6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Miér Oct 12, 2016 2:47 am

Últimamente la noche parecía ser su mejor amiga cuando los recuerdos tormentosos le hacían aún más difícil conciliar el sueño, sin embargo no tenía la intención de salir a caminar sin rumbo fijo y sin motivo, no, esa noche parecía ser diferente a las usuales pues el ambiente a su alrededor se pintó de nostalgia.

Observo con detenimiento aquel enorme estuche negro que yacía olvidado en una esquina de su habitación, ¿desde cuándo dejo de tocar?, la última vez que toco un instrumento fue en su segundo día como profesor cuando por casualidad encontró la sala de música y el piano pareció llamarlo. De eso ya habían pasado meses.

No entendió el repentino impulso que lo invadió pero no lo cuestiono, simplemente se colgó a la espalda aquel instrumento y salió de aquella solitaria casa aun vestido con la ropa del día, un pantalón oscuro y una camisa de manga larga y tal como había hecho las noches anteriores, se dispuso a caminar en vez de usar la motocicleta pues el sitio al que se dirigía no quedaba demasiado lejos de su punto de partida.

Fue entonces que después de varios minutos –casi una hora- llego hasta ese sitio que en el día parecía tan lleno de vida y en ese instante se encontraba casi en soledad de no ser por un par de transeúntes al otro extremo del parque, una parejita debajo de un árbol y otros pocos que ya se retiraban.

Al observar una banca algo alejada y solitaria, no pensó demasiado en lo que haría, simplemente se dirigió ahí y dejo el estuche a un lado para así tomar asiento y disponerse a abrirlo, dejando ver un hermoso ejemplar de cello con los colores avellana y negro usuales pues no era muy dado a la extravagancia, lo acaricio con sus dedos con cierta delicadeza imposible de imaginar en él.

—Aun no puedo creer que no volveré a verte— Susurro para sí mismo mientras se colocaba el cello entre las piernas y se acomodó el arco en la mano izquierda, respiro profundo y sus ojos buscaron el cielo pero no encontró nada ahí. Los arboles estaban curiosamente quietos pues apenas podía sentirse una ligera brisa y el caído cerro los ojos comenzando a interpretar aquella pieza llena de tantas emociones confusas e intensas, notas tan cargadas de recuerdos y sentimientos.


Melodia interpretada:


Vestimenta:
avatar

Edad :
29
Dromes :
19775
Reputación :
1
Mensajes :
182

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Invitado el Dom Oct 16, 2016 10:00 pm

Oscuridad que nubla la mente, oscuridad que nubla la salud, incluso sin ti me siento vacia, incluso sin ti ya no tengo vida.

En el cuarto de Daia no había ni siquiera una luz encendida, se despertó de golpe, un sonido fuerte la despertó de aquella pesadilla que estaba teniendo, ojos llorosos, la almohada húmeda debido a estas lagrimas que no cesaban de caer, una pesadilla, la muerte de sus dos seres más amados nuevamente la atormentaba en sus sueños, sus piernas se estiraron para escapar de la cama, aquel lugar que usualmente debía de regalarle horas de paz y descanso últimamente solo le entregaba unas hermosas noches llenas de pesadillas donde los protagonistas eran su esposo, hijo y ella, el día en que ambos murieron y ella volvió al cielo en un escaparate de miedo.

Pero ahora no podía hacer eso, arrastro sus pies por todo el suelo hasta llegar a la puerta, casi sin pensar salió de aquel cuarto, su cerebro estaba en off, no sabía que hacia ni como actuaba, sin darse cuenta desplego sus grandes alas blancas y se dispuso a caminar sin decir ni pensar en algo, sus pies descalzos pisaban el acero frio, y este provocaba un congelamiento en su sistema, porque se sentía tan irritada, a claro, aquel sueño solo le traía lo peor de ella si tan solo hubiera actuado como el ángel que era nada de eso hubiera pasado, todo era su culpa.

No se dio cuenta en verdad cuando sus pies, llenos de manchas debido a la suciedad, ensangrentados de tanto caminar y morados debido al frio la llevaron hasta aquel parque, sus alas blancas solo se arrastraban por el suelo, la gente no se sorprendería de verla no era la primera ángel en la tierra, Eadrom era una ciudad para seres similares a ella, sus oídos la llevaron frente a alguien que tocaba un hermoso sello, sus ojos se llenaron de lágrimas al oír la melodía, como si un montón de recuerdos que albergaba con sello en su cerebro, hubieran roto este y la hubieran inundado por completo, se sentó en el suelo a oírlo, seguramente el joven que se encontraba tocando no notaria su presencia pues era casi nula el aura que podía emitir.

Sus ojos solo dejaban escapar un par de lágrimas, todo aquello era demasiado hermoso para la propia muchacha la cual no podía expresar su emoción al oírlo, cuando este dejo de tocar, sus manos se juntaron haciendo un suave aplauso para él, posiblemente era lo único que podía hacer y este comprendería.

