6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Delphine Ivonne Brodeur D'Favre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En Construcción Delphine Ivonne Brodeur D'Favre

Mensaje por Delphine Brodeur el Jue Ene 05, 2017 2:18 am

Datos Personales

Nombre: Delphine Ivonne
Apellidos: Brodeur D'Favre
Apodos:
Fecha de nacimiento: 27 de diciembre
Sexo: Mujer
Orientación sexual: Bisexual
Ocupación: Estudiante
Salon / Sección: 3ro A
Casa: Roja
Raza: Nephilim
Edad: 18 (aparenta la misma)

Descripciones

Descripción física:

Una chica de andar seguro y gesto orgulloso, siempre con el mentón en alto al hacer su camino por las calles. Sus ojos celestes son frívolos, cambiantes y gélidos, con cierto aire tormentoso, amenazando con escudriñar cada secreto al tenerlos cara a cara. Le hacen juego unos labios finos y definidos que, al sonreír, tienen siempre cierto rastro de ironía. Su pálido y fino rostro se ve enmarcado por su larga melena de risos ámbar, cubriéndole la espalda completa.

El arduo entrenamiento de esgrima al que se somete tonificó su figura delgada, casi careciente de atributos que enseñar, dándole unos brazos y vientre ligeramente marcados.

Sobrepasando por unos cuantos centímetros el metro sesenta, su altura no es un rasgo que destacar. Claro, no es que sea muy baja tampoco, mucho menos que le acomplejara, al contrario; la estatura que tiene le parece perfectamente práctica cuando viene la hora de agarrar la espada.

A pesar de que su desempeño en la esgrima es una de sus prioridades, siempre se preocupa de estar bien presentada, con los accesorios apropiados y las uñas bien cuidadas. El rival siempre debe llevarse una buena impresión de su contrincante.

Descripción psicológica:

Descripción psicológica:

¡Ah, Delhpine! La chica de mentón en alto, de andar decidido. Aquella que lleva conmigo cierto aire de sofisticación y elegancia, pero que aun así parece llevar una tormenta en su mirada. A veces demasiado terca, demasiado segura de sí misma, demasiado llevada a sus ideas. Es capaz de elaborar los más alocados planes para conseguir lo que quiere y, por supuesto, el fin siempre justificará los medios.

Está sedienta de triunfo y siempre encontrará en todo cierto afán competitivo, quiere su nombre en todas las medallas, trofeos y podios. La esgrima—su más grande pasión— entrenó su mente para convertirla en una perfecta estratega. Mantiene la cabeza fría y elabora planes en el último minuto. Es  también una genio con las palabras, siempre sabe usar las correctas ya sea para para destrozar el mundo o construir su camino a la gloria.

Pero claro, más allá de la frívola estratega sedienta de victoria hay un corazón desesperado. Tras haber perdido a su padre en manos de su propia naturaleza y haber sido dejada a kilómetros por su madre, Delphine pide a gritos un poco de atención de parte del mundo que le quitó por completo el escenario. Su comportamiento orgulloso y frívolo nunca fue el mejor para hacerse de amigos y, generalmente, sus relaciones siempre parecen tener un objetivo de por medio. La inseguridad la lleva a la búsqueda del triunfo, en búsqueda del foco que hace tiempo le habían quitado.

Tal vez algún día encuentre un motivo para dejar a alguien a su lado, sin necesidad de obtener algo a cambio. Pero claro, por el momento eso no sería más que una estupidez.

Gustos: Las batallas de esgrima, la sensación de éxito, las cosas caras, las novelas de suspenso, los desafíos.

Disgustos: La gente holgazana, que la hagan esperar, perder el tiempo.
Aficciones/Hobbies: Esgrima, lectura, estudios.

Poderes

Habilidades:

Talento natural para la espada, perfeccionado gracias a su arduo trabajo en la práctica de esgrima. Buena creando estrategias y manejando multitudes. Capacidad de anular el dolor. Tiene facilidad para leer a la gente y otorgarles sensación de seguridad. Maneja el idioma francés y aprender idiomas se le hace un poco más fácil.

