FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
BÚSQUEDA DE STAFF
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
GRADUADOS Y
CONDECORADOS
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Midoriya Izuku el Dom Ene 01, 2017 9:21 am

"¿Me eché colonia?" *Sniff*. Sí, no faltaba nada. Me encontraba de pie, en la entrada al parque de atracciones que se encontraba a mi espalda, esperando a Anzu. Me encontraba vestido con un abrigo negro, con capucha de pelo por los bordes, y por debajo de él una chaqueta negra ligera, de pantalones vaqueros negros ligeramente holgados, y zapatos náuticos de lona negros. Al no saber qué ponerte, y no tener abrigos de tu color favorito, el verde, ¡el negro acaba siendo la mejor opción! No sabía por qué me encontraba tan nervioso, si tan sólo íbamos a pasar parte del mediodía y la tarde en el parque, ¡a divertirnos! Sin embargo tenía la creciente sensación de que un nudo se me estaba formando en la garganta, y escalofríos recorrían mi espalda. ¿Quizás se trataba del frío invernal? Para nada. Apenas hacía frío, además de que el sol se encontraba en lo alto. Sin embargo, algunos días me daba la vena friolera y acababa abrigado como si hicieran 3 grados, cuando en verdad eran cerca de 20 grados. Aún así, no me molestaba, e incluso me encontraba más cómodo de dicha forma.

-Al ser un parque de atracciones, seguro que habrá puestos de comida y dulces por todas partes... Buñuelos, gofres, helados... Y además, nos divertiremos con las atracciones y los juegos de feria... C-Creo que hice bien en invitarla a este lugar... - Hablaba para mí mismo, mientras observaba cómo el dependiente que vende las entradas y las personas que pasaban a mi alrededor me miraban raro.

"¡De todas formas, papá y mamá ya pensaban darme algo más de dinero para este mes...!"

Recordaba entonces la charla que tuvimos anteriormente vía móvil...


[Hace dos días]


-¡¡B-Buenas Anzu!! ¡Soy Izuku! L-Llamaba para cumplir con la apuesta...
[...]
-Sí... ¡O-Oye! Se me ha ocurrido que podríamos ir al parque de atracciones.
[...]
-¡Hay de todo! Disfrutaremos como niños chicos.
[...]
-¿De veras? ¡Perfecto! ¿Quedamos el sábado entonces? A mediodía...
[...]
-¡Genial! Nos vemos entonces, Anzu.

"Phew, misión cumplida"


[En la actualidad]


-Me pregunto qué clase de atracciones le gustarán a Anzu...



Vestimenta!:



Última edición por Midoriya Izuku el Jue Ene 05, 2017 11:27 am, editado 2 veces


Hablo - Narro - "Pienso"


¡I.W.E. IS LAIF! <3:

Thx Vin <3 (?:


¿Acaso eres un Villano?:
avatar

Salón :
1 A
Edad :
16
Dromes :
26293
Reputación :
10
Mensajes :
199

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Anzu el Dom Ene 01, 2017 10:27 am

Al parecer, su entrada de año no iba a ser tan mala después de todo.
Aunque bueno, a su parecer la Nochevieja no es que hubiera sido mala en exceso, más bien había sido una noche más de las cuáles había podido dormir por culpa del insomnio, por suerte, se había hecho un maratón de series, leyendo mangas, jugando videojuegos o inclusive tocando nuevas canciones de guitarra.
¡Hasta hizo Skype con su mejor amiga a distancia! Estaban lejos, después de todo. Eso e hicieron un gran grupo anoche con los demás para que pudiera disfrutar, la animaron, se rió como nunca y definitivamente echaba mucho de menos a todos sus amigos. Algo era algo para no sentir que era 32 de Diciembre que se eternizaba desde aquel día. Aquel trágico día que había sucedido hace mucho.

Mejor no pensar en eso.
Hoy era el día donde había quedado con cierto peliverde y que ¡vaya! la había invitado al parque de atracciones. Desde hacía más de un año, cuando todo era normal, no iba a ninguno y le hacía mucha ilusión ir con el primer amigo que había hecho en esa gran ciudad.
Pensaba que irían a una mera cafetería, la invitaría a churros con chocolate caliente y poco más... ¡Pero eso definitivamente era mucho mejor! La había subido los ánimos y la energía al máximo, tanto que no tardó en demasía en arreglarse.
Se había puesto algo sencillo pero arreglado: Unos pitillos de color negro, junto a un jersey/camisa (sin cuadros) lisa de color rojo, con cuello de color grisáceo como si una camisa se tratara y unas vans de color rojo.
También, se peinó y se colocó una buena coleta alta, la cuál en rutina solía llevar porque le parecía cómoda a diferencia de llevar el pelo suelto. Apenas nunca lo llevaba de esa forma.
Se colocó el abrigo negro con capucha que bien le tapaba y ya cerrando la puerta del apartamento, echando la llave salió corriendo al lugar. A lo tonto, ya casi era la hora.

Llegó corriendo y lo visualizó entre la gente.
Agitó la mano con energía, acercándose a él con una gran sonrisa.

¡Izuchuuuuuuuuuuuuuuu!

Con la sonrisa, por fin lo alcanzó.

¿Llevas mucho esperando? ¡Lo sieeeento, lo sieeeento, el tiempo se me ha pasado volando!
¡Feliz año!


Se fijó ahora al ambiente que había y lo miraba con brillitos. Definitivamente se notaba que era año nuevo, las atracciones y todo en general parecía animado, aunque un tanto cansado por la noche que seguramente habrían disfrutado, a diferencia de ella que lo hizo a su manera claro está.

¡Waah, cuanta gente y que divertido se ve todo! ¡Vamos, vamos, Izuchu!

No se había olvidado de lo del chocolate, ni mucho menos, pero ya que estaban en un sitio como ese lleno de diversión, podían aprovechar a pasarlo bien y poder subirse a todas las atracciones posibles.


Todo el mundo posee una máscara que desea esconder o hacer desaparecer.

Hablar. Narración. Susurrar o Importancia.  "Pensamiento."

Sin chocolate no hay paraíso.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26023
Reputación :
0
Mensajes :
124

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Midoriya Izuku el Dom Ene 01, 2017 11:56 am

Al fin veía a la pelirroja asomar entre la multitud, aproximándose a mí con la energía y la sonrisa que le caracterizaban.

Anzuuu!- Respondí mientras, al igual que ella, agitaba la mano.

Era la primera vez que la veía con ropa casual, ya que ni en mi imaginación era capaz de retratarla con ella, siempre apareciendo con ropa deportiva. Como si fuera una estrella, destacaba entre la multitud con toda aquella alegría que desprendía.

-¡I-Igualmente, feliz año! Si digo la verdad, acabo de llegar...

"Espera, es una frase algo cliché..."
.

Al fin reunidos, la acompañé a la entrada para pagar nuestras entradas y poder dar comienzo a la ci--- "¡Apuesta!". Al ser el comienzo del parque de atracciones, un montón de tiendas vendiendo juguetes y chucherías para niños se disponían por los costados del ancho camino, cuyo suelo estaba formado de ladrillo color naranja algo rosado. Niños se agolpaban frente a los puestos con palomitas, gominolas... Mientras que los adolescentes pasaban de largo, para dirigirse directamente a la zona llena de atracciones, o se paraban a probar suerte en los juegos de feria, como el pescar tus propios peces, tiro al blanco con fusiles de balines....

-B-Bueno... ¿Qué quieres que hagamos primero, Anzu?- Le pregunté a la chica, mientras caminaba a su lado y sonreía pacientemente.

Me encontraba algo exhausto por la noche de año nuevo, pero consideré tal estado y me tomé una bebida energética antes de salir. ¡Era cuestión de minutos para que desbordara energía, al igual que Anzu! Aunque ahora que lo recordaba...

-Por cierto, ¿cómo pasaste el año nuevo? ¡Espero que haya sido divertido!

