image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Cold revenge [Priv.]

Mensaje por Invitado el Jue Dic 29, 2016 12:48 pm

Post introductorio: The fall

- Maldita perra - se escucha salir de los labios del azabache en un tono apagado, casi en un susurro antes de reírse por lo bajo... Podía sentir aquel líquido carmesí y cálido escurrir por su abdomen, el cual sostenía para tratar de detener la hemorragia. Si bien no se esperaba aquella emboscada, lo que vino después fue mucho peor... De donde había sacado tanta gente? Había perdido a su subordinado de vista, comenzaba a temer lo peor por ambos, estaba seguro de que esta vez no la contaría.

Había logrado escabullirse entre las calles, sintiendo la presencia de su persecutora muy cerca, apenas a unos metros de él, de hecho le escuchó llamarle con burla - Levsito, cariño, eres un poco escurridizo - se reía a carcajadas la mujer aquella, como si le hubieran contado un muy buen chiste, y es que estaba a punto de culminar su venganza - Puedo oler tu sangre, no puedes esconderte mucho tiempo, lo sabes - cuando Lev le escuchó, tronó la lengua e intentó levantarse, apoyándose en la pared. Su mano izquierda sostenía su abdomen mientras la derecha colgaba cual trapo, no había tenido tiempo de recuperarse casi nada. Su cuerpo se notaba golpeado y maltrecho, heridas, golpes y raspones por doquier, pero lo único que hizo fue sonreír de lado al momento en que acomodaba su brazo derecho, se quitaba la camisa y hacía un torniquete improvisado en la herida larga y profunda de su abdomen. Se tronó el cuello y salió de su escondite, fingiendo que no estaba viendo doble (?).

-Por fin te vas a dignar a pelear tu sola o que?- el moreno dijo en tono burlón, apenas y había podido tocar a su contrincante momentos antes pues, un mar de individuos los separaba, ahora al parecer eran 1 contra 1. La pelirroja sonrió, y sacó su as bajo la manga, nada más y nada menos que lo que había quedado de Alek, el subordinado de Lev...

Los ojos de Lev se abrieron de par en par al ver como sostenía aquella cabeza de los cabellos, ninguna expresión se mostró en el momento pero sus dientes comenzaron a rechinar, sus puños se apretaron con tal fuerza que sangraron sus palmas con facilidad, sus ojos comenzaron a iluminarse mientras un aura oscura le rodeaba, no le quedaban muchas fuerzas pero las que le sobraban, sabía muy bien en qué las gastaría... en intentar matar a esa desgraciada...

Obviamente aquello era para provocarle, para distraerlo y acabarlo de una vez por todas, pero su buen juicio se fue al caño en una milesima de segundo. Estaba al limite, no podía transformarse en Balrog y tardaría más de lo normal en activar sus sombras, lo único que atinó a hacer fue sacar su navaja, con el filo apuntando hacia él. Su velocidad se había reducido a la mitad pero eso no impidió que le alcanzara a rasguñar la mejilla izquierda lo que no hizo más que enfadar a la pelirroja quien acertó una patada en el abdomen de Lev -Muerete ya, cucaracha! - le gritó su oponente mientras el moreno volaba por los aires hasta impactar contra un muro, agrietandolo para luego caer de frente, en 4 mientras se escuchaba un quejido, seguido del sonido de la sangre brotar por su boca mientras tosía, tratando de levantarse. Marlene se acercó hasta él y bruscamente pisó su cabeza hasta que lo hizo doblegarse sobre el charco de su propia sangre -Que se siente eh?! Que te arrebaten todo, estar a punto de morir?! -preguntaba la chica con aquella mirada psicópata, fuera de sí - Responde bastardo! - lo pateó, haciendo que rodara sobre su propio eje, y cuando logró detenerse, se levantó con una mano, riendose... Uno que otro podría pensar que estaba loco, pero no era propio de él demostrar su propio temor a la muerte, algo de lo que se olvidaba la mayor parte del tiempo -Yo, no voy a morir - apenas susurró, levantándose a duras penas mientras unos 5 hombres un tanto golpeados llegaban para acompañar a su ama.

Si iba a morir, de menos pondría resistencia...
avatar
InvitadoInvitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cold revenge [Priv.]

Mensaje por Christa N Reiss el Jue Dic 29, 2016 1:21 pm

El día había transcurrido como si nada, Christa había ido al instituto para ayudar a los refugiados, trabajado en el café para otorgarle comida a aquellos que lo necesitaran, en fin, todo como si nada. Realmente le llenaba el hacer aquellos actos pero en parte sentía que la situación y las personas eran cada vez más oscuras, se inclinaban a la maldad, al odio, cuando debían ayudarse entre sí. En fin, en eso ocupaba su mente aquella noche mientras caminaba por las calles en dirección a su hogar. Un poco distraída sus pensamientos sólo eran llenos de negativas ideas mientras sus orbes azulados fijos en la "nada" estaban casi vacíos.
Pero algo logró robar sus sentidos, su atención y sacarla de aquel trance en el que se encontraba. Un olor a sangre y cierto ruido se hizo presente, donde rápidamente la rubia se escondería detrás de un poste grueso de luz tenue que casi no lograba alumbrar la calle mientras visualizaba como una chica hacía puré, de forma figurativa, a un joven.

