qué. Lo de anoche. Ya sabes. Aunque si me estoy metiendo donde no me llaman no tienes por qué responder...-

Concedió, mirándole fijamente a los ojos. Realmente quería saber. No solo por el hecho de que ella hubiese salido dañada debido a ello, sino porque no entendía. No entendía cómo alguien podía llegar a tal extremo de intentar clavarse al suelo. Su corazón palpitaba, intrigado por la respuesta que llegase. No apartaba la mirada ni un momento, y es que algo había llamado su atención en el rostro del joven. Alzó la mano, y con sumo cuidado acarició con el pulgar debajo de su ojo derecho. Frunció el ceño, haciéndose más preguntas internamente. ¿Qué era lo que escondía realmente? ¿Debería ella tratar de saberlo? Tanto misterio la estaba devorando por dentro, y no sabía por dónde empezar.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
24295
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Lun Ene 16, 2017 8:45 pm

-Me siento como una tortuga ninja.- - Ryutaro esbozó una sonrisa leve. -Mientras me dejes ser Donatello, tu puedes ser quien sea. Hasta Splinter, si te apetece - Molestandola porque Splinter era una rata. -Oh, gran sabia maestra. Dame tus conocimientos. - Dijo como si fuera el un pequeño padawan.

Por fin abrió los ojos para verla a ella acostada a su lado. Se quedó mirandola a los ojos sin decir una palabra, solo tratando de mirar dentro de su alma y preguntarse porque había visto su antigua guerrera en Siz. Físicamente no se parecían en absolutamente nada, pero ¿emocionalmente? Quizás la forma en la que lo trataba de ayudar... Quizás... Porque tampoco hablaban nada parecido para ser sinceros.

Los pensamientos y comparaciones interrumpieron a Ryu cuando la joven comenzó a hablar nuevamente. Ella quería saber más acerca del incidente que hubo anoche, pero también dejó saber que respetaría su silencio si no quería decirle. El joven se mantuvo con un semblante serio, pensativo, sin decir nada. Solo la miraba pensando como demonios explicarle, o que podía decirle, sin involucrarla mucho porque no quería que le hicieran daño.

-Estas herida por mi culpa... - Mencionó. -...así que estas en todo tu derecho a saber. Solo que no se por donde empezar, hmmm. Verás... - Se quedó pensativo y suspiró. -Todo está desorganizado en mi mente, disculpa. Ah, si... - Puso los cabellos de Siz detrás de su oreja y volvió a ponerle el brazo en la cintura. Hizo lo mismo que ella pero en vez de poner su cabeza bajo su brazo, lo que hizo fue poner el brazo bajo la almohada.

-Como ya te habrás dado cuenta, soy un vampiro. Dhampir, para ser más precisos. Así que tengo mucho más edad de la que aparento, pero sigo siendo joven. Como sabrás, a pesar de ser un dhampir debemos tomar sangre, pero yo simplemente me rehusaba... Al menos después de "ese" incidente.

-Hacen más de cinco años atrás me enamoré de una mujer con la que creí que iba a compartir mi vida. - Su voz se quebró un poco a pesar de intentar mantener un semblante tranquilo, como si nada pasara. -Era hermosa, en todo sentido de la palabra. Infantil, guerrera, tonta, se preocupaba por mi, bueno... Me enamoré como un idiota. Así que hice una promesa: "No volvería a tomar la sangre de otro ser vivo, a no ser que fuera la de ella. No quería tocar el cuello de nadie más. Mis labios y mis locuras solo serían para ella. Pero... - Bajó la mirada por unos segundos. -...ella murió. Murió peleando junto a mi, intentando detener una guerra entre nuestras familias. Mi padre atacó su clan, y los dos intentamos llevar la voz para detener la guerra. Nadie, nadie nos escuchaba. Hasta que mi padre llegó a donde nosotros y nos atacó, porque si... Ella murió en ese ataque. Intenté morder su cuello para transformarla en una vampireza pero no se que hice mal, no se que pasó que no se transformó, o eso creo... No se si está viva, si está muerta, pero dado a que no la he visto en dos años, la doy por muerta. - Cerró los ojos tratando de tranquilizarse. Lo que contaba era duro para el y nunca se lo había contado a nadie. Había roto los lazos con sus compañeros después de la guerra. Dentro de su propio clan no sabía quienes eran sus amigos y quienes trabajaban para su padre.

-Quería morir. Mi propio padre me había arrebatado las ganas de vivir. Todo en el clan era una mierda, y el nunca se había comportado así. Su comportamiento se hacía más violento desde que subió al poder, y se me hace raro porque el era un hombre de bien... Pero esa noche, algo me devolvió a la vida. El... Amenazó con que si no seguía sus órdenes, mataría lo único que me quedaba, mi madre. - Apretó el puño un poco. -Pero no fue todo. Para asegurarse de que iba a cumplir su promesa, mi querido padre... - Ryu quitó los mechones de su ojo derecho y Siz pudo ver que ese ojo no estaba tan colorido como su ojo izquierdo, o sea, estaba un poco opaco, y había una pequeña cicatriz en el. -...decidió quitarme la visión y sellar parte de mis poderes. - Ríe sarcásticamente. -¡Hahaha! ¡Padre del año! Que divertido, ¿no crees? - Suspira.

