FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
BÚSQUEDA DE STAFF
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
GRADUADOS Y
CONDECORADOS
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Con malhumor y en un mal lugar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Con malhumor y en un mal lugar

Mensaje por Mr. Avatar 2017 el Vie 13 Ene 2017, 19:44

¡Felicidad y alegría!
Qué bonito era ver esos sentimientos por las calles de Éadrom, gente riendo y hablando de manera muy animada con quien tenía al lado...lastima que esos hermosos sentimientos no lograban alcanzar a cierta persona de 1.33 de estatura. Un albino que se paseaba por entre la multitud con el ceño fruncido, mostrando a todos su malhumor. Era gracioso, normalmente Kisa mostraba signos de su típico humor de porquería pero ahora su rostro de "no se me acerquen desgraciados. Ni me hablen". Era todo producto de cierta tontería, tontería muy propia del pequeño impulsivo.

Ahh~ la razón de aquel semblante era que no fue capaz de tomar un desayuno decente, por no decir que ni siquiera comió un pedazo de pan, todo por culpa de su actitud despistada. Salió rápidamente al escuchar a un gato maullar desesperadamente fuera de su departamento y ¡sí! es sumamente idiota pero así es él, le gustan muchos los animales y además ese gato le hizo recordar a cierto chico pesado y bueno, para cuando se percató de todo el tiempo en el que había estado jugando con el animal ya no tenía ganas de subir a su departamento y ponerse a preparar un "hermoso" desayuno decente.

Después de todo, siempre es así ¿no?

Sabía que no era capaz de preparar algo "normal", mejor dicho, sabía que no podía cocinar nada de la forma adecuada pero no iba a decir que su comida era asquerosa porque ¡definitivamente no lo era! Sólo era peculiar, un modo único y especial que tenía de preparar sus comidas. Hay que agregar que eso se debía gracias a que no tiene la menor idea de cómo cocinar apropiadamente, malditos aparatos tecnológicos que se le dan asquerosamente mal; eso en conjunto con su manera de mezclar ingredientes y llevarle la contraria a los libros de cocina produciendo que Kisa fuera todo un espectaculo en la cocina. En el sentido contrario, claro.

Para resumir la razón de su malhumor era su propia flojera y tontería pero bueno~ mientras que nadie se cruzara en su camino todo estaría bien(?) Sí, sí, ahora el problema era que de tanto caminar y de prestar tan poca atención a su camino estaba en un lugar bastante alejado de la alegría de la ciudad. No se percató que aquellas risas habían cesado y que el ambiente cambió de manera drástica a otro mucho más oscuro y siniestro. Estaba tan distraído en sus propios pensamientos de "odio a todo el mundo"(? que simplemente reacciono cuando el animal saltó de sus brazos para comenzar a alejarse. —¡Espera!— No iba a dejar que se fuera así como así por lo que fue tras su búsqueda a toda prisa, ignorando los edificios precarios y los habitantes de las mismas que lo observaban de mala manera.


Habla — "Piensa" Narración  Ficha Cronología Npc

Gracias Mamiko, a ver si encuentro el avatar(?
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
82257
Reputación :
170
Mensajes :
1340

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Con malhumor y en un mal lugar

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Vie 13 Ene 2017, 21:19

https://www.youtube.com/watch?v=pI7Jc-fSQQ8

-Ryutaro...

El cuerpo inerte del Dhampir yacía en el suelo, golpeado y ensangrentado. La sangre bajaba por su mejilla derecha como si de agua se tratase. Unos pasos se acercaron con lentitud hacia el, tomándolo de la cabeza y alzándolo en los aires. Desde allí podía ver el frío semblante que le estaba mirando al único ojo que le quedaba. Se encontraba inmóbil, y sin poder hacer nada, pues le habían apagado la llama emocional que lo mantenían con vida.

-Ryutaro. - Mencionó aquella voz gruesa, llamándo su nombre con frialdad.

Sentía que lo había perdido todo. Sus ganas de vivir se habían ido a la mierda. ¿Por qué su propio padre había llegado tan lejos, al punto de atentar contra su vida para hacer lo que el decía? Recordaba cuando su padre era un hombre diferente, siempre sonriente, y sabio. Pero de un momento a otro, ese hombre se había transformado en un monstruo capaz de atentar contra la vida de los del clan. Parecía como si su único interés fueran las guerras o la erradicación de otras razas, solo por mantener a los vampiros en la cima de la cadena alimenticia. Ryu por otro lado ahora era un muerto en vida. Le había fallado a ella. No había podido protegerla, y mucho menos traerla a la vida, ¿verdad...? Su padre solo hablaba y hablaba, pero las palabras del hombre eran como meros murmullos, a pesar de que este dictaba órdenes cual tirano. Sin embargo, dentro de tanta babosería que apenas escuchaba por aturdimiento, hubieron unas palabras que el samurai no pudo ignorar.

-...tu madre morirá.

Escuchar como su padre era capaz de hacerle daño a quien le trajo la vida fue la gota que derramó el vaso. No podía permitir que eso sucediera, y quizás por eso... Quizás por eso decidió elegir el camino hacia la vida.

Por el momento solo seguiría aquellas órdenes...
...pero la venganza vendría por si sola.

...................................................................................................................................

Estructuras altas, estructuras bajas. El lado oscuro de Éadrom. Era ahí donde se encontraba nuestro joven samurai el día de hoy. Llevaba una hakama azul oscuro para no llamar mucho la atención. Oculto detrás de la pared de un callejón, como si estuviera espiando o buscando a alguien. Con un semblante serio, y mechones castaños cayendo por completo por su ojo derecho para taparlo.

