FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
CONOCE A TU STAFF
¡NUEVOS MIEMBROS!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Sustos en el Cementerio:

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Sustos en el Cementerio:

Mensaje por Viktor Frankenstein el Lun Oct 24, 2016 11:01 am

Recuerdo del primer mensaje :




SustosEnElCementerio

AVENTURA TERROR ETC


La tarde estaba por terminar, los últimos rayos del sol se podían observar. Una suave brisa comenzaba a correr, acariciando las hojas del arce que se encontraba en el frente de casa. Esta, las hacia bailar suavemente, si que ellas se desprendieran. El reloj de la habitación sonó siete veces, marcando mi hora de salir.

Tome mi bata blanca colgada en la entrada de mi casa, mis lentes y una polera de color gris, a tono con los pantalones que llevaba puestos, Comencé mi camino meditando sobre unas cuestiones de los mas elementales en mi mente y sin darme cuenta ya había llegado al cementerio. Lo que parecía un campo bello, si es que se puede usar esa palabra en un lugar donde tantas lagrimas regaban el suelo, pero la noche lo hacia parecer lleno de terrores, hasta el sonido de un pequeño conejo, podía parecer el de un espectro, las sombras bajo la luna, se mostraba grotescas, llenas de terrores que no eran mas que simples arboles, el sonido de la brisa hacia que una de las puertas del lugar rechinaran, lo cual hacia que mi piel se pusiera de gallina. Era extraño, aunque frecuentaba estos lugares, en busca de partes para mi cuerpo, el sonido del metal oxidado hacia que mis sentidos se pusieran en alerta.

Ingrese como muchas otras veces por la puerta principal, me dirigí directamente hacia donde se encontraban las tumbas nuevas, tratando de encontrar hombres, pues había tenido algunos problemas con mi brazo derecho y necesitaba ser remplazado, aunque su funcionamiento era normal, pues con el tiempo me había dado cuenta que el cambio de brazos debía hacerse antes de que este se dañara por completo, pues si no el trabajo costaba el doble al realizarse.

Fui hasta la cabaña del cuidador y le pedí una pala, pues había descubierto que por un par de dolares, podía sacar provecho de los cuerpos que se encontraban enterrados y que nunca nadie notaria la ausencia de alguna parte que le falte, Ya la noche había tomado posesión del lugar y comencé a cavar, según decía no había pasado mas de un día en el que aquel joven había sido enterrado.

Comencé a escuchar una vos proveniente de quien sabe donde, era raro, pues el cementerio a estas horas estaba cerrado. Trate de ocultarme en el mismo hoyo, que había comenzado a cavar pero este no era muy profundo. *Espero que no me encuentre* fue lo primero que se me ocurrió, pero luego me levante de un salto y dije —¿Quien anda ahí? Soy un muerto— Tal ves podía probarle un susto.
avatar

Edad :
29
Dromes :
10540
Reputación :
4
Mensajes :
117

Ver perfil de usuario
SERES ARTIFICIALES

Volver arriba Ir abajo


Tema Privado Re: Sustos en el Cementerio:

Mensaje por Liesel Morgenstern el Vie Feb 10, 2017 1:29 am

-Cuídese Doctor....-murmuro observando como se iba, estaba sola por el momento, un escalofrío le recorrió la espalda mientras se daba la vuelta y con cuidado caminaba entre las tumbas. Las heridas le ardían, la ropa alcanzaba a rozarlas, era una tortura lenta. Las alas detrás de ella se quedaban quietas a veces soltando plumas blancas en donde ella estaba pisando, no tenía una pala, no tenía ninguna idea.

-Por favor...ayúdenme alguien...quien sea..-pensó la rubia observando a su alrededor sin dejar de caminar. Escuchaba unos ruidos detrás de ella, pero cada vez que se giraba no encontraba a nadie, sentía el corazón en el pecho golpeando con fuerza como si quisiera escapar-No puedo rendirme...él tiene hijas, necesito sacarlo con vida de aquí..-se daba valor cuando tenía ganas de huir o tomar el camino fácil.