"Yo casi me ahogo... ¡Pero era una anécdota que prefería olvidar...!". Acabé pasando la nochevieja solo al haberme trasladado a Éadrom como mi nueva residencia, con la única compañía de mi familía vía Skype. Aún cuando me encontraba dando saltos de alegría y celebrando el año nuevo en una sala solitaria, la calor que me brindaban mis más cercanos, aunque fuese transmitido por un portátil, fue suficiente para disfrutar al completo de la noche. ¡Incluso bailé con ellos...! Aunque, como siempre, papá se abstuvo de ello, y se quedó sentado mirando como mamá, mis primos y el resto de mi familia celebraban al son de la música un nuevo comienzo...

Esta clase de momentos, por raro que parezca, eran los que más disfrutaba.


Hablo - Narro - "Pienso"


¡I.W.E. IS LAIF! <3:

Thx Vin <3 (?:


¿Acaso eres un Villano?:
avatar

Salón :
1 A
Edad :
16
Dromes :
26293
Reputación :
10
Mensajes :
199

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Anzu el Dom Ene 01, 2017 3:44 pm

Podía ver el panorama en el cual estaban.
Todo estaba lleno de luces, con muchísima gente por los alrededores y realmente agradecía que la hubiera traído a aquel lugar ya que un ambiente así le alegraba más de lo que estaba, por haberla hecho salir de casa.

La apuesta seguía en pie, desde luego. ¡El chocolate no se olvida nunca de su mente!

¡Podemos montarnos allí! ¡O allí! ¡O allí! ¡O allí! ¡O podemos montarnos en toooodo! ¡Quiero, quiero, quiero! ¡Vamos, vamos, vamos!

Repetía todo el rato señalando variadas atracciones, las cuáles eran de mucha altura, vueltas y rápidas sobre todo. Parecía que le gustaba vivir al límite y ese tipo de emociones, lo pasaba enormemente bien. Acabó por expresarse, estirando los brazos y alzándolos en alto como si así pudiera comunicarse mejor, ya que bueno, ya la conocía, ¿verdad? Era así de energética después de todo.
Claro estaba que la sonrisa siempre estaba su rostro.
Optó por cogerlo del brazo, tirar de él y arrastrarlo prácticamente a una de las atracciones, una de las cuáles antes señaló para ponerse en la cola.

Fiuuu... No hay tanta cola... Podemos colarnos si quieres. ¡No me malinterpretes, es que quiero montarme en tooooodas Izuchu! ¡Luego el tiempo se nos echa encima, ya lo sabes!

Le guiñó un ojo amistosamente, mirando a los alrededores y ansiosa por poder montar finalmente en aquella atracción. Esperó por su respuesta pero parecía que tendría que quedarse con la duda, ya que su última interrogativa le hizo ladear la cabeza y llevó el índice a la barbilla, pensativa.

Pues... ¡Bueno! Estuvo bien, supongo. Hice Skype con mis amigos. ¡Están lejos y los echo muuuuucho de menos, jo!

Intentó hacer un resumen de lo más interesante posible. No quería hacer mucha referencia a la cena que fue, llena de gente que no era de su interés por parte de su tutor. No quería ni siquiera nombrarlo. Apreciaba muchísimo a su tutor por cuidarla y tratarla tan bien, pero si lo tenía... ¿qué significaba? Sí, la respuesta era bastante evidente. No se avergonzaba, ni mucho menos, pero tampoco quería sacar un tema así si no era necesario, ¿no?

¿Y tú, Izuchu? ¿Pudiste terminarte las uvas a tiempo? ¡Yo lo hice a tiempo, fue fácil! ¡Soy una campeona!

Alzó el puño, riendo ante su propia respuesta.


Todo el mundo posee una máscara que desea esconder o hacer desaparecer.

Hablar. Narración. Susurrar o Importancia.  "Pensamiento."

Sin chocolate no hay paraíso.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26023
Reputación :
0
Mensajes :
124

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Midoriya Izuku el Dom Ene 01, 2017 5:50 pm

OFF-ROL:
Siento si me pasé de extensión! En parte es para justificar el haber tardado más de lo habitual en responder (? Diviértete!

Debía admitir que era tierna la energía que tenía Anzu, parecía una niña queriendo montarse a tooodo lo que había en el parque.

-.... ¡O allí! ¡O allí! ¡O allí!

"... Anda... ¿Eh...? ¿Por qué eso da tantas vueltas...? ¡¿Y eso?! ¡¿No te manda muy alto?!"

Observaba cómo cada atracción que la chica señalaba era más emocionante y peligrosa que la anterior, dejandome algo boquiabierto... No era "tan" fan de esas atracciones... Pero por probar, no creo que se pase tan mal... ¿¿Cierto??

Entonces, la pelirroja pareció decidirse al fin y me llevó hasta una atracción de lo más llamativa y con algo de cola. "La subida a los cielos", ponía en el letrero lleno de luces, y trataba de una columna gigantesca, en la cual te sentabas en una especie de plataforma o maquinaria extraña, que te impulsaba bruscamente hacia arriba como si de un cohete despegando se tratara... Totalmente apetecible... "Así que es esta clase de atracciones los que prefiere Anzu...".

-¿Eh...? ¡Oh!- Balbuceé, saliendo del trance en el que me metía al ver subir y bajar tan brusca y violentamente la plataforma, cuando me di cuenta de que me estaba hablando la chica, respondiéndome a la pregunta que le hice antes sobre fin de año -Vaya, parece que mi caso no es el único, ¿eh...?- Comenté un poco por lo bajo, llamando aparentemente la curiosidad de mi acompañante -¡También pasé el fin de año vía Skype, en la residencia del instituto, hablando con mi familia!- Respondí, con una sonrisa de oreja a oreja al ver que no era el único.

Aunque si pensaba en ello, apenas tuve verdaderos amigos durante mi infancia y al comienzo de la adolescencia... Siempre me tachaban de "bicho raro", al tener la extraña costumbre de "entrenar" a esa edad, y supongo que la envidia de que fuera sobresaliente y destacara en los exámenes físicos alejaba a mis compañeros aún más de mí. Siempre llegaba alguno que trataba de socializar conmigo por pena, al verme solo la mayor parte del tiempo, pero acababan por aburrirse de mí y dejándome de lado... Pero no pasaba nada. Tenía suficiente con ver el rostro de mis padres al superar mis propios límites...

-... ¿Eh? ¡O-Oh! Lo siento, me pierdo en mis pensamientos...- Me disculpé al ser la segunda vez consecutiva que entro en trance, aquella vez por otra causa diferente a la anterior -¿U-Uvas? Pfft, ¡claro! ¡S-Superé el reto sin ningún inconveniente...! ¡También soy un campeón!- Respondí, tratando de evadir la realidad mientras trataba de desprender una forzada seguridad en lo que decía alzando como ella el puño, para luego rectificar -Bueno... Puede que la doceava me haya costado un poquito...

"¡Tanto como para casi ahogarme! Sheez..."

-¡O-Oye! Sobre lo que dijiste antes... Tengo una idea. Sígueme.

La tomé de la mano, cuya reacción me impresionó incluso a mí al mostrarme tan determinado al tener una idea, para guiarla a través de la cola. Buscando con la mirada a un joven algo más mayor que nosotros, finalmente encontré a uno siendo casi el 5º de la cola. Me armé de valor, para entonces acercarme a él y comenzar a hablar.

-¡H-Hombre! ¡Mira con quién me encuentro!- Dije, mientras mostraba una enorme sonrisa.

-... ¿Quién eres?

- ¿C-Cómo? ¿No reconoces a un rival de ligues? ¿A un camarada de viaje?

-... ¿Qué estás diciendo?

- ¿No recuerdas? ¡¡A-Anoche, en la fiesta!! ¡Si la pasamos recorriendo toda la discoteca!

-Oh... Vaya, lo siento... Me pasé algo bebiendo y no recuerdo mucho de esa noche...

- V-Vamos, ¡dale vuelta a esa máquina que tienes por cabeza!- Decía casi gritando, riendo a carcajadas por los nervios y vergüenza.

- Espera...- Me miró de arriba a abajo, para luego cambiar de expresión a una llena de sorpresa -¡¿Ueki?!

- ¡¿Q-Quién si no?!


Y así fue como acortamos casi media hora de espera.