-Desde ese día cambió mi vida. Ya no fui el mismo, ya no sabía lo que era ser un vampiro, así que me hice una promesa: No volvería a tomar sangre, porque le había prometido a ella que solo bebería de la suya. Intenté suprimir mis instintos de vampiro hasta anoche, que como verás, no funcionó. - Sonríe nostálgicamente. -Me siento extraño. Siento como si le hubiera sido infiel a su recuerdo... Pero a la misma vez me siento liberado... - La mira a los ojos con nostalgia. -Siz... Nos conocemos hace poco pero... A la misma vez te agradesco. Agradesco que mis instintos hayan vuelto contigo. Con una muchacha digna de buenos sentimientos, de alguien parecida a mi, y no cualquier jóven de sangre sucia... Tu me hiciste volver a la vida... O al menos... Volver a aceptar quien era...

Tomó la mano de la joven y besó el dorso de esta. Estaba muy vago para levantarse del sofá y arrodillarse en el suelo frente a ella... O quizás aquella posición estaba muy buena y no quería levantarse. Kufufufu.

-Ryutaro Takahashi, Honorable miembro de la realeza del clan Takahashi, General al mando del Escuadrón 07, le pide sus más sinceras disculpas por los daños a su cuerpo ocasionados anoche. Por favor, acepte mis disculpas... Y permítame reparar los daños de alguna forma. - Le miró a los ojos con sinceridad.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Lun Ene 16, 2017 9:38 pm

Soltó una pequeña risotada con aquel intento de meterse con ella. Le pinchó las costillas con un dedo.

-A las ratas me las meriendo, ¿no sabías eso?-

Dijo, aunque era mentira. No recordaba haber comido rata. Al menos no a sabiendas de ello. Aquella sonrisa suya iba mermando, hasta devolverle el semblante serio. Observaba con cuidado las facciones del vampiro, recorriéndolas con los ojos una y otra vez. ¿Había... salvado una vida? No lo sabía. Realmente no podía estar segura. No entendía las intenciones de aquel hombre y sus acciones, pero quizás estaba a punto de descubrirlas.

Cerró los ojos brevemente mientras él le acomodaba el cabello, y volvió a mirarle. Asintió con lentitud, aceptando la desorganización en su mente, y dejándole silencio para que se aclarase.
¿Si era sincera? No entendía qué era un Dhampir. Desconocía de las jerarquías que establecían unas razas u otras, pero por el contexto podía intuir más o menos de qué trataba el asunto.

Una punzada le recorrió el pecho al inicio del relato. Así que se trataba de amor. Ah... Poco experimentada en el campo, no podía empatizar con ese sentimiento. Sus apegos habían sido pocos y leves, sin oportunidad de llegar a más. Sin embargo lo escuchó sin réplica, atentamente. No pasó desapercibido para ella. Le dolía hablarlo. Solo mentarla le hacía daño, y ese sentimiento de angustia acabó por instalarse en ella también. Quiso protegerle de algún modo. Silenciosamente activó su campo de protección a la vez que llevaba su mano al cabello de él, acariciándolo con lentitud, tratando de calmarlo de algún modo. ¿Sería capaz de paliar su dolor así? No lo sabía. No era exactamente un dolor físico, pero si ella había sentido aquella presión en el pecho, quizás él también.

La visión de ella comenzó a nublarse, anidando las lágrimas en sus ojos con lentitud. ¿Cómo podía sentir tan vivo un dolor que no le pertenecía? Seguía acariciando su cabellera, en un torpe intento de darle su apoyo y demostrarle que le escuchaba atentamente. Si bien un par de rastros húmedos manchaban su cara, seguía mirándole fijamente, sin variar su expresión neutra. Observó nuevamente el ojo derecho del declarado dhampir, pudiendo ver más claramente aquello que antes había notado. Ahora sabía el por qué, y apretó los labios. Para cualquiera hubiese sido normal cuestionarse qué tipo de padre haría algo así a su hijo, pero ella no conocía los lazos de una figura paterna. Seguramente sería más doloroso perderlos que no haberlos tenido nunca. No pudo siquiera seguir aquel intento de broma sarcástica, y siguió observándolo con atención, esperando que prosiguiese.

Al parecer la historia había llegado a su final, y ahora él daba sus conclusiones al asunto. Sus palabras... La calaron hondo. Se olvidó de respirar por unos instantes, oyendo cómo, de algún modo, agradecía que se hubiese inmiscuido en sus asuntos. Sus mejillas estaban ahora sonrosadas, fruto de aquel simple beso en el dorso de la mano. Soltó el aire que había retenido, y negó con la cabeza.


-Volvería a hacerlo mil veces si fuese necesario.- Casi susurró, buscando en su mente las palabras adecuadas que decir en aquel momento.- Estoy realmente agradecida de haber servido de algo. Me alegro de haber sido impulsiva y haberme metido donde no me llamaban, si con eso he logrado que las cosas mejoren de algún modo. Y me dan igual los daños colaterales. Lo siento, por haberme impuesto... Y gracias por aceptarlo.-

Tomó también su mano, y la estrechó suavemente, acariciándola con una pequeña sonrisa en la cara. Había elegido bien, y para qué mentir, se sentía orgullosa de ello. Se sentía bien, porque había logrado cambiar para bien la vida de alguien, ¿no era así? Quería creer que sí. Sentía la carga emocional que había recibido durante el relato disiparse según observaba al mayor. No se arrepentía de nada, y quería demostrar que era digna de la confianza que se había depositado en ella. Respiró hondo, con decisión.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
24295
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Lun Ene 16, 2017 11:01 pm

Le habían pinchado las costillas y de que forma. Ryu hizo "¡¡Hiiiiiisss!!" cual serpiente, abriendo sus ojos como plato porque le cojieron desprevenido.