Al final lo que la estaba persiguiendo salio, la rubia pego un brinco del susto sacando de manera inmediata un cuchillo bajo su ropa, estuvo a punto de arrojarlo cuando vio que se trataba del gato del sepulturero, el animal se le acerco maullando, la rubia soltó una risa ahogada...se había asustado por un simple gato. Se agachó para acariciarlo cuando recordó un pequeño detalle..Los gatos tenían la habilidad para detectar lo paranormal.

-Tu seras mi guía..-murmuro ofreciendo el espejo para que lo olfateara.

Siguió al gato escondiéndose en cuanto escuchaba ruidos, varias veces se llevo varios rasguños por agarrar al gato para esconderse de las sombras. Un rato caminando y el gato se detuvo en una de las tumbas, con el pelo del lomo erizado. Liesel encontró una pala y comenzó a excavar...los brazos se le acalambraron después de un rato y le salieron ampollas en las manos, encontró el ataúd y sin pena alguna murmuro un lo siento antes de abrirlo...Se encontró con una moneda con la inscripción del Cesar, una esfera de cristal con la palabra Morten en ella...Salió de la tumba y se sentó en el borde, tenía la ropa sucia, las manos lastimadas. Su sangre manchó la esfera...-Muerte....-pensó después de ver el nombre de la tumba...¿Qué le trataba de decir todo esto?



Gracias Trinity <3
Gracias Niña Bonita <3:

Gracias Gabrielle <3!

Mamuh Señal!:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
2390
Reputación :
3
Mensajes :
204

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sustos en el Cementerio:

Mensaje por Viktor Frankenstein el Dom Feb 12, 2017 8:50 am



Las sombras, abarcaban todo el lugar, o simplemente había cerrado mis ojos, estaba tratando de idear algún plan para detenerlo, pero resultaba casi imposible, pues solo deseaba que aquel pequeño ángel se encontrara bien – Solo un poco más de tiempo- murmure, tratando de que ganar algo de tiempo, aún tenía en mis manos aquella criatura, pero no podía seguir haciéndolo por mucho tiempo, pues mis baterías se empezaban agotar, y las recargas químicas de estas, debido a un generador de voltaje en mi cabeza, no tenía la suficiente fuerza para mantener estas cosas por mucho tiempo, lo peor era que mi electricidad, tardaría un tiempo en recuperarse y me volvería un poco más lento.

Sujete con fuerza, mientras trataba de apartar los sonidos que llegaban a mis receptores auditivos, pero los ruidos de aquellos espectros eran demasiado fuerte, podía sentir como la presión hacia que mi alma quisiera salir del contenedor y se uniera aquel baile infernal. Lleve mi mano al pecho, mientras que con las otra mantenía aquel espectro, poco a poco la electricidad disminuía, le había dado 10 minutos y unos segundos más a mi compañera, esperaba que ella se alegara de la zona antes de que soltara a la criatura, con mi bisturí, lo hubiera podido dañar, ya envuelto en una magia desconocida, capas de cortar cualquier cosa existente, pero lo había perdido.

Cuando, toda la electricidad se agotó, mi visión comenzó a fallar por unos segundos, había entrado en un modo conocido como ahorro de batería, por los nuevos teléfonos móviles, suspire hasta que esta volvió a la normalidad, pero tenía aquel enorme masa de energía oscura enfrente de mí, no intento entrar a mi cuerpo, pero sus repetidos ataques Telekineticos habían dañado, muchas partes de mi coraza humana. Esta se desprendía a pedazos desde mi tórax hasta mis brazos, el daño era más grave de lo que pensaba, mi cuerpo comenzaba a perder, en grandes cantidades, rápidamente el nitrógeno que utilizaba para mantener frescas las partes humanas.

Mi cuerpo perdía movilidad rápidamente, no me quedo otra opción que retirar aquellas que tomaban mis brazos, para volver a tener un poco de plasticidad en ellos, mientras los golpes de aquellas cruces iban y venían a gran plasticidad, no tuve más opción que lanzar algo extremadamente peligroso de mi pecho, con mi energía baja no podía controlarlo, pero aun así, aunque no lo golpeara directamente este provocaría un gran daño, el misil oculto, salió disparado e impacto a unos 15 metros de donde me encontraba, provocando una gran explosión, por suerte la frecuencia de aquella arma, mis oídos se habían acostumbrado. Esta fue tan fuerte que se pudo ver luz, como si fuera de día por unos segundos, aproveche aquella confusión, para alejarme y esperar a la joven en el lugar antes mencionado.


