6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Abel Tragoid
Hoy a las 9:58 am por Abel Tragoid

» USERS AWARDS 2017 [¡NOMINACIONES!]
Hoy a las 9:26 am por Luka Crosszeria

» ¡Canasta Navideña!
Hoy a las 8:05 am por Kisa Hitsugaya

» Ficha de William
Hoy a las 8:03 am por Kisa Hitsugaya

» Oculta en la playa || Priv Will
Hoy a las 7:55 am por Viktor & Medusa

» Calcetines usados [SORTEO]
Hoy a las 6:46 am por Kisa Hitsugaya

» The Joker ID
Hoy a las 6:41 am por Kisa Hitsugaya

» Amaya Tukusama: Ficha.
Hoy a las 5:36 am por Kisa Hitsugaya

» Todo lo que podría salir mal saldrá mal
Hoy a las 5:23 am por Mitsuki Datura

» Meeting in darkness [Priv. Mandamientos]
Ayer a las 11:36 pm por Altruismo

¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Una noche para cantar~ [priv]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Harry Blume el Sáb Oct 15, 2016 11:49 pm

Harry se encontraba sentado en un bar en el centro de Eàdrom, y aunque él no concurría demasiado esos lugares, ya que no necesitaba sumergirse en la bebida para olvidar dolores pasados, tampoco le gustaba demasiado la música retumbando con dolor en sus oídos; era un mal bailarín y ni se diga de coquetear con algún chico, tal vez moriría en el intento. Aun así aquella noche se encontraba allí cercano a la barra por que pronto sería su turno de cantar en el pequeño escenario del lugar. Aunque había pensado que se salvaría de hacer presentaciones durante un tiempo se había equivocado demasiado; extrañaba la sensación de adrenalina al subir al escenario, de ver las personas desde un lugar más alto, sentir que podría tomar el mundo solo con su voz y sentir que tal vez, solo tal vez podría tocar el corazón de una persona.

No había encontrado una mejor manera de empezar de nuevo que como lo había hecho en un principio. Solo que esta vez se hallaba completamente solo, sin nadie acompañándolo, esperando a su turno de actuar; los nervios no eran iguales que la primera vez, por que con el pasar de los conciertos había aprendido a controlarlos. Aun recordaba ese primer momento, la poca confianza que tenía sobre sí mismo y pensar que todo podría salir mal, que lo arruinaría, el apoyo incondicional de su amigo  y lo mucho que le había gustado a la gente de aquel andrajoso bar de Inglaterra. Todos aquellos recuerdos lo ponían nostálgico, triste y le hacían pensar que no había sido buena idea empezar de nuevo tan pronto. Allí nadie lo conocía, nadie sabía que algún día fue famoso y viajó por el mundo haciendo grandes presentaciones. Allí era un ser diferente, no era el mismo elfo que salió de su pueblo esperando conocer el mundo, allí podría ser lo que él quisiera y cantar era lo que más quería.

Su turno había llegado, se levantó del lugar haciéndole señas al barman y este devolviéndole el saludo dándo un poquito de ánimos a su agitado y nervioso corazón. Caminó hacia el escenario con tranquilidad y una vez arriba miró todo el lugar sonriendo levemente. -Buenas noches a todos- dijo al micrófono que se encontraba puesto en una base, la principal en la mitad del escenario justo en frente del resto de la banda. Mantenía sus manos detrás de su espalda y se inclinaba un poco al micrófono haciendo que sus rizos cayeran libres. -Soy Harry y espero que disfruten de un poco de mi música.- Dijo suavemente. Pocas personas tenían la atención en él, todos enfrascados en las conversaciones con su grupo de amigos o demasiado metidos en su bebida para siquiera notarlo. El lugar estaba lleno pero aun era temprano así que el ambiente era más de pasar un tiempo con tus amigos que de fiesta, baile, descontrol y sexo.

Se volteó a mirar a los miembros de la banda que lo acompañaban, les dió una señal sonriendo y estos comenzaron a tocar una suave melodía inicial. Harry esperó su momento, dejando que la música lo envolviera por completo y sintiendo esta salir también de su interior. Cuando fue su turno agarró el micrófono y la canción brotó ronca de su garganta. Comenzaba suave, lenta y un poco apagada. Pero llegar al coro era como una explosión de sentimientos, obviamente todo lo que cantaba estaba en inglés, su idioma natal. -I'm sorry if i say i need Ya! But i don't care! i'm not scared of love!- Cantó con toda su fuerza, aferrándose al micrófono y cerrando los ojos, sintiendo todo su cuerpo vibrar de alegría, emoción y adrenalina.

Terminó aquella canción y todo el repertorio de más o menos 5 o 6 canciones más que había preparado, todas diferentes algunas suaves otras más movidas y todas tan diferentes pero tan Harry. Se sentía libre y totalmente feliz consigo mismo. A la gente le había gustado, le habían aplaudido durante varios segundos y al final casi todo el lugar lo estaba escuchando a conciencia. Dio un último gracias con una venia un tanto rápida y bajó del escenario casi corriendo hacia la barra. Pero cuando cantaba frente a un público casi siempre sus sentidos se entorpecían y terminaba en un desastre, esta no sería la excepción. Su pié se enredó con una silla, tropezó, calló de rodillas y la silla terminó cayendo junto a él, por suerte no lo lastimo; aun así las risas no se hicieron esperar, se quedó allí tumbado un momento con su rostro rojo de la vergüenza y sonriendo, riéndose de sí mismo, siempre era igual. Patético.

Canción utilizada: Strong - One Direction


Última edición por Harry Blume el Lun Oct 17, 2016 7:39 pm, editado 1 vez


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más

Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


<3 Gracias <3:


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!
avatar

Dromes :
169326
Reputación :
6
Mensajes :
644

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Skye D. el Dom Oct 16, 2016 1:59 pm

Skye se sentía mejor que en los últimos meses, que habían resultado agonizantes debido al celo que había arrastrado desde la primavera. Las primeras semanas fueron llevaderas, de echo se divertía con algunas de las cosas que le aliviaban los síntomas. Pero luego todo resultó un infierno, nada de lo que hacía o tomaba le aliviaba demasiado y lo llegó a pasar tan mal que en un par de ocasiones se puso en serio peligro, para buscar un subidón de adrenalina que le aliviara durante un rato los síntomas. Todo se hubiera solucionado de haber encontrado algún tipo de pareja, pero había muy pocos dragones en el instituto Takemori y el resto de alumnos no dragones habían mantenido la distancia.

Tras sentirse mejor decidió salir a la ciudad en una pequeña escapada, al poder volar tenía una gran libertad. Conocía poco de la cercana ciudad del instituto, y se sintió por las brillantes luces de la zona comercial y de diversiones que había en la ciudad. Aterrizó en mitad de una ancha calle, provocando un gran revuelo, pues la gente no estaba acostumbrada a ver dragones en su verdadera forma. Skye los ignoró mientras ahuecaba las alas a los costados, alzando el hocico en actitud altiva y azotando el aire tras él con su larga y musculosa cola. Ignoró las miradas de asombro de la gente y los comentarios que hacían sobre él, paseó por la acera, fijándose en los llamativos carteles de luces que parecían deslumbrarlo con sus nombres para atraerlo a su interior. Finalmente se detuvo ante una entrada, meneando la cola mientras leía algo sobre actuaciones en directo y karaokes. Había visto muchas veces en mangas y animes sitios como aquel, o eso pensaba, de modo que se decidió a deslizarse al interior, ante las exclamaciones de asombro y sorpresa de algunas de las personas con las que se cruzó.

El interior era amplio y estaba lleno de ruino, no era muy fuerte, pues era de conversaciones y de alguien cantando en el escenario. Más de uno dejó caer su copa o manchó a alguien de al lago al beber y no acercar en su propia boca al ver entrar a un dragón. Eran muchas las razas que se juntaban allí, pero claro está un dragón rara vez podría moverse por el interior de un edificio con la relativa facilidad con la que podía hacerle aquel joven dragón turquesa. Skye llevaba un pequeño monedero colgado del cuello, pues sabía que para cualquier consumición necesitaría pagar. Iba pisando con cuidado tanto para no pisar a nadie como para no pisar nada pringoso del suelo, aquello le hizo arrugar el hocico y le hizo plantearse algún tipo de calzado cuando visitara la ciudad. También tenía cuidado con su cola, para no tirar a nadie al suelo por barrerle sin querer las piernas. Claro que no todo el mundo parecía sorprendido o indiferente por la presencia del dragón, algunos más atrevidos a largaban las manos para acariciar las escamas de Skye. Pero aquellos no suponía una molestia para Skye, los que sí lo incomodaban eran aquellos que lanzaban gruñidos de desprecio o enfado, los que empezaban a murmurar por lo bajo o incluso lanzar comentaros al aire que resultaban ofensivos para el dragón.

