FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Crónicas de una colisión (Aliisa Nyund)
Ayer a las 11:09 pm por Tashiro Monji

» Sugerencia - "Mejora de Raza"
Ayer a las 10:53 pm por Acce Neolightning.

» La enorme espada de Zephyr ~Privado~
Ayer a las 10:09 pm por Zephyr

» CAPITULO III: ¡LA GUERRA! (CALLES)
Ayer a las 9:53 pm por Ambientacion

» El Linche Perdido
Ayer a las 9:02 pm por Momonga

» De paseo por el parque... (priv Enju Moe)
Ayer a las 8:59 pm por Enju Moe

» Reserva de físicos
Ayer a las 8:54 pm por Emma Hawkins

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 8:49 pm por Emma Hawkins

» El fin del camino y el principio de otro
Ayer a las 7:49 pm por Stein

» Ex-SOLDADO [Cloud ID]
Ayer a las 7:30 pm por Cloud

CONOCE A TU STAFF
¡NUEVOS MIEMBROS!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


A la caza de alguien

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cerrado A la caza de alguien

Mensaje por VonSchrodinger el Sáb Nov 05, 2016 4:54 am

Era un día normal para Dinger, el despertador había sonado con su canción preferida "Perfect Illusion". Y mientras esta sonaba por toda la casa levantando el animo de el chico gato, este se levantaba de la cama; cogía de la cómoda que tenia enfrente de la cama un nuevo par de ropa interior, una camiseta cómoda, unos vaqueros desgastados y una sudadera. Tras esto y con la radio aún sonando, se mete en el baño y abre el grifo de su bañera. Cuando esta está llena casi hasta los topes, se desnuda y se mete. -¿Que podría hacer hoy?- - Piensa masajeandose el cuello mientras se lavaba sus orejas de Neko. Ummmm supongo que iré al instituto pero en vez de entrar, para variar me quedaré a fuera y dormiré a la sombra de algún arbol. CUando termine el instituto iré a comer a alguna parte y .... -Sonrie un tanto malicioso- Quizás me vaya de caza por la ciudad ... Tras esto, se sale del agua y se pone la ropa que había cogido anteriormente. Una camiseta morada sin ninguna tipografía, una sudadera negra con unas letras blancas que dicen "Jaeger" y unos vaqueros azules desgastados mas unas deportivas tipo converse moradas muy bonitas. Sale de la casa cerrando la puerta con llave y comienza a caminar hacia el instituto movil en mano y escuchando música con los auriculares. Cuando llega, en vez de dirigirse a las clases, se tumba en el arbol de siempre y comienza a dormir.

Cuando se despierta, ya todos los chicos están dirigiendose a sus casas. Se levanta y se despereza dando un gran bostezo mientras mueve las orejas y estira la cola para desentumecerla. Entonces, se fija en el chico que estaba buscando, un sonriente adolescente alto, de pelo negro y ojos azules que está saliendo junto a unos amigos hacia su casa. Al verlo, ya sabe quien va a ser su caza...
Comienza a seguir al chico por la calle, pero para que este no se de cuenta de que le está cazando, se convierte en gato siamés y se monta en los tejados para ir siguiendole. El chico entra en un bar y el también, a demás se sienta en una mesa enfrente suya para que se de cuenta de su presencia. Cuando el chico se da cuenta de que le está mirando, Dinger le sonríe enseñando los colmillos. Entonces se levanta de la silla sin haber tomado nada preocupado y sale a la calle. Lo miismo Hace Dinger, esta vez sin ser un gato, para comenzar a poner nervioso al adolescente y que este cometa un error. El chico comienza a recorrer la ciudad intentando perder a Dinger, pero este si desaparecía en algún momento, este volvía a aparecer como si de un sombra se tratase....
Tras un tiempo de caza, el chico acaba cometiendo un error, se mete en un callejón en el que nadie les puede ver, Dinger le sigue y con el chico tirado en el suelo con cara de pánico, se agacha frente a el y suave y sonrientemente le coge de la cara y le acaricia. Comienza a bajar su boca hacia el cuello del chico y...


(Dinger en el bar )
Spoiler:

(Dinger sonriente en el callejón )

Spoiler:


Última edición por VonSchrodinger el Miér Feb 01, 2017 3:06 pm, editado 1 vez


avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
32164
Reputación :
3
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por Michail V. Ivanov el Sáb Nov 05, 2016 8:37 pm

Mica había asistido a clases como solía hacer. Ver todas sus materias mientras hablaba con el primero que se cruzara por su mirada. El rubio prefería mil veces estar sentado en un incómodo mini escritorio viendo la terrible clase de Matemáticas y estar rodeado de gente que quedarse en su habitación sin nada mejor qué hacer. Pero hoy las clases estaban sumamente aburridas. No estaba de ganas para prestar atención de algo que si lo leía en alguna guía, lo entendería; así que antes de que sonara el timbre anunciando el final de las clases, salió furtivamente del instituto hacia la ciudad. Llevaba puesto el uniforme del instituto, pantalones azul oscuro con camisa y respectivo chaleco, sin embargo, se había puesto su inseparable hoodie negro para cubrir su piel de los rayos vespertinos del sol. Se ajustaba bien la capucha en donde le cubría gran parte del rostro y lo poco que se veía de sus grandes lentes, eran iluminados por la luz.

Camina a paso ligero, mezclándose entre la gente con las manos escondidas en los bolsillos de su pantalón y su bolso cruzado de hombros. Tenía algunos planes para entretenerse. Quería visitar algunas tiendas para comprar las cosas que le hacían falta y por supuesto, algo de comer, algo rico para saborear y deleitar su paladar. En el mismo momento en que cruzaba la esquina de una calle, sintió un fuerte golpe en el hombro. Volvió su rostro hacia la causa y lo que encontró fue un alto chico con cabellos oscuros que parecía en graves apuros. Mica lo estudió por los segundos que le permitió el desconocido pues, al éste recuperarse del impacto, contorcionó el rostro y huyó a toda prisa sin pedir disculpas ni dar razones. -"¿Qué le habrá pasado?"- Arqueó una ceja vendo la espalda del muchacho alejarse y tropezar con más personas. Decidió no darle demasiada importancia, no le pareció algo interesante pues se hizo la idea de que tal vez era un chico huyendo de algún brabucón o de un policía o simplemente se le había olvidado algo.

En el mismo momento en que se volvió nuevamente para retomar su camino, persintió algo. La respuesta a su previa pregunta le fue respondida en un instante. El moreno estaba siendo perseguido. La presencia del cazador le proporcionaba un aire familiar aunque no estaba seguro del porqué. Una sonrisita crecío de medio lado en sus labios mientras la curiosidad le dictaba qué hacer. Dio la vuelta y, furtivamente, siguió a ese par. No tenía idea de lo que se encontraría y también por eso debía ir con mucha cautela. Siguió al muchacho principalmente, en un adar tranquilo aunque de vez en vez debía acelerar el paso para no perderlo de vista. Advirtió el cambio de locación, alzándose grandes muros y estrechas calles pero había un dato que resaltaba: estaba totalmente desolado. Sonrió irónico recordando que ya le había pasado lo mismo y que el pobre muchacho estaba más que jodido. Se acercó con sigilo y con la gracia de una gacela, saltó sin hacer el menor ruido hacia un tejado que le permitió acostarse y ver el espectáculo. En cuanto el muchacho con el que se había tropezado entró en su campo de visión, adivirtió al cazador presente jugueteando con su presa. ¿Qué haría? ¿Lo mataría rápidamente, lo destriparía, lo dejaría allí muerto de miedo? Se preguntó espectante.

Pronto se escuchó el grito del moreno, siendo presa del pánico mientras se removía incontrolable. Trataba de retroceder a gatas, alejándose del rubio que tenía enfrente.


Última edición por Michail V. Ivanov el Sáb Nov 05, 2016 8:42 pm, editado 1 vez (Razón : Detalles(?)


Ficha | Cronología | Me? A Liar?




Regalos:


Sensualidad por Haruki Nishinomori. ¡Gracias!