Pero pasando a otros asuntos, a medida que Ryu relataba pudo notar como la fémina parecía estar sintiéndo lo que el decía. Ella estaba llorando. Era muy sensible a la historia de los demás. Durante el relato llegó a limpiarle algunas lágrimas que le salían de los ojos. Pero por alguna razón sintió un tipo de paz mientras hablaba (la técnica de ella), solo que el no sabía que la jóven había usado una técnica para hacerlo sentir mejor. El pensó que era porque por fin estaba hablando de sus sentimientos con alguien.

-Te hice un resumen, pero aun hay más cosas. Espero que no te moleste. - Le miró. -No quiero meterte en este drama. Tampoco quiero que salgas herida por mi.

-Volvería a hacerlo mil veces si fuese necesario.- Casi susurró, buscando en su mente las palabras adecuadas que decir en aquel momento.- Estoy realmente agradecida de haber servido de algo. Me alegro de haber sido impulsiva y haberme metido donde no me llamaban, si con eso he logrado que las cosas mejoren de algún modo. Y me dan igual los daños colaterales. Lo siento, por haberme impuesto... Y gracias por aceptarlo.-

-..... - Bajó su mirada sonrojado, pero inflando las mejillas, intentando discimular su emoción. -Niña... N-No. No es necesario que te sacrifiques así por una persona que apenas conoces. Las personas no siempre van a reaccionar bien ante tu sacrificio, y hay algunas que incluso podrían darte una puñalada por la espalda. - La tomó del mentón y le miró a los ojos con seriedad. -Ten cuidado con las traiciones... No cometas mi error y deposites tu confianza en cualquiera, ¿si? No todos se acercarán a ti con buenas intenciones... Además, no quiero perderte por una estupidez. No creo poder aguantar perder otro ser querido. - Le dio con su dedo índice en la frente.

Ryu se puso a jugar con los dedos de la fémina. Llevó el dedo índice de Siz a sus labios y le dio mordiditas de forma juguetona. Después de morderselo cayó en cuenta de algo. Se quedó mirándole a los ojos con su dedo índice en la boca.

-A... A todo esto... ¿Eres casada? ¿T-Tienes novio, alguna historia de un amor agridulce como el mio, o algo así? Es que llevo desde anoche tocándote... Y tomé de tu sangre sin el permiso de tu novio... Oh, por Dios. ¿Qué he hecho? - Se preguntaba haciéndose la víctima, discimulándolo muy bien, pero lo hacía apropósito para ver si la chica tenía algun tipo de pretendiente o algo así. No quería sentirse algún tipo de depravado, baja-novias. O tal vez de tan solo pensar que el marido de la fémina entrase por la puerta y los viera en esa posición... El que las iba a pagar era el después de todo.

A Ryu le gustaba respetar parejas ajenas (a menos que fuera víctima de un abuso raro) sooo... Tampoco quería hacer algo indebido en contra de la voluntad de su pareja... Pero si lo haría en contra de la voluntad de la pobre. Kufufufufu.

-Ya te abrí mi corazón... - Se inclinó en el sofá sobre ella, aprisionando las muñecas de la fémina. -Espero que algún día pueda conocer el tuyo. - Sonrisa perversa. -Don't rush it. Hazlo cuando te sientas preparada, querida. - Se dejó caer al sofá volviendo a abrazarla y cerrando los ojos. -Awaaaaa... ¿Quién será capaz de despertarme de este sueño eternooooo? ♥ ~ Salvame, Siz-chaaaaan. ~ ♥ He comido un Dorito envenenado por la brujaaaaaa, y eres tu la única que puede sacarme del sueño eternoooooo. ~ ♥ - Se hace el muerto.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Mar Ene 17, 2017 10:55 am

Negó con la cabeza.

-Las palabras no duelen, así que puedes contarme lo que quieras sin miedo a que salga herida.-

Pasó el dorso de su dedo índice por su mejilla inflada, sonriendo, pero tratando de disimular lo divertido que le parecía ver su cara de ese modo. Aun así su actitud cambió según fluían las palabras, y aquel acercamiento la pilló por sorpresa (y mira que era difícil, teniendo en cuenta lo cerca que estaban el uno del otro). Correspondió a su mirada seria, defendiendo su posición.

-No es cuestión de confianza o de traiciones. No... No confío fácilmente en nadie. Ya he sentido la decepción antes.- Negó con la cabeza, y tragó saliva.- Pero no sería capaz de solo girar la cara y hacer como si no hubiese visto nada ante el dolor de alguien. Y mucho menos si es alguien que aprecie, a pesar de haberle conocido hace nada de tiempo.-

Murmuró aquello último, absolutamente ruborizada. No estaba acostumbrada a poner lo que pensaba en palabras, y aquello ya era un gran ejercicio de expresividad para ella, que bajó la mirada, incapaz de sostenerla. No comprendía cómo él era capaz de ser tan sincero al respecto y hacerlo parecer como si no fuese nada, cuando a ella se le aceleraba el corazón solo de pensar en pronunciar ciertas palabras.

