FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
CONOCE A TU STAFF
¡NUEVOS MIEMBROS!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Bailando al compás de las balas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Bailando al compás de las balas

Mensaje por Stein el Mar Nov 22, 2016 10:51 am

Era la tarde, estaba caminando por la calle de regreso a casa, mi ropa era el uniforme del instituto, obvio completamente blindado, hecha por la marca Butei, de la cual soy modelo. Bajo la falda, ocultas, dos Colt m1911 y en la parte de atrás bajo la camisa una navaja de estilo mariposa, cubierta por la camisa tipo marinero desarreglada a propósito para ocultarla. Y unos auriculares de color naranja colocados en mi cuello.

Tome un pequeño desvió, pues estaba cansada había asistido a mi primer día en el instituto en este país. Tenía pocos deseos de llegar al nido de locos que era mi hogar, así que me dirigí hacia uno de los bares de la zona. Llegue hasta la puerta y tuve que mostrar mi identificación para que me dejaran pasar, aunque tenía 18 mi cuerpo parecía el de una niña de 13 o 14 años, el de seguridad reviso la identificación tratando de encontrarle alguna falla, espere unos minutos antes de que me dejara pasar.

Una vez ya dentro me dirigí hacia la barra –Reki quiere beber cerveza- mencione en tono serio –No vende a menores- menciono en un tono duro el barman –Pero si Reki, tiene 18 años ya- mencione mostrando mi identificación. El hombre me paso una cerveza, pero sin alcohol, pensando que no notaria la diferencia, ese zumo de cebada, estaba tan asqueroso que solo lo bebía de a sorbos, tenía ganas de dispararle al patético humano en medio de la redonda cabeza calva que poseía.

Me senté en una banca alta, dando un salto para llegar, mis piernas quedaban colgadas y recosté mis brazos, cruzados, sobre la barra mirando el gas de aquel fluido que no era cerveza, en el lugar había una música agradable, alguien estaba tocando, pero como estaba recostada en la barra no podía ver de quien se trataba.

Solo esperaba que ninguno de esos idiotas me fastidiara, pues como me veía pequeña, la mayoría de aquellos hombres, me trataban de una manera tan peculiar que no entendía, pero gran parte de ellos se alejaban, con solo mostrar parte de una de mis armas.

“Suena bien” dije en mi mente, mientras escuchaba aquel instrumento de cuerda sonar hacia mis espaldas. En varias ocasiones desee dar vuelta para ver quién era el que lo tocaba, pero por miedo a arruinar mi noche, no lo hacía, pues si un patético humano era quien tocaba me cabrearía.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
29
Dromes :
2955
Reputación :
1
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Harry Blume el Miér Nov 23, 2016 12:05 am

Harry se encontraba nuevamente sentado en la barra de un lindo bar en el centro de Eàdrom. Estaba manteniendo una amena conversación con el barman; aun era temprano más o menos al rededor de las 8:30 de la noche y el bar se encontraba en una apacible calma, cada persona presente disfrutando de alguna conversación con su acompañante y una música leve sonando de fondo. Aun no empezaba la gran fiesta que era cuando la gente se descontrolaba. El elfo se encontraba allí por una simple y sencilla razón, la presentación que había tenido hacía varias semanas ya había sido un completo éxito. Varios bares más del lugar lo habían contactado al enterarse que el famoso Harry Blume, cantante pop reconocido mundialmente, había cantado en un bar Gay de la ciudad de Eàdrom.

El ojiverde había accedido a hacer pequeños shows en los demás lugares que lo habían llamado pero con una condición, no rebelar nada de su paradero a los medios de comunicación. Quería mantenerse en el anonimato mucho más tiempo, justo por esa razón se encontraba en esa ciudad, debía descansar de todo aquello y volver a encontrar su felicidad junto a la naturaleza y la música. Había tenido ya varias presentaciones en distintos lugares y en todos quedaron muy felices con su música, este día se presentaría en aquel lugar.

Las horas pasaban rápido y pronto iba llegando el momento de que subiera al escenario. Esta vez no sentía tantos nervios, los sabía controlar casi a la perfección y no tenía miedo a equivocarse aprendió a continuar si algo sucedía. Por eso subió al escenario con total seguridad, saludó a cada uno de los músicos apretándoles la mano y sonriéndoles amigablemente; eran los mismos de el primer lugar en que cantó, pero aun así le gustaba ser cortés. Tomó el micrófono con elegancia y se posicionó justo en la mitad del escenario al frente de los músicos mirando a el público que lo observaba expectante. Se aclaró la garganta y llevó el micrófono al frente de su boca. -

-Buenas noches~- Comentó con entusiasmo pero aun así manteniendo su voz grave y un poco lenta. -Yo soy Harry... Y vengo a cantar un poco de mi música..- Frunció el ceño pero aun así sonrió, aquel era una muestra de lo que hacía cuando se encontraba nervioso. Se volteó un minuto a ver a los músicos, se acomodó bien el audífono que le ayudaba a no perderse en la canción y sonrió de nuevo al público. -Empezaré con algo suave.. Esta se llama If i could Fly..- Comentó nuevamente. La canción comenzaba con un acompañamiento simple de piano y al siguiente compás entraba Harry. Aquella canción la había escrito en uno de los momentos más difíciles de su vida, estaba llena de todo el amor y dolor que sintió en ese momento. Por eso la amaba, por eso la sentía más suya que ninguna otra. Después de una honda respiración entró.

-If could fly...- comenzó a cantar con suavidad en su voz, justo como se sentía en ese momento. -I'd be coming right back home to you- continuó dejándose llevar por la música y sus sentimientos, los sentía hervir dentro de sí, como lava ardiente. Poco a poco fue avanzando la canción y Harry se metía más y más en su mundo, cerrando los ojos y frunciendo el ceño mientras pegaba su mano libre a su pecho con dolor. Pronto llegó el coro, la parte favorita de el elfo, la que más disfrutaba cantar. -For your eyes only... I'll show you my heart-

Continuó cantando con toda su alma y corazón hasta que la música dejó de sonar y nuevamente volvió al mundo real, donde el público se había quedado en completo silencio y lo miraban con ojos sorprendidos. Carraspeó incómodo e inhaló profundamente llenando sus pulmones de aire, lo contuvo por un segundo y lo soltó, calmándose de  forma muy efectiva. Sonrió nuevamente y continuó con el resto del repertorio que había preparado para esa noche. Eran pocas canciones unas 5 más tuvo que cantar mostrando aquella personalidad expresiva que no solía tener normalmente.

-Muchas gracias a todos.. por escucharme en esta noche.. ¡les deseo lo mejor! ¡no se emborrachen demasiado!- Comentó por último y bajó del escenario asegurándose de no tropezar con nada, su torpeza no le jugaría una mala pasada.

Canción utilizada en este post: If i could Fly - One Direction


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más


Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!


Gracias por la firma Daia 7u7:

avatar

Dromes :
42805
Reputación :
5
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Stein el Jue Nov 24, 2016 6:40 pm

Mi paciencia se estaba comenzando a agotar de la misma manera que el lugar se comenzaba a llenar, esto era terriblemente rápido. Un pequeño suspiro salió de mis finos labios, mientras terminaba la última gota de aquella sustancia, extraña, que pretendía ser cerveza, pero que no le llegaba  a los talones –Bueno parece que Reki deberá retirarse- comente en voz baja, pero audible, pero algo, no puedo decir bien que, me hizo quedarme.

Había regresado a esta ciudad para vivir una vida normal y hasta ahora lo único normal en mi vida había sido sentarme en este lugar, luego de meditar un poco en mi pasado, puse toda mi fuerza de voluntad en quedarme en el bar.

Mire a mi alrededor y al ver a las chicas gritar el nombre de quien cantaba “debe ser famoso” comente para mis adentros, la verdad no tenía idea de quien era este sujeto, Harry Blume, por suerte la canción fue de mi agrado, sin todas esas cursilerías de los romanticismo jóvenes, era una canción militar. Pues según entendí la canción trataba de un hombre que fue a la guerra y una chica lo cortó en la mitad y le arranco  el corazón con sus manos.

Me preguntaba si esa era una experiencia personal o resultaba ser una historia inventada por él y como parte de la familia Stein, tenía dos grandes defectos uno de ellos era nuestra gran curiosidad y la segunda el poco sentido común a la hora de actuar, si lo combinas tienes la receta perfecta para el desastre.

Una vez término de cantar, me dispuse a saciar mis dudas, así que me abrí paso a través de la muchedumbre, por suerte mi baja estatura y mi contextura delga me permitían escabullirme fácilmente, aunque el lugar estaba repleto, al llegar hasta la parte frontal del escenario. Al llegar, trate de acercarme pero los empujones comenzaron a sentirse más fuertes cuando bajaba de aquel lugar.  Así que decidí saltar, colocando uno de mis pies en la baranda, me cruce hacia el otro lado, dando un par de vueltas en el suelo, por pisar mal con el pie de apoyo, caí cerca de donde se encontraba el cantante.