Poderes:

- Anulación del dolor:

En medio de una batalla Delphine es capaz de anular parcialmente su sensibilidad al dolor (en un 50%) ante cualquier herida, para ésto debe concentrarse y activar la magia alrededor de todo su cuerpo. Para ésto le es conveniente bloquearse de todos los estímulos del exterior, por lo que cierra los ojos en un momento de calma. La anulación dura dos turnos, tras lo cual el dolor vuelve abruptamente. La recarga del poder es de cuatro turnos, en los cuales tiene que lidiar con el dolor como lo haría cualquier ser humano. El nivel de concentración requerido es alto y por ésto no puede pelear mientras activa el poder, dado a ésto pierde un turno completo. Una vez que el poder ha sido activado Delphine es capaz de atacar nuevamente.

Contras: No es efectivo en caso de heridas graves provocadas por seres oscuros.

Debilidades

Como una híbrida de las especies humana y ángel, Delphine es débil ante maldiciones de origen demoniaco. Tiene también desventaja en batallas que no sean cuerpo a cuerpo, puesto que sus capacidades y conocimientos en magia son bastante vagos.

Armas

-Espadas de esgrima.

-Celest: sable sagrado, convertido por un ángel orador.

Historia

Historia


Érase una vez una bella joven francesa, hija de una buena familia y dotada de una inexplicable belleza. De vuelta en aquellos tiempos, su futuro se veía común y feliz, perfectamente mundano. Su nombre era Ernestina D’Favre, licenciada en leyes y con una vida soñada delante de sus narices.

Tenía un prometido adinerado y una linda casa, además de un buen trabajo asegurado por un buen periodo de tiempo.

La llegada de “Fredric”—si es que era digno de recibir un nombre— fue lo que le daría a su linda vida mundana unos meses de caos que, oh, cómo quisiera poder borrar.

Nunca se dignó a llamar amor lo que sentía cuando se posaban sobre ella esos celestiales ojos azules, no cuando tenía otros ojos a los que darle aquel título. Pero claro, no pudo evitar esos roces secretos que ocurrían cada vez que Fredric aparecía frente a su puerta en la mitad de la noche.

Por más que la hacía sentir culpable, Ernestina nunca pensó en aquello como más que una pequeña aventura maliciosa, era divertido, algo diferente en su perfecta rutina de mujer exitosa. Pero cuando su naturaleza femenina comenzó a verse alterada, comenzó a sentir verdadero terror.

El colmo fue cuando, además del hecho de que estaba embarazada con su amante, salió todo el asunto de los seres sobrenaturales. Ya no solo tendría una hija con el hombre equivocado, sino que ésta sería mitad monstruo.

Para cuando la niña nació, el destino parecía más catastróficamente incierto que nunca.

Fredric, que a causa con su encuentro con la mundana de Ernestina, había sido expulsado del cielo. La madre de su hija vio día a día como el hombre que la había despojado de su futuro, separándola de su prometido, pasaba obsesionándose con una pluma en vez de ayudarla a cuidar a la bebé.
Enfurecida comenzó a desarrollar un odio efervescente por la magia, los ángeles, el cielo y todas esas tonterías que estropearon su brillante futuro.

Fredric, por otro lado, no tardó en irse con el propósito de poder regresar al cielo. Fue entonces cuando Ernestina comenzó a odiar también a la bebé.

Delphine fue el nombre que le dio a la niña, la cual desde que cumplió los siete no paró de viajar de internado en internado sin encajar muy bien en ninguno. Los profesores decían que era muy obstinada y violenta, que sus comentarios desafiantes y ególatras no les permitían hacer las clases en paz.

Le recomendaron entonces practicar algún deporte y ahí fue cuando Delphine descubrió la esgrima, lo que se convertiría en su pasión desde ese día en adelante.

Tenía talento con la espada, y como no, si la espada la hacía sentir más viva que nunca.
Para cuando la echaron del quinto internado a la edad de quince, Ernestina escuchó de un lugar nuevo, ‘Takemori’. El aura de misticismo que envolvía todo lo que escuchó con esa escuela la hizo pensar que, tal vez, aquel era el lugar que su hija necesitaba. Además, Japón estaba a una buena distancia, ¿no?