Spoiler:

Trató de cubrir la vergüenza en su cara con la mano que él no sostenía, jugando con ella y mordisqueando sus dedos. Todo era tan nuevo, tan desconcertante. No sabía cómo reaccionar. No sabía qué significaba. No entendía, y sin embargo notaba un cierto cosquilleo en su estómago, pero lo asoció a las heridas que tenía. Tonta de ella. Casi dio un respingo cuando escuchó aquella serie de preguntas y confesiones, pillada por sorpresa.


Spoiler:

-Uh... Acerca de eso... Yo...- Comenzó a enrojecer furiosamente, y negó enérgicamente con la cabeza.- No... No tengo a nadie así.-

Y no quería admitir que jamás lo había tenido. Había estado demasiado centrada en sobrevivir. La presencia de otras personas solía resultarle molesta o incómoda. Ya controlaba más aquello, pero antes no quería saber nada de nadie. Era casi lógico que no hubiese tenido oportunidad de encontrar una pareja. Lo más cercano que había tenido, era aquella muchacha que conoció en el bosque, de la que jamás supo el nombre. Y ni siquiera había sido más que una amistad. Se mordió el labio inferior, desviando la mirada. ¿Cómo podía ser tan tonta? No se había dado cuenta. Todo aquel contacto no era normal, lo sabía, pero ¿era eso lo que significaba? Se tapó la cara con ambas manos, evitando mirarle cuando la acorraló debajo de él. Su historia era algo que había mantenido en las sombras desde hacía muchos años.

¡E-estaba siendo irrazonable! Se sintió abrazada, y escuchó las palabras de él con sorpresa. ¿Ahora fingía ser algún tipo de blancanieves adicta a los snacks? Sonrió divertida, olvidando sus propias tensiones.


-¿Y si yo soy la bruja que envenenó el dorito y todo fue una trampa?-

Se lanzó a la piscina. Alzó los brazos y comenzó a hacerle cosquillas por los costados. No sabía si tenía cosquillas, pero tenía que probar.

-¿Seguirías queriendo que te despertase? ¿Eh?-

Bromeó entre risas, continuando con las cosquillas, hasta que volvió a caer en la cuenta de que seguía sin nada que lo cubriese de cintura para arriba. ¡P-pero ya no podía parar! Tenía que terminar lo que había empezado, ¿N-no?


Spoiler:
Siz, no trates de justificarte, guarrilla (???)



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
24295
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Mar Ene 17, 2017 11:59 am

-No es cuestión de confianza o de traiciones. No... No confío fácilmente en nadie. Ya he sentido la decepción antes.- Negó con la cabeza, y tragó saliva.- Pero no sería capaz de solo girar la cara y hacer como si no hubiese visto nada ante el dolor de alguien. Y mucho menos si es alguien que aprecie, a pesar de haberle conocido hace nada de tiempo.

-..... - Ryu se quedó callado analizando lo que había dicho ella. Bueeeno... Por lo que Siz dijo, el vampiro pensó que ella tenía juicio propio de elegir a que tipo de personas podía ayudar, y con que tipo de personas podía ser más cautelosa. Al menos estaba más tranquilo de que tenía la madurez para distinguir que era peligroso y que no, lo que le daba más tranquilidad.

Entonces se hizo el muerto para ver que hacía ella, quien reaccionó tirandose por el y haciéndole cosquillas por los costados. Ryu reaccionó abriendo los ojos como platos.

-¡Nooooooooo! - Atrapado como burrito en sus propias sábanas. -¡Eres una bruja cruel! ¡Muy cruel! ¡Me envenenaste de la forma más horrible posible! ¡Utilizaste doritos en mi contra y te aprovechaste de mi inocencia! - Dramatizando la voz mientras se movía de lado a lado para safarse de las cosquillas. -¿Por qué lo hiciste, oh, gran Bruja de Narnia? ¡Tu corazón es tan frío como el hielo del invierno!

-¿Seguirías queriendo que te despertase? ¿Eh?-

-Si pudiera ver tu rostro cada vez que me despertases para matarme denuevo, si. - Pero no pudo usar sus trucos vampirianos para decir aquella frase como buen seme que era (?) Le estaban haciéndo cosquillas y eso le había quitado sensualidad al piropo que le tiró.

-¡Oh, gran Bruja de Narnia. Por favor, libereme de mis sábanas y no siga tirando esas... cosquillas sobre mi! ¡Deje que yo le sea su fiel sirviente a cambio de mi libertad! - Suplicaba sin parar de reír.
"Oh... Maldición... De seme pasé a ser un uke de mieeerda... Y todo por quitarme las cosquillas. ¿Qué he dicho?" - Su mente se lamentaba de lo que dijo, pero bueno, luego lo arreglaría. "¿Y por qué estoy pensando en tantos términos yaoístas? Malditas fugoshis universitarias... Ya me comieron la cabeza y ahora todo lo veo mal. ¡Soy una decepción para la raza vampírica!"

