FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Bien está lo que mal acaba —priv.
Hoy a las 4:57 am por Anemone

» Desgracia, el mandamiento ID
Hoy a las 3:16 am por Desgracia

» TRANSFERENCIA DE PUNTOS
Hoy a las 2:13 am por Trinity

» ELIMINACIÓN DE CUENTAS
Hoy a las 12:43 am por Kellan Hunter

» Keep your enemies close. [Dylan, Vincent, Lev]
Hoy a las 12:21 am por Lev Novak

» "Espero les guste la musica... Unplugged."
Ayer a las 11:24 pm por Murdock Quinn

» CAPITULO III: SITUACIÓN COMPLICADA (EDIFICIO ANTIGUO)
Ayer a las 11:15 pm por Stein

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 10:49 pm por Murdock Quinn

» Cierre/Apertura de temas
Ayer a las 10:27 pm por Tooru Honda

» Double Trouble [Ziro]
Ayer a las 10:19 pm por Han Jumin

¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Una tarde interesante

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

+18 Una tarde interesante

Mensaje por Arlette Tziolis el Dom Ene 15, 2017 12:16 am

Una tarde tranquila en la que un café no le haría mal a nadie, el sol estaba anunciando su partida y el cielo despejado le brindaba una despedida, la temperatura era fresca y con pocos aires fríos. Se podía escuchar claramente los murmullos de las conversaciones privadas que mantenían los adultos en sus mesas. Arlette se encontraba en un restaurante con un grupo selecto de mesas al aire libre disgustando de un delicioso café mientras observaba a las personas que caminaban por las calles. Con la sombra que emitía la cubierta del local se podía estar plácidamente mientras se disfrutaba de la tarde y se esperaba la llegada del crepúsculo. Debido a la hora, cada vez eran más el número de personas que acudían a las calles por salir de trabajos, de clases o simplemente buscar algo de distracción. La mujer dueña de ojos violetas y aire sereno tomó un sorbo de su bebida mientras mantenía su atención en las personas que se aproximaban y pasaban frente a las mesas, entre esas personas, había un hombre alto que sobresalía del resto, éste era fornido y estaba con un traje oscuro de empresario. No muy lejos de él estaban dos jóvenes de aspecto fresco y relajado, ambos conversando plácidamente mientras avanzaban sin preocupación.

De un momento a otro el hombre de traje caminó directamente hacia esos jóvenes y le acertó un golpe en la mandíbula a uno de ellos sin darle oportunidad de reaccionar. El chico de aspecto delgado y ahora abatido cayó al suelo sin mucho esfuerzo. Rápidamente la gente que se encontraba cerca se apartó pero solo lo necesario para ver la escena desde una distancia segura. El acompañante del chico quién era un poco más corpulento que su amigo empezó a gritar blasfemias mientras arremetía contra el hombre agresor, y para la sorpresa de todos los espectadores le estaba dando una buena pelea aunque, no por fuerza sino por agilidad. Pronto alguien más se vio involucrado en la disputa, literalmente por obra de la mano de una mujer entre el grupo de personas; éste individuo que estaba vestido completamente de negro chocó justo en la espalda del hombre que seguía arremetiendo contra el acompañante del chico delgado antes de voltear y golpearlo en el estómago. Ahora, el chico abatido en un inicio decidió participar para ayudar a su amigo sin darle importancia a la sangre que corría de su labio.

Se trataba de una pelea de tres contra uno hasta que el chico de vestimenta oscura sin aviso ni titubeo golpeó al defensor del abatido y de la nada sacó una navaja. En ese mismo instante se escucharon gritos y se vieron empujones entre las personas espectadoras para alejarse de aquella escena, aunque no definitivamente. Aquellos dos, el hombre y el chico ahora con un arma blanca parecían idos de sí, sin escuchar razonamientos o los lamentos de las mujeres preocupadas pero que a su vez no podían dejar de ver la sucia pelea de aquellos extraños con ojos indiscretos.

Arlette se encontraba observándolos a todos desde una vista privilegiada mientras sonreía por la obra que veían sus ojos, le resultó muy fácil controlar la mente de aquellos dos, cuerpos grandes y sombríos usualmente eran los más fáciles de quebrar mentalmente. Sus oídos se maravillaban con cada juramento que se escuchaba, las personas a su lado habían detenido su charla o su comida para ver el alboroto que acontecía en las calles, igualmente los meseros e incluso clientes de adentro del restaurante salieron para calmar su imprudente curiosidad. Ninguno de ellos prestándole atención a la mujer de pantalón pardo y blusa blanca que bebía su café con pausa y sin prisas mientras miraba el panorama.
avatar

Dromes :
28471
Reputación :
6
Mensajes :
76

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Maryan el Dom Ene 15, 2017 8:25 pm

El día escolar habia terminado y Takeru habia decidido salir algo después del horario ya que habia decidido tomarse unos minutos de descanso, si bien no acostumbraba esperar demasiado para volver a casa, el hecho de que existía el acostumbrado trafico al ser también la hora cuando otro tipo de empleos termina su jornada, habia imaginado que retrasaría un poco su salida, con tal de no tener que encontrarse con demasiadas personas cercanas. Era uno de esos días en los que no deseaba saber de los problemas de otros ni acompañar alumnas u otros compañeros del trabajo en el camino, en otras ocasiones si lo haría, pero hoy deseaba pasar la tarde tranquilo.

Una vez habían transcurrido unos diez minutos, acomodo su escritorio, tomo sus pertenencias y salió del instituto. Como cada tarde le agradaba caminar por las distintas calles que forman Eadrom, aquella ciudad con tantas historias ocultas detrás de cada esquina, además de servirle de ejercicio y relajación, este tipo de paseos le permitía conocer otras partes de la ciudad por las que no estaba acostumbrado a transitar, como este día, cuando cambio aquella calle principal y desviarse hacia otras aledañas. Las calles se mantenían con bastante gente por la hora, pero nada que se tornará desagradable, por ahora sus pasos le habían llevado hacia una zona donde aparentemente era común el paso de peatones al ser una zona donde existían distintos tipos de restaurantes, bares y cafeterías, que hacían más amena la tarde para aquellos que buscaban algún de la rutina.

Apareció entonces a la distancia, algo que llamo su atención, pues aparentemente habían reunidas muchas personas en medio de la calle, cosa que a pesar de parecer común, sería muy difícil a menos que algún accidente hubiese ocurrido, quizá mataron a alguien, asaltaron alguno de los locales o simplemente habia ocurrido algún desagradable incidente. Llevado por los cuchicheos y murmullos de la gente, pudo escuchar entonces los gritos agudos de algunas mujeres. La curiosidad pudo más y paso por en medio de los preocupados transeúntes hasta llegar al frente, justo para encontrarse con aquella escena, un muchacho se encontraba amenazando a otros, luego de lo que aparentaba haber sido una riña.