Hablo - Narro - "Pienso"


¡I.W.E. IS LAIF! <3:

Thx Vin <3 (?:


¿Acaso eres un Villano?:
avatar

Salón :
1 A
Edad :
16
Dromes :
26293
Reputación :
10
Mensajes :
199

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Anzu el Lun Ene 02, 2017 6:08 am

Le gustaban muchísimo las atracciones que trataban de alturas, muchos giros y velocidad. Realmente disfrutaba como una niña pequeña. No tenía esa fobia típica que muchos tenían a las alturas, no, realmente era una persona que vivía al límite pero claro, eso no significa que no tuviera algún trauma o miedo escondido.
Ella decía que cuanto más alto, mejor. No por nada una de sus atracciones favoritas era la lanzadora, la cuál por desgracia apena la emoción duraba unos meros segundos, pero merecían la pena. ¡Y tanto que lo hacían!
Repetía el mismo proceso tantas veces que podía y claramente, muchos no podían seguirla el paso y cómo, cómo era posible, siempre se preguntaron sus amigos.
¡Y ya ni contaba lo que podía llegar a devorar de comida!
Un misterio.
Parpadeó varias veces al escuchar cómo al parecer habían vivido la misma experiencia de Nochevieja pero en diferentes lugares, curioso. Realmente era muy curioso.
Rió en carcajadas al escucharlo hablar, sobretodo por lo último por lo de las uvas. Incluso, se atrevió a darle palmaditas suaves en la espalda.
Venga, venga. Fuiste un campeón y pudiste con esa uva maligna. ¡Lo conseguiste!

De inmediato, parecía que el peliverde había cedido a la idea de colarse. O eso parecía.
Asintió en silencio cuando iba a dar paso a seguirlo y repentinamente se encontró con el gesto del susodicho, el cual había tomado su mano. Ni siquiera se inmutó, quizá simplemente sería para seguir el ritmo y no perderse entre tanta gente que había.

Al verlo adelantar a bastante gente, la cuál no dijo nada al respecto y seguían a lo suyo, se impresionó al verse tan cerca a la atracción. ¡Dios, casi podía tocarla y sentir el viento en su rostro con tan fuerza de la velocidad que tomaría! Sí, ya se lo estaba imaginando y realmente estaba emocionada, inclusive se atrevió a dar unos saltitos aún igual.
Lo que vio a continuación la dejó un tanto confusa. Se había acercado a una persona que... ¿parecía conocer? Espera, ¿realmente lo hacía o había usado un viejo truco? Se fijó en las expresiones que el peliverde hacía al chico y tal parecía que era la segunda opción. "¡Dios, Izuchu es muy predecible!" Sí que la había sorprendido que hasta amplió su sonrisa de forma divertida. Pero conocía bien esas expresiones, fueron las mismas que tuvo con ella nada más conocerse. El chico parecía que estaba muy perdido, casi se vio decidida a actuar y a fingir hasta que al parecer accedió a lo más fácil.

¡Claro, claro, es Ueki! ¡Yo estaba con él esa noche! Vaya noche, ¿no? Bufffff. Qué risas.

Actuaba lo mejor que podía y menos mal que le salía natural por fingir de tantas veces el mismo truco, sino a ella mentir se le daba fatal.

¡Ya ves! Pero no tuve que pasarme con el alcohol, madre míaaaa... Llevo un dolor de cabeza...

¡Ajajajajaja! Sí, nosotros estamos igual... Pero por despejarnos un poco, ¿verdad, Ueki?

Le dio un codazo de complicidad, guiñándole un ojo amistosamente y de paso, para que le siguiera el juego.
Ya a lo tonto estaban los 2º de cómo adelantaba la atracción.
¡Ya casi!


Todo el mundo posee una máscara que desea esconder o hacer desaparecer.

Hablar. Narración. Susurrar o Importancia.  "Pensamiento."

Sin chocolate no hay paraíso.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26023
Reputación :
0
Mensajes :
124

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Midoriya Izuku el Lun Ene 02, 2017 8:54 am

"¿Eh...?". Anzu se unió a la idea de forma sutil e inércica, llegando a ser ella la que me salvaba de la situación y ponía en marcha el plan, en vez de al contrario. Realmente no podía estar más agradecido al estar dándome más margen para pensar y así pasar menos vergüenza.

-¡Ah! Pst, ¡claro! Si andas algo mareado, ¿qué mejor que unas cuantas atracciones para despejarte?


-¡Claro! Pero hay algo que no me cuadra... ¿Dónde tenías guardada a esta belleza, Ueki?-
Comentó el chico, mientras adoptaba una actitud seductora hacia Anzu.

-¿Eh...? ¿Qué estás diciendo? ¡O-Oye!
- Vociferaba, mientras lo empujaba al ver que se acercaba demasiado a la pelirroja.

-¡¡Eh!! ¡¿Qué estás haciendo?!-
Gritó la chica que se encontraba primera de la fila, dando golpes con los codos al joven.

-¡N-Nada! Nuestro turno, chicos. ¡Vamos!- Nos dijo visiblemente perturbado, mientras con la cabeza nos señalaba la entrada a la atracción.

Asentí levemente, algo desconfiado ya de aquel sujeto, mientras me acerqué a Anzu para susurrarle.

-Quiero sentarme lejos de ellos- Si me desmayaba por la altura, no quería hacerlo al lado de personas que de pronto me cayeron mal

Subimos a la atracción para elegir qué asientos coger. La "pareja" que nos permitió entrar antes nos estaba saludando con la mano para sentarnos junto a ellos, pero pasé de largo con rostro asqueado, tampoco pensaba ocultar mi enfado. Una vez ya sentados algo lejos de esos individuos y en proceso de ponernos las barras de seguridad, quise disculparme con Anzu.

-Siento si me parezco a un niño chico... No aguanto a gente como esa, y no debí haberte metido en ese juego tonto- Dije, mostrando una leve sonrisa paciente -¡¿P-Preparada?!- Pregunté, mientras me aferraba a las barras que nos protegían, aparte del cinturón de seguridad, de caer al vacío.

"¡¿Caer al vacío?!"

"¡Cuánta gente habrá muerto en esta atracción!"

-¡Cuánta gente habra muerto en esta atracción!

Vaya... "¿Lo dije en voz alta?"...


Hablo - Narro - "Pienso"


¡I.W.E. IS LAIF! <3:

Thx Vin <3 (?:


¿Acaso eres un Villano?:
avatar

Salón :
1 A
Edad :
16
Dromes :
26293
Reputación :
10
Mensajes :
199

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Anzu el Lun Ene 02, 2017 10:14 am

Al parecer todo iba marcha perfecta el plan y desde luego, había colado aquella mentira inventada en apenas en su imaginación, porque claramente, ella lo relacionado al alcohol o algo perjudicial a su salud lo detestaba con toda su alma. Y a parte, le traía malos recuerdos. Muy malos.

Lo que importaba ahora es que el peliverde le había seguido el juego y casi habían conseguido su objetivo principal, el cual estaban a punto de llegar, mostrándose ilusionada como una niña pequeña en cuanto... ¿Uh? ¿Por qué la miraba de aquella forma ese chico? Vale que era mala con las indirectas, pero ese tipo de cosas sí que las captaba al momento y de inmediato puso una mueca de asco total, e incluso iba a decir algo al respecto hasta que su acompañante le hizo el trabajo.
Menos mal que ya era su turno.

Puso su mejor expresión y negó en silencio, puesto que estaba de acuerdo con él, tampoco era buena idea sentarse con esos sujetos y no después de haber intentado coquetear con ella. ¿Qué se creía?
De repente parecía como si el buen ambiente que había entre ambos se hubiera evaporizado, ¿y si quizás había sido su culpa, se sentía mal o algo por el estilo? Tenía que saberlo ya que estaba comenzando a preocuparse, incluso estaba dispuesta a pedir perdón si era necesario.

Ya estaban dentro de la atracción, con las barras de seguridad metálicas aferrándose a ellos y fue cuando iba a decir algo con una sonrisa, para calmar el ambiente pero se le adelantó.
Nada más escucharlo, negó varias veces, ampliando su sonrisa.

¡No te preocupes, Izuchu! La próxima vez, déjamelo a mí, ¿ne? ¡Mira lo que has conseguido gracias a ese juego tonto, ya estamos aquí!

Arrugó la nariz en una mueca cómica, mirándolo y le daba codazos de complicidad y suaves para que se calmara y no pensara ese tipo de cosas.
Rió al escuchar ese comentario.