-¡Que me sueltes... o te muerdo...! TwT - Sigue riendo sin poder casi hablar.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Mar Ene 17, 2017 12:54 pm

Seguía haciéndole cosquillas, divertida ante su dramatización. Le dedicó su sonrisa más encantadora, mientras seguía con aquella pequeña tortura suya.

-¿Hm? ¿Soy cruel? ¿Tú crees?-

Paró por un segundo, para dejarle admirar su cara de presunta inocencia. Luego, volvió a la carga, y para evitar la incomodidad que le producía la espalda herida, se subió sobre él, apoyando las rodillas a ambos lados de sus caderas. Sonreía con amplitud, disfrutando del rostro risueño de la víctima de su ataque. Aunque se quejase, parecía disfrutar de las cosquillas, y eso la incentivó a no parar. Para ello, clavaba suavemente las yemas de los dedos en sus costados y vientre, de forma rápida. No pudo aguantar las carcajadas. Aquella proposición era lo más.

-¡Ooooh! ¿Así que quieres ser el sirviente de esta malvada bruja de corazón frío para que te despierte una y otra vez? ¿Cómo así?-

Preguntó, y bajó el ritmo de cosquillas. Se le cansaban las manos, pero aun así no paró por completo. Le hacía demasiada gracia ver a Taka suplicando de aquel modo que parase mientras se reía.

-¿Y qué pasaría... -Comenzó a preguntar, tomando su mano.- ...si te muerdo yo a ti primero?-

Preguntó, y abrió las mandíbulas para introducir el dorso de la extremidad entre sus dientes, aprisionando con cierta presión, pero no buscando el hacer daño.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
24295
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Mar Ene 17, 2017 1:46 pm

-¡Nooo, por favor! ¡No me mates! ¡No me muerdas! - Siguió riendo ya cansado por haber reído tanto. Le dolían las costillas y apenas podía respirar. -¿Por qué es usted tan cruel, ama? ¡¡Kuahahahaha!!

-¿Y qué pasaría... -Comenzó a preguntar, tomando su mano.- ...si te muerdo yo a ti primero?- - Ryu se quedó mirandola. Le estaban mordiendo la mano... ¡La manita! Se sonrojó y puso cara de puchero.

-Si me muerdes la mano perderé mis fuerzas, mi querida dueña. No me quedará de otra que seguir sus órdenes... Eso, o rebelarme en contra de mi propia raza que está en peligro de extinción. - Estaba jugando al roleplay con ella, como si fuera algo de Dungeons and Dragons, o alguna historia de teatro. -Usted decide, Bruja de los Cuatro Reinos. ¿Me toma a mi a cambio de liberar a mi raza... O me rebelo contra usted y que el destino decida quien de los dos vive, y quien muere? - Le miró "enojado", pero era parte del roleplay.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Mar Ene 17, 2017 1:56 pm

Afiló la mirada. Había captado el juego a la primera, y una sonrisa ladina se pintó en sus labios mientras apartaba lentamente la mano que había tomado prestada de su rostro, pero manteniéndola cerca. De hecho, la llevó a su mejilla y la acarició contra esta.

-¿Qué debería hacer contigo? ¿No decías que serías mi siervo si paraba?-

Alzó las cejas, dejando una pausa en el aire, y rió por lo bajo. Jugó con los dedos de él, moviendolos de aquí a allá como si se tratasen de pequeños muñequitos, fingiendo distraerse.

-El mordisco selló el pacto, ¿Qué debería hacer esta malvada bruja con su siervo si este se revela?- Se acercó el índice a la boca, y lo mordió algo más fuerte.- Ponme a prueba, si tienes agallas. La insurrección será pagada con la pena de muerte.-

Alzó las manos, amenazando con volver a hacer cosquillas, y una expresión traviesa pintándole la cara. No sabía cómo iba a reaccionar, pero le había hecho gracia adoptar el rol de una malvada bruja que trataba de someter a una inocente criatura que suplicaba por el bien de su raza.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
24295
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Mar Ene 17, 2017 2:44 pm

Ryu abrió los ojos como platos cuando la bruja malvada amenazó con volver a hacerle cosquillas. -N-No, por favor. Todo menos eso... - Puso cara de espanto. Ya estaba reincorporándose por las cosquillas pasadas, imagina si la bruja volviera a hacerle cosquillas.