“Va a matarlo ya o cuánto tiempo va a esperar” el profesor entonces imagino que bien podía quedarse a mirar el desenlace final como simple espectador, gustaba de ver las desgracias ajenas y reírse de ellas, por lo que podía resultar un sano entretenimiento luego de un día de trabajo, aunque habia algo raro en aquellas personas…

Entonces escucho que varias personas murmuraban y otras más gritaban desesperadas con tal de impedir que aquellos hombres se hirieran de gravedad. Para su mala suerte el maestro tuvo que mirar a su derecha en aquel momento, cruzando miradas con un par de estudiantes del instituto, quienes le identificaron de inmediato, el maestro trato de fingir que no les habia visto, pero aquellas chicas conocían a Takeru y se creían aquella mentira suya, que él era una buena persona y que deseaba evitar los conflictos antes de causarlos…

“Demonios porque tengo que hacer esto…” el profesor entonces pudo escucharlas entre los gritos de todos los presentes, ellas insistían en que el maestro detuviera aquello sabiendo que bien podía lograrlo. Sabía que su máscara estaba en juego y no podía permitirse que comenzaran a correr rumores de que el no habia impedido una pelea, que no habia demostrado su bondad y que no le importaba la vida de otros…

-Disculpen… podrían detenerse y dejar de lado el conflicto. No es bueno pelearse por cualquier cosa- el maestro camino delante de todos y se acercó a los agresores, era en estas ocasiones cuando en verdad detestaba tener que ser el bueno y fingir ser un héroe, pero no tenía mayor elección que detenerlos sin lastimarles demasiado.


hablo- pienso - narro
avatar

Dromes :
53588
Reputación :
8
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Arlette Tziolis el Miér Ene 18, 2017 10:43 am

Los movimientos de aquellos amigos que se estaban defendiendo del ataque de aquel hombre de traje y del chico de vestimenta oscura cesaron totalmente cuando éste último saco el arma blanca y adopto una postura amenazante. Se podía observar la mirada de todos encima de la navaja, todos tratando de prevenir el siguiente movimiento, tratando de adivinar a quien atacaría el chico primero. Desde su mesa, Arlette decidió ir por el autoproclamado defensor del abatido de modo que controló el cuerpo del chico oscuro para que con un movimiento sumamente rápido se posicionara a su espalda y que su brazo enganchara su cuello de manera que quedó apresado e inmovilizado. La navaja rozando el cuello del joven sin duda, un movimiento en falso y podría causarle un daño letal. Hubo una ola de gritos que fue seguida por un tenso silencio que se esparció por todos los presentes, incluso llego hasta la mesa de Arlette quien no podía dejar de ver todo con gran entretenimiento. Aquellos dos se mantuvieron inmóviles con la gran amenaza mientras que los otros dos, el hombre de traje y el abatido seguían peleando limpiamente, aunque la atención del ultimo estaba entre su pelea y mirar la navaja en el cuello de su amigo lo que le costaba más golpes de los necesarios al estar distraído.

La mujer causante de todo ese alboroto notó una pequeña incertidumbre entre las personas alrededor del conflicto hasta que un hombre entre ellos salió adelante para tratar de detener la pelea. – “Esto se pone mejor” -  Pensó Arlette mientras formada una sonrisa maliciosa en sus labios y apoyaba los codos en la mesa, ahora su atención involucraba alguien más. No paso por alto el grupo de estudiante que hablaban dirigiéndose a él. – “Debe ser profesor” -  Continuó su control en aquellas personas pero esta vez decidió cambiar un poco las cosas.

El chico oscuro soltó su agarre sobre el otro muchacho y lo empujo lejos dando la impresión que había escuchado las palabras del profesor; pero el muchacho defensor envés de ir contra su agresor cambio su objetivo de pelea, caminaba directamente hacia el profesor para el desconcierto de todos. Inclusive su amigo hizo lo mismo mientras que el hombre de traje se dirigió hacia la multitud, todos a su alrededor tropezando para darle paso y mantener distancia. El hombre simplemente se perdió entre la muchedumbre, cuando estuvo fuera del circulo de pelea Arlette rompió la conexión dejando un hombre mal herido y sumamente confuso. En cambio los amigos caminaban hacia el profesor, cada uno por un lado, uno por la derecha y otro por su izquierda. – ¿Qué diablos? – Murmuró una joven próxima a la mesa de la pelimorada. La confusión era palpable en todos, tanto en los cercanos a la pelea o en los más lejanos como aquellos clientes del restaurante.

Se escuchó un grito. - “NOO” – Resultó ser una de las estudiantes, ahora tenía la navaja en su cuello y estaba inmovilizada gracias al agarre del chico oscuro que la tomaba por la espalda. - “¿Qué tal si ella es mi lienzo?”- preguntó con voz grotesca en el oído de la joven aunque en un tono lo suficientemente alto para que muchos escucharan mientras miraba al profesor burlándose. El profesor se estaba viendo acorralado pues mientras una de sus estudiantes era amenazada abiertamente, los dos chicos ahora bajo el control de Arlette se acercaban a él sorprendiendo a todos justo cuando uno de ellos se lanzó hacia delante para atacarlo mientras que al mismo tiempo el chico oscuro tocó con la punta de su navaja el cuello de la fémina y aplicó presión, una gota de sangre se derramó del cuello de la chica dejando claro que él no hablaba de un lienzo para una pintura, él  quería hacer los trazos en piel y utilizar la navaja como pincel. – PROFESOR TAKERU, AYÚDEME – La desesperación en la voz de la joven le causó tal risa a la pelimorada que tuvo que ocultarla con pequeña tos para evitar las miradas de los demás clientes. Le resultaba muy curiosa la fe que tenía la chica en aquel hombre, igual que la de sus compañeras quienes se lamentaban constantemente.
avatar

Dromes :
28471
Reputación :
6
Mensajes :
76

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Maryan el Miér Ene 18, 2017 11:12 pm

Al principio pareció que las palabras del profesor amedrentaron a uno de los hombres quien prefirió huir que mantenerse ahí, pero aún permanecían los demás, principalmente el que tenía aquella arma blanca. Si bien el profesor no hubiese deseado que tal cosa ocurriese en un primer lugar, ahora tendría que enfrentárseles. Normalmente no le importaría lastimarles o incluso matarles si con eso se libraba del problema, sin embargo, al haber tantos testigos cerca tendría que continuar con su acto, por más desagradable que le pareciera.

Si bien estaba en una situación de desventaja, no tenía por qué temer pues parecían tratarse de simples humanos que habían caído en disputa por algún tema sin sentido, aunque era extraño que no le hubieran contestado nada en absoluto, normalmente hubiese imaginado un “lárgate de aquí este no es tu problema” o “acaso deseas algo de esto también” al momento que dio un paso al frente y les hablo desafiantes. Además de que desde aquel momento en que uno de ellos se retiró corriendo entre la gente, ninguno pareció hablarse entre ellos y sin embargo le fue raro que dos de los sujetos se movieran con tan particular sincronía.

“Podría existir la posibilidad...” pensaba mientras miraba a su alrededor, habia demasiadas personas que parecían preocupadas, otras más sorprendidas y asustadas, sería difícil distinguir si acaso alguien estuviese manipulando a estos hombres. Podía percibir algo en ellos, algo que no era común, pero sí muy familiar.

-Porque no se relajan y…- el profesor iba a comenzar a hablar nuevamente, cuando escucho el grito de una chica, miro rápidamente solo para descubrir que se trataba de una de aquellas alumnas, uno de los desagradables sujetos la habia tomado de rehén y por mala suerte habia sido aquel que llevaba el arma, si bien por un momento se imaginó deteniendo aquello de forma pacífica, ahora parecía que no lograría por más que lo intentara y peor aún, estaba en una muy mala situación.