                                                       

|| Viktor Frankenstein - Reki Frankenstein - Emily Frankenstein - Jeanne Frankenstein
avatar

Edad :
29
Dromes :
10540
Reputación :
4
Mensajes :
117

Ver perfil de usuario
SERES ARTIFICIALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sustos en el Cementerio:

Mensaje por Liesel Morgenstern el Vie Mar 03, 2017 11:55 pm

-Sra. Candelaria Locati 171-22, Morten y la moneda....¿Qué es lo qué significa?-pensó la rubia aun sentada en la Tierra, tratando de recuperar el aliento, el gato del sepulturero seguía a su lado maullando, buscando su atención pero la chica estaba bastante concentrada en la esfera de cristal. Quería descifrarla de manera inmediata -Debo mostrársela a Viktor...-pensó levantándose, la ropa que en un principio había sido de color negro estaba ahora sucia. Guardo la moneda y la esfera y aprovecho para limpiarse las manos en el pantalón, el contacto le provoco ardor pero lo ignoro y con cuidado trato de llegar al lugar indicado.

Caminó, tratando de pasar desapercibida -cosa que se le dificultaba con las alas, era como un faro de luz-, procurando de esconderse de las sombras....hasta que sintió una mano tirar de una de sus alas. No pudo reaccionar, de manera inmediata perdió el equilibrio y estuvo a punto de caerse, pero aquella mano seguía tomándola por el ala...y como dolía, por un momento su visión se torno roja y parecía ver estrellas. En el suelo trato de ver que era lo que la sujetaba pero solo veía una sombra tomándola.

-Ahora no tienes nadie que te salve.-una voz gutural le dijo al oído, provocando un escalofrío en la chica.

Luchaba para quitarse el espíritu de encima, pataleando, intentando recordar las palabras de sus invocaciones. Todo era en vano....Liesel no pudo suprimir el grito que salio de sus labios cuando sintió como le arrancó la primera pluma, y la segunda y la tercera...el cuerpo de la adolescente se quedo tenso, buscando procesar el dolor...o hacer algo más que gritar y gritar. Entre sus ropas sintió una leve cortada en la zona del pecho recordandole que tenía el bisturí del Doctor. Entre forcejeos y tragándose su dolor alcanzó el arma y rezando por lo bajo la lanzo hacia su espalda, suspiró al sentir que ya no le estaban tocando las alas -ni muchos menos arrancando sus plumas- . Se quedo un rato tirada en el suelo tratando de recuperarse....Observó el bisturí y lo recogió, posiblemente era importante para él-Hazlo por sus hijas....-pensó levantándose y arrastrando los pies, dejando un pequeño camino de sangre por donde pasaba...Al llegar al lugar se dejo caer en una de las tumbas temblando con la mirada muy abierta.

-Viktor...aparece por favor-murmuró sintiendo como las lagrimas caían de su rostro.



Gracias Trinity <3
Gracias Niña Bonita <3:

Gracias Gabrielle <3!

Mamuh Señal!:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
2390
Reputación :
3
Mensajes :
204

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sustos en el Cementerio:

Mensaje por Viktor Frankenstein el Dom Mar 12, 2017 8:58 pm


H
abía logrado llegar primero al lugar donde se había decidido encontrarme con la joven, a pesar de que mi velocidad se había reducido bastante, pero aun podía moverme con la normalidad de un humano común y corriente, cosa que no afectaba mucho al hecho, me sentía pesado, eso sí esperando que mi cuerpo cargase la electricidad.

Pero algo alerto mis sentidos, un grito, aquella chica estaba gritando, comencé en a correr en esa dirección, analizando con mis ojos, tratando de encontrarla, la desesperación se apodero de mí, un sentimiento de culpa, como también el temor, mi alma parecía querer lanzar lágrimas, pero mi cuerpo no estaba hecho para llorar a pesar del gran dolor que pudiera llegar a sentir, por más que mi pecho se estuviera destrozando, nunca podría llorar, solo era una máquina, un invento.