-Quizás ahora ya no tenga muchas oportunidades para rebelarme. Pero ha de haber alguna forma de derretir el corazón de hielo de esa bruja... - Hizo una pausa. -Aquella que tanto daño ha hecho a nuestra raza quizás no se rinda con violencia... - Con su brazo libre ayudó a llevar parte de su cuerpo hacia adelante, sentandose, aunque no podía sentarse del todo, porque ella estaba sentada sobre el. -Pero quizás haya otra forma de convencerla, de hacerla rendir... - La miró a los ojos. -¡Bruja maldita de los Cuatro Reinos! ¡Permítame darle mi primera prueba de fidelidad...! La que será a su vez un acto de rebelión... - Acercó su rostro al de ella. -...porque me tiene sufriendo hace rato con su calor... - La tomó del cuello, llevándola hacia los labios del joven y dandole un beso. Aquel beso había empezado nada más con un toque, y si ella no lo rechazaba, el vampiro le comenzaría a besar con gentileza. Poco a poco aumentaría el ritmo del beso para que se convirtiera en uno apasionado, al ritmo de su respiración. No era un beso que duraría mucho, porque el mismo todavía estaba un poco nervioso y asustado de como estaba reaccionando ante esa fémina. Quizás era porque no entendía que era lo que le atraía tanto de ella, o porque reaccionaba así, por primera vez hacia el sexo opuesto, cuando el mismo sabía que era un demisexual de mierda. No se explicaba como era que uno podía formar lazos tan "profundos" con una persona en tan poco tiempo. Por el momento todo lo que hablaba con ella, le gustaba. Era una loca, y cada tema que Ryu ponía, ella podía seguirle la corriente porque sabía de lo que estaba hablando. No se enojaba, no lo malinterpretaba, era ... muy bueno para ser cierto. Su cabeza empezó a dar vueltas, así que decidió poner su rostro sobre el pecho de la fémina, mirando hacia el lado y cerrando los ojos.

-Máteme, mi reina... - Dijo acariciando sus cabellos. -El pecado que he cometido tiene como consecuencia la pena de muerte. Pero usted no se ha dado cuenta de algo... - Le miró a los ojos con expresión neutral. -...usted hace tiempo me mató cuando robó mi corazón. Usted ha secuestrado una parte de mi que me tiene dudando. Estoy enloquecido, como un río bravío que busca llegar a la mar, pero la mar está muy lejos para poder acariciarla ahora. - Desvió la mirada. -A-A menos que... Quiera que le ayude a quitar el vestido... - Dijo en voz baja, poniéndose rojo como tomate.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Mar Ene 17, 2017 3:54 pm

Dejó salir un intento fallido de risotada maligna, clamando victoria. Sin embargo dejó las manos en el aire, a forma de tregua mientras seguía hablándole. Sin embargo, sus palabras captaron su atención, borrando la sonrisa juguetona y dando paso a una expresión mitad desconcertada mitad concentrada. ¿Hasta qué punto aquellas palabras eran un juego y hasta qué punto eran una realidad? Su rostro estaba tan cerca que sus mejillas se encendieron en alerta. Se mordió el labio inferior, no sabiendo cómo interpretar aquellas señales. Casi se le cortó la respiración con la intensidad de las últimas afirmaciones.

Cuando se dio cuenta, identificó la sensación cálida de sus labios como un beso. Quedó impactada por un instante, pero acabó por relajarse, cerrando los ojos. Era agradable, nuevo para ella, y volvió a sentir aquel cosquilleo en el abdomen. No era un cosquilleo desagradable, sino más bien lo contrario. Aceptó así pues de buena gana la iniciativa del castaño, que parecía querer más de la situación. Al principio era dulce, lento, y poco a poco fue pasando a algo más apasionado. En algún momento pasó los brazos como pudo alrededor del cuello ajeno. Estaba algo asustada por todas las novedades que ese acto implicaba para ella, mas torpemente trataba de corresponder.

Su corazón parecía querer salirse del pecho, saltando aceleradamente. Si bien era inexperta, no era una mojigata. Sabía bien lo que era un beso, y sabía bien a dónde podía llegar. En su cabeza, de todas maneras, trataba de buscar lo que significaba para ella. Era raro, si se basaba en la idea preconcebida que tenía gracias a las historias que leía o veía. Normalmente aquello tardaba tiempo en forjarse, mas sentía la sinceridad del acto. La conexión era real, ¿verdad? a pesar de ser reciente. Sus mejillas estaban del color de las amapolas cuando se separó de él. Suspiró en silencio, sintiendo cómo se apoyaba en ella. Llevó por impulso la mano a su nuca, acariciando distraidamente su cabello hasta que tras unos instantes él volvió a hablar, sobresaltándola. Estaba nerviosa, se le notaba a kilómetros. ¿Él seguía con la actuación? Se sintió desfallecer de algún modo. No podía haber sido mentira, ¿no? No... Tembló por unos instantes, aterrada. ¿Y si para él no había significado nada? Le entró el pánico, y se reflejó claramente en sus ojos.


-T-taka... Creo que me he perdido...-

Comentó, incapaz de seguir actuando como la bruja de los cuatro reinos. Miró hacia abajo, avergonzada.

-¿Seguías... actuando?-

La línea de la realidad se había vuelto borrosa para la rubia, quien quería saber las verdaderas direcciones que estaban tomando los acontecimientos. No en vano para ella aquel primer beso (por tópico que sonase) había sido muy real. La pena y el miedo seguían acompañando el rubor de su rostro, descompuesto en millones de emociones diferentes que ni ella sabría clasificar.

-Dime que no, por favor...-

Murmuró para sí misma, tratando de calmarse mientras escudriñaba sus pupilas en busca de una anticipada respuesta.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
24295
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Mar Ene 17, 2017 4:42 pm

-T-taka... Creo que me he perdido...- - El vampiro detuvo todo lo que estaba haciendo para prestarle atención a la fémina. Su semblante seguía neutro, pero con su mirada profunda quería comersela. Se quedó al pendiente para ver que era lo que quería o necesitaba su compañera. -¿Seguías... actuando?- - No dijo ni hizo nada. Solo la miró detenidamente. Observaba su mirada llena de confusión y desconcierto. Observaba su rostro sonrojado. Sentía el lenguaje corporal de la joven, que de alguna forma le pedía que no se detuviera.