Al parecer la mala suerte me perseguía ese día, pues al dar un par de tumbos mi navaja, la cual se encontraba oculta en mi espalda, salió disparada justo a los pies del de seguridad, fue cuando me tomaron por la fuerza, rápidamente explique y mostré los papeles de mis armas, pero tuve que entregar la navaja, mis pistolas y mis cargadores.

En el momento que entregue mis dos pistolas, sentí una opresión en el pecho, toda la seguridad, mi valor, mi fuerza de voluntad, todo se fue… sin ellas era solo una gatita llorona e indefensa, incapaz de usar sus poderes o lastimar a alguien, las lágrimas comenzaron a brotar de mis orbes color ámbar y un fuerte grito salió de mi boca -¡Reki, quiere sus armas!¡Reki, quiere a su papá!-
avatar

Salón :
2 B
Edad :
29
Dromes :
2955
Reputación :
1
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Harry Blume el Miér Nov 30, 2016 12:05 pm

Terminó de cantar aquella hermosa canción que había escrito con todo el amor y tristeza que sentía en ese momento de desesperación. A pesar de que solo Harry sabía el significado completo de esa canción y todo el dolor que traía con ella, en ese momento no se sintió triste, la emoción de poder vivir de nuevo de lo que amaba y saber que lo hacía con todo el corazón le daba aquella satisfacción de hacerlo bien, de hacerlo por él. Tomó una honda respiración en ese momento y continuó con el resto de canciones que había preparado para aquella encantadora noche. Todo fluyó sin interrupciones hasta el final.

Cuando terminó su última canción y se despidió vio un gran alboroto desde el público. Entre todas las chicas que se habían amontonado frente a la pequeña tarima de venía acercando una pequeña niña, abriéndose paso entre toda la gente logró llegar hasta primera fila. Harry la miró asombrado por su agilidad al moverse pero le parecía muy curioso que dejaran entrar menores de edad al recinto. Anonadado la miró subir hasta donde estaba él y dar varias vueltas para amortiguar como toda una experta, pero todo lo siguiente que pasó fue demasiado rápido como para poder reaccionar y pedir que la dejaran en paz. Al siguiente momento tenía una chica frente a él llorando como toda una bebé.

El elfo se quedó un momento paralizado allí frente a ella sin saber muy buen que hacer. Frunció el ceño intentando pensar que podía hacer para calmarla, así que pidió que todas las personas que estaban amontonadas alrededor mirando el espectáculo se retiraran y los dejaran solos. Lo mejor en ese momento era llevarla a un lugar tranquilo sin demasiados espectadores. Así que el elfo sin dudarlo más la cargó en brazos al estilo princesa y se apresuró a llevarla a un cuarto apartado, allí se cambiaban los trabajadores del lugar. En ese momento se encontraba vacío al tener tantas personas a las cuales atender, por eso Harry aprovechó para tenerla allí hasta que se calmara.

Dejó a la chica con suavidad en una de las sillas que había en el lugar. Suspiró con fuerza para calmarse un poco y poner en claridad sus ideas. Se puso de cuclillas frente a ella y sonriendo enormemente se acercó un poco a ella, obviamente mantenía su distancia para no asustarla más, era como un lindo cachorrito buscando protección y Harry haría lo necesario para ayudarla.

-U-uuhm.. H-hola.. ¿como estás?..- Comentó casi que en un murmullo, toda la amabilidad que poseía se desbordó en ese momento, era bueno que supiera mantener la calma en estas ocasiones. -N-no soy tu padre.. pero prometo ayudarte si me dices que sucede... No voy a hacer nada malo.. te cuidaré linda..- Habló lentamente intentando pronunciar lo mejor que podía aquello. No le haría muchas preguntas en ese momento, no era lo oportuno. Simplemente esperaría a ver la reacción de la chica, lo que quisiera que Harry hiciera para que mejorara su ánimo. Aprovechando el momento fue en un segundo por un vaso de agua y ofrecerselo. -¿Quieres un poco de agua?...- Le comentó ofreciéndole el vaso.


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más


Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!


Gracias por la firma Daia 7u7:

avatar

Dromes :
42805
Reputación :
5
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Stein el Sáb Dic 03, 2016 9:03 pm

Mi llanto no cesaba, mientras que las burlas y risas de la muchedumbre complicaban aún más mi cuadro Psicológico, estaba realmente asustada, todas esas caras y carcajadas parecían espectros que se encontraban a mí alrededor, como primer acto trate de acallarlas cerrando los ojos y colocando mí auriculares en mis oídos, pero el sonido de la lluvia no era suficiente para acallar las tenebrosas y crueles carcajadas de la audiencia.

Cuando el elfo se acercó hacia donde me encontraba y pido que la gente se callara, todo estaba bien, pero... tuvo que alzarme entre sus brazos, con esa sonrisa, patéticamente perfecta de todo Idol juvenil, mi primer reflejo fue moverme apenas un poco, pues me causaba pánico que un hombre me tratara como si fuera una princesa… pero sin poder hablar culpa del llanto, solo me quedo ir hacia su pecho atraída por sus brazos.

Pude sentir su corazón, el cual sonaba a un ritmo tranquilo a pesar de la multitud, en cambio el mío que más que un sonar rítmico parecía un zumbido, con mi facilidad innata de ponerme roja tal cereza, ese tipo de situaciones, resguarde mi rostro en su pecho. Al poco tiempo comenzó a caminar, adonde nos dirigíamos era un verdadero misterio para mí, pero logre tranquilizarme en el trayecto.

Me dejo en una silla, mi llanto había cesado, pero mi corazón aún no se tranquilizaba de aquella traumática experiencia. Cuando comenzó a hablar como el príncipe azul, sacado de los cuentos de hadas, mi rostro volvió inmediatamente al color rojo “Me llamo linda…” el único que permitía que me llamase de esa manera era mi padre, tome mi tiempo para tratar de unir algunas palabras en mi mente y decirlas sin que el miedo tomara posesión de mi –Ya estoy mejor, gra…cias por ayudar a Reki- Una extraña manía de darme a conocer de esa manera, uno de los tantos traumas que me había causado mi padre, este fue cuando cambio mi nombre a los 5 años, mi verdadero nombre Espécimen 04 Stein.

Asentí con la cabeza cuando me ofreció el agua y la bebí de un solo sorbo, tratando de calmar el nerviosismo que poseía, para poder contarle lo que me pasaba –Señor, solo que a Reki le hacen faltas sus armas o su papá, solo que...- El llanto estaba por brotar de nuevo y lo contuve tomando aire –...No le entregaran las armas a Reki, hasta que termine esta fiesta y ella es nueva en la ciudad, no conoce a casi nadie y no tiene amigos aquí- dije en un tono bajo, pero acelerado por los nervios.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
29
Dromes :
2955
Reputación :
1
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Harry Blume el Miér Dic 14, 2016 1:32 pm

La chica parecía un poco perdida aun y Harry lo podía notar fácilmente por la forma en que actuaba, tan cohibida, tímida y asustadiza, no, por las ropas que ella llevaba casi que podía apostar por que ella era una chica fuerte y con demasiado carácter. Por eso le preocupaba tanto que actuara de aquella manera, pero había tomado aquella buena decisión de llevarla a un lugar aparte, parecía que se había relajado un poco y eso lo tranquilizaba. Cuando habló la escuchó con atención asintiendo un poco cuando era necesario. "Así que se llama Reki" Dedujo cuando la escuchó mencionar aquel nombre dentro de las oraciones que había dicho hasta el momento.

Escuchó el resto de la razón con interés, y es que nunca había escuchado de algún caso donde la persona se volviera otra al perder alguna pertenencia, aunque en realidad no era solo una; vio demasiadas armas salir de la vestimenta de la chica, era admirable. Aunque no sabía como debía de ayudarla precisamente, en ese momento no se le ocurría nada como una solución lógica. Tal vez podría darle un cuchillo de la cocina o un tenedor.. pero eran las ideas más estúpidas que se le habían ocurrido en la vida. Por que por lo visto como dijo la chica no le regresarían sus armas hasta que se acabara la fiesta o hasta que ella decidiera abandonar el lugar.

-Aaahm...- Tarareó inseguro llamando la atención de la chica, aunque en realidad ella ya lo estaba mirando todo el tiempo. se rascó la mejillas inseguro pero aun así se volvió a poner en cuclillas frente a ella, posó sus orbes esmeraldas sobre los ámbar ajenos. -No tengo como.. aahm.. devolverte tus armas en este momento...- comentó despacio, explicando que era lo que había estado pensado en esos momentos para ayudar. -Pero prometo que.. cuando se acabe esto aahm.. haré que te las devuelvan todas, cada una de ellas ¿Bien?- le sonrió de medio lado mostrando solo el hoyuelo de ese lado de la cara.