Cuando llegó a la barra se alzó sobre las patas traseras y apoyó las delanteras sobre la barra, mientras llamaba la atención del camarero que casi saltó por encima de la barra del susto que se llevó. Tras recuperarse de la sorpresa, sirvió un refresco de naranja que el dragón había pedido. Después de pagarlo, el camarero le puso el típico aperitivo de frutos secos. Skye se giró hacia el escenario donde alguien acababa de terminar su actuación. El tipo debía estar muy ocupado saludando a los fans o algo así, porque lo siguiente de lo que el dragón turquesa se dio cuenta es que tras un ruido de tropiezo aquel hombre había desaparecido de su vista. Parpadeó desconcertado hasta que vio levantarse a aquel tipo, sonriendo avergonzado. Skye chasqueó la lengua y negó con la cabeza, mientras daba un sorbo de su refresco, el cual había tenido el tino de pedir en vaso ancho para poder meter el hocico para beber. Seguía de alzado sobre sus patas traseras, apoyando las delanteras mientras de vez en cuando se escuchaba algún comentario hiriente o amenazador dirigidos hacia el dragón, el cual los ignoraba. Mientras no le atacaran directamente, mantendría la calma. Lo que tenía claro es que no se dejaría intimidar por un puñado de bípedos insignificantes. Él era un poderoso dragón del reino de Avalar.


avatar

Salón :
1 B
Dromes :
66553
Reputación :
6
Mensajes :
174

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Harry Blume el Dom Oct 16, 2016 5:07 pm

Una vez se levantó del lugar caminó con un poco más de cuidado y puso la silla en su lugar de nuevo. Ahora que estaba todo en orden podía relajarse un poco, pero los nervios de haber cantado de nuevo y aparte haberse caído frente a todos no lo dejaban ponerse tranquilo. Camino sobándose la nuca con una mano y con la otra se limpiaba sus pantalones negros; se le había quedado pegado algo pegajoso,y era asqueroso, tal vez le pediría al Barman un trapo húmedo para limpiarlo.

Se dirigía a la barra con la cabeza gacha y con una sonrisa de incomodidad pintada en sus facciones. Escuchaba a las personas aun reírse de lo que había pasado hacía un momento y realmente lo incomodaba más. Pero los murmullos del lugar no solo eran dirigidos a él. ¿Por qué escuchaba insultos dirigidos a alguien? ¿Qué pasaba? Frunció el ceño confundido y un tanto enfadado por escuchar tales palabras ser dirigidas a alguien, no creía que nadie mereciera tal trato. Levantó su cabeza buscando el por que de ello y con lo primero que se encontró fue con un dragón frente a él tomando una bebida.

Harry creía haber visto de todo durante su vida, pero esto estaba totalmente fuera de lo normal. Soltó una risita divertida. Era un dragón precioso, había visto varios dragones en su vida ya que muchas veces los Elfos mantenían una fuerte amistad con ellos. A pesar de todos este era pequeño y actuaba un poco humanizado, era completamente una escena que quería guardar en su mente por siempre, de estas que guardas como un buen recuerdo. Se dio cuenta de que había estado demasiado tiempo observándolo así que sonrió abiertamente y se acercó a la barra con suavidad. Ahora entendía por que tantos insultos en el aire, aunque fuera una ciudad llena de criaturas extrañas algunos habitantes las seguían odiando, es por eso que él mismo no parecía un elfo, aunque por dentro lo seguía siento. Es por eso que cambió su apariencia, para poder tener una vida más tranquila en el mundo humano.

Le pidió al barmam un trapo húmedo para limpiar su pantalón como había decidido hacer antes y se volvió hacia el dragón para observarlo un poco más, estaba completamente fascinado con esta criatura, y en su mente se preguntaba por que no estaba en su forma humana en un espacio tan público como lo era un bar. El barman regresó con lo que harry pidió y este rápidamente se limpió. -Muchas gracias- le dijo devolviendo el trapo y sonriendo abiertamente. Luego carraspeó su garganta intentando llamar la atención del pequeño dragón -Aaahm.. uugh.. - balbuceó sin saber que decir ahora, estaba muy nervioso, así que comenzóa jugar con uno de los mechones de su cabello rizado. -H-hola.. soy Harry.. - habló un poco más bajo de lo que le habría gustado, esperaba que el dragón lo escuchara. Siempre le pasaba lo mismo, no sabía iniciar conversaciones con desconocidos, se le hacía tan incómodo y se apenaba de sus balbuceos y divagaciones estúpidas. Bajó la mirada suavemente y mordió su labio con nerviosismo.


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más

Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


<3 Gracias <3:


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!
avatar

Dromes :
169326
Reputación :
6
Mensajes :
644

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Skye D. el Lun Oct 17, 2016 6:57 am

Skye ya había tenido que lanzar algún que otro gruñido amenazador o alguna mirada de advertencia, también amenazante cuando algunos tipos se acercaban más de la cuenta o las palabras amenazantes u ofensivas subían de tono más de la cuenta. Tras lanzar un par de gruñidos e incluso de lanzar un fuerte golpe contra el suelo que hizo tambalearse a algunos tipos que se habían acercado, los que veían mal la presencia del dragón allí empezaron a dispersarse y limitarse a lanzar alguna que otra mala mirada desde lejos. Las escamas turquesas del dragón eran como pequeños espejos, que reflejaban las luces del lugar. Las membranas de sus alas púrpuras eran aterciopeladas y suaves, el mismo color estaba presente en el pecho y vientre del dragón, y desaparecían entre las piernas del mismo. Sus cuernos despuntaban hacia atrás y eran de un hermoso tono celeste.

Sintió un leve escalofrió que le pusieron las escamas del lomo de punta, ya había sentido muchas veces aquella sensación en aquel lugar, era que alguien lo estaba mirando fijamente. Escrutó a su alrededor, buscando el causante de aquel escalofrío y sus ojos dieron con el individuo. Los ojos del dragón turquesa eran espectaculares, de un hermoso azul, como el océano y estaban veteados de franjas azules más oscuras. Parecían tener un leve brillo propio, que parecían iluminar los profundos ojos del dragón. Éste miró con desconfianza a aquel tipo, pues aunque tenía los ojos clavados en él no lo miraba con desprecio o amenazador, sino más bien parecía admirarlo. Cuando le sonrió Skye alzó una escamosa ceja, sacudiendo la cola tras él, mirando cómo se acercaba a la barra y se acomodaba a su lado, pidiendo algo de beber. Skye volvió a su vaso y dio otro trago, luego tomó algunos frutos secos de su aperitivo, mientras miraba al frente, tratando de ignorar al otro. Miró de reojo al otro chico, que al parecer se había manchado con algo pues empezó a limpiarse con un trapo que pidió al barman. Cuando el otro carraspeó, el dragón ladeó la cabeza, como si lo escuchara, cuando el otro le saludó de manera tan cortada y torpe, se volvió a mirarlo, algo desconfiado, pero tratando de no ser desagradable, con el primer tipo que le hablaba, pues debía aprender a socializar con las razas bípedas. Por suerte tenía buen oído y pudo escuchar al otro, pese a la música del local.

-Yo soy Skye…- Respondió con un tono de voz masculino, aunque muy joven, lo que dejaba bastante claro el sexo del dragón.- ¿Eres el que estaba cantando en el escenario?-Ladeó curioso la cabeza.- No pude escuchar mucho pare parecías tener unos cuantos fans… Aunque ha sido una mala salida…- Comentó pues había visto como había caído al suelo.-¿Trabajas aquí? –Preguntó mientras se volvía de nuevo a su copa, metiendo el hocico y bebiendo un poco.

No sabía muy bien de qué hablar, hacía aquello solo porque se sentía mejor de su época de celo y porque prometió a sus padres en esforzarse en socializar con bípedos y no solo con dragones como había echo durante toda su vida en Avalar. Aun así no era bueno sacando temas de conversación y esperaba que al otro se le ocurriera algo sobre lo que hablar.



avatar

Salón :
1 B
Dromes :
66553
Reputación :
6
Mensajes :
174

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Harry Blume el Lun Oct 17, 2016 11:13 pm

El dragón parecía un tanto desconfiado de Harry; pero claro, ¿quién no desconfiaría de alguien con apariencia de Humano cuando casi todos lo trataban con repulsión? además el elfo había aprendido durante su vida que los dragones eran seres bastante orgullosos, pero él pensaba que eso no los hacía más que una criaturas increíblemente más maravillosas de lo que ya eran en el exterior. Este en particular tenía un hermoso color tanto en sus escamas como en las membrana de sus alas, pocos eran los dragones que había visto con dos colores tan diferentes en su apariencia, estaba fascinado.

La sonrisa del ojiverde se hizo presente al momento de escuchar la voz de la criatura dirigida hacia él, casi que sus hoyuelos parten su cara por la mitad y sus ojos no podían brillas más de la emoción. Así que se llamaba Skye, le parecía un nombre muy de dragón si le preguntaban. Se lamió el labio inferior como acto de nerviosismo y asintió mirando sus ojos azules. -Así es.. yo era el que estaba cantando.. - murmuró con algo de vergüenza, pero se sonrojó por completo al escuchar sobre su salida del escenario, sus presentaciones podrían ser geniales, pero en algún momento siempre terminaba haciendo el ridículo por alguna razón, Aunque el no sufría de vergüenza en público ya que era muy espontáneo en el escenario no podía dejar de sentirse algo torpe por sus múltiples caídas.

-No trabajo Aquí..- Bajó la cabeza un segundo para mirar sus manos que estaban sobre la barra jugueteando entre ellas nerviosas, parecía un adolescente hormonal, pero no se sentía así, simplemente estaba emocionado le encantaban estas criaturas. Posó su mirada nuevamente en la ajena -Solo fue cosa de.. una presentación - canturreó por lo bajo sonriendo levemente mientras ladeaba un poco la cabeza mirando el escenario ahora vacío - Antes me presentaba demasiado.. Quería dejarlo por un tiempo.. pero.. creo que... - suspiró negando levemente con la cabeza. Se giró nuevamente hacia el barman pidiéndole a este una cerveza, pocas veces le daban ganas de beber, y una cerveza no afectaría demasiado su sistema motor. - creo que no puedo dejar algo que es parte de mi... creo..- No sabía por que contaba todo esto, si no se callaba pronto comenzaría a balbucear y a divagar estúpidamente como siempre lo hacía cuando se sentía nervioso, lo mejor que podía hacer era cambiar de tema.