"Así que esta es la parte oscura de Éadrom, ¿huh? Me pregunto, ¿por qué la maldad no se extiende más alla de esta area...? ¿Acaso habrá alguna fractura en...?" - Pensamiento. Ryutaro volvió su mirada al cielo para intentar ver algun tipo de "fractura", o señal mágica, lo que fuera. Desde la perspectiva de otros pareciera como si estuviera mirando al cielo para ver si iba a llover o no, pero desde la perspectiva del samurai, iba más alla de eso. Había sacado el día de hoy para llevar a cabo las órdenes que le dio su padre, si no fuera porque...

-Meow.

-¿Huh...? - Vio un gatito entrar al callejón. El animalito no se veía sucio y tampoco tenía apariencia de que era de las calles. El samurai se agachó y lo tomó en sus manos. -¿Qué haces por aquí...? - Le preguntó al gatito.

-¡Meow, meow! - Exclamó el gatito y lamió sus dedos.

-Oh. - Se quedó mirando el gatito.
"¿Tendrá hambre...? ¿De dónde se habrá escapado...?" - Pensamiento.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Con malhumor y en un mal lugar

Mensaje por Mr. Avatar 2017 el Miér 01 Feb 2017, 18:24

¿Dónde se fue?— Kisa se apresuraba en escudriñar cada rincón de las calles con su mirada turquesa a la búsqueda de aquel pequeño animalito. Sinceramente no tenía por qué preocuparse tanto por un gato pero es que...¡No podía evitarlo! Adoraba los animales y a la naturaleza en general, por lo que le era difícil simplemente dejarlo escapar y sobre todo, no parecía un lugar adecuado para la supervivencia de la mascota pero por esas miradas agresivas y alguno que otro comentario por lo bajo podría notarse que tampoco sería un buen lugar para Kisa. En efecto estaba en la zona más peligrosa de Éadrom pero su mente no estaba al tanto de los peligrosos que lo estaban acechando, tanto por ser un "agente extraño" en el ambiente, como por parecer un niño extraviado e inofensivo delante de aquellas criaturas altas y corpulentas.

"Que raro, no pudo haber ido tan lejos" Seguía manteniendo unas grandes ganas de encontrarlo pero su ritmo ya había cesado, ahora caminaba tranquilamente por el lugar como si de un jardín de flores se tratase. Claro que portaba su espada detrás de su espalda, de alguna manera no se la había olvidado a la hora de salir corriendo a por el felino pero en vez de tenerle miedo por ese detalle, parecían observarlo de manera deseosa. Querían tener esa arma en sus manos para seguramente venderla o cambiarla por alguna cosa indecente que les diera unos pocos minutos de alegría a la pobre inmundicia que regaba esas deterioradas calles. Seguro pensaban: "será tan fácil como quitarle un dulce a un niño" Obviamente no podían razonar correctamente y buscar un "porqué", es decir, ningún niño normal llevaría un arma encima si no supiera utilizarla.

Oye, hagámoslo ahora— Un surruro emitido de un extraño hombre a otro, ambos miraban atentamente a un albino el cual seguía actuando de manera despreocupada observando el suelo para encontrar alguna clase de pista que lo dirigiera al animal. —Ahora— Mientras los extraños se daban aquella señal cómplice, Hitsugaya captó el sonido de un maullido, no podía estar equivocado. Por mientras el llevaba su mirada curiosa a la zona en la que parecía venir el sonido, los otros dos avanzaban hacia delante a toda velocidad para poder saltar sobre él. —Seguro ese es— Sin percatarse de aquel mal que se aproximaba a toda prisa por su espalda, el pequeño simplemente siguió caminando unos cuantos centímetros y luego... —Lo tenemos— Giró con tranquilidad hacia la derecha, con eso provocó que los perseguidores no atraparan más que una dura pared.

¿uh?— Su vista fue a su espalda, ya que le pareció haber escuchado otra cosa muy diferente al sonido del gato, no obstante, al segundo volvió su vista al frente al no ver nada fuera de lo normal. Vaya, si hay que ser distraído o más bien, tendía a adentrarse en demasía en su propio mundo. Bueno, bueno pero a fin de cuentas ahí estaba en señor gato...con otro indeseado. Hitsugaya se acercó en silencio y con su típica expresión seria, de momento su rostro no mostraba su mal humor, ni siquiera se digno a saludar o preguntar algo. Todo lo que hizo fue estirar su mano hacia el animal y decir una sola cosa: —Devuelvemelo— Exigió sin importarle un comino si estaba siendo grosero, e incluso le importaba poco si aquel desconocido fuera el dueño del felino.

Mientras él estaba pidiendo el animal de una manera exageradamente amable, detrás suyo volvían a aparecer aquellos dos hombres. —Maldito niño— Fue lo que dijo uno de ellos mientras que con su mano derecha se cubría su nariz, se podía ver como la sangre se escurría entre sus dedos, seguramente fue por el golpe anterior; no obstante, Hitsugaya estaba totalmente centrado en una sola cosa y vaya que por suerte no consiguió darle la suficiente importancia a esa voz detrás suyo porque de otra manera, definitivamente, alguien ya hubiera terminado congelado, o en su defecto con un buen puñetazo.