-Lo que si puedes hacer es quedarte aquí... lejos de tooodo ese montón de gente..- Dijo sin preocupación, ya que si le reclamaban por ingresar a gente externa al lugar que fuera de servicio al público él tomaría toda la responsabilidad, primero la estabilidad de ella y luego su paga o regaños, lo que sea. -Por supuesto no te dejaré sola.. oh claro.. si en algún momento quieres que me vaya.. solo me lo dices.. y ugh..- El ojiverde se dio cuenta que comenzó a balbucear estupideces así que se detuvo, respiró hondo un par de veces cerrando los ojos y conteniendo la risa para burlarse de su mismo. -¿Quieres algo de tomar? ¿o de comer?- preguntó ahora sonriéndole abiertamente durante unos segundos, se levantó dirigiéndose al refrigerador que había en esa misma habitación. -Aquí hay... uhm.. no mucho.. ¿salchichas?... uf.. ¿fruta? mejor miro en la alacena..- comentó al ver lo vacía que estaba la nevera, como dijo se dirigió a la pequeña alacena que había. -Aquí hay unas bananas... esas las traje yo.. jeje... Aahm.. dulces,¿ te gustan los caramelos?- Preguntó volteandose a mirarla por sobre el hombro.

-¡Ooh cierto! ¿Te llamas Reki verdad?- Recordó de repente sin poderse quedar con la duda. -Yo soy Harry~ - comentó alegre dedicandole otra enorme sonrisa como era normal en él.


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más


Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!


Gracias por la firma Daia 7u7:

avatar

Dromes :
42805
Reputación :
5
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Stein el Mar Dic 20, 2016 8:01 pm

Me encontraba en aquel cuarto de servicio, mi incomodidad comenzaba alejarse, y la damisela en apuros, tomaba un poco de confianza, aunque tal vez aquel hombre, me hacía recordar en cierta manera a mi padre, tal vez aquel tomo amable casi fraternal o esos ojos color esmeralda, quien sabe, me sentía más tranquila estando al lado del chico de cabellos rizados. Aun no podía sacarme su aroma de mi cabeza, era algo extraño un perfume florar mesclado con bananas, si con bananas, era extraño pero agradable, mucho mejor que el olor a aceite y nitrógeno de Padre.

Mire al joven, directamente a los ojos, tome un poco de aire y dije –No te preocupes, a Reki, le será difícil esta noche, espero no causarte problemas por todo esto- Comente algo apenada y mi voz seguía en un tono tembloroso. Luego me hizo varias preguntas a las cuales comencé a responder aun desde mi posición.

“¿Quedarme aquí, con el apartada de toda la gente de la fiesta? Prefiero que enfrentarme a un ejército de zombis ninjas mutantes, antes de estar a solas en un cuarto con un hombre” – Reki, te agrace la ayuda, pero si Reki no sale esta noche y enfrenta sus temores, no lo ara nunca- Fueron extrañas palabras, pero fueron las primeras que se me ocurrieron.

El comenzó a buscar por los alrededores, tratando de conseguir algo de alimento, la verdad no quería alimento, una buena cerveza para calmar los nervios, no me vendría mal, tampoco una goma de mascar sabor a fresa que tanto me encantaban “ Pero si soy idiota, las tengo aquí” comente en mi mente, sacando de entre mi falda ajustaba y mi camisa una caja de cigarrillos, que poseía en su interior aquellas gomas de mascar, rápidamente tome una y me la lleve a la boca, pero no porque no quisiera compartir, pensar en el aroma de aquel chico, me había hecho sentir el mío, y solo fue un invento fallido de tratar de sacar el aroma de la pólvora.

Denegué toda la comida que me ofrecía, pero luego el misterios de las bananas resulto, pero no quería seguir estando en aquella habitación por mucho tiempo, no quería que aquellos gérmenes que contaminaban a las parejas, con aquella toxina, que los hacia pegarse, abrazarse y peor de todo besarse para que le nazcan hijos me afectara, aunque como elemental era inmune a los efectos de ese último punto.

Me pare derecho, al estilo militar, con mis piernas juntas y mis brazos pegados al cuerpo, tome valor de donde no poseía y aunque sabía su nombre lance dos preguntas, mientras tartamudeaba –Señor, ¿le podría decir a Reki su nombre?- y proseguí con la siguiente pregunta –¿Usted, podría ser el compañero de Reki esta noche? O ¿por lo menos hasta que le regresen las armas?- mientras colocaba la mano derecha en el picaporte.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
29
Dromes :
2955
Reputación :
1
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Harry Blume el Jue Dic 29, 2016 6:12 pm

Harry escuchaba atentamente Lo que la chica decía y poco a poco una pequeña sonrisa de fue formando en sus labios. No la conocía para nada, solo sabía su nombre y que tal vez era mayor de edad para que la dejaran entrar a un bar legalmente. Pero parecía que era decidida y bastante fuerte, por que la primera impresión no es siempre la que cuenta, Harry diría que prefiere esperar a la segunda impresión Ya que es la más acertada. Pero para ser sincero le impresionaba un poco que Reki quisiera ser tan fuerte y afrontar los miedos que tenía en ese momento de vulnerabilidad.

El Elfo quiso ayudarla desde un principio y esa decisión aun continuaría vigente hasta que la chica se sintiera segura de nuevo, lo cual era obvio, sería cuando regresaran sus armas. Pero no se arrepentía de aquello, le alegraba tener compañía y más hacer una nueva amiga si podía, ¿Que era un problema? Para nada, Era una chica agradable y alguien con quien Harry estaba empezando desarrollar un extraño sentido paternal hacia la peli azul, Aunque no era de extrañar ya que él amaba ayudar a los demás.

Al ver que negaban cada intento de ofrecerle algo de comida desistió en el momento y se acercó a ella de nuevo, viendo como intentaba tomar valor de nuevo con sus poses militares toda la cosa; nuevamente una sonrisa se instaló en sus labios mostrando sus hoyuelos. Escuchó ambas preguntas con interés, Las respondió con algo de calma y suavidad para ayudarle a sentirse segura en su presencia.

-Como dije antes...- comentó con suavidad después de carraspear un poco su garganta - Mi nombre es Harry- El ojiverde aveces tenía la manía de tartamudear, balbucear o incluso hablar demasiado lento y grave, tal vez por eso no lo había oído antes, pero en esta ocasión lo dijo claramente en voz alta y a una velocidad que todo el mundo consideraría Normal. -Por supuesto que.. te acompañaré, Reki- Dijo suavemente después de haber hecho una pausa antes.

Harry se paró a su lado sonriéndole con confianza y puso su mano encima de la de ella que estaba en el picaporte, todo esto solo para ayudarla a afrontar lo que habría fuera de la puerta, para darle ánimos de seguir adelante y no renunciar en ese momento. Apretó el agarre sobre esta y giró el picaporte para abrir la puerta. Poco a poco se fue viendo lo que había al otro lado, parecía que todo estaba en orden, todas las personas en sus respectivas mesas, bailando o ligando con alguien más en alguna esquina del bar. Unas cuantas que estaban cercanas a ellos miraron demasiado curiosos de que había pasado allí adentro después de un espectáculo de tal magnitud como el había sucedido.

Soltó el agarre sobre la mano-Picaporte mirando hacia afuera dió un par de pasos primero, demasiada seguridad emanando de él, sin miedo a que los demás lo miraran de aquella manera, estaba acostumbrado. Volteó a mirar a la chica con una sonrisa, extendió su brazo hacia ella para que lo tomara como toda una princesa, él siendo todo un caballero.

-¿Estás lista Reki?-


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más


Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!


Gracias por la firma Daia 7u7:

avatar

Dromes :
42805
Reputación :
5
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Stein el Sáb Ene 14, 2017 6:53 am






¿Qué cuando me lo dijo? No podía recordar, el hecho de que me había dicho su nombre, pero probablemente se trataba de los nervios u algo así, que él estaba tan acostumbrado a que todos lo conozcan que ya daba por sentado el hecho de que habían dicho su nombre, la verdad no tenía idea, pero en realidad se llamaba Harry, como el personaje de los cuentos mágicos, que habían sido populares en hace unos años atrás, que por cierto no leí, pero en la escuela Butei, todos hablaban de ellos o uno de esa banda, one direction, la verdad no sabía y no me interese nunca por ese tipo de cosas, así que sin decir mucho mencione un simple –Ya veo-

Suspire y un auto reflejo, hiso querer llevar, la mano a mi pecho, cuando el coloco su suave mano, cálida, fuerte y mucho más grande que la mía, solo me atreví a agachar mi cabeza y para tratar de evitar lo ruborizada que me encontraba en ese momento, él fue el primero en salir, mientras yo me detuve para tomar valor, pero las piernas no se querían mover, recite mi mantra en mi cabeza, tratando de conseguir la fortaleza “Soy una bala, por lo tanto no tengo corazón, no pienso, solo viajo en línea recta hacia mi objetivo” suspire profundamente y di mi primer paso, pues en ese momento reuní un poco de valor, pensando en que si no salía de aquí, me la pasaría toda la noche encerrada en esta habitación con él.