-En fin ~- canturreó con su ronca y grave voz. -Es raro ver un dragón en su forma.. ahm.. en su forma real paseándose por lugares llenos de humanos- comentó lentamente tratando de sonar casual, para él era muy dificil entablar conversaciones normales, ya que no sabía como hacerlo, era incómodo y no se le ocurrían ideas de como responder o como hacer para que la conversación no muriera. -Las pocas veces que he visto dragones son junto a mi pueblo en reuniones formales.. - En ese  momento el Barman trajo la jarra de cerveza para Harry  y este le dio un sorbo a esta, tosió suavemente ya que no estaba acostumbrado a la sensación de licor en su garganta, por eso no le gustaba el alcohol.


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más

Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


<3 Gracias <3:


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!
avatar

Dromes :
169326
Reputación :
6
Mensajes :
644

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Skye D. el Mar Oct 18, 2016 6:52 am

Skye no entendía aún muchas costumbres o “normas” de los bípedos, como la de llevar ropa, era cierto que entendía por ejemplo el uso que se le podía dar contra temperaturas bajas en invierno o que su pusieran protecciones cuando iban a luchar o practicar algún deporte peligro. Pero no entendía el motivo de llevarla cuando no hacía falta, como cuando hacía calor o no estaban haciendo nada que pusiera en peligro su salud física. Otra de las normas al parecer era conversar y hacer algún “amigo” en aquellos locales llamados bares o clubs, donde supuestamente se hacía amistad o incluso de ligaba. Skye dudaba que ocurriera aquello último, pero al menos intentaría adaptarse a la norma de haced alguna nueva amistad. Azotó el aire con su cola, con un par de tipos, que aunque no lo estaban molestando diciéndole cosas, no dejaban de tratar de mirar al dragón de cierta forma que incomodaban a Skye, eran demasiado curiosos.

-Pues cantas bien.- Dijo el dragón con cortesía, sabiendo que era una de aquellas “normas” de ser amables con los demás aunque no fuera verdad.

En aquel caso no estaba muy seguro, pues apenas había escuchado el final de la última canción y no le había prestado especial atención. Al ver que el otro se ruborizaba a mencionar su caída, alzó una ceja y se limitó a mover un poco la cola, mientras bajaba de la barra y pareció dispuesto a sentarse, pero el suelo no estaba muy limpio e hizo una mueca de disgusto.

-No te preocupes por eso, todos cometemos algún error de vez en cuando…- Dijo para quitarle hierro al asunto, viendo una zona de mesas bajas, donde había sillones semicirculares en los que poder sentarse.- ¿Vamos allí? Me apetece sentarme…- Dijo el dragón que se vio con el problema de no poder llevar su vaso, miró al otro y señaló el vaso ancho con su hocico.- ¿Te importa llevármelo? –Preguntó al otro, esperando para echar a andar hacia los sillones, una vez el otro hubiera pedido también algo de beber.

Esperó a que Harry cogiera el refresco y su cerveza, caminó hasta el sillón semicircular y el dragón se acomodó encima, tumbándose sobre el vientre y cruzó las patas delanteras, dejando la cola en parte sobre el sillón y en parte sobre el suelo. Dejó sitio de sobra para que el otro chico se sentara a su lado, se tendría que sentar un poco de lado para poder mirar de frente al dragón, que movía un poco la cola.

-Ya veo, pues creo que si trabajaras como cantante este local se llenaría aún más.- Aseguró el dragón mientras se inclinaba sobre la mesa baja para poder meter el hocico en su vaso y dar un sorbo del refresco.-Ah, ya veo…- Respondió aunque no entendía nada de lo que el joven quería decir con aquello de que sólo era una presentación.- Bueno, si cantar es tan importante para ti no deberías tener ese conflicto, no lo dejes. Es como si un dragón se planteara el poder volar o no.- Dijo mientras se encogía de alas. No puedo evitar lanzar un resoplido de vapor helado por los hollares del hocico cuando le dijo que era extraño ver a un dragón en su forma natural.- Lo sé, nunca aprendí a cambiar de forma ni quiero hacerlo, no me avergüenzo de mi ser verdadero, como parece que les sucede a otros dragones.- Explicó mientras movía lentamente la cola.- Ah. ¿Ya habías visto dragones antes? Me estaba preguntando por qué te mostrabas tan tranquilo hablando conmigo.- Dijo mientras tomaba algunos frutos secos.- Normalmente la gente se pone muy nerviosa y termina marchándose o sólo quieren satisfacer su morbosa curiosidad…- Dijo con una sonrisa irónica, mientras ahuecaba las alas a los costados. -¿Qué pueblo es ese? Yo vengo del reino de Avalar.- Dijo el dragón mientras daba otro sorbo de su refresco de naranja. –Este lugar está lleno de machos… ¿No vienen hembras aquí?- Preguntó echando un vistazo alrededor, luego frunció el ceño con una sospecha.- ¿O quizás es un club donde solo entran machos?-Preguntó con las escamas del lomo de punta.



avatar

Salón :
1 B
Dromes :
66553
Reputación :
6
Mensajes :
174

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Harry Blume el Jue Oct 20, 2016 12:55 am

Harry no había tenido en cuenta que el Dragón se encontraba allí de pie, simplemente lo pasó por alto y se odió un segundo por eso, por no ser más considerado. Frunció el ceño asintiendo levemente con la cabeza para seguirlo hacia el lugar tomando su bebida y la ajena. Esperó que su acompañante se acomodara primero en el sillón, puso el gran tazón en la meza cerca al hocico del hermoso dragón. Justo después dejó su propia bebida en la mesita frente al puesto que ocuparía. Soltó una pequeña risita al ver el pequeño espacio que le quedaba en el sillón, ya que casi todo este lo ocupaba el dragón, pero no dijo nada. Simplemente se sentó un poco de lado en el lugar y mantuvo una enorme sonrisa con gracia.

Al escuchar los cumplidos que el dragón le hacía sintió como la sangre caliente se acumulaba de nuevo en sus mejillas. Asintió levemente como dando las gracias -Sabes.. dejé de Cantar por que necesitaba un descanso de todo esto.. estuve varios años en giras y conciertos, conociendo el mundo... Y perdí a quien me acompañó durante todo ese tiempo.. por eso.. por eso..- balbuceó con un pequeño nudo en la garganta, aun era duro para él hablar de aquello, le destrozaba el corazón y le dolía en lo más profundo de su alma -Por eso quería volver a encontrar mi ser.. jeje.. no se ni por que.. te cuento esto.. no te interesa- Suspiró profundamente parpadeando un par de veces con rapidez. Carraspeó con su garganta tratando de quitar el nudo y lamió sus labios un poco quitando el nerviosismo una vez más. Tal vez en otro momento Harry no hablaría de aquello con facilidad y menos cuando no se lo han preguntado, pero esa noche estaba sentimental; por eso dejaría el tema de lado, no comentaría más al respecto.

-Sí había visto dragones, y me parecen... La criaturas más hermosas de todas ¿sabes?- Dijo sin pensarlo algo emocionado, por que lo que decía era verdad. Harry era un ser admiraba mucho la belleza tanto la exterior como la interior, pero su número uno en considerar un ser hermoso se lo llevaban los dragones, eso sin lugar a dudas. -Los conozco.. por que.. Bueno pertenezco a un pequeño pueblo elfo en Inglaterra.. Varias veces tuvimos reuniones con dragones.. y.. y ¡me parece absolutamente genial que no cambies de forma!- Exclamó emocionado mirándolo y moviendo un poco sus manos para darle más dramatismo a su comentario, algo así como una "Explosión" -Por que.. teniendo piel de gemas no entiendo.. como quieren cambiar su forma a la humana... - Balbuceó suavemente sintiéndose apenado.

-Aaahm.. - El ojiverde miró alrededor divertido, por que al parecer el dragón no conocía demasiado de esos lugares, pero no lo culpaba era normal que no se pasara por ahí. -Si... E-este.. Este.. es un bar gay.. - balbuceó suavemente, muchas personas no soportaban la homosexualidad y por eso temía que el Dragón reaccionara mal ante esto, realmente quería que no fuera así. -¿Te molesta?- custionó mientras daba otro pequeño trago a su cerveza, se iba acostumbrando un poco al feo sabor del alcohol y la sensación de esta bajando por su garganta. Picaba y por eso lo odiaba. -Si quieres un bar donde hayan... aaahm.. muchas mujeres puedes ir al que está a un par de locales de aquí...- sugirió amablemente.

Harry recargó todo su peso apoyando los codos en sus rodillas y su cabeza siendo sostenida por sus manos, sonriendo suavemente preguntó -¿por que dejarte tu reino?... claro.. si puedo saber..- soltó una risita ronca muy incómoda con la situación.


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más

Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


<3 Gracias <3:


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!
avatar

Dromes :
169326
Reputación :
6
Mensajes :
644

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Skye D. el Jue Oct 20, 2016 6:05 am

Skye agradeció con un asentimiento de cabeza el que Harry llevara también su refresco, después de acomodarse en el sofá, cruzó las patas delanteras, dejando solo la punta de la cola colgando del sillón, apoyada sobre el suelo. Dejó un espacio suficiente para que el chico pudiera sentarse, al hacerlo de lado, ambos quedaron cara a cara. Lo vio ruborizarse y sonrió, dejando escapar un suave resoplido divertido, escuchando luego con atención lo que le decía.