La llenó con toda la ropa y dineros necesario, le dejó en claro que podía pedirle lo que sea—esperando que no le pidiese volver— y la mandó al otro continente, esperando que éste vez por fin le fuera bien.

Antes de su llegada, su padre se apareció una vez más en su vida. Sus alas ya no eran blancas como ella las recordaba, sino un poco más grises y desgastadas. Sus ojos se veían cansados y aquella aura de paz que emanaba había desaparecido casi por completo.

-Delphine,-le dijo en un tono bajo y ronco-lo siento por haberte dejado, yo...

Hubo un silencio, Delphine no habló, ni sonrió, mucho menos se puso a llorar.

-Tengo una última cosa que darte-mururó dejando su última frase inconclusa y alzando frente a su hija un sable del más puro color plateado-. Ésta es Celest, tu mamá me comentó que se te daban las espadas y...-soltó un suspiro agotado antes de alzar la mirada nuevamente-Era la espada que usaba cuando... era un ángel, quiero que la tengas tú ahora.

-Papá, yo no soy un ángel-soltó Delphine con tono cortante.

-Es cierto, un ángel no eres-dejó la espada en sus manos y esbozó una sonrisa gastada, la última que Delphine vería en sus labios-pero eres mi hija, y por eso siempre llevarás parte del cielo en la sangre.

Y ahí fue cuando se cortó todo. Su padre siguió con su misión de volver al cielo y Delphine, ella tenía una nueva vida por comenzar.

Fue así como Delphine llegó a parar a Éadrom la ciudad de naturaleza mística y caótica, extrañamente un lugar donde calzaba de cierta forma. Todo lo que antes había sido extraño parecía volverse común en la curiosa ciudad japonesa. Ni la propia naturaleza de Delphine parecía ser un disparate estando ahí.

Apariencia humana

Delphine:

Apariencia verdadera

La misma

Nombre del físico: Beatrice (gemela)

Anime: Umineko no nako koro ni



Última edición por YoungGod el Jue Ene 05, 2017 8:26 pm, editado 5 veces
avatar

Salón :
3 A
Dromes :
35087
Reputación :
7
Mensajes :
22

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

En Construcción Re: Delphine Ivonne Brodeur D'Favre

Mensaje por Kisa Hitsugaya el Jue Ene 05, 2017 8:31 am


¡Buenas! Bienvenido/a al Instituto Takemori,
te deseo una agradable y larga estancia.
Ahora procederé a corregir algunos detalles de la ficha.

Datos Personales:
Casa: {¿Azul? ¿Verde? ¿Rojo? ¿Ámbar? ¿Eadrom? ¿Otros?}
Raza:
Hace falta que coloques exactamente si quieres pertenecer a una casa o simplemente vivir en la ciudad.
Falta que nombres la raza a la que perteneces. Según entendí eres un hibrido: Humano-Ángel

Poderes:
- Anulación del dolor:

Cerrando los ojos y quedándose en reposo, es capaz de anular la sensación de dolor en cualquier herida de su cuerpo, sin embargo ésto no significa que la herida se cure. Al cabo de cuatro turnos el dolor volverá abruptamente, provocando desventaja en combate en caso de que las heridas sean muy graves. Para ser activado nuevamente se necesitará un reposo de tres turnos.
Como eres un híbrido tus poderes son sólo un 50%, por ende, disminuye la duración del poder a dos turnos y añade que sólo anula la sensación de dolor en un 50%.
Explica un poco más, ¿Qué haces al cerrar los ojos? ¿Por qué anula la sensación de dolor?
Según dices estás en un estado de "reposo". Eso significa que no puedes atacar durante los turnos en los que el poder se encuentra activo, a menos que cambies aquello.
Aumenta la recarga a cuatro turnos.
Te hace falta que agregar el apartado de contra y en el coloca no cura las heridas.
- Y que para los ataques de seres oscuros el poder no tendrá efecto si es una herida grave.