Al inicio al observar eso, la Christal no quiso inmiscuirse, es decir, si él estaba recibiendo una paliza, debía merecerlo ¿no?. Bueno, no tenía como saberlo, pero a veces inmiscuirse en asuntos ajenos no era lo más adecuado.
Se encogería de hombros con un poco de impotencia ya que en parte si quería detener aquello que estaba sucediendo, y más el ver la atroz imagen de una cabeza entre las palmas de aquella chica, hacía que su sangre ardiera más y como si nada le daba la razón a sus pensamientos hace poco tenidos.
Pero bueno, no importaba ya, la injusticia formaba parte de ese mundo.
Cuando comenzaría a partir, no había dado más de dos pasos sigilosos cuando observó acercarse a otros jóvenes, mal heridos si, pero claramente se dirigirían a atacar al ya bastante herido individuo (Lev), donde a falta de luminosidad no se pudo detallar su figura o al menos reconocer su identidad.

Ésto ya no es justo, no se que habrá hecho ese tipo, pero no está bien que tantos estén contra él, si ya de por si la chica lo estaba destrozando -Pensaría para morderse el labio e inmediatamente ponerse detrás de aquellos "matones" que claramente tenían la total intensión de acabar con aquel chico.- Estaba pasando por aquí no más, y no quise meterme, pero creo que 6 contra uno contando a la loca esa ya es demasiado -Admitiría con su tono de voz tan dulce y tierno como siempre, pero claro, llamar "loca" a alguien no parecía ser, bueno, cuerdo- Pero eso demuestra lo debiluchos que son, es decir, si necesitan tantos contra una sola persona y aparte que se encuentra mal herida, ha de decir que ustedes mismos no pueden contra él al menos no dos de ustedes -Ella aún no había reconocido al mal herido frente a ella, más por, valga la redundancia, la poca luz que abarcaba el lugar, pero por su forma de hablar tan directa y bocona quizá ya él podía saber quien era ella, claro, sólo es un supuesto...

Los ojos de la rubia sólo serían entre cerrados por sus párpados, mientras que aquellos cinco tipejos comenzarían a reír al ver a la joven delgada, con aquella contextura que daba a entender debilidad, haciéndose la "valiente", mientras la otra chica sólo les pedía que se "encargaran" de ella para que no haya testigo. Más el rostro adorable de la rubia no se inmutaría, más bien asentiría, es decir, odiaba usar sus poderes sólo porque si, y acá le estaban dando una razón de peso para lastimarlos- Ya que insisten... -Admitiría para chasquear sus dedos diestros y de pronto, como por arte de "magia", los cinco saldrían disparados hacia la pared de los edificios de los alrededores mientras eran "aplastados" contra tal cemento, literalmente, sentirían como un peso enorme se les sería puesto en su cuerpo, no era más que la gravedad incrementada, mientras que con eso pasaría su vista a la joven y con su otra mano alzaría la palma en dirección a ella y ésta sentiría como si el aire le faltara, ya que estaba implementando la gravedad incrementada en su pecho para que así la misma se enfocara en respirar y no en usar sus poderes ya que sin oxígeno al cerebro, pronto quedaría desmayada- Con inmovilizarlos es suficiente -Diría para correr hacia el joven mal herido, sabía que los efectos gravitatorios tenían un límite de tiempo y así debía aprovecharlo al máximo para "huir" ya que matarlos no estaba en sus planes, como dicen, cuando se tiene el poder de matar y se decide no hacerlo, al final es más poderoso que el que lo hace.

Más al acercarse lo suficiente lograría detallar, ahora si, la persona que había, ¿salvado?... Nadie más ni nadie menos que aquel joven que la había despreciado al inicio y hasta el sol de hoy, y en parte era su jefe- ¿Jefecito Levi? -Si, ella le agregaba la "i" a su nombre por "diminutivo", pero eso es otra historia para después, rápidamente sacudiría su rostro para tomar el brazo bueno de él (la zurda) y rodearla por su cuello para que él pudiera sostenerse de su cuerpo ayudándose igualmente con la gravedad para que éste no pesara tanto aminorando la misma, y comenzar a caminar lejos de ellos, aunque sabía que pronto culminaría el efecto que tenía sobre los enemigos- Tsk, no nos dará chance -Admitiría para alzar sus azulados ojos a un edificio abandonado cuando ya no estaban en el rango de visión de los enemigos, y entonces soltar su poder de ellos y usarlo en sí mismos para volver la gravedad contraria y "elevarse" hacia una ventana rota de aquel edificio y poder ingresar ahí para ocultarse. Dejaría a Lev en el suelo apoyando su espalda en la pared y asomaría parte de su rostro hacia la calle esperando ver que pasaran y lograran seguir de largo sin detectarlos- No vayas a hacer ningún ruido aún, trata de resistir un poco, dejé mi mascota en casa pero está cerca, te curará de inmediato -Susurraría con la esperanza de que aquellos seres que seguramente estarían enojados porque una "niñata" los había logrado inmovilizar, pasasen y no sintieran la presencia de ese par en aquel lugar ocultos en la oscuridad...
avatar
Salón : 3 A Edad : 18 Dromes : 210693
Reputación : 57
Mensajes : 2761
Ver perfil de usuario
Christa N Reiss
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cold revenge [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Dic 30, 2016 11:44 pm