Sensualidad por Takeru Murakumo. ¡Gracias!
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
53431
Reputación :
7
Mensajes :
245

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por VonSchrodinger el Dom Nov 13, 2016 12:57 pm

Miró a los ojos azules del pelinegro con sus aturquesados ojos. Estaba intentando transmitirle confianza al chico? Si, cuando cazaba a una presa, le gustaba que esta colaborase y se lo pasasen bien tanto uno como el otro. El no era de esos vampiros que mataban y sembraban el caos (Bueno, cuando se aburria puede que un poco si ). El era de esos en los que tomar sangre era algo como decirlo... erotico? Bueno, volviendo al tema... Le tiende la mano al chico moviendo graciosamente las orejas. -Soy Dinger. No tengas miedo de mi, no te haré ningún daño- Le dice sonriente. Y el de ojos azules, ya sea por inercia o por que sus ojos color turquesa le habían hipnotizado o algo parecido. Se levanto dandole la mano. -Asi me gusta. Ahora voy a comenzar a hacer algo que espero que te guste- Entonces, se acerca con una media sonrisa asomandole en los labios y comienza a besarle ,para sopresa del otro, en el cuello.

Tras un poco de tonteo, gracias a la luna llena, advierte una sombra recortandose contra el suelo. Esta provenía de un tejado cercano -Mierda..justo cuando empezaba la diversion...- Piensa un tanto mosqueado. Entonces se aparta del chico y le da una palmada en el culo -Vete a casa anda, ya hablaremos, y que sepas que eres mio y solo mio. Soy muy celoso. -Cuando el extrañado chico se hubo alejado, miró hacia la sombra y gritó -Deja de esconderte querido hermano de la noche. Se que estas ahí -Sonrie divertdo enseñando un colmillo.


avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
32164
Reputación :
3
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por Michail V. Ivanov el Lun Nov 21, 2016 3:33 pm

Estando en el tejado, acostado y meciendo sus pies en el aire, observaba la escena. Seguía preguntándose cómo el cazador se haría de su presa pero para su desgracia, le había tocado un cazador un tanto coqueto. El rubio ajeno optó por brindarle un buen trato a su víctima, algo que Mica no se espero. Alzó las cejas con ligera sorpresa pues hasta los momentos, no había conocido a alguien que le gustas el juego de la seducción. En fin, a pesar de ser un metiche en cosas ajenas, tenía ciertos límites y ese era uno de esos. No quería ver más allá de cómo se devoraban un frágil humano.

Suspiró. Estaba a punto de irse cuando oyó que lo llamaban. Abrió grande los ojos en sorpresa. No se esperaba ser descubierto de tal manera. ¿Es que era demasiado obvio? Sea cual sea la razón, debía admitirlo, había sido descuidado. Se levantó y observó por unos segundos a su contrario mientras aquella víctima caminaba lejos de allí como nada hubiese pasado, sin ninguna clase de terror, todo lo contrario, esperando por ello. Era curioso siempre ver eso. Ahora que estaban ellos dos solos, dejó el bolso sobre aquel tejado y saltó  dejándose caer a unos metros de distancia del vampiro, siempre manteniendo la cautela ya que esa era su naturaleza. Aún no podía confiar en que no le haría daño por haberle interrumpido una comida o una merienda.

Parece que te he interrumpido. Eso ha sido muy grosero de mi parte.– Comentó con cierto tono de diversión el cual no podría saberse si estaba hablando en serio sólo se estaba mofando. Su lenguaje corporal era ligero mientras balanceaba el peso de su cuerpo de un pie a otro mientras ladeaba la cabeza al mirar al otro rubio.


Ficha | Cronología | Me? A Liar?




Regalos:


Sensualidad por Haruki Nishinomori. ¡Gracias!



Sensualidad por Takeru Murakumo. ¡Gracias!
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
53431
Reputación :
7
Mensajes :
245

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por VonSchrodinger el Jue Nov 24, 2016 8:17 am

Tranquilo chico rubio, no importa, a demás.... tu pareces infinitamente mas interesante que el cabeza hueca pero muy guapo humano que acaba de irse -Dice con una risilla entre dientes y meneando la cola de un lado a otro-Soy Von Schrodinger de Hashburg. Pero llámame tan solo Dinger o Dingi, aunque también me llaman Von nazi, llámame como te plazca realmente- Menea las orejas gracioso y le tiende la mano cuadrandose militarmente. Dinger es un Barón alemán, hijo de aristócratas alemanes, y aunque parezca un adolescente atontado, ha visto y sufrido de todo. Ha recibido una educación de niño mimado y educado por parte de sus padres, por esto, se comporta como un gentleman (excepto cuando le tocan las orejas, mejor no tocarselas, al igual que el cuello... es una zona "sensible" ) y tiene caprichos del tipo de querer tomar dulces todo el rato; también tiene un gran paladar y gusta de escuchar música clásica dependiendo del momento (Su compositor favorito es Strauss ). Pero también es muy... por asi decirlo militar y tiene momentos en los que es muy sádico.


Se lleva una mano a la cabeza pensativo y se rasca -Maldito seas !- Dice un tanto fasitidiadillo pero de broma -Me has dejado hambriento! -Le señala con el dedo- Como castigo.... - Sonrie malicioso - Te toca acompañarme esta noche a cenar a un restaurante o algo... - Sonríe satisfecho y se da la vuelta comenzando a andar hacia un restaurante italiano que el conocía. No sabía si el rubio ya sea por curiosidad o por lo que fuera le estaba siguiendo (esperaba que asi fuera) pero nadie le iba a privar de una buena cena en su restaurante favorito.


avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
32164
Reputación :
3
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por Michail V. Ivanov el Sáb Nov 26, 2016 6:38 am

Se sonrió y posó su mano izquierda sobre su pecho, fingiendo sentirse alagado por el cumplido que le acaban de hacer. ¿Fue realmente un cumplido? No estaba muy seguro pues el muchacho parecía muy interesado en aquel humano y debía admitirlo, no estaba mal pero no lo suficiente como para hacer alboroto. Bueno, quién era él para criticar si poco interés le brindaba a muchas cosas.

Observó bien al rubio que tenía en frente, le impresionó su nombre suponiendo su procedencia. Lo miraba directo a los ojos extrañado por la formalidad del saludo. Miró la mano que le tendieron por un segundo y una sonrisita traviesa corrió por sus labios. –Muy bien, Dinger. Mi nombre es Michail Van Ivanov. También puedes llamarme como quieras.– Estrechó la mano contraria, correspondiendo al saludo al mismo tiempo en que se presentaba.

Pronto advirtió un gracioso movimiento en las orejas del contrario. En ese momento le entraron ganas de tocarlas, ganas que podían ser percibidas en sus expresivos ojos azules. Bueno, Mica no era de los que se aguantan las ganas así que estiró su mano como si tuviese toda la confianza de una vida con el chico, sin embargo, en medio camino se detuvo por el juramento de éste. En sus ojos se expresaron sorpresa pues no se esperaba semejante respuesta después de haberle dicho que su interrupción no había sido nada importante. Su mirada se posó sobre el dedo que lo apuntaba acusador hasta que advirtió y comprendió el tono que empleaba el muchacho. Se le escapó una risita al escuchar su penitencia. –"Hmm, al menos no dijo pagar."– De cualquier caso, seguiría al rubio pues de esa forma tendría a alguien con qué entretenerse. Buscó su bolso que se encontraba en el tejado del que había saltado y corrió de vuelta al lado del muchacho pues ya éste se había adelantado.

¿Y bien? ¿A qué restaurante quieres ir?– Mica hasta ahora no conocía un restaurante de buena calidad y no se extrañaría si lo llevaran a un lugar en donde sirvan de todo menos comida.


Ficha | Cronología | Me? A Liar?




Regalos:


Sensualidad por Haruki Nishinomori. ¡Gracias!