Corrí para encontrarme con ella, pero había llegado tarde, un hilo de sangre, marcaba el camino de donde provenía, sin mis habilidades eléctricas y sin mi bisturí no había mucho que pudiera hacer, para poder protegerla, así que solo llegue hasta donde se encontraba. Al verla la pena, el dolor fue tan grande que tome mi pecho y grite con fuerza, no me importaba, estaba lastimada, pero eso era suficiente para sentirme culpable, para sentirme que había cometido un error, yo soy alguien que no acepta sus errores con facilidad, no me podía perdonar haberla dejado sola.

Coloque una de mis manos sobre la espalda de la joven, acomodando una de sus alas para no dañarlas más, mientras que la segunda la cruce a las altura de su rodilla, levantándola con cuidado –Estoy aquí- dije con un tono totalmente de quiebre en mi voz, a tal punto, de que parecía un simple lamento, la levante con cuidado – No tienes por qué preocuparte, no me apartare más de ti- comento en tono triste, como cuando un padre ve dañada a una de sus hijas. Si esa cosa quería volver que volviera, a mí ya no me importaba, aunque esta ciudad se valla al demonio, la única persona que me interesaba en estos momentos, era la joven que estaba en mis brazos.

Baje la mirada para verla al rostro –Nos iremos de aquí, al diablo con Éadrom, mis hijas saben cuidarse, te sacare de aquí- No es que las abandonara, las conocía y sabía que ellas no eran chicas normales de instituto, eran guerras entrenadas en el arte de la guerra, chicas en extremo peligrosas que no le temían a nada cuando luchaban, pero la chica que estaba en mis brazos, a la cual quería no sé por que como una hija era diferente, a mis pequeñas y necesitaba ser protegida.


                                                       

Viktor Frankenstein - Reki Frankenstein - Emily Frankenstein - Jeanne Frankenstein- Ban Boraychoo
avatar

Edad :
29
Dromes :
10540
Reputación :
4
Mensajes :
117

Ver perfil de usuario
SERES ARTIFICIALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sustos en el Cementerio:

Mensaje por Liesel Morgenstern el Jue Mar 23, 2017 9:06 pm

La mirada azul de Liesel estaba perdida, con una mano apretaba el bisturí y con otra la bola de cristal, las lagrimas seguían cayendo de su rostro, parecía que no se iban a detener, el dolor era insoportable, pero no podía curarse, necesitaba invocar a algún espíritu, pero hacerlo era firmar su sentencia de muerte, tendría que esperar hasta que salieran del cementerio....si es que llegaban a hacerlo, estaba en shock temblando con fuerza, de manera violenta dándole la apariencia de un gato asustado.

-Kay, Kay.-murmuraba-¿Dónde estas Kay? Por favor te necesito...soy una cobarde, por favor ayúdame-sabiendo que era inútil, como una niña pequeña pedía a su hermano mayor...en primer lugar él no la hubiera dejado ser tan irresponsable.

El grito la hizo apretar el bisturí entre sus manos preparándose para atacar de ser necesario, solo para encontrarse con Viktor, frente a ella, con una mueca que aparentaba ser de tristeza. Parpadeo limpiándose las mejillas con el dorso de la mano...cosa que fue inútil, termino más sucia de lo que había iniciado. Se dejó cargar, estaba hecha un desastre, herida y con hematomas por todo el cuerpo, parpadeo de manera lenta incapaz de decir una palabra que no fuera en latín o en alemán, inconscientemente se acurruco en el pecho del mayor, buscando protección, a pesar de lo dura que la adolescente trataba de parecer era solo una joven, que necesitaba de alguien que la cuidara...-Patético...- pensó la alemana reprimiéndose por dejarse ver tan débil.

-¡No podemos hacer eso!-exclamó al escucharlo-No dejaré que nadie pague por mi tontería-la chica hablaba de manera muy rápida con un acento muy marcado- Es mi culpa, todo esto...es mi culpa..-finalizó llorando de nuevo, en silencio, con los ojos cerrados temblando aun.