Sus hermosas alas blancas se volvieron a esconder, casi por inercia y miro al chico con una suave sonrisa en sus labios, aunque lagrimas obviamente marcadas en lo que era su rostro, y  aquel ropaje que llevaba puesto, dando la obviedad de que era un pijama, la muchacha no se había percatado aun que no estaba en la comodidad de su cuarto y que el muchacho que estaba frente a ella era un desconocido, cuando se diera cuenta de estas cosas, las cosas no irían para nada bien.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Lun Oct 17, 2016 4:09 am

Aquella melodía plagada de dolor y añoranza solo provocaba que él tocara con mayor sentimientos, solo en ese instante, solo teniendo un instrumento en mano podía revelar lo que había dentro de su alma, sin embargo no había lágrimas, estas se habían secado muchos, muchos años atrás a raíz de la muerte de Evangeline, le había llorado, sí, pero de la misma forma esas lagrimas terminaron por secarse para no regresar jamás, ni siquiera cuando el sentimiento era tan intenso, cuando la culpa y el amor lo invadían sin darle tregua, no, no había lagrimas ni en los momentos más miserables de su vida.

Pero siguió tocando sin prestar atención a las personas que pudiesen escucharlo, sin notar quien se acercaba y quien se alejaba, sin darle importancia a los murmullos que se escuchaban a los lejos y…sin notar que tenía una espectadora ante él y no cualquier espectadora. Sus dedos tocaron las cuerdas y dirigieron el arco con mas ahínco al terminar y duro asi segundos, tal vez un minuto hasta que abrió los ojos y lo primero que su mirada platinada encontró fue a un hermoso ángel ante él que aplaudió una sola vez y luego oculto sus alas.

Sin embargo Velkan no tenía a buen visto a los ángeles o al menos a la mayoría pues los consideraba cegados ante el creador padre, simples marionetas de Elohim que no miraban más allá que la falsa perfección que ¨Él¨ les mostraba, pero Velkan conocía la verdad y por eso decidió convertirse en un caído —¿Quién eres, ángel? — Se dispuso a preguntar mientras mantenía fijamente en ella sus gélidos ojos grisáceos, sabía que ella no era uno de esos ángeles enviados para exterminarlo, ¿por qué?, era simple, de haber querido ya lo hubiese atacado, pero al contrario, ella estaba ahi frente a él en ¿pijama?, pero no se fijo demasiado en ellos, en su lugar, la mirada del caido se poso en los ojos de la joven al notar aquel rastro de lagrimas.
avatar

Edad :
29
Dromes :
19775
Reputación :
1
Mensajes :
182

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Invitado el Lun Oct 17, 2016 4:35 am

Cuando el joven noto la presencia de la muchacha de cabellos alborotados en el suelo, esta solo se levantó, seguía en aquel estado que parecía que estuviera durmiendo pues no captaba aun ni siquiera el lugar donde se encontraba, debía agradecer el hecho de que su pijama fuera tan calientito, porque el aire estaba fresco y posiblemente si no fuera por aquel poleron gris que usaba para dormir, el frio congelaría incluso la pequeña nariz que tenía. Aunque no conocía al chico no se sintió cohibida posiblemente era por el mismo hecho de que no estaba 100% despierta, estaba tan cegada por así decirlo solo con oír aquella melodía miles de recuerdos se despertaban en su interior, eso sucedía porque era un ser que había vivido demasiados años y entre todos esos años las tragedias abundaron.

Seguía tan petrificada debido a aquella hermosa tonada, que cuando había acabado, cuando aplaudió, cuando todo termino y escucho al fin la voz del chico dirigirse hacia su persona, al fin en ese momento, entro a la realidad, se quedo perpleja, mirando hacia todos los lados posibles, su cabello se erizo noto que sus pies estaban descalzos, que estaba en una ropa nada decente para que los demás vieran, y eso provoco un gran rubor en sus pálidas y hermosas mejillas redondas, se tapó la cara por unos segundos debido a la gran vergüenza que sentía, por dios ¿Que había hecho? ¿Que sucedió? ¿Por qué se encontraba ahí? Tantas preguntas se hicieron dueñas de su cerebro, que el rubor solo aumentaba bajo con timidez sus manos y miro al chico, aquella voz le pareció hermosa y melódica, pero él había notado que ella era un ángel, dios que descuidada era.