Aunque al salir, mis deseos de entrar de nuevo en la habitación, no parecía tan malos, pues solo podía ver la gente que había clavado sus ojos en mí, aunque por suerte era la minoría de los que estaban ahí, aunque algunos de ellos estaban cuchicheando, pero gracias a la música fuerte y la oscuridad, se me hacía imposible leerle los labios o escuchar lo que decían, aún tenía un poco de miedo y mi primer reacción al salir fue a causa de ello, rápidamente me tome la camisa de Harry, para ser más exacta su brazo y oculte mi rostro en su espalda, no quería nada de esto, solo había venido por una simple cerveza y las cosas se habían complicado a tal manera, que ni siquiera yo lo había imaginado.

Una vez que mi cuenta de lo que estaba haciendo, solté rápidamente el brazo y retrocedí tres pasos, inconscientemente esos pasos no eran comunes, más bien se trataban de pasos programados, como cuando retrocedía en las batallas, la vista siempre a mi objetivo, no lo podía creer, aun en este estado, seguía siendo lo que más odiaba de mí, una niña soldado, la vida no me había sido fácil, aunque sea por esta noche, solo quiero ser una chica normal…

Rápidamente ya recuperada del susto trate de dirigir algunas palabras, pero de verdad no se me ocurría que decirle al joven que se encontraba delante de mí, en realidad me costaba entablar conversaciones largas y tendidas, pero era aún peor cuando se trataba de un hombre. Entre dientes trate de hablar pero mi voz era tapada por el estridente sonido de la música, así que tuve que elevar el tono, sin darme mi cuenta la pregunta que le hice resonó como un trueno por todo el recinto -¿Quieres tomar algo?-  al darme de cuenta de que se voltearon a mirarme, agache la cabeza y casi como un robot, camine hasta una de las mesas ubicadas en las esquina, donde por lo general las parejas se ponían a hablar para conocerse, yo ignorando de este hecho por supuesto.




By Viktor Frankenstein

avatar

Salón :
2 B
Edad :
29
Dromes :
2955
Reputación :
1
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Harry Blume el Sáb Ene 28, 2017 11:38 am

El elfo se sorprendió un poco al sentir como la chica accedía a tomar su brazo, parecía reservada y demasiado asustada. Aquel instinto paternal que le nacía al verla no lo abandonaba para nada, sentía aquella necesidad de protegerla y no dejar que los demás hicieran que esta reaccionara de tan tímida manera. Tal vez él estaba yendo demasiado rápido y con mucha confianza con ella, ya que la vio retroceder de inmediato cuando se dio cuenta que le habían tomado el brazo, él que aun no apartaba la mirada de la misma se mostró un poco preocupado, aquello había sido más un movimiento de auto defensa que de sorpresa propia; Aquello le había preocupado demasiado al elfo. En ese momento la única idea que le pasó por la mente fue que tenía que mostrarle a la pequeña que podía divertirse de manera normal.

Dio un respingo al escucharla gritar de tal manera, una sonrisa de diversión se plantó en sus labios casi que al instante. La dejó ir a sentarse no sin antes indicarle que se demoraría un poco más para pedir las bebidas, y mientras tanto él pediría una cerveza para ella, por que suponía que si la habían dejado entrar al lugar mayor de edad tenía que ser, y una limonada para él. Había tenido malas experiencias con el alcohol ya que al no ser tan tolerante a este siempre terminaba haciendo estupideces de las cuales se arrepentía luego, prefería evitar más problemas por esa noche. Una vez le dieron las bebidas se dirigió con una en cada mano hacia el lugar donde aquella señorita se había sentado, desde lejos le sonrió abiertamente haciendo que los hoyuelos en sus mejillas se profundizaran. No le importaba que se encontraran en uno de los rincones para ligar del bar, de igual manera él no estaba interesado en las chicas y ella parecía no saber muy bien donde se hacía, era mejor evitarle más incomodidades.

Al llegar al lugar se sentó al lado de ella dejándose caer en el asiento, dejó su limonada frente a la mesa baja que se encontraba al frente y le indicó a Reki que la cerveza era para ella, aunque en realidad no le había preguntado que tipo de bebida quería, solo se fue a escoger lo más fácil y lo que a casi todos les gustaba pedir primero. Dio un pequeño trago a su limonada y luego se acomodó para quedar viendo más fácil a Reki, subió una pierna al asiento y se recostó de lado contra el espaldar mirándola a ella.

-Y bien Reki...- Comenzó a decir con la voz demasiado ronca para su gusto, carraspeó un par de veces intentando quitar la incomodidad de su garganta y se rió un poco ante su torpeza -¿Te sientes un poco mejor?- le preguntó nuevamente regalándole una reluciente y lo que intentaba tranquilizadora sonrisa. -¡Oh si!... uuuhm.. - Desvió su mirada hacia la cerveza de la ajena y luego hacia ella de nuevo. -Pedí cerveza para ti por que.. uhm.. fue lo primero que se me ocurrió..- Balbuceó con torpeza frunciendo el ceño y rascándose la cabeza con nerviosismo, era bastante malo para esto de las conversaciones, tanto iniciarlas como continuarlas. -Supongo que querrás estar un rato aquí.. y conversamos un poco... Uhm.. - Divagó intentando que la conversación no fuera a morir en ningún momento, era todo un inútil en ese aspecto. -Pero si quiere.. podemos bailar un poco después... -

Hablaba lo suficientemente fuerte para que la contraria lo pudiera escuchar con claridad. Por alguna razón desvió su mirada a una de las mesas que se encontraba tras reki y vio a un chico y una chica casi que devorándose allí mismo. Sintió que sus mejillas se calentaban un poco y eso solo significaba que se había sonrojado levemente, rodó los ojos para suspirar y volver su mirada a la de su acompañante. Era normal ese tipo de cosas en los bares y aun así a Harry se le hacía un poco incómodo verlo, igual no podría decirles nada era problema de ellos. Nuevamente le sonrió a Reki divertido siguiendo el ritmo de la música que sonaba con la cabeza.


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más


Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!


Gracias por la firma Daia 7u7:

avatar

Dromes :
42805
Reputación :
5
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Stein el Lun Ene 30, 2017 10:35 pm



Espere por unos segundos a que él llegara, mientras observaba las luces y las risas de los demás, tenía deseos de bailar, lo admito, pero no sabía cómo hacerlo, en realidad entendía bien que para lo único que servían mis piernas, además de caminar y saltar, eran para patear, pues desde pequeña solo me había dedicado a volverme más fuerte y el precio que había pagado, era no tener una vida normal de estudiante de instituto.

Una vez llego mire sus manos venía con dos tipos de bebidas, muy muy dentro mío, esperaba que el jugo no fuera para mi… pues la verdad ese intento de cerveza que había tomado antes de entrar, me había causado ganas de patear al cantinero, pero aun así no podía hacerlo, ahora menos que nunca, cuando arrimo el primer baso, la cerveza, si tenía la fortuna de que esta era mía, la verdad mostré por primera vez de que nos vimos una sonrisa de felicidad. Pero aun así no la toque, por respeto, espere que primero se él sentara.

-Si, la verdad que Reki, se siente un poco más confiada- dije fuerte, pero no como cuando lo invite a sentarme. –La verdad agradezco, el gesto de la cerveza, desde que he vuelto de Suiza no he probado cerveza alguna- comente sin darme cuenta de que estaba rebelando datos, siendo sincera no sé qué tenía él, pero me sentía segura estando a su lado, no al punto del que tuviera un arma, pero al punto de cuando estaba con mi padre.

Ya mi voz se había calmado y no tartamudeaba al hablar, había avanzado mucho, la verdad – Si está bien que nos quedemos aquí- comente mientras probaba, para ver que no se tratara de aquel fluido, al que llaman cerveza sin alcohol, la verdad que esta estaba exquisita, era un mangar de los dioses, -SI no te molesta, A Reki gustaría quedarme aquí por un rato, pues aunque ella tiene deseos de primero de charlar un poco, además no sabe cómo bailar- Comente un tanto apenada, por aquel hecho real.

-Tenía una pregunta, cuando fue a buscarte, pero Reki tiene miedo a que la tomes a mal- No entiendo por qué tenía que dar tantas vueltas, para hablar cuando me encontraba en este estado –¿Esa canción? ¿La del principio, la escribiste por algún suceso en especial?- pregunte mientras pasaba mi dedo por el borde de la copa y estaba como acostada en la mesa. Pues estaba tratando de evitar el contacto visual. Motivo, tenía miedo de volver a sonrojarme si le miraba a los ojos.