Sensualidad por Takeru Murakumo. ¡Gracias!
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
53431
Reputación :
7
Mensajes :
245

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por VonSchrodinger el Miér Dic 07, 2016 8:32 am

Dinger es muy coqueto (De nuevo debido a su educación aristócrata ) por ello, mientras iba caminando, iba alisándose las orejas y arreglándose el pelo. Tras haberse arreglado la cabeza, pasó a la cola y, tomándola con una mano, se la alisó con la otra. Cuando hubo terminado, se giró mirando reprobatoriamente al rubio. Los ojos habían pasado de ser púrpuras a ser verde esmeralda. Esto se debe a que dependiendo del estado anímico de Dinger, los ojos se le ponen de un colo u otro, por ejemplo, si esta normal; son de color púrpura, si esta enfadado son rojos carmesí, si está triste de color celeste metalizado, dorados si estaba enamorado y si estaba "coqueto" se le ponían verdes.... -El restaurante al que vamos, que por cierto invito yo, es un italiano muy bueno, me encanta la comida italiana! - Mueve de nuevo las orejas sonriente -Pero.... - Le mira - Así vestidos no entramos ni tu ni yo.... nos echarían a patadas. - Se mueve al rededor suya -Creo.... que en casa tengo ropa para ti, incluso interior, si quieres, podríamos ir a mi casa, cambiarnos y asi tambien dejas tu mochila, que debe ser molesta ¿Quieres? - Cierra los ojos sonriente esperando la respuesta del otro- Por cierto, he decidido llamarte Mica - Sonríe sacando la lengua.


avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
32164
Reputación :
3
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por Michail V. Ivanov el Miér Dic 07, 2016 4:50 pm

Observar el comportamiento del rubio le hizo bastante gracia mientras caminaba justo detrás de él. Sus gestos eran precisamente todos los de un gato. Ese lenguaje corporal dictando superioridad, pavoneo y elegancia. Se imaginó ciertas escenas más características de los felinos en Dinger. Ciertamente, le estuvo mirando fijamente en el tiempo que esperaba la respuesta del otro pero no predijo que esté se girara a manera de reproche. ¿Había dicho algo malo? No podía estar seguro pues para él le era difícil saber lo que es el tacto en determinados momentos.

Se detuvo en seco con abriendo un poco más los ojos, sin dejar pasar por alto ningún movimiento del contrario. Advirtió el cambio en las iris del muchacho. Se sorprendió ver un color verde bastante interesante. Debía admitir que era la primera vez que conocía eso de alguien a parte de la heterocromía. Pero el rubio no expresó molestia contra él, todo lo contrario, se mostraba demasiado generoso, algo que le hizo cuestionar el motivo. No todos los días se ve alguien tan dispuesto a pasar el rato con un desconocido. Lo observó ladeando la cabeza por unos momentos antes de comentar.

¿Italiano? De acuerdo.– Respondió entusiasta aunque más con un tono de gracia.

“¿Qué tiene de malo mi ropa...?”– Se le vio con cierta expresión de confusión mientras seguía los movimientos del alemán con la mirada. Justo después, sus ojos cayeron en su propia ropa, dándose cuenta que llevaba puesto aún el uniforme del instituto. –“Oh...”– Observó su mochila de igual forma, dándole crédito al alto muchacho. Su ofrecimiento le fue bastante repentino haciendo que arqueara una ceja. Trató de meditarlo por unos momentos hasta que escuchó la manera en que el rubio lo llamaría. Le dedicó una sonrisa gustoso. –Está bien. Me convenciste. ¿Vives muy lejos de aquí?– Cuestionó mientras escondía una de sus manos en el bolsillo de su pantalón, con aire ligero. –Ese restaurant que frecuentas parece algo estricto. No sé si pueda estar a la altura.– Bromeó, fingiendo un poco de pesar mientras retomaba el camino, incitando al alemán a seguir caminando. Se había topado con un extraño muy interesante y hasta los momentos ha resultado un intercambio ameno. –¿Llevas mucho tiempo viviendo por aquí? Parecías saber exactamente qué calle es la más desolada.– Comentó juguetón.


Ficha | Cronología | Me? A Liar?




Regalos:


Sensualidad por Haruki Nishinomori. ¡Gracias!



Sensualidad por Takeru Murakumo. ¡Gracias!
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
53431
Reputación :
7
Mensajes :
245

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por VonSchrodinger el Jue Dic 08, 2016 2:17 pm

Tras observar como el chico rubio respondía afirmativamente, se pone a sus altura, terminando con lo que hasta el momento había estado pasando. Ya no iba el con la delantera y viceversa, iban los dos juntos andando por la calle como si fueran amigos de toda la vida. Esto no importaba a Dinger, ya que el solía tomar confianzas muy rápido con la gente. Tal vez por eso se llevaba tantas y tan grandes decepciones muchas veces...
Aunque este chico al que iba a llamar Mica parecía buena gente, a demás, suponía que era un vampiro, tanto mejor, así no cometería el error de morderle o de "cazarle" y también había un detalle que a Dinger no se le había escapado... era guapo y bastante ¿Hay algo mejor que pasar una divertida velada con un chico guapo al lado? No, al menos para el era así. Otra de las cosas de las que se había dado cuenta y le había gustado es que tenía cierto aire aristócrata... bueno realmente aristócrata no, no era tan refinado como el (cosa que le daba bastante igual) pero si parecía alguien acostumbrado a vivir entre lujo , y si no, entre cierta comodidad. A demás caminaba y tenía una actitud en la que parecía que todo le pertenecía y era dueño de todo. En fin, típico vampiro orgulloso y vanidoso de esos que a le le encantaban.

En todo eso andaba pensando Von Nazi cuando el otro comenzó a asediarle a preguntas No, vivo cerca, me gusta vivir cerca de donde cazo a mis presas. Ya que normalmente me mancho de sangre y quedo un tanto susdoroso tras... bueno ya sabes. Me gusta volver a mi piso y ponerme música mientras me doy un baño. A demás son todo ventajas, nadie viene a molestarme por aquí y el piso aunque es bastante grande era barato. Está mi habitación con una gran cama para dormir cómodamente; en frente hay un gran baño con una bañera cómoda y grande (esto es bastante importante para mi, me encanta bañarme) hay un pequeño pasillo y un salón que comunica con la entrada, en el, hay un piano que me encanta tocar y una televisión en condiciones (aunque prefiero leer ) y en mi habitación hay dos de las cosas de las que estoy mas orgulloso. Mi armario de ropa que es enorme, puedes encontrar lo que quieras y, disimulada detras de un vestidor mi biblioteca de nigromancia jijijijj - Pronunció esto último como si aquellos antiguos y peligrosos libros fueran una tontería o una broma -El restaurante está a dos calles de mi casa Mica, nos cambiamos y llegamos en diez minutos. No te preocupes, estarás a la altura, a demás tengo una mesa en una habitación reservada permanentemente - Se gira y le sonríe - Tendremos... intimidad para tomar lo que queramos- Le guiña un ojo. Al escuchar la última pregunta se rasca la cabeza moviendo alegre las peludas orejitas -Pues... llevo un par de meses aquí , lo que pasa es que un cazador debe saber donde acorralar a su presa. No quiero que las autoridades de Takemori me hagan nada. Por eso (y que a demas tengo corazoncito y soy bueno) no les mato después. ¿Cuanto llevas tu aquí viviendo?


avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
32164
Reputación :
3
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por Michail V. Ivanov el Dom Dic 11, 2016 2:57 pm

Escuchó en silencio cada palabra que tenía que decir el rubio. En su camino iba jugueteando con su rubio cabello mientras balanceaba su mochila. Le pareció que su compañero era un buen hablador o él había hecho algo para activar su botón de parlante. No lo sabía pero le hizo bastante gracia. Le había descrito toda su habitación y prácticamente su rutina cosa que le hizo afilar una sonrisa por la increíble confianza que le era brindada. El muchacho le hablaba con tanta pasión que no podía evitar soltar alguna que otra risita. –Veo, Dinger, que la vida te trata muy bien. Ese piso que tienes lo haces ver como un gran lujo. El piano ha llamado mucho mi atención, me gusta interpretar cualquier pieza pero no te creí interesado en aquel arte oscuro.– Soltó una risa baja, sarcástica. –¿A caso planeas hacer algo con eso?– Cuestionó en tono sugerente mientras lo miraba por el rabillo del ojo, al estar al lado del otro, ciertamente parecían amigos desde hace muchos años.

El ruso, a diferencia del alemán, se encontraba algo callado pero todo era por una razón, se encontraba analizando cada detalle que obtenía. No era tonto, sabía exactamente el jugueteo del alto rubio pero de igual manera seguía la corriente. Una sonrisita burlona no abandonaba su rostro. –Eres cliente fijo, supongo. La comida debe ser buena.– Comentó un tanto pensativo. Aunque, al ser vampiro no necesitaba la comida esencialmente para nutrirse, nunca la rechazaba, en realidad la busca. ¿Sería un simple restaurante? ¿Qué sería tan llamativo de dicho lugar? Si bien no sabía que esperarse, estaba seguro que la terminaría liando. Y esperaba poder entretenerse en alguna situación única.