Se sentía cansado, mareado, al parecer estaba perdiendo un tanto más de sangre debido a los últimos golpes, sacudió la cabeza un par de veces en un intento de despabilarse, sujetando su navaja a pesar de sus manos temblorosas, esperando llevarse a alguno entre las patas, aunque en su estado era prácticamente imposible, no perdía la esperanza. Justo en el momento en que pensaban atacarle escuchó una voz que se le hizo terriblemente conocida y vio una silueta delicada aparecer detrás de aquellos sujetos - Esto no es cierto... - dijo mientras hacía una pequeña mueca de disgusto, pues hasta donde el recordaba aquella rubia era una enclenque y es que, no había demostrado absolutamente alguna habilidad de pelea que pudiera ayudarlos en aquel momento y sumando a eso con su boca floja, solo estaba provocando más fuego, un fuego que él estaba seguro de que no podría apagar. - Sigh - suspiró pesadamente cuando escuchó reír a aquellos sujetos y justo cuando iba a usar algunas de las pocas fuerzas que le quedaban para decirle que huyera antes de que lo lamentara, vio claramente como con un simple chasquido elevaba a aquellos hombres por los aires, causando que el moreno abriera los ojos con total sorpresa, como si quisiera asegurarse de que aquello no era parte de sus alucines por la perdida de tanta sangre, pero el dolor que sentía era completamente real.

El cansancio lo estaba venciendo, a tal punto que terminó arrodillándose, sintiendo que la mente se le nublaba cuando la rubia estaba dejando sin aire a la atacante de Lev. Escuchó como un eco lejano la voz de la chica quien le llamaba ridículamente como de costumbre, sin embargo, no era opción gastar lo poco que tenía de energía en ponerse a pelear con ella. Más en calidad de bulto que de persona, dejó llevarse, incluso sintiéndose más liviano. Todo aquello era tan irreal que, de no estar sintiendo tanto dolor, podría jurar que incluso se trataba de un sueño.

Cuando Christa le colocó en el piso, se quejó en voz baja, sosteniéndose el abdomen pegajoso, su mirada se posó en la nada, recargando su cabeza en la pared, conocía las habilidades de su oponente y sabía que cuando se lo proponía podía ser un peligro. La rubia al parecer no era una buena para nada después de todo, pero se necesitaba algo más que poder, para sobrevivir a una gran estratega de guerra. Había guardado silencio todo ese tiempo, tanto que uno podría llegar a dudar que siguiese vivo para ese entonces. Tenía frío, presentía que estaba cerca su final, estaba muy débil como para curarse él mismo y sabía que a estas alturas, estar cargando con un 'casi-cadáver' no era opción para la chica - No voy a aguantar más - dijo con una ínfima sonrisa melancólica, mirándola de reojo - Solo vete - volvió a recargar su cabeza contra la pared, cerrando los ojos como si se diera por vencido de todo - Esa mujer está loca, y no tardará en encontrarnos - susurró mientras sentía que se empezaba a quedar dormido - Yo la distraeré cuando se levante - balbuceó apenas, cabeceando - No quiero que mueras también - dijo aún más bajo, recordando a su preciado amigo que se había unido a la larga lista de nombres ocultos en su memoria.
avatar
InvitadoInvitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cold revenge [Priv.]

Mensaje por Christa N Reiss el Sáb Dic 31, 2016 3:23 am

Las cosas no pintaban bien, no solo por el hecho de que se encontraban ocultos en un lugar desventajoso para la rubia, siendo la oscuridad muy lejos de ser su aliada. Sino por el aspecto fisico de aquel individuo que demostraba estar en deprorable salud.
Aun los orbes azulados de Christa se mantenían hacia fuera vigilando el momento idóneo para poder retirarse del lugar, cuando escucharía las palabras casi inaudibles del ajeno, no poseían la misma firmeza de siempre de hecho, parecía desvanecerse cosa que la preocuparía de inmediato al punto de virar su rostro hacia él, sabia que era fuerte,  pero temía sobre estimar aquella fuerza del chico.