Habla — "Piensa" Narración  Ficha Cronología Npc

Gracias Mamiko, a ver si encuentro el avatar(?
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
82257
Reputación :
170
Mensajes :
1340

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Con malhumor y en un mal lugar

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Vie 03 Feb 2017, 16:46

Ryu se había quedado con el gato detrás de aquel callejón. Lo había inspeccionado y vio que no tenía ninguna herida y tampoco ninguna enfermedad. El pequeñin estaba en buenas condiciones. El supuso que tendría que llevarselo a su casa para cuidarlo por algunos días, o quizás de por vida. Todo dependiendo si encontraba el dueÑo que se le extravió o no. Aaah, ¿qué hacer, qué hacer...? En lo único que pensaba ahora era en que tenía que cuidar el animal. No podía dejarlo extraviado en esas calles tan lúgubres y peligrosas, porque si no, el destino del animalito indefenso podría ser otro no muy deseado. En esos momentos una voz exigente se hizo presente en el callejón donde el estaba refugiado. Ugh... Que fastidio. Lo habían delatado de la forma más estúpida posible. Y con tanta cautela que el había entrado a ese lugar a buscar información...

Devuelvemelo

-¿Huh? - Ryu subió la mirada para encontrarse un enano albino frente a el, con un rostro lleno de inexpresión y con un tonito de voz un poco mandón. El castaño arqueó una ceja ante la forma en la que le pedían -lo que el creía- el gato. -Oe oe... ¿Y ese tono de voz? - Expresó en tono burlón, pero sin subir su tono de voz propio. Se quedó acariciando al gatito en sus manos. -¿Eres su dueño o eres caprichoso? Kufufufu.

-¡Meow! - El gatito lamió los dedos de Ryutaro una vez más.

-Mira nada más como me lame los dedos. Al parecer, el gatito me quiere mas a mi que a ti. ♥ ¿Cómo se siente eso? - Volvió a decir el vampiro con un tono de voz burlón. Si, tenía planeado devolverle el gato, pero de la forma en la que el albino se lo había reclamado pues el vampiro había decidido hacerle un poco de bullying antes de devolverle el animalito. Eso, y que tenía ganas de quedarse con el gato, kufufufu.

Sus sentidos de vampiro le hicieron escuchar algo más alla. Bueno, no es que se necesitaba ser una criatura para haber escuchado como alguien maldecía al muchacho que tenía al frente. Ryu miró "por encima" del niño para ver quien o quienes eran las personas que estaban rodeando al que dijo aquellas palabras, y que era lo que hacían. Frunció el ceño al ver que algo no estaba cuadrando.  -Oe... - Mencionó. -Creo que me has traído a tu pequeño club de fans. - Señaló con su dedo índice atrás de el, para volver a acariciar el lomo del gatito con mucho cuidado de no hacerle daño.

Aunque si a aquellos hombres les daba por entrar al callejón de la forma en la que Ryu pensaba (violentos), iban a tener un pequeño problema. Primero tenía que asegurarse de mantener el gatito a salvo. -Resuelve tus problemas con ellos, y luego te devuelvo el gato, ¿si? - Le mencionó con un semblante inexpresivo. -Te espero aquí. ~ - Se queda allí parado sonriendo, sin dejar de acariciar el gatito.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Con malhumor y en un mal lugar

Mensaje por Mr. Avatar 2017 el Lun 03 Abr 2017, 23:41

Vaya, menuda situación en la que se había metido por un maldito capricho. A decir verdad todavía no había pasado nada pero por la situación iba tornándose un tanto interesante por el modo en el que comenzó la tan —poco— amable conversación con alquel castaño que tenía al deseado felino en sus manos. — ¿Eh?.—Arqueó una ceja por el comentario sobre su tono de voz. — Eso no te interesa.—  Soltó a la ligera. — Además se ve que no eres su dueño.— Pues sus palabras y la acciones del gato no concordaban tanto. — ¿uh? A lo mejor le caen mejor los idiotas.— Utilizó ese tono burlón que estaba usando el contrario con él, no podía evitar sentir molestia por tales acciones del animal, quiero decir, no quería que hiciera eso pero al menos quería que fuera a sus brazos. Lo había seguido hasta aquí ¿para eso? No, no, definitivamente algo andaba mal con esa situación,

Como sea, no dejare que tengas al gato así que.— Hablaba como si realmente fuera capaz de hacer algo para evitar que el contrario tuviera al animal más tiempo entre sus manos, era extraño, a fin de cuentas no podía exponer excusas validas ya que el animal tampoco le pertenecía; tal y como lo dijo el desconocido, no parecía más que un mero capricho. — ¿Club de fans?.— Repitió incrédulo al ser incapaz de comprender del todo esas palabras. — Hmm.— Giró su cabeza para poder observar a sus espaldas y responder la incógnita que se había formado en su mente al escuchar tales palabras. — Creo que quisiste decir idiotas.— Tan despreocupado y ausente de la tensión que se estaba formando en el ambiente culpa de aquellos a los cuales nombró como tontos.— Realmente me dan igual pero ¡Oi!.—  No le interesaba que le haya dicho que resuelva sus problemas, no creía tener ninguno pero no dejaría que esos supuestos engaños provocaran que se le escapara ese chico. No creía que en verdad fuera a devolver el animal por resolver los problemas que creía que tenía Hitsugaya. — No te pienses que caeré en es-.— La mano de uno de su fan se posó en su cabeza. — Oye crí-.— Con un rápido movimiento Kisa se quitó la mano del contrario y lo tomó del brazo para así poder aplicar un poco de su fuerza y lanzarlo hacía delante, justamente en el lugar donde estaba el castaño, no lo hizo de manera intencional, claro. Aunque tampoco se detuvo a pensar en si estaría bien o si era capaz de esquivarlo. — ¡Vuelves a tocarme y-!.— El otro invitado se abalanzo hacía él. — ¡Tú también!.— Una vena se vio en su frente en el mismo momento en el que giró su cuerpo para asestarle una patada al desconocido sin darle la oportunidad a esquivar tan inesperado golpe. — Agh, no molesten idiotas.— Volvió su vista al indeseado tipo que tenía a tan precioso animal en sus manos, un poco más relajado ya. — Tengo algo que hacer.— Venga ya, hasta parecía que planeaba darle una paliza al pobre castaño o algo por el estilo. Los otros dos pobres golpeados, vaya a saber si se fueron o continuaban estorbando, Hitsugaya estaba lo suficientemente descuidado como para no percatarse de ese detalle. — Como dije, dámelo de una buena vez.— Y tan bueno que se veía el contrario, lamentablemente Kisa no era alguien que se fiara de las apariencias, para él todos eran enemigos a no ser que no sean humanos(? Ahí ya tenían un porcentaje más alto de poder recibir un trato un tanto más amable de parte del albino pero~ tampoco era demasiado lanzando en el hecho de averiguar la clase de ser con el que estaba lidiando, poco le importaba a fin de cuentas y para ser directos: Mientras más alejados estuvieran de él sería mejor. Verlo como malo o el molesto, e incluso el chico problema, era todo lo que quería por conveniencia, si lo era o no en verdad podía ser todo un tema aparte pero mientras mantuviera a raya a los demás, todo estaba bien.