¡Si morimos ahora, habrá merecido la peeeeeeeeeeena! ¡Allá vamos!

Alzó los brazos en alto ya que la atracción comenzaba a moverse. ¡Y dios, y tanto que había merecido la pena!
La atracción comenzó a moverse, lento y despacio... pero después cambió rádicalmente a una veloz, llena de curvas que hacía que a las personas se las oyera gritar o disfrutar (en su caso) y riera como nunca. Incluso en una parte se quedaron boca bajo cuestión de segundos y aprovechó para mirar a su acompañante, vaya... Parecía que lo estaba pasando mal y captó su atención, dándole un pellizco a su mejilla.

¡Agárrate, Izuchu! ¡Viene lo fueeeeeer-- aaaaaaaaaaah!

No le dio tiempo a terminar ya que la atracción se puso en marcha de nuevo y en poco terminó.
Fue cuando las barras de seguridad se quitaron automáticamente y salió, ilesa y de un brinco, sonriendo y con brillitos en los ojos.

¡Waah! ¡Ha sido genial, una pasada! ¡Quiero más, quiero más! ¿A qué ha estado genial, ne, ne, ne?

Miró al peliverde quien no parecía compartir su opinión ya que parecía un tanto mareado e incluso le ayudó a salir, cogiéndole del brazo con suavidad y apoyándolo en este.

¿Estás bien, ne? ¿Quieres qué descansemos?


Todo el mundo posee una máscara que desea esconder o hacer desaparecer.

Hablar. Narración. Susurrar o Importancia.  "Pensamiento."

Sin chocolate no hay paraíso.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26023
Reputación :
0
Mensajes :
124

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Midoriya Izuku el Lun Ene 02, 2017 11:31 am

Off-rol:
Espero haber retratado bien la atracción, al menos así me la imaginé al ver lo de quedar bocabajo! ^^U

Anzu era muy comprensiva. Actuaba en la mayoría de las ocasiones como una niña chica, pero había momentos en los que me sorprendía con su madurez y paciencia. Aunque me llamó la atención lo que dijo. Al fin y al cabo, ya sabría defenderse por sí sola... Pero acabé reaccionando por instinto. Consiguió quitarme la capa de tristeza que me invadió de repende en un abrir y cerrar de ojos, y entonces comenzó la atracción.

"Vaya, esto es más lento de lo que pensé en un princip----"


-¡¡Ahhhhhh!!-
Gritaba, mientras me aferraba a las barras al subir tan rápidamente. Parecía como si nos impulsaran hacia el cielo para lanzarnos al espacio. Aquella atracción tenía una peculiaridad, y era que, la columna enorme por la cual subía la máquina con los pasajeros, acababa de forma curva en su cima: dejando colgando bocabajo a una parte, observando el cielo a la contraria, y permitiéndole admirar el paisaje del parque de atracciones a las de los costados.

Bajadas y subidas veloces era de lo que se trataba principalmente aquella atracción, y aun así me encontraba de lo más mareado y confuso. Debía admitir que las vistas eran increíbles desde lo más alto, pero el llegar hasta ahí era lo que me aterraba. En el tramo final, nos quedamos suspendidos, colgando bocabajo en la curva de la cima. Fue en ese momento en que realicé lo asustado que me encontraba. Me encontraba aferrado con todas mis fuerzas a la barra, haciendo muecas nerviosas... Cuando el pellizco de Anzu me hizo entrar en razón, y de alguna forma me puso los pies en la tierra... Aun cuando estaba colgando.

-¡¿Lo fueeer--?!- Exclamé al escuchar lo que dijo. ¿Entonces lo peor no había pasado? La última bajada y subida de la atracción comenzó, con una velocidad más trepidante que las anteriores. Observé en este tramo a la chica, y pude apreciar lo que lo estaba disfrutando. Volvía a parecer la Anzu de siempre.

"¿Entonces hay gente que disfruta esto...?"

Una vez terminada la atracción, ¡estaba que daba tumbos! La chica me acabó ayudando a salir de ella, mientras preguntaba si necesitaba un descanso... Quizás me leyó la mente. Pero despues de ver su rostro en el último tramo, no podía admitirlo, aún no encontraba la razón del por qué.

-¡Pfft!¡N-No necesito un descanso! Si es lo que quieres, tendré que contenerme... ¡Eh, qué tal si... tomamos un helado! Me toca invitar- Respondí a su pregunta, mientras caminaba lentamente señalando un puesto de helados, lleno de todos los sabores imaginables. Nos acercamos al puesto entonces, para pedir nuestros propios sabores.

-¡Buenas! Quisiera... Un cucurucho con dos bolas, ¡una de chocolate y otra de menta!- Le pedí al dependiente, quien diligentemente se puso a ello y en un abrir y cerrar de ojos ya me estaba dando el helado. Entonces miré a Anzu, ¡ya que era su turno!

"Seguramente será...  ¡Chocolate, algo más de chocolate, y una pizca más de chocolate!"
, pensé, riéndome de mí mismo.


Hablo - Narro - "Pienso"


¡I.W.E. IS LAIF! <3:

Thx Vin <3 (?:


¿Acaso eres un Villano?:
avatar

Salón :
1 A
Edad :
16
Dromes :
26293
Reputación :
10
Mensajes :
199

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Anzu el Lun Ene 02, 2017 5:33 pm

OFF ROL:
Lo hiciste bien, justo como pensé. Don't worry, by happy (?)
Parecía que sí, que no había podido seguir su ritmo o disfrutarlo de la misma manera que ella, por desgracia. Uf, con lo que ella adoraba ese tipo de cosas... ¡Incluso sería capaz de tirarse por un paracaídas si tuviera una oportunidad algún día! Pero claro, estaba lejano. Seguramente muy, muy tardío a la actualidad que no le desagradaba en absoluto.

No se percató de que el peliverde la miraba en ningún momento, puesto que ahora estaba preocupada por él y se podía notar en sus facciones como alguna mueca formada en sus labios o en su mirar se reflejaba dicha emoción.

¿De verdad, Izuchu? ¡Pero nos vendría bien descansar un rat--! ¡Helado, helado, helado, helado!

Insistió, pero nada. Justo al escuchar aquella palabra que evidentemente si se trataba de un dulce la distraía por completo, dio saltitos con el brazo cogido aún del susodicho (por si acaso) y aunque quería dar rumbo directo al puesto, debían andar despacio por la salud del peliverde.

Nada más llegar, se mostraba ansiosa, como si estuvieran a punto de regalarle un preciado tesoro a un niño y sí, Anzu podía ser muy infantil en la mayoría de tiempo, pero también tenía su parte comprensiva y se comportaba como alguien de su edad, o inclusive la habían dicho que por expresarse parecía un adulto. Extraño, ¿no? Quién lo iba a decir.
Pero como toda persona tiene sus virtudes, ella tenía defectos y traumas. Y más de los que uno podía llegar a creer.

¿Uh?

Observó el cucurucho de su acompañante y abrió la boca de par en par.

¡Ahhhhh! ¡Adoro ese sabor, Izuchu! ¡Bueno, la mezcla de todo chocolate está bueno! ¡Tienes muy buen gusto!

Rió y de inmediato se dirigió al del puesto, el cual le pidió la órden de un cucurucho con tres bolas: Chocolate, menta y vainilla. Sí, las tres a la vez.
Poco tardó en entregárselo y fue entonces cuando con ayuda de una cucharita que había podido coger, avispó el cucurucho para llenar el objeto de los tres sabores a la vez e introducírselo en su propia boca y haciendo que sus ojos brillaran.

¡Está muuuuuuuuuuuuuuy rico!

De paso, se sentaron en un banco de por ahí.


Todo el mundo posee una máscara que desea esconder o hacer desaparecer.

Hablar. Narración. Susurrar o Importancia.  "Pensamiento."

Sin chocolate no hay paraíso.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26023
Reputación :
0
Mensajes :
124

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Midoriya Izuku el Lun Ene 02, 2017 6:04 pm

La chica acabó sorprendiéndome, variando con los sabores del cucurucho, ¡incluso optando por más sabores que yo!