¿También vas al instituto?– Preguntó casual. –Bueno, yo igual tengo unos meses por aquí.– Podía dar el tiempo exacto desde que llegó gracias a su excelente memoria pero no le vio el caso ser tan precisos. Han pasado muchas cosas desde entonces. Podía advertir el cambio de escenario, poco a poco dejaban atrás las desoladas calles haciéndose notar un ligero bullicio a lo lejos. Ahora se estaban encaminando por lugares que no conocía pues había pasado por las calles en otras condiciones.


Ficha | Cronología | Me? A Liar?




Regalos:


Sensualidad por Haruki Nishinomori. ¡Gracias!



Sensualidad por Takeru Murakumo. ¡Gracias!
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
53431
Reputación :
7
Mensajes :
245

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por VonSchrodinger el Mar Dic 13, 2016 12:02 pm

Ya hemos llegado!-Exclama mientras abre una puerta de cristal típica de los bloques de pisos de aquella parte de la ciudad.El rellano era abierto, había varios buzones y macetas flanqueando las escaleras que había a derecha e izquierda. Se encaminó hacia la escalera derecha mirando sonriente al rubio -Es por aquí Mica. No es que la vida me haya tratado precisamente bien... pero soy un aristócrata y a demás tengo casi doscientos años y acabas ahorrando un cierto dinero. En cuanto a los libros - Saca un llavero que consistía en una bola de pelo suavita con cola lengua y orejas de neko y abre la puerta de la casa -Me gusta leer y saber de todo un poco. Tengo conocimientos de historia, política, física y medicina a demas de otras cosas. La eternidad es muy aburrida sin nadie a tu lado y no sabes llevarla bien. Debes tener ciertos entretenimientos. Échale un vistazo a los libros que te interesen - Tras decir todo esto, entra en la casa y se sienta ante el piano. Una bonita sinfonía comienza a escucharse cuando Dinger empieza a deslizar sus dedos por las teclas de marfil del piano. Era un vals de Tchaikovski titulado "Vals de la Bella Durmiente" (Link de el vals: https://www.youtube.com/watch?v=rp1vbHg_mU4 ) Me alegro de que te guste, espero que te haya gustado el vals. - Le sonríe y mueve las orejas hacia delante. Entonces se pone de pie y se sitúa cerca de Mica, se lleva las manos a la nuca y se desabrocha algo - Esto es una cruz prusiana, me la regaló... alguien muy importante para mi...- Dice con un asomo de tristeza en la voz y con un momentaneo brillo azul en la mirada. Pero se recompuso rapidamente y le sonrió volviendo de nuevo ese color esmeralda cálido a su mirada - Sosténmelo un momento...- Le alarga el colgante y se lo deja cerca. Seguidamente se lleva las manos a los ojos y se quita unas lentillas - Sip, llevo lentillas, no veo muy bien y si no, mi color de ojos llamaría demasiado la atención y sería un poco incómodo a veces y demasiado llamativo. - Se volvió hacia el sonriente y tenía razón, si de por si su colo ya era bonito de por si, se había vuelto mas cálido y brillante. Saca un libro de la estantería titulado "Historias del frente oriental alemán" y se lo tendió Tómalo si quieres, es un regalo, además, aparezco yo jajaja - Se ríe con claridad y limpieza y se dirige a su cuarto.


Ya en su habitación, comienzan a escucharse ruidos de puertas y cajones. Grita desde allí - En cuanto al bar... ¿Que querrás tomar? Los dueños son vampiros, por lo tanto, podremos tomar sangre si quieres. Yo tomaré de todo; canelones, pizza, lasaña... - Vuelven a escucharse ruiditos y repentinamente comienza a escucharse una canción titulada "Perfect Illusion" -Espero que te guste!Por cierto, a menos que me quieras ver desnudo, no vengas por aquí jajajaja - Se ríe-Aún asi, ve viniendo para poder elegir tu ropa, ya estoy medio vestido.


avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
32164
Reputación :
3
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por Michail V. Ivanov el Miér Dic 14, 2016 6:11 pm

Sus ojos cayeron directamente en la puerta de entrada una vez que el alemán anunció el final de su camino. Alzó su mirada explorando el  lugar que ciertamente era la primera vez que visitaba. Soltó un silbido de sorpresa, acreditando el bonito establecimiento y simplemente siguió los pasos del rubio mientras no dejaba de mirar de un lado a otro. Se encontraba un poco distraído memorizando el lugar así que demoró un poco en responder al llamado del otro que se encontraba un poco más lejos de él. –Ah, en eso tienes razón.– A diferencia de su compañero, Mica no llevaba demasiados años de vida aunque ya no envejecía más, por lo que se podría comprender su actitud caprichosa y la parte graciosa era que el ruso desconocía lo que era ahorrar dinero. Si quería algo, de inmediato lo compraba.

Observó el interior de la casa justo detrás de su compañero mientras éste le hablaba. El piso era amplio y con un buen gusto en la decoración, lo que hacía nuevamente que mirara para todos los rincones. –El conocimiento de varias áreas es muy útil. No soy muy fan de la lectura, prefiero ver los hechos.– Admitió mientras sus labios se curvaban hacia arriba posando enfrente de la estantería. A sus oídos llegaron hermosas notas provenientes de un instrumento del cual era familiar; volvió sus ojos hacia el origen y notó que era el mismo alemán sentado frente su propio piano. Se acercó admirando aquel piano de cola en total calma hasta que sus fríos dedos acariciaron la superficie de este. –Nada mal. Una pieza bastante animada.– Elogió la interpretación.

La música llega a su fin y sus ojos caen sobre su compañero quien se situaba al lado de él. Observó curioso sus movimientos y más todavía sus gestos tras hablarle sobre el colgante. Se imaginó que se trataba de un personaje dentro de su larga vida así que no vio necesidad de indagar pues de todas formas no lo conocería. Estiró su mano rápidamente antes de que el colgante cayera al suelo pues el alemán casi no le había dado tiempo de reacción cuando ya lo estaba soltando. Lo sostuvo por la cadena, rehusándose a tocar la cruz por obvias razones.

Tras la confesión del rubio, Mica se encoge de hombros. –No creo que te fuesen a juzgar por ello.– Comentó burloncito mientras seguía los movimientos del contrario. Extendió su mano, tomando el libro para ver su portada y hojearlo rápidamente. –¿En serio? No me digas.– Respondió sarcástico. De igual forma lo aceptaría, un regalo jamás podía ser rechazado. Guardó el libro dentro de su bolso en lo que el alemán se dirigía a su habitación a hacer sus cosas. Él por su lado, decidió echarse en un sofá cercano como si ya hubiese visitado el lugar millones de veces. –No está mal vivir así... pero es bastante solo.– Pensó mientras observaba el techo.

Algo de sangre estaría muy bien.– Respondió desde su puesto. Él estaba de acuerdo con lo que le ofrecieran, por lo menos hoy, no se sentía exigente. Le hizo gracia el comentario de su compañero. –No es que no tenga lo mismo que tú.– Comentó burlón. Dejó el collar sobre la mesa en donde no se perdería y se encaminó a la habitación. –Oye, ¿estás seguro que me quedará algo de ropa? Por si no lo habías notado, soy mucho más bajo que tú. Me da la impresión.– Añadió con gracia mientras detallaba la habitación ajena.


Ficha | Cronología | Me? A Liar?




Regalos:


Sensualidad por Haruki Nishinomori. ¡Gracias!