Si  sabes que  estás hablando  conmigo  no? Nunca  te  he  obedecido, que  te  hace  creer  que  empezaré ahora -Sus palabras denotaban cierta molestia ante su petición, claramente no estaba de acuerdo con el, con simplemente dejarlo e irse- Y más considerar que soy una cobarde como para dejar a alguien que me necesita así como así -Le sacaría la lengua un tiempo corto, el colmo, en toda esa situacion y aun ella demostraba infantilismo. Pero cosas que pasan, a veces hacía falta mas individuos como ella y menos como la loca que los estaba cazando.

Christa recordaría de inmediato, bueno, no tan inmediato sino luego de unos momentos a decir verdad, que traia en su mochila no solo los típicos chocolates que solía trasladar sin falta consigo, sino que, debido a toda la situación que Eadrom pasaba, solía tener consigo kit de primeros auxilios, simples, pero útiles en estos casos y que sería de gran ayuda y efectividad en esos momentos.
Así que se acercaría a el ignorando por algunos instantes el exterior para sacarse su mochila dejándola a un lado del cuerpo ajeno y posarse en cunclilla abriendo el objeto susurrando al mismo tiempo que ejercía esa acción - Lev, no se con que clase de individuos estamos tratando, ni con que clase de compañeros has contado en tu vida -Haria una ligera pausa preparando algodón con cicatrizante líquido unido a desinfectante y alcohol -Pero me insulta que creas que solo porque dices que distraeras a esos seres para que me salve, huire como cobarde, entonces porque te habre ayudado y salvado desde un inicio? No te dejare y menos de esta manera, mas cobarde sere yo que me escude de alguien mal herido que si solo escañara y ya -Quiza no se estaba dando a entender, debido a que cuando se trataba de expresar lo que sentia y pensaba muy pocas veces lograba usar las palabras adecuadas para ser clara, pero algo si era certero, esta seria una de las pocas veces que el chico lograría divisar (si es que lo hacia) una expresión seria y centrada de ella.

Aquella seriedad en su rostro desaparecería a continuación dejando ver una sonrisa de medio lado in tanto, satisfecha y decir de un modo mas relajado y en broma- además no importa cuan hombre seas, y cuanto dolor aguantes ahora en tus heridas, no se comparara a lo que sentiras cuando te coloque esta medicina en tu cuerpo, y eso no me lo perdere por nada -Excusas, claro, era verdad que si le arderia hasta el alma aquella union de medicamentos para evitar que sus heridas se infectaran y ayudar a su cicatrización, más la mentira era que disfrutaría el dolor del joven o que no se iría solo para presenciarlo, igualmente es natural que cualquier individuo coloque ese tipo de motivos como principal para no hacer sentir mal al contrario, ya que la rubia lo que menos deseaba era que el sintiera que era una carga puesto que en caso contrario ella esperaria no serlo tampoco.
Pero bueno, dejando de divagar la adolescente inmediatamente retiraría la mano de Lev de la herida para romper los ropajes y visualizar la misma de forma mas amplia tomando la preparación de curetaje hecha momentos atrás y de pronto anunciar al mismo tiempo que se lo colocaba con fuerza-Te arderá asi que no hagas ruido -Estaba loca? Si quiera le dio chance de aviso antes solo lo habia puesto y ya, pero bueno, asi de despistada a veces era. Su intensión era retrasar lo mas posible que siguiera deteriorándose y ayudarlo a mejorar un poco al menos hasta llegar a casa con la mascota que pudiera curarlo o un hospital cercano.

Sacaria una jeringa con medicamento en ella para inyectarsela tambien aun ignorando si aquel peligro habia pasado o no, pero con la esperanza de que asi fuera ya que verdaderamente no queria usar sus poderes para herir a nadie, pero en caso de tener que hacerlo, no dudaría un segundo.
Pero su esperanza de por fin estar salvos se desvaneceria cuando aún trabajando en sanar lo posible las heridas de su ahora compañero, escucharía pasos acercandose a su ubicación y palabras burlonas cuyo tono de voz era fácil de reconocer, pertenecía a uno de aquellos mal heridos secuaces de la fémina donde claramente venia a inspeccionar pidiendo que salieran de su escondite.
Christa solo se mantendría inmóvil y en un gesto de silencio elevaría su índice derecho a sus labios para indicar que no hiciera ruido y ponerse de pie en caso de tener que usar nuevamente sus poderes, aunque recargaria un poco de energia que habia perdido en el uso de los mismos con anterioridad.

off:
Perdona las faltas, post del cel (?)
avatar
Salón : 3 A Edad : 18 Dromes : 210693
Reputación : 57
Mensajes : 2761
Ver perfil de usuario
Christa N Reiss
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cold revenge [Priv.]