Me di cuenta de que ya se me hizo una costumbre el que Anzu me llamara con aquel mote tan extraño que se le ocurrió al conocernos. Acostumbrado a que me llamaran "Deku", cuyo significado no era bueno pero que aún así no me molestaba, no se me había ocurrido que alguien optaría por llamarme de otra forma que no sea por ese mote o por mi propio nombre. Aunque, a decir verdad, el de la pelirroja era mucho más amable y simpático, tampoco pensaba quejarme de él. Acabamos por sentarnos y descansar algo de la atracción, dejar que mi cabeza se "estableciera" como era debido a base de helado y un respiro.

-¿Sabes...?- Traté de comenzar una conversación, para que no haya un silencio incómodo en el ambiente -Jamás vine a un parque de atracciones antes. ¡Esta es mi primera vez...!

Recordaba cómo, al pasar por delante del parque de la ciudad en la que vivía de pequeño, mis padres siempre acababan diciendo que un día pasaríamos el día divirtiéndonos en él. Pero el incidente de mi poder acabó alterándolo todo, y de alguna forma esas palabras quedaron en el olvido, al menos para mis padres. "¿Cómo soy capaz de recordar dichos momentos con tristeza? Qué insensible soy... Hay casos peores... ¡¿Por qué me pongo triste al recordarlos?!", me acusaba a mí mismo, mientras lamía el cucurucho con disimulo.

-¿H-Hmpf? ¡Sí que está rico...!- Exclamé al primer lametón, mientras miraba fijamente el helado inconscientemente -Y-Y bueno, Anzu... ¿Cuál es tu historia?- Pregunté a la vez que apoyaba mi espalda sobre el respaldo del banco y miraba a la chica -Q-Quiero decir, ¿cómo llegaste a esta ciudad tan... "misteriosa"?- Continué, con un tono algo escéptico por los absurdos rumores que corrían sobre ella.

¿Cómo podrían existir tales seres sobrenaturales, al fin y al cabo?

"Siento como si acabara de obrar mal al interesarme en la vida de Anzu... Meh, serán retazos del mareo".

Entonces, volteé la mirada al cielo para observarlo un rato. Pude ver que el sol ya se estaba acercando poco a poco al horizonte, aunque sin embargo, el parque no cerraba hasta las 10:00 PM. "Quizás sea para aprovechar sus restaurantes internos, ¿uh?". Aún quedaba por suerte mucho tiempo por delante. Al fin y al cabo era un día especial, ¡no todos los días podría disfrutar del mismo placer que el ir a un parque de atracciones con Anzu! Debía atesorar esos momentos.

"Espero llegar con vida al fin del día, aún así..."
. Pensé, al observar la de atracciones peligrosas que nos aguardaban.


Hablo - Narro - "Pienso"


¡I.W.E. IS LAIF! <3:

Thx Vin <3 (?:


¿Acaso eres un Villano?:
avatar

Salón :
1 A
Edad :
16
Dromes :
26293
Reputación :
10
Mensajes :
199

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Anzu el Mar Ene 03, 2017 9:03 am

Poner motes era algo natural para ella, constaba de esto cualquier persona que se atrevía a acercarse a ella y mantenía inclusive una cordial conversación. Así de sociable era, por eso, jamás había tenido problemas de relacionarse. De hecho, en su anterior instituto la conocía prácticamente todo el mundo ya sea por el club de baloncesto, por popularidad física o simplemente por sus malas notas y que siempre alegraba a todo el mundo con esa sonrisa.

Ante aquella confesión del peliverde, rió a la vez que comía otro trozo de su helado con ayuda de la cuchara.

¿Eeeeeh? ¡¿De verdad?! ¡Pues entonces me siento privilegiada y tengo la obligación de enseñarte a divertirte como es debido montándonos en toooodas las atracciones posibles sin morir en el intento!

Bravó alzando el puño libre, recalcando la posibilidad, puesto que si con una atracción había acabado de esa forma y era de las más suaves, no quería ni suponer lo que ocurriría si seguían avanzando de esa forma, pero aún así, se mantendría a su lado alerta por cualquier cosa que sucediera. Tampoco quería que lo pasara mal o algo por el estilo.

Después, nada más escuchar aquella pregunta fue cuando por unos meros segundos, esa sonrisa llena de alegría se convirtiera en una amarga, apática y ausente. Bueno, después de todo tarde o temprano debía suceder de aquella forma, tampoco tenía nada que esconder, ¿verdad?

Mmm...

Su sonrisa tomó la forma adecuada a la situación, mediante que su mirar se apoderaba de una efímera nostalgia.

Bueno, supongo que por... ¿cambio de aires? Mi tutor pensó que sería una buena idea poder ampliar mis conocimientos en otro lugar y le llamó la atención esta ciudad. ¡Pero no pasa nada! Me adaptaré a esta ciudad taaaan misteriosa y grandiosa, de momento al parecer voy en buen camino, ¿no crees?

Sonrió como siempre.Sí, había nombrado lo que debía suponer tener un tutor y no pasaba nada. Le había dado la vuelta al asunto poniendo su mayor esfuerzo para que el menor no se preocupara por ella y ni mucho menos tuviera otra cualquier sensación de malestar.

¿Y tú, Izuchu? ¿Cómo llegaste aquí? Venga, veeenga. Cuenta.

De mientras, tragaba algún que otro trozo del cucurucho ya que prácticamente se lo había acabado.



Todo el mundo posee una máscara que desea esconder o hacer desaparecer.

Hablar. Narración. Susurrar o Importancia.  "Pensamiento."

Sin chocolate no hay paraíso.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26023
Reputación :
0
Mensajes :
124

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Midoriya Izuku el Mar Ene 03, 2017 9:53 am

Reí levemente con el comentario que hizo Anzu sobre el no haber ido nunca antes a un parque de atracciones, con cierto miedo en la mirada por lo que significaba todo aquello. "Espero que lo de 'sin morir en el intento' vaya a broma...". La chica, entonces, respondió a mi pregunta con un tono nostálgico, y una mirada a la que le costaba echar un vistazo atrás. Quizás hice mal al revolver en su pasado, y quise arreglarlo como pudiera.

"Tutor... Eso quiere decir que... ¡Vaya...!"

-¡Claro que vas por buen camino! Éadrom seguro es un lugar apacible... Tengo esa sensación. ¡Y seguro que está lleno de gente amable!- Respondí casi eufórico, levantándome bruscamente y poniendome de pie frente a Anzu para que no pudiera evitar contacto visual, tratando de alzar los ánimos.

"Y si hay gente mala que te moleste, ¡yo me encargaré de ellos!". Pensó mi "lado heroico", aunque realmente desconocía mis capacidades en aquel lugar. Hasta el momento, ya me había encontrado con alguien muy semejante a mí, y con mi mismo poder llegaría a decir... Si me encontré con alguien así, ¿quién dice que no haya 'villanos' más poderosos que yo?

Me di cuenta de que seguía de pie frente a la chica, para luego rectificar mientras balbuceaba, ruborizado por la tontería que acababa de hacer, y volviendo a sentarme a su lado.

-¿E-Eh? ¡Mi vida no es nada interesante!- Respondí a su pregunta, mientras ladeaba los brazos en gesto de negación -Es muy... aburrida... Llegué aquí por decisión de mis padres.  Bueno, más bien por mi padre. Pensaron que aquí podría... "Aprender" aún más, tener un mejor adiestramiento. ¡Y no lo entiendo! ¿Conoces los rumores que corren sobre la ciudad...?- Comenté algo confundido -Son algo absurdos... ¿Seres sobrenaturales...?

"Un momento, ¿estoy divagando?"

-Oh, lo siento... Me enrollé. ¡Digamos que estoy aquí por decisión paternal!- Concluí, mientras comenzaba a dar mordiscos a la galleta del cucurucho, casi por terminar.

Mientras, esta vez yo siendo el que trataba de evitar la mirada de Anzu, observé una especie de montaña de madera, llena de curvas e inclinaciones, por la cual pasaba una máquina a toda velocidad con pasajeros en ella. "Así que es a eso a lo que llaman montaña rusa... Se ve interesante", pensé, sorprendiéndome a mí mismo con lo raro que sonaba, cuando salí mareado de la anterior atracción, que parecía incluso menos vertiginosa que la montaña rusa...