Regresando al ambiente, un nuevo invitado se había asomado en el escenario. Un gatito negro pasó corriendo por debajo de las piernas del albino haciendo que se sorprendiera y cayera sentado al suelo. — ¿e-eh?.— Estaba bastante aturdido por esa agradable sorpresa. Pestañeó un par de veces al mirar al pequeño animalito que olfateaba el pie del albino con curiosidad. — E-Esto....— Ahora si que estaba confundido, a lo mejor por eso el otro gato salió corriendo o a lo mejor esos dos no tenían ningún lazo especial, uff pues ese sería un día de gatos(?  A ver qué clase de cosas hacían con ellos~ mejor dicho, ¿qué haría ahora?.


Habla — "Piensa" Narración  Ficha Cronología Npc

Gracias Mamiko, a ver si encuentro el avatar(?
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
82257
Reputación :
170
Mensajes :
1340

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Con malhumor y en un mal lugar

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Mar 18 Abr 2017, 18:13

Eso no te interesa.
-¡Pues claro que me interesa! Si te estas dirigiéndo con ese tono de voz a mi. ~
Además se ve que no eres su dueño.— Pues sus palabras y la acciones del gato no concordaban tanto. — ¿uh? A lo mejor le caen mejor los idiotas.
-¡Jaaa! ¡Mira quien habla! Si no fueras tan diferente a mi, creo que el pequeño hubiera corrido directo a tus brazos y no a los mios. ¡Kufufufufu! ~

¡Aaagh, que fastidio! Ryutaro no tenía ganas de devolverle ningún gato al escuincle enano ese. Al menos no con esa actitud. ¿Quién se creía que era él? ¿Algún presidente importante que había que complacerlo por todo lo que decía? Él no le quitaba la mirada de encima, ni si quiera cuando se percató de que los ladrones estaban adentrándose al callejón. Si bien el Dokuganryu gustaba usar trucos sucios en contra de sus enemigos, no lo había hecho en ese momento. No tenía ganas de ser perseguido por un crío todo el día por un bendito gato.

Así que como buen samurai de palabra cuando le convenía, se quedó allí parado mirando como el contrario se hacía cargo de su Club de Fans, sin dejar de acariciar al pequeño felino. Sorprendente fue el momento cuando ese albino tomó como si nada al primero de los hombres que se le acercó, y se los quitaba de encima uno a uno, sin tener que hacer uso de la gran espada que llevaba. Uno de los "enemigos", si se le podía llamar así, fue lanzado en contra de su persona, no de forma intencional. Para quitárselo de encima, el vampiro dele metió una patada a este hombre y lo empujó de vuelta hacia Kisa intencionalmente. -Cuidado. - Mencionó. -Estoy cuidando el hijo que tanto quieres. ~ - Dijo en tono burlón para que se diera cuenta que tenía que ser más cuidadoso a la hora de proteger a alguien, y no estabamos hablando precisamente de su persona, sino del pequeño animalito que estaba con su persona. Y bueno, enviar "ataques" a donde él estaba, significaba poner la vida del pequeño animal en peligro. Bueno que él tenía buenos reflejos y pudo evitar un mal golpe para ambos.

Como dije, dámelo de una buena vez

-Así no se le piden los gatitos a su Lord. Se pide: "¿Puede devolverme el gato, My Lord?" Y ya ahí yo veré si es factible o no, entregarle el animalito. - Seguía diciéndo para enseñarle algunos buenos "modales" al albino. Aunque claro, Ryu lo trataba así porque era él quien estaba con esas actitudes arrogantes, mandonas y burlescas, y no pensaba dar su brazo a torcer, mucho menos por quien él consideraba un escuincle salido de la nada.

Aunque si se fijó un poco en esas "habilidades" que había tenido con los maleantes. Tumbarlos así como si nada. Con eso se fijó que no era un chico "normal" que estaba recien aprendiendo a usar las armas.