Alzo una mano apuntándose ligeramente, no había llevado su cuaderno para comunicarse con los demás y era normal pues no esperaba encontrarse en las calles a esa hora. Movió las manos haciendo unas señas con estas aunque no esperaba que el contrario pudiera entender que era lo que estaba intentando trasmitir con sus manos, pero solo se estaba presentando

-Yo soy Daia y ¿Tu?-

Era lo que había dicho con sus manos, dibujo una suave y tímida sonrisa en sus labios, noto que las lagrimas seguía rodando por sus mejillas y paso una de sus manos por sus ojos para limpiarlas, no quería que el chico pensara que estaba llorando debido a su melodía, solo eran recuerdos tristes que se habían ido a instalar en su disco duro, llamado cerebro y en su corazón que daba brincos con tanta emoción .
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Mar Oct 18, 2016 12:39 am

Velkan se dio cuenta de aquella actitud tal vez adormilada, ella no parecía caer en cuenta de lo que estaba sucediendo y por un momento le cruzo por la cabeza que ella podía ser sonámbula pero, ¿por dónde había llegado?, sin duda había bajado demasiado su guardia pues si otro ser hubiera aparecido para aniquilarlo tal vez lo hubiese logrado sin darle oportunidad de nada más que morir, pero en el fondo agradecía que no fuera el caso, no era su momento de someterse a la evanescencia.

Y espero paciente mientras ella se adaptaba a lo que sucedía en su entorno, noto la estupefacción y como sus mejillas tomaban un color rosado, la vergüenza confirmada cuando se cubrió el rostro y como ese sonrojo se hacía un tanto más intenso. Pero Velkan seguía mirándola fijamente, con intensidad y esa característica seriedad en su rostro mientras esperaba que ella se presentara, no recordaba haberla visto, ni en el cielo, ni en la tierra, aunque era normal o eso suponía.

—oh…no puedes hablar— Aunque sabía el lenguaje de señas, con tantos años de vida había aprendido diferentes idiomas más allá del seráfico y a comunicarse de diferentes formas, en su empresa contrataba sin discriminar a nadie siempre y cuando le resultaran beneficiosos y productivos. —Daia, es un nombre curioso— No había amabilidad pero tampoco hostilidad en sus palabras pero tampoco hostilidad, solo una inusual neutralidad en su tono grave y profundo. Y dejo a un lado aquel cello mientras se ponía de pie.

—¿Lo sentiste? — Pregunto de pronto en referencia a la melodía y evito estirar la mano para tocar una de esas lágrimas, nunca le gusto ver a una mujer llorar y siempre pensó que las lágrimas de un ángel resultaban ser más perturbadoras que la risa de un demonio, tal vez por eso estaba tan tranquilo incluso ante la presencia de uno de los suyos pues solía actuar demasiado hostil ante los seguidores de Elohim.
avatar

Edad :
29
Dromes :
19775
Reputación :
1
Mensajes :
182

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Invitado el Miér Oct 19, 2016 7:20 pm

Su mirada se vio reflejada en el suelo, pudo notar que incluso sus pies estaban descalzos y sucios un baobab salió de forma ligera de sus hermosos labios, el aire caliente de su cuerpo se trasmitía hacia el exterior de forma suave, el chico parecía tan serio que hacía sentir que la muchacha se sintiera muy avergonzada el rubor solo se extendía a lo largo de su hermoso y pálido rostro.

Le alegro saber que el muchacho comprendía el movimiento de su mano con el cual expresaba sus pocas palabras, sin sentimiento sin sentido solo movimientos al azar que formaban palabras con las que se podía expresar, sonrió ante el muchacho a pesar de que el chico era frio, o eso emitía, algo amargado, como si la vida no tuviera sentido, como si su existencia fuera un calvario día tras día, eso pensó la muchacha al ver al chico.

El viento recorrió su frágil cuerpo, helando sus delgados pies, se encontraba con frio debido a eso, pero no importaba en verdad, con una suave sonrisa permanecía frente al chico, aun ruborizada, y sobretodo completamente apenada, una de sus suaves y blancas manos se las llevó a su cabello retirando uno de sus cabellos hacia atrás dejándolo en la oreja y miro hacia el cielo, paraíso, le decían las personas que nunca habían estado ahí, ella lo llamaba ‘hogar’ con anterioridad y después lo comenzó a llamar ‘sala de tortura’ , el cielo que los humanos deseaban al morir ella lo odiaba casi sin pestañear.

No era un angel caído solo por una razón, fue exiliada por inútil, no por mala, curioso o no, aquel era su nombre, nunca dijeron nada malo de el, le gustaba ser portadora de aquel titulo ‘Daia’ le hacia feliz llamarse asi, movio nuevamente sus manos hacia adelante haciendo un par de señas vacías.