Mensaje por Invitado el Miér Ene 11, 2017 12:06 am

En ese momento ya no pensaba claramente, solo quería dormir pero, la 'melodiosa' voz de Christa le desviaba de su objetivo. Permanecía con los ojos cerrados pero escuchaba aun su voz como un eco en el aire pretendía simplemente ignorarle pero, cuando le escucho hablar de sus 'compañeros' abrió los ojos y le miró con seriedad, suspiró y volteó hacia su abdomen, el cual parecía no estar sangrando tanto como antes aunque su cicatrización fuera a paso de tortuga...

Recordó el día de su primer encuentro, apenas notó que, las palabras entonces mencionadas podían poner en duda la lealtad de sus antiguos camaradas - Precisamente eran igual de idiotas que tu - dijo mirándole de reojo, para luego desviar su mirada nuevamente... quien diría que ocultaba una parte blanda en él - Nunca obedecían cuando les pedía que huyeran - en ese momento se rió, una risa que se vio interrumpida por un dolor punzante que le hizo suspirar de nuevo antes de continuar hablando, aunque aun con una pequeña sonrisa en los labios - Y sabes donde están? Quizá viste al ultimo... - aquella sonrisa se borró de sus labios en un instante al pensar en ello. Alek era el ultimo de sus primeros y más grandes amigos.

- Aunque no sé por qué pensé por un momento que podrías ser más inteligente que él - apenas levantó su mano, haciéndole un ademán de que prosiguiera con lo que iba a hacer (las curaciones) sin importarle mucho que terminara de desgarrar sus ya gastados ropajes, no creía que aquel desinfectante fuera más doloroso que las múltiples heridas que se cargaba, sin embargo, tuvo que apretar los dientes en cuanto la rubia colocó el medicamento sobre sus heridas abiertas, haciendo una pequeña mueca, posteriormente sintiendo una aguja clavarsele en alguno de sus musculos, tragando algo de saliva para evitar hacer ruido - Eres un estuche de monerías no? - dijo en tono cansado, incluso un poco rojo por el esfuerzo que había hecho al contener sus propios quejidos, tratando de aparentar que no le había dolido... mucho.

Poco después, pudo percibir un sonido proveniente del frente, notó el gesto de Christa, pero trataba de poner más atención en su enemigo que parecía estar más que cerca. Sabía que no estaba en condiciones aptas siquiera para huir así que, volvió a intentar convencerle... - No sabes en lo que te metes - susurró esperando que alcanzara a escucharlo. Se mantuvo atento a pesar de poder apenas moverse, si intentaba levantarse estaba seguro de que haría mucho ruido, por lo que enfocó sus pocas fuerzas en su audición - Vete ya... - fue entonces que sus ojos se abrieron de par en par, un sonido casi imperceptible venía detrás, apenas alcanzó a levantarse para aventar a Christa cuando de un solo salto uno de los sujetos había llegado a la ventana por donde habían entrado anteriormente, asestando una patada directo al rostro de Lev quien apenas alcanzó a poner su brazo para protegerse un poco sin ser capaz de detenerlo, volando hasta la pared - Argh! - soltando un quejido bastante sonoro al chocar contra la misma - Wa, no eres facil de engañar- rió el recién llegado mientras otro entraba de frente - No lo mates hasta que venga Marlene, mientras tanto creo que podemos entretenernos en otra cosa - se tronó los dedos el segundo, acercándose sin miramientos a tomar el cuello de su objetivo (Christa) cuando una pequeña navaja se enterró en su gran mano. - Eres peor que una plaga! - causando su furia inmediata, se distrajo y lanzó la navaja de vuelta clavandola a propósito en la pared, cerca de la oreja del azabache a quien realmente no podía matar o su ama se enfadaría. Lev simplemente sonrió, pasando a su plan b, provocarlos para llamar su atención.

Spoiler:
Hahaha, yo también escribí este en el cel :V cualquier cosa que se vea rara y no entiendas. dime c:
avatar
InvitadoInvitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cold revenge [Priv.]

Mensaje por Christa N Reiss el Miér Ene 11, 2017 5:04 pm

¿Una sonrisa?, pareció haber visto una... pero quizá era el momento que causaba que éste reaccionara así o posiblemente estuviera delirando... El joven le insistía que se retirara, la rubia no entendía si su tono de voz era ocultando su "desespero" porque se retirara, o más bien le imploraba que lo hiciera, pero algo si era seguro, si deseaba darle "miedo" a la chica, no estaba logrando en absoluto tal objetivo. Más, algo si no se esperaba y la tomaría totalmente de sorpresa, fue la acción hecha por aquel de cabellera oscura, apartarla del camino con un empujón recibiendo de lleno en su rostro el ataque físico por el enemigo.
La chica había caído al suelo a lo que inmediatamente se incorporaría de pie para observar las acciones siguientes de los presentes, en verdad no lograba entender porque tanto odio por el, o mejor dicho, aún cuando existiera un motivo, no era justo toda esta situación- Escuchen, se que a veces puede ser exasperante y dan ganas de matarlo, me pasa muchas veces y su actitud es para matarlo sin embargo, no está bien lo que están haciendo -¿Que se podía esperar de alguien como Christa? incluso en aquel momento seguía hablando demás, y cosas que pudieran hacer muy lejos de alejar a los enemigos, provocar aún más a Lev.