Historia: Si bien mencionas al instituto Takemori, hace falta que también nombres a la ciudad de "Éadrom"

Frase secreta: Te invito a que te pases por las Normas generales ya que te hace falta la frase secreta. Una vez la tengas no te olvides de que debe ir con éste código
Código:
[hide]Coloca aquí la frase[/hide]

¡Ánimo! Una vez hayas realizado las correcciones correspondientes no te olvides de volver a postear para que podamos pasar a revisarla nuevamente.
Cualquier duda que tengas me puedes mandar un mp a mi o a cualquier moderador de fichas que estaremos encantados de atender tus dudas.
¡Saludos!


Habla — "Piensa" Narración  Ficha Cronología Npc

Hyorinmaru habla
~:
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
77074
Reputación :
171
Mensajes :
1467

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

En Construcción Re: Delphine Ivonne Brodeur D'Favre

Mensaje por Delphine Brodeur el Jue Ene 05, 2017 11:16 am

Lo siento mucho, soy muy distraída se me habían escapado varios de los campos que mencionaste, ¡espero haberlo arreglado ésta vez!


○ [YoungGod] ahora es [Delphine Brodeur]


Hablo     Pienso      Actúo

Delphine:


Y yo, que le vendería mi alma al diablo, he nacido bendita

avatar

Salón :
3 A
Dromes :
35087
Reputación :
7
Mensajes :
22

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

En Construcción Re: Delphine Ivonne Brodeur D'Favre

Mensaje por Kisa Hitsugaya el Jue Ene 05, 2017 12:26 pm


¡Enhorabuena! Espero que disfrutes mucho tu estancia aquí y te diviertas.
Recuerda que, si tienes ban en la CB, puedes solicitar que te lo retiren en este tema.
Ten paciencia mientras se te coloca color y rango.
¡Muchas gracias!


Habla — "Piensa" Narración  Ficha Cronología Npc

Hyorinmaru habla
~:
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
77074
Reputación :
171
Mensajes :
1467

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

En Construcción Re: Delphine Ivonne Brodeur D'Favre

Mensaje por Sebastian Michaelis el Jue Ene 05, 2017 7:58 pm


√ Ficha abierta

INSTITUTO TAKEMORI ROL

Ficha abierta a petición del usuario. Los cambios a realizar son:

♥︎ Agregar una espada al armamento y explicar como llegó esta a sus manos en la historia.

Spoiler:

Datos Personales

Nombre: Delphine Ivonne
Apellidos: Brodeur D'Favre
Apodos:
Fecha de nacimiento: 27 de diciembre
Sexo: Mujer
Orientación sexual: Bisexual
Ocupación: Estudiante
Salon / Sección: 3ro A
Casa: Roja
Raza: Nephilim
Edad: 18 (aparenta la misma)

Descripciones

Descripción física:

Una chica de andar seguro y gesto orgulloso, siempre con el mentón en alto al hacer su camino por las calles. Sus ojos celestes son frívolos, cambiantes y gélidos, con cierto aire tormentoso, amenazando con escudriñar cada secreto al tenerlos cara a cara. Le hacen juego unos labios finos y definidos que, al sonreír, tienen siempre cierto rastro de ironía. Su pálido y fino rostro se ve enmarcado por su larga melena de risos ámbar, cubriéndole la espalda completa.

El arduo entrenamiento de esgrima al que se somete tonificó su figura delgada, casi careciente de atributos que enseñar, dándole unos brazos y vientre ligeramente marcados.

Sobrepasando por unos cuantos centímetros el metro sesenta, su altura no es un rasgo que destacar. Claro, no es que sea muy baja tampoco, mucho menos que le acomplejara, al contrario; la estatura que tiene le parece perfectamente práctica cuando viene la hora de agarrar la espada.

A pesar de que su desempeño en la esgrima es una de sus prioridades, siempre se preocupa de estar bien presentada, con los accesorios apropiados y las uñas bien cuidadas. El rival siempre debe llevarse una buena impresión de su contrincante.

Descripción psicológica:

Descripción psicológica:

¡Ah, Delhpine! La chica de mentón en alto, de andar decidido. Aquella que lleva conmigo cierto aire de sofisticación y elegancia, pero que aun así parece llevar una tormenta en su mirada. A veces demasiado terca, demasiado segura de sí misma, demasiado llevada a sus ideas. Es capaz de elaborar los más alocados planes para conseguir lo que quiere y, por supuesto, el fin siempre justificará los medios.