-¿Sentirlo? ¿Te refieres a la carga negativa y esa pena que llevas dentro? – sus manos trasmitieron aquel mensaje, soltó un suave suspiro mudo al aire y lo miro, sus lagrimas ya había desaparecido en su totalidad y ahora solo se preocupaba de una cosa saber el porque estaba ahí.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Sáb Oct 22, 2016 5:34 am

Escruto cada acción y gesto reflejado en el rostro de la joven, como el sonrojo parecía resaltar en su pálido rostro y la alegría que parecía danzar en sus ojos al notar que él podía comprenderla sin necesidad de expresarse en voz. Cada detalle no le pasaba desapercibido, el frió recorriéndola a partir de sus pies descalzos y como su mirada se dirigía al cielo en una confusión de emociones o al menos así lo interpreto él, sabía que no era una caída pues había visto el color de sus alas, sin embargo la manera en la cual ella observo el firmamento le hizo creer que ya no pertenecía a ese lugar.

Sin embargo al observar sus señas, por un breve instante su mirada reflejo una leve sorpresa combinada con escepticismo cuando ella expreso lo que estaba reflejando en su interpretación, por eso evitaba tocar instrumentos, solo así podía expresar lo que de otra forma no es capaz —No, tus propios sentimientos danzando con la melodía— Termino por decir después de un par de segundos, su rostro se recompuso regresando a esa expresión estoica y mirada distante, un tanto indiferente.

Ella había llorado y Velkan tenía la sensación que era por algo más pues pese a ser un ángel no lograba comprender como alguien podía llegar a ser tan sensible como para llorar por las emociones reflejadas de alguien más, pero no cuestionaría en realidad ya que eran temas que no le incumbían —Soy Velkan — Se dispuso a presentarse pues no lo había hecho y considerando que ella ya había rebelado su nombre, creo idóneo hacerlo por igual aun si ese nombre no le pertenecía en su totalidad, ¨Velkan¨ fue el nombre que eligió después de volverse un caído, ese que lo representaría para no tener que revelar quién era en realidad, para empezar de cero, ¨Alexander Belmont¨ fue aquel que los humanos que lo acogieron en su familia le otorgaron aunque nunca lo usaba en realidad.



Pasa el cursor por la imagen(?)

Haz caso al diablo y te recompensará con el infierno.
Khaa´In
ya no existe el camino al perdón.



—Hablo— Narro ¨Pienso¨
avatar

Edad :
29
Dromes :
19775
Reputación :
1
Mensajes :
182

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 29, 2016 4:27 pm

Daia estaba aún algo perdida en todas sus múltiples emociones del momento, el viento que remolinaba con fuerza sus cortos cabellos solo le recordaba el frio que sentían sus extremidades, se dejó caer al piso, al menos el pantalón grueso de color negro que poseía le amortiguaría el frio que estaban sintiendo sus pies en aquel momento, se quedó pensativa mirando el suelo, ‘sentir sus emociones bailando al son del compás de la melodía que él estaba interpretando’ aquello posiblemente no fue lo que sintió, agonía, dolor, recuerdos de un ser preciado perdido, todo aquello sintió, sus emociones eran notables, llenas de dolor ¿Alguien mas comprendería lo que sentía en realidad? Perder a su familia y no se refería a los ángeles que la cuidaron cuando era una niña, si no a sus dos seres amados, el amor de su vida y su hijo, solo la hacían desdichada, cuantas veces deseo morir deseo arrancarse las alas, deseo dejar de existir en cualquier tipo de plano, pero nunca nada de eso se hizo como quería un leve bufido salió de sus labios, eran sonidos así lo que podía dejar escapar con facilidad en vez de palabras, clavo sus hermosos ojos sobre el chico y con sus manos dejo una frase al aire

-Sentimientos ¿Quién los necesita? -

Aquellas palabras si hubiera sido su voz la que las expresaba hubiera sido un tono lleno de rabia, tan molesta y lastimada, desde que su hijo había muerto delante de ella sin que ella pudiera hacer algo, tristeza, dolor, tormento, molestia solo esas emociones nadaban en su ser ¿Por qué seguir viva si no tiene razones para andar? Eran preguntas que se hacía con frecuencia la castaña, paso uno de sus dedos por su cabello y al oír el nombre del muchacho solo sonrió, aunque aquella sonrisa solo mostraba cierto pesar, no podía decir que fuera un gusto, al fin y al cabo hace mucho tiempo el conocer a alguien era un ‘placer’ para ella y sobre todo en esa situación tan extraña en la cual aun no descifraba del todo el cómo había llegado hasta ese lugar.

Seguía sentada en el suelo mirando al chico desde una perspectiva completamente distinta, desde el suelo todo se veía mas enorme, se echo hacia atrás quedando apoyada en el suelo con su espalda y quedo mirando el cielo nocturno, las estrellas, todo aquello que ahora se veía tan lejano y alguna vez fue tan cercano a ella.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Sáb Nov 05, 2016 2:37 am

Observo como ella parecía tiritar por el frió de la noche, Velkan apenas lo sentía pues acostumbrado estaba a las bajas temperaturas, para los guerreros no había tregua o al menos en la sección seráfica en la cual él había pertenecido, ellos no tenían escrúpulos y los entrenaban en todos los ambientes posibles para hacerlos resistentes, recordaba que algunos habían muerto en el proceso y solo los más fuertes sobrevivieron para seguir con las misiones de mantener protegido el cielo y la creación.