Más su impresión cambiaría a seriedad cuando notaría como la navaja tomaría la posesión de la mano que iba a atraparla, incluso en esos momentos el seguía luchando y en vez de ver su salud, miraba la de ella. ¿Porque?, no lo entendía, pero ya estaba cansada, y a veces, sólo a veces, no se debía ahuyentar la plaga, sino exterminarla.
La chica semi agacharía su rostro acordándose de la injusticia de su propia historia y que no era muy diferente a ahora, ya que muchos contra unos pocos no era algo que ella aplaudiera, y la insistencia en violencia de aquellos seres le nubló la piedad en totalidad. Por la posición de su fino rostro las hebras doradas ocultarían parte de sus ojos que igualmente la escasa luz apoyarían aquello, haciendo que los ojos de ella se cerraran al punto de físicamente demostrar su emoción de enojo total- Siempre he dicho que hay que darles segundas oportunidades a las personas, pero ustedes ya son caso perdido -Admitiría para entonces alzar la vista hacia aquel par y con un movimiento de su diestra que alzaría al nivel de su pecho abierta mostrando la palma hacia el cielo, la cerraría de golpe haciendo que de pronto, de forma extraordinaria, de la nariz, boca, ojos y oídos de aquel par brotara sangre a gran velocidad cayendo muertos de insofacto. Quizá, sólo quizá, el joven moreno no podía entender qué sucedió, como quizá si, era simple, la gravedad está en toda materia, en todo lugar, en todo sitio y momento (espacio/tiempo) en la tierra, con tal, es una fuerza que sale del centro del planeta, no hay ser que huya de ella, y "aplastar" algo tan débil como un corazón, era cuestión de risas... Por eso un gran poder, no cualquiera podía tenerlo, sólo aquel que esté dispuesto quizá, a no usarlo....

No se que hiciste realmente, pero por más odioso que seas, jamás has sido cruel conmigo aún cuando te he provocado al punto de que cualquier otro me asesinaría, así que, supongo que opté por apoyarte a ti -Admitiría para darle el costado de su cuerpo con una expresión seria, una que la chica casi nunca mostraba, observando la ventana para que su visión detallara el exterior- Ocultarnos de la tal Marlene solo es alargar lo inevitable, te seguirá buscando hasta cazarte, ¿qué quieres hacer? -Preguntaría sin moverse de su posición aún atenta a todo el ambiente, ambos se habían ayudado, aunque mejor dicho, Christa se inmiscuyó en algo que no le competía, pero claramente, no iba a permitirse no ayudar a su jefe"cito" o abandonarlo cuando en realidad, más la necesitaba o así, lo consideraba.
avatar
Salón : 3 A Edad : 18 Dromes : 210693
Reputación : 57
Mensajes : 2761
Ver perfil de usuario
Christa N Reiss
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cold revenge [Priv.]

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 14, 2017 1:13 am

Se concentraba en respirar de forma en que no se notara que aquel golpe le había sacado el aire, volvía a ver borroso. Se quedó quieto por un momento antes de intentar levantarse en vano, un tanto aturdido, quizá demasiado como para caer en cuenta de que aquella chica de apariencia 'frágil' -y bocona(?- no solo no perdía el tiempo para intentar hacerlo rabiar sino que, había derrotado a aquel par de monigotes de un solo movimiento, apenas y había movido su mano cuando aquellos hombres cayeron desangrandose por todos los orificios existentes de sus cuerpos.

Levantó la mirada, apenas movió su rostro para mirar a la rubia que se mostraba seria, raro en ella pues parecía nunca tomarse nada en serio, Lev levantó una ceja ante su comentario. El que le persiguiera o no, seguía siendo su problema, lo que no entendía era por qué la pregunta acerca de lo que quería hacer - Qué quiero hacer, preguntas? - un quejido/ intento de risa salió de sus labios - De que vas, chiquilla bocona? - le lanzó una pequeña piedrita que apenas y tocó su hombro - Tu, nunca escuchas lo que digo - renegó y apenas y se movió en un amago por levantarse. - Además, no te conozco del todo pero, no se ve que seas de aquellos que van matando a diestra y siniestra... Mira, te creo que pudieras llegar a matar si tu vida dependiera de ello - soltó un largo suspiro - Es el instinto de supervivencia de cualquier ente, pero, este no es el caso, intentas 'ayudar' a alguien a quien no le agradas del todo - dijo agarrándose de su navaja clavada en la pared para levantarse y tomar la misma de vuelta. Si, era odiosa pero, al final le había salvado(?) - No tomes el hecho de matar a alguien como cualquier cosa... Trae más consecuencias de las que crees - ese era un consejo? Una advertencia? A saber - Así que, no lo hagas por cualquiera - guardó silencio un par de segundos apenas, como si hubiera tomado un poco de aire antes de continuar hablando, estaba más que agotado y estaba seguro de que se estaban quedando sin tiempo.