-Es una pena que dejaras de cantar, aunque entiendo el motivo.
- Respondió tranquilo.- Cantar, al igual que otros tipo de arte, tiene mucho que ver con los sentimientos, con el corazón.- Asintió el dragón turquesa mientras daba un sorbo de su refresco.-Está bien que hayas parado un tiempo de “duelo” pero no deberías abandonarlo hasta éste punto, deberás intentar volver si lo que te hacía feliz era cantar.- Dijo el dragón mientras tomaba unos cuantos frutos, alargando el hocico hasta el cuenco de los aperitivos.- No te preocupes, parte de mi estancia aquí es aprender más sobre los bípedos, supongo que parte de ello es el escuchar lo que tengan que decir.- Dijo encogiendo las alas, como quien se encogía de hombros.

Cuando Harry confirmó que ya había visto dragones y que le parecía las criaturas más hermosas, Skye no puedo evitar sacar pecho con orgullo, alzando la cabeza y agitando un poco la larga y musculosa cola con satisfacción. A todos les gustaba que lo alabaran. Escuchó curioso la historia sobre el pueblo elfo, observó al joven, pero no vio los rasgos más típicos de los elfos, al menos de los que había conocido el dragón turquesa.

-Gracias… y es bueno saber eso. Pocos bípedos ven a los dragones como amigos o iguales. Está muy arraigada la idea sobre que los dragones somos enormes bestias, que arrasan todo y que amasan grandes fortunas en cuevas apartadas.- Resopló con indignación, echando un vapor helado por los hollares del hocico.- Bueno, no cambio de forma por dos motivos principales. El primero, no me gusta, no me avergüenzo de mi verdadera forma y el segundo, nunca aprendí a hacerlo.- Dijo divertido, mientras se frotaba el morro con una de las garras delanteras.- Me encantaría visitar ese lugar, siempre es genial conocer a otros congéneres.- Dijo el dragón con un suspiro nostálgico.- Aquí hay muy pocos dragones, y aun no he conocido a ninguno que vaya en su forma natural, parece que se avergonzaran o algo…Aunque claro, también sé que algunos lo hacen por comodidad si están en algún edificio. –Pareció un poco avergonzado.- Yo… sé que soy un dragón pequeño, en comparación con lo que la gente está acostumbrada a ver… dragones grandes como edificios…- Dijo chasqueando la lengua con disgusto.- Gracias.- Dijo agradecido, por lo del “piropo” sobre tener piel de gemas.

Observó al joven mirar a su alrededor, cuando pregunto sobre la falta de hembras en aquel club. Cuando le comunicó que era un bar gay, el dragón parpadeo inexpresivo, mirando primero a Harry y luego a su alrededor, durante al menos un minuto, sobre el cual se iba ruborizando cada vez más, notándose en el puente de su hocico. Finalmente carraspeó, mirando de reojo a Hary, mientras daba un sorbo a su refresco y movía nervioso las garras de una mano, tamborileando sobre el asiento del sillón.

-Y-ya veo… Bueno, no me molesta…
- Dijo respondiendo a la pregunta del otro, mientras algo ruborizado, disimuló rascándose el morro, nervioso.- No, no, no tiene importancia…- Respondió agitando una de sus garras delanteras cuando le propuso ir a otro bar donde había hembras.- L-lo cierto es que la gran mayoría de los dragones, son bisexuales… al menos en Avalar. Como criaturas inteligentes, sabemos disfrutar de los pequeños placeres de la vida, entre ellos, el sexo.- Se puso más rojo, casi sofocado y se terminó de un trago el refresco.-N-no me gusta hablar mucho sobre eso, hay mucha gente que no lo entiende… que el sexo puede hacerse solo por placer, con un amigo por ejemplo, sin necesidad de relaciones largas y serias…- Agitó nervioso la punta de su cola, mientras buscaba a un camarero para pedir otro refresco.- Esto… Esto será una experiencia más, se lo que se suele hacer en este tipo de clubs, he oído hablar de ello, pero e-estoy tranquilo, no creo que nadie quiera “enrollarse” con un dragón en su verdadera forma…- Dijo sonriendo nervioso, aunque tratara de parecer muy tranquilo.

Pidió otro refresco de naranja cuando pudo llamar la atención de un camarero, ésta vez pidió una pajita, pues era algo complicado beber directamente del baso, aunque le cupiera el hocico. Cuando escuchó a pregunta del otro, encogió las alas, aún con el puente del hocico ruborizado, mientras esperaba el refresco.

-No es ningún secreto, siempre me estaba metiendo en líos con mis amigos. Sobre todo causábamos problemas a los bípedos que iban al reino o los que tenían allí sus negocios. La última vez nos pasamos de la raya, o eso dijeron mis padres, que se pusieron furiosos. –Suspiró y dio las gracias cuando el camarero le trajo el refresco con una pajita de esas rizadas y con sombrillita.- Pensaron que necesitaba ver mundo, conocer a todas las razas, bípedos o no. Por eso me mandaron a Takemori, sabían que aquí todas las razas eran bienvenidas y además el instituto es muy bueno, la mayoría de sus estudiantes acaban haciendo alguna carrera importante en las universidades más prestigiosas.- Hizo una mueca de disgusto y se rascó la quijada o mejilla.- Pero no pensaron o no les importó ciertos problemas a los que me iba a enfrentar, como el echo de pasar la época de celo sin nadie con quien… bueno, que me hiciera compañía.-Suspiró.- Pero eso ya ha pasado, me afecta durante los meses de primavera y verano, ahora el otoño es como un bálsamo para mi cuerpo agotado. Aunque eso no quiere decir que no me apetezca seguir haciendo travesuras.- Dijo riendo, muy ruborizado, dando un largo sorbo al refresco, usando la pajita.-¿Y tú que haces en esta ciudad? ¿Siempre has vivido aquí?-Preguntó mientras esperaba tranquilizarse un poco, dando suaves golpecitos con el extremo de la cola sobre el suelo.


avatar

Salón :
1 B
Dromes :
66553
Reputación :
6
Mensajes :
174

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Harry Blume el Vie Oct 21, 2016 1:13 am

Harry sabía muy bien que los dragones eran criaturas orgullosas de su raza y de lo que eran en si, por eso le alegraba demasiado oír a su acompañante hablar con tanto orgullo de su raza. Comprendía por completo sus razones para no cambiar su apariencia Aunque Harry no era el más indicado para decir que comprendía. Por esa misma razón sintió algo dentro de si que pedía dar explicaciones por no parecer un elfo común, orejas en punta, delgados, con apariencia como si pertenecieran al viento, ojos rasgados y todas sus facciones perfectas. -Yo.. comprendo.. tu decisión..- Dijo frunciendo el ceño en señal de nerviosismo, jugando con sus dedos tamborileándolos en sus rodillas -Y no parezco ser el más indicado.. para decirlo- rió por lo bajo, esta salió como un pequeño murmullo ronco de su garganta -Yo no parezco un elfo común.. pero lo sigo siendo.. pero no me avergüenzo de mi raza para nada - Sonrió suavemente tratando de explicarse, tal vez sin mucha eficacia.

Harry mordió su labio inferior para evitar soltar una risita divertida, nunca en su vida había esperado ver el sonrojo de una criatura tan magnifica como lo era un dragón, pero allí estaba y lucía tan incómodo en ese momento que a Harry le provocaba reír a carcajadas por la situación. Le parecía completamente adorable aquella reacción y es que un sonrojo en contraste con sus escamas le resaltaba tanto que era imposible ignorarlo. Soltó su labio para luego lamerlo suave y lentamente mirándolo directo a los ojos, un brillo de diversión en sus ojos lo delataba por completo. Y el simple hecho de evitar reírse formaba sus hoyuelos perfectamente. Aunque el ojiverde estaba un poco en contra de lo que pensaba el Dragón respecto al sexo y todo eso.

-Sabes.. - comentó suavemente, pisando suave el camino ya que cada uno debía tener sus gustos y respetar los ajenos -Yo soy una de esas personas que... piensa que el sexo debe ser con la persona que amas.. - ladeó un poco la cabeza dejando caer sus rizos libremente un momento, siguiente a esto los esponjó un poco para devolverlos a su posición original, ese era uno de los movimientos especiales de Harry para poder disimular el nerviosismo que sentía, no era bueno hablando de estos temas. -Nunca he intentado tener sexo con alguien que acabo de conocer.. sería.. tan.. extraño- frunció el ceño bajando la mirada avergonzado, ocultando su sonrojo por un momento. -Yo creo que tú conseguirás a alguien pronto.. Eres un dragón.. muy hermoso- Dijo esto directamente sin pararse a pensarlo dos veces, tal vez la cerveza le estaba haciendo efecto, casi nunca era tan directo con sus palabras. -Igualmente.. no todos los que vienen a un bar.. es solo a ligar con alguien más... También vienen a beber.. o a comerse con la mirada a alguien más- Trató de tranquilizarlo ya que el pequeño dragón parecía un poco nervioso con todo el tema del bar gay, aunque era bisexual estaba más que claro desde kilómetros que le iban más a las mujeres.

Escuchó la historia con atención mientras tomaba un par de tragos más a su cerveza estremeciéndose cada vez que el licor bajaba por su garganta hasta su estómago, no sabía por que seguía bebiendo aquello que tanto le desagradaba. Tal vez eran sus nervios que le estaban jugando una mala pasada. Así que Skye había pasado por su celo hacía poco tiempo, tal vez por eso se mostraba tan nervioso ante el tema. El ojiverde pensó que debió ser doloroso pasarlo en soledad. -Si te mandaron a este lugar sabiendo que pronto estarías en... en .. celo.. pues seguramente debiste hacer algo muy malo.. con los tuyos- Carraspeó suavemente para soltar otra risita divertida, y es que la verdad aquel chico parecía totalmente un travieso, casi como un niño pequeño o como un pandillero intentando lucir malote, quien sabe tal vez si lo era.