Está sedienta de triunfo y siempre encontrará en todo cierto afán competitivo, quiere su nombre en todas las medallas, trofeos y podios. La esgrima—su más grande pasión— entrenó su mente para convertirla en una perfecta estratega. Mantiene la cabeza fría y elabora planes en el último minuto. Es también una genio con las palabras, siempre sabe usar las correctas ya sea para para destrozar el mundo o construir su camino a la gloria.

Pero claro, más allá de la frívola estratega sedienta de victoria hay un corazón desesperado. Tras haber perdido a su padre en manos de su propia naturaleza y haber sido dejada a kilómetros por su madre, Delphine pide a gritos un poco de atención de parte del mundo que le quitó por completo el escenario. Su comportamiento orgulloso y frívolo nunca fue el mejor para hacerse de amigos y, generalmente, sus relaciones siempre parecen tener un objetivo de por medio. La inseguridad la lleva a la búsqueda del triunfo, en búsqueda del foco que hace tiempo le habían quitado.

Tal vez algún día encuentre un motivo para dejar a alguien a su lado, sin necesidad de obtener algo a cambio. Pero claro, por el momento eso no sería más que una estupidez.

Gustos: Las batallas de esgrima, la sensación de éxito, las cosas caras, las novelas de suspenso, los desafíos.

Disgustos: La gente holgazana, que la hagan esperar, perder el tiempo.
Aficciones/Hobbies: Esgrima, lectura, estudios.

Poderes

Habilidades:

Talento natural para la espada, perfeccionado gracias a su arduo trabajo en la práctica de esgrima. Buena creando estrategias y manejando multitudes. Capacidad de anular el dolor. Tiene facilidad para leer a la gente y otorgarles sensación de seguridad. Maneja el idioma francés y aprender idiomas se le hace un poco más fácil.

Poderes:

- Anulación del dolor:

En medio de una batalla Delphine es capaz de anular parcialmente su sensibilidad al dolor (en un 50%) ante cualquier herida, para ésto debe concentrarse y activar la magia alrededor de todo su cuerpo. Para ésto le es conveniente bloquearse de todos los estímulos del exterior, por lo que cierra los ojos en un momento de calma. La anulación dura dos turnos, tras lo cual el dolor vuelve abruptamente. La recarga del poder es de cuatro turnos, en los cuales tiene que lidiar con el dolor como lo haría cualquier ser humano. El nivel de concentración requerido es alto y por ésto no puede pelear mientras activa el poder, dado a ésto pierde un turno completo. Una vez que el poder ha sido activado Delphine es capaz de atacar nuevamente.

Contras: No es efectivo en caso de heridas graves provocadas por seres oscuros.

Debilidades

Como una híbrida de las especies humana y ángel, Delphine es débil ante maldiciones de origen demoniaco. Tiene también desventaja en batallas que no sean cuerpo a cuerpo, puesto que sus capacidades y conocimientos en magia son bastante vagos.

Armas

Espadas de esgrima.

Historia

Historia


Érase una vez una bella joven francesa, hija de una buena familia y dotada de una inexplicable belleza. De vuelta en aquellos tiempos, su futuro se veía común y feliz, perfectamente mundano. Su nombre era Ernestina D’Favre, licenciada en leyes y con una vida soñada delante de sus narices.

Tenía un prometido adinerado y una linda casa, además de un buen trabajo asegurado por un buen periodo de tiempo.

La llegada de “Fredric”—si es que era digno de recibir un nombre— fue lo que le daría a su linda vida mundana unos meses de caos que, oh, cómo quisiera poder borrar.

Nunca se dignó a llamar amor lo que sentía cuando se posaban sobre ella esos celestiales ojos azules, no cuando tenía otros ojos a los que darle aquel título. Pero claro, no pudo evitar esos roces secretos que ocurrían cada vez que Fredric aparecía frente a su puerta en la mitad de la noche.