Sin embargo al observar sus señas, Velkan alzo ligeramente una ceja y de alguna forma sintió cierta empatía, después de observar como decapitaban a Evangeline sin poder hacer nada por salvarla ya que lo habían mantenido sometido y lo obligaron a observar la condena, él había dicho lo mismo, encerró sus sentimientos y emociones al punto de convertirse en lo que ahora es aunque desde su llegada a Éadrom, esa ciudad y sus habitantes parecían estar empeñados en hacer salir esas emociones y sentimientos perdidos.

—Aun así resultan inevitables, buenos o malos— Reconoció y observo por breves segundos el cello para así regresar su mirada a ella, en los ojos de la joven parecía reflejado el tormento y el vacío de quien lo había perdido todo, conocía aquello pues él había perdido lo único que había amado en la vida y aunque no resultaba ser en la misma medida pues de conocer la historia de la joven seguro le daría más peso a lo que ella vivió, aun así para Velkan, Evangeline lo había sido todo y al perderla a ella lo perdió todo.

—¿Ya te acostumbraste al frió?— pregunto al tiempo que comenzaba a desabotonarse la camisa para ofrecérsela, a él no le importaba pues llevaba una de resaque debajo de aquella, a pesar de su actitud y esa forma de ser tan indiferente, en el fondo no era malo simplemente estaba resentido con todo y contra todos, pero Daia no le había hecho nada y en su lugar ella había llorado las lágrimas que a él se le habían secado mucho tiempo atrás.


Pasa el cursor por la imagen(?)

Haz caso al diablo y te recompensará con el infierno.
Khaa´In
ya no existe el camino al perdón.



—Hablo— Narro ¨Pienso¨
avatar

Edad :
29
Dromes :
19775
Reputación :
1
Mensajes :
182

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 05, 2016 3:58 am

Daia aún se encontraba sentada en aquella posición, sus pies que temblaban con el vaivén del viento que los tocaba comenzaban a acostumbrarse a ese helar peculiar que nunca antes había sentido en realidad, no tenía la costumbre al menos de ir descalza por las calles, pero sobre todo no tenía la costumbre de ir a algún lugar menos a esas horas, hablando de hora, que numero marcaria la aguja en ese momento, la curiosidad de aquello inundo los pensamientos fugitivos de la muchacha por una extraña razón, a veces podía perderse fácilmente entre un montón de ideas sin sentidos, pero las tenía al fin y al cabo, aunque quisiera que se detuvieran, las podía llegar a explorar una por una, ideas tan tontas e infantiles como las de un niño de 3 años, tic tac, la hora pasaba mientras ella solo pensaba en cosas que no iban al caso.

Sus pensamientos infantiles fueron arrebatados de golpe, cuando la voz del muchacho inundo sus oídos ‘sentimientos’, la muchacha deseaba no tenerlos, al fin de cuentas su corazón solo llevaba un enorme pesar los recuerdos le traían sentimientos amargos como el pimentón sobre cargado en un pequeño colado de comida para bebes, y solo pensar en esas cosas ya hacían que su piel se erizara, recuerdos, la muchacha poseía buenos recuerdos, pero sobre todo memorias frágiles que se podían quebrar rápida y fácilmente, pero sobre todo que la podían quebrar a ella.

Nunca supero la muerte de sus dos seres amados, pero la muerte de su pequeño la cargaba como si fuera una mochila de más de 15 kilos sobre su espalda, aquel dia fue el más feliz y triste que tuvo en toda su vida, tener a su pequeño por fin en sus brazos fue una emoción que nunca podría describir en verdad, tan feliz sin importar nada, nadie podría prevenir la desgracia que pasarían horas mas tarde, con tan solo horas de nacido el niño conoció la tierra y el paraíso, todo en un mismo día.  Daia estaba aterrada, ya había visto como habían destrozado a su marido frente a ella, apaleado a golpes, aunque quisiera correr tomar a su hijo y escapar de ese lugar para protegerlo, en su estado caminar requería que alguien la ayudase sus piernas eran peso muerto. El bebe solo lloraba, era obvio podía sentir el miedo aunque fuera pequeño, y es que como se dice los bebes pueden sentir los mismos sentimientos que trasmite la madre, sobre todo si eran recién nacidos, los gritos eran muy fuertes y nadie iba a ayudarlos por mas que apretase el botón rojo de urgencias, nadie asistia, aquellos hombres la amenazaron.