-Dime que no, por favor...-

El jóven tomó la mano de Siz y la llevó a su pecho, para que ella pudiera sentir el palpitar de su corazón y su respiración. Decirle si sí o si no, eso no iba a ayudarle, pero decidió optar por decirselo en base a como se sentía.

-Si no tienes novio... - Mencionó por lo bajo. -...si los dos queremos esto.... - La sostuvo con firmeza de las caderas, presionando un poco el cuerpo de ella hacia abajo, para luego bajar sus manos y pasar las llemas de sus dedos por las piernas de la chica. -..... - Volvió a llevar sus labios a los de ella para besarla y dejarle saber que en efecto, si eran ciertas las intenciones que tenía con la dama. Haber estado tanto tiempo en abstinencia le producían unos deseos intensos de devorarla. Y haber sido ella la persona a la que le bebió la sangre por primera vez en mucho tiempo, hizo que aquellos deseos se intensificaran desde la noche anterior. El vampiro había querido apagar las llamas internas de su fuego desde que llegaron a la casa, pero la chica estaba muy cansada y por eso respetó su descanso. Pero ahora que la tenía sobre el... Intentaría cambiar esa historia para el disfrute de ambos.

Con cuidado invirtió los papeles para no lastimarla, poniéndo ahora la fémina debajo de el en el otro brazo del sofá, sujetándola esta vez de ambas muñecas y mirándola a los ojos con un aire de misterio y malicia.

-Eres mia... - Le dejó saber con seguridad lo que quería hacer, pero sin perder el toque de la pasión que estaban viviendo. Se lanzó por el cuello de la rubia y comenzó a besarla por el área de la yugular, ayudandose de su respiración para ayudarla a ella a ponerse creativa en su imaginación. En algunos momentos le daba pequeñas mordidas en la oreja pero luego volvía a besarle el cuello.

Mientras hacía eso, soltó la muñeca derecha de Siz para pasarla por el hombro de ella y bajar un poco más su traje. Acarició con cuidado su pecho y llevó sus labios al labio inferior de ella para darle una pequeña mordidita. Por el momento se mantenía encima de ella mirándole con lujuria, aprisionando su cuerpo en contra del sofá para que ella no tuviera vía de escape.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Adsiz Aslan el Mar Ene 17, 2017 7:00 pm

Como toda respuesta a su pregunta casi suplicante su mano acabó en el pecho desnudo del muchacho. Notó su pulso acelerado, su respiración. Lo miró a los ojos, intrigada. Notó una caricia en sus piernas, y desvió la mirada, avergonzada. Tragó saliva y se mordió el labio inferior, escuchando sus palabras. Siz no era tonta. Sabía lo que iba después de aquello. Por una parte quería rendirse a sus deseos, mas el miedo también la inundaba, no solo por el hecho de ser una primera vez. Al fin y al cabo sabía que en algún momento tendría que pasar, ¿cierto? Suspiró. Pero después de eso, ¿qué pasaría con ellos? ¿Se quedaría en solo pasar un buen rato? ¿Era eso lo que ella quería? Volvió a clavar sus ojos violeta en los de él. Por el momento decidiendo que estaba sedienta de sus labios. Los recibió con impaciencia, y buscó morder el labio inferior ajeno. Bajó las manos por su pecho, rozando con los dedos la piel de su abdomen, notando como la urgencia encendía su cuerpo.

Respiró profundamente y se quejó mínimamente cuando apoyó su espalda dolorida sobre el sofá, pero no le importó. Se vio atrapada, y sonrió de medio lado, divertida. Aquellas dos simples palabras consiguieron avivar la llama que la quemaba por dentro, y se mordió el labio inferior.


-¿Por cuanto tiempo?-

Se atrevió a preguntar, curiosa, y ladeando la cabeza para dejarle la zona del cuello más libre. Acto seguido utilizó las piernas para enredarlas alrededor de las caderas ajenas, quedando "colgando" de él, pero aprovechando la fuerza de su cuerpo para pegarse a él, ya que no podía abrazarlo con las manos apresadas. Tenía algo claro: No quería parar. Aun si lo conocía de hacía poco. Le gustaba. Se sentía a gusto con él. Le atraía físicamente. ¿Necesitaba algún motivo más para ceder?

Sintió su mano ser liberada, y con bastante calma la llevó a su espalda, colocándola en el omóplato derecho, y apretándole contra ella. Besó suavemente el hombro que tenía más cerca de ella. Como un acto reflejo, clavó sus uñas en el lugar cuando notó la mano llegar al pecho. No estaba acostumbrada a aquel tipo de roces. Cogió aire y lo soltó de forma rápida, cerrando los ojos. Confiaba en que él supiese lo que hacía, porque lo que era ella no podía sino hacer lo que su cuerpo le decía que hiciera.



♥:
avatar

Edad :
20
Dromes :
24295
Reputación :
0
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Mar Ene 17, 2017 8:00 pm

La tenía atrapada. El cuerpo de Ryu quería hacerla suya, en esos instantes, pero su mente era todo un desmadre. Su corazón quería estallar y las dudas entraban constantemente en su cabeza: "¿Qué hago? ¿Cómo lo hago? ¿Qué le gusta a ella?"