Sensualidad por Takeru Murakumo. ¡Gracias!
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
53431
Reputación :
7
Mensajes :
245

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por VonSchrodinger el Jue Dic 15, 2016 1:00 pm

Salió por la puerta a su encuentro tras escuchar todo lo que decía el ruso. Se alegraba de que le hubiera gustado el pequeño vals que había interpretado era su pieza favorita y la tocaba estuviera triste contento o lo que fuera. Llevaba años tocando y practicando con el piano, aunque (o al menos eso creía el) nadie le había escuchado tocándolo, y al haberlo hecho bien se sintió satisfecho e incluso un poquitín orgulloso. Por otra parte, aunque cuando mencionó lo del libro detecto cierto tono sarcástico en su voz, eso lejos de disgustarle, le había resultado gracioso y divertido. Ya que parecía que al fin había encontrado a alguien con gustos relativamente parecidos a los suyos y no se dejaba impresionar mucho (por mas que el lo estuviera intentando) "Esto cada vez me gusta mas"- Pensó sonriendo para sus adentros. Estaba desplegando una parte de sus encantos, aún no había hecho lo que mas le gustaba hacer, convertirse en el vampiro coqueto, encantador y sensual que era. Todavía no era el momento y no sabía tampoco si era la persona adecuada. De todas formas iba a comenzar ya a desplegar sus encantos vampíricos. Fue al encuentro de Mica. Llevaba unos pantalones de color crema formales pero no demasiado, unos zapatos de tipo converse que le daban un toque totalmente informal y llamaban la atención, y esto, le encantaba. Pero de cintura hacia arriba aún estaba desnudo,no se había puesto aun la camisa blanca, la cual llevaba en la mano, mostrando su blanco y estilizado cuerpo el cual era un tanto musculoso pero no demasiado, era el típico cuerpo de adolescente. Su tacto era frío y liso como si de marmol se tratase, era un cuerpo en definitiva bonito - Lo que has dicho antes sobre... ya sabes lo de estar desnudo, hay gente a la cual le molesta estar desnudo frente a alguien de su mismo sexo, por eso lo dije - Dice mientras se abrocha la camisa y le sonríe- Ven, sígueme, ya comprenderas por que digo que tengo ropa para ti - Toma una americana azul fuerte de un perchero y se la pone. Tras esto, habre un enorme armario del cual salía un olor a fruta ... ¿Melocotón? Exacto, el melocotón junto al coco es su fruta y su olor favorito, por lo cual siempre intenta que su ropa y su pelo huelan así - Como supongo que entenderás, yo antes era mas pequeño, aunque la ropa este usada, está limpia y creo que te quedará bien- Dice con un movimiento elegante de la cola y  una sonrisa torcida.


avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
32164
Reputación :
3
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por Michail V. Ivanov el Dom Dic 18, 2016 3:10 pm

Después de haber echado un ojo superficialmente, se adentra a la habitación como si ya hubiese entrado en ese lugar millones de veces. Si el exceso de confianza en terceros le hacía dudar, ¿qué pensarían de él? No se demoró nada en caminar por el lugar en aire ligero. Sus ojos se volvieron hacia el alemán quien ahora le hablaba y como respuesta, se encogió de hombros. ¿Qué podría decir? A él no le importaban mucho ese tipo de cosas; hombres, mujeres, lo veía como igual. El pudor era algo que no conocía en realidad y la vergüenza, muy pocas veces la sentía y ciertamente se daban en situaciones bastante extrañas que ni él podía comprender. Digamos que el ruso tenía una mentalidad bastante compleja y a la vez simplista.

De cualquier forma, siguió a su compañero quien lo guio hasta un enorme armario que dejaría con la boca abierta a cualquiera. Lo primero que notó fue aquel dulce olor que inundó su nariz; era bastante agradable aunque debía de suponerlo pues el alemán desprendía un olor similar. –Entonces, no mentías con que tendrías ropa que me quedara.– Soltó divertido justo antes de colocarse manos a la obra y buscar ropa que le gustara nuevamente con toda la confianza del mundo. Caminaba lentamente mientras paseaba su mano por la ropa, sintiendo la tela en sus fríos dedos y tratando de ubicar algo que llamara su atención.

Se detiene en seco y se vuelve hacia el alemán con su dedo índice levantado, como si se le hubiese ocurrido alguna idea. –Es verdad que no tengo lo mismo que tú.– Comentó muy seriamente. –Yo no tengo cola ni orejas felinos.– Terminó con una risa y volvió a lo suyo. Del vestuario que había detallado en su compañero, se daba una idea de qué buscar; debía ser un atuendo ni tan formal ni tan casual. Tomó una camisa de color azul eléctrico y la detalló unos momentos, sintiendo la tela entre sus dedos. Le gustaba el color así que decidió probársela. Se retiró el chaleco y la camisa del uniforme para colocarse la nueva camisa y posar ante el espejo más cercano.

No le gustaba mucho lo que veía así que no demoró en volvérsela a quitar y dejarla donde la encontró. Así hizo con muchas otras prendas por lo cual demoró su tiempo. De alguna forma no se sentía a gusto con lo que se encontraba. –No, no, no.– Cada prenda que se colocaba duraba sólo unos segundos puesta, hasta se acercaba al alemán posándole en un intento de pedir una opinión aunque en realidad no esperaba respuesta para cuando ya se estaba cambiando.

Finalmente, se decidió por una franela blanca manga larga con delgadas franjas negras horizontales que le quedaba un poco amplia pero eso le gustaba y una chaqueta negra; para la parte inferior, buscó un jean que se ajustara a su figura de color azul oscuro y finalmente una vans color vino. –Y yo creo que terminé.– Anunció dedicándole una sonrisa muy divertida.

OFF-ROL:
No sé si Dinger también tiene este tipo de ropa pero igual lo coloqué(?)

Vestimenta:




Ficha | Cronología | Me? A Liar?




Regalos:


Sensualidad por Haruki Nishinomori. ¡Gracias!



Sensualidad por Takeru Murakumo. ¡Gracias!
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
53431
Reputación :
7
Mensajes :
245

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por VonSchrodinger el Dom Ene 01, 2017 7:53 am

Escucho divertido lo que acababa de decir el ruso, claro que no mentía, el nunca mentía (solo dice medias verdades o verdades veladas) esto era, si se puede llamar así, una de sus cualidades. No le gustaba mentir y decía las cosas como eran sin importar lo que la gente pensase o pudiese decir sobre el. Tener mas de doscientos años y el haber vivido dos grandes guerras daban varias facultades a la vez que te permite poder pasar de todo lo que dice la gente y el poder actuar como, cuando y donde te diese la gana de las maneras mas extrañas posibles. Aunque claro, sin pasarse nunca pues tampoco es plan el volverse una criatura malvada, al menos otra vez no, aunque si alguien supiese como tampoco sería muy difícil sacar el lado "oscuro" de Dinger, con tocarle la fibra sensible y ponerle triste o estar en una situación de "riesgo" harían que el gato adolescente se descontrolase un tanto... Yo no miento nunca querido rubio- Tras esto, el chico se dedicó a buscar la ropa en su armario con toda la naturalidad del mundo, como si hubiese estado mil veces allí y se lo conociese de memoria. El gato se situó en la puerta apoyándose en el marco mirándole con una mirada entre curiosa y divertida mientras como siempre, movía su cola felonamente.

Estaba deseando saber la ropa que iba a escoger ¿Como iría? Usaría una chaqueta? Iría totalmente informal...? Todo eso pensó cuando se dió cuenta de que el llevar la americana en vez de quedarle bien no le iba a "ayudar" en nada, iba a estar incómodo y tampoco hacía mucho frío, por lo que se acercó al rubio y dejó la americana en una percha cogiendo eso si, una bufanda larga de color púrpura (su color favorito). Al estar a su lado, repentinamente, se giró hacia el con un dedo levantado y dijo algo sobre su cola y orejas de gato. Tras escuchar esto se rió bastante, con una risa clara y limpia, parecida a una risa de niño inocente, era cierto, y tenía que aceptarlo, había sido un toque bastante gracioso y divertido.


Se volvió hacia la puerta y con la misma pose de antes y mirándose un momento ante el espejo para arreglarse las orejas un poquito pues las tenía un tanto despeluchadas se colocó en su posición anterior mientras observaba como el otro chico cogía una de sus camisas de color azul, no era una de sus favoritas ya que era difícil conjuntarla con otras prendas y llamaba demasiado la atención, y eso no le gustaba por que el siempre pretende que su centro de atención visual, sean sus orejas. Veía como se acercaba a veces y el asentía con la cabeza cuando le gustaba la prenda o denegaba cuando no le convencía. Al fin, decidió su ropa y mirandole de pies a cabeza aprobatoriamente, se dirigió a la puerta y la abrió induciendo a Mica a salir cuanto antes, pues iban un tanto tarde.