-Hazlo callar o lo haremos nosotros- dijo uno de ellos


-Necesito que me lo pasen, no puedo levantarme para tomarlo-
confeso la joven castaña con ojos llorosos

Y esos hombres tomaron esas palabras como la decisión de que ellos debían callar al pequeño bebe, que se encontraba arrullado en suaves y celestes mantas de tela polar, ¡PAM! Se escuchó fuerte, no lo asimilo, no logro comprenderlo, su pequeño ya no lloraba eso era obvio, lagrimas fue lo primero que salieron de sus ojos, cuando su mirada se dirigio al pequeñito, que no media mas de 48 cm y pesaba con suerte 3k510 gramos, este estaba cubierto de sangre, un disparo directo a la cabeza y seguido de eso. Dias llenos de pesar, lagrimas y furia acumulada hacia los seres que hicieron eso, quería vengarse, pero no podía y nunca fue capaz de explicar el como logro salvarse ella de esa situación.

Volvió en si, recordando que estaba frente a un extraño, pero aquellos recuerdos hicieron que nuevamente comenzara a llorar, paso sus manos por sus húmedos ojos, quería detenerse, no quería seguir sintiendo aquello, todo eso le hacía daño.

-Perdón, Si aún tengo frio-

Hizo las señas con los ojos aun lagrimando, miro el suelo completamente apenada, aquella historia ni siquiera se la había contado a su hermano, no era capaz de decirle el como murió su sobrino y sobre todo el que ella no hizo nada, se culpaba a si misma de seguir con vida, se culpaba por no haber hecho lo máximo para tomar a su bebe y haberlo calmado, remordimientos, quería morir, quería estar con su pequeño, pero ya no podía y solo le quedaba una cosa por sentir, rencor hacia aquellos que le arrebataron todo.

No tenia sentido seguir viva, pero hay estaba viva, fijo su mirada sobre el muchacho notando lo que estaba haciendo, cualquier otro se hubiera inmutado, hubiera dicho que no era necesario o quizás sonrojado, pero Daia estaba pensando en cosas demasiado tristes como para darse cuenta que el chico le iba a ofrecer su camisa.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Vie Nov 11, 2016 6:20 am

Velkan pudo vislumbrar como la joven parecía perderse en sus divagaciones mentales, no le interrumpió en ningún momento excepto en esas pequeñas ocasiones en que pronuncio palabras, le dijo lo de los sentimientos y ella pareció perderse aún más con solo escuchar esa palabra a lo que Velkan continuo observándola hasta que noto como aquellas lagrimas le caían sobre las mejillas ¨las lágrimas de un ángel son más perturbadoras que la risa de un demonio¨ volvió a recitar en su mente y aquellas palabras tenían toda la verdad, Velkan se había enfrentado a demonios, fue torturado por los mismos y miro como hacían cosas atroces mientras se atragantaban con la risa grotesca ante sus monstruosidades…pero nunca fue capaz de mantenerse estoico e indiferente ante las lágrimas de una mujer, menos de un ángel.

—No sé qué provoca tus lagrimas— Comenzó a pronunciar cuando por fin se quitó por completo aquella camisa blanca y parte de sus hombros como sus brazos quedaron descubiertos, una serie de líneas negras marcaban la parte expuesta de los hombros hasta el antebrazo en conjunto con infinidad de cicatrices, de diferentes formas y tamaños.

Y sin pedir permiso se acercó a ella mientras le colocaba la camisa sobre los hombros, no podía negar la triste belleza que la joven mostraba en ese instante con ese aspecto —pero sea lo que provoque tus lagrimas deberías dejarlas fluir con libertad antes de que seas incapaz de hacerlo, el llanto retenido termina por morir y eso que se guarda queda adentro envenenando el alma— Lo sabía por experiencia, si bien derramo un par de lágrimas por la muerte de Evangeline, jamás saco su dolor como debía y a veces se arrepentía de eso.

avatar

Edad :
29
Dromes :
19775
Reputación :
1
Mensajes :
182

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Invitado el Vie Nov 11, 2016 5:33 pm

La vida de Daia siempre había sido hermosa, perfecta sin trabas, hasta que había sucedido aquel fatídico día, el día trabulloso que arruino su vida por siempre, eso era lo único que le podía causar dolor, ni siquiera el hecho de haber perdido en su época a su hermano la hacía llorar como cuando recordaba a su pequeño entre sus brazos, dios era un diablo con aureola blanca, eso era lo único que podía pensar a veces, sus lágrimas eran provocada por un solo recuerdo que la atormentaría posiblemente por siempre, se odiaba a si misma por no haber muerto aquel día también.

Se seguía limpiando aquellas lagrimas frias, llenas de dolor, no quería seguir torturándose asi, pero tenia que hacerlo todo era su culpa al fin de cuentas y aunque no fuera asi ella se culparía de por vida el no haber podido proteger a su pequeñito bebe, cuando sintió la camisa sobre sus hombros, sus ojos se dirigieron hacia el hombre, esbozo una suave y delicada sonrisa, solo era un gesto de gratitud sus piernas se doblaron hacia misma quería olvidar, a veces se preguntaba si existiría una poción para borrar la memoria, posiblemente si, pero también había una posibilidad de que aquello fuera negativo.