Me quedé observando cómo los pasajeros lo pasaban mal mientras esperaba a que la pelirroja diera algún paso para romper el hielo que se había formado por mi culpa entre ambos...

"Patético... No puedo romper lo que yo mismo formé..."


Hablo - Narro - "Pienso"


¡I.W.E. IS LAIF! <3:

Thx Vin <3 (?:


¿Acaso eres un Villano?:
avatar

Salón :
1 A
Edad :
16
Dromes :
26293
Reputación :
10
Mensajes :
199

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Anzu el Mar Ene 03, 2017 10:49 am

El recordar aquello no la entristecía lo más mínimo, pero siempre estaba ese "algo" que hacía que un ligero pinchazo se asomara a su pecho, envolviéndola en una posible melancolía por recuerdos trágicos que a cada noche que sucedía podía recobrarlos en su memoria como una pesadilla, por desgracia.
Se sentía agradecida por estar donde estaba ahora, más la persona con la cuál estaba la había dado más afecto paternal que desconocía por completo, en torno al familiar, excepto... Bueno, ese era otro tema.

Aún estando un poco cabizbaja, con aquella sonrisa asomada en sus labios, tanto la respuesta como la hiperactividad que de inmediato se asemejó al peliverde, puesto que se posó delante de ella la impregnó de una gracia que hizo que hasta su sonrisa se transformara con un poco más de animo en el cual carecía apenas unos instantes atrás. Pues después de todo aunque le costara animarse, en ése aspecto si estaba con alguien de su agrado (como era el caso), de inmediato hacía que todo volviera a la normalidad, como ahora.
No se percató mucho del rubor, pero sí del nerviosismo que pareció haber tenido por haber hecho tal gesto, el cual agradecía enormemente aunque no lo expresara en voz alta.

¡Gente amable hay! He conocido a bastantes personas personas en estos días y con una de ellas estoy aquí y ahora, ¿ne?

Le dio un codazo con complicidad, volviendo a sonreír como siempre y terminando ya la galleta de cucurucho que quedaba. Ya hecho, volvió a escucharlo con atención, tanto lo de su pequeña historia como lo que vino a continuación.Al menos lo suyo parecía lo típico. Típico de padres, quería decir... O eso quería pensar puesto que desconocía por completo esa palabra. Iba a responder a lo primero, pero la cortó por lo sano haciendo que una ligera emoción que tenía en sus noches de insomnio la estremeciera y la cuál hizo que ese ligero pinchazo y sensación de malestar volviera a ella, al menos por unos instantes. No obstante, enarcó una ceja.

No es absurdo si lo piensas, Izuchu. Si dicen de la posibilidad de que los fantasmas existen, e inclusive de posibles ovnis... ¿Por qué no de otros seres? ¿No has pensado en la posibilidad de qué yo sea un fantasma u otro ser maligno qué puede hacerte daño o sólo sea algo de tu imaginación?

Jugueteó con lo último para atraer su atención. haciendo énfasis a la frase y a la vez movimientos con las manos como los típicos fantasmas de película mientras lo miraba y acababa riendo. Era lo mejor que podía hacer, para deshacerse de aquella mala sensación que después la hizo suspirar pero no la desvaneció de la sonrisa.
Parecía que ese ligero malestar había desaparecido, de momento. Por la noche volvería, estaba segura de ello. Siempre volvía...

¡Ahooooooooora vamos a montarnos allí! ¡Y allí! ¡Y allí!

Fue señalando, incorporándose de inmediato y tirando de su brazo nuevamente para arrastrarlo consigo. Seguramente el tiempo pasaría volando, entre atracción y atracción se vería.



Todo el mundo posee una máscara que desea esconder o hacer desaparecer.

Hablar. Narración. Susurrar o Importancia.  "Pensamiento."

Sin chocolate no hay paraíso.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26023
Reputación :
0
Mensajes :
124

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Midoriya Izuku el Mar Ene 03, 2017 2:03 pm

Me avergoncé algo por lo que dijo la chica, tomándolo como si me estuviese haciendo un cumplido. Pero al menos conseguí mi objetivo, ¡que era subirle algo los ánimos! Ya que aunque forzara la sonrisa, podía ver en la mirada que tenía que no eran "buenos recuerdos" exactamente los que estaba teniendo. Conseguí arreglar algo mi error.

Cuando dijo lo de que podría ser ella misma un ser sobrenatural o producto de mi imaginación, por alguna razón me perturbó más de la cuenta y me dejó pensativo, pero al ver su rostro y los ridículos gestos que hacía, no pude evitar reir y olvidarme de todo aquello. Consiguió derretir el hielo que yo mismo formé al contar cómo llegué a la ciudad, haciendo que me riera de ella.

-¡Tienes razón! ¡Ya pensé que eras una fantasma, pero no en ese sentido!-
Dije entre carcajadas burlándome de ella, mientras me terminaba el último trozo de galleta de helado -Ahh~~. Necesitaba un descanso...- Admití, mientras me recostaba aún más en el respaldo del banco, como dejando tonto mi cuerpo en él.

"¡Esto es vida! Un helado, emociones fuertes..."

-¡Ésto está siendo muy divertido, Anz---! ¿Eh...? ¿A esa atracción también? ¡¿Y esa no da muchas vueltas?!

La chica comenzó a arrastrarme del brazo una vez acabado el descanso, pero entonces, cuando vi que se dirigía a una atracción decidida a montarse en ella, me paré en seco.

-¡¿Podríamos... subirnos a esa, esta vez?!- Pregunté con un tono algo infantil, sin saber por qué. "Quizás mi niño interior lo dijo en vez de mi yo de ahora...", bromeé para mí mismo, mientras señalaba con el dedo índice la montaña rusa.

-¡Vamos, Anzu!

Esta vez era yo el que tiraba de ella, ansioso por ver cómo sería aquella montaña rusa. Nunca monté en una antes, pero por lo que vi por televisión, era una de las atracciones más emocionantes de los parques temáticos. Pero por alguna razón, no tenía miedo, sino al contrario: ¡Me encontraba con ganas de sentir el viento revolverme el cabello y rozar mi rostro a tanta velocidad!

-¡Esta vez es mi turno! ¡No puedes acobardarte ahora!

Por suerte, la cola era medianamente corta, ya que acababa de entrar una tanda de personas. Tan sólo tendríamos que ponernos a la cola, y en cuestión de unos minutos, entraríamos a la atracción como la siguiente tanda. De alguna forma, me encontraba inquieto y con ganas, como si me hubiese convertido de repente en Anzu y quisiera montarme cuanto antes en aquella atracción.


Hablo - Narro - "Pienso"


¡I.W.E. IS LAIF! <3:

Thx Vin <3 (?:


¿Acaso eres un Villano?:
avatar

Salón :
1 A
Edad :
16
Dromes :
26293
Reputación :
10
Mensajes :
199

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Anzu el Mar Ene 03, 2017 4:00 pm

La sonrisa en sus labios se apoderó de inmediato, pero obviamente tras ese pequeño juego tuvo que abrir la boca de par en par tras escuchar su respuesta.

¡¿Cómo qué en otro sentido?! Izuchuuuuuu, eres malo jum.

Quiso hacerse la enfadada por unos instantes, aunque claramente todo era pura actuación, la cual nunca duraba mucho a causa de temer por la reacción ajena. Por si realmente se molestaba u algo por el estilo, después de todo así ella era de inocente.
Y efectivamente, poco duró.

De inmediato guió a su acompañante y fue dando saltitos mientras lo arrastraba aún del brazo. Realmente compartir ese rato con el peliverde le alegraba en demasía, puesto que a lo tonto había podido animarla de aquel pequeño malestar formado que por las noches no lograba a controlar, pese a saber la causa principal.
No podía deshacerse de ella.
Pero aún así, él lo habría logrado y de alguna forma u otra se sentía con la misma o más energía que antes que desprendía siempre en su esencia, desde el primer momento en el cual le vio, confundiéndole con una lechuga. Quien diría que ahora estarían ahí, en un parque de atracciones y pudiendo hablar de cosas sin preocupaciones.

¡Venga, venga, vamos Izuchu! ¡Tenemos que llegar yaaaaaaa!