-No soy de aquí.. Llegué a Eàdrom hace poco.. como ya había dicho.. estuve de viaje por demasiado tiempo..- Comentó con tranquilidad, ahora se encontraba un poco más tranquilo y sus sentimientos no estaban a flor de pie como hacía unos minutos después de bajar del escenario. -En mi pueblo no me sentía demasiado feliz con mi vida... Los elfos aprecian demasiado lo que es la tranquilidad y la vida monótona siempre en el mismo bosque cuidando la misma zona haciendo siempre lo mismo con la misma gente.. Sentía que no estaba completo y ¿Sabes?.. eso no es normal en alguien de mi raza...- Cada vez iba cogiendo más confianza al hablar, no se detenía tanto ni tenía que pensar demasiado en la siguiente oración que iba a decir. -Pero un día.. conocí a quien fue mi... mi.. mejor amigo.. sí.. Y con él supe que lo que me faltaba era conocer y no estar siempre encerrado en aquella burbuja.. bastante cliché la verdad.. - Rió suavemente, ya había pensado antes que la historia de su vida era algo cliché, como en los libros de romance donde el protagonista le falta algo y se encuentra con el amor de su vida para viajar por el mundo junto a él. -D-dejé el bosque.. ese es el por que parezco humano y no un elfo, quería evitarme problemas y también evitarselos a mi amigo, no quería que le pasara nada por mi culpa.. cambié mis rasgos, pero aun así eso no cambia lo que soy en el interior.. - sentía la garganta seca, no estaba acostumbrado a hablar demasiado con los demás.. le gustaba más escuchar, el poco alcohol le causaba estragos por dentro. -Durante varios años viajamos juntos.. pero.. el murió.. por eso decidí tomar un descanso.. no creía poder seguir con ese ritmo de vida si no volvía a encontrar lo que soy.. - Comentó con un poco de voz, por que a pesar de que amaba todo lo que había sido su vida, aun dolía en el pecho. Inspiró mucho aire y lo soltó fuertemente para intentar calmarse y recobrar un poco de lo que era su entendimiento, no se dejaría cegar por el alcohol.

Pero Harry no pudo contener el impulso de poner una de sus manos en el escamoso hocico de la criatura, lo hizo casi sin pensar fue algo que nació desde dentro de él hacer, nunca había tocado a ningún dragón a pesar de que había compartido con ellos, siempre mantenía su distancia. Acarició un poco aquel lugar donde había posado su mano, sintiendo lo lisas y el hermoso tacto que eran cada una de las escamas del dragón, pero todas juntas eran una gran coraza portatil, simplemente maravillosas. Las observó con insistencia por un rato y luego se dio cuenta de lo que hacía así que apartó la mano rápidamente se sonrojó violentamente y apartó la mirada también, tomó un largo trago de cerveza. No había sido buena idea hacerlo, inmediatamente sintió como el mareo invadía su motricidad.

-L-Lo siento.. no quise.. Yo! perdona!.. no fue.. lo siento.. - Balbuceó intentando dar una razón que explicara su comportamiento pero fue tan repentino incluso para él que no tenía palabras para excusarse de aquello.


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más

Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


<3 Gracias <3:


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!
avatar

Dromes :
169326
Reputación :
6
Mensajes :
644

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Skye D. el Vie Oct 21, 2016 7:04 am

El dragón comenzó a beber de su nuevo refresco, sorbiendo por la pajita con curvas y espirales, viéndose como ascendía el líquido hasta llegar a la boca del dragón, que tragaba con placer. Miró de reojo al chico cuando comenzó a hablar de nuevo y se apartó de su refresco, recostándose de nuevo contra el sofá en forma de C. Asintió a las palabras del otro sobre el por qué no tenía aspecto de elfo. Cada uno tenía su propia historia y su propia manera de ser para hacer las cosas. No sabía que responder ante aquello, pero se limitó a asentir para darle la razón al chico, pues no sabía toda la historia que había detrás de todo aquello, de modo que guardó respetuoso silencio.

Skye se puso aún más rojo al ver los esfuerzos que hacía Harry por no reírse al verlo como se ruborizaba, lo que intensificó su rubor aún más. Agachó la mirada a un lado, tratando de disimular rascándose con una uña el extremo del morro, esperando que pronto se le pasara aquel sonrojo, aunque no era fácil. Cuando sintió que Harry lo miraba, le devolvió la mirada. Los ojos azules, espectaculares del dragón se clavaron en los del otro chico. Los ojos del dragón parecían tener un brillo propio, resaltando los hermosos y distintos tonos de azul en el iris, pues tenían franjas más oscuras que el fondo. Luego alzó una ceja escamosa, con una divertida sonrisa cuando le dijo sobre que él opinaba que el sexo debía ser con amor.

-Yo no niego esa idea, es cierto que es muy romántica, pero el sexo es algo tan necesario como respirar…- Dijo encogiendo las alas.- El amor es algo que no siempre surge entre dos dragones… o personas o lo que sea. Pero la necesidad es la necesidad y mientras ambas partes estén conformes no veo mal en ello.- Sacudió la cola, escuchando al otro.- Bueno, no tiene por qué ser con alguien al que acabas de conocer, aunque a veces está bien dejarse llevar por un impulso o por los instintos. Puede ser con un amigo, en mi opinión es el mejor sexo.- Dijo divertido. Se ruborizó de nuevo y disimuló lamiéndose una de las garras delanteras.- Gracias, aunque hay pocos dragones en Eadrom y Takemori y pocos serán los bípedos que me miren como tú, la mayoría no se les pasa ni por un momento una idea como esa, sobre el que soy hermoso…- Dijo lamiéndose unas cuantas veces más. Miró a Harry cuando le explicó que otras cosas se hacían en un bar o un club.- Ah, ya veo… bueno, son costumbres muy extendidas entre los bípedos.- Miró a su alrededor.- Los dragones también nos reunimos en grupos para charlar, intercambiar noticias, discutir sobre diferentes ideas o sucesos… y bueno, también para tontear un poco.- Dijo retorciendo nervioso la punta de la cola.

Bebió unos sorbos más de refresco mientras Haku parecía asimilar sus palabras, mientras le contaba sobre el celo que había sufrido a solas y el motivo de su presencia en el instituto Takemori.

-Bueno, no fue malo bajo mi punto de vista, pero sí ante los de mis padres…- Suspiró.- Sí, sabían lo del celo, pero ellos pensaron que no sería tan malo… me enviaron un té que alivia los síntomas, pero solo sirve durante un tiempo, luego empieza a perder efecto y…- Se ruborizó.- “aliviarse” por uno mismo, también pierde efecto después de un tiempo. – Sacudió la cola y encogió las alas.- Pero por suerte todo eso ha pasado ya, ahora solo debo concentrarme en mis estudios y esperar salir cuando antes de este lugar, no sé si soportaría pasar otro año de celo solo, si al menos hubiera encontrado a alguien…- Dijo con una mueca de fastidio.

Escuchó la historia del otro sobre cómo había acabado en Eadrom después de estar viajando, de gira por lo visto, cantando con alguien del que se había enamorado. Escuchó la historia de su pueblo, de cómo no se sentía a gusto en el lugar, sintiendo que necesitaba hacer algo más que contemplar el bosque y pasearse bajo las ramas. Él también se sentía un poco distinto a los suyos, sobre todo por el tamaño, aunque por suerte en Avalar había más dragones como él, por lo que había sido algo más llevadero. Sonrió un poco de medio lado cuando le dijo que un día conoció a aquella persona especial, de cómo se habían hecho “amigos”, pero estaba seguro que había mucho más detrás de aquella declaración.

-Entiendo que hayas querido modificar tu aspecto para evitar problemas, pero… bueno, ya sabes mi opinión al respecto, aunque respeto tus ideas.
- Aseguró tranquilo, mientras asentía y daba unos sorbos al refresco de naranja.- Quizás alguna vez me puedas enseñar tu verdadero aspecto, ya que tú has visto el mío.- Dijo guiñándole un ojo en actitud traviesa. Se quedó serio y dio un respingo cuando Harry le contó que aquel amigo suyo había fallecido, se puso un poco pálido y asintió apenado.- Y-ya veo, lo siento mucho… Se lo que es perder a un ser querido, mi abuelo murió hace unos años.- Dijo con una sonrisa triste, agitando una de las garras delanteras para ahuyentar pensamientos tristes, apoyó una de sus patas delanteras sobre una de las piernas del chico, para darle ánimos y su apoyo.

Cuando el otro alargó la mano y lo empezó a acariciar, abrió los ojos con sorpresa, dando un pequeño respingo. Lo cierto es que tenía sensaciones y sentimientos contradictorios en cuanto a lo de dejarse acariciar por un bípedo, era agradable, pero a la vez extraño. Sintió que se ruborizaba, pero no podía apartar la mirada de Harry y tampoco se apartó él ante el contacto. Las escamas del dragón eran lisas y suaves, pero también se notaban pequeños protuberancias en las mismas. Encajaban entre sí como una armadura perfecta, notándose el movimiento de los músculos bajo la piel escamosa. Entorno al hocico las escamas eran pequeñas, del tamaño de la uña de un meñique. Desprendían un agradable calorcillo, quizás intensificado por el rubor del dragón turquesa. Cuando apartó la mano el cuerpo del dragón se movió un poco hacia delante por la inercia, como si buscara que continuara con aquello. Carraspeó también ruborizado y se volvió a colocar, sacudiendo la cola nervioso.