Ahí estaba, con el vacio existencial, lagrimas que aunque quisiera no podía dejar de soltar, pero sobre todo se sentía pequeña, pequeña, como una niña a la que intentaban consolar, aquello en verdad era algo que no le gustaba, llorar frente a un extraño se le hacia increíblemente extraño, no era asi, la ultima vez que había llorado fue con su hermano y la razón había sido la misma, se ahogaría entre sus propios sentimientos, haría un mar de lagrimas por dentro

Se levanto al fin del suelo, para poder ver a los ojos al hombre que estaba frente a ella, según lo que podía sentir, el obviamente no era humano y es que Daia cuando se concentraba podía adivinar quien era humano y quien no, mas alla no la raza especifica de estos, conocía las actitudes de los humanos hacia los angeles podían ser de todo tipo desde amables hasta frívolas, como si en verdad fueran superiores a ellos, malditos humanos, pensaba seriamente.

-Llorar es difícil, llorar no me traerá nada de vuelta llorar no solucionara mis problemas- comenzó a decir en movimientos precisos de las manos, mirando mas hacia abajo que a los ojos ahora al chico, sabia muy bien que aunque se desahogara, aunque formara un mar con sus lagrimas, nada de eso podría hacer que su pequeñito volviera a estar arrullado en sus brazos.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Lun Nov 28, 2016 8:10 pm

Si bien los años le habían otorgado demasiada experiencia, aun no sabia como reaccionar ante las lagrimas de una mujer, en el pasado siempre fue frió y a veces hostil con las féminas que buscaban retenerlo con lagrimas, con aquellas que se auto-compadecían en su propio dolor pero había excepciones como la de ese momento, ella no lloraba en auto-compasión, a los ojos del caído aquel llanto estaba tan cargado de sentimientos y confusión al no poder evitar mostrarse así o al menos eso fue lo que percibió en la joven y en esos casos no sabia como reaccionar, menos aun cuando se trataba de un ángel femenino pues aun siendo un caído no podía evitar sentirse conmovido por las féminas de los seres alados a los cuales perteneció alguna vez.

—No, las lagrimas jamas te devolverán lo perdido pero contenerlas tampoco lo hará y al contrario el proceso se volverá mas difícil— Velkan hizo caso al impulso que le decía que se acercara por lo que levanto una mano para retirar una lagrima en todo momento cuidadoso, en todo momento respetuoso ante el dolor de la joven. Si bien era un maldito con aquellos que lo merecían, en el fondo seguía conservando un poco de su esencia pasada.

—Permiteme llevarte a tu hogar, la noche es fría y no puedo permitir que una dama ande sola en estas condiciones— Su honor como caballero siempre presente a veces de la manera correcta, en otras ocasiones de la forma menos indicada, pero siempre educado.
avatar

Edad :
29
Dromes :
19775
Reputación :
1
Mensajes :
182

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Invitado el Miér Dic 14, 2016 9:36 pm

Daia no solia llorar frente a la gente, la verdad es que ella no solia llorar, sus lagrimas las derramo por completo el dia en que Dmitry murió, el que alguien le dijera que llorar le haría mejor no la hacia sentir bien, la verdad ese sentimiento solo la hacia sentir patética a la pobre angel, miro al chico como si fuera la única cosa importante que había alrededor para ver, clavo sus pupilas en las de el y se limpio las lágrimas que involuntariamente había soltado con anterioridad, el llorar no era algo que le gustase menos frente a alguien, la hacia sentir débil frágil, como si pudiera romperse con facilidad.

-Gracias-

Expreso con sus manos al oir aquello sobre llorar, aunque no fuera algo que quisiera oir en ese momento en verdad, llorar era una acción que no quería realizar, sonrió de forma leve como si en realidad lo que estaba pensando era algo gracioso pero en sus memorias solo navegaban memorias oscuras y tristes, la calidez que sintió de la mano del ajeno era algo que hace tiempo no experimentaba en realidad.

Escucho como las palabras del chico entraban de su oído, lo miro fijamente e hizo un movimiento de mano negándose –La verdad es que vivo muy lejos de aquí, no quisiera incomodar- expreso rápidamente con unos movimientos en sus manos, no quería ser una carga mas para el chico, el hecho de que la ‘escuchara’ ya era suficiente.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Dom Ene 01, 2017 8:34 am

Pudo notar con claridad la incomodidad de la joven y la entendía, llorar frente a un desconocido no resultaba ser lo ideal para muchos, aunque también había quienes tenían la facilidad de desahogarse con un extraño debido a que no se conocían, no había opiniones ni quien juzgara, ese no parecía ser el caso de la joven y ni siquiera él comprendía por qué quiso darle palabras de aliento, tal vez se había dejado llevar al verla llorar, tal vez influyeron sus alas blancas y una añoranza casi muerta en su interior de lo que alguna vez fue pero que no se arrepentía de haber dejado de ser.