                                                       

Viktor Frankenstein - Reki Frankenstein - Emily Frankenstein - Jeanne Frankenstein
avatar

Salón :
2 B
Edad :
29
Dromes :
2955
Reputación :
1
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Harry Blume el Mar Feb 07, 2017 8:54 pm

Al chico le alegraba que a Stein le hubiera gustado su elección para la bebida, ya que al no concurrir demasiado esos lugares, y si lo hacía era simplemente para cantar y no para beber, no sabía demasiado del tema de alcohol. Por alguna razón no quería decepcionar a la chica por la que de alguna manera había despertado un gran instinto paternal, una enorme necesidad de cuidarla y protegerla del mal momento que había pasado antes. El muchacho esbozó una enorme sonrisa, de esas con las que mostraba casi todos sus perlados y perfectos dientes, los hoyuelos marcándose con profundidad en sus mejillas y sus ojos con un lindo brillo de emoción, todo esto por sentirse un poco aceptado al menos con el tema de la cerveza; un avance era un avance, aunque fuera solo un pequeño paso, lo era.

-¿Así que vivías en Suiza?- Preguntó el elfo con total interés al escuchar sus palabras, no debía sorprenderse demasiado de esto por que era normal que en la ciudad donde tantas razas convivían llegaran miles de extranjeros buscando un poco de paz o una nueva vida, justo como él, o como él suponía su acompañante también. A pesar de que había pasado poco tiempo desde que habían salido de la habitación de empleados, Harry sentía que la compañía de Reki era completamente agradable, una chica tranquila y amable, aunque no se imaginara como era cuando estaba en confianza completa con sus armas y toda la cosa; por que había entendido que en ese momento se encontraba así tímida por culpa de la falta de ellas.

-Uhm... la canción..- un repentino nerviosismo le invadió por completo, aquella sensación que le oprimía el pecho cada vez que lo recordaba había vuelto sin piedad en ese momento y creaba un pequeño nudo en su garganta. pasó aire a sus pulmones con afán para despejar un poco sus emociones y asintió llenándose de un poco de valor para contar su historia. -Esa canción.. la escribí justo.. cuando pasaba por un muy... muy mal momento de mi vida..- tragó saliva con sequedad intentando tranquilizarse. Por más veces que haya contado su historia seguía doliendo, mucho allí en el vacío que había quedado en su corazón. -perdí a alguien muy especial para mi.. murió de una enfermedad en realidad.. y él.. bueno pues..- había mantenido la mirada abajo desde el momento en que empezó a relatar, en ese punto alzó la cabeza para mirar a Reki con la expresión de sus ojos tan triste y una sonrisa melancólica acompañándolos. -Era mi mejor amigo... y también.. a quien amaba..- esto último lo pronunció como un suave murmullo que era difícil de escuchar por la estridente música del lugar.

El elfo tomó el baso con su bebida para darle un laaaargo trago, como intentando pasar una pena, obviamente no se emborracharía ya que aquello solo era una simple limonada. Eso realmente le había ayudado y le había calmado un poco el corazón que había empezado a latirle como loco. No podría mostrarse así todo el resto de la noche, haría pasar a Reki un rato agradable, no la aburriría con sus penas de amores.

-¿Te apetece bailar, Reki?- preguntó poco a poco recobrando el brillo característico de sus ojos. Extendió su mano en señal de propuesta para que esta la aceptara mientras se levantaba del asiento y se paraba justo en frente de ella. Él no era un gran bailarín ni mucho mejor, solo sabía lo que todos, saltar en un mismo puntos y disfrutar de como el ritmo de la música movía su cuerpo. La sonrisa volvió a sus labios dándole aquella apariencia inocentemente encantadora mientras esperaba que ella aceptara su propuesta.


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más


Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!


Gracias por la firma Daia 7u7:

avatar

Dromes :
42805
Reputación :
5
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Stein el Dom Feb 12, 2017 9:37 am



Cuando pregunto de había habitado anteriormente, no sabía cómo decírselo, pues no muchos comprendían el estilo de vida que había elegido, pero esta vez, tal vez por su manera de tratarme me anime a hablar sobre aquel tema, el cual quería dejar en el pasado.

-Sí, Reki nació aquí en Japón, vivo con su padre hasta los 12 años y luego ella decidió ir a un internado en Suiza, padre como es amable, demasiado, le permitió que siguiera su sueño, pero aquel internado era para militares, en realidad, mercenarios. Así que Reki se volvió una de ellos- bebí un poco de cerveza y proseguí –También estuve en medio oriente, África y Siberia, en diferentes guerrillas, pero la expulsaron de aquel instituto- comente un poco más triste – Por motivos psicológicos y el hecho de que ataco las instalaciones- termine de hablar.

Termine de hablar, para poder escuchar aquel tema que me había intrigado, pero al ver su rostro, deprimido, me arrepentí amargamente de haber formulado aquella pregunta, pues parecía de verdad triste, como que añoraba aquellos tiempos en su corazón, era algo que no podía comprender muy bien, por mi poco entendimiento del amor, pero su rostro hacia que mi corazón, formado por la batalla incluso sintiera algo de dolor, como una pequeña espina clavada en su interior.

-Lo siento mucho, Reki no debió preguntar, de verdad lo siento- Había hablado en primera persona, pues sabia como hacerlo, pero solo lo hacía en momentos con mi padre o cuando de verdad sentía algo fuera de las ansias de luchar.

Volví a mi cerveza, mientras hacía un extraño juego mientras hablaba, extraño por que no se, nunca me había comportado de esta manera, le miraba con mis ojos ámbar cuando el apartaba la mirada de mí, pero cuando él me observaba agachaba mi cabeza, para observar mi baso.

Luego vino la pregunta, que estaba esperando, pero también la que más temía, suspire un poco antes de poder responder sobre el baile – Reki, no sabe bailar, ella solo sabe luchar- comente apenada, pues la verdad no tenía idea de cómo moverme en una pista de baile, sin contar que mis movimientos estaban entorpecidos por la patéticamente hermosa sonrisa de aquel chico, no sé por qué pero sentía que mi corazón estallaría cada vez que la observaba. Tal vez llevada por ella y mi corazón ignorante, dije –Pero aprende rápido, si le quieres enseñar, con gusto bailara contigo- las palabras más difíciles de decir, sentía como un vacío en mi estómago se apoderaba de mí y llegaba hasta mi garganta, haciendo que mis palabras salieran de manera dificultosa.


                                                       

|| Viktor Frankenstein - Reki Frankenstein - Emily Frankenstein - Jeanne Frankenstein
avatar

Salón :
2 B
Edad :
29
Dromes :
2955
Reputación :
1
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Harry Blume el Jue Mar 02, 2017 9:32 pm

Al principio fue una sorpresa el escuchar de donde venía la chica sentada junto a él, pero después de pensarlo mejor y teniendo en cuenta su extraña actitud tímida aun después de haberse colado al escenario, las múltiples armas que llevaba encima en todo momento y los movimientos rígidos pero fluidos que siempre realizaba, le dejaban más que claro que sí, por supuesto que era una militar, o bueno, mercenaria. Se sentía un poco preocupado por ella, pero no era como si de pronto fuera por el mundo exigiéndole a las personas dejar prácticas o trabajos que ponían en riesgo sus vidas; además, si la chica había sobrevivido a atacar directamente aquellas instalaciones, que poca seguridad no debían de tener, significaba que sabía lo que hacía, no se preocuparía más.

-Vaaya.. Eso suena genial, me sorprendes...- comentó esbozando una pequeña sonrisa en sus labios después de que ella terminara de contar sobre sí misma. A pesar de todo le parecía alucinante y valiente. -Debes ser muy valiente.. -.

Al escuchar su siguiente comentario simplemente sonrió con levedad. Era verdad que la muerte de su mejor amigo y alma gemela le había afectado, aun le afectaba en sobremanera, más de lo que él se dignaba a aceptar; pero aquella noche no quería amargarla, además debía aprender a lidiar contra el recuerdo que lo atormentaba cada noche, no podía simplemente llorar cada vez que lo mencionaba. Quería hablar de aquella maravillosa persona mientras tenía una enorme sonrisa en los labios, recordando los buenos momentos que pasaron, la felicidad que le trajo y aun le debía traer. Tal vez en algún momento lo haría, seguiría adelante, amando su recuerdo y amando lo que le dejó; iniciaría allí, paso por paso.

-No debes.. disculparte por nada.. descuida...-comentó con suavidad en sus palabras, no quería incomodarla para nada, quería hacer una buena amiga aquella noche. -Para serte sincero.. me alegra que escuches sobre él.. - ladeó la mirada hacia un costado evitando mirarla, ya había notado el leve "juego" de "te miro, no te miro" y vaya que debía aclarar un poco las cosas si no quería ilusionar a una linda chica. -siempre.. lo amé, ¿sabes?.. y él a mi.. era obvio... - una sonrisa amarga se pintó en sus labios y suspiró, tal vez ya no estaba tan seguro de poder hablar de Louis sin llorar. Pararía allí.