-N-no tiene ninguna importancia, no me importó.- Aseguró el dragón turquesa.- Entre dragones es completamente normal el contacto físico entre dos dragones que se acaban de conocer, nos ayuda a comprender mejor las intenciones del otro. P-por ejemplo…- Se acercó a Harry, inclinándose sobre él y hundiendo su hocico redondeado en el cuello de éste, inspirando profundamente.- Su olor nos dice cosas, como si está nervioso, asustado o se siente agresivo. Así sabemos parte de sus intenciones.- Habló en susurros, acariciando con su cálido aliento la piel del otro.- Y su sabor, además del olor, el sabor de un dragón cambia. Mi olor y sabor de escamas cambiaron durante el celo…- Pasó su lengua cálida, rasposa y algo húmeda pero no babosa por el cuello de Harry. Luego retrocedió ruborizado.- Aún me queda parte del olor del celo aquí…- Dijo rascándose bajo unos pelillos cortos y flexibles de debajo de la mandíbula.- Espero que mi acción no te haya molestado, es algo normal entre los dragones, sólo quería compartir parte de nuestras costumbres.- Dijo con una sonrisa algo insegura, esperando que el otro no se molestara o se enfadara por haberse tomado aquella libertad. –S-si quieres puedes hacerlo tú también…- Dijo todo ruborizado, jugando nerviosamente con sus garritas delanteras sobre el asiento del sofá donde estaba tumbado.



avatar

Salón :
1 B
Dromes :
66553
Reputación :
6
Mensajes :
174

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Harry Blume el Mar Nov 08, 2016 12:26 pm

Escuchó con atención las palabras y opiniones que tenía el dragón con respecto al tema, en realidad Harry no tenía demasiado que opinar sobre aquello, todos tenían sus propias percepciones al respecto. Harry esa una persona que pensaba que realmente las relaciones sexuales debían ser por amor, respetaba la decisión del dragón, pero simplemente aquello no iba con Harry. Después intentó contener una risita muda al escuchar que Skye no consideraba tan grave la travesura que hizo, pero realmente a Harry le parecía que debía ser un dragón demasiado travieso en realidad, tenía esa mirada pícara todo el tiempo, pero al mismo tiempo sintió lastima por que tuviera que haber pasado por aquel horrible momento. Sabía que era doloroso estar en ese estado y no tener a nadie con quien "Satisfacer" tu dolor.

Al ver la mirada pícara que el dragón le dedicaba al hablar sobre quién fue su mejor amigo se sonrojó completamente y apartó la mirada mordiéndose los labios con fuerza. Carraspeó un poco para que su voz no sonara más ronca de lo que ya era -S-si te lo preguntas.. N-no tuve nada con él..- Aclaró, por que ellos se habían amado y habían pasado demasiado tiempo juntos, se dieron besos y hasta alguna vez hicieron el amor, pero nunca se confesaron sus sentimientos por el otro aun cuando era demasiado obvio para todo el mundo; no era tan obvio para ellos. -nunca.. nunca le confesé lo que sentía.. solo.. cuando él estaba muriendo.. aahm... me lo dijo.. pero ya era demasiado tarde...- Comentó frunciendo el ceño, su voz se había quebrado un poco ante el recuerdo y no se sentía capaz de seguir hablando de eso, si lo hacía seguramente lloraría.

-Pues... - Comentó volviéndolo a mirar a los ojos, sonrió de medio lado y continuó. -Esta es mi apariencia verdadera... Cuando cambié fue por magia antigua que maneja mi pueblo... mi cuerpo cambió y necesitaría muchísimo poder para volver a cambiar... prefiero quedarme así.. me siento más cómodo- aclaró con respecto a lo que el dragón había sugerido, y es que aquel recuerdo le causaba nostalgia, pensar en todo lo que tuvo que pasar para poder salir de su pueblo lo hacía sentirse orgulloso, haber podido conocer tanto y tener aventuras era lo mejor que le había pasado en su vida.

Harry se sorprendió mucho al sentir que el dragón se inclinaba para recibir más contacto de su mano, y es que Harry se encontraba en un estado de sonsera absoluta debido al poco alcohol que había ingerido. Por eso no se enteró demasiado de cuando Skye comenzó a explicarles las costumbres de los dragones , se quedó rígido y contuvo la respiración cuando el dragón comenzó a oler su cuello, instintivamente le dio más espacio para hacerlo ladeando la cabeza para el lado contrario. Su cuerpo se llenó de escalofríos y su corazón parecía que se saldría de su pecho, Pero cuando lo lamió harry sintió que todo su cuerpo se estremecía y un pequeño jadeó abandonó sus labios sin poder impedirlo. Harry inmediatamente que el dragón se apartó llevó sus manos a su rostro, el cual estaba completamente rojo, y allí suspiró intentando calmarse un poco. ¿Que carajos acababa de pasar? no lo entendía. -N-no hay p-problema.. no me molestó.. - Murmuró con suavidad intentando hacer que le dragón no pensara mal de sus acciones.

Una vez se calmó retiró las manos de su rsotro y las llevó de nuevo a el hocico de Skye y allí acarició suavemente, con lentitud fue acariciando cada vez más atrás llegando al cuello y un poco de los homoplatos, no sabía por que hacía eso, simplemente le había nacido hacerlo, seguramente era por el alcohol que no lo dejaba pensar con claridad.


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más

Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


<3 Gracias <3:


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!
avatar

Dromes :
169326
Reputación :
6
Mensajes :
644

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Skye D. el Miér Nov 09, 2016 6:16 am

Skye se encontraba a gusto en aquel lugar, la música no estaba muy alta, por lo que se podía hablar sin alzar la voz. Aquellos asientos eran muy cómodos y daban cierta intimidad. Tampoco había mucha gente en el lugar, lo que no lo hacía sentirse observado, aunque sí que era cierto que le lanzaban repetidas miradas y aquellos que habían estado lanzando amenazas y comentarios maliciosos, ya se habían cansado y habían seguido a lo suyo. Escuchó la débil explicación de Harry sobre que no tuno “nada” con aquel amigo, pero no estaba seguro de si creerle, parecía querer ocultar algo.

-Bueno, hablabas de él de forma muy cariñosa, pensé que sí tuvisteis una historia…- Dijo con una media sonrisa, ladeando la cabeza de manera graciosa. Escuchó con tristeza la historia de Harry sobre que no tuvieron tiempo de confesarse sus verdaderos sentimientos, suspiró apenado.- Siento mucho lo que le ocurrió a su amigo, al menos pudisteis sinceraros y confesaros vuestro amor antes de que él muriera…- Dijo el dragón dándole unas palmaditas en una pierna con una de sus garras delanteras.

Cuando le explicó que aquella era su forma verdadera, que ya no podría volver a parecer más un elfo como antes, lo miró curioso, Nunca había oído de una transformación permanente como aquella, sobre todo cuando no era su “verdadera forma”.

-Bueno, supongo que no es muy distinto de un elfo a un humano…- Agachó la vista avergonzado.- Reconozco que me cuesta un poco distinguir entre una y otra raza de bípedos, los elfos son un poco más fácil por las orejas que suelen ser puntiagudas, pero luego demonios, vampiros, metamorfos y humanos, como todos tengan aspecto “humano” me es difícil distinguirlos sin olerlos o lamerlos.- Dijo rascándose bajo la mandíbula en actitud pensativa.

Skye le gustaba mucho que lo rascaran, lamieran y acariciaran, era muy común entre los dragones no solo ayudarse en el aseo en las termas por ejemplo, uno podía acercarse tranquilamente a un dragón amigo y tumbarse junto a él o ella y si había confianza y “permiso” del otro, empezar a lamerse o rascarse el uno al otro. El contacto y las muestras de afecto eran muy frecuentes y algo habitual, no sabía cómo los bípedos podían socializar sin aquel tipo de contacto, le estaba costando mucho no lamer o frotarse más contra Harry, pero de momento no sentía que le estuviera dando “permiso” para ello, de modo que mantenía una respetuosa distancia. Sólo cuando el chico empezó a acariciarle, se inclinó hacia él para demostrar que le gustaba aquel tipo de contacto. Su primer roce y lamida habían causado cierta sorpresa e impresión en Harry, y el dragón estaba algo nervioso, pues temía haberse pasado de la raya. Al principio creía que le había gustado, pues le había permitido olerle y luego había echo un sonido de agrado por la lamida. Le preocupó un poco cuando se tapó la cara con las manos, pero cuando le aseguró que no le había molestado, sonrió aliviado y movió un poco la cola, aprovechó para dar un trago más a su refresco de naranja.

-M-me alegra oírlo. Ese es el tipo de contacto que tenemos los dragones, para mostrarnos afecto, cariño y socializar.- Dijo haciendo un resumen de lo anteriormente explicado.