Gracias Trinity <3
Gracias Niña Bonita <3:

Gracias Gabrielle <3!

Mamuh Señal!:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
2390
Reputación :
3
Mensajes :
204

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sustos en el Cementerio:

Mensaje por Viktor Frankenstein el Mar Mar 28, 2017 12:55 pm


E
spere hasta que la joven se calmara, sin decir una sola palabra, simplemente no me salía nada de mi boca, que de por si era enorme, pues aunque ella decía tener la culpa, en el fondo sabía que era mía y había entendido de que no tenía a un ángel común a mi lado, el color de sus plumas, su sensibilidad a los espíritus, sus ojos, los cuales podían llorar sangre, no era completamente un ángel, era alguien diferente eso me había quedado claro.

Me arrodille sin soltarla, de las alas, pues necesitaba una de mis manos, la lleve hasta su mejilla y pase esta sobre sus lágrimas, secándolas y limpiándolas por completo, primero de un lado del rostro y luego del otro, suspire y trate de hablar, pero las palabras que salieron a continuación estaban dichas en mi idioma natal -Jag kommer att skydda dig. lilla ängel du har ingenting att frukta.- mi tono de voz sonó tranquilo tratando de calmar a la joven, tratando de llegar a lo más profundo de su corazón solo con palabras, aquella actitud paternal que me caracterizaba estaba a flote. Comúnmente la hubiera sacado a la joven del lugar sin preguntarle ni nada, pero tampoco podía dejarla vivir con un cargo de conciencia tan grande.

-Vamos, tenemos que cerrar ese portal- comente ya hablando el idioma común de Éadrom de manera fluida, pero tierna y repetí aquellas palabras que había mencionado en mi idioma natal, esta vez en Japonés – Yo te protegeré, angelito no tienes nada de que temer- y añadí –estaré a tu lado incluso cuando esto termine- lleve mi mano a mi cuello, sacando un pequeño colgante, el cual estaba de hecho de oro de 24 quilates y una enorme esmeralda en su centro –Ves esto, es una promesa, una promesa de que la familia Frankenstein siempre estará a tu lado para cuidarte, tanto yo como mis hijas te protegeremos de cualquier mal que te amenace ahora o en el futuro, aunque nuestra vida dependa de ello. Cuida este tesoro pequeña, cuídalo por mí- comente mientras se lo colocaba en su mano derecha. Para retirar el bisturí de su mano, al mismo tiempo.

-Ahora estoy completo y tengo el deber de proteger a mi hija- dije sin pensar mucho en aquellas palabras, mientras trataba de pensar que hacer en la situación en la que nos encontrábamos, pues ya todo esto estaba demasiado liado.


                                                       

Viktor Frankenstein - Reki Frankenstein - Emily Frankenstein - Jeanne Frankenstein- Ban Boraychoo
avatar

Edad :
29
Dromes :
10540
Reputación :
4
Mensajes :
117

Ver perfil de usuario
SERES ARTIFICIALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sustos en el Cementerio:

Mensaje por Liesel Morgenstern el Mar Abr 18, 2017 5:59 pm

Liesel estaba con los ojos muy abiertos, vidriosos por las lagrimas. No se sentía una adolescente de 18 años, ni una persona responsable, se sentía una niña asustada de 5 años, buscando los brazos de su padre para solo encontrar refugio en su hermano mayor. Notó como el mayor se arrodillaba y de manera inconsciente se abrazo a su cuello, temiendo caer, cómo si se tratara de un pájaro, tenía las alas flexionadas, ocultas temiendo que una mano saliera de la oscuridad para intentar arrancarlas de nuevo.

Las manos de Viktor intentaban limpiar las lagrimas y la suciedad que se le había quedado en las mejillas. Liesel intentaba mantenerse fuerte, no quería seguir llorando la hacía sentirse débil, pero le era imposible, el pobre hombre le recordaba tanto al padre que había perdido, aunque su padre adoptivo había hecho un buen trabajo en suplir ese anhelo...pero siempre estuvo ahí, la rubia no pudo evitar abrazarse al mayor temblando por los sollozos que salían de sus labios. Nunca había querido mostrarse tan débil, tan frágil y fácil de romper, la primera frase no la había entendido, más si acaso solo la palabra ángel, cosa que le intento provocar una risa amarga, ella nunca había sido un ángel. si le preguntaras el termino correcto sería maldición.