Adelantó los pasos como pudo hasta que paró en seco y no por ella, más bien por él. Lo cual la sorprendió lo suficiente para parpadear varias veces y de inmediato, ampliar su sonrisa lo más que pudo ya que le hizo gracia verlo de esa forma. ¡Waah, al parecer había conseguido que mostrara otras facetas de él y no fuera tímido! De hecho, hasta ahora no se había percatado de ese hecho, pero aquello fue lo que la hizo encender la luz y darse cuenta de que, después de todo, pudo haber alcanzado la confianza de Izuku.

¡No me acobardo! ¡Veremos si tienes el mismo aguante que yo, Izuchuuuu!

Corrió alcanzando el ritmo de éste pese a llevarla sujeta y nada más alcanzar la cola, no les hizo falta colarse ni nada por el estilo. Parecía que el tiempo pasaba volando puesto que se ponían a hablar de cualquier tontería u cosa sin importancia que les hacía reír sin cesar, sobre todo a ella.
Había elegido una de sus atracciones favoritas, aunque claramente fuera de las más suaves aún para ella, puesto que recordemos, a ella le iban las emociones más intensas como las de antes pero mejor y con más altura.

Lo disfrutó como nunca y parece que él también pensó lo mismo, puesto que pareció tener el mismo aguante que él.

¡Waah! ¡Sí que has aguantado, Izuchu! ¡Estás hecho un campeón!

Le dio un codazo con complicidad y sonriendo más que nunca.
Decidieron subirse a un par de atracciones más. Entre las colas que había y por no arriesgarse a que sucediera alguna situación desagradable como antes, preferían quedarse en su sitio y conversar de cualquier tontería.
Él decidía una atracción y ella otra, así viceversa hasta que el cielo se fue oscureciendo y a lo poco, sería hora del cierre. Por desgracia.

Ahora estaban sentados en un banco, puesto que al peliverde parece que no pudo aguantar la atracción intensa que eligió, la cual fue la lanzadera. Su favorita.
Le daba palmadas en la espalda y se la acariciaba por encima por si necesitaba algo en concreto, estaba preocupada.

¿Estás bien, Izuchu? Ten, toma la bolsa.

Llevaba consigo una por si acaso llegaba a suceder algo por el estilo y fue entonces cuando se fijó que repentinamente las luces de las farolas que adornaban el lugar estaban encendidas y alzó la mirada al cielo ya prácticamente oscurecido.

¿Por qué el tiempo ha pasado tan rápido...?

Fue como si repentinamente su sonrisa se desvaneciera y se dejara ver a una Anzu inofensiva, débil y en su tono de voz se pudo notar como un poco de tristeza adornaba ésta.
No despejó la mirada del cielo.
No quería que el día acabara, hacía mucho que no se lo pasaba así de bien.



Todo el mundo posee una máscara que desea esconder o hacer desaparecer.

Hablar. Narración. Susurrar o Importancia.  "Pensamiento."

Sin chocolate no hay paraíso.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26023
Reputación :
0
Mensajes :
124

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Midoriya Izuku el Mar Ene 03, 2017 4:50 pm

La sonrisa no desaparecía de mi rostro. Tras montarme en la montaña rusa con Anzu, pude vivir la experiencia que tanto deseaba, con tantas ganas. Había momentos en el día en el que parecía que era la chica la que me estaba haciendo un favor a mí en vez de yo a ella al invitarla a los dulces y el chocolate que prefiriese.

Conseguí aguantar la compostura al bajar ya de la atracción, con la pelirroja elogiándome por ello.

-Vamos... ¡E-Esto no es nada! No me subestimes.


"Hizo bien en subestimarme...". Admití, tras montarnos en otras muchas más atracciones que le gustaban a Anzu. ¿Cómo demonios sabían hacerme marear tan bien? Ni que hubiesen estudiado específicamente para ello. Sentados en un banco, descansando, el ocaso ya estaba llegando y poco a poco, la hora del cierre se aproximaba amenazante. Tenía algo de pena, porque aún no tuve suficiente. ¡Quería montarme en más atracciones con Anzu! Pero el tiempo no espera a nadie. De todas formas, ¡otros días podríamos volver!

-¿Cómo...?- Respondí al último comentario que hizo la chica, algo melancólica, mientras ponía con cuidado la bolsa que me dio, evitando echarlo todo en ella -... Anzu...

Algo no andaba bien con ella. Estaba triste. No podía estar triste. Se trataba de Anzu. ¿Cómo podría poseer un rostro así...? Se veía mejor sonriendo. "Debo... ¡Quiero hacerla sonreir...! ¿Pero, cómo?". Podía comprender que sintiera algo de pena por el que la diversión se acabara tan pronto, pero su rostro desvelaba una tristeza más profunda que la simple pena. Al fin y al cabo, era bueno analizando a los demás: Sus movimientos, expresiones... Y pude intuir que mi compañera no andaba bien.

-¡Un momento...!- Solté, incorporándome nuevamente del banco, dejando de lado mi mareo y observando el amarillento, casi anaranjado cielo. "Todavía hay tiempo. Debo darme prisa".

Anzu! ¡Por aquí!- Le dije en voz alta, mientras la agarraba de la mano y la llevaba corriendo por el parque. Observando, como no, la noria que se alzaba sobre todas las demás atracciones, majestuosa, lentamente girando sobre sí misma. Vi en muchas películas por la televisión, que cuando las parejas iban a los parques temáticos, siempre acababan subiéndose a una noria antes del atardecer. ¿Por qué? ¡Por razones obvias!

Por suerte, sólo dos parejas conformaban la cola de dicha atracción, por lo que un par de minutos bastaron para que fuera nuestro turno -Dos cupos, ¡por favor!- Dije al tocarnos, y nos internamos en una de las cabinas libres. "Ya verás, Anzu. Mi plan infalible para animarte, para que no estés triste...". Podía percibir perfectamente la confusión de la pelirroja, pero no pensaba decir una palabra y estropear el momento, como solía hacer, hasta llegar a su punto álgido.

Nos sentamos, yo al lado de Anzu en vez de frente a ella, en el lado que daba al parque de la cabina. Ya que por el otro era donde tendría lugar la "magia", y quería que ella estuviera en primera fila. Si todo salía como planeado, y calculé bien el tiempo, el sol pronto se colocaría en el horizonte, dando comienzo al bello ocaso.

-Anzu... ¿Qué te ocurre?- Pregunté, reuniendo todo el coraje que pude -Te ves... Triste.

Pasaban los minutos. Subíamos lentamente.

-Hemos venido a divertirnos, ¿verdad...? ¡Volvamos con un buen sabor de boca! ¡Eh, mírame!

"¡Ya casi estamos! Tan sólo unos metros más"

-No voltees aún la mirada. Te estoy hablando, ¡es de mala educación no echar cuenta cuando te hablan!

Ya era el momento. Hasta yo podía verlo desde donde me encontraba.

-Ahora, Anzu. Ya puedes voltearte...

El paisaje de Éadrom, sus edificios parecian estar metros más abajo de la altura que alcanzamos en la cabina de la noria, ya en su punto más álgido. Una ciudad se abría ante nosotros, amarillenta y reluciente, llena de luz y sombras prolongadas por el bello ocaso que se postraba frente a nuestros ojos, con las nueves acechando cerca del sol, pero evitándolo como si las quemara. Un extenso bosque y montañas bordeaban la ciudad, como si la estuvieran protegiendo del resto del mundo, y no perdiera de esa forma su belleza y misterio.

-¡¡Sí!! ¡Lo conseguí!- Exclamé, mientras daba un brinco del asiento -¡¡Yoooosh!! ¡Mira eso! ¡Es increíble!

"Esta es la forma en la que debes observar el cielo, Anzu. ¡Admirándolo, y gritando de euforia!"


Hablo - Narro - "Pienso"


¡I.W.E. IS LAIF! <3:

Thx Vin <3 (?:


¿Acaso eres un Villano?:
avatar

Salón :
1 A
Edad :
16
Dromes :
26293
Reputación :
10
Mensajes :
199

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Anzu el Mar Ene 03, 2017 5:37 pm

Por un momento, pareció que se dispersaba de la realidad en la cual estaba y la que estaba disfrutando tanto dejándose guiar por recuerdos que no la llevaban a ningún lado, pero ahí estaba.