Cuando el joven pareció calmarse, se sorprendió un poco cuando alargó de nuevo las manos hacia él, hacia su hocico y su cuello, comenzando a acariciarlo de nuevo. Aquella vez Harry parecía haber perdido más la timidez, pues empezó a acariciarlo de manera más segura. Sintió como bajaba a su cuello, donde Harry podía sentir las pequeñas y suaves escamas de la garganta y las más grandes y duras de la zona de la nuca. Las escamas del pecho eran lisas y suaves, la de los hombros y espalda eran lisas, pero más duras y firmes. Skye se dejaba acariciar, de vez en cuando se le escapaba un pequeño jadeo nervioso. Cerraba los ojos disfrutando de aquello o miraba a Harry con ojos traviesos y nerviosos, tras unos segundos, se atrevió a moverse un poco, avanzando más hacia Harry, para estar más cerca de él y que pudiera acariciarlo. Apoyó las garras delanteras sobre las piernas del chico y el dragón acercó de nuevo su hocico al cuello del elfo, primero dejó sentir su cálido aliento y luego empezó a rozar el hocico. Tras unos segundos sacó su lengua, cálida, húmeda, pero no babosa y algo rasposa, comentando a lamerle con lamidas cortas y suaves, con la respiración algo más acelerada. Según se ofreciera Harry, le lamería más sitios, como las clavículas, barbilla, mejillas o incluso los labios.


avatar

Salón :
1 B
Dromes :
66553
Reputación :
6
Mensajes :
174

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Harry Blume el Dom Nov 13, 2016 10:04 pm

-Realmente lo amaba demasiado..- confesó en un susurró invadiéndolo todo recuerdo que tenía de Louis y él juntos, era doloroso, realmente no quería seguir hablando de aquello no quería llegar a tanto dolor por su pasado para llorar, la verdad preferiría evitar esa situación. Por eso decidió que no comentaría nada más al respecto, desvió la mirada un seguro tragándose el nudo que sentía en su garganta y suspiró tranquilizándose.

Soltó una pequeña carcajada que brotó de su garganta sin poder impedirlo cuando escuchó la explicación del dragón sobre su incapacidad para distinguir a los bípedos en general. -Créeme.. muchos no sabemos cuando alguien es.. la raza que sea.. - comentó entre risas mirándolo directamente a los ojos -la diferencia... entre los elfos y los humanos.. puede ser que a los elfos le dicen "el pueblo bello" - Intentó explicarse lo mejor que pudo, pero su cabeza ya se hallaba demasiado alcoholizada para pensar con total lucidez -Esto.. por que tenemos rasgos demasiado.. demasiado... ahm.. estilizados?.. más bonitos por decirlo.. ugh.. En fin.. tenemos más agilidad y poseemos magia en nuestro interior...- La verdad hasta él sabia que había hecho fatal y más para alguien que no conocía nada sobre los humanos o elfos como lo era skye, se sentía tan torpe en ese momento.

Lo siguiente era que no tenía ni idea de como había terminado en aquella situación, acariciando de esa manera a un dragón. Era una de las criaturas a las cuales más admiraba en el mundo y relamente nunca esperó verse envuelto en un momento igual. Lo que si sabía es que en ese momento no quería detenerse, no aun. Tal vez en algún momento algo dentro de su mente se dispararía como una alerta diciéndole que si seguía sobrepasaría la línea, en ese momento se detendría, pero por ahora simplemente se dedicó a disfrutar.

Continuó moviendo sus manos con cuidado por todo el cuello del dragón, rascando en algunos puntos que tal vez podrían ser sus puntos erógenos o tal vez no, como por ejemplo justo en el espacio entre el cuerno y la que era su nuca, o debajo de su mandíbula. Cuando sintió al joven dragón comenzar a lamerle el cuello no pudo evitar estremecerse y soltar algunos pequeños jadeos al sentir su caliente aliento sobre sus cuello. Lo dejó montarse a sus piernas y es que le pareció mejor, así podría abarcar más lugar para acariciar con más libertad. Se mordió un poco el labio para evitar cualquier sonido indecente que se le ocurriera salir por su garganta. su respiración se había acelerado demasiado y realmente se iba excitando un poco con aquello, por eso detuvo un segundo las caricias y y enterró la cabeza en el espacio del cuello y el hombro de skye. Allí olfateó justo como el dragón lo había hecho la primera vez y dio un lametazo sintiendo la texturas de las escamas debajo de su lengua. Era lo más extraño que había hecho en su vida y realmente no sabía ni para que lo hizo.

Se alejó del cuello del dragón lo suficiente para mirarlo a los ojos y respirar profundamente -¿ Así... A-así lo hacen los dragones?- preguntó con nerviosismo posando su manos en las mejillas del contrario.


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más

Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


<3 Gracias <3:


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!
avatar

Dromes :
169326
Reputación :
6
Mensajes :
644

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Skye D. el Mar Nov 15, 2016 5:22 am

El dragón escuchó apenado sobre el amor de su vida de Harry, no sabía muy bien cómo reaccionar ante aquello, pues por suerte aún no se había visto en una situación en la que hubiera perdido a un ser querido o le hubiera pasado algo similar a algún amigo cercano. No quería ahondar en el tema, pues era evidente que aquellos recuerdos provocaban un profundo dolor en el joven y apuesto elfo.

Cuando Harry se rio, el dragón turquesa se ruborizó un poco, rascándose el morro avergonzado y rio un poco también, contagiado por el buen humor del chico.

-Bueno, me alegra saber que no soy el único que tiene problemas para distinguirlos, cuesta un poco hacerlo a simple vista y muchos se molestan si tratas de olfatearlos o lamerlos, es la mejor forma para diferenciar los unos de los otros.
- Aseguró el dragón.- ¿El pueblo bello? Algo había escuchado, creo que lo leí en algún libro, pero igualmente me cuesta bastante distinguiros de los humanos, lo siento.- Se disculpó con una sonrisa avergonzada.-Trataré de esforzarme para saber distinguiros, es un poco más fácil distinguir entre machos y hembras cuando sois adultos, sobre todo si vais sin ropa…- Dijo mientras se rascaba bajo la mandíbula.- Como a mí no me gustaría que anduvieran asomándose bajo mis patas traseras y palpando para ver si soy macho o hembra, supongo que a vosotros tampoco. –Dijo riendo un poco, sacando la lengua para dar a entender que solo bromeaba.

Una vez el elfo empezó a acariciarlo de aquella manera y Skye su hubiera acomodado mejor, encima de las piernas del otro y más cerca, notó como el elfo lo acariciaba más, como si quisiera recorrer todo su cuerpo y descubrir todos sus secretos. Cómo él no tenía unas manos tan ágiles y sensitivas como las de Harry, el dragón tenía que usar su hocico y su lengua. Aunque la rascadita en el nacimiento de su cuerpo no pareció causar alguna sensación intensa, la rascadita de si mandíbula inferior, allí donde tenía aquellos pelillos cortos y flexibles, si hizo que el dragón lanzara gruñiditos de placer, cerrando los ojos y retorciendo la punta de la cola, alzando el hocico para dejarse rascar, mientras que él lamía y  rozaba cuidadosamente su hocico el cuello y la barbilla del elfo. La lengua del dragón era cálida y húmeda, pero no babosa y su tacto era intenso, rasposo o áspero, pero sin provocar dolor, más bien un intenso y placentero cosquilleo. El dragón solo tenía apoyada en el elfo la parte delantera del cuerpo, sobre las piernas del mismo. Ya que al estar sentados no podía tumbarse encima, sino lo hubiera hecho seguramente, pero tampoco era aquel el mejor lugar para sobrepasarse de gestos afectuosos o sociales en caso de Skye. Finalmente el dragón lamió despacio los labios del elfo, buscando uno de aquellos besos a lo que los humanos y elfos eran tan aficionados, en unir sus labios y sus lenguas, pero no lo obligaría, pues solo quería ver como reaccionaba ante aquella primera lamida en los labios, volviendo luego a lamidas y caricias en su cuello y barbilla, probando con dar uno o dos suaves mordisquitos juguetones. Sintió como Harry lo imitaba pegando sus labios y nariz en su cuello, haciendo que al nervioso dragón se le escapara un gruñidito que sonó como un gemidito de excitación. Sentir la lengua de Harry fue realmente delicioso, y el sabor y olor del dragón no eran desagradables, se notaba que se bañaba con regularidad. Pues su olor y sabor eran algo almizclado, pero muy sutil y suave. El tacto de las escamas era extraño, podía notar que efectivamente eran lisas, como cuando las acariciaba, pero con la lengua podía notar pequeños defectos, dándole a entender que cada escama era completamente distinta a las demás, como las huellas dactilares.

-Pu-puedes morder, no me dolerá…- Dijo el dragón con un pequeño jadeo.- Quizás… quizás deberíamos ir a otro sitio…Nos están mirando todos.- Dijo ruborizado, mirando de reojo alrededor, pues algunos estaban mirando a la extraña pareja que se estaban enrollando en los sillones. Otros lo estaban haciendo igualmente, pero ellos destacaban por lo diferentes que se veían entre sí.- S-sí, así lo hacemos… También nos damos mordisquitos… aunque no me atrevo mucho contigo, tienes una piel muy suave y sensible y podría hacerte daño, pero a mí puedes probar a morderme más fuerte…Pero sigamos en otro sitio donde no nos miren tanto…- Dijo avergonzado, mientras retorcía la punta de la cola y miraba alrededor, mientras notaba las manos del elfo en sus mejillas, dándole una  nueva lamida en los labios, para animarlo a continuar aquello sin miradas indiscretas lanzando silenciosas acusaciones de desaprobación.


avatar

Salón :
1 B
Dromes :
66553
Reputación :
6
Mensajes :
174

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Harry Blume el Lun Nov 21, 2016 6:40 pm

Aquella situación era una de las más increíbles que había vivido Harry en toda su vida, nunca en toda su existencia se imaginó en un lugar así acompañado de un joven dragón. Pero no era raro estar acompañado de un dragón en un Bar Gay en el centro de una ciudad que apenas conocía, no, el simple hecho de estarse manoseando y lamiendo y todo aquel espectáculo que le estaban dando al resto del bar era simplemente asombroso. Aunque en realidad en ese momento Harry ignoraba al resto del mundo, no se encontraba en la mejor situación de conciencia que pudiera tener; no se había enterado de las miradas curiosas que se posaban en ellos ni escuchaba de los comentarios de asco que les dedicaban. En su mente solo estaban los escalofríos, las miradas entre el dragón y él, los lametazos y las caricias que se estaban dedicando en ese momento. Harry estaba en un mundo aparte en ese momento, él junto al pequeño dragón.