- Solo... quiero ir a casa - se limitó a decir al final, sin ser capaz de despegarse de la pared, pues era lo que le permitía permanecer de pie. Aunque no le pedía precisamente ayuda, terminó por responder a su pregunta después de tantos rodeos, le daba igual si se iba o se quedaba o si lo llevaba con ella como lo hizo antes pues, si algo le había quedado claro era que, al final, haría lo que se le diera la gana y eso no le molestaba del todo en aquel momento.
avatar
InvitadoInvitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cold revenge [Priv.]

Mensaje por Christa N Reiss el Sáb Ene 14, 2017 10:31 am

Volvió a sonreír, la expresión de Christa se relajaría un poco para mostrar un asombro espontáneo y parpadear no más de dos veces reflejando la luz artificial de los postes que tenuemente entraba por el ventanal enmarcándose en su suave y fino rostro y alumbrando parte de sus zafiros ojos. Irónicamente, le gustaba, ¿porque?, le gustaba verlo sonreír, de hecho cierta calidez se hizo presente en su pecho al verlo así y sentir como le lanzaba la piedra que, realmente, apenas y la rozó. Soltaría un suspiro rápido y volvería su vista hacia la calle a través de la ventana siempre pendiente y usando su otro poder, de ubicación, un poder bastante útil en éstos casos. Ya ella había sentido y visto a Marlene así que en un rango no mayor a 30 metros podría adelantarse a encontrar su presencia gracias a su gravedad y centro si llegaba a acercárseles y poder tener aunque sea no más de un minuto para pensar en qué hacer... Aunque, la pregunta más importante ¿por más buena chica, porque tanto interés en protegerlo?. Bueno, quizá era porque ella sentía lo que era necesitar a alguien en grandes apuros....

Nunca hago lo que dice nadie -Admitiría en afirmación ante las palabras dichas por el azabache en un tono de voz casi inaudible, efectivamente ella muy pocas veces obedecía a las personas, siempre seguía lo que ella creía correcto independientemente de las peticiones ajenas. Más oiría las palabras emitidas posteriores a esas por el joven de forma atenta sin desviar su concentración en el ambiente, si bien esos seres eran simples peones, la jefaza, Marlene, debía ser peligrosa, si y no la conocía...

Le había dado un ¿sermón?. Si, Christa sabía que no debía matar por nadie ni para nadie, es decir, tenía el poder de destruir el planeta exageradamente hablando claro, pero no lo usaba jamás para nada malo. Aunque algo que nadie, si, ningún ser viviente sabía aparte de ella, era que quería destruir a los seres de maligna procedencia ya que acababan con la vida en el planeta, así que si pudiera exterminarlos lo haría, pero por como era ella, no iba a matar sólo por que si, o porque los consideraba malos, necesitaba que ellos pidieran a gritos eso- Lev -Haría una ligera pausa y nuevamente su rostro volvería a enseriarse, si siempre había demostrado ser una chiquilla inmadura frente a él, quizá le daría algunas sorpresas, como a cualquiera que la juzgaba de buenas a primeras- Los seres vivientes son injustos, no importa la raza que sean, buscan todo a su propia conveniencia, dime, les di la oportunidad de vivir y aún te siguieron buscando con intensión de acabar con tu vida sin siquiera tener compasión ¿porque yo tendría compasión por ellos? -Aligeraría sus palabras un poco para girar su cuerpo en dirección a él y clavar sus ojos azules de un profundo con una expresión fruncida de total molestia e incomodidad y continuar aún con un tono de voz bastante serio- No se si tu seas inocente, pero otro posiblemente si lo sea y vayan a acabar con su vida sólo por una orden de una tipa, ellos no buscam abogar, sólo matar por petición ajena, no es justo, ellos no son los afectados, entonces, yo que tampoco lo soy, también puedo matar. ¿No?

Más su concentración se desviaría a sus últimas palabras, quería ir a casa, pobre, que tanto había tenido que pasar como para que le hiciera esa petición, no es que lo conocía a profundidad pero por lo poco que había entablado conversación sabía que era un ser extremadamente orgulloso como para pedir ayuda directamente siendo eso lo que hacía en ese preciso momento de forma indirecta.
Se acercaría a él y tomaría uno de sus brazos para rodear su cuello y posar su parte de su peso en ella y así comenzar a caminar- Vamos, tengo que llevarte allá si crees que es un lugar más seguro, entonces hay que ir, pero ¿esa tal Marlene no te buscaría en tu hogar?[/b] -Preguntaría curiosa para comenzar a caminar esperando que le dictara la dirección a tomar sin dejar de tener parte de su concentración en el ambiente por si acaso la chica, que había visto con anterioridad, decidía aparecer
avatar
Salón : 3 A Edad : 18 Dromes : 210693
Reputación : 57
Mensajes : 2761
Ver perfil de usuario
Christa N Reiss
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cold revenge [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 20, 2017 11:37 pm

- Bueno, eso no es un gran consuelo - respondió con sarcasmo ante su afirmación de que, no hacía caso a nadie. Quizá algo tenían en común y es que, el solía ser terco y orgulloso muchas veces, pero que alguien fuera así con él, eso sí que le cabreaba, pues por decirlo de alguna manera, sus caprichos no eran cumplidos y no tenía el control de la situación como le gustaba hacer todo el tiempo y eso quizá generaba más roses entre ellos.