-¡Entonces bailemos!- sin esperar la aprobación verbal de la chica, la tomó del brazo con total suavidad, enredando sus dedos alrededor de este. Se levantó de la silla y la jaló con él caminando hacia la pista de baile, allí la miró con una enorme sonrisa llena de hoyuelos y ojos brillantes de felicidad. -¡Solo tienes que saltar al ritmo!- al menos eso era lo que él hacía básicamente. De inmediato comenzó a hacer lo que había dicho, dar pequeños saltitos en un mismo punto y mover los hombros junto a las manos con torpeza. Un par de risas agudas escaparon de sus labios, un par de movimientos torpes de caderas y alzar los brazos al ritmo de la música, sacudir el cabello, eso se sentía genial. -Déjate llevar~-.

No sufría de vergüenza, en el escenario siempre lo hacía en los momentos que no debía cantar, así que le gustaba hacer el ridículo, era simplemente, felicidad. La música sonaba estridente en sus oidos y sentía su corazón martilleándole con fuerza en el pecho, queriendo salir y bailar junto a él. Sinceramente se sentía absolutamente genial, hacía mucho tiempo no bailaba en las discotecas o bares, y tal vez le faltaba vivir un poco más de eso. Tomó ambas manos de la chica para animarla a bailar con confianza y comenzó a moverse igual de torpe, pero siempre sonriendo. Siempre divirtiéndose.

Muestra de Harry bailando[?:


canción que suena de fondo:
Perdona, no se me ocurrió otra[?] xD Click aquí[?]


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más


Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!


Gracias por la firma Daia 7u7:

avatar

Dromes :
42805
Reputación :
5
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Stein el Lun Mar 13, 2017 2:42 pm


M
uchos me podían decir, estás loca, eres de verdad una militar o cosas por el estilo, pero este joven me elogio, cosa a la que no me acostumbraba, pues siempre me habían tratado como alguien verdaderamente peligroso, me sonroje al escuchar que era valiente, suspire profundamente para que aquel color en mi rostro no se notase, di un pequeño suspiro, para calmar mis nervios y mire al joven –Muchas gracias, pero sin… Reki no es tan valiente- comente sin querer decir las palabra armas, pues la verdad me sentía muy indefensa sin ellas, era una elemental, un tenia mis habilidades, pero había aprendido a depender más de mis armas que de las habilidades misma, un extraño pasatiempo que me daba seguridad en mi misma.

Escuche atentamente lo que tenía que decir, sobre aquella canción, pero en vez de apaciguar mis dudas estas aumentaron más, tenía miedo de lastimarlo con alguna palabra fuera de lugar, pero era una Frankenstein y mi curiosidad solo podía aumentar, cada vez que nos encontrábamos un tema en el que desconocíamos y queríamos saber, pues él había mencionado algo de que se amaban y lo había tratado en masculino, no entendía muy bien ese tipo de relaciones, pero cuando estaba por preguntarle, el pego un grito y menciono que fuéramos a bailar.

Acepte con ansias, había tratado de ver a las parejas bailar pero no le encontraba algún propósito para sus movimientos, parecía que solo lo hacían para descargar sus energías, o como un ritual de apareamiento, cosa que me desagradaba por completo, pues no quería que se me arrimara, mucho, por lo que le miraba atentamente, tratando de no perderlo de vista.

-Ritmo- El único ritmo que entendía era el de las armas, así que cerré mis ojos para escuchar la música y detectarlo comenzando, a mover mi cuerpo con torpeza, pues yo solo me movía a un simple compas el de las balas, era tan sencillo solo tres pasos se necesitaban, presionar el gatillo, para que el martillo se echara hacia atrás y luego golpeara la recamara, dando un disparo, el sonido de este vendría a ser un Clik, Clak, Bang.

Abrí mis ojos para ver lo que pasaba, y observe los movimientos del chico, no quería lo juro, pero una risa invadió mi rostro, quería reír a morir, pero trataba de disimular un poco aunque sea aquellas ganas, suspire, suspire y suspire, hasta que pude contenerme, llevando las manos a mi estómago, pues me dolía el hecho de contener aquella risa. Tratándome de concentrarme en otra cosa, pero lo único que se venía a mi mente era la pregunta que tenía, me acerque al joven, para ponerme de puntita de pie y aun asi me costaba hasta llegar al oído del joven, pues era mucho, más alto que yo –Disculpa ¿Eres mujer?- pregunte, pues no entendía muy bien lo de su relación, con un hombre.


                                                       

Viktor Frankenstein - Reki Frankenstein - Emily Frankenstein - Jeanne Frankenstein- Ban Boraychoo
avatar

Salón :
2 B
Edad :
29
Dromes :
2955
Reputación :
1
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Harry Blume el Lun Abr 10, 2017 2:07 pm

A pesar de que Reki no parecía estar por completo en su zona le alegraba verla intentarlo, aunque fueran movimientos calculados, tímidos y torpes. Harry por su parte seguía haciendo el ridículo, para eso era el mayor experto en la tierra. Amaba sentirse libre de expresar su verdadera forma de ser, activa y sin miedos a que las demás personas lo dejaran hablando solo. Allí solo era él, bailando, moviéndose, expresándose. Además una de las razones por las que hacía tales cosas era para ver esa sonrisa en las demás personas, la sonrisa verdadera, sin hipocresías o ironías; Por eso una sonrisa aun más grande afloró en su rostro al ver que la chica aguantaba la risa, no se ofendía, para nada, Al contrario. Aquello le estaba alegrando la noche, esa era una de las promesas que se había hecho para la vida, hacer reír a los demás, cumplirla le daba satisfacción.

Al verla parar de bailar y acercarse a él, simplemente se agachó un poco para escuchar aquello que seguramente se había estado guardando un rato.Pero al escucharla de repente se quedó helado. La chica se había acercado a preguntarle una simple cosa, tan simple y reconocible a simple vista que.. no comprendía del todo el por qué de la pregunta. ¿Que si era mujer? ¿Por qué se le había pasado eso por la cabeza a Reki? ¿No era obvio que era un chico? Miles de preguntas comenzaron a surgir en sus pensamientos en solo un par de segundos, para él fueron como minutos de reflexión. Preguntas como: "¿Mis rizos me hacen ver más femenino? ¿Mi voz es demasiado gruesa y ronca.. parece de mujer enserio? ¿Acaso son mis movimientos bailando?" Estaba seguro de que había sido demasiado brusco haciéndolo.. entonces "¿Por qué?" Rebuscó en los momentos y conversaciones que habían sucedido esa noche... no tardó mucho en encontrar algo en los recuerdos más cercanos.

Hacía unos cuantos minutos le había dicho que amaba a Louis y que Louis lo amaba a él, se mordió el labio inferior con fuerza, intentando aguantar una sonrisa. Sí, seguramente era eso lo que había hecho a la menor preguntarse tal cosa. No pudo contener más la risa y estalló en una carcajada, no lo suficientemente fuerte para que resonara sobre la música, pero si bastante fuerte; esas agudas y sin contenciones , llenas de hoyuelos y ojos entrecerrados. Se tomó el estómago con una mano intentando que el dolor que sentía allí pasara.

-¿Mujer? ¡Soy hombre!- Contestó sonriéndole ampliamente a la muchacha, no era su intención burlarse de ella y esperaba que no llegara a tomarlo a mal, pero literalmente le había alegrado la noche con esa simple pregunta. Sin perder segundos se acercó a ella, a su oído para no tener que levantar demasiado la voz, ya le comenzaba a picar la garganta debido a que la fuerte música le obligaba a hablar en un tomo alto. -Soy un hombre.. Pero me gustan los otros hombres... no me gustan las mujeres, Reki- se apartó, sonriente. No se avergonzaba de su sexualidad, estaba completamente orgulloso de ser gay, pero.. La chica era inocente, no parecía comprender demasiado del mundo del... romance.

Ahora una última pregunta le había llegado a la mente. ¿Entendería?


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más


Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!


Gracias por la firma Daia 7u7:

avatar

Dromes :
42805
Reputación :
5
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Stein el Lun Abr 17, 2017 9:37 pm


M
ire al chico decir eso, yo que era una completa inexperta en las relaciones amorosas y de verdad no entendía nada acerca del asunto, ese dicho me dejo perpleja y casi sin habla, ya me costaba entender la relación y el sentimiento que sentía una chica hacia un hombre, aunque por un breve y muy corto momento, este chico me había logrado cautivar, sentí que las piernas se me aflojaban y lleve mis manos hacia mi pecho, era un dolor extraño, pues no era físico y sentí un poco de angustia, tome el vaso que aún le quedaba un poco de cerveza, pues no nos habíamos alejado mucho de la mesa y la bebí de un sorbo todo el contenido tratando de que esa angustia en la garganta se fuera.