“O la demencia se apodero de este lugar o alguien más está moviendo a estos hombres como marionetas” pensó de inmediato al escuchar como aquel tipo hablaba de utilizar a la estudiante como un lienzo, era absurdo y digno de alguien que ha perdido la razón, lo mismo los otros dos, si bien hacia un rato habían estado peleando, ahora parecían haberse olvidado del conflicto y actuado como equipo. Tendría pocas opciones, ya que la joven estaba como rehén y los otros dos le atacarían pronto, no habría posibilidades de que terminara sin derramar más sangre.

”Detesto ser el héroe pero esa chica está en peligro” pensaba tratando de idear un plan en aquellos escasos segundos, el hecho de que hubiesen involucrado a una alumna disparo en el esa actitud de protección, “Esto va a dolerme más tarde” pronuncio un par de palabras por lo bajo y luego espero que el primer sujeto se le acercase, sabía que no tendría demasiado tiempo para actuar por lo que decidió aumentar su velocidad más de lo que normalmente lograría con uno de sus hechizos, pero gracias a ello podría moverse con mucha mayor libertad y alcanzar a la chica antes de que los tres sujetos pudieran reaccionar.

Takeru entonces dio medio paso al frente y golpeo con el canto interno de la mano derecha al hombre que se habia lanzado contra suya, dirigiendo su movimiento a la tráquea y sumando la velocidad que llevaba sería suficiente para que el hombre dejase de respirar por varios segundos, luego hizo lo mismo con el segundo, quien no pudo defenderse y solo pudo sentir el impacto de lleno. De un salto se lanzó hacia el hombre con el cuchillo quien por suerte solo habia clavado un poco la punta en el cuello de la estudiante, por lo que tomo el arma por el filo con su mano desnuda y la alejo de la víctima causandose heridas profundas en la palma y dedos, le tomo del brazo y le tiro con fuerza, agregando la velocidad a la que ejecutaba dicho movimiento, le resulto sencillo que este soltase a la chica al sentir como su hombro se quebraba, para luego ser levantado en el aire, cayendo pesadamente en sobre el concreto. por fortuna aquellos que son controlados suelen ser como muñecos que solo siguen ordenes, por lo que al encontrarse con una situación inesperada se desploman sin fuerza al no saber cómo reaccionar. Podía sentir trazos de energía en aquellos humanos, similar a la que utilizan los seres demoniacos cuando están cerca, era algo que conocía a la perfección.

-Ahora falta alguien más…- dijo en voz baja mirando a su alrededor, tratando de identificar caras entre la muchedumbre, entre distintas emociones, gritos y palabras, debía de existir alguien que estuviese actuando de manera contraria a las demás, teniendo que mantener la completa calma para mantener su máscara o, por el contrario, reiría entretenida con el espectáculo que habia causado. Miro entonces en dirección de donde sentía la energía tratando de encontrar a quien podía ser culpable, pero no sabía si lograría encontrarle a tiempo, su mano sangraba profusamente y seria mucho peor cuando el efecto de aumento terminara.


Última edición por Takeru Murakumo el Dom Ene 22, 2017 9:09 pm, editado 1 vez


hablo- pienso - narro
avatar

Dromes :
53588
Reputación :
8
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Arlette Tziolis el Dom Ene 22, 2017 7:56 pm

Las palabras del profesor se vieron interrumpidas por el grito que emitió la joven cuando el chico oscuro la tomó de sorpresa, el profesor se encontraba en un buen aprieto ahora. Arlette se había percatado que antes de que eso sucediera aquel hombre había mirado a su alrededor justo en la forma de estar en búsqueda de algo. - Así que sospecha que algo no anda bien – pensó irónicamente la pelimorada con la vista en su colega de profesión. Aquel sujeto tenía una energía particular, diferente a la de todos los presentes pero muy conocida para aquella mujer. Una energía un tanto curiosa y contraria al modo que el hombre se estaba comportando ya que lo hacía como un buen samaritano, por ello Arlette presionó aún más la situación cuando corto un pequeño punto en el cuello de la estudiante por medio del chico oscuro.

Aunque tenía la intención de hacer un corte más profundo, la navaja se vio paralizada por la mano desnuda del profesor quien rápidamente destrozó el hombro del chico oscuro y lo lanzo lejos. El sonido al caer estrepitosamente en el concreto le sacó una gran sonrisa a la mujer de ojos violetas quien la oculto a través de su taza de café, solo dejando a la vista ojos intrigantes y entretenidos. Las miradas y oídos de todos estaban puestos en los dos amigos tirados en el suelo tratando de respirar forzosamente gracia al golpe recibido en plena garganta. Era tan visible la confusión en aquellos dos, éstos se miraban el uno al otro tratando de entender que era lo que había ocurrido. Recordaban absolutamente todo lo sucedido más no podían entender porque en último momento habían decidido ir en contra de aquel hombre quien los había dejado respirando difícilmente y causando que tuvieran que sujetar su garganta para poder controlar el dolor que generaba cada respiración. Después de haber roto cualquier conexión mental con aquellos dos tras recibir un golpe tan directo Arlette simplemente se limitó a observar con suma curiosidad desde la distancia. Por su parte el chico oscuro se había desmayado tras haber caído al suelo en un golpe seco por lo que su confusión e intriga le llegarían al despertar. Los pensamiento de “¿Por qué hice eso?”  “¿Qué fue lo que me pasó?” “¡No entiendo nada!” lo atormentarían varios días mientras tuviera el recuerdo punzante en su hombro quebrado e incluso después.

Luego de los movimientos de aquel profesor hubo un momento de silencio entre los presentes mientas salían de la sorpresa referente a la velocidad con que todo termino. Ahora el profesor se encontraba en busca de algo más y la ojivioleta sabía perfectamente de que se trataba. Lejos de alarmarse Arlette se levantó de su asiento y empezó aplaudir pausadamente. – Eso fue Heroico. – Comento fingiendo sorpresa a los demás clientes quienes en menos de un segundo su unieron al aplauso agregándole más fuerza y entusiasmo. La ola de aplausos llegó hasta el frente del dichoso héroe y se fue esparciendo alrededor mientras aquella mujer finalmente encontraba su mirada y le sonreía persuasivamente. El estupor de las personas quedó atrás con los aplausos y muchas de ellas empezaban a hablar rápidamente dirigiéndose aquel hombre haciéndole saber su admiración y ofreciendo su ayuda ya que se empezaba a formar un pequeño pozo de sangre como resultado de las gotas que brotaban de la herida de su mano.

Aprovechando aquella nueva atención hacia el profesor, la pelimorada tomo su abrigo y dejo su café en la mesa todavía con algo de contenido y opto por irse del local, sabía que el pelinegro estaba viendo sus movimientos a través de la ola de personas que se aglomeraban a su alrededor para ofrecerle su atención. Se colocó su abrigo tranquilamente, bajo los pequeños escalones en la entrada del restaurante y comenzó andar hacia el lado contrario de la calle de donde se encontraba el profesor junto con la muchedumbre, marchándose sin preocuparse en pagar mientras que nadie aparte del profesor se percataba de su partida.
avatar

Dromes :
28471
Reputación :
6
Mensajes :
76

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Maryan el Dom Ene 22, 2017 10:08 pm

Aunque todo habia pasado rápidamente, en la mente del profesor solo había un par de cosas de que preocuparse, entre las cuales se encontraba el posible culpable de todo este incidente. Estaba cerca de encontrarlo, pero entre una muchedumbre tan extensa, podría ser cualquier persona con la que cruzaba su vista, sin embargo, le causaba molestia y algo de preocupación saber que estaba tan cerca del culpable, pero no poder identificarle.