Al ver su negativa, Velkan frunció ligeramente el ceño, una expresión más allá de la seria y distante que siempre solía mostrar y continuo mirándola, fijamente —Si me incomodara no lo ofrecería— Aclaro, directo y sin tacto con un leve atisbo de molestia en su voz aunque algo imperceptible, fácil podía pasar por un tono usual en su voz debido a la personalidad que daba a relucir.

—Te acompañare, me será molesto irme dejándote así— Y señalo los pies de la joven, si ella vivía lejos, caminar descalza podía ser un gran problema, así como también la hora en la cual se encontraban, demonios y demás criaturas deambulaban por el lugar y si bien ella se miraba frágil –algo que no descartaba pero tampoco daba por hecho- no se arriesgaría a irse quedándose con esa molestia, remordimiento nunca, solo molestia.

—Puedo llevarte cargando— Expreso y ya vería la forma en la cual haría eso en conjunto con su cello, aunque había otra opción, no estaba muy convencido de decirla aunque igual en el fondo lo anhelaba —O podemos ir volando, seguro ya has notado que no soy humano— No tenía caso para él ocultar su verdadera esencia ante un ser que inconscientemente había mostrado sus alas primero.

avatar

Edad :
29
Dromes :
19775
Reputación :
1
Mensajes :
182

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Invitado el Mar Ene 03, 2017 2:09 am

Daia se quedo callada, o mejor dicho dejo de trasmitir sus pensamientos con sus manos por unos minutos, pensando en aquello que acababa de oir, la chica no estaba acostumbrada a que alguien la acompañara a casa, no estaba acostumbrada a estar sola por la calle tampoco, simplemente se habia dejado de estar acostumbrada a muchas cosas , paso una de sus manos por su propia cabellera despeinando alguno de los cabellos, confundida, sin saber realmente que decir con sus señas por qué seamos sinceros, no tenia otra opcion que dejarlo acompañarla hasta su casa, la cual quedaba a unos 30 minutos caminando quizas mas, ni siquiera era una casa, era un departamento que estaba a las a fueras de la ciudad completamente abandonado, pocos vivian ahi.

Se mordisqueo el interior de la mejilla con nerviosismo, quizas incluso comenzaba a tiritar solo por los nervios y no por que aparte tuviera frio, no lo creia, no podia recordar que el haya visto sus alas, dios que estupida era como fue tan descuidada, asintio con la cabeza al fin, dejando que su estupida forma de ser ganase esa vez, estaba bien ya no podia hacer nada mas que dejarlo acompañarla hasta su reiterado y alejado departamento, que mas iba a hacer.

-Esta bien, volando esta bien- trasmitio luego de muchas minutos pensando , dejo salir sus alas, aleteo, eran hermosas y grandes.

Miro al chico, ya no estaba posada en el suelo, sus pies flotaban de forma suave, pero no estaba demasiado arriba aun, le sonrio al chico de forma suave esperando que el hiciera lo mismo para irse volando por esas calles, en silencio, no queria que la cargara en verdad, asi que volar era la mejor opcion.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Lun Ene 30, 2017 8:10 am

Velkan la estaba esperando aunque no perdió tiempo quedándose observándola, simplemente se dio la vuelta y comenzó a guardar con extremo cuidado aquel Cello en lo que ella se decidía o no a aceptar su oferta pues no aceparía un ¨no¨ por respuesta, eso había quedado claro con su forma de decir las cosas, por la manera que tenia de hablar.

Podía notar su nerviosismo aunque eso no le interesaba, simplemente esos ¨códigos¨ antiguos tan arraigados en él parecían jugarle en contra y no podía dejarla irse sola aun si eso la ponía nerviosa o le incomodaba —Volando será — Pronuncio cuando se dispuso a desplegar sus alas las cuales se abrieron majestuosas y de ese intenso azabache tan negro que incluso podían distinguirse contra el cielo nocturno.

Y al verla sonreír tan solo asintió en respuesta y se colgó sobre un hombro aquel Cello para así remontar el vuelo y seguirla, aun si no había palabras de por medio entre ellos, el alivio podía reflejarse en la expresión del caído al realizar aquel anhelo oculto en lo más profundo de su ser, hace mucho tiempo que no desplegaba sus alas para volar bajo una noche llena de estrellas por el simple placer de volar y no por pelear.



Pasa el cursor por la imagen(?)

Haz caso al diablo y te recompensará con el infierno.
Khaa´In
ya no existe el camino al perdón.



—Hablo— Narro ¨Pienso¨
avatar

Edad :
29
Dromes :
19775
Reputación :
1
Mensajes :
182

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Solo una melodia...||Priv. Daia T.Monji ||

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.