Un hombre y un hombre, no soy experta en el amor y no entendía nada, tenían el extraño deseo de disparar en esos momentos, pero no tenía mis armas y mi mente no me dejaba dañarle, pues aún tenía algo de miedo a pesar que los deseos, pero mi cuerpo no reaccionaba, ni siquiera para moverse, deje pasar el hecho, suspirando y tratando de tranquilizarme un poco, para volver a bailar con el joven, pero antes le dije algo, mientras me ponía completamente roja –Harry, pues Reki, no entiende nada de relaciones entre hombre y mujer, menos entre hombre y hombre- comente tratando de enfundar una sonrisa, pero los nervios, la desilusión, me salió una mueca, más que una real.

Pero luego comencé a moverme, tratado de emitir los movimientos, pero mi cuerpo comenzó a moverse por su cuenta, le había agarrado el chiste a esto de bailar, aunque mis movimientos parecía en vez de una danza, movimientos de combate agraciados por el ritmo de la música, pero surgió un problema inesperado, resulta que la cerveza estaba haciendo lo que comúnmente hacia y aquellos movimientos, me dieron deseos de ir a un lugar, al baño para ser más exacta, pero tenía miedo de ir sola y preguntarle a él, sería como no sé, me daba más miedo aun.

Pero mis deseos eran mayores que mis ganas de aguantar aquel momento así que trate sacar valor de donde no sé qué diablos y hable con el joven –Disculpa… Harry… Reki… tiene que ir…- mi rostro se volvió de rojo a morado, sentía que el aire me faltaba, no sabía cómo decir lo siguiente, pero creo que era mayor el miedo de terminar haciéndome en lugar –tengo que ir… al ba…ño… me acompa…- odiaba esta faceta de mi personalidad ni siquiera podía terminar una frase.

Suspire profundamente, tragando un poco de saliva mientras cruce un poco mis piernas, de veras que no aguantaba aquellos deseos, lo único que se venía en mi mente era “Reki eres idiota, porque bebiste cerveza sin pensar en esto”  mi mente pariera saturada, mientras la música y el ambienten no ayudaban a mis palabras, solo rogaba que por mi tono de vos entrecortado y bajo escuchara y accediera acompañarme.

                                                       

Viktor Frankenstein - Reki Frankenstein - Emily Frankenstein - Jeanne Frankenstein- Ban Boraychoo
avatar

Salón :
2 B
Edad :
29
Dromes :
2955
Reputación :
1
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Harry Blume el Miér Mayo 03, 2017 12:18 am

Y ese fue un momento de total tensión en donde Harry no tuvo la oportunidad de siquiera saber que pasaba por la mente de la chica, su rostro expresaba muchas cosas diferentes y  que ninguna concordaba por completo con la otra. Parecía desilusionada por algún motivo, que Harry de alguna manera se imaginaba cual, pero al mismo tiempo confundida por algún otro diferente, tal vez un poco shockeada y nerviosa. La pobre parecía una pequeña bola llena de sentimientos confusos. Y más aun confirmando las teorías del elfo  al escuchar lo que dijo acompañada de esa mueca extraña que solo pudo llegar a poner, lo que menos quería Harry tal vez se hizo realidad. ¿Acaso realmente le había roto un poco el corazón? no quería ni pensar que así era, pero algo dentro de él le decía que tal vez fue demasiado amable; no podía evitarlo, ser así hacía parte de él, no podía cambiar.

-Solo... es amor, pequeña- Trató de explicar el rizado tal vez de muy mala manera, no era muy bueno en expresar sus ideas tal y como las pensaba en la cabeza, de alguna manera todo terminaba tergiversándose hasta el punto en que nada se parecía a la frase que formulaba en su cabeza. A pesar de la mala descripción de lo que eran las relaciones Harry esbozó una enorme sonrisa y con todo aquel cariño parental que le nacía al ver a Reki frente a él llevó su mano derecha al cabello de la militar y la despeinó con suavidad. Era un gesto cariñoso como si la tratara como a una niña, pero sabía muy bien que era una adulta echa y derecha con un enorme mundo vivido tras ella. A pesar de todo, aquello dicho tal vez era lo más acertado, amor es amor; no importaba nada más.

Que Stein comenzara a bailar definitivamente tomó por completa sorpresa al rizado, eso le daba una buena señal y se sentía un buen anfitrión [aunque no estuvieran en su casa], la chica se divertía y eso era lo que importaba realmente. Toda la noche la había pasado intentando hacer que Reki se desligara de sus deberes como mercenaria y fuera una chica normal por lo menos una noche. Tal vez agradecía al incidente que pasaron al inicio con todo el problema de las armas, ya que sino hubiera sido de esa manera no se conocerían y no estarían bailando juntos en ese momento, o simplemente habría sido una noche más de trabajo para Harry y una noche más sin alcohol para Reki[?]. Continuó con sus movimientos alocados y tan taan torpes, pero se sentía bien, el sudor bajando por su frente y espalda, la música estridente en sus oídos y el calor en su cuerpo por el constante movimiento además por el ambiente lleno de éxtasis que se vivía en el lugar.

Su mundo se paralizó y tal vez debería de admitir que entró un poco en pánico al escuchar la petición de la chica. Aquello era por lo menos inusual, esa chica parecía estar llena de sorpresas y el elfo tal vez se estaba sorprendiendo demasiado por todas, pero valía la pena. Estaba siendo una noche genial. Después de unos largos segundos en que logró procesar aquello asintió varias veces, alarmado; no podía abandonar a su damisela en apuros, ni siquiera para ir al baño. Claro que la acompañaría y esperaría a que hiciera lo que tuviera que hacer [aunque fuera del número 2caquita[?]].

-Y... ¡¿Qué estamos esperando?!- Exclamó alarmado el elfo sin ningún tipo de discreción, a pesar de la música estridente llamó la atención de personas cercanas que lograron oirlo, hizo una pequeña mueca entre divertido y apenado por lo que acababa de suceder y sin perder más tiempo posó sus manos en los hombros de la chica para hacerla dar la vuelta y guiarla con rapidez a los baños públicos, afortunadamente sabía donde quedaban estos. -Vamos, vamos pequeña- La apuró comenzando a empujarla con suavidad por entre las personas, sus reflejos la hacían protegerla de borrachos, personas que bailaban y algún que otro movimiento brusco repentino que daba alguien en la cercanía.

No demoraron mucho en llegar a la esquina derecha del bar donde se encontraban los servicios, el de mujeres al frente del de hombres. Harry se paró justo al frente de la puerta del de mujeres que poseía por lo menos 3 cabinas con inodoros, los lavamanos y el espejo justo frente a este, eso era lo que se podía ver desde fuera; no era lo más limpio pero algo era algo. Adentro habían 2 chicas frente al espejo, tal vez retocándose el maquillaje o algo parecido; Harry simplemente no les prestó atención y la puso por completo en la pequeña al frente suyo.

-U-uuhm..- Murmuró nervioso mientras pensaba en exactamente que decir, simplemente optó por lo primero que se le vino a la mente. -Te esperaré aquí afuera... así que... puedes tomarte tu tiempo... - llevó una mano a su nuca y se rascó allí como una clara muestra de su nerviosismo. Tal vez esperarla frente a la puerta del baño no era lo más adecuado, por eso dio unos cuantos pasos hasta el lugar donde ya no se podía ver hacia adentro de estos. Comenzó a balancearse de adelante hacia atrás en un suave vaivén. También tarareó la canción que sonaba de fondo, no sabía la letra pero definitivamente conocía la canción.


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más


Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!


Gracias por la firma Daia 7u7:

avatar

Dromes :
42805
Reputación :
5
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Stein el Sáb Mayo 06, 2017 10:21 am

¿
Es solo amor? Siendo sincera no entendía el significado de esas palabras, de verdad que eran extrañas para mí. Pues el amor que conocía, no tenía nada que ver con parejas, relaciones o cosas por el estilo. Pues nunca me había enamorado realmente, porque resultaba muy complejo, un tanto diferente y complicado para mí. Tal vez por eso había confundido aquel sentimiento de atracción por el joven a algo más fuerte, pero siendo sincera esos pt… y su boba sonrisa me hacían sentir cosas extrañas en mi organismo.

Pero este no era un deseo o algo, de verdad la cerveza me estaba haciendo aquel efecto diurético en mi cuerpo –Nada…- comente con voz tímida, mientras me sonroje al sentir la mano del chico tomando la mía, fue extraño, pues sentía la calidez en ella. Pero simplemente agache la cabeza y le seguí como una chiquilla de catorce años, que necesita que su padre la lleve al baño. De verdad era embarazoso, pero no tenía más opciones, me daba miedo incluso alejarme del lugar, me daba miedo estar rodeada de tanta gente que me miraba de manera rara. O era lo que sentía yo en esos momentos.

Llegue al baño mientras era protegida por aquel joven, yo que me sentía segura en batalla, ahora necesitaba la protección de alguien. Una vez adentro suspire y observe el lugar de arriba abajo, solo con la mirada, una costumbre por si algún enemigo se encontraba oculto, aprendido por mis tácticas militares. Era algo como el encuentra objetos en esos juegos del móvil. Solo que con personas y lugares potencialmente peligrosos.