Sin embargo ~ Un nuevo invitado llegó a la fiesta, interrumpiendo dulcemente la forma brusca en la que aquellos dos se estaban tratando. Un gatito negro. Así es, señoras y señores. Un nuevo oponente que le daría un gancho derecho... O queremos decir, un garrazo derecho al corazón de aquellos dos seres que no querían ceder ante los ataques verbales que se tiraban por el primer gatito. — E-Esto... - Ryu arqueó la ceja, olvidándose completamente del albino y llevando su mirada al recién llegado. Si bien, él vampiro prefería los reptiles (sobretodo dragones) y perros, no podía darle la espalda a aquellas hermosas criaturitas felinas. Era todo un animal lover... En secreto.

Se lanzó al suelo al lado de Hitsugaya, poniéndo al segundo gatito en el suelo. Ambos felinos se olfatearon para conocerse, o quizás, reconocerse. Poco después comenzaron a jugar entre ellos con sus patitas delantera, tratándo de brincarse por encima y tirándose al suelo mutuamente, haciéndose bolitas, peleándo entre ellos de forma juguetona. Ambos felinos se habían caído bien.

-Aaawww... - Se le escapó aquella expresión de los labios. -¿Lo ves, enano? Si hubieras sido más gentil desde el inicio, es probable que nos hubieramos llevado como ellos. Kufufufu. ~

Entonces, no muy lejos de allí, se escuchó un camión encenderse, y los maullidos de lo que parecían ser, gatitos pequeños.

-¡Maldita sea, Henry!
-¡Perdón!
-¡Nada de disculpas! ¡Has perdido UN gatito! ¡Cada maldito gato nos cuesta una fortuna! ¡Entra a ese maldito camión y entrégaselos al Jefe! ¡Hay un dineral que tenemos que ganar! - Sin nada más que decir, el hombre desconocido entró al camión y se fue por las calles de los bajos mundos.

El hombre que regañó al del camión sacó de sus bolsillos un celular y marcó a un número.

-¡Aló! ¡Jefe! ¡Si! ¡Allá le va la mercancía! - Guarda silencio, como si estuviera recibiéndo un mensaje de la otra parte. Este hombre estaba caminando de lado a lado a un lado de la acera. Estaba impaciente por algo, o es que quizás así era su actitud, impaciente.

-Si. Ahora mismo envié al idiota a entregarle los regalos. Los abrigos de pieles estarán para la próxima semana.

Narcotraficantes (?) de gatos era eso. Sacaban gatos de quien sabe donde para ir a hacer abrigos de pieles, tal y como haría Cruella De Vil con los dálmatas. El hombre siguió hablando por su celular, mientras que Ryu entrecerró los ojos y miró al enano a los suyos. Volvió su mirada para afuera del callejón.

Aaaagh, maldita sea. Y pensar que había ido a visitar los bajos mundos para llevar a cabo las órdenes de su padre (en aquel entonces): Buscar alguna pista de donde es que se encontraba la Esfera de Winter para destruír Éadrom. Su padre le había amenazado con una misión como esa. Lo estaba usando de peón, probando la lealtad de Ryu hacia él y poniéndolo entre la espada y la pared con una amenaza bastante baja: Si no lo hacía, mataría la persona que más amaba en ese mundo, su madre.

Por esa razón el Dokuganryu había llegado a la ciudad "pacífica" de Éadrom. Como no pudo encontrar rastros de la esfera ahí, entonces fue a los bajos mundos a ver si encontraba algún tipo de "falla" en los bordes, o cualquier tipo de pista para ponerle fin a la pacífica ciudad en un intento desesperado con salvar a quien le dió la vida.

La ironía es que se había encontrado el día de hoy y sin saberlo, a uno de los Cuatro Guardianes de la Ciudad Pacífica. Si Ryu llegara a conocer ese detalle, probablemente hubiera estallado de la risa de lo hilarante de la situación. ¿Y qué le había dado la vida a cambio? Una misión random en el momento menos oportuno, para ir a salvar gatitos random, con un Guardián de Éadrom que estaba bajo las órdenes de un gordito aún más temeroso. Sip. La suerte del Dokuganryu era tremenda. Tener que abandonar la misión de salvar a su madre para ir a salvar unos... Gatitos. Estaba a favor de ir a salvar los gatitos, de hecho. Pero era como si la vida misma se le estuviera riéndo en la cara: "¡Hoy suspenderás la misión de ir a salvar a tu madre porque tienes algo más importante que hacer: Salvar gatos!" No podía ser "Salvar la vida de millones de personas", no. Tenía que ser "Salvar gatos." Heh.

El Dokuganryu tomó el gatito negro, dejándo el otro felino en el suelo. -Tienes suerte que me guste más este color, niño. De lo contrario, te hubieras quedado con el recién-llegado. - Risa leve. Jamás aceptaría que iba a terminar devolviéndole el otro gato al enano. Y no porque estaba dando su brazo a torcer, sino porque no tenía donde demonios meter un animal. No con la vida que estaba llevándo en esos momentos: Una vida en donde, en cualquier momento, los guardianes de su padre podían cortarle el cuello si no lo veían haciéndo su misión adecuadamente. Asistía a la Academia para buscar información de cualquier tipo, pero ahí no encontró nada y por eso llegó a los bajos mundos, donde sin querer se encontró con un guardián de la ciudad.

-No se tu, enano. Pero yo me voy a salvar los gatos. ~ - Se levantó de allí, poniéndo al gato negro dentro de su Hakama (área del pecho) para que no se cayera. -Agarra el gato que tanto querías. No vaya a ser que decida cambiar de opinión y llevármelo también... - Mencionó esto último, mirándo de reojo a Kisa para ver que iba a hacer con el segundo gato. Cuando este se repusiera, el Dokuganryu esperaría a que el tipo que hablaba por celular terminara de hacerlo, y cuando colgara, caminaría hacia él, ignorando a los idiotas del Fan Club de Kisa, quienes todavía estaban tirados en el suelo retorciendose del dolor, o simplemente inconscientes.