Iba a decir que estaba bien, a fingir otra de sus sonrisas que por tanto tiempo había aprendido a mejorar cada vez más, lo que menos quería es preocuparlo y estropear todo lo que habían podido vivir en el día de hoy, pero no le dio tiempo. No le tiempo tiempo puesto que el adverso justamente le cogió de la mano, alzándola de inmediato del banco e intentando llevar el ritmo rápido, corriendo con él.
¿A dónde la llevaba? ¿Por qué hacía eso? ¿Se había olvidado de algo o se había percatado de que realmente estaba triste?

¡De verdad que estoy bie--!

No pudo terminar la frase puesto que se fijó donde la había traído y tampoco es que pudiera hacer al respecto, ya que casi de inmediato por no haber cola y sólo una pareja delante, nada más que en apenas unos segundos se montaron dentro del lugar.
¿La noria? ¿Por qué había elegido ese lugar? No comprendía nada en ese momento. Nada en absoluto... ¡Tenía que fingir e insistir en que estaba bien! Y para colmo, se había sentado al lado de ella.
En ese momento, quería decir que no debía preocuparse, pero parecía que ya era demasiado tarde porque parecía que se había percatado de la situación y estaba teniendo la intención de ayudarla, alentarla llevándola a ese lugar.

No se atrevía a mirarlo siquiera, ya fuera por la impotencia o tristeza que sentía en ese momento, sino porque no había sido capaz de controlar sus emociones internas y había afectado al buen rato que estaban pasando. Se tuvo que morder los labios, mirando al lado contrario de él y fingiendo una sonrisa.

No tenías por qué preocup--

Ante la insistencia de que finalmente el peliverde la insistía en tanto mirarlo como repentinamente hacerla voltear su mirar al lado de la ventana ni siquiera pudo terminar su frase ya que sus ojos se abrieron al máximo, fascinados por lo que estaba pudiendo visualizar en ese preciso instante.

Éadrom se veía hermoso. Sencillamente precioso, como si se tratara de un paísaje que jamás hubiera visto, un sitio que realmente parecía estar indicándola y susurrándola tampoco que estuviera triste, que aún quedaba mucho por hacer y sobre todo, mucho por descubrir... Se había quedado maravillada. Y sin palabras.
Y la energía del peliverde, la hizo nuevamente sonreír. Esta vez de verdad, hasta el punto reír y volviéndola en sí.

¡Eres tonto! ¿Tenías esto preparado para mí?

Alzó el puño energéticamente como siempre hacia arriba, imitándolo y fue cuando lo miró fijamente a la cercanía que estaban.

Eres de lo que hay, Izuchu. ¡Aún te queda mucho por aguantarme!

Lo daba por sentado, pese a que no sabía lo que en un futuro les podía deparar. Le revolvió el pelo, jugando con éste y riendo sin cesar, volviendo a fijar su mirada en el paísaje que en poco desaparecería porque la noria ya estaba bajando por completo.
Se lo agradecía y mucho, aunque no lo expresara verbalmente. Más de lo que creía.

Tardaron poco en bajar y cuando la hora de la verdad. La hora de la despedida que no quería que llegara.
Ya en la salida y en frente del uno al otro, fue cuando con ambos bolsillos introducidos en su bolsillo procedió a hablar.

¡Tenemos que repetir este día! La próxima vez haré que te subas a toooooooooodas tooooooooodas las atracciones que a mí me gustan y te acostumbres a las emociones fuertes, jum.

Sí, había vuelto a ser la misma Anzu de siempre. La había animado por completo y volvía a tener ese toque infantil y divertido a la hora de hablar e incluso arrugó la nariz como añadir.
De repente, adelantó unos pasos para quedarse frente a frente cerca de él.
Alzó la mirada un poco (puesto que tampoco es que su diferencia de altura fuera mucha) y ésta vez, le regaló una sonrisa dulce. Fue entonces cuando en apenas unos segundos, se lanzó a él para darle un abrazo.
Un gran abrazo.

Gracias, Izuchu.

Por fin había podido decirlo y definitivamente se sentía mejor consigo misma después de haber tenido el gesto que había tenido. El abrazo duró, hasta que se separó y le cogió de ambas mejillas para apretárselas.

¡Tienes que tomar más leche para crecer más! Algún día quiero poder hacer esto teniendo que alzarme de puntillas, ¿no crees qué sería más divertido, pecoso?

Obviamente no lo dijo a malas. Por dios, era Anzu.
Se acabó separando de él, dando unos pasos para alejarse y dando saltitos ya un poco más lejos, agitando la mano con energía.

¡Izuchuuuuuuuuuuu quedemos pronto, quiero volver a repetir más días como este!


Todo el mundo posee una máscara que desea esconder o hacer desaparecer.

Hablar. Narración. Susurrar o Importancia.  "Pensamiento."

Sin chocolate no hay paraíso.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
26023
Reputación :
0
Mensajes :
124

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Midoriya Izuku el Mar Ene 03, 2017 7:01 pm

"¡¿Lo conseguí?! ¡¿Tuvo efecto?!". Pensaba para mí mismo, mientras observaba expectante la reacción de Anzu. Al fin la veía sonreir sinceramente de nuevo, y riendo... ¡Incluso le dejé pasar el que me revolviese el pelo por esa vez!

-¡Siempre quise hacer esto!- Mientras miraba perplejo el paisaje del ocaso. Lentamente, íbamos decreciendo en altura, hasta apenas poder divisar el paisaje por las barras de la noria, que nos trasladaban de vuelta a tierra.

Una vez ya bajados de la noria, tocaba despedirse, ya que el tiempo se nos echó encima. "La hora del adiós...". Me imaginaba diferentes escenas de cómo sería en mi mente, todas y cada una de ellas disparatadas y con explosiones de por medio. Quizás influyera el haber leído tantos mangas shonen... -Ha sido más divertido de lo que pensé...- Susurré casi para mí mismo, ignorando que Anzu se encontraba caminando justo al lado mía de vuelta a la entrada.

Nos encontrábamos ya fuera del parque, frente a la entrada, donde nos encontramos horas antes para comenzar la tarde. Y ahora tocaba darle fin.

-¡¡Claro!! ¡Si son como la montaña rusa, será un placer!- Dije, sonriendo de oreja a oreja. Fue en ese momento, cuando íbamos a despedirnos, cuando me di cuenta de la confianza que le había cogido a aquella chica. "¿Tan rápido me acostumbré a ella y a su alegría...?".

Justo cuando tocaba decir el Adios, Anzu se aproximó a donde me encontraba, para regalarme una de las sonrisas más deslumbrantes que jamás vi, y darme un abrazo. Me quedé algo estupefacto, rígido ante lo que ocurría, para luego rectificar y corresponder el abrazo, mientras sonreía inconscientemente.

-... Gracias, Anzu-
Agradecí sin notarlo. Al fin y al cabo, era su enorme sonrisa la que me motivó a hacer todo lo de la noria, de lo que me enorgullecía.

-Digo... ¡Ni lo menciones!-
Rectifiqué, separándonos entonces y con la chica jugueteando, como siempre, con mi cara y... ¿Recomendándome beber leche? -¡C-Claro! ¡Lo haré, lo haré!

"¡¿Por qué le estoy haciendo caso a esas cosas?!"

Entonces, la pelirroja se alejó lentamente, despidiéndose "a su manera" a medida que se marchaba. Alcé bien alto la mano, agitándola, con una enorme sonrisa satisfecha dibujada en mi rostro.

-¡No hay problema! ¡¡Volvamos a quedaaar!!- Vociferé, y reuniendo aire, junté mis manos en mi boca para gritar aún más -¡¡¡¡Disfrutemos juntos otro día, Anzu!!!!


Hablo - Narro - "Pienso"


¡I.W.E. IS LAIF! <3:

Thx Vin <3 (?:


¿Acaso eres un Villano?:
avatar

Salón :
1 A
Edad :
16
Dromes :
26293
Reputación :
10
Mensajes :
199

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Amadeus Mozart Ayer a las 11:39 pm

Si desea volver a abrir el tema puede hacerlo Aquí.
*Lugar: Parque de diversiones
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
24
Dromes :
26366
Reputación :
5
Mensajes :
175

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una tarde de chocolate y dulce diversión [Priv. Anzu]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.