-Es...muy bonita-menciono abriendo los ojos en señal de sorpresa. Aquel colgante parecía costoso y el Doctor simplemente se lo estaba dando, como si fuera cualquier cosa una flor o algo parecido, pero no sería una jovencita desagradecida. Algo incomoda por recibir algo tan costoso se obligo a sonreír de manera leve mientras inclinaba la cabeza en señal de agradecimiento, una costumbre más japonesa que nada.-Lo cuidaré, lo prometo Viktor.- terminó colocando el collar en su cuello, el cual descansó junto a sus dos collares haciendo un notorio contraste con ellos.

-Yo igual lo protegeré Doc.-
murmuró decidida, no dejaría que nada le pasara, lo haría por sus hijas y porque no quería perder a su nuevo amigo-¿Cuál es el plan?-



Gracias Trinity <3
Gracias Niña Bonita <3:

Gracias Gabrielle <3!

Mamuh Señal!:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
2390
Reputación :
3
Mensajes :
204

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sustos en el Cementerio:

Mensaje por Viktor Frankenstein el Miér Abr 19, 2017 6:50 pm

N
o había manera de expresar lo que sentía por esta niña. Apenas la conocía y la quería, no como una mujer a la que un hombre pudiera llegar a amar y formar una familia, sino más bien como a mis tres hijas, es verdad que un padre no tiene preferencia en cuanto a sus hijas, en este caso era lo mismo mi amor por ella se comparaba al de Joker, Emily y Reki, era extraño pero la vida me había negado la oportunidad de ser padre cuando fui humano, pero ahora como Doll, todo era distinto, aunque no podía seguir mi linaje sanguíneo, tenía hijas que me querían. Era más de lo que una maquina podría pedir.

Sentí como ella se abrazó a mi cuello, en su llanto, no dije nada, solo lleve mi mano hasta su cabello y lo acaricie tranquilamente. Esperando que el llanto pasara, mientras miraba fijo hacia uno de mis lados “como me gustaría poder sentir este abrazo” me recrimine en mi mente, había llegado a odiar este cuerpo “más adelante debía hacer algo con ese problema”.

Mire cuando ella se levantó y tomo aquella medalla que le había pasado. Al verla al ponérsela en el cuello, no pudo evitar sonreír –Te queda bien- comento tranquilo luego de escuchar las promesas de la joven, dentro de mi sabía que ella la cuidaría bien, solo me preocupaba si alguna vez aquel momento llegaba, pero ahora tenía cosas más importantes que pensar.

-De acuerdo pequeño Ángel- comente tranquilo, al escuchar que ella me protegería, aunque la verdad no me importaba mucho mi integridad física –Pero prométeme que trataras de no salir dañada y te cuidaras- comente extendiendo mi dedo meñique, como cuando hacia una promesa a alguna de mis hijas.

Una vez, paso todo ello, decidí reaccionar –en primer lugar muéstrame lo que encontraste, si lograste encontrar algo- comente tranquilo, pues la calma era esencial, aunque en realidad no lo estaba, pero debíamos localizar aquel espejo gemelo de este, o algo así según había entendido, según los libros que había leído sobre el tema, no es que creyera en la magia, pero podría decirse que los acontecimientos de esta noche, no parecían una simple ilusión óptica. Aunque dentro de mí no quería creer que todo lo que pasaba fuera realidad.

Sin querer deje caer un papel de mi bolsillo, al abrirlo, recordé que se trataba del mapa del cementerio, en realidad de las tumbas que había visitado anteriormente, cuando observe la fecha de este, me di cuenta de que no era el mapa actual, esto estaba mal, pues había pasado años saqueando tumbas y este era uno de aquellos mapas antiguos. Como se me pudo pasar algo como eso, ni siquiera yo lo sabía.