Ya por fin abajo, entraron al restaurante y se situó sin preocuparse de nada en su habitación reservada. La mesa ya estaba puesta con una botella de champagne y unos aperitivos para ir picando. Se sentó en la mesa sirviendose un poco de aquel buen vino y cruzó sus piernas cómodo como si el restaurante y todo aquello que había allí fuese suyo Bueno... ya estamos por fin aqui. Estas muy guapo con esa ropa, me gustan esas vans -Le guiña el ojo un tanto juguetón y coqueto-Espero que todo esto, incluido yo sea de tu agrado...-Ya era hora de sacar al Dinger juguetón y coqueto. Había estado reprimiendose un buen rato, pero ya estaban en privado y podía hacer prácticamente lo que quisiera. Allí, nadie le iba a molestar, y la perspectiva de tomar sangre dentro de un rato le hacía sentirse mas seguro de si mismo y le hacía perder un poco la cabeza....


avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
32164
Reputación :
3
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por Michail V. Ivanov el Miér Ene 04, 2017 2:46 pm

El comentario de su compañero le hizo arquear una ceja. ¿Nunca miente? Él no podría decir lo mismo y no se lamentaba de ello pues era su estilo de vida. Se concentró en su ropa y le hacía bastante gracia ver las expresiones del alemán cuando le modelaba por unos instantes para irse a cambiar. Su vestuario final fue lo suficientemente cómodo y de buen vestir para una salida, con colores opuestos a su compañero. Sus colores siempre eran oscuros y le gustaba lo contrario en terceros y ahora que el alemán se había retirado su americana, resaltaban aun más. Había tardado lo suyo en decidirse y cómo no con tanto ropaje para escoger por lo que sintió cómo su compañero lo incitaba a apresurar el paso cuando estuvo listo e hizo su anuncio. Le hizo soltar algunas risas. –¿Qué? ¿Tanto me tardé?– Le decía en tono divertido al mirarlo por encima del hombro. No tuvo más remedio que seguirle el paso sin darse demasiado tiempo de observar el entorno.

No tardaron demasiado en llegar a su destino que era el dichoso restaurante y ponerse cómodos en sus asientos predeterminados. Para su sorpresa, la mesa estaba servida con aperitivos y su lugar era una habitación bastante privada. Miraba de reojo a su alrededor, algo inquieto por la serenidad de la habitación, no había ninguna clase de ruido más que una música clásica de fondo en un tono leve, predominando el violín. Agradecía que no se encontraba completamente solo pues de ser así, lo encontraría todo algo desagradable.

Mica se había mantenido nuevamente callado hasta familiarizarse con el nuevo ambiente en que se encontraba. Lo primero que hizo fue estirar su mano para alcanzar el aperitivo y llevárselo a la boca, degustando el sabor y encontrándolo bastante sabroso. El alemán tenía un punto, la calidad de la comida era buena aunque no había probado el platillo principal. El cumplido de su compañero le hizo fijar sus ojos azules en éste y mostrar una leve sonrisa en sus labios. Después de una pausa, comentó. –Me parece bien que te gustara cómo me luce tu ropa.– Habló con un tono de burla y diversión pues de verdad le había hecho gracia. –¿Sabes? Me costó trabajo encontrar ropa de estos colores. ¿Te gustan más los claros?– Preguntó casual.

Volvió a tomar unos de los aperitivos para comerlo rápidamente y así poder tomar en sus manos la copa de vino que estaba servida en la mesa. La meció por unos instantes y degustó el sabor  y la sensación característica al bajar por su garganta. –Hmm...– Sé tomó su tiempo para responder, relamiendo de sus propios labios el vino. –Claro, no está mal.– Respondió en tono bajo y ambiguo. –Entonces, ¿esta es tu clase de entretenimiento?– Comenzó a juguetear con un cubierto que tenía cerca mientras se acomodaba con más confianza en su asiento. Por lo pronto se conformaba con una conversación amena.

Sus ojos se vuelven hacia la entrada en cuanto la puerta es abierta y un mesero se adentra a la habitación con rapidez. –¿En qué puedo ser de ayuda?– Era un muchacho alto y no tan delgado, con una melena salvaje de color castaño. A Mica le pareció bastante confiado y con aire impertinente aunque eso en realidad no le importaba. ¿Ya traerían el platillo principal?


Ficha | Cronología | Me? A Liar?




Regalos:


Sensualidad por Haruki Nishinomori. ¡Gracias!



Sensualidad por Takeru Murakumo. ¡Gracias!
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
53431
Reputación :
7
Mensajes :
245

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por VonSchrodinger el Lun Ene 09, 2017 1:39 pm

Era una habitación amplia y luminosa con decoraciones neoclásicas no muy recargadas, ya que a el no le gustaban las cosas en exceso cargadas. Tenía una araña de cristal colgando sobre la mesa y una maceta con un arbolito en cada esquina. El suelo era de marmol siciliano de color nácar con un dibujo formado por placas de mármol blanco que consistía en algo parecido a una cruz de Santiago que combinaba muy bien con el color crema de las paredes combinado con el blanco de algunas columnas corintias con bonitos relieves de helechos que había diseminados por la habitación.

Se sentó en la silla observando al rubio ruso, el cual aunque no parecía muy agusto al principio, se acabó acomodando con facilidad a aquella nueva situación -Ummmm.... realmente visto como mas a gusto me encuentre en ese determinado momento -Baja las orejas pensativo y las sube de nuevo-Aunque en realidad, suelo vestir con tonos muy oscuros, por ejemplo, negros morados o grises y de vez en cuando algún blanco. Solo que aún no me has visto con esa ropa, si volvemos a mi casa, te enseño mi sudadera favorita que es de color negro y tiene en letras goticas de color blanco "Evanescence" -Dice divertido.
Pica aburrido en algún plato aquí y allá al igual que su acompañante. Aún tiene hambre, ya que recordemos que hacía un rato le habían cortado en plena caza y, aunque todo había salido bien al final, aun seguía bastante hambriento. En sus ensoñaciones se encontraba cuando sus orejas nerviosillamente se movieron al haber notado un ruido, a demás el rubio enfrente suyo estaba mirando interesado algún punto a su espalda -¿En que puedo ser de ayuda?Acertó a escuchar Dinger y, con una sonrisa entre pícara y malvada se giró para observar la comida que Guiulio le había traido esa vez. Era un adolescente alto, un tanto desgarbado de ojos azules y pelo castaño leonado, de aspecto un tanto impertinente e incluso altivo -Si, necesito algo urgentemente, no sabes cuanta hambre tengo, ven que quiero pedir en cuanto antes-Le dice al camarero mientras le guiña un ojo a Mica. El camarero se aproxima a Dinger y cuando este se situa a su lado, le toma del brazo suavemente . Cuando parpadea su color de ojos se ha vuelto carmesí, el camarero baja el cuerpo, primero el torso, después los hombros y.... el cuello, el gato alemán entreabre los labios y se dirige al cuello. En el último momento, sube hacia su oído y le susurra unas palabras. El camarero asiente y va a marcharse, pero cuando gira la cabeza y deja el cuello un poco mas al descubierto abre la boca con uno colmillos blancos y puntiagudos y muerde con fuerza el cuello del chico y un chorro de sangre cae con violencia sobre la mesa. El alemán se levanta rápidamente con un hilo de sangre cayéndole desde la comisura de los labios hacia el cuello. El camarero blanco y boqueando como un pez fuera de el agua y los ojos abiertos como platos desaparece en el hombro de Dinger apretado  con fuerza para que no se escuchen sus sollozos. No paraba de patalear y golpear a Dinger emitiendo ruiditos ahogados debido a que no podía respirar bien, pero su abrazo era de hierro y este no paraba de aspirar y aspirar sangre. Con un último estertor el chico dejó de moverse y se quedó lacio en una posición como abrazado a DingerEs tu turno, está desmayado siento haberte quitado toda la diversión -Dice mirando a Mica y dejando caer el cuerpo, el cual tenía una palidez mortal. Cuando Mica se acerca a Dinger, este le coge de la camisa y le atrae contra si dejando sus rostros prácticamente rozándose -Ahora eres mío así que... no te me canses mucho-Le suelta repentinamente y le da un palmetazo en el culo dejándole frente al chico desmayado (r7w7r)


avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
32164
Reputación :
3
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por Michail V. Ivanov el Jue Ene 12, 2017 9:52 pm

Asintió a la respuesta que le fue brindada con respecto al ropaje que solía usar su compañero. Lo notó un poco aburrido al tantear el aperitivo en lo que entra el tercer personaje a la habitación. Lo evaluó rápidamente y se decepcionó de inmediato al no ver nada en sus manos, quería que trajesen el platillo principal para deleitarse con los sabores aunque le estaba dando la impresión de que la comida ya estaba ante él. Hmm... Irónico, se burló internamente. Sus ojos volaron hacia el alemán quien había llamado la atención del muchacho y lo atrajo hasta él; le intrigó la forma en que lo había llamado y se hizo una idea de lo que sucedería a continuación por el guiño del rubio.