Por eso había olvidado la noción del tiempo, no sabía si habían pasado, segundos, horas, minutos él simplemente se encontraba allí disfrutando, aunque no se sentía demasiado cómodo, eso no lo hacía él, el elfo en  un estado de conciencia absoluta no haría aquello, moriría de vergüenza primero. Pero algo en su interior comenzó a despertar al sentir el beso que Skye le dio en los labios. El elfo se asombró mucho y se separó un momento para mirarlo a los ojos por un par de segundos, Después en un ataque de valentía lo imitó, le dio una pequeña lamida en los labios al dragón. Él no podía sentir el sabor del dragón por medio de su sentido del gusto, no tenía este tan desarrollado para acertar en que tipo de sabor tenía el dragón. Lo hizo, pero nuevamente aquella alarma dentro de él se disparó.

La sensación de alarma se intensificó con las palabras de Skye. ¿Ir a otro lugar? ¿Cuando habían llegado tan lejos? Harry sintió que definitivamente era el momento de parar aquello, el dragón parecía feliz por estar compartiendo aquellas caricias con él, pero no llevaría aquello más lejos. La parte que aun continuaba cuerda en su mente le exigía parar, y Harry no era quien para desobedecer su conciencia. Además... ¿Qué hora era? tendría que volver a subir a el escenario como a las 12 de la noche, ¿Ya quera hora? no lo sabía, igualmente le dijo a el barman que le avisara cuando fuera la hora, pero no le extrañaría que no lo hiciera por lo que estaba pasando con el dragón.

Cuando vio oportuno se alejó un poco del dragón quitando también sus manos del cuerpo ajeno, suspiró profundamente cerrando los ojos con fuerza. Heriría al dragón con aquello que diría y eso era lo que más odiaba hacer el elfo, pero no era de estas personas que solo iban a un bar a ligar y acostarse con alguien; no, esa noche no sería diferente. -U-ugh... Skye..- pronunció sintiéndose más torpe  y lento para hablar. -N-no puedo.. no puedo llevarte a otro lugar... Yo.. como dije.. no me gusta hacer esas cosas...- Se sentía estúpido por haber echo todo aquello y al final esconderse como un perro con el rabo entre las patas. Pero en esas condiciones no llevaría a alguien a la cama o tendría más roces de lo necesario, por eso nunca tomaba, no era bueno con el alcohol y cometía estupideces cuando lo hacía. -L-lo siento.. lo siento demasiado... Si quieres algún otro día poemos salir a tomar un café o algo así... o a estar en el bosque y las montañas... pero... hoy.. no puedo, no así.. lo siento..- divagó en medio de balbuceos torpes, movía las manos con nerviosismo sobre su camisa arrugándola un poco y  mirando hacia todas las partes que podía del bar. Que vergüenza estaba pasando.


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más

Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


<3 Gracias <3:


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!
avatar

Dromes :
169326
Reputación :
6
Mensajes :
644

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Skye D. el Miér Nov 23, 2016 4:01 pm

Skye estaba acostumbrado a mostrar afecto con dragones, no era raro que dos dragones se frotaran unos a otros con el hocico, se lamieran las escamas o incluso se pusieran uno sobre otro para darse algunos mimos. Pero aquello había subido de mimos y caricias a estar enrollándose por completo con un chico. Sus lenguas y labios se unían una y otra vez, y sentía las apasionadas manos del elfo por sus escamas, encendiendo pasiones en el dragón turquesa. Era cierto que se acababan de conocer, pero había algo en Harry que había atraído al dragón turquesa, y no podía evitar reaccionar de aquella manera antes las estimulantes caricias del chico. Pero una vocecilla en su cabeza no dejaba de advertirle sobre las miradas que le lanzaban otros clientes del local. Su idea no era quizás pasar a mas que aquello, pero prefería hacerlo en un lugar más discreto a íntimo.

Cuando el elfo lo rechazó de aquel modo, el dragón se encogió un poco, dolido, pero ya era algo que se esperaba que le ocurriera en más de una ocasión de modo que no lo pilló por sorpresa y se recuperó rápidamente de aquel rechazo. Asintió a las palabras del joven y sacudió una garra delantera.

-N-no te preocupes, enserio, es solo me sentía las miradas de los demás clavadas en nosotros…- Dijo con una sonrisa avergonzado.- Ya te he dicho que no te preocupes, solo nos dejamos llevar un poco, estuvo bien.- Dijo con una media sonrisa, entre triste e insegura.- Claro, me parecen unas ideas excelentes, conozco una cafetería donde me dejan entrar y tienen una tarta de queso exquisita. En lo del bosque conozco un par de lugares muy hermosos, supongo que también podríamos disfrutar de ellos.- El dragón se incorporó y se desperezó a gusto.- Creo que me iré ya, no puedo trasnochar mucho o mañana me arrepentiré y no me dará tiempo de hacer todo lo que quiero. –El dragón se aseguró de llevar todas sus cosas, luego miró de nuevo hacia Harry. – Tendré un par de días ocupados, pero aquí tienes mi número.- Dijo sacando una tarjeta de su alforja, donde venía el número de teléfono y el correo electrónico del dragón turquesa.- Mándame un mensaje o llámame cuando quieras que nos volvamos a ver.- Le ofreció el dragón mientras echaba a andar hacia la salida.- Suerte con tus canciones Harry, me ha gustado charlar contigo.- Dijo guiñándole un ojo y alejándose con una sacudida de cola.

El dragón caminaría hasta el exterior, donde buscaría un lugar despejado en la calle para poder alzar el vuelo sin causar daño o problemas a nadie y dirigirse hacia su habitación en el internado de Takemori.



avatar

Salón :
1 B
Dromes :
66553
Reputación :
6
Mensajes :
174

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Harry Blume el Sáb Dic 03, 2016 10:25 pm

Tal vez para los dragones era normal aquel comportamiento de cercanía con los demás dragones, o en ese caso con un elfo y tal vez para algunas personas aquellos de frotarse o ligar o manosearse también era normal si ibas a un bar como aquel. Pero Harry tenía un pensamiento tan diferente que a la pequeña mención de ir a un lugar aparte pues simplemente había entrado un poco en pánico. En ningún momento su intención fue herir o cohibir al alegre y atrevido dragón. Por eso cuando vio aquella mirada llena de pena Harry sintió que su corazón se paralizaba un momento.

Aun con el poco alcohol que tenía encima, que ya casi que lo hacía ver doble, Sintió total culpa al herir a el pequeño dragón. Pero no tenía opción por que podrían haber ido a otro lugar a seguir con el jugueteo, pero estaba casi seguro al 100% que se iría a más y no estaba seguro de poder controlarlo. Recibió la tarjeta del dragón sin decir mucho más, la atesoraría demasiado y cuando tuviera ganas de llamarlo lo haría. Para Harry ahora eran amigos aunque no lo había pedido, él lo sentía así. Lo acompañó en silencio hasta la salida de el bar y justo cuando se alejaba dijo con suavidad -Uhm.. lo siento Skye... Te llamaré o te hablaré pronto!- Se despidió con la mano antes de verlo alzar vuelo y se adentró de nuevo al bar.

Una vez dentro inspiró profundamente recuperando un poco de su tranquilidad aunque su cuerpo continuara en estado de letargo causado por el alcohol. Miró la hora en su celular: 11:55 pm. ¿Cuando había pasado tanto el tiempo? y ¿Por qué era tan preciso? no había planeado quedar a 5 minutos de volver a cantar, pero así fue. En el poco tiempo que le quedaba se tomó una botella de agua para esclarecerse un poco los pensamientos, obviamente no fría ya que tenía que cantar, y se esponjó un poco el cabello. Fue el tiempo justo para volver a subir a el escenario y presentarse nuevamente.

-Hola... Ahm.. soy Harry de nuevo.. Y vengo a cantar otras pocas canciones mías.. espero les gusten y pasen un buen rato...- Terminó de comentar y miró a los músicos dándoles la señal para empezar. Mientras que el instrumental de la canción pasaba Harry pensó en todos los sucesos de la noche y sonrió. A pesar de haberlo rechazado de esa manera, había sido una muy buena noche. Respiró profundo alojando el aire en su panza y comenzó a cantar con fuerza y alegría, haciendo que el resto de la noche pasara.


Hablo- Narro - Pienso - Habla alguien más

Soñando - One Shot Lean mi one shot de un pedasito de la vida de Harry <3


<3 Gracias <3:


Las Mamuhs~ <3 7u7 [?:


¡La mamuh señal!
avatar

Dromes :
169326
Reputación :
6
Mensajes :
644

Ver perfil de usuario
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Amadeus Mozart el Jue Ago 17, 2017 11:20 pm

Si desea volver a abrir el tema puede hacerlo Aquí.
*Lugar: Bares
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
24
Dromes :
39873
Reputación :
5
Mensajes :
220

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una noche para cantar~ [priv]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.