Pues aún no lo sabía pero aquellas pistas podían ser esas pistas, que ella poseía, pero el juego continuaba, habían algunos aspectos de esto, en primer lugar se podía decir que el nombre tenía un mensaje en clave, que se daba con un las posición de las tumbas del cementerio, y que alguno de los dos artefactos pequeños y redondos eran lo que se necesitaba para localizar con exactitud la tumba.

                                                       

Viktor Frankenstein - Reki Frankenstein - Emily Frankenstein - Jeanne Frankenstein- Ban Boraychoo
avatar

Edad :
29
Dromes :
10540
Reputación :
4
Mensajes :
117

Ver perfil de usuario
SERES ARTIFICIALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sustos en el Cementerio:

Mensaje por Liesel Morgenstern el Miér Mayo 10, 2017 6:55 pm

Liesel se separó del adulto desviando la mirada avergonzada, había olvidado las costumbres japonesas y como estos preferían guardar la distancia, aunque de manera inmediata recordó que ninguno de ellos era japones, ella era alemana y el Doctor parecía ser suizo, lo que acababa de hacer no era tan descabellado, después de todo, nadie era suficientemente fuerte para soportar tanto. Notó la mirada del mayor en ella mientras se acomodaba el collar, justo para que este no se enredara con los otros dos. Liesel se tomó su tiempo en responder, quería decirle que ella era totalmente capaz de cuidarse sola...pero sus acciones en el cementerio mostraban otra realidad.

-Lo haré-comentó con una sonrisa en su rostro, no quería preocupar de más a Viktor y aparte tenía que comportarse como una persona madura, el dolor seguía ahí pero Liesel decidió verlo como un recordatorio de que estaba viva.

De manera rápida busco entre sus bolsillos los dos objetos que había encontrado, la moneda extraña y aquella esfera de cristal, con sus dedos marcados ahora de un color café oxidado, con cuidado se los enseñó, temiendo romperlos. La otra pista...tenía que hacer memoria, para poder decírsela porque no era algo que pudiera mostrar . Con cuidado le mostró el contenido de sus manos la esfera en su mano derecha y la moneda en su mano izquierda, entonces observó como al mayor se le había caído algo era un simple papel. De reojo pudo ver el nombre de algunas de las tumbas entre ellas la de la señora Candelaria, esto le hizo abrir los ojos en señal de sorpresa.

-Espere-menciono acercándose, con uno de sus dedos señaló el nombre de la mujer-De aquí saqué los objetos-dijo de manera segura asintiendo varias veces-¡Debe ser una pista!-exclamó para de manera inmediata guardar silencio tratando de descifrar el mapa. El cementerio que se mostraba ahí era muy diferente al que conocía.



Gracias Trinity <3
Gracias Niña Bonita <3:

Gracias Gabrielle <3!

Mamuh Señal!:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
2390
Reputación :
3
Mensajes :
204

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sustos en el Cementerio:

Mensaje por Viktor Frankenstein el Mar Mayo 16, 2017 12:19 pm

El androide noto la mirada avergonzada de la joven, por lo que no pudo evitar una sonrisa, con cuatro hijas sabía muy bien cómo se comportaban las chicas de la edad de Liesel, por lo que no pudo evitar enfundar su torpe sonrisa, aquella que tenía un aire de paternidad y ternura, mesclada con un algo de ingenuidad (torpeza). Una vez el collar ya ubicado y escuchando la respuesta afirmativa de la joven se centró en los hechos que hacían a el caso que había tomado, por casualidad y un poco de infortunio.

Al escuchar la aclaración y la exclamación se de la joven, se centró en el papel, parando la respuesta de joven. Los hechos eran claros, por lo menos en la mente del androide, aunque había dos opciones de como tomar aquellas pistas que la joven le había entregado, enfocándose exclusivamente sobre el nombre de la mujer, ya que los dos objetos por sí solo no servían de mucho por el momento, aunque eso no indicaba que más adelante en la investigación fueran útiles.