- Mira, si puedes hablar como una persona normal - dijo en tono de burla al escucharla de nuevo con aquella seriedad ajena a ella - En algo tienes razón, todo ser viviente es injusto, cada quien tiene su propia definición de justicia. Lo que es correcto para unos, no lo es para muchos otros - dijo sacando su navaja para mirarla por un momento, estaba tan sucia, que hasta ese momento fue consciente de que él lo estaba también (?). Señaló los cuerpos que yacían en el suelo - No estás para saberlo, ni yo para contarlo pero, si tu definición de justicia es matar a los que persiguen a indefensos, ellos estuvieron en una situación similar hace algunos años - se levantó de hombros, diciendo aquello en tono irónico mientras la muchacha le ayudaba a apoyarse para empezar a andar - No me conoces en lo absoluto, quizá yo también el día de mañana mate de nuevo a algun inocente o persiga a un malherido que, a diferencia de mi, ruegue por su vida - sus labios se curvaron ligeramente en una sonrisilla malvada, limpió su navaja torpemente en su pantalón antes de meterla en su bolsillo y empezar a andar, tratando de localizar la presencia de su enemiga mientras lo hacía, sin ningún exito.

- Incluso tu, puede que en tu definición de justicia te hayas equivocado al elegir y te hayas deshecho del verdadero inocente, dejándote llevar por el simple hecho de que soy alguien a quien haz visto más veces que a esta bola de locos que me persiguen, a saber... - Soltó un pequeño suspiro - El punto aquí no es si puedes matar o no, si no que pienses en las consecuencias. Ya se ve que te persiguen, quizá por odiosa, así que, para que te echas más enemigos al plato? - gruñó, aunque empezaba a entender un poco por qué era tan 'cotizada' la muchacha.

Estaba adolorido, cada centimetro de su cuerpo le dolía, incluso casi podía jutar que le dolía el cabello, aun así, sonrió divertido ante la ultima pregunta - Probablemente sabe donde vivo y, ahora que te odia a ti, no querrás que sepa donde vives - se asomó apenas por una de las ventanas, no habían avanzado mucho en realidad - Pero para algo sirven los contactos - dijo en tono serio - Tendríamos que llegar al norte de la ciudad. Hay pocas zonas que quedan intactas en Eadrom, por una razón u otra, y esa es una de ellas -dijo sin dar demasiados detalles de su contacto - Y si logramos llegar a esa zona hotelera, estaremos a salvo - dijo mirando a la rubia quien, por su altura similar le daba justo al rostro. Le miró directamente a los ojos con algo de seriedad, de pronto había recuperado un poco de su ímpetu habitual - Te diría que decidieras en este momento si es que quieres ayudarme o no pero, como metiste tus narices aun cuando te dije que no, supongo que ya no tienes de otra - sus labios se curvaron en una sonrisa siniestra - Y que tu mates a mi querida amiga, no es opción ni un camino que debieras seguir - terminado dicho aquello, se giró nuevamente hacia enfrente. No dejaría que nadie más que él, tuviera el 'placer' de cazar a esa maldita... Si es que sobrevivía de esta... - Así que olvídate de ello - empezó a andar.

Estaba en su naturaleza oscura, matar para sobrevivir, al igual que ella, él también se guiaba por lo que él mismo creía correcto y podía que algún día, la misma Christa se arrepintiera de haberle ayudado, si es que continuaba con la idea de sacarlo de allí (?).
avatar
InvitadoInvitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cold revenge [Priv.]

Mensaje por Demian Serkin el Mar Abr 04, 2017 12:27 pm


TEMA CERRADO
Takemori
Este tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de dos meses sin presentar actividad o una de las cuentas a sido eliminada.
Para a abrirlo, por favor, acuda a aquí.
Ubicación: Ciudad de Éadrom ─ Calles




Otras cosillas:

Gracias a la genialosa de Noire por la firma ♡
avatar
Edad : 24 Dromes : 648166
Reputación : 29
Mensajes : 1171
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cold revenge [Priv.]

Mensaje por Harry Strauss el Miér Mar 14, 2018 8:16 pm

Tema Cerrado
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Calles.




avatar
Dromes : 221908
Reputación : 7
Mensajes : 892
Ver perfil de usuario
Harry Strauss
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Cold revenge [Priv.]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.