Por más que la hacía sentir culpable, Ernestina nunca pensó en aquello como más que una pequeña aventura maliciosa, era divertido, algo diferente en su perfecta rutina de mujer exitosa. Pero cuando su naturaleza femenina comenzó a verse alterada, comenzó a sentir verdadero terror.

El colmo fue cuando, además del hecho de que estaba embarazada con su amante, salió todo el asunto de los seres sobrenaturales. Ya no solo tendría una hija con el hombre equivocado, sino que ésta sería mitad monstruo.

Para cuando la niña nació, el destino parecía más catastróficamente incierto que nunca.

Fredric, que a causa con su encuentro con la mundana de Ernestina, había sido expulsado del cielo. La madre de su hija vio día a día como el hombre que la había despojado de su futuro, separándola de su prometido, pasaba obsesionándose con una pluma en vez de ayudarla a cuidar a la bebé.
Enfurecida comenzó a desarrollar un odio efervescente por la magia, los ángeles, el cielo y todas esas tonterías que estropearon su brillante futuro.

Fredric, por otro lado, no tardó en irse con el propósito de poder regresar al cielo. Fue entonces cuando Ernestina comenzó a odiar también a la bebé.

Delphine fue el nombre que le dio a la niña, la cual desde que cumplió los siete no paró de viajar de internado en internado sin encajar muy bien en ninguno. Los profesores decían que era muy obstinada y violenta, que sus comentarios desafiantes y ególatras no les permitían hacer las clases en paz.

Le recomendaron entonces practicar algún deporte y ahí fue cuando Delphine descubrió la esgrima, lo que se convertiría en su pasión desde ese día en adelante.

Tenía talento con la espada, y como no, si la espada la hacía sentir más viva que nunca.
Para cuando la echaron del quinto internado a la edad de quince, Ernestina escuchó de un lugar nuevo, ‘Takemori’. El aura de misticismo que envolvía todo lo que escuchó con esa escuela la hizo pensar que, tal vez, aquel era el lugar que su hija necesitaba. Además, Japón estaba a una buena distancia, ¿no?

La llenó con toda la ropa y dineros necesario, le dejó en claro que podía pedirle lo que sea—esperando que no le pidiese volver— y la mandó al otro continente, esperando que éste vez por fin le fuera bien.

Fue así como Delphine llegó a parar a Éadrom la ciudad de naturaleza mística y caótica, extrañamente un lugar donde calzaba de cierta forma. Todo lo que antes había sido extraño parecía volverse común en la curiosa ciudad japonesa. Ni la propia naturaleza de Delphine parecía ser un disparate estando ahí.

Apariencia humana

Delphine:

Apariencia verdadera

La misma

Nombre del físico: Betrice (gemela)



Anime: Umineko no nako koro ni



Sebas:


" />
" />

Hablo - " Pienso" - Narro/ Actuo
avatar

Dromes :
353454
Reputación :
100
Mensajes :
2125

Ver perfil de usuario http:// http://sailormooncrystalrol.foroactivo.com/
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

En Construcción Re: Delphine Ivonne Brodeur D'Favre

Mensaje por Delphine Brodeur el Jue Ene 05, 2017 8:28 pm

Terminé con la edición, ¡muchas gracias por la oportunidad!


○ [YoungGod] ahora es [Delphine Brodeur]


Hablo     Pienso      Actúo

Delphine:


Y yo, que le vendería mi alma al diablo, he nacido bendita

avatar

Salón :
3 A
Dromes :
35087
Reputación :
7
Mensajes :
22

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

En Construcción Re: Delphine Ivonne Brodeur D'Favre

Mensaje por Noire N. Reiss el Jue Ene 05, 2017 10:08 pm


Felicidades ♥♥



NARRACIÓN ♥ DIÁLOGOPENSAMIENTO

Anja <3:

♥️♥️♥️ GRACIAS A TODOOOOS, LOS AMO ♥️♥️♥️:

Son lde lo mejor en esta vida <3:



avatar

Salón :
1 A
Dromes :
341344
Reputación :
14
Mensajes :
333

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

En Construcción Re: Delphine Ivonne Brodeur D'Favre

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.