-Yo. - Mencionó.
-Ahora no tengo tiempo para hablar contigo. Por favor, no me... - Se queda mirándolo. -¿De dónde sacaste ese gato?
-¡¡¡DE TU CARAAAAAAAAAAA!!! - Lo que gritó no tenía sentido, pero igual lo hizo. Golpeó lo suficientemente fuerte en la cara aquel hombre y lo dejó inconsciente. Se agachó con tranquilidad para tomarlo del cuello de la camisa y tomar también su celular para guardarlo en los bolsillos de sus hakamas. El vampiro se levantó y se quedó mirando al horizonte, como si buscara algo.

La realidad era que estaba agudizando sus sentidos para ver por donde iba el camión. Pensaba seguir al individuo hasta la empresa "secreta" donde iban a llevar los gatitos. -There you are... ~ - Esbozó una sonrisa maliciosa-pícara y dió un salto hasta uno de los tejados. Esperaría a Kisa (a ver si se le unía) y se iría con (o sin) él para seguir el camión por encima de los tejados. El vampiro traía consigo al hombre que estaba hablando por celular para evitar que se escapara y diera la señal de alerta. El camión iba más alante. Era cuestión de mantenerse atrás sin que fueran notados.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Con malhumor y en un mal lugar

Mensaje por Mr. Avatar 2017 el Miér 14 Jun 2017, 03:32

¿Sus oídos estaban malos? ¿sucios? ¿ya estaba medio sordo? espera, ¿su raza se podía padecer de aquello? Ah, como sea, ¡Eso no era el tema principal! —¿Ah? ¿Lord? —repitió con dificultad ya que el inglés no era algo que conociera demasiado y con lo poca atención que prestaba en clases a lo mucho podría decir Hello (? —No me vengas con esas mierd*s —rodó los ojos restándole importancia a la tan incoherente petición; aunque no la haya entendido del todo no logró contener su lengua al responder. Maldito grosero.

En fin, al menos no hizo falta aplicar la fuerza contra tal personaje tan odioso, a su mirar, el señor destino ya había acomodado las piezas para que todo se resolviera con amor y paz.

El shinigami estaba encantado al ver a los dos felinos socializar de esa manera; no obstante, en el momento que escuchó la voz del contrario le fue imposible no cambiar su mirada de una más tranquila a una totalmente asesina—. Tsk, ni en mis pesadillas querría eso, idiota —replicó volviendo su vista a las animales para así quitarse el mal sabor que le dejaba la simple acción de mirar al castaño.

Raro. ¿por qué había ido ahí? Si era por ir a buscar al animal, bueno se había con un par más, esta era su oportunidad para agarrarlo y salir por dónde vino. Cosa que le costaría horrores teniendo en cuenta su pobre sentido de orientación. Sin embargo prefirió guardar calma, su especialidad no era precisamente la de escuchar todo a su alrededor, Kisa más bien era de esas personas que se distraen con la primera cosa que llamaba su atención y adiós mundo. Toda su atención iba dirigida totalmente a eso, en los gatos, y todo lo demás se podía ir directamente al demonio que él ni enterado. Bueno, bueno, estando fuera de combate y sabiendo que la cosa no era seria como para enseriarse, tampoco era tan idiota como para perder la concentración en un combate y terminar con más heridas de las necesarias; aunque... ¿qué cosas se tomaba en serio? las batallas le valían madres y también que le dieran uno que otro golpe, si no tenía ganas de defenderse no lo haría y si quería partir un par de caras pues lo haría sin ningún tipo de vergüenza.

El ser inmortal a veces te llevaba a tomarte a la ligera muchas cosas, en el caso de Hitsugaya, por supuesto que no todos los seres que poseían tal dicha, o desgracia, poseían esa manera de vivir.

Como sea, el pequeño shinigami seguía en su mundo de tontería, observando a los felinos hasta que por esas casualidades de la vida, levantó la mirada y se tuvo la mala suerte de cruzarse con la contraria.
Torció el gesto en señal de disgusto. Si de él dependiera estaría ahí todo el día, perdiendo el tiempo, empero cuando el otro agarró al animalito su cuerpo reaccionó de inmediato poniéndose de pie casi de un salto—¡Oi! —exclamó guardando sus ganas de arrebatarle al animal; mas algo logró captar en más profundidad su atención. Una vena apareció en su sien al escucharlo—. ¡No soy un niño! —vociferó a todo pulmón alzando su puño con un claro enojo—Además t- —no consiguió terminar la frase. "¿Salvar gatos?" volvió a mencionar su mente para intentar encontrarle sentido a la frase, bueno no importaba. Si tenía que salvar gatos lo haría, lastima que tenga que ser con la compañía de ese sujeto.