Efectivamente, cuando el muchacho se descuidó tontamente, debía decir, su cuello fue asaltado por el mitad vampiro y la sangre comenzó a manar. La nariz de Michail se inundó con ese olor tan característico y agradable mientras observaba con gusto cómo el mesero luchaba obstinadamente por su vida en vano. El encuentro duró sólo unos escasos minutos antes que la víctima relajara los músculos y cayeran inertes por lo que no tuvo demasiado tiempo de disfrutarlo ni ocurrir lo suficiente. Aquella forma que empleó su compañero fue sencilla y diría que una forma delicada de no ensuciar demasiado su persona. No se lo criticaba, cada quién tenía sus métodos y no estaba especialmente interesado en ese muchacho aunque le gustasen las personas bien parecidas; admitía su actitud superficial sin titubeos.

Arqueó una ceja cuando su compañero le cedió el turno de maltratar al pobre mesero. Ladeó la cabeza ligeramente mientras pensaba qué hacer para que fuese divertido, no rechazaría un recipiente de sangre tan sencillo como ese, era vampiro después de todo, la sangre lo incita de varias maneras; se recordaba que el muchacho ya estaba inconsciente por lo que no podría escuchar sus gritos al causarle dolor al romper algunas extremidades, esa idea tendría que ser descartada. Se levantó de su asiento con expresión pensativa fijando su mirada en el cuerpo ajeno, razón por lo cual, cuando se acercó al alemán, sus acciones lo sorprendieron a gran medida aunque su rostro no lo expresó. Simplemente sus ojos azules se clavaron en los carmesí del rubio quien había forzado aquella cercanía que ahora mantenían. De sus labios escapó un leve soplido, unos momentos antes de reincorporarse cuando su compañero lo soltó y lo incitó a hacerle frente al mesero que yacía inmóvil.

Tú...– No sólo sintió una osada mano que estampó su trasero, también advirtió el modo lascivo del alemán. En sus labios se formó una sonrisa burlona inevitable antes de volverse y enfrentar a su compañero. –Eres demasiado blando, Dinger.– Confesó su pensar de manera fluida e impetuosa.

El ruso se aferró al cuello de la camisa perteneciente al mesero, lo alzó y después de empujar varios utensilios sobre la mesa, se sentó sobre esta frente al asiento del rubio sin importarle nada y posar el cuerpo del muchacho sobre sus piernas. Tomó en sus manos un cuchillo, uno de mantequilla que fue el único que encontró rápidamente, con el fin de abrir más aquella herida al hacer una gran incisión desperfecta sobre los dos agujeros que había dejado su compañero; en una copa de vino que vació al verter el contenido en el suelo sin escrúpulos, dejó correr dentro el líquido vital y una vez que estuvo lo suficientemente lleno, empujó el cuerpo ajeno a un lado hasta hacerlo caer fríamente lejos de él.

¿Eso es todo? Fue demasiado sencillo.– Preguntó con cierta arrogancia en su lenguaje corporal. Meció la copa es su mano antes de beber el delicioso néctar que teñiría sus azules ojos en carmín. Para su sorpresa, aquella sangre sabía increíblemente bien, como si fuese de primera calidad. Se terminó el resto de un golpe mientras le dedicaba una mirada fija a su compañero. Dejó caer la copa, haciéndose añicos al impactar contra el suelo, recargó su pie sobre el asiento del alemán y se inclinó un poco hacia adelante. –¿Qué es lo que pretendes ahora?– Soltó una fuerte carcajada sarcástica derrochando una gran confianza en sí mismo. Quería saber con qué clases de expresiones le respondería el alemán y qué es lo que haría a continuación.


Ficha | Cronología | Me? A Liar?




Regalos:


Sensualidad por Haruki Nishinomori. ¡Gracias!



Sensualidad por Takeru Murakumo. ¡Gracias!
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
53431
Reputación :
7
Mensajes :
245

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por VonSchrodinger el Sáb Ene 14, 2017 6:47 am

Tomó la mano de su compañero de baile. Estaba cálida y era suave "Típica mano de burgués adinerado que nunca ha luchado por nada y la vida se lo ha dado todo... Aunque.. supongo que la mía debe ser igual, excepto por las guerras nunca he luchado por nada.Soy un mimado y me encanta serlo"Pensó haciendo un encogimiento de hombros en la mente pues hacerlo en ese momento quedaría por no decir muy raro un poquitín. Sabía lo que debía hacer, en los miles de salones de Alemania a los que había ido, lo había hecho infinitas veces, por suerte era un buen bailarín y había podido vivir el apogeo de aquellos bailes. Le encantaban, tanta pomposidad, la gente bailando a su alrededor y el tan solo viendo la cara de la persona a la que amaba mientras danzaban dando vueltas elegantemente y siendo el centro de atención de toda la sala, todas esas caras mirándole asombradas... le encantaba llamar la atención, quizás era por que era el sustitutivo del cariño que nunca había recibido realmente. Aunque el vals lo había bailado sobre todo con señoritas elegantes y delicadas, también lo había hecho con jovenes "señoritos" de alta cuna durante su tiempo como embajador en Francia y en EEUU pues en estas sociedades la homosexualidad no estaba mal vista. Por tanto, sabía lo que debía hacer. El vals comenzaba a tomar ritmo, los primeros compases introductorios estaban acabando y debía darse prisa para no ir muy descoordinado. Tomó con fuerza la mano de Mica y la extendió entrelazando sus dedos mientras le mira confiado de si mismo y con una sonrisa entre burlona y encantadora, su otra mano la pasó por debajo de la cadera encima de su culo aunque rozándolo a la manera francesa que permitía mayor movilidad y, dicho sea de paso, disfrutar con las "caracteristicas" de su acompañante (el culo vaya). Se pegó a el con fuerza y siempre sonriente comenzó a bailar suavemente para que pudieran acostumbrarse el uno al otro


Tras unos segundos bailando y haberse acostumbrado al ritmo y el uno al otro dice susurrante y con voz seductora -¿Sabes una cosa? Dicen que una pareja bailando un vals es perfecta si tomando una vela con la mano entrelazada, esta al acabar el baile, no se ha apagado- Entonces, aprovechando que estaban pasando por al lado de la mesa, al vuelo, toma una vela roja como la sangre que corría por el suelo desde el cuerpo del chico desmayado junto a los cristales rotos de la copa que había tirado Mica al suelo hacia unos momentos y la sujetan entre los dos mientras el baile sigue y Dinger se acerca aún mas al cuerpo de Mica y siempre con una actitud seductora (o el intento de ello) y coqueta se acerca a su oído -Que suerte que me encontrases en aquel callejón, no sabes lo que me estoy divirtiendo y lo que nos vamos a divertir...-Dice también un tanto burlón pareciendose un poco a los tonitos que usa el chico que estaba enfrente suyo. Entonces le muerde la oreja con suavidad haciendo lo que se llamaría un "beso frances" (En esencia es eso, morder la oreja y despues besar el cuello) Para tras haber besado su cuello, quedarse de nuevo frente a el.