Así que no tuvo de otra que recorrer a esos recuerdos que había leído y visto: El Hentai. Pensando en el hentai hizo facepalm mientras su rostro se hacía más rojo que antes.

-¿Por cuanto tiempo?

Por cuanto tiempo... Cierto... ¿Cuánto tiempo iba a pasar para que aquella pasión terminara? ¿Pasión? ¿Amor? ¿Obseción? ¿Querer? ¿Cariño? ¿¡Qué demonios estaba sintiéndo por esa mujer!? A medida que seguía jugando con fuego sentía volverse más posesivo con Siz. Se quedó pensando en su pregunta... ¿Podría soportar ver esa mujer en brazos de otro hombre? No. ¿Podría soportarla verle cuidar otra persona como lo cuidó a el? Quizás. Depende de a donde llegara esos actos de humildad para con la persona. Pero había algo seguro y es que, mientras el estuviera con ella, no iba a dejar que nadie le pusiera un dedo encima en cuanto a términos de "pareja" se refería. Ella era ahora su juguete personal, con quien se desahogaría siempre y cuando ella estuviera de acuerdo con seguir el juego. Pero no... No, no, no... No podía visualizarla con otra persona que no fuera el.

Pero ¿y qué había de su antiguo amor? Maldita sea... ¡Maldita sea! ¡Ella había muerto hacían dos años atrás! Tenía que superar ese maldito episodio que lo estaba volviendo loco. Tenía que seguir adelante, y vio quizás en Siz una salvación para superarlo. En ella desahogaría todos esos sentimientos de culpa, de pasión, de querer sentirse consolado, de deseos, de amor... ¡De lo que demonios fuesen todos esos sentimientos que tenía ahogados en el pecho! El se haría responsable de lo que pasara. No era que quisiera pasar una noche con ella y dejarla tirada así, sin más. Era que sentía el deseo de estar con ella, de querer compartir más con ella, de vivir con ella, empezar una vida con ella. ¿Amandola...? No sabía si la amaba, pero no quería dejarla ir. Tenía miedo de si mismo, de aquellos sentimientos que estaban saliendo de su cuerpo, de ... De todo. Pero ella le había dicho que "la usara como pudiera", y ... mendiga la hora en la que escuchó eso. Ryu se lo había tomado tan literal que se sintió en plena confianza de hacer de ella su propiedad, no en el mal sentido de la palabra, pero si en el sentido romántico. No podía, simplemente no podía hacerse a la idea de que estuviera con otro mientras la conocía a fondo. ¿Y qué si alguien más se le adelantaba...? ¿¡Y qué si alguien más se la arrebataba de los brazos!? ¿A dónde iba a ir a refugiarse? Ya había empezado a desahogar sus sentimientos con ella, ¿para que viniera otro y se la quitara así de fácil? No, no, no... Tenía que asegurarse esa mujer... Tenía que... Tenía que entregarle todo. Si funcionaba, habría valido la pena, pero ¿y si no? ¿Si no funcionaba? ¿Qué iba a hacer? ¿Cómo sería recordado ese día? ¿Como el día en que dos locos intentaron formar una relación y no funcionó? El no le guardaría rencor, pero... Seguro la extrañaría. Al menos habrían tenido algo en común...

Se alejó un poco del cuello de ella para mirarle a los ojos, igual de confundido que ella.

-Hasta la eternidad. - Fue lo que respondió para dejarle saber que no iba a abandonarla después de ese rato de placer. Entrelazó sus dedos con los de ella y le miró a los ojos con cariño.

-No voy a abandonarte así que... Disfrutemos el momento. - Le sonríe con un aire misterioso, subiéndole el traje en el proceso y pegandose a ella, rozándo algo con el cuerpo de su compañera mientras le miraba a los ojos con la lujuria característica de los vampiros, aquella que rendía a toda humana ante sus pies. La pregunta era, ¿funcionaría con Siz, que era perteneciente a la case dracónica?

Sin más, la tomó con fuerza de su traje, por la parte donde estaban sus pechos, lo haló y lo rompió por la mismísima mitad, dejando al descubierto su cuerpo y ropa interior. Llevó sus labios a la parte de arriba de su ropa interior y la mordió, halandola un poquito y soltándola.

"Ahora, Ryu... ¿Qué aprendiste de los mangas h...? Eres gamer, y eres bueno usando los dedos... P-Pero ella me cuelga de las caderas y quizás no alcance, ¿o si...?" - Pensaba todo rojo, intentando esconder su vergüenza. "Solo... Hazla feliz... Hazla feliz... Hazla feliz..." - Pensó, rompiendo la parte de arriba de su ropa interior para lanzarse a besarla en esa area. Sin querer le mordió un poquito con sus colmillos de vampiro por estar pensando en los mangas h, es decir... "Fuck... Fuck, fuck, fuck... ¿En serio lo estoy haciendo? A la puta... A la puta todo..." - Con su mano izquierda le haló los cabellos a la rubia pero no para lastimarla, sino para dejarle saber que estaba con el y era suya.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Bajo las sombras de la oscuridad...

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.