-Ya veo pequeña, así que esto te parece una pista- dijo mirando aquel papel que el ser artificial guardaba en su bolsillo. Trato de analizar los datos obtenidos mientras pensaba en las diferentes opciones pero no entendía, de manera clara lo que estaba pasando. Pero para el era un simple mapa.

De avécele dicho el nombre las probabilidades podían ser las siguientes:

La primera teoría hacía referencia exclusivamente al nombre de la persona que descansaba en paz en la tumba, el nombre de Candelaria Locati, ¿podría simplemente tratarse de un juego de palabras? ¿Buscar un lugar donde se encontraba un candelabro, en el medio del cementerio? O algo similar a este hecho. El doctor conociendo el cementerio, podía saber que habían por lo menos diez candelabros ubicados en el la parte norte del cementerio y muchos más ubicados tanto en el centro, aproximadamente treinta y otros diez ubicados en la parte sur.

La segunda teoría hacia ver un tipo de código oculto en el nombre de la persona, en este caso se necesitaría los datos del nombre más una numeración. Pero Viktor desconocía este hecho, también algo anormal en la fecha de defunción o algo fuera de lo común en el nombre. Pues se ha de recordar que las fechas siempre se dan del nacimiento a la fecha de defunción y esta no podía ser mayor al número en que nació la persona por simple lógica, a menos que esta persona hubiera estado enterrada desde la época anterior a cristo. Cosa que era dudosa por la edad de la ciudad.

Como el Doctor Frankenstein no tenía idea sobre estos hechos se atrevió a preguntar a la joven acompañante rubia, que según su mente extraña había adoptado como su hija, sin siquiera preguntarle a la joven si quería o no. -¿Una pista? ¿Dime cuál?- Pregunto sorprendido por la sagacidad de la joven alemana que se encontraba a su lado. Mientas la observaba metida en aquel mapa del cementerio.
avatar

Edad :
29
Dromes :
10540
Reputación :
4
Mensajes :
117

Ver perfil de usuario
SERES ARTIFICIALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sustos en el Cementerio:

Mensaje por Liesel Morgenstern el Lun Jun 19, 2017 8:52 pm

Liesel entrecerró los ojos intentando estudiar el mapa, era muy extraño y algunas cosas se le dificultaba leerlas, pero el nombre de Candelaria Locati tenía que significar algo, tal vez Liesel no era tan buena con los idiomas como Kay, pero reconocía el italiano en ese hombre, estudiaba la tumba, el nombre en el mapa resaltaba, y había algo más....Las fechas no parecían tener coherencia, puesto que la ciudad no tenía tantos años de haber sido fundada, era una tumba extraña, con objetos muy extraños.

-En la tumba encontré esto-ahora si le mostró los objetos con claridad, la moneda en su mano izquierda, y la bola de cristal con manchas de lodo y sangre en la mano derecha.

-¿Desde hace cuando es este mapa?-la niña regresó sus ojos azules al rostro de Viktor, curiosos buscando más información.

Liesel se estremeció en cuanto el viento volvió a soplar, enmarañando más sus cabellos, recordando el olor a muerte que se podía percibir en el ambiente, ambos estaban perdiendo tiempo y aquella cosa estaba entrando a Éadrom, la chica comenzó a temblar con suavidad, puesto que el ambiente se había hecho más frío, más pesado. La alemana era sensible a este tipo de cosas, por lo que manera disimulada, se apoyo en el hombro del Doctor, ladeando el rostro, había varios centímetros de diferencia entre ellos, pero el hombre daba bastante apoyo para ella.

-¿Qué cree qué significa la esfera?-pregunto, denotando una gran duda en su voz-No creo que sea un simple adorno....-esto último lo dijo en voz baja observando el cielo, totalmente negro, sin luna ni estrellas.

Sus alientos comenzaban a notar, vapor saliendo de sus bocas mientras respiraban, la chica tragó saliva nerviosa, estaba algo confundida tratando de procesar toda la información que estaba recibiendo en ese momento, nunca le había gustado quedarse con la duda en nada.



Gracias Trinity <3
Gracias Niña Bonita <3:

Gracias Gabrielle <3!

Mamuh Señal!:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
2390
Reputación :
3
Mensajes :
204

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sustos en el Cementerio:

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.