(Espero no haberme pasado con eso último : c )


avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
32164
Reputación :
3
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por Michail V. Ivanov el Lun Ene 23, 2017 8:45 am

Se sorprendió ante el repentino comportamiento del alemán, esperaba más bien una que otra frase de confrontación o quizá una pequeña demostración porque, después de todo, los vampiros tienen una cierto carácter orgulloso. Y como notaba ahora, había resultado en una invitación a un Vals que había aceptado con mucha gracia. ¿Cómo no? Era muy extraño para él bailar con otro hombre. Se sentía algo fuera de lugar en esa danza, estaba acostumbrado a ser el que marcaba el paso por lo que tropezaba un par de veces, tratando se seguir el ritmo en ascenso del otro. No podía evitar soltar un par de risas por su torpeza y lo difícil que era bailar con una pareja que poseía una gran diferencia de altura; con su hermana era distinto o bien con otras señoritas que por lo general eran de la misma altura que él. Se aferraba bien al hombro ajeno, apretando la tela entre sus dedos para evitar cualquier incidente aunque advertía una mano posada firmemente en el área de su espalda baja y cómo esta descendía hasta su trasero, justo en donde había sido estampado con anterioridad.

Tardó unos momentos en acostumbrarse al ritmo de la música pero pudo lograrlo con éxito al tener la capacidad del rápido aprendizaje. Su ceja se alza extrañado cuando el alemán se le ocurre la idea de bailar con una vela entre las manos. No entendía el porqué eso habría de ser algo… ¿Cómo podría decirlo? ¿Romántico? El ruso no se consideraba exactamente de ese tipo por lo que aprovechó la primera oportunidad para dejar caer la vela. Por supuesto, ante la mirada recriminatoria de su compañero, le dedicaría una sonrisa fingiendo inocencia.

Se rió tras el comentario del mayor, una risa leve. Como acto reflejo, se estremeció ligeramente ante el contacto en su oreja, haciendo que alejara su rostro lejos de aquella boca que le proporcionaba cosquillas en su oreja. Inclinó su cabeza a un lado, otorgándole mayor espacio al rubio para que besase su cuello a gusto. A fin de mantener aquel estímulo por más tiempo, deslizó su mano desde el hombro de su compañero hasta llegar a su nuca en donde enterró sus dedos en el cabello ajeno, sintiendo cada hebra dorada. ¿Cómo podría resistirse? Las expresiones del ruso se tornaron severas, no mostrando su sonrisa zorruna de siempre incluso cuando el contacto de deshizo y ahora intercambiaban miradas.

Rápidamente, con un nítido movimiento de pies, golpea el tobillo de su compañero, arrastrando su pie hasta lograr hacerle perder el equilibrio y caer finalmente encima de él. Sentado a horcajadas sobre el cuerpo ajeno, Mica observaba a su víctima directamente a los ojos, manteniendo un largo contacto visual hasta que decide romper el silencio. –Hey, ¿por qué me ignoras? Te hice una pregunta.– Soltó en tono suave, contrario a la frase que articuló. Aunque en sus labios bailaba una sonrisa, en sus ojos podía notarse cierto destello ambiguo para el que se atreviera a leerle. –No me gusta que me ignoren.– Añadió, esta vez con una nota tajante. Su rostro no mostraba ninguna línea de expresión más que una fija mirada. Paseó su mano por su cabello que había sido presa de la gravedad y ahora se encontraba desordenado, lo peinó hacia atrás de una sola pasada mientras erguía su espalda para mirarlo por todo lo alto. Por un momento sus ojos se desviaron hacia el techo, sintiendo como si le faltara algo... ¡Oh, sí! su sonrisa.


Ficha | Cronología | Me? A Liar?




Regalos:


Sensualidad por Haruki Nishinomori. ¡Gracias!



Sensualidad por Takeru Murakumo. ¡Gracias!
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
53431
Reputación :
7
Mensajes :
245

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por VonSchrodinger el Dom Ene 29, 2017 4:51 am

Tras haber bailado un rato, Mica tiró la vela, no es que la soltase la había tirado el muy estúpido, aunque realmente tenía su sentido que lo hubiera hecho, a la hora del beso francés tan solo le habría molestado y el mismo la habría acabado tirando, asi que no le dijo nada, tan solo le dedico una mirada un poco reprobatoria ya que, no podía dejar que se le descontrolase y comenzase a hacer todo lo que le pasase por la cabeza, pues si lo hiciese a saber donde acababan....
Cuando notó la mano ajena en su nuca (recordemos que la de su cuello es una zona bastante sensible) sintió un ligero estremecimiento y soltó un pequeño ruidito que podría ser confundido tanto con un ligero ñya como con un pequeño gemidito. Y cerrando los ojos, le siguió besando el cuello aún a la "francesa" llegando a hacerle incluso un pequeño chupetón. Cuando se separó para tomar aire pues entre el baile y el beso se había quedado sin aliento, sintió un golpe en su tobillo y trastabilló comenzando a caer hacia el suelo "¿Que narices hace el estúpido este?Pensó asombrado cayendo al suelo y notando como el pequeño chico rubio caía sobre si quedando en una posición un tanto incómoda para Dinger, (Digamos que se había "excitado" un poco con aquello) Y, con el chico tumbado sobre el, oyó una pregunta. Mica no tenía su característica sonrisa, cosa que le descolocó un poco e incluso le echó hacia atras en el cometido que pensaba cometer en un rato aunque al final:



Tras pensárselo un momento, le posó la mano en el pecho y la otra en el brazo que tenía extendido a su lado y ejerciendo un poco de presión en los dos puntos, doblando el brazo y echándole hacia atrás consiguió invertir la posición. Ahora era el quién estaba en superioridad y acercándose sonriente a su rostro siendo sumamente "sensual" y pasándole las manos por detrás de el cuello le susurró -Yo no te he ignorado en ningún momento querido rubio mío, al contrario, tu no has respondido a ninguno de mis intentos de embelesarte, y mira que has tenido ocasiones...- Le acaricia meloso con un dedo el pecho bajándo hasta el ombligo y sintiéndo su respiración para volver a subir el dedo y tras darle un golpecito en la nariz dijo -¿No te gusta que te ignoren? A mi tampoco, así que espero que me sigas el rollo en esto ...- Tras decir esto último, se acerca por completo a su rostro y cerrando los ojos le besa acariciando con la lengua sus labios y pinchándose un poco con sus colmillos "Que raro es besar a un vampiro, pero me gusta"


avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
32164
Reputación :
3
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por Michail V. Ivanov el Mar Ene 31, 2017 4:24 pm

Se había deshecho de esa odiosa vela y justo como pensó, su compañero le dedicó una mirada significativa. No podía evitarlo, simplemente era así, incluso cuando hizo caer al semi vampiro para imponer su voluntad; sólo pasaba. Advirtió el titubeo de rubio tras su «advertencia» el cual fue mínimo y duró sólo unos instantes pero fue lo suficiente para hacerle sonreír de medio lado sin poder evitarlo. Buena expresión. Pensó con gusto, quizá debería hacerlo más seguido. Sus ojos siguieron los movimientos de aquellas manos ajenas y pudo predecir las intenciones de su compañero por lo que simplemente se dejó hacer, permitiendo que éste quedara encima de él como tanto le gustaba. Este rubio parecía disfrutar tomando el control en estos casos y eso también le hacía gracia a Michail, incluso cuando su espalda golpeó el suelo.

Cuando el alemán confesó sus intentos de coquetear con él durante toda la velada, una sonrisa se amplió en sus labios y soltó una carcajada. —¿Crees que no lo sé? No soy estúpido, es sólo que me pareció gracioso verte intentando conmigo.— Sí, le era bastante entretenido ver intentos frustrados y más cuando él tenía que ver al respecto, sin embargo, esta vez no podía seguir negándose con la nueva incitación física. Su boca era asaltada por su compañero, sorprendiéndose con ese gesto pues empezó con una húmeda caricia en la comisura de sus labios los cuales entreabrió a voluntad para darle paso a la lengua ajena dentro de su boca y encontrarse con la suya.

Aquel contacto no duró demasiado, ambos se separaron manteniendo el contacto visual. Una invitación. Una aceptación. Ambos dejaron la habitación sin darle la menor importancia al cuerpo sin vida en el suelo de aquel muchacho y mucho menos los cubiertos y cristales regados por el suelo los cuales eran prueba de su estadía en ese lugar. Con suerte, nadie les diría nada.


Ficha | Cronología | Me? A Liar?




Regalos:


Sensualidad por Haruki Nishinomori. ¡Gracias!



Sensualidad por Takeru Murakumo. ¡Gracias!
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
53431
Reputación :
7
Mensajes :
245

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: A la caza de alguien

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.