—. Atrévete si puedes —lo desafió también tomando el gato con mucho cuidado y colocándolo dentro del interior de su kosode, era un animal pequeño y flexible así que...bien, Kisa no es que fuera tan grande como para propinarle un lugar cómodo. ¡Era lo que hay!—Ah, ¡Espera! —vociferó apresurandose en situar al felino para ir...¿qué estaba esperando? Se había imaginado que el contrario se haría corriendo o algo pero nunca imaginó que fuera a ¿atacar a alguien? ¡¿Yo?! No entendía un comino y todo por ser un maldito distraído cuando le daba la regalada gana. Pestañeó un par de veces bastante confuso ante la escena que se le presentaba—. ¿de su cara? —repitió mientras una gota de sudor se resbalaba de su frente. El albino se quedó en silencio mirando lo que hacía en otro y madre mía, ya lo estaba tachando, además de idiota, de loco—Tere re are, ¿qué? —murmuró para sí mismo intentando nuevamente repetir lo dicho, muy mal por cierto, no obstante no había tiempo para reparar en ese detalle puesto que el castaño dio un saltó hasta el techo. Kisa titubeó en seguirlo pero si eso tenía que ver con salvar a los gatos, lo haría...del otro lado.
Inmediatamente realizó la misma acción pero en los dejados del otro lado de la calle, iba a seguirlo pero tampoco quería estar tan cerca, así que ¡en marcha! S-Sí, a seguir algo que no tenía ni la mínima idea de lo que era.

¡Al ataque mis valientes! El shinigami se aseguraba de tener bien agarrado al animal para no mandarlo a volar por la corrida o los saltos que debía dar por momentos para seguir el camino, ahora bien, ¿cómo seguir algo que no saber qué?. De momento miraba de manera disimulada al mayor para así orientarse un poco; eso no era suficiente, necesitaba saber a dónde iba. Intentó mirar más adelante, no veía nada. Estiró todo lo que pudo su cuello para lograr ver ¿algo?—. Eso es... ¡¡Pff!! —soltó el aire al esquivar un especie de red que se le acercó a la cara desde el suelo—Ahora qué mier —cerró la boca para agacharse con velocidad y permitir que otra red le peinara sus blancos cabellos—Esto... —unos hombres estaban en unas motocicletas, eran tres esas cosas y seis hombres. Uno disparaba y el otro manejaba. Al parecer intentaban cazarlos, vaya a saber cómo se dieron cuenta de que aquellos dos tenían a los gatos, seguramente un dispositivo especial que captaba la presencia de aquellos animales; como un radar de dragón pero para gatos(?.

Perfecto, perfecto. Los motociclistas iban por momentos atrás y por otros más adelante, siempre intentando realizar maniobras sorpresivas para asestar el golpe de gracia. Obviamente estaban disparando aquellas redes a ambos "ladrones", todo gracias a unas armas que parecían bazookas/lanzacohete. Kisa frunció el ceño  al esquivar otra de esas cosas, entre que tenía que estar atento a los momentos en lo que tenía que saltar, en que el otro chico no se le perdiera y que el gato no se le cayera o se escapara, ya estaba irritado—. Dejense de tonte...rías —musitó con sorpresa al verlos preparar otra arma, una que no conocía, aunque sinceramente no conocía ni esa, ni la otra, no conocía nada que no fuera una katana, un arco o una guadaña(? bien, bien, había visto armas de fuego y de más cosas gracias a su compañero afeminado pero hasta ahí, desconocía su funcionamiento o nombre correcto.  "Genial" pensó con sarcasmo al notar que ahora les disparaban con pequeñas cosas que con su impacto facilmente conseguían derribar algunas partes de las paredes e incluso desmoronar una que otra chimenea o arruinar la ropa que estaba tendida en la azotea...todo normal en un barrio oscuro. ¡Metralletas! bueno...sí pero de pintura. Sus disparos eran de tal fuerza que acababan con las pobres paredes, neh, seguramente los muros eran tan viejos que hasta un fuerte viento las haría caer(?. Los malditos traficantes de gatos no podían permitirse matar a sus tan queridos animales así que era mejor noquear a sus "ladrones" con un buen disparo y quitarles al bicho de la ropa; ya después verían qué harían con ellos si conseguían darle un put* disparo. ¡No jodas! ¿tan mala puntería tenían? Ja, seguramente estaban borrachos... o el borracho era Kisa que veía bolas letales como pintura(?.

Corre, agacharse, frenar, saltar, y cubrir el animalito. De eso se tenía que preocupar. Mas al escuchar el sonido que produce un auto al girar con prisa el menor no tuvo la mejor idea de intentar estirar su cuello como jirafa para ver qué pasó y ¡paf! que se dio la cara contra una maldita chimenea—Joder —masculló cerrando sus ojos por el leve dolor y palmando al gato que tenía dentro de su ropa para verificar que su mano fue el escudo necesario para que no le pasará nada.

¡Qué día de locos! ¿o de gatos mejor dicho?


Habla — "Piensa" Narración  Ficha Cronología Npc

Gracias Mamiko, a ver si encuentro el avatar(?
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
82257
Reputación :
170
Mensajes :
1340

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Con malhumor y en un mal lugar

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Jue 20 Jul 2017, 20:11

Si por el vampiro fuera, dejaba a Kisa completamente atrás. Es decir, estaba concentrado en la misión que el mismo se auto-impuso por un bien mayor, y no podía quedarse a esperar que un recién conocido le siguiera el paso. Hacer eso sería perder de vista al camión, y perder de vista al camión implicaría la muerte de cientos de gatos en el presente Y a futuro. Era más fácil volver atrás a buscar al albino perdido despué que el camión se detuviese en fuera-cual-fuese su destino. Si él quería hacer un bien para la conquista de lo que alguna vez fue Oshu, de Éadrom y de lo que viniera a futuro, debía ensuciarse las manos desarmando criminales y poniéndole fin a sus vidas, o entregándoselos a la Justicia. Todo dependía que tipo de crímenes estos habían cometido. Porque tampoco es que fuera a asesinar una persona por robar un pan. La Justicia del Dokuganryu se medía con la severidad del crímen contrario. Asesinos pagaban con la muerte. ¿Lo demás? Ya veremos.