“Maldición puede ser cualquiera” miraba con preocupación a la gente, unos parecían confundidos y otros asustados con lo que acababan de presenciar, pues que una situación de peligro terminase tan velozmente les parecería como obra de magia. Pero en aquel instante alguien se elevó por sobre los demás y dijo unas palabras que alentaron a todos los demás a comenzar con los halagos y felicitaciones. Takeru pudo verle no muy lejos, se trataba de una mujer que estaba dentro de un local cercano, pero rápidamente comenzó a perderle de vista al ser envuelto por emocionadas personas.

“Así que fue ella…” pensó de inmediato, ya ante tal despliegue, lo más lógico es que las personas normales se preguntaran primero que habia ocurrido y empezaran a murmurar palabras entre sí, antes de reconocerle como un héroe. Pero esta mujer habia sido la primera en reconocer algo similar con una actitud tan marcada “Se tiene que ser una buena actriz para no haberse delatado antes” pensaba al recordar que, ante este tipo de situaciones, era común que los culpables se delataran con facilidad, al actuar de maneras distintas a las demás personas inocentes.

El ser envuelto en agradecimientos, palmadas y palabras de alivio era algo que a él no solía agradarle, pues eran situaciones idénticas a las que experimento durante su juventud, luego de exterminar algún demonio o ser de oscuridad. Las personas suelen demostrar de inmediato una gratitud incomprensible, aunque fuesen completos desconocidos que solo se vieron envueltos en la euforia colectiva. Ahora que estaba seguro de que tal cosa habia tenido una causa y que la culpable estaba tan cerca, tendría que pensar en cómo actuaria… ¿La enfrentaría aquí en medio de tantas personas? O ¿esperaría y la abordaría cuando tuviera la oportunidad?

La respuesta llego sola, pues él pudo cruzar miradas con aquella mujer que se levantaba de su asiento de manera tranquila, tomaba sus pertenencias y se retiraba con toda la calma del mundo, tratando de alejarse de la escena ahora que habia sido descubierta. Esto alerto a Takeru, quien no permitiría que ella se fuese sin recibir algún tipo de castigo, no le importaba que sangrar ni haber tenido que ser el héroe aquel día, pero si le habia molestado que hubiese puesto en peligro a una alumna.

El profesor entonces trato de sonreír y abrirse paso entre las personas, pero era difícil, sus ánimos estaban por los cielos y celebraban gustosos el rescate de la chica. Aquella estudiante entonces recupero el aliento, luego de semejante experiencia y agradeció con una voz dulce y entrecortada la heroica acción de Takeru, a lo que el profesor solo se limitó a girar hacia ella y sonreírle sin mediar palabra. El profesor no tenía mayor opción para conseguir la libertad que seguir utilizando el efecto en su velocidad, por lo que así lo hizo, volvió a pedir permiso levemente y midió el espacio entre la muchedumbre, aprovecho entonces un momento y se escabullo entre ellos a gran velocidad, la cual le permitió al menos librarse de ellos y llegar hasta el frente del local donde aquella mujer habia estado. Giro en su dirección y comenzó a seguirle los pasos mientras juntaba ambas manos y aplicaba presión en sus heridas y energía mágica para que estas dejaran de sangrar.


hablo- pienso - narro
avatar

Dromes :
53588
Reputación :
8
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Arlette Tziolis el Lun Ene 23, 2017 9:24 pm

Luego de cruzar la mirada con el profesor y de haber tomado sus cosas, caminaba sin ningún tipo de prisa por la calle mientras se alejaba de aquella escena. Se había expuesto hacia el profesor sabiendo perfectamente que estaba buscando al culpable de tanto alboroto “inusual”, dicho hombre de alguna manera se había dado cuenta de que Arlette lo provocó bajo el control que había aplicado en aquellas personas. Era algo fácil de descubrir cuándo eran seres de la misma naturaleza aunque en el caso particular de él tenía algo un poco distinto. Al retirarse de aquel lugar la mujer ojivioleta sabía que el profesor la seguiría para enfrentarla de alguna manera, y no se podía decir que estaba preocupada precisamente.  

Arlette esquivaba suavemente a las personas que todavía se mantenían caminando hacia el bullicio para calmar su curiosidad y ver lo que había ocurrido con sus propios ojos. Las calles parecían más estrecha de lo que realmente eran debido a cantidad de personas, brindándole la oportunidad a la pelimorada de perderse de vista si así lo hubiera querido en varias oportunidades sin embargo no lo hizo, se mantuvo caminando tranquilamente mientras sentía la energía del profesor siguiéndola desde cierta distancia.  Esperó hasta aproximarse a una esquina, adoptó un paso más lento antes de cruzar y perderse gracias al grupo de personas que justo en ese momento cruzaban hacia el lado contrario, es decir, dirigiéndose igual que la mayoría hacia el grupo de personas que se habían albergado en medio de la calle por la pelea anterior.  

En la esquina donde desapareció la mujer había un pequeño local de comics pero lo interesante de éste es que tenía un pequeño callejón oscuro justo al lateral donde la pelimorada se había ocultado y ahora esperaba que el recién héroe pasara entre el flujo de personas que iban y venían por la acera. Probablemente tratando de localizarla el profesor se detuvo cerca de dicho callejón, cuando apareció en la vista de Arlette ésta lo observo un momento antes de llamar su atención al mencionar con voz clara y suave. – Me imagino que no es Etiqueta las clases que das – la burla oculta en su serenidad – No es muy educado seguir a una dama, profesor Takeru. – La ojivioleta pronunció aquellas palabras pausadamente, colocando mayor enfasis en el nombre de aquel individuo mientras lo observaba de pie frente ella. Bajo su mirada a las manos masculinas y no se sorprendió para nada cuando notó que estas ya no sangraban lo que de alguna manera confirmó las sospechas que tenía sobre él por lo que sonrió ligeramente y con cierto filo.

¿Viene por más halagos heroicos? – Continuó ladeando la cabeza tras un momento con la intención de provocarlo mientras empleada un tono tentador – ¿No le fueron suficientes los de aquellas personas? Estoy segura que aquella estudiante buscará la manera de… devolverle el favor – lo observo de arriba abajo para que quedara claro el punto antes de volver su mirada hacia la del profesor. Le notaba cierta molestia lo que indudablemente hacia que se entretuvira más. - Eso fue tan valiente. - susurró suavemente e insinuante al tiempo que daba un paso hacia delante para marcar cierta cercanía entre ellos. Incluso extendió una de sus manos a la camisa de época del profesor tomando los pliegues cercanos al cuello y pasar sus dedos sutilmente encima de antes de bajar con la misma suavidad dibujando una línea entre la tela sin perder de vista los ojos azules del individuo.
avatar

Dromes :
28471
Reputación :
6
Mensajes :
76

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Maryan el Mar Ene 24, 2017 7:52 pm

Tras haber comenzado a seguir a la mujer, pudo notar que ella llevaba cierto ritmo y tranquilidad a con cada paso cuando bien podía haber echado a correr y perderse con facilidad entre la multitud, pues era común que en este tipo de eventos sorpresivos y eufóricos, las personas se llegasen a abarrotar el lugar, a pesar de no saber de qué se trataba o si tan siquiera pudieran verlo directamente. Era obvio que ella deseaba que le siguiera, que continuara con el juego del gato y el ratón por más tiempo, a pesar de poder esperar alguna clase de trampa al final del camino.

“Espero que valga la pena…” pensaba para sí mientras evadía a la confundida gente, algunos gritaban y otros le miraban raro, comenzaba a perderse el mensaje inicial, pero eso no desanimaba a los presentes, quienes comenzaron a llegar en mayor número. A pesar de esto y de que en varias ocasiones dejo de ver a la mujer por los constantes tropiezos con las personas que caminaban en sentido contrario, pronto volvía a aparecer no demasiado lejos, aquella figura que le tentaba, que invitaba a que le atrapase con cada paso que daban cada uno.

El maestro podía sentir aquel rastro en el aire, como si este fuese un delicado perfume que le guiaba en medio de aquella multitud, mientras intentaba mantenerse a la misma distancia pudo notar que su mano habia dejado de sangrar al fin, pero necesitaría algo más de tiempo para que pudiera regenerar su interior y recuperar la movilidad en ella.

Fue por entonces que le perdió de vista, su distracción pudo durar un segundo, pero fue tiempo suficiente para que la mujer desapareciera sin más. Takeru se detuvo por un momento y miro hacia su alrededor, no era posible que tal cosa hubiera pasado, entonces decidió caminar más velozmente cuando sintió un fuerte dolor en las piernas, siendo esta la consecuencia directa de moverse a gran velocidad, el dolor pronto se extendería por su cuerpo, pero serian estas las que más resultarían afectadas. Maldijo por lo bajo y comenzó a avanzar nuevamente, a pesar de la punzante sensación. Entonces tras pasar la esquina pudo escuchar la voz de esa mujer nuevamente.

-Así es, mis clases suelen ser más interesantes que un montón de reglas para la sociedad- el maestro reconoció de inmediato, pues era costumbre suya responder sarcásticamente a las burlas –Pero como saber si a quien sigo es realmente una dama, no sé qué tanto te gusta salir sola por las noches- respondió ante la pronunciación de su nombre, estaba molesto y el dolor lo incrementaba, pero de igual forma trato de sonreír como siempre lo hacía, pues no sabía a quién se estaba enfrentando en realidad.

-Quisiera mejor escuchar tus gritos…- indicó rápido limitándose a apoyarse contra la pared cercana, no quería mostrar su momentánea debilidad ante aquel ser, por lo que se cruzó de brazos y recargo su cuerpo, tratando de aliviar un poco la presión sobre sus músculos. –Mi alumna puede esperar y lo que tenga en mente podre resolverlo con ella a solas…- decía tratando de no caer en la provocación, bien entendía a que se enfrentaba ahora y no le agradaba tener que resistirlo demasiado ahora que ella estaba tan cerca, pasando su mano por sobre su ropa.

-La valentía y el deber no suelen ir de la mano- dijo esto haciendo lo propio, levanto la zurda y tomo la mano de la mujer, mientras que con la diestra le tomo del hombro, ambos seguían con la vista clavada y ciertamente era difícil separarse de ella. –Ahora preferiría que comenzaras a hablar sobre quien eres y porque hiciste eso…- tiro de ella y la recargo a su lado junto a la pared. –Solo conozco una clase de seres capaces de manipular a la gente por simple diversión… así que dime ¿cómo te llamas y porque tuviste que involucrar a la estudiante?- en realidad eso era lo único que le interesaba saber, pues cuando eso ocurrió aquella pelea y el control mental se tornó personal, él hubiera preferido mil veces que los hombres se mataran entre sí a tener que involucrarse.


hablo- pienso - narro
avatar

Dromes :
53588
Reputación :
8
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Arlette Tziolis el Jue Feb 02, 2017 11:16 am

Finalmente el profesor había aparecido ante la vista de aquella mujer respondiendo inmediatamente al comentario de ésta quien simplemente le sonrió ante aquella actitud mientras su mirada bailaba en entretenimiento.-  Tal vez mis noches podrían ser con usted a partir de ahora. – Respondió suavemente ladeando ligeramente la cabeza.-  Así podría impartirme clases nocturnas. – Bajo su mirada a los labios masculinos mientras decía aquellas palabras observando lo que pudo identificar como una sonrisa falsa.

Mantenía su mirada en el profesor mientras lo escuchaba. Evaluó su vestimenta antes de acercarse y deslizar su dedo encima de ella. Tras escuchar sus palabras aprovechó su cercanía para aproximarse más, quedando a solo centímetros de su rostro. – ¿Te refieres a gritos como los de aquella adorable estudiante o gritos distintos?  - Preguntó en un susurro cercano a su boca. El ambiente en aquel callejón era muy distinto al que rodeaba las calles, si bien la gente ya se había calmado tras el altercado sucedido ya poco importaba, pues aquellos dos estaban fuera de la vista de personas curiosas a excepción de aquellos que pasaban por la acera sin prestarles ningún tipo de atención debido a la débil iluminación del mismo. Sin embargo, era la suficiente para no perder ningún detalle para todo aquel que se dignara a mirarlos. Un aire frío circulaba por la ciudad el cual llegaba en pequeñas brisas ante la mujer de cabellera morada y el hombre de cabello azabache ocasionando que algunas hebras se movieran ligeramente a merced del viento.

Tras mencionar la valentía del profesor éste sujeto la mano de Arlette frenando el descenso de su dedo por la ropa ajena a la vez que la recargaba a la pared. La pelimorado rió sutilmente ante tal movimiento sin quitarle la mirada a los ojos azules que se la devolvían fijamente. – Haces muchas preguntas. – Menciono con falso aburrimiento después de escucharlo. Llevo su mirada al agarre de su mano y se soltó mientras la deslizaba lentamente de forma que sus dedos quedaron enlazados con los del profesor. - Quien soy no importa. - Respondió a una de sus interrogantes regresando la mirada violeta a la azulada. – Es curioso que menciones a esos seres por qué son los mismos capaces de poseer cuerpos. – Señalo apretando su agarre en la mano ajena mientras evaluaba la reacción del individuo. La pelimorado podía reconocer la energía que transmitía el hombre en su interior, la había percibido desde la distancia y ahora que estaba tan cerca la identificaba totalmente.

Luego de decir aquello Arlette se apoyó totalmente en la pared. - Pero lo que es más curioso es cuando esos seres actúan de manera contraria a su naturaleza. - Menciono con leve ironía y sonrisa suave que dejaba cierta burla en ella. Con su mano libre extendiendo el dedo índice a la pretina del pantalón masculino y lo enganchó. - ¿Por qué no te olvidas de la estudiante por un momento?  Ambos sabemos que no importa. - Añadió en voz baja mientras jalaba de su dedo hacia ella lo que a su vez aproximaba más al profesor.
avatar

Dromes :
28471
Reputación :
6
Mensajes :
76

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Maryan el Jue Feb 02, 2017 5:40 pm

Ahora el dolor se habia estabilizado y hasta en cierta medida iba disminuyendo, por suerte no le habia utilizado por demasiado tiempo o sino posiblemente no podría mantenerse de pie por ahora, la movilidad en su mano ahora también habia mejorado por lo que se sentía más.

-No es mala idea- respondió con cierto interés ante la provocación de la mujer –Algo más a gemidos que incrementen con el ritmo- por supuesto que sintió atracción directa hacia ella, más al estar ahora en tanta cercanía, era obvio que podía sentir que ella tenía algo más allá de lo normal, cosa común en ciertos seres, pero sencillo de identificar por aquellos quienes tienen el mismo origen demoniaco. Supuso de inmediato que habia escogido este sitio fuera de la vista de aquellos transeúntes normales, quienes ensimismados en sus propios asuntos no suelen prestar atención a lugares oscuros como los callejones, aunque existen algunos curiosos que, llevados por el aburrimiento o la simple coincidencia, podrían mirarles desde lejos y preguntarse qué cosa podrían estar discutiendo ellos dos.

-Me gusta conocer más de la otra persona, tu sabes mi nombre, pero insistes en ocultar el tuyo- le menciono ahora tranquilo, de algún modo se sentía familiarizado con ella, al punto de entenderle. No era necesario tener demasiado gusto por la sangre y el caos, para disfrutar de ver del sufrimiento ajeno, para él era una parte esencial y divertida, sin embargo durante los últimos tiempos, se habia guardado para si este tipo de acciones, no por tener que actuar en contra de su naturaleza, no, sino más bien porque habia desarrollado el gusto de corromper y dañar de formas sutiles y no tan directas.

-Supongo que poseer y controlar otras razas esta en nuestra naturaleza- menciono al no existir más duda sobre la raza de la mujer frente suyo, su mirada se clavó en la suya, ella no libero su agarre sino más bien se enlazo sus dedos con un ligero movimiento, su cercanía era ahora algo que bien podría percibir con sus otros sentidos –A veces aprendes a no llamar demasiado la atención o puedes resultar muerta bajo una lluvia de flechas- menciono con cierta diversión en sus palabras, sabía que así habia sido la última vez que le habían exterminado, pero gracias a su naturaleza inmortal, solo fue cuestión de tiempo para poder encontrar un nuevo cuerpo que poseer.

-Puedo olvidarme de esa estudiante y centrarme en ti, pues es lo que más me interesa ahora…- el ahora sentía cierta emoción de tener alguien similar a él, aunque le sorprendió un poco aquel movimiento suyo al tomarle por el cinto del pantalón, solo pudo sonreír haciendo lo propio, al rodear a la mujer con su mano ya recuperada tomándola por la cadera, atrayéndola hacia el a su vez, terminando ahora en el rozar de ambos cuerpos tan cercanos.


hablo- pienso - narro
avatar

Dromes :
53588
Reputación :
8
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Arlette Tziolis el Miér Feb 08, 2017 5:35 pm

Estoy segura que no lo es. – Menciono rápidamente la pelimorado con una sonrisa filosa. El deseo carnal era algo palpable en todos los humanos y que decir en demonios, era parte de su naturaleza por no decir que de ello dependía gran parte de su esencia. Incitar e insinuar, algo que surgía sin esfuerzo. – Que interesante. – Añadió claramente satisfecha con las palabras del profesor quien no se quedaba atrás en seguirle el juego.

Es una lástima. – Le respondió sin realmente decirle lo que quería escuchar. – Soy mujer, con eso debería bastarte Takeru – Agregó diciendo su nombre para provocarlo. Al parecer la molestia inicial del profesor se había esfumado por completo al estar cerca de la mujer ojivioleta ya que parecía totalmente dispuesto a pasar a otro plano con ella, cuestión que ella no desaprovecharía para aplacar sus deseos.  Ahora, con las manos entrelazadas con las de aquel hombre de vista azulada escuchó con nuevo interés las palabras provenientes de los labios masculinos. – A veces si llamas la atención correcta puedes ser proclamado Rey. -  Menciono de la misma forma recovando recuerdos de su pasado donde por manipular ciertas mentes fue hecha Reina de los griegos, por lo cual sonrió al evocar desafortunados momentos para aquel pueblo.  

Alzo sus cejas fingiendo una leve sorpresa con su clara insinuación como si ella no lo hubiera hecho antes. – Por un momento pensé que no había llamado tu atención. – Expresó obviamente mofándose mientras éste situaba la mano en su cadera y ella liberaba su dedo del pantalón ajeno. Había caído la noche, aquella iluminación tenue que brinda la tarde se había ido como era típico en el ocaso por lo cual a medida que el tiempo avanzaba era más las siluetas de aquellos dos lo que se diferenciaba para los transeúntes de las calles dificultando observar más a detalle lo que realmente sucedía. Aunque para dichas siluetas eso no presentaba ninguna dificultad al ser precisamente seres de oscuridad. La ojivioleta podía ver claramente cada detalle tanto del rostro del profesor como de su ropa, al igual que sentir su mano en ella y su respiración cercana a su rostro. Dejo su mano entrelazada con él mientras que su mano libre la poso en su pecho, aunque no la dejo allí, ésta fue subiendo de manera lenta hasta llegar al cuello masculino. Procuraba hacer sus movimientos pausados para que el profesor lo viera todo muy bien, especialmente la sonrisa que jugaba en sus labios y sus ojos que seguían el movimiento de su mano en el cuerpo ajeno. Al llegar al cuello volvió a levantar su mirada hacia él antes de llevar la mano atrás y atraerlo hacia ella con un movimiento suave para finalmente unir sus labios en un beso, el cual marcaba la misma velocidad de sus movimientos anteriores.
avatar

Dromes :
28471
Reputación :
6
Mensajes :
76

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Maryan el Miér Feb 08, 2017 11:17 pm

La mujer entonces hablo nuevamente insinuándose por completo con su actitud, roces y mirada, aun luego de tomarla y acercarle a su cuerpo ella no desistía en la distancia, al contrario, parecía divertida con ello. Takeru por su parte comenzaba a dejar de lado todo aquel incidente, el tiempo habia pasado y con cada minuto que pasaba la noche se acercaba más, la gente seguiría con sus actividades, pero luego se olvidaría de lo que ocurrió aquel día, por lo que por su mente cruzo la idea de que realmente no importaba demasiado lo que ocurriera en aquel momento. Sabía que posición en la que estaban les mantenía alejados de la mirada del común, sin embargo, algún observador curioso podría comenzar a dudar de las posibles actividades de a lo que cualquiera podría juzgar como una pareja en búsqueda de algo de acción aun en medio de la posible mirada del común.

“Qué más da si alguien mira o no…”
su mente comenzaba a dejarse llevar por la situación, aunque hasta entonces habia llevado una vida relativamente discreta, no habia duda en que de vez en cuando podría darse el lujo de arriesgarse un poco, las luces de la ciudad pronto encenderían al compás de la oscuridad, por lo que posiblemente tendrían el suficiente contraste para dejar en duda a cualquiera que les escuchara. Esos lentos movimientos de la chica le incitaban e imponían cierta desesperación en su persona, como hombre solo desearía una sola cosa y realmente no sabía si debería de hacerlo, por lo que con cada leve pase de su mano por sobre él, la mente de Takeru se sumía un poco más en la lujuria.

Tras lo que pareció una eternidad, ella unió los labios con los suyos, pudiendo sentir la rigidez de unos labios carnosos y bien usados, por lo que pronto a pesar de la lentitud y duda que le acompaño al principio, se dejó llevar correspondiendo dicho beso con cierta pasión, el intercambio de saliva no se hizo esperar pues luego de un par de movimientos, el maestro ladeo su cabeza un poco permitiéndole saborear el curioso encuentro. Durante aquellos momentos el empujo su cuerpo por sobre el de ella recargándola contra la pared, bajando la mano por su cadera comenzó a bajarla con lentitud por su pierna sintiendo su forma y entonces cuando llego a la parte que más bajo alcanzaba, tomo su falda y paso su mano por debajo, comenzando entonces a subirla con la misma lentitud tratando de disfrutar lo más que pudiese de la sensación. Al tiempo interrumpió levemente el beso para llevar sus labios hacia su mejilla y luego hacia el cuello de la mujer, comenzando a besarlo y recorrerlo con cierto gusto, podía oler el perfume de ella y ese sedoso cabello pasar por sobre su rostro, luego subió un poco dejando respirar sobre su oreja, todo esto causando que comenzara a sentirse bien con su decisión de seguirla en primer lugar.



hablo- pienso - narro
avatar

Dromes :
53588
Reputación :
8
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Arlette Tziolis el Miér Feb 15, 2017 7:01 pm

Luego de unir sus labios con los del hombre no tomo mucho tiempo para que éste correspondiera el beso con cierto fervor. Al principio realizando movimientos lentos mientras apresaban sus labios mutuamente con las bocas entreabiertas cuya fuerza se iba intensificando con el próximo movimiento. La pelimorado ladeo la cabeza junto con el profesor, sin ninguna intensión de separarse o detenerlo en ningún momento. Su intercambio se volvió mucho más intenso cuando recargo a Arlette en la pared reduciendo aún más la distancia de sus cuerpos, que se podría decir que ahora era nula. Eliminando cualquier espacio que podría haber entre ellos, de manera que se podía sentir casi en su totalidad el cuerpo del otro. Junto a dicha cercanía vino el juego de lenguas, que se movían con cierta lucha y fineza mientras que cada una buscada explorar y degustar la entrada ajena.  

La ojivioleta mantenía su mano en el cuello masculino mientras que el profesor pasaba la propia por lo bajo de su cuerpo, por encima de la tela en su pierna torneada hasta que se topó con el dobladillo e hizo contacto directo con su piel acariciándola mientras ascendía con bastante lentitud. Al separar sus labios y posarlos en el cuello de la fémina ésta deslizó su mano del cuello al cuero cabelludo entrelazando sus dedos con el cabello ajeno a la vez que elevaba ligeramente la cabeza para que pudiera recorre su cuello con mayor libertad. Elevó ligeramente la pierna que recorría la mano osada del profesor haciendo más fácil y placentero su recorrido.

Mientras que aquel hombre continuaba que con la atención en su cuello, la pelimorado libero su mano entrelazada con la de él y la llevo a la cintura masculina jugando sutilmente antes de llevarla por debajo de la tela de la ropa y recorrer su espalda, podía sentir la piel y modestos musculosos debajo de sus dedos, además utilizaba las uñas al pasarlas suavemente por encima de la piel; un simple toque que también le gustaba hacer en su cabello. Cuando el profesor detuvo su acción en el cuello de la ojivioleta ésta llevo su boca al lóbulo de la oreja del hombre atrapandolo por un instante antes de soltarlo lentamente y empezar a bajar por su cuello entre besos húmedos a la vez que su mano continuaba moviéndose en su espalda. Antes de detenerse lamió ligeramente su cuello con la punta de la lengua y beso la zona antes pasar a otro punto. Sacó la mano debajo de la ropa, al igual que libero la que estaba entrelazada con el cabello oscuro para así poder llevar ambas a su camisa con la intención de quitarla. Buscó la mirada del profesor, cuando la encontró sonrió despacio y unió sus labios en un nuevo beso mientras que sus manos de movían por su camisa; por parte de ella tenia el abrigo colgando desde sus hombros.
avatar

Dromes :
28471
Reputación :
6
Mensajes :
76

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Maryan el Dom Feb 19, 2017 6:45 pm

En aquellos momentos las palabras estaban de mas, pues ahora que sus cuerpos estaban tan cercanos, unos cuantos gemidos serían los indicadores sobre como proseguir el siguiente movimiento. Así cuando Takeru empezó a sentir los roces en su cabello entendió aquello como una aceptación hacia aquella situación, que iba incrementándose lentamente de nivel. Si bien el intercambio de saliva entre ambas bocas, no habia hecho más que intensificar el ejercitamiento de los labios, este ya cargaba consigo una intención erótica fácilmente distinguible.

El sentir las uñas de la mujer por su espalda pudo producirle cierta emoción al saberse que ambos parecían entretenidos recorriendo el cuerpo contrario. Por lo que su lengua ahora volvería a entrenarse con alguna otra sección de su cuello. Era distinguible que todos estos momentos comenzaban a construir algo más fuerte en el interior de ambos, estando seguro que pronto podría sentirse con más facilidad. Una rápida opresión de su oreja, causo que Takeru se retorciese un poco por la sorpresa, pero rápidamente se corrigió aquello, regresando en su lugar una fuerte cantidad de adrenalina que hacía que su pulso se incrementara de forma progresiva.

Nuevamente apresados por un beso, la intensión de llevar esto a las últimas consecuencias se incrementaban, ahora mientras la mujer empezaba a liberar a Takeru de su primera prenda, el hizo lo mismo con la mano libre ahora, siendo esta llevada al hombro y cuello de la mujer, comenzando a bajarla sintiendo aquella piel ahora libre del abrigo que la cubría.



hablo- pienso - narro
avatar

Dromes :
53588
Reputación :
8
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Arlette Tziolis el Miér Mar 01, 2017 5:31 pm

Arlette se mostraba receptiva a todos los movimientos del profesor con sus acciones y movimientos. Ahora las manos de la ojivioleta se encontraban ocupadas desabotonando los primeros botones de la camisa contraria mientras que sus labios bailaban junto con los del profesor en una danza acelerada. Detuvo las manos en cuanto sintió que su abrigo era retirado, en cambio las llevo a éste y termino de quitárselo separándose un poco de la pared de la cual estaba recostada lo que a su vez la acercaba más al profesor. Cuando se liberó del abrigo lo lanzo a un lado no muy lejano quedando sus hombros expuestos con la blusa sin mangas que traía debajo.

Al liberarse de aquella prenda llevo sus manos nuevamente a la camisa ajena, la jalo para arriba de manera que se saliera por completo del pantalón y continuo desasiendo los botones llegando hasta mitad antes de abrirla con un simple movimiento, causando que los últimos botones salieran disparados y que la camisa se abriera por completo dejando expuesto el pecho del hombre ante la fría oscuridad de aquel cajón donde se encontraban.



Tras eso lo tomo de la cintura con ambas manos y lo pego a ella a la vez que volvía apoyar su espalda en la pared. Aquellos roces entre ambos despertaron ciertas aéreas notarias dada la cercanía. La pelimorado sonrió en la boca del hombre al sentir aquella progresiva presión en su {vientre, sin embargo no dejo de mover los labios sobre los suyos. Con sus manos a los costados de la cintura masculina introdujo los índices dentro del pantalón y los movió en una especie de barrido a la vez que hacia un poco de espacio entre ellos, justo el necesario para que sus manos se movieran hasta llegar al botón de la prenda dónde con un simple jalón lo rompió dejándolo inservible.



Bajaste la guardia. – Añadió luego de una pausa finalmente revelando la burla que iba consigo, llevo su mano al torso desnudo del hombre para empujarlo con la fuerza suficiente para hacer que chocara la espalda con la pared detrás de él. – Fuiste muy estúpido. Deberías pensar más con otra cabeza. – Menciono a la vez que proyectaba un flujo oscuro desde el suelo de sus pies que avanzo rápidamente y recorrió su cuerpo con gran fluidez el cuerpo ajeno hasta llegar al cuello dónde se materializo en forma de soga, y empezó a tensarse limitando su respiración velozmente.

avatar

Dromes :
28471
Reputación :
6
Mensajes :
76

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Maryan el Lun Mayo 15, 2017 10:00 pm

Hasta entonces habia sido un vaivén de besos y caricias, la temperatura parecía haber subido y el ambiente se habia hecho algo más denso y húmedo con el constante rozar de los cuerpos. Parecía que el simple tocar las zonas erógenas del contrario habia sido suficiente para que el profesor fuese olvidándose un poco de lo demás y solo se concentrase en aquel momento.

Por esos momentos el solo podía imaginarse lo que pasaría a continuación, era entretenido y excitante, pero qué pensaría, sino que esto habia salido de una manera grata y el obtendría algo bueno de todo esto. Por eso él no pensaba en ese instante en esas estudiantes suyas, en los hombres heridos de hacia un rato ni en la gente que se aglomero en el lugar, no, simplemente se habia dejado llevar por sus instintos más comunes y eso en general solía ser suficiente para pasar el tiempo.

Él no se dio cuenta realmente en que momento fue llevado a esa posición tan delicada, pero hasta que escucho la voz de la mujer nuevamente, que se dio cuenta que sus palabras tenían todo el sentido. Al escuchar aquella frase intuyo de pronto que algo malo pasaría, pero ya era demasiado tarde, fue tomado por sorpresa y no tendría el tiempo suficiente, debido a la lucha que debía llevar su cerebro al tratar de reaccionar ante la marea de hormonas que le invadían.

-¿Porque hiciste eso?…- dijo tratando se salir de aquel trance que habia nublado su razón hasta entonces tras resentir el impacto. Hasta ese momento si bien habia estado en el momento se habia dejado llevar por ella y todo lo que hizo, tanto que hasta ahora empezaba a reaccionar realmente de su pésima posición.

-Quizá tengas razón…- no pudo sino tratar de reír ante su patética situación, pero no pudo hacerlo por demasiado tiempo, ya que aquella mujer tomo la ventaja y le ataco con una soga de oscuridad al cuello, cosa que de inmediato resintió. Le sería difícil tratar de defenderse en esta oportunidad ya que no habia tenido el tiempo necesario para prepararse, como lo habia tenido en anteriores ocasiones.

Teniendo pocas opciones Takeru tomo lo primero que se le cruzo bajo su mano y lo arrojo a la chica, mientras que con la otra trataba de hacer menos la presión sobre su garganta. No sabía cuánto tiempo tendría para zafarse pero pensaba en hacer algo rápido ante esto, así que tomo uno de sus talismanes de entre su ropa e intento imbuirlo de su energía mágica, esperando con ello que se pudiesen activar y al menos buscar una forma de defenderse a tiempo, pues cuando estuviesen listos buscarían adherirse a la mujer y con ello sellar su poder por un tiempo, lo que pensaba que sería lo suficiente para liberarse y recuperar la compostura..


hablo- pienso - narro
avatar

Dromes :
53588
Reputación :
8
Mensajes :
327

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Arlette Tziolis el Vie Jun 16, 2017 11:29 am

Aquel ambiente excitante de tan solo unos segundos había quedado atrás cuando Arlette empujo al hombre revelando sus intenciones tras unas palabras llenas de ironía. Había atraído al profesor hacia un callejón oscuro fuera de la vista de cualquiera y lo había seducido hasta tal punto que éste había bajado la guardia y confiado a pesar de los acontecimientos anteriores a consecuencia del demonio de cabello y mirada violeta que tenía al frente.

Al escuchar su pregunta tras el impacto la ojivioleta sonrió mofándose – ¿Qué me impide hacerlo? – Respondió inmediatamente con aquella pregunta sin esperar ninguna respuesta mientras observaba sus reacciones plácidamente. – ¿Qué creías que iba a pasar?... Debería controlar mejor sus hormonas, profesor. – Comentó sarcástica ejerciendo la presión en el cuello contrario a través del flujo de sombras que proyectó.

Esquivó sin ningún esfuerzo el objeto arrojado por el ojiazul al mismo tiempo que aumentaba la presión en su cuello. – Tan solo mírate. – Mencionó con la intención de provocarlo. Levantó una mano para enumerar. – Camisa rota. Pantalón roto. – Fue diciendo a media que levantaba los dedos- ¿Dignidad? – Levantó el tercero y empezó a balancearlo mientras lo miraba con una expresión pensativa. – Mmm, lo dejaré a tu juicio. – Cerró la mano volviendo su miraba mordaz al profesor. – Aunque no es una imagen que me desagrade. – Señaló notando el objeto mágico que tenía el hombre en su mano. La presión que emitía se volvió más fuerte y con el mismo flujo de sombras levantó al profesor rápidamente y lo lanzó un par de metros con el fin de que saltara aquel talismán.  

Conocía el poder que podían tener los magos así que sin esperar ver si el amuleto continuaba en su mano o no sacó sus garras oscuras llenas de toxinas y se acercó velozmente al individuo para tomarlo del cuello, levantar su brazo libre y apuntar el filo de sus garras al torso contrario. El plan de Arlette al llevar al ojiazul a aquel estrecho lugar que era el callejón siempre fue con el objetivo de obtener su corazón de alguna forma y devorarlo, beber su sangre como alimento. Siempre que se alimentaba de algún ser mágico su fuerza se volvía mayor y aquel alboroto que formó antes con las estudiantes se disolvió gracias a la magia emitida por el sujeto bajo su mirada. De modo que ahí estaba, con la mira en el corazón ajeno antes de arremeter contra él, cosa que hizo tan solo segundos después de apuntarlo.
avatar

Dromes :
28471
Reputación :
6
Mensajes :
76

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Saji el Mar Ago 22, 2017 11:36 am


- Este tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva mas de dos meses de inactividad. Si desean volver a abrirlo, pueden pedirlo Aqui

Lugar: Ciudad de Éadrom - Otros
avatar

Salón :
3 B
Dromes :
6234
Reputación :
0
Mensajes :
67

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Una tarde interesante

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.