Abrí la primera letrina he ingrese, la complicación de los baños públicos se hiso presente, pues ni loca tocaba el inodoro a pesar de que sea un baño solo para mujeres, lo llene de papel de baño e hice mis necesidades fisiológicas.

Salí del lugar, me lave las manos y me mire al espejo, mi cabello estaba bien arreglado, practique una sonrisa, para luego mojarme la cara, no llevaba maquillaje de ningún tipo, pues los únicos que utilizaba eran pinturas para camuflarse en la vegetación y digamos que en la vida cotidiana podrían ser un tanto vistosos.

Salí del lugar, para encontrarme con Harry en la puerta, mi rostro se volvió a poner de color rojo, al verlo donde me encontraba –Eh… Gracias por espérame – comente tranquila, mientras lo observaba directo, a pesar de estar roja como un tomate.

Camine hasta él y me le acerque para tomarlo del brazo, no sabía que decirle y trataba de no estar asustada, suspire para que mi voz comenzara a salir –Gracias, por todo… de verdad es la primera vez que me siento alguien normal- comente tranquila, pero con voz fuerte debido a la música. Tenía mis cosas, pero esto era diferente a todo lo que había vivido hasta ahora y me costaba mucho entender la amabilidad de aquel chico.

Le regale la sonrisa que había practicado antes en el baño y comente –Podríamos… tomar otra cerveza… yo pago- dije sacando de mi los pliegues de mi falda un pequeño monedero y con una tarjeta dentro de él. La cual decía agencia armamentística y modelaje Butei.
avatar

Salón :
2 B
Edad :
29
Dromes :
2955
Reputación :
1
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Harry Blume el Jue Jun 15, 2017 1:34 am

Los pocos minutos que pasó fuera del baño realmente no se le hicieron largos, se encontraba entretenido viendo a la gente bailar y sinceramente la luces de colores cambiantes lo dejaban sumido en un suave trance. Estaba siendo una noche larga para ser sincero, pero no se arrepentía de que fuera así. Haber conseguido una nueva amiga en esa enorme y nueva ciudad le había alegrado un poco la vida, por que además de poder tener su buena compañía en ese momento sentía que era alguien con quién podía contar en cualquier situación; parecía una chica confiable y fuerte a pesar de los hechos de la noche.  Lo más increíble es que desde que había pasado todo el escándalo y la sorpresa, además de la charla que tuvo antes con Reki no había pensado en Louis en  una manera que le doliera, la cual no le dejaba respirar y lo empujaba al abismo. Solo esos segundos en que le contó sobre la canción, pero nada más; hasta el momento los recuerdos también eran bueno. Todo parecía bueno esa noche.

Su largo letargo y lentos pensamientos se vieron interrumpidos en el momento de escuchar de nuevo la característica voz de Reki. Harry giró el cuerpo completo a mirarla, sonrió levemente al ver su gran sonrojo. Él negó suavemente con la cabeza esperando darle a entender que no tuvo problema en esperarla, aunque para aclarar un poco más igual murmuró un suave –Descuida Reki, es con mucho gusto..- y una cálida sonrisa dirigida solo para ella. Se sorprendió un poco al ser tomado del brazo, pero simplemente se dejó, pensando que sería algo normal, como un caballero llevaba a una dama, ¿o no?. Pero el elfo terminó sorprendiéndose en gran medida al escuchar lo siguiente que dijo; abrió los ojos como platos y hasta su postura se avivó de nuevo, solo por esas dulces palabras que le había dedicado. Literalmente alegrándole el alma y corazón.

-¡¡O-ooh Reki!! –Logró exclamar apenas con emoción, pero las palabras que iban seguidas a su gran muestra de felicidad hacia ella se vieron interrumpidas por un par de voces a sus espaldas, quienes le llamaron con timidez, casi con temor.

-D-disculpa, Harry- Escuchó decir a una voz femenina. Harry miró a Reki unos segundos y con un par de señas le indicó que le esperara unos segundos, no se demoraría.

-Hey~ Hola chicas, ¿Cómo están esta noche? –preguntó con amabilidad, la misma que siempre le caracterizaba. Se dio cuenta al voltear que se trataba del mismo par que hacía unos segundos se encontraba en el baño mientras Reki hacía sus necesidades. Les regaló una de sus mejores sonrisas. Como siempre le pasaba las chicas sonrieron grande y soltaron un suspiro ensoñador, emocionadas.

-¡Ooh muy muy bien! –Respondió una de ellas, la que no había hablado aún.- Disculpa si interrumpimos algo… -El elfo no pasó por alto la severa expresión de molestia que hicieron ambas al mirar a Reki, justo al lado de Harry; él frunció un poco el ceño. –Pero… queríamos pedirte unos autógrafos y si podrías tomarte una foto con nosotras.. ¿Por favor? – Continuó volviendo la mirada ilusionada hacia él.

-Uuuhm.. claro… -contestó de inmediato tomando un marcador sharpie que le ofrecía la chica, junto a un par de pequeñas hojas de papel. –Para.. – esperó que ambas les dijeran el nombre. –Hana con amor, de Harry ~- Murmuraba por lo bajo mientras lo decía. –Para Rachel con amor, de Harry~- Comentó también y les entregó a cada una sus papelitos y sonrió grande. Seguido se tomó las fotos con ellas y les pidió el favor de que no las hicieran públicas. Su vida estaba siendo tranquila hasta ahora y eso es lo que quería después de 3 años de aquí para allá, quería que siguiera siendo así. Ellas prometieron guardar el secreto de su ubicación y él les dio las gracias de nuevo. Se despidieron, no sin antes dedicarle una mirada cargada de odio a Stein[Lo cuel hizo que Harry de nuevo frunciera el ceño algo molesto] y cuando estaban lejos Harry soltó un suspiro divertido, pero agotado también; eso casi siempre pasaba después de los shows en los bares. Volteó a ver de nuevo a Reki, ofreciéndole una sonrisa como disculpa, algo preocupado por que había tomado más tiempo de lo que pensó.

Recordó lo que antes había dicho la chica y la emoción volvió a él de inmediato, la alegría invadiéndolo como si no hubiera pasado nada entre medias. Tomó aire y volvió a exclamar tan emocionado como antes.

-¡¡Reki!!- Tal vez demasiado fuerte. Posó ambas manos en los menudos y delgados hombros de la pequeña y se acercó a ella a darle un fuerte abrazo de oso, inclinándose para quedar más a su altura. –¿De verdad te haz sentido cómoda hoy?- Preguntó aun en mitad del abrazo, para luego alejarse de apoco, mirándola en todo momento con ojos brillantes; demasiado feliz. –Me alegra demasiado escucharlo.. Por que eres una chica tan bella y fuerte, no sabes lo feliz que me hace que te sientas sin cargas por un momento.. – Comentó mientras llevaba la mano derecha hasta sus cabellos para despeinarla con suavidad.

Correspondió a la pequeña sonrisa que ella se había esmerado en esbozar mostrándole él la más brillante sonrisa que había dado en toda la noche, la más brillante entre todas. No pudo evitar “espirar” un poco lo que sacaba de su falda, notando lo que decía la pequeña monedera, abrió los ojos algo sorprendido y señaló el pequeño objeto con un dedo.

-¿ Modelaje Butei?- Preguntó leyendo una y otra vez el enunciado. -¿Modelas?- llevó la mirada de nuevo a ella ladeando la cabeza. Luego calló en cuanta de lo que ella quería y negó muchas veces con la cabeza, pareciendo algo escandalizado. –No no no.. nada de eso, yo pago ésta noche ¿Bien?, hoy va por mi cuenta. –Dijo dando la vuelta hacia la barra. –¿Que tal si me esperas de nuevo en la mesa mientras yo pido las cervezas?. – Porque sí, ahora si le apetecía una cerveza fría, aunque le hiciera perder la cabeza. -Y así allí podremos hablar de nuevo más tranquilos~- Canturreó deseoso de conversar un poco más con ella.

No esperó respuesta de su parte, ya que sabía que se opondría así que no le dejó si quiera pensar. Él solo se dirigió a la barra del bar y le pidió las cervezas al barman. Dio la vuelta recostándose en la barra con la espalda y mirando todo el lugar abarrotado de gente bailando, el ambiente caliente y la música estridente. Aun se le hacía raro encontrarse allí todavía y no es su linda, muy silenciosa casita en medio del bosque. Miró la hora en su celular que siempre lo guardaba en el bolsillo derecho trasero y suspiró; eran casi las 2 de la mañana ya, el tiempo pasaba muy rápido. El barman llegó con las cervezas y él las tomó, una con cada mano, buscando a Reki con la mirada.


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más


Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!


Gracias por la firma Daia 7u7:

avatar

Dromes :
42805
Reputación :
5
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Bailando al compás de las balas

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.