Por eso fue que el vampiro siguió de largo, sin que le importase mucho lo que le pasara al Shinigami. Bueno, tenía un gato entre las vestimentas, pero con lo que vió del enano en el callejón fue suficiente para darse cuenta que el idiota no iba a dejar que el gatito sufriera daños... Y de ser así, ¡¡¡LO MOLÍA A KATANAZOS!!! Así que eso fue lo que le dió luz verde al vampiro para seguir adelante sin esperar por el contrario.

Sucede que el camino no iba a ser tan fácil como parecía. Llegaron tres motoras, con dos tipos de los bajos mundos sobre ellas. Unos conducían, otros estaban tratando de atrapar a ambos. Una red pasó justamente rozando el rostro del vampiro... "¿Qué demonios...?" - Pensó con sus ojos llenos de sorpresa. No esperaba ver que quisieran capturarle de esa forma tan... inesperadamente patética. Como si él fuera algún tipo de criatura mística indefensa sacada de un cuento de hadas. ¡Ja! ¡Eso no hay quien se lo crea! Y a decir verdad, esperaba que de aquellas armas saliera algo más peligroso. Proyectiles que lo dejaran sin aire, ¡lo que fuera! Fue una gran decepción que solo sacaran redes.

Aunque ninguno de los dos podría cantar victoria. El porque de esto es que, los mismos tipos en motocicleta sacaron unas metralletas y comenzaron a disparar a todo Dios. Los civiles inocentes de los bajos mundos comenzaron a gritar, correr y buscar refugio, todos alarmados. Algunas madres se lanzaron sobre sus crías para protegerlos mientras se escondían detrás de una pared como refugio, las prostitutas de turno también salieron asustadas a buscar refugio. Por suerte, nada grave le sucedió a los inocentes de esas areas, pero esto hizo que el samurai se molestara. Frunció el ceño y apretó los dientes, mirando de reojo aquellos hombres que no dejaban de sonreír con malicia y otros seguían gritando barbaridades.

No podía usar a Kisa como carnada. No cuando los hombres simplemente arremetían a lo que fuera por tal de obtener sus objetivos. Giró su rostro para ver donde estaba ubicado para... "¿Qué...?" - Ver como el niño idiota había chocado contra una chimenea. "¿Será imbecil...?" - Volvió su mirada al frente para ver como él también iba a chocar de cara contra otra chimenea por estar mirando al de al lado. "Oh, shit..." - Aunque para suerte propia, el vampiro pudo darse cuenta rápido, poniéndo su mano en el borde de la chimenea y saltándola para llegar a la casa de al lado.

No podía perder tiempo con "minorías." El camión estaba alejándose y tenían obstáculos detrás de ellos. Pero esos impedimentos no serían nada para un samurai-vampiro con años de experiencia. Así que, el muy desgraciado decidió usar un pequeño truco sucio, pero práctico, para liberarse a sí mismo y liberar al gatito del albino de los problemas:

Utilizó su poder de telequinesis para controlar el manubrio (manillar) de las motoras y hacer que los hombres chocaran entre ellos. No quería estamparlos contra la pared de alguna estructura porque no tenía conocimiento si habían inocentes o culpables dentro de ellas. Pero sabía que, quizás ocasionando un "pequeño" accidente entre ellos, sería tiempo sufiicente para quitarse las moscas molestas de encima y hacer que él pudiera seguir adelante y el gato contrario no sufriera daño.

Se detuvo en una de las azoteas para ver al albino, e inconscientemente verificar que todo etuviera bien. Él no parecía un mal tipo, aunque claro, tampoco era tan amigable que digamos, pero no por eso lo iba a  dejar a su suerte si estaban en una misión juntos. Por más contradictorio que sonara eso. -¡No te quedes atrás, mocoso! - Le gritó desde lejos para animarlo a seguir el paso. Sería una decepción si el albino se rendía en la misión después de haber llegado hasta allí, y por algo tan mínimo como eso. El vampiro lo había usado de carnada hasta cierto punto, y ya luego le dió una mano deshaciéndose de los seres que querían capturarles. De no ser porque esos seres en motocicleta se entretuvieron con él, quien sabe que hubiera pasado.

El ser volvió su mirada hacia al frente para seguir corriendo y notar que el camión estaba más lejos. -Tsk... - Dijo por lo bajo para emprender su camino. No podía darse el lujo de perder el rastro. Tampoco quería que se dieran cuenta que les estaban siguiendo o si no, no llegarían a su destino. El problema era, ¿los tipos de las motocicleta cómo se habían dado cuenta que les seguían? O lo hicieron por su cuenta, o les avisó el del camión, o el que fue golpeado, aaaaahhh, quien sabe.

Por otro lado, el gato negro que estaba en su hakama parecía disfrutar del paisaje. El chiquillo se sujetaba con sus uñas de las vestimentas ajenas para no caer. Y a pesar de que el samurai no hacía nada físico por verificar su estado, si estaba al pendiente con su mirada y sus sentidos en el felino. El camino parecía ser largo. Cuestas, curvas, cambios drásticos entre medio de los bajos mundos. Él solo agudizó sus sentidos de ser de la noche para estar al pendiente de cualquier mínimo detalle. El atardecer estaba sobre los presentes, pero parecía que esos dos pronto llegarían a su destino.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
75527
Reputación :
11
Mensajes :
487

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Con malhumor y